Está en la página 1de 3

Nombre: Herrera Collazo Marina.

Lic. En Optometría noveno semestre

RETINOSCOPIA DE MOHINDRA.

Aguascalientes Ags, a 18 de octubre del año 2010


Introducción:

La retinoscopía es una técnica objetiva que se utiliza para valorar el estado


refractivo de los ojos. Fue descrita por el suizo Edmond Landolt en 1886. Esta
técnica es una de las más importantes en la consulta optométrica, ya que
permite al optometrista realizar una buena adaptación de lentes a su paciente,
y así brindarle una visión óptima y por ende confort visual.
En la actualidad se han desarrollado diversas técnicas para valorar el
estado refractivo en pacientes pediátricos, tales como retinoscopía bajo
ciclopejía, retinoscopía estática, y la retinoscopía de Mohindra todas estas
técnicas se emplean de manera diferente y pueden ayudar para comprobar la
refracción del paciente, es decir, se pueden emplear como alternativa si alguna
técnica no nos arroja un resultado aceptable por el examinador, esto porque
hay que ser sumamente cuidadoso con los errores refractivos en edades
tempranas, y mantener un control en el desarrollo de la visión de los niños,
para que así se lleve a cabo una correcta emetropización; además es
fundamental que el optometrista tenga pleno conocimiento de los valores
retinoscópicos esperados según la edad del paciente, para evitar así, el
desarrollo de complicaciones por factores ambliogénicos sin un adecuado
cuidado en la refracción del paciente o al contrario, que seamos nosotros
mismos quienes ocasionemos alguna interferencia en el desarrollo de la
emetropiazacion del paciente.

DESARROLLO.

En este artículo se pretende ahondar acerca de la retinoscopía de Mohindra


(1977), esta es una técnica empleada de cerca, es útil en la evaluación de los
niños desde el nacimiento hasta los 3 años de edad, también en niños mayores
cuando sea necesario.
El propósito de esta técnica es determinar objetivamente el estado
refractivo en pacientes que no colaboran en pruebas subjetivas o no pueden
mantener la atención sobre el optotipo. También se puede utilizar en todos
aquellos casos en los que se tenga una actividad de la acomodación como por
ejemplo: estrabismo convergente, hipermetropía latente, o pseudomiopía.
Con esta técnica se puede obtener una refracción con el mínimo
esfuerzo acomodativo del paciente, una ventaja para el optometrista es que
esta técnica se realiza en un cuarto muy oscuro, sin fuentes externas de luz
solamente la luz del retinoscopio.
Para la realización de esta prueba el niño deberá mantener la atención
en la luz del retinoscopio, que debe fijarse a un nivel de iluminación mínima.
Primero se debe ocluir el ojo izquierdo del paciente así el ojo derecho debe fijar
la atención en la luz del retinoscopio Se utilizan lentes sueltas para ir
neutralizando el error de refracción primero el componente esférico y después
el cilíndrico, sin olvidar que el paciente debe fijar siempre su vista en la luz del
retinoscopio, durante la prueba se deberá tomar una distancia de trabajo de
50cm. Algunos efectos de sonido, el canto o las canciones de una grabadora
colocada cerca del examinador son muy útiles para mantener la atención del
niño en el retinoscopio.
La graduación total resulta del registro de los datos obtenidos a través de
diversos exámenes de la refracción del ojo, principalmente la interpretación del
desplazamiento de las sombras que utiliza el retinoscopio como instrumento de
estudio. El retinoscopio ilumina el interior del ojo y permite observar el
comportamiento de la luz que se refleja desde la retina.
Mohindra originalmente recomienda calcular el error de refracción neto,
restando un factor de corrección de 1,25 d de la retinoscopía obtenida
compensando así la distancia de trabajo y alojamiento residual. No hay ningún
cambio en el eje de la potencia del cilindro. Saunders y Westall han propuesto
un factor de corrección de 0,75 en los niños menores de 2 años de edad.
Se puede concluir, que la Retinoscopía de Mohindra (1977) es una
técnica de retinoscopía dinámica, es una de las técnicas más objetivas para
determinar el estado refractivo de un paciente pediátrico, ya que mediante esta
técnica es más fácil mantener, la atención del paciente y el optometrista podrá
saber un aproximado del error refractivo.
Aunque se deben tener en cuenta todas las consideraciones para la
realización de esta prueba como las que se mencionaron anteriormente. Otra
de las consideraciones a tomar es que la retinoscopía de mohindra no sustituye
a la refracción bajo ciclopejico ya que esta prueba muestra el error refractivo
total del paciente aquí la distancia de trabajo y la falta de atención del paciente
son aspectos que no se toman en cuenta.

Bibliografia.

Grosvenor TP primary care optometry 2 edition. Butterworth-Heimman.USA


1989
More BD. Eye care for infants and young children Butterworth- Heimman USA
1997.

FURLAN, W. et al. Fundamentos de optometría: refracción ocular. 2000, 259


páginas.