Está en la página 1de 6

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

DIRECCIÓN GENERAL DE CULTURA Y EDUCACIÓN


DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SUPERIOR

TRAMO DE FORMACION PEDAGÓGICA PARA PROFESIONALES Y


TÉCNICOS

MATERIA: TEORIA SOCIOPOLITICA Y EDUCACION


PROFESORA: PATRICIA NAGY

INTEGRANTES:
♦ CIRIGLIANO DANIEL CARLOS

NOVIEMBRE DE 2009
Estado Benefactor y Educación
Actividad N° 2
Investigar y realizar una breve reseña histórica de las dos presidencias de Perón.
Sintetizar ambos y relacionar los conceptos de educar para el crecimiento económico
(Filmus) con el concepto de Populismo (Marquez)

1° Presidencia de Juan D. Perón (1946 - 1952)

Durante su primera presidencia se pueden distinguir claramente dos etapas,


especialmente en el aspecto económico.
1. La primera se extendió entre 1946 y 1948 y fue coordinada por el Presidente
del Banco Central, Miranda.
2. La segunda que fue entre 1949 y 1951 la dirigió el ministro Ramón Cereijó.
En la primera etapa se desarrollo una política diseñada para un período de posguerra.
Puso en marcha el plan quinquenal comprando equipos industriales, y material bélico.
La exclusión Argentina del plan Marshall en 1948 agudizó la crisis, al reducirse las
reservas de oro y las divisas Perón decidió entonces un cambio drástico en la política
económica. Nombró para ello un nuevo equipo encargado de ordenar la situación
reduciendo el déficit en la balanza de pagos y obteniendo un préstamo en los Estados
Unidos.

Obra de Gobierno Durante la Primera Presidencia de Juan D. Perón (1946 - 1952)

Perón había empezado a diseñar un plan general de industrialización que incluía


medidas para intensificar la producción agrícola, promover la minería, proteger
algunas industrias manufactureras, fomentar la investigación, generar estabilidad
económica y reactivar la industria de posguerra.
Este plan constituyó el programa de gobierno que le permitió a Perón acceder al poder
en 1946. Plan Quinquenal: 1947 - 1951.
Constaba de cuatro aspectos fundamentales para su éxito:
• Prever las necesidades de materia prima de origen nacional, combustibles,
energía eléctrica (hidráulica y térmica) maquinarias y transportes.
• Conocimiento y verificación del estado y eficiencia de los sistemas de
explotación, producción y distribución de esos elementos.
• Desarrollar el programa mínimo de inversiones y obras necesarios para
asegurar los suministros de materias primas, energía y combustible y desarrollar
así la industria y agricultura.
• Descentralizar la industria, diversificar la producción, crear fuentes de energía,
vías de comunicación, medios de transporte y aumentar los mercados
consumidores.
Se incluyeron también una serie de medidas para reformar la educación en todos los
niveles, organizar la sanidad y los servicios públicos..

Eva Perón, su Rol Político y Social

Eva Duarte de Perón, esposa del presidente de la nación desarrolló una intensa labor
tanto en el aspecto político como en el social.
El aspecto político trabajó intensamente para obtener el voto femenino y fue
organizadora y fundadora de la rama femenina del movimiento peronista. Esta
organización se formó reclutando mujeres de distintas extracciones sociales por todo
el país. Las dirigentes de la nueva agrupación recibieron el nombre de "delegadas
censistas".
El 26 de julio de 1949 Eva inauguró la primera Asamblea Nacional del Movimiento
Peronista femenino en el Teatro Cervantes, allí explicó que el objetivo del
movimiento femenino era extender y popularizar la doctrina justicialista
cubriendo el país de centros de educación y cultura, nacieron así las Unidades
Básicas. Creó hospitales, hogares de ancianos y de madres solteras, dos policlínicos,
escuelas, una Ciudad Infantil.

Perón tampoco popular entre los estudiantes universitarios resentidos con la supresión
de la autonomía universitaria y el despido de profesores no adscriptos al peronismo.

El 20 de febrero de 1951 el Consejo Superior del Partido Peronista y, días después, la


C.G.T. emprendieron la acción destinada a reelegir a Perón por segunda vez en la
Presidencia de la Nación, aún sin mencionar su compañero de fórmula.
La fórmula Perón-Quijano obtuvo 4.745.157 votos (62%) contra el candidato de la
U.C.R. que cosechó 2.406.050 (32%).

La Segunda Presidencia de Perón (1952 -1955)

El 26 de Julio murió Eva Perón, el dolor popular la acompañó en un velorio que duró
14 días. Una noche pasaron sus restos en el Congreso Nacional y luego se
trasladaron a la CGT. (Archivo General de la Nación)

Perón asumió por segunda vez la Presidencia de la Nación sin la presencia, de su


compañero de fórmula, Quijano, quien había fallecido.
En lo económico esta etapa de crisis e inflación contrastó con la de los primeros
tiempos y lo llevó al Presidente a revisar más de un tema de su política de gobierno.
A partir de 1953 se dio un acercamiento entre los EE.UU. y la Argentina, se alentó la
incorporación a la economía nacional de capitales extranjeros.
Fue sancionada una Ley de Inversiones Extranjeras, duramente cuestionada por la
oposición, que tuvo como objetivo alentar la participación del capital privado en áreas
claves de la economía, como la energética.
El ritmo inflacionario se desaceleró notablemente desde la última parte del año ' 52 y
se produjo un crecimiento de las exportaciones agropecuarias en 1953.

En abril de 1953, Juan Duarte, hermano de Eva, renunció a su cargo de Secretario


Privado de Perón (función que desempeñó desde la primera presidencia). Duarte fue
hallado muerto y la versión oficial, aunque dudosa, fue suicidio.
La noticia fue explotada por la oposición y el 15 de abril la C.G.T. convocó a un acto
de adhesión a su líder en Plaza de Mayo. Hubo muertos y heridos entre los
concurrentes al explotar las bombas colocadas por sectores antiperonistas.
Comenzó a crecer la violencia de ambos lados y se sumó una conflictiva relación con
la Iglesia Católica.
Por último, la segunda Presidencia se vio privada de la vital presencia de Evita, quien
falleció el 26 de julio de 1952 dejando un vacío que nadie podría reemplazar.

Perón y la Iglesia Católica

Entre 1954 y 1955 se desplegó un fuerte enfrentamiento entre Perón y la Iglesia


Católica, una tradicional institución en el país, que había sido aliada a su gobierno
hasta entonces.
Nuevas medidas tuvieron el mismo rumbo. Se estableció el divorcio vincular, se
derogó la ley de enseñanza religiosa de 1946 y se les quitó el apoyo a los institutos
privados de enseñanza católica.
El día 11 de junio se realizó la procesión de Corpus Christi en Buenos Aires, como era
habitual, pero esa vez en 1955 adquirió el carácter de marcha de oposición al
gobierno. Asistieron representantes de todo el abanico antiperonista, desde la U.C.R.
hasta el Comunismo.
El gobierno culpó a los manifestantes de la "quema de la bandera", hecho que no fue
clasificado.
Alentados por los sucesos, un sector rebelde de las Fuerzas Armadas bombardeó
Plaza de Mayo; la respuesta de los adictos al gobierno fue el incendio de la Curia y de
templos como el de San Ignacio, Santo Domingo y San Francisco (16 de junio de
1955).

Luego de los sucesos de junio Perón intentó una política de conciliación. Las radios
fueron cedidas a los partidos políticos para que difundieran sus propuestas.
En el mes de septiembre se puso en marcha un nuevo intento revolucionario, esta vez
destinado a triunfar.
Tras la negativa para liderar la acción del General Pedro E. Aramburu, el General
Eduardo Lonardi movilizó las fuerzas desde Córdoba. El 16 de septiembre se refugio
en la Embajada del Paraguay, salió rumbo al exilio y su primer destino fue aquel país.
El 23 de septiembre, el General Lonardi llegó a Buenos Aires para hacerse cargo del
gobierno.

Relacionar los conceptos de educar para el crecimiento económico (Filmus) con


el concepto de Populismo (Márquez)

Al hacer un abordaje sobre las relaciones entre los conceptos de populismo


(según Márquez) y sobre el concepto que rescata Filmus acerca de la
educación vinculada al crecimiento económico es prioritario distinguir ó
hacer presente el concepto de Populismo que tan arraigado se
encontraba en América Latina y particularmente en Argentina a principios
de la década del 40 con la figura de Juan Domingo Perón

Populismo. Concepto
Es un concepto que se utiliza generalmente para caracterizar a ciertos gobiernos de
países de América Latina, como el de Getulio Vargas en Brasil, el de Lázaro Cárdenas
en México y el de Juan Domingo Perón en la Argentina.
Los gobiernos populistas comenzaron en la etapa de sustitución de importaciones,
desde la década de 1940 del siglo XX aproximadamente, porque los grupos
empresariales que procuraban un modelo económico industrial buscaron una alianza
popular para llevar a cabo estos planes.

Hay otras características que también definen el populismo:

- Se trata de un movimiento en el cual hay un apoyo de masas movilizadas pero poco


organizadas de manera autónoma.
- Existe un liderazgo fuertemente anclado en sectores externos a la clase obrera o
campesina.
- La vinculación entre masa y líder es en gran medida carismática.

A partir de estas precisiones, podemos destacar que los principales rasgos de la


industrialización por sustitución de importaciones, trajo aparejados ciertos cambios
socioculturales que al día de hoy pueden identificarse y así poder establecer cuándo y
por qué comenzó esta etapa, como así también determinar qué ramas de la actividad
económica crecieron y cuáles se vieron menos favorecidas entonces.
Teniendo en cuenta el aporte conceptual sobre este periodo de Filmus destacamos
que la educación fue incorporada no solo como un derecho de los ciudadanos sino
como herramienta estratégica para el crecimiento económico de un país,
particularmente en Argentina. La formación de talentos vinculados a la actividad
económica y educativa genero un marco de disciplina laboral que redefinió los
conceptos de relación pedagógica entre educación y trabajo. Conceptos que estaban
huérfanos hasta ese entonces, acerca del trabajador rural, el obrero y el acceso a la
educación

Históricamente sabemos que el principal apoyo de Perón y de su nueva fuerza política


fueron los obreros. Este supo canalizar la carencia de las políticas impuestas por el
modelo Oligárquico Liberal.

El Estado Benefactor significó un quiebre en la vida social, política y económica. Los


trabajadores adquirieron derechos sociales y ocuparon el centro de la escena.

La tarea de moldear a las nuevas generaciones en las verdades propuestas por el


estado benefactor se impuso como una necesidad y un deber para el fortalecimiento
del régimen y del nuevo orden político.

A la vez, que mejoró las condiciones de vida de los trabajadores. De la mano de la


bonanza económica de los primeros años de la posguerra y del crecimiento de los
servicios y la infraestructura del Estado, la población cambió su calidad de vida, se
amplió el consumo y se extendieron los derechos sociales. La ampliación de la
maquina industrial propuesta por este modelo significo en un cambio del contexto
educativo ya que se expandió la matrícula educativa, se atendió la enseñanza técnica
y los maestros participaron en su calidad de trabajadores del régimen peronista y
usufructuaron de sus beneficios económicos y sociales.

Realizar un paralelo entre los conceptos de Militarización de la sociedad


civil (Márquez) con el de educación para el orden (Filmus)

Teniendo en cuenta las consideraciones de los textos abordados por ambos autores
conviene presentar este paralelismo conforme a los cambios de contexto que se
suscitaron y que permitieron establecer cuales fueron las causas que dieron lugar a la
militarización y el orden en el sistema educativo.

Durante esta etapa que se corresponde con la década mas oscuras que sufrió el país.
se ha transferido al ámbito del debate educativo un nuevo repertorio de conceptos y de
valores socio económicos tales como concentración de poder, uso de la coerción, la
intervención ó presencia política de las fuerzas armadas y la eliminación del orden
político en definitiva la perdida del concepto de democratización. Gran parte de estos
valores fueron plasmados en un concepto abarcador de tendencias Neo liberales
basadas en un bloque ó alianza estratégicamente pensada para socavar los principios
de la educación y los derechos de los autores que representaban el sistema educativo.

La «desestabilización» vista como un modelo de reforma educativa, ocupo un lugar


central en la agenda de los gobiernos defactos para América Latina y que impuso en el
campo educativo el más estricto autoritarismo y que ejerció las formas de represión y
coerción nunca antes vividas por las sociedades latinoamericanas.

La desestabilización educativa fue ó ha sido una de las estrategias que más éxito ha
tenido en la región en términos de la cantidad de países que la han implementado
durante el periodo de 1976 a 1983, motivados por la promesa de mejorar
simultáneamente la eficiencia, la calidad y la equidad de la educación. Durante esta
etapa ambos autores coinciden el hecho de que fueron avasallados principios y
derechos adquiridos durante la etapa del estado Benefactor y Modernizante.

La educación jugo un papel político importante ya que los programas de acción fueron
modificados en función de restablecer un orden basado en las disciplinas militares. “Se
hace lo que se ordena y no se cuestiona moralmente esa orden”. Tal como menciona
Filmus, la libertad que se proclamaba estaba basada en mejorar un estilo de vida a
costa de cualquier precio previo, necesario e inexcusable.
Al coexistir el concepto de militarización y de represión en todos los ámbitos de la
sociedad y especialmente ligado a los ámbitos educativos, llámese escuelas primarias,
secundarias y universidades, quedo señalado que el sistema en si, se encaminaba
hacia un deterioro social sin precedentes. Ya que de alguna forma se transfirieron
todos estos conceptos en el valor que la población le da a la educación como forma y
medio para alcanzar una legitimización como sociedad. Con el pretexto de restaurar la
disciplina, el orden, las jerarquías, la autoridad en el ámbito educacional, el
autoritarismo militar paso a ser una regla para disciplinar a la sociedad.

Con esto finalizamos sosteniendo que es indudable que el aparato coercitivo impuesto
por las sociedades militarizadas dio lugar a un modelo social educativo carente de
principios y valores, que dejaron su marca en una sociedad que se preparaba para un
sistema democrático en proceso de ebullición y que albergaban las esperanzas de
dejar atrás un sistema que no desarrollara mecanismos que condicionaran la conducta
individual.