P. 1
Historia de Chilca (principal)[1]

Historia de Chilca (principal)[1]

4.17

|Views: 23.498|Likes:
Publicado poralfa200375

More info:

Published by: alfa200375 on Jul 20, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/21/2015

pdf

text

original

Sections

Ubicada en el Pasaje Sandia Nº275, Manzana 85, Lote 27, Inmueble de propiedad de
la Municipalidad Distrital de Chilca. Contiene una gran colección de cerámica y objetos
de metal perteneciente a la cultura de Chilca. La serie de objetos que se han
rescatados y que se encuentran en exhibición en las vitrinas, es sólo una pequeña
parte de la rica herencia cultural del pueblo de Chilca, testigo de la capacidad creativa
de los antiguos pobladores y de su contribución al patrimonio universal, expresiones
ambas de nuestro pueblo y que conforman la base sobre la cual nos sentimos
identificados y poseedores de una tradición a la cual pertenecemos.

Lamentablemente, esta herencia se ha visto afectada por el saqueo indiscriminado de
los “huaqueros”. La protección y valoración del material
arqueológico no debe realizarse exclusivamente a través de leyes y normas que

8

prohiban acciones destructoras, sino que se debe insistir en una mayor participación
comunitaria en la conservación y valoración de nuestro patrimonio.

El patrimonio arqueológico no sólo son objetos que deben contemplarse; su valor como
herencia radica en el aprecio con que los mismos ciudadanos lo han revalorizado
como elemento de identidad cultural.

El interés por nuestros restos arqueológicos no puede aparecer solamente cuando
somos testigos de la destrucción de un lugar que conocemos, o porque es noticia de
primera plana en los diarios. Ese interés debe mantenerse despierto siempre, de no ser
así, ¿cuál sería nuestro vínculo con los objetos prehispánicos?.

INTRODUCCION A LA CULTURA CHILCA

Los huesos humanos proporcionan gran información para conocer el modo de vida
de los antiguos pobladores:

1.Qué enfermedades sufrían,
2.Qué tipo de alimentos consumían,
3.Qué prácticas culturales realizaban.

En la colección de Chilca podemos ver las siguientes anormalidades:

Fracturas:

Son roturas de los huesos por golpes violentos, caídas fuertes, etc.
En Chilca se han encontrado individuos con fracturas en el cráneo.

Tumores benignos:

Son bultos de hueso compacto ubicados en la parte exterior del cráneo. Su lento
crecimiento no puso en riesgo la vida del individuo.

Infecciones del oído:

Se observan como pequeñas proliferaciones de hueso. Están muy relacionadas a
los hombres que realizaban prácticas de buceo y de pesca.

Anemia:

Se presentan como porosidades en el cráneo. En los Andes se relaciona al alto
consumo de maíz y a la infestación por parásitos intestinales.

Caries dental:

Se ven varios casos de esta enfermedad, la cual se produce al destruirse el tejido
del diente por la fermentación de carbohidratos.

Sarro o cálculo dental:

Se trata de una concentración de minerales en el margen de las encías. Se
relaciona con el consumo de proteínas.

9

DEFORMACIÓN CRANEANA

Es la modificación artificial de la forma del cráneo, constituyendo un importante
marcador social. En Chilca, el tipo más común es la deformación occipital costeña
por cuna. Ésta produce el aplanamiento de la parte de atrás de la cabeza como
consecuencia de apoyar a un infante constantemente contra una superficie dura.
Esta técnica fue muy utilizada en la costa durante la dominación inca.

TREPANACIÓN CRANEANA POR RASPADO

Es la remoción gradual de una porción del cráneo raspándolo con un instrumento
duro. Está relacionada con fracturas y otras anomalías en la cabeza siendo los
índices de supervivencia bastante altos. También se observa la denominada
“trepanación suprainiana”, realizada en la parte posterior del cráneo que se
presume fue de origen ritual.

DATOS GENERALES SOBRE LAS OCUP

ACIONES
CULTURALES MÁS TEMPRANAS EN LA ZONA DE CHILCA.

PERÍODO LÍTICO (14000 – 5000 a.C.)

Evidencia de la presencia más antigua de hombres en la quebrada de Chilca fue
hallada en los sitios arqueológicos Tres ventanas y Cueva I, localizados en la
zona alta de la quebrada.

PERÍODO PRECERÁMICO (5000 – 2250 a.C.)

Durante este período se da la formación de las primeras aldeas. Uno de los sitios
arqueológicos más importantes en este sentido es el sitio de La Paloma,
encontrado por Engel en 1964. Engel reconoció una gran aldea (aproximadamente
250x600m.de área), con evidencia de tres momentos de ocupación diferentes,
durante un lapso de 2500 años. La aldea estaba formada por chozas circulares y
ovaladas, de paja, sostenidas por palos de madera. Estos hombres se dedicaron
tanto a la pesca como a la recolección de recursos marinos, y de lomas
(caracoles).

Otro aldea importante es la llamada Pueblo I, hallada por Engel en 1963. Se
encontró evidencia de productos cultivados como camotes, pallares, frijoles, yucas
y jíquinas, así como algodón para la confección de prendas de vestir.

PRÁCTICAS FUNERARIAS DE L

OS ANTIGUOS

CHILCANOS

Uno de los principales descubrimientos en las aldeas de La Paloma y Pueblo I,
durante el período precerámico, fue el hallazgo de contextos funerarios.
En La Paloma se hallaron contextos funerarios tanto al interior como al exterior de
las chozas, consistiendo en fosas simples excavadas en la arena, dentro de las
cuales se colocaban los cuerpos en posición flexionada.

10

En Pueblo I se encontraron 115 contextos funerarios; estos se daban en tres
formas :
Aislados: Con uno o dos cuerpos por tumba, tanto dentro como afuera de las
chozas.
Múltiples: Cuando se colocaban hasta 8 cuerpos en una fosa, extendidos sobre el
piso de una choza.
Cementerio: Zona que albergaba más de 100 contextos funerarios.
Los niños, recién nacidos y fetos eran enterrados con finos vestidos y alhajas como
collares. Algunos cuerpos fueron clavados en el suelo con una estaca. Al parecer,
las chozas eran destruidas para que sirvieran como última morada de las personas
enterradas.

HORIZONTE TEMPRANO (2250-200 a.C.)

Alrededor del año 2000 a.C. algunos agricultores se asentaron en el sitio La
Paloma; en sus aldeas se hallaron restos de pallares y textiles de algodón. Estas
aldeas estaban formadas por chozas semi-subterráneas, cuadrangulares, con dos
accesos con escalinatas en lados opuestos de la choza. En los sitios de Pueblo
303 y Pueblo 24 (1660 y 1560 a.C.) se halló evidencia de cerámica temprana.
Alrededor del año 1600 a.C. las influencias de la “cultura” Chavín llegaron a la zona
de Chilca; evidencia de esto es la cerámica incisa, típica de este estilo, encontrada
en sitios como Monumento I y II.Algunos de estos sitios se ubican en la parte baja
del valle, en las lomas, cerca de pantanos y lagunas, en las pampas de la irrigación
Del Solar, en la laguna Duro Tacla y en la loma Huarangal.

PERÍODO INTERMEDIO TEMPRANO(200 a.C – 550 d.C.)

Por el año 200 a.C. en la parte baja del valle de Chilca se desarrolló el Señorío de
los Lapa Lapa. El nombre proviene del sitio más importante de este período,
ubicado en la zona oriental del Cerro Yaya o Lapa Lapa. En la parte más alta del
cerro hay evidencia de una construcción relativamente sólida y planificada,
mientras que en las faldas del cerro se ubican grupos de chozas de totora, cañas y
esteras, ubicadas sobre terrazas superpuestas. Estos habitantes consumieron
maíz, pallares y la papa deshidratada más antigua del Perú.

CERÁMICA

La palabra “cerámica”, derivada de la voz griega keramos (“material quemado”), es
utilizada para referirnos a la vajilla producida al someter la arcilla cruda a elevadas
temperaturas de cocción.

Como toda actividad humana, la cerámica es elaborada para satisfacer algunas
necesidades (beber líquidos, almacenar, consumir o servir los alimentos, etc.).

Dado que la forma de la vajilla se encuentra relacionada a la función para la cual
fue producida, podemos clasificarla de la siguiente manera:

Vasija cerradas: Utilizadas para cocinar, almacenar y transportar o beber líquidos.
Dentro de esta categoría se incluyen las ollas, cántaros, tinajas, jarras y botellas.
Vasijas abiertas: Utilizadas exclusiva-mente para consumir y servir alimentos o
líquidos. Dentro de esta categoría se encuentran los vasos, cuencos, tazones,
platos y cucharas.
Estilos cerámicos del Curacazgo de Chilca, durante los períodos Intermedio Tardío
(900 – 1476 d.C.) y Horizonte Tardío (1476 – 1534 d.C.) en la quebrada de Chilca
coexistieron, por lo menos, 3 estilos cerámicos:

11

Ychsma, procedente de los valles norteños del Rímac y Lurín. Estilo caracterizado
por llevar como decoración una tira de arcilla aplicada representando una serpiente
ondulante, así como bandas cremas pintadas sobre la pasta roja de las vasijas.
Puerto Viejo, estilo local costeño. Caracterizado por sus grandes tinajas o urnas
con cara-gollete, las cuales guardan similitudes con cántaros cara-gollete Ychsma
con decoración negra y crema pintada sobre la pasta roja.
Cuculí, estilo local serrano producido por gente de clara filiación Yauyos. Se
caracteriza por el uso de pastas de color marrón.

ARTES TEXTILES EN EXHIBICION

Los textiles de esta exhibición proceden en parte del saqueo, por este motivo
nuestro conocimiento acerca de ellos es limitado. Por los diseños, que son
principalmente aves estilizadas, líneas verticales de colores y otras figuras
antropomorfas y zoomorfas; suponemos que las telas pertenecen al Periodo
Intermedio Tardío (900-1476 d. C.). Los textiles con diseños de aves estilizadas son
comparables con textiles de estilo Chincha e Ica, (también del Intermedio Tardío).
La mayoría de las telas de esta exhibición, son tapices y textiles de cara trama,
hechos con lana y algodón de colores rojo oscuro, verde oscuro, negro, varios
tonos de marrón, etc.

Los tejidos prehispanicos los encontramos principalmente en entierros como
ofrendas a los muertos. En la vida cotidiana los tejidos tenían la función de vestir a
los individuos: así tenemos principalmente camisetas, mantos, bolsas, etc. Los
textiles también eran un indicador de la posición social de las personas, por lo que
los individuos más importantes, llevaban los vestidos hechos con las mejores fibras
y con la decoración más fina y llamativa. Debido a que los textiles están hechos
con fibras vegetales o animales, es difícil que se conserven; después de 500 años
o más de su fabricación, los hilos pierden color y resistencia hasta desaparecer.
Sin embargo, en la costa central y sur del Perú como en ningún otro lugar del
mundo, la aridez y poca acidez del suelo favorecen en gran medida a la
conservación de tejidos, por lo que muchas veces se encuentran textiles casi en el
mismo estado de conservación en el que fueron enterrados. Este es el caso de los
cementerios prehispanicos de Chilca, en donde se encuentran telas en muy buen
estado de conservación. Pero por otro lado el saqueo de los cementerios, influye
en la destrucción de los textiles.

Los textiles en el área andina, eran fabricados usando lana de camelidos (de
alpaca y vicuña principalmente) y algodón. Pero la lana y el algodón comienzan a
utilizarse hacia el año 1600 a. C. aproximadamente; antes de esto era común el
uso de pieles de camelidos en la sierra y lobos marinos en la costa, así como de
sogas hechas con fibras vegetales (maguey, junco, etc.). Por lo general se usaban
telares de cintura: soporte en el cual se tienden hilos paralelos entre si (urdimbres),
los cuales son cruzados de manera perpendicular por otros hilos (tramas). Por un
lado se amarraba el telar a un árbol o cualquier otro soporte, y por el otro lado se
amarrado a la cintura del tejedor. En esta exhibición contamos con muchas de las
herramientas usadas en el tejido, como agujas y bobinas (palo en donde se
envuelve el hilo al momento de tejer). Estas herramientas podían hacerse
utilizando madera o hueso animal. También tenemos fibra animal (de camélidos) y
vegetal (algodón), la cual se hilaba para formar madejas. Otras herramientas
usadas con el telar de cintura, son el liso (palo que se amarra a las urdimbres y
que sirve para ajustar las tramas), y la espada (palo que sirve para ajustar las
urdimbres). Con el telar se pueden hacer varios tipos de tejidos, como las telas de
cara trama o de cara urdimbre (si el hilo que se ve es de la trama o de la urdimbre),
o los tapices que son telas de cara trama, con diseños hechos entrecruzando las
tramas.

EL CURACAZGO DE CHILCA

12

Esta época del Perú (900-1476 d.C.) es llamada Intermedio Tardío o de Estados
Regionales. En ella se desarrollaron las sociedades a modo de naciones
ocupando un territorio específico, de tal manera que adquirieron características
particulares.

Según Cieza de León, Chilca formaba parte del Señorío de Chuquimanco junto con
Mala, Guarco y Lunahuaná. La Dra. Rostworowski cuestiona esta información
identificando a Chilca como parte del Señorío de Ychsma.

En la Quebrada de Chilca, las evidencias arqueológicas para este período nos
indican la presencia de dos grupos diferentes: los Cuculí y los Puerto Viejo.

Los Cuculí toman su nombre del cerro que divide en dos la Quebrada de Chilca
(1200 m.s.n.m.). En la cima de dicho cerro se encuentran los restos de un pueblo
construido por inmigrantes serranos que según Engel, se dedicaban al pastoreo en
las lomas y al comercio con camélidos entre el valle bajo y la puna.

Alrededor del año 1450 d.C. adquiere importancia el grupo de los Puerto Viejo, que
toman su nombre de la playa ubicada en el Km. 76 de la Panamericana Sur. Al
parecer los Puerto Viejo tuvieron una alta tecnología en el cultivo, con canales y
pozos para la extracción del agua. Es posible que hayan explotado las salinas.

Otros sitios importantes de esta época son el Castillo de Bandurria, Chichacara
(1250 m.s.n.m.), Rupashkawasi (1500 m.s.n.m.) y Chunchowasi.

RESEÑA DE LA PRESENCIA HUMANA EN CHILCA

Las primeras evidencias de ocupación humana de la quebrada de Chilca se
remontan al año 6080 a.C., cuando grupos de cazadores nómades habitaron las
cuevas de Tres Ventanas y Quiqché, en la serranía cercana a Huarochirí.

Alrededor del año 5000 a.C. estos pobladores se desplazaron hacia tierras más
bajas, como las lomas y los bordes del río Chilca. Allí se establecieron de un modo
más permanente en aldeas, como La Paloma y Pueblo 1.

Por el año 1600 a.C. llega al territorio de Chilca el impacto cultural Chavín,
apareciendo la cerámica con decoración incisa. Posteriormente, se desarrolla la
cultura Lapa Lapa, alrededor del año 200 a.C.; los pobladores de esta cultura van a
ser los primeros en cultivar en las llamadas “chacras hundidas”.

Siete siglos más tarde, Chilca recibió las influencias de la cultura Wari; evidencias
de ello han sido encontradas en los sitios Sawilka y Pozas Salinas.

Cuando en el año 1476 d.C. el inca Tupac Yupanqui conquistó la quebrada, ésta
era habitada por 2 grupos, Cuculí y Puerto Viejo, integrantes del Curacazgo de
Chilca.
La ocupación española de Chilca se inicia en 1534. Desde su llegada a territorio
chilcano, los nuevos pobladores buscaron cristianizar a los indígenas. Por ello, en
1674, los jesuitas levantaron la iglesia “Nuestra Señora de la Asunción de Chilca”.

El distrito de Chilca se crea en nombre del cabildo el 10 de julio de 1813, siendo su
primer alcalde Don Ignacio Chumpitaz.

En 1880, durante la guerra del Pacífico, los chilenos desembarcaron en Cerro Azul
para ayudar a sus compatriotas que se encontraban concentrados en San Vicente
y en las inmediaciones de Chilca, Puerto Viejo, Curayacu (Santa María) y San
Bartolo.

AñosCronología relativaManifestaciones culturalesSitios arqueológicos

13

1534

1476

900

550

d.C.
0
a.C.
200

2250

5000

14000

Período Colonial

Presencia española

Pueblo 107

Horizonte Tardío

Presencia Inca

Tambo y Rupashca
Wasi

Período Intermedio
Tardío

Señorío de "Chuquimanco"
(Según el Inca Garcilaso de
la Vega)

Puerto Viejo, Bandurria,
Cuculí, Gentilar y Plaza
Tiza

Horizonte Medio

Influencias Wari

Sawilca, Antival y
Mancos III

Período Intermedio
Temprano

Cultura Lapa Lapa

Lapa Lapa y Quebrada
Sorpresa

Horizonte Temprano

Influencias Chavín

Pozo y Monumento I

Período Inicial

Primeros ceramistas y
agricultores de maíz

Huarangal

Período
Precerámico

Agricultores de pallares,
camote jiquima y algodón
asentados en aldeas

La Paloma, Pueblo 1,
Moya VI, Piedra Grande
y Mancos I

Período
Lítico

Bandas de cazadores
nómades

Cueva Tres Ventanas y
Quipché

RESUMEN DEL ANÁLISIS ÓSEO

Traumas y enfermedades

1) Fracturas
2) Tumores benignos
3) Infecciones del oído

Cráneo 1
Cráneo 4
Cráneo 2

Alimentación

1) Anemia
2) Caries dental
3) Sarro o cálculo dental

Cráneo 3
Mandíbula
Mandíbula

Prácticas culturales

14

1) Deformación por cuna
2) Trepanación craneana

Cráneo 4
Cráneo 5

Pisos ecológico/climáticos de la quebrada de Chilca

Piso ecológico

Altitud
(m.s.n.m.)

Temperatura
promedio anual (°C)

Precipitación
promedio anual
(mm.)

Desiertos y lomas
costeros

0 - 800

18

0 -20

Lomas altas

800 - 2300

18

20 - 250

Ceja de Sierra

2300 - 2600

15

250 - 350

Sierra

2600 - 3800

10

350 - 500

Puna

3800 - 4800

5

500 - 800

Nevados

4800 - 5000

2

800 - 1000

Cuadro elaborado en base a información publicada por la Oficina Nacional de
Evaluación de Recursos Naturales (ONERN), 1976 y Fréderic Engel, 1967.

IV.

ALREDEDORES DE LA CIUDAD:

A.El Centro Administrativo Inca de Bandurria “ Valle Bajo de Chilca ” :

Al producirse la llegada Inca a la Costa Sur Peruana en el Horizonte Tardío (1440-
1532), inicialmente por acción de Cápac Yupanqui y consolidado por Tupac Yupanqui,
se construyo y se superpuso la infraestructura inca, al costado o encima de los
asentamientos locales, así como también se edifico alejado de los mismos.

Son variados y de deferentes nivel jerárquico. Los asentamientos incas en la Costa
Sur, tenemos: Tambo Viejo en el Valle de Acari ( Valdez: 1996, paredones en el Valle
de Nazca ( Herrera: 1997 ), Tambo Colorado en Pisco ( Urteaga: 1939 ), la Centinela
en Chincha ( Santillana 1984 ) ( Wallace 1998 ), Inkawasi en Cañete ( Hislop: 1985 ),
Uquira en el Valle de Ajia ( Agurto Calvo y Coello: 1992 ), el salitre en Mala ( Goldfried:
1969 ), la gran Pirámide del Sol edificado por los Incas en Pachacamac y el estudio
regional sobre la ocupación Inca, en la Costa Sur, efectuado por Dorothy Menzel en

15

1959. Otro asentamiento Inca, ubicado en Chilca, fue Bandurria, cuya cerámica tipo, el
cual es el cara gollete, fue estudiada por bonavia en 1959. Existen referencias etno
historicas, acerca del valle de Chilca, como de garcilaso de la vega (1976) cuando
menciona a los Guarco y Lunahuana, refiere que junto a ellos, los valles de Mala y
Chilca estaban gobernados por un solo Señor llamado Chuquimancu.

Rostowroski (1981) sostiene que los coayllo y los Chilca iban a cultivar tierras en Mala,
proponiendo una territorialidad discontinua y señalando una hegemonía de poder bajo
el mando del Señor de Mala. No se han efectuado excavaciones arqueológicas en el
lugar, solo menciones descriptivas como la de Larrabure y Unanue (1941), otro
investigador que estuvo en Chilca fue Frederic Engel (1987), menciona el sitio de
Bandurria, denominándolo “castillo”, sosteniendo que edificar tal categoría de
estructura significaba mandar un equipo y tener bajo sus ordenes a numerosos
obreros; se puede imaginar que Bandurria sea la expresión de un potente señorío
impactando sobre Chilca;... al tomar Engel datación para un fardo del cementerio
Bandurria, arrojo 1480+- 110d.C.., Moisés Linares(1994) divide Bandurria en tres
sectores A,B, y C (la plaza, el monumento principal y la estructura cuadrangular),
sosteniendo al final que... las evidencias arquitectónicas reflejan claramente un
cambio, dando cuenta de una nueva forma de relaciones sociales entre los dominantes
y dominados, lo cual de seguro creó mecanismos socioeconómicos que permitieron
dar solidez y seguridad al imperio .

Dos motivos que causaran alarma en la preservación del sitio son el incesante
huaqueo que sufre el mismo, asemejándose a un campo bombardeado, asociado a la
practica del deporte de motocros encima de las edificaciones, a vista de las
autoridades, que vienen destruyendo paulatinamente Bandurria.

EL SITIO

Bandurria se ubica en el distrito de Chilca, provincia de Cañete a 75 Km. Al sur de Lima
y 62.4 m.s.n.m, en la cima del cerro epónimo del sitio.

Su ecosistema es la llanura costeña, perteneciente geomorfológicamente al grupo de
cerros, lomas y afloramientos rocosos que flanquean en el valle, hasta llegar al mar,
acotando que el sitio se encuentra a 1Km aproximado del mismo.

Aunque el sitio Inca recibe el nombre de Bandurria, en el mismo cerro se hallan
colindando al oeste, estructuras pertenecientes al Intermedio tardío (1000-1400 d.c),
son edificaciones de planta irregular, semi subterráneas, construidas con mampostería
de piedra y mortero de barro grueso, notándose todavía en algunas unidades enlucido
en su paramento, con un pobre trabajo en la piedra. Estas estructuras ocupan una
mayor extensión a comparación de las edificaciones de filiación inca, ocupando

16

incluso primariamente el espacio de los mismos. Actualmente se ubican en una parte
de la cima del cerro (Oeste) y en las laderas. El planeamiento urbano es caótico,
tratándose de unidades aglutinadas a ambos lados de un muro eje ondulante,orientado
de Este a Oeste, lo mas resaltante lo constituye la aparición al Sur este de un pozo
circular al parecer de carácter ceremonial, colindante con la edifiv¡cacion inca, el
hallazgo de pintura ocre (amarillo oscuro) en algunas paredes de las estructuras y la
muralla defensiva ubicada al Oeste.

Las edificaciones de filiación Inca son tres en el cerro Bandurria, la primera de ellas es
el barrio administrativo, ubicado al Oeste, delimitando hacia la misma orientación con
las estructuras del intermedio tardío, la plaza trapezoidal, ubicada al Este y al Norte
una estructura cuadrangular, asociada a cuartos, cabiendo resaltar que esta ultima no
se encuentra en la cima del cerro, sino en una saliente del mismo a un nivel inferior.

El barrio administrativo tiene como dimensiones: 76.50 mts muro Norte, 52.90 mts.
oeste, 71.20 mts. sur y 53.40 mts. este, de planta rectangular,orientandose en forma
alargada de este a oeste. La topografía viene en declive, razón por el cual se construyo
aterrazadamente, los muros perimetrales no son rectos sino escalonados presentando
doble y triple adosamiento, echados ligeramente a su interior, resaltando los muros
norte y este, las cuales se truncan en sus uniones formando una doble esquina, las
alturas no son uniformes variando en función al terreno, siendo sus medidas métricas
de 2 a 5 mts.

El muro perimetral Oeste, en su cara externa, colindante con el sitio local, es el que
mejor información brinda, respecto a la técnica de construcción y a la interrelación
arquitectónica, de ambos sitios. La cimentación fue hecha en base a piedra,
elevándose hasta alcanzar el nivel del muro, encontrándose con relación al mismo
restos de enlucido con pintura ocre, del mismo tipo a los hallados en las paredes del
sitio local y adobes intrusivos, que al parecer cumplían la función de resanar los
deterioros existentes. Superpuesta al muro de piedra, se encuentra la pared de
adobes, la cual fue construida bajo la técnica de soga y a tizón ( mixta ) no siendo
uniforme su presentación, ya que sea por la disposición de los adobes y el tamaño
disparejo de los mismos (45x33x12), (50x30x15) y (43x25x13) por mencionar algunos
ejemplos, la argamasa que unían estos adobes compuesto de barro, vegetal, piedra y
moluscos molidos y en algunos casos con pequeños huesos, era de grosor disparejo
muy similar a las del sitio local y elaborados con los mismos elementos, otro detalle
que aparece en la pared externa del muro perimetral Oeste son las hornacinas (2), la
primera de ellas ubicada al Norte, siendo sus dimensiones 47x35 y 34 cms de
profundidad, resaltando en su pared interior superior, pintura ocre, similar a los
hallados en otros contextos ya mencionados; la segunda hornacina se ubica al Sur a
3.20 mts de la primera, teniendo casi similares dimensiones 47x34 y 40 de
profundidad, no encontrándose rasgos de pintura, aunque es probable la tuviera, un
elemento fuera del contexto arquitectónico de la hornacina, lo constituye un dintel de
piedra (49x7 cms) hallado en la misma.

El barrio Administrativo, en su interior esta constituido por diferentes ambientes ó
cuartos de variados dimensiones y formas, asociadas a espacios abiertos, unidos entre
si, por medio de vanos, rampas, escaleras, desniveles y pasadizos principalmente. En
1,987 Frederic Engel al mencionar el barrio administrativo, que el denomina “ Palacio ”
menciona: “... los dominaba el “palacio”, un edificio que habría sido imponente de
muros altos construidos con adobes rectangulares hechos a gavera, estaba
subdividido en numerosos cuartos ahora rellenados con arena...” pp 163.

En 1994 Moisés Linares al describir la estructura en mención, que clasifica como
sector B refiere....” Es el monumento principal, que cubre un área aproximadamente de
450 mt2, de muros rectos, con una serie de pequeños y medianos recintos al interior,
algunos de ellos tienen carácter de depósitos, pues el ingreso es estrecho ó por el
techo, mientras que otros pudieran servir de oficinas burocráticas...” pp 115,
particularmente suponemos la existencia de ambientes adecuados para la función

17

administrativa del sitio, como lugares de control ( oficinas ), asambleas, depósitos y
zonas de descanso (vivienda). Respecto a la técnica constructiva no se ha encontrado
regularidad en los grosores de los muros interiores (1, 1.5, 0.7 mts), combinándose los
tipos de acabado de los diferentes parámetros interiores de uniforme a irregular,
encontrándose en las mismas improntas circulares que al parecer sostenían el
andamiaje del techo, utilizando la técnica de soga y a tizón, con argamasa de barro
grueso revoque y enlucido. Otro detalle de construcción hallado fuera de contexto, son
lajas de piedra rectangular de buen corte (4.5 x 19 x2.50 cms), no típico de la
arquitectura local.

La plaza trapezoidal, se ubica al Este, orientándose al sur oeste de cara al mar, siendo
sus dimensiones aproximados 60 mts muros Noroeste y Sureste, 43 mts muro Noreste
y 26.50 mts muro Suroeste, presentando adosados en cada lado dos cuartos de
diferentes dimensiones, esta característica la señal Menzel en 1959 en los centros
incas en la Costa Sur. El ingreso a la plaza fue por los cuartos ubicados en el muro
Noroeste, su acceso fue restringido, por encontrarse en la cima del cerro, el mismo que
estaba rodeado por fuertes pendientes a sus costados a excepción del Oeste, que
conectaba al barrio administrativo, actualmente no es posible identificarla a plenitud,
encontrándose tapada por arena a excepción de algunos segmentos donde aparece
parte de sus muros de adobe rectangular, no pudiéndose identificar otro componente
del mismo.

La Estructura cuadrangular, ubicado al Norte en una saliente ó brazo del cerro a nivel
inferior, se orienta al Noroeste teniendo como dimensiones 30 x 28 mts LxA, asociada
a cuartos de diferentes dimensiones, al exterior de la edificación se ubican dos
estructuras de planta cuadrada, tanto al Sur midiendo 8 mts por lado y al Norte 4.50
mts de dimensiones inferiores.

Esta edificación inca también se encuentra tapada, pero en las cortes efectuadas por
los guaqueros, se aprecia la pared de adobe y la cimentación de piedra. Los adobes
rectangulares en tamaño desigual, son similares a los del barrio administrativo, y su
acceso con el mismo ó con la plaza trapezoidal fue por medio de escalinatas, no
estando todavía definida su ubicación. En tambo viejo, existe una estructura muy
similar a la cuadrangular de Bandurria, con una plaza y cuartos asociados.

Lo cual es catalogado como depósitos (valdez:1996). Otro estructura por mencionar, es
el pozo ceremonial, ubicado entre el barrio administrativo y el sitio local (sur),
orientándose al Oeste y de dimensiones variados 18.80 muro Sur, 19 mts Norte, 12.40
mts Oeste y 10 mts muro Este, el material de construcción, fue la piedra, teniendo sus
muros un grosor de 65 cms promedio, particularmente creemos se trataría de un
USHNU.

Al Este de Bandurria, se ubica otra estructura rectangular que presenta ocupación
Inca, siendo sus dimensiones actuales 80 mts de largo por 38 mts de ancho,
elevándose en forma escalonada, presentando dos tipos de arquitectura, la primera
corresponde a adobes de forma irregular, mezclado con una capa de relleno de barro,
los cuales forman un parámetro irregular, asemejándose al tapial, presentando en
algunas partes revoque el segundo tipo corresponde a las paredes de adobe
rectangular semejantes a los existentes en Bandurria. Al parecer esta estructura es
mas temprana a la llegada Inca, reocupando los mismo el sitio y añadiéndole
elementos arquitectónicos propios. Engel (1987) también menciona esta estructura,
mencionándola como el tambo y señala “ es un edificio construido con adobes hechos
a gavera, rectangulares, encerrando capas de relleno con yapana arena y piedra...”
pp163 calificándolo como granero ó un sitio de refugio.

B.COMENTARIOS FINALES:

El planeamiento urbano respondió a un plan preconcebido de construcción, con una
organización formal y espacial de las edificaciones, siendo construido en un solo

18

momento ó con un intervalo breve de tiempo. El material de construcción usado, fueron
la piedra y el adobe rectangular, el primero se utilizo para la cimentación y como parte
de muro y el segundo como el elemento formal del parámetro, utilizando la técnica a
soga y tizón respectivamente, combinándose ó apareciendo en forma alternada, los
adobes fueron hechos con moldes de variado tamaño, apareciendo las improntas de
los dedos del adobero en su cara externa.

La no uniformidad de las técnicas de construcción y forma arquitectónica, proponen un
trabajo poco organizado, limitándose los arquitectos incas al diseño de las
edificaciones, mas no a una estandarización al momento de la construcción y por
consiguiente una escasa supervisión, lo que infiere la utilización de mano de obra,
poca experta, local.

Antes de la llegada Inca al valle bajo de Chilca, se asentó en el cerro Bandurria, una
aldea de pescadores y agricultores, en las cortes efectuadas por los guaqueros, en
contextos funerarios que son numerosos, se observan con regularidad redes de pescar
asociados al ajuar funerario, lo que se supone la realización de esta actividad
económica marina, el otro rubro de trabajo. Lo constituye la agricultura en chacras
hundidas ó hoyadas aunque existe información etno histórica Rostorowski (1989)
donde se señala que cada pueblo ó aldea, realizaba una sola actividad económica, si
eran pescadores solo se dedicaban a la pesca pero si fuera así ¿quiénes explotaban
los hoyadas? Teniendo en cuenta que estas se hallaban en los linderos de la aldea, tal
vez futuras investigaciones etno históricas y arqueológicas, despejen esta interrogante.

Otro recurso económico existente en la zona fue la explotación de Lomas. La muralla
ubicada al, oeste, al parecer tuvo un carácter defensivo y demarco territorio con sus
vecinos de Pucusana. Con referencia a esta muralla, en el valle de Asia, existía una
muralla que dividía el valle en dos y según los cronistas, defendían a los pobladores
costeños de las invasiones serranas (Coello:1999).

Con la llegada Inca al valle bajo de Chilca, se construye el centro administrativo de
Bandurria, superponiéndolo sobre la aldea local, ocupando una posición estratégica,
con un dominio visual del valle importante, en la necesidad regular, mecanismo de
interacción entre el estado y las comunidades locales, los mismos que mantenían e
implementaban la administración.

La utilización de materiales de construcción locales en las edificaciones incas, así
como elementos decorativos (pintura ocre), importado que aparecen en el sitio local
por mencionar dos elementos, supone una interrelación entre ambos y tal vez reflejaría
una llegada inca pacifica al valle bajo de Chilca, cabiendo acotar que la pintura ocre
(amarillo oscuro), es recurrente en ele sitio ceremonial inca del salitre en el vecino valle
de Mala Golfried:1969 pp 168.

Por ultimo planteamos como hipótesis la realización de actividades litúrgicas,
separadas asociados tanto al mar como al culto solar, tomando como principal premisa
la orientación de la plaza trapezoidal hacia el mar y la orientación del posible USHNU
hacia el oeste al ocaso del sol.

Quisiera agradecer a los arqueólogos Antonio Coello, Enrique Muñoz, Moisés Linares y
Miguel Guzmán, por su colaboración prestada y en especial al arqueólogo aficionado
Víctor Inciso Chirito, por su apoyo en el trabajo de campo.

C.BIBLIOGRAFIA:

Agurto Calvo, S, Casabone y A. Coello C
UKIRA, Centro Administrativo Inca en la Costa Central / El Ingeniero Civil 79:12-33.
Lima. 1992.

Antonio, Coello

19

1998 La ocupación Inca en el valle de Asia, Perú.
Revista Tanwantisuyu Vol. 5: pp 44-51

Duccio, Bonavia
1959 Cerámica de Puerto Viejo, Separata de “Actas del Segundo Congreso Nacional
de Historia del Perú, 1958”. Lima.

Dorothy, Menzel
1959 The Inca occupation of the south coast of peru south western journal of
anthropology 15(2): 125-142.

Eugenio Larrabure y Unanue
1941 (1893) Historia y arqueología.
Tomo II, Lima.

Fernando Herrera
1997 Trabajo preliminares en paredones en el valle de Nazca. Revista Tawantinsuyo
Vol. 3pp 119-126.

Frederic, Engel
1987 “ De las Begonias al Maíz, Vida y producción en el antiguo Perú”. Centro de
Investigaciones de Zonas Aridas.
Universidad Nacional Agraria, La Molina, Lima.

Gacilazo de la Vega
1976 (1617) “ Comentarios reales de los Incas”.
Colección de autores peruanos.

Horacio, Urteaga
1939 Tambo Colorado, Boletín de la Sociedad Geográfica de Lima. T 40-41: 86-94
Lima.

Howard, Goldfried
1969 El Salitre, un centro religioso en el valle de Mala, Mesa redonda de ciencias
prehistóricas y antropológicas. T. 11 publicación del Instituto Riva Agüero N:58B.

Idilio, Santillana
1984 La Centinela: Un asentamiento Inka-Chincha rasgos arquitectónicos estatales y
locales. Arqueología y Sociedad # 10.1984 UNMSM – Lima.

Maria, Rostorowsky
1978 Guarco y Lunahuana, dos señoríos prehispanicos, costa sur central del Perú.
RMN. T XLIV. Lima.

1989 Costa Peruana Prehispanica Instituto de Estudios Peruanos.
Lima pp. 260.

Moisés Linares
1994 Un sitio Inca en el valle bajo de Chilca. Cerro Bandurria. Revista, Sequilao N: 6
pp 114-117.

Lidio Valdez
1996 Los Depósitos Inka de Tambo Viejo, Acori, Revista Tawantisuyu Vol 2 pp 37-43

NOTA.- Los Estudios realizados fueron impresa en la Revista de Arquitectura,
Diseño y Construcción, año 5, Nº55, Junio del 2000.(ARKINKA), Camino Real 111,
of. 203, San Isidro, Lima 27, PERU – Telefax : 221-8380 / 221-6913 / 221-8609.
Edición: Juan Carlos Ruiz.

20

D.Ubicación de las Ruinas de Bandurria:

Las ruinas se encuentran ubicadas a 900 mts. del mar de Chilca, su
construcción es de adobe y piedra en el que se encuentra los restos del hombre
Chilcano, también se encuentran vestigios de huacos, ollas, jarras, tazas, etc. Así
como también restos de vestimentas, mantos, tejidos, telas que se encuentran
deterioradas por el tiempo. Las ruinas en el río Chilca: Ubicada cerca al pueblo de 15
de Enero, Conjunto de Lapa Lapa: Construcciones de muros de adobes cónicos y
piedras.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->