P. 1
3. Historia de Las Profesiones en El Mundo Moderno

3. Historia de Las Profesiones en El Mundo Moderno

|Views: 3.950|Likes:

More info:

Published by: Hector Mario Chapa Dávila on Oct 23, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/14/2013

pdf

text

original

Sociología y profesión

8 de abril de 2008

3. Historia de las profesiones en el mundo moderno
En nuestro tiempo, muchas de las actividades que se realizan, como la administración de las empresas y gobierno, se realizan con base en un saber especializado, adquirido sistemáticamente y acreditado con documentos formales, este es el saber llamado profesional. Sin el saber profesional y sin profesiones ---es decir, sin las potencialidades de la ciencia y de la tecnica convertidos en base del ejercicio profesional--- esta sociedad no seria lo que es. Al profesional se le atribuye la responsabilidad de conseguir un ambiente cada vez más favorable y una existencia humana más feliz, asi como el control de los aspectos desfavorables de la actividad industrial. La figura del especialista (poseedor de un saber especializado y acreditado por una institución educatica) surge en el marco de la universidad medieval, la cual estaba orientada a la formación de la elite intelectual del pueblo europeo, pero que tambien impulsó el desarrollo de campos profesionales como la medicina, el derecho, la literatura y la filosofía. En los siglos XVII y XVIII se desarrollaron ampliamente y se conformaron los distintos campos de conocimiento de la ciencia moderna, aparte de los antes citados. La figura del profesional moderno surge en el siglo XVIII, con el desarrollo del saber científico-técnico aplicado a procesos productivos, concretamente al desarrollo de la industria mecanizada y toda una serie en distintos campos.

3.1 Trabajo Intelectual y Profesión
Actualmente es muy común asociar el trabajo intelectual a la idea de profesión. Pero también es común encontrar distinciones entre profesiones intelectuales, como humanidades, ciencias sociales y las artes, y profesiones no intelectuales, en que predominan las operaciones manuales, como las ingenierías, la medicina o las ciencias naturales. Lo que sirve de base a estas distinciones es la diferenciación entre trabajo manual y trabajo intelectual. Sin embargo, incluso la persona que trabaja más directamente con materiales, realiza procesos intelectuales en el cumplimiento de sus funciones, aunque estos sean mínimos. De otra forma no podría desempeñar su función. Por eso es necesario repensar la figura del intelectual como alguien que ocupa para con los demás un papel de dirección y organización a partir de una comprensión más profunda, obtenida en un proceso de formación académica. Así, el intelectual es el que es capaz de ejercer una función organizativo- directiva en el cumplimiento de una función o actividad colectiva. El profesional es intelectual en el sentido de que ha recibido un saber superior en un proceso específico de formación, pero los intelectuales tienen una comprensión teórica-técnica de lo real, cosa que no comparten con los profesionales. Es en la Edad Media, con el surgimiento de las universidades, cuando queda ligado a la idea de un sujeto que ha recibido una formación sistemática acreditada mediante certificaciones formales. El sujeto intelectual floreció mucho en el siglo XIII precisamente por las universidades, en las que se desempeñaba más que nada como maestro. Ya desde ese entonces al intelectual lo veían como alguien sabio y pensador por oficio; alguien razonador. ©2008 Todos los derechos reservados Se prohibe la reproducción total o parcial

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->