Está en la página 1de 5
LA UNIDAD IDENTIFICA A LA RELIGION VERDADERA “En unidad los pondré, como rebaiio en el aprisco.” (Mia. 2:12) L SALMISTA exclam6: “;Cudntas son tus obras, oh Jehoval Con sabiduria las has hecho todas. La tierra esta llena de tus produc- Giones? (Sal. 104:24). En efecto, la sabiduria di- vina se percibe con claridad en las relaciones existentes entre los millones de seres vivos, como las plantas, las bacterias, los insectos y otros animales, que conforman la complejisi- ‘ma red de la vida. Se observa igualmente en el cuerpo humano, donde miles de sistemas —desde los diminutos mecanismos molecula- res de las células hasta los Organos vitales— tra- bajan en armonia para que podamos disfrutar deuna vida sanay plena. 2 Jehova también cre6 a los seres humanos —con su gran variedad de rasgos fisicos, perso- nalidades y aptitudles— para que dependieran unos de otros. Ademds, los hizo a su imagen, dotandolos de cualidades que les permitieran cooperar entre si (Gén. 1:27; 2:18). Desafortu- nadamente, la humanidad en general esté ale- jada de Dios y nunca ha logrado vivir en uni- dad (1 Juan 5:19). Por eso, en el siglo primero debi6 de haber parecido todo un milagro que en la congregacién cristiana reinara la armo- nja a pesar de estar compuesta por personas tan diversas como distinguidas damas griegas, judios instruidos, esclavos y ex adoradores de idolos (Hech. 13:1; 17:4; 1 Tes, 1:9; 1 Tim. 6:1) * La religidn verdadera hace posible que tra- 1. (Qué pruebas de la sabiduria de Dios se observan en la creacion? 2. Tal como se observa en la Iimina de la pag ‘ha 13, ;por que debi de haberle parecido milageo- sala gente la unidad de los cristanos? 3. a) A quése compara en la Biblia la unidad de los Cristianos? b) ¢Qué cuestiones analizaremos en este articulo? 12 LAATALAYA + 15 DE SEPTIEMBRE DE 2010 bajemos con la misma armonia que las diver- sas partes del cuerpo (Iéase 1 Corintios 12: 12, 13). En el presente articulo analizaremos las siguientes cuestiones: Como nos une la re- ligién verdadera? Por qué es Jehova el tinico que puede unir a millones de personas de to- das las naciones? ;Qué peligros amenazan nuestra unidad, y é6mo nos ayuda Jehova a evitarlos? Y por ultimo, a qué se debe que la cristiandad no disfrute de la unidad que tene- ‘mos los cristianos verdaderos? {C6mo nos une la religin verdadera? “Los cristianos verdaderos reconocemos que Jehova es el Creador de todas las cosas y, por ende, el legitimo Soberano del universo (Rev. 4:11). Por eso, a pesar de tener circuns- tancias y origenes muy diversos, todos obede- cemos las mismas leyes y principios divinos. Apropiadamente, nos dirigimos a Jehova lla- ‘mandolo “Padre” (Isa. 64:8; Mat. 6:9). Eso nos convierte en hermanos espirituales que dis- frutan del hermoso vinculo mencionado por el salmista: ";Miren! ;Qué bueno y qué agra- dable es que los hermanos moren juntos en unidad!” (Sal. 133:1), S Aunque los cristianos somos imperfectos, servimos a Dios unidos debido a que hemos aprendido a amarnos mutuamente. Jehov es quien nos ha ensenado, y nadie podria hacerlo mejor (Iéase 1 Juan 4:7, 8). En su Palabra nos aconseja: “Vistanse de los tiernos caritios de la compasién, la bondad, la humildad mental, la apacibilidad y la gran paciencia. Contintien 4. {Como nos une la religién verdadera? 5, {Qué cualidad promueve la unidad entze los cris- ‘Nanos verdaderos? soportandose unos a otros y perdonandose li beralmente unos a otros si alguno tiene causa de queja contra otro. Como Jehov4 los perdo- no liberalmente a ustedes, asi también hagan- Io ustedes. Pero, ademas de todas estas cosas, vistanse de amor, porque es un vinculo perfec to de union” (Col. 3:12-14). Como vemos, el amor —cualidad que distingue a los auténticos cristianos—es el vinculo que nos une. ;Y noes Gierto que hemos experimentado esa singular uunidad en muchas ocasiones? (Juan 13:35.) Los cristianos verdaderos también esta- mos unidos gracias a que reconocemos al Reino de Dios como la tinica esperanza de la humanidad, Sabemos que este gobierno reem- plazara dentro de poco a todos los sistemas po- liticos y bendecira a las personas obedientes con paz eterna (Isa. 11:4-9; Dan. 2:44). Por eso vivimos en armonia con estas palabras de Je- stis:" [Mis discipulos] no son parte del mundo, as{ como yo no soy parte del mundo” Juan 17:16). Nuestra neutralidad nos permite con- servar la unidad a pesar de los conflictos y guerras de este mundo. EI tinico medio por el que recibimos instrucci6n espiritual ? Los cristianos del siglo primero estaban uunidos porque todos recibjan instruecion de la misma fuente. Reconocian que Jests ensenia- ba y guiaba a la congregacién mediante un consejo directivo compuesto por los apéstoles y los ancianos de Jerusalén. Aquel cuerpo de hombres devotos basaba sus decisiones en la Palabra de Dios y las daba a conocer mediante superintendentes que visitaban las congrega- iones. Refiriéndose a algunos de estos, la Bi- blia menciona: “A medida que iban viajando por las ciudades entregaban a los de ali, para que los observaran, los decretos sobre los cua- Jes habjan tomado decision los apostoles y an- 6. {Cémo nos ayuda la esperanza del Reino a con- setvar la unidad? 7, 8. ;Cémo contribuye a mantener nuestra unk dad ia instruccion biblica que tecibimos? cianos que estaban en Jerusalén” (Hech. 15:6, 19-22; 1614). 8 Hoy dia también existe un consejo directi- vo, el Cuerpo Gobernante, que esta integrado por cristianos ungidos y promueve la unidad de la congregacion mundial. Con este fin edita en multitud de idiomas publicaciones que for- talecen la fe. Y como ese alimento espiritual se basa en la Palabra de Dios, puede decirse que la instruccién no proviene de hombres, sino de Jehova (Isa. 54:13), ° Los superintendentes cristianos también contribuyen a la unidad. De qué modo? En- cabezando la obra de evangelizar. El espiritu de hermandad que une a quienes servimos juntos a Dios es mucho mas fuerte que el de las personas del mundo que se retinen por moti- vos sociales. La congregacién no es un club adonde se va a pasar el rato, sino una organiza- cin fundada con el fin de honrar a Jehova y 9, {Como fortalece nuestra unidad la comision que ‘nos ha dado Dios? Los cristianos del siglo primero procedian de origenes muy diversos LAATALAYA #15 DESEPTIEMBRE DE 2010.13 evar a cabo una comision: predicar las bue- nas nuevas, hacer discipulos y fortalecer a los cristianos (Rom. 1:11, 12; 1 Tes. 5:11; Heb. 10: 24, 25). Por eso, el apéstol Pablo pudo de siguiente de sus hermanos: “Ustedes [.. estan firmes en un mismo espiritu, esforzindose Iadoalado con una misma alma porla fe de las, buenas nuevas” (Fili.1:27), Como hemos visto, los cristianos nos mantenemos unidos porque reconocemos a Jehova como Soberano, nos amamos mutua- ‘mente, ciframos nuestra esperanzaen el Reino y respetamos a quienes Dios ha puesto a cargo del rebafto. Ahora bien, nuestra unidad se ve amenazada por actitudes propias de la imper- feccién. Veamos de cuales se trata y cémo nos ayuda Jehové a superarlas (Rom. 12:2) Cémo superar el orgullo y la envidia "EI orgullo es divisivo, pues hace que la gente se crea superior y presuma con arrogan- cia de sus logros. Pero esa actitud jactanciosa atenta contra la unidad, pues puede despertar envidias. El discipulo Santiago lo expres6 con franqueza: “Todo ese gloriarse [o presumit] es inicuo” (Sant. 4:16). Tratar a las personas como si fueran inferiores es una falta de amor. Cabe notar que Jehova es un excelente ejem- plode humildad, pues sedignaatratarcon no- Sotros, que somos tan imperfectos. David le dijo a Dios: “Tu humildad es lo que me hace 10, @Por que razones disfruta de unidad el pueblo de Dios? 11. {Por que dividea la gente el orgullo, y como nos ayuda Jehova a vencerlo? {Qué responderia? © (De qué manera une a la gente Ta religion verdadera? '* {Cémo podemos evitar que las en- Vidias perturben nuestra unidad? ‘© (Por qué no divide a los cristianos \verdaderos el nacionalismo? 14 LAATALAYA © 15 DE SEPTIEMBRE DE 2010 grande” (2 Sam. 22:36). La Biblia nos ayuda a vencer el orgullo ensentandonos a ver las cosas desde la debida perspectiva, Por ejemplo, Pa- blo pregunt6 por inspiracion: “;Quién hace que tt difieras de otro? En realidad, zqué tie- nes tt que no hayas recibido? Entonces, si ver- daderamente lo recibiste, 2por qué te jactas como sino lo hubieras recibido?” (1 Cor. 4:7). » Otra actitud que socava la unidad es la envidia. Debido al pecado heredado, todos te- nemos una “tendencia hacia la envidia” (Sant. 4:5). Ni siquiera los cristianos mas maduros es- tan libres de sentir celos de la situacion, las po- sesiones, los nombramientos o las habilidades de los demas. Por ejemplo, un padre de familia podria envidiar a un ministro de tiempo com- pleto por la asignacién que desempefia, sin darse cuenta de que este podria envidiarlo a él porque tiene hijos. ;Cémo evitaremos que esta actitud perturbe nuestra unidad? °8 Algo que nos ayudara a no ser presa de la envidia es recordar que la Biblia compara a los miembros ungidos de la congregacisn con las partes del cuerpo (Iéase 1 Corintios 12:14-18). Pensemosen el ojo, que esti la vista de todos, yen el corazon, que no lo esta. A pesar de esta diferencia, ;no es cierto que valoramos ambos 6rganos? Pues asi mismo valora Jehova a todos sus siervos, aunque en cierto momento algu- nos estén mas “a la vista” que otros. Por eso, debemos aprender a ver a nuestros hermanos como él lo hace. Preocupémonos por ellos en vez de envidiarlos. Asi contribuiremos a que sea cada vez més clara la distinci6n entre noso- ‘ros ylos miembros de la cristiandad. La cristiandad esta profundamente dividida * La unidad de los verdaderos discipulos de Jestis contrasta con los conflictos que plagan a 12, 13. a) ;Por que es tan ffeil caer en la envidia? ) {Que beneficios se obtienen cuando vemos a ‘nuestros hermanos como lo hace Jehova? 14, 15. {Como se fragments el cristianismo apés- tata?