P. 1
Civismo 2° Segundo Grado (Ciclo Escolar 2009 - 2010)

Civismo 2° Segundo Grado (Ciclo Escolar 2009 - 2010)

|Views: 624|Likes:
Publicado porProfrJuan
Civismo 2° Segundo Grado (Ciclo Escolar 2009 - 2010)
Civismo 2° Segundo Grado (Ciclo Escolar 2009 - 2010)

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: ProfrJuan on Oct 24, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/11/2014

pdf

text

original

Formación Cívica y Ética

Segundo grado

50 Aniversario

Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos

FORMACIÓN CÍVICA Y ÉTICA
Segundo grado

PRIMARIA

Formación Cívica y Ética. Segundo grado, fue elaborado por la Dirección General de Materiales Educativos de la Subsecretaría de Educación Básica, Secretaría de Educación Pública.
Secretaría de Educación Pública Josefina Vázquez Mota Subsecretaría de Educación Básica José Fernando González Sánchez Dirección General de Materiales Educativos María Edith Bernáldez Reyes Coordinación general María Edith Bernáldez Reyes Coordinación del proyecto Lilian Álvarez Arellano Asesoría Rubén Bonifaz Nuño Autores Lilian Álvarez Arellano Patricia Ávila Díaz Valentina Cantón Arjona Adriana Corona Vargas María Esther Juárez Herrera Bulmaro Reyes Coria
Seguimiento de relaciones interinstitucionales

Revisión técnico-pedagógica Subsecretaría de Educación Básica Dirección General de Materiales Educativos Dirección General de Desarrollo Curricular Dirección General de Desarrollo de la Gestión e Innovación Educativa Apoyo institucional
Escuela Normal Superior de México Universidad Nacional Autónoma de México Universidad Pedagógica Nacional Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C.; El Colegio de México; Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal; Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas; Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación; Confederación de Cámaras Industriales, Comisión de Educación; Congreso de la Unión, Cámara de Diputados, Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos; Ejército y Fuerza Aérea, Universidad del Ejército y Fuerza Aérea; Fundación Ahora, A.C., Iniciativa Ciudadana para el Diálogo Democrático; Instituto Electoral del Distrito Federal; Instituto Federal de Acceso a la Información; Instituto Federal Electoral, Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica; Instituto Mexicano de la Juventud; Instituto Nacional de Antropología e Historia, Dirección de Museos y Laboratorio de Geofísica; Instituto Nacional del Derecho de Autor; Instituto Nacional de las Mujeres; Instituto Nacional de Lenguas Indígenas; Mexicanos Primero; México Unido contra la Delincuencia; Navega Protegido en Internet; Secretaría de Educación Pública, Coordinación General de Educación Intercultural Bilingüe, Dirección de Relaciones Internacionales, Escuela Segura; Unidad de Planeación y Evaluación de Políticas Educativas; Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable; Servicios a la Juventud, A.C.; Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, Dirección General de Enlace Interinstitucional; Suprema Corte de Justicia de la Nación; Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Jurídicas; Secretaría de Gobernación, Dirección General de Cultura y Formación Cívica, Dirección General de Protección Civil; Secretaría de Marina, Dirección General Adjunta de Educación Naval; Secretaría de Relaciones Exteriores, Archivo Histórico; Secretaría de Salud, Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud; Secretaría del Trabajo y Previsión Social; Transparencia Mexicana.

Esther Garduño Estrada Coordinación técnico-pedagógica Cristina Martínez Mercado Elena Ortiz Hernán Pupareli Norma Romero Irene Portada Diseño: Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos Ilustración: La Patria, 1962 Óleo sobre tela, 120 x 160 cm Jorge González Camarena Colección: Conaliteg Fotografía: Enrique Bostelmann

Participaron los siguientes ciudadanos:
Germán Dehesa, Enrique Krauze (El Colegio Nacional), Cecila Loría Saviñón, Armando Manzanero, Eduardo Matos Moctezuma (El Colegio Nacional), Mario José Molina Henríquez (El Colegio Nacional), Carlos Monsiváis y Adolfo Sánchez Vázquez. Los conceptos jurídicos y de formación ciudadana se elaboraron en conjunción con el Instituto Federal Electoral y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Los conceptos relacionados con el cuidado de la salud y el desarrollo, con la Secretaría de Salud. El Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable brindó las definiciones de su campo. El Instituto Federal Electoral desarrolló los contenidos de participación ciudadana y la glosa de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Primera edición, 2008 (ciclo escolar 2008-2009) D.R.© Secretaría de Educación Pública, 2008. Argentina 28, Centro, 06020, México, D.F. ISBN: 978-968-01-1734-5 Impreso en México Distribución gratuita-Prohibida su venta

Diseño gráfico Moisés Fierro Campos Juan Antonio García Trejo Paola Stephens Díaz
Stega Diseño S.C.

Agradecimientos
Se agradece la atenta lectura de los más de diez mil maestras, maestros, autoridades educativas y sindicales que participaron en las Jornadas de exploración de material educativo en todo el país, así como las revisiones del Instituto Federal Electoral, de la Universidad Pedagógica Nacional, del Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable, de miembros del Consejo Consultivo Interinstitucional para la Educación Básica y el constituido para revisar el diseño curricular del Programa Integral de Formación Cívica y Ética, así como de El Colegio de México. Esperamos contar con nuevas sugerencias una vez que los libros estén siendo usados en el aula. Asimismo, el apoyo brindado en la investigación iconográfica por: ANP-CONANP, Archivo General de la Nación, Biblioteca Nacional de México, Cámara de Diputados LX Legislatura, Comisión Nacional de Biología, Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos, Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Comisión Nacional del Agua, Centro Nacional de Prevención de Desastres, Comunicación Social de la Secretaría de Educación Pública, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Coordinación de Educación Intercultural Bilingüe, El Colegio de México, Fondo de Cultura Económica, Instituto Federal Electoral, Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa, Instituto Mexicano de Acceso a la Información Pública, Instituto Mexicano de la Juventud, Instituto Nacional de Antropología e Historia, Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Instituto Politécnico Nacional, Museo Franz Mayer, Museo Municipal de Madrid, Museo Nacional del Títere, Museo Naval, Secretaría de Gobernación, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Secretaría de Relaciones Exteriores, Secretaría de Salud, Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Suprema Corte de Justicia de la Nación, Universidad Nacional Autónoma de México. Arqueología Mexicana, Artes de México, Editorial Clío, Libros y Videos S.A. de C.V.; Transcontinental, México S.A. de C.V., Revista Siempre, La Jornada, Editorial México Desconocido, Biblioteca de Arte Ricardo Pérez Escamilla, Museo del Juguete Antiguo A.C., Museo de Artes Gráficas A.C., Museo Soumaya, Colección Eduardo Rincón Gallardo. También, y muy especialmente, a la Escuela Primaria “Luis Cabrera” y a su directora Maribel González Torres, por su valiosa cooperación para la elaboración de estos libros. Y a todas aquellas personas e instituciones que colaboraron de manera desinteresada en este esfuerzo.

Producción gráfica Raúl Cuéllar Moreno Francisco Ruiz Herrera Asistente: Alejandro Cruz López Coordinación editorial Elena Ortiz Hernán Pupareli Teresa Ponce Muñoz Ayudantes de investigación Lorena Becerra Medina Gina Lavín Zorrilla, Dafne Berenice Martínez López Corrección de estilo Jesús Gómez Morán Bulmaro Reyes Coria Ilustraciones Yvonne Cartín Julián Cicero Olivares Alex Echeverría Moisés Fierro Campos Salvador Pizarro Pablo Rulfo Investigación iconográfica Tatiana Abaunza Canales Claudia Lasso Jiménez Nayely Lorenzana Romero Rita Robles Valencia Revisión pedagógica Alejandro Carcaño Lima Angélica Guillén y del Castillo María Teresa Osorio García

����������������������������������������

������

�������������������������������������

��������

������������

������������ ��������������������� � ������������������������������ ������������������������������������������������������

� �� �� ��

�������������������������������
������������

��������

������������ ��������������������� � ������������������������������������ � ������������������ � ������������ ������������������������������������������������������ �

�� �� �� �� ��

��������������������������

��������

������������

������������ ��������������������� � ������������������������������������ � ������������������ � ��������������������������������� ������������������������������������������������������ �

�� �� �� �� ��

��������������������������������������������
������������

��������

������������ ��������������������� � ������������������������������������ � �������������������������� � ������������������������������� ������������������������������������������������������

�� �� �� �� ��

�����������������������������������������
������������������

��������

������������ ��������������������� ������������������������������������ � �������������� � ������������������������������ ������������������������������������������������������

�� �� �� �� �� ��

���������������������

través de la Secretaría de Educación Pública, el Gobierno de la República pone en manos de alumnos, maestros y padres de familia una serie de materiales para el Programa de Formación Cívica y Ética. Después de décadas en que la asignatura de Civismo no contara con materiales impresos en la educación primaria, el nuevo programa y sus libros responden de manera directa a las demandas de la sociedad mexicana en cuanto a formación y participación ciudadana. Destaca que estos materiales no sólo se apegan al programa oficial, sino que han sido pensados para el trabajo conjunto de una comunidad escolar que cada día se ve enriquecida por alumnos, docentes, directivos escolares y padres de familia, todo ello con objeto de involucrarlos en la construcción, el desarrollo y el ejercicio pleno de las capacidades ciudadanas que requiere el México de hoy y del futuro. A lo largo de varios años, el programa de estudios fue desarrollado con la participación activa de docentes en servicio, directivos y supervisores de educación básica, connotados especialistas académicos y universitarios, además de legisladores, gobernadores y presidentes municipales, así como ciudadanos destacados en muy distintos campos de acción. Asimismo, se incorporaron aportaciones de 20 000 profesores de todas las entidades, como producto de las jornadas de exploración de los nuevos materiales. Éstos están integrados por seis libros para primero a sexto grado de primaria, y dos cuadernos de trabajo para el primero y segundo grados, los cuales han sido elaborados a partir de las colaboraciones y los consensos de diversos sectores de la sociedad mediante consultas e invitaciones. Como parte de este proceso continuo de construcción abierta y colectiva, la nueva serie de materiales estará sujeta a los comentarios, las observaciones, las sugerencias y otras propuestas de adecuación que planteen los interesados. Estas propuestas y sugerencias deberán ser enviadas por correo postal mediante formatos que se harán llegar a los maestros, así como a través de la siguiente página que se pone a disposición de los interesados: http://basica.sep.gob.mx/formacioncivica/ Resulta en especial relevante que, en el ciclo escolar 2008-2009, se recabará y analizará la información y las recomendaciones a fin de llevar a cabo las adecuaciones que resulten pertinentes para el siguiente ciclo escolar y así en forma sucesiva.
Secretaría de Educación Pública

A

Niña, niño de México: La patria, nuestra patria mexicana, pone este libro en tus manos para que a través de sus páginas conozcas su inmensa grandeza y sientas orgullo de ser parte de ella. Lo eres con millones de niñas y niños que viven a lo largo y ancho de nuestro territorio, que habitan distintas regiones y tienen diversas lenguas, tradiciones y costumbres. Todos son niñas y niños distintos entre sí, pero comparten la misma riqueza de ser mexicanos. En sus páginas aprenderás que vives en una nación forjada por mujeres y hombres dedicados a darle la dignidad e independencia que hoy tú heredas. Éste es tu patrimonio, conócelo y cuídalo. Comprenderás la necesidad de convivir de manera respetuosa y pacífica para participar en la construcción del México libre, justo, igualitario y solidario que todos deseamos, así como otros muchos lo hicieron antes que tú. Una patria amorosa y democrática capaz de arropar y cuidar a sus hijos, y de ofrecerles las oportunidades de vida y bienestar a que todos tienen derecho.

Unidad 1

8

Niñas y niños que crecen y se cuidan
Dialoguemos: Los seres humanos cambiamos. A lo largo de nuestra vida crecemos y nos desarrollamos. Aprendemos a reconocer a nuestros familiares, a caminar y hablar, y cosas tan sorprendentes como leer y escribir, hacer amigos y jugar. Siempre que aprendemos algo nuevo cambiamos, pues pensamos y hacemos las cosas de otra manera. Los seres humanos recordamos lo que aprendemos, y reconocemos los cambios que hemos tenido; hablamos y escribimos acerca de ellos y, además, sabemos cuándo �� ������������ �� ocurren. ����������

����� ����������� ����������� ����� �������������� ������������ ������� �� �������� ����������� ����������� � ������� �������� ������������� ������������ � ���� �������������� ������������� ������� �� ��� ���������� � ������������ ������ ������������� ������������� �� ������ �������� ����������� � ���������� �������� ���������� ���������� ����������� ����������� �� ���������� ����� ������������ ������������� �� ������� ��� ����������� � �����������

Distinguimos los días de la semana que vamos a la escuela. Esperamos que lleguen las vacaciones y, al volver a clases, recordamos a nuestros amigos y maestros del año anterior. Contamos los días para nuestro cumpleaños y, por lo que nos platican, sabemos que los abuelos son los más viejos de la familia, pues nacieron y vivieron mucho antes que nosotros, y reconocemos el pasado, el presente y el futuro. Hoy, por ejemplo, evocamos un paseo que hicimos un mes atrás y ahora tenemos planes para repetirlo.

En el México antiguo la familia era, como hoy, muy importante.

Los hijos se recibían con alegría y dulces palabras...

Unidad 1

9

Los seres humanos conocemos y contamos nuestra historia, pues aunque no sepamos de hechos ocurridos cuando éramos muy pequeños, siempre hay personas como nuestros abuelos, padres, hermanos, tíos y primos mayores que los recuerdan. Tenemos historia porque pertenecemos a una familia que nos proporciona nombre, lengua, cariño y protección, que se encarga de decirnos quiénes somos y en qué nos parecemos a ella, y que se esfuerza en educarnos según sus costumbres y cultura. Ser parte de una familia nos ofrece pasado, presente y futuro. Todos los seres humanos tenemos familia, y en eso nos asemejamos. Pero como cada familia es distinta, todos tenemos una historia familiar y personal diferente. En realidad, los seres humanos nos parecemos en que todos somos diferentes. Además de tener historia basada en las experiencias vividas, también creamos el futuro, hacemos planes y soñamos de acuerdo con nuestros intereses, y éstos forman parte de nuestro plan o proyecto de vida.

Se les cuidaba y arrullaba en sus cunas.

Las madres los llevaban en sus brazos y los paseaban en su espalda.

2o. Grado

10

Para lograr en el futuro todo lo que soñamos —un paseo, terminar la primaria, aprender un oficio o una profesión, o convivir y disfrutar con los demás— necesitamos saber cuidarnos para desarrollar todas nuestras capacidades. Además de conocer el funcionamiento de nuestro cuerpo, la buena alimentación o las normas de higiene personal, también podemos apreciar nuestras características y diferencias personales. Nuestro cuerpo es único, individual e irrepetible. No podemos prestarlo ni tomar prestado el de otra persona. Es nuestro mayor tesoro. Por ello vale la pena conocerlo bien y saber que más allá de ser niño o niña, alto o bajo, gordo o flaco, enfermo o sano, y tener más o menos capacidades, nuestro cuerpo merece, como el cuerpo de los demás, consideración y cuidado. Niños y niñas, sin distinción, tienen derecho a una vida con salud e integridad f ísica y emocional, y el deber de aprender a cuidar de sí mismos.

Se hacían bonitos juguetes para ellos.

Unidad 1

11

Disfrutar el tiempo libre, reír, jugar y practicar deportes con los demás son actividades que nos ayudan a conocer nuestro cuerpo, desarrollar nuestras destrezas para crecer sanos y evitar enfermedades. También nos ayudan a aprender a convivir y a confiar en nosotros mismos. Crecer con salud y con el cuidado y cariño de nuestra familia es la mejor ayuda para identificar, prevenir y evitar situaciones de riesgo que nos ponen en peligro. Quien te quiere y procura tu salud y seguridad te da indicaciones tales como: no acercarte al fuego de la estufa, no asomarte por las ventanas, evitar consumir ciertos alimentos o bebidas, poner atención al cruzar las vías de paso de transportes o al jugar con animales, no salir de casa sin compañía de una persona mayor y no acercarte a desconocidos. Te conviene seguirlas todas. También necesitas aprender a identificar y comunicar a otros las situaciones en que sientes que algo no está bien, te da miedo, te lastima, o crees que corres peligro. Reconocer y comunicar tus sentimientos y emociones ante situaciones de riesgo es el mejor camino para aprender a cuidarte.

Las familias jugaban y se divertían. Se reunían para platicar, cantar y celebrar.

Estas figuras de barro que viste, son de la llamada “Cultura de Occidente” que existió en la , zona costera de lo que hoy son los estados de Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán.

2o. Grado

CAJA

DE HERRAMIENTAS

Material de apoyo para el desarrollo de las competencias de esta unidad
12

Algunas medidas que debes tomar en cuenta para cuidar tu salud y protegerte de las enfermedades ¡No te enfermes! ¡No te quemes!

• Cuida que tus alimentos estén limpios y bien conservados. • No comas alimentos que recojas del suelo o que no sepas quién los preparó. • No comas fuera de casa en puestos o negocios que te parezcan sucios o mal cuidados. • Bebe agua hervida o desinfectada, no bebas agua de las fuentes o mangueras de la calle. • Si sientes frío, abrígate. • Si vas a estar fuera de casa, lleva una prenda que te pueda cubrir del frío. • No tomes el sol sin precaución ni en exceso.

• No juegues dentro de la cocina. • No te acerques a la estufa cuando está encendida y alguien está cocinando. • Di a los mayores que no dejen que las asas de las ollas o los mangos de las sartenes sobresalgan de las hornillas de la estufa. • No manejes recipientes con líquidos calientes, como la olla o el plato de la sopa, la taza de leche o atole caliente. • No juegues con cerillos ni encendedores, ni trates de encender estufas o fogatas dentro o fuera de la casa. • No juegues con cohetes ni te acerques a quienes los manipulan. Manténte lejos de los fuegos artificiales. Recuerda que son explosivos.

Unidad 1

13

Normas de higiene para crecer sanos

¡Cuidado con el dengue!

• Ser cuidadoso en tu aseo personal, en la limpieza de todo tu cuerpo, sin olvidar tus manos, uñas, pies, cuello, orejas y cabello. • Cuidar tu peinado y tu presentación. • Cepillarte los dientes después de cada comida. • Usar y conservar limpios tu ropa y calzado. • Cumplir los horarios de comida, comer alimentos sanos y evitar el exceso de golosinas, refrescos, dulces y comida con mucha grasa. • Dormir al menos de 8 a 10 horas diarias y en las mejores condiciones de comodidad posibles: protegido del frío, la lluvia o el viento, y en espacios limpios y suficientemente ventilados. • Mantener la postura correcta, espalda derecha y la cabeza alta, ya sea que estés sentado, acostado, de pie o caminando. • Trabajar, estudiar, dibujar o leer con iluminación suficiente. • Mantener el cuidado y la limpieza de tu entorno familiar.

El dengue se transmite por la picadura de un mosco infectado.

���������������

������������� �������� ������������ ������������������ �������������

������������

¿Qué debo hacer para prevenir el dengue? • Si hay enfermos, a éstos se les debe proteger (aislar) con pabellones para evitar la picadura de mosquitos que puedan infectarse y transmitir el virus a más personas. • Eliminar los zancudos y evitar sus picaduras. • Se deben eliminar las larvas del mosquito destruyendo los criaderos y eliminando los recipientes inservibles. • Guardar las llantas bajo techo o perforarlas. • Limpiar semanalmente con cepillo y jabón las paredes internas de los tinacos, tanques, tambos y bebederos, y mantenerlos tapados.

2o. Grado

CAJA

DE HERRAMIENTAS

14

Conoce nuestros valores en estos cuentos antiguos contados ahora para ti por Rubén Bonifaz Nuño

Fundación de la ciudad y la patria

Otro día, los poderosos decidieron que era la hora en que nuestros antepasados debían ponerse en marcha para fundar la gran ciudad. Nuestros antepasados estaban entonces como dormidos, y creían que soñaban. A ese como sueño, los poderosos enviaron a nuestros antepasados un pájaro que en su canto parecía decirles: “Ya vámonos”. Pero nuestros antepasados, por pereza o por miedo de las fatigas y los peligros del camino, se resistían a emprenderlo. Entonces los poderosos, para acabar de convencerlos, les pusieron ante los ojos la imagen de la gloria que los esperaba. Y nuestros antepasados vieron entonces una laguna como formada de transparentes piedras azules y verdes que temblaban en la luz. Y vieron que del centro de esa laguna crecía una roca negra y luciente como una noche con estrellas, y de esta roca crecía un nopal, sobre el cual se posaba un águila. Esta águila era como el sol, y en su pico y una de sus garras sostenía una serpiente que era a la vez de agua y de fuego.

Después, nuestros antepasados vieron en el cielo una ciudad levantada sobre el agua, unida a la tierra por cuatro calzadas y rica de altas pirámides escalonadas y palacios y casas de todos colores, y allí se paseaban barcas de oro y plata y mucha gente adornada de piedras y plumas preciosas. Nuestros antepasados supieron que esa gente eran sus nietos y sus bisnietos, y en ese momento comprendieron que ellos debían hacer bajar del cielo esa ciudad, y ponerla en el lugar donde habían visto el águila sobre el nopal y la roca, a fin de que esa ciudad fuera como los puntales que sostuvieran el mismo cielo, que por un momento se había quedado vacío. Entonces nuestros antepasados volvieron a oír el canto del pájaro que les decía: “Ya vámonos”, y despertaron y juntaron sus cosas, pensando en su patria futura, y se pusieron en camino. Este cuento les era contado a niños y niñas de antes, para que aprendieran a amar a su ciudad y se sintieran orgullosos de ella, y amaran también a la patria que de allí habría de nacer. Como esa patria es también la tuya, tú debes sentir ese mismo amor y ese orgullo.
Cuentos de los abuelos

Unidad 1

15

������������������

���������������������������� ����������������������������� ��������������������������� ������������������������� �������������������������� ���������������������������� ����������������������� ������� ������������������������������� �������������������������� ���������������� ���������������������� ���������������������������� ���������������������� ������������������������������� ����������������������������������� ��������������������������� ����������������������������� ������������������������������� ������������������������� ������������������������
Códice Mendocino (siglo XVI).

La historia

La historia es muy útil y provechosa. Nos sirve para saber qué problemas enfrentamos en el pasado y cómo se resolvieron; para advertirnos sobre qué errores no debemos volver a cometer, y para conocer a qué héroe —hombre o mujer— imitar.

La historia sirve también para darnos confianza, pues sólo al conocer los problemas que hemos enfrentado en el pasado y cómo los superamos, podemos llegar a la conclusión de que también podemos superar nuestros desafíos presentes y futuros.
Javier Garciadiego Dantán El Colegio de México

2o. Grado

CÓMO

HACER COSAS CON PALABRAS

16

Veo con gusto que ya creciste, y además que ya sabes leer con mayor fluidez. Sí: yo soy el mismo Marco Tulio, tu profesor de PLATICAR. Hoy te voy a enseñar a que hagas un discurso chiquito, muy sencillo. Cuando estés comiendo con tu familia, quiero que te pongas de pie, o que levantes una mano, y con voz más alta de lo normal, pero sin gritar, digas esto: ¡Hey familia! ¡Tía Chela! ¡Todos! Cuando vean que levantaste la mano, o que te pusiste de pie, y que les hablaste en voz alta, todos se asombrarán mucho, porque nada de eso es normal. Lo normal es que cuando quieres hablar a las personas, para que te pongan atención, las toques en alguna parte de su cuerpo o les digas “Oigan”, y ellas te respondan simplemente “¿Qué?” o “Dime”, o “Sí”, pero como si nada ocurriera, sin que eso importe. Del modo como yo te digo que lo hagas: poniéndote de pie, o levantando la mano, cuando hay varias personas reunidas, te vas a divertir mucho. Es como un juego, pero un juego que no todos se atreven a jugar, solamente los niños valientes de la primaria, como tú. Cuando hagas eso, f íjate bien en la cara que ponen los que te oigan. Vas a sentir algo así como si con los ojos te dijeran: “¿Y éste, qué se trae?” o “Y tú, ¿qué traes?” Están asombrados. Te pusieron atención. Quieren que hables. Déjalos un momento en suspenso. Seis segundos. Respira profundamente hasta el ombligo, y después de sacar el aire diles: Tengo algo importante que proponerles. Vuelve a guardar silencio. Casi estoy seguro de que todos te prestarán atención. Si ves que a alguien no le interesa oírte, fíjate bien quién es; recuerda con todo cuidado si tiene algo en contra tuya, o si tú le hiciste algo que no le gustara. Podría ser Samuel, a quien le hiciste una broma de mal gusto, o Efe, que piensa que por tu culpa no la quieren, porque a ti sí te dieron dinero y a ella no. En este caso, lo que necesitas es que te vuelvan a querer, y pronto. De hecho nunca han dejado de quererte; pero tú necesitas que ya dejen de castigarte con su falso desprecio. Para lograr esto, es necesario que seas valiente y aceptes que cometiste un error, por ejemplo: diles a todos ahí mismo, e igualmente en voz alta, que sientes mucho la broma que le hiciste a Samuel, y que te duele mucho haber perdido el dinero con que ibas a comprar el regalo para Efe. Todo esto debe ser verdadero. Ninguna mentira. Entonces así quedarían tus palabras:

Unidad 1
Tengo algo importante que proponerles. Pero antes debo decirle a Samuel que siento mucho la broma que le hice. O: Tengo algo importante que proponerles. Pero antes debo decirles que siento mucho haber perdido el dinero para el regalo de Efe. O: Tengo algo importante que proponerles. Pero antes debo decirles que siento mucho la broma que le hice a Samuel, y sobre todo haber perdido el dinero para el regalo de Efe. Otra vez f íjate en sus ojos, y vas a ver que es como si te preguntaran: “¿Y qué es lo que propones?” Cuando sientas eso, diles lo que quieras, por ejemplo: Quiero que este domingo vayamos todos juntos a comer al campo. Es muy importante que antes de hacer esta proposición veas con todo cuidado si no hay ningún problema que lo pueda impedir. Por ejemplo, si alguien tiene que ir a trabajar forzosamente el domingo, o si ya están invitados todos a ir a una fiesta, o si alguien está muy enfermo y no puede salir, o cualquier otro impedimento que descubras. Luego di por qué es importante para ti que el domingo vayan juntos a comer al campo. Por ejemplo: Tengo ganas de salir de la casa, para no escuchar todo el día la misma música del vecino. Otras razones pueden ser éstas: para jugar a la pelota en el cerro, o para tomar aire libre, o simplemente para conocer ese lugar del cual te han hablado tanto. De este modo, te quedará un discursito más o menos así: ¡Hey familia! ¡Tía Chela! ¡Todos! [seis segundos de silencio] Tengo algo importante que proponerles. [seis segundos de silencio] Pero antes debo decirles que siento mucho la broma que le hice a Samuel, y sobre todo haber perdido el dinero para el regalo de Efe. [seis segundos de silencio] Lo que quiero proponer es que este domingo salgamos todos juntos a comer al campo. Creo que sería bueno salir de la casa alguna vez, y conocer un lugar del cual me ha hablado mucho mi amigo Ne. [seis segundos de silencio] Eso era todo. Amiguito, o amiguita: Siempre te voy a insistir en que lo que digas sea la verdad. La mentira tarde o temprano se conoce, y trae problemas. Pero hoy, lo más importante es que hayas aprendido a llamar la atención de personas distraídas, y a ser valiente al aceptar delante de todos que cometiste algún error, a causa del cual hay algunos que no quieran oírte (sean adultos o niños), para que luego puedas decirles lo que quieras.

17

2o. Grado

SUGERENCIAS

DE ACTIVIDADES DIDÁCTICAS Y DE EVALUACIÓN

Autoevaluación
18

• En la escuela, con mis maestros y mis compañeros ¿CÓMO VOY?
Siempre (S) Casi siempre (CS) Casi nunca (CN) Nunca (N)

Reconozco los cambios en mi aspecto f ísico y comportamiento. Demuestro interés por saber cómo puedo cuidar mi salud y mi crecimiento. Participo en actividades f ísicas de acuerdo con mis capacidades. Me integro respetuosamente en juegos con niñas y niños con más o menos destrezas que yo. Demuestro respeto hacia las diferencias entre mi familia y las de mis compañeras y compañeros. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

• En mi casa, en la calle y otros lugares ¿CÓMO VOY?
Siempre (S) Casi siempre (CS) Casi nunca (CN) Nunca (N)

Consumo alimentos que benefician mi desempeño f ísico y evito los que me dañan. Estoy pendiente de asistir a servicios médicos preventivos —vacunación, dentista— y a protegerme de riesgos en casa o en la calle. Ocupo mi tiempo libre en actividades que ayudan a mi bienestar f ísico. Respeto las diferencias entre mi crecimiento, habilidades y destrezas respecto de mis vecinos y familiares. Me identifico como parte de una familia y valoro los logros obtenidos. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

Unidad 1

Sugerencias didácticas conforme al programa
Aprendo a cuidarme Analizar los alimentos nutritivos para elegir lo que comemos. Todo el grupo recaba información acerca de los alimentos que se consumen en la escuela durante el recreo. Elaboran dibujos de estos alimentos e investigan cuáles son nutritivos y cuáles no lo son, así como las consecuencias de una mala alimentación en el crecimiento y la salud. Sentados en círculo, responden preguntas como: ¿en qué pienso cuando quiero comer en el recreo?, ¿qué es lo que más se me antoja?, ¿todos los antojos tienen que ver con la comida sana?, ¿qué necesitamos hacer para comer bien? Comentan por qué es importante conocer qué alimentos son nutritivos cuando se requiere elegir. Al final se elabora un periódico mural con los resultados de la actividad. Diferentes formas de ser una familia Reconocer los diferentes tipos de familia. Alumnos y alumnas hacen dibujos de los familiares con quienes viven. Comparten sus dibujos con sus compañeros e identifican similitudes y diferencias entre sus familias. Explican si tienen otros parientes que no viven con ellos, si los visitan con frecuencia, si los conocen directamente o por relatos y fotografías. Investigan el lugar donde nacieron su papá y su mamá, identifican similitudes y diferencias de las familias de ambos padres y reconocen su propio parecido con otros miembros de las familias de sus padres o abuelos. Comentan las diferencias entre los integrantes de una misma familia y entre diversas familias. Los alumnos responden preguntas como: ¿qué nos ofrece nuestra familia? Escriben e ilustran un texto sobre las características de su familia y lo que sienten por ella. Va a su carpeta.

19

Un vistazo a mi historia Reconocer los cambios f ísicos y de comportamiento al crecer. Alumnas y alumnos buscan información acerca de sus características cuando eran más pequeños: la manera en que hablaban, sus juegos y travesuras. Destacan aspectos de su crecimiento y desarrollo a partir de fotograf ías, la ropa que usaban, su cartilla médica y de vacunación. Elaboran una línea del tiempo personal a partir de su fecha de nacimiento, representando cada año de vida en una sección. Sobre la línea colocan fotos, dibujos o descripciones breves de sucesos familiares. Comentan la importancia de crecer y aprender cosas nuevas. Guardan la línea del tiempo en su carpeta.

Más alto, más fuerte, más veloz Reconocer lo que necesitan niñas y niños para crecer. Alumnos revisan su cartilla de vacunación y su cartilla médica; consultan su peso y talla actual. Hacen un texto en el que anotan información acerca de su estado de salud: si tienen las vacunas correspondientes, si padecen alguna enfermedad, si son alérgicos a algún alimento, si cuentan con el peso y la talla adecuados para su edad. Consultan al maestro o maestra de Educación Física sobre la importancia del ejercicio. Elaboran un boletín informativo para convocar a otros niños y niñas de la escuela a conocer su estado de salud y hacer deporte.

Trabajo transversal Consumidores de alimentos
Indagar. ¿Qué alimentos se anuncian en los medios?, ¿cómo se anuncian?, ¿qué me atrae de los alimentos que se anuncian?, ¿cómo puedo saber si estos alimentos son buenos para mi salud? Dialogar y reflexionar. Se describen anuncios comerciales que promueven el consumo de ciertos alimentos. Se analizan etiquetas de alimentos de origen natural y alimentos procesados. Se valora la importancia de conocer la calidad nutritiva de los alimentos.

Unidad 2

20

Mis responsabilidades y límites
Dialoguemos: Desde que nacemos aprendemos a convivir con los demás. Formamos parte de una familia que nos enseña los primeros horarios de comida, sueño y juego, las medidas de higiene y las primeras palabras. Necesitamos de los otros para sobrevivir, pues la naturaleza humana es social: no podemos ni debemos estar solos. Somos seres sociales y nos necesitamos, y por esa necesidad de compañía aprendemos a estar juntos y a colaborar. Toda nuestra vida será así porque convivir es compartir y cooperar con los demás, pues sólo juntos podemos construir, trabajar y producir bienestar y riqueza. Al crecer descubrimos nuevas formas de convivencia. Conocemos más personas, pertenecemos a nuevos grupos (como el de los amigos o la escuela) y aprendemos que nuestros actos afectan a los demás. Podemos interesar, molestar, alegrar o lastimar a alguien con nuestra conducta. También los otros pueden afectarnos o beneficiarnos con lo que hacen o dicen.

������������� �������������

�������������� ������������� ������� ���������������� �� ����������� ���� ������������������ � ������������ �������� ��������������� �� ������������� ������ ����������� � ������������� � ������������ ���� ����������������� �� ������������ � �������������� � ������������� � ������������ ������ ������������ ������� �������������� ������ �������������� �������������� �� � ���������������� � ������������ ���������� �������������� �� �������������

Cuando crecemos aprendemos, como lo hicieron nuestros abuelos, a medir y organizar el tiempo.

El calendario antiguo mexicano tenía 18 meses de 20 días cada uno. En esta figura, están los 20 días del mes.

Códice Borgia.

Unidad 2

21

Convivir nos ayuda a saber cosas de nosotros mismos y de los otros, a descubrir emociones y sentimientos, y a disfrutar en compañía de los demás. A través de la convivencia nos conocemos y comprendemos mejor, pues conocernos a nosotros mismos no es sólo saber cómo nos llamamos, quiénes son los integrantes de nuestra familia y cuáles son nuestras características f ísicas. Esto es importante pero no suficiente. Conocernos es saber cómo somos y qué sentimos cuando estamos con los demás, y reconocer y comunicar si estamos tranquilos, alegres, seguros y confiados, o si, por el contrario, sentimos miedo, tristeza, enojo o vergüenza. Cuando reconocemos nuestros sentimientos y emociones es más fácil reconocer los de los demás y ponernos en su lugar para comprenderlos mejor y respetarlos. Además de la comprensión y el respeto hacia los demás, la convivencia nos exige colaborar en asuntos que a todos nos interesan o afectan. Cuando pertenecemos a una familia, barrio o comunidad compartimos con ellos todos sus problemas y necesidades. Por eso, para encontrar las mejores soluciones, debemos intentar entendernos, colaborar y organizar nuestras acciones colectivamente.
Cuetzpallin, lagartija.

Xóchitl, flor.

Tochtli, conejo.

Cozcacuauhtli, zopilote.

Malinalli, hierba.

Quiáhuitl, lluvia.

2o. Grado

22

Para colaborar es indispensable tomar en cuenta las necesidades y posibilidades de los demás. Por ejemplo, cada integrante de una familia tiene que saber cuáles son sus tareas y evitar que éstas recaigan en una sola persona, pues sin distinción de sexo o edad es justo que, de acuerdo con nuestras posibilidades, todos seamos responsables de mantener bien nuestra casa y los espacios que compartimos. Los miembros de una comunidad justa contribuyen —libremente, porque así quieren que sea— a que haya una distribución equitativa e igualitaria de los bienes, derechos y obligaciones. ¿Cómo ayudar en las labores de la casa, ir a la escuela, estudiar, jugar y, además, descansar y disfrutar a nuestra familia? Para lograrlo es necesario: definir lo que queremos hacer individualmente y con los demás; establecer reglas de conducta que todos debemos seguir; organizar y aprovechar nuestro tiempo, y comprometernos libre y voluntariamente con lo que dijimos que haríamos. Para ponernos de acuerdo, dialoguemos. Comunicar con claridad y respeto lo que queremos y sentimos, y escuchar con atención lo que quieren y sienten los demás, es el mejor camino para entendernos.

Mázatl, venado.

Cuauhtli, águila.

Calli, casa.

Ozomatli, mono.

Técpatl, cuchillo de pedernal.

Miquiztli, muerte.

Océlotl, ocelote.

Unidad 2

23

Al dialogar podemos controlar nuestros sentimientos y emociones; por ejemplo, cuando estemos muy enojados por una situación que creemos injusta, pongamos límite a nuestro enojo para escuchar y entender los motivos de los otros. Para alcanzar una meta es necesario organizar y comprometer nuestro tiempo. Organizar el tiempo significa aprender a decidir y ordenar qué hacer antes y qué después, de acuerdo con el trabajo que se requiere y la importancia de cada actividad. La mejor forma de organizarnos es mediante horarios, y para cumplirlos debemos tomar en cuenta a los demás. Por ejemplo, si planeamos colaborar en la escuela después de clase, consideremos el horario de comida de nuestra familia. Comprometernos significa elegir de manera libre y razonada un deber o una obligación, y estar dispuestos a cumplir nuestros compromisos. Tenemos un compromiso cuando damos nuestra palabra. Somos responsables cuando nos esforzamos por cumplir la palabra dada y respondemos por nuestras acciones.
Átl, agua.

Cipactli, cocodrilo.

Ehécatl, viento.

Itzcuintli, perro.

Ollin, movimiento.

Cóatl, serpiente.

Ácatl, caña.

2o. Grado

CAJA

DE HERRAMIENTAS

Material de apoyo para el desarrollo de las competencias de esta unidad
24

El uso del tiempo: organiza tu horario

Organizar tu tiempo te permite hacer más cosas. Puedes elaborar un horario como éste, en el cual anotes tus actividades, la hora en que puedes realizarlas y el tiempo que te tomará llevarlas a cabo.

�����
���� ���� ���� ����� ����� ����� ���� ���� ���� ���� ���� ���� ���� ����

������

���������

������

�������

������

�������

¡Conoce tus emociones!

¿Sabes lo que significa la palabra “ahorro”?

Cuando algo te enoje, antes de actuar... ¡piensa! ������������� Valora los efectos que tus acciones y tus palabras pueden tener en otras personas. Exige el respeto que mereces y otorga respeto a los demás. Si tus emociones te hacen sentir mal o enfermo, platica con alguien de tu confianza acerca de lo que te ocurre y lo que sientes. Trata de aclarar tus sentimientos para que no confundas, por ejemplo, enojo con tristeza, miedo con vergüenza, o soledad con sentimiento de abandono.

Ahorrar significa guardar para prevenir necesidades futuras. Ahorras agua previendo que tú o los demás la necesitarán después. Ahorras comida cuando no te sirves en exceso ni desperdicias la que te sirven. Ahorras dinero cuando no gastas más de lo necesario, no pides lo que no necesitas, o tratas de guardar aunque sea un poquito del que tienes. Al ahorrar ejercitas tu autorregulación, es decir, tu capacidad de poner límite a tu capricho o gasto irracional. Cuando ahorras y ayudas a ahorrar a tu familia, actúas como persona responsable.

Unidad 2

25

¿Sabes que estás en la infancia?

Para cuidar tu salud y organizar tu tiempo

La infancia es el periodo de la vida que comprende desde el nacimiento hasta los nueve años de edad. Debe ser una etapa segura, en el cual niños y niñas puedan crecer, jugar y desarrollarse.
Secretaría de Salud

Para cuidar tu salud, organizar y disfrutar de tu tiempo libre, puedes realizar alguna actividad f ísica. La actividad f ísica se define como cualquier movimiento corporal que requiere el gasto de energía que se almacena en el organismo, por ejemplo: correr, caminar, trotar, brincar la cuerda, jugar futbol, bailar, entre otros. Cuando esta actividad es planeada y sistematizada se conoce como deporte: gimnasia, danza, natación, ciclismo y otros. Los deportes son ejercicios f ísicos que se presentan en forma de juegos individuales o colectivos, practicados bajo ciertas reglas, las cuales definen las características de la actividad y su desarrollo.

Secretaría de Salud

¿Por qué es bueno que cuides tu salud?

Si te cuidas bien, te alimentas, haces ejercicio y sigues las normas de higiene, podrás vivir gozando de buena salud y tu vida será larga y plena. Hace mucho tiempo, cuando nacieron tus abuelos o tus bisabuelos, en México la gente vivía, en promedio, 34 años, pero hoy que hay más servicios de salud y podemos cuidarnos; los mexicanos vivimos en promedio alrededor de 75 años. Cuídate para vivir muchos años.

2o. Grado

CAJA

DE HERRAMIENTAS

Este antiguo poema náhuatl fue traducido al español por Ángel María Garibay. Si lo lees con atención, sabrás que somos los herederos del saber de los toltecas. 26

La edad de oro tolteca

Los toltecas, el pueblo de Quetzalcóatl, eran muy experimentados. Nada les era dif ícil de hacer. Cortaban las piedras preciosas, trabajaban el oro, y hacían toda clase de obras de arte y maravillosos trabajos de pluma. En verdad eran experimentados. El conjunto de las artes de los toltecas, su sabiduría, todo procedía de Quetzalcóatl. Los toltecas eran muy ricos no tenían precio los víveres, nuestro sustento. Dicen que las calabazas eran grandes y gruesas. Que las mazorcas de maíz eran tan grandes y gruesas como la mano de un metate.

Y las matas de bledos, semejantes a las palmas, a las cuales se podía subir, se podía trepar en ellas. También se producía el algodón de muchos colores: rojo, amarillo, rosado, morado, verde, verde azulado, azul, verde claro, amarillo rojizo, moreno y aleonado. Todos estos colores los tenían ya de por sí, así nacía de la tierra, nadie lo pintaba. Y estos toltecas eran muy ricos; eran muy felices; nunca tenían pobreza o tristeza. Nada faltaba en sus casas, nunca había hambre entre ellos.
(fragmento)

Bajorrelieve de los jaguares, Tula, Hidalgo.

Unidad 2

Artista indígena

El desarrollo de los pueblos indígenas

27

Un hombre color de tierra trabaja: hace grecas y flores sobre un ánfora de barro cocido. Me creo ante un milagro; y pienso que la tierra misma, a través de este montoncito de polvo que es el hombre, es la creadora de las flores del jarrón.
(fragmento) Josefina Zendejas Lecturas para mujeres

Pintores nahuas del Alto Balsas, ganadores del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007.

Descendientes de los primeros pobladores y dueños del territorio de lo que hoy es nuestro país, las comunidades indígenas han padecido injusticias que las mantienen en dif íciles condiciones de vida. Hombres, mujeres y niños de dichas comunidades carecen de diversos bienes y servicios. Sin embargo, como mexicanos, ellos tienen pleno derecho a su desarrollo y bienestar, en el sentido que definan por sí mismos. Podrían salir adelante con el apoyo de todos. Quienes hemos tenido mayores oportunidades, estamos más obligados a lograr que haya en México condiciones de equidad y justicia. En este tema tú, estudiante, puedes hacer algo. Y puedes hacerlo desde ahora. Por ejemplo, teniendo mayor respeto por la cultura, la vestimenta, la lengua y las creencias de los diferentes pueblos indígenas, que deben ser nuestro orgullo, porque forman parte de la riqueza y diversidad cultural que nos distingue en el mundo. Recordemos que es importante saber vivir en colectividad, con el respeto que nos debemos unos a otros, ya que así podemos ayudar a hacer de nuestro lugar un hogar común, más amable para todos.
Luis H. Álvarez Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas

Artesanos del labrado en madera y modelado en barro.

Francisco Coronel Navarro, ganador del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007.

2o. Grado

TÉCNICAS

Y PROCEDIMIENTOS FORMATIVOS

Carpeta escolar
28

Puedes hacer una carpeta para guardar y transportar todos los materiales que elabores durante el ciclo escolar: cartas, ejercicios, fichas de trabajo, noticias y recortes de revistas o periódicos, dibujos y textos libres. En fin, todos los materiales que puedes utilizar individualmente o con tus compañeros para apoyarse mutuamente en la producción y realización de sus actividades. Los materiales de tu carpeta también son útiles para elaborar tus textos y el periódico mural.

������

������

����

��������������������������������������
����

������

�������������������������������������������� ���������������������������������������� �������������������������������������������� ������������������������������������������ ������������������������������������������������� �������������������������������� ����������������������������������������� ������������������������������������������� ��������������������������������������������� ��������������������������������������������� ����������������������������������������������� �������������������������������������������� �������������������������������������

����

����

�������

����
����

������

����

�������

�������

Unidad 2

¡Decide!
Hay cosas que tú puedes decidir. Por ejemplo: Si en el patio de la escuela algunos compañeros molestan a otro, tú puedes elegir qué hacer: • Formar parte del grupo que lo molesta. • Fingir que no ves lo que está pasando. • Defender a tu compañero. • Avisar a las autoridades de tu escuela lo que está sucediendo.
29

¿Tú qué harías? Al elegir qué hacer estás decidiendo. Cada decisión tiene una consecuencia diferente para ti y para los demás. Por eso... antes de decidir qué hacer, piensa qué es lo mejor para todos.

2o. Grado

SUGERENCIAS

DE ACTIVIDADES DIDÁCTICAS Y DE EVALUACIÓN

Autoevaluación
30

• En la escuela, con mis maestros y mis compañeros ¿CÓMO VOY?
Siempre (S) Casi siempre (CS) Casi nunca (CN) Nunca (N)

Identifico las distintas emociones que experimento. También identifico las de los demás. Reconozco alternativas de acción para evitar dañar a los demás cuando me siento triste o enojado. Organizo mi tiempo y establezco horarios para cumplir con mis responsabilidades y divertirme. Establezco metas para mejorar, y planteo las actividades para lograrlo. Expreso mi punto de vista para que la organización de las tareas escolares sea justa para niños y niñas. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

• En mi casa, en la calle y otros lugares ¿CÓMO VOY?
Siempre (S) Casi siempre (CS) Casi nunca (CN) Nunca (N)

Expreso mis emociones y sentimientos sin llorar, gritar o agredir a los demás. Inspiro confianza para que los demás me platiquen lo que les pasa. Establezco horarios para hacer tareas, jugar y ayudar en las labores de casa. Participo en la planeación de proyectos de mi familia y colaboro en su logro. Expreso mi aprecio por personas que realizan acciones destacadas. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

Unidad 2

Sugerencias didácticas conforme al programa
Mi sentir y tu sentir son importantes Reflexionar sobre la importancia de expresar los sentimientos sin dañar a otras personas. En equipos comentan qué ocurre cuando alguien pierde el control y expresa sus sentimientos de forma violenta. De qué otras maneras podemos expresar lo que sentimos y no dañar a otras personas, por ejemplo, escribiendo, cantando, contando, llorando, dibujando y escogiendo bien las palabras que usamos. Para finalizar, escriben un texto con sus conclusiones, y lo guardan en su carpeta. Mi agenda personal Distinguir entre las actividades que se realizan de manera independiente y las que necesitan supervisión. Mediante el uso de dibujos y frases, alumnos y alumnas elaboran una agenda en la que describen las actividades que realizan cada día de la semana en su casa, la escuela y otros ámbitos. Pueden elaborar la agenda con una hoja dividida en siete partes, una para cada día. Señalan las actividades que hacen de manera independiente y las que requieren de la ayuda o supervisión de otras personas, y comentan en equipos su trabajo. Revisan cómo organizan su tiempo durante el día: si la hora a la que se levantan les permite llegar a tiempo a la escuela, si el tiempo que destinan a la tarea es suficiente, si tienen actividades de descanso y recreación. Hacen ajustes a su agenda semanal, asegurándose de considerar tiempos para jugar, estudiar y realizar otras actividades cotidianas. Para ser justos Reflexión acerca de la distribución justa de bienes o productos. En equipos, los alumnos comentan qué ocurre cuando tienen que compartir materiales, juguetes, espacios, alimentos y otras cosas con otros niños y niñas. Cada equipo discute cómo estas cosas podrían distribuirse de manera justa entre las personas involucradas en cada situación, expone a la clase su propuesta de solución argumentando el cómo y el porqué de la nueva distribución. Para concluir, identifican situaciones en que decidieron o hicieron algo pensando sólo en su beneficio y otras en que pensaron en los demás. Juntos reflexionan sobre qué actitudes son necesarias para actuar con justicia.

31

Metas pequeñas para dar grandes pasos Identificar metas personales a mediano plazo. Alumnas y alumnos dibujan los juegos que les gustaban antes de entrar a la primaria y los que ahora les gustan. Explican cómo han cambiado sus gustos conforme han crecido. Comentan cómo cambiarán sus gustos cuanto estén en sexto grado, y también sobre otros cambios que tendrán con el tiempo. Escriben algunas metas que desearían alcanzar durante el ciclo escolar y lo que tendrían que hacer para lograr cada una. Entre todos, destacan el esfuerzo que se requiere para alcanzar sus metas. Integran su texto a la carpeta.

Trabajo transversal Aprender a cuidar una mascota Indagar. ¿Qué animales pueden ser mascotas? ¿Qué cuidados y espacios requieren? ¿Cuánto tiempo vive una mascota? Dialogar y reflexionar. Conversan en equipos acerca de la siguiente situación: si deseamos una mascota, ¿somos capaces de responsabilizarnos de su cuidado?, ¿qué actividades diarias debemos realizar para cuidarla?, ¿requerimos del apoyo de los adultos?, ¿qué ocurre si se nos olvida alimentarla, limpiarla o darle agua?

Unidad 3

32

Todos necesitamos de todos
Dialoguemos: Para vivir en sociedad todos colaboramos y ayudamos al bienestar de los demás, y dependemos unos de otros. Dependemos de los campesinos para tener alimentos frescos y sanos; de los molineros y panaderos, para comer tortillas y pan recién hechos, y de los comerciantes que venden verdura, fruta, carne y leche a todos los lugares del país, pues cerca de donde vivimos nos ofrecen lo que necesitamos. Dependemos de los ingenieros, arquitectos, técnicos y albañiles que hacen posible tener caminos, agua, electricidad, escuelas, clínicas, viviendas y medios de comunicación. Sin ellos, viviríamos completamente aislados, no tendríamos noticias de los demás ni podríamos visitarlos o comunicarnos con ellos. Tampoco tendríamos espacios para aprender y jugar, ni a dónde acudir para recibir atención cuando estuviéramos enfermos.
������������� �������������

�������������� ������������� ����� ������������� �������������� �� � ����� �������������� � �������������� � ������������ ���������� ����������������� �� ������������� �������� ����������������� � ������������ � ������������� ������ ������������ ������� �������������� ���� ����������������� �� ������������� ��������� ���������������� �� ������������ ������������ � �������������

Para crecer sanos dependemos de hombres y mujeres dedicados a cuidar nuestra salud: médicas y médicos, enfermeros y enfermeras, quienes nos atienden y aplican las vacunas que necesitamos, y nos entregan nuestra cartilla de vacunación. Carpinteros, herreros, carniceros, plomeros, electricistas, choferes o taxistas; fabricantes y repara-

La diversidad es riqueza. Investiga la importancia de la diversidad del maíz para nuestra vida colectiva.

El teocintle, una especie primitiva de la planta, es vestigio de la domesticación del maíz en México.

Unidad 3

33

dores de máquinas o zapateros; bomberos, policías o soldados; escritores, músicos, artesanos o periodistas, hombres y mujeres de los más variados oficios y profesiones trabajan para que la vida de todos sea mejor. En la escuela dependemos de los maestros y de quienes la dirigen y cuidan. Y muchos hombres y mujeres trabajan en todo el país para fabricar mesas, sillas, pizarrones, cuadernos y todos los materiales necesarios para aprender y para que tengamos libros de texto como éste. Y nada sería posible sin las personas que trabajan en el gobierno, quienes tienen la obligación de servir para que tengamos salud, educación y seguridad. El presidente, los gobernadores y presidentes municipales, los diputados y senadores, los jueces y todos los servidores públicos tienen la obligación de hacer que nuestra nación crezca y sea cada día mejor. Por eso decimos que necesitamos de otros, pues todos y cada uno somos indispensables para los demás. Y somos necesarios porque, como somos diferentes, todos tenemos algo distinto que aportar.

Originaria de América, es la planta que se representa en este monolito mexica.

En México existen distintas variedades de maíz: olotón, olotillo, elote occidental, conejo, mixteco negro y mixteco.

2o. Grado

34

Formamos una nación diversa, poblada por niños y niñas, jóvenes, hombres y mujeres, adultos y ancianos, diferentes entre sí, pero todos y todas mexicanos. Además del español, en México se hablan más de 200 lenguas. Somos ricos en oficios, tradiciones y costumbres. Siempre tenemos algún motivo para festejar, vestir nuestros trajes típicos, bailar nuestros bailes, cantar nuestras canciones, tocar nuestros instrumentos musicales y preparar nuestra comida que, por su variedad, es de las más ricas del mundo. En todas las regiones del país y en cada una de sus comunidades existen animales, plantas, bosques, selvas o desiertos, ríos, lagos y mares bellos y sorprendentes. De todos ellos nosotros somos responsables. Es nuestra responsabilidad conservar los ecosistemas de los que formamos parte y de los que dependemos para satisfacer nuestras necesidades básicas. El consumo excesivo de energía, la producción de basura, la contaminación del agua y el aire nos empobrecen como individuos y como comunidad, pues disminuyen nuestro patrimonio común.

El maíz amarillo es de los más populares, por su sabor suave y dulce.

Al norte de nuestro país se cultiva el maíz llamado azul.

Unidad 3

35

Así como cuidamos el ambiente, es importante tratar y ser tratados con aprecio y respeto. Aun cuando seamos diferentes, debemos tener las mismas oportunidades de educación, salud, seguridad y bienestar. Sin embargo, muchas veces creemos que el valor de las personas depende de sus rasgos f ísicos y su forma de ser, pensar y vivir, olvidando que la diversidad humana es una gran riqueza. Diariamente vivimos situaciones en que no todos los mexicanos somos tratados de igual manera, ni en forma justa. Las diferencias de sexo, edad, origen étnico y lengua, estado de salud o ingreso son todavía motivo en nuestro país para no dar ni recibir trato de iguales. La pobreza es efecto de la desigualdad y la discriminación que afligen a millones de mexicanos. Para tener una patria justa, igualitaria y solidaria, la primera y más importante tarea de los niños es estudiar y cuidar de nuestra salud. Así se crearán mejores condiciones de bienestar, igualdad e inclusión.

Se preparan exquisitos platillos con huitlacoche, hongo del maíz.

Los antiguos mexicanos, hombres del maíz, representaron esta idea en murales como los de Cacaxtla.

2o. Grado

CAJA

DE HERRAMIENTAS

Material de apoyo para el desarrollo de las competencias de esta unidad
36

Lenguas indígenas

ixim ajan øjksi ajan ixim i’iy tsíri centli ixim dëtha nuni trjöö
Algo que nos une

��������� ���������� �������� ��������� ���������� �������������� ������������ ���������� ������� �������� ���������� ����������

���������������������������������������

Casi todos los alimentos que comemos se producen en el campo. En éste trabajan hombres y mujeres que se encargan de preparar la tierra, sembrar, cuidar y, finalmente, cosechar. Una vez que lo cosechado está listo (limpio y separado) se prepara para ser distribuido y transportado hacia las distintas regiones del país. En cada región se producen alimentos distintos; así, por ejemplo, en el estado de Sinaloa se cultivan magníficos jitomates; hacia el sur, en Michoacán, deliciosos aguacates; en el centro de la República, en Guanajuato, rojísimas fresas; en Veracruz, dulces naranjas y mangos; piñas, hacia Tabasco, y en los estados de Guerrero y Chiapas, variedades de café que son únicas en el mundo. Por hablar sólo de algunos de nuestros estados. Entre esta gran variedad de alimentos destaca uno por su antigüedad en América y su significado para los pueblos prehispánicos: el maíz. El maíz es base de muchos de nuestros alimentos tradicionales, como las tortillas, los tamales, los pozoles o los atoles. Todos los mexicanos comemos y disfrutamos de su sabor y sus variedades y, por eso, decimos que el maíz es algo que nos unifica y nos da también sentido de identidad.

¿Viste cuántas maneras de nombrar al maíz hay en México? Esto es parte de la riqueza cultural de México. Como todos los grupos humanos, las poblaciones indígenas de nuestro país tienen usos y costumbres determinantes para su modo de vida. Poseen formas particulares de comprender el mundo y de interactuar con él. Visten, comen, celebran sus festividades, conviven y nombran algunas de sus autoridades conforme a su concepción de vida y sus tradiciones. Un elemento muy importante que distingue a los pueblos del mundo y les da identidad es la lengua con la que se comunican.

En México, según el Instituto Nacional de Estadística y Geograf ía, 6 de cada 100 personas (de 5 años y mayores) hablan alguna lengua indígena mexicana. El náhuatl, el maya y el zapoteco son las lenguas indígenas más habladas. ¿Sabes que quiere decir “indígena”?

Unidad 3

37

El maíz y sus variedades

De entre todas las plantas ligadas a nuestras tradiciones o a la dieta diaria se destaca una muy especial: el maíz. México se considera su centro de origen. Además, es uno de los países del mundo donde hay más variedades de esta planta. Seguramente habrás notado la enorme diversidad de elotes, tanto en tamaño como en color, que nuestro pueblo usa como alimento. Se calcula que son entre 41 y 59 variedades.
Calendario Cívico

Los vestigios más antiguos del cultivo de esta planta en nuestro país tienen alrededor de siete mil años. Su presencia sigue siendo fundamental para la dieta y la cultura de nuestras civilizaciones. Actualmente no hay ningún país en América que no siembre maíz, el cual es conocido con diferentes nombres, como maíz, choclo, jojoto, corn y milho, entre otros.
Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales

CAJA
2o. Grado

DE HERRAMIENTAS

38

La conquista del maíz

En una ocasión, los poderosos estaban muy preocupados porque veían que las gentes no encontraban nada de comida que les gustara y les hiciera provecho. Entonces escogieron a un hombre bueno y muy listo para que les consiguiera de comer, y le dieron fuerzas mágicas y el poder de convertirse en lo que él quisiera. El hombre escogido se sentó en el campo a pensar en lo que haría, y al mirar al suelo advirtió una fila de hormigas rojas que se dirigían a su hormiguero. Cada una de esas hormigas rojas llevaba en la boca un grano de maíz, que parecía alimenticio y sabroso. Él, para enterarse de dónde los habían tomado, decidió hacerse amigo de las hormigas rojas, y para conseguirlo se convirtió en hormiga negra, y bajó a platicar con ellas. Allí le contaron que habían tomado el maíz de un monte donde se daban las cosas de comer, que no estaba lejos, pero estaba prohibido. Hay cosas, como el aire y la luz, que les pertenecen a todos por igual. Aquel hombre pensó que el maíz debía ser de todos, como la luz y el aire, y a pesar de que estaba prohibido, fue a tomarlo del monte que le indicaron las hormigas rojas.

Unidad 3

39

De allí lo tomó y se lo llevó luego a los poderosos; éstos lo recibieron, lo cocieron, molieron la masa así formada y la pusieron en la boca de las gentes, que sintieron gusto y fuerza al comerla. Cuando nuestros antepasados les contaban este cuento, las niñas y los niños de antes aprendían que toda la gente, por pobre que fuera, debía tener algunas tortillas para comer, lo mismo que tenía luz para ver y aire para respirar. Eso debes saberlo también tú, y también debes compartir tu comida con quienes, por ser más pobres que tú, no la tienen.

Cuentos de los abuelos

2o. Grado

TÉCNICAS

Y PROCEDIMIENTOS FORMATIVOS

Fichero escolar
40

Cuando algo te interesa haces muchas preguntas, pues quieres saber más y más. Preguntando aprendes a investigar, ya que en cada pregunta y respuesta descubres que existe mucha información que desconoces, pero que puedes encontrar, por ejemplo, en los libros, conversando con personas que conocen bien el tema, viendo imágenes o documentales, o revisando periódicos. Para no olvidar o perder la información que obtienes al investigar, escríbela de manera ordenada y con muy buena letra en pequeñas notas. Éstas son tus notas de investigación, se llaman fichas, y el lugar para guardarlas es el fichero. Es una caja del tamaño y la forma de una de zapatos. El material del que esté hecho no importa, sino que te guste y te sirva para guardar tus fichas. Puedes hacer el tuyo, pero aprenderás mucho más si haces un fichero común con tus compañeros. En él cada uno puede guardar las notas de lo que va investigando, y juntos pueden revisarlas, platicar y preguntarse. El fichero escolar se guarda en la escuela. Es de todos, pues entre todos lo hacen. Es un bien común que todos pueden cuidar y enriquecer. Mientras más rico sea más útil y divertido será consultarlo. Por eso vale la pena trabajar y cuidarlo. Cuando el año se termine, pueden dejarlo en la escuela para que lo consulten otros niños.

Los�delfines
Los�delfines� Les�gusta�c

ar. viven�en�el�m do.

omer�pesca ros.

Son�mamífe

Unidad 3

Comprensión y reflexión crítica
Tirar la basura en el suelo, dejarla sobre las bancas, en el baño, el patio o cualquier otra parte, menos el basurero, ensucia el salón de clases y la escuela, y puede originar enfermedades y fauna nociva, pues la basura acumulada produce focos de infección. ¿Puedes hacer algo para evitarlo? Si reflexionas verás que sí. Pero antes, debes saber qué es reflexionar. • Reflexionar es detenerse a pensar algo para conocerlo y comprenderlo bien. • Para reflexionar te haces preguntas. Por ejemplo, te preguntas si crees que está bien o mal tirar la basura en cualquier parte. • Cuando reflexionas también te preguntas: ¿por qué suceden los hechos, y sus posibles consecuencias? Pregúntate, por ejemplo, si tus compañeros y tú tiran la basura fuera de su lugar porque en la escuela no hay basureros suficientes o porque no saben que la basura produce focos de infección o, simplemente, por descuido y falta de cortesía hacia los demás. Por eso... • Cuando reflexionas entiendes el problema, sus motivos y sus posibles soluciones, como qué hacer para que haya menos basura. • Después de tu reflexión piensa en algunas soluciones, como pedir a tu maestra o a la dirección de la escuela más botes de basura, organizar un periódico mural que muestre lo mal que se ve la basura acumulada o, simplemente, escribir un cartelón que diga: “No tirar basura”. ¿Ves qué fácil es aprender a pensar? Recuerda: Reflexionar es pensar acerca de un problema o asunto para descubrir cómo es, por qué ocurre, e imaginar alternativas para resolverlo.
41

2o. Grado

SUGERENCIAS

DE ACTIVIDADES DIDÁCTICAS Y DE EVALUACIÓN

Autoevaluación
42

• En la escuela, con mis maestros y mis compañeros ¿CÓMO VOY?
Siempre (S) Casi siempre (CS) Casi nunca (CN) Nunca (N)

Explico qué beneficios recibo del trabajo de personas de diversas localidades. Identifico situaciones en las que se discrimina a algunas personas. Defiendo a mis compañeras y compañeros cuando reciben trato injusto u ofensivo. Aprecio las tradiciones culturales que existen en mi localidad. Participo en campañas para conocer y cuidar las plantas de mi escuela y del entorno. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

• En mi casa, en la calle y otros lugares ¿CÓMO VOY?
Siempre (S) Casi siempre (CS) Casi nunca (CN) Nunca (N)

Reconozco que en la familia y en la localidad todos necesitamos de todos para cubrir necesidades. Evito utilizar palabras que ofendan o discriminen a otras personas por su origen, sexo o condición social. Me intereso por conocer las costumbres y tradiciones de otras localidades de mi país. Colaboro en la organización de las fiestas tradicionales de mi familia. Participo en el cuidado de las plantas y animales de mi casa. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

Unidad 3

Sugerencias didácticas conforme al programa
El comercio en la localidad: una muestra de interdependencia Analizar la procedencia de los bienes y servicios. En equipos, los alumnos analizan la procedencia y los materiales utilizados en la fabricación de objetos traídos de casa: ropa, juguetes, comida. Elaboran una lista de los lugares de donde provienen. Buscan imágenes de esos lugares en publicaciones o Internet, y de la gente que interviene en su fabricación. Investigan qué productos se fabrican en su localidad y si éstos se transportan a otras. Si es posible, visitan algún sitio donde se fabrique un producto originario de la localidad o entrevistan a alguien que transporte productos. Comentan la manera en que las personas obtienen lo necesario para vivir de la producción y del intercambio de productos. Todo el grupo elabora un mural donde se coloca la información recabada y se exhibe en un espacio escolar común. Todos merecemos respeto Reflexionar sobre las malas prácticas de burlarse o poner apodos entre los alumnos. Cada alumno y alumna hace su autorretrato y lo coloca en un muro del aula. Después de observar los autorretratos, elaboran una lista de los rasgos que son iguales en todas las personas, y de las características que los hacen diferentes, como el tono de piel y de cabello, la práctica de ciertos juegos o deportes, o su forma de vestir, y de cómo estos rasgos nos hacen diferentes y únicos. Niños y niñas describen algún caso donde alguien hizo o recibió burlas o apodos a causa de algún rasgo especial de su persona. La valoración de estas acciones se orienta mediante preguntas: ¿crees que esté bien apodar a un niño porque usa lentes o algún otro apoyo?, ¿estás de acuerdo en sacar del juego a alguien porque es robusto o delgado? Se identifican las acciones contrarias al respeto que todas las personas merecen.

43

La vida en verde Identificar acciones sobre el cuidado del ambiente. Alumnos y alumnas investigan y describen los cuidados que requieren las plantas, y los comparan con los que requieren las personas y los animales. Señalan qué tipo de cuidados podrían brindar a las plantas y árboles que nos rodean. En equipos, recaban información sobre la importancia de las plantas en la vida de las personas y los animales, así como los riesgos de su destrucción. Pueden revisar algún texto de la Biblioteca de Aula, por ejemplo, Breve historia del mundo. Identifican el tipo de árboles y plantas que se cultivan en el lugar donde viven. Trabajo transversal Diversidad en mi localidad

La fiesta en mi localidad Conocer las fiestas más importantes de la comunidad. Los alumnos hacen una lista de las festividades más importantes de su localidad, describen sus características y su experiencia personal en ellas. Si es posible, se presentan videos y fotograf ías de festividades de otros lugares del país en los cuales se aprecien diferencias con las formas de celebración local. Comentan la manera en que estas celebraciones permiten a las personas convivir, divertirse y sentirse parte de una comunidad. Consultan el calendario cívico incluido en su libro y platican acerca de cómo festejan las fiestas patrias.

Indagar. ¿Cómo es la gente de la localidad?, ¿todas las personas tienen la misma forma de vestir, de construir sus casas, de hablar?, ¿qué comunidades existen en la localidad?, ¿podemos ver esta diversidad en la escuela y en nuestro grupo? Dialogar y reflexionar. Discutir que dentro de la localidad se comparten prácticas sociales similares pero, además, hay diferentes costumbres, tradiciones y formas de vida entre sus habitantes.

Unidad 4

44

Normas y reglas para la convivencia armónica
Dialoguemos: Las sociedades son formas de convivencia organizada. Los seres humanos nos organizamos para optar por distintas maneras de vivir y encontrar satisfacción a nuestras necesidades básicas de alimentación, vivienda, salud, educación, recreación y seguridad, y para garantizar nuestros derechos.

��

����������� �� ����������������������� ���������� � ������������������������ � ��������������������� ������������ �� ����������������������� ������������ � ������������������������� ������������ �� ���������������������� ����� � ����������������������� � �����������

Convivir significa apegarse a ciertas normas y reglas de conducta. Norma es la regla que se debe seguir o a la que se deben ajustar las conductas, tareas o actividades. Las normas nos indican lo que podemos y lo que no podemos ��������������� hacer. Al ordenar nuestra conducta, las normas nos ����������� ayudan a convivir con otros en armonía y procurando el bienestar colectivo. ��� ���������������������� La convivencia organizada nos facilita compartir lo nuestro y colaborar con los demás para poder, por ejemplo, tener casa, comida, escuela, clínicas, lugares donde jugar y hacer deportes, así como la seguridad a la que todos tenemos derecho.

������������������ � �������������������� ������������� �� ������������������������ ��������������� �� ���������������������

En México, desde tiempos remotos, la música, el canto y la danza unen a los pueblos y alegran su convivencia.

Unidad 4

45

Conocer, cumplir y hacer cumplir las normas que organizan nuestra sociedad, y valorar si nos ayudan a vivir con libertad, es conveniente para no dañar a nadie y saber cómo promover y exigir nuestros derechos. Ésta es la base de nuestra formación ciudadana. En la democracia, que es la forma de vida que en México queremos tener, el respeto a las normas ayuda a lograr la convivencia respetuosa, justa, igualitaria y solidaria. Para hacer normas nuevas y mejorar las existentes, debemos aprender a dialogar. Cuando nos comunicamos debemos respetar el turno y el tiempo que cada uno tiene para decir lo que piensa. Es necesario aprender a decir lo que sentimos y requerimos, con libertad, sin miedo, sin prisa y sin vergüenza. Dialogar nos ayuda a ponernos de acuerdo para encontrar soluciones comunes que sean buenas para todos. Si se escuchan todas la voces y, mediante votaciones, se determina el parecer de la mayoría, y se toman decisiones siguiendo normas para respetar los derechos de quienes queden en minoría, se logra un ambiente democrático. También es necesario que haya procedimientos para cambiar las normas cuando sea necesario.

El caracol era usado como instrumento de viento.

Éste se llama huéhuetl, un tipo de tambor antiguo.

2o. Grado

46

Los grupos a los que pertenecemos, como la familia o la escuela, pueden ser ambientes democráticos. Para aplicar y hacer cumplir las leyes están las autoridades. Una autoridad es la persona que, como integrante de una comunidad, es responsable de aplicar y hacer cumplir las leyes para facilitar nuestra convivencia y bienestar. Existen distintos tipos de autoridades. En una familia, por ejemplo, los padres, tutores y abuelos son autoridades, pues son responsables de aplicar y hacer cumplir las normas que organizan la vida familiar, tales como los horarios, las costumbres y los permisos. A tu edad, y como integrante de una familia y una escuela, tienes responsabilidades. Esas responsabilidades deben ser acordes con tu edad y para tu beneficio. Estudiar, por ejemplo, te prepara para vivir una vida sana y para conocer y ejercer tus derechos. Las responsabilidades en tu casa, como pueden ser ocuparte de mantenerla en orden, o acompañar a un abuelo o abuela al realizar ciertas tareas, facilitan y hacen más agradable la convivencia familiar. Tienes también derechos, y es necesario que los conozcas, los ejerzas, los promuevas y los defiendas. Los adultos trabajan para garantizarte esos derechos, es decir, realizan las tareas necesarias para que tú goces efectivamente de ellos.

Los músicos acompañaban las danzas y los cantos.

El teponaztli era un tambor alargado de madera.

Unidad 4

47

Es importante que conozcas los derechos de los niños, pues implican la satisfacción de necesidades básicas que mejoran las condiciones de vida de la infancia. Se escribieron para protegerte, y establecen normas que la sociedad debe acatar. Por ejemplo, tu derecho a la salud requiere, entre otras muchas cosas, que se te apliquen vacunas que te protejan contra enfermedades. Para ello, las autoridades de salud producen y distribuyen vacunas. Tu familia te lleva a la clínica de salud más cercana. Y tú contribuyes sabiendo que son necesarias y disponiéndote a recibirlas. Otro ejemplo de grupo es la escuela. Las autoridades educativas son las responsables de ofrecer el servicio; tu familia, de inscribirte; tú, de estudiar. Si alguna de las partes de esta cadena de responsabilidad se rompe, se pone en riesgo el derecho que tienes a la educación. Si todos hacemos nuestra parte, y participamos en asuntos colectivos, tendremos un país mucho más fuerte, porque el estudio, la salud y, en general, el goce de todos los derechos, así como la participación en tareas colectivas, fortalecen a las personas y a las sociedades.

Los instrumentos musicales antiguos forman parte de nuestro patrimonio cultural, como esta flauta de barro.

La música nos brinda formas de convivencia. Murales de Bonampak, Chiapas.

2o. Grado

CAJA

DE HERRAMIENTAS

Material de apoyo para el desarrollo de las competencias de esta unidad
48

¿Qué es la justicia?

¿Qué son las leyes?

La justicia es una de las más importantes misiones que tiene todo gobierno. En la escuela, la aplicación de la justicia se refiere a que maestros y alumnos observen siempre el mismo nivel de respeto y de convivencia: que todos tengan la seguridad de que nada debe afectar sus sueños, sus éxitos, sus logros, sus cosas, su familia, su cuerpo y su dignidad. En otras palabras, la aplicación de la justicia es hacer que pase lo que dijimos que queríamos que pasara: que las calificaciones reflejen el esfuerzo y el talento de cada uno; que se castiguen las infracciones y las faltas de respeto; que las autoridades y maestros cumplan su trabajo y no abusen de su poder; que los alumnos cooperen entre todos; que el éxito no sea motivo de envidia ni de vergüenza; que se respete siempre el derecho a preguntar y obtener una respuesta; que nos podamos quejar y exigir que los demás observen estos principios sin miedos, ni temores de ningún tipo; en suma, que tú puedas ser lo que quieres ser sin que nadie te lo impida y sin impedirlo a nadie más, en paz y en armonía con la comunidad.
Suprema Corte de Justicia de la Nación

Las leyes regulan la manera en que los seres humanos viven y trabajan juntos. Las leyes establecen los límites de lo que pueden hacer las personas e indican la forma de resolver diferencias cuando se presenta un conflicto, un problema. Para que un sistema de leyes funcione, todos los ciudadanos tenemos que creer en ellas, respetarlas, estar seguros de que a todos nos sirven de la misma manera y que no hay favoritismos o distinciones en su aplicación.
Luis Rubio Centro de Investigación para el Desarrollo, A. C.

Unidad 4

49

Armonía

La armonía es sinónimo de belleza, de cordialidad, acomodo y aceptación. Cuando una melodía está sustentada sobre una estructura armónica bien construida, sin lugar a dudas su belleza es mayor. Igualmente, una familia será más afable y, a la vez, aligerará la carga, por pesada que ésta sea, si en ella el trato cotidiano se desarrolla desde todos los puntos de vista. Si un individuo encuentra armonía en lo que lo rodea, también va a perseguir encontrarla en todas las acciones donde interviene ese ser que se llama semejante. Donde hay armonía hay paz, encanto y ganas de vivir. La armonía es el elemento más fácil de acomodar, tanto en una pareja como entre la gente. En un principio, cuesta trabajo lograrla, mas sólo es cuestión de perseguirla, a pesar de que en el tiempo actual las prisas, que son el mayor enemigo de la armonía, nos agotan la paciencia. Para finalizar, la armonía dentro de la gente es el arte del entendimiento, y en la música es compañera indispensable de una hermosa canción. Un día, cuando en nuestros corazones se cuele la armonía, vamos a relegar la violencia. Bendita sea la armonía.
Armando Manzanero

2o. Grado

CAJA

DE HERRAMIENTAS

50

Lo útil y lo bello

Una vez, en tiempos ya muy lejanos, dos familias de nuestros antepasados, mientras se paseaban por el campo, hallaron en él dos envoltorios. Como todos eran parientes y amigos, cada una de las familias escogió en paz uno de ellos. Cuando la primera familia abrió el envoltorio que le había tocado, encontró dentro de él una gran esmeralda. Arrobados se quedaron mirándola, porque la esmeralda era clara y brillante como el sol en el agua, y en su interior parecían moverse muchas cosas bonitas, como árboles y pájaros y gente que se veía tranquila y dichosa; también se veían allí mares y ríos y cielos con nubes y luces de colores. Cuando la otra familia abrió su envoltorio, halló en su interior solamente dos pedazos de palo; al principio se sintió desilusionada, y tuvo un poco de envidia del envoltorio de la otra. Pero pronto aprendió que tallando uno con el otro los pedazos de palo, podía hacer brotar fuego, y con él, cocinar su comida y hacer cálidas hogueras alrededor de las cuales podían reunirse y sentarse a platicar y a contarse sus cosas, y ponerse así satisfechos de lo que tenían. Cuando los del envoltorio de la esmeralda vieron cómo se alegraban los del envoltorio de los pedazos de palo, ellos también se reunieron alrededor de su piedra clara, y, atentos y callados, se sentaron alrededor de ella, como si platicaran y estuvieran todos de acuerdo, y también se contentaron y se conocieron mejor unos a los otros. Dado que las dos familias eran de parientes y amigos, cuando la del envoltorio de la esmeralda quería calentarse y platicar, le pedía prestado el fuego a la del envoltorio de los dos palos, y cuando ésta quería callarse mirando algo muy bonito, le pedía prestada su esmeralda a la otra. Así las dos familias fueron felices, disfrutando de lo que habían encontrado en los dos envoltorios. Con este cuento que les contaban nuestros antepasados, sus niños y niñas aprendían que tanto lo útil como lo bonito sirven para unir y hacer felices a las familias. Tú, niña o niño de ahora, debes también aprenderlo.
Cuentos de los abuelos

Unidad 4

Himno Nacional Mexicano
51

CORO Mexicanos, al grito de guerra El acero aprestad y el bridón, Y retiemble en sus centros la tierra Al sonoro rugir del cañón. I Ciña ¡oh patria! tus sienes de oliva De la paz el arcángel divino, Que en el cielo tu eterno destino Por el dedo de Dios se escribió. Mas si osare un extraño enemigo Profanar con su planta tu suelo, Piensa ¡oh patria querida! que el cielo Un soldado en cada hijo te dio. CORO II ¡Guerra, guerra sin tregua al que intente De la patria manchar los blasones! ¡Guerra, guerra! Los patrios pendones En las olas de sangre empapad. ¡Guerra, guerra! En el monte, en el valle Los cañones horrísonos truenen, Y los ecos sonoros resuenen Con las voces de ¡Unión! ¡Libertad! CORO

III Antes, patria, que inermes tus hijos Bajo el yugo su cuello dobleguen, Tus campiñas con sangre se rieguen, Sobre sangre se estampe su pie. Y tus templos, palacios y torres Se derrumben con hórrido estruendo, Y sus ruinas existan diciendo: De mil héroes la patria aquí fue. CORO IV ¡Patria! ¡patria! Tus hijos te juran Exhalar en tus aras su aliento, Si el clarín con su bélico acento Los convoca a lidiar con valor. ¡Para ti las guirnaldas de oliva! ¡Un recuerdo para ellos de gloria! ¡Un laurel para ti de victoria! ¡Un sepulcro para ellos de honor! CORO Mexicanos, al grito de guerra El acero aprestad y el bridón, Y retiemble en sus centros la tierra Al sonoro rugir del cañón.

2o. Grado

TÉCNICAS

Y PROCEDIMIENTOS FORMATIVOS

Análisis de situaciones
52

A veces nos preguntamos: ¿qué pasa? Para entender una situación, y saber cómo actuar ante ella, es conveniente identificar: • ¿Qué sucede? • ¿Dónde se desarrolla lo que sucede? • ¿Quiénes participan en esta situación? • ¿Puedo participar en ella? • ¿Cuáles serían las consecuencias de mi participación? Una vez que has identificado todo esto, ya puedes reflexionar y decidir: • ¿Qué sería lo mejor para mí y para todos en esta situación?

Unidad 4

Desarrollo del juicio ético
Todos los días, las personas grandes o pequeñas nos enfrentamos a situaciones en las que tenemos que tomar distintas decisiones. Algunas de ellas son fáciles de tomar. Por ejemplo, cuando pensamos de qué sabor elegimos un helado, la decisión dependerá de lo que se nos antoje en ese momento. Tal vez hoy preferimos de limón, mañana de chocolate y otro día de fresa. Situaciones como ésta no representan problema o conflicto alguno, ni tampoco pasa nada si un día es de un sabor y luego de otro. Sin embargo, hay casos en los que es dif ícil tomar una decisión porque ésta puede ocasionar un problema o conflicto. Para elegir entre dos opciones, de acuerdo con lo que consideramos correcto o incorrecto, justo o injusto, adecuado o inadecuado, es conveniente tener en cuenta las consecuencias que puede tener para ti o para los demás. Antes de decidir hacemos un juicio ético. El juicio ético consiste en pensar las razones por las que realizaríamos una acción u otra. Al discutir y analizar con otras personas todas esas razones, tenemos la oportunidad de desarrollar nuestro juicio ético, pues también conocemos el punto de vista de los demás. Esto ocurre en muchas actividades que se incluyen en este libro. Analicemos un caso: Supongamos que Javier, tu mejor amigo, tomó una bolsa de dulces de la cooperativa, pero están acusando de ello a Julián. • ¿Vas a acusar a Javier o dejarás que culpen a alguien que no tuvo nada que ver? • ¿Qué harías en el caso de Javier? • ¿Tú qué harías en el caso de Julián? ¿Qué sería lo mejor para todos? Comenta con tus compañeros tus respuestas.
53

2o. Grado

SUGERENCIAS

DE ACTIVIDADES DIDÁCTICAS Y DE EVALUACIÓN

Autoevaluación
54

•• En mi escuela, con mis maestros y mis compañeros En la escuela, con mis maestros y mis compañeros ¿CÓMO VOY?
Siempre (S) Casi siempre (CS) Casi nunca (CN) Nunca (N)

Respeto las normas de los juegos en el salón de clase y en las diversas actividades escolares. Escucho las opiniones de los demás sin interrumpir y respeto su turno para hablar. Participo en la toma de decisiones para solucionar problemas de mi grupo o escuela. Identifico mis derechos y asumo responsabilidades para que se cumplan. Trato con respeto a los demás y me solidarizo cuando alguien de mi grupo tiene un problema. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

• En mi casa, en la calle y otros lugares ¿CÓMO VOY?
Siempre (S) Casi siempre (CS) Casi nunca (CN) Nunca (N)

Obedezco las normas familiares y procuro que la convivencia sea pacífica y armoniosa. Reconozco que para resolver los problemas familiares se requiere la participación de todos. Expreso mis opiniones con tranquilidad y escucho a los demás sin descalificarlos. Identifico la función de algunas autoridades de mi localidad. Identifico problemas de mi localidad y me intereso en proponer soluciones. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

Unidad 4

Sugerencias didácticas conforme al programa
Reglas en todas partes Reflexionar sobre el beneficio de las reglas. El grupo se organiza en equipos para participar en juegos de mesa: lotería, oca, serpientes y escaleras, damas chinas, etcétera. Se dan 15 minutos a cada equipo para jugar. Al término de este tiempo, los equipos describen las reglas que siguieron. Todo el grupo comenta por qué son necesarias las reglas y qué pasaría si no las hubiera. Los comentarios deben orientarse hacia el aprecio de las reglas, pues favorecen un juego justo y brindan las mismas oportunidades a todos los jugadores. Enlistan las reglas que deben seguir en diferentes momentos y situaciones de la jornada escolar, por ejemplo, al entrar o salir de la escuela, durante el recreo o al realizar actividades deportivas. Finalmente, comparan las reglas y comentan la manera en que éstas contribuyen al desarrollo de las actividades escolares. Mano, tras Analizar la importancia de respetar los turnos para hablar. Se presenta a alumnos y alumnas alguna situación o problema que demande tomar una decisión después de haber discutido opciones posibles de solución. Por ejemplo, “accidentalmente uno de tus compañeros derramó agua sobre tu cuaderno que estaba en el patio, mientras intentabas terminar tu tarea,” o “cuando están realizando el trabajo manual para el día de las madres, al dirigirte a tirar un papel al bote de basura, te tropiezas y, sin querer, derramas el pegamento sobre el trabajo de dos de tus compañeros” . Se forman equipos y se distribuyen los casos. Cada equipo nombra un moderador para dar la palabra. Se dan 15 minutos para discusión, al término de los cuales los equipos comentan al grupo las soluciones que encontraron. Los moderadores dicen si su equipo respetó el turno para hablar y, en caso contrario, qué ocurrió. Niños y niñas que buscan problemas... para resolverlos Reflexionar acerca de la participación de todos para resolver los problemas. En parejas, los alumnos toman nota de las cosas que pasan durante el recreo y las clasifican en dos columnas: las que les gustan y las que no. De estas listas, se eligen las situaciones problemáticas. Forman equipos para discutir esos problemas y proponer soluciones. El resultado de la discusión se da a conocer al grupo. Al enterarse de un problema, por ejemplo, la falta de libros, de seguridad o de limpieza, se organizan e identifican la autoridad a la que deben dirigirse para solicitar su intervención.

55

Las niñas y los niños tenemos derecho a... Conocer nuestros derechos. Los alumnos revisan los derechos de niñas y niños y proponen ejemplos acerca de la manera en que los adultos intervienen para que estos derechos se cumplan, y de las acciones que niñas y niños pueden emprender para que se realicen. Por ejemplo, para respetar su derecho de recibir atención médica en caso de enfermedad, los padres o las personas que los cuidan deben llevarlos al médico, y a los niños les corresponde seguir sus indicaciones: tomar los medicamentos y alimentos señalados, guardar cama, protegerse del frío, etcétera. La clase comenta por qué los niños deben conocer sus derechos. Trabajo transversal Las reglas: acuerdos para todos

Indagar. ¿Cuáles son las reglas en otros espacios de la vida diaria, como la familia o la comunidad?, ¿cómo se expresan esas reglas: de manera verbal, escrita, con señales o símbolos?, ¿quién se encarga de que estas reglas se cumplan? Dialogar y reflexionar. Discuten sobre la utilidad de las reglas y quiénes las hacen. Cuando las reglas no se cumplen, ¿qué pasa?

Unidad 5

56

Construir acuerdos y solucionar conflictos
Dialoguemos: Para aprender el arte de convivir hay que saber: lograr acuerdos justos, establecer y cumplir reglas de conducta igualitarias, y resolver de manera pacífica los conflictos que surjan con los demás. En todos nuestros grupos sociales, como la familia, la escuela, el equipo deportivo, la comunidad, e incluso la nación, existen diferencias entre sus miembros y pueden surgir conflictos. Podemos entender la palabra conflicto como lucha, pelea o combate; pero también como problema o asunto que está en discusión entre los miembros del grupo o comunidad. En el primer sentido, lucha o combate, el conflicto es una pelea, un pleito entre las personas. En el segundo, es un problema que debemos y tenemos derecho a discutir y solucionar sin violencia, sin pelear unos con otros. Para que la convivencia sea posible es necesario que aprendamos a manejar los conflictos que, de mane-

�������������

�������������

�������������� ������������� ��������� ������������� �� ������������ ������� ��������������� � ������������� ����� �������������� � ������������ � ������������ ����� ��������������� �� �������������� ��������� ������������ � ������������ ��������� �������������� �� �������������� ���� ���������������� � ������������� ������ ������������ ������� �������������� �� �������������� �� ������������� ����� ��������������� �� ��������������

Chichen Itzá, Yucatán.

Una manera de participar es interesarte por conocer y comprender tu cultura. La numeración maya es parte de ella. Los mayas registraron su historia y su calendario, formado por signos y números. El conocimiento siempre sirve para prevenir y solucionar conflictos.

Número uno.

Unidad 5

57

ra natural, surgen entre niños, jóvenes, adultos o ancianos: todos podemos tener problemas y debemos aprender a solucionarlos. Los conflictos son parte de nuestra vida. Aprendamos a comprenderlos, enfrentarlos y resolverlos. Que existan problemas o conflictos entre las personas es común y puede ser sano, ya que no siempre tenemos los mismos intereses o necesidades que los otros. Lo que no es correcto es que no solucionemos los problemas o que, por lo menos, no les busquemos solución. Muchas veces podemos tener conflictos porque no cumplimos con las reglas y los acuerdos que establecimos. Por ejemplo, cuando no cumplimos nuestras responsabilidades en la casa o en la escuela, o el compromiso de decir la verdad, producimos un conflicto que podíamos haber evitado. Puede suceder que un problema nos haga enojar tanto que sólo pensemos en pelear; o bien, que los problemas o conflictos que tengamos no sean culpa ni responsabilidad nuestra, pero que nos den tanta tristeza o tanta vergüenza que prefiramos no hablar de ellos, ocultarlos o mentir para que nadie se dé cuenta de lo que nos pasa.

Signo del cero

Número dos.

Número tres.

Número cuatro.

Número cinco.

Número seis.

Número siete.

2o. Grado

58

La violencia, el silencio o la mentira no resuelven los problemas. Cuando sintamos que tenemos un conflicto y no sepamos qué hacer, debemos hablar y pedir ayuda. En la convivencia diaria, muchos de los conflictos pueden originarse por asuntos que parecen muy simples, por ejemplo: el lugar donde tiramos la basura, la limpieza de nuestra vivienda y de los espacios que compartimos con otros, el ahorro del agua para que alcance, la organización de una fiesta escolar, o bien el cuidado de las plantas o de las mascotas. Todos estos problemas que pueden parecer pequeños merecen, sin embargo, mucha atención, pues de ello depende que nuestra convivencia diaria sea fácil, amable y feliz. Cuando somos parte de un grupo estamos obligados a tomar

Número ocho.

Número nueve.

Número diez.

Número once.

Número doce.

Número trece.

Unidad 5

en cuenta todos los asuntos que colectivamente nos afectan, como los dichos anteriormente. Por eso, es importante que aprendamos a reconocer las necesidades colectivas y a valorarlas y, entonces, ponernos de acuerdo para su solución. Participar es la clave para vivir con armonía y bienestar. Si queremos vivir en un ambiente democrático, compartiendo necesidades y soluciones, tenemos que aprender a participar y tomar decisiones con los demás. Compartir con los demás las responsabilidades es también un modo de tomarlos en cuenta y de respetarlos, pues no podemos ni debemos hacer individualmente lo que es asunto de todos. Siempre debes recordar que cuando perteneces a una familia, un grupo o una comunidad tus necesidades personales también cuentan y son, además, muy importantes, pues todos los grupos están formados de personas como tú, que merecen respeto y tienen derecho a participar. Todos los habitantes de este país, incluso los muy jóvenes como tú, podemos sumar nuestras acciones, compartirlas y organizarlas pacíficamente.

59

Número catorce.

Número quince.

Número dieciséis.

Número diecisiete.

Número dieciocho.

Número diecinueve.

2o. Grado

CAJA

DE HERRAMIENTAS

Material de apoyo para el desarrollo de las competencias de esta unidad
60

El hombre que habla

Hubo un tiempo, hace mucho, en que los poderosos se sintieron solos. Cansados de estar nada más unos con otros, pensaron que necesitaban a alguien más con quien hablar, y que les dijera cómo los veía a ellos y cómo los quería y los respetaba. Entonces los poderosos crearon a los animales; pero los animales solamente ladraban o maullaban o cacareaban o daban otros gritos que nada de lo que ellos querían oír decían a los poderosos. Éstos, entonces, decidieron crear otros seres con quienes hablar y que les hablaran, y fabricaron unos hombres que eran como muñecos de madera o de lodo; como no podían hablar, éstos pronto se rompieron o se deshicieron. Entonces, finalmente, los poderosos hicieron a los hombres y las mujeres de carne y hueso tal como somos ahora. Estos hombres y mujeres sí podían hablar, y los poderosos estuvieron muy complacidos con ellos, porque ellos les contaban sus gustos y sus penas y sus necesidades, y les estaban agradecidos y los respetaban. De esta manera, el poder de hablar vino a ser la cualidad principal de los hombres y las mujeres; les daba el modo de decir lo que sentían, lo que pensaban y lo que querían, y de comunicarlo a los demás y así ponerse de acuerdo para vivir todos juntos, formando grandes familias iguales y justas. Por eso tú, como lo hicieron los antiguos niños a quienes nuestros antepasados les contaban este cuento, debes aprender a hablar bien, para que puedas comunicarte con otros niños y también con las personas mayores, y que todos puedan conocer lo que sientes, piensas y quieres, y te hagan caso, porque el poder de hablar sigue siendo el don mayor de los seres humanos.
Cuentos de los abuelos

Unidad 5

61

Diálogo y participación

El valor de las palabras

En una democracia todos podemos y debemos participar. La participación democrática se basa en la palabra y en el diálogo. Para participar te sugerimos que: • Identifiques las situaciones que te interesan o requieren solución. • Te informes lo mejor posible sobre el asunto. • Conozcas, acuerdes y respetes las reglas. • Dialogues, abierto a escuchar de manera respetuosa opiniones diferentes de las tuyas. • Valores las ideas presentadas y decidas tu posición ante las diversas alternativas. • Expreses libremente tu opinión, decisión o voto. • Respetes y cumplas las decisiones tomadas.
Instituto Federal Electoral

“¡Eres un tonto!”, “eres un tonto”. Ahí tienen dos ejemplos de cómo las mismas palabras pueden ser democráticas o no. En el primer caso ¡Eres un tonto!, el tono y la intención son las de insultar y descalificar a alguien. Eso no es democracia, es autoritarismo. Pronunciadas con mayor suavidad y seguidas por una carcajada: eres un tonto, representan un encuentro democrático en la alegría y el ingenio. Como dice un libro muy antiguo llamado El Zóhar: las palabras nunca caen en el vacío. O nos unen, o crean distancia entre nosotros. Tener civismo es conocer y respetar las leyes que nos permiten convivir en una ciudad o en una comunidad. No tenemos, por ejemplo, por qué gritar, insultar, mentir o engañar con las palabras. Todo esto daña la convivencia y nada tiene que ver con la democracia. Si te obligas a hablar bien, con claridad, con verdad y con gracia, ya estás en camino de ser un buen demócrata y un buen ciudadano. Te invito a que caminemos juntos por este lado luminoso de la calle. Me gustaría que fuéramos amigos.
Germán Dehesa

2o. Grado

TÉCNICAS

Y PROCEDIMIENTOS FORMATIVOS

Conferencia
62

En este año has aprendido muchas cosas y, seguramente, puedes hablar de ellas. Estás listo para dar una conferencia. ¿Sabes lo que es una conferencia y cómo debes prepararla? Una conferencia es la exposición de un tema ante un público. Para prepararla: • Elige un tema de interés para ti y para tus compañeros. También puede ser un tema que tu maestro te asigne. En cualquier caso debes prepararte muy bien. • Toma en cuenta que hablarás ante tu público durante 10 o 15 minutos, por lo que es necesario que tengas información suficiente para compartir. • Organiza y redacta en un texto la información de acuerdo con su importancia, su interés y las fuentes de donde la obtuviste: libro, periódico, revista, videodocumental, Internet, o de alguien que te la dio. • Puedes ilustrar tu conferencia con imágenes o cartelones. Si quieres hablar sobre música, puedes utilizar grabaciones o, incluso, invitar a alguien a que toque algún instrumento y que pueda ejemplificar lo que estás contando. Así, podrías dar, por ejemplo una conferencia sobre el corrido mexicano. En ese caso puedes solicitar que alguien toque y cante un corrido, para que tu público (tus compañeros) lo conozca.

Es importante que puedas organizar bien tu información para que aproveches el tiempo y no pierdas la atención de tu público. Cada conferencia es seguida de un debate. Lo discutido en ese debate se incorpora al texto de la conferencia y a las ilustraciones utilizadas. Cuando hayas terminado, puedes guardar el texto final de tu conferencia en tu carpeta para consulta, que puede ser hecha, incluso, por algún futuro alumno de la escuela. Tanto la conferencia como el fichero son bienes colectivos de la comunidad escolar.

Unidad 5

Participación y cooperación
Cuando formamos parte de un grupo, como nuestra familia o el grupo de la escuela, compartimos con el resto de los miembros muchos de sus problemas. Por eso, debemos participar para que éstos se solucionen. Participar significa tener parte de una cosa, ser parte de algo. La participación es el principal ingrediente de la democracia. En un ambiente democrático: • Todas las personas pueden actuar y expresarse con libertad, y sus intervenciones son escuchadas con respeto y tolerancia. • Los conflictos y las diferencias entre las personas se resuelven mediante el diálogo. • Todos se sienten bien recibidos, respetados por el grupo y son responsables de sus actos ante éste. Por ejemplo, si en tu equipo de excursionismo hace falta un botiquín que sirva a ti y a tus compañeros para curarse una herida o atender una emergencia, es tarea de todos conseguirlo. Organícense para ponerse de acuerdo acerca de cómo adquirir los medicamentos y las cosas que necesitan, como algodón, alcohol, desinfectante y curitas. Cuando se organizan y se ponen de acuerdo, entre todos, sin dejar a nadie fuera, cada uno está haciéndose cargo de la parte de responsabilidad que le toca, es decir, está participando. Recuerda: Sólo participando podemos crear formas de vida democráticas.
63

2o. Grado

SUGERENCIAS

DE ACTIVIDADES DIDÁCTICAS Y DE EVALUACIÓN

Autoevaluación
64

• En la escuela, con mis maestros y mis compañeros ¿CÓMO VOY?
Siempre (S) Casi siempre (CS) Casi nunca (CN) Nunca (N)

Participo en la búsqueda de acuerdos para evitar que surjan conflictos o que crezcan los existentes. Rechazo actitudes como gritar, enojarme u ofender para afrontar conflictos. Muestro disposición a dialogar para decidir qué actividades realizaré con mi grupo. Muestro interés y compromiso para que haya un ambiente de colaboración en mi grupo. Identifico situaciones de mi escuela en las que puedo participar y lograr beneficios para todos. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

• En mi casa, en la calle y otros lugares ¿CÓMO VOY?
Siempre (S) Casi siempre (CS) Casi nunca (CN) Nunca (N)

Procuro solucionar los conflictos con mis familiares y amigos mediante el diálogo, evitando todo tipo de expresiones agresivas. Facilito que las decisiones con mi familia, amigos o vecinos se tomen mediante el diálogo. Me gusta realizar actividades en las que colabora toda la familia. Identifico cómo he participado en la comunidad ante problemas colectivos, como el cuidado de jardines y la recolección de basura, la inseguridad, etcétera. Acepto de buen grado que me apliquen las vacunas para la prevención de enfermedades. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

Unidad 5

Sugerencias didácticas conforme al programa
Yo quiero jugar a otra cosa Reflexionar sobre la importancia de construir acuerdos en beneficio de todos. Alumnos y alumnas expresan cuáles son sus juegos y juguetes favoritos. Cada uno relata alguna experiencia en que le haya sido difícil ponerse de acuerdo para jugar con otros. Describen lo que sienten cuando sólo se toma en cuenta la opinión de algunos para decidir, o cuando los que no están de acuerdo son excluidos del juego. Mediante una lluvia de ideas, se proponen caminos para ponerse de acuerdo al jugar; por ejemplo, rotar los juegos, escuchar todas las opiniones y votar por una, jugar varios juegos en un tiempo limitado. Se hace el comentario de que enojarse, llorar o hacer llorar, pegar, gritar o retirarse son formas que manifiestan que no hubo acuerdos y que se le está faltando al respeto a alguno de los participantes. Todo el grupo decide a qué jugar durante el recreo, y así se construye un acuerdo. Participar para el bienestar de todos Identificar la importancia de participar y colaborar en satisfacer necesidades comunes. El grupo elabora una lista de actividades cuya realización requiere tomar acuerdos con los demás; por ejemplo, hacer una fiesta o jugar futbol. Comentan la importancia de participar y colaborar con otras personas para alcanzar metas y satisfacer necesidades comunes. Investigan situaciones de la comunidad en que la gente ha participado conjuntamente para superar algún problema; por ejemplo, algún accidente o desastre natural, obra colectiva, como un camino de asfalto, o un parque de juegos. Identifican espacios y formas posibles de participación de niñas y niños en su entorno próximo, y la ayuda que requieren de otras personas, como sus padres, los vecinos o las autoridades, para tener éxito en su actividad. Destacan la necesidad que tenemos de otros, y la importancia de participar con los demás. Un grano de arena por la salud de todos Identificar la necesidad de la vacunación para el beneficio personal y social. Niños y niñas analizan su cartilla de vacunación: los nombres de las vacunas, qué enfermedades previenen y si cuentan con todas ellas. Investigan cómo se manifiestan algunas de las enfermedades contra las que los protegen. Platican por qué vale la pena vacunarse para prevenir enfermedades, aunque duela un poco. Elaboran carteles donde transmitan a la comunidad escolar sus ideas sobre la importancia de las vacunas para la salud de todos. Colocan sus carteles en un espacio escolar común, y luego en sus carpetas.

65

Hablar para aclarar Analizar diferentes formas de resolver los conflictos. De manera individual, alumnos y alumnas describen un problema en el que se hayan visto involucrados, dentro o fuera de la escuela, y que no se haya resuelto. Voluntariamente, exponen ante el grupo algunas experiencias, y entre todos eligen una para analizarla: en qué consiste, quién ha sido afectado, quién originó el problema, cómo lo enfrentó o evadió, y si esto ha creado otros problemas. Comentan por qué es necesario resolver, mediante el diálogo, los conflictos: para evitar que se prolonguen, crezcan o se provoquen nuevos. Trabajo transversal Participar y resolver conflictos

Indagar. ¿Qué tipo de problemas surgen con frecuencia en la escuela, la casa y la localidad?, ¿quiénes intervienen en ellos?, ¿por qué surgen?, ¿quién los resuelve?, ¿cómo se resuelven? Dialogar y reflexionar. Comenten lo que sienten cuando tienen un conflicto con alguien: tristeza, susto, enojo. Identifiquen causas y protagonistas de conflictos en la convivencia escolar, familiar y comunitaria. ¿De qué manera podemos llegar a acuerdos?

CARTA
66

A LOS DOCENTES
Estimada maestra, estimado maestro: La sociedad encomienda al magisterio una tarea importante y delicada: el desarrollo cívico y ético de los niños y las niñas que cursan la educación primaria. Siempre se ha dicho, y se sabe que es cierto, que las bases de la educación están en la familia. En ella el niño aprende los grandes valores de la solidaridad, de la unión, de la fraternidad, del amor. Estos valores, y los de la convivencia cívica, deben afirmarse y trabajarse sistemáticamente en la escuela como firmes pilares de la conciencia e identidad de los estudiantes, mediante la labor profesional y concertada de maestros y maestras. Desde la reforma de 1992, la formación ciudadana ha dispuesto de una hora de instrucción a la semana. Sin embargo, hasta ahora no había un libro de texto para los alumnos. El Programa Integral de Formación Cívica y Ética, eje rector a partir del cual se elaboró este libro, y que cobra vigencia a partir del año escolar 2008–2009, se propone que los alumnos adquieran ocho competencias: 1) conocimiento y cuidado de sí mismo; 2) sentido de pertenencia a la comunidad, a la nación y a la humanidad; 3) autorregulación y ejercicio responsable de la libertad; 4) apego a la legalidad y sentido de justicia; 5) respeto y aprecio de la diversidad; 6) comprensión y aprecio por la democracia; 7) manejo y solución de conflictos, y 8) participación social y política. Además plantea trabajar en cuatro ámbitos: 1) la asignatura, 2) el trabajo transversal, 3) el ambiente escolar y 4) su vida cotidiana. La asignatura sigue disponiendo de una hora, pero el Programa invita a que se aprovechen todos los ámbitos formativos disponibles. Se entiende por competencia la capacidad que desarrolla una persona para actuar en una situación determinada, activando y articulando sus conocimientos, habilidades y valores. Las competencias cívicas y éticas de una persona se evidencian en su ser, conocer, hacer y convivir. Es decir, no son conocimientos abstractos, sino saber puesto en acción ante situaciones diferentes y contextos varios. De manera muy esquemática se podría decir que se estimula a que los docentes propicien de manera continua que sus alumnos y alumnas se involucren en este proceso en espiral: acción–reflexión–construcción de nuevos criterios–acción, y que cuenten con los apoyos conceptuales, afectivos y de procedimiento para avanzar en el proceso de adquisición de competencias cívicas y éticas. Conforme al Programa, las ocho competencias se distribuyen en cinco unidades didácticas para los seis grados de primaria, y siempre en este orden:

Unidad 1 Unidad 2 Unidad 3 Unidad 4 Unidad 5

Conocimiento y cuidado de sí mismo. Sentido de pertenencia a la comunidad, a la nación y a la humanidad. Autorregulación y ejercicio responsable de la libertad. Apego a la legalidad y sentido de justicia. Respeto y aprecio de la diversidad. Sentido de pertenencia a la comunidad, a la nación y a la humanidad. Apego a la legalidad y sentido de justicia. Comprensión y aprecio por la democracia. Manejo y resolución de conflictos. Participación social y política.

67 Este libro tiene como finalidad ayudarle a usted, maestro o maestra, a planear el uso del tiempo —una hora semanal— destinado a la asignatura Formación Cívica y Ética; facilitar el trabajo transversal, proporcionando materiales y sugerencias didácticas para animar cada sesión, dirigirla con claridad hacia los propósitos y los aprendizajes esperados y aprovechar las oportunidades para la formación cívica y ética que brindan tanto las otras asignaturas como el ambiente escolar. No se trata de un cuaderno de trabajo para ser llenado, sino de un material de referencia que auxiliará a enriquecer la experiencia y los conceptos que se construyan en su salón de clases. En el primer grado usted leerá a sus alumnos textos de este libro como si leyera un cuento, es decir, ajustando el ritmo y el modo de la lectura al interés y las características del grupo. Esos textos servirán para detonar discusiones, enmarcar y dar cierre a las actividades didácticas que se emprendan, y como material de lectura en casa, donde los padres conversarán con sus hijos e hijas sobre los temas que se abordan en esta asignatura. Para primero y segundo grados hay un cuaderno de trabajo con ejercicios que ayudarán a las niñas y a los niños a desarrollar competencias de expresión y reflexión, a hacer conciencia de sus actitudes, sentimientos, valores y prácticas, y a abordar las temáticas planteadas en el libro de texto. Cada libro de texto consta de cinco unidades, y cada unidad se desarrolla en un bimestre en 7 u 8 sesiones, con el material y en el orden que usted prefiera, todo encaminado al apoyo de las actividades didácticas también de su elección. Las ideas se presentan a manera de diálogo con el niño o la niña, quienes, con la guía de su maestra o maestro, leerán, analizarán y discutirán el texto en grupo. Para asegurar la comprensión de las ideas, se sugiere que el grupo elabore un glosario, asimismo con la asesoría de su profesora o profesor. Con diversas estrategias, hay que ampliar el vocabulario, la comprensión y la capacidad de expresión de los niños y las niñas. Recordemos que la palabra y su buen uso constituyen la base de la comunicación, el acuerdo y el trabajo conjunto, es decir, de la vida democrática. La formación cívica y ética se funda en el conocimiento de uno mismo y de su país, en aceptar y valorar lo propio. Así, en la sección Dialoguemos se presentan ilustraciones de algunos aspectos de nuestra identidad, historia y cultura. Las imágenes abordan desde el México antiguo hasta la época contemporánea. En el segundo grado, las ilustraciones corresponden al México antiguo, para despertar el interés en nuestra identidad y patrimonio. Mediante diversas técnicas basadas en investigación —ficheros, periódico mural, museo escolar, línea del tiempo— usted podrá fomentar que ese interés sea más amplio y profundo, y que se extienda a otros periodos de nuestra historia; que los alumnos conozcan su historia y patrimonio como medio para conocerse a sí mismos y desarrollar su sentido de pertenencia a la nación. En la Caja de herramientas hay información para que los alumnos y las alumnas consulten, analicen, reflexionen y actúen. Se trata de textos expresamente elaborados para estos libros por instituciones públicas, la sociedad civil y personajes destacados, o bien, tomados de clásicos de nuestra literatura. Usted puede seleccionar los que requiera para su trabajo en clase, con la seguridad de que se trata de materiales de permanente actualidad, plurales y que parten de nuestra tradición pedagógica y literaria. La mediación de la profesora o profesor en el uso de estos materiales es imprescindible. En la sección Cómo hacer cosas con palabras se ofrece a niños y niñas estrategias para hacer uso de la palabra de modo efectivo. Se trata de un ejercicio basado en las enseñanzas de la retórica clásica grecolatina, el cual contribuirá a que los alumnos y las alumnas hagan conciencia del peso y la fuerza de las palabras, de su poder persuasivo, teniendo siempre como norma que nunca se persuade para el mal, ni para la mentira. Anime siempre a sus alumnos a tomar la palabra, a pre-

Secciones de cada unidad
Cada una de las cinco unidades del libro se divide en estas secciones: Dialoguemos, Caja de herramientas, Cómo hacer cosas con palabras, Técnicas y procedimientos formativos, Autoevaluación y Sugerencias didácticas. En Dialoguemos se tocan las ideas básicas de la unidad. Sirve de introducción a los temas, o bien, después de haber realizado algunas actividades didácticas, ayuda a los alumnos a entender los contenidos de la unidad, para usarlos con provecho.

68 pararse para hacer buen uso de ella y para estar alerta cuando otros la usen para el mal. Si desde niños las personas aprenden a valerse de las palabras, será más dif ícil que sean manipuladas por las palabras. En la sección de Técnicas y procedimientos formativos, se ve cómo, para desarrollar las competencias cívicas y éticas del Programa, se requiere que la maestra o maestro trabajen con sus alumnos y alumnas a partir de ciertos procedimientos indispensables, como son el diálogo, la toma de decisiones, la comprensión crítica, el juicio ético y la participación, así como el manejo de algunas técnicas que fomentan la formación ética y ciudadana, como son la asamblea y el periódico escolar, entre otros. Se ofrece una explicación y un ejemplo sencillo de tales técnicas y procedimientos; pero usted puede consultar, ampliar, modificar o reelaborar estos ejemplos cuando el trabajo en aula así lo requiera. La Autoevaluación está orientada a que los alumnos y las alumnas se evalúen a sí mismos, a que reflexionen cómo ha sido su comportamiento en relación a los temas del programa. Consta de dos partes: la primera se refiere al comportamiento de los alumnos en la escuela; la segunda, a las actitudes de los niños y las niñas en su casa, en su vecindario y en la localidad en general. Servirá como medio de comunicación entre la escuela y la familia. En la autoevaluación, el papel de usted, y el de los padres de familia u otros adultos, será ayudar a los alumnos a explicar a qué se refiere cada aspecto; no se trata de influir en las respuestas, sino de hacer conciencia de su progreso. La pregunta “¿Qué podemos hacer?” será la base de un diálogo que comprometa a todos en la acción. Esta sección puede ser tomada en cuenta para la evaluación bimestral. En las Sugerencias didácticas se posibilita que los alumnos relacionen e integren sus experiencias con nuevos conceptos que las expliquen de otro modo. Son actividades con que usted facilitará que los niños tengan a la mano una experiencia sobre la cual reflexionar, y que les ayude a abordar las temáticas de la unidad. Las actividades deben generar productos individuales y colectivos que evidencien el aprendizaje. Es conveniente que las reflexiones y conclusiones se registren en el cuaderno, y que se seleccionen las que se quieran dar a conocer ya sea por medio de una carta, o un periódico, o cualquier otro medio. Recordemos que tanto los conceptos como la experiencia son necesarios para el logro de las competencias. No se trata solamente de generar actividades, ni únicamente de efectuar lecturas o discusiones aisladas. Es necesario que usted, maestro o maestra, se proponga crear las condiciones idóneas para que los niños y las niñas reflexionen sobre su práctica y practiquen lo que aprenden. Como se ha dicho, la teoría sin experiencia está hueca, y la experiencia sin teoría está ciega. Con base en lo anterior, se considera que para el desarrollo de competencias es necesario partir de la experiencia de los alumnos, cuya acción reflexiva será un primer material de trabajo. Las secuencias didácticas sugeridas posibilitarán la identificación de los conocimientos previos y las expectativas de niños y niñas. Con esas vivencias como punto de partida, se impulsará el trabajo con referentes nacionales y científicos, conforme lo estipula el artículo 3 constitucional, para que todos construyan sus nociones, conceptos, valoraciones y hábitos con criterios científicos, democráticos, nacionalistas y solidarios. Maestra o maestro: los invitamos a servirse de este libro para planear las secuencias didácticas que ustedes diseñen, para clarificar los conceptos que vayan construyendo sus alumnos, para trabajar sistemáticamente con técnicas y procedimientos formativos, y de ese modo encaminar a sus alumnas y alumnos a la toma de conciencia y a la acción reflexiva mediante ejercicios de auto y co-evaluación. El desarrollo de competencias cívicas y éticas se puede favorecer mediante la aplicación de las sugerencias didácticas y el uso de este libro, que constituyen la columna que articula otros materiales que tiene usted en la escuela: Biblioteca de Aula y Biblioteca Escolar, publicaciones de instituciones públicas, y la página Web hecha especialmente para apoyar este trabajo. En esa misma página se recogerán sus observaciones y sugerencias para la actualización y el mejoramiento de este libro que la Secretaría de Educación Pública pone en manos de los niños de México para reforzar su formación ciudadana, y los valores cívicos y éticos de la democracia. Gracias, estimada maestra, estimado maestro, por su valiosa labor.

Secretaría de Educación Pública

������������������������������������������ ������������������������������������������ ���������������������������������� �����������������������������������������������������

����������

������������������������������������������������� ������� ����������
������ ������� �������

��������

�����������������������

�����

����������

���������

���������������������������������
����������������������������������������������������������������������������������������������� ����������������������������������������������������������������������������������������������������� ���������������������

���
� ������������������� � �������������������������

��

���������������������������
� ����������� � �������������������� � ������������������������������������ � ����������������������������������������������������� � �������������� � �����������������������������

��������

����������������������������������

������������������������������������������������������������

�����������������������������������������������������������

RELACIÓN

DE IMÁGENES
Páginas 7, 28, 32, 33, 34, 35 22, 45, 46 11,26, 27 7, 25, 49 49 14, 27, 38, 39, 50, 60 44 10, 26, 45, 46 8, 9, 10, 11, 15, 20, 21, 22, 23, 26, 35, 47, 56, 58 49 9, 10, 11, 33, 45, 46 44

Fuente Acervo Iconográfico DGME/SEP Arqueología Mexicana Artes de México Comunicación Social - SEP Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO - SEP Consejo Nacional para la Cultura y las Artes Fideicomiso Diego Rivera - Fundación Diego Rivera Instituto de Investigaciones Estéticas - UNAM Instituto Nacional de Antropología e Historia México Desconocido Museo Nacional de Antropología e Historia - INAH Palacio Nacional Fotografía Tatiana Abaunza Lorenzo Armendariz Michael Calderwood Martín Córdova Rafael Doniz Jordi Farré Juan Antonio García Trejo Fernando González Marco A. Pacheco Adalberto Ríos Szalay Rita Robles Valencia Heriberto Rodríguez Bob Schalkwijk Tachi Ilustración Yvonne Cartín Julián Cicero Alex Echeverría Moisés Fierro Campos Salvador Pizarro Pablo Rulfo Créditos editoriales Rubén Bonifaz Nuño, Cuentos de los Abuelos SEP-Conaliteg. Conaculta, 1999.

52 26, 27 26 13 44, 45, 46, 56, 58 21, 22, 23, 32, 34, 35 28 25 9, 20, 45 49 9, 10, 11, 12 25, 40, 62 47 11

48 16 29, 41, 52, 53, 62, 63 12, 13, 24, 36, 37, 47, 56, 57, 58, 59 14, 38, 50, 60 61

Formación Cívica y Ética. Segundo grado se imprimió por encargo de la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos, en los Talleres de , con domicilio en en el mes de julio de 2008. El tiraje fue de de ejemplares.

50 Aniversario

Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->