Está en la página 1de 4

VOCABULARIO DE GEOMORFOLOGÍA (2):

Penillanura: También denominada superficie de erosión. Es una extensión de terreno


prácticamente plana o ligeramente inclinada originada por procesos de erosión y
arrasamiento de una cordillera anterior. La superficie horizontal puede quedar
interrumpida por la presencia de relieves residuales compuestos de materiales duros
(cuarcitas) que han resistido la erosión. Son los montes-isla o monadnocks. Ejemplo de
esto lo encontramos en el resalte del zócalo de Zamora, Salamanca y Extremadura.

Relieve fallado (ejemplos): Es la forma que presenta la superficie terrestre en la que


predominan las fallas o fracturas del terreno, acompañada de un desplazamiento del
mismo. Existen dos tipos de fallas: normal (con desplazamiento de los bloques en
vertical) y de desgarre (desplazamiento horizontal). A este tipo de estilo tectónico se le
denomina germánico y predominan bloques levantados-horsts- y fosas tectónicas o
graben. Ejemplos de relieve fallado les encontramos en el Sistema Central, Macizo
Galaico-leones, Sierra Morena es decir en el zócalo paleozoico que se rejuvenece y
forma macizos antiguos. También se observa en el Sistema Ibérico y las cordilleras
alpinas donde el zócalo se fractura y aparece elevado sobre los materiales sedimentarios
plegados.

Relieve plegado (ejemplos): Forma de relieve que presenta los estratos sedimentarios
(alternando calizas, margas, arcillas…) plegados (en anticlinales y sinclinales)
originados por fuerzas tectónicas (normalmente orogénesis.) La sucesión de anticlinales
y sinclinales producen un estilo tectónico de plegamiento. Ejemplo de esto es el tipo de
relieve jurásico con su modelado típico tal como se presenta en la Cordillera Cantábrica
oriental, Sistema Ibérico, Prepirineos y Subbética.

Relieve cárstico (ejemplos): Forma de modelado del relieve que caracteriza a los
macizos y rocas donde predomina la caliza y por extensión a otras rocas que son
afectadas por la disolución con el agua como es el caso del yeso. Por lo tanto en
aquellos relieves donde predomina la roca caliza, el modelado queda definido por una
serie de hechos concadenados: circulación subterránea de agua como consecuencia de la
permeabilidad de la caliza, que se cuela a través de la existencia de diaclasas, y
disolución de la roca por la acción del agua. Los ejemplos más evidentes de modelado
cárstico son en superficie: uvalas, poljés, torcas o dolinas, gargantas u hoces y en
interior: galerías o cuevas, simas, estalactitas y estalagmitas (incluir explicación de
cada una) encontrándose en la España Caliza como es el caso de la Cordillera
Cantábrica Oriental, el Sistema Ibérico ( Ciudad Encantada de Cuenca), Prepirineos,
Montes Vascos y Subbéticas.

Relieve monoclinal (ejemplos): También denominado relieve en cuesta. Se considera


así cuando los estratos presentan una inclinación o buzamiento entre 2 y 30 grados
respecto a la horizontal del suelo. Se originan cuando alternan materiales duros (calizas)
y blandos (arcillas, margas, yesos) situándose los primeros en los estratos superiores
(cornisa). Las cuencas sedimentarias terciarias de ambas submesetas castellanas y las
depresiones exteriores del Ebro y Guadalquivir son buenos ejemplos en las que se
percibe la sucesión de dorsos de cuesta, cerros, antecerros y campiñas modelados
por la erosión fluvial (incluir explicación de cada una).
Relieve aclinal (ejemplos): También denominado relieve horizontal o tabular. Se
originan en cuencas sedimentarias terciarias de origen marino con alternancia de
materiales duros (calizas) con materiales blandos (arcillas, margas, yesos..) como
pueden ser ambas submesetas castellanas y las depresiones exteriores a la Meseta. La
erosión fluvial conforma un relieve de páramos, cerros, antecerros y campiñas
(incluir explicación de cada una).

Terrazas fluviales: Son franjas superpuestas de acumulación aluvial (materiales


erosionados, transportados y depositados por un río-gravas, cantos, arenas, limos-)
originada por la actividad de un río y localizadas paralelas a sus márgenes y en el
interior de un valle. Corresponden a antiguos lechos del río abandonados y puestos en
resalte por el ahondamiento de éste. Su origen se debe a la alternancia de periodos
climáticos fríos y cálidos. Durante los periodos fríos el caudal del río es escaso
acumulándose el agua en forma de hielo en las montañas y por ello su fuerza erosiva
disminuye y almacena aluviones en sus márgenes. Durante los periodos cálidos, el
deshielo y el aumento de las lluvias, hace que el caudal y la potencia erosiva del río
aumente con lo cual se encaja dejando por encima esas franjas superpuestas de
aluviones de sus anteriores lechos que forman las terrazas fluviales.

Granito: Roca constituida por feldespato, mica y cuarzo y su origen es debido a la


solidificación lenta del magma surgido del interior de la corteza terrestre y que asciende
a la superficie terrestre. En el caso de la Península Ibérica forma junto a otras rocas
(pizarras, cuarcitas) el área silicea que corresponde al zócalo paleozoico. Este ante
cualquier orogenia no se pliega sino que se fractura o sufre abombamientos (macizos
antiguos). Claro ejemplo de esto se observa en la unidad morfoestructural de la Meseta
La acción erosiva combinada de agua y hielo produce un modelado granítico (galayos,
canchales, berrocales, domos, tor, piedras caballeras, relieve de bolas).

Relieve granítico (ejemplos): El granito debido a la erosión que aprovecha las


diaclasas de la roca, se altera y forma diferentes formas de relieve:

 En las zonas de alta montaña la acción del hielo modela los galayos (crestas
muy escarpadas y dentadas) y los canchales.
 En las zonas con menor altitud y por la acción combinada de agua y hielo sobre
las diaclasas de la roca pueden formar si éstas son paralelas al suelo los domos
(rocas suavemente onduladas en forma de cúpula). Si las diaclasas son
perpendiculares al suelo y/o paralelas forman lo que se llama berrocales (rocas
graníticas amontonadas) en la que a su vez se distinguen tores ( torres de bolas
apiladas), piedras caballeras (bolas situadas en caprichoso equilibrio) y en
otros casos no tienen orden alguno (caos granítico)

En la Península Ibérica esta forma de relieve se observa en el Sistema Central, Montes


de Toledo y Sierra Morena

Canchales: Acumulación de bloques y fragmentos de rocas graníticas al pie de una


ladera de una montaña debido a la erosión, fractura, transporte y acumulación de ésta.

Plataforma continental: Es la superficie que es continuación y rodea a los continentes


y que está sumergida por las aguas marinas. Se presenta a una profundidad media de
200 mts con escasa pendiente. Su límite externo y su final se caracteriza por una abrupta
pendiente que se llama talud continental el cual enlaza con los fondos prfoundos de los
oceános.

Caliza: Roca sedimentaria formada en superficie a partir de fragmentos de rocas calizas


erosionadas previamente, organismos preexistentes o del carbonato cálcico que surge
del agua. Debido a que está constituida por este carbonato cálcico , al formarse grietas
o diaclasas y penetrar el agua en la roca, la caliza se disuelve fácilmente. Esta erosión
forma el denominado relieve cárstico.

Cárcavas (Badlands): Surcos estrechos y profundos separados por aristas y que son
labrados por cursos de agua temporales (torrentes) sobre laderas de materiales arcilloso-
margosos. La red de cárcavas se denomina badlands que son una abundante red de
barrancos encajados y separados por aristas. Normalmente se acompañan con un clima
árido y con una degradación de la cobertera vegetal. Son típicas en las hoyas
intrabéticas y pirenaicas.

Cabo: Saliente profundo de la costa sobre el mar.

Golfo: Entrante profundo del mar en la costa enmarcado por puntas o cabos. Se
diferencia de bahía en que ésta es de menor tamaño.

Bahía: Entrante costero, de menor tamaño que un golfo y que puede servir de cobijo
para puertos marítimos.

Acantilados: Son costas que limitan con en el mar con fuerte y abrupta pendiente. La
erosión del oleaje puede labrar en los materiales blandos inferiores, cuevas. Si se llega a
perforar el acantilado se forman arcos marinos y cuando la parte superior de éste se
desploma y deja una columna rocosa se denomina farallón.

Playas: Se trata de una costa baja donde se acumulan sedimentos originados por la
actividad de las aguas marinas y fluviales. Los sedimentos pueden variar desde arenas a
guijarros y depende del roquedo imperante en la zona: se acumulan en el momento que
cualquier fenómeno frene el deslizamiento de las olas. Se distinguen tres partes: la
anteplaya acumulación de arena siempre sumergida; la playa baja afectada por la
pleamar y bajamar y la playa interna que es la parte superior donde pueden aparecer
campos de dunas.

Dunas: Acumulación de arena, típica de costas y de regiones áridas. Se originan con el


transporte y acumulación de arena por el viento que queda fijada por la vegetación. Una
duna tiene dos partes: la de barlovento (dirección del viento) con pendiente suave y
convexa y la de sotavento( protegida del viento) escarpada , cóncava y con planta de
media luna (Oyambre, Liencres..). Los campos de dunas (ergs) pueden ser vivos (si se
mueven) o muertos (inmóviles).

Rasas: Superficies de erosión de etapas geológicas en el que el nivel del mar estaba por
encima del actual (trangresiones marinas) y posteriormente ha bajado. En la actualidad
presentan un aspecto tabular y a veces escalonado formando sierras erosionadas en las
rasas más antiguas. La costa cántabra puede ser un buen ejemplo.
Rías: Penetraciones del mar en el tramo final o desembocadura de un valle fluvial. Se
producen por transgresiones marinas, hundimientos de bloques de la corteza terrestre o
por la existencia de fallas perpendiculares a la costa (como es el caso de Galicia). A
veces la acción marina (pleamares y bajamares) se puede apreciar a decenas de
kilómetros en el interior ( rías gallegas, ría de Suances, Mogro, Treto..).

Estuario: Desembocadura de un río que se caracteriza por tener la forma de un embudo


cuyas orillas se abren al mar y donde se mezcla la acción de las aguas marinas y de las
dulces fluviales. Las pleamares retienen las aguas fluviales mientras que en la bajamar
las aguas fluviales desembocan a gran velocidad en el mar. Normalmente da paso a la
aparición de marismas.

Marismas: Terreno por debajo del nivel del mar que se inunda con las aguas de las
bajamares y pleamares y de la acción de los ríos. Son zonas de relleno sedimentario
(fango) de origen marino y fluvial (marismas de Santoña).

Albuferas: Laguna litoral de agua salada separada por el mar por un cordón litoral
extenso que presenta una o más bocas por la que enlaza con el mar. Normalmente se
suele colmatar con sedimentos fluviales y se transforma en marisma (Albufera de
Valencia).

Tómbolos: Barras de arena que unen la costa con islotes rocosos. A veces pueden ser
dobles y dejar una laguna salada entre ambos.

Deltas: Acumulación de aluviones transportados y depositados en la desembocadura de


un río como consecuencia de la pérdida de potencia, pendiente y potencia de éste.
Presentan una forma triangular y los sedimentos se ven afectados por la acción erosiva
de las aguas marinas por lo que perduran cuando la sedimentación fluvial supera a la
erosión marina. Es decir se forman en costas sin mareas o con mareas débiles (Delta del
Ebro).

Flechas litorales: Acumulación alargada de arena que prolonga una costa rectilínea y
arenosa hacia el interior de una bahía. Su extremo se suele curvar hacia el interior de la
misma. Su formación es debido al transporte de arena de la costa al interior de la bahía
o en la desembocadura de los ríos acumulándose sedimentos al chocar la acción
sedimentaria del mar y del río y acumular dichos sedimentos en el fondo hasta aparecer
en superficie (Somo). Si la flecha cierra la bahía en su totalidad se la denomina cordón
litoral (Mar Menor, Albufera de Valencia)

También podría gustarte