P. 1
Descentralizacion America

Descentralizacion America

|Views: 6.044|Likes:
Publicado poralonsovalpo216981

More info:

Published by: alonsovalpo216981 on Oct 27, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/18/2013

pdf

text

original

1. La comunidad campesina

Dado que el actual Estado centralista casi no llega al ámbito rural, la población de éste
encuentra su propia organización estatal en las tradicionales formas de organización
democrática. Los problemas de la comunidad son discutidos en asamblea de jefes de familia, se
planifica su solución y se evalúa las acciones emprendidas. La coordinación y dirección de la
ejecución de lo decidido se confía a dirigentes democráticamente elegidos y con mandato
revocable. En el campo, el apoyo del Estado, si existe, llega sólo en forma complementaria al
esfuerzo de las comunidades: el ítem para el maestro de la escuela construida, la calamina
[planchas recubiertas de zinc] para la posta, etc.

Las funciones de la asamblea son de información, decisión y evaluación sobre todo lo que
sea de interés común. En la asamblea se planifica, se asigna tareas, se define el aporte de cada
familia (en trabajo, materiales, alimentos o dinero) y se evalúa el cumplimiento de las
responsabilidades asumidas y el avance de toda obra, servicio, celebración o cualquier otra
actividad de necesidad o interés común. Así se organiza la comunidad para construir pequeñas
represas, canales de riego, canalizaciones de ríos, escuelas, iglesias, postas sanitarias, caminos
vecinales, etc. o para celebrar fiestas patronales, o acontecimientos políticos o sociales.

2. La junta de vecinos

Por su parte, las ciudades han crecido y la antigua asamblea de ciudadanos resulta
imposible, pero los inmigrantes campesinos han reproducido su tradicional forma de gestión
comunitaria en las juntas de vecinos. Dentro del ámbito del barrio, la “zona” o el pueblo el rol del
Estado también suele ser complementario al esfuerzo local. La comunidad toma la iniciativa y
pone el trabajo y los materiales; la Alcaldía u otra agencia gubernamental, poco más que los
planos y los camiones.

De manera similar a lo que ocurre en la comunidad campesina, en la asamblea de vecinos se
planifica y evalúa la solución de los problemas comunes. Los dirigentes representan a la
comunidad ante las autoridades municipales y luego tienen a su cargo la coordinación de la
ejecución de lo decidido por la asamblea. Al igual que las comunidades campesinas, las juntas
de vecinos son pequeños gobiernos parlamentarios. Actualmente existe una junta vecinal
virtualmente en todos los barrios y pueblos del país.

A. Servicios básicos

Energía eléctrica: los vecinos compran los postes y los cables, contratan el transporte y
aportan con la mano de obra no calificada (en su mayor parte la de ellos mismos); la empresa de
energía eléctrica contribuye con el transformador, la conexión, asistencia técnica y mano de obra
calificada.

Agua: los vecinos aportan las cañerías, las pilas, la excavación y la cobranza del servicio(…)
La empresa municipal corre con el diseño, la conexión, la asistencia técnica y la mano de obra
especializada. Si el acceso a la red de la empresa no es posible, los vecinos captan el agua
mediante pozos y tanques, y las obras y el servicio corren enteramente por su cuenta.

Alcantarillado: el diseño de la obra, la asistencia técnica y la conexión están a cargo de la
empresa, los vecinos corren con todo lo demás.

B. Servicios sociales

Educación: los vecinos se hacen cargo de la construcción o ampliación de la escuela, el
Ministerio de Educación y Cultura, de los sueldos de los maestros.

Salud: la Junta coordina (o absorbe) a los comités populares [de salud, instituidos en 1983].

Deportes: coordina y apoya a las ligas que se organizan para cada deporte.

Fiestas: se ocupa de la fiesta patronal.

Tomado de Finot I., “Democratizar el Estado: una Propuesta de Descentralización para Bolivia”
(1990), trabajo previo a la puesta en vigencia de la Ley de Participación Popular (1994).

CEPAL – Serie Gestión pública

Nº12

107

La descentralización de la gestión pública debe alcanzar a estas organizaciones, según ya se
propuso en el capítulo anterior, pero no ocurre así en los procesos de la región salvo, en alguna
medida, en Brasil. En cambio en Bolivia - el otro caso de amplia participación popular - el papel
de las organizaciones territoriales de base se reduce a hacerlas participar en la gestión municipal
(una nueva función que con frecuencia las excede), sin aprovechar suficientemente la demostrada
capacidad de autogestión de dichas organizaciones, particularmente las del área rural, desarrollada
durante siglos (Finot, 1995).

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->