Está en la página 1de 1

c  


      

Otra forma de tabular y comprender la historia de la computadora es dividiéndola en


"generaciones" de las mismas, agrupándolas según sus características técnicas destacables para
cada época. La primera generación, entre 1951 y 1958, se caracterizó por el uso de válvulas de
vacío, lo que le daban un gran tamaño a estos modelos, que además generaban mucho calor al
funcionar.

La segunda generación (1959 - 1964), se caracterizó por el uso del transistor, lo que les dio a las
computadoras más rapidez, y las hizo más pequeñas. En vez de usar tarjetas perforadas y
tambores giratorios, las computadoras de esta generación usaron núcleos magnéticos para
almacenar información. También se introdujeron leguajes de programación como el COBOL.

La tercera generación de computadoras (1964 - 1971) nace con la invención de los circuitos
integrados en placas de silicio, los cuales permitieron agrupar miles de componentes electrónicos
en miniatura. Las máquinas de esta época se hicieron todavía más pequeñas, rápidas y de menor
costo. Se comenzaron también a usar cintas magnéticas para almacenar información.

Para la historia de la computadora, la cuarta generación (1971 - 1981) está marcada por dos
avances tecnológicos: el uso de chips para almacenar información, y la posibilidad de integrar una
cantidad aún mayor de componentes electrónicos en estos mismos chips. Aparecen las primeras
microcomputadoras, las IBM, y los conocidos procesadores partiendo del 8088, e incluyendo a los
populares Pentium (I,II,II,..) y Celeron.

La quinta generación (1982 - 1989) se destaca de la anterior por la creación en 1982 por Seymouy
Cray de la primera computadora con la capacidad de procesos en paralelo. Durante este período
también se oficializaron los esfuerzos por el desarrollo de la Inteligencia Artificial, principalmente
impulsada por el gobierno japonés con su proyecto "Quinta Generación".

La sexta generación (1990 a la fecha) se caracteriza por la creciente capacidad de las


computadoras para permitir el funcionamiento simultáneo de cientos de microprocesadores, por el
desarrollo y aplicación masivo de las redes, y la integración de la Internet.

Como podemos apreciar, dividir la historia de la computadora en generaciones es bastante


arbitrario, sobretodo para la quinta y sexta generación, en donde las delimitaciones entre ambas no
son claras y parecen fundirse, pero sigue siendo un recurso útil para comprender el contexto
histórico en el apasionante mundo de la computación.