P. 1
El vidrio en la construcción

El vidrio en la construcción

|Views: 16.261|Likes:
Publicado porjccalderon1195

More info:

Published by: jccalderon1195 on Oct 21, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

11/29/2015

pdf

Sections

El vidrio en la construcción

Autor: Javier Calderón Cabrera

Tutor: Juan José Martínez Boquera

Tipologías y
usos

Índice

I.

Introducción………………………………………………………………

9

II. Definición de vidrio……………………………………………………

10

1. Vidrio y Cristal

10

2. La hipótesis del líquido subenfriado

10

3. El sólido amorfo

12

4. El estado vítreo

13

5. Diversas definiciones

13

III. Estructuras del vidrio…………………………………………………. 14

1. El retículo al azar (Teoría de Zachariasen)

14

2. Hipótesis de los cristalinos

15

3. Teoría de los estructones

15

4. Teoría de los vitrones

16

5. Teoría polimerocristalina

16

6. El colapso icosaédrico

17

7. Nuevas teorías

17

IV. Características mecánicas………………………………………….. 18

1. Resistencia a la compresión

18

2. Resistencia a la tracción

18

3. Resistencia a la flexión

18

4. Tensiones de trabajo admisibles

18

5. Otras características mecánicas y físicas

19

V. Características térmicas…………………………………………….. 20

1. Dilatación lineal

20

2. Emisividad

20

3. Coeficientes de intercambio superficial

21

4. Coeficiente U

21

VI. Durabilidad………………………………………………………………..

22

1. Resistencia al agua

22

2. Resistencia a los agentes atmosféricos

22

3. Ataque provocado por la ejecución en obra

23

4. Durabilidad en el aspecto mecánico

23

5. Factores que afectan a la durabilidad

24

VII. Características acústicas…………………………………………….

25

VIII. Características ópticas……………………………………………....

26

1. La transmisión

26

2. La absorción

27

3. La reflexión

27

4. El factor solar

27

Bibliografía. Bloque 1………………………………………………………………

28

I.

Historia del vidrio……………………………………………………...

30

1. El origen del vidrio

30

2. El vidrio en el antiguo Egipto

31

3. Industria vidriera en Mesopotamia

35

4. Alejandría y el vidrio

35

5. El vidrio en el Imperio Romano

36

6. Desarrollo en la edad media

37

7. El Renacimiento

38

8. Siglos IX y XX

40

II. Historia del vidrio en la construcción…………………………

41

1. Consideraciones básicas

41

2. Origen

41

3. El soplado

42

4. Las vidrieras

43

5. Desarrollo de la vidriería

45

6. Arquitectura del vidrio (s.XIX, XX y XXI)

46

Cronología………………………………………………………………………………... 47

Bibliografía. Bloque 2……………………………………………………………….. 48

I.

Introducción………………………………………………………………. 50
II.
Materias primas…………………………………………………………. 51

1. Introducción

51

2. Clasificación

52

3. Vitrificantes

53

4. Fundentes

54

5. Estabilizadores

56

6. Afinantes

58

7. Opacificantes

59

8. Colorantes y decolorantes

60

9. El casco de vidrio (vidrio reciclado)

62

III. Composición…………………………………………………..……..…..

63
IV.
Mezcla de componentes……………………………………..…….. 64

1. Preparación de los componentes

64

2. Los cascos de vidrio

65

3. Dosificación y pesaje

65

4. Proceso de mezclado

66

V. Fusión…………………………………………………………………….….. 67

1. El horno

67

2. El proceso

68

3. Reacciones químicas

69

VI. El baño…………………………………………………….…………………. 70

1. Moldeo por flotación

70

2. Obtención de diferentes espesores

70

3. Abandono de la cámara

70

VII. El enfriamiento…………………………………………….…………….. 71

1. Recocido

71

2. Tensiones diferenciales

71

3. Otros procesos de enfriamiento

71

VIII. El corte………………………………………………..………………………

72

1. El proceso

72

IX. Recepción y almacenaje……………..………………………………. 73

1. Recepción

73

2. Almacenaje

73

X. Control……………………………………………………..…………………. 74

1. Control de ejecución

74

2. Control de calidad

74

Resumen del proceso de fabricación………………………………….………

75

Bibliografía. Bloque 3…………………………….……………………………………

76

I.

Introducción…………………………………………………………………

78
II.
Vidrios por su composición…………………………………………. 80

1. Sódico-cálcicos

80

2. De plomo

81

3. De borosilicato

81

4. De sílice

82

III. Vidrios por su fabricación……………………………………………. 83

1. Vidrios tratados térmicamente

83

2. Vidrio laminado

85

3. Vidrio armado

86

4. Serigrafiados

87

5. Vidrio mateado

88

6. Vidrios curvos

89

7. Vidrio impreso

90

8. Vidrio plateado/espejado

91

9. Vidrio moldeado

92

10. Vidrio coloreado

94

11. Vidrio esmaltado

95

12. Vidrio lacado

96

13. Vidrio con capa

97

IV. El vidrio común……………………………………………………..……. 100

1. Descripción

100

2. Características

100

V. El vidrio aislante…………………………………………………………. 101

1. Aislantes térmicos

101

2. Aislantes acústicos

102

VI. El vidrio decorativo…………………………………………………….. 103
VII.
Vidrio de seguridad…………………………………………………….. 106

1. Protección frente a impactos

106

2. Protección antirrobo/vandalismo

106

3. Protección contra ataques de arma de fuego

107

4. Protección frente a explosiones

107

5. Protección contra incendios

108

6. Protección contra caídas

109

7. Protección contra rayos-X

109

VIII. Vidrios con otras funciones o usos……………………………….. 110

1. Vidrio celular

110

2. Fibra de vidrio

111

3. Lana de vidrio

112

4. Vidrio pisable

113

Anexo B4-1. Tablas resumen………………………………………………………

114

Bibliografía. Bloque 4………………………………………………………………….. 116

I.

Introducción…………………………………………………………………

119
II.
Sistemas………………………………………………………………………. 120

1. Sistema de doble vidriado hermético (DVH)

120
2. Estructura de perfiles autoportantes en forma de U 125
3. Revestimiento de muros exteriores ventilados

130

4. Muros cortina tradicionales

131

5. Sistema de silicona estructural

134

6. Sistema de vidrio exterior anclado (VEA)

136

7. Tejados de vidrio

141

8. Sistemas de tratamiento de luz diurna

142

III. Innovación…………………………………………………………………. 148

1. Sistema de vidrio doble calefactado

148

2. Vidrio laminado calefactado

150

3. Vidrio plano fluorescente

151

4. Sistema de vidrio electrocrómico

152

5. Vidrio con tecnología LED

153

6. Vidrio de transparencia regulable

154

7. Retroproyección y multimedia

155

8. Láminas adhesivas

157

9. Separador termoplástico de doble vidriado (TPS)

159

10. Vidrio estructural

160

11. Ventanas de agua

163

Anexo B5-1. Tabla resumen……………………………………………………..

166

Bibliografía. Bloque 5……………………………………………….………………

168

Introducción

El vidrio, junto con el acero y el hormigón, es uno de los materiales más empleados en la
construcción, siendo ya utilizado en época de los romanos como elemento de lujo en el
cubrimiento de huecos de fachada.

Sus propiedades únicas le han convertido en un material prácticamente imprescindible en la
iluminación de interiores y su enorme versatilidad le ha permitido adaptarse a innumerables
aplicaciones.

Los sistemas que emplean el vidrio como soporte principal son incontables y disponen de las
más diversas tipologías. Estas poseen un abanico de posibilidades y usos que van desde la
iluminación, ocultación o aislamiento a otros más sofisticadas como la retroproyección, el
electrocromatismo o la fluorescencia.

El presente escrito nos acercará a esas variantes y ofrecerá al lector una amplia gama de
soluciones prácticas y sistemas que emplean este material, así como los diversos tipos de
vidrio, por su fabricación, composición o uso, que podremos encontrar en el mercado de la
construcción.

La información quedará dividida en cinco bloques, de los cuales tres nos servirán para
identificar el material y realizar una aproximación a sus cualidades principales, historia y modo
de fabricación. Los dos últimos se centrarán en las tipologías del vidrio, sus diferentes sistemas
e innovaciones, muchas de ellas todavía en fase de experimentación.

Este texto no pretende ser un catálogo de productos sino un acercamiento, más o menos
amplio, al material y una recopilación de posibilidades y variantes que podemos encontrar en
el mercado, a la vez que una mirada al futuro que nos permita observar la dirección que está
tomando la investigación en torno al material. Por lo tanto no se encontrarán listados
numéricos de propiedades específicas de productos comerciales en concreto y todos los
valores que queden reflejados serán aproximaciones o referentes que nos permitan hacernos
una idea de las características de cierta tipología.

Cada marca comercial dispone de diversos modelos de vidrio con infinitas variantes de
composición. Por lo tanto se recomienda acudir al fabricante escogido en caso de que se
deseen conocer las propiedades numéricas exactas.

Valencia, 2010

Javier Calderón Cabrera
Alumno de la ETSIE

Bloque 1: Aspectos generales

I. Introducción

Página 9

Es importante obtener una visión general del
material antes de centrarnos en aspectos más
concretos del mismo. Se ha de conocer una
definición exacta, su estructura atómica, sus
características principales, resistencia a
flexión, compresión, etc.

Para ello se elabora este capítulo en donde se
desarrollará un esbozo sobre el material,
procurando atender únicamente a aquellos
puntos destacados principalmente entre sus características intrínsecas, dejando a un lado el
proceso de elaboración, la historia del material, así como su clasificación o diferentes
aplicaciones.

Conocer dichas características nos permitirá realizar un mejor uso del vidrio en la construcción
y explotar al máximo sus infinitas posibilidades, tanto en el habitual uso como elemento de
cerramiento, como en sus nuevas facetas estructurales, decorativas y funcionales.

El vidrio es un material versátil que puede ser elaborado por infinidad de formulaciones
distintas, aun así, la base de las mismas no se aleja demasiado de las primeras formulas
empleadas en el antiguo Egipto. Es por ello que la mayoría de los vidrios presentará
propiedades semejantes, sin embargo, en las últimas décadas se vienen elaborando productos
a los que se añaden diferentes compuestos o se emplean diferentes tratamientos para obtener
las características deseadas: resistencia a determinados esfuerzos, al fuego, a la rotura, etc. En
este apartado se intentará manifestar esas diferencias sin llegar a desarrollar en exceso sus
particularidades, que se resaltarán en posteriores capítulos, limitándose a comparar
numéricamente las resistencias o propiedades generales de dichos casos particulares.

La ciencia aun no ha dado respuestas a las preguntas que despierta el vidrio. En la actualidad
todavía se pregunta qué es exactamente este material y cuál es su estructura atómica ¿Se
puede considerar al vidrio como un sólido, atendiendo a su aspecto y a sus cualidades físicas, o
por el contrario debemos tratarlo como líquido, por su capacidad para fluir y su estructura
amorfa? Se intentará arrojar cierta luz en estos temas y aportar los nuevos puntos de vista, así
como las últimas investigaciones, dando una ligera explicación de las posiciones encontradas al
respecto.

Al finalizar el capítulo el lector habrá obtenido una visión de pájaro sobre la realidad del vidrio,
la problemática de su definición, el descubrimiento de su estructura atómica, así como sus
características principales que hacen de este material algo único.

Edificio de vidrio y cristal (Lisandro Aloi)

Bloque 1: Aspectos generales

II. Definición de vidrio

Página 10

Según la Real Academia Española:

“m. Sólido duro, frágil y transparente o translúcido, sin estructura cristalina, obtenido
por la fusión de arena silícea con potasa, que es moldeable a altas temperaturas.”

II.1 – Vidrio y Cristal

Suele ser habitual la confusión entre vidrio y cristal. Ambos materiales pueden tener la misma
composición, sin embargo poseen una ordenación diferente de su estructura atómica.
Mientras que en el cristal los átomos permanecen ordenados, en el vidrio estos se presentan
de forma desordenada, dando lugar a lo que llamaríamos un material amorfo.

Esta es la representación esquematizada de la diferencia estructural entre vidrio y cristal:

El vidrio podría ser considerado como un cristal falto de terminación. Se ha comprobado como
las mismas materias primas, tratadas con diferentes procesos de enfriamiento y calor, pueden
dar lugar a cristal o a vidrio, en función del tiempo de enfriado. En la naturaleza es más
corriente encontrar cristales, producidos por procesos lentos de enfriamiento del magma. Si,
en mitad del proceso de cristalización, enfriamos la materia fundida a alta velocidad, los
átomos quedarían como congelados, otorgando a la estructura el desorden característico del
vidrio.

II.2 - La hipótesis del líquido subenfriado

Son numerosas las definiciones que se han dado del vidrio a lo largo del tiempo, sin embargo,
la más polémica es la que cataloga al material como un líquido subenfriado.

Los líquidos subenfriados son aquellos que permanecen estables por debajo del punto de
fusión. En el caso del vidrio, aunque no presentaría un punto definido de fusión, este quedaría
como “congelado” antes de convertirse en un auténtico sólido cristalino.

El comportamiento se asemeja mucho al de cualquier líquido. Presenta cierta transparencia, su
estructura es amorfa, reduce su viscosidad en función de la temperatura, etc. Sin embargo, no

Estructura regular propia de los cristales

Estructura amorfa propia de losvidrios

Bloque 1: Aspectos generales

II. Definición de vidrio

Página 11

puede ser considerado un líquido al uso. El vidrio podría ser definido más claramente como un
líquido con una viscosidad tan alta que le proporcionaría un aspecto de sólido, sin serlo.

La hipótesis se sostiene gracias al hecho experimental de obtener un cuerpo cristalino,
claramente sólido, a través de un vidrio; calentándolo hasta llegar a estado líquido y
posteriormente enfriándolo. Siendo, este último proceso, mucho más lento y cuidadoso que
en la fabricación del vidrio. En consecuencia la diferencia entre el vidrio y los materiales
cristalizados sería el proceso de enfriamiento del mismo. Sin embargo, tan sólo unos pocos
óxidos son capaces de realizar el fenómeno de la vitrificación.

En este gráfico, del Centro de Investigación Plástica David Zimbrón Ortiz, podemos observar la
diferencia fundamental entre cristal y vidrio, y respaldar la hipótesis del subenfriamiento:

Cualquier materia, que en estado natural permanezca sólida, seguirá el recorrido 1-2-3-4 que
le llevará al estado sólido de cristalización, pasando por la Tc o temperatura de congelamiento.
Sin embargo, en un líquido de alta viscosidad, como es el caso del vidrio, el proceso de
enfriamiento se producirá de forma mucho más rápida, siguiendo el orden 1-2-5-6 y pasando
por la Tv o temperatura de conformación del vidrio.

Por debajo del punto de conformación, la gráfica nos muestra un cambio en el proceso de
transformación. La recta que se nos presenta se asemeja mucho a la obtenida en la
cristalización del sólido y la pendiente de la misma indica que el volumen se reduce de manera
menos pronunciada que en la situación anterior.

Este fenómeno ocurre en líquidos cuya viscosidad es muy elevada. El material ya no
respondería a las propiedades anteriores, sino que adquiriría las de sólido. De aquí se extrae la
definición de vidrio en la cual se afirma que es un estado especial de la materia que conserva la
energía, el volumen y la distribución atómica de un líquido, pero cuyos cambios energéticos y
volumétricos provocados por la temperatura son similares a los de un sólido cristalino. En
consecuencia, debido a las características especiales del vidrio, la hipótesis del subenfriado se
decanta por una clasificación del material como líquido, dando más relevancia a su estructura
atómica.

Gráfico del proceso de sobre enfriamiento del vidrio

Bloque 1: Aspectos generales

II. Definición de vidrio

Página 12

II.3 – El sólido amorfo

Algunas voces críticas con la hipótesis del líquido
subenfriado, se aferran a sus propiedades sólidas para
enclavan en ese estado a la materia vítrea.

La dureza y el comportamiento frente a los esfuerzos
abalan esta teoría. En principio, y sin atender a su
estructura o propiedades isotrópicas, el sentido común
nos lleva a pensar en lo correcto de la misma.

No negando definitivamente la hipótesis del líquido
subenfriado, los partidarios de definir al vidrio como
sólido amorfo, basan su teoría en tachar de falsa la
creencia de que el vidrio pueda fluir. Ambas teorías
suelen admitir sin reservas el desorden de los átomos, sin embargo, discrepan en la rigidez de
la unión de los mismos. Mientras que la primera afirma que los átomos permanecerían unidos
con una rigidez relativa, que les permitiría fluir al paso de larguísimos periodos de tiempo, la
segunda considera suficientemente rígida la unión para no catalogarlo como fluido. Incluso
admitiendo que en un tiempo sumamente prolongado el vidrio pudiese cambiar de forma,
consideran ese tiempo demasiado largo como para admitir su fluidez.

-El mito de las vidrieras medievales

Suele ser un recurso muy habitual, dentro de los que defienden el estado líquido, apelar a las
vidrieras de las catedrales medievales. Según cuentan, estas presentarían un ancho mayor en
la parte inferior de las mismas, constituyendo, de esta manera, la hipótesis de que el vidrio
fluye desde la parte superior a la inferior. La condición de fluido le acercaría
irremediablemente al estado líquido, sin embargo, aquellos que defienden la solidez del vidrio,
achacan esta variación de espesores al propio proceso de fabricación de las vidrieras. Calculan
que para que un vidrio aumente un 5% su espesor en la parte inferior de una vidriera, debían
pasar alrededor de 10 millones de años. Los tiempos en los cuales se mueve la realidad del
vidrio escapan a la escala humana, por lo tanto la diferencia de grosor en las vidrieras
medievales no se debe a la fluidez del material.

El error en la fabricación se daría al estar hechas con la técnica del soplado. Se empleaban
masas de unos cuatro kilos que tras el proceso de fabricación daban lugar a un disco de vidrio
de más de un metro de diámetro. El disco presentaba un espesor igual en toda su superficie
salvo en los extremos, donde era más delgado. Tras el posterior corte en piezas rectangulares
era lógico colocar la parte de mayor espesor, y por lo tanto la más pesada, en la parte inferior
del hueco a cubrir, dando lugar a la aparición del mito.

Atendiendo a estas últimas revelaciones el dilema del vidrio quedaría reducido a la definición
que se tenga del propio estado líquido ¿Puede ser considerado como líquido un elemento
cuyos fenómenos de fluidez tan sólo se den millones de años después de su fabricación?

El ópalo (como el que vemosen la
fotografía) es considerado un sólido
amorfo

Bloque 1: Aspectos generales

II. Definición de vidrio

Página 13

II.4 – El estado vítreo

Evitando polémicas, en cuanto a la clasificación del material, el estado vítreo se presenta como
una forma de contentar a ambas partes, reuniendo las cualidades del vidrio y otorgándole un
estado intermedio de la materia que se encontraría a camino entre el sólido y el líquido.

La implantación del estado vítreo, como estado intermedio de la materia, puede ocasionar
algún recelo para aquellos que consideran el trinomio sólido, líquido y gaseoso, como los
únicos estados posibles de la materia. Sin embargo, es muy útil para evitar polémicas
innecesarias y centrarse más objetivamente en el estudio del material, sus propiedades y
características y no tanto en su clasificación.

Aquellos cuerpos que se encontrasen en dicho estado se caracterizarían por poseer un aspecto
sólido con cierta dureza y rigidez, deformándose plásticamente ante esfuerzos externos.
Compaginando con estas propiedades también deberían ser poseedores de características
propias de los líquidos como ser ópticamente isotrópicos, transparentes en la mayor parte del
espectro electromagnético de radiación visible, y al calentarse su viscosidad iría disminuyendo,
pero, como ya hemos comentado, no presentarían un punto de fusión definido.

Aceptando la hipótesis del líquido subenfriado, el estado vítreo sería considerado un estado
metastable al que si aplicamos una energía de activación suficiente debería conducir a un
estado estable, en este caso el de un sólido cristalino.

En general se suele aceptar que, aquellos cuerpos que presenten este estado, deben tener una
estructura atómica desordenada. Sin embargo, en muchos casos se observa un orden
desordenado, es decir, grupos ordenados que se encuentran distribuidos en el espacio de
forma aleatoria. (Ver B1 - III.2 – El colapso icosaédrico).

II.5 - Diversas definiciones

A continuación se presenta un resumen de las definiciones de vidrio elaboradas en el paso del
tiempo, ya mencionadas arriba o no:

- La definición de Tammann: “El vidrio es un líquido subenfriado.”

- Atendiendo a las propiedades técnicas: “Producto inorgánico y amorfo, constituido por sílice,
duro frágil y transparente, de elevada resistencia química y deformable a altas temperaturas.”

- Según la American Society for Testing Materials (ASTM): “Producto inorgánico de fusión, el
cual se ha enfriado hasta un estado rígido pero sin sufrir cristalización.”

- El término vitroide (Dietzel): “Sustancia compacta (excepto polvos amorfos y geles)
físicamente uniforme que se encuentra en un estado amorfo (no cristalino y estructuralmente
desordenado) que a temperaturas bajas se hace rígida y frágil, y a temperaturas elevadas
reblandece.”

- “Materiales líquidos que cuando se enfrían rápidamente forman estructuras desordenadas en
la escala atómica.”

Bloque 1: Aspectos generales

III. Estructura del vidrio

Página 14

Pese a todo, todavía no está clara la ordenación de los átomos del vidrio, lo que da a lugar a
múltiples teorías. Las más importantes intentaremos desarrollarlas en el siguiente apartado.

III.1 – El retículo al azar (Teoría de Zachariasen)

Es la hipótesis comúnmente aceptada sobre la ordenación atómica del vidrio. Si tomamos
como muestra un sólido cristalino formado por SiO2, hallamos en su estructura átomos de
silicio rodeados de cuatro átomos de oxígeno, que, al unirlos tomando como vértices cada uno
de ellos obtendríamos una figura tetraédrica.

En esta hipótesis dicha estructura tetraédrica se mantendría en
los vidrios de SiO2, sin embargo, la unión de estas figuras se
produciría de forma irregular, dando lugar a una estructura
total sin orden aparente.

En la figura de la izquierda podemos observar la ordenación de
los átomos, representando los de silicio mediante puntos
negros y los de oxigeno mediante círculos blancos. El tercer
átomo de oxigeno que posee el silicio se encontraría situado
por encima del plano de la página.

Existen elementos que pueden deformar esta estructura
irregular, llegando a modificar las propiedades de la misma. Los
más representativos pueden ser: Sodio, Potasio, Litio o Bario.

Por el agregado de dichos elementos, la estructura se rompe
en varias uniones de silicio-oxigeno-silicio, modificando así las
propiedades del vidrio resultante. La estructura se vuelve más
discontinua, el vidrio funde a menos temperatura y resulta fácil
de manejar. El vidrio resultante es más económico a la hora de
la fabricación, sin embargo, estos elementos tienden a emerger
hacia la superficie.

A estos elementos se les denomina, en el proceso de
elaboración del vidrio, fundentes, por su capacidad para
reducir la temperatura de fusión. Posteriormente, dentro del
apartado de fabricación, trataremos con más detenimiento
este tipo de elementos. (Ver B3 – II.4 – Fundentes).

En la figura nos encontramos con una estructura sódico-cálcica
donde los círculos rallados de menor tamaño representarían átomos de sodio y los de mayor,
átomos de calcio.

Estructura del vidrio SiO2

Estructura del vidrio Sódico-Cálcico

Bloque 1: Aspectos generales

III. Estructura del vidrio

Página 15

El óxido de sílice no es la única sustancia capaz de formar una
estructura vítrea. En la imagen podemos apreciar una
estructura característica en un vidrio de composición bórica.

La red generada por el boro presenta una estabilidad menor
que la del silicio. Si añadimos óxidos alcalinos se produce una
consolidación de la estructura, al contrario de lo que ocurre
con los vidrios de silicio.

Para apoyar esta hipótesis Zachariasen, físico estadounidense
(1906- 1980) observo que la rigidez de un cuerpo en estado vítreo y otro, de su misma
composición, en estado cristalino era muy similar dentro un margen amplio de temperaturas.
Por lo tanto ambos debían de poseer energías equivalentes, es decir, unidades estructurales
idénticas y uniones igual de rígidas.

Las pruebas con rayos X le llevaron a deducir el desorden aparente de la estructura del vidrio.
Si observamos un diagrama de difracción del vidrio, veremos bandas difusas y máximos de
difracción bien definidos.

A favor de este modelo hay que destacar que consigue explicar la isotropía de muchas de las
propiedades vítreas, así como la ausencia de punto de fusión definido.

III.2 – Hipótesis de los cristalinos

Lebedev propuso este modelo en 1921, once años antes de
que lo hiciera Zachariasen. En él se sostiene la idea de que el
vidrio poseería una estructura compuesta por un grupo de
cristales unidos entre sí por una masa amorfa. Los cristales
serían de composición semejante, en el caso de la sílice:
cuarzo, tridimita y cristoblaita.

A favor del modelo de Lebedev podemos destacar que puede
explicar las discontinuidades que sufren los vidrios en alguna
de sus propiedades, como en el índice de refracción en ciclos
de calentamiento-enfriamiento y el coeficiente de dilatación
térmica. Sin embargo, parece que no son argumentos de peso como para confirmar la
hipótesis, dada la escasa aceptación de la misma.

III.3 – Teoría de los estructones

Teoría elaborada por Huggins que pretendía dar explicación a cierta discontinuidad en las
curvas de propiedades, como la densidad o volumen, en función de la composición del vidrio.
Para ellos supuso la existencia de ciertas partículas a las que llamó estructones.

El estructón vendría a ser un agrupamiento de átomos, en el cual estos se rodearían de otros
átomos lo más estrechamente posible. Estos átomos ya estarían determinados en cuanto a
tipo y número. Posibles estructones: Si (4O), O (2Si), Na (6O).

Estructura del vidrio Sódico-Cálcico

Estructura propuesta por Lebedev

Bloque 1: Aspectos generales

III. Estructura del vidrio

Página 16

La variación del número de estructones en función de añadir o no otros componentes a la
composición del vidrio, sería la explicación a este cambio de propiedades que sufre el material
cuando varía la composición del mismo.

III.4 – Teoría de los vitrones

Partiendo de los tetraedros que forma el silicio con el oxígeno, esta
teoría afirma que estos se ordenarían en anillos pentagonales con cinco
átomos de silicio en el mismo plano y enlaces de Si-O-Si formando 180º.
Los pentágonos se unirían, compartiendo con los tetraedros dos
vértices, con otros anillos pentagonales situados en otros planos, tal y
como se refleja en la figura.

Esta figura se repetiría continuamente dando lugar a un dodecaedro
con caras poligonales, formado por 20 tetraedros. A esta figura se le denominaba vitrón.

Al poseer esta estructura una simetría pentagonal no es posible que se propague
tridimensionalmente de forma indefinida, no sin que se produzca cierto grado de deformidad.
De esta manera se producen ciertas tensiones entre las zonas deformadas que envuelven al
vitrón con el mismo, fuerzas que intentan mantener la simetría de los tetraedros y fuerzas que
se producen por la deformación de los enlaces Si-O-Si.

Esta teoría ayudaría a comprender aspectos como la viscosidad, la resistencia mecánica, así
como el coeficiente de dilatación.

III.5 – Teoría polimerocristalina

En esta hipótesis la estructura del vidrio no poseería un completo desorden, sino que habría
cierto grado de ordenación en distintas partes del material. La ordenación podría alterarse
desde poder encontrarnos zonas completamente ordenadas hasta zonas de caos más
absoluto.

En vidrios con variedad de componentes, las propias fluctuaciones en la composición podrían
propiciar la aparición de zonas con diferente grado de ordenación.

En la figura se puede observar marcada en verde las partes ordenadas de la estructura y, en
rosa, las partes más desordenadas de la misma.

Vitrón

Estructura polimerocristalina

Bloque 1: Aspectos generales

III. Estructura del vidrio

Página 17

III.6 – El colapso icosaédrico

En los años 50 del siglo XX, el físico Sir Charles Frank, de la
Universidad de Bristol, formuló una teoría en la cual los
átomos que componen el vidrio se ordenarían formando
icosaedros. En dicha teoría se sostenía que estos icosaedros
se atascarían formando un patrón casi aleatorio.

Los átomos del vidrio se moverían aleatoriamente con el fin
de llegar a formar una estructura cristalina, sin embargo, esta
estructura no llegaría a realizarse debido a que los átomos se
ordenarían en figuras icosaédricas que se estorbarían unas a
otras provocando el atasco.

Esta hipótesis no pudo ser demostrada en su época debido a
la dificultad de observar el comportamiento de los átomos en
el momento de enfriamiento o conformación del vidrio. Los átomos eran demasiado pequeños
como para ser observados directamente.

El científico Paddy Royall, también de la universidad de Bristol, en colaboración con
investigadores de Canberra y Tokio, ha demostrado experimentalmente esta teoría utilizando
partículas especiales como son los coloides. Estos, pese a que sus moléculas no son apreciables
a simple vista, sí poseen un tamaño mayor que en el caso de los vidrios y por lo tanto pueden
ser observadas con más facilidad.

Los coloides imitan a los átomos del vidrio. Paddy Royall los enfrió y observó el gel que
formaron estas partículas. Este tendía a convertirse en cristal y formar estructuras parecidas al
icosaedro, hecho que demostraría la teoría de Sir Charles Frank, ya que la creación de estas
estructuras icosaédricas sería lo que subyace en todo material cuyos átomos se atascan como
en el caso del vidrio.

III.7 – Nuevas Teorías

El conocimiento de la estructura del vidrio puede proporcionar grandes avances en la
elaboración de nuevos materiales, como los metales vidriados o Metal Glass. Con ellos, en un
futuro, se podría mejorar el comportamiento de las estructuras de los edificios debido a su
ligereza y su alta resistencia.

En la actualidad todavía se siguen elaborando teorías que intentan resolver el enigma de la
estructura del vidrio. La última, Twinkling Fractal Theory (TFT), elaborada por el porfesor
Richard Wool, propone la aparición de agrupaciones, en forma de fractales, que con el tiempo
estabilizan y se cuelan entre la estructura atómica en el momento que esta alcanza la
temperatura de transición vítrea.

Sin embargo, ninguna de estas novedosas teorías ha alcanzado un nivel de aceptación superior
a la Teoría de Zachariasen. Es por ello que en posteriores bloques aceptaremos esta como
válida.

El físico Sir Charles Frank
(1911-1998)

Bloque 1: Aspectos generales

IV. Características mecánicas

Página 18

El comportamiento mecánico del vidrio va a depender de factores como la rigidez de las
uniones moleculares y fundamentalmente del estado de su superficie. En la superficie de los
vidrios se albergar microfisuras que soportan esfuerzos mecánicos. Estos puntos son claves
para el comienzo de una rotura del material. Como es imposible eliminar estas fisuras
microscópicas, la resistencia real del vidrio quedará por debajo de la que tendría teóricamente.

Otra consecuencia de la aparición de este tipo de fisuras es que la rotura de un vidrio siempre
se produzca a tracción. Debido a que la resistencia a compresión es muy elevada.

IV.1 – Resistencia a la compresión

El vidrio posee una alta resistencia a compresión, tanta que podría considerarse imposible su
rotura a este tipo de esfuerzo.

Los números se aproximarían a una resistencia de 10.000 Kg/cm2
.

IV.2 – Resistencia a la tracción

No es posible dar un valor exacto a la resistencia a tracción de un vidrio, ya que esta
dependerá en parte de las microfisuras que tenga en su superficie. (Ver B1 - VI.4 - Durabilidad
en el aspecto mecánico). No obstante aquí pondremos valores aproximados.

Resistencia para el vidrio templado 1.000 Kg/cm2

Resistencia para el vidrio recocido 400 Kg/cm2

IV.3 – Resistencia a la flexión

La carga a flexión se descompone en una carga a tracción y otra a compresión. Debido a que la
resistencia del vidrio a tracción siempre será menor que la resistencia a compresión y en
consecuencia el vidrio romperá por este esfuerzo, la resistencia a flexión será semejante a la
de tracción.

Resistencia para el vidrio templado 1.000 Kg/cm2

Resistencia para el vidrio recocido sin defectos visibles 400 Kg/cm2

IV.4 – Tensiones de trabajo admisibles

A continuación se expone una tabla con las tensiones de trabajo admisibles en función de la
posición del vidrio, la tipología del mismo, así como el tipo de tensión o ambiente (Fuente:
AriñoDuGlass):

Bloque 1: Aspectos generales

IV. Características mecánicas

Página 19

Posición Vertical

Posición Inclinada Posición Horizontal Posición Horizontal

Vidrio no sometido
a tensiones
permanentes

Vidrio sometido
parcialmente a
tensiones
permanentes

Vidrio sometido a
tensiones
permanentes.
Ambiente húmedo

Vidrio sometido a
tensiones
permanentes.
Ambiente húmedo.
Piscinas

Recocido

200 daN/cm2

150 daN/cm2

100 daN/cm2

60 daN/cm2

Templado

500 daN/cm2

375 daN/cm2

250 daN/cm2

250 daN/cm2

Semi-templado

350 daN/cm2

260 daN/cm2

175 daN/cm2

175 daN/cm2

Templado Serigraf.

350 daN/cm2

260 daN/cm2

175 daN/cm2

-

Laminado

200 daN/cm2

150 daN/cm2

100 daN/cm2

100 daN/cm2

Colado recocido

180 daN/cm2

135 daN/cm2

90 daN/cm2

90 daN/cm2

Colado templado

400 daN/cm2

300 daN/cm2

200 daN/cm2

200 daN/cm2

Armado

160 daN/cm2

120 daN/cm2

80 daN/cm2

-

IV.5 – Otras características mecánicas y físicas

En esta tabla podemos apreciar distintas características físicas, mecánicas o de transmisión del
calor que pueden sernos útiles:

Características

Símbolo

Valor numérico

Densidad (a 18ºC)

ρ

2.500 Kg/m3

Dureza

-

6 (escala Mohs)

Modulo de Young

E

7x1010

Pa

Índice de Poisson

µ

0,22

Calor específico

c

0,72 x 103

x J / (kg·K)

Coeficiente medio de dilatación lineal entre
20 y 300 ºC

α

9 x 10-6

K-1

Conductividad térmica

λ

1 W/(m·K)

Índice de refracción medio en el espectro
visible (380 nm y 780 nm)

n

1,5

(1 daN/cm2

= 105

Pa = 14.5PSI)

Tabla de lasdistintas propiedadesfísicasy mecánicasdel vidrio. Simbología y valor numérico.

Bloque 1: Aspectos generales

V. Características térmicas

Página 20

V.1 – Dilatación Lineal

Para averiguar la dilatación lineal de un material, es decir, el alargamiento que tendrá lugar en
función de la temperatura aplicada, es necesario tener en cuenta el coeficiente de dilatación.
En el caso del vidrio, este estaría en 9x10-6

. Este coeficiente sería aplicable en el intervalo de

temperaturas comprendido entre los 20 y los 300 ºC.

Para el cálculo consideraríamos la temperatura en grados centígrados y los metros de longitud
expresado en milímetros.

Ejemplo:

Para un vidrio cuya longitud principal fuese de 1,5 metros y fuese calentado a una temperatura
de 40 ºC, este calentamiento provocaría un alargamiento de:

1500 x 9x10-6 x 40 = 0,54

A continuación expondremos una comparativa, de coeficientes de dilatación, entre los
distintos materiales:

Coeficiente de dilatación lineal Valor aprox. para un metro de longitud y dif. de 100 ºC

Madera de pino

4 x 10-6

0,5 mm

Ladrillo

5 x 10-6

0,5 mm

Piedra cálcica

5 x 10-6

0,5 mm

Vidrio

9 x 10-6

1 mm

Acero

12 x 10-6

1,4 mm

Cemento

14 x 10-6

1,5 mm

Aluminio

23 x 10-6

2,5 mm

V.2 – Emisividad

Es una característica perteneciente a la superficie de los cuerpos. Cuanto más baja, menor es la
transferencia de calor por radiación.

La emisividad normal (εn) del vidrio ronda los 0,89. Sin embargo, ciertos vidrios están
recubiertos de una capa de baja emisividad dando lugar a una (εn) inferior a los 0,10. La
emisividad corregida (ε) se obtiene multiplicando la (εn) por la relación que figura en la tabla
a.2 de la norma UNE-EN 673: Vidrio en la construcción. Determinación del coeficiente de
transmisión térmica, U. Método de cálculo.

Fuente: Manual del Vidrio Saint-Globain Glass

Bloque 1: Aspectos generales

V. Características térmicas

Página 21

V.3 – Coeficientes de intercambio superficial

Para averiguar la cantidad de calor transmitida a través de un metro cuadrado en una hora, es
necesario aplicar ciertos coeficientes. Estos coeficientes variarán en función del mecanismo de
transmisión:

Coeficiente de conducción (λ/e)

Coeficiente de convección (hc)

Coeficiente de radiación (hr)

Para obtener el flujo de calor aplicamos estas fórmulas:

Por conducción

q = (λ/e) · (t1 - t2)

Por convección

q = hc · (t1 - t2)

Por radiación

q = hr · (t1 - t2)

En las que:

q = flujo de calor entre la superficie de dos cuerpos por m2 y hora

(λ/e), hc, hr = coeficiente en función del mecanismo de transmisión

(t1 - t2) = diferencia de temperaturas entre los dos puntos tomados

V.4 – Coeficiente U

Según CTE la transferencia térmica a través de un cerramiento ya sea por conducción,
convección o radiación se expresa con el coeficiente U. Este coeficiente representa el flujo de
calor que atraviesa 1 m2

de cerramiento para una diferencia de temperatura de 1 ºCentre el

interior y el exterior.

Un número bajo de coeficiente U indica un buen comportamiento térmico. A continuación se
puede observar ejemplos sobre la diferencia de coeficientes en función del tipo de vidrio y sus
características de aplicación:

Tipo de vidrio

Coeficiente U (W/m2

K)

Vidrio monolítico 6mm

5,7

Doble acristalamiento 6//C.A 6//6 mm

3,2

Doble acristalamiento 6//C.A 12//6 mm

2,8

Doble acristalamiento bajo Emisivo 6//C.A 12//6 mm

1,6

Un coeficiente U pequeño en doble acristalamiento permite que, en invierno, la cámara
interior se mantenga más cálida y en consecuencia se produzcan menos condensaciones.

Bloque 1: Aspectos generales

VI. Durabilidad

Página 22

VI.1 – Resistencia al agua

El agua puede atacar al vidrio disolviendo ciertos
componentes y reduciendo así su masa. La
intensidad del ataque dependerá de: la
temperatura, el tiempo de contacto, la
composición del vidrio, la agitación y el estado de
la superficie. Cuando el vidrio se encuentra a
temperatura ambiente la erosión es insignificante,
la pérdida de masa es prácticamente nula aun
sumergiéndolo en agua durante días. Sin embargo
al aumentar la temperatura la intensidad del
ataque aumenta tal y como figura en el siguiente
gráfico de la izquierda.

VI.2 – Resistencia a los agentes atmosféricos

El vidrio es un material que tiene una gran durabilidad respecto a la acción de agentes
atmosféricos. La abrasión puede provocar que el vidrio se manche o se elimine el
revestimiento. No es común, pero si posible, que la arena que transporta el viento ocasione
daños mayores.

El agua dulce y limpia no es un elemento relevante a la hora de dañar al vidrio, no al menos en
temperatura ambiente, pero la exposición a lluvia ácida puede causar algún efecto negativo a
largo plazo. El agua que se genera por condensación puede afectar a la superficie del vidrio.
Este tipo de gotas de agua da a lugar a una disolución concentrada de NaOH que ataca al
vidrio. Es importante, por ello, evitar en lo posible la condensación.

-Carga de viento y nieve

Es necesaria cierta información básica para poder calcular
el espesor mínimo para que soporte este tipo de cargas. Es
importante conocer la magnitud de la carga de viento y de
nieve (Código Técnico de la Edificación DB-SE-Acciones en
la Edificación), las dimensiones del paño a cubrir, el tipo de
vidriado (simple o de doble acristalamiento), el ángulo de
inclinación del paño, la cantidad de bordes que están
apoyados.

Las cargas que ha de soportar el vidrio a causa del viento derivan de la velocidad básica (valor
característico de velocidad media del viento en un periodo de 10 minutos en una zona con
unas características determinadas), así como de los factores que afectan a la manera en la que

Molino de viento

Bloque 1: Aspectos generales

VI. Durabilidad

Página 23

el viento aplica la carga sobre el edificio. La carga puede ser de presión o de succión. La altura
y la forma del edificio también afectan a la hora de calcular el efecto del viento sobre el
mismo. Hay que tener en cuenta factores como la cercanía a la costa, ya que estas zonas
soportan más carga que las situadas al interior. Para realizar dichos cálculos acudir al CTE al
documento DB-SE-AE Anejo D. Acción del viento.

En cuanto a la nieve es más importante el asentamiento en la
cubierta que la propia caída. Una vez asentada esta aplicará sobre
el vidrio una carga constante. La capacidad del vidrio para
soportar dicha carga dependerá de la duración de la misma. En
algunos casos el empleo de un vidrio de mayor grosor puede ser
contraproducente a la hora de soportar cargas de nieve, ya que
aumenta la tensión y empeora la predicción de la durabilidad

portable. Suele ser muy habitual que el vidriado inclinado sea, a su
vez, vidriado de altura y eso requiere medidas de seguridad
complementarias. En estos casos se suele emplear un vidrio templado más grueso en la parte
exterior y un vidrio laminado interno más delgado en la parte interior, siendo esta una buena
combinación en el doble acristalamiento inclinado.

VI.3 - Ataque provocado por la ejecución en obra

La mayoría de los casos de vidrio dañado se debe a este
apartado. Una mala ejecución, manipulación o colocación
del mismo en obra e incluso posteriores reparaciones.

Al finalizar la ejecución se pueden encontrar partículas de
cemento o yeso pegadas sobre la superficie del vidrio. Su
limpieza con espátulas o con paños que tengan alguna
arenisca, puede provocar cierta abrasión.

Los productos alcalinos pueden atacar a la composición
química del vidrio. Los alcalinos pueden encontrarse en
cementos y por lo tanto la contaminación durante la
construcción puede ocasionar daños si no se retira de inmediato. El agua que escurre de los
ladrillos también podría tener ciertos componentes alcalinos que afectarían al vidrio
provocando estrías sobre la superficie.

Las herramientas de soldar pueden provocar la aparición de ciertas cavidades, por salpicadura,
en la superficie del vidrio. En vidrios antiguos se puede observar estas cavidades o poceados
que, en este caso, son debidos a la larga exposición al agua.

VI.4 – Durabilidad en el aspecto mecánico

La resistencia mecánica del vidrio en teoría es extremadamente alta, sin embargo, en el
momento de su fabricación el vidrio es manipulado por todo tipo de maquinarias, etc. Lo que
produce que aparezcan ciertas imperfecciones superficiales, o microfisuras, que hacen que se

Copo de nieve

Operario colocando ventanas de vidrio

Bloque 1: Aspectos generales

VI. Durabilidad

Página 24

concentren tensiones en estos puntos débiles. En el momento que el vidrio se somete a cierta
carga rompe debido a estas imperfecciones. La rajadura crecería hasta que pueda ser
observada a simple vista, el siguiente paso será el quiebro del material.

VI.5 – Factores que afectan a la durabilidad

-Tamaño

Cuanto más grande sea la superficie del vidrio, más posibilidades de encontrar una microfisura
y, por lo tanto, más posibilidades de quiebro.

-Velocidad de carga mecánica

El vidrio soporta con mucha más facilidad una carga aplicada a alta velocidad que la misma
carga aplicada durante un periodo prolongado de tiempo. El vidrio sufre de corrosión por
tensión. En la punta de la microfisura puede haber una reacción con el medio ambiente. La
humedad del aire reaccionaría con el sodio y marcaría más la hendidura, provocando una
mayor concentración de tensiones y, en definitiva, aumentando el riesgo de producirse una
rotura.

-Estado de tensión

Cuando el vidrio posee agujeros y marcas, se crean aéreas en donde la tensión es mayor bajo
carga y en las cuales se puede producir la rotura del material.

-Cambios de temperatura

Al vidrio le afecta desfavorablemente el cambio brusco de temperatura. Sin embargo, no le
afectan tanto las altas como bajas temperaturas, siempre que el cambio entre ambas se
produzca de forma escalonada y en la totalidad de la superficie vidriada.

Un amanecer con ángulo bajo puede calentar antes el centro que los bordes del vidrio, así
como la sombra proyectada por saliente puede mantener fría una zona y caliente otra. Esta
diferencia de temperatura supone un factor crítico. El vidrio caliente intenta expandirse
mientras que el frío mantiene su posición. Debido a ello se pueden generar tensiones en los
bordes que producirían rajaduras. Estas rajaduras tienden a expandirse por toda la superficie
del vidrio. Un vidrio con templado térmico evita problemas de cambios en las temperaturas.

-Terminaciones de superficies y bordes

Las terminaciones superficiales pueden producir variaciones en la frecuencia de la producción
de microfisuras.

Los bordes del vidrio suelen dañarse de forma más habitual y pueden llevar a concentraciones
de tensión.

Bloque 1: Aspectos generales

VIII. Características acústicas

Página 25

El aislamiento acústico total de un cerramiento es prácticamente equivalente a la parte peor
aislada del mismo. Las ventanas suelen ser un punto conflictivo dentro de este apartado, ya
que generalmente suelen otorgar aislamientos menores que otro tipo de elementos
constructivos. Es importante saber que el ruido puede entrar por cualquier parte de la
carpintería, tan solo una parte débil de la misma puede arruinar el aislamiento del conjunto.

Un vidrio de mayor grosor proporcionará mayor aislamiento acústico, sin embargo, este
aumento del aislamiento no se produce de forma importante, ya que duplicando el grosor no
alcanzaríamos una atenuación de ruido mayor de 4 dB.

Otro inconveniente, en el aspecto del aislamiento acústico, es que normalmente se utilizan
espesores que poseen una frecuencia de resonancia recayente en la banda audible, lo que
reduce su eficacia como aislante.

-Factores que afectan al aislamiento acústico del vidrio

Espesor de los vidrios usados: Como ya hemos indicado anteriormente, este sería un aspecto
a considerar para aumentar el aislamiento. Esta tabla nos indica el aumento del aislamiento en
función del espesor en un vidrio común:

Espesor (mm)

4

5

6

8 10 12 15 19

Peso (Kg/m2
)

10 12,5 15 20 25 30 37,5 47,5

Aislamiento al ruido de tráfico (dBA)

27 28 29 30 31 32 33 34

Espesor de la cámara: El aislamiento aumenta a medida que aumenta la separación existente
entre las dos lunas (siempre que la separación sea mayor de 200mm).

Diferencia de espesores de los vidrios que componen el acristalamiento: En ventanales de
doble acristalamiento, la diferencia de espesores entre el primero y el segundo ayuda a
mejorar la acústica del conjunto. Cuanto mayor es esa diferencia, mejor es el aislamiento.

Vidrios laminados acústicos: El uso de vidrios laminados, aquellos que se componen de dos
lunas de vidrio adheridas con una lámina plástica de butiral, puede incrementar el aislamiento
acústico con espesores similares al vidrio simple:

Espesor (mm)

3+3 4+4 5+5 6+6

Peso (Kg/m2
)

15 20 25 30

Aislamiento al ruido de tráfico (dBA)

33 35 36 37

Pero todo esto no servirá de nada, si la carpintería que soporta el vidrio es de mala calidad.
Todos los elementos de la carpintería deben soportar el impacto del ruido en la misma
medida.

Bloque 1: Aspectos generales

VIII. Características ópticas

Página 26

La radiación solar que llega a la superficie del planeta se constituye por un 3% de rayos
ultravioleta (UV), un 55% de infrarrojos (RI) y un 42%de la luz visible. Cada tipo de rayos se
corresponde en una horquilla de longitudes de onda. UV (entre 0,28 y 0,38), RI (entre 0,78 a
2,5) y luz visible (entre 0,38 y 0,78).

La distribución energética de la radiación solar global, en función de la longitud de onda entre
0,3 y 2,5 µm, para una superficie perpendicular a dicha radiación, se representa en la curva
siguiente:

Al llegar estas radiaciones al vidrio se producen tres fenómenos que describiremos a
continuación. Estos son la reflexión, la absorción y la transmisión.

VIII.1 - La transmisión

La transmisión es aquella radiación que el vidrio no refleja ni absorbe y pasa de largo sin ser
afectada.

Es recomendable la obtención de vidrios con un alto grado de transmisión. Esto permitiría la
mejor iluminación de la estancia con una menor superficie de acristalamiento, ya que la zona
acristalada generalmente es la peor aislada del edificio. Por ello se escogen vidrios que
transmitan alrededor de un 89% de la radiación solar incidente.

El vidrio deja pasar la mayoría de los rayos infrarrojos de onda corta, sin embargo, es más
opaco para aquellos de onda larga. Es por ello que se produce el llamado efecto invernadero.
La radiación de onda larga es vuelta a irradiar por los objetos del interior del acristalamiento
en forma de onda larga que queda atrapada generando el calor.

Espectro de la radiación solar global según EN 410 (Fuente: Manual del vidrio de Saint-Gobain Glass)

Bloque 1: Aspectos generales

VIII. Características ópticas

Página 27

VIII.2 – La absorción

Parte de la energía transmitida por el sol al vidrio, es absorbida por éste. Esta absorción
provoca el respectivo aumento de temperatura del material y la reemisión de esa energía
tanto al exterior como al interior de la estancia. Este reemisión, dependerá de las condiciones
ambientales y del tratamiento del vidrio.

VIII.3 – La reflexión

Es aquella parte de radiación que es reflejada por el vidrio. A menudo puede ser deseable
aumentar esta propiedad por diversos motivos estéticos o por el ya mencionado efecto
invernadero. Para ello emplearíamos un revestimiento metálico en una de sus caras. A estos
vidrios se les denomina vidrios reflectivos o con “coarting”.

VIII.4 – El factor solar

El factor solar es la cantidad de energía que traspasa del exterior hasta el interior de la
estancia a través del vidrio. Es decir, la energía que llega por transmisión directa sumada a la
reemisión interior producida tras la absorción de la radiación por parte del vidrio.

Para garantizar una buena protección solar se deben tener en cuenta tres factores:

· Se ha de disminuir el aporte energético del Sol (Factor solar mínimo)

· Utilizar vidrios que transmitan la menor cantidad de calor del exterior al interior (Bajo
coeficiente U)

· Garantizar la transmisión lumínica adecuada.

Esquema de conceptos relativos a la radiación que afecta al vidrio. Fuente: Manual del vidrio AriñoDuglass

Bloque 1: Aspectos generales

Bibliografía. Bloque 1

Página 28

- REYES MELO, MARTÍN E HINOJOSA RIVERA, MOISES. Ingenierías Vol. III. No. 9.
Octubre/Diciembre 2000, pp. 7-14.

- D. ZANOTTO, EDGAR. American Association of Physics Teachers. Vol. 66. No 5. Mayo 1998,
pp. 392-395.

- PAUCAR, CARLOS y CASTRILLÓN, MARIANA. Boletín de ciencias de la tierra. No 18. Julio de
2006, pp. 45-54.

- PEARSON, CARLOS. Manual del vidrio plano, CAVIPLAN.

- ARIÑODUGLASS. Manual del vidrio.

- FERNANDEZ NAVARRO, JOSÉ MARÍA. El vidrio. Colección textos universitarios nº 6. CSIC.
Sociedad Española de Cerámica y Vidrio. Madrid. 2003.

- SAINT-GOBAIN GLASS. Manual del vidrio.

- UNIVERSITY OF DELAWARE. Prof's new theory explains the mysterious nature of glass. [En
línea]. [Consulta: 13 Noviembre del 2009]. Disponible en:
http://www.udel.edu/udaily/2009/sep/glass091008.html

- PILKINGTON. Funciones mecánicas del vidrio. [En línea]. [Consulta: 15 Julio del 2009].
Disponible en: http://www.pilkington.com/the+americas/chile/spanish/default.htm

Bloque 2: Historia del vidrio

I. Historia del vidrio

Página 30

I.1 – El origen del vidrio:

Según escribe Plinio el Viejo (23-79 d.C) en su Historia Natural,
este se produciría en Siria, cuando unos mercaderes que se
dirigían a Egipto preparaban comida en la orilla del rio Belus,
en Fenicia. Al carecer de utensilios necesarios para colocar sus
ollas sobre el fuego, estos emplearon la mercancía que
transportaban, el natrón, como sustento de sus recipientes. El
natrón era muy apreciado en la época como limpiador de loza,
en el baño y para la higiene bucal. En Egipto estaba muy
extendido su uso, ya que se utilizaba en el proceso de
momificación.

Al parecer estos comerciantes pudieron comprobar cómo, al calor de la hoguera, esta “sal
divina”, como la llamaban los egipcios, se fundía y, al reaccionar con la arena, daba lugar a un
nuevo material brillante similar a una piedra artificial.

El relato pierde fuerza al conocer que la temperatura de fusión del natrón es de unos 1300 a
1500 grados centígrados cuando una hoguera al aire libre alcanza un máximo de unos 600 ºC.

Aunque no podamos admitir la historia de Plinio sobre el origen accidental del vidrio, si
podemos otorgarle la razón en cuanto al lugar de procedencia del mismo. Es muy probable
que el descubrimiento del material se situase en Oriente Medio, concretamente entre Egipto y
Mesopotamia.

El descubrimiento del metal, así como de las técnicas de elaboración del mismo, habría sido el
impulsor del nacimiento del vidrio en el cuarto o quinto milenio antes de Cristo. El uso de las
técnicas ya mentadas, en elementos cerámicos, propició la aparición de barnices alcalinos que
aportaban impermeabilidad a los recipientes de arcilla.

Debido a la mejora en la industria alfarera se otorgó más
importancia al aspecto estético de sus producciones,
naciendo así una floreciente industria vítrea que en un
principio se dedicó a la realización de elementos
decorativos como pequeñas estatuas o amuletos. Es lo que
hoy se conoce como faiensa o fayenza egipcia, una pasta de
arena o cuarzo granuloso mezclado con natrón y calentado
al horno.

El vidrio surgió posteriormente tras las experiencias con el
metal, ya que para ambos es necesaria la construcción de hornos capaces de incrementar la
temperatura así como la experimentación con fórmulas minerales que permitieran conseguir
nuevos colores o propiedades.

Natrón

Amuleto de Fayenza

Bloque 2: Historia del vidrio

I. Historia del vidrio

Página 31

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->