Está en la página 1de 5

COMENTARIO DE TEXTO. CAUTELAS POR EL CAMBIO CLIMÁTICO.

Ya empiezan a percibirse las consecuencias del calentamiento del planeta a causa de las
emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. No es casualidad que los inviernos
sean cada vez más templados, ni la ausencia de nieve en las estaciones de esquí, ni el calor
extremo de los últimos veranos. El sentido común aconseja no hacer oídos sordos a los
informes científicos que alertan de una situación cada día más preocupante. El estudio más
reciente de la Comisión Europea plantea la crisis del turismo de playa y de los cultivos
agrícolas en el Mediterráneo como consecuencia de la sequía previsible. Las proyecciones
macroeconómicas no dejan lugar a dudas: si no se frena el cambio climático, el crecimiento
podría reducirse en un 5 por ciento anual. Los efectos demográficos son también muy serios,
puesto que se provoca la muerte prematura de miles de personas. Por supuesto, también son
dramáticos los efectos en materias como incendios forestales o destrucción irreversible de los
ecosistemas. La situación es tan grave que los objetivos propuestos por los especialistas se
limitan a paliar los daños: se trataría de conseguir que la temperatura media en el planeta no
suba más de dos grados de aquí a 2050.
La defensa del medio ambiente no es un lujo para las sociedades desarrolladas o un
apéndice secundario de las grandes cuestiones políticas. No hay que echar en saco roto los
informes técnicos y tampoco sirve tranquilizar la conciencia pensando que se trata de
exageraciones sin fundamento. El desarrollo sin control de las economías emergentes -como
es el caso de China- se está realizando de espaldas a la naturaleza. El incumplimiento del
protocolo de Kyoto y la falta de respaldo al mismo de países como Estados Unidos reflejan la
escasa conciencia sobre el futuro de una sociedad que vive instalada en las urgencias del
presente. Pero el futuro ya está ahí, y estamos empezando a pagar la factura. Si los turistas
abandonan la costa mediterránea por culpa de su degradación ecológica, los efectos serán
dramáticos para uno de los sectores más pujantes de la economía española. De ahí que
convenga estudiar con rigor la propuesta de Bruselas para que los países comunitarios
reduzcan las emisiones de CO2 a la atmósfera en un 20 por ciento, de aquí hasta el 2020.
Las interconexiones entre miembros de la UE y el uso de biocombustibles son otras
propuestas dignas de ser tomadas en consideración. Todo ello, sin olvidar las ventajas de la
energía nuclear, tantas veces rechazada desde la demagogia irresponsable, ya que los
expertos consideran que es la que libera menos CO2. El derecho al medio ambiente figura ya
en la gran mayoría de las Constituciones como uno de los derechos fundamentales de última
generación. Lo importante ahora es que las sociedades desarrolladas tomen conciencia del
problema: si no es por convicción, que sea al menos por interés.

Diario ABC, 12-1-2007

- TEMA:
Título del texto: Cautelas por el cambio climático. Posibles temas:
• El texto trata de la necesidad de concienciarse de las nefastas consecuencias
biológicas y económicas que puede conllevar el cambio climático y de los
posibles modos de paliar el desastre.
• Los efectos del cambio climático y posibles soluciones.
• Estudios técnicos revelan la grave situación del calentamiento global y alertan de
sus consecuencias.

- RESUMEN:
• Las graves consecuencias del calentamiento global y del llamado efecto
invernadero ya se dejan sentir en toda su gravedad. A los problemas ecológicos se
suman consecuencias económicas mundiales, y no sería sensato ignorar esta grave
situación. Los países que más crecen y los desarrollados deberían concienciarse
seriamente de ello, y disminuir urgentemente sus emisiones de gases invernadero,
así como respetar el protocolo de Kyoto. Entre las posibles medidas paliativas,
pueden proponerse el uso de biocombustibles y el mayor uso de la energía
nuclear.

- ESQUEMA DE IDEAS:
• Párrafo I:
- INTRODUCCIÓN. Tema: líneas 1-2. Ya percibimos las consecuencias
del cambio climático.
- TESIS 1: líneas 5-6: Debemos preocuparnos por el cambio climático.
- DESARROLLO ARGUMENTAL, líneas 6-16:
 Ejemplos explicativos y demostrativos de esa percepción preocupante del
problema:
• Inviernos templados, ausencia de nieve, calor extremo en verano.
• Estudios de expertos alertan de la crisis del turismo de playa.
• Sequía en la franja mediterránea.
• Reducción del crecimiento económico.
• Efectos demográficos (muertes prematuras).
• Incendios forestales.
• Destrucción irreversible de ecosistemas.
• Calentamiento acelerado del planeta (TESIS 2: ES URGENTE
DISMINUIR LA TEMPERATURA GLOBAL).
• Párrafo II: DESARROLLO ARGUMENTATIVO. El
calentamiento global no es una exageración ni algo secundario (un lujo). Todos
los países, especialmente los más potentes, deben concienciarse de ello y respetar
y cumplir los protocolos medioambientales (Kyoto) reduciendo la emisión de
CO2 (TESIS 3: ES URGENTE DISMINUIR EL CO2).
• Párrafo III: Posibles soluciones paliativas son:
• Uso de biocombustibles.
• Uso de energía nuclear.
• CONCLUSIÓN FINAL (cuatro últimas líneas): debemos tomar conciencia del
grave problema, bien por convicción (ecológica o ideológica), bien por interés
(económico, vital). (TESIS FINAL O TESIS GLOBAL QUE SINTETIZA LO
ANTERIOR: DEBEMOS CONCIENCIARNOS DEL PROBLEMA POR
CONVICCIÓN O POR INTERÉS). Se retoma el tema, estructura encuadrada o
sintética.

Esquema general:
- Introducción (inicio del párrafo I) al tema-problema.
- Desarrollo argumentativo (párrafos I, II).
- Conclusión-solución (párrafo III).
Estructura encuadrada: la concienciación de las consecuencias del cambio climático y la puesta
en marcha de soluciones aparece al comienzo y al final del texto.

COMENTARIO CRÍTICO DEL TEXTO.

El autor plantea claramente el problema del cambio climático, del calentamiento global y
el uso de energías en la actualidad, así como sus nefastas repercusiones y propone como posibles
soluciones el uso de biocombustibles y de la energía nuclear.
Para apoyar sus ideas, utiliza un sistema argumentativo basado en opiniones de
científicos que han alertado de la gravedad del problema, en algunos datos que aporta (5% anual
en la disminución del crecimiento económico; 20% de reducción del CO2 en la atmósfera hasta
2020; freno al aumento en dos grados de la temperatura del planeta), así como en argumentos de
autoridad (protocolo de Kyoto, protocolo de la Unión Europea, opiniones de científicos
reputados) y de sentido común (concienciación ciudadana, apelación al bolsillo del consumidor).
Por tanto, podemos decir que se posiciona ante el problema, sino que también plantea
asuntos colaterales de gran calado social: el uso de la energía nuclear, el apoyo a la utilización de
biocombustibles, la necesidad de actuación política y el planteamiento de una perspectiva
económica en todo ello. Parece evidente que el tema tratado es muy importante en nuestros días
y nuestra sociedad porque afecta, no solo al componente ecológico o medioambiental (aumento
de la temperatura del planeta, aumento de emisiones de CO2, sequías, inundaciones, deshielo,
contaminación de aire y tierra), sino también al turismo y a la economía.
El grado de implicación del autor no le lleva a adoptar posiciones intransigentes,
tendenciosas o falaces, si exceptuamos la alusión final al bolsillo del consumidor, argumento
traído “in extremis” para apelar a la conciencia egoísta que domina nuestras sociedades
modernas. En efecto, el autor trata de aportar argumentos lo suficientemente sólidos como para
convencer al lector de la gravedad del asunto y ponerlo en alerta. También podemos señalar el
posible uso demagógico de la energía nuclear como alternativa al uso de la energía contaminante
en la actualidad, ya que parece demostrado que la energía nuclear puede contaminar tanto o más
que las que el autor critica. Debido, en fin, a la extensión del texto y a su canal (se trata de un
editorial de prensa), el texto responde a su mera intención de posicionamiento y concienciación
que en él domina, puesto que no cabría esperar mayor profundización en el análisis.
Respecto a mi opinión, es difícil no mostrarse de acuerdo con el grueso de las tesis
enunciadas en el texto, así como respecto a los problemas planteados. Creo que el calentamiento
global del planeta es un problema serio y real, que afecta a la totalidad de los sistemas
medioambientales, sociales y económicos, que se encuentran interrelacionados entre sí. El
equilibrio de la vida en el planeta puede verse afectado si se varían drásticamente las condiciones
de uno de sus sistemas reguladores, cual es el de la temperatura global. También me muestro de
acuerdo con la necesidad de actuar lo antes posible, a través de medidas serias y eficaces,
asumidas por la mayoría de los países del mundo. En este sentido, añadiría que los organismos
políticos supranacionales (la ONU, los protocolos de actuación medioambiental como el de
Kyoto, la Unión Europea, y otros) deberían tomar medidas cautelares vinculantes para los países
más contaminantes, instrumentando sanciones económicas y políticas a los países que incumplen
esos acuerdos. Dado que China, India, y otros países en rápido desarrollo en el siglo XXI, no van
a dejar de solicitar su derecho a ingresar en las llamadas “sociedades del bienestar”, parece
necesario y urgente arbitrar acuerdos internacionales para que su desarrollo no perjudique la vida
en el resto del planeta. Algunos están planteando el cambio del modelo económico hacia
sistemas de economía sostenible, las energías renovables (eólica, solar), el uso ecológico de los
residuos sólidos y la concienciación activa de la necesidad de reciclaje; otros proponen potenciar
la utilización de energías más baratas, como la nuclear, aún asumiendo los enormes costes que
ello conlleva (no hay más que recordar el caso de la explosión de la central ucraniana de
Chernóbil). En estos aspectos, pienso que el autor peca de partidismo ideológico al incidir poco
en otras posibles soluciones al problema, entre las que podemos plantear las siguientes: cambio
de las fuentes de energía por agotamiento de las actuales (el petróleo, básicamente); mayor
implicación en la educación de los niños para fomentar una conciencia ecológica y no
contaminante; promover los movimientos sociales para solicitar o presionar a los gobiernos más
reacios a tomar medidas al respecto; fomentar el modelo industrial solidario y respetuoso con el
medio ambiente. También parece, según algunos estudios científicos, que el uso de la energía
nuclear conlleva problemas que no debemos dejar de lado, tanto de índole de seguridad como de
reubicación de los residuos radioactivos. En este aspecto, no estoy de acuerdo con la posición del
autor. Para terminar, quería recordar que este problema también ha suscitado un importante
debate en los medios de comunicación, las revistas especializadas como Nature o Science, y
también en el cine, como es el caso de la película El día de mañana, de Roland Emmerich. Dos
conocidos documentales han enfrentado muy claramente las posturas a favor y en contra de la
existencia y peligros del cambio climático: Una verdad incómoda, que obtuvo un Óscar al mejor
documental, promovido por el recientemente galardonado con el Premio Nobel, Al Gore; y La
gran estafa del calentamiento global, de Martin Durkin. La novela Estado de miedo, de Michael
Crichton toma como referencia las consecuencias del cambio climático.

ALGUNAS CUESTIONES DE LENGUA.

1. COHERENCIA LÉXICA. Campos semánticos, hiperónimos e hipónimos:


• Cambio climático y medio ambiente: cambio climático, efecto invernadero, medio
ambiente y meteorología: atmósfera, planeta, inviernos, calor, verano, temperatura, temperatura
media, sequía, degradación ecológica, biocombustibles, energía nuclear, CO2, emisiones de
CO2, medio ambiente, incendios forestales, destrucción de los ecosistemas, naturaleza,
• Ciencia: informes científicos, estudios recientes, informes técnicos,
especialistas, expertos, propuestas, energía nuclear,
• Consecuencias económicas y geográficas: turismo de playa, cultivos agrícolas,
efectos demográficos, proyecciones macroeconómicas, bolsillo, interés,
muerte prematura, sociedades desarrolladas, Mediterráneo, costa
mediterránea, economía española,
• Política: sociedades desarrolladas, economías emergentes, China, Estados
Unidos, protocolo de Kyoto, protocolo de la UE, Comisión Europea, Bruselas,
países comunitarios, miembros de la UE, Constituciones, derechos
fundamentales.
• Conciencia y valoración general del problema: conciencia, sentido común,
oídos sordos, situación preocupante, tranquilizar la conciencia, exageraciones
sin fundamento, escasa conciencia sobre el futuro, pagar la factura, efectos
dramáticos, propuestas dignas de ser tomadas en consideración, demagogia
irresponsable, tomen conciencia, convicción.

2. MARCADORES TEXTUALES.
• En el primer párrafo no hay demasiados marcadores del discurso, si
exceptuamos si, puesto que, que son nexos condicionales y causales,
respectivamente. El marcador por supuesto es el que une dos fragmentos
dentro del primer párrafo, por lo que podemos decir que es el único marcador
textual puro. Dominan las oraciones simples y compuestas, pero sin
marcadores de conexión interoracionales. El párrafo 2 contiene 3 marcadores
muy próximos: pero, si, de ahí que, que conectan ideas argumentales
(respectivamente: adversativo, condicional, consecutivo). El párrafo final
contiene un marcador anafórico, todo ello, y, al final, en la última línea, una
estructura condicional, similar a la de los párrafos 1 y 2, estructuras típicas y
esperables en un texto expositivo-argumentativo.

3. PRESENCIA DE VERBOS COPULATIVOS. Es destacable la enorme presencia en


el texto de verbos copulativos o con función copulativa, así como el uso de auxiliares
copulativos. El verbo ser aparece, en cualquiera de estas dos funciones, 11 veces; el
verbo estar, 3 veces; el verbo considerar, 1 vez. En total, 15 veces se usan estos
verbos como copulativos o como auxiliares de perífrasis. Bien es verdad que es
frecuente su uso en textos científico-divulgativos y expositivo-argumentativos, y se
combinan con verbos semánticamente fuertes, relacionados con los campos
semánticos desglosados arriba. Sin embargo, su reiteración no ayuda a la riqueza
semántica y a la expresión de matices que las ideas desarrolladas parecen exigir.

4. ANÁLISIS MORFOLÓGICO:
• Calentamiento: calent (lex) + a (vocal temática) + miento (sufijo). Sustantivo
derivado
• Proyecciones: pro (pref.) + yecc (lex. Culto) + ción (sufijo) + es
(m.flex.plural). Sustantivo derivado.
• Macroeconómicas: macro (lex) + ecónomo (lex) + ic + a (sufijo en femenino)
+ s (plural). Adjetivo compuesto.
• Demográficos: demo (lex) + graf (lex) + ic + o (sufijo en masculino) + s
(plural). Adjetivo compuesto.
• Ecosistemas: eco (lex) + sis (pref) + tem + a (lex en femenino) + s (plural).
Sustantivo compuesto.
• Incumplimiento: in (pref.) + cumpl (lex) + i (vocal temática) + miento (sufijo).
Sustantivo derivado.
• Degradación: de (pref.) + grad (lex) + a (vocal temática) + ción (sufijo).
Sustantivo derivado.
• Interconexiones: inter (lex) + conex (lex) + ion (sufijo) + es (morf.flex.
plural). Sustantivo compuesto.

También podría gustarte