P. 1
Introducción a las bases del derecho penal - Santiago Mir Puig

Introducción a las bases del derecho penal - Santiago Mir Puig

4.92

|Views: 14.351|Likes:
Este libro se ha dividido en dos partes: el concepto del derecho penal y su refundamentación sobre la base de elementos del Estado social y democrático de derecho, y el método del derecho penal. Su lectura es igualmente fundamental para quien está interesado en la comprensión de este peculiar sector del ordenamiento jurídico.
Este libro se ha dividido en dos partes: el concepto del derecho penal y su refundamentación sobre la base de elementos del Estado social y democrático de derecho, y el método del derecho penal. Su lectura es igualmente fundamental para quien está interesado en la comprensión de este peculiar sector del ordenamiento jurídico.

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Mario Lohonel Abanto Quevedo on Jul 24, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/15/2015

pdf

text

original

El finalismo, que apareció antes que la dirección de Kiel, re-
presenta el puente que une el neokantismo con el presente. En
realidad, a la actualidad pertenece todavía la problemática plan-
teada, a nivel metodológico y de teoría del delito, por la obra de
WELZEL. Sin embargo, ya se dibujan ciertas tendencias que tientan
a aventurar la evolución que define a la metodología de nuestros
días. La falta de una suficiente perspectiva histórica imposibilita la
formulación de juicios firmes. Es la pura "impresión" subjetiva,
derivada de la directa observación personal del momento cultural
que atraviesa la dogmática penal alemana, lo único en que puedo
basar las afirmaciones que siguen.

256

EL MÉTODO DE LA CIENCIA DEL DERECHO PENAL

1. La continuación del pensamiento sistemático
como conexión con el pasado.

Puesto que ninguna fase histórica rompe del todo con la ante-
rior, es lógico que las corrientes del pasado más reciente sigan
manifestándose en la metodología alemana actual. Una continua-
ción del pensamiento sistemático ha sido facilitada por la lucha de
causalistas y finalistas, la cual constituye la nota más llamativa de
la última postguerra. Como resultado de la polémica puede con-
siderarse la aparición de buen número de manuales y tratados a
partir de los últimos años sesenta. Su mayor parte suponen un
compromiso, con distintos acentos, entre el causalismo y el fina-
lismo. Desde la obra de STRATENWERTH^*^ prácticamente finalista,
hasta el original tratado de SCHMIDHÁUSER, más causalista que fina-
lista pese a su intento de servir de punto de encuentro de ambas
direcciones^^ pasando por las obras que acogen la sistemática fi-
nalista, sin ser "finalistas", sea por partir de un concepto social de
acción -como el modélico tratado de JESCHECK^** y el manual de
WESSELS^*'-, sea por rechazar la posibilidad de un concepto unita-
rio de acción -como, últimamente, BOCKELMANN y Orro^*"-, aparte
del "heterodoxo" sistema dialéctico de Helmuth MAYER, de inspira-
ción metodológica hegeliana, que representa también una vía me-
dia entre finalismo y causalismo^'. Entre los tratados actuales sólo
el de BAUMANN sigue anclado en el clásico concepto causal de de-

286 Ver G. STRATENWERTH, Strafrecht, Allgemeiner Teü, I, Koln-Berlín, 1970, ps. 58

y ss., y 86.

287 Ygj. £ SCHMIDHÁUSER, Strafrecht, Allgemeiner Teil, Lehrbuch, cit., 1° ed., 1970,

2" ed., 1975, ps. 11 y s. Aunque define el injusto como "comportamiento volun-
tario" {Willeitsverhalten), frente a "causación de resultado", no identifica esa vo-
luntariedad con el dolo, que reduce al "conocimiento" bajo la denominación de
"Vorsiitzlichkeit" e incluye en la culpabilidad. Al no admitir la división de delitos
dolosos y culposos hasta la culpabilidad -y no ya en el injusto-, defiende en reali-
dad un esquema esencialmente causalista. Ver ps. 113 y ss., 146 y s., 168 y 302 y
ss. Un juicio coincidente emite C. ROXIN, Ein "nenes Bild" des Strafrechtssystems, en
"Zeitschrift f. d. gesamte Strafrechtswissenschaft", t. 83, 1971, ps. 379 y siguiente.

288 Ver H. H. JESCHECK, Lehrbuch, cit., ps. 168 y ss., 179 y s., 181 y siguiente.

289 Ver WESSELS, Strafrecht, A. T., Karlsruhe, 5= ed., 1975.

290 Ver P. BCXZKELMANN, Strafrecht, Allgemeiner Teil, cit., ps. 42 y ss.; H. OTTO,
Grundkiirs Strafrecht, Berlín ..., 1976, ps. 58 y siguientes.
2^' Ver Helmuth MAYER, Strafrecht, Allgemeiner Teil, Stuttgart, 1967.

EL MÉTODO JURÍDICO-PENAL EN LA ACTUALIDAD

257

lito^'^. Erraría, pues, quien creyese que el finalismo ha perdido la
batalla frente al causalismo. Cierto que las premisas metodológicas
de WFLZEL se rechazan por buena parte de las obras citadas. Pero
el finalismo ha conseguido que su consecuencia dogmática más im-
portante -la pertenencia del dolo al tipo de injusto y la consiguiente
adición en éste del "desvalor de la acción" junto al "desvalor del
resultado"- pueda considerarse dominante en los tratados y ma-
nuales alemanes más recientes ^^^.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->