P. 1
Microsoft Word - Trabajando La Mitad

Microsoft Word - Trabajando La Mitad

1.0

|Views: 3.179|Likes:
Publicado porRamonGalan

More info:

Published by: RamonGalan on Oct 30, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/06/2013

pdf

text

original

Sections

Ramón Galán González.

INTRODUCCIÓN.

Uno de los males que aqueja a la enseñanza de las matemáticas dentro de

nuestras aulas es la desconexión entre los distintos aspectos del contenido. La división

de números naturales, los números decimales, las fracciones y los porcentajes, la

mayor parte de las veces se trabajan de forma separadas en el tiempo, en unidades

didácticas que poco tienen que ver las unas con las otras.

Del filósofo alemán Hegel aprendí que debo separar y distinguir la forma de

manifestación y lo que en ella se manifiesta. Lo que se manifiesta constituye la esencia;

la forma de manifestación, la apariencia. Y, finalmente, la esencia, aquello que se

manifiesta, puede adoptar múltiples y variadas formas de manifestación. Estas ideas

sacadas de la esfera del saber de la filosofía me aportaron luz y claridad a la hora de

determinar las estrategias de aprendizaje propuestas en mis investigaciones sobre

didáctica de las matemáticas. Llevemos estas ideas abstractas a un terreno más

concreto y, para ello, vamos a ilustrarlas con un ejemplo.

Observemos estas operaciones matemáticas:

514 : 2 = 257

0’5 x 514 = 257

84

de 514 = 257

El 50 % de 514 = 257

3 : 6 = X : 514 ; X = 257

Si estas cinco expresiones matemáticas diferentes entre sí son iguales a 257,

quiere decir que estas expresiones matemáticas tienen que tener algo en común o ser

distintas formas de manifestación de la misma cosa. Efectivamente, las cinco

expresiones matemáticas son manifestaciones diferentes de la mitad de 514.

Este ejemplo nos muestra que la mitad de un número tiene múltiples y variadas

formas de manifestación. Como podemos ver, puede manifestarse en forma de dividir

entre dos, en forma de multiplicación por 0’5, en forma de fracción que represente al

número racional ½, en forma de 50 % o en forma de proporción. Por lo tanto, lo

esencial, lo que se manifiesta es la relación numérica de la mitad y debemos

distinguirla de las distintas formas de manifestación matemática con que se nos

presenta.

Llegado a este punto de la exposición, bastaría determinar un procedimiento de

cálculo mental para hallar la mitad de 514 y aplicarlo a las distintas expresiones

matemáticas para conseguir que todas ellas se resuelvan del mismo modo. De esta

forma, nos evitaremos realizar cinco algoritmos diferentes para resolver operaciones

matemáticas que en apariencia son diferentes pero que en esencia es una y la misma.

En concreto, nos bastaría calcular la mitad de 514 de la siguiente forma:

514

500 + 14

250 +

7

257

En términos generales podemos concluir que lo esencial son las relaciones

numéricas (mitad, la cuarta parte, la quinta parte, la décima parte, etc.) y que, por ello,

deben ser objeto de estudio, de un lado, su cálculo mental y, de otro lado, sus distintas

formas de manifestación: en forma de división, de multiplicación por un número

decimal, en forma de fracción, bajo la forma de porcentaje o proporción. Debemos

entender, pues, que lo que proporciona conexión y unidad a la división de números

naturales, a los números decimales, a las fracciones y a los porcentajes son las

relaciones numéricas.

En el presente trabajo, nos limitaremos a exponer distintas estrategias de

aprendizaje que posibilitará al alumno calcular mentalmente la mitad de un número

natural. En trabajos posteriores se abordará la aplicación del cálculo mental de la mitad

en relación a la división de números naturales, a los números decimales, a las

fracciones y a los porcentajes y todo ello bajo la forma de la resolución de problemas.

En este documento se adjunta el cuaderno de actividades escritas. Dicho

cuaderno, aunque está referido al Tercer Ciclo de Primaria puede aplicarse, de igual

modo, al Segundo Ciclo dado que las actividades están secuenciadas según las fases

de aprendizaje y el nivel de dificultad. Dependiendo de las fases que se recorran en el

Segundo Ciclo, se aplicarán las correspondientes actividades escritas de dicho

cuaderno del alumno.

ESTRATEGIAS DE CÁLCULO.

A lo largo de los distintos cursos académicos que hemos trabajado con los

alumnos la relación de la miad, siempre se ha puesto de manifiesto que éstos emplean

de manera intuitiva tres estrategias de aprendizaje. Por ello y en nuestro caso, nos

limitamos a sistematizar y secuenciar los razonamientos lógicos del cálculo de la mitad

que hemos observado en los alumnos.

a) La estrategia de la descomposición del número.

La primera estrategia de cálculo, la más empleada, la denominaremos la

estrategia de la descomposición. Consiste en descomponer el número en dos partes, o

tres, de las que el alumno ya sabe de antemano cual es su mitad. La secuencia es, por

tanto:

Lo ilustramos con un ejemplo:

El alumno quiere hallar la mitad de 350. Sin embargo, sabe que la mitad de 300

es 150 y, de igual modo, que la mitad de 50 es 25. Entonces procede del siguiente

modo:

- Descompone 350 en 300 + 50.

- Calcula la mitad de 300 y la mitad de 50.

- Compone ambas mitades: 150 + 25 = 175.

Esta estrategia de cálculo la expresa inicialmente en forma de diagrama:

+

+

=

Posteriormente, lo expresará mediante el siguiente lenguaje matemático:

350 : 2 = (300 + 50) : 2 = 300 : 2 + 50 : 2 = 150 + 25 = 175

Descomponer

Calcular la mitad

(descomponer)

Componer

350

300

50

150

25

175

b) La estrategia del “como”… “entonces”.

En determinados casos los alumnos no descomponen sino que calculan

directamente el resultado final mediante un razonamiento lógico deductivo:

Como A, entonces B

Lo aplican de la siguiente manera:

Como la mitad de 16 es 8, entonces la mitad de 160 es 80.

Como la mitad de 16 es 8, entonces la mitad de 1.600 es 800

c) La estrategia del complementario.

La aplican en aquellos casos en los que el número del que quieren calcular la

mitad está a un número exacto de decenas, centenas o unidades de millar. En estas

ocasiones expresan el número en forma de resta, el número exacto de decenas o

centenas menos el complementario. Lo ilustramos con un ejemplo, la mitad del número

392:

Como al número 392 le faltan 8 unidades para completar el 400, entonces lo

expresan de la siguiente forma: 400 – 8. Calculan la mitad de 400 y de 8 y, finalmente

restan los resultados: 200 – 4 = 196

Esta estrategia de cálculo la expresa inicialmente en forma de diagrama:

=

Posteriormente, lo expresará mediante el siguiente lenguaje matemático:

392 : 2 = (400 – 8) : 2 = 400 : 2 – 8 : 2 = 200 – 4 = 196

392

400

8

200

4

196

FASES DE LA ESTRATEGIA DE APRENDIZAJE.

1º. Hallar la mitad de los números pares hasta el 10.

Esta primera fase de la estrategia de aprendizaje del cálculo mental de la mitad

de un número natural puede realizarse desde los primeros niveles de la Enseñanza

Primaria como una forma particular de descomponer los números 2, 4, 6, 8 y 10. Sin

embargo, por nuestra parte hemos trabajado de una forma sistemática el concepto de

mitad a partir del comienzo del Segundo Ciclo.

Esta fase en estos niveles se realizará de forma práctica, utilizando materiales

manipulativos. Nosotros en nuestra exposición utilizaremos las regletas y el

franelograma.

Vemos un ejemplo:

Forma el número 8

Ahora vamos a separar o dividir la regleta número 8 en dos partes iguales. Las

dos partes tienen que tener la misma cantidad.

Saldrá uno de los alumnos y realizará la actividad con las piezas del

franelograma.

¿Están todos de acuerdo? Hemos dividido el número ocho en dos mitades, en 4

por un lado y en 4 por otro lado.

Se procederá de forma similar con el resto de los números pares hasta el 10.

Una vez que hemos realizado la actividad de forma manipulativa, los alumnos

memorizarán la mitad de estos números. El profesor preguntará al gran grupo,

debiendo responder todos los alumnos a la vez:

- La mitad de 2 es …

- La mitad de 4 es …

- La mitad de 6 es …

- La mitad de 8 es …

- La mitad de 10 es …

Posteriormente se cambiará el orden de las preguntas:

- La mitad de 6 es …

- La mitad de 2 es …

- La mitad de 10 es …

- La mitad de 4 es …

- La mitad de 8 es …

Si el grupo fuera del Primer Ciclo y mostrara dificultad a la hora de memorizar la

mitad de estos números, se pospondrá dicha memorización hasta niveles superiores.

En este caso únicamente se realizará la actividad de forma manipulativa.

Esta fase también puede complementarse con actividades prácticas consistentes

en hallar la mitad de objetos, longitudes, cantidades de objetos concretos etc. Por

ejemplo, podemos hallar la mitad de un folio, a mitad de una cuerda, la mitad de un

numero determinad de lápices, la mitad de una cantidad de dinero, etc.

2º. Hallar la mitad de los números 12 – 14 – 16 – 18 y 20.

Para esta fase de aprendizaje pueden emplearse dos estrategias diferentes.

Ambas estrategias se realizarán de forma práctica o manipulativa

Una. Empleando el procedimiento de formar el número y posteriormente dividirlo

a la mitad.

Otra. A partir de multiplicar por 2 un número natural hasta el 10.

Veamos un ejemplo de la primera estrategia:

- Forma el número 14

- Ahora vamos a separar o dividir el número 14 en dos partes iguales. Las dos

partes tienen que tener la misma cantidad.

La experiencia nos informa que los alumnos proceden de dos formas diferentes.

Una de ellas consiste en ir quitando unidades de la regleta diez y poniéndoselas a las

cuatro unidades hasta conseguir dos regletas de la misma altura, es decir, dos regletas

7. La otra consiste en dividir tanto la regleta 10 como la regleta 4 a la mitad y formar

dos regletas del número 7. Aún respetando la iniciativa de los alumnos, debemos hacer

más hincapié en el segundo procedimiento ya que tiene mayores implicaciones para

posteriores aprendizajes y desarrollo del calculo mental.

Tanto en un caso como en el otro, los alumnos se enfrentan a la dificultad de
descomponer la regleta 10, si para formar el número 14 han empleado una regleta

decena. En este caso, somos partidarios de dejar al alumno que trate de vencer esta

dificultad por sí solo y únicamente proporcionaremos ayuda o sugerencia si el alumno

no fuera capaz de vencer esta dificultad. De cualquier manera, esta dificultad se

plantea en la fase anterior, cuando el alumno calcula la mitad del número 10.

¿Están todos de acuerdo? Hemos dividido el número 14 en dos mitades, en 7

por un lado y en 7 por otro lado.

Se procederá de forma similar con el resto de los números pares hasta el 20.

Veamos ahora la segunda estrategia de aprendizaje, la basada en multiplicar por

2 un número natural hasta el 10. Con el fin de hacernos entender, indicaremos que una

de las formas de abordar la multiplicación es mediante la formación de rectángulos a

partir de las regletas, de manera que la base es el sumando que se repite y la altura el

número de veces que se repite. En este sentido, se trata de aprovechar el aprendizaje

de la multiplicación por 2 para tener un conocimiento sensible del concepto de

doble/mitad.

- Vamos a formar un rectángulo colocando dos veces el número 7.

- ¿Qué multiplicación hemos formado? 7 x 2 = 14

- ¿Cuál es la mitad de 14? 7

Se procederá de forma similar con el resto de los números pares hasta el 20.

Una vez que hemos realizado la actividad de forma manipulativa, los alumnos

memorizarán la mitad de estos números. El profesor preguntará al gran grupo,

debiendo responder todos los alumnos a la vez:

- La mitad de 12 es …

- La mitad de 14 es …

- La mitad de 16 es …

- La mitad de 18 es …

- La mitad de 20 es …

Posteriormente se cambiará el orden de las preguntas:

- La mitad de 16 es …

- La mitad de 12 es …

- La mitad de 20 es …

- La mitad de 14 es …

- La mitad de 18 es …

Veamos un ejemplo utilizando billetes y monedas de euros:

a) La mitad exacta de una cantidad de dinero expresada en monedas de un euro.

Actividad nº 1. La mitad de 14 euros en monedas de euros.

Actividad nº 2. La mitad de 16 euros expresados en monedas de 2 euros.

Actividad nº 3.

Actividad nº 4.

Actividad nº 5.

3º. Hallar la mitad de los números 20 – 40 – 60 – 80 y 100.

Es similar a la fase número 1. Por tal motivo, procederemos de la misma forma:

- Coloca 6 regletas decenas.

- ¿Qué número hemos formado? El 60.

- Vamos a dividir ahora el número 60 en dos partes iguales.

(El alumno únicamente tendrá que separar 3 regletas a un lado y las otras 3

regletas al otro lado. En este sentido, calcular a mitad de 60 es igual a calcular la mitad

de 6)

- ¿Cuánto vale la mitad de 60? 30.

Se procederá de forma similar con el resto de los números.

Veamos algunos ejemplos empleando el dinero:

Actividad nº 1. La mitad de 80 euros expresados en billetes de 10 euros.

Actividad nº 2. La mitad de un billete de 20 euros.

Actividad nº 3. La mitad de un billete de 100 euros.

De nuevo, una vez que hemos realizado la actividad de forma manipulativa, los

alumnos memorizarán la mitad de estos números. El profesor preguntará al gran grupo,

debiendo responder todos los alumnos a la vez:

- La mitad de 20 es …

- La mitad de 40 es …

- La mitad de 60 es …

- La mitad de 80 es …

- La mitad de 100 es …

Posteriormente se cambiará el orden de las preguntas:

- La mitad de 60 es …

- La mitad de 20 es …

- La mitad de 100 es …

- La mitad de 40 es …

- La mitad de 80 es …

En este punto del proceso de aprendizaje del cálculo mental de un número ya

podemos ir introduciendo ejercicios escritos referidos a calcular la mitad de los

números pares vistos hasta ahora. Para tal fin, se adjunta en un apartado del presente

trabajo un cuaderno de actividades escritas que el alumno debe realizar. Las

actividades de este cuaderno están secuenciadas en función y de acuerdo a las fases

de aprendizaje que estamos describiendo.

Hemos comprobado que los alumnos de 4º Nivel resuelven fácilmente ejercicios

como el siguiente:

Completa las frases. Observa el ejemplo:

- Como la mitad de 4 es 2, entonces la mitad de 40 será 20.

- Como la mitad de 6 es 3, entonces __________________.

- Como la mitad de 8 es 4, entonces __________________.

- Como la mitad de 2 es 1, __________________________.
- Como la mitad de 10 es ____________________________.

Este ejercicio tiene una doble finalidad. De un lado, establecer una relación entre

el cálculo, por ejemplo, de la mitad de 6 con respecto a la mitad de 60. De otro lado,

ejercitar al alumno en la construcción de juicios deductivos basados en la lógica formal.

En este caso, el juicio en abstracto sería:

Como A, entonces B.

4º. Hallar la mitad de los números 30 – 40 – 50 – 70 y 90.

Recomendamos que esta fase se realice igualmente de forma manipulativa o

práctica. Es similar a la anterior pero ahora presenta la dificultad de tener el alumno

que dividir una de las regletas de decenas en dos mitades de cinco.

- Coloca 7 regletas decenas.

- ¿Qué número hemos formado? El 70.

- Vamos a dividir ahora el número 70 en dos partes iguales.

- ¿Cuánto vale la mitad de 70? 35.

Se procederá de forma similar con el resto de los números.

De nuevo, los alumnos memorizarán la mitad de estos números. El profesor

preguntará al gran grupo, debiendo responder todos los alumnos a la vez:

- La mitad de 30 es …

- La mitad de 50 es …

- La mitad de 70 es …

- La mitad de 90 es …

Posteriormente se cambiará el orden de las preguntas:

- La mitad de 70 es …

- La mitad de 50 es …

- La mitad de 90 es …

- La mitad de 30 es …

Veamos algunos ejemplos empleando el dinero:

Actividad nº 1. La mitad de 30 euros expresados en billetes de 5 euros.

Actividad nº 2. La mitad de 30 euros en un billete de 20 y otro de 10 euros.

Actividad nº 3. La mitad de un billete de 50 euros empleando el menor número de

billetes posibles.

Actividad nº 4. La mitad de un billete de 50 euros empleando billetes de 10 y 5 €.

5º. Hallar la mitad de los números 120 – 140 – 160 – 180 y 200.

Es similar a la fase número 2: hallar la mitad de los números 12 – 14 – 16 – 18 y

20. Hay que tener en cuenta que en ambas fases, en la 2º y en la 5º, el alumno tendrá

que separar a la mitad el mismo número de regletas con independencia del valor o del

tamaño de las regletas. Desde el punto de vista de la cantidad de regletas y como

actividad práctica, ambas fases son idénticas. Por tal motivo, procederemos de la

misma forma.

- Coloca 14 regletas de decena.

- ¿Qué número hemos formado? El 140.

- Ahora dividan el número 140 en dos partes iguales.

(Hemos observado que ahora el alumno separa directamente las 14 decenas en

7 y 7. Es decir, no procede dividiendo el número 100 en dos mitades de 50 y el número

40 en dos mitades de 20, para agrupar finalmente 50 y 20. Simplemente como ya

tienen conquistado o memorizado que la mitad de 14 es 7 halla directamente la mitad

de 140.)

- ¿Cuánto te ha dado a mitad de 140? 70

Se procederá de forma similar con el resto de los números.

De nuevo, los alumnos memorizarán la mitad de estos números. El profesor

preguntará al gran grupo, debiendo responder todos los alumnos a la vez:

- La mitad de 120 es …

- La mitad de 140 es …

- La mitad de 160 es …

- La mitad de 180 es …

- La mitad de 200 es …

Posteriormente se cambiará el orden de las preguntas:

- La mitad de 160 es …

- La mitad de 120 es …

- La mitad de 200 es …

- La mitad de 180 es …

- La mitad de 140 es …

Finalmente, los alumnos realizarán los ejercicios escritos del cuaderno de

actividades. De nuevo, aplicarán el siguiente razonamiento lógico formal:

- Como la mitad de 14 es 7, entonces la mitad de 140 será 70

Veamos un ejemplo empleando los billetes y las monedas:

Actividad nº 1. La mitad de 160

6º. Hallar la mitad de un número par menor que 100 siendo las cifras de las
decenas números pares. (26 – 42 – 68 – 84 – etc.)

Esta será la última fase que se realizará de forma práctica. En primer lugar,

porque las actividades anteriores se muestran suficientes como para presentar al

alumno el concepto de mitad de forma intuitiva o perceptiva. En segundo lugar porque

llegado a este punto, el pensamiento opera de forma más rápida que las manos. Ahora

las manos suponen un freno al pensamiento. Cuando un alumno realiza una actividad

práctica de este tipo, las manos ejecutan la acción pero éstas son dirigidas o guiadas

por el pensamiento. Después de varias actividades prácticas, el alumno tiene ya la

capacidad de representarse interiormente la acción que va a realizar. Ahora el

pensamiento se libera y se anticipa a la acción real y, por consiguiente, no necesita de

ella.

Se les propone a los alumnos diversas actividades como la siguiente:

- Forma con regletas el número 68

- Dividan ahora el número 68 en dos partes iguales:

Posteriormente, los alumnos resolverán las actividades escritas de su cuaderno.

Evidentemente, estas actividades las resolverán empleando la misma estrategia que

han empleado a la hora de hallar la mitad de estos números de forma práctica. Es

decir:

1º. Descomponen el número en una suma, en este caso, en sus decenas y

unidades.

2º. Calculan la mitad tanto de las decenas como de las unidades.

3º. Agrupan las mitades obtenidas.

En primer lugar, realizarán las actividades mediante frases que expresen la

acción que realizan. Posteriormente, realizarán las actividades mediante un esquema

gráfico o diagrama. Lo vemos con el número 68.

- Descomponemos el número 68 en 60 + 8.

- La mitad de 60 es 30

- La mitad de 8 es 4.

- Por lo tanto, la mitad de 68 será: 30 + 4 = 34

En forma de diagrama sería:

68

60 + 8

30 + 4 = 34

7º. Hallar la mitad de un número par menor que 100 siendo las cifras de las
decenas números impares. (36 – 52 – 78 – 94 – etc.)

Se procede del mismo modo que en la fase anterior pero ahora sin realizar el

ejercicio de forma práctica . Por ello, se empleará la siguiente estrategia del cálculo:

1º. Descomponer el número en una suma, en este caso, en sus decenas y

unidades.

2º. Calcular la mitad tanto de las decenas como de las unidades.

3º. Agrupar las mitades obtenidas.

En este caso aparecen dos pequeños gradientes de dificultad:

- La dificultad de hallar la mitad de un número que tienen una cifra impar como

decenas. Es decir, presenta mayor dificultad calcular la mitad de 70 que

calcular la mitad de 60 u 80. Sin embargo, el alumno ya ha conquistado la

capacidad de calcula mentalmente la mitad de los números. (30 – 50 – 70 y

90)

- La mayor dificultad que presenta la suma a la hora de agrupar las dos

mitades obtenidas. Es decir, presenta mayor dificultad, por ejemplo, sumar 35

+ 4 que sumar 30 + 4.

Vemos un ejemplo, expresado en lenguaje escrito y expresado en forma de

esquema:

Calcula la mitad de 78.

- Descomponemos el número 68 en 60 + 8.

- La mitad de 60 es 30

- La mitad de 8 es 4.

- Por lo tanto, la mitad de 68 será: 30 + 4 = 34

En forma de diagrama sería:

78

70 + 8

35 + 4 = 39

Hemos observado que en la medida que los alumnos se adentran en el cálculo

mental, empiezan a desarrollar estrategias de cálculo muy diversas. Por ejemplo, en el

caso que acabamos de exponer, la mitad de 78, hay alumnos que razonan de la

siguiente forma:

Primero, expresan el número 78 en forma de resta: 80 – 2

A continuación, calculan la mitad de estos números: 40 y 1.

Finalmente restan: 40 – 1 = 39.

Lo vemos en forma de diagrama:

78

80 – 2

40 – 1 = 39

Veamos otro caso. Cuando propusimos que calcularan la mitad de 72, ciertos

alumnos en lugar de descomponer el número 72 en la suma de 70 + 2, lo

descompusieron en 60 + 12 dado que ya tenían adquirido el aprendizaje de la mitad de

60 y de 12

Lo vemos en forma de diagrama:

72

60 + 12

30 + 6 = 36

8º. Hallar la mitad de los números 200 – 400 – 600 – 800 – 1.000 – 1.200 –
1.400 – 1.600 – 1.800 y 2.000.

De nuevo aquí los alumnos emplean la lógica formal y calculan la mitad de estos

números razonando de la siguiente forma:

- Como la mitad de 8 es 4, entonces la mitad 80 será 40 y la mitad de 800 será

400.

- Como la mitad de 18 es 9, entonces la mitad 180 será 90 y la mitad de 1.800

será 900.

Hay alumnos que en lugar de emplear esta lógica, calculan la mitad de estos

números mediante el procedimiento de la descomposición. Lo vemos con la mitad del

número 1.800

- Descomponen el número 1.800 en la suma: 1.000 + 800

- Calculan la mitad de estos números: 500 y 400.

- Agrupan estas dos mitades: 500 + 400 = 900.

El procedimiento es más largo pero también más enriquecedor. De cualquier

manera, nuestro criterio es respetar, e incluso, fomentar los procedimientos personales

de cálculo.

9º. Hallar la mitad de los números 300 – 500 – 700 y 900.

De nuevo aquí los alumnos emplean la lógica formal y calculan la mitad de estos

números razonando de la siguiente forma:

- Como la mitad de 30 es 15, entonces la mitad 300 será 150.

- Como la mitad de 50 es 25, entonces la mitad 500 será 250.

- Como la mitad de 70 es 35, entonces la mitad 700 será 350.

- Como la mitad de 90 es 45, entonces la mitad 900 será 450.

Hay algunos alumnos que después de realizar estas actividades, se anticipan al

cálculo de la mitad de los números impares y, aplicando el mismo razonamiento lógico,

deducen que la mitad de 3 es 1’5, que la mitad de 5 es 2’5, que la mitad de 7 es 3’5 y

que la mitad de 9 es 4’5.

Finalmente, hemos observados que algunos alumnos reproducen el

procedimiento realizado de forma práctica con los boques multibase cuando en las

primeras fase aprendió a calcular la mitad de 30 – 50 – 70 ó 90. Es decir, mediante el

procedimiento de la descomposición:

Lo vemos con la mitad del número 700.

- Descomponen el número 700 en la suma: 600 + 100

- Calculan la mitad de estos números: 300 y 50.

- Agrupan estas dos mitades: 300 + 50 = 350.

10º. Hallar la mitad de un número de tres cifras terminado en cero.

En estos momentos los alumnos ya tienen todas las herramientas para calcular

la mitad de un número par mediante el procedimiento de la descomposición. El hecho

de memorizar la mitad de determinados números en las fases iniciales, posibilitará

ahora el cálculo de la mitad de cualquier número par y, posteriormente, de cualquier

número.

Sin embargo, aunque la estrategia para calcular la mitad de un número de tres

cifras terminado en cero sea la misma, independientemente del número de que se

trate, hemos creído conveniente contemplar dentro de esta fase cuatro gradientes de

dificultad. Por este motivo, secuenciaremos las actividades de esta fase en cuatro

apartados o momento de menor a mayor dificultad.

Con el fin de abreviar nuestra exposición, nos limitaremos a señalar estos cuatro

gradientes de dificultad y exponer, mediante un ejemplo, el modo más frecuente que

tienen los alumnos de hallar la mitad de estos números.

Primer gradiente de dificultad: hallar la mitad de un número par de tres
cifras siendo par las cifras de las centenas y de las decenas.

Entran dentro de esta categoría el cálculo de la mitad de números como los

siguientes: 260 – 420 – 680 – 840 – 240 – 480 – 620 – 860 – etc.

Calcula la mitad del número 680

- Descomponemos el número 680 en 600 + 80.

- La mitad de 600 es 300. La mitad de 80 es 40.

- Por lo tanto, la mitad de 680 será 340

(Es importantísimo no permitir al alumno que calcule la mitad de estos números
hallando la mitad de las cifras, puesto que consideramos que uno de los errores que se

producen en el proceso enseñanza – aprendizaje de las matemáticas es que los

alumnos operan con cifras y no con cantidades. Es decir, no permitiremos que los

alumnos calculen la mitad de 6 y la mitad de 8 en lugar de la mitad de 600 y 80)

- Calcula la mitad de 420:

420

400 + 20

200 + 10 = 210

Segundo gradiente de dificultad: hallar la mitad de números pares de tres
cifras siendo par las cifras de las centenas e impar las cifras de las decenas.

Entran dentro de esta categoría, el cálculo de la mitad de números como los

siguientes: 230 – 450 – 670 – 890 – 270 – 410 – 690 – 830 – etc.

Calcula la mitad del número 830

- Descomponemos el número 830 en 800 + 30.

- La mitad de 800 es 400. La mitad de 30 es 15.

- Por lo tanto, la mitad de 830 será 415

Otro ejemplo, empleando ahora el diagrama:

- Calcula la mitad de 610:

610

600 + 10

300 + 5 = 305

Tercer gradiente de dificultad: hallar la mitad de números pares de tres
cifras siendo impar las cifras de las centenas y par las cifras de las decenas.

Entran dentro de esta categoría, el cálculo de la mitad de números como los

siguientes: 140 – 320 – 560 – 980 – 740 – 380 – 960 – 520 – etc.

Calcula la mitad del número 980

- Descomponemos el número 980 en 900 + 80.

- La mitad de 900 es 450. La mitad de 80 es 40.

- Por lo tanto, la mitad de 980 será 490

(Hay alumnos que también resuelven este ejercicio expresando e número 980 en

forma de la resta 1.000 – 20. Calculan la mitad de mil (500) y la mitad de 20 (10).

Finalmente restan 500 – 10 = 490)

Otro ejemplo, empleando ahora el diagrama:

- Calcula la mitad de 560:

560

500 + 60

250 + 30 = 280

Cuarto gradiente de dificultad: hallar la mitad de números pares de tres
cifras siendo impar las cifras de las centenas e impar las cifras de las decenas.

Entran dentro de esta categoría, el cálculo de la mitad de números como los

siguientes: 130 – 350 – 570 – 990 – 370 – 910 – 790 – 530 – etc.

Calcula la mitad del número 350

- Descomponemos el número 350 en 300 + 50.

- La mitad de 300 es 150. La mitad de 50 es 25.

- Por lo tanto, la mitad de 350 será 175

Otro ejemplo, empleando ahora el diagrama:

- Calcula la mitad de 770:

770

700 + 70

350 + 35 = 385

11º. Hallar la mitad de cualquier número par hasta el 1.000.

Es similar a la fase anterior aunque en ésta los alumnos ponen en práctica y nos

sorprenden con diversas y diferentes estrategias de cálculo. En nuestra exposición

únicamente mostraremos las más usuales que hemos observado.

Igualmente, consideramos conveniente presentar a los alumnos las distintas

actividades de forma graduada en función de los distintos niveles de dificultad.

Primer gradiente de dificultad: hallar la mitad de un número par de tres
cifras siendo par las cifras de las centenas y de las decenas.

Entran dentro de esta categoría el cálculo de la mitad de números como los

siguientes: 264 – 428 – 686 – 842 – 248 – 486 – 624 – 862 – etc.

De forma mayoritaria, los alumnos calculan la mitad de estos números

descomponiendo el número solamente en dos partes ya que a estas alturas los

alumnos muestran una capacidad de cálculo que así se lo permite.

Calcula la mitad del número 684

- Descomponemos el número 6840 en 600 + 84.

- La mitad de 600 es 300. La mitad de 84 es 42.

- Por lo tanto, la mitad de 684 será 342

En forma de diagrama:

- Calcula la mitad de 428:

428

400 + 28

200 + 14 = 214

Segundo gradiente de dificultad: hallar la mitad de números pares de tres
cifras siendo par las cifras de las centenas e impar las cifras de las decenas.

Entran dentro de esta categoría, el cálculo de la mitad de números como los

siguientes: 232 – 456 – 678 – 894 – 278 – 414 – 696 – 832 – etc.

En este nivel de dificultad, la mayoría de los alumnos calculan la mitad

descomponiendo también los números en dos partes

Calcula la mitad del número 836

- Descomponemos el número 836 en 800 + 36.

- La mitad de 800 es 400. La mitad de 36 es 18.

- Por lo tanto, la mitad de 836 será 418

Otro ejemplo, empleando ahora el diagrama:

- Calcula la mitad de 618:

618

600 + 18

300 + 9 = 309

Tercer gradiente de dificultad: hallar la mitad de números pares de tres
cifras siendo impar las cifras de las centenas y par las cifras de las decenas.

Entran dentro de esta categoría, el cálculo de la mitad de números como los

siguientes: 142 – 324 – 566 – 984 – 748 – 382 – 964 – 526 – etc.

Con este nivel de dificultad, los alumnos siguen descomponiendo el número en

dos partes, de un lado las centenas y, de otro lado, el número formado por las decenas

y unidades.

Calcula la mitad del número 748

- Descomponemos el número 748 en 700 + 48.

- La mitad de 700 es 350. La mitad de 48 es 24.

- Por lo tanto, la mitad de 748 será 374.

Hemos observado que la mayoría de los alumnos suman, siguiendo con el

ejemplo anterior, 350 + 24, sumando 50 + 20. Lo cual demuestra que no operan con

cifras sino con cantidades.

Otro ejemplo, empleando ahora el diagrama:

- Calcula la mitad de 562:

562

500 + 62

250 + 31 = 281

Cuarto gradiente de dificultad: hallar la mitad de números pares de tres
cifras siendo impar las cifras de las centenas e impar las cifras de las decenas.

Entran dentro de esta categoría, el cálculo de la mitad de números como los

siguientes: 132 – 358 – 574 – 996 – 378 – 916 – 794 – 532 – etc.

Ahora, en este tipo de actividades, con este gradiente de dificultad, muchos

alumnos descomponen el número en tres partes

Calcula la mitad del número 378

- Descomponemos el número 378 en 300 + 70 + 8.

- La mitad de 300 es 150. La mitad de 70 es 35. La mitad de 8 es 4

- Por lo tanto, la mitad de 350 será: 150 + 35 + 4 = 189

En este caso, en este ejemplo, muchos alumnos para efectuar la última suma,

proceden sumando en primer lugar las dos últimas mitades y, al resultado, le añaden la

primera mitad. De esta forma:

150 + (35 + 4) = 150 + 39 = 189

Como puede observarse, estos ejercicios ofrecen la posibilidad de trabajar la

propiedad asociativa de la suma.

Otro ejemplo, empleando ahora el diagrama:

- Calcula la mitad de 376:

376

300 + 70 + 6

150 + 35 + 3 = 188

Hay algunos alumnos que calculan la mitad de estos números, haciendo

abstracción de la cifra de las unidades, es decir, como si el número terminara en cero y

a la mitad obtenida, le añaden la mitad de las unidades.

Así, por ejemplo, en la actividades que acabamos de analizar, la mitad de 376,

calcula la mitad de 370 (150 + 35 = 185) y al resultado, 185, le añaden 3. En total, 188.

Veamos ahora otras formas de cálculo que han mostrado algunos alumnos:

La mitad de 798.

- Descomponen 798 en forma de resta: 800 – 2.

- Calculan la mitad de estos dos números: 400 y 1.

- Restan ambas mitades: 400 – 1 = 399

La mitad de 148.

Algunos la realizan descomponiendo el número en 100 + 48, calculando la mitad

de estas partes (50 y 24) y sumando 50 + 24 = 74.

Sin embargo otros alumnos hallan esta mitad procediendo de la siguiente forma:

148 = 140 + 8. La mitad de 140 es 70 porque la mitad de 14 es 7. La mitad de 8 es 4.

Por lo tanto, la mitad de 148 será 70 + 4 = 74

12º. Hallar la mitad de cualquier número par hasta el 2.000.

Aquí los alumnos muestran una disparidad de razonamientos de cálculo.

Por nuestra parte, nos limitaremos a exponer la secuencia de actividades que

figura en el cuaderno de actividades del alumno en función del gradiente de dificultad.

1º. La mitad de 1.000 – 1.200 – 1.400 – 1.800 y 2.000.

2º. La mitad de 1.100 – 1.300 – 1.500 – 1.700 y 1900.

3º. La mitad de 1.240 – 1.460 – 1680 – 1.820.

4º. La mitad de 1.230 – 1.410 – 1.670 – 1.850.

5º. La mitad de 1.140 – 1.360 – 1.580 – 1.720 – 1.940

6º. La mitad de 1.150 – 1.370 – 1.530 – 1.790 – 1.910.

7º. La mitad de 1.038 – 1.644 – 1.542 – 1.736.

A pesar de la disparidad de razonamientos de cálculo, los alumnos tienden a

calcular la mitad de estos números haciendo abstracción de las unidades de millar,

considerando el número de tres cifras y, al resultado obtenido, le suman 500 que es la

mitad de 1.000.

Veamos, como ejemplo, la mitad de 1.580.

Calculan la mitad de 580 que es 290 (250 + 40) y, a continuación le suman 500 y

obtienen como resultado 790 (290 + 500).

Otros alumnos incorporan como herramientas de cálculo la mitad de los números

1.100 – 1.300 – 1.500 – 1.700 y 1900. Así, por ejemplo, para calcular la mitad de 1.348
Descomponen el número en 1.300 y 48. Calculan ambas mitades (650 y 24) y

posteriormente las suman 674.

Por último, estimamos conveniente señalar que a la hora de la corrección de las

actividades, si esta se realiza con el gran grupo, hay que procurar que sea el mayor

número posible de alumnos quienes expongan su procedimiento de cálculo.

Veamos algunos ejemplos de cómo hallar la mitad de un número par de tres

cifras si decidiéramos emplear las regletas:

La mitad de 400.

La mitad de 280.

La mitad de 264.

- La mitad de 300.

La mitad de 360

La mitad de 364

La mitad de 350

La mitad de 354

13º. Hallar la mitad de un número impar menor que 10.

Con esta fase se inicia el aprendizaje del cálculo de la mitad de un número

impar. De nuevo retornamos al aprendizaje intuitivo, sensible. Sin embargo, no

utilizaremos los bloques multibase de Dienes sino la cinta métrica. Esta cinta métrica

ha de tener un metro de longitud y deben estar marcados, o señalados con trazos más

gruesos, las líneas que delimitan los decímetros.

Esta fase se ha de acometer coincidiendo con el inicio del aprendizaje de los

números decimales. Los alumnos deben saber antes de comenzar esta fase, que

medio metro mide 5 decímetros o 50 centímetros. Igualmente deben saber expresar

estas longitudes en forma de número decimal referidos al metro. Es decir:

Medio metro = 5 decímetros = 0’5 m.

Medio metro = 50 centímetros = 0’50 m.

Con el fin de reforzar este conocimiento previo, cada alumno tomará su cinta

métrica y la doblará a la mitad, haciendo coincidir ambos extremos y comprobar que la

mitad llega hasta el centímetro 50 o, hasta el decímetro 5.

A la hora de expresar el resultado obtenido diremos:

- En un principio:

La mitad de un metro mide 0 metros enteros y 5 dm.

La mitad de un metro mide 0 metros enteros y 50 cm.

- Posteriormente:

La mitad de un metro mide 0’5 m.

La mitad de un metro mide 0’50 m.

Para trabajar e aprendizaje que nos ocupa, compramos cintas métricas de

costura. Estas cintas métricas tienen una longitud de 1m y 50 cm. Cortamos los 50

centímetros y, de este modo, obtenemos dos trozos: uno de un metro de longitud y, el

otro, de 50 centímetros de longitud. Finalmente, les colocamos un trozo de velcro en la

parte posterior para que puedan ser adheridos al franelograma. De este modo tenemos

metros enteros y mitades de metro. Con este nuevo recurso didáctico ya podemos

realizar las actividades que a continuación vamos a describir.

Colocamos en el franelograma tres metros, estando uno de ellos formados por

dos mitades: De esta manera:

Preguntaremos al grupo:

- ¿Cuántos metros enteros tenemos en el franelograma? 3 metros enteros.

A continuación, le pediremos a un alumno que divida los tres metros enteros en

dos mitades, es decir, en dos partes iguales.

Preguntaremos al grupo:

- ¿Cuántos metros hay en cada una de las dos partes? Un metro entero y

medio metro.

- ¿Cómo podemos expresar metro y medio en forma de número decimal? 1’5

ó 1’50.

- ¿Cuánto vale entonces la mitad de 3? 1’5 ó 1’50.

(Hay que tener en cuenta que el alumno en estos momentos ya es capaz de

expresar una longitud en forma de número decimal ya que como dijimos

anteriormente, esta fase de aprendizaje la haremos coincidir con el inicio del

concepto de número decimal)

Procederemos de forma similar con la mitad de los números 5, 7 y 9.

Finalmente, estimamos conveniente que los alumnos memoricen estas

mitades. Para ello, el profesor preguntará al gran grupo, debiendo responder todos los

alumnos a la vez:

- La mitad de 1 es …

- La mitad de 3 es …

- La mitad de 5 es …

- La mitad de 7 es …

- La mitad de 9 es …

Posteriormente se cambiará el orden de las preguntas:

- La mitad de 5 es …

- La mitad de 7 es …

- La mitad de 3 es …

- La mitad de 9 es …

- La mitad de 1 es …

Como dijimos en su momento, hay alumnos que se anticiparon a este

aprendizaje y dedujeron que, por ejemplo, la mitad de 3 es 1’5 porque la mitad de 300

es 150 y la mitad de 30 es 15. De cualquier forma, incluso en estos casos, se estima

conveniente realizar esta fase de forma práctica y sensible.

Esta misma fase, la de calcular la mitad de un número impar menor que 10,

podemos realizarla mediante otra actividad. Consistiría en la siguiente:

Tomamos un trozo de cuerda, por ejemplo, de 3 metros de longitud. La

doblamos a la mitad y cortamos. Medimos la longitud de cada trozo y expresamos esta

longitud en forma de número decimal.

Posteriormente, para los restantes números, podemos sustituir los trozos de

cuerda por segmentos trazados en la pizarra o en el suelo.

Veamos algunos ejemplos empleando el dinero y las medidas de capacidad:

La mitad de 3 euros

La mitad de 5 litros:

De forma esquemática:

5 L.

4 L + 1 L

2 L + 0,5 L = 2,5 L

Expresado en forma de lenguaje matemático y de manera general:

5 : 2 = (4 + 1) : 2 = 4 : 2 + 1 : 2 = 2 + 0,5 = 2,5

14º. Hallar la mitad de un número impar.

En estos momentos los alumnos ya muestran la capacidad de calcular la mitad

de cualquier número natural que no sea excesivamente grande. Para ello, basta

incorporar la fase anterior a lo aprendido hasta ahora.

Vamos a exponer algunas actividades que propusimos a los alumnos y el modo

de calcular que observamos en ellos. Casi todos ellos procedieron por descomposición

pero realizaron dicha descomposición de dos formas diferentes.

Cuando les propusimos que calcularan la mitad de 11 – 13 – 15 – 17 y 19, casi

todos ellos calcularon la mitad del número par inmediatamente inferior y le añadieron

las 5 décimas. Veamos un ejemplo:

Propusimos calcular la mitad de 13. Gran parte de los alumnos razonaron de la
siguiente forma: “Como la mitad de 12 es 6, entonces la de 13 será 6’5”.

Otros alumnos, en la creencia de que exponían un razonamiento distinto,

expresaban lo mismo pero bajo la forma de diagrama:

13

12 + 1

6 + 0’5 = 6’5

Sin embargo en la medida que fuimos aumentando el tamaño de los números,

los alumnos comenzaron a descomponer de otra forma algo diferente.

Por ejemplo, para calcular la mitad 87, muchos de ellos no calcularon la mitad de

86 (43) y, posteriormente, le sumaron las 5 décimas (43’5) sino que procedieron de la

siguiente forma:

87

80 + 7

40 + 3’5 = 43’5

Otro ejemplo. A la pregunta de cuánto daba la mitad de 169, fueron varios los

alumnos que respondieron razonando de la siguiente forma:

“La mitad de 160 es 80 porque la mitad de 16 es 8. La mitad de 9 es 4’5.

Sumamos 80 y 4’5 y nos da 84’5.”

Pero como hemos afirmado de forma repetida, los alumnos manifiestan múltiples

y variadas formas de razonamiento. Por ello, una alumna razonó, en este mismo

ejercicio, de esta otra forma:

“La mitad de 170 es 85 porque la mitad de 100 es 50 y la 70 es 35. Como a 169

le falta 1 para llegar a 170, tendremos que quitar la mitad de 1, que es 0’5. A 85 le

quitamos 0’5, nos da 84’5.”

Le propusimos a la alumna que lo hiciera en forma de diagrama, para que todos

sus compañeros entendieran mejor su razonamiento.

169

170 – 1

85 – 0’5 = 84’5

Nuestra experiencia nos indica que no es necesario hacer de nuevo el recorrido

de las distintas fases pero ahora aplicadas a los números impares. Basta una serie de

ejercicios suplementarios para incorporar la mitad de los números impares menores

que 10 a lo hasta ahora aprendido. En cualquier caso, se puede posponer el

aprendizaje de la mitad de los números impares hasta el comienzo del Tercer Ciclo de

Primaria si los alumnos mostraran dificultad para realizar estas últimas fases.

Por último, ahora los alumnos ya están capacitados para calcular mentalmente

operaciones que constituyan, o sean, formas de manifestación de la mitad de un

número. Operaciones como las siguientes:

615 : 2 = 307’5

0’5 x 1.340 = 670

105

de 970 = 485

El 50 % de 167 = 83’5

1 : 2 = X : 2.450 ; X = 1.225

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->