Está en la página 1de 1

Los sindicatos temen que la nueva

norma de interinos se traduzca en


más «casos 'Mari Luz'»
27.10.10 - 03:23 -
R. M. | OVIEDO.
«No es lo mismo llevar los papeles de una biblioteca que los de un caso de violación». Así de
claros son UGT, CC OO y CSIF, que exigen «un poco de mimo y sentido común a la hora de
gestionar al personal que trabaja en la Justicia porque no somos una Administración diferente».
La protesta viene a cuento de la resolución sobre interinos que quiere sacar adelante la
Consejería de Justicia.
Según los sindicatos, la norma «no reconoce la experiencia y formación de los 300 interinos, lo
que amenaza sus empleos». Dicen las centrales que la resolución reduce a un número de
efectivos «mínimo» la bolsa de empleo, por lo que, en el caso de que un funcionario cayera de
baja, «el Principado debería cubrir su puesto contratando a una persona sin experiencia».
Este proceder sería válido si los trabajadores de la Justicia fueran administrativos «como los
demás, pero aquí ya vimos, en el caso 'Mari Luz', lo peligroso que es tener a alguien sin
experiencia; un papel se te queda sin resolver, y eso causa peligro en la calle».
Los tres sindicatos han resuelto formar una plataforma única e iniciar asambleas informativas
porque el caso se suma ya al de 600 funcionarios «con los que el Principado tiene una deuda
de 580 euros por cabeza». La cuenta procede de un abono mensual de 27,66 euros reconocido
por el Supremo. Los sindicalistas lamentan que «desde que nos transfirieron al Principado,
pasamos de una negociación de moqueta a una de 'caleya'; en Madrid, el ministro tiene una
reunión con los sindicatos en la primera semana de mandato; aquí llevamos dos años y no
hemos hablado con la consejera», comparan.