P. 1
Libro para el Maestro. Matemáticas Secundaria

Libro para el Maestro. Matemáticas Secundaria

4.84

|Views: 452.133|Likes:
LIBRO PARA EL MAESTRO

MATEMÁTICAS
SECUNDARIA

El Libro para el maestro. Matemáticas. Educación secundaria fue elaborado en la Dirección General de Materiales y Métodos Educativos de la Subsecretaría de Educación Básica y Normal de la Secretaría de Educación Pública Supervisión técnica y pedagógica Dirección General de Materiales y Métodos Educativos de la Subsecretaría de Educación Básica y Normal Coordinación general Jesús Alarcón Bortolussi Autores Jesús Alarcón Borto
LIBRO PARA EL MAESTRO

MATEMÁTICAS
SECUNDARIA

El Libro para el maestro. Matemáticas. Educación secundaria fue elaborado en la Dirección General de Materiales y Métodos Educativos de la Subsecretaría de Educación Básica y Normal de la Secretaría de Educación Pública Supervisión técnica y pedagógica Dirección General de Materiales y Métodos Educativos de la Subsecretaría de Educación Básica y Normal Coordinación general Jesús Alarcón Bortolussi Autores Jesús Alarcón Borto

More info:

Published by: Nora G. Silva Cantú on Oct 17, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/31/2015

pdf

text

original

La probabilidad permite construir modelos, desarrollar procedimientos para
calcular y estimar probabilidades y resolver problemas en situaciones donde
interviene el azar o hay incertidumbre. Su importancia es creciente en diversas
áreas: en ciencias básicas como la física, la química y la biología, los modelos
probabilísticos han favorecido una mayor comprensión de los fenómenos de la
naturaleza. En actividades prácticas tan diferentes como son el control de calidad
en la industria, la predicción del clima en meteorología, el estudio de la propaga-
ción de epidemias en el ámbito de la salud pública, el diseño y la interpretación de
encuestas —que interesa también a sectores como la mercadotecnia y la política—
tanto la probabilidad como el área relacionada de la estadística sirven para
interpretar información, hacer predicciones, y tomar decisiones racionales en
situaciones de incertidumbre.

No es entonces una exageración afirmar que conocer algunos elementos de proba-
bilidad y tener cierta familiaridad con el razonamiento probabilístico, es necesario
no sólo para el especialista, sino para ser un ciudadano informado.

Las consideraciones anteriores justificarían por sí solas la inclusión de las nociones
de la probabilidad en la educación secundaria, pero hay otras razones que hacen de
ésta un área interesante para los educadores y en particular para los profesores de
matemáticas:

•No obstante que la probabilidad es una de las ramas de las matemáticas de más
desarrollo en la actualidad, muchas de sus ideas fundamentales son accesibles sin
prerrequisitos complicados.

•La probabilidad es rica en problemas interesantes en sí mismos, que pueden
despertar o incrementar el gusto por el estudio de las matemáticas en los alumnos.

•Los conceptos de la teoría elemental de la probabilidad son ricos en resonancias
intuitivas. Cotidianamente tenemos que valorar y tomar decisiones en circunstan-
cias donde hay incertidumbre o interviene el azar. Gracias a ello desarrollamos
ciertas intuiciones acerca de los fenómenos probabilísticos y, aunque estas intui-
ciones son con frecuencia inexactas o se apoyan en concepciones no siempre
correctas, proporcionan al educador un excelente comienzo para afinarlas y
acercarse gradualmente a formulaciones matemáticas más precisas.

M/SEC/P-329-384.PM6.5

6/20/01, 1:09 PM

331

MATEMÁTICAS

332

•La probabilidad constituye un contexto donde pueden aplicarse con sentido
conceptos y técnicas matemáticas elementales, relacionados con las fracciones, las
cifras de porcentajes, el razonamiento proporcional y la simbolización algebraica.
La probabilidad tiene, por lo tanto, valor para adquirir, reforzar y profundizar en
la comprensión de nociones y procedimientos pertenecientes a otras partes de las
matemáticas, siempre y cuando éstos no sean vistos rígidamente como
prerrequisitos para comprenderla.

•El estudio de la probabilidad se presta para lograr un ambiente de estudio
participativo. Los alumnos pueden abordar algunos problemas por medio de la
exploración empírica de situaciones aleatorias. Podrán entonces formular hipóte-
sis, contrastar sus expectativas con los resultados que se presentan experimental-
mente, y producir y discutir sus propias explicaciones. Dichas explicaciones
ayudan al desarrollo de las nociones matemáticas y, en todo caso, constituyen un
terreno fértil para que el profesor enriquezca sus actividades de enseñanza.

Lectura

Pascal, Fermat y el Caballero de la Meré
Los inicios de la probabilidad

El nacimiento de la probabilidad está asociado a los nombres de Blais Pascal
(1623-1662) y Pierre Fermat (1601-1665). Al parecer, el Caballero de la Meré, un
hombre culto aficionado a los juegos de azar, planteó ciertos problemas de juego
a Pascal y éste a su vez los discutió con Fermat por correspondencia en el año de
1654. El siguiente problema fue conocido como el “problema de los puntos” o “de
la división de la apuesta”.

Dos personas compiten en un juego hasta completar un cierto número de puntos. Cada
una tiene la misma oportunidad de hacer un punto; aquél que los complete primero se
lleva la totalidad de la apuesta. Si el juego tiene que interrumpirse antes de que ningún
jugador complete los puntos, ¿cómo debe dividirse la apuesta?

Por ejemplo, supongamos que dos personas, llamémosles A y B, juegan a los
volados. Si sale águila, A gana un punto; si sale sol, B gana un punto; juegan
varios volados y el que complete primero tres puntos gana una apuesta de 64
pesos. Pero cuando A lleva dos puntos y B lleva un punto, el juego se
interrumpe. ¿Cómo debe dividirse la apuesta?

Ha de descartarse la solución inmediata que dice “que se reparta mitad y mitad”,
porque de seguro A protestaría, pues lleva ventaja y quisiera que se le compen-
sara esta ventaja dándole una mayor parte de la apuesta.
No vale tampoco la otra solución inmediata que sugiere repartir la apuesta
en partes proporcionales a los puntos acumulados, es decir: 2/3 de la apuesta

M/SEC/P-329-384.PM6.5

6/20/01, 1:09 PM

332

NOCIONES DE PROBABILIDAD

333

Pierre de Fermat

Blaise Pascal

para A, porque lleva 2 puntos y 1/3 de la apuesta para B porque lleva 1. Esta es
la“solución” que proponía el Caballero de la Meré, pero tanto Pascal como
Fermat estuvieron de acuerdo en que no era correcta. Para darse cuenta de
ello sólo piénsese que dicha “solución” no depende del número de puntos
que deben acumularse para ganar la apuesta.

En una carta a Fermat, fechada el 29 de julio, Pascal comenta el método
encontrado por él, resolviendo justamente el caso expuesto en el ejemplo de
arriba: supongamos que se juega el siguiente punto, puede suceder alguna
dedos cosas: o gana A o gana B. Si gana A, entonces completaría 3 puntos y
se llevaría toda la apuesta. Si gana B, entonces tanto A como B llevarían 2
puntos y la apuesta debería dividirse en partes iguales (mitad y mitad).
Entonces A razona así: Yo estoy seguro de obtener (al menos) la mitad de la apuesta
(es decir 32), pues aun si perdiera el siguiente punto la obtendría; pero la otra mitad
quizá me la lleve yo, quizá tú o ambos con las mismas oportunidades. Entonces,
dividamos esta mitad entre ambos y dame además la mitad que ya tengo asegurada.

Así, A reclama para sí tres cuartas partes de la apuesta (1/4 + 1/2 = 3/4, es
decir, 48 pesos) y una cuarta parte para B (es decir 16 pesos).

La solución de Fermat es la siguiente: Se debe observar que a lo más en dos tiradas
más se decidiría el juego. Supongamos que necesariamente se juegan esos dos puntos;
señalemos con “a” cuando el punto lo gana A y con “b” cuando lo gana B. Todos los
posibles desarrollos del juego son los siguientes: “aa”, “ab”, “ba”, “bb” de ellos en 3
casos ganaría A y sólo en un caso ganaría B; de donde la fracción de la apuesta que se
debe llevar A es 3/4; es decir, 48 pesos para A y 16 para B.

1. Resolver el problema de la división de la apuesta cuando A y B juegan a 4
puntos una apuesta de 64 pesos y el juego se interrumpe cuando A lleva 3
puntos y B sólo 1.

M/SEC/P-329-384.PM6.5

6/20/01, 1:09 PM

333

MATEMÁTICAS

334

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->