Está en la página 1de 2

AFORISMOS SUELTOS

Nicolás Gómez Dávila (Bogotá, 1913-1994)

Sus aforismos (que denominó "escolios") recogen un pensamiento que él llamaba


reaccionario, ultracatólico, antiprogresista, antidemocrático, aristocrático y enemigo de
la modernidad. Sin embargo los críticos los han catalogado como progresistas.

- El pueblo no elige a quien lo cura sino a quien lo droga.

- La fe que no sepa burlarse de sí misma debe dudar de su autenticidad. La sonrisa es


el disolvente del simulacro.

- El buen gusto aprendido resulta de peor gusto que el mal gusto espontáneo.

- La lealtad es sincera mientras no se cree virtud.

- El pueblo a veces acierta cuando se asusta; pero siempre se equivoca cuando se


entusiasma.

Franz Moreno (Buenos Aires, 1919 - París, 1985)

Su nombre real es César Fernández Moreno. En sus pensamientos expresa


inquietudes que podrían llamarse existencialistas. En ellas reflexiona sobre el paso del
tiempo, la trascendencia de las pequeñas cosas, la condición moral del ser humano o
el arte de escribir.

- La juventud termina cuando se comete el primer error.

- Al final, es el tiempo quien mide al reloj.

- Cuando tenía 35 años creía saber todas las cosas. Ahora tengo todos los años y sólo
sé 35 cosas.

- La primera vez uno se casa como Dios manda; la segunda, como Dios da a
entender.

- El filósofo tensa los hilos; el poeta tiende la ropa.

- Los sueños pueden prescindir del desenlace.

Millôr Fernandes (Río de Janeiro, 1923)

De corte izquierdista -como lo han catalogado algunos críticos-, Millôr es un defensor


de la justicia social y la democracia y un acérrimo espadachín de la libertad. Muchos
de sus pensamientos aparecieron durante el régimen militar de su país (1964-1985) en
el famoso semanario satírico 'Pasquim'.

- El mundo mejorará cuando los buenos tengan suficiente maldad para imponer su
bondad.

- La intuición es una disciplina que no fue a la escuela.


- El erudito lo sabe todo. El sabio, solo lo esencial.

- En caso de duda haga lo contrario.

- La justicia es igual para todos. Ahí empieza la injusticia.

- Coherente es el individuo que jamás tuvo otra idea.

- He pensado en fundar una religión, pero me asalta el temor de que me sigan.