Está en la página 1de 209

REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA.

El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL 
EN LA AXARQUÍA 

El caso de Colmenar 

Francisco Miguel González López

1
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL
EN LA AXARQUÍA

EL CASO DE COLMENAR

FRANCISCO MIGUEL GONZÁLEZ LÓPEZ

Patrocinado por la Junta de Andalucía
Consejería de Justicia y Administración Pública

2
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

ÍNDICE
Introducción……………………………………………….………………………..…..4

LA II REPÚBLICA……………………………………..………………………..…….7
El comienzo del drama: El funcionamiento de las reformas agrarias en la
Axarquía………………………………………………………………………………...7
La República en Colmenar……………………….…………………………………..19
El Frente Popular: la situación en el campo…………………….………………..…32
Invasiones de fincas en
Colmenar……………….…………………………….………………………………..41
La huelga de 1º de
junio…………………………..………...……………………………………..……….43
Polarización: Anticlericalismo, manifestaciones y quema de
archivos…………………………...………………………………………………..…..49
Conclusiones…………………………………...………………………………………52

LA INSURRECCIÓN MILITAR EN LA
CAPITAL………………………………………………...……………………………54

LA REVOLUCIÓN……………………...……………………...…………………….62
Testimonios en lo pueblos……………………………………………...……………. 62
El Comité de Enlace y el Ayuntamiento de Colmenar………………………….…..66
Economía de guerra………………………………………………...………………....78
Imágenes y santos pasto de la “llama de la revolución”…………….……....……...87
La violencia. Julio 1936 – febrero 1937……………………………...……………....92

FRENTES Y RECURSOS BÉLICOS……………………………………………...108
El avance nacional……………………………………………...………....................110

LA CAIDA DE MÁLAGA Y EL ÉXODO DE LA
POBLACIÓN…………………………………………….…………………...……...116
El éxodo……………………………………………………....…………..…………...121

VÍCTIMAS REPUBLICANAS………………………………………...………….. 138
Tipología de los archivos para su estudio…………………..……………………....138
Tribunales Militares y consejos de guerra en la Axarquía…………..…………....140
Cárceles de la Comarca………………………………………………………......….146
El caso de la familia Alba. Ejemplo de represión por
contrapoderes……………………………………………………………………...…155
Periana. Llano de la Matanza…………………………………………………….....159
Denuncias: ¡No se puede hablar!................................................................................160
Batallones de Trabajadores y cárceles españolas…………..…………………...…161
Archivo de quintas y reemplazos de Colmenar…………….…………………...…164
Listado de víctimas republicanas de la Axarquía……………..…………………...170

RELACIÓN DE JUICIOS SUMARÍSIMOS CONTRA VECINOS DE
COLMENAR………………………………………………………………………...189
LOS MÁS POBRES DE COLMENAR Y LA
POSGUERRA……………………………………..…………………………………201

BIBLIOGRAFÍA……………………………………………………………….…...206

3
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Introducción

Este trabajo es el fruto de tres intensos años de investigación. Gracias al apoyo
indiscutible de mi buen amigo Miguel Alba, de la ARMH 1 de Málaga, comencé a
realizar trabajos sectoriales en los Ayuntamientos de Periana, Colmenar, Riogordo, El
Borge, Vélez-Málaga, Alfarnate y Alfarnatejo. De este modo, he centrado mis estudios
en un tema tan complicado como es la Guerra Civil Española en el marco geográfico de
la Axarquía. Cada uno de estos pueblos, con sus matices y características propias, bien
podría extrapolarse a todo el ámbito provincial. De hecho, este libro representa un
proyecto inicial para un futuro estudio comarcal.
Para la reconstrucción de los “hechos históricos” nos hemos remitido a
diferentes fuentes documentales, no exentas de vacíos, con el fin de aunar todas las
piezas del “rompecabezas histórico”. Puesto que la desaparición en los municipios de
buena parte de los archivos de la época 2 (quintas y reemplazos, padrones de habitantes,
oficios-correspondencia de entrada y salida, actas de plenos de los ayuntamientos)
dificulta la tarea del investigador, acudí a fuentes secundarias imprescindibles para el
estudio. Nos refreímos a la Historia Oral, valioso instrumento que nos sirve de guía ante
la carencia de datos. Además, sumado al estudio de los Archivos Públicos y Militares,
hemos podido mostrar una valoración global del tema.
Con todo, la guerra se nos presenta hoy en día como voces lejanas de una época
romántica en el que las “dos Españas” se enfrentaron en una lucha encarnizada,
pasional, fratricida y arrolladora. La Guerra Civil Española es prácticamente imposible
dejarlo en el tintero. El estigma arraigado en la memoria de los españolas es tal que
soslayarlo sería sucumbir a la ignorancia. Ciertamente, en la actualidad aún quedan
disputas inacabadas, “problemas estructurales” sin resolver y la perdurabilidad de
iconos, sentimientos, actitudes y tensiones derivadas de aquel período y del posterior
régimen dictatorial. Pese a los treinta años de democracia que llevamos, hay ciertos
socavones que el “alma española” suele sortear, o bien, cuando trata de arreglarlo, se
disparan las fricciones parlamentarias. Aparecen, pues, los revisionismos, los

1
Coordinador de la Asociación contra el Silencio y el Olvido por la Recuperación de la Memoria
Histórica de Málaga.
2
De una forma inconsciente, ignorando el valor de los archivos municipales, la gran mayoría de los
ayuntamientos no han impedido la desaparición de documentos valiosísimos para el estudio que nos
atañe. Víctima de inundaciones o guardados en habitaciones precarias para su conservación, los archivos
municipales de los pueblos son deficientes e incluso muchos de ellos fueron eliminados en parte.

4
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

revanchismos, los nostalgismos, las cartas-aviso de generales del ejército, el
reaccionarismo religioso, la visión catastrofista de las derechas, etc. Estos
comportamientos parten de problemas lejanos, sin un consenso apropiado, de nuestro
pasado histórico.
A su vez, el empleo como arma arrojadiza del <<drama de España>> 3 ha servido
para saciar el resentimiento de unos o para legitimar los fundamentos de otros. Pero
nadie acierta a preguntarse porqué en el verano de 1936 la sangre inundó las carreteras,
las calles, los campos y los cementerios; cuál fue la razón de que manara aquella brutal
violencia y cómo llegaron a aquella situación. Y no hay que caer en el simplismo
determinista del Bien y del Mal, de buenos contra malos. Sin duda, nuestro conflicto
civil fue una guerra de <<malos contra malos>>, en el cual se implicaron cientos de
miles de personas que soñaron, defendieron y murieron por unos ideales que cada cual
creyó justo. En otras palabras, <<se reconoce que todos los que mataron fueron
malos, pero si se demuestra que unos mataron más que otros la conclusión es
sencilla: unos fueron más malos que otros>> 4. Hay que dejar a un lado los reproches
y resentimiento, vislumbrar lo ocurrido como lo que fue, insertándolo en su contexto
histórico.
No obstante, desde la misma Transición, el debate ha sido arduo, incluso crispado.
Se han escrito miles de obras; unas con el rigor metodológico e investigativo que se
merece, otras basándose en roídas fuentes de terceras manos; algunas exaltando viejos
ideales; y aquéllas que atacan a los ideales. La verdad es que, a día de hoy, la cuestión
se ha convertido en un tira y afloja entre individuos afines hacia algún partido político,
con sus pretextos en mano, intentando legitimar, resaltar, hegemonizar y eternizar sus
argumentos contra los “otros”, con la única finalidad de culpabilizar o exigir
responsabilidades.
La tarea de un historiador no es esa. Nos encontramos por encima de todos esos
prejuicios pues somos nosotros los que realmente buscamos respuestas lógicas y
razonadas, aunque en la mayoría de los casos nos topemos con más preguntas que
respuestas. Basándonos en las fuentes, en el rigor científico, nos acercamos a la verdad,
pese a que en la interpretación de las fuentes no lleguemos a una completa objetividad:
<<A la hora de escribir la Historia, siempre ha habido dos maneras, por lo menos,

3
ZAMBRANO, MARÍA: Los intelectuales en el drama de España. Editorial Trotta. Madrid. 1998
4
REIG TAPIA, ALBERTO: violencia y terror. Akal. Madrid. 1990. pág. 11.

5
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

de hacerla: o buscando un significado general de los acontecimientos, o
interpretando ciertos hechos, tergiversándolos, para demostrar una tesis>> 5.
Así pues, nos encontramos con una auténtica “guerra de historiadores” 6. Josep
Fontana llegó a afirmar que <<si los historiadores franceses del primer tercio del
siglo XX estudiaban la Revolución de 1789, eran porque querían contribuir a
asentar los fundamentos de las libertades democráticas contra las fuerzas que las
amenazaban (…) Y si los historiadores marxistas británicos de después de la
segunda guerra mundial se dedicaron a analizar en profundidad la revolución
industrial y sus antecedentes, era para entender mejor los fundamentos del
capitalismo con el fin de aliviar los males que causaba>> 7, en nuestro caso debería
ocurrir lo mismo. Entender la II República y la Guerra Civil, es comprender mucho
de los socavones políticos que aún persisten en nuestra actual Democracia.
Para concluir, espero que este libro sea del gusto del lector, escrito con la más
sincera honradez y sin pretender levantar “ampollas” ni abrir “cajas de Pandora”. Pues,
al tratar esta recurrente materia, soy consciente de la gran responsabilidad que recae en
mí intentar buscar respuestas en un conflicto civil de tal proporción. Aún late aquel
sangriento tajo insertado sobre España que provocó la formación de enormes abismos
entre familias y personas, ideas y regiones. Para ello, como historiador, describiré los
acontecimientos, desafortunadamente teñidos de sangre y dolor, desde un punto de vista
analítico para que las tristes voces del pasado hagan eco en las futuras generaciones a
modo de entendimiento, perdón y reconciliación.

FRANCISCO MIGUEL GONZÁLEZ LÓPEZ. Vélez-Málaga. Lunes 6 de enero de 2006

5
SANCHEZ MARTÍN, ANTONIO. Pío Moa, sus sucesores y la historia de España. Artículo publicado
en la Web www.nodulos.org (Revista de Crítica del Presente)
6
Referencia a José Martínez en la Comunicación en el Coloquio Ruedo ibérico, Maison d'édition en exil
celebrado el 3 de diciembre de 2003 en la Universidad de Paris.
7
FONTANA, JOSEP: La historia de los hombres: el siglo XX. Crítica. Barcelona, 2002. Pág. 186.

6
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

1. LA II REPÚBLICA

1.1 El comienzo del drama: El funcionamiento de las reformas
agrarias en la Axarquía.

Para comprender la Guerra Civil y sus causas primero tendríamos que analizar
un cúmulo de factores anteriores al verano de 1936. Hay que remontarse incluso al siglo
XIX con el fin de una mayor comprensión de los hechos. Aunque es cierto que en el
proceso histórico actuaron acontecimientos más inmediatos. En otras palabras, la
herencia de grandes desequilibrios estructurales y la intervención de coyunturas 8.
Imaginemos un río (los procesos históricos) que desemboca en el mar. El río está
regado por pequeños riachuelo (coyunturas o acontecimientos inmediatos). Pero el
cauce fluye a través de la tierra y evade accidentes geográficos (estructuras o problemas
que vienen de largo) que a veces, al esquivarlo, pueden perjudicarle en su tránsito hacia
el mar (el presente). Así es como el Río de España, allá en los años de 1931 a 1936,
desembocó seco, asfixiado y moribundo 9.
La República nació con la finalidad de construir una Democracia más pura
(quizá la más avanzada de Europa), en contra del sistema monárquico de la
Restauración que tantas veces había hecho oídos sordos a los desfases del país. Se trató
de un intento de democratización europeísta, en busca de un cambio radical que
afectaba tanto a lo social como a lo económico, imitando otras repúblicas del viejo
continente (en especial la francesa).
Al mismo tiempo, fue una ruptura mental comparándolo a épocas anteriores, una
“revolución psicológica de las aspiraciones crecientes” 10, en el que la clase obrero se
sintió partícipe de los cambios que se avecinaban.
No obstante, los republicanos tuvieron que enfrentarse a problemas demasiado
arraigados en el pasado, con un peso tan enorme que difícilmente podían ser
solucionados sin un consenso integral. Aunque sí aclarar que <<no estuvo, de modo

8
VILAR, PIERRE: La Guerra Civil Española. Biblioteca Guerra Civil de Planeta DeAgostini.
Barcelona. 2005. págs. 12-48.
9
El empleo de esta idílica metáfora puede no encajar en el comportamiento de un historiador, pero lo he
empelado con ánimos de enseñar a los lectores menos especializados.
10
PAYNE, STANLEY.: El colapso de la República. Los orígenes de la Guerra Civil Española (1933-
1936). Biblioteca de la Guerra Civil, Planeta DeAgostini. Barcelona, 2005. Pág. 26

7
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

inevitable, condenado al fracaso>> 11, pese a que <<la República trataba de llevar a
cabo, en pocos años, un proceso de reforma social y política que, en cualquier otro
país, había requerido un siglo>> 12. Por otro lado, justificar que las reformas fueron las
causantes del desencadenamiento de una guerra, nos conduce a una postura determinista
en toda regla.
Ya en los primeros meses de la recién nacida República se van a legislar leyes
encaminadas a solucionar una de las cuestiones más ignoradas y problemáticas del país:
la distribución de la tierra. Pretendían acabar con la secuela del caciquismo otorgando
derechos (que antes no tenían) a los campesinos sin tierra, factores éstos que marcaron
la tónica de todos los conflictos posteriores. Tales transformaciones se fundamentaban
en la creación de una clase media rural consolidada, a los cuales se les entregaría tierras
expropiadas por el Estado.
Simultáneamente, pretendían mejorar las condiciones del jornalero, acabar con
el paro forzoso, así como apoyando unas bases de trabajo más favorables a las que se les
venían haciendo hasta ahora: subir el jornal a 5 pesetas (antes ganaban 2), jornada
laboral de 8 horas para las fábricas, bolsas de trabajo, despidos regularizados,
posibilidad de reclamar ante un jurado, etc.
Este proyecto tomó el nombre de Ley de Reforma Agraria, cuya puesta en
práctica acarreó fuertes tensiones entre los dos bloques históricos: la patronal y los
obreros agrícolas. El mundo rural andaluz siempre ha guardado cierta complejidad, ya
que las relaciones entre ambos bloques se tornan diferentes en función del tipo de
régimen de la propiedad: arrendamientos, subarriendos, medianías, yunteros, braceros,
jornaleros, etc. No cabe duda que los principales problemas desencadenados en el
campo se basaron en la lucha a favor o en contra de la Reforma Agraria 13.

11
PAYNE, STANLEY G.: El colapso de la República. Los orígenes de la Guerra Civil (1933-1936).
Planeta DeAgostini. Barcelona 2005. pág. 24
12
BEEVOR, ANTONY: La Guerra Civil Española. Crítica. Barcelona. 2005. pág. 8
13
SANCHEZ JIMÉNEZ, JOSÉ: <<Política y agrarismo durante la Segunda República>>. Artículo
digital en Cuaderno de Historia Moderna y Contemporánea. Universidad Complutense de Madrid. Vol. 8,
1957. www.ucm.es

8
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

CARTA PUBLICADA EN EL POPULAR: PATRONOS Y OBREROS 14

Pero en Andalucía hace tiempo que los espectadores vienen observando – y un número
reducido de ellos con la mayor atención – para ver si aparece algún destello que nos
refleje una posibilidad del restablecimiento de la paz entre obreros y patronos y
apartando algunas localidades y varios individuos, que actúan intentando fijar
pequeños focos de solución para la resolución del problema, el resto que es casi el
total, permanece en la lucha y el drama ha continuado (…) Es mucho lo que tiene que
perder Andalucía para que ésta no se levante como un solo hombre, a poner término a
esta lucha que atiza el drama y nos lo presenta en puerta de estallido. Eso no puede ser.
Hay que ceder por ambas partes y hay que evitar a toda costa que la fuerza arrolle para
engendrar una historia de odios que haría imposible el desarrollo y vida de la región.

La República saneó el sistema de contratación. Anteriormente, el obrero era un
trabajador sin derechos, cuyo despido podía ser arbitral, sin la menor oportunidad de
reivindicaciones. Ahora, los patronos se vieron subyugados a instituciones estatales. Así
vemos que el principal órgano regulador lo formaba la Junta Mixta Agrícola 15, que
ejerció de balanza. Aquí se negociaban las bases de trabajo y desde aquí se generaron
los principales enfrentamientos, sobre todo por el inconformismo de muchos
propietarios a cumplirlas 16.
Las disposiciones para la constitución de la Junta Mixta Agrícola de Patronos y
Obreros tuvieron, en teoría, un carácter ecuánime. Cada parte nombraba a dos
representantes y dos vocales. Las bases se debatían mediante asambleas en el que cada
uno entregaba sus proyectos. Al final, tras su deliberación, llegaban a un acuerdo
consensuado.

14
El Popular. Miércoles 23 de septiembre 1931, página dos. AHMM.
15
Las Juntas Mixtas son un reflejo idéntico de las Juntas Parietales que se intentaron poner en práctica
durante la dictadura de Primo de Rivera.
16
Durante el primer bienio, la actuación de los delegados gubernativos fue esencial para que los dos
bloques llegaran a un acuerdo. La patronal, en esos primeros dos años, no estaba organizada como
institución y, achacado a este motivo, no acudía a las Juntas Mixtas.

9
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Hay que decir que los archivos de estas Juntas son escasísimos, a penas se
conservan en los ayuntamientos de la provincia de Málaga.
Dos casos excepcionales lo tenemos en El Borge y en Alfarnate. A partir de
aquí podemos estudiar cómo funcionaban.
El primero, según el censo agrícola 17, se destacaba por el porcentaje equilibrado
de pequeña propiedad y jornaleros. En la siguiente gráfica lo podemos observar.

jornaleros sin tierras

pequeña propiedad
4% 5%
35%

aparceros o
arrendatarios que
56% explotan hasta 10
hectareas de tierra
grandes propiedades

Distribución de la tierra en el Borge

El 18 de noviembre de 1931 Los ocho miembros de la Junta Mixta 18, presidida
por el alcalde republicano Julio Barea Barea, deliberaron acerca de las bases de trabajo.

BASES PRESENTADAS POR EL CENTRO SOCIALISTA
CON MANUTENCIÓN
JORNAL MÍNIMO DE LOS OBREROS……………………..….4´00 ptas.
JORNAL PARA LOS OBREROS……………………………..…2´50 ptas.
JORNAL PARA LOS JÓVENES DE 14 A 16 AÑOS……………2´50 ptas.

17
Acta de Constitución y posesión de la Junta Mixta Arbitral de Patronos y Obreros Agrícolas. Archivo
del Ayuntamiento del Borge.
18
Representantes patronos Salvador Pérez García, Guillermo Pérez García; vocales Antonio Vallejo Arias
y Salvador Velasco Robles. Por el Centro Republicano: José Vela Moreno y Emilio Moreno Alarcón. Por
el Centro Socialista (representantes de la clase obrera agrícola) Antonio Pendón Gómez e Ignacio Moya
Gómez. Comisión Junta Mixta de Patronos y Obreros. Archivo Municipal de El Borge.

10
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

SIN MANUTENCIÓN
JORNAL MÍNIMO PARA LOS OBREROS…………………..6 ptas.
JORNAL PARA LOS OBREROS…………………………….4 ptas.
JORNAL PARA LOS JÓVENES DE 14 A 16 AÑOS………..4 ptas.
CONDICIONES
1. Abolición total de toda clase de trabajo a destajo.
2. Salida al trabajo del pueblo al apuntar el sol, dando de mano del trabajo al ponerse el sol.
3. Parada durante la jornada, cinco cigarrillos de 25 minutos cada uno, dos comidas con parada de
50 minutos cada una, desde el 15 de noviembre hasta fin de febrero. Se observarán estas
condiciones y desde primero de marzo, cinco cigarrillos de 30 minutos cada uno y dos comidas
de sesenta minutos cada una, durante marzo, y desde abril en adelante, hasta último de julio se
observarán las mismas costumbres de marzo pero con una comida más, también de sesenta
minutos, dando preferencia para los trabajos agrícolas a los obreros asociados.
4. No se permitirá trabajar a ningún obrero forastero mientras haya algún obrero parado de esta
localidad.
5. El trabajo será por semana como se viene haciendo de costumbre no pudiendo el patrón
despedir a sus obreros ante lo ya convenido sin causa que lo justifique.
6. En caso de despido, el patrón estará obligado a abonar los jornales a contar desde el día del
despido hasta el sábado próximo.
7. En caso de terminación del trabajo por terminarse las labores o porque el tiempo lo impida el
patrón estará obligado a participárselos a sus obreros con seis días de anticipación.
8. Los patronos están obligados a dar a sus obreros las comidas de costumbre y en buenas
condiciones.
9. Serán preferidos para el trabajo agrícola los obreros adheridos a la Sociedad Obrera de esa
localidad siempre que sean especializados y lleven sus cuotas al corrientes en su reglamento no
pudiendo el patrón recurrir a obreros esquiroles.

BASES PRESENTADAS POR EL SINDICATO ÚNICO DE TRABAJADORES (CNT)
CON MANUTENCIÓN
JORNAL MÍNIMO DE LOS OBREROS……………………..….3´50 ptas.
JORNAL PARA LOS JÓVENES DE 14 A 17 AÑOS……………2´50 ptas.
SIN MANUTENCIÓN
JORNAL MÍNIMO PARA LOS OBREROS…………………..5´50 ptas.
JORNAL PARA LOS JÓVENES DE 14 A 17 AÑOS………..4´25 ptas.
CONDICIONES
1. Hora de salida del campo al puntar el sol y dar de mano al irse el sol.
2. Costumbre hasta el 11 de febrero, 2 comidas de 60 minutos y 4 cigarros de 30 minutos.
3. Del 11 de febrero hasta el último de marzo las 2 comidas de 60 minutos y 5 cigarros de 30 minutos.
4. Desde primero de abril hasta el 20 de julio 3 comidas de 60 minutos y 5 cigarros de 30 minutos.
5. quedarán prohibido terminantemente los destajos y medianería.
6. En caso de que hayan obreros parados dentro de la localidad no trabajarán ninguno de fuera.
7. Las comidas quedarán obligadas a que se den en buenas condiciones.
8. Se trabajará por semana y en caso de despedirlo dentro de la misma semana sin motivo justificado
quedarán obligados a abonarle la semana completa.
9. Queda sin preferencia para el trabajo ningún obrero, esté afiliado a entidad que quiera.

11
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

BASES PRESENTADAS POR EL CENTRO DE ALIANZA REPUBLICANA OBRERA
CON MANUTENCIÓN
JORNAL MÍNIMO DE LOS OBREROS……………………..…..3´75 ptas.
JORNAL PARA LOS JÓVENES DE 14 A 17 AÑOS……………2´75 ptas.
SIN MANUTENCIÓN
JORNAL MÍNIMO PARA LOS OBREROS……………….……..5´75 ptas.
JORNAL PARA LOS JÓVENES DE 14 A 17 AÑOS…………....4´25 ptas.
CONDICIONES
1. Desde la fecha de aprobación de la tarifa hasta fin de febrero 4 cigarrillos de 25 minutos y 2
comidas de 55 minutos.
2. Durante el mes de marzo 5 cigarrillos de la misma duración e iguales comidas.
3. En el mes de abril y sucesivamente hasta el 20 de julio iguales cigarrillos con dos comidas.
4. No se establecen preferencia en el trabajo pertenezca el obrero al partido que pertenezca o a la
afiliación política que sea.

LA COMISIÓN ARBITRAL ACORDÓ
CON MANUTENCIÓN
JORNAL MÍNIMO DE LOS OBREROS……………………..….3 ptas.
JORNAL PARA LAS FAENAS DE LA PODA…………..…..…3 ptas.
SIN MANUTENCIÓN
JORNAL MÍNIMO PARA LOS OBREROS……………………..5 ptas.
JORNAL PARA LAS FAENAS DE LA PODA……….…………4´75 ptas.
CONDICIONES
1.Esta tarifa regirá desde la presente fecha hasta el 31 de diciembre del presente año, con las
condiciones siguientes:
2. Paradas durante el trabajo 4 cigarros de 25 minutos, válidas hasta final de enero del próximo
año de 1932.
3. Desde primeros de enero hasta el 31 de julio los jornales cambiarán:
CON MANUTENCIÓN
JORNAL MÍNIMO DE LOS OBREROS……………………..….3´50 ptas.
SIN MANUTENCIÓN
JORNAL MÍNIMO PARA LOS OBREROS……………….…..5´50 ptas.
1. esto regirá desde enero hasta finales de febrero cinco cigarros de 25 minutos y durante el mes
de marzo las mismas paradas pero de 30 minutos cada uno, desde abril en adelante hasta el 31
de julio las mismas condiciones pero con una comida más.
2. Queda exceptuado de la tarifa todos los individuos que no estén capacitados y no sean
especializados.
3. Abolición de toda clase de destajo.
4. El trabajo será por semana.
5. Quedan obligados los patronos forasteros de que los domingos a la hora de las 8 de la mañana
estarán en la plaza de esta villa hasta las doce del día y si para dicha hora no ha encontrado los
obreros que precise, queda facultado para buscarlo en el sitio que le crea conveniente; pero que
los obreros que se comprometan a trabajar con el patrón forastero no podrá dejar de comparecer
a dicho trabajo.
6. salida de trabajo al apuntar el sol y dar de mano al ponerse el sol.

12
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Siguiendo la misma dinámica, en Alfarnate también se aprobaron las bases de
trabajo, quedando de la siguiente manera:

COMISIÓN MIXTA PATRONOS Y OBREROS. ALFARNATE

1. Estas bases empezarán a regir desde su aprobación hasta el día 31 de mayo de 1932.
2. Quedan prohibidos los trabajos a destajo y los medios jornales, excepto la recogida de aceituna.
3. El jornal mínimo de escarda almocafre será de 4 pesetas.
4. El jornal mínimo de escarda con escardilla será de 4´50 pesetas.
5. Los gañanes ganarán un jornal mínimo de 4 pesetas.
6. Los muchachos y mujeres pintadores ganarán un jornal de 2 pesetas.
7. Descansos de almuerzo, merienda y fumadas, los acostumbrados en la localidad.
8. Es obligación del patrono el facilitar al obrero los avíos de almuerzo y merienda.
9. La aceituna recogida a ordeño, se pagará a razón e 6 céntimos el kilo; y las de a vareo, a 5
céntimos.
10. En la recogida de aceitunas a jornal, ganarán: un avareador, 4´50; una cogollera, 2´75; una
banquera, 2´25, y una cogedora en el suelo, 2 pesetas.
11. Los trabajadores que tengan de sesenta y cinco años en adelante, ganarán un jornal de 3 pesetas,
y los zagalones de catorce a dieciséis años, 2´50.
12. Los encargados de cuadrilla, ganarán, además del jornal estipulado, 0´50 céntimos.
13. Los obreros temporeros, ganarán 50 céntimos más y los avíos.
14. Los aceituneros que trabajan a jornal, y después de iniciar sus trabajos hayan de suspenderlo por
la lluvia o cualquier otro motivo justificado, tendrán derecho a cobrar el importe proporcional
de las horas invertidas.
15. Cuando por lluvia o caso de fuerza mayor en los demás trabajos haya de suspenderse la tarea
después de salir los obreros al campo, tendrán derecho a disfrutar medio jornal o el jornal
entero, según que se suspenda la labor antes o después del mediodía.
16. En todos los trabajos se empezará la labor al apuntar el sol y se dará de mano al ocultarse.
17. Tanto los patronos como los obreros vienen obligados a dar el más exacto cumplimiento a estas
bases; siendo sus infracciones objeto de la sanción que por la autoridad gubernativa se imponga
sin perjuicio de las de índole interior que cada sociedad ponga a sus asociados 19.

La Reforma Agraria legisló, además, dos importantes disposiciones: la ley de
Términos Municipales y la de Laboreo Forzoso.
La primera de las leyes concebía el municipio como una “frontera” 20 cerrada en
materia de contratas. El patrono, cuyas tierras se encontraban dentro de la indicada
demarcación municipal, tenía que acudir a la Bolsa de Trabajo, la cual le ofrecía el
número de obreros que necesitaba para las tareas agrícolas. Sin embargo, la ley daba
primacía a los jornaleros en paro que fueran naturales del municipio hasta que acabaran

19
El Popular, 6-12-1931.AHMM.
20
La Ley de Términos Municipales también fue llamada Ley de Fronteras y cada municipio administraba
a sus obreros porque de este modo creía que se acabarían con el paro.

13
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

con la lista de parados. En el momento que esto ocurría, se podía contratar a
“forasteros”. A su vez, los patronos burlaban en parte esta ley, contratando a
trabajadores de otras localidades a bajo sueldo.
En una comarca como es la Axarquía, delimitado por un mosaico de
circunscripciones y en donde muchas fincas atravesaban una o varias demarcaciones
municipales, la ley de Términos Municipales se antojó complicada: Muchos municipios
poseían un régimen de monocultivo, en la que había pocas faenas al cabo del año. Si
observamos las temporadas de labranza, se vislumbra que los meses de siembra y
recolección no sobrepasaban los 4 meses a lo sumo. De este modo, los jornaleros
pasaban el resto del año sin trabajo, obligados por la Ley de Fronteras a permanecer en
el distrito municipal, cuando antes se les permitían salir a otras demarcaciones. Un
ejemplo claro lo tenemos en una carta de los obreros de Riogordo exponiendo su
precaria situación:

“Nunca fueron tan tristes y tan críticos los momentos, como los que hoy pesan
desgraciadamente sobre el pueblo riogordeño. Sus 800 obreros, aproximadamente,
carecen de trabajo. El pan que tan honradamente venían encontrando en las épocas de
verano, por las provincias de Sevilla y Granada a fuerza de supremos esfuerzos y
regando aquellos suelos con el sudor de sus frentes, no han podido conseguirlo a causa
de impedírselo los obreros de aquellos términos y cada vez que han intentado el nuevo
sacrificio que supone para aquellos que las necesidades les obligan a estar ausente de
los seres queridos y, a luchar contra las inclemencias del tiempo, se han estrellado sus
intentos ante la imposibilidad de poder trabajar fuera de los términos municipales a
que los obreros pertenecen como vecinos, teniendo que volver a sus tristes hogares con
otra causa más que unir a sus desgracias, y por su corazón lleno de nobles virtudes,
están incógnitamente implorando la caridad pública (…) Ante la temeridad de que
estos humildes trabajadores, que siempre supieron cimentar sus actos en la moral, pero
el eco desgarrador de sus hijos pidiendo pan, pudiera provocar un levantamiento
general, esperamos que la benevolencia del Gobierno de la República extienda sus alas
de amor y de justicia sobre este pueblo y ponga el máximo interés en concedernos
algún trabajo, único medio que pudiera ir despejando la atmósfera hambrienta que nos
cubre. Un obrero. Antonio Aguilar” 21.

21
El Popular, martes 28 de julio de 1931 página 3. AHMM.

14
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

De igual modo, los obreros de Colmenar pasarán por las mismas penalidades:

“Visitó el Gobierno Civil una comisión del Ayuntamiento de Colmenar, para tratar con
la primera autoridad provincial del pavoroso problema del trabajo que se hace sentir
con toda su intensidad en el término del pueblo referido. Expresaron al Gobernador su
creencia de que con el decreto del ministerio de Trabajo, referente al laboreo de las
tierras, no se aliviará en nada la situación de Colmenar, pues su crisis se debe al
exceso de obreros de aquella localidad que se ven impedido de acudir a otros términos
en demanda de trabajo” 22.

En Alfarnate ocurría ídem del mismo:

“El número de obreros agrícolas de este pueblo es cinco veces mayor que los
necesarios para las labores usuales en el término. Por esta causa, todos los años y en
las épocas de mayor trabajo, el jornalero alfarnateño se traslada a otros pueblos y a
otras provincias, Granada, Córdoba y Sevilla, en donde encontraba trabajo, y con él,
pan para los suyos. Este año, replegado por orden superior a este pequeñísimo término
municipal; han tenido que ser alojados hasta cuatro veces, cosa nunca conocida, y que
ha constituido una carga muy superior a las pequeñas disponibilidades económicas del
modestísimo labrador local. Los habitantes todos de este pueblo estamos convencidos
de que aquí no hay solución posible; sobran unos quinientos jornaleros, a los que hay
que procurarles trabajo fuera de este término municipal. Por ello alzo mi voz, con el
sentir unánime de este sufrido y necesitado pueblo, rogando al Sr. Gobernador Civil
pida al Gobierno (…) que estos jornaleros puedan trabajar en los términos municipales
que siempre lo han hecho” 23.

Sin embargo, las autoridades republicanas no ignoraron las súplicas que venían
recibiendo de diferentes pueblos. Era tal la angustia que generó la ley de Términos
Municipales que, al final, la tuvieron que abolir:

22
El Popular, 7-10-1931. AHMM
23
El Popular, 7-7-1931. AHMM.

15
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

“Ya pueden trabajar los obreros alfarnateños en lo términos municipales de Periana,
Riogordo, Colmenar, Villanueva del Trabuco, Archidona y Antequera. La elasticidad
recientemente dada a la ley de términos municipales, así lo percibe y autoriza; el
Excmo. Señor Gobernador Civil de la provincia, haciéndose cargo de nuestra
excepcional y angustiosa situación ha decretado la anexión de este pueblo a los citados
términos, y a los efectos del trabajo. Al final llegó la hora de que el círculo de hierro de
estos estrechísimos límites municipales se rompiera, y dejando paso a estos hombres
trabajadores, les permite, con su comprobada competencia y amor al trabajo, ganar el
pan de lo suyos. Vosotros, trabajadores de esos pueblos a los que éstos pueden ir ya,
por caridad, por amor a vuestros hermanos en el trabajo, no opongáis resistencia a que
los alfarnateños trabajen vuestros términos; no solo por el obligado respeto a la
disposición legal que los autoriza, sino porque ya sabéis todos que el pan de estos
obreros siempre lo han ganado ahí; del trabajo que rendían en esos pueblos, comieron
ellos y los suyos” 24.

La Ley de Laboreo Forzoso posiblemente fue la que más discusión produjo, pues
mejoraba e intensificaba los recursos de la tierra, obligando a muchos propietarios a
labrarlas forzosamente. De este modo, se empleaba más mano de obra con la que
refrenar el paro obrero. Previamente, la Sección Agronómica Provincial enviaba a cada
pueblo un inspector que estudiaba los terrenos improductivos que debían de ser
explotados, cuyo balance entregaba a la Junta Mixta.
Efectivamente la ley de Laboreo Forzoso habría conseguido fructuosos
resultados, si se hubiese legislado en latifundios con más de dos cultivos anuales. En la
Comarca de la Axarquía, donde preponderaban los minifundios, tuvo efectos negativos,
llegando a provocar la reacción del pequeño propietario y el fortalecimiento del talante
no revolucionario del campesino 25.
A su vez, se creó las comisiones municipales de Policía Rural, encargadas de
vigilar que los propietarios labraran sus tierras, según la indicada ley. Si el patrono se
negaba a contratar a la cantidad de obreros que se le exigía o a labrar las tierras, estaba
obligado a pagar los jornales estipulados por las bases de trabajo, incluso por
adelantado. Asimismo, si no pagaban, se le expedía una denuncia al juez municipal. En

24
El Popular. 19-10-1932. AHMM.
25
SANCHEZ JIMÉNEZ, JOSÉ. Ob. Cit. Pág. 19

16
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

muchos pueblos éstos estaban “conjugados” con la patronal (pues ellos mismos, a
veces, eran propietarios) e ignoraban las denuncias, añadiendo conflictividad al asunto.
Para un ejemplo más explicativo volvamos al Borge. En la Sesión del 21 de
febrero de 1932 la Junta Mixta recibe una notificación de la mano de la Sociedad
Socialista. Por Decreto del Ministerio de Trabajo se exigía colocar a los obreros del
pueblo que se encuentran en paro forzoso y despedir a los forasteros. Para ello
remitieron el siguiente oficio:

“Al Comandante del Puesto de la Guardia Civil de esta villa, interesándole auxilio con
una pareja de la guardia civil de su mando a la Comisión Obrera de esta localidad
para proceder al despido de los obreros forasteros que hayan trabajando dentro de este
término por encontrarse los de esta localidad en paro forzoso y que se denuncie a todos
los patronos de este término municipal que tengan trabajando en sus respectivas fincas
obreros forasteros” 26.

Las medidas, frecuentemente, resultaban aparatosas. Tenemos un documento
fechado el 22 de febrero de 1932, una carta de José Palma Gutiérrez, natural y
propietario del Almáchar, el cual poseía tierras en el vecino Borge y, quejándose de las
nuevas leyes, expone:

“Que habiendo sido enterado por mi encargado Joaquín España Pérez en el día de ayer
se presentó una comisión de obreros de Borge autorizado por el Sr. Alcalde
acompañado por una pareja de la Guardia Civil de aquel puesto le obligaron a que
dejara el trabajo en evitación de denuncia al dueño de aquella propiedad, el obrero
obedeció las órdenes perdiendo de ganar su medio jornal y vino a darme conocimiento.
Ante esta Junta me veo en a necesidad de exponer lo siguiente:
1º Que soy un mediano labrador que posee una parte de finca de ese término Municipal
en renta convencional con mi Sr. Padre D. Vicente Palma Portillo de 79 años de edad.
2º Que el trabajo que se ha precisado en dicha finca lo han hecho los obreros de Borge
y hoy sólo tengo el encargado antes mencionado que hace cinco años que está al
cuidado de la finca, ganados y enseres de algún valor.

26
Acta de Constitución y posesión de la Junta Mixta Arbitral de Patronos y Obreros Agrícolas. Archivo
Municipal del Borge. Sesión de 21 febrero 1932.

17
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

3º También puedo acreditar ante esta Junta que les consta de ciencia cierta que debido
a mis ocupaciones de mi industria en la villa de Almáchar me es de todo punto
imposible acudir a las labores que ella requiere y me veo en la pura necesidad de tener
un obrero de mi absoluta confianza toda vez que se me pasan los meses sin poder ir a la
referida finca.
4º Que el obrero que se despide lleva 5 años con residencia en el término municipal
donde bien ha podido esas Autoridades apadrinarlo toda vez que la ley lo ampara al
llevar más de dos años de residencia.
5º Según manifestaciones de la Comisión de Obreros los encargados no pueden
trabajar, me parece arbitrario que una finca con una producción de 300 cajas (de
pasas) que también les consta a la Junta no les permita la ayuda del encargado para su
laboreo, puede pues esta Junta hacer una investigación sobre el trabajo por hacer que
según mi encargado quedan unos 25 jornales teniendo en cuenta la faena llamada” 27.

Como podemos observar el panorama se transformó completamente de la noche
a la mañana. Aunque tras la victoria del Centro-Derecha, en noviembre del 33, conllevó
la parálisis de las reformas.

27
Legajo. Junta Mixta Arbitral de Patronos y Obreros Agrícolas. Archivo del Ayuntamiento del Borge.
Sesión de 21 febrero 1932. 22 febrero 1932. Archivo Ayuntamiento del Borge.

18
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

1.2. La República en Colmenar

Para empezar, hay que advertir que muchos de los documentos de esta época han
desaparecido de los archivos municipales de Colmenar. Se quemaron en agosto de 1936
a causa de la guerra. Aquel día ardieron las actas capitulares del Ayuntamiento, las
cuales nos podrían haber ayudado a conocer los aspectos de la política municipal. No
obstante, con ayuda de los periódicos de la época hemos podido encajar algunas piezas,
pese a que siempre habrá datos que se nos escapen.

PARTIDOS Y ASOCIACIONES POLÍTICAS DEL PUEBLO DE COLMENAR 1931-1936 28
Fecha
Pueblo Nombre asociación organizac Firma organizadores
ión
Derecha-Liberal
Colmenar 1-5-31 Sebastián Molina Martos
Republicana
Centro Sebastián Díaz Molina (ingeniero), Diego Martín
Colmenar Republicano 26-5-31 Muñoz (del comercio), Salvador Gómez Sánchez
Radical Socialista (del comercio)
Presidente: José Mateos Ramos
Vicepresidente: Diego Molina Molina
Comité del Partido Secretario: Pedro Muñoz Muñoz
Colmenar 9-3-32
Radical Tesorero: Antonio Rodríguez Olmedo
Vocales: Juan Gómez Ríos, José Godoy Rosado,
José Báez Fernández
Presidente: José Gómez Ríos (industrial)
Vicepresidente: Antonio Rodríguez Olmedo
(industrial)
Secretario: Francisco Rando Rebollo (industrial)
Tesorero: Manuel Molina Palomo (labrador)
Colmenar Partido Radical 29 28-6-33 Vocales: Juan Sánchez Cárdenas (propietario),
Diego Navarro Montañez (propietario), José Báez
Montañez (industrial), Francisco Cano Díaz
(labrador), Julián García Muñoz (propietario), Juan
Pérez Palomo (industrial), Francisco Zafra Palomo
(obrero)
José Sánchez Molina (presidente), Juan Molina,
Acción Popular
Colmenar 20-2-34 Diego Molina, Juan Molina, Manuel Molina, Diego
Agraria
Palomo, Francisco Molina
Colmenar Unión Republicana 6-5-35 Francisco García Palomo
Francisco Palomo García (secretario general),
Diego Pérez Molina (secretario organizador), Juan
Rueda (propaganda), Miguel Gaspar (secretario
Colmenar Partido Comunista 1936
administración), Cristóbal Sánchez Sánchez
(secretario sindical), Miguel Silva Granados
(secretario juvenil)

28
Lista extraída a partir de la carpeta Asociaciones Políticas. AHPM y por el Popular, AHMM
29
Este año muere José Mateos Ramos, presidente de la Agrupación Republicana Radical. En esta fecha se
celebra una nueva Asamblea para reorganizar el partido.

19
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Juventudes Pedro Olmedo Muñoz, Miguel Silva Granado, José
Colmenar 13-4-36
Comunistas Pinto
Presidente: Francisco Gómez Navarro
Asociación de
Secretario: Francisco Molina
Trabajadores de la
Comité de Huelga: Diego Palomo Molina, Miguel
Colmenar Tierra y Oficios 27-5-36
Silva Granado, Antonio Gaspar Martín, Francisco
Varios afectas a la
Fernández Pino, Juan Rando Ríos y José Martos
UGT
Molina

PUESTOS POLÍTICOS DURANTE LA REPÚBLICA EN COLMENAR

Alcalde del primer bienio republicano: JOSÉ GAVILÁN PALOMO
Primer Teniente – Alcalde: Pedro Muñoz Muñoz (del partido Radical)
Concejales: Antonio Molina (Acción Republicana, 1932), Miguel Mateos (1932),
Diego Molina Fernández (1936), Antonio Morales Toré (1932), Juan Fernández
Muñoz (partido republicano conservador, 1934), Pedro Molina Quintana (1936,
Partido Socialista)

Como hemos explicado antes, durante la República brotaron los conflictos en
diferentes pueblos de la provincia malagueña; fricciones entre patronal y jornaleros, que
acaban en huelgas o protestas reprimidas, en ocasiones, duramente por la Guardia Civil.
Todas las cuales surgieron a consecuencia de la imposición de la Reforma Agraria.
Colmenar, en cierto modo, atravesó este periodo sin apenas convulsiones
sociales. Únicamente, tras las elecciones de febrero de 1936, habrá algunos
movimientos de protesta. A los años predecesores dos serán los problemas: 1- la
revisión de los contratos de arrendamientos, y 2- la confección del Reparto de
Utilidades.
Debido a la riqueza agrícola del término municipal, parece ser que hubo un
cierto equilibrio entre ambos bloques antagónicos. Para hacernos una idea de la
situación del pueblo en la primera mitad del siglo XX el siguiente documento lo
atestigua:

20
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

INFORME SOBRE EL ESTADO ADMINISTRATIVO – ECONÓMICO DEL
MUNICIPIO DE COLMENAR 30

(…) Hay municipios que, por su reducido tamaño, o por la pobreza de su suelo o falta de
recursos no pueden desenvolverse económicamente, sin embargo hay otros que poseen grandes recursos
naturales.
Colmenar tiene una importante producción agrícola, ha recogido buenas cosechas y el valor de
sus frutos ha rendido fuertes ingresos. Su población no es numerosa respecto a la existencia del término,
y contando con sus recursos naturales puede sobrellevar las cargas públicas sin gran sacrificio.
(…) Los servicios municipales se prestan en las peores condiciones. De seis escuelas que hay
creadas en el Municipio, sólo funcionan dos de niñas. Las restantes no han podido abrirse por no
disponer de casa-habitación para el maestro. El mobiliario y material escolar es muy deficiente.
No hay mercado municipal ni matadero. Los servicios de éste se han venido prestando en un
corral de cabras que no reúne las más indispensables condiciones sanitarias.
No existe alcantarillado. El único servicio que se presta con regularidad es el de abastecimiento
de aguas en fuentes públicas. Hay dos lavaderos públicos que precisan de una buena reforma.
Los servicios de limpieza de la vía lo realizan los vecinos.
(…) Las calles y las vías públicas necesitas de reparaciones importantes.
(…) El edificio que ocupa el Ayuntamiento se encuentra en estado lamentable necesitando
urgentemente obras de reparación. Las oficinas montadas muy deficientemente. Se nota la falta de
personal.

Vista de Colmenar, años 30

30
Informe del Ayuntamiento, 1946. Archivo Municipal de Colmenar

21
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Años 30. Calle del Cura. Su piso irregular y mal empedrado, y la modestia de sus casas le dan un
aspecto rural bastante característico.

En sus comienzos, el pueblo se enfrentó a un alto índice de paro obrero. Se
intentaron encontrar fórmulas que rebajarlo. Para ello, el Gobierno invirtió en obras
públicas. Colmenar fue protagonista a nivel provincial sobre el requerimiento de
subvenciones estatales:

“Los alcaldes de Ronda, Colmenar y Campillos han sido elegidos delegados para la
Junta que, en unión de las autoridades, integrarán, y que ha de atender las necesidades
particulares de los pueblos, para después trasladar al Ministerio de Fomento sus
conclusiones. Una vez atendida la determinación de esta Junta, el Ministerio extenderá
el libramiento de la cantidad que a Málaga corresponde para efectuar trabajos en que
puedan emplearse los obreros parados” 31.

Así pues formará parte del órgano que en 1931 deliberará las cantidades que
deberán invertirse en Málaga. Dicha remuneración se empleará en mejorar los caminos
vecinales, que hasta entonces se encontraban en precarios condiciones, como punto
primordial para mejorar las vías de comunicación y, por consiguiente, incentivar el
mercado interior.

31
El Popular. Miércoles 29 de julio de 1931, página 2. AHMM

22
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Calle de la Ermita. 1934

DISTRIBUCIÓN DEL CRÉDITO DE 700.000 PTAS. ENTRE LOS
PUEBLOS DE LA PROVINCIA 32.

Alcaucín 5.737,22
Alfarnate 5.583,02
Alfarnatejo 2.000
Algarrobo 5.779,62
Almáchar 5.265,62
Arenas 5.012,47
Benagalbón 8.159,44
Benamocarra 4.917,38
Borge 3.602,83
Canillas de Albaida 3.679,93
Canillas de Aceituno 6.291,05
Colmenar 9.265,08
Comares 6.036,62
Cómpeta 6.752,36
Cútar 4.202,92
Frigiliana 4.993,20

32
El Popular. Miércoles 12 de agosto de 1931, página 2. AHMM

23
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Iznate 3.252,02
Macharaviaya 2.822,83
Moclinejo 3.100
Nerja 9.620,48
Periana 7.876,76
Riogordo 6.532,63
Salares 2.915,35
Sayalonga 4.084,70
Sedella 4.421,36
Torrox 12.248,85
Vélez-Málaga 30.004,76
Viñuela 4.448,36

Colmenar se valdrá de las obras de la Carretera Málaga – Bailén, cuyo recorrido
pasaba por su demarcación en el kilómetro 530, desviándose hacia la misma. No
obstante, las obras concluyeron a finales del año 1931 a falta de presupuesto. El alcalde,
sumado a las súplicas de la agrupación de obreros del pueblo, pedirá que se reanuden:

“Una comisión de obreros de Colmenar visitó al Gobernador para pedirle se reanuden
las obras de la carretera de desviación de la de Bailén a Málaga, por el kilómetro 530,
para que así hallaran trabajo los obreros parados” 33.

“Por el sr. Coloma Rubio ha sido cursado un telegrama al ministro de Obras Públicas,
en el que se le encarece la importancia de las obras del Colmenar, pidiendo sean éstas
ejecutadas” 34.

“El alcalde de Colmenar don José Gavilán Palomo y el primer teniente alcalde don
Pedro Muñoz Muñoz, visitaron ayer al Gobernador Civil para encarecerle la urgencia
de la concesión de algunas obras con las que pudieran aliviarse la gran crisis obrera
que aquel pueblo padece. Los visitantes conferenciaron también con el diputado señor
Armansa Briales, quien comunicó con el Ministro de Obras Públicas, del que solicitó se
empiecen las obras de desviación de la carretera en la que podrían emplearse muchos
obreros. La contestación favorable que el señor Armansa recibió permite creer que en
muy breve plazo empezarán las obras solicitadas” 35.

33
El Popular. Viernes 19 de febrero de 1932, página 6. AHMM.
34
El Popular. Sábado 20 de febrero de 1932, página 2. AHMM.
35
El Popular. Viernes 6 de mayo de 1932, página 2. AHMM

24
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Las obras se restablecieron de nuevo en septiembre de 1932. En ellas surgirán
problemas de contratación con obreros de otros pueblos:

“Nos manifestó el representante del Gobierno que le había visitado el alcalde de
Riogordo para comunicarle que en las obras de la carretera que pasa por El Colmenar,
los obreros de este pueblo se oponen a que el contratista admitan a los de Riogordo. Le
dijo el señor Díaz Villamil que oficiará al alcalde de El Colmenar en el sentido de que
estas diferencias concluyan” 36.

El primer gran problema que va a plantearse en el municipio deriva de la
Reforma Agraria. La mayoría de las tierras de Colmenar pertenecían a la familia de los
Molina, las cuales las tenían en arrendamiento desde principios del siglo a labradores
del pueblo. Cuando llega la República, estos labradores, según las leyes promulgadas
por el Estado, recurrieron al Juzgado Económico-Administrativo para que los contratos
de arrendamiento fuesen revisados, ya que siempre habían sido formuladas de forma
arbitral y caciquil. Los Molina mantuvieron con sus arrendatarios que si no recurrían al
Juzgado, les bajaría el precio de la renta. Pero la promesa se queda en papel mojado.
Están bien representados los indicios desaprobatorios de una clase agraria que tenía por
costumbre obrar impunemente en cuestiones económicas. Ahora, con el régimen
republicano, al actuar de forma tan desinteresada, sólo trajo consigo la crispación
política.
A continuación, en el Popular de Málaga aparece una noticia que dice:

“Ha sucedido un caso en Colmenar que revela el evidente antirrepublicanismo con que
proceden ciertos elementos que creen que con llamarse ahora “republicanos”, tienen el
derecho a seguir cometiendo todos los abusos, todas las tropelías que el régimen
monárquico les permitía. Don Bartolomé Molina y varios de sus familiares, afirman los
colonos que se han dedicado a engañarles, impidiéndoles que procedieran que
procedieran a la revisión de sus contratos, con promesas de rebajas que no han
cumplido, y ahora, como colofón a la hazaña, no aceptan las rentas que las humildes
gentes les ofrecen y están procediendo a desahuciarlas. La numerosísima comisión que
ayer visitó al señor Díaz Villamil le denunció esta conducta incalificable de un señor

36
El Popular. Domingo 25 de septiembre de 1932,página 2. AHMM.

25
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

que ostenta en Colmenar la representación de un partido llamado republicano y que,
como muestra de su respeto a la República y a sus leyes recientes a favor del obrero,
realiza su labor “conservadora” con exceso, en perjuicio de los pobres colonos que
tienen la desgracia de ocupar tierras suyas. Al visitarle una numerosísima comisión de
colonos de Colmenar, acompañada del alcalde del mismo, para protestar de la
conducta del propietario y presidente del Partido Republicano Conservador en aquella
localidad, don Bartolomé Molina y varios familiares suyos que hace algún tiempo les
llamaron para indicarles que no procedieran a la revisión de contratos, por cuanto se
proponían rebajarles la renta en proporción debida. Los colonos cumplieron la
promesa que hicieron de no acudir a los Tribunales a tal objeto, pero los señores
Molina, no solo no les rebajaron la renta, sino que ahora se niegan a admitírsela y los
están desahuciando” 37.

Poco después, los afectados enviaron una carta exponiendo las auténticas
razones de su situación:

COPIA DEL ESCRITO QUE DIRIGEN LOS COLONOS ARRENDATARIOS
DE FINCAS RÚSTICAS, AL SEÑOR GOBERNADOR CIVIL DE LA PROVINCIA

Excmo. Señor Gobernador civil de Málaga. Los que suscriben, vecinos de
Colmenar, profesión de campo, tienen el honor de exponer a V.E. con el mayor respeto
lo que sigue:
1º Que son labradores y llevan en arrendamiento terrenos en los sitios que se
indican con el nombre de sus propietarios.
- Cortijo de los Peñones. Propietario don Sebastián Molina Martos.
- Cortijo Rengles. Propietario doña Josefa Molina Fernández y doña Juana
Rodríguez Muñoz.
- Cortijo Ramos. Propietarios don Juan Fernández Muñoz y hermanos.
- Cortijo Barrancos. Propietario don Pedro Sánchez Gómez.
- Cortijo Napolín bajo. Propietario don Pedro Fernández Calvente y su hijo don
Juan Fernández Díaz.
- Cortijo La Suerte. Propietarios don Juan Molina Rosado, don Miguel Molina
Rosado, Doña Águeda Rosado Fernández y don Francisco Molina Rosado.
- Cortijo Napolín alto, Bajada del Moro, Los Dornajos y varios más. Propietarios
hermanos don Juan y don Bartolomé Molina Fernández.
- Cortijo los Moriscos. Propietario don Sebastián Díaz Molina.
- Cortijo Gonzalo, propietario don Francisco Podadera Báez.

37
El Popular. Miércoles 5 de octubre de 1932, página 2. AHMM

26
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

2º Que en el pasado año de 1931, al publicarse el Decreto de revisión de contratos
de arrendamientos de fincas rústicas, pretendieron entablar juicio de revisión
haciéndoles resistir de ello los citados propietarios con la promesa de que cuando
fallara el Juzgado de los juicios pendientes (pues la mayoría de estos señores han
tenido algunos), les bajarían las rentas con arreglo al fallo del Juzgado.

3º Que no solamente no han cumplido la promesa, sino que con manifiesta mala fe
han dejado pasar el tiempo sin requerirnos para el pago y transcurrido un día más de la
fecha de entrega, han procedido seguidamente al desahucio por falta de pago, sin tener
en cuenta que algunos colonos llevan en arrendamiento esas tierras por espacio de diez,
quince y veinte años.

4º Que entienden los exponentes, que el fallo dictado por el Juzgado para una o
varias hectáreas de un propietario, debió éste acatarlo y cumplirlo con los demás
arrendatarios de las restantes hectáreas, que son parte integrante de la misma finca y
con la misma clasificación catastral; pero como estos señores no dejan de estudiar
subterfugios para no cumplir nada de lo que se legisla que creen que les perjudica,
siguen aferrados a su costumbre de explotación tan falta de moralidad y de democracia,
que lo que no pueden conseguir por la astucia, lo quieren por la amenaza y la coacción,
como lo prueba la declaración de uno de los firmantes del presente escrito, Diego
Palomo Rodríguez, arrendatario de algunas hectáreas de tierra de la propiedad de don
Juan y don Bartolomé Molina Fernández, afirma este declarante que entabló juicio de
revisión con los mencionados propietarios y que con este motivo hubo de sostener
algunas conversaciones con ellos respecto a la renta fijada por el juez; hubieron de
decirle estos señores que ellos en el Juzgado estaban correctos y obedientes, pero que
fuera no estaba dispuesto a bajar ni a perder ni un solo céntimo de las rentas, que sobre
todos los Tribunales estaba su personalidad.
Otro ejemplo: Pedro Molina Sánchez y Miguel Silva García, ambos firmantes de
este escrito, declara que han sido y quieren seguir siendo arrendatarios de los terrenos
de Napolín bajo, propiedad de don Juan Fernández Díaz y su padre Pedro Fernández
Caliente, que sin saber por qué causas y, antes de que los declarantes levantaran las
cosechas, fueron las tierras labradas por orden de los propietarios; que las rentas del
año anterior las abonaron y las de este año no las han podido hacer efectiva porque los
propietarios citados no han querido hacerse cargo de ellas, ignorando con qué objeto.
Otro caso del también firmante Miguel Ortega López, que lleva en arrendamiento
un cortijo en la “Majada del Moro”, propiedad de don Juan y don Bartolomé Molina
Fernández, que en contrato que obra en su poder consta la cantidad de setecientas
cincuenta pesetas anuales por arrendamiento, y a pesar de ello le cobran la cantidad de
dos mil quinientas pesetas anuales, según recibos que dice obran en su poder de los
pagos efectuados; que para responder al importe de esta renta, le tiene recogida la
documentación de una finca que el declarante posee en el término municipal de
Riogordo.
Con el fin de no cansar más la atención de V. E., porque sería interminable, los
abajo firmantes dejan a la resolución y justicia de V. E., los hechos a ellos ocurridos,
que son análogos a los citado anteriormente, no sin antes exponer a su autoridad el
procedimiento empleado por doña Josefa Fernández e hijo, que para asegurar las rentas
agrícolas sin baja alguna, han obligado a algunos arrendatarios a firmar y aceptar letras
del Banco, no como deudas por préstamos de deudas de rentas de las tierras sino como
deudas por préstamos en metálico para asegurar así las rentas del año agrícola 1932 al
33.

27
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Por todo lo expuesto los abajo firmantes ruegan a V. E., ponga la máxima atención
en este asunto por ser de justicia y atañer a un número considerable de pobres
trabajadores.
Le saludan respetuosamente.
Colmenar 10 de octubre de 1932.
Firmado y rubricado: Miguel Ortega López, Juan Trujillo Palomo, Diego Rando
Rando, Cristóbal Gómez Palomo, Cristóbal Fernández García, Diego Palomo
Rodríguez, y siguen las firmas hasta un número de ciento cuarenta y nueve, pudiendo
haber consignado un número bastante mayor.

El segundo gran tema fue el resultado de los Repartimientos de Utilidades: una
especie de impuesto de la propiedad, que los mayores contribuyentes (propietarios)
estaban obligados a pagar al Ayuntamiento. En épocas pasadas, las comisiones que se
encargaban de recaudar el dinero estaban monopolizadas por los caciques del pueblo,
usando estrategias para evitar pagarlos. Ya con la República, se sanea la Hacienda y se
revisó el sistema impositivo municipal. Así que en muchos pueblos, como en Colmenar,
siguió existiendo suciedad administrativa.
El problema venía de largo y el Gobernador Civil de Málaga tuvo que enviar a
un delegado. En julio del 32 el Popular nos dice:

“Regresó de Colmenar el jefe de Negociado de este Gobierno civil don Carlos Tejera
delegado por el señor gobernador para verificar una información relacionada con
hechos y anormalidades atribuidas a la Junta encargada del reparto por Utilidades de
dicho pueblo; informado el señor Coloma Rubio de haber quedado encauzadas las
reclamaciones presentadas, al objeto de que la Junta Repartidora resuelva sobre las
mismas, y las eleve al delegado de Hacienda para conocimiento y resolución del
Tribunal económico administrativo provincial, que es a quien en definitiva corresponde
entender en ellas” 38.

38
El Popular. Miércoles 6 de julio de 1932, página 2. AHMM.

28
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

La cuestión toma tintes políticos:

“Tenemos afortunadamente la promesa del Sr. Díaz Villamil que en breve ha de dedicar
toda su atención realizar en los ayuntamientos de la provincia minuciosas
investigaciones. Esta promesa del representante del Gobierno en aval de una próxima
limpieza política, garantía de un inmediato saneamiento, ejecutado, como de sus
propias palabras se desprende, y como es indiscutible que lo será, dadas las excelentes
condiciones de la primera autoridad de la provincia, de un modo ecuánime y justo,
saltando por encima de todos los partidismos y sin admitir presiones de nadie, aún las
más indirectas, asesorado únicamente por una selección de delegados de su completa
confianza. Se hace realmente imprescindible esta medida, que llevada a cabo con la
ecuanimidad y escrupulosidad prometidas, ha de dar muchas sorpresas, y ha de
evidenciar, en más de un caso – este último de El Colmenar es uno de ellos –, como hay
excelentes ayuntamientos en la provincia están boicoteados por elementos indeseables
del pueblo, que no pierden ocasión de calumniarlos y ponerlos en evidencia. (Luego
sigue la noticia de la Gobernación Civil): Nos comunicó así mismo el gobernador que
había recibido al presidente del Partido Republicano Conservador, el cual le había
denunciado que el ayuntamiento de Colmenar no funcionaba regularmente” 39.

Aunque actuó el delegado gubernativo, el problema siguió sin solucionarse y al
año siguiente vuelve a reaparecer:

“El gobernador dijo a los periodistas que había recibido la visita del alcalde de
Colmenar, que le expuso las dificultades múltiples que encuentra aquel Ayuntamiento
para el reparto de utilidades. El señor Fernández Mato ofreció a la autoridad
mencionada que le prestaría su colaboración hasta donde fuese necesario para que las
dificultades expresadas se allanasen de la mejor manera” 40.

“Al recibir a los periodistas el gobernador civil, les dijo que le había visitado el alcalde
de Colmenar, para darle cuenta de que en el pueblo referido no se reúne la comisión

39
El Popular. Miércoles 31 de agosto de 1932, página 2. AHMM.
40
El Popular. Jueves 15 de junio de 1933, página 2. AHMM.

29
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

encargada del reparto de Utilidades. El gobernador le dijo que adoptaría las medidas
oportunas” 41.

En conjunto, poco a poco, las autoridades políticas se van a ver enfrascados en
un debate político sin salidas. Los unos a los otros se tirarán los trastos, mientras que los
obreros seguían en la misma situación de pobreza, sumergidos en una crisis de paro casi
perpetua. Tales premisas se ven reflejadas en las cartas 42 de dos políticos de Colmenar
que se enfrentaron verbalmente, cuestionando la limpieza de la reputación política de
cada uno. Nos referimos a Pedro Muñoz Muñoz, del partido Radical; y a Juan
Fernández Muñoz, diputado por el Partido Conservador. En resumen, muchos reproches
y pocas soluciones.

Para el Excmo. Sr. Presidente de la Diputación Provincial. La
incompatibilidad del diputado señor Fernández Muñoz.

Desde las hospitalarias columnas del gran y batallador diario republicano EL POPULAR,
tenemos hoy que llamarle la atención al digno presidente de la Diputación Sr. Mapelli, para
denunciarle que el gestor señor Fernández Muñoz, un duendecillo le ha declarado la
incompatibilidad para desempeñar dicho cargo, por el motivo que en el año 1930, en abril, fue
nombrado alcalde de R. O., cuando la funesta dictadura de Berenguer.
También el señor Fernández Muñoz fue cabo de aquel famoso y patriótico cuerpo de Somatén
que, por aquel tiempo, se creó en la villa de Colmenar.
Y, últimamente, le decimos al señor Mapelli Raggio, que la causa principal de la incompetencia
es la de hallarse comprendido en el artículo 80, número 3 del Estatuto provincial vigente, que dice
no podrán ser deudores directos o subsidiarios responsables a fondos municipales, provinciales de la
Región o del Estado, contra quienes se hubiera expedido mandamiento de apremio y, por
consiguiente, está claro y evidente que el señor Fernández Muñoz es deudor a los fondos
municipales desde que fue alcalde, puesto que aparece en el libro de actas de Ayuntamiento de
Colmenar, y durante el paso del sr. Fernández Muñoz por la alcaldía un débito de 600 pesetas… “y
lo que te contaré morena”, porque a la fecha presente adeuda al Ayuntamiento las cuotas que por
Utilidades le han correspondido en el pasado año.
Señor Mapelli: estos son los cavernícolas, los republicanos del 14 de abril para acá, los
biocoteadoares de la República, los que sienten las apetencias del Poder, porque lo traen ya recogido
y visto de padres y abuelos, como no ha visto otra cosa más que la monarquía, la República la tienen
que tragar a la fuerza.
Señor Mapelli: Duro con las cornejas vulgo, especie de cuervos a ese que, tanto a usted como a
sus compañeros, se les ha pegado como una calcomanía y como aquí nosotros los concejales del
Partido Radical, que nos la quiere dar con queso, diciendo por todas partes que son republicanos.
Ojo, mucho ojo, señor Mapelli, con esa clase de camaleones; mire usted, que su piel, como es
natural en estos bichillos, se cambia con mucha frecuencia del color político que más le conviene.
Envíelo usted pronto, señor Mapelli, a recoger tagarninas, pues si no escucha esta razonable y justa
queja que le hace este modesto pueblecito, allá Vd., y sus compañeros, pues yo, a mi corto entender,
por no decir otra cosa, mientras no se de por terminada la chusma monárquica, la República tardará
mucho tiempo en consolidarse por culpa de estos republicanos de nuevo cuño.
Pedro Muñoz Muñoz

41
El Popular. Jueves 6 de julio de 1933, página 2. AHMM.
42
Una está fechada el 1 de febrero y la otra el 5 de febrero de 1933. El Popular. AHMM

30
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

En Defensa Propia

No valdría la pena contestar a las cuartillas que firmadas por el señor Muñoz Muñoz aparecen en EL
POPULAR de primero del actual, en donde se pretende poner de manifiesto mi supuesta
incompatibilidad como gestor Provincial, si no se hubiese tomado al firmante de tales cuartillas de
dominguillo, dadas sus escasas dotes para el discernimiento.
La causa de incompatibilidad que me achacan, es la de ser deudor a fondos municipales, y he de
confesar paladinamente que en realidad es así. Y es así, porque esta Junta del Repartimiento de
Utilidades me asignó una cuota que yo consideraba excesiva, por lo que entablé recurso ante el Tribunal
Económico Administrativo Provincial, quien, atendiendo la justicia de mi petición, hubo de rebajarme la
cuota; mas ahora se da el caso curioso, que al igual que a otros contribuyentes de este Municipio,
pretende la Alcaldía cobrarme la cuota reclamada, haciendo caso omiso de la sentencia de aquel
Tribunal, con lo que lógicamente, no puedo estar conforme.
Se me acusa también por el señor Muñoz de falta de republicanismo para lo que ha debido olvidar el
carácter con que presenté mi candidatura en las elecciones a concejales del 12 de abril de 1931, lo cual
no pudo pasar desapercibido para el señor Muñoz, ya que precisamente en el distrito donde yo me
presenté actuaba él como interventor de la candidatura que apadrinaba el entonces alcalde de este
Ayuntamiento. ¿Está claro?
Con lo dicho creo suficientemente contestar la calumniosa acusación que sobre mí lanza; pero no
quiero terminar sin hacer un pequeño esbozo de la personalidad del señor Muñoz, concretándome a los
dos últimos años, por no hacer interminables estas cuartillas.
Queda dicha su actuación el doce de abril, pero es que, posteriormente, como mandatario de fuerzas
políticas que actualmente no pueden maniobrar abiertamente, presentó su candidatura en elecciones
posteriores, obteniendo un acta de concejal, siendo nombrado después primer teniente alcalde y luego
Recaudador de fondos municipales, cargo en el que, poniendo a prueba sus grandes dotes, lució de tal
manera su gestión, que a los dos meses habían desaparecido dos mil pesetas, que por sus familiares están
siendo reintegrados a este Ayuntamiento.
En las elecciones para Diputados a Cortes, también quiso demostrar su valía, ofreciendo a los
candidatos agrarios las actas en blanco a cambio de una pequeña cantidad para sufragar… lo
insufragable, hecho por el que se instruyó sumario, procesándose al señor Muñoz, en unión de otros
“padres de este pueblo”, la vista de cuyo proceso está señalada para el 14 del actual.
Como colofón a tan digna labor, se me presentó un buen día en mi domicilio el señor Muñoz, en
donde, dado mi carácter de jefe de la minoría republicana conservadora de este Ayuntamiento, se me
ofreció para ingresar en la misma, ofrecimiento que “agradecí” y decliné teniendo en cuenta su limpia
historia.
Y nada más sino desear al señor Muñoz siga por el camino emprendido, que seguramente ha de
obtener al final gran honra y provecho.
Juan FERNÁNDEZ MUÑOZ. Colmenar. Febrero 1933.

31
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

1.3. El Frente Popular: la situación en el campo.

A partir de las elecciones de febrero del 36 los partidos de izquierda, coaligados
en entorno al llamado Frente Popular, se hicieron con la victoria en la mayoría de los
municipios de la Axarquía, lo que significó el retorno a la Reforma Agraria, paralizada
desde el bienio anterior. Ante esta situación, los patronos reaccionaron rápidamente. No
acudían a las bolsas de parados, contratando a obreros a bajo precio. Tampoco
aprobarían las nuevas bases de trabajo que los sindicatos les exigían: situación ésta que
desembocó en conflictos sociales, típicos de un país en vías de cambio.
Ciertamente, se ha descrito el período entre febrero y julio como una etapa “pre
revolucionaria”. Algunos historiadores se han empeñado en dar una visión catastrofista
de los sucesos que ocurrieron en el campo por estas fechas: huelgas, manifestaciones,
invasiones de fincas, “topes”, coacciones, encarcelamientos injustificados de “gente de
orden”. Por el contrario, habría que afirmar que no en toda la provincia se distinguió
esta confrontación. A continuación, demostraremos que las tensiones en el mundo rural
de la Comarca axárquica se llevaron de forma controlada, con ciertas peculiaridades:

1. En la mayoría de los pueblos de la Axarquía las huelgas transcurrieron
pacíficamente (si bien con algunas coacciones sin importancia);
2. Los conflictos ocasionados por la Ley de Laboreo Forzoso se llevaron a cabo
sin violencia, que el término “invasión de fincas” se malinterpretó 43, pues
aquí significó “únicamente laborear las tierras sin previo acuerdo con sus
cultivadores” 44;
3. Por otro lado, en algunos pueblos hubo discrepancias entre Ayuntamiento y
Guardia Civil por cuestiones de orden público;
4. También, afloró un intenso anticlericalismo con intentos de destrucción de
imágenes y quema de enseres eclesiásticos, actos destinados a convertir la
Iglesia en centro obrero. Estas pequeñas pulsaciones fueron rápidamente
controladas, prendidos sus autores por las fuerzas del orden público;

43
Este término se usa contextualizado en grandes latifundios y en zonas específicas de España, en los
cuales hubo invasión propiamente dicha de grupos de campesinos sin tierra que se asentaron a la fuerza.
44
Boletín Oficial de la Provincia de Málaga, 31 de marzo de 1936. Circulares Gobierno Civil.

32
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

5. Existieron, por último, focos de manifestaciones violentas en el que se
quemaron archivos administrativos, generalmente por motivos de pleitos,
desahucios y denuncias entre patronos y obreros dadas en la etapa anterior.
6. Todas estos sucesos se dieron a consecuencia del total desmoronamiento de
las relaciones entre patronal y asociaciones obreras.

Resultados elecciones de febrero de 1936 en la Axarquía

El Laboreo Forzoso acarreó enfrentamientos entre ambos bloques. En el Borge,
con un paro del 90%, se produjo una escala de denuncias que desembocó en una
situación casi insostenible. Salvador Alba Barea y Guillermo Díaz Barea, vocales de la
Agrupación Obrera de la UGT, investigaron las labores pendientes de realizar e
invitaron a los patronos a contratar obreros en paro. Sin embargo, no lo hicieron. El 22
de abril son denunciados los patronos Guillermo Pérez García, Salvador Pérez García,
Juan González Vallejo, Juan Cisneros Gutiérrez, Salvador Gómez Santana, Francisco
Gámez Martín y José Alarcón Pérez, por no comenzar las labores pendientes en sus
tierras según lo estipulado, además de no echar mano de los parados del pueblo. El 25

33
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

de mayo continúan las denuncias. Ahora a Francisco Palma Santana, Salvador Pérez
García, Rafael Vallejo Molero, Guillermo Pérez García, Teófilo Martínez Muñoz, Lucas
Fernández García y Alonso España Fernández.
Otro caso lo tenemos en Alfarnatejo. Todo un listado de denuncias de obreros a
patronos, de patronos a obreros e incluso de obreros a obreros:

OFICIOS-CORRESPONDECIA SALIDA 45

Nº 72. Al Gobernador Civil de Málaga. 24-3-36 Dándole cuentas de que el patrón Antonio Luque
Vegas se negó el día 22 a admitir al obrero Manuel Rodríguez Pascual y el 23 a otro obrero Francisco
Rodríguez Martín por no tener nada que hacer en el campo.
Nº 82. Al Gobernador Civil de Málaga. 26-3-36 Dándole cuenta que el patrón Francisco Molina
Morales se niega a admitir a los obreros Diego Ferrer Camacho, Salvador Arrebola Luque, José Mérida
Ferrer, Juan Moreno Jiménez y Manuel Villanueva Fernández.
Nº 88. Al Gobernador Civil de Málaga. 30-3-36 Remitiendo las diligencias con motivo de la
inflación del patrón Antonio Luque Vegas denunciado por los obreros Manuel Rodríguez Pascual y
Francisco Rodríguez Martín.
Nº 125. Al Presidente Jurado Mixto. Málaga. 22-4-36 Reunión entre patrones y obreros para el
25 del actual a las 5 para que vayan a discutir las bases ante dicho jurado.
Nº 137. Al Comandante Puesto. Alfarnate. 12-6-36 Para que proceda a la detención de
Francisco Zorrilla Núñez por exentarse de su labor (es un patrón)
Nº 157. Al Gobernador Civil de Málaga. 24-6-36. Por Pedro Díaz Ferrer ha sido denunciado los
patronos Francisco Ortega Pascual, José Retamero Martín y los obreros Raimundo Romero Sánchez y
Manuel Toledo Toledo. Por Juan Alba Pascual han sido denunciados el patrón José Arrebola Luque y los
obreros Manuel y José Ferrer Alba. Por José Alba Pascual ha sido denunciado el patrón José Ortigosa
Vegas y el obrero Salvador Santana. Por Juan Alba Luque denuncia al patrón Juan Luque Rodríguez y el
obrero Antonio Vegas Moreno.
Nº 157. Al Gobernador Civil de Málaga. 27-6-36. Juan Alba Luque denuncia a Juan Luque Rodríguez
y al obrero Emilio Torregrosa Vegas por trabajar más tiempo del señalado y no sacarlo de la oficina de
colocación. Francisco Rodríguez Martín denuncia al patrón José Alba Luque por lo mismo. El patrón
Zorrilla Núñez trabaja con obreros forasteros y no de este municipio.
Nº 171. Al Comandante del Puesto. Alfarnate. 3-6-36 Pidiendo una pareja de guardias civiles
para actuar contra los patronos José Luque Vegas, Juan Luque Rodríguez y Plácido Moreno Alba.
N º 174. Al Gobernador Civil de Málaga. 3-6-36 Hace ilusión a la térrea resistencia de los patronos
por resistirse a los cambios y <<los conflictos que podrían ocurrir con tal motivo>>

45
Libro de oficios-correspondencia, registro de salida. Año 1935-36. Archivo Municipal de Alfarnatejo

34
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Nº 175. Al Comandante del Puesto. Alfarnate. 4-6-36 Para que proceda al levantamiento de los
obreros que están trabajando con los patronos, Diego Molina Morales, José Muñoz Moreno, los cuales
no actúan utilizando la oficina de Colocación.
Nº 175. Al Comandante del Puesto. Alfarnate. 9-6-36 El 9 de julio la guardia civil vuelve a
levantar trabajadores al patrón Francisco Medina Morales.
Nº 191. Al Gobernador Civil de Málaga. 10-7-36 Hace alusión al conflicto por la faena de la siega y
para evitarlo reúne a los obreros de Alfarnatejo y Alfarnate para llegar a una solución. El 15 de julio la
guardia civil vuelve a levantar obreros a “Muñoz Zorrilla” y se exige la detención de este patrono. Éste
Zorrilla era de Periana, propietario, y se dice de la problemática con él y el servicio de colocación.

Esta ambigüedad de los patronos se fundamentaba en la supuesta arbitrariedad
de los sindicatos obreros. Como ejemplo tenemos una carta de Guillermo Pérez García,
natural del Borge, reclamando su caso. Este señor poseía tierras, de unas cincuenta
áreas, en el término municipal de Comares. El 2 de abril recibió una notificación del
Alcalde de este pueblo para que acudiera a la Junta Mixta Local. Guillermo mandó a un
criado y, tras una corta deliberación, acordaron que irían catorce obreros a trabajar la
indicada finca. Por el contrario, se presentaron cinco más:

“trabajaron las horas que quisieron y de la forma que ellos quisieron, les pagué a los
diecinueve hombres, que dejaron sin laborear menos de la cuarta parte, (unas diez
áreas) les advertí que no volvieran otro día pues la tierra no estaba en tempero de
labor, con los brotes muy pequeños y más que beneficiar se perjudicaba (…) a pesar de
ello el seis de abril se personaron los mismos diecinueve a rematar lo que quedaba.
Yo laboreo todas mis fincas dedicadas al cultivo, como puede informarse V. E., estando
este año algo retrasadas las labores por causa de los persistentes temporales de lluvia
(…)” 46.

46
Oficio de la Sociedad Obrera. Carpeta de Asuntos Laborales. Archivo de la Gobernación. AHPM

35
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

- ¿Qué, cómo anda el campo?
- El campo no anda, está más parao que un reloj descompuesto.

En otro documento, de la sociedad “Evolución Obrera” de Canillas de Albaida,
se vuelve a repetir la misma situación. Llegada la primavera, la sociedad entregó a la
Alcaldía una lista con los parados para que, de mutuo acuerdo con los patronos, fueran
empleados en las faenas del campo:

“siendo las bases antiguas a 4 peseta (el jornal), acordó esta sociedad cobrar a 3´4 por
tener en cuenta la situación angustiosa por que atraviesan los cosecheros de pasas y
aceitunas (por las lluvias)” 47.

Pese a ello, sigue exponiendo que:

“el hecho que consideramos de mayor atropello y burla, el realizado ayer día 9 de
abril, en la finca del patrón Javier García Amaya con la propiedad en este término
municipal y también avecinado en Árchez, que habiendo tomado el acuerdo de que
trabajaran doble personal de este pueblo que el del patrón (Árchez), primero por estar
en este término y segundo por estar más ocupados los trabajadores de aquel (…) Así el
día 9 que al personarse 21 obreros a las 7 de la mañana para seguir la faena del día

47
Oficio de la Sociedad Obrera. Carpeta de Asuntos Laborales. Archivo de la Gobernación. AHPM

36
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

anterior se encontraron con más de 50 obreros de Árchez que habían empezado a
trabajar de madrugada a la luz de la luna y asistidos por varias garrafas de vino
mandadas por el patrono” 48.

Los obreros de Árchez se mostraron hostiles ante los vecinos de Albaida,
quienes tuvieron que abandonar la faena. Claro ejemplo de las incompetencias que se
daban.

Sellos de Sociedades Obreras y Patronales

Otro de los conflictos fue el reparto ilegal de obreros. Lo avisó el Boletín Oficial
de la Provincia de Málaga el 31 de marzo de 1936 49. En esta provincia se habían dado

48
Oficio de la Sociedad Obrera. Carpeta de Asuntos Laborales. Archivo de la Gobernación. AHPM
49
<<Se reciben con harta frecuencia en este Gobierno quejas y denuncias de agricultores participando a
nuestra autoridad que a pesar de las diferentes circulares, dictadas para que se impida el reparto ilegal de
obreros o cualquier forma encubierta de alojamiento en las fincas rústicas, tales abusos se suceden y
repiten, unas veces por iniciativa de los Alcaldes y otras por acuerdo o imposición de las sociedades
obreras. En cualquiera de los dos casos es inadmisible que prospere táctica tan arbitraria que conculca las
disposiciones fundamentales de las 1eyes dictadas por la República para. la ordenación del trabajo en el
campo. Pero lo que acusa mayor gravedad es que las autoridades locales, tácita u expresamente, lleguen a
tolerar los repartos y alojamientos de obreros. Los alcaldes, con arreglo a los artículos 84 y 85 de la
vigente Ley Municipal son delegados del Gobierno en todo lo relacionado CON EL CUMPLIMIENTO
DE LAS LEYES Y EL MANTENIMIENTO DEL ORDEN, siendo en este aspecto subordinados de los
gobernadores civiles, a cuales deben obedecer. Es por tanto claro y concluyente que los alcaldes, a los que
no puedo adjudicarles ignorancia de preceptos tan esenciales, en algunas localidades de esta provincia
vienen desobedeciendo las órdenes de este Gobierno o actúan con grave e inexcusable negligencia, que da
lugar a reiteradas infracciones de ley, cuando no desórdenes y violencias. En su vista, advierto por última
vez a las autoridades locales que las únicas disposiciones aplicables sobre admisión de obreros en el
campo son las siguientes: Ley inicial, llamada de <<LABOREO FORZOS>> de 22 de Septiembre de
1931 y Decreto de 2 octubre del mismo año que dictaba reglas para la aplicación de dicha Ley. A esta Ley
y Decreto siguen algunas disposiciones aclaratorias que no es indispensable su conocimiento. Decreto de
24 de enero de 1933 (<<Gaceta>> del 26 siguiente) sobre «comisiones Municipales de Policía Rural»,

37
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

casos de “invasión de fincas”, pero no en el sentido de ocuparlas, sino de laborearlas sin
previo aviso con sus propietarios. Desde la Gobernación se enviaron circulares a todos
los Ayuntamientos de la provincia y a la Guardia Civil para avisarles que hicieran todo
lo posible por impedirlo. Los hechos se tildan de medidas arbitrarias que había que
impedir a toda costa para conseguir la <<paz social>>. La principal preocupación de las
autoridades republicanas se centró en la posible desestabilización social por medio de
la “lucha de clases” con tintes de revolución que se libraba en el campo. Se temía por
agitaciones que fueran más allá de las leyes vigentes y provocaran la desarticulación del
orden. Para contrarrestarlo, se exigió la colaboración de los patronos con la aprobación
de las bases de trabaja. Se atendieron, además, a las denuncias llegadas a la
Gobernación, siempre remitidas por patronos o por la Guardia Civil, mientras que los
Ayuntamientos en los que había salido victorioso el Frente Popular parecían hacer caso
omiso de los hechos. Por lo que se apremió a la <<normalidad>> en contra de <<todo
espíritu de persecución que crea y fomenta el encono>> 50.
Pero lo cierto era que esta “invasión de fincas” o reparto ilegal de mano de obra
siempre estuvo estimulado por los sindicatos obreros, cuya finalidad fue presionar a los
propietarios para que admitieran obreros del sindicato, pues rehusaban contratarlos,
prefiriendo contratar a trabajadores forasteros a los cuales pagaba en menor cantidad.
Con todo, tales actos se dieron en unos momentos desfavorables: el invierno de
1935 había sido el más lluvioso de la década, cosa que afectó al cultivo de forma
exponencial. .

dictando normas para su constitución y actuación, a fin de que en ellas intervengan en todo momento los
representantes legítimos de los sectores patronal y obrero. Es de gran interés que los secretarios de
Ayuntamientos conozcan a fondo este Decreto con el que se han introducido algunas variantes en lo
legislado sobre laboreo forzoso, y que, sin afectar al fondo, le imprimen mayor eficacia y facilitan su
aplicación. Ley de 27 de noviembre de 1931 y reglamento de 6 de agosto de 1932 sobre «Colocación de
obreros en la Agricultura». Y el Decreto de 26 de marzo último declarando obligatorio
circunstancialmente para patronos y obreros el acudir a la oficina y registros de colocación con sus avisos
de puestos vacantes o de falta de trabajo. Esta y no otra es la única legislación aplicable y por tanto el
régimen de reparto de parados entre propietarios y arrendatarios está absolutamente prohibido por esas
leyes fundamentales y buen número de disposiciones posteriores También ha de tenerse en cuenta que por
Ley de 28 de mayo de 1934 fue derogada la llamada de «Términos Municipales».
Por último advierto a los alcaldes que si a pesar de esta última Circular se recibieran nuevas quejas sobre
transgresiones de ley en la agricultura, nombraré Delegados de mi autoridad en los pueblos en que se
registren, para que cesen los alcaldes en sus funciones de Delegados de orden público y hagan
atemperarse a obreros y patronos a la legalidad establecida, e incoen además los oportunos expedientes de
responsabilidad contra las autoridades locales, y una vez concluidos darán lugar a la fulminante
destitución de los alcaldes, sin perjuicio de su entrega a los Tribunales para que exijan las
responsabilidades de orden criminal que procedan de conformidad con los artículos 210 y 211 de la
vigente Ley Municipal. Todos los alcaldes de la provincia me darán cuenta de quedar enterados de esta
Circular y de disponerse a su fiel y exacto cumplimiento. Málaga 28 de abril de 1936. El Gobernador
Civil, Enrique Balmaseda y Vélez>>. AHPM. Carpeta de asuntos políticos.
50
B.O. de la Provincia de Málaga. 31 de marzo de 1936. AHPM

38
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Las invasiones comenzaron a partir de abril. En este mes se “levantan” unos 166
obreros. El mes de mayo fue el más prolífico con 418, siendo junio (con 56) y julio (con
26) el de menos actividad 51.

abril mayo junio julio total
Alfarnate 40 60 5 105
Alfarnatejo 46 46
Almáchar 19 19
Benamocarra 16 5 21
Benamargosa 13 4 17
Canillas de Aceituno 40 40
Colmenar 8 169 62 239
Comares 4 23 9 36
Competa 101 101
Frigiliana 5 5
Macharaviaya 19 19
Nerja 7 7
Periana 4 10 8 22
Riogordo 20 20
Vélez-Málaga 61 1 62
Viñuela 18 10 28
total 172 471 118 26 787

500
471
450
400
350
300
250 Serie1
200
172
150
118
100
50
26
0
abril mayo junio julio

Escala de invasión de fincas por meses

Las más numerosas se dieron en Alfarnatejo, Alfarnate y Cómpeta.

51
Datos sacados de la carpeta Invasión de Fincas. AHPM.

39
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

En Alfarnate el día 18 de abril fueron levantados 40 obreros en el sitio
denominado “Barrionuevo”, Propiedad de Rafael Núñez Moreno. El 8 de mayo se
produjo el levantamiento de 60 obreros en diferentes propiedades; trabajaron sin el
consentimiento del dueño 9 hombres en “Haza Larga”, de Juan Luque Rodríguez, 16 en
“Las Conejeras”, de Enrique Arrebola Martínez, 19 en la “Escalerilla”, de Antonio
Santos Moreno y 16 en “Haza del Paso”, de Manuel Frías Osuna. En todos los casos,
con ayuda de la Guardia Civil, abandonaron el trabajo sin incidencias. Esto no pasa
desapercibido para las autoridades. En un informe de la Guardia Civil se remarca las
tensiones existentes en el pueblo, pues había 150 obreros en paro forzoso. La actitud era
hostil, al querer cobrar los jornales a la fuerza. Además, el alcalde ordenó detener a los
patronos por negarse a pagarlos, los cuales la mayoría de ellos se han ausentado del
pueblo 52.
En Alfarnatejo el 22 de mayo se produjo la invasión de la finca “las Monjas”,
pues su propietario, Enrique Zorrilla Núñez, se negó a pagar jornales de trabajos que
creyó injustificados. El guardia de la finca, Juan Martín Caro, se presentó en el cuartel
de la Guardia Civil y con la ayuda de una pareja de civiles levantó a 46 obreros, los
cuales, marcharon con los ánimos exaltados a la Alcaldía exigiendo el pago de “sueldos
53
o el encarcelamiento de los patronos” . Ese mismo día se reunió la “Constancia”
(sindicato de la UGT), la patronal y el Alcalde, José María Villanueva, y mediante la
Junta Mixta se intenta dar una solución al problema. Los obreros quieren que todos sus
integrantes se coloquen y reivindican la jornada de 6 horas. La patronal sólo accedió.
En Árchez, la finca “Bancal Grande” arrendada por Antonio Ruiz Martín fue
objeto de una invasión en el que se emplearon 90 obreros dedicados a la cava de la viña.
El motivo fue el siguiente: el arrendatario no pudo pagarles los jornales pendientes de
otros días, así que les dijo que trabajasen la tierra y se lo cobraran en frutos. Lo que el
dueño no supo fue que acudirían casi un centenar de hombres.
En Canillas de Aceituno, en el mes de marzo, unos treinta y siete propietarios
enviaron una carta declamatoria a la Gobernación de Málaga explicándole que esta
situación les iba a provocar la ruina, pues se había producido “la pérdida de diferentes
frutos a consecuencia del exceso de lluvias” y la clase obrera venía laboreando sus
tierras sin el consentimiento de éstos. Al mismo tiempo, La Asociación de “Obreros

52
Carpeta de Invasión de Fincas. Archivo de la Gobernación. AHPM.
53
Oficio de la Sociedad Obrera. Carpeta de sucesos. Archivo de la Gobernación. AHPM.
AHPM

40
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Agrícolas y Similares” del pueblo manifiesta ante la autoridad gubernativa que el
verdadero problema existente se encuentra en el hecho de que los patronos dejan en
medianías sus tierras a obreros, por lo que perjudica a los que están en paro forzoso.
Las últimas “invasiones” se dan en Periana, Benamocarra, Comares y
Alfarnate. En Periana, la finca de Diego Fernández Leal, en la Muela, acoge a 10
obreros el 18 de junio. Este propietario ya había tenido problemas de esta índole en
abril.

1.4. Invasiones de fincas en Colmenar.

Las circunstancias en Colmenar siguieron el mismo rumbo que el resto de la
Comarca. Hubo 239 levantamientos de obreros, el 71% se hicieron en el mes de mayo.
Esta actitud procedía, y volvemos hacer hincapié, de los desacuerdos existentes entre
patronos y obreros agrícolas.
Los propietarios del municipio ni siquiera se habían organizado como
Asociación Patronal por el sencillo hecho de que, asimismo, evitarían actuar en los
resortes de las reformas agrícolas. No obstante, colmada la paciencia de los partidos de
izquierda, el 8 de mayo se celebró una reunión urgente entre el bloque obrero y los
patronos del pueblo para llegar a un acuerdo, de una vez por todas, con respecto a las
bases de trabajo. La reunión fue un fracaso. Muchos propietarios no acudieron a ella, lo
que conllevó que la UGT del pueblo hiciera sus propias listas de labradores a los que
debían labrar sus tierras, ahora bien sin sus consentimientos.

ESCRITO DE BARTOLOMÉ DÍAZ MOLINA 54

El patrono agrícola que suscribe, Bartolomé Díaz Molina, soltero, mayor de edad,
tiene el honor de comparecer ante V .E, y respetuosamente y como mejor proceda en
derecho dijo:
1º. Que con fecha 8 de los corrientes se celebró en este Ayuntamiento, bajo la
presidencia del Sr. Alcalde, una reunión patronal a la que no pudo asistir el
firmante por defecto de citación como les ocurrió a otros patronos.
2º. Que con fecha siguiente y no estando conforme con las soluciones aceptadas en

54
Carpeta Asuntos Laborales. AHPM

41
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

dicha reunión, dirigió escrito a la primera autoridad de ésta, en el que alegaba
hechos, fundamentos de derecho y determinadas circunstancias en el que recurrente
basaba su determinación de no admitir obreros.
3º. Que la ya repetida autoridad tomó la determinación de alojar mayor cantidad de
obreros al firmante como contestación a su escrito. El día 9, diez y seis obreros, el
día 10, 25 obreros y el día 11, 25 obreros.
4º. Que la extensión superficial por mí labrada y sembrada de trigo, es de diez
hectáreas, en unión de mi hermano, cinco cada uno.
5º. Que considerándose el exponente lesionado en sus derechos, ya que es un
arrendatario de ínfima categoría y ha cumplido la ley de laboreo forzoso y las
indicaciones de las Circulares de ese Gobierno Civil, recurre y queja y
SUPLICA A V. E. Oficie urgentemente a las autoridades a quienes corresponda
para que proceda a desalojar a los obreros de las parcelas en donde se hallan
trabajando, resolución que por ser de justicia no dudo alcanzar del alto espíritu de
rectitud de V.E. cuya vida sea guardada muchos años.
Colmenar 11 de mayo de 1936.

Pese a lo frágil del pacto, ya que se ausentaron la gran mayoría de los patronos,
la UGT local utilizó a sus obreros alegando que se llegó a un supuesto acuerdo.
El reparto ilegal más insistente fue el de la finca de Antonio Díaz Molina en el
Pago de los “Rengles”. Un total de 62 obreros, en los días 22, 24, 26 y 27, labraron la
finca sin el permiso del dueño. Los informes de la Guardia Civil dicen así:

“El 22 de mayo: Antonio Díaz Molina presenta denuncia; 18 obreros se dedicaban a
sacar hierba del trigo sembrado en dicha finca, todos naturales y vecinos de Colmenar
(…) los que manifestaron no tenían permiso de dueño para trabajar, si bien lo hacían
por órdenes de dos concejales del ayuntamiento y por la necesidad de medios
alimenticios en que se encontraban. Abandonaron todos la finca sin resistencia” 55.

“El 24 de mayo: 15 obreros mayores y menores de edad, los que se encontraban
sacando hierbas del trigo sembrado en al repetida finca, los que al ser preguntados
dijeron no trabajaban con el consentimiento del dueño de aquella propiedad y sí al
amparo de un convenio habido en el Ayuntamiento de Colmenar entre autoridades,
patronos y obreros. AL abandonar la finca sin resistencia, advirtieron a la guardia civil
que volverían al día siguiente y sucesivos hasta el último del mes actual, fecha fijada de
validez en el aludido convenio; el que suscribe por los informes adquiridos sobre las
formalidades de dicho pacto, parece ser que no solamente aquél carecía de una firma
55
Oficios de la Guardia Civil de Colmenar. Carpeta Asuntos Laborales. AHPM.

42
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

conformidad general, sino que además ha sido incumplido en parte por obreros y
patronos; de todo lo cual se ha instruido el oportuno atestado” 56..

“El 26 de mayo: habían ido otros 14 obreros a la finca de Antonio Díaz Molina, en el
pago de “Rengles”, los que preguntados dijeron no trabajaban con permiso del dueño
de la propiedad, sino en virtud de convenio tenido entre autoridades patronales y
obreros, como vienen manifestando varios días; por lo que se les hizo saber la
prohibición de trabajar en dicha forma y abandonan la finca haciéndolo todos sin
resistencia” 57.

“27 de mayo: Presenta de una denuncia contra 15 obreros por invasión de fincas,
reincidentes por cuarta vez: Han sido denunciado al señor Juez de Instrucción de esta
localidad un grupo de 15 obreros naturales y vecinos de la misma (…) por dedicarse a
las faenas agrícolas en una finca propiedad de Antonio Díaz Molina, enclavada en el
pago de los “Rengles” de este término municipal, sin el consentimiento del dueño,
siendo con esta la quinta vez que dicho propietario ha denunciado la misma
contravención, y prestado el servicio por la fuerza del citado puesto, contra los mismos
obreros, los que alegan lo hacen en virtud de cierto convenio tenido en el Ayuntamiento
duradero hasta el 31 del actual; circunstancia que, como me he permitido consignar en
los partes anteriores, no ha podido comprobarse la firmeza de tal pacto; estos obreros
al presentarse la fuerza haciéndoles saber la prohibición de trabajar en dichas
condiciones, dejan las faenas y abandonan la finca sin resistencia, si bien el día
siguiente vuelven a reanudarla” 58.

Hubo veces que los conflictos tuvieron otra naturaleza. Tal es el caso de José
Moreno Menique, de Casabermeja, arrendatario de una finca propiedad de Antonio
Martín Gálvez en el pago de “los Peñones”. José Moreno había sido arrendatario de esa
finca durante 10 años y en junio del 35 fue desahuciado por el dueño. Entonces, el 29 de
abril, acompañado de su hijo, comienza a laborear la tierra que durante tantos años fue
suya, hasta que la Guardia Civil de Colmenar fue avisada y se presentó en el citado
lugar. Preguntado, dijo:

56
Ibídem.
57
Oficios de la Guardia Civil de Colmenar. Carpeta Asuntos Laborales. AHPM.
58
Ibídem.

43
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

“Tenía entendido se habían dado órdenes para que volvieran a labrarse por los colonos
despedidos en aquella fecha las fincas que en tales condiciones poseían, e igual precio
de rentas” 59.

A comienzos de abril se presentó en el puesto de la Guardia Civil de Colmenar
Alonso Martín Navarro, de sesenta y ocho años de edad, casado, natural de Málaga, con
domicilio en el Partido “Cerro del Moro”, lagar de los Leales de esta demarcación,
término municipal de Málaga, denunciando:

“Que en el mencionado partido se ha formado una sociedad, de la que es presidente un
tal José Meléndez, instalada en casa de un convecino, de cuya sociedad están
repartiendo obreros a varios colonos del repetido lugar; que al declarante se le
presentaron el día cinco del actual nueve de dichos obreros, manifestándole iban
mandados por el presidente de ellos, para que les diera trabajo, contestándole él no
estaba en condiciones de dar trabajo por no tener dinero para pagarles ni aún
herramientas para las operaciones, confirmando los presentados, que en tal caso se
estarían sentados hasta las cinco de la tarde sin trabajar y que a esta hora les tendría
que pagar el jornal de cinco pesetas; pues esa era la orden que llevaban de su repetido
presidente; que esto ocurrió sobre las ocho horas del día citado, sentándose en efecto el
personal en cuestión, permaneciendo en este estado hasta las doce del mismo día, que
el que habla optó por darles las pocas herramientas que tenía para que cavaran en una
finca de su propiedad, dando de mano en el trabajo a las cinco horas, durante el cual
tuvieron los descansos de costumbre. En su consecuencia, les manifestó no les podía
pagar aquel día el jornal por falta de dinero en aquel momento, pero que se lo pagaría
tan pronto lo tuviera, a lo que advirtió hicieran el favor de no enviarle más personal,
dadas las razones expuestas de su situación económica, así como que el poco trabajo
que en la actualidad tiene que hacer, tienen tiempo de sobra para hacerlo él y su
familia. Pero que al día siguiente, o sea el seis, que el declarante estaba ausente de
Málaga, llegaron otros siete de los repetidos obreros, los que tomaron de su cuenta las
herramientas del día anterior y se pusieron a trabajar en las mismas condiciones,
teniendo entendido que esta operación la repetirán según ha manifestado el repetido
presidente, pues si en el de ayer no lo hicieron, fue causa de estar lloviendo” 60.

59
Oficio de la Guardia Civil de Colmenar. 8 de abril de 1936. Carpeta de Asuntos Laborales. AHPM.
60
Oficios de la Guardia Civil de Colmenar. Carpeta Asuntos Laborales. AHPM.

44
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

El día 8 de abril la Guardia Civil fue al referido sitio y encontró a siete hombres
sentados bajo un árbol en actitud pacífica. Eran Miguel Molina Barba, de 51 años de
edad, del Lagar de las Monjas; Antonio Meléndez Fernández, de 30 años, natural de
Olías y vecino de Málaga, domiciliado en el Partido de la Breña; Francisco Ranea Ruiz,
50 años, de Comares, domiciliado en el Partido de Santopita; José Peñuela García, 18
años, de Comares; Miguel Ruiz García, 18 años, de Comares, del Lagar de la Breña;
Antonio Baena Infante, 18 años, de Comares; Juan Ranea Gálvez, 14 años. Todos
aludieron, al ser preguntados, que fueron enviados por el Presidente y por el Secretario
de la Sociedad de Trabajadores “La Vegetación” del Lagar “Culimoja”, José Meléndez
Postigo y Juan Bautista Ríos. Además, se encontró un documento en el que estaban
inscritos el número de obreros que debían laborear distintas fincas: “Rengel”, 6 obreros;
“Fernando”, 2; “Ventorro”, 10; “Los leales”, 10.

1.5. La huelga de 1º de junio.

Las huelgas fueron los instrumentos de acción más efectivos del proletariado.
Todas las reivindicaciones laborales, a partir de febrero de 1936, tuvieron como
trasfondo la aprobación de las nuevas bases de trabajo. Si ya con el reparto ilegal de
obreros se ejerció coacción, las huelgas de la primavera se convocaron con la finalidad
de obligar a los propietarios que firmaran los acuerdos. Se registran los siguientes
puntos:

“El horario laboral será de 5 horas los meses noviembre, diciembre, enero y febrero y 6
horas y media, los restantes (…) Si la distancia de la zona de trabajo es de más de seis
kilómetro, queda el transporte a cargo del patrono y abonará además a razón de cinco
minutos el kilómetro (…) No se trabajarán horas extraordinarias (a destajo) mientras
existan obreros parados (…) Los patronos facilitarán a los trabajadores que pernocten
en el cortijo albergue adecuado e higiénico. El patrono abonará la mitad del jornal
restante en caso de lluvia e interrupción de la labor. No se despedirán a obreros en
caso de huelga legal (…) La mujer ganará las tres cuartas partes del jornal del

45
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

hombre>> 61. Los jornales variarán según la actividad agrícola, siendo entre 3´5 y 12
pesetas.

Ante la negativa de la patronal, se va a organizar una Huelga General para
primeros de junio, la más importante del año.

PRINCIPALES HUELGAS DESDE FEBRERO A JULIO DE 1936 EN LA AXARQUÍA
Pueblo Fecha apertura-fin Motivo Organizada por
Despido del administrador y
personal no afiliados a Empleados de la Fábrica
Vélez y Torre del Mar 9-16 mayo
sindicatos de la Fábrica de Larios en Torre del Mar
Larios
Árchez, Macharaviaya,
Ermita de Benagalbón, 14-16 mayo Solidaridad con Vélez y Torre UGT
Huertas de Gutiérrez,
Viñuela y Romanes 14-16 mayo Solidaridad con Vélez y Torre
Salares 14-17 mayo Solidaridad con Vélez y Torre UGT
Sedella 14-17 mayo Solidaridad con Vélez y Torre UGT
Borge 14-16 mayo Solidaridad con Vélez y Torre Sociedad “El Adelanto” UGT
Benamocarra 14-16 mayo Solidaridad con Vélez y Torre UGT
Iznate 14-16 mayo Solidaridad con Vélez y Torre Sociedad “La Vida” UGT
Arenas y Daimalos 14-16 mayo Solidaridad con Vélez y Torre UGT
Caleta y Lagos 14-16 mayo Solidaridad con Vélez y Torre UGT
Alcaucín 14-16 mayo Solidaridad con Vélez y Torre UGT
Trapiche y Voladeros 14-16 mayo Solidaridad con Vélez y Torre UGT
Solidaridad con Torre del
Mar y por Patronos no sacan Sociedad “Los Luchadores”
Almáchar 15-16 mayo
obreros de la Oficina de UGT
Colocación
Solidaridad con Torre del
Mar y por Patronos no sacan
Algarrobo 15-16 mayo UGT
obreros de la Oficina de
Colocación
Incumplimiento de Bases de Sociedad de Obreros
Vélez, Caleta y Torre del Mar 25 junio
trabajo Panaderos “la Espiga” UGT
Patronos no utilizan la
Iznate 24-28 mayo Sociedad “La Vid” UGT
Oficina de Colocación
Todos los pueblos de la Aprobación de nuevas bases
1- 12 julio Organizaciones UGT y CNT
Axarquía de trabajo
Torre del Mar, Colmenar, Solidaridad huelga Chóferes
26 mayo-6 julio
Comares, de Málaga

Las agitaciones durante la huelga no fueron violentas. A través de los informes
de la Guardia Civil nos percatamos de cierta tensión, principalmente, durante los
primeros días. A las jornadas restantes les siguieron momentos de calma.
Los manifestantes proclamaron la huelga total o <<revolucionaria>> y a primera
hora de la mañana bloquearon las salidas de los pueblos e impidieron que patronos o
esquiroles salieran al campo a trabajar. Se produjeron coacciones, obstaculizando a todo
aquel que intentara trabajar por su cuenta. Al mismo tiempo, las cuadrillas se paseaban
por las calles para cerciorarse de que ningún establecimiento estuviera abierto.

61
BOLETÍN OFICIAL de la PROVINCIA de MÁLAGA. Junio de 1936. AHPM. Carpeta Invasión de
fincas.

46
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

La noche del 6 de junio, en plena huelga, los patronos de Alfarnate acordaron
salir de sus casas y dirigirse a sus fincas para hacer alarde de su valor, “retando a la
clase obrera”. Las salidas de los pueblos estaban tomadas por los huelguistas, así que se
producen algunos choques, coacciones que no llegaron a mayores males. La Guardia
Civil temía que los dos bloques se enfrentasen y pidieron más refuerzos, pues sólo
contaban con dos parejas en el Cuartel. Ésta echó la culpa de esta situación al alcalde y
los obreros, en complicidad, porque incentivaban los enfrentamientos con la patronal.
El 9 de junio, cuando ya llevaban nueve días en huelga, un grupo de obreros se
quejaron ante el Ayuntamiento de Comares porque:

“Carecen de pan para llevar a sus hogares y en esta situación, caso de que los poderes
públicos no resuelvan con rapidez tal estado de cosas, están dispuestos antes de
perecer de hambre a tomar el pan donde lo hallen” 62.

Los pueblos quedaban incomunicados y la falta de harina se notaba al cabo de
unos días. Así que los Centros Obreros de la mayoría de las localidades axárquicas eran
conscientes de que aquella situación les perjudicaba, por lo que procedían a abrir las
tiendas de comestibles. Si bien en Benamocarra otro informe nos cuenta que:

“Durante la noche numerosos grupos se estacionaron en las avenidas de la villa para
evitar que el personal de otros pueblos sustrajeran de esta localidad los artículos
alimenticios” 63.

En Colmenar podemos hacer un recorrido, a través de los telegramas e informes
de la Guardia Civil, sobre la huelga agrícola de 1º de junio, el cual concluyó en esta
población el 12 del mismo mes sin incidencias apreciables.

62
Carpeta de Huelgas. AHPM
63
Ídem

47
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

RESUMEN HUELGA GENERAL 1º DE JUNIO EN COLMENAR

- Oficio de la alcaldía de Colmenar a la gobernación Civil: El presidente y
secretario de la Sociedad de Trabajadores de la Tierra y Oficios Varios de esta
localidad, en escrito fecha 27 del actual, me dice lo siguiente: “Tengo el deber
de comunicarle a V. que por acuerdo de la asamblea general celebrada esta
noche de la Sociedad de Trabajadores de la Tierra y oficios varios de esta
localidad se ha decidido ir a la huelga el día 1º de junio próximo como protesta
por la demora en aprobación las nuevas bases de trabajo del campo de esta
provincia, cuyo Comité de Huelga lo componen los compañeros Diego Palomo
Molina, Miguel Silva Granado, Antonio Gaspar Martín, Francisco Fernández
Pino, Juan Rando Ríos y José Martos Molina. Lo que comunico a usted para su
conocimiento y efecto. Colmenar 27 de mayo de 1936. El secretario Francisco
Molina, el presidente Francisco Gómez.
- Oficio de la Guardia Civil a la Gobernación: Tengo el honor de participar a
V.E., para su superior conocimiento y resolución que estime procedente, que
los obreros campesinos de la Sociedad existente en esta localidad, denominada
“Trabajadores de la Tierra y Oficios Varios”, tiene anunciada la huelga para el
1º de junio próximo venidero cuyo número de socio asciende a unos
ochocientos, y según rumor público tienen proyectado paralizar la industria y
comercio de la población, como también obligar a los ganaderos y caseros de
las casas de campo a que les secunden en el paro todo como protesta de no
haber sido aprobadas las nuevas bases de trabajo; significándole que en esta
población no existe más fuerza que el que suscribe, un cabo y cuatro guardias
segundos para mantener el orden público, caso de que llegara a alterarse,
proteger los edificios públicos y atender a los incidentes que durante el curso de
la huelga pudieran presentarse. 31 de mayo de 1936, Colmenar.
- Telegramas de la Guardia Civil a la Gobernación: 1º<<Huelga de este pueblo
continua más generalizada, no se han presentado denuncias ni ocurrido
incidentes tomando carácter coactivo rumor público cortarán aguas, asaltarán
comercios e impedirán entrada subsistencia para atenciones preferentes precisa
fuerza concentrada>> 2º <<8 día huelga este pueblo transcurrido sin novedad
no habiendo ocurrido incidentes coacciones igual días anteriores
manifestaciones patrullas no existen ánimos más pacíficos>>. 3º: <<Huelga este
pueblo transcurrido sin novedad persiste generalizada actitud obreros igual días
anteriores coacciones rumores saqueos más bien disminuyen>>. 4º: <<Quinto
día huelga este pueblo transcurre sin novedad no habiendo ocurrido incidentes
rumor público cortarán comunicaciones aguas asaltarán comercios coacciones
más bien disminuyen existen patrullas militarizadas por teniente alcalde que son
disueltas por fuerza pública>>. 5º <<noveno día huelga este pueblo transcurrido
sin novedad y sin incidentes siguen coacciones actitud obreros menos
provocativa>>.
- El 12 de junio cesa la huelga en Colmenar. La Pareja de la guardia civil de
Antequera regresa, puesto que ya no hay motivos para concentrar fuerzas.

48
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

1.6. Polarización: Anticlericalismo, manifestaciones y quema de archivos.

Sería imposible contar en estas líneas los factores que condujeron al país a la
incipiente polarización política. El ambiente que se respiraba en las capitales de
provincia estuvo bastante cargado de radicalismo y violencia. No fue el caso del mundo
rural, puesto que las batallas no se libraron por cuestiones meramente políticas, sino,
como antes hemos explicado, por reivindicaciones laborales. Sí es cierto que los dos
bloques llegaron a situaciones realmente farragosas, con la excepción de que no se llegó
a mayores males gracias a la intervención de alcaldes y delegados gubernativos. De
todas formas, hubo incidentes destacados: quema de archivos de los juzgados, destrozos
en iglesias o instigaciones a los patronos más derechistas por su posible vinculación con
el fascismo, término éste que adquirió mayor fuerza desde que se fundó el partido de
Falange Española en muchos municipios axárquicos a comienzos del 36.

Un caso paradigmático lo tenemos en Almáchar. Los propietarios de la
localidad, concentrados en torno al partido de la CEDA, tenían el respaldo del juez
municipal, propietario y aliado de la patronal a la vez, en los asuntos del Laboreo
Forzoso. El ambiente se caldeó hasta tal extremo que el Ayuntamiento ordenó a la
Guardia Civil el encarcelamiento de Pedro Gutiérrez Martín (juez municipal), José
Gámez Gutiérrez (médico titular) y 11 derechistas más. La fuerza publica se niega,
alegando no ser de su competencia (esta medida sólo podía gestionarla el Gobernador
Civil). Al mismo tiempo, los obreros vuelcan sus resentimientos sobre la benemérita por
la supuesta complicidad con la patronal; lo vuelcan también a la administración
provincial, señalando el caso de un patrono del pueblo encarcelado y puesto en libertad
al poco tiempo gracias a la influencia del secretario Fernando Benavides. Pero las
fricciones no acabaron ahí. La Sociedad de Trabajadores de la Tierra “Los Luchadores”
se quejaron ante el Gobierno Civil de que:

“Existen en el pueblo muchos elementos fascistas perturbadores del orden con sus
constantes provocaciones. El que más, varios propietarios de extrema derecha
calumniando al Gobierno y a la República” 64.

64
Oficio de la Alcaldía de Almáchar. Carpeta de sucesos. Archivo de la Gobernación. AHPM.

49
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

En Alfarnate se realizó un registro en el domicilio de Antonio Santos Moreno,
centro social de los patronos, porque se creía que se realizaban reuniones clandestinas
de fascistas con personas de derechas. Durante el registro no encontraron nada. No
obstante, se llegó a clausurar el local.
En Periana se tenía la sospecha (en plenas votaciones de febrero) de que
elementos fascistas estaban pertrechándose de armas sin licencia, traídas para un
“movimiento revolucionario”. Según el centro obrero, se reunían de ocho y media a
nueve y media de la noche en el café de Paco Fernández. Así que pidieron que se
registrara este lugar. Se llegó a decir que en el año 31 las “organizaciones caciquiles”
llegaron a tener en su sede “300 armas largas y 50 pistolas”. La situación llegó a ser
tan irracional que Manuel Bolaños Larrubia fue denunciado por tener a un perro “al que
llama Azaña. Por si esto supone un agravio” 65.
Pero esto no es todo. En Colmenar, al súbdito portugués, Joaquín Rufino, se le
llama la atención por “excitar a los jóvenes dando discursos agresivos en la plaza de los
Carros y dice en frases: - ¡¡Tengo quince leones en el Congreso que todo lo
arreglarán!! –“. Éste fue encarcelado en Málaga.

Por otro lado, al producirse la quema de archivos de los juzgados, sin duda
buscaron acabar con los pleitos y desahucios que se habían expedido entre 1933-35.
Tenemos varios ejemplos en el mes de marzo. En Sayalonga, el 17, un grupo de
manifestantes marchó al Ayuntamiento. Entraron en el edificio, sacaron varios
documentos y los quemaron en la puerta. En Árchez, el 18, varios exaltados penetraron
también en la Alcaldía, destrozando algunos libros de la recaudación municipal del
“Bancal Grande”. En Torrox, el 20, de similares consecuencias, en protesta contra unos
funcionarios, echaron papeles a una hoguera.

El anticlericalismo fue una de las patas cojas de la República. En la primavera
del 36 muchas iglesias de la Axarquía fueron clausuradas, se quitaron iconografías e
imágenes que durante mucho tiempo habían adornado hornacinas públicas. Se quisieron
expulsar a eclesiásticos e incluso prohibieron el culto en algunas localidades. Se
censuraron los toques de campanas, se agraviaba e insultaba a eclesiásticos, se

65
Oficio de la Alcaldía de Periana. Carpeta de sucesos. Archivo de la Gobernación. AHPM.

50
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

prohibieron las procesiones sagradas. Por todos estos motivos, los católicos se sintieron
“perseguidos”.
Este anticlericalismo, de tipo arcaico, el del pueblo, no tenía nada que ver con el
de corte republicano. La Iglesia siempre había representado a los ricos, coaligado con el
poder de la clase conservadora, por lo tanto los más pobres nunca fueron partícipes de la
“palabra divina”. A las iglesias sólo acudían familias de alto estatus, los cuales
apadrinaban santos o altares mediante donativos. Además, mientras que al entierro de
un fallecido pudiente siempre acudía el párroco, no lo hacía para los menesterosos.
Las muestras anticlericales se observaron en varios pueblos. Por ejemplo, en el
Borge, el día 21 de marzo de 1936, las juventudes socialistas instaron al Alcalde a
desalojar la iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Él edil les aconseja que aquello se
debería tramitar por lo legal, pero los interpelados le dijeron que lo harían ellos mismos,
si se oponía. Así fue como entre unos catorce individuos desalojaron la iglesia, santo
por santo, objeto por objeto, guardándolos en la sacristía bajo llave.
En Almáchar se producen grandes tensiones. La parroquia de San Mateo fue
clausurada por la alcaldía. Una noche de mayo, a las dos de la mañana, el vecindario
escuchó ruidos en el interior del edificio. Resulta que habían reunidas más de
veinticinco personas ejerciendo el culto de “la vigilancia de la Adoración nocturna”, el
cual se celebraba dos veces al mes. Las autoridades políticas tacharon aquello de
“reunión clandestina” porque participaban “más gente política que religiosa”. El lugar
fue desalojado y se exhorta a que no se hiciese más.
En Torre del Mar, debido a la rápida actuación de la guardia civil, interceptaron
a varias personas que intentaron sacar imágenes de la iglesia parroquial.
Los dos casos más extremos, sin embargo, se producen en Vélez-Málaga y en
Almayate Bajo. En el primer sitio, la tarde del 21 de marzo, se generan altercados de
gran importancia. Tres individuos penetraron en el convento de San Francisco
(desalojado desde hacía poco por exigencias de la clase obrera), registraron la
habitación del colegio y quemaron cuatro casullas. En la iglesia de las Carmelitas
descalzas rompieron una verja y derribaron figuras de escayola que adornaban las
hornacinas de la fachada exterior. En la iglesia de las Claras sustraen una cruz de plata,
unas tijeras y paños de escaso valor. En Almayate, el 21 de marzo, obreros asaltan la
Ermita de Gámez. Sacaron las imágenes, derribaron el arco de la torre del campanario,
destrozaron dos pilas bautismales, y echaron abajo un altar. Acto seguido se instaló el
centro obrero en el templo.

51
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

En todos estos lugares, las autoridades encarcelan a los más exaltados y se les
procesa; grupúsculos prontamente procesados.

1.7. Conclusiones.

A partir de aquí podemos deducir que la gran parte de los acontecimientos desde
la primavera hasta el verano de 1936 transcurrieron en la Axarquía paralelos a los del
país, aunque de forma más moderada. En lo referente al reparto ilegal de obreros,
actividad que el Gobierno Civil se esforzó por solventar, estuvo incitado por las
reivindicaciones de las organizaciones obreras, mientras que los ayuntamientos se
mostraron a veces a favor de ello, otras en contra o, en ocasiones, lo intentaron
solucionarlo lo mejor que pudieron. Esto, junto a las huelgas que se declararon por el
incumplimiento de las bases de trabajo, formaron parte de la dinámica típica de los
movimientos obrero en una joven Democracia cuyas reformas se tropezaron con el
bloque social que antes ostentaba la hegemonía.
Ha quedado claro que las tensiones en el medio rural tuvieron un catalizador: la
Reforma Agraria. La República regularizó las cuestiones laborales, inexistentes en
etapas anteriores. Pero esta regularización no siguió unas pautas estables. Al ganar el
centro-derecha en el 33, las reformas se paralizaron y muchos obreros pagaron con el
despido el haber llevado a un patrono ante un Jurado Mixto o por haberles hecho
reclamaciones: Los altibajos en el proceso reformador produjo el desmoronamiento
de convenios entre los dos conjuntos, lo que acrecentó diferencias y discordias.
La polarización política fue otro aliciente más con la expansión del fascismo en
Europa también se proyectó en España. En las principales ciudades españolas se
libraban duros enfrentamientos en el que sindicalistas y falangistas se liquidaban
mutuamente. Se pueden rastrear muestras de ello en la comarca de la Axarquía:
Ordenamiento de registros por tenencia de armas, cacheos, injurias, denuncias a
consecuencia de reuniones clandestinas que nunca se llegan a hacer, miedo a un
movimiento subversivo por parte de las derechas, que desemboca, al mismo tiempo, en
un lenguaje revolucionario.
El anticlericalismo fue sin duda una de las notas predominantes en la violencia
posterior. A los curas se les recordaba como los aliados de las elites que siempre
tuvieron el poder, se les tachaba de antiprogresistas y “usurpadores” de la moral y

52
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

la educación. Contra ellos la misma República promulgó una serie de leyes
encaminadas a separar el binomio Iglesia – Estado y terminar con el monopolio moral
que tenían. Durante la primavera del 36 se exigieron que los curas se marcharan de los
pueblos y que la iglesia se convirtiera en Centros Políticos. Hubo episodios de asaltos a
edificios sagrados o intentos de desalojar los inmuebles.
La antipatía hacia la Guardia Civil ha sido otra cuestión poco estudiada en la
Axarquía. Se localizan casos de conflictos entre Ayuntamiento y Casa Cuartel por
cuestiones de orden público (Alfarnate, Periana, Almáchar, Colmenar). Sobre todo en
la práctica de encarcelamientos, registros o cacheos a patronos. Se pide a la Guardia
Civil realizarlas, pero éstos se niegan alegando que sólo el Gobierno Civil tiene potestad
para dar esas órdenes. También, como ocurrió en Periana, el alcalde Fernando Barroso
Raya los manda recluirse en el cuartel ante una manifestación de mujeres porque “nada
tenían que hacer ellos en la calle”. En Alfarnate y Almáchar los alcaldes envían oficios
a la capital explicando que este Cuerpo favorece a los patronos del municipio. Choques,
cargas o envestidas en momentos de manifestaciones forjaron enemistades.
Finalmente, en el contexto rural el origen de la violencia que eclosionará tras el
golpe militar se encuentra en las relaciones entre propietarios-jornaleros, en la
evolución del mismo; teniendo como escenario las reformas republicanas.

53
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

2. La insurrección en la capital.

A primera hora de la mañana del día 18 de julio la radio emite la noticia de un
alzamiento militar en Melilla. Todo el mundo escucha expectante la evolución de los
acontecimientos. Tratándose de este lugar, al no producirse en la Península, podría ser
un intento de sublevación más de los que se habían producido en los años anteriores. En
ese caso, el Estado lo aplastaría rápidamente. Pero, debido a las circunstancias socio-
políticas del momento, no fue así.
Automáticamente, se expande la sublevación a gran parte de los cuarteles de
España. Guiados por oficiales insurrectos, se pretendía declarar el estado de guerra. En
Málaga los militares más comprometidos, entre dudas, organizaron una compañía y
salen a las 5 de la tarde del cuartel de Capuchinos.
Se trató de un pronunciamiento al más estilo decimonónico. Una Compañía,
guiada por oficiales sediciosos al son del ritmo de la banda militar, se dirige al edificio
del Gobierno Civil para proclamar el estado de guerra y controlar puntos estratégicos
(Aduana, Telégrafos, Ayuntamiento, Telefónica). Hasta aquí el aspecto corriente de la
operación. Ahora bien, al contrario que épocas pasadas, los sediciosos se van a enfrentar
con una novedad: una división ideológica enorme, producto de la intensa polarización
política que arrastró a oficiales, soldados rasos, guardias de asalto, carabineros, guardias
civiles y policías urbanas. A todo esto se sumó la intervención de las masas obreras,
cuya actuación supuso refuerzos importantes, aunque no vitales en un principio.
Conforme la tropa sublevada se dirigía al Gobierno Civil, los transeúntes la
vitoreaban creyendo que iban a ser embarcados rumbo a Melilla con el objeto de frenar
la insurrección en aquel lugar. El magistrado Atilano Lorente González le explica en
una carta a su sobrino lo ocurrido en aquellos momentos:

“El día 18 de julio (sábado) a las cinco de la tarde salió del Cuartel una Compañía con
bandera y música al objeto de declarar el estado de guerra. Me dio mala impresión
dicha fuerza, pues el Gobernador Civil no había declinado el bando, me acerqué a la
fuerza y vi que era mandado por un capitán, que habían echado del Cuerpo de Asalto y
conocido por sus ideas contrarias al régimen. Con los puños en alto encarándome con
el capitán grité a todo pulmón: - ¡Viva la República! – Contestó el pueblo a mi viva,
mas no así la fuerza; antes bien pude observar la contrariedad que ello causó al

54
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

capitán; entonces y para cerciorarme bien de sus intenciones di otro grito de - ¡Viva el
Ejército de la República!-, el mismo silencio por parte de la fuerza. Comprendí
entonces que eran sublevados (…) Lo verdaderamente extraño era que el capitán no me
matase a mí. No comprendía el porqué no lo hizo, después ya me lo he explicado de
esta manera. El capitán llevaba la misión de apoderarse del Gobierno Civil y no quiso
precipitar los sucesos” 66.

A la altura de la Plaza de la Marina, los soldados son refrenados. Comienzan los
tiroteos. Josefa Jiménez Arjona tenía 9 años entonces y nos explica que:

“Yo vivía en la calle Jaboneros. Como era verano mi madre me llevaba todas las tardes
a bañarme por el Faro, no podíamos ir andando muy lejos y ni siquiera podíamos
coger el tranvía. Y entrando ya por el parque, en Correos, vimos a los guardias de
asalto vestidos de gris y frente a ellos una hilera de caballos de la guardia civil.
Entonces dijo uno de los guardias de asalto: - ¿Qué estarán tramando estos hijos de
mala madre? -. Nosotros continuamos y mi madre dijo: - hoy un bañito y ligerito -.
Mientras nos bañábamos veíamos continuamente aviones pasar de un lado a otro. Al
regresar y llegando a la Plaza de la Constitución se formó un tiroteo y nosotros allí en
medio. ¿Qué hacemos? Nos tuvimos que meter por el pasaje de Marmolejos en una
portería. Allí sólo escuchábamos tiros y más tiros. No podíamos salir. Cuando la cosa
se aplacó un poco, salimos corriendo para cruzar el puente que nos llevaba al barrio
de la Trinidad. Pero al cruzar el puente, otro tiroteo. Por el Barrio de la Trinidad antes
de llegar a calle jaboneros, otro tiroteo. Y nosotros en medio. Hasta que llegamos a mi
casa y desde la ventana veíamos toda calle Mármoles la gente disparando. Entonces, se
terminaron los tiros” 67.

Luís Ramos Díaz de Vila, teniente de Carabineros, tenía conocimiento sobre el
alzamiento antes de producirse gracias a su hermano Francisco, nexo entre los
conspiradores malagueños y Sevilla. Como la fecha en el que se estimaba dar el golpe
se había adelantado tras el asesinato de Calvo Sotelo, a muchos militares les pilló de
improviso. Luís, vestido de paisano:

66
Sumario nº 10/1937 contra Atilano Lorente González, Felipe Barea Viniegras y Francisco Bermúdez
del Río. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga.
67
Testimonio personal de Remedios Jiménez Arjona, Málaga. Propio de mi investigación.

55
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

“Se incorporó a las fuerzas sublevadas cooperando a tomar la Telefónica,
marchándose después de haber dejado allí una sección con un sargento”. Momentos
después, “el capitán Huelin le encomendó recogiera su sección y esperara las órdenes
del Teniente Coronel de su Comandancia, marchando entre un diluvio de disparos por
el puerto hasta llegar al primer puesto de la sección, que estaba como a unos cuantos
kilómetros de Málaga” 68.

A su vez, el alcalde de Málaga, Eugenio Entrambasaguas Caracuel, se hallaba
congregado en el Ayuntamiento con la Junta de Festejos. Estaban examinando los
proyectos de iluminación de la feria de agosto cuando:

“Sintió tumulto y ruido de disparos en la calle, informándole la Guardia Municipal y
elementos del Cuerpo de Bomberos, que eran debidos a un movimiento militar y que
estaban declarando el estado de guerra”.

En seguida un gran número de personas que se encontraban en el Parque y huían
del fuego pidieron asilo en el edifico, a lo que el alcalde accedió. A continuación:

“ordenó quedaran cerradas las puertas de la Casa Consistorial y también ordenó a
todas las fuerzas municipales y personal que se encontraba en la casa no hicieran
fuego ni resistencia, disposición que quedó cumplida durante toda la noche” 69.

68
Declaración de Luís Ramos Díaz de Vila, en el Sumario nº 32/1937, proceso contra el mismo. Archivo
del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga.
69
Declaración del procesado en el Sumario nº 7/1937, proceso contra Eugenio Entrambasaguas Caracuel.
Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga.

56
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Corporación del Ayuntamiento de Málaga. Febrero de 1936. Eugenio Entrambasaguas Caracuel en
el centro con la vara de mando.

Los combates duraron toda la tarde. Atilano Lorente, que se unió a la resistencia
atrincherada en el edifico del Gobierno Civil, nos vuelve a contar:

“Comenzó el fuego, se les impidió seguir hacia el Gobierno (a las tropas sublevadas),
tomaron los teléfonos y mientras tanto nos hicimos fuerte en el Gobierno Civil
apoyados por el pueblo y fuerzas de Asalto, que se mantuvieron fieles desde el primer
momento. Fueron dos horas de inquietud, nos atrincheramos en el Gobierno. Nos
conminaron con la rendición y les contestamos haciéndoles fuego tan intenso que
retrocedieron y les tomamos teléfonos, estábamos salvados, pues en aquel entonces la
Guardia Civil y Carabineros se colocaron a nuestro lado y se organizaron las milicias.
Los sublevados se entregaron (pues se vieron abandonados de los soldados, que se
pusieron a nuestro lado y los jefes con el General fueron hechos prisioneros” 70.

70
Sumario nº 10/1937 contra Atilano Lorente González, Felipe Barea Viniegras y Francisco Bermúdez
del Río. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga.

57
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Falló el intento de golpe de Estado en Málaga, pero fracasó por motivos bien
definidos. Primero, escasez de soldados para dar el golpe. Antonio Nadal nos habla que
sólo una compañía <<la 3ª de la 1º>> salió a proclamar el estado de guerra, la cual
estaba integrada por <<unos 75 hombres – entre ellos de 15 a 20 cuotas añadidas para
mayor garantía de la compañía –>> 71. La tropa no encontró el apoyo de falangistas y
sectores sociales de Acción Católica comprometidos, aunque sí fue reforzada
modestamente con guardias civiles que se unieron a ellos, en concreto <<una sección de
caballería>> con unas 26 unidades 72, más otras tantas secciones que parten por la
noche. El caso es que eran suficientes para controlar edificios estratégicos, pero no para
combatir ante un posible obstáculo, lo que sucedió realmente con la vital lealtad de la
Guardia de Asalto y de grupos de civiles armados (los primeros milicianos). Sólo era
cuestión de tiempo que las masas obreras pretendieran armarse y, de este modo, ya no
tendrían ninguna posibilidad. No obstante, al oscurecer de ese día, la batalla quedó en
tablas.
En segundo lugar, la única salida de los sublevados fue la de esperar refuerzos
desde Marruecos. Málaga jugaba un papel importante como puente entre Melilla y
Andalucía y la necesidad de proteger el puerto ante la llegada de tropas por mar fue una
labor primordial. No obstante, estas tropas nunca llegaron y la situación cada vez fue
más crítica.
Y en tercer y último lugar, llegada la noche se produce deserciones de soldados
y guardias civiles. Parece ser que la confusa hueste actuó en función de órdenes a las
que tenían que obedecer, aunque, enterados de los verdaderos propósitos de los
oficiales, se adhirieron al gobierno republicano. De este modo, los oficiales facciosos
vieron cómo su tropa se quedaba exánime. Intentaron contactar con Sevilla. No
recibieron respuesta. Así que se vieron obligados a capitular.
La mañana del día 19 de junio Málaga amanece bajo la República. Pese a ello, el
golpe militar abrió la caja de Pandora y comienza una escala de violencia sin
precedentes. Se ha encendido la mecha del odio y desde el 19 hasta el 22 de Julio, las
masas enfervorizadas se echan a la calle replegando su odio clasista hacia el bloque
contrario. Se queman locales políticos de Acción Popular, Falange, edificios de
periódicos conservadores como Unión Mercantil, Diario de Málaga; se saquea y

71
NADAL, ANTONIO: la Guerra Civil en Málaga. Arguval. Málaga, 2003. pág. 30
72
RAMOS HITOS, JUAN A.: Guerra Civil en Málaga. 1936-1937. Revisión histórica. Algazara.
Málaga, 2003. pág. 100

58
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

destruye en casas y almacenes de personajes acomodadas y potencialmente derechistas
como el Marqués de Larios y establecimientos de Estrada, Temboury, Romero Raggio;
se requisan coches y se marcan con siglas del Frente Popular: CNT, FAI, UGT, UHP.
Se producen detenciones y se prenden a eclesiásticos.

El popular de Málaga. El 1º de la guerra. 23 de Julio de 1936

La noche del 18 al 19 muchas personas ilustres presenciaron la rabia de las
masas y los incendios de la ciudad. Gerald Brenan y su mujer Gamel Woolsey se
despertaron súbitamente cuando observaron lo siguiente:

“Málaga, extendida a lo largo y ancho de la bahía, estaba bajo una cortina de humo.
La ciudad se ocultaba y el humo se adentraba en el mar. Málaga estaba
quemándose” 73.

Empezaron a aparecer camiones repletos de hombres armados que bajaban por la
carretera a gran velocidad, levantando el brazo izquierdo con el saludo del Frente
Popular, gritando ¡Salud!, cantando la Internacional. Llevaban pintadas las iniciales de
los partidos de la izquierda, CNT, UGT y FAI. Gamel nos cuenta:

73
En <<GERALD BRENAN y GAMEL WOOLSEY. Testigos de la Historia (Churriana, Julio de 1936)>>.
GUARDEÑO LUQUE, SERGIO. Revista Jábega, nº 85. 2000.

59
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

“Había habido una lucha entre algunos soldados que habían intentado asaltar el
edificio de la Gobernación Civil y los guardias de asalto y los soldados abandonaron a
sus oficiales. Luego, al alba, los barrios pobres se levantaron y quemaron muchas
casas” 74.

Aspecto del edificio de la Aduana, día 19 de julio.

Edward Norton, ex-cónsul británico afincado en el Limonar nos narra:

“Las calles estaban tranquilas cuando Nell y yo bajamos en coche al centro de la
ciudad la mañana del 18 de julio. Algunos huelguistas habían vuelto al trabajo, había
una fila de taxis en la Alameda y funcionaban los tranvías. Alrededor de la gran
estructura que era a la vez aduana, jefatura de policía, cárcel y sede del Gobierno
Civil, estaban apostadas secciones de la Guardia de Asalto mientras otros entraban y
salían por la amplia entrada a toda prisa. No había anda anormal en un poco de
actividad policial, por lo que no sospechamos nada. Las tiendas estaban abiertas y las
amas de casa abarrotaban los mercados. Los periódicos matutinos no nos ofrecían

74
En <<GERALD BRENAN y GAMEL WOOLSEY. Testigos de la Historia (Churriana, Julio de 1936)>>.
GUARDEÑO LUQUE, SERGIO. Revista Jábega, nº 85. 2000.

60
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

ninguna noticia. La censura era estricta, durante semanas no nos habían dado más que
noticias falsas sobre España. A eso de las once en el mercado, oímos rumores de un
sublevación militar en el norte de África, donde las tropas de una serie de plazas, al
mando de no se sabía qué general, se habían alzado contra el gobierno. Nadie sabía
nada en realidad. De vuelta a casa, parecía haber mayor actividad en los alrededores
de la Aduana, donde grupos de trabajadores estaban discutiendo con los guardias de
Asalto. No le dimos ninguna importancia.
Almorzamos en un rincón soleado de nuestro jardín bajo los pinos (…) Había llenado
la pipa e iba a coger una cerilla cuando, procedente de la ciudad, se oyó un estrépito
de fuego de fusiles. Nell abrió los ojos de par en par. De forma mecánica miré el reloj.
Eran las seis de la tarde.
Corrimos hacia el borde de la terraza, mirando fijamente el hueco de la montaña que
nos separaba del centro de Málaga. Cerca de nuestra casa las calles estaban desiertas
pero en la parte alta del Camino Nuevo, por la ladera de la montaña, había hombres
corriendo y gritando. Algunos llevaban pistolas. Más allá de la montaña el estruendo
de los fusiles era más fuerte y las ametralladoras disparaban. Bajando la calle, a unos
noventa metros en el cuartel de la Guardia Civil, un sargento y diez hombres estaban
fuera, patrullando con sus fusiles en banderola. Había combates en la ciudad pero la
Guardia Civil no había salido. Intentamos llamar por teléfono pero no había línea
(…)” 75.

El día 18 de julio la vida transcurre con normalidad en el campo. Sólo las
autoridades políticas de Vélez-Málaga, ya por la tarde, reciben instrucciones del
Gobierno Civil pidiendo ayuda. Muchos sindicalistas del municipio, escasamente
armados y en camiones requisados, se dirigieron a la capital aquella misma noche. Para
entonces, los sublevados ya se habían rendido.
Respecto al resto de la comarca, la noticia del “movimiento subversivo” no llegó
hasta dos días después de los sucesos, momento en el cual se activaron los engranajes
de la “Revolución”.

75
NORTON, EDWARD: Testimonios de un americano sobre la Guerra Civil Española. Publicaciones de
la Universidad de Málaga, 2004. págs. 103-107.

61
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

3. LA REVOLUCIÓN

3.1. Testimonios de los pueblos.

La nueva situación creada tras la sublevación de los militares conllevó un
fenómeno político excepcional que duró siete meses. Las instituciones republicanas, que
con anterioridad ejercían su potestad, se desploman completamente. Los ayuntamientos
son suplantados por comités de índole sindicalista, aunque también hubo casos en que la
abalanza entre Ayuntamiento-Comité estuvo regulada. Málaga, pues, quedó para la
República, pero seguidamente se abre un proceso revolucionario sin precedentes. En el
ámbito rural, las características principales de este período se resumen en los siguientes
puntos:

- Se producen colectivizaciones de tierras;
- se requisan productos agrícola y ganado;
- las iglesias, por norma general, después de producirse la quema iconoclasta, se
convirtieron en “Economatos” (llamados Centros también) donde el Comité
suministraban alimentos al pueblo mediante “vales”;
- Se produce una quema sistemática de documentos religiosos, judiciales y
municipales.
- se producen “topes”, en el que cuadrillas de obreros, sin labrar la tierra, exigían
jornales que los patronos tuvieron que pagar forzosamente a riesgo de verse
denunciados a las milicias;
- se producen saqueos incontrolados de casas abandonadas por sus dueños, que
solían ser los domicilios de los más pudientes del pueblo;
- desaparece las fuerzas del orden público, suplantadas por las milicias: jóvenes
sindicalistas armados con escopetas o pistolas incautadas a la Guardia Civil o a
propietarios de las mismas;
- hubo a los pocos días de estallar la guerra una oleada de encarcelamientos de
elementos derechistas;
- brota una cruenta represión contra labradores, industriales, farmacéuticos,
jueces, profesiones liberales y políticos de derecha (burguesía); que toma
matices de “lucha de clases”;

62
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Bernardo Vela Díaz

Bernardo Vela Díaz, natural del Borge, hace alusión a estos momentos:

Tenía unos 10 años cuando la guerra (…) Aquí había personas que siempre habían sido socialistas,
los que formaron el comité: Antonio El Mellizo, la mujer de Mercedes la Palomina, También el Cañete
que había sido guardia civil, pues su padre también lo mataron. El “puchero” también.
Aquí el Comité puso la cosa en plan comunismo: nada más que no había nada de nadie, que todo el
mundo trabajara y que todo el mundo tenía derecho a una ración de comida y que todo el mundo fuera
para la iglesia a cogerlo. Que yo me acuerdo que tenía unos 10 o 12 años y me acordaba que muchas
veces me decían los milicianos a dónde tenía que ir con las bestias parar cargar trigo. Íbamos a las
Rozas y con cuatro bestias nos cogíamos del cortijo cargas de trigo y las llevábamos al pueblo, las
metíamos por detrás del altar mayor, en una habitación que antes había una virgen, sirvió de granero y
vaciábamos el trigo allí. También fui a por trigo a San Rafael y otros campos del Borge. Estábamos
obligados a llevar el trigo a la iglesia y aquí nadie cobraba, sino que todo el mundo con su trabajo tenía
derecho a raciones de comida. Tipo comunismo. En las labores del campo (…) Cuando arábamos
recuerdo que las lindes dejaron de existir como tal ya que la tierra pertenecía a todos. Antes las
personas tenían lindes, como ahora, que delimita su tierra, pero con el sistema este del comunismo no
había delimitaciones y cavábamos todo seguido como si fuera todo de todo el mundo. Hubo muchos que
cavaron en las tierras de otro y las suyas quedaron sin cavar. Todo no se pudieron cavar (la guerra
duró aquí menos de 7 meses).
(…) Yo escuché decir que vinieron los milicianos de Almáchar una tarde y dijeron - ¿Todavía
está la iglesia sin quemar? – entonces echaron las puertas abajo y entraron, y quemaron las cosas en
una hoguera que hicieron en la puerta del ayuntamiento. De eso si me acuerdo. La candela estuvo
echando llamas muchas horas. Yo me acuerdo que vaciaron la iglesia totalmente. El Altar Mayor y las
vigas que lo sujetaban a la pared también las arrancaron y todo lo echaron al fuego. También los
bancos de madera, un palco, los santos, todo fue a parar a la hoguera. La iglesia quedó limpia. Así que
la iglesia quedó como almacén y metieron cajas de pasas y otras cosas. En la sacristía daban las
raciones de comida. El Comité hacía una lista con los nombres y el número de personas de una familia y
le daban la ración en función de aquello. Yo me acuerdo que “frasquito el del cuarterón” hacía los
vales para las alpargatas. Una vez me enviaron a las Rozas y me traje una vaca y la amarré en el rejal
de la ventana de la casa de la Higinia. Creo que los milicianos la mataron y allí se la comieron. Mi
padre tenía una choza en el campo con un borrico y los del Comité fueron a por él para acarrear leña
para los hornos con los que hacía pan para el pueblo. Los hornos estaban al lado de la iglesia.

63
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Josefa Narváez Román, de Riogordo, hija del presidente del Comité de su
pueblo, Antonio Narváez Cebrián. Tenía 8 años cuando estalla la guerra.

Mi padre era muy socialista. Aquí, cuando estalló el Movimiento, había revuelos en la calle, salía la
gente joven por la noche y armaban mucho jaleo. Y mi padre en el Ayuntamiento, la casa que hay ahora
frente al actual Ayuntamiento, salía al balcón y les decía a los jóvenes que se marcharan a dormir
porque lo único que estaban consiguiendo con ello era molestar. Pero no le hacían caso.
En aquel tiempo se pasaba mucha hambre y lo que paso es que iban a los cortijos y requisaban
animales, chivos, cabras y se las traían para guardarlos en la Iglesia, en la cual habían quemado cosas
y destrozados sus imágenes y santos y se utilizó como almacén. Mi padre propuso que los santos se
guardaran detrás de un tabique en la sacristía y así se protegieran para lo que pudiese pasar después.
Pero no le hicieron caso y las imágenes de la Iglesia y de la Ermita fueron rotas, algunas tiradas por el
puente. La Iglesia se convirtió en almacén y lo llamaban “el Centro”, porque aquí llevaban garbanzos,
carne y alimento de los cortijos y los repartían luego. La gente podía ir con sus cestas y se las llenaban
de comida. A mi, mi abuela me mandó con una cesta y me la llenaron. Cuando llegó mi padre del
ayuntamiento, vio la cesta y dijo:
- ¿Quién Ha traído esto?
- Yo. – Contesté – Me ha mandado la abuela.
Entonces me dijo que fuera inmediatamente al Centro y le dijera al hombre que me llenó la cesta que
en nombre de mi padre me desocupéis la cesta. Y así lo hicieron. Luego volví a la casa.
Otra vez, a la salida del pueblo, cerca del puente había una cuesta muy alta y arriba había un
edificio que le decían la Carioca. Allí llegaron con chivos y los guisaron. Entonces a mi padre le
invitaron a comer pero él no quiso ir. Le llevaron, pues, un plato a su casa para que lo probara. Sin
embargo, mi padre contestó:
- Esto no lo he sudado yo, por lo tanto no me lo como. Así que llevarse la carne que no la quiero.
Éste que le trajo el plato le dijo:
- Mira, Antonio, si esto cambiara, el primero al que cortaban la cabeza era a ti.
- Pues bueno, me la cortaría, - volvió a contestar – pero con la conciencia tranquila.
Durante el revuelo que se armó en el pueblo también saquearon casas de señoritos. La casa de Paco
Molina fue despojada hasta de sus muebles. Cualquiera podía entrar adentro y llevarse lo que fuese. Y
una tía mía se llevó una mesa muy bonita de madera. Pero mi padre lo vio y le dijo que lo devolviera
corriendo:
- donde yo viva no quiero un alfiler que no sea mío.
Así de justo era mi padre. Todo el mundo lo quería y hacía favores a mucha gente, y al que le hizo
más favores fue el que firmó la denuncia que le mató. Dicen que lo emborracharon para obligarle a
firmar. La gente estaba exaltada.

En Vélez-Málaga, Francisco Cazorla Díaz nos cuenta lo que aconteció:

Cuando estalla la guerra y secretamente se reúnen en el Ayuntamiento y se diluye el
ayuntamiento y se constituye el comité de enlace del Frente Popular. Otro pleno, el día después de que
entren las tropas de Franco, que en el acta constituyente se ve la represión. En Vélez republicanos eran:
Farmacia Bustamante, un hombre que se encuentra en la candidatura de las actas antes del ´37. Tengo
que escudriñar la historia porque me parece que la primera mujer que interviene aquí en política es una
mujer de Benamargosa, en un partido republicano (se ríe), es muy curioso.
Entonces tu coges la calle del comercio (actual calle de las Tiendas) y republicanos eran:
Antonio Molina de la tienda los Espejos; Guillermo Téllez, en frente de mi casa, el de las maderas,
cofrade por un lado, republicano por otro; Braulio Murciano, una gran persona, muy humano; Don
Juan Acuña, cuyo abuelo murió cuando la guerra, lo mataron. El padre de Marcelino Méndez, Méndez
Hoyo, que tenía una tienda de comestibles donde yo iba a comprar. Me pedía una cola de bacalao y me

64
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

lo iba comiendo por el camino con la sal que tenía aquello.
Las juventudes de Vélez iban al Ayuntamiento a escuchar a Queipo de Llano y sus bravatas y se
formó un batallón que no llegó a ir al frente. Las monjas y los curas tuvieron que huir. Pero es curioso,
mi madre tenía en mi casa escondida a tres monjas, porque una de ellas era prima de un vecino, que era
requetés, el cual tenía una vena extraviada (se ríe), le llamaban el “bocahacha” (Se vuelve a reír)
además, otro vecino mío que era sillero nos amenazaba y nos decía que iba a ir a mi casa y con un
hacha nos iba a cortar la cabeza. También había uno que le decían el “camisón”, y éste era medio loco,
era motorista. Cogía la moto y corría y trepaba por las paredes arriba. Era de la CNT y como éste
estaban los mecánicos que pusieron su cuartel en el convento de San Francisco. Y yo entraba con los
niños por las ventanas que tenían los cristales rotos a ver lo que había allí dentro y veíamos los
camiones y los coches y sus cosas… (Silencio) y yo sigo de aprendiz. Al poco tiempo los cañonazos una
noche. Le metieron fuego al teatro el Principal que estaba lleno de fusiles, armas y pólvora porque
decían que el frente se había roto y las tropas de Franco estaban al caer.

Adoración Vegas Guerrero

La situación en Alfarnatejo nos lo describe muy bien Adoración Vegas
Guerrero, de 81 años:

Un día la gente comenzó a decir que se había levantado una guerra. Hay guerra. Al poco, vinieron unos
camiones con milicianos que decían venían de Málaga. La gente decía: - ahí viene camiones con
personas armadas -. Aquí al lado del ayuntamiento pusieron el cuartel anarquista y más arriba junto a
la iglesia estaba el de los comunistas. Aquí iban y venían relevando a los que estaban en la avanzadilla,
el frente que está a unos tres kilómetros en el Puerto de los Alazores. Todavía se conserva allí restos de
trincheras. Cada vez que paso por allí pienso cuántas penas estarán allí enterradas. Los milicianos eran
toda gente forastera. De Málaga, Granada.
Aquí todos teníamos para comer malamente. Hambre no teníamos, teníamos un guarro matado – lo que
había en los pueblos – pero aquí pan y aceite no faltaba. Gente rica con dinero no había, eran gentes
con 5 o 6 fanegas de tierra que les daba de comer a los que menos tenían. Fueron uno o dos a los que
metieron en la cárcel en un principio, pero los soltaron corriendo. “Olivero”, Antonio Pascual
Rodríguez, era el más rico porque mandaba en los cortijos de allí arriba. Vivíamos muy felices hasta
que llegó la guerra.
Aquí se formó un Comité en el que pagaban 2 reales o 3 chicas, nada, para pagar la luz del local. Mi
abuelo tenía por aquel entonces 70 o 80 años y me dijo una vez que fuéramos al centro a ver lo que
decían allí los obreros que hablaban del campo y del trabajo. Iba mucha gente.
En la sacristía de la iglesia pusieron como una tienda y allí iba la gente a comprar con vales. Los
vecinos adquirían aceite, harina, ropa, carne o pan. Antiguamente en todas las casas se amasaba pan,

65
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

pero con el Comité se puso un horno que hacía pan para todos. También incautaron los molinos para
moler el trigo y hacer harina.
Un día arreglaron los santos para que se lo llevaran cada uno a su casa porque decían que vendrían los
milicianos y los quemarían. Entonces, muchos vecinos de aquí se llevaron un santo para esconderlo.
Pero vino la columna de milicianos y realizaron registros y dieron con todos hasta que los quemaron.
Pero los que quemaron las imágenes no eran de este pueblo.
Los milicianos algunos eran buena gente, otros eran presidiarios que estaban suelto desde la guerra.
Éstos últimos se metían con todo el mundo y eran de la FAI, anarquistas. Ellos decían que “cuando
acabemos con esto vamos a empezar otra con los comunistas”. Así de mal se llevaban. Un día, como las
niñas iban a por café del bueno a la tasca porque lo traían los milicianos, fui a escondidas de mi madre
(porque antes no había café, era un grano que lo lavábamos y lo tostábamos en una sartén y le
echábamos una “mijilla” de azúcar si había; pero no era café). Entonces entré y un miliciano me dijo: -
a ti no te conozco yo, ¿tú quién eres? – y le contesté que venía con mi amiga a por café. Y cogió el
miliciano un puñado de tostadas fritas y me las echó en el faldón.

En Colmenar también nos cuentan 76:

Yo, cuando se estalló la guerra, me encontraba en un cortijo fuera del pueblo. Mi
padre venía al pueblo a vender leña y yo le acompañaba. Recuerdo que durante el
revuelo le dijeron que estaba obligado a rellenar unos papeles para el sindicato.
Pero al final no los rellenó. Se que el Comité de las Juventudes Socialistas lo
formaron en el Palacio, al lado de la Iglesia de la Asunción. Y que, justo antes de
la entrada de las fuerzas nacionales quemaron los papeles con la lista de los
integrantes del Comité por miedo a que tomaran represalias contra ellos.

3.2. El Comité de Enlace y el Ayuntamiento de Colmenar

¿Qué ocurre tras la derrota golpista en la provincia de Málaga? Sucede que se
abre un periodo de siete meses en el que los partidos políticos del Frente Popular y los
organismos sindicales tomarán el poder absoluto en los municipios. La República yacía
paralizada, carente de efectivos para frenar la insurrección, ya que el ejército se
encontraba totalmente dividido y no confiaba en él. Quizá, por este motivo el Gobierno
cedió armas a los obreros que se convirtieron en fuerza de choque en las principales
capitales de España. No obstante, al proporcionarles armas, tomaron ellos mismos la
iniciativa de cumplir las prerrogativas que tantas veces habían soñado: la Revolución
Social. Hasta que el Gobierno central no se reconfigurara, mucho después, el país se

76
Testimonio personal de Francisco Sánchez Sánchez (a) Frasco el de las pitas, Colmenar. Propio de mi
investigación.

66
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

sumiría en una total división en el que cada provincia, cada ciudad y cada pueblo se
auto gobierna independientemente.
Los instrumentos de las organizaciones proletarias serán los comités,
<<organismos unitarios de las fuerzas populares y obreras>> 77, que <<intervinieron
directamente en la gestión de los aparatos de poder>> 78. Los pilares del régimen
republicano se desploman. En lugar de ellos, comités integrados por sindicatos y
partidos de izquierdas. Tales cuadros organizativos, como consecuencia del golpe
militar y de la coyuntura del rearme, serán reconocidos como sostén del régimen.
Por otro lado, estos organismos, que prescindirán de la legalidad establecida, no
siempre surgieron para destruir las bases del sistema republicano79. De este modo, se
debate la naturaleza “Dual” durante los primeros meses de guerra. Es el <<Doble
Poder>> 80 del que habla Pierre Vilar. Se ha hablado que los Comités convivieron,
suplantaron o se compenetraron con las instituciones gubernativas: los Ayuntamientos o
los Gobiernos Civiles. Sin embargo, hay que matizar este hecho debido a la
heterogeneidad.
En el caso de la Axarquía la pérdida de la potestad de los ayuntamientos se
encuentra totalmente reflejada en las Actas Capitulares, materialización del
funcionamiento del sistema legal político, cuyas reuniones no pasaron de una o dos
durante los siete meses antes de a caída de la provincia.

77
NADAL, ANTONIO: La Guerra Civil en Málaga. Arguval. Málaga. 2003. Pág. 127
78
PRIETO BORREGO, LUCIA: La Guerra Civil en Marbella. Revolución y represión en un pueblo de
la costa. Ediciones Universidad de Málaga. Málaga. 1998.
79
AROSTEGUI, JULIO; En <<Los componentes sociales y políticos>>. TUÑÓN DE LARA et allí: La
Guerra Civil Española. 50 años después. Editorial Labor. 1989. Barcelona. Pág. 56
80
VILAR, PIERRE: La Guerra Civil Española. Biblioteca de la Guerra Civil. Planta DeAgostini.
Barcelona. 2005. pág. 96.

67
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Sellos del Comité de Enlace de Colmenar

COMITÉ DE ENLACE DEL FRENTE POPULAR. COLMENAR

Presidentes: Antonio Gaspar Martín (Partido Comunista) y José Rodríguez Muñoz
(Partido Socialista)
Ordenanzas, Comité de Abastos: Miguel Gaspar Martín (Partido Comunista)
Comité de Incautación: Miguel Fernández Barba (presidente del Partido Socialista)
Comité de Ganadería: Fernando Gómez
Vocales: Miguel Silva Granado (Partido Comunista), Francisco Gómez Navarro
(presidente de la UGT), Lorenzo Quintana Quintana (UGT), Antonio Rodríguez
Olmedo (Izquierda Republicana), Miguel Molina Barba (vicepresidente Partido
Socialista), Antonio Barba Corpas (Partido Socialista).
Pascual Corpas Serrano y José Corpas Serrano (alguaciles del Comité)
Sebastián Molina Serrano

Central Teléfonos: sede del Comité de Enlace
Iglesia Parroquial: Casa del Pueblo y Economato
Casa de José Sánchez Molina: sede del comité de milicias y del Partido Comunista.
Casa-Teatro: sede obrera
Casa de los Rodríguez Muñoz: Administración de correos.

68
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

La trayectoria política de Colmenar desde el 18 de Julio de 1936 hasta el 7 de
Febrero de 1937, fecha en que las tropas nacionales conquistan el pueblo, se puede
resumir así:

- Parálisis de la vida política municipal hasta diciembre del 36 y desplome de
la antigua corporación de signo republicano.
- En esos primeros meses, preponderancia del Comité que tomará las decisiones
estando por encima del Ayuntamiento.
- Luego a finales de año se forma una corporación de signo comunista, formado
por el alcalde Francisco García Palomo, lo que conllevo la suplantación del
Comité por una Gestora.
- También, superposición de cargos (dos veces se cambian de alcalde y
concejales).
- Y por último, carestía económica en el Ayuntamiento (sin sueldos para
funcionarios, sin recaudación).

El Comité de Enlace era un organismo único, pues no se atomizó como en otros
pueblos que tenían un mayor número de habitantes, como es el caso de Vélez-Málaga.
Entre los miembros del mismo se repartieron las comisiones que se venían ejerciendo
anteriormente: abasto, agricultura, trabajo; con la novedad del comité de guerra o de
milicias. Cada órgano no actuaba independientemente, sino en conjunto y de forma
asamblearia. Incluso el cargo de presidente iban rotando entre sus miembros. Miguel
Gaspar Martín, del Comité de Abasto, cuenta:

“Que durante el movimiento rojo en su pueblo fue nombrado ordenanzas en el
Comité de Enlace, siendo su misión despachar los vales de gasolina y comestibles, no
habiendo usado armas, ni formado parte de patrullas. Que es cierto perteneciera al
Partido Comunista, pero como afiliado nada más” 81.

81
Sumario nº 860/1943, proceso contra Miguel Gaspar Martín. Archivo del Juzgado Togado Militar
Territorial nº 24 de Málaga.

69
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Antonio Barba Corpas (a) el Moro, vocal del Comité, dice:

“Con anterioridad al Movimiento estaba afiliado al Partido Socialista. En el mes de
septiembre de 1936 fue elegido miembro del Comité del pueblo de su naturaleza (…) El
Comité estaba formado por el presidente Antonio Gaspar Martín, y como vocales
Miguel Silva Granado, Lorenzo Quintana Quintana, Miguel Gaspar Martín, hermano
del presidente, Antonio Rodríguez Olmedo y el declarante, cuyo cargo estuvo
ejerciendo hasta los últimos días del año 1936, que pasó a pertenecer a una Comisión
Gestora que fue nombrada” 82.

Un informe de la guardia Civil del pueblo, hablando de un miembro del comité,
Lorenzo Quintana Quintana, fechado el 13 de julio de 1939, explica:

“Practicadas gestiones para conocer los hechos por él cometidos como miembro del
Comité revolucionario, resulta, que el mencionado sujeto, antes del glorioso
Movimiento Nacional no estuvo afiliado a ningún partido político ni sindical y observó
buena conducta. Ya iniciado el Movimiento se afilió a la UGT, fue miembro de los
comités de Enlace y Abastos desde mediados de enero de 1937 hasta la liberación de la
población por el Ejército Nacional, huyendo hacia Almería antes de la liberación” 83.

Otro informe que aparece en el atestado contra Miguel Fernández Barba aclara
que:

“Concejal que fue del ayuntamiento durante la época roja, y afiliado al Partido
Socialista: presidente del Partido Socialista desde 1936 y concejal socialista en los
primeros días de 1937. Habiendo intervenido en la detención de Antonio Martín
Gálvez, requisas de grano de Doña Isabel Molina Báez, habiendo pertenecido al
Comité del pueblo de Colmenar, marchándose voluntariamente a la zona roja a la
liberación de esta capital por las fuerzas nacionales” 84.

82
Sumario nº 29/1939, proceso contra Lorenzo Quintana Quintana y Antonio Barba Corpas. Archivo del
Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga
83
Ibídem.
84
Auto procesamiento, 25 de mayo de 1940. En el Sumario nº 672-143/1939, proceso contra Miguel
Fernández Barba. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga

70
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

En gran medida, muchos miembros eran de condición moderada y tuvieron que
camuflar su ideología “no-revolucionaria”. Antonio Rodríguez Olmedo (a) Clarín nos
cuenta:

“Que con anterioridad al 18 de julio de 1936 y desde febrero de 1936 ejerció el cargo
de concejal del partido radical en la comisión gestora de Colmenar (…) Se afilió a la
CNT donde forzosamente tuvo que ejercer el cargo de miliciano por un día solamente.
Que durante unos 12 días perteneció al Comité de Enlace, del cual debido a su
actuación poco revolucionaria y moderada fue amenazado de muerte por tres sujetos
delegados de una columna que operaba en Alfarnate” 85.

Poco después del golpe militar, se quemaron los archivos de varios edificios
públicos: el registro de la propiedad, los de quintas y reemplazos, los parroquiales, las
plantillas del personal del Ayuntamiento, etc. No se trató de un acto incontrolado, sino
que tuvo “motivos revolucionarios”. Los archivos parroquiales, porque rechazaban a la
Iglesia como Institución; los de la propiedad, para acabar con las escrituras de tierras
con el fin de repartirlas. Ansiaban, con ello, acabar con el antiguo cuadro de poder y
prodigar la ansiada revolución social.
La mencionada quema de documentos se produjo la noche del 10 al 11 de agosto
del 36. Antonio Rodríguez Olmedo, miembro del Comité, participó en la misma y
explica que:

“En ocasión de encontrarse con el llamado José Rodríguez Muñoz, presidente del
Comité de Enlace, la noche a que se refiere la presente, con un individuo llamado Juan
Alarcón Muñoz, empezaron todos a echar libros y papeles a la calle para que lo
quemaran todo y una vez verificado se marchó al ayuntamiento donde se encontraban
sacando los documentos del mismo para ser quemados ayudando a lo que le mandaban.
Una vez verificado, subió en dirección a su casa y es cuando iba por la inmediación de
la misma oyó un disparo y al presentarme donde se estaba quemando el archivo del
registro de la propiedad que se encontraba en una escuela que existe en la calle de la

85
Extracto del auto-resumen del 22 de noviembre de 1939. En el Sumario nº 13/1940, proceso contra
Antonio Rodríguez Olmedo, Antonio Gómez Sánchez, Cristóbal Pérez Palomo, Manuel Martín Molina,
Antonio Mateos Maese, Diego Fernández Molina, Diego Palomo Molina y Pedro Ortega Molina. Archivo
del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga

71
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Iglesia, pudo enterarse que lo había hecho un hijo de Juan y María conocido por Barba
Sánchez, y después de terminado se marchó a su casa en la calle Calvo Sotelo, nº 37” 86.

Pedro Ortega Molina también presenció lo ocurrió:

“Encontrándose sentado en la puerta de su casa que linda con la del Padrón donde se
encontraba instalado el registro de la propiedad observó que daban grandes golpes y
alboroto por lo que se aproximó a la calle inmediatamente y al primero que se encontró
fue a un barbero que lo conocía por el nombre de José Pérez y le participó que la gente
se encontraba tirando los libros y papeles a la calle, acto seguido se marchó para la
plaza de España a la casa de un primo hermano suyo de donde había salido un
momento antes de encontrarse sentado en su puerta para decirle al mismo llamado
Diego Fernández Molina, que debía de cerrar la puerta porque se encontraba el pueblo
alborotado, saliendo los dos juntos y al llegar a la terminación de la calle Comandante
Anguita, y dar vista a la del Generalísimo Franco, se encontraron con una patrulla de
personas y al aproximarse la misma a ellos, observó que venía entre los mismos el
presidente del Centro de Enlace, cuñado del declarante, llamado José Rodríguez
Muñoz y al fijarse mirando a lo último de la calle que estaba ardiendo lo del registro le
dijo al referido Rodríguez que donde iban a quemar los papeles del ayuntamiento,
siguiendo la patrulla citada hacia el ayuntamiento, quemándose el otro y en cuya acto
fue llamado por la señorita Ana Díaz Rodríguez para participarle muy asustada que
qué era lo que iba a pasar aquella noche, a lo que le contestó que no se asustara que le
había dicho que iban a quemar papeles del ayuntamiento y que al asomarse por
curiosidad vio que el individuo Antonio Rodríguez Clarín estaba echando papeles a la
hoguera, pudiendo penetrar en el ayuntamiento para rogarle a su cuñado que era el
citado presidente que no quemaran los libros y enseres no pudieron salvar de que
fueran quemados más que la enciclopedia de Espasa y varios libros” 87.

Relativo a las actas capitulares, existen las anotaciones de diez diligencias
firmadas por el secretario Juan Molina, cuyas sesiones ordinarias correspondientes a los
días indicados que no se pudieron celebrar a causa de la no concurrencia de los señores

86
Sumario nº 13/1940, proceso contra Antonio Rodríguez Olmedo, Antonio Gómez Sánchez, Cristóbal
Pérez Palomo, Manuel Martín Molina, Antonio Mateos Maese, Diego Fernández Molina, Diego Palomo
Molina y Pedro Ortega Molina. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga
87
Sumario nº 13/1940.

72
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Concejales y del Alcalde. Estos días son el 20, 26 y 27 de Agosto, el 3, 10, 17 y 24 de
Septiembre; y el 2, 8, 15 de Octubre. A lo largo de los meses de Julio, Agosto,
Septiembre y finales de Octubre, la inoperancia es total. El primer pleno, tras esta
fluctuación, se celebra el 22 de Octubre de 1936 motivado por las transformaciones
llevadas a cabo tras el ascenso de Largo Caballero al Gobierno de la República:
reorganización del aparato estatal, lento proceso de recuperación del Gobierno y sus
delegados 88. Por consiguiente, los Comités desaparecieron y en su lugar aparecieron
autoridades convencionales de los gobernadores civiles. Pero todo este cambio no tuvo
efecto completo hasta el 16 de Diciembre del ´36. En la Provincia de Málaga fueron
nulos.
Este primer pleno está integrado por:

Alcalde Concejales

Pedro Molina Sánchez Antonio Rodríguez García
Antonio Barba Corpas
José Martín Vegas
Diego Martín Molina
Juan Gómez Navarro
Pedro Martín Molina
Francisco Palomo Báez
(depositario)
Juan Molina Vallejo
(secretario-interventor)

Este pleno se caracterizó por la ausencia del secretario:

“Encontrándose enfermo en cama con fiebre y una fuerte bronquitis; solicita con
arreglo al art. 32 del Reglamento de Secretario, Interventores y empleados municipales
en general, le sea concedido un mes de licencia por enfermo; la corporación
constándole ser cierto cuanto dice el contenido del referido oficio, acuerda concederle
el mes de licencia por enfermo solicitado>> 89.

88
AROSTEGUI, JULIO: <<Componentes Sociales>> en la Guerra Civil Española. 50 años después.
Labor. Barcelona. 1989. Página 68.
89
Actas de Pleno. Ayuntamiento de Colmenar.

73
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

En vez de Juan Molina, el puesto de secretario pasará a Antonio Cano.
El siguiente pleno se celebra ya en el año 1937 y el encabezado dice así: <<Acta
de posesión del nuevo Ayuntamiento>> 90, cuyo significado conllevó lo anteriormente
mencionado. La peculiaridad está en el cambio completo de la plantilla de Concejales.
Se va a votar el cargo de Alcalde, Tenientes Alcaldes, Síndico y suplente, y se leerá el
oficio del Gobierno Civil que reflejará los cambios introducidos por Largo Caballero.

Concejales
Lorenzo Quintana Quintana
(U.G.T.)
Alcalde Diego Navarro Montañez
Miguel Fernández Barba (Izquierda Republicana)
(Partido Socialista) Miguel Silva Granado
(Partido Comunista)
José Martín Vega
Francisco García Palomo
(Partido Comunista)
Juan Rodríguez Muñoz
(Partido Socialista)

90
Actas de Pleno. Ayuntamiento de Colmenar.

74
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Relación nominal de personas que han
ostentado cargos directivos en el Partido
Comunista de Colmenar: Total 80 militantes 91

Secretario General: Francisco Palomo García
Secretario Organizador: Diego Pérez Molina
Secretario Agitación y Propaganda.: Juan Rueda
Secretario Administrativo: Miguel Gaspar
Secretario Sindical: Cristóbal Sánchez Sánchez
Secretario Juvenil: Miguel Silva Granados
Presidente: Francisco García Palomo

En el documento, fechado el 23 de Enero a las dos de la tarde, se dice:

“Acto seguido el Secretario actualmente, dio lectura íntegra de un oficio del Excmo. Sr.
Gobernador Civil de la provincia de fecha 22 del actual nº 35, por el que se nombra
Concejales de este Ayuntamiento a los compañeros anteriormente reseñados (…)
abandonando el Alcalde saliente la presidencia e invitando que pase a ocuparla el
Concejal de más edad, Miguel Fernández Barba. La presidencia interina dispuso que
se procediese a la elección de Alcalde a cuyo efecto fue depositada en la mesa una urna
en la que fueron introducidas una por una las papeletas las que sacadas por la
Presidencia y leídos en alta voz su contenido resultó el siguiente escrutinio: para el
cargo de Alcalde presidente Francisco García Palomo, con cinco votos; Miguel
Fernández Barba, un voto, y Miguel Silva Granado, un voto. Así habiendo resultado
con cinco votos, o sea mayoría absoluta del total de Concejales el compañero
Francisco García Palomo, queda proclamado Alcalde-presidente y pasa a ocupar la
presidencia recibiendo las insignias del cargo. De igual manera se procedió a la
elección del cargo del Primer Teniente Alcalde, dando el siguiente resultado: Miguel
Silva Granado, seis votos, y Lorenzo Quintana Quintana, un voto; y habiendo obtenido
el compañero Miguel Silva Granado, seis votos o sea mayoría absoluta, queda
proclamado Primer Teniente de Alcalde, pasando a ocuparlo.
Así mismo, se procedió a la elección de 2º Teniente de Alcalde, dando el siguiente
resultado: Lorenzo Quintana Quintana, cinco votos; Diego Navarro Montañez, un voto
y Juan Rodríguez Muñoz un voto; y habiendo obtenido mayoría absoluta el compañero

91
NADAL, ANTONIO: La guerra Civil en Málaga. Editorial Arguval. Málaga. 2003. pág. 312

75
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Lorenzo Quintana Quintana queda proclamado 2º Teniente de Alcalde, pasando a
ocuparlo.
De igual manera se procedió a la designación del Síndico, resultando elegido por cinco
votos Diego Navarro Montañez y Juan Rodríguez Muñoz, dos votos; y para suplente de
Síndico, José Martín Vegas por cinco votos, y Miguel Fernández Barba, dos votos;
quedando elegido como Síndico Diego Navarro Montañez y suplente José Martín Vega.
Así mismo acuerda la Corporación celebrar sesión los jueves de cada semana a las
ocho de la noche” 92.

Al mimo tiempo se leía el contenido del oficio enviado por el Gobierno Civil
para que:

“(…) cesen todos los Comités que vienen actuando en esta localidad; acuerda dirigir
oficios a los Comités de Enlace y Ganadería participándole el cese inmediato de los
mismos por orden de la Superioridad y que se sirvan hacer entrega todo cuanto posean,
al Ayuntamiento” 93.

El 30 de Enero de 1937 se celebra el último pleno de la corporación republicana
en guerra en el pueblo de Colmenar. Es nombrado un nuevo Alcalde, Francisco García
Palomo. En este Pleno se resuelve el Repartimiento General de Utilidades del año 1937
con los siguientes contribuyentes:

• Francisco Molina Rosado, por rústica.
• María Molina Molina, por urbana.
• Manuel Sánchez Molina, por rústica.
• Antonio Ortigosa Córdoba, por industrial.
• Cristóbal Molina Báez, parte personal, por rustica.
• Juan Palomo Podadera, parte personal, por urbana.
• José Ruiz Benítez, parte personal, por industria y comercio.

A las dos de la tarde se reunieron en el salón de sesiones de la Casa
Ayuntamiento el “camarada Alcalde” Francisco García Palomo y los mismos
92
Actas de Pleno 23 de Enero 1937. Ayuntamiento de Colmenar.
93
Actas de Pleno 23 de Enero 1937. Ayuntamiento de Colmenar.

76
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Concejales. Este pleno debatió exclusivamente las cuestiones económicas, ya de por sí
bastante precarias:

“Así mismo la presidencia expuso a los reunidos la situación en que se encontraban el
Ayuntamiento que es bastante delicada, puesto que se les adeuda a los funcionarios
varias mensualidades y además a causa de los pocos ingresos, no podía atenderse las
múltiples atenciones que pasan sobre los Municipios, proponía a los compañeros que
habiendo solo como valores al Ayuntamiento después de la quema, tan solo el
Repartimiento General de Utilidades del año 1935, y aunque muchos vecinos abonan
sus cuotas, otros se encuentran en descubierto” 94.

Además, se les da un plazo de 10 días para realizar los correspondientes
ingresos. Como se verá más adelante, no les da tiempo a nada. Las tropas nacionales
estaban a punto de caer.

Plaza de la Constitución de Colmenar, centro neurálgico del pueblo.

94
Actas de Pleno 30 de Enero 1937. Ayuntamiento de Colmenar.

77
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Al mismo tiempo se acuerda:

“los nombramientos de los compañeros Concejales Diego Navarro Montañez y Miguel
Fernández Barba para la Comisión Local de Refugiados: a los compañeros Lorenzo
Quintana Quintana y Miguel Fernández Barba para la Comisión de Abastos” 95.

Según el Pleno, desde hace unos cuatro meses el pueblo carecía de médico. De
los dos que había, uno se había exentado y otro se encontraba en la Sanidad Militar. Así,
pedirán uno para atender a los 700 refugiados que se encontraban en el pueblo 96.

3. 3. Economía de guerra.

La Revolución se va a caracterizar por una economía controlada por el Comité
de Enlace: incautación de ganado, bienes, cultivos, fábricas. No se llegan a colectivizar
las tierras en esta localidad, en gran medida porque no hubo tiempo. Mas las
propiedades de un gran número de propietarios e industriales que huyeron a zona
nacional pasaron a mano de las organizaciones obreras.
Desde el inicio de la guerra el Comité ordenó que partidas de milicianos
recorriesen los Pagos y Lagares del municipio. Tendrán por misión traer a la Iglesia,
convertida en Economato, cebada, trigo, harina, chivos, cabras o mulas que servirán
para el abastecimiento de las milicias en los frentes y, principalmente, para repartirlas
entre la población, la cual ya no se sentía atada a la clase hegemónica de antaño.

95
Ibídem.
96
Como ya veremos más adelante, la afluencia de refugiados provenientes de la zona nacional será una
constante a partir de la caída de Loja y, después, con la de Alhama de Granada.

78
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Interior de la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de las Candelarias antes de ser quemada. Se
convirtió en Economato.

Isabel García Gómez, natural de Colmenar y con domicilio en calle Agua nº 4,
tenía tierras en Antequera, en la finca de Fuensanta. Tenía guardados 73 fanegas de
cebada embasadas en sacos que pensaba llevárselas a su casa para venderlas en Málaga;
pero la guerra llegó. El Comité procedió a incautarse de la cebada para el pueblo como
tantos otros productos de los labradores. A mediados de agosto el Comité se reunió con
los arrieros de la localidad y les ordenó que recogieran los productos de las fincas
asignadas. Aquel mes se celebraron varias reuniones en el Centro Obrero con el mismo
fin.
Uno de estos arrieros era Antonio Romero Repiso (a) Catape y nos dice:

“Que sobre el mes de agosto publicaron un bando en el que se ordenaba
comparecieran todos los arrieros en la Sociedad como así tuvieron que hacerlo.- Que
el presidente de ella, les ordenó fuesen al Cortijo de la Fuensanta, del término de
Antequera con sus borricos y unos cuantos milicianos para que se trajesen una cebada

79
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

que allí había para evitar que se la llevasen de otro pueblo.- Que así lo hicieron por no
tener más remedio y el dicente trajo un solo porte dejándolo en la Iglesia, convertida
por aquel tiempo en Casa del Pueblo” 97.

Otro arriero, Antonio Alarcón Barba (a) Moro afirma:

“Que se tuvo que apuntar a la UGT ya bastante empezado el Movimiento porque no le
dejaban trabajar en su oficio de arriero a que ha estado siempre dedicado.- Que en el
mes de agosto de 1936 reunidos en la Sociedad, el presidente les ordenó que tenían que
ir al Cortijo de la Fuensanta del término de Antequera por un viaje de cebada, antes
que se la llevaran de otros pueblos, acompañados de unos milicianos cosa que no
tuvieron más remedio que hacer, trayéndose el dicente dos fanegas en una mula y
dejándola en la Iglesia, convertida en la Casa del Pueblo.- Que no tuvo que ir a ningún
sitio más por no habérselo obligado como en esta ocasión.- Siguiendo dedicado a su
oficio de arriero” 98.

A consecuencia del descontrol administrativo, el Comité obraba sellando los
silos de muchos propietarios que se circunscribían en el Municipio para que los
milicianos de otros pueblos no se hicieran con el grano existente. Así nos lo cuenta
Isabel Molina Báez en la finca de su propiedad, que:

“Un día ignorando con seguridad el mismo, pero del mes de septiembre del año 36, se
presentó el Miguel Fernández Barba, acompañado de un individuo del Comité de
Enlace apodado el Moro y le pidieron las llaves del granero para el trigo que tenía, y
en el acto se las entregó, y subieron y cuando bajaron le participaron que habían
puesto un sello del Comité para que no abrieran la puerta y no sacaran trigo del
mismo, y en días posteriores se presentan, van con camionetas y se llevaban el grano
que deseaban” 99.

97
Sumario nº 56 y 5128/1940, proceso contra Antonio Romero Repiso y Antonio Alarcón Barba. Archivo
del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga
98
Sumario nº 56 y 5128/1940.
99
Declaración de Isabel Molina Báez. En el Sumario nº 672-143/1939, proceso contra Miguel Fernández
Barba. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga.

80
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

La Iglesia era el centro de distribución-abastecimiento. Desde aquí se expedían
vales con los que repartían géneros a los vecinos del pueblo. Se crearon varios comités
en función de la actividad. Un Comité de Ganadería, que se encargaría de controlar y
repartir el rebaño incautado. Un Comité de Agricultura, que llevaría el tema de las
tareas agrícolas. Un Comité de Abastos, dedicado a la requisa de productos y su
distribución.
No tenemos datos exactos de las fincas incautadas. Si bien a través de los
archivos de los consejos de guerra, se esclarece que el peso de las incautaciones recayó
sobre la familia de los Molina, Juan y Bartolomé Molina Fernández, herederos del
caciquismo rural.

VALE DEL COMITÉ DE GANADERÍA. Dice: <<Se autoriza a los compañeros de los hospitales de
sangre y a un miembro de este comité para que puedan retirar dos o tres ovejas de esta piara del
comité. Que es compañero Juan Rando que ha sido atendido con dicha (ilegible). Por el presidente.
Fernando Gómez>>.

81
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Antonio Palomo Martín, de 89 años, natural de Colmenar, nos narra los
acontecimientos en este período 100:

Al estallar la guerra, creo que en el mes de Agosto, saquearon las cosas de la iglesia y
destrozaron la imagen de la virgen de la Candelaria que se encontraba en la ermita que
lleva su nombre. Las cosas fueron quemadas en el lugar que hoy se llama el Campo
Santillo, un llano al lado de la ermita. Mi madre pudo salvar uno de los adornos de la
virgen, una cruz o relicario (se va a un cuarto contiguo y me enseña una cruz de cuero
adornada, está muy deteriorada y parece muy antigua).
La iglesia fue desocupada de sus pertenencias y allí metieron grano, aceite y otras cosas
que cogían de las fincas de los que tenían tierras. Muchos propietarios se quitaron del
medio, pero otros se quedaron. Así ocurrió con Juan Fernández Díaz, a cuya finca, el
Cortijo Napolín, llegaron los milicianos del pueblo y se llevaron muchos chivos que él
tenía y alimentos. Una vez llegado aquí los de Franco se le entregó una lista a este señor
con los presuntos sospechosos de haber participados en estos hechos. Él sólo tenía que
firmar. Pero no lo hizo. Respondió que no vio a nadie hacer eso, pese a le habían quitado
muchas cosas. Este señor era muy buena persona.

Otra práctica coactiva fueron los “topes”. Su precedente había sido el laboreo de
tierras sin el consentimiento de los dueños en la etapa anterior. Ahora, faltos de fuerzas
del orden que parara esta actividad, la implantaron sin tapujos. Pero ésta acarrearía, a
largo plazo, la ruina económica de los patronos. Estaban obligados a pagar los jornales
incluso cuando no se habían trabajado y, en caso de no hacerlo, se las verían con el
Comité.
Hay un caso en el Partido del Cerro del Moro, cuyos propietarios, para cubrirse
las espaldas, animaron a Miguel Molina Barba a formar una agrupación ugetista con la
que salvaguardaría sus intereses ante los topes. Éste declaró en el sumario que más tarde
le hicieron que:

“Antes de la dominación roja era vicepresidente de la agrupación socialista por
consejo de los patronos que le dijeron se inscribiera para procurar defenderlos, y al
iniciarse el movimiento de acuerdo con los patronos formaron una agrupación de la
CNT a fin de poderlos proteger. Que un día fue llamado por Pedro Muñoz dueño de la
finca Trevenes para que procurar arreglar el que no fueran los obreros que le habían
mandado para hacer pies de olivo porque no podía costearlos” 101.

100
Testimonio personal de Antonio Palomo Martín, Colmenar. Propio de mi investigación.
101
Sumario nº 107/1937, proceso contra Miguel Molina Barba, Francisco Baena Infantes, Juan Postigo
Muñoz, José Sánchez Cano y José Pino Luque. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de
Málaga

82
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

La hija de Pedro Muñoz, Ana Muñoz Martín, dijo:

“Se encontraba la declarante acompañando a su padre Pedro Muñoz Rodríguez
(asesinado por los rojos) cuando se presentó en su casa Miguel Molina Barba (a)
Boina, acompañado de Francisco Baena y otros (…) que el Molina fue con la
pretensión de llevarse dos cabras, lo que efectuó, y el padre de la declarante le invitó a
entrar en la casa para hablarle y convencerle que no les enviara niños a trabajar, que
le enviara hombres que trabajan mejor y son más conscientes de su actos” 102.

Por otro lado, la situación económica del Ayuntamiento no era favorable. A
mediados de agosto las autoridades concejiles abren las arcas municipales con el
siguiente resultado:

ACTAS DE ARQUEO EXTRAORDINARIO DEL DÍA 12 DE AGOSTO DE 1936

En la Villa de Colmenar a doce de agosto de mil novecientos treinta y seis, se
reunieron en el Salón de Sesiones; los Sres. D. PEDRO MOLINA SÁNCHEZ, Alcalde
entrante; D. ANTONIO RODRÍGUEZ GARCÍA, Alcalde saliente; el Depositario D.
FRANCISCO PALOMO BÁEZ y el Secretario-Interventor D. JUAN MOLINA
VALLEJO, al objeto de practicar arqueo extraordinario que dio principio por la
apertura de la Caja Municipal, que dio el siguiente resultado:

En Metálico
En billetes del banco de España………………………. 250 pesetas
En plata………………………………………………….96 pesetas
En calderilla……………………………………………..9´75 pesetas

En Valores
En un recibo acreditativo de haber satisfecho la Caja Municipal, a los
presos del Deposito Municipal, los socorros y cuya cantidad debe ser reintegrada a las
Caja por la Prisión Provincial, que importa…………………………….181´50 pesetas

TOTAL………………………………………………….537´25

Y siendo esta cantidad que aparece en Caja Municipal, nuevamente se deposita
en la misma; no pudiendo hacer las confrontación correspondiente con los libros de
Intervención y de Depositaria, por estar quemados y firman este acata por duplicado
todos los concurrentes.
102
Sumario nº 107/1937. Ibídem

83
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

No existió inactividad económica plena. Con el poco dinero que pudieron
recaudar se pagaron a algunos funcionarios. E incluso el alcalde realizó varios viajes a
la capital en el cual se entrevistó con el Gobernador Civil por cuestiones
administrativas. En el siguiente documento podemos ver el dinero que pagaron para las
actividades convenientes.

FONDOS MUNICIPALES

Fecha Cantidad Motivo
A Francisco Palomo Báez, depositario, por
2-10-36 50 viajes a Málaga con relación a la
Delegación de Hacienda
A José Bermúdez Villa, guarda municipal,
2-10-36 125´50
por sueldo del mes de julio
A Diego Pérez Fernández, guardia
2-10-36 75
municipal, por sueldos del mes de abril
A Diego Pérez Fernández, guardia
2-10-36 129
municipal, por sueldos del mes de mayo
A Francisco Moreno Trujillo, empleado de
2-10-36 33´34
arbitrios, por sueldo del mes de junio
A Francisco Moreno Trujillo, empleado de
2-10-36 176´70
arbitrios, por sueldo del mes de julio
A Juan Molina Vallejo, secretario del
2-10-36 541´60 ayuntamiento, por sueldo del mes de
febrero
A Antonio Cano Díaz, oficial de secretaría,
2-10-36 100
por sueldo del mes de febrero
A José del Corral, Papelería Helios,
2-10-36 96 Tipografía Hispánica, por material de
oficina
A Diego Pérez Bermúdez, comisionado de
2-10-36 10 quintas, por haber ido a la caja de reclutas
de Málaga a recoger cartillas militares
A Miguel Molina Ortega, guarda del agua,
2-10-36 55´65
por sueldo del mes de julio
A Miguel Molina Ortega, guarda del agua,
2-10-36 44´35
por sueldo del mes de junio
A Salvador Gavilán Palomo, conserje
2-10-36 30 enfermero clínico, por sueldo del mes de
agosto
2-10-36 50 La eléctrica, por pago de alumbrado

84
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

público
A Pedro Pérez Palomo, guarda del
2-10-36 110
cementerio, por sueldo del mes de mayo
Al alcalde Pedro Molina Sánchez, por
viajes a la capital para entrevistarse con el
Gobernador Civil, el Delegado de
Hacienda, al objeto de que intervengan
para que se les abone por la Hacienda a los
funcionarios los recargos municipales,
solicitar autorización para que se remitan
los padrones de Urbana, matrícula
31-10-36 150
industrial y patente de automóviles para
tener base para la confección de los
mismos para 1937, y con el fin de que por
el ministerio de la Gobernación se le
conceda a este municipio un subsidio, por
haber sido quemada toda la documentación
de las oficinas y archivos del
Ayuntamiento
Al alcalde Pedro Molina Sánchez, por
31-10-36 75
sueldo del mes de octubre
A José Bermúdez Villa, guarda municipal,
31-10-36 170´20
por sueldo del mes de agosto y septiembre
A Diego Pérez Fernández, guardia
31-10-36 160´35 municipal, por sueldos del mes de mayo y
junio
A Antonio Ballestero por materias de
31-10-36 54´40
alumbrado para el municipio
A Francisco Palomo Báez, por sueldo del
31-10-36 41´60
mes de la fecha
A José Supervilla, y Helios por material de
31-10-36 13´25
oficina para el Ayuntamiento
A Miguel Muñoz Molina, Estanquero, por
31-10-36 23´15
sellos y timbres
A Isabel Pérez Losa, sueldo por servicios
31-10-36 8
de limpieza en el Ayuntamiento
A José Moyano y Diego Pérez por viajes a
31-10-36 26
la capital por asuntos de quintas
A José Bueno y otros, por un saco de
cemento y tres jornales para el arreglo de
31-10-36 29
la tubería de las aguas en calle de la Mora
y Plazuela de los Carros
A Antonio Fernández Moral, por servicios
como enfermero en el Hospital de Sangre
31-10-36 50
de esta villa en los meses de agosto,
septiembre y octubre
Al alcalde Pedro Molina Sánchez, por
viajes a la capital para asistir a la
30-11-36 100
constitución del Comité Provincial de
Agricultura y entrevistarse con el Excmo.

85
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Sr. Gobernador Civil de la provincia y
Delegado de Hacienda, al objeto de
solventar asuntos del Ayuntamiento
A Juan Molina Vallejo, secretario del
30-11-36 210 ayuntamiento, por sueldo del mes de marzo
y abril
A Antonio Cano Díaz, oficial de secretaría,
30-11-36 273´92
por sueldos del mes de enero y febrero
A Antonio Ramírez de Málaga, por pago
30-11-36 4´95 de un bote de tinta para las oficinas del
Ayuntamiento
Blas Martínez Palomo, carpintero, sueldo
30-11-36 8 por compostura hecha en una puerta de un
estante de las oficinas del Ayuntamiento
A Isabel Pérez Losa, sueldo por servicios
30-11-36 8
de limpieza en el Ayuntamiento
Al alcalde Pedro Molina Sánchez, por
viajes a Málaga para gestionar cuestiones
30-11-36 150
en el Gobierno Civil y Delegación de
Hacienda
A Antonio Ballestero de Málaga, por
30-11-36 21
material de alumbrado público
A Blas Díaz Gómez y Francisco Palomino
Muñoz, por jornales y yeso invertidos en el
31-12-36 131´75
levantamiento de una pared de la casa del
Ayuntamiento
A Miguel Muñoz Molina, por un almuerzo
31-12-36 5 servido al Sr. Delegado del Excmo.
Gobernador Civil y al chofer 103
A Juan Guzmán, maestro nacional,
31-12-36 10
donativo para los huérfanos de la guerra
A Blas Martínez Palomo, carpintero, por
31-12-36 15 trabajo de un ataúd para una niña de un
refugiado
Al alcalde por tres viajes a la capital para
retirar de la Delegación de Hacienda las
matrices y lista de industrial; retirar
cartillas del Comité Provincial para los
23-1-37 132´50 refugiados y visitar al Excmo. Gobernador
Civil para que fuera entregado al
Ayuntamiento el metálico y la existencia
del Comité de Enlace, acordado por la
Comisión de refugiados.
A Miguel Muñoz Molina, estanquero, por
23-1-37 10´90 pago de sellos y folios para el
Ayuntamiento, por el reintegro de los

103
Esto significa que el delegado del Gobierno Civil estuvo en Colmenar, seguramente para mediatizar en
la formación de la Gestora que en febrero se lleva a cabo como formación de una nueva corporación
vinculado a los cambios que intenta llevar a cabo Largo Caballero para acabar con los Comités.

86
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

documentos cobratorios de rústica, urbana
e industrial del año actual
A José Bermúdez Villa, guardia municipal,
23-1-37 804´46
por sueldos
A Diego Pérez Fernández, guardia
23-1-37 82´40
municipal, por sueldos
A Francisco Palomo Báez, depositario, por
23-1-37 35
sueldo del mes de diciembre
A Francisco Moreno Trujillo, empleado de
23-1-37 66.95 arbitrios, por sueldo del mes de octubre del
pasado año
A Juan Molina Vallejo, secretario del
23-1-37 63 ayuntamiento, por sueldo del mes de abril
del pasado año
A Antonio Cano Díaz, oficial mayor de
23-1-37 41´40 secretaría, sueldos de febrero y mayo del
año pasado
A Isabel Pérez Loza, por limpieza de
23-1-37 8
oficinas en el mes de diciembre
A Miguel Molina Ortega, guarda del agua,
23-1-37 75 por sueldos del mes de septiembre y
octubre del pasado año
A Pedro Pérez Palomo, guarda del
23-1-37 25 cementerio, por sueldo del mes de
septiembre del año pasado

3. 4. Imágenes y santos pasto de la “llama de la Revolución”.

De entre las fatalidades ocurridas a lo largo de la guerra civil hay que destacar la
represión contra el sector eclesiástico. Aún hoy en día se nos antoja incomprensible
hacer frente a la cifra de sacerdotes asesinados y templos sagrados destruidos 104. ¿Cómo
es posible que en un país con un profundo sentido católico, paladín del Vaticano, se
llevaran a cabo procesos de descristianización y una represión tan brutal contra curas y
católicos?
La Iglesia era considerada símbolo del poder y la revolución pretendía
extirparlo, al representar un “tumor social”.

104
Las cifras en Málaga oscilan considerablemente. Para Lucía Prieto son 170 los sacerdotes asesinados.
Para Antonio Nadal, la misma cifra. Ramos Hitos asciende el número a 251. En cuanto a lo segundo, más
de 328 templos son devastados y 6 destruidos por el fuego. En la Axarquía son asesinadas 20 religiosos
y todas sus iglesias sufren la quema de imágenes, santos, retablos y enseres, pero ninguna es
destruida en su totalidad.

87
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

En Colmenar la respuesta fue tardía. Será a mediados del mes de agosto cuando
asaltan la Iglesia parroquial de Ntra. Sra. De las Candelarias y la Ermita, las cuales
habían sido clausuradas meses atrás. No había, así lo llegaron a pensar, espacio para
una institución que se negó a apoyar los cambios de una sociedad sumida en valores
jerárquicos, herméticamente cerrada.
Desde otro punto de vista, en todos los pueblos malagueños habitaba el
arquetipo de ministro de Dios, cuya parroquia era símbolo de bienestar. El párroco se
alimentaba de los mejores manjares, bebía los más exquisitos vinos y se rodeaba de
joyas, crucifijos, copas, incendiarios y reliquias de oro y plata con incrustaciones de
piedras semipreciosas. Por el contrario, a las afueras de su “palacio” existía pobreza y
miseria. Miserables que a veces no se alimentaban en todo el día; jornaleros que de sol a
sol se dejaban la piel sin obtener los suficientes jornales que les reportara un nivel de
vida como mínimo aceptable. Por eso, desde hacía mucho tiempo, la iglesia era objeto
de la envidia de los desfavorecidos.
Los conflictos con la iglesia venían incluso de antes de la II República, mediante
movimientos anticlericales bien marcados. Pero es durante el período republicano
cuando más se recrudece, pues la modernización del país chocaba con los intereses
eclesiásticos. Hoy en día, temas superados ya como el matrimonio civil, la enseñanza
laica en los colegios o los cementerios civiles, suponían por aquel entonces iniciar
arduos debates que solían acabar en tensiones políticas.
Indudablemente los religiosos cerraron los ojos ante la realidad que les rodeaba.
Con acierto, llevaron a cabo una campaña política de desprestigio enfrentándose a las
reformas de la República. Su apoyo al desequilibrio preponderante se basaba en la
creencia de que las diferencias sociales eran una condición necesaria y obligada para el
sistema conservador en el que querían vivir.
Tras el estallido de la guerra, eliminar todo lo que fuera religioso formaba parte
del programa revolucionario de los partidos más extremos por la sencilla razón de que,
en el fondo, el pueblo llano nunca se había sentido identificado con lo católico.
Imágenes, retablos, santos, enseres y los registros de nacimientos, desposorios y
fallecimientos 105 debían desaparecer para siempre. Los líderes más exaltados del
pueblo, incentivados por la visita de partidas de milicianos, emplearon la dialéctica del
“fuego purificador”, de cuyas cenizas renacería un nuevo mundo. Así es como aquella

105
Los libros de registros de San Juan Bautista desaparecieron de 1936 hacia atrás.

88
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

tarde de agosto las piras, alimentadas por el odio a la iglesia, acabaron con un
patrimonio artístico de gran valor.

Estado del Altar de las Ánimas, a la izquierda, y el Altar de San Antonio, a la derecha, en el año
1934, años antes de desaparecer por el fuego de la Revolución.

En Colmenar ocurre el mismo fenómeno que en otros municipios axárquicos. La
iglesia no es destruida, pero sí desocupada, con la particular destrucción de imágenes y
de enseres. La iglesia de la Asunción y la Ermita de Nuestra Señora de la Candelaria
fueron convertidas, luego, en almacén, cuya nave sirvió para guardar los artículos
incautados por el comité.

89
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Imagen de la Virgen de las Candelarias antes de desaparecer.

90
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Imagen de la Inmaculada y crucifijo, las cuales antes de ser quemada se encontraba en la Ermita de
las Candelarias.

El cura párroco se encontraba escondido en Colmenar cuando sobrevino la
guerra. Temía por su vida, pues oía las noticias de los asesinatos de sus correligionarios.
Gracias a la ayuda de algunos vecinos del pueblo, pudo cruzar el frente y pasarse a la
zona nacional.

Antonio Palomo Martín nos vuelve a relatar:

(…) Poco antes de la quema de la iglesia, un miliciano apellidado Bermúdez, hermano de Antonio
Bermúdez, metió al cura del pueblo en un cajón de madera y se lo llevó en una carreta fuera del pueblo.
Atravesó el frente, la boca del Asno, y le salvó la vida. Como era miliciano no le dijeron nada (…).

91
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

3.5. La violencia. Julio 1936 – febrero 1937.

A partir de la proclamación de la II República España sufre un proceso de
aceleración de la conflictividad social motivado por las magnas reformas políticas, con
ánimos de cambiar el país. Cambios que chocaban contra el antiguo cuadro de poder, ya
sea por los lastres de esa sociedad que heredó viejos valores clasistas.
La República fue también una época de entusiasmo popular, esperanza no exenta
de errores, conflictos y tensiones. Se va desarrollando una escala de enfrentamientos
políticos sin igual. Entonces, ante la evolución de los acontecimientos, eclosiona la
violencia que, tras el 18 de julio de 1936, desencadena una represión con fuertes matices
sociales. La Revolución no sólo afectó a tierras, esculturas sagradas o archivos de la
propiedad, sino que escinde vidas humanas; los españoles se verán como “enemigos” a
los que había que “exterminar” ideológicamente y físicamente. En el momento en el que
comenzaron a hablar las armas, la sangre mana ferozmente tanto en un bando como en
otro.
El enemigo no será sólo el que simpatizaba con la sublevación, no
exclusivamente la persona que había votado a las derechas en las elecciones de febrero;
sino el propietario, el industrial, el gerente de las fábricas, el abogado, el juez municipal,
el labrador (estamento burgués). Durante las primeras semanas son encarcelados,
interrogados. Se les insulta o coacciona, se les despoja de sus bienes, se les humilla;
porque había que destruirlos con “balas purificadoras” para un “nuevo orden”.
Detrás de este escenario había una verdad mucho más profunda y compleja 106.
La represión revolucionaria mostraba síntomas de una <<lucha de clase>>, en el que se
mezclan venganzas personales, ambiciones, ajustes de cuenta, rencillas políticas y
enemistades: es decir, una combinación explosiva.
En líneas generales, la represión tuvo diferentes matices a lo largo de la
geografía axárquica. Por ejemplo en Vélez-Málaga predominó lo político, cayendo
numerosos concejales monárquicos-conservadores y profesionales apoderados de la
Casa Larios, símbolo del caciquismo. En Alfarnate hubo motivos políticos claros y
proximidad del frente 107, tomados por espías más de la mitad de los asesinados. En otros
lugares dominaron las rencillas personales como el caso de Periana, o la eliminación
de los caciques locales como en El Borge y Colmenar.

106
VILAR, PIERRE: La Guerra Civil Española. Ob cit. pág. 144
NADAL, ANTONIO: La violencia en la revolución española. Ob cit. s.n.

92
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

En estos casos la vox populi juzgaba y los milicianos disparaban. <<Había
llegado la hora por fin de que el pueblo se liberara de sus ataduras y muchos
compartieron entusiasmados esta retórica extrema>> 108. Los militares, por su relación
con el Ejército faccioso, serán los primeros en ser depurados. Los curas también serán
perseguidos por el mero hecho de ser religiosos, mientras que los católicos practicantes
sufrirán auténticos acosos, en el cual registran sus casas destruyendo a su paso cualquier
símbolo cristiano. Aparece la “violencia arcaica” y las venganzas semejantes a pasajes
bíblicos. El pueblo entero, en un arranque de catarsis colectiva, acude a las ejecuciones
públicas. Luego exponen los cadáveres ahorcados en la puerta de los cementerios.
Se producen asesinatos a altas horas de la noche, “los paseíllos”, abandonando el
cadáver a las afueras del pueblo, junto a un arroyo o una cañada. O los maltratan hasta
producirles la muerte... A veces, queman el cuerpo. Pero no por cuestiones sanitarias. Se
trata de la “llama de la revolución” que purga el alma del antiguo “opresor”.
No obstante, la violencia no son productos inmediatos a la Revolución y a la
guerra, sino que hay que buscar sus raíces en etapas anteriores. Sobre todo a partir de
épocas de hambre, expansión del anarquismo e insurrecciones campesinas, en la miseria
del jornalero y el odio hacia los patronos 109. La violencia revolucionaria, de naturaleza
socio-política, viene infundado por ideales de libertad; acabar con el “opresor y
enemigo de la libertad”.
Cuando Málaga cae en manos nacionales, la urbe se convierte en un símbolo del
“terror rojo”, en el paradigma de las adversidades cometidas por los marxistas. El
Cuarto Avance 110 explica de este modo:

- El dominio marxista duró más de medio año en Málaga.
- En los pueblos la situación se explica por la falta de autoridad, fuerzas o por
gentes de desesperación ante la inminencia de la falta de seguridad y el
temor al castigo.
- En Málaga existió un plan preconcebido para acabar con la religión, la
propiedad y las personas de orden.

108
JULIÁ, SANTOS (coord.): Víctimas de la Guerra Civil. Biblioteca Guerra Civil de Planeta
DeAgostini. Barcelona. 2005. pág. 70
109
VILAR, P.: (1986) La Guerra Civil Española. Barcelona. P 12.
110
ESTADO ESPAÑOL. Cuarto Avance del informe Oficial sobre los asesinatos, violaciones, incendios
y demás depravaciones y violaciones cometidos por las hordas marxistas en la ciudad de Málaga. Málaga.
1937.

93
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

- Ninguna autoridad intervino para frenar los desmanes, sino que existió
cooperación directa en los crímenes y violaciones.

Esto fue una mentira. Sin duda fueron numerosos los continuos intentos del
Gobierno o de miembros de comités por frenar esta escala de violencia. Para la
historiografía franquista se ha repetido continuamente los procesos de responsabilidades
de los gobiernos, instituciones y políticos en los crímenes. Es cierto que las patrullas,
símbolo de la represión miliciana, estaban reglamentadas y ejercían de policía. No hay
que obviar que en los primeros meses existieron grupos que actuaron
independientemente con fines criminales. En cambio, en el caso de la Axarquía, si no se
pudo frenar totalmente fue porque se desplomaron los aparatos coercitivos estatales. De
tal modo que incluso algunos miembros de comités temían por sus vidas si expresaban
con demasiada insistencia el rechazo a la violencia.

Axarquía. Clases sociales afectadas por la
represión revolucionaria
jornaleros, artesanos y
obreros
3% 8% eclesiásticos
10%
5%
propietarios, ganaderos,
4% labradores, de campo
Industriales, comerciales
6% y empleados
militares y fuerza pública
4%
estudiantes

40% mujeres
20%
profesionales

maestros

Con los primeros días de guerra, se suceden las detenciones de personas de
derechas. En Colmenar se encarcelan a unos 20 individuos: Diego Palomo Báez
(industrial), Juan Díaz Rodríguez (jefe de Falange en 1939), José Sánchez Molina

94
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

(labrador), Pedro Palomo Fernández, José Ruiz Benítez, José Cárdenas Rodríguez
(labrador), Antonio Martín Gálvez, Francisco Palomo Báez, Francisco Tejada Vegas,
Antonio Gaspar Palomo (labrador), Miguel Mateos Pinazo, Juan Molina Díaz, Diego
Molina Palomo, Antonio Molina Mateos, Francisco Pérez García, Rodrigo Rodríguez
Díaz (labrador), Juan Molina Díaz, Miguel Pinazo Molina, Juan y Alfonso Fernández
Muñoz. Permanecieron arrestados hasta primeros de septiembre.
Para entonces, gracias a las gestiones de Lorenzo Quintana Quintana, el cual
desplegó << una actividad tenaz hasta lograr que fueran puestos en libertad todos los
detenidos de derechas que habían>> 111, salieron a la calle. Durante todo este tiempo
fueron tratados correctamente, ayudados por el guardia municipal Diego Pérez
Fernández. Los mismos detenidos afirmarán que:

“Se distinguió siempre por su trato afable para con todos los detenidos de derechas que
nos encontrábamos en el citado arresto, dándonos toda clase de facilidades, muchas de
ellas que creemos los que suscriben no estaban dentro de sus facultades, así como
siempre estuvo dispuesto a dar todas las facilidades a nuestros familiares para que nos
llevase alimentos, ropa y cuantos artículos necesitábamos para hacer lo más llevadero
nuestro calvario” 112.

En los primeros meses aquí y allá patrullas de milicianos “forasteros” aparecen y
desaparecen imprevisiblemente. Van a la “caza de fascistas”, cuyos perseguidos
escondidos se hallaban huidos de la capital para esconderse en los pueblos o viceversa,
tal y como ocurrió en Colmenar con Luís Huelin Vallejo, hospedado en la fronda de
Valeriano Sanz:

“Sobre el día veinticinco o veintiséis del mes de agosto del año 1936, se presenta en la
casa que habita que es de sus suegros varios individuos con armas para practicar un
registro en la misma, donde encontraron al joven Don Luís Huelin Vallejo, y se lo
llevaron a la casa donde se encontraba el Comité en la calle Málaga, hoy General
Queipo de Llano, regresando al poco rato, y que al día siguiente vino una patrulla dela
FAI que según dijeron venía de Villanueva de Cauche donde se lo llevaron y la misma

111
Sentencia del Sumario nº 29/1939. Juzgado Militar nº 52, Málaga. Proceso contra Lorenzo Quintana
Quintana y otros. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga.
112
Aval de 18 declarantes en el Sumario nº 160/1939. Juzgado Militar nº 2 de Málaga. Proceso contra
Diego Pérez Fernández. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga

95
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

fuerza lo trajo la noche siguiente (...) Que cuando la patrulla de Cauche volvió a traer
al pueblo al joven Don Luís Huelin seguramente lo harían como gancho para ver si de
esta forma podían detener al médico Don Luís Gálvez o quizá lo trajeran de buena fe
para dejarlo, puesto que al entrar en la casa del que habla, Luís dijo al declarante
disimuladamente que todo iba bien. Lo cierto es que los patrulleros después de que
hubiesen preguntado por Don Luís Gálvez que nadie le diera razón y preguntaron por
el alcalde, se fue en busca de la autoridad, pues decía lo había visto entrar en el Casino
y al poco rato vio en unión de un grupo de hombres del pueblo que no traían armas
(…) que después la patrulla armada de Cauche dijo que aquí no quería fascistas, que si
no ardería el pueblo por los cuatro costados. El que hacía jefe de la patrulla entró en
una habitación aparte y allí fue teniendo conferencia con el alcalde que también había
llegado y con los cuatro individuos antes nombrados, después de lo cual todos se
marcharon dejando a Luís Huelin en la casa vigilado por un miliciano con un fusil y el
resto de la patrulla registraron varias habitaciones antes de irse. Al día siguiente la
patrulla se marchó del pueblo llevándose a Don Luís Huelin que según se dice con
posterioridad fue asesinado” 113.

Enrique Rojas Frías fue testigo de aquello y nos cuenta:

“Que es cierto que el día 26 del mes de agosto, del último año, en ocasión de
encontrándose parado en la fonda de Don Valeriano Sanz, se presentaron tres
milicianos forasteros conduciendo a Don Luís Huelin Vallejo, que la tarde anterior
había sido detenido, acompañados por varios del pueblo, que los milicianos le
estuvieron tomando declaración a presencia de los del pueblo, sobre los antecedentes
del médico Luís Gálvez Cozar y que inmediatamente se retiró ignorando cuanto
ocurriera” 114.

Otro caso fue el de José Sánchez Molina, propietario de Colmenar, que marchó a
Alhaurín el Grande a comienzos de la guerra para ocultarse en la casa de un familiar.
Pero:

113
Declaración de Valeriano Sanz, en el Sumario nº 146/1938. Juzgado nº 5. Colmenar. Archivo del
Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga
114
Declaración de Enrique Rojas, en el Sumario nº 146/1938. Juzgado nº 5. Colmenar. Ídem.

96
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

“Fue detenido por unos milicianos de aquel pueblo y traído a éste de Colmenar donde
fue presentado en el Comité de Enlace. Que en dicho sitio se hallaba el Miguel Gaspar
Martín, el cual se hizo cargo de los documentos y dinero que le habían intervenido al
dicente dando órdenes para que lo ingresaran en este arresto municipal como así lo
verificaron” 115.

Entonces, el Comité decidió incautarse de su casa, la cual se convirtió en sede
del Partido Comunista. Un oficio de la alcaldía nos cuenta:

En Colmenar hay otro Oficio:
OFICIO nº 618.25-junio-1938. Al sr. Juez Militar del Juzgado nº 5 de Colmenar. Respecto a José
Sánchez Molina 116.
Persona de orden habiendo observado buena conducta. Antes del Movimiento fue presidente de Acción
Popular. Días antes del Movimiento Salvador de España fue a refugiarse a Alhaurín el Grande donde lo
detuvieron a los dos meses del Movimiento. Fue conducido a ésta villa por un grupo de milicianos y a
los pocos días a Málaga. Estuvo en la cárcel y en el Barco Prisión Márquez de Chavarri, siendo puesto
en libertad después de haber sido juzgado por un Tribunal Popular y continuado escondido en Málaga
hasta la liberación de dicha capital por el Ejército Salvador de España el día 8 de Febrero de 1937.
Durante este período de tiempo fue obligada su familia a abandonar la casa de su propiedad sita en San
Gregorio 5, hoy c/ Italia. Dice que es cierto ordenó arar ciertas cantidades de tierra de su propiedad que
antes había sembrado el sr. López Ballestero y que es no es cierto que se haya apropiado de los frutos de
las fincas subarrendadas a los rojos.

A comienzos del mes de septiembre el Gobierno central promulga una serie de
reformas judiciales. Deseaba acabar con las matanzas indiscriminadas que se estaban
sucediendo en el bando republicano. Por lo cual se crearon los Tribunales Populares que
tratarían los delitos de rebelión y sedición contra el Gobierno de la República. De este
modo, al menos, tendrían un mínimo de garantías.
Estos tribunales funcionaron para frenar los asesinatos descontrolados y tuvo
gran acierto, pues el índice de muertes desminuyeron en cierto modo. Pese a que esta
fórmula afectó únicamente a la capital, en las comarcas periféricas de Málaga el brazo
beneplácito de los Tribunales Populares apenas llegó. En el Caso de la Axarquía, el
freno de las ejecuciones se hace a finales de septiembre. Pero habrá en el mes de
noviembre y diciembre una pequeña pulsación motivado por la carencia de fuerzas de
orden público o gubernamentales.

115
Atestado por denuncia de José Sánchez Molina. En el Sumario nº 860/1943. Juzgado nº 8. Málaga.
Proceso contra Miguel Gaspar Martín. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga
116
Oficios-correspondencia año 1938-1939- Archivo Municipal de Colmenar.

97
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Represión julio 36 - febrero 37

80
70 70
60
50 49
40 serie 2
34 31
30
20
15 16
10
5 5
0

e

o
lio

o
e
to

e

e

er
br

er
br
br

br
os
ju

m

br
en
tu
m

em
ag

vie

fe
oc
ie

ci
pt

no

di
se

Línea temporal de la represión en la Axarquía durante los 7 meses.

El Comité de Enlace de Colmenar decidió presentar una denuncia en el mes de
septiembre al Comité de Investigación de Málaga contra los hermanos Juan y
Bartolomé Molina Fernández. Se les denunciaban de “actividades contrarios” al
régimen republicano. Motivo por el cual fueron detenidos y conducidos al Barco-
Prisión Marqués de Chavarri. El juicio se celebró cuatro meses después, en el cual
declararon varios vecinos del pueblo que ostentaban cargos en el Comité. Antonio
Barba Corpas llegó a declarar que:

“En el mes de septiembre de 1936 fue elegido miembro del Comité del pueblo de su
naturaleza, y en una reunión habida entre los componentes del mismo acordaron
denunciar a los naturales de la citada población Don Juan y Don Bartolomé Molina
Fernández, cuya denuncia fue entregada en el Comité de Investigación de Málaga, los
cuales en virtud de la referida denuncia fueron detenidos y encarcelados en un barco-
prisión; que al verificarse el juicio contra los mismos, es cierto que el dicente y el
entonces presidente del referido Comité llamado Antonio Gaspar Martín, asistieron al
mismo como testigos para deponer en contra de los hermanos Molina (…) Que con
posterioridad a la fecha de la denuncia fue acorado asimismo por la Sociedad y
referido Comité la incautación de la Casa-Teatro y propiedades de aquéllos por estar
considerados como elementos contrarios y peligrosos para la Causa Marxista, pero que

98
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

tanto la denuncia como esto de la incautación la hizo el declarante obligado por los
demás compañeros, los que alegaban que dichos señores siempre acostumbraban ir al
pueblo con mucha frecuencia y en aquella época no solo dejaron de presentarse allí
sino que también abandonaron una cosecha que la sociedad se tuvo que encargar de
recogerla” 117.

Más tarde vuelve a exponer:

“Que si él firmó la denuncia donde acordaron denunciar a don Juan y don Bartolomé
Molina Fernández, no lo hizo por tener odio ni otras causas contra dichos señores sino
coaccionado por el brigada encargado del suministro de las fuerzas que estaban en
aquel frente, que era el que mangoneaba y ante el temor de que tomase alguna
represalia contra el declarante tuvo que firmarla pero que con el propósito de que
cuando fuese la Vista el poner todo lo que fuese de su parte para que fuesen puesto en
libertad lo que así ocurrió” 118.

Por otro lado, Alfonso y Juan Fernández Muñoz no tuvieron tanta suerte. Fueron
asesinados en “Los Pinos”, cerca de Colmenar, a manos de milicianos foráneos.
Ante tal estado de cosas, está claramente testificado el descontrol existente. El
Comité de Enlace de Colmenar decide excarcelar a los presos a primeros de septiembre
por temor a posibles sacas:

“Cuando echaron a los presos, si los hermanos Juan y Alfonso Fernández Muñoz se
hubiesen ocultado como hicieron los demás, no les hubieran vuelto a detener y por
tanto no les hubieran asesinado” 119.

“Fueron asesinados por haberse confiado demasiado y no haberse ocultado, lo que dio
lugar a que los detuvieran por segunda vez y sacados por una patrulla forastera que los
asesinaron” 120.

117
Sumario nº 29/1943. Juzgado nº 52. Málaga. Proceso contra Miguel Gaspar Martín. Archivo del
Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga.
118
Ídem sumario.
119
Declaración de Antonio Gaspar Palomo. Ídem Sumario.
120
Declaración de Rodrigo Rodríguez Díaz. Ídem Sumario.

99
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

Esto demuestra una cosa. En medio de todo esto se hallaron autoridades
moderadas que se vieron abordados por un latente descontrol, <<teniendo como fondo
la ruptura violenta, por represión o descomposición de los anteriores centros de poder
político legal, una profunda alteración de las relaciones entre fuerzas sociales y sus
situaciones en el sistema de dominación, una desintegración de los sistemas coercitivos
del Estado de Derecho y el desbordamiento de las prácticas represivas>> 121.

Algunas personas que se vieron perseguidas, como el caso de Diego Molina
García, pertenecieron a partidos republicanos vinculados al centro-derecha:

“Perteneció al Partido Radical desempeñando el cargo de concejal y recaudador de
fondos municipales, después perteneció a Alianza Republicana y durante el Movimiento
se afilió al Partido Comunista sin que se sepa si desempeñó el cargo de secretario en
dicho partido. No ha tomado parte en el saqueo de la casa de los señores Molina ni en
ningún otro. Durante el Movimiento tuvo escondido a Manuel Molina Podadera,
perseguido por los rojos” 122.

Antonio Palomo Martín, nos narra así:

(…) Aquí los milicianos mataron sólo a dos personas, se los llevaron a los Pinos, ahí al
lado de los Montes de Málaga. Los asesinaron y los quemaron luego. Eran personas con
dinero, pero eran buenos 123.

124
ECLESIÁSTICOS MUERTOS EN LA AXARQUÍA

1. Wenceslao Moreno Arrebola, de Vélez-Málaga (arcipreste)
2. Antonio Mateos Checa. Párroco de Villanueva del Rosario.
Muere en Alfarnatejo. Era Párroco.
3. Jerónimo Bueno Oña, de Nerja, ejercía en el mismo y murió en

121
AROSTEGUI, J.:(1985) “los componentes sociales y políticos”, en la Guerra Civil Española. 50
años después. Barcelona. P. 49
122
Oficio nº 618. 25-junio-1938. Al señor Juez Militar del Juzgado nº 5 de Colmenar. Oficio-
correspondencia año 1938-1939-Ayuntamiento de Colmenar
123
Testimonio personal de Antonio Palomo Martín, Colmenar. Propio de mi investigación.
124
Lista sacada de NADAL, ANTONIO: La violencia en la revolución española. Ob cit. S. n. y de
RAMOS HITOS, J. A. Ob cit. Pág. 305-312.

100
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

el mismo pueblo. Era párroco.
4. José Cerezo López, de Canillas de Albaida; ejercía en
Macharaviaya y murió en Almachar. Era párroco.
5. Ildefonso Carrasco López, de El Borge (párroco)
6. Manuel González Pareja, de Torre del Mar. Muere en el mismo
lugar. Era párroco.
7. José Fernández Vallejo, de Santa María de Vélez-Málaga
(párroco)
8. Jacinto Muriel Gutiérrez, de Alfarnate; en Santa Cecilia en
Ronda (párroco)
9. Francisco Gámez Fernández. Ejercía en Bobadilla y murió en
Almachar.
10. José de la Torre Herrero, de la Viñuela (párroco)
11. Francisco García Giménez, de Zafarraya (señor ecónomo)
12. Antonio Guardado Bocanegra, de Periana. Muere en la cárcel de
Málaga. Era señor ecónomo.
13. Francisco Ríos Martín, de Maro (señor ecónomo)
14. Eugenio del Río López, de Arenas y Daimalos (señor ecónomo)
15. José Santamaría Álvarez, de Olías y Totalán (señor ecónomo)
16. José Torres Sánchez, regente de Alfarnate (señor ecónomo)
17. Plácido Gálvez Rosado, en parroquia de Nerja. Muere en la
misma ciudad. Sacerdote.
18. Ricardo Muñoz Ortega, en parroquia de Canillas Albaida. Muere
en el mismo pueblo. Era sacerdote.
19. Raimundo Codesal, del convento de Vélez-Málaga (franciscano)
20. Eliseo Santos Jiménez. Ejercía en Alfarnate y muere en el
mismo. Era párroco.

LISTADO VÍCTIMAS. JULIO 1936-FEBRERO 1937 125

pueblo día mes año nombre
ALCAUCÍN 3 diciembre 1936 Manuel Cazorla Silva
ALCAUCÍN 16 diciembre 1936 Esteban Crespo Jiménez
ALCAUCÍN 3 diciembre 1936 Antonio Pascual Mostazo
ALCAUCÍN 4 agosto 1936 José Rute Mauri
ALCAUCÍN 20 noviembre 1936 Rafael Verdugo Ortigosa
ALFARNATE 30 julio 1936 Domingo Arrebola Ruiz
ALFARNATE 30 julio 1936 Domingo Cobos Castillo
ALFARNATE 30 julio 1936 Rafael Cobos Castillo
ALFARNATE 6 febrero 1937 Elías García Pascual

125
LISTA SUSTRAÍDA DE LOS INFORMES DE LA COMISIÓN PRO VÍCTIMAS DEL
MARXISMO. Asesinatos, heridos y mutilados. AHPM. Para contrastar datos ver NADA, ANTONIO: La
Guerra Civil en Málaga. Ob cit pág. 195-213. Existen algunos errores de nombres y apellidos, así como
de ubicación. Los informes de la Comisión trataba de recoger las víctimas que hubieran sido asesinadas
dentro del término de cada municipio, por eso en esta lista no suelen aparecer individuos que fueron
llevados a Málaga o a otras comarcas de la Provincia donde los asesinaron. Humildemente corrijo los
fallos.

101
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

ALFARNATE 6 febrero 1937 José García Pascual
ALFARNATE 18 agosto 1936 Modesto Moreno Martín
ALFARNATE 11 agosto 1936 Rafael Núñez Moreno
ALFARNATE 6 febrero 1937 Rogelio Pascual Pascual
ALFARNATE 18 agosto 1936 Francisco Reina Solórzano
ALFARNATE 21 agosto 1936 Rafael Ruiz Bueno
ALFARNATE 23 agosto 1936 José Torres Sánchez
ALFARNATE 11 agosto 1936 Eliseo Vivas García
ALMÁCHAR 23 noviembre 1936 José Cisneros Gutiérrez
ALMÁCHAR 15 diciembre 1936 Federico Gámez Fernández
ALMÁCHAR 27 julio 1936 Antonio Gámez Gutiérrez
ALMÁCHAR 12 septiembre 1936 Francisco Gámez Gutiérrez
ALMÁCHAR 27 julio 1936 José Gámez Gutiérrez
ALMÁCHAR 16 noviembre 1936 Francisco Gámez Martín
ALMÁCHAR 16 noviembre 1936 Federico Gámez Martín
ALMÁCHAR 12 septiembre 1936 José Gómez Ortiz
ALMÁCHAR 16 noviembre 1936 Pedro Gutiérrez Martín
ALMÁCHAR 16 noviembre 1936 Modesta Martín Palma
ALMÁCHAR 12 septiembre 1936 Juan Palma Gutiérrez
ALMÁCHAR 16 noviembre 1936 Prudencio Palma Gutiérrez
ALMÁCHAR 18 noviembre 1936 José Palma Gutiérrez
ALMÁCHAR 16 noviembre 1936 Francisco Ruiz España
ALMÁCHAR 16 noviembre 1936 Vicente Ruiz España
ALMÁCHAR 18 noviembre 1936 Francisco Ruiz Gámez
ARENAS 11 septiembre 1936 José Campos Ruiz
ARENAS 12 septiembre 1936 David Díaz Martín
ARENAS 11 septiembre 1936 Antonio López Pareja
ARENAS 7 agosto 1936 Antonio Pareja Peláez
ARENAS 27 diciembre 1936 María Ruperta Pareja Mesa
ARENAS 26 diciembre 1936 José Parrado Fernández
ARENAS 21 julio 1936 Eugenio del Río López
ARENAS 27 diciembre 1936 María Roca Fernández
ARENAS 9 noviembre 1936 Agustín Torres González
BENAGALBÓN 27 julio 1936 Manuel Jaime Forondona
BENAGALBÓN 5 diciembre 1936 Manuel López Villodres
BENAGALBÓN 3 diciembre 1936 Enrique Garrido Palma
126
BENAMARGOSA* 17 noviembre 1936 Luís Arcas Calderón
BENAMARGOSA 7 noviembre 1936 Manuel Arcas Calderón
BENAMARGOSA 7 febrero 1937 Franco Barranquero Gómez
BENAMARGOSA 17 noviembre 1936 Antonio Bázaga Gómez

126
En Nadal aparecen 32 personas muertas en el frente. En los informes de la Comisión aparecen 25
muertes por represión, todas ellas coinciden con los del frente, incluso hay errores en apellidos. Los
restantes podrían haber muerto en el frente. Total: 25 víctimas y 7 en el frente.

102
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

BENAMARGOSA 5 septiembre 1936 Miguel Bázaga Gómez
BENAMARGOSA 5 septiembre 1936 Ramón Bázaga Gómez
BENAMARGOSA 4 febrero 1937 Gabriel Calderón Jiménez
BENAMARGOSA 6 febrero 1937 José Clavero Sánchez
BENAMARGOSA 27 noviembre 1936 Franco Fernández Velasco
BENAMARGOSA 13 noviembre 1936 Antonio Fortes Fortes
BENAMARGOSA 15 noviembre 1936 Francisco Fortes Fortes
BENAMARGOSA 3 septiembre 1936 José García Santiago
BENAMARGOSA 28 octubre 1936 José Hijano Gómez
BENAMARGOSA 7 febrero 1937 Franco Jiménez Jiménez
BENAMARGOSA 8 enero 1937 Miguel Jiménez Santiago
BENAMARGOSA 26 noviembre 1936 Ramón Jiménez Yuste
BENAMARGOSA 7 febrero 1937 Antonio Moreno Marín
BENAMARGOSA 2 febrero 1937 José Moya Porras
BENAMARGOSA 27 noviembre 1936 Francisco Muñoz Fortes
BENAMARGOSA 15 noviembre 1936 Pedro Palacios Cuenca
BENAMARGOSA 15 noviembre 1936 Rafael Palacios González
BENAMARGOSA 15 noviembre 1936 Antonio Palacios González
BENAMARGOSA 10 noviembre 1936 Miguel Palma Barranquero
BENAMARGOSA 5 febrero 1937 Antonio Reina Moya
BENAMARGOSA 18 octubre 1936 Alonso Yuste Fortes
BEAMOCARRA 6 septiembre 1936 José Apontes Téllez
BEAMOCARRA 6 septiembre 1936 Juan Apontes Téllez
BEAMOCARRA 10 diciembre 1936 José García Cobos
BEAMOCARRA 12 diciembre 1936 Francisco Gómez Clavero
BEAMOCARRA 10 diciembre 1936 Carmen Ramírez Jurado
BENAMOCARRA 19 diciembre 1936 Antonio Téllez Téllez
BORGE 14 septiembre 1936 Guillermo Pérez García
CANILLAS DE ACEITUNO 1 febrero 1937 Encarnación Martín Hidalgo
CANILLAS DE ACEITUNO 1 febrero 1937 Ricardo Ortega Muñoz
CANILLAS DE ACEITUNO 14 noviembre 1936 Manuel Sáez Hidalgo
COLMENAR 8 septiembre 1936 Alfonso Fernández Muñoz
COLMENAR 8 septiembre 1936 Juan Fernández Muñoz
COLMENAR 14 agosto 1936 José García Tejada
CÓMPETA noviembre 1936 Rosendo Oliva Navas
127
COMARES *
CÓMPETA 5 enero 1937 Victoriano Ruiz Fernández
CÚTAR 15 septiembre 1936 Miguel Muñoz Bermúdez
128
IZNATE* 19 noviembre 1936 José Alba Alba
IZNATE 19 noviembre 1936 José Alba Jiménez

127
En los informes de la Comisión no aparece este pueblo. En Nadal hay 5 víctimas: Antonio Ruiz
Bautista, José Marín Hermoso, José Frías Ruiz, Antonio Pérez Castán y Miguel Ponce Pérez.
128
En Nadal aparecen 7 víctimas en el frente. 5 de ellas son por represión.

103
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

IZNATE 30 septiembre 1936 Manuel Aranda Cabrera
IZNATE 5 agosto 1936 José Gálvez Martín
IZNATE 5 agosto 1936 José Ruiz Jiménez
MACHARAVIAYA 8 febrero 1937 Antonio Valderrama Arias
MACHARAVIAYA 12 agosto 1936 José Cerezos López
MACHARAVIAYA 1 agosto 1936 Esteban Jiménez Alcántara
129
NERJA* 26 julio 1936 Rafael Arce González
NERJA 26 agosto 1936 Jerónimo Bueno Oña
NERJA 26 julio 1936 Manuel Díaz Ortega
NERJA 26 julio 1936 José Díaz Ripoll
NERJA 30 noviembre 1936 Antonio Fernández
NERJA 26 julio 1936 Ricardo Gutiérrez González
NERJA 30 noviembre 1935 José Heredia Ortiz
NERJA 20 agosto 1936 Manuel Jesús Hueso Judez
NERJA 26 julio 1936 José Medina Sevilla
NERJA 26 julio 1936 José Ortega Herrero
NERJA 26 julio 1936 José Rico Maeso
NERJA 26 julio 1936 Francisco de los Ríos Martín
NERJA 16 agosto 1936 Agustín Sevilla Navas
NERJA 16 agosto 1936 Ramón Vázquez López
PERIANA 28 septiembre 1936 Juan Bolaños Pascual
PERIANA 28 septiembre 1936 Segundo García Larrubia
PERIANA 28 septiembre 1936 Enrique López de Vinuesa Bolaños
PERIANA 28 septiembre 1936 Lope López de Vinuesa y López de Cozar
PERIANA 28 septiembre 1936 Antonio Martín Jaime
PERIANA 25 enero 1937 Antonio Muñoz Zorrilla
PERIANA 28 septiembre 1936 José Muñoz Zorrilla
PERIANA 18 agosto 1936 José Nacle Herrera
PERIANA 18 agosto 1936 Francisco Nacle Zorrilla
PERIANA 28 septiembre 1936 Antonio Salvador Martín
RIOGORDO 14 agosto 1936 Antonio Gavilán Gavilán
RIOGORDO 14 agosto 1936 Enrique López de Vinuesa
RIOGORDO 3 diciembre 1936 José Moreno Pascual
RIOGORDO 3 diciembre 1936 Francisco Campos Alba
RIOGORDO 3 diciembre 1936 Antonio González Aguilar
RIOGORDO 3 diciembre 1936 Antonio González Cabrera
SAYALONGA 22 agosto 1936 Francisco Díaz García
SAYALONGA 1 agosto 1936 José Melgares Sánchez
SAYALONGA 1 octubre 1936 Rafael Sánchez Camacho
SEDELLA 15 diciembre 1936 Guillermo Castañeda Fernández

129
En Nadal hay un total de 34 muertos en el frente. En realidad hay que descontar 14 víctimas de la
represión.

104
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

SEDELLA 15 diciembre 1936 Ana María Fernández Valverde
SEDELLA 15 diciembre 1936 Abdulia García Ramos
TORROX 5 septiembre 1936 José García Gutiérrez
TORROX 5 septiembre 1936 Félix Mira López
TORROX 9 septiembre 1936 Manuel Rengel Olivares
TORROX 5 febrero 1936 José Martín Melgares
VÉLEZ-MÁLAGA 25 enero 1937 José Abelerda Butler
VÉLEZ-MÁLAGA 2 noviembre 1936 José Acosta Sánchez
VÉLEZ-MÁLAGA 1 noviembre 1936 Tiburcio Andérica Domínguez
VÉLEZ-MÁLAGA 11 diciembre 1936 Salvador Cabello Barea
VÉLEZ-MÁLAGA 11 agosto 1936 Raimundo Codesal
VÉLEZ-MÁLAGA 26 agosto 1936 Domingo Cuadra Blázquez
VÉLEZ-MÁLAGA 7 febrero 1937 Miguel Chicano Jiménez
VÉLEZ-MÁLAGA 16 noviembre 1936 Manuel Delgado Delgado
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 José Díaz Montoya
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Juan Díaz Moya
VÉLEZ-MÁLAGA 10 diciembre 1936 Lucinio Fernández Azuaga
VÉLEZ-MÁLAGA 28 septiembre 1936 Rafael Fernández Cabello
VÉLEZ-MÁLAGA 28 agosto 1936 Manuel Fernández Fernández
VÉLEZ-MÁLAGA 10 diciembre 1936 Joaquín Fernández Lupiañez
VÉLEZ-MÁLAGA 10 diciembre 1936 José Fernández Lupiañez
VÉLEZ-MÁLAGA 26 octubre 1936 José Fernández Vallejo
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Antonio Gallardo Claros
VÉLEZ-MÁLAGA 3 noviembre 1936 Enrique Gallardo Gutiérrez
VÉLEZ-MÁLAGA 18 agosto 1936 Antonio García Muñoz
VÉLEZ-MÁLAGA 2 agosto 1936 María Gómez de González
VÉLEZ-MÁLAGA 30 agosto 1936 Juan Gómez Jaime
VÉLEZ-MÁLAGA 1 febrero 1937 Arturo González Lanza
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Manuel González Pareja
VÉLEZ-MÁLAGA 13 agosto 1936 José Gordillo Morales
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Juan Haro Haro
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Fermín Haro Valero
VÉLEZ-MÁLAGA 25 agosto 1936 Luís Heredia Moya
VÉLEZ-MÁLAGA 23 agosto 1936 Álvaro Igualada Bascán
VÉLEZ-MÁLAGA 23 agosto 1936 José Igualada Bascán
VÉLEZ-MÁLAGA 23 agosto 1936 Antonio Igualada Sainz del Campo
VÉLEZ-MÁLAGA 3 diciembre 1936 Serafín Jaime Altamira
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 José Martín Lasso de la Vega
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Pedro Luís Fenech Poey
VÉLEZ-MÁLAGA 13 agosto 1936 José López Castañeda
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Manuel Martel Gallardo
VÉLEZ-MÁLAGA 2 noviembre 1936 Rafael Martín Crespillo
VÉLEZ-MÁLAGA 2 noviembre 1936 Ana Martín Hurtado

105
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

VÉLEZ-MÁLAGA 2 noviembre 1936 Marcelino Méndez Martínez
VÉLEZ-MÁLAGA 13 agosto 1936 Rafael Mendoza Pérez
VÉLEZ-MÁLAGA 24 agosto 1936 José Mesa Ruiz
VÉLEZ-MÁLAGA 30 agosto 1936 Antonio Moyano Benítez
VÉLEZ-MÁLAGA - - 1936 Wenceslao Moreno Arrebola
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 José Muñoz Borgel
VÉLEZ-MÁLAGA 25 agosto 1936 Francisco Muñoz Velasco
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Francisco Muñoz Zayas
VÉLEZ-MÁLAGA 2 noviembre 1936 Manuel Ortega Guirado
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Juan Palacios Jiménez
VÉLEZ-MÁLAGA 4 agosto 1936 Salvador Palomo Muñoz
VÉLEZ-MÁLAGA 19 agosto 1936 Francisco Pardo Robles
VÉLEZ-MÁLAGA 28 agosto 1936 Cayetano Pascual González
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Jerónimo Pérez Larios
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Adolfo Pérez López
VÉLEZ-MÁLAGA 25 agosto 1936 Miguel Portillo González
VÉLEZ-MÁLAGA 14 agosto 1936 Manuel Parra Pino
VÉLEZ-MÁLAGA 30 agosto 1936 Francisco Quintana Cubo
VÉLEZ-MÁLAGA 13 agosto 1936 Gaspar Recio García
VÉLEZ-MÁLAGA 8 septiembre 1936 Manuel de Mondelo y Redondo
VÉLEZ-MÁLAGA 8 septiembre 1936 Manuel Rodríguez de Mondelo Vivar
VÉLEZ-MÁLAGA 8 septiembre 1936 Fernando Rodríguez de Mondelo Vivar
VÉLEZ-MÁLAGA 16 noviembre 1936 Antonio Romero de la Cruz
VÉLEZ-MÁLAGA 16 noviembre 1936 José Romero de la Cruz
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Alberto Ruiz García
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 José Ruiz Ruz
VÉLEZ-MÁLAGA 13 septiembre 1936 Enrique Ruiz Campos
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Augusto Santiago Bellido
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Rafael Santiago Valle
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 Federico Márquez Díaz
VÉLEZ-MÁLAGA 1 agosto 1936 José Villegas de la Rubia
VÉLEZ-MÁLAGA 28 septiembre 1936 Manuel Amador Darco
VÉLEZ-MÁLAGA 1 diciembre 1936 Francisco Valverde Calero
VÉLEZ-MÁLAGA 9 noviembre 1936 Diego Gámez Gonzalez
VÉLEZ-MÁLAGA 13 septiembre 1936 Gaspar García García
VÉLEZ-MÁLAGA 8 noviembre 1936 José Ruiz Pacheco
VÉLEZ-MÁLAGA - - - Luís Gros Alfancra
VÉLEZ-MÁLAGA 2 diciembre 1936 Ana María Hurtado
VÉLEZ-MÁLAGA 1 diciembre 1936 Antonio Heredia Fernández
VÉLEZ-MÁLAGA 15 noviembre 1936 Antonio González Clavero
VÉLEZ-MÁLAGA 10 noviembre 1936 Antonio Moreno Cano
VIÑUELA 23 agosto 1936 José de la Torre Herrero
VIÑUELA 14 noviembre 1936 Miguel Fortes García

106
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL EN LA AXARQUÍA. El caso de Colmenar
Francisco Miguel González López

VIÑUELA 10 noviembre 1936 Antonio Fortes Hijano
VIÑUELA 18 diciembre 1936 José Fortes Hijano
VIÑUELA 3 agosto 1936 Ramón Flanquelo Ramos
VIÑUELA 6 noviembre 1936 Francisco Gómez Negrete
VIÑUELA 25 agosto 1936 Luís Heredia Moya
VIÑUELA 25 agosto 1936 Antonio Heredia Segarra
VIÑUELA 26 noviembre 1936 Ramón Jiménez Yuste
VIÑUELA 20 noviembre 1936 Rafael Llamas Serralvo
VIÑUELA 13 diciembre 1936 Antonio Negrete García
VIÑUELA 4 diciembre 1936 Francisco Ruiz Fernández
VIÑUELA 4 septiembre 1936 Eliseo Santos Jiménez
VIÑUELA 29 octubre 1936 Rafael Villodres Sabalera

107
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

4. FRENTES Y RECURSOS BÉLICOS

La guerra estaba ahí. Desde los primeros días era imprevisible percibir la
configuración de los frentes y nada se sabía de las posiciones de ambos bandos a no ser
por las noticias de los periódicos sobre victorias o derrotas del <<movimiento
subversivo>>. Las primeras acciones no dejaron de ser efímeras escaramuzas con
escopetas anticuadas en un cuerpo a cuerpo (como las antiguas batallas del siglo XIX).
Milicias que se agrupaban en torno a una o varias columnas y, montados en camiones o
en trenes, se dirigían hacia focos de insurrección. Unidades que recibían nombres
particulares: “Libertad”, “Siempre Rayo”, “Sin Miedo”, “Faro”, “Metralla”, “Ascaso”,
“Aida Lafuente”, “Andrés Naranjo” o “Pedro López”.
El miliciano de los primeros días de la sublevación era un jornalero, un albañil o
un empleado de comercio vestido con mono, camisa blanca y alpargatas gastadas; fusil
al hombro y entusiasmo de acero. Pero también era un individuo mal instruido en el arte
de la guerra (seguramente con mala puntería), sin disciplina, sin apenas pertrechos, sin
obediencia a mandos. Muchos jóvenes se hicieron milicianos por 10 pesetas, mucho
más de lo que antes podían ganar.
Así que ya, desde el mismo 20 de julio en adelante, grupos heterogéneos se
dirigen a diferentes puntos en los que se preveía la presencia de los sublevados. Se
generan las primeras operaciones en Olvera, Ubrique, Puente Genil. Choques entre
bolsas de soldados mal equipados. La victoria más sonada en estos primeros días fue la
del día 24 de julio; fuerzas de Málaga toman Archidona y Loja. Apenas hubo
resistencias en estos lugares y si las hubo, se asemejaban a combates de guerrillas,
reyertas poco mortíferas.
Las primeras columnas pisan la Axarquía muy pronto. En Alfarnate-Alfarnatejo
se creó una avanzadilla constituida por la compañía nº 10, llamada “Aida Lafuente”, la
cual se instaló el 22 de julio, creando una línea en el Puerto de los Alazores. La
población de los pueblos limítrofes (Periana, Riogordo, Colmenar, Alfarnatejo) tuvo
que prestarse a ellos.

108
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Vista general del Puerto de los Alazores

Otras dos compañías, la 6ª llamada de “Campesinos” y la 7ª liderada por un tal
Serrano se instalan en Ventas de Zafarraya y forman otra avanzadilla. La finalidad era
auxiliar Granada, tomada en seguida por los insurrectos. De esta manera el 1 de agosto
se dirigen más efectivos hacia Loja, otras unidades parten hacia Alhama de Granada.
Pero el 6 de Agosto el mando malagueño recibe su primera gran derrota:
Antequera cae ante los sublevados. Un día antes, Queipo de Llano había completado el
puente aéreo desde Melilla a Sevilla (el primero de la Historia). Las tropas regulares,
expertas y bien provistas de armamentos, inflaron los efectivos del Ejército del Sur, lo
suficiente para maniobrar a gran escala. Los nacionales, como comenzarán a llamarse,
consiguen atenazar Málaga y conectar Sevilla-Granada-Córdoba. El 15 de agosto toman
Archidona. El 19 cae Alameda. La situación va tomando síntomas de precariedad.
No obstante, Franco se olvida de Málaga por un momento y decide dirigirse hacia
Madrid.

109
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

4.1. El avance nacional

La relación del avance sistemático sobre Málaga se puede resumir así: del 12 al
30 de agosto se ocupan Archidona, Fuente Piedra, Humilladero, Antequera, el nudo
ferroviario de Bobadilla, Loja, Alameda, Villanueva de Tapia y Villanueva de Algaidas.
La conquista de Campillos, Sierra Yeguas, Almargen, Peñarrubia, Cuevas del Becerro y
Teba, como acciones prioritarias despejarán el camino para que el 16 de Septiembre se
conquiste la plaza de Ronda.

A renglón seguido, el 18 de septiembre caerán Arriate, Ubrique, Villaluenga,
Benaoján y Montejaque. El 26 Cortes de la Frontera y Jimena de Líbar y el 28 Atajate,
Algatocín y Gaucín. El 3 de octubre se toman Casares y Alpandeire. El 8 San Martín del
Tesorillo y Manilva. El 20, Faraján y Alpandeire. Este último se conquistó el día 3, pero
las fuerzas republicanas lo recuperaron hasta el 20.

Ante esta situación, el bando frentepopulista a mediados de Octubre de 1936
ordena la reestructuración del ejército y la formación de batallones. Los problemas de
coordinación militar, la falta de oficiales expertos, de mando único fijo y los conflictos
entre milicias sindicalistas provocan una situación desorganizada en el seno de la propia
logística y autonomía militar. A todo esto se suma la falta de recursos bélicos
(munición) tan patente a lo largo de los meses siguientes. Aunque se construirán
fortificaciones (Puerto de los Alazores, Ventas de Zafarraya), las milicias se
enfrentarían contra un enemigo mejor preparado.

110
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Batallones del Frente Popular 130

Comisario
Nombre Mando Lugares donde operó
Político
Francisco El Burgo, Puerto del Viento recuperó
Nº 1 Metralla Fernández. Sebastián Lara posiciones perdidas; Cuesta Reina. Para
Garrido frenar a los italianos.
Guarneció El Chorro y con el 1º en
columna motorizada, defendió Cartajima y
José Recalde Gallardo y Ríos
Nº 2 Méjico Marbella. Defensa de Motril en el
Vela respectivamente
repliegue a Almería y base de la 52
Brigada con el Metralla.
Guarneció frente de Estepona y San
Pedro Alcántara, Marbella, Ojén.
Nº 3 Casanellas Juan Serrano No consigna
Replegado a Málaga y Almería se
incorporó a la 55 Brigada con el nº 219
Guarneció Zafarraya, Ojén. En el
repliegue sobre Málaga y Almería quedó
Carlos Alonso en Alhaurín Grande para proteger fuerzas
Nº 4 Rusia Ramos
Cobeta de Burguete que operaba en la costa. Los
escasos supervivientes se incorporaron
en Almería al Bon. Casanellas.
Guarneció Wª del Trabuco y Wª Rosario.
Antonio García Juan A. Areste e Se replegó sobre Málaga y Almería roto el
Nº 5 Antequera
Prieto Isidro Lara frente por Alfarnate. Hoy se encuadra en
la 52 Brigada.
Guarneció Valle Abdalajís, replegándose
Nº 6 Largo Cristóbal
Cañas sobre Málaga y Almería pasó a formar
Caballero Aguilar
parte de la 51 Brigada.
Por falta de armamento estuvo en Málaga
hasta caída de Marbella. Actuó frente a
Nº 7 Izquierda Comandante. Marbella y Puerto Ojén victoriosamente.
No consigna
Republicana Yanes Replegado sobre Almería se unión a la 51
Brigada menos de la mitad de sus
efectivos.
Tente.
Relevó al Méjico en el Chorro donde fue
Carabineros Enrique Mowbray
Nº 8 Pablo relevado por el 11(Noy del Sucre),
Antonio Manuel Melgar
Iglesias regresando a Málaga y se unió a la 51
Lanjarín Valle
Brigada en Almería.
Fernández.
Mario D´Ancona
Guarneció Alfarnate, Ardales y operó en
Comandante.
Nº 9 Avance Comisario Peña el Burgo. Se replegó a Málaga y Almería
Murió en el
y formó parte de la 51 Brigada.
Burgo

130
RAMOS HISTOS, JUAN A.: Ob. Cit. Pág. 416-418. En su libro hace un excelente estudio sobre los
aspectos militares del bando republicano durante los 7 meses de guerra en Málaga. En el cuadro hay
algunas anotaciones mías **.

111
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Guarneció Sierra Real y se replegó a
Almería distribuyéndose sus
Nº 10 Unión componentes salvados entre el Batallón
No consigna No consigna Casanellas y Valero de la 78 Brigada.
Republicana

Últimos días estuvo parte de él en el
Dirigente
Nº 11 Noy del Chorro y Venta de Zafarraya replegado a
Partido Vallejo
Sucre Almería forma parte del Batallón
Sindicalista
Casanellas y la 16 Brigada.
Nº 12 Pi y No consigna Por falta de armamento, no salió de
No consigna
Margall por no recordar Málaga.
Guarneció Alfarnate, menos una
Compañía que estuvo en Puerto Ojén.
Nº 13 Mario Hace frente a las tropas nacionales
José Carrasco Peña durante todo el día 6 de febrero en el
D´Ancona
Puerto de los Alazores**. Al huir hacia
Almería se unió a la 51 Brigada.
Actuó en el Puente de Don Manuel al N.
de Vélez Málaga. Vuelan el puente el día
Álvarez de 7 de febrero para frenar el avance de las
Nº 14 Stalin Muñoz Zafra
JJSSUU
columnas italianas**. Replegado a
Almería forma parte de la 52 Brigada.
No actuaron. Varias compañías
permanecieron en el sector Alfarnate
Batallones: instruyéndose. Replegado a Vélez-
números 15-16- No consigna No consigna Málaga donde fue desarmado, huyó a
17 Granada-Loja Almería, se unió al Batallón Casanellas y
luego a la 55 Brigada Mixta Bon. 219 **
Nº 18 U.G.T. Juan Guevara No consigna No actuó.-está en la 51 Brigada

Alfred Se dedicó a tareas de fortificaciones en
Nº 19 Vélez Vélez-Málaga. Huyó hacia Almería junto
Bietenharder Beltrán Fortes**
Málaga
Sieber ** al Batallón Granada-Loja **

112
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Ficha del Batallón “Pablo Iglesias”

En el sector de Alfarnate operaron la columna “Aida Lafuente”, el Batallón nº 9
“Avance”, nº 13 “Mario D´Ancona” y destacamentos del Regimiento Vitoria.

Restos de bunker en el Puerto de los Alazores

113
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Interior del bunker

Por fuentes testimoniales sabemos que allí donde se formaba un batallón o una
sección del mismo los reclutas novatos eran adiestrados en las inmediaciones del
pueblo. En especial, el Batallón Granada-Loja realizó prácticas en las inmediaciones del
cementerio de Alfarnate.

Muchos milicianos de los Batallones realizaban tareas de vigilancia y control en
puntos estratégicos como ventas, cruces de carreteras o cortijos. La mayor parte de estas
secciones nunca llegaron a estar operativos y menos a efectuar acciones de guerra.

Milicianos y guardia de asalto a la derecha.

114
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Obús de un avión nacional que no llegó a explosionar en las inmediaciones de Riogordo

Las fuerzas malagueñas se distribuían en 4 sectores y comprendían a finales de
1936 131:

• Puesto de mando Alfarnate: 1.479 hombres (1.244 fusiles, 6 ametralladoras, 9
fusiles ametralladoras y 5 morteros)
• Puesto de mando Estepona: 1.045 hombres (1.100 fusiles y 8 cañones de 105)
• Puesto de mando Alora: 3.278 hombres (8 ametralladoras, 4 fusiles
ametralladoras y 20 cañones de los calibres 70, 75, 76, 105)
• Puesto de mando Villanueva del Gauche: 1.726 (2 ametralladoras, 10 fusiles
ametralladoras, 3 morteros y 12 cañones de 70, 76)
• TOTAL: 7.528 hombres, no todos armados.

Colmenar jugó un papel de línea de segundo orden. Abastecía a las milicias del
frente de Alfarnate y conformaba un punto de tránsito intermedio entre la capital y el
Puerto de los Alazores. Los milicianos de Colmenar estaban a las órdenes del Teniente

131
RAMOS HITOS, JUAN A. ob cit. Pág. 436

115
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Simón Calcaño, jefe del sector, y lo hicieron “como los demás del pueblo, sin duda
para ganar las 10 Ptas. que les daban de jornal” 132.

Sin embargo, los numerosos problemas que va a tener el bando frentepopulista
yacen en la escasez de municiones, la falta de coordinación y cohesión entre las milicias
anarquistas y comunistas, los continuos cambios de mando único 133 que repercuten en
las acciones y la carencia de estrategias definidas. Pero, sobre todo, la indisciplina de las
milicias, más preocupados en “sembrar la revolución que defender o consolidar los
frentes” 134.

Un acontecimiento aún más importante llegará a ser relevante: la intervención
extranjera a principios de 1937: la llegada de los italianos CTV y la Legión Cóndor
alemana.

5. LA CAÍDA DE MÁLAGA Y EL ÉXODO DE LA POBLACIÓN
 
 
 
A principios de 1937 Queipo de Llano ya cuenta con los refuerzos italo-
alemanes. Va a organizar una ofensiva final sobre Málaga. No será hasta finales de
enero cuando concentre su ejército en la zona Osuna-Montilla-Cabra-Lucena, situada
entre las provincias de Sevilla y Córdoba. El general Franco se encontró en esa fecha
que tenía a su disposición una gran unidad, con cerca de 10.000 hombres bien armados
e instruidos. Con todo, a estas tropas se les unieron los 9.000 soldados nacionales que
logra adjuntar, sumado a la aviación italo-alemana.
La Málaga republicana, en realidad, se encontraba en una situación desastrosa.
Los continuos cambios de mando único, la falta de instrucción de los milicianos y de
cohesión de los batallones, carencia de tanques, aviación, artillería antiaérea y apoyo
marítimo; todo esto influyó enormemente en la caída de la provincia.

132
Declaración de Blas Martínez Palomo. En el Sumario nº 55/1939. Juzgado Militar nº 43 de Málaga.
Proceso contra Francisco Pérez Martos. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga
133
En 7 meses se cambió 9 veces de mando: Pedro de las Heras Alsina, 11 días; José Asensio Torrado, 8
días; Rafael Sánchez Paredes, 40 días; Luis Romero Bassart, 50 días; Simón Calcaño, 15 días; Manuel
Fernández Arteaga, 47 días; Francisco Mejide Gurrea, 1 días; José Villalba Rubio, 20 días; Enrique
García Barrera, 2 días.
134
RAMOS HITOS, JUAN A. ob cit. 407

116
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

La reconstrucción de Estado llevada a cabo por Largo Caballero apenas surtió
efecto aquí. Y es que Málaga fue una «república independiente» 135 en el transcurso de la
guerra civil. Aparte, el Gobierno Central pareció ignorar las súplicas del envío de
efectivos que constantemente remitía la capital malagueña. Se debió a la mirada caótica
situación que vivía Málaga. El enfrentamiento, a veces violento, entre sectores políticos
contribuyó a plantar la desorganización de la zona. Por eso, y quizá motivado por esa
situación de <<independencia>> o <<desorden>>, el Gobierno republicano no prestó
mucho apoyo militar 136.

Estudiemos los acontecimientos de los últimos días:

A mediados de Enero cae Marbella y Alhama. Se crea un cerco total, mientras
que la única salida que tenían los republicanos era la carretera de Málaga-Almería, la
cual es vigilada constantemente por el crucero Canarias que impide con su artillería
secundaria la llegada de refuerzos. Al mismo tiempo, el guardacostas Arcila y los bous
armados Pemartín, Torralla e Iñasi llevan a cabo una vigilancia antisubmarina en
defensa de los buques.

Poco después de la conquista de San Pedro de Alcántara, el 22 de enero se inicia
el avance nacional. El 24 el mando republicano planea una actuación combinada con
fuerzas de mar, tierra y aire en los frentes de Málaga y Motril 137. Por parte de la flota
han de participar el acorazado Jaime I, el crucero Libertad y ocho o nueve destructores,
organizados en dos agrupaciones operativas; un grupo de aparatos de bombardeo ha de
apoyar la acción la acción de las fuerzas de superficie. Pero la operación no se lleva a
cabo. El grueso de la Flota republicana no llega a rebasar el Cabo de Gata hacia
poniente y los buques nacionales prosiguen sus operaciones navales sin oposición

135
QUIROSA-CHEYROUZE Y MUÑOZ, RAFAEL: Almería, 1936-37. Sublevación militar y
alteraciones en la retaguardia republicana. Almería, Servicio de Publicaciones de la Universidad, 1996,
pp. 157-170.
136
El profesor Antonio Nadal, que ha investigado sobre el desarrollo de la contienda en Málaga, se inclina
más hacia el abandono gubernamental como causa de la pérdida de la provincia malagueña: «No hay
entendimiento entre Málaga y Asensio. Entre Málaga y Largo Caballero. Dicha capital, tuvo una existencia
muy específica y faltó decisión y claridad para fortalecer la unidad para la defensa. Pero junto a esto,
también podemos afirmar que Málaga fue abandonada, por el Gobierno, por el ejército...». NADAL,
NADAL: LA Guerra civil en Málaga. ob cit, p. 379.
137
Instrucciones de operaciones del Estado Mayor de las Fuerzas Navales de la República para el jefe de
la Flota. SHEMA. En HERNANDEZ SÁNCHEZ BARBA, MARIO (Dir.): <<Instituciones Armadas en
el siglo XX>>. Las Fuerzas Armadas Españolas. Historia institucional y social. Volumen VI. Alambra
Asuri. Madrid. 1986. pág. 288

117
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

alguna en el mar. La desmoralización cunde en Málaga. Todo parece concluir el día 5
de Febrero.

La estrategia de Queipo de Llano fue la siguiente: Se organizaron tres grandes
columnas. Partió una desde Marbella mandada por el coronel Borbón, duque de Sevilla;
los italianos, con Roatta al mando, desplegaron dos columnas, una desde Antequera y
otra desde Alhama; y la columna del coronel Espinosa se colocó en Órgiva para cortar
la retirada a quienes huyeran de Málaga hacia Motril. Los cruceros Baleares, Canarias y
Cervera facilitaron el fuego de sus baterías; 33 cazas Fiat, 34 bombarderos y
cazabombarderos apoyaron desde el aire.

Columna de Italianos bajando por la Carretera de Colmenar, Málaga al fondo.

118
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Columnas Italianas que entraron por la Axarquía138
1 GRUPO DE BANDERAS
Coronel Balestrieri
- BANDERA (Carroccio)
- BANDERA (Aquila)
- BANDERA (Leone)
- BANDERA AGREGADA (Lupi)
- Batería de artillería de Acompanamiento de
COLUMNA DEL CENTRO 65/17
- 1 Compañía de Carros de Asalto, al mando
Carretera Loja-Colmenar-Málaga del Capitán Oreste Fortuna
A las ordenes del General de Brigada - 2 Pelotón de Auto Blindados
Edmondo Rossi "Arnaldi" - 1 Compañía de Moto Ametralladoras
- Un Pelotón de Ingenieros
- Una Agrupación de Artillería formada por:
- Una Batería de 75/27 mm
- Dos Batería de 105/28 mm
- Dos Baterías de 149/12 mm
- Una Sección A/A de 20 mm (de la 2ª
Batería)
4 GRUPO DE BANDERAS
Console Francesco Gidoni
- BANDERA (Toro)
- BANDERA (Bisonte)
COLUMNA DE LA IZQUIERDA
- BANDERA (Búfalo)
Carretera Alhama - Vélez-Málaga
- Batería de artillería de Acompanamiento de
A las ordenes del Coronel
Guassardo "Gusberti" 65/17
- Batería de 105/28 mm del 1 Grupo
- Batería A.A. de 20 mm
- Pelotón de Carros de la 3 Companía
- Sección de Ingenieros

Durante todo el sábado 6 de febrero se libraron duros combates en el frente de
Alfarnate y en Zafarraya. En el puerto de los Alazores los republicanos se enfrentaron a
un fuego intenso de gran calibre y a la aviación, al mismo tiempo que los defensores
apenas pudieron contenerlos; el frente se rompen.
El domingo 7 por la mañana las columnas italianas, en conjunción con regulares
marroquíes, van bajando sistemáticamente por la Axarquía. Los italianos de Gusberti
llegarán a las puertas de Vélez-Málaga, mientras que la columna que cruzó el Puerto de
los Alazores, se encontró a pocos kilómetros de Málaga. Ese mismo día las milicias se
repliegan buscando la carretera de Málaga-Almería. A su paso van dejando la noticia de
que las tropas vienen pisándole los talones. El pánico cunde en los pueblos.
La aviación italiana, para amedrentar a la población, bombardea los alrededores
de Alfarnate, Colmenar y Riogordo acompañando el avance de las tropas motorizadas
italianas, tanques y un sin fin de camionetas con soldados en su interior. La gente huyen

138
MARTÍNEZ BANDE, JOSÉ M.: La campaña de Andalucía. Editorial San Martín S.L. Madrid. 1986.
pág. 258-60

119
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

a refugiarse a los campos, los pueblos prácticamente se vacían. Muchos deciden huir
hacia Torre del Mar y desde allí coger la carretera, única vía de escape, que les llevaría
a zona republicana. Otros, eligen esconderse en el campo, en algún cortijo abandonado.
El lunes 8 a las 1:50 de la tarde entran desde la carretera del Trapiche al interior de
Vélez-Málaga tanques orugas italianos. Irrumpen en la población y disparan varias
veces hacia el aire. El pueblo es un desierto 139. Al poco, entran cuatro tanques más y
varios motoristas. A las 2:30 comienza el desfile de camionetas de italianos que recorre
Vélez de una punta a otra. Las tropas moras entran andando y a caballo por la parte de
la ciudadela-vieja (La Villa) y a su paso saquean casas desocupadas por los
aterrorizados civiles. En las calles aparecen manifestantes de júbilo ¡Viva España! ¡Viva
Italia! La bandera bicolor ondea en el balcón del Ayuntamiento. La Axarquía había
caído.
En resumen, del día 6 al 8 las tropas italianas toman la Axarquía sin resistencia
apreciable, tan solo algunos conatos de resistencia empotrados en los puertos más
escarpados: Puerto de los Alazores, del León y Boca del Asno. La escasa resistencia
fue fácilmente barrida. Mientras, la población y los milicianos que se ven sorprendidos
por la rápida entrada de las tropas nacionalistas, emprenden la fuga.
Son acribillados y bombardeados desde el aire por la aviación italiana y desde el
mar por los cruceros Baleares, Canarias y Cervera, escoltados por las pequeñas unidades
que operan con ellos – cañoneros Cánovas del Castillo y Canalejas y lanchas rápidas
Falange, Requetés.
Un dato curioso nos lo ofrecen las charlas de Queipo de Llano expresando los
partes de guerra.

6 de febrero de 1936:
“En el sur se ha desarrollado una intensa ofensiva contra Málaga operando distintas columnas. De
Alhama salió una columna que ocupa Zafarraya, Ventas de Zafarraya y Boquete de Zafarraya. Otra salió
de Loja, ocupando el Puerto de los Alazores, dominando las avanzadas el pueblo de Alfarnate (…) “

7 de febrero de 1936:
“el día de hoy ha sido magnífico para nuestras fuerzas. La columna que salió ayer de Alhama y ocupó el
Boquete de Zafarraya y el Almendral, ha descendido hoy casi a Vélez-Málaga, que no ha podido tomar

139
Por la noche las milicias volaron el Teatro Principal, convertido en polvorín por el Batallón Vélez,
para que la munición no cayera en manos nacionalistas. Se produce tal pánico que ya, a altas horas de la
madrugada, muchos comienzan a huir en dirección Almería.

120
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

por encontrar un puente volado; será ocupado hoy. La columna de Loja, que dominó ayer el puerto de
los Alazores, ha entrado hoy en Alfarnate, Alfarnatejo, y después en Colmenar, subiendo las columnas a
las lomas por la carretera divisoria de las aguas y coronando el Puerto del León, que tuvieron que
asaltar con granadas de mano, quedando en posición de él a 16 kilómetros de Málaga (…) “

8 de febrero de 1936:
“La columna que salió de Alhama anteayer y había ocupado Zafarraya, Ventas de Zafarraya y Boquete
de Zafarraya, y que ayer pernoctó a 12 kilómetros de Vélez-Málaga, ha tomado hoy las lomas que
dominan el pueblo y creo que a estas horas, aunque aún no recibí el parte oficial, estarán ya dentro del
140
pueblo y alguna vanguardia habrá avanzado hasta la carretera de la costa (…) “

Las milicias de Colmenar, conjuntamente con la población, huyeron primero
hacia la capital, y de allí continuaron por la carretera de la costa.

5.1. El Éxodo.

No sabemos con exactitud cuántos murieron por el camino a causa de los obuses
enemigos. Este tema es una asignatura pendiente aún. Lo cierto es que hoy en día se
están ampliando las bibliografías sobre el tema de la carretera de Málaga-Almería 141.
Cuando los pueblos fueron cayendo uno a uno, muchos vecinos inundados por el pánico
salieron andando hacia Almería (única zona republicana a su alcance). Marcharon con
lo puesto, o con todos los bártulos que pudieron transportar. Pero, ¿Cuál fue el motivo
por el que huyeron? La mayoría de la población civil no lo tenía muy claro. Sólo
podemos afirmar una serie de causas coyunturales que hemos vislumbrado en las
múltiples entrevistas a individuos que vivieron este nefasto episodio:

1. El miedo que produjo las vulgares charlas de Queipo de Llano a
través de Radio-Sevilla, en las que afirmaba que: - las mujeres de los
“rojos” y de los “castrados milicianos” sabrán lo que es un hombre
cuando fuesen violadas por sus tropas moras -. O a través de sus
siniestras insinuaciones en las que proponía que al entrar en algún pueblo

140
NADAL, ANTONIO: <<Málaga en las charlas de Queipo de Llano (1936-1937)>> en Jábega. Nº 24.
1978. Pág. 37-39.
141
Exhaustivos trabajos de Encarnación Barranquero y Lucía Prieto.

121
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

morirían 10 por cada <<persona de orden>> asesinada por los marxistas.
Esto causaría un tremendo efecto desmoralizador.
2. Los refugiados y sus noticias: Los refugiados venidos de otras partes de
Andalucía contaban las barbaridades que se competían en los pueblos
conquistados por las tropas rebeldes. Hablaban de piquetes de
ejecuciones, del saqueo de los moros a casas republicanas, de los
fusilamientos sin previo juicio, del fenómeno de “pelar” a las mujeres
obligándolas a beber aceite de resina y pasearlas por las calles, de las
humillaciones, etc.
3. El clímax de guerra se incrementó: La tensión que se vivía a causa de
los bombardeos continuos sobre la capital o en algunas zonas
malagueñas. “las pavanas” 142 o aviones que descargaban sus obuses, el
incremento de la militarización en los frentes.
4. Los que temían futuras represalias: Los que formaron parte de
Comités, o afiliación sindicalista y actuaron con algún cargo destacado.
En fin, todos los que se dejaron arrastrar por la revolución se vieron en
peligro de ser sancionados bajo pena de muerte, torturas o cárcel.
Algunos tenían las “manos manchadas”. Otros, sin embargo, pese a no
haber intervenido en ningún crimen, con sólo tener el nombre en el
listado de los componentes del Comité o poseer algún familiar implicado
en los hechos se vio con la necesidad de huir.
5. Los que huían por mero temor: Las personas víctimas de un pánico de
masas. Muchos milicianos hostigaron con mensajes violentos a la
población civil afirmando que <<los nacionales no dejarían a nadie con
vida>> y que <<los moros venían cortando cabezas>>. La gente
humilde, al escuchar esto, emprendió la marcha.

142
Término coloquial adquirido por los lugareños de los pueblos de la montaña cuando veían acercarse un
avión.

122
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

El presidente de las Juventudes Socialistas Unificadas de Alfarnatejo, huyó uno
de los primeros al entrar las tropas nacionales en su pueblo 143:

Un día a las 5 de la tarde salgo del Molino a por mi mujer porque decían que los fascistas
habían roto el frente. Y uno de Alfarnate me dijo que yo le había robado una fanega de trigo.
Yo únicamente molía el trigo que traían para el Comité, eso sí, yo ya no se de quién era el trigo.
Entonces huí, pero antes puse la bandera republicana en la veleta del campanario de
Malinfierno. Me fui a los Pulgarines y de allí a Riogordo. Iba con una yegua y llevaba un
revolver que me regaló un primo mío y me acompañaba el “torciones” del pueblo. Yo no probé
el arma. Antes de partir le dije a mi mujer que no me siguiera porque lo mismo se tenía que
echar a la sierra y dormir al aire libre entre matojos y yo no quería que ella hiciera eso.
Entonces ella se volvió. Yo tiré para Riogordo con unos pocos de milicianos. Me dieron
municiones, saquillos de balas, y las eché sobre la yegua. Entrando a Riogordo iban conmigo
unos carabineros y se nos cruzó un pastor con un rebaño de cabras. Uno de los carabineros le
dijo al pastor: - amigo, ¿me vende usted un chivillo? – y éste contestó: - coge usted el que
quiera -. Claro, si se negaba, se lo quitarían de todas formas. (Se ríe). Estando en esa
conversación sale del ayuntamiento el alcalde, digo yo, con dos guardias de asalto. Entonces le
dije al “torciones” que yo me iba detrás de estos. Y así lo hice y fuimos a parar cerca de
Comares. Estando cerca de Comares, en un pueblo al lado nos tacharon de cobardes por “correr
a los fascistas”. Al amanecer, sentí unos cañonazos muy fuertes que venían del puente Don
Manuel. Eso significaba que los fascistas estaban ya muy cerca. Cuando llego a la carretera de
Torre del Mar iba muchísima gente para Almería. Llegué andando hasta Nerja. Allí me colgué
en la parte de atrás de un coche Fiat pero el dueño me dijo que con el peso que ya llevaba que el
coche no podría tirar, y me eché abajo. Al poquillo, un camión federal se pone al lado mío. –
¡Ese es el mío! – dije. Y me metí debajo del cajón y el tubo de escape me iba a freír. Cogí un
chaquetón que llevaba y me lo puse en la cabeza para protegerme del humo. Desde allí al
puente de Motril que lo echaron abajo. Como no podían pasar por el puente tuvieron que tirar
por un arroyo río arriba. Yo me junté con dos o tres en Motril que aquello estaba a reventar de
gente. Nos metimos a las afueras del pueblo en un caserón y allí nos quedamos dormidos. Por la
mañana un avión tiró varias bombas. Luego seguimos andando y pasado Motril hay una recta y
luego muchas curvas que suben el monte. Allí nos quedamos otra noche, en una especie de
gallinero y la mujer nos dio de comer, no se si fueron gachas o migas. Luego seguimos hasta
Adra. Allí me quedé a dormir en un local donde pesaban las cañas de azúcar. Aquella noche
cené un pedazo de “cañadú”. Ya desde Adra no nos encontramos con nadie. La carretera se
metía para dentro y era llano, llano.
Llegué a Almería y estuve por lo menos un mes allí, la cual se llenó de refugiados. Allí también
vi un bombardeo en el que murieron muchas criaturitas. Las calles pegadas al muelle estaban de
bote en bote. Allí cayeron todos los obuses.
En Almería se llevaron a todos los de la FAI de Málaga al cuartel de Aviator.

Un testimonio de Alfarnate nos cuenta que ya anocheciendo:

Los refugiados y gente del pueblo comenzaron a andar camino abajo hacia la costa. El camino se llenó
de niños llorando, porque se perdían de las madres, de ancianos y de mujeres. Los del pueblo se fueron
difuminando por los cortijos que conocían, pero los refugiados siguieron para abajo. Decían que los
moros venían cortando cabezas y que no iban a dejar a nadie vivo. Yo y mis padres nos fuimos a la
cuesta de la China y subimos al monte. Desde allí pudimos ver al día siguiente los tanques, los camiones
pasar y motoristas. También vimos el vuelo de varios aviones que tiraron bombas alrededor de Riogordo
y Colmenar para amedrentar a los que huían.

143
Testimonio Personal de José Ferrer Alba, Alfarnatejo. Propio de mi investigación.

123
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Dos Milicianos del Batallón Granada-Loja explican 144:

RAFAEL: Nos fuimos para Almería andando el día 7 de febrero de 1937, huyendo del enemigo que
venía por la parte de Alfarnate y Alfarnatejo. A la altura de Nerja y de Maro aquello parecía una
carnicería. Por el camino vimos muchos muertos, niños, mujeres, ancianos. Los barcos desde la mar no
paraban de lanzarnos bombas y, desde el cielo, la aviación tampoco cesaba. Luego en Almería, como
nosotros pertenecíamos al Batallón Granada, nos incorporamos al Batallón Casanellas que más tarde se
convirtió en el Batallón 219 de la 55 Brigada Mixta.
ANTONIO: yo también vi horrores por el camino hacia Almería. Vi dos niñas, una agarrada a la otra,
mientras que una pedía ayuda, la otra yacía boca abajo. Sorpresa fue la mía que cuando levantamos a la
niña que estaba en el suelo, ésta estaba muerta por heridas de balas y la otra aún pedía auxilio.

RAFAEL: Tardamos 5 días en llegar a Almería. Andando. Tiré por la zona de los montes de Torrox,
antes rodeando Vélez que ya era de los de la derecha. Desde los montes llegué a Nerja y en Maro
continué por la carretera. Comíamos lo que pillábamos por el camino. Cosas que encontrábamos en el
campo como lechugas, habas.

Existe un relato paradigmático de una vecina de Colmenar 145 en el que nos
cuenta que huyó con su familia no hacía Almería, sino hacia Málaga.

Una noche pegaron en la puerta de nuestra casa. Se llegó un amigo diciéndole que, o bien
huía, o bien se quedaba aquí expuesto a que lo mataran. Él se negaba porque decía que no
había hecho nada. Pero el amigo insistía que esta gente no tendría contemplaciones, que
mataría a todo el que pillara. Luego vinieron más amigos suyos y llegaron a convencerlo.
Era de noche y mi abuelo cogió una manta y se fue. Le dijo a mi padre que se fueran a
Málaga, a Huelin, que allí teníamos familiares. Así fue. Mi padre me cargaba en un
hombro a mí, y en otro a mi otra hermana. Mi madre llevaba a mi hermanillo en brazos
recién nacido. Así que nos fuimos a Málaga. Yo tenía 8 años y me acuerdo que la
carretera se llenó de gente hasta los topes, con cabras, bueyes, mulas. Cuando llegamos a
Málaga, en cada calle estaban los soldados y le decían a mi padre: - ¡manos arriba! – mi
padre nos dejaba en el suelo y alzaba las manos. Le preguntaban que a dónde iba. Luego
nos volvía a poner en sus hombros. Así muchas veces. Hasta que llegamos a Huelin, lugar
lleno de gente que se escondía en una especie de refugio. Eran horas de mucho terror. En
aquel refugio pasamos varios días.

144
Testimonio personal de los hermanos Rafael y Antonio Jiménez Gallego, Periana. Propio de mi
investigación.
145
Mujer anónima. Entrevista realizada el 5 de Julio de 2005 a las 13:00 de la tarde

124
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

En el Borge dos testimonios nos cuentan 146:

Cuando entraron los nacionales (…). Iban de casa en casa, entrando a la fuerza y quitaban los peroles,
unas calderas de cobre con asas muy bueno para hacer balas. Las tropas entraron por el camino de Cútar,
a pie. Mi casa que estaba en lo hondo del pueblo, era yo chiquillo, cuando llegaron unos soldados a la
casa del tío de mi padre que le decían el <<compalito>> y tenía el hombre cajas de pasas en la casa y
seretes de higo y los soldados se lo comieron pues él se los ofreció.

Cuando entraron los nacionales los del pueblo, todos, se desplazaron a los campos, a los cortijos
conocidos. Entraron por la carretera de Cútar y aquí estaba el hijo de Guillermo Pérez García que era
Alférez y dos o tres paisanos de aquí entraron con las tropas. Llegaron al ayuntamiento y comenzaron a
coger los cuadros con fotos de políticos republicanos y a tirarlos al suelo y los pisotearon. Cuadros de
Indalecio Prieto o de Azaña

Vecinos de Riogordo también huyeron 147:

Josefa: Antes de entrar los nacionales, de ahí de los montes venían aviones, venían bombardeando;
incluso uno murió por una bomba. Nos íbamos al campo corriendo y nos tirábamos al suelo debajo de
los olivos para protegernos de las bombas. Ahí en los montes se sentían los tiros y un gran revuelo.

Dolores: mis dos hermanos se fueron a la salida del pueblo y se acostaron en el estiércol. Pero uno
dijo que no, que ahí no estaban bien en aquel llanillo y se fueron a otro lado. Cuando volvieron había
caído una bomba en el estiércol.

En cuanto al número de refugiados, Apenas existen fuentes que nos ofrezcan
cifras del número de desplazados. Afortunadamente las hallamos en los archivos
municipales de Colmenar y Periana, los cuales nos pueden ayudar para hacernos una
idea. En el primero, según un oficio del Ayuntamiento, más de 700 se encontraban en el
pueblo sobre el mes de enero 148. En el segundo, más de 100 refugiados llegaron el 18
de enero, “y no paraban de llegar del campo de Loja y Alfarnate” 149.

146
Testimonio personal de Francisco Fernández Pendón y Salvador Robles Gómez, Borge. Propio de mi
investigación.
147
Testimonio personal de Josefa Narváez Román y Dolores Jiménez Corrado, Riogordo. Propio de mi
investigación.
148
Oficios-correspondencia ayuntamiento de Colmenar. Tomo año 1936.
149
Oficios-correspondencia ayuntamiento de Periana tomo 1935-1937.

125
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

A cerca del número de habitantes civiles que huyó hacia Almería carecemos de
datos fidedignos. Periana, Alfarnate y Colmenar tuvo la suerte de recomponer el padrón
de habitantes (quemado durante el período revolucionario). Gracias a ellos nos podemos
hacer una idea de la población huida.

PADRÓN DE HABITANTES PERIANA 150

• HABITANTES DE HECHO…..................................3.123
• HABTANTES DE DERECHO…...............................3.123
• AUSENTES…..........................................................206

150
Oficio-correspondencia del ayuntamiento de Periana. Tomo 1937-1940. Según otros oficios se realiza
un nuevo padrón porque <<16 de abril 1937. Oficio al jefe de estadística de la Provincia de Málaga. Que
durante los meses del ´36 hasta la llegada de las tropas el ayuntamiento estuvo integrado por elementos
socialistas y comunistas que hicieron saqueos y persecuciones, quema de documentos de las oficinas y
haciendo desaparecer el padrón de habitantes>>

126
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

PADRÓN DE HABITANTES ALFARNATE

• RESIDENTES PRESENTES…...............................2.209
• AUSENTES…..........................................................545

127
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

residentes presentes

3960
3950
3940

3920 3924

residentes
3900
presentes
3880 3878

3860

3840
1937 1938 1939

Ausentes

430
426
420
410
400
390 392 Ausentes
380 381

370
360
350
1937 1938 1939

Porcentaje de residentes presentes y ausentes de Colmenar

Por la carretera de Málaga-Almería la caravana humana se aglomeró tanto que
era casi imposible caminar. Los niños cogían a sus madres de las manos o se agarraban
a sus faldas para no extraviarse. Era muy frecuente que las personas se perdieran, sobre
todo por la noche, y no volvieran a verlos jamás. Muchos se reencontraban a kilómetros
de distancia, en Almería o en Murcia; otros, al cabo de los años.
El flujo Humano avanzaba descontroladamente. Los que venían de Málaga
comenzaron a morir deshidratados a causa de la caminata. Los cadáveres comenzaron a
acumularse en la cuneta: Viejos, niños mal nutridos, enfermos, recién nacidos fueron los
primeros en caer.

128
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Luego vinieron los bombardeos. Por todo el trayecto la aviación y los barcos
enemigos no pararon de atosigar al río de gente, convertidos en blancos permanentes.
No tuvieron ni piedad ni escrúpulos en bombardear a esas personas que, aterrorizados,
corrían entremezclados. A veces el hostigamiento cesaba un poco, porque los caminos
serpenteaban como víboras a través de los abruptos acantilados. Pero en las zonas donde
la carretera discurría pegado a la costa, no paraba de lloverles las bombas.
En Motril el puente había sido volado los propios republicanos para impedir el
avance de los italianos. Los evadidos saltaban desesperadamente al río para cruzarlo en
un intento insólito por llegar a la otra orilla. Muchos murieron arrastrados por la
corriente. Sin embargo, según fuentes orales, el río en un principio no llevaba tanta
agua, mas el cauce creció repentinamente. Parece ser que una presa ubicada varios
kilómetros arriba fue abierta de par en par para producir tal torrente.

Canarias. Marzo de 1937. Protagonista de los bombardeos sobre la población que huía.

El paisaje del camino se sembró de cadáveres. Pero también de trastos, bultos de
ropa, bicicletas, sartenes, gramolas, radios, máquinas de coser, carretas, carros, coches
sin gasolina, cuadros, muebles, es decir, útiles cotidianos que por alguna razón la gente
llevó consigo pensando que al poco tiempo volverían a sus hogares… Y estarían a salvo
del saqueo de los moros.

129
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

La masa hambrienta marchaba en bloque, saqueaba hogares abandonados,
tomaba el fruto de los pocos cultivos que crecían por aquellas fechas en las zonas
circundantes: habas, chícharos, boniatos, cañas de azúcar, lechugas.
Entre los días 6 y 9 de Febrero la Carretera de Málaga-Almería fue una
hecatombe. Sin embargo, las desgracias no cesaron. Una vez que los refugiados
malagueños llegaron a Almería, un 12 de febrero, el puerto de la ciudad sufrió un
durísimo bombardeos, coincidiendo con que en ese lugar se encontraban acampando.
Ocurrió de noche. Los cazas-bombarderos, alertados por la luz de las fogatas, soltaron
sus racimos de bombas.
Respectos a las cifras, se suele hablar de unos 80.000 malagueños los que
marcharon hacia la zona republicana y entre 3.000 Y 4.000 muertos. No hay registro
alguno donde aparezcan los fallecidos. Es de suponer que la carretera se llenó de fosas
comunes. Sólo existen testimonios, los de Norman Bethune, Arthur Koestler, y los de
los mismos refugiados que aún viven y nos cuenta sobre las calamidades que pasaron.
Pese a ello, no hay ninguna cuantificación completa.

ENTREVISTA 151

A.Z.M. -¿De que manera influyó esto en la población española entre el 37-38?

F.M.G.L. INFLUYÓ MUCHÍSIMO. HUBO UN ÉXODO DE POBLACIÓN, EN EL CUAL
MUCHÍSIMA GENTE SE FUE DE SUS PUEBLOS, ABANDONANDO SUS CASAS. AL
LLEGAR A ALMERÍA, ALGUNAS FAMILIAS LAS REPARTIERON POR LA ZONA
REPUBLICANA (BARCELONA, VALENCIA, ALMERÍA, MURCIA, ETC.) AL FINALIZAR
LA CONTIENDA, ALGUNOS LLEGARON A HUIR A FRANCIA, INCLUSO NO
REGRESARON JAMÁS, EXILIADOS A MÉXICO U OTROS PAÍSES. ESTE EPISODIO
FUE UN CAMBIO BRUSCO EN LA VIDA COTIDIANA.

A.Z.M. -¿Demográficamente, el exilio fue muy significativo?

F.M.G.L. POR SUPUESTO. ENTRE UN 9 O 10% LA POBLACIÓN DE LOS
MUNICIPIOS DE MÁLAGA DESCENDIÓ, PERO ESE PORCENTAJE DESPUÉS VOLVIÓ
A INCREMENTARSE, YA QUE LA GENTE QUE SE MARCHÓ DE SUS PUEBLOS A LA
ZONA REPUBLICANA, REGRESÓ AL FINAL DE LA GUERRA (ABRIL 1939)... ENTRE
1937-1939 LOS MUNICIPIOS DE MÁLAGA PERDIERON MANO DE OBRA, AL MISMO
TIEMPO QUE LOS MÁS JÓVENES SE ENCONTRABAN LUCHANDO EN LOS FRENTES
DE GUERRA.

151
Entrevista realizada por Azahara Zayas Martín a Francisco Miguel González López, para un trabajo de
la asignatura de Historia del Instituto María Zambrano (Torre del Mar)

130
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

A.Z.M. -¿Es cierto que Franco dio orden para que no tirotearan la carretera?

F.M.G.L. ESO ES INCIERTO. FRANCO CEDIÓ EL MANDO DE LA OPERACIÓN
MILITAR SOBRE MÁLAGA A QUEIPO DE LLANO Y ÉSTE ACTUÓ CON TOTAL
IMPUNIDAD BOMBARDEANDO A LA POBLACIÓN CIVIL DESDE AIRE Y MAR; FUE
UNA MEDIDA QUE SE REPITIÓ EN OTRAS PARTES DE ESPAÑA DURANTE LA
GUERRA, BOMBARDEOS SOBRE CIVILES COMO MEDIDA PARA IMPLANTAR EL
TERROR Y SEMBRAR LA DESMORALIZACIÓN; EJEMPLOS CLAROS: GUERNICA,
MADRID, VALENCIA, ETC.

A.Z.M. -¿De que bando político eran las personas que huyeron? ¿Todos eran
republicanos?

F.M.G.L. SIN DUDA ÉSTA FUE UNA GRAN INCÓGNITA QUE AHORA SE ESTÁ
RESOLVIENDO. EXISTIERON MILICIANOS QUE, EN DESBANDADA, SE
REPLEGARON CAÓTICAMENTE HACIA ALMERÍA. TAMBIÉN HUBO PERSONAS QUE
OSTENTARON CARGOS POLÍTICOS EN SUS RESPECTIVOS PUEBLOS Y HUYERON
POR TEMOR A REPRESALIAS. PERO TAMBIÉN HUBO UN GRAN PORCENTAJE DE
FAMILIAS SIN IDEOLOGÍA, QUE HUYERON POR MIEDO, PUESTO QUE ÉL DÍA
ANTES DE LA HUÍDA SE PRODUJO UNA CATÁRSIS COLECTIVA O PÁNICO DE
MASAS, INCENTIVADO POR EL TRASIEGO DE REFUGIADOS Y MILICIANOS QUE
IBAN ALERTANDO A LA POBLACIÓN A SU PASO TRAS HABERSE ROTO EL FRENTE.

A.Z.M. -¿Se sabe cuantas personas murieron durante el camino?

F.M.G.L. NO HAY CIFRAS FIDEDIGNAS, SÓLO CÁLCULO APROXIMADOS. ENTRE 3
Y 5 MIL MUERTOS. SIN EMBARGO, NO HAY DOCUMENTOS DONDE APAREZCAN
REFLEJADOS.

A.Z.M. -¿Crees que si Franco no hubiera subido al poder hubiese ocurrido este
suceso? por ejemplo, si hubiese llegado al poder la persona que se esperaba
¿Habría cambiado algo?

F.M.G.L. ESO ES DIFÍCIL DE CONTESTAR. A DECIR VERDAD, LA CONSPIRACIÓN
MILITAR NO ESTUVO LIDERADA POR FRANCO EN UN PRINCIPIO, SINO POR EL
GENERAL MOLA Y SANJURJO. PERO LA EVOLUCIÓN DE LOS ACONTECIMIENTOS
DURANTE LOS PRIMEROS MESES, HICIERON QUE FRANCO COGIERA LA JEFATURA
DEL "GOBIERNO NACIONAL" Y FUERA NOMBRADO "CAUDILLO". PERO SI LOS
MILITARES NO SE HUBIESEN ALZADO, NO HUBIERA HABIDO GUERRA CIVIL, ESO
ESTÁ CLARO. LO QUE PASA ES QUE EL GOLPE MILITAR FUE UNO DE TANTOS QUE
SUFRIÓ EL PAÍS; EL SIGLO XIX Y PARTE DEL SIGLO XX ESPAÑOL ESTÁ PLAGADO
DE GOLPES DE ESTADO; EL EJÉRCITO SIEMPRE HABÍA ACTUADO CON TOTAL
ONMIPRESENCIA.

131
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

152
NARRACION I
La evacuación masiva de la población civil de Málaga comenzó el domingo día 7. Veinticinco mil
tropas alemanas, italianas y moras entraron en la ciudad el lunes día 8 por la mañana; tanques,
submarinos, barcos de guerra, aviones, todos a la vez para aplastar a las defensas de la ciudad
mantenidas por un pequeño y heroico grupo de tropas españolas sin tanques, ni aviones que los
defendieran. Los así llamados “nacionalistas” entraron en lo que prácticamente era una ciudad desierta,
del mismo modo que habían hecho en cada pueblo y ciudad asediada en España.

Así que imagínense a ciento cincuenta mil hombres, mujeres y niños disponiéndose a marcharse en
búsqueda de seguridad hacia una ciudad situada o más de cien millas. Hay una única carretera que
pueden tomar. No hay ninguna otra manera de escapar. Esto carretera, limítrofe por un lado, con las
altas montañas de Sierra Nevada, y por el otro, con el mar está construida sobre la ladera de linos
acantiladas y sube y baja a más de 500 pies por encimo del nivel del mar. La ciudad que deben alcanzar
es Almería y está a más de doscientos kilómetros más allá. Un joven fuerte y sano puede caminar a pie
unos cuarenta o cincuenta kilómetros diarios. El viaje a que estas mujeres, ancianos y niños debían
enfrentarse les llevará a cinco días y cinco noches de camino, al menos. No encontrarán alimentos en los
pueblos, ni trenes, ni autobuses para transportarlos. Ellos debían caminar y a medida que iban andando
se tambaleaban y tropezaban con los pies llenos de rajas y de heridas de ir por el pedernal de la carretera,
los fascistas los bombardeaban desde el aire y les disparaban desde los barcos de guerra.

Ahora lo que quiero contarles es lo que yo mismo vi de esta penosa marcha, la más grande y terrible
evacuación de una ciudad en los tiempos actuales. Llegamos a Almería a las cinco del día 10 con un
camión refrigerado, cargado de sangre almacenada desde Barcelona. Nuestra intención era continuar
hacia Málaga para poner transfusiones de sangre a los heridos. En Almería, oímos por vez primera que la
ciudad había caído y fuimos advertidos de no ir más lejos ya que nadie sabía ahora donde estaba la línea
del frente enemigo, pero todos estaban seguros de que la ciudad de Motril había caído también. Pensamos
que era importante continuar y descubrir corno se desarrollaba la evacuación de los heridos. Salimos por
la tarde a las seis por la carretera de Málaga y a unas cuantas millas más allá nos encontramos con la
cabeza de la lamentable procesión. Aquí estaban los más fuertes con todas sus pertenencias sobre los
burros, las mulas y los caballos. Los pasamos, y cuanto más lejos íbamos, aún más penosas a la vista, se
hacían los espectáculos. Miles de niños, contamos unos cinco mil de menos de diez años, y al menos, mil
de ellos iban descalzos y, muchos de ellos cubiertos con una sola prenda. Estos iban recolgados de los
hombros de sus madres o agarradas a sus manos. Aquí habla un padre que iba tambaleándose con dos
niños, uno de un año y otro de dos años, sobre sus espaldas, además de estar cargando cazos y sartenes,
junto con alguna valorada pertenencia. El incesante torrente de gente llegó a ser tan denso, que apenas
podían os forzar el coche entre medio. A ochenta y ocho kilómetros de Almería nos suplicaron que no
fuésemos más lejos, ya que los fascistas estaban justo detrás.

Por entonces habíamos pasado al lado de tantas mujeres y niños afligidos que pensamos que lo
mejor era volver y comenzar a poner a salvo los peores casos. Era difícil elegir cuales llevarse, nuestro
coche era asediado por una multitud de madres frenéticas y padres que con los brazos extendidos
sujetaban hacia nosotros sus hijos, tenían los ojos y la cara hinchada y congestionada tras cuatro días
bajo el sol y el polvo.

“Llévense a este”’; “miren este niño’; “este está herido”. Los niños envueltos de brazos y piernas
con harapos ensangrentados, sin zapatos, con los pies hinchados aumentados de dos veces su tamaño,

152
Relato obtenido del libro: BETHUNE, NORMAN: El crimen de la carretera Málaga Almería.
Diputación provincial de Málaga.

132
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

lloraban desconsoladamente de dolor, hambre y agotamiento. Doscientos kilómetros de miseria.
Imagínense, cuatro días y cuatro noches, escondiéndose de día entre las colinas ya que los bárbaros
fascistas los perseguían con aviones, caminaban de noche agrupadas en un sólido torrente, hombres,
mujeres, niños’ mulos, burros, cabras gritando los nombres de sus familiares desaparecidos, perdidos
entre la multitud. Cómo podíamos elegir entre llevarnos a un niño muriéndose de disentería o entre una
madre que nos contemplaba silenciosamente con los ojos hundidos llevando contra su pecho a un niño
nacido en la carretera hacía dos días. Ella se había parado de caminar durante diez horas solamente.

Aquí había una mujer de sesenta años incapaz de seguir arrastrándose para dar un paso más, sus
gigantescas piernas hinchadas con úlceras y varices sangrando dentro de sus rotas sandalias de trapo.
Muchas ancianas abandonaban simplemente esta lucha, se tendían a los lados de la carretera y esperaban
la muerte. Decidimos llevarnos primeros a los niños y a las madres, pero luego la separación entre padre
e hijo, marido y mujer se hizo demasiado cruel para poder soportarla. Acabamos por llevarnos a las
familias con mayor número de hijos pequeños, y a los niños solitarios de los que había centenares, sin
padres. Llevábamos a treinta o cuarenta personas en cada viaje durante tres días sucesivos a Almería, al
Hospital del Socorro Rojo internacional, donde recibían cuidados médicos, comida y ropa. La inagotable
devoción de Hazen Sise y de Thomas Worsley, conductor del camión, salvó muchas vidas. Se alternaban
para conducir día y noche, ida y vuelta, durmiendo en medio de la carretera entre viaje y viaje, sin
comida, excepto pan seco y naranjas.

Y ahora viene la barbarie final. No contentos con bombardear y ametrallar a esta procesión de
campesinos indefensos, a lo largo de esta larga carretera, en la tarde del día 12 cuando el pequeño puerto
de Almería estaba repleto de refugiados, habiendo aumentado en población el doble, cuando unas
cuarenta mil personas exhaustas alcanzaron un puerto de lo que ellos pensaban que era seguridad,
fuimos masivamente bombardeados por aviones fascistas alemanes e italianos. La sirena dio la alarma
treinta segundos antes de que cayera la primera bomba. Estos aviones no hacían esfuerzo alguno por
alcanzar los barcos de guerra del Gobierno que estaban en el puerto, ni por bombardear las barricadas.
Estos lanzaron deliberadamente diez gran des bombas en el centro mismo de la ciudad, donde en la calle
principal, dormían apiñados sobre la calzada, de tal forma que apenas si podía pasar algún coche, los
exhaustos refugiados. Después de que hubiesen pasado los aviones recogí en mis brazos a tres niños
muertos de la calzada, justo enfrente del Comité Provincial para la Evacuación de refugiados donde
hablan estado esperando en una larga cola a que les dieran una taza de leche y un puñado de flan seco,
era el único alimento que algunos tornaban durante días. La calle parecía una verdadera carnicería, llena
de muertos y de moribundos, alumbrada solamente por el resplandor anaranjado de los edificios en
llamas. En la oscuridad, los lamentos de los niños heridos, los chillidos de las madres agonizantes, las
maldiciones de los hombres, iban elevándose en un solo grito masivo, alcanzando un tono de intolerable
intensidad. Uno mismo sentía su cuerpo tan pesado como el de los muertos, pero, vacío y hueco, y uno
sentía su cerebro arder con una intensa luz de odio. Aquella noche fueron asesinadas cincuenta personas
de entre la población civil y, unas cincuenta mas fueron heridas. Hubo dos soldados muertos.

A hora bien, ¿cuál era el crimen que esta indefensa población civil había cometido para ser
asesinados de este modo tan sangriento? Su único crimen era que habían votado para elegir un Gobierno
de personas encargadas de la más moderada mitigación de la abrumadora carga de siglos de codicia
capitalista. La cuestión había sido ya abordada, ¿por qué no se habían quedado en Málaga esperando la
entrada de los fascistas? Sabían lo que les pasaría. Sabían lo que iba a ocurrirles a sus hombres y
mujeres, lo mismo que les había pasado a tantos otros en las demás ciudades apresadas. Todo varón entre
15 y 60 años que no pudiera demostrar que no había sido forzado a ayudar al Gobierno, sería
inmediatamente fusilado. Y es el conocimiento de todos estos hechos lo que concentró a dos tercios de
toda la población española en una cuarta del país y lo que aún sostuvo la República.

153
Bethune era cirujano canadiense que se trasladó a España como médico del bando republicano. Forma
el Servicio Canadiense de Transfusiones de Sangre y estuvo ayudando durante la evacuación de Málaga.
Estuvo también en los frentes de Madrid y ya en 1938 marcha a China para prestar sus servicios en la
lucha contra la invasión japonesa. Allí muere en condiciones muy precarias por la falta de material de
trabajo. En China está reconocido como una de las más admiradas personas de su historia. Aquí, en
Málaga, es un completo desconocido.

133
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

“THE CRIME ON THE ROAD MALAGA-ALMERIA, NARRATIVE WITH GRAPHIC
DOCUMENTS REVEALING FACIST CRUELTS” BY NORMAN BETHUNE 153

NARRACIÓN II Arthur Koestler, periodista inglés del New
Chronicles vivió en primera persona la huida.
Hacia las dos de la tarde comienza el éxodo desde Málaga. La carretera es un río de camiones, coches,
mulas, carros, gente asustada que riñen entre ellas. Esta riada lo chupa y lo arrastra todo: civiles,
milicianos desertores, el gobernador civil, algunos oficiales de Estado Mayor. Succionando de las arterias
de Málaga todas sus facultades de resistencia, su fe, su moral. Nada puede resistir su fuerza magnética.
La carretera del Este se ha convertido en una carretera con tráfico de una sola dirección (…) Nadie
conoce la suerte de ese río una vez que se pierde tras el primer recodo de la carretera hacia el este. Corren
extraños rumores por Málaga: los rebeldes han ocupado ya Vélez, la siguiente población hacia el este, a
unos cincuenta kilómetros; el río de refugiados se dirige a una trampa mortal. Según otro rumor, la
carretera está todavía abierta, pero bajo el fuego de los barcos de guerra y de aviones que ametrallan a los
refugiados. Nada, entonces, puede ya detener al río; fluye y fluye, y se alimenta sin cesar de los arroyos
del miedo.

Arthur KOESTLER 154: Dialogue with the death, London, 1966

NARRACIÓN III 155 Rudolf Kohler, electricista y comunista suizo, le
sorprendió el estallido de la guerra en Málaga, en la cual se alistó a
uno de los batallones populares. A la caída de la provincia narra los
acontecimientos mientras huía junto a la población civil.
(…) Lo que comenzó entonces fue la cosa ciertamente más terrorífica que la historia de la guerra haya
conocido: La huida hacia la ciudad de Almería, a 220 kilómetros al este. Perseguida por los tanques
enemigos, la caravana iba día y noche. Mujeres, niños, ancianos, milicianos… sobre coches, carros,
asnos, camiones, aunque la gran mayoría iba a pie, 250000 personas arrastrándose por la carretera.
Para Los bárbaros fascistas, el hecho de poder destrozar a la gente en la cola de la columna no
bastaba. ¡No! Su deber era destruir: Los bombarderos y los cazas estaban constantemente sobre
nuestras cabezas. Desde el mar, los buques militares lanzaban sus obuses en medio de la gente,
agrupada por centenares allí donde creían encontrar un refugio (…) los heridos y los muertos
entorpecían el camino. La carretera entera era un sepulcro de masas. Los que sufrían más eran los
niños que debían recorrer la carretera a pie, a veces sin zapatos, sin comida. En cuanto a descansar, ni
siquiera había tiempo para pensar. Mucho se murieron de hambre y agotamiento. Niños que caían en
las cunetas al borde de la carretera, la mayoría demasiado pronto. Soldados histéricos vaciaban sus
cargadores en el aire. Un hombre que no podía caminar más mató a toda su familia para que no
cayeran en manos fascistas. ¡Muchos hombres y mujeres se quitaron voluntariamente la vida!

154
Extraído de QUIROSA-CHEYROUZE Y MUÑOZ, RAFAEL: Almería, 1936-37. Sublevación militar
y alteraciones en la retaguardia republicana. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Almería, 1996,
pp. 157-170. SAENZ CAMACHO, ANTONIO: <<Arthur Koestler. Testigo de excepción en la caída de
Málaga (8-2-37)>> en Jabega, nº 61. 1988. Pág. 55 y en KOESTLER, ARTHUR: Diálogo con la
muerte. Un testamento español. Amaranto. Madrid, 2004.
155
HUBER, PETER; ULMI, NIC: Les combattants suisses en Spagne Républicaine. Ediciones
Antípodas. Laussane. 2001.

134
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Salvoconducto. Refugiados de la Axarquía

135
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Torre del Mar. Placa conmemorativa por las víctimas de la carretera de Málaga-Almería

Foto antigua carretera hacia Almería.

136
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Refugiados malagueños llegando a Valencia

137
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

6. LAS VÍCTIMAS REPUBLICANAS.

6.1. La Tipología de Archivos para su estudio.

Para el estudio de la represión franquista la tarea es un tanto ardua.
Generalmente los documentos más fiables con los que podemos hacer una relación de
fusilados son los juicios sumarísimos en manos actualmente de los juzgados militares,
cuyo acceso es, desde hace unos años, permisible.
Pero existen otras fuentes igualmente válidas. Por ejemplo, los libros de oficios-
correspondencia de los ayuntamientos, los registros de los arrestos carcelarios, los
padrones municipales, los legajos judiciales de responsabilidades políticas, los
documentos sobre huérfanos y viudas de guerra, los archivos de reemplazos y quintas
del ejército y, sobre todo, a través de la Historia Oral.
No obstante, habría que precisar que no en todos los ayuntamientos se han
conservados estos documentos y, por el contrario, la única salida que nos queda son las
actas de defunciones del registro civil.
Normalmente, las víctimas rara vez aparecen contextualizadas en su correcta
fecha, es decir, que nos podemos pasar observando los años correspondientes a la guerra
y a la posguerra y no aparezca ningún indicio de fusilamiento. Pese a ello, sí existen
pistas. En la mayoría de las veces cuando se inscribía un fusilamiento en el registro
civil, no solían poner las causas de la muerte “por arma de fuego” o “por ejecución de
sentencia de muerte”; en vez de ello: “Heridas”, “Hemorragia”, “choque con la
fuerza” o “destrucción de la masa encefálica”, datos que pueden despistar al
investigador. Ante ello tenemos que seguir buscando en el apartado “este documento
viene en virtud de… ”, o “según resulta de …“. Entonces, observaremos que el
documento viene firmado en virtud de “carta-orden del Juzgado Permanente Militar
de la plaza…” o “según resulta del Oficio del Sr. Comandante Militar…”. Así pues
tenemos ante nosotros un caso de ejecución por juicio sumarísimo.
Anotaciones que se expresan como “desaparecido a la entrada de las fuerzas
nacionales” o “desaparecido de esta Villa” son muestras claras, si indagamos en la
fecha (normalmente entre el 8 y 12 de febrero de 1937), que se tratan de muertes en la

138
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

carretera de Málaga-Almería causadas por el bombardeo. En ocasiones, llegan a
inscribir las defunciones “a consecuencia de bombardeo” o “heridas por metralla”.
Hay también que tener en cuanta las muertes por palizas, ahorcamientos o
desatención médica, si las actas de defunción muestran que el fallecido muere en la
cárcel o arresto municipal, como consecuencia de “parálisis cardíaca”, “asfixia por
suspensión” o por enfermedad como “tuberculosis” o “anginas de pecho”, etc.
Otro método es rastrear el registro civil al completo. Por cuestiones laborales, de
pagas o demás subsidios se solían apuntar los muertos diacrónicamente. Vuelven a
aparecer las víctimas, aunque estén desfasadas en el tiempo (incluso actualmente se
siguen inscribiendo).
En cuanto al registro del Arresto municipal, aparecen el día de entrada y salida
de los presos, así como los delitos que se les inculpa y bajo qué autoridad queda
subyugada (Auditor de Guerra, Juzgados Militares, Guardia Civil, etc.) Riogordo es uno
de los pocos pueblos de la Axarquía que conserva el registro carcelario a partir de la
toma del pueblo por los nacionales.
Respecto a los Archivos de Quintas, la ayuda puede ser muy importante. En ellos
se ven reflejado desde los huidos, los prófugos, desafectos y fallecidos, tanto en el
frente como por sentencias de juicios.
Los Oficios-correspondencia son sin duda los documentos más importantes. En
ellos aparece toda la actividad política-jurídica y económica del Ayuntamiento. Desde
que toman el poder los nacionales la purga del elemento izquierdista aparece claramente
reflejada mediante oficios que eran enviados a los distintos juzgados militares. Informes
acerca de sospechosos, en el que suelen aparecer sus antecedentes y filiación política, si
perteneció a algún partido izquierdista, etc. También es corriente que aparezcan los
envíos de extractos de actas de fallecimiento por fusilamiento, las incautaciones de
propiedades, los movimientos de las diferentes Juntas económicas (de Abastos, de
Trigo), etc. En El Borge sólo tenemos el libro de Oficios-correspondencia a partir de
1940. En Periana se conservan todos; En Colmenar, a partir de 1939; En Alfarnatejo a
partir de 1935; en Alfarnate, sólo un tomo correspondiente a 1938; y en Riogordo no se
conservan ninguno.

139
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

6.2. Tribunales Militares y consejos de guerra en la Axarquía.

“Málaga, la Mártir” se convirtió en el paradigma del “terror rojo”. Una oleada de
venganzas, por los crímenes que se cometieron durante la etapa anterior, cayó sobre la
población como un jarro de agua fría. A los pocos días de entrar las tropas nacionales
comenzarán los juicios sumarísimos “de urgencia”, seguidos de fusilamientos masivos.
La naturaleza de la represión militar tuvo un doble trasfondo. Se basó en un plan
preconcebido por las autoridades militares que comenzó desde el mismo instante en que
dieron el golpe de Estado. Se trató del Código de Justicia Militar con toda su
parafernalia de Auditorías, sumarios, Tribunales, fiscales, consejos de guerra, cuya
finalidad se limitó a cumplir varis prerrogativas: limpiar de “rojos” cada plaza
conquistada y vengar a las víctimas asesinadas por los “marxistas” en el caso de
Málaga.
Los Consejos de Guerra no vaticinaban actuar desde principios universales de
Justicia, sino con fines de escarmiento y castigo. Ante todo, los primeros
enjuiciamientos se desarrollaron sin ningún precepto legal, únicamente impulsados por
las denuncias arbitrarias de los que reclamaban venganza o prodigaban el odio. Abusos,
denuncias injustificadas, carencia de defensa y condenas irrefutables fueron las notas
predominante en los meses que siguieron a la toma de Málaga. Sus objetivos eran
claros: paralizar todo futuro movimiento proletario mediante el terror, sobre una base de
silencio y recelo 156.
La sublevación militar contra la República la inició un coronel que escribió en
un papel una serie de normas: “Ordeno y mando”; y para el “desafecto”, Código de
Justicia Militar y pena de muerte. Se abrió un reiterante proceso de depuración política
centrado en la “Actuación Social y Política” de los inculpados. Líderes sindicalistas,
militantes de partidos políticos de izquierdas, aquéllos que ostentaron cargos directivos
en los mismos, milicianos, miembros de comités, propagandistas eran cargos suficientes
para abrir un sumario. Acusaciones, todas, bajo una misma denominación: <<Rebelión
Militar>>, etiqueta llena de suma contrariedad porque, a decir verdad, fueron los
militares quienes se “rebelaron” contra un Gobierno legítimo.
Colmenar, como cabeza de partido judicial, tuvo sus primeros juicios
sumarísimos “de urgencia” pocos meses después de la toma de la plaza. Bajo la plena

156
FLOREN, DIMAS: República y Guerra Civil en Lorca. 1931-1939.
http://www.galeon.com/murcia1939/aficiones486892.html

140
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

autoridad militar, se llevaban de los hogares a aquéllos que consideraban sospechosos.
Eran interrogados en el Cuartel de la Guardia Civil empleando, con frecuencia, la
tortura física o psicológica. Luego, emitía un informe que adjuntaba al atestado.
Otras denuncias las impartían labradores, industriales o propietarios que
sufrieron la incautación de sus fábricas o la colectivización de sus tierras, los cuales
estaban hartos ya de tantas reivindicaciones obreras.

JUZGADOS Y JUECES MILITARES QUE ACTUARON EN COLMENAR

Juzgado Juez Militar Secretario
Nº 16-1937
José Arnal Fiestas Antonio Álvarez de Morales y Ruiz
Colmenar
Nº 33-1939
Pablo Pedrajas Carrillo José María Fuentes Copete
Colmenar
Nº 34-1940 Antonio Fernández de
Manuel Rodríguez Rangel
Colmenar Quincoces
Nº 4-1941 Coronel de Infantería Ricardo Alférez de Infantería José Yacoma
Colmenar Martín Pinillos y Blanco y Pulgar
Teniente de Infantería Sargento de Infantería Manuel
Nº 43-1939
Segismundo López Sánchez Alcalá Manasco
Teniente de Infantería Sargento de Infantería Pedro
Nº 43-1940
Segismundo López Sánchez Maestro de Pablos
Nº 43-1940 Teniente de Infantería
Enrique Rojas Frías
Colmenar Segismundo López Sánchez

Comienzan, pues, los fusilamientos de “castigo”. Juicios cuyos procesados
superaban el número de 40, con penas de muerte en un 50-60% de ellos, sin apenas
formalismos judiciales. Los cabecillas de los comités fueron pasados por las armas al
momento, sin objeción alguna e incluso, en ocasiones, antes de la celebración del juicio.
Cuantiosos inocentes cayeron en esta primera oleada represiva. No había tiempo para
que las familias consiguieran los “avales salvadores” (del cura, del señorito, del alcalde
o jefe de Falange). Esto vendría después. Las tapias del cementerio, bajo la luz de la
luna, harán de escenario para las resoluciones de sentencias. O bien, Lugares donde se
habían producido asesinatos anteriormente: un olivar, una explanada, un punto en el
camino, como represalia.
Los tribunales militares desarrollaron su labor represiva en Colmenar y Vélez-
Málaga (cabeza de partido). Los vecinos de Colmenar debían ser enjuiciados en
Archidona, pero fue tal la aglomeración de presos que la mayoría de los juicios

141
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

acabaron celebrándose en el pueblo, por cuto estrado pasaron gente de Periana,
Colmenar, Alfarnate, Alfarnatejo, Casabermeja y Riogordo.

AUDITARÍA DE GUERRA DEL EJÉRCITO DEL SUR 157
Pueblo Lugar al que se Inscribe
Alcaucín Vélez-Málaga
Alfarnate Archidona
Alfarnatejo Archidona
Algarrobo Vélez-Málaga
Almachar Vélez-Málaga
Árchez Vélez-Málaga
Arenas Vélez-Málaga
Benagalbón Málaga
Benamargosa Vélez-Málaga
Benamocarra Vélez-Málaga
Borge Vélez-Málaga
Caleta de Vélez Vélez-Málaga
Canillas de Aceituno Vélez-Málaga
Canillas de Albaida Vélez-Málaga
Colmenar Archidona
Comares Archidona
Cómpeta Vélez-Málaga
Cútar Vélez-Málaga
Iznate Vélez-Málaga
Macharaviaya Vélez-Málaga
Maro Vélez-Málaga
Moclinejo Málaga
Nerja Vélez-Málaga
Periana Archidona
Rincón de la Victoria Málaga
Riogordo Archidona
Salares Vélez-Málaga
Sayalonga Vélez-Málaga
Sedella Vélez-Málaga
Torre del Mar Vélez-Málaga

157
Documento legajo suelto con el título de “Estado demostrativo en que ha sido subdividido esta
provincia para efectos judiciales”, listado de la Axarquía. En El Archivo del Juzgado Togado Militar
Territorial nº 24 de Málaga.

142
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Torrox Vélez-Málaga
Viñuela Vélez-Málaga

Monolito-escultura en honor a los caídos en Riogordo, junto a una fosa común

Las denuncias se realizaban a partir del “sistema de firmas” de los derechistas
del pueblo, los cuales firmaban una lista que era presentada a la Comandancia Militar de
la Plaza acreditando la culpabilidad de los señalados. Con este documento se
garantizaba la decisión de llevarlos ante un tribunal militar.
El día del consejo de guerra se asemejaba a una representación teatral. Los
encartados eran conducidos esposados y custodiados por soldados desde la cárcel a
presencia del tribunal. Una vez frente a ellos, se les leían los cargos imputados, el fiscal
pedía la pena para cada uno de los acusados y, luego, se retiraban para deliberar. No
había defensas, únicamente la intervención de una persona muy influyente en el pueblo
podía ayudar a rebajar la pena. Al concluir la Vista, el dictamen era enviado al Auditor
de Guerra, el cual en última instancia daba su aprobación.

143
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

A los dos o tres días, y una vez que el Auditor hubiera firmado, se les notificaba
ésta a los procesados. En ese intervalo de tiempo, los allegados del condenado hacían
todo tipo de gestiones para rebajar la pena. No obstante, hasta finales del año 37 las
sentencias son irrefutables.
Las condenas impuestas eran diversas y pasaban a cumplirlas abonándoseles el
tiempo que llevasen en prisión. Cadena perpetua, 30 años y un día, 20 años y un día,
diez años y un día, seis años y un año. La última pena era la muerte y empleaban el
fusilamiento. En ocasiones, cuando el tribunal militar lo consideraba poca sanción,
solicitaba al Auditor que se ejecutase al “reo” con el sistema del “garrote vil”. Nada más
que en la cárcel de Málaga se estima que los muertos por ahorcamiento llegaron a 84,
siendo el mes de Octubre del 1937, con 20 ejecutados a garrote, y el mes de marzo del
1938, con 43, los meses más prolíficos.
Una vez recibido el enterado para la ejecución de las penas de muerte, el
Comandante Militar de la plaza señalaba el lugar, día y hora, la composición del piquete
de ejecución y otros detalles. Enviaban a un cura para confesar a los infortunados y
luego los sacaban para cumplir la condena, siempre de madrugada.

Antonio Palomo Martín nos explica las semanas de terror que vivió Colmenar
tras la entrada de las tropas nacionales:

(..) Luego las cárceles se llenaron de presos. Se produjo fusilamientos poco después.
Recuerdo que hubo dos noches en los que el camión se llevó a 7 individuos, una noche, y
8, otra, hacia Riogordo. Porque la gente de Colmenar se lo llevaban a fusilarlo a otro
pueblo, mientras que aquí, en la tapia de la ermita, fusilaban a los que no eran del pueblo.
Un camión venía cargado de Riogordo, y otro de gente de aquí se iba para allá (…) 158

Con la total victoria del bando nacional en abril de 1939 y la terminación de la
guerra, nace la Ley de Responsabilidades Políticas que dice:

“DISPONGO: Artículo primero. Constituye figura de delito, castigado conforme o las
disposiciones de la presente Ley, el pertenecer a la masonería, al comunismo y demás
sociedades clandestinas a que se refieren los artículos siguientes. El Gobierno podrá

158
Testimonio de Antonio Palomo Martín, Colmenar. Propio de mi investigación.

144
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

añadir o dichas organizaciones las ramas o núcleos auxiliares que juzgue necesario y
aplicarles entonces las mismas disposiciones de esta Ley debidamente adaptadas.
Artículo segundo. Disueltas las indicadas organizaciones, que quedan prohibidas y
fuera de la Ley, sus bienes se declaran confiscados y se entienden pues tos a
disposición de la jurisdicción de responsabilidades políticas. Artículo tercero. Toda
propaganda que exalte los principios o los pretendidos beneficios de la masonería o del
comunismo o siembre ideas disolventes contra la Religión, la Patria y sus instituciones
fundamentales y contra la armonía social, será castigada con la supresión de los
periódicos o entidades que la patrocinasen e incautación de sus bienes, y con pena de
reclusión mayor para el principal o principales culpables, y de reclusión menor para
los cooperadores” 159.

Se abre así un nuevo período represivo, de igual rudeza pero más discreto.
Caído el ejército republicano, controlada la “zona roja”, los refugiados de la
Axarquía tuvieron que regresar a sus hogares. Se puso en marcha un plan de
movilizaciones de esos civiles diseminados por toda la geografía española.
Igualmente, muchos que habían servido en el ejército republicano se encontraron
en Campos de Concentraciones. Desde allí remitían informes de su graduación militar y
actuación en el “ejército rojo” a los pueblos de origen. Al mismo tiempo, los
ayuntamientos enviaban a todos los campos de concentración y cárceles los informes de
los que estaban fichados, buscados por su actuación durante el período revolucionario.
Nadie se escapaba a esta telaraña de correspondencias judiciales bajo el nombre de
Junta Clasificadora de Presos y Presentados.
Al concluir todos los trámites, los presos regresaban a sus provincias donde,
nada más bajar del tren, les esperaban un jefe local de falange rodeado de guardias
civiles para ser prendidos automáticamente.
Los fusilamientos no pararon hasta los años 1944 y 1945. Viendo que la derrota
de sus socios nazis era ya irremisible, el régimen de Franco, atendiendo al afán de
permanencia en el poder, inició el acomodo a la nueva situación internacional
introduciendo algunas modificaciones legales en el entramado represivo. Entre ellas, se
incluyeron nuevas normas de reducción de condena y de puesta en libertad condicional
mediante El Servicio de Libertad Vigilada, lo que supuso, en la práctica, que muchos

159
B.O.E. 2 de marzo de 1940. AHN

145
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

presos salieran de la cárcel por esa época, la totalidad de los cuales tenían que
presentarse cada quince días en el cuartel de la Guardia Civil, dando parte. Muchos de
ellos, por determinación de alcaldes, párrocos o vecinos, fueron desterrados a otras
provincias, lejos del pueblo, a 250 kilómetros, puesto que eran considerados personas
non gratas. El 9 de Octubre de 1945 se concedió por decreto el indulto para los
condenados por rebelión militar que no habían sido fusilados. Franco había mantenido
el Estado de Guerra en el país 5 años más a la victoria.

 

6.3. Cárceles de la comarca.

 

Escasez de espacio, falta de higiene, sobresaturación de reclusos. Así eran los
Arrestos de los pueblos de la Axarquía. Los edificios no daban abasto ante tal oleada de
encarcelamientos. Detenidos que dormían en el suelo, sin retretes y sin vanos para la
ventilación, en cuartuchos de pocos metros cuadrados. Les daban de comer cada 24
horas un cazo de berza, mondas de patatas o caldo con hierbas forrajeras. Existía una
falta de higiene excesiva; los piojos y las chinches eran habituales. Muchas
enfermedades acabaron con los detenidos: Tuberculosis, pulmonías, anginas de pecho
que segaban la vida de aquéllos más débiles con la llegada del invierno.

Entrada del antiguo arresto municipal de Colmenar, en los bajos del Ayuntamiento.

146
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Las autoridades locales se vieron desbordadas, por lo cual hubo repetidas
reclamaciones en el que se pedía el traslado de los presos a la capital a riesgo de que los
encerrados contrajeran enfermedades:

“Tengo el honor de participar a V.E. que en este arresto se encuentran desde hace seis
meses veintitrés presos ya juzgados reuniendo unas pésimas condiciones de salubridad
e higiene el local convertido en cárcel agudizado en ésta época por las inclemencias
del tiempo y por la parte exterior no existe seguridad de ninguna clase ni existen
garitas para la guardia que custodia el edificio, lo cual me permito ponerlo en
conocimiento rogando a V.E. que previos los informes que estime oportunos se digne
dar sus superiores órdenes con el fin de que dichos presos sean trasladados a la Prisión
Provincial o a otro local que reúna mejores condiciones de higiene y seguridad que
éste. Ayuntamiento de Periana. 28-12-1937” 160.

“Varias veces se ha interesado el traslado desde este Depósito Municipal de los 30
reclusos en él existentes, y otras dependencias habitadas, por no reunir ninguna las
condiciones de salubridad y seguridad necesarias (…) ruego a V.E. se digne ordenar
en traslado a la Prisión Provincial” 161.

En los Arrestos Municipales los presos eran tratados con crueldad. Como el caso
de Vélez-Málaga, en cuya cárcel, cuando llegaba el invierno, los sacaban maniatados y
los llevaban al río donde eran obligados a bañarse desnudos. Muchos no lo aguantaron y
fallecieron por enfermedades congestivas o fiebres tuberculosas.

También, encerraron a las mujeres más comprometidas con la revolución, o al
menos eso era lo que pretendían manifestar porque, en realidad, en la Axarquía el
número de mujeres que actuaron en comités o en las milicias locales fue nulo.
Humillación que sufrieron cuando eran peladas al cero en los centros de falange y
160
Informe del Ayuntamiento de Periana. Carpeta Traslado de presos, Archivo de la Gobernación.
AHPM.
161
Ibídem.

147
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

paseadas hasta la cárcel mientras le daban de beber aceite de ricino mientras desfilaban
en público (práctica ésta repetida en cada pueblo de España al entrar las tropas
nacionales).

Hubo, también, intentos de fuga. El 2 de agosto de 1938 se escapan de la cárcel
de Vélez unos 11 reclusos, casi todos condenados a penas de muerte. Se encontraban en
el patio cuando, al abrir uno de los vigilantes para hacer el recuento rutinario de presos,
se abalanzaron sobre ellos. Uno de los que huyeron se volvió por iniciativa propia,
cinco son prendidos rápidamente y uno cayó abatido a balazos cerca de Arenas. El resto
consiguió huir. La sentencia fue firme, pues había que dar un ejemplo por si se volvía a
producir algo parecido: cuatro penas de muertes 162.

En Colmenar, la antigua cárcel era tan pequeña que, con la ayuda de
compañeros, unos presos pudieron saltar la pared y se introdujeron por un alcantarillado
que desembocaba a las afueras de la ciudad.

José García Pino, de 40 años y natural de Colmenar, nos cuenta la epopeya de
su tío:

En el actual juzgado de Colmenar encerraron a mucha gente. Tanto que no se cómo
pudieron caber todos. Me contaba que se llegó a escapar, junto a 4 más, por una
alcantarilla antigua llena de ratas, suciedad y aguas pestilentes. Esta alcantarilla llegaba a
las afueras del pueblo y huyó al campo. De vez en cuando iba a Colmenar y como no lo
conocían porque él era de Alfarnate se hacía el mudo. Luego tuvo que huir lejos porque le
reconocieron. Mi tío se llamaba Salvador Verdugo.

Como consecuencia de ello, a mediados de 1938, las medidas carcelarias se recrudecen.

162
Causa nº 55-1938. Juzgado Militar nº 4 Vélez-Málaga. Procedimiento sumarísimo de urgencias contra
José Pérez Sánchez, Francisco Cordero Andrade, Francisco Martín Padilla, Francisco Fortes Marín,
Antonio Serralvo García y Francisco Cabello Atencia. Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de
Málaga.

148
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Oficio nº 588-8-junio-1938. Al señor Director de la Prisión Provincial 163.
Se acusa recibo de la comunicación de V.S. fecha 6 del actual nº 1337 sobre suspensión
de las comunicaciones de los reclusos con el exterior, vigilancia de la instrucción de
encargos, ropas o efectos, censura de la correspondencia interceptada al curso de la que se
estime dudosa, y suspensión de la comunicación telefónica
.

Unos 115 reclusos pasaron por el arresto municipal de Colmenar, cuyo volumen
aumentó al concluir la guerra, cuando los refugiados axárquicos de la zona republicana
regresan a sus hogares.

DEPÓSITO MUNICIPAL DE COLMENAR –- 1937-1939 164

Nombre y apellidos Fecha ingreso Fecha de salida

Manuel Molina Jiménez 17 / 04 / 1937 10 / 09 / 1939
Juana Rodríguez Muñoz 16 / 08 / 1937 10 / 09 / 1939
José Pascual Rodríguez 12 / 09 / 1937 10 / 09 / 1939
Francisco Benítez Mérida 12 / 09 / 1937 10 / 09 / 1939
Antonio Alba Rodríguez 12 / 09 / 1937 10 / 09 / 1939
José Pascual Pascual 12 / 09 / 1937 10 / 09 / 1939
Miguel Solórzano Bueno 12 / 09 / 1937 10 / 09 / 1939
Encarnación Gutiérrez Gutiérrez 12 / 09 / 1937 10 / 09 / 1939
Pura García García 28 / 01 / 1938 10 / 09 / 1939
Diego Palomo Báez 10 / 02 / 1938 10 / 09 / 1939
Manuel Mechiné García 10 / 02 / 1938 10 / 09 / 1939
Miguel Ramos Cortés 10 / 02 / 1938 10 / 09 / 1939
Salvador Alba Moreno 12 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
Rafael Molina Fernández 13 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
Isidro Zorrilla Gómez 13 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
Manuel Ortiz Martín 13 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
Julio Benítez Oviedo 13 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
José Fernández García 13 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
Ramón Larrubia Mostazo 13 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
Alonso Molero Fernández 14 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
José Molero Pascual 14 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
Dolores Moreno Álvarez 14 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
Miguel Fernández Barea 16 / 04 / 1939 10 / 09 / 1939
Antonio Rodríguez Olmedo 26 / 04 / 1939 08 / 09 / 1939
José Molina Bueno 30 / 04 / 1939 10 / 09 / 193
Julián Ramírez Molina 09 / 05 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Romero Repiso 11 / 05 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Alarcón Barba 11 / 05 / 1939 10 / 09 / 193
Gabriel Ruiz Morilla 19 / 05 / 1939 10 / 09 / 193
Emilio Reina Ruiz 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
José García Moreno 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
José Reina Ruiz 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Juan Bautista González 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Eliseo Ortigosa Pascual 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Salvador Luque Mérida 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193

163
Oficios-correspondencia año 1938-1939. Ayuntamiento de Colmenar.
164
Archivo Municipal de Colmenar.

149
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Antonio Paneque García 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Miguel Bautista Frías 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
José Martín Moreno 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
José Bautista Martín 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Domingo Ferrer García 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
José Arrebola Toledo 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Salvador Arrebola Godoy 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Emilio Martín Reina 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Rafael Roca Santana 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
José Romero Ramírez 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Rafael Rodríguez Martín 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Juan Moreno Jiménez 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Salvador Ruiz Bueno 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Bautista Tapia 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Francisco Guardeño Romero 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Rafael Toledo Luque 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Juan A. Solórzano Bueno 01 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Salvador Pareja Molina 15 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Rafael Caro Rodríguez 15 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Caro Guerrero 15 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Juan López Mancebo 16 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Esteban López Mancebo 16 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Luís Rivera Palomo 16 / 06 / 1939 10 / 09 / 193
Salvador Ruiz Ramos 03 / 07 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Moreno Cabrera 03 / 07 / 1939 10 / 09 / 193
Sebastián Cerezo Rodríguez 03 / 07 / 1939 10 / 09 / 193
Francisco Pérez Martos 12 / 07 / 1939 10 / 09 / 193
Andrés Barba Barba 12 / 07 / 1939 10 / 09 / 193
Francisco Jiménez Ruiz 03 / 08 / 1939 06 / 09 / 1939
Antonio Gómez Sánchez 08 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Diego Fernández Molina 08 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Manuel Martín Molina 08 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Salvador Meléndez Ruiz 08 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Cristóbal Pérez Palomo 08 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Salvador Meléndez Postigo 10 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Pedro Ortega Molina 16 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Martos Mesa 16 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Emilio Fernández Burgos 19 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Julio Serón Ortigosa 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
José Luque Pérez 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Bartolomé Martín Bayo 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
José Mora López 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Miguel González Fernández 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Juan Cordero Palomo 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Godínez Ruiz 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Rafael López Aguilar 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
José Gómez Martín 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Juan Luque García 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Francisco Bayo Durán 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Salvador Durán Aragón 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Juan Márquez Aragón 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Luque García 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio López Godínez 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Miguel García Aguilar 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
José García Fernández 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Francisco Mostazo Cebrián 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Francisco Cañadas Báez 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Juan Antonio Pérez García 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193

150
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Francisco Valverde Molina 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Miguel Frías Cebrián 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Adela Mostazo Cebrián 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Manuel López Jiménez 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Muñoz Duarte 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Sebastián Santiago Reyes 26 / 08 / 1939 28 / 08 / 193
Juan Chicano Guardeño 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Juan García Cobos 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Sebastián Torres Alcoholado 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Tomás Mancebo Saavedra 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Francisco Alba Ruiz 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Francisco Pascual Peña 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio García Verdugo 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Arrebola Solórzano 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Manuel Cantano Peña 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Enrique Pascual Arrebola 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio López Paisar 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Antonio Puerta Cabrera 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
José Moreno Pérez 26 / 08 / 1939 10 / 09 / 193
Leoncio Toledo Ruiz 12 / 10 / 1939 29 / 10 / 1939
José Téllez Frías 21 / 10 / 1939 29 / 10 / 1939
Ramón Carrera Peláez 29 / 10 / 1939 29 / 10 / 1939

ARRESTO MUNICIPAL RIOGORDO – CONDUCIDOS A LA
PRISIÓN PROVINCIAL - 1937 165
N
Nombre y apellidos
Naturalez Fecha A disposición Fecha de Observacion
º a ingreso de salida es 166
Conducido a P.
1 Juan Morales López Riogordo 25 / 2 / 1937 A. Militar 24 / 10 / 1937
Provincial
Conducido a P.
2 Juan Cortés Delgado Ídem 25 / 2 / 1937 Ídem 24 / 10 / 1937
Provincial
Conducido a P.
3 Rafael Villalba Ales Ídem 25 / 2 / 1937 Ídem 24 / 10 / 1937
Provincial
Francisco Fernández Conducido a P.
4 Colmenar 25 / 2 / 1937 Ídem 24 / 10 / 1937
Provincial
Lasanta
Fusilado cementerio
5 José Comitre López Riogordo 25 / 2 / 1937 Ídem 23 / 10 / 1937
Colmenar
Fusilado cementerio
6 José Bayo Ortiz Ídem 25 / 2 / 1937 Ídem 23 / 10 / 1937
Colmenar
Antonio Montosa Fusilado cementerio
7 Ídem 25 / 2 / 1937 Ídem 23 / 10 / 1937
Colmenar
García
Fusilado cementerio
8 Juan Cortés Lorea Hiznajar 25 / 2 / 1937 Ídem 23 / 10 / 1937
Colmenar
9 Diego Bayo Ortiz Riogordo 16 / 3 / 1937 Ídem 24 / 10 / 1937 Conducido a P.

165
El mismo mes de Febrero, cuando las tropas nacionales han caído sobre Málaga, se produce las primeras
detenciones. Concretamente el 25 de Febrero ingresan en la prisión del pueblo 4 personas, en Marzo los días 16, 23,
26 y 28 encarcelan a 5 personas, el 21 de Abril a una persona y el 20 de Agosto a 15 personas. Todos ellos van a ser
conducidos a la Prisión Provincial de Málaga, estando los nueve primeros bajo la disposición de la Autoridad
Militar del pueblo, la única persona prendida en el mes de Abril se encontraba bajo la disposición del Juez Militar
de Archidona y los restantes bajo el Juez Militar nº 2 de Granada.
166
ABREVIATURAS: J M Archidona = Juzgado Militar de Archidona; J.M Nº 2 Gran = Juzgado;
Militar nº 2 de Granada; A. Militar = Auditoria Militar; Conducido a P. Provincial = Conducido a la Prisión
Provincial; JME nº 5 Col = Juzgado Militar Especial nº de Colmenar; Sargento GC = Sargento de la
Guardia Civil de la plaza; Al JI del Partido = Al Juzgado de Instrucción del Partido

151
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Provincial
Fusilado cementerio
10 Antonio Luque Rey Ídem 6 / 3 / 1937 Ídem 23 / 10 / 1937
Colmenar
Fusilado cementerio
11 Salvador Vida Cordero Ídem 8 / 3 / 1937 Ídem 23 / 10 / 1937
Colmenar
Fusilado cementerio
12 Antonio López Alés Ídem 8 / 3 / 1937 Ídem 23 / 10 / 1937
Colmenar
Fusilado cementerio
13 Juan Comitre García Ídem 16 / 3 / 1937 Ídem 23 / 10 / 1937
Colmenar
Francisco Narváez Conducido a P.
14 Ídem 23 / 3 / 1937 Ídem 24 / 10 / 1937
Provincial
Gutiérrez
Francisco García Fusilado cementerio
15 Ídem 17 / 3 / 1937 Ídem 23 / 10 / 1937
Colmenar
Conejo
Conducido a P.
18 Antonio García Gómez Ídem 26 / 3 / 1937 Ídem 24 / 10 / 1937
Provincial
Francisco Martos Conducido a P.
19 Ídem 28 / 3 / 1937 Ídem 24 / 10 / 1937
Provincial
Paneque
Antonio Ortiz Villalba Conducido a P.
21 Ídem 28 / 3 / 1937 Ídem 24 / 10 / 1937
Provincial
(a) camarailla
Antonio Sánchez JM Conducido a P.
26 Ídem 21 / 4 / 1937 28 / 6 / 1937
Provincial
Gutiérrez (a) el Muleto Archidona
J.M Nº 2 Conducido a P.
27 José Cordero Martín Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gran
J.M Nº 2 Conducido a P.
29 Miguel López Rojas Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gran
J.M Nº 2 Conducido a P.
30 Antonio Pérez Lorca Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gran
Miguel Puertas J.M Nº 2 Conducido a P.
31 Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Cabrera Gran
Antonio Sánchez J.M Nº 2 Conducido a P.
32 Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
López Gran
J.M Nº 2 Conducido a P.
34 Jesús Vigas Luque Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gran
J.M Nº 2 Conducido a P.
35 José Jaime Luque Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gran
J.M Nº 2 Conducido a P.
36 Juan Ríos Ales Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gran
Remedios Narváez J.M Nº 2 Conducido a P.
37 Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gutiérrez Gran
J.M Nº 2 Conducido a P.
38 Ana Alarcón Narváez Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gran
J.M Nº 2 Conducido a P.
39 María López Gómez Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gran
Carmen Gómez J.M Nº 2 Conducido a P.
40 Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Sánchez Gran
Francisca Sánchez J.M Nº 2 Conducido a P.
41 Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Ramos Gran
J.M Nº 2 Conducido a P.
42 María Bravo Pérez Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gran
JM Nº 2 Conducido a P.
43 Ana Narváez Aguilar Ídem 20 / 8 / 1937 24 / 10 / 1937
Provincial
Gran

152
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

ARRESTO MUNICIPAL RIOGORDO – CONDUCIDOS A LA
PRISIÓN PROVINCIAL – 1938-39
Nº Nombre y apellidos
Naturalez Fecha A
disposición
Fecha de Observacion
a ingreso de salida es
JME nº 5 15 / 01 / Por orden de la A.
44 Miguel Bravo Aguilar Riogordo 30 / 12 / 1937
Militar
Col 1938
31 / 3 / Por orden de la A.
45 Rogelio Puertas Gómez Ídem 30 / 12 / 1937 Ídem Militar
1938
31 / 3 / Por orden de la A.
46 Salvador Durán Aragón Ídem 30 / 12 / 1937 Ídem Militar
1938
31 / 3 / Por orden de la A.
47 Miguel Cortés Gómez Ídem 30 / 12 / 1937 Ídem Militar
1938
31 / 3 / Por orden de la A.
48 Joaquín Rojas Luque Ídem 30 / 12 / 1937 Ídem Militar
1938
31 / 3 / Por orden de la A.
49 José Cebrián Muñoz Ídem 30 / 12 / 1937 Ídem Militar
1938
31 / 3 / Por orden de la A.
50 Juan Cañamero García Ídem 30 / 12 / 1937 Ídem Militar
1938
31 / 3 / Por orden de la A.
51 Antonio Puertas Durán Ídem 30 / 12 / 1937 Ídem Militar
1938
31 / 3 / Por orden de la A.
52 Rafael Palomo Martín Ídem 30 / 12 / 1937 Ídem Militar
1938
Antonio Narváez Sargento 14 / 4 / Conducido A. de
56 Ídem 10 / 4 / 1939
Guerra
Cebrián GC 1939
Sargento 15 / 4 / Conducido A. de
57 José Román Cañadas Ídem 13 / 4 / 1939
Guerra
GC 1939
Sargento 15 / 4 / Conducido A. de
58 José Pérez Villanueva Ídem 14 / 4 / 1939
Guerra
GC 1939
Antonio Narváez Benamocar Sargento 15 / 4 / Conducido A. de
59 15 / 4 / 1939
Guerra
Gutiérrez ra GC 1939
Sargento 15 / 4 / Conducido A. de
60 Antonio Narváez Núñez Riogordo 15 / 4 / 1939
Guerra
GC 1939
Francisco Navarro Sargento Conducido A. de
61 Colmenar 30 / 4 / 1939 3 / 5 / 1939 Guerra
Bustos GC
Sargento Conducido A. de
62 Manuel González Lúque Riogordo 1 / 5 / 1939 3 / 5 / 1939 Guerra
GC
Sargento Conducido JM
63 Salvador Díaz Ramos Alfarnate 5 / 6 / 1939 3 / 7 / 1939 Colmenar
GC
Sebastián Cerezo Sargento Conducido JM
64 Frigiliana 12 / 6 / 1939 3 / 7 / 1939 Colmenar
Rodríguez GC
Sargento Conducido JM
65 Antonio Moreno Cabrera Riogordo 13 / 6 / 1939 3 / 7 / 1939 Colmenar
GC
Miguel Frías Cebrián Sargento
66 Ídem 13 / 6 / 1939 3 / 7 / 1939 MARXISTAS
(a) Tejón GC
Juan Márquez Aragón Sargento
67 Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
(a) Martos GC
Francisco Cañadas Báez Sargento
68 Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
(a) Pajarraco GC
José Moreno Pérez Sargento
69 Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
(a) Juanete GC
Sargento
70 Antonio López Paisat Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
GC
José Luque Pérez (a) Sargento
71 Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
Cuajado GC
Antonio López Godinez Sargento
72 Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
(a) Camisa GC
73 Francisco Montoso Ídem 13 / 6 / 1939 Sargento - MARXISTAS

153
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Cebrián (a) Javero GC
Antonio Godinez Ruiz Sargento
74 Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
(a) Bucho GC
Antonio Luque García Sargento
75 Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
(a) Pandox GC
Miguel González Sargento
76 Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
Fernández (a) Berraco GC
Juan Cordero Palomo Sargento
77 Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
(a) Automovil GC
Antonio Puertas Cabrera Sargento
78 Ídem 13 / 6 / 1939 - MARXISTAS
(a) Morronguero GC
Adelaida Montosa Sargento
79 Ídem 15 / 6 / 1939 - MARXISTAS
Cebrián (a) Javera GC
Bartolomé Martín Bayo Sargento
80 Ídem 15 / 6 / 1939 - MARXISTAS
(a) Bartola GC
Juan Mora López (a) Sargento
81 Ídem 15 / 6 / 1939 - MARXISTAS
Mora GC
Juan Luque García (a) Sargento
82 Ídem 5 / 7 / 1939 - MARXISTAS
Cujao GC
Sargento
83 Salvador Durán Aragón Ídem 6 / 7 / 1939 - MARXISTAS
GC
Francisco Valverde Sargento
84 Ídem 6 / 7 / 1939 - MARXISTAS
Molina (a) Bananas GC
Francisco Bayo Durán Auditor
85 Ídem 12 / 7 / 1939 - MARXISTAS
(a) Picasolo Guerra
Rafael López Aguilar Auditor
86 Ídem 12 / 7 / 1939 - MARXISTAS
(a) Pascaico Guerra
Auditor
90 Miguel García Aguilar Ídem 8 / 8 / 1939
Guerra
Auditor
91 José García Fernández Ídem 8 / 8 / 1939
Guerra
José Gómez Martín (a) Auditor
92 Ídem 13 / 6 / 1939
Mataoliva Guerra

 

 

 

 

 

 

 

 

154
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

6.4. El caso de la familia Alba 167. Ejemplo de represión por contrapoderes 

El caso de los Alba fue un claro ejemplo de represión ejercida a consecuencia
del protagonismo que ciertas personas mantuvieron en la vida de los pueblos antes de la
sublevación militar. Miguel Alba Luque, presidente del Comité; Salvador y Juan José
Alba Luque, hermanos del anterior, carabinero el primero; Antonio Alba León, juez
municipal y padre de todos; y las hijas de éste, Águeda, Elena, Estefanía, Carmen y
Adoración Alba Luque sufrieron lo insufrible.

Familia muy influyente en Alfarnatejo durante la República. Aunque en un
principio, se inclinaron por el republicanismo moderado (Miguel perteneció al Partido
Republicano Conservador y, poco después, a Acción Republicana) supieron darse
cuenta que el gran problema de España yacía en el campo y en los trabajadores. Por eso,
cuando se llega a la última fase republicana, los Alba se decantan por el bando de
izquierdas y llegan a lideran el Comité durante los siete meses de guerra.

Salvador Alba Luque, carabinero,
fusilado el 18 de febrero de 1937 antes de ser enjuiciado.

167
Muchos de los datos que a continuación se exponen han sido dados por la labor de mi buen amigo
Miguel Alba, nieto de la familia que sufrió una cruenta represión hasta tal punto que tuvieron que irse del
pueblo.

155
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Miguel Alba Luque fue, ante todo, una persona preocupada por los problemas de
su pueblo y de sus gentes, sobre todo de los más desfavorecidos, involucrándose en
apoyar la Reforma Agraria del Gobierno. Participa, además, en las decisiones entre
patronos y obreros, da mítines y está a favor de las huelgas como medida reivindicativa.

Miguel, de clase media rural, con algunas tierras y una gran casa en el pueblo
convertida en Centro Obrero, había heredado el republicanismo de finales del siglo
XIX. Su padre, durante mucho tiempo había ejercido como juez municipal del
municipio, aunque se turnaba en el puesto. Y su hermano Salvador era un prestigioso
carabinero, anteriormente sargento militar.

Miguel Alba Luque, líder republicano en Alfarnatejo

Los Alba, durante el período republicano, quisieron rebajar la tensión que se
originaron en el campo entre patronos y obreros, pero las envidias y el ansia de poder de
sus “competidores políticos” terminaron por acusarles, con posterioridad, de crímenes
injustificados; falsos testimonios levantados por personas que siempre juraron que ellos
jamás los acusarían. Lo acusaron de iconoclasta, anarquista de las FAI y cabecilla de
todos los desmanes habidos en el pueblo. Cosa incierto, pues en período de guerra la
defensa de las imágenes de la iglesia les produjo serios problemas con las columnas

156
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

anarquistas (Alfarnatejo era un sector del frente) que invadieron el pueblo. Incluso
mandó esconder algunos santos en casas de particulares.

A la entrada de las tropas nacionales, Miguel Alba huye a la cuesta de la China y
se esconde en unos olivares. Sus manos “no están manchadas de sangre”, así que en el
fondo no tenía nada de temer. Además, en este pueblo no se había producido ningún
asesinato de vecinos. Aún así, decide esconderse. Pero por poco tiempo.

Familiares y amigos que lo visitan le dicen que las fuerzas falangistas le van a
perdonar porque no había cometido ningún crimen. Él accede y baja al pueblo. Pero lo
engañan. Lo encarcelan a él, a sus hermanos y a su padre. Salvador Alba Luque se
encontraba en Colmenar vigilando la carretera como carabinero por orden del comité.
Entonces, al entrar los nacionales, el jefe de la falange de Alfarnatejo, Francisco Vegas
Moreno apodado “el guapo” prepara su detención.

Antonio Alba León era ya un anciano de más de 68 años. No huyó porque creía
que no le acusarían de nada. El 10 de mayo del 37 fue detenido a las 10 y media de la
noche, junto a sus hijas Estefanía y Águeda, las cuales fueron torturadas en los
aposentos de la Falange. Generalmente, la represión iba vinculada a los que habían
cometido algún delito en especial, saqueos, propaganda, asesinatos, etc. Pero en
Alfarnatejo no hubo muertes; y si hubo quema de imágenes, fue por coacción de las
columnas anarquistas que allí establecieron la avanzadilla a finales de julio del 36.

Son enjuiciados en Colmenar el 5 de julio. Sacan penas de muerte. Salvador
estaba también en la lista de los sentenciados, pero ¡él ya había sido ejecutado! Para
colmo, una prueba más de la intoxicación para disimular la “vendetta” sobre esta
familia, en el acta de defunción de Salvador aparece que fue muerto por <<choque con
la fuerza pública>> 168, siendo esto totalmente incierto. El día 18 de febrero del 37
(doce días después de la entrada de los nacionales), sin previo juicio militar y
maniatado de pies y manos, es fusilado junto a Francisco López Contreras, brigada de
carabineros de Málaga, y el joven Fernando Conejo López “Fernandillo” de 19 años y
natural de Riogordo, en el puente entre la carretera de la Venta de Alfarnate en el
llamado Malinfierno. La hora: las 6 y cuarto de la mañana. Sus cadáveres fueron
inhumados en el antiguo cementerio de Alfarnatejo.

168
Aparecen en el Registro Civil de Colmenar. Año 1937.

157
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Fosa donde presuntamente se encuentran los restos de Salvador. Cementerio viejo de Alfarnatejo.

El 9 de octubre a las 11 de la noche en las tapias del cementerio de San Rafael
son fusilados Miguel Alba Luque y Antonio Alba León. Éste último, anciano y
decrépito, lo tienen que sujetar dos guardias para mantenerlo en pie y poder descargar
los fusiles. Acto seguido, son enterrados en una fosa común.

Sabíamos de la existencia de dos fusilados más. Parece que fueron también
víctimas del <<terror caliente>>. Se desconocen las causas de porqué dos hermanos de
Alfarnate, residentes en Alfarnatejo, fueron fusilados sin previo juicio seguramente en
los inmediatos días a la entrada de los nacionales en la localidad. Sólo se conocen sus
apodos (a) “los Retacos”. Después de largas investigaciones podemos asegurar que
estos se llamaban Salvador y Antonio Arrebola Luque. No hay rastro en el registro
donde se refleje este hecho. Sólo la historia Oral y el recuerdo de una familia que, tras
aquellos nefastos acontecimientos, tuvo que huir del pueblo para siempre y, hoy en día,
se desconocen dónde residen. La fosa donde fueron enterrados parece estar cerca del
lugar donde fusilaron a Salvador Alba Luque.

158
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

El 25 de enero de 1938 las hermanas Alba (Carmen, Águeda, Elena, Estefanía y
Adoración) son conducidas a la cárcel de Colmenar desde Málaga por delitos de quema
de imágenes, cuando en el pueblo se les reconocían como las más beatas.

Para concluir, la represión hacia esta familia fue un hecho de contrapoderes.
Familias contra familias. La de los Alba que tenían las simpatías personales y políticas
del pueblo y, como republicanos, trastocaba con los planes de los acostumbrados a
manejar las directrices del pueblo a su antojo. Se trataba del decimonónico grupo
conservador, en el que también se mezclaron viejas antipatías y rencillas inacabadas.

6.5. Periana. Llano de la Matanza. 
 
  Gracias a los trámites llevados a cabo por Domingo Oviedo Ferrer, vecino de
Periana, que ya en los años ochenta se antepuso a las actividades de la Asociación para
la Recuperación de la Memoria Histórica, se desenterró la fosa común con los 7
individuos inhumados en el Llano de la Matanza, cuyo fusilamiento se produjo en
venganza por las víctimas <<de orden>> que con anterioridad habían sido asesinadas en
el mismo lugar.
Domingo realizó multitud de gestiones en el Juzgado de Paz para conseguir
exhumarlos. Los nombres de los fallecidos son Antonio Toledo Molina, José Toledo
Rodríguez, José Pérez Retamero, Antonio Morales Benítez, Enrique Molina Martín,
Manuel Larrubia Morales y Antonio Perea Espinar. Todos naturales de Periana menos
el último, carabinero del Ventorro de Balerma. 50 años después, los restos pudieron ser
sepultados con todos los honores de sus familiares. Muchos de ellos por fin
consiguieron hacer realidad un sueño que durante la dictadura franquista estuvo vetado.
 
 
 
 
 
 
 

159
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

 
6.6. Denuncias: ¡No se puede hablar! 
 
  En el momento que Málaga cae en manos de los militares sublevados las
opiniones contrarias al nuevo Régimen son consideradas un delito. Así le pasó a
Trinidad Verdugo Bolaños, natural de Alfarnate, cuando entró en la tienda de Antonio
Meléndez a comprar comida el 23 de octubre de 1938. En ese instante se encontraba en
el establecimiento un soldado de regulares de Alhucemas, Julio Santos Pascual, también
del pueblo. Ella le comentó que <<-venía grueso, señal de comer bien por estar con los
malos->> 169.
Entonces, el soldado insultó al “ejército rojo” y se puso de camino hacia el
cuartel de la Guardia Civil para denunciarla. Aquel comentario le costó una sentencia de
20 años de reclusión temporal en la prisión de Mujeres de Málaga. Pasó más de dos
años en la misma.
En otra ocasión José Hijano Velasco, de Benamargosa, le comentó a María
Fortes Jiménez que en el frente de Granada el ejército nacional había retrocedido varios
kilómetros gracias a una ofensiva del ejército rojo y que éste tenía buenos medios para
ganar la guerra. Aquel comentario fue tratado en el juicio como <<noticias falsas
perjudicial a Nuestra Causa>> 170. José Hijano, aunque había sido chofer del comité de
guerra de la CNT, no fue procesado. Esta vez sí. La condena fue de 6 años y un día de
prisión Mayor.
Más pernicioso fue el caso de Antonio Gumersindo Fernández, vecino de
Algarrobo. Estando en una taberna del pueblo un parroquiano gritó viva España y todos
hicieron el saludo del brazo alzado, menos el susodicho, el cual fue encarcelado y le
abrieron un atestado por ello. De igual modo Manuel Baeza, industrial de Torrox y
republicano azañista, comentaba en su fábrica a sus empleados que <<la guerra la
ganaría el bando de Manuel Azaña>> 171. Esto le valió también ser encerrado.
Caso peculiar fue el de Ana López Rodríguez, vecina de Vélez, que mientras
trabajaba en el café Suizo en Gibraltar solía afirmar que <<la Falange Española
arruinaría al país con tantos donativos y que en la zona nacional encarcelaban a la gente

169
Causa nº 22-1939. Juzgado Militar nº 2. Proceso contra Trinidad Verdugo Bolaños. Juzgado Militar
Togado Territorialde Málaga nº 24.
170
Causa nº 4-1938. Juzgado Militar nº 6 Málaga. Proceso contra José Hijano Velasco. Archivo Juzgado
Militar Togado de Málaga nº 24.
171
Carpeta Traslado Presos. AHPM.

160
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

por no comprar el retrato de Franco>> 172. Fue juzgada por <<auxilio a la rebelión>>.
Total: 12 años y un día de reclusión temporal.
Como estos casos hay infinidad de ellos. Un régimen forjado con el silencio. Un
silencio que dolía cuando se trataba de los fusilamientos. Nadie podía hablar de ellos, ni
siquiera los familiares podían recuperar los restos de los que habían sido enterrados en
fosas comunes. En el cementerio de Vélez-Málaga, las madres de los hijos fusilados
escondían las flores debajo de la ropa y, al pasar por la fosa común, las dejaban caer
disimuladamente. Aquello era suficiente para ser coaccionado o arrestado unos días.

 
6.8. Batallones de trabajo y cárceles españolas. 

Se estima que existieron 194 campos de concentración, 217 batallones de
trabajadores, 87 batallones disciplinarios, 2 batallones de especialistas y 200
prisiones 173.
Es necesario explicar el origen de estos batallones como correctivo político
exento del sistema penal. Los Batallones son creados durante la guerra, desde 1937, a
partir de la clasificación de soldados prisioneros realizada en los campos de
concentración. Funcionaron con mayor intensidad a partir del final de la guerra. Los
integraban quienes fueron clasificados como «desafectos» o «afectos dudosos>>.
Mientras quienes habían ocupado cargos de responsabilidad en organizaciones políticas
o sindicales fueron traspasados al sistema penal. Miles y miles de “desafectos”
integraron los Batallones de Trabajadores, realizando diferentes trabajos forzosos en los
siguientes años de posguerra. Reconstruyeron carreteras, puentes, edificios y
construyeron embalses, presas y monumentos. Las condiciones de vida eran adversas:
hambre, frío, agresiones, pésimos barracones donde dormían. El día a día se repetía:
hileras de prisioneros trabajaban bajo la atenta y amenazadora mirada de los fusiles de
los soldados escolta, las llamadas a declarar, los sucios hoyos que servían de retretes, la
mala alimentación. Los testimonios que nos aportan dos vecinos de Periana pueden
ofrecer una idea de la situación en aquellos lugares:

172
Causa nº 6-1938. Juzgado Militar nº 4 Málaga. Proceso contra Ana López Rodríguez. Juzgado Militar
Togado Territorial de Málaga nº 24.
173
Artículo de la Vanguardia fechado el 09/10/2002. http://www.el-
predicador.com/RHOI/belchite/belchi.html

161
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

TESTIMONIO DE LOS HERMANOS RAFAEL Y ANTONIO JIMÉNEZ GALLEGO, de
Periana 174.

RAFAEL: en Adra allí me pillaron cuando se acabó la guerra.

ANTONIO: Yo también estuve en el frente y me pillaron por la parte de Guadix cuando se acabó la
guerra. Nos metieron en la plaza de toros y allí estuvimos seis días sin comer. Los que podían, por las
paredes trepaban con sogas y la gente de fuera les lanzaba la comida.

RAFAEL: A mi me metieron en un campo de concentración en Motril, llamado el “Ingenio”. Nos daban
un bollillo más pequeño que medio dedo y una lata con 4 sardinicas; y eso durante cada 24 horas.
Luego, a mi hermano y a mí el 8 de mayo de 1940 nos llevaron al cortijo “Escobero”, en frente de La
Línea (Cádiz), nos metieron a más de 5.000 personas en un campo alambrado en donde nos iban a comer
las pulgas. No teníamos agua y en tres meses no nos pudimos ni bañar. De allí todos los días nos
llevaban a Sierra Carbonera a trabajar. Recuerdo que muchos no tenían ni alpargatas y algunos, con
suerte, se ataban sacos a los pies para que la arena no les quemara. Luego nos llevaron a Rota, a
mediados de agosto y nos metieron en el 9º Batallón Disciplinario de Trabajadores. De Rota a Cataluña,
cerca de Figueras, picando y picando. Estuvimos hasta octubre, para luego trasladarnos a Ripoll, donde
pasamos mucho frío. A consecuencia de una fuerte lluvia, el camino que cogíamos para ir y venir del
trabajo se quebró y se produjo un gran desprendimiento. Nos llevaron a Gerona. Aquí, lo único que nos
daban de comer era cuatro coles forrajeras de esas que les echan a las bestias. Aquí había un tal
Sebastián Fernández que era un hombre grandullón y necesitaba comer mucho. Pues le metieron en la
cárcel porque robaba la comida que le ponían a los cerdos un vecino de allí, porque hasta los cerdos
comían mejor que nosotros: patatas cocidas y coles forrajeras.
ANTONIO: Pasábamos tanta hambre que nos comíamos hasta las cáscaras de plátano y las de patatas
porque no nos daban nada. Y con el trabajo más hambre teníamos. Llegaron a morir muchos por el
hambre y la fatiga.

Otra entrevista nos dice así:

FRANCISCO DÍAZ GARCÍA. Natural de Málaga capital. Actualmente reside en
la Residencia de Ancianos de Colmenar.
Por el año 1937, después de huir hacia Almería por la carretera, llegué a Cartagena y me alisté como
voluntario en la marina. Pasé toda la guerra como ayudante de cocina en el Crucero Jaime I dándole de
comer a los altos mandos del barco (…)
El día 5 de Marzo de 1939 salimos de Cartagena todos los barcos a alta mar rumbo a la base naval
francesa de Bizerta, en Túnez. Allí nos metieron en un campo de concentración con minas, abandonado
y con barracones. Después, vinieron los malos; los nacionales. A los dos mil y pico marineros que
habíamos allí nos dieron un papelito con tres opciones a elegir: España Republicana, España Nacional o
la Legión Extranjera. Nosotros sabíamos que la España Republicana ya no existía. Por otro lado, yo no
había matado a nadie, tenía las manos limpias; todavía no había cogido un fusil porque desde el primer
día me metieron en la cocina. No sabía lo que era una pistola. Entonces, elegí la España Nacional. Nos
dijeron que los que iban para España pasarían cinco o seis meses en campos de concentración hasta
arreglar los papeles antes de poder irnos a nuestras casas. Entonces, vino el Marqués de Jumilla, un
trasatlántico español, nos embarcamos y nos llevaron a Cádiz, al Campo de Concentración de Rota,
donde hoy está la actual base naval. De este campo salían todas las noches camiones cargados con
marineros recluidos y se los llevaban al Puerto de Santamaría para darles el “gatillazo”. En el campo
hacíamos declaraciones a la Guardia Civil, a la Falange y a un Estado Mayor de la Marina que vino de
San Fernando. Yo fui a declaran unas cuatro o cinco veces. Allí comíamos calabazas, zanahorias y agua

174
Entrevista realizada el día 12 de abril del 2005 a las 10 y media de la mañana.

162
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

salada; todo el mundo tenía diarrea. Creo que acabamos con todas las calabazas de Rota. El jefe del
Campo era un requeté. No podíamos acercarnos a la playa, sólo a la orilla a hacer nuestras necesidades.
Así durante todo el día paseábamos porque no teníamos otra cosa que hacer.
Un día me ocurrió lo peor. La hora de comer y se me olvidó el plato en el barracón donde dormíamos.
Entonces un guardia no me dejó entrar y me dijo: - ¡fuera de aquí, hijo de rojo! – entonces yo le dije que
si no era capaz de repetirlo. Él lo repitió y le metí un puñetazo que lo eché para atrás. Él chilló y vinieron
los compañeros. Me metieron una paliza y pasé dos meses en un calabozo sin luz y sin cama. Luego me
mandaron a los Batallones de Trabajadores y estuve en Cataluña por lo menos dos años más.

Los jóvenes podían pasar varios años trabajando sin apenas un sueldo digno, con
sólo la comida del rancho. Cuando terminaba el plazo de castigo, retornaban a sus
lugares de origen y se encontraban con que la Junta de Readmisión al Trabajo de los
Excombatientes les cerraba las puertas por el “estigma” que portaban en su reputación
por haber combatido en el “bando rojo”.

Listado de vecinos de Colmenar en centros españoles

Nombre Lugar recluso
Salvador Molina Ruiz Prisión Provincial de Bilbao
Diego Palomo Báez Prisión Provincial de La Coruña
Francisco Gómez Sánchez Prisión Provincial de Vitoria
Diego Barba Molina Prisión Central de Cuellar
Miguel Muñoz Sánchez Ídem
Francisco Palomo Silva Ídem
Juan Pinazo Fernández Ídem
Julio Serón Ortigosa Departamento Penal R. Devastado (Argés)
Antonio Ríos Tejada Cárcel Tabacalera de Santander
Francisco Pinazo Pinazo Colonia Penitenciaria del Duero
Miguel Rueda Contreras Prisión Central de Cuellar
Antonio Cortés Padilla Ídem
Antonio Sánchez Fernández Ídem
Antonio Alarcón Barba Prisión de Málaga
Francisco Bermúdez Pérez Prisión Central de Cuellar
Juan Fernández Carnero Ídem
Alonso Serrano Báez Ídem
Salvador Tejada Pino Ídem
Juan Molina Romero 151 Batallón de Trabajadores
Prisión de la Paz en Vitoria y en Tabacalera de
Juan Postigo Muñoz
Bilbao
Lorenzo Sánchez Podadera Batallón Trabajadores nº 10, Guadalajara
Andrés Cubo Otero Campo de Concentración del Regimiento Pavía
Miguel Juárez Ríos Prisión de Mozarrifar (Zaragoza)
Francisco Baena Infantes Prisión Tabacalera de Bilbao
Miguel Molina Barba Prisión de San Sebastián
José Sánchez Cano Prisión Tabacalera de Bilbao
Antonio Rodríguez Olmedo Prisión de Santa Isabel (Santiago de Compostela)
Salvador Meléndez Ruiz Prisión Tabacalera de Bilbao

163
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

6.9. Los Archivos de quintas y reemplazos de Colmenar.

Debido a la quema de archivos que se produjo durante los siete meses, antes de
la entrada de las tropas nacionales, las autoridades militares tuvieron que reconstruir
gran parte del material desaparecido en Colmenar. En este caso, los archivos de quintas
y reemplazos para el servicio militar obligatorio fueron arrasados y tuvieron que ser
recompuestos. Para ello se formó una Junta Local de Clasificación y Revisión con la
función de rehacer los documentos que faltaban y, por otro lado, hacer una purga
exhaustiva del elemento “rojo”, pues en el proceso de alistamiento intervenían los
miembros del Ayuntamiento y el cura párroco.
El proceso de reclutamiento se iniciaba en los Ayuntamientos. El alcalde
publicaba un bando en el que se hiciera público que se iba a proceder a dicha formación,
elaborado a partir del padrón de habitantes del término municipal, los libros de Registro
Civil, los libros parroquiales y cualquier documentación que fuera útil. Es significativo
que en algunos momentos difíciles (en situación de guerra por ejemplo), el control del
alistamiento era tan estricto que podemos ver quienes de los mozos de la lista
simpatizaba con un bando u otro.
En estos archivos hemos podido hacer una relación nominal de los mozos
calificados como “prófugos” y “huidos” u otras particularidades. Los prófugos son los
que, declarados soldados, no se presentaban personalmente al acto de clasificación y
pretendían esquivar el servicio militar antes de su ingreso en Caja. Durante la guerra
civil el prófugo era el que había huido al otro bando. El huido es una terminología más
concisa que a veces quiere decir lo mismo que prófugo. Alude a la persona que ha huido
porque no está de acuerdo con el régimen que impera. Pese a ello, nadie puede
diferenciar si este individuo huyó por miedo o por propias convicciones políticas.
Los desafectos no los hemos omitido porque, aunque no huyeron, son las
personas que por su ideología fueron etiquetados como “rojos”. Muchos de ellos fueron
a parar a campos de trabajo, pasaron por la cárcel o incluso fueron fusilados. Al final de
los cuadros mostraré un estudio porcentual de los mozos de las quintas más detallado,
su valor en cuanto al conjunto de mozos destinados a hacer el servicio militar y el
número total.

164
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

REEMPLAZO DE 1928. COLMENAR 175
Nombre Clasificación
Francisco Báez Fernández Prófugo
Manuel Barba Sánchez Ídem
Juan Carnero León Ídem
José García Barba Ídem
Francisco Muñoz Ríos Prófugo
Francisco Muñoz Sánchez Ídem
José Rando Bermúdez Ídem
Manuel Solero García Ídem

REEMPLAZO DE 1929. COLMENAR 176
Nombre Clasificación
Blas Muñoz Villodres Huido
Miguel Huetor Ríos Fallecido
Francisco Sánchez Muñoz Ídem
José Muñoz Ortega Ídem
Francisco Podadera Rodríguez Ídem

REEMPLAZO DE 1930. COLMENAR 177
Nombre Clasificación
Clemente Báez Sánchez Huido
Juan Gómez Navarro Ídem
Pedro Molina Quintana Ídem
Diego Pérez Molina Ídem
Juan Rosado Moreno Ídem
Francisco Sánchez Corpas Ídem
Vicente Carnero León Prófugo
Matías Fernández Báez Ídem
Juan García Gaspar Ídem
Manuel Granado Fernández Ídem
José Márquez Aragón Ídem
Manuel Martín Palomo Ídem
Alonso Muñoz Gavilanes Ídem
Salvador Ramos Padilla Ídem
Miguel Romero Torres Ídem
Juan Tejada Godoy Ídem
Antonio Villodres Rodríguez Ídem

REEMPLAZO DE 1931. COLMENAR 178
Nombre Clasificación
Huido (se fue como carabinero antes de entrar las
Francisco Fernández Carnero
tropas nacionales)
Sebastián Molina Serrano Fallecido
José Ríos García Detenido en esta villa
Juan Alarcón Muñoz Ídem
Juan Cuadra Aguilar Se inora paradero
Francisco Fernández Vegas Huido

175
Sin fecha.
176
Ídem
177
Ídem
178
Documento firmado en Mayo de 1937.

165
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Luís García Pérez Fallecido
Francisco Palomino Muñoz Huido
José Molina Maese Sirviendo en Barcelona (zona republicana)
Julián Ramírez Molina Sirviendo en Aviación en Almería (zona republicana)
José Romero Contreras Se ignora paradero
José Rodríguez Muñoz Fallecido
José Suárez Bentura Huido
Sebastián Molina Fernández Fallecido
José Fernández González Ídem
Francisco Vega Gaspar Huido

REEMPLAZO DE 1932. COLMENAR 179
Nombre Clasificación
Demetrio Amigo Rosal Voluntario. Se ignora
José Bueno Molina Fallecido
Juan Bueno Palomo Ídem
José Cano Muñoz Detenido en Sevilla
José Martín Molina Huido
Diego Martín Palomo Voluntario. Se ignora
Andrés Molina Pinazo Huido
Miguel Palomo Molina Ídem
Juan Ríos García Ídem
Antonio Silva Aguilar Se ignora paradero

REEMPLAZO DE 1933. COLMENAR 180
Nombre Clasificación
José Corpas Serrano Huido
Lorenzo Díaz Muñoz Ídem
Juan García Ríos Detenido en esta villa
Alfonso Godoy Molina Fallecido
José Gestor Ríos Detenido en esta villa
Juan Mateos Palomo Huido
Cristóbal Pérez Palomo Ídem
Francisco Pino Pérez Ídem
Antonio Rodríguez Godoy Sirviendo. Se ignora
José Sánchez Podadera Ídem
José Aguilar Pino Prófugo
Manuel Báez Padilla Ídem
José Corpas Serrano Huido
Lorenzo Díaz Muñoz Ídem
Juan Fernández Martín Prófugo
José Fernández Villodres Ídem
Antonio Molina Leal Fallecido en Madrid

REEMPLAZO DE 1934. COLMENAR 181
Nombre Clasificación
Cristóbal Báez Sánchez Sirviendo. Con los rojos
Andrés Barba Barba Ídem
Juan Campos Palomo Ídem

179
Ídem
180
Firmado el 1 de Mayo de 1937
181
Documento firmado el 24 de Abril de 1937.

166
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Francisco Carnero Palomo Notificado. Con los rojos.
Antonio Cubo Díaz Detenido en Málaga
Sebastián Díaz Bermúdez Huyó al entrar las tropas nacionales. Con los rojos
Francisco Gómez Molina Ídem
Miguel Gómez Sánchez Se ignora. Con los rojos.
José Jiménez Sánchez Se ignora
Miguel Leal Muñoz Huido. Con los rojos.
Juan Meléndez Postigo Huido
José Moyano García Huido. Con los rojos.
Alonso Muñoz Sánchez Con los rojos. Se ha incorporado
Francisco Olmedo Palomo Sirviendo. Con los rojos
Francisco Olmedo Villa Ídem
Juan Palomo García Huido con los rojos
Miguel Palomo Martín Sirviendo. Con los rojos
Silvestre Palomo Pastor Huido. Con los rojos
Diego Rando Muñoz Sirviendo. Con los rojos
Miguel Ranea Martín Bueno. Estuvo con los rojos
Juan Rodríguez Fernández Sirviendo. Con los rojos
José Rodríguez Rodríguez Se ignora. Con los rojos
Francisco Romero Romero Ídem
Cristóbal Silva Aguilar Con los rojos

REEMPLAZO DE 1935. COLMENAR 182
Nombre Clasificación
Francisco Gómez Navarro Rojo. Se ignora
Juan Martín Serón Ídem
Miguel Silva Granado Ídem
José Fernández Silva Voluntario. Con los rojos

REEMPLAZO DE 1936. COLMENAR 183
Nombre Clasificación
Diego Arjona Sánchez Desafecto
Antonio Cortés Campos Prófugo
Antonio Fernández Santiago Ídem
Pedro Gómez Molina Desafecto
Juan Huetor Ruiz Prófugo
Diego Jiménez Fernández Desafecto
Baltasar Montañez Sánchez Ídem
Antonio Muñoz Juárez Prófugo
Juan Muñoz Sánchez Desafecto
Francisco Ollero Cantarero Prófugo
José Pérez Martos Desafecto
Antonio Ríos Tejada En prisión. Cárcel Tabacalera (Santander)
Francisco Sánchez Sánchez Desafecto. Inútil total. En 5-7-1941 en Barcelona
Julio Serón Ortigosa Dudoso. Prisión de Málaga

REEMPLAZO DE 1937. COLMENAR 184
Nombre Clasificación
Antonio Cortés Campos Prófugo
Diego Corpas Montañez Ídem

182
Documento firmado el 16 de Abril de 1937.
183
Documento firmado el 22 de Enero de 1940.
184
Sin fecha.

167
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Francisco Corpas Sánchez Ídem
Antonio Fernández Ríos Ídem
José González Rodríguez Ídem
Francisco Infantes Meléndez Ídem
Francisco Luque Reyes Ídem
Bernardino Manchego Bolaño Ídem
Francisco Marín Cuadrado Ídem
Miguel Márquez Martín Ídem
Miguel Martín Martín Ídem
Pedro Molina Martín Ídem
Antonio Molina Molina Ídem
Lorenzo Molina Quintana Ídem
José Pérez Fernández Ídem
Juan Podadera Martín Ídem
Francisco Podadera Rodríguez Ídem
Ángel Polaina Ortega Ídem
Pedro Rando Muñoz Ídem
Salvador Rodríguez Ruiz Ídem
Felipe Sánchez García Ídem
José Silva Bueno Ídem

REEMPLAZO DE 1938. COLMENAR 185
Nombre Clasificación
José Molina Pinazo Desafecto
Juan González Muñoz Prófugo
Juan Gómez Molina Desafecto
Antonio Sánchez Fernández Encartado. En prisión
Antonio Torres Torres Desafecto
Antonio Díaz Molina Prófugo
Cristóbal Gómez Báez Ídem
José Serón Ortigosa Desafecto
Antonio Alarcón Barba Dudoso. En prisión Málaga
Antonio Rodríguez Palomo Prófugo
Antonio Molina Gómez Ídem
Francisco Bermúdez Pérez Cárcel de Cuellar

REEMPLAZO DE 1938. COLMENAR
Nombre Clasificación
No hay documentación

REEMPLAZO DE 1940. COLMENAR 186
Nombre Clasificación
Felipe Andrades Sánchez Prófugo
Miguel Cortés Padilla Ídem
Alfonso Huesca Pino Ídem
José Juárez Pérez Ídem
Juan Martín Corpas Ídem
Juan Molina Romero Ídem
Antonio Palomo Martín Ídem
Manuel Palomo Ruiz Ídem

185
Documento firmado con fecha de 25 de enero de 1940.
186
Sin fecha.

168
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Prófugos, huidos,
Adictos detenidos, desafectos, se nº total
ignora paradero
REEM. 1928 50 8 58
REEM. 1929 57 1 58
REEM. 1930 36 17 53
REEM. 1931 42 11 53
REEM. 1932 38 8 46
REEM. 1933 23 15 38
REEM. 1934 26 24 50
REEM. 1935 36 4 40
REEM. 1936 45 14 59
REEM. 1937 37 22 59
REEM. 1938 54 12 66
REEM. 1939 sin documentos
REEM. 1940 40 8 48

60

50 Adictos

40

30
Prófugos, huidos,
20 detenido,
desafectos, se
10 ignora paradero

0
RE . 1 8
RE . 1 0
RE . 1 2

RE . 1 4
RE . 1 6

.1 8
0
EM 92

EM 93
EM 93

EM 93

EM 93
EM 93
94
RE . 1
E M
RE

En la gráfica podemos ver cómo fueron los reemplazos de 1933-35, 36-37 los
que más desafectos hubo en la clasificación de los mozos correspondiente a un período
de guerras. Hay que tener en cuenta que los reemplazos no correspondían al año en el
que aparecen, sino que los mozos eran, primero clasificados y, segundo, se les llamaba
para ingresar; y esto podía ser uno o dos años posteriores.

169
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Los que ya habían hecho el servicio militar quedaban en la caja de reserva por si,
en caso de guerra, se les requería para tal. Respecto a la duración del Servicio Militar,
en 1912 se estableció una duración de dieciocho años, a partir del ingreso en caja,
distribuyéndose en cinco períodos: a) Reclutas en Caja (plazo variable); b) primera
situación de servicio activo (tres años); c) segunda situación de servicio activo (cinco
años); d) reserva (seis años); e) y reserva territorial (resto de los dieciocho años). Las
leyes sucesivas mantuvieron la duración total del servicio en dieciocho años, aunque
fueron reduciendo el tiempo de duración del servicio activo: dos años en 1924; una año
en el Decreto de 1930 y en la legislación republicana de 1931 (aunque se llegó a discutir
la posibilidad de rebajarlo a seis meses, a lo que se opuso Azaña).
La ayuda que nos puede facilitar esta tipología archivística es vital para hacer un
listado de los mozos que lucharon en uno u otro bando. No olvidemos también que el
Servicio Militar, ya durante el franquismo, fue el medio más directo y funcional para
transmitir esos planteamientos militaristas a la sociedad española, educando a los
jóvenes en "valores eternos". Como el enemigo interior era el que más preocupaba al
régimen, la misión fundamental del ejército fue la de garantizar el orden, la disciplina,
la unidad y la “paz interior” para reprimir el talante revolucionario, así como sirvió de
instrumento ideológico para reafirmar el “Movimiento Salvador de España”.
 
 
6.10. Listado de víctimas republicanas de la Axarquía  187 
 
 
Esta LISTA NO ES definitiva, pero puede asentar las bases para futuros
estudios locales, regionales o generales más completos, en el sentido de una mayor
cuantificación.   
 
 
 
 

187
Esta lista ha sido recopilada a partir de diferentes fuentes: NADAL, ANTONIO: La Guerra Civil en
Málaga. Arguval. Málaga. 2003; BARRANQUERO, ENCARNACIÓN. Málaga entre la guerra y la
posguerra. El Franquismo. Arguval. Málaga, 1994; EIROA SAN FRANCISCO, MATILDE: ¡Viva
Franco! Hambre, racionamiento y falangismo. Universidad de Málaga. Málaga, 1992.; de los registros
civiles; de las cajas traslado de presos (AHPM), en Protocolo (ADM), de los Oficios-correspondencia de
salida y entrada; registros de arrestos carcelarios; carpetas de la Junta de Responsabilidades políticas; en
los archivos de los ayuntamientos de Periana, Riogordo, Colmenar, Alfarnatejo y Borge; de los
expedientes de juicios sumarísimos del Juzgado Militar Togado nº 24 de Málaga y nº 23 de Almería y
de la Historia Oral.

170
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

VÍCTIMAS REPUBLICANAS POR PUEBLOS

Alcaucín 6
Alfarnate 37
Alfarnatejo 4
Algarrobo 6
Almáchar 50
Arenas 25
Benagalbón 12
Benamargosa 32
Benamocarra 32
Borge 21
Canillas de Aceituno 20
Canillas de Albaida 1
Colmenar 25
Comares 23
Cómpeta 13
Cútar 10
Frigiliana 10
Iznate 21
Macharaviaya 4
Moclinejo 7
Nerja 34
Periana 44
Rincón de la Victoria 5
Riogordo 21
Salares 1
Sayalonga 5
Sedella 18
Torrox 17
Totalán 4
Vélez-Málaga 183
Viñuela 20
Otros sitios 8

TOTAL 719

171
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

NOMBRE NATURALEZA FECHA LUGAR
José Ramírez Fernández Alcaucín 18-11-39 Cementerio San Rafael
Manuel Conquero Hidalgo Alcaucín 18-11-39 Cementerio San Rafael
José López Jiménez Alcaucín 4-4-40 Cementerio San Rafael
Antonio Luque Ramírez Alcaucín 14-6-40 Cementerio San Rafael
José Jurado Negrete Alcaucín 6-8-42 Cementerio San Rafael
Juan Romero Pérez Alcaucín 10-7-42 Güssen-Austria
Manuel Sevillano Corona Alfarnate 18-2-37 Cementerio San Rafael
Antonio Vidal Suárez Alfarnate 18-2-37 Cementerio San Rafael
Braulio Martín Jaime Alfarnate 19-2-37 Cementerio de Cártama
Antonio García Ortigosa Alfarnate 27-2-37 Cementerio Alfarnate
Antonio Arrebola Romero Alfarnate 27-2-37 Cementerio Alfarnate
Antonio Ortiz Barroso Alfarnate 27-2-37 Cementerio Alfarnate
Inocencio Galeote Verdugo Alfarnate 27-2-37 Cementerio Alfarnate
Ricardo Olivares Mejías Alfarnate 27-2-37 Cementerio Alfarnate
Emilio Santana Luque Alfarnate 27-2-37 Cementerio Alfarnate
José Toledo Toledo Alfarnate 27-2-37 Cementerio Alfarnate
Sebastián López Ortigosa Alfarnate 27-2-37 Cementerio Alfarnate
Rafael García Ruiz Alfarnate 12-3-37 Cementerio Alfarnate
Antonio Bolaños Pascual Alfarnate 13-6-37 Cementerio de Campillo
José Moreno Ortigosa Alfarnate 10-10-37 Cementerio San Rafael
Simeón Verdugo Fernández Alfarnate 10-10-37 Cementerio San Rafael
Antonio Baho Urbano Alfarnate 10-10-37 Cementerio San Rafael
Salvador Fernández Mármol Alfarnate 10-10-37 Cementerio San Rafael
Antonio García Luque Alfarnate 28-10-37 Cementerio San Rafael
Salvador Solórzano Pascual Alfarnate 28-10-37 Cementerio San Rafael
Antonio Ortiz García Alfarnate 28-10-37 Cementerio San Rafael
Manuel Martín Reina Alfarnate 28-10-37 Cementerio San Rafael
José Martín Martín Alfarnate 28-10-37 Cementerio San Rafael
Juan García Reina Alfarnate 28-10-37 Cementerio San Rafael
Domingo Guardeño Romero Alfarnate 30-3-38 Cementerio San Rafael
Antonio Moreno Verdugo Alfarnate 1-6-38 Cementerio San Rafael
Francisco Godoy Tallón Alfarnate 1-6-38 Cementerio San Rafael
José Verdugo Ortigosa Alfarnate 1-6-38 Cementerio San Rafael
Melchor García Aranda Alfarnate 1-6-38 Cementerio San Rafael
José Bueno Manzanares Alfarnate 1-6-38 Cementerio San Rafael
José María Madrigal Hidalgo Alfarnate 1-6-38 Cementerio San Rafael
Luís Arrebola Ferrer Alfarnate 3-8-39 Cementerio San Rafael
Domingo Martín García Alfarnate 10-10-39 Cementerio San Rafael
Antonio Ortiz García Alfarnate 4-11-39 Cementerio San Rafael
Carmen Martín Rojas Alfarnate 3-8-40 Cementerio San Rafael
Francisco Guardeño Romero Alfarnate 2-6-42 Cementerio San Rafael
Antonio Arrebola Luque Alfarnate - Testimonio 188
Salvador Arrebola Luque Alfarnate - Testimonio
Salvador Alba Luque Alfarnatejo 18-2-37 Cementerio Alfarnatejo
Miguel Alba Luque Alfarnatejo 9-10-37 Cementerio San Rafael
Antonio Alba León Alfarnatejo 9-10-37 Cementerio San Rafael
Antonio Rodríguez Alba Alfarnatejo 15-10-41 Cárcel P. Santa María
Sebastián Escolano Segovia Algarrobo 8-2-37 Desaparecido al huir
José Ramos Guerra Algarrobo 8-2-37 Desaparecido al huir
Sebastián Díaz Recio Algarrobo 8-2-37 Desaparecido al huir
María Martín Gil Algarrobo 8-3-37 Cementerio de Vélez
Bernarda Alarcón Alcántara Algarrobo 8-3-37 Cementerio de Vélez
Heliodoro Ramos Ramos Algarrobo 9-5-37 Cementerio San Rafael

188
Los hermanos Arrebola Luque fueron fusilados sin previo juicio nada más entrar las tropas nacionales
(terror caliente) y están enterrados en una fosa junto al puente de la Venta de Alfarnate.

172
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Francisco Barranquero Díaz Almáchar - Detenido en Ronda y ejecutado 189
Desaparecido al entrar fuerzas
Juan Hidalgo España Almáchar 2-37 nacionales
Manuel Martín Santana Almáchar 18-2-37 Cementerio de Vélez 190
Manuel España España Almáchar 22-2-37 Cementerio de San Rafael
Juan Jesús España España Almáchar 8-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Martín Gómez Almáchar 8-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Gámez Cisneros Almáchar 8-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Barranquero Díaz Almáchar 8-3-37 Cementerio de Vélez
Luís España Barranquero Almáchar 8-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Muñoz Fernández Almáchar 13-3-37 Arresto de Almáchar
José Sauro Gómez Almáchar 17-3-37 Partido de las Rubias
José Ruiz Navas Almáchar 17-3-37 Partido de las Rubias
Antonio Merino Martín Almáchar 19-3-37 Cementerio San Rafael
José Gutiérrez Jiménez Almáchar 4-5-37 Cementerio de Vélez
Antonio Lozano España Almáchar 4-5-37 Cementerio de Vélez
Juan Pérez Santana Almáchar 14-10-37 Cementerio de Vélez
Manuel Jiménez Gámez Almáchar 14-10-37 Cementerio de Vélez
Juan Palma Pérez Almáchar 18-10-37 Cementerio San Rafael
Juan Barranquero Ruiz Almáchar 22-10-37 Cementerio San Rafael
Juan Gámez Ríos Almáchar 22-10-37 Cementerio San Rafael
Francisco Gámez Gámez Almáchar 12-8-38 Cementerio de Vélez
Francisco Gámez Revidiego Almáchar 12-8-38 Cementerio de Vélez
Diego Villalba Rodríguez Almáchar 12-8-38 Cementerio de Vélez
José Gámez González Almáchar 4-11-38 Cementerio San Rafael
Secundino Pérez España Almáchar 1-8-39 Cementerio San Rafael
Juan Roca Fernández Almáchar 7-10-39 Cementerio San Rafael
Diego Florido Vivar Almáchar 7-12-39 Cementerio San Rafael
José Ríos Luna Almáchar 7-12-39 Cementerio San Rafael
Manuel Hoyo Robles Almáchar 7-12-39 Cementerio San Rafael
José Jiménez del Río Almáchar 7-12-39 Cementerio San Rafael
José Hidalgo Aguilar Almáchar 7-12-39 Cementerio San Rafael
José Roca Fernández Almáchar 7-12-39 Cementerio San Rafael
Juan España Barranquero Almáchar 27-1-40 Cementerio San Rafael
José Gutiérrez España Almáchar 27-1-40 Cementerio San Rafael
Andrés González Oliva Almáchar 4-4-40 Cementerio San Rafael
José Cisneros España Almáchar 5-4-40 Cementerio de Vélez
Juan Antonio Moreno Álvarez Almáchar 4-5-40 Cementerio San Rafael
Juan Ordoñez Orozco Almáchar 18-5-40 Cementerio San Rafael
Manuel Gutiérrez España Almáchar 27-8-40 Cementerio San Rafael
Aurelio Jurado Flores Almáchar 26-10-40 Cementerio San Rafael
Francisco Ruiz Martín Almáchar 7-1-41 Cementerio San Rafael
Pedro Herrera Domínguez Almáchar 23-1-41 Cementerio San Rafael
Adolfo López España Almáchar 22-8-41 Güssen-Austria
Pedro Hidalgo Aguilar Almáchar 26-9-41 Cementerio San Rafael
Cristóbal Lora Salazar Almáchar 26-5-42 Cementerio San Rafael
Antonio Pérez Ruiz Almáchar 14-8-42 Cementerio San Rafael
Juan Gutiérrez España Almáchar 14-8-42 Cementerio San Rafael
Enrique Barranquero Díaz Almáchar 22-9-42 Cementerio San Rafael
Antonio Ordoñez Peñalvo Almáchar 3-11-42 Cementerio San Rafael
Alonso Hoyo Robles Almáchar 23-12-43 Cementerio San Rafael

189
Según informes de la causa nº 34-1937 Vélez-Málaga. Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial
nº 24 de Málaga. Aparece la relación de los componentes de Izquierda Republicana del pueblo de
Almáchar. Como vicepresidente: Francisco Barranquero Díaz y anotado al dorso <<detenido en Ronda y
fusilado>>. No nos consta fecha.
190
En el folio 32 del tomo 94 del Registro Civil de Vélez-Málaga, aparece la inscripción de fallecimiento
a este nombre a consecuencias de <<fusilado por fuerzas nacionales>>

173
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Leopoldo Peña Arenas - Málaga 191
Juan Sánchez Campos Arenas 10-2-37 Cementerio de San Rafael
José Conejero Ortega Arenas 8-3-37 Cementerio de Vélez
Eduardo Pérez Navarro Arenas 21-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Peláez García Arenas 21-3-37 Cementerio de Vélez
José Ortega Campos Arenas 21-3-37 Cementerio de Vélez
José García García Arenas 4-5-37 Cementerio de Vélez
Manuel Iglesias Rodríguez Arenas 22-5-37 Cementerio San Rafael
Antonio García García Arenas 23-9-37 Cementerio San Rafael
Antonio Ruiz Campos Arenas 21-10-37 Cárcel de Vélez
Antonio López Moyano Arenas (Daimalos) 18-5-38 Cementerio San Rafael
Rafael Pareja Peláez Arenas 29-7-38 Cementerio San Rafael
Antonio Martín López Arenas 8-10-38 Cementerio San Rafael
Manuel Burgo Moreno Arenas 27-6-39 Cementerio San Rafael
Fidelio Pareja Pareja Arenas 10-11-39 Cementerio de Vélez
Antonio Hurtado Pérez Arenas 10-11-39 Cementerio San Rafael
Sebastián Peláez Fernández Arenas 10-11-39 Cementerio San Rafael
Antonio Daza López Arenas 25-5-40 Cementerio San Rafael
Luís Borrego Grillo Arenas 3-10-40 Cementerio San Rafael
Manuel Pareja López Arenas 23-1-41 Cementerio San Rafael
Antonio Expósito Martín Arenas 23-4-41 Cementerio San Rafael
Rafael López López Arenas 26-5-42 Cementerio San Rafael
Antonio Mesa Fernández Arenas 6-8-42 Cementerio San Rafael
Antonio Ariza Hurtado Arenas 1-4-43 Steyr (Alemania)
Miguel Pulido Escolástico Arenas 4-43 Güssen-Austria 192
José Díaz Claros Benagalbón s.f. Güssen-Austria
Fernández Ruiz Rodríguez Benagalbón s.f. Güssen-Austria
Francisco Domínguez Bravo Benagalbón s.f. Mauthaussen
Francisco Castilla Villalba Benagalbón 2-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco Anaya Rodríguez Benagalbón 2-3-37 Cementerio San Rafael
Antonio Galindo Ramos Benagalbón 5-3-37 Cementerio San Rafael
Agustín Garrido García Benagalbón 5-3-37 Cementerio San Rafael
Eduardo Cadenas Lendines Benagalbón 5-3-37 Cementerio San Rafael
Manuel Cuenca Arias Benagalbón 19-3-37 Cementerio San Rafael
Lucrecia Cano Arias Benagalbón 8-7-37 Cementerio San Rafael
Manuel Montañez Anaya Benagalbón 20-7-41 Güssen-Austria
Lucas Carnero Escaño Benagalbón 15-11-41 Güssen-Austria
Rafael González Peláez Benamargosa 8-2-37 Carretera Málaga-Almería
Antonio Fernández Gutiérrez Benamargosa 2-37 Carretera Málaga-Almería
Miguel Yuste 193 Benamargosa 2-37 Carretera Málaga-Almería
Francisco Santiago Santiago Benamargosa 2-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Calderón Toré Benamargosa 4-5-37 Cementerio de Vélez
José Calderón Clavero Benamargosa 4-5-37 Cementerio de Vélez
Juan Calderón Gutiérrez Benamargosa 31-8-37 Cárcel Vélez (a garrote) 194

191
Fuente de Juan Conejero.
192
Fuente extraída gracias a la colaboración de Lourdes Peláez, quien está investigando los deportados
Axárquicos en campos de concentración nazis.
193
Testimonio de su nieto, el cual afirma que fue fusilado en el acto mientras intentaba esconderse en
unos cañaverales.
194
Según el registro civil de Vélez-Málaga - Tomo 88 y una inscripción fuera de plazo en el tomo 114 –
el día 31 de agosto de 1937, a las 5 de la madrugada y según oficio del Juzgado Militar nº 2 de Vélez-
Málaga son fusilados 9 personas: José Núñez Hidalgo, Rafael Lozano Ramos, Emilio Ruiz Núñez,
Antonio Millón Ortiz, Isabel Quesada Molina, Antonio Ruiz Gallego, Juan Calderón Gutiérrez, Juan
Fernández Ruiz y Francisco Aragón Medina. En los motivos se inscriben “a consecuencia de heridas”.
Por fuentes secundarias sabemos que, entre esos nueve, dos de ellos fueron ahorcados a garrote (según
diario del médico titular de Vélez que practicaba las actas de defunción de las víctimas y según firma del

174
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Esteban Girón Ruiz Benamargosa 14-10-37 Cementerio de Vélez
Vicente Jiménez López Benamargosa 14-10-37 Cementerio de Vélez
Francisco Velasco Jiménez Benamargosa 14-10-37 Cementerio de Vélez
Juan Marín Muñoz Benamargosa 14-10-37 Cementerio de Vélez
Juan Alarcón Marín Benamargosa 31-3-38 Cementerio de Vélez
Francisco Villa Lozano Benamargosa 16-7-38 Cementerio San Rafael
Antonio Serralvo García Benamargosa 5-8-38 Cementerio de Vélez
Francisco Fortes Marín Benamargosa 5-8-38 Cementerio de Vélez
José Clavero Justo Benamargosa 12-8-38 Cementerio de Vélez
Antonio Lozano Jiménez Benamargosa 23-8-38 Pago Atalayas
Miguel Clavero Santiago Benamargosa 15-10-39 Cementerio San Rafael
Antonio Villalobos Calderón Benamargosa 15-10-39 Cementerio San Rafael
Cristóbal Yuste Jiménez Benamargosa 7-12-39 Cementerio San Rafael
Antonio Clavero Yuste Benamargosa 27-1-40 Cementerio San Rafael
Antonio García Gutiérrez Benamargosa 5-4-40 Cementerio de Vélez
Miguel Clavero Pérez Benamargosa 5-4-40 Cementerio de Vélez
José Alarcón Marín Benamargosa 4-5-40 Cementerio San Rafael
Manuel Calderón Busto Benamargosa 14-9-40 Cementerio San Rafael
Francisco Arcas Gómez Benamargosa 12-3-41 Cementerio San Rafael
Manuel Calderón Yuste Benamargosa 18-3-41 Cementerio San Rafael
José Alarcón Jiménez Benamargosa 28-4-41 Cementerio San Rafael
Juan Gutiérrez Perea Benamargosa 15-10-41 Güssen-Austria
José 175Hijano Clavero Benamargosa 20-10-41 Güssen-Austria
Juan Marín Arcos Benamargosa 13-12-41 Cementerio San Rafael
Antonio Gómez Jiménez Benamargosa 2-2-42 Güssen-Austria
José Oliva Marfil Benamocarra 2-37 Carretera Málaga-Almería
Luís Díaz Téllez Benamocarra 2-37 Carretera Málaga-Almería
Manuel Sánchez Mata Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
Manuel López García Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
José González García Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
Rafael Ruiz Díaz Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Ruiz Campos Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Lucena Delgado Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
Eduardo Cobos Gordo Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Mata Fernández Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
José España Gallego Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
Salvador Sánchez Fernández Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio José Lagos Jurado Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
Indalecio Ruiz García Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Fernández Guerra Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
Manuel Mata Fernández Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
Remedios Mata Páez Benamocarra 2-3-37 Cementerio de Vélez
Manuel Sánchez López Benamocarra 8-3-37 Cementerio de Vélez
Eduardo Cobos Martín Benamocarra 21-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio España Páez Benamocarra 21-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio García Padilla Benamocarra 21-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Clavero Pardo Benamocarra 21-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco Ruiz Palomo Benamocarra 1-7-37 Cementerio de Vélez
Antonio Lavao Gómez Benamocarra 2-8-37 Cementerio de Vélez
Magdalena Padilla Gordo Benamocarra 30-9-37 Cementerio de Vélez
Adolfo Jurado García Benamocarra 14-10-37 Cementerio de Vélez
Antonio González Postigo Benamocarra 2-8-39 Cementerio de Vélez
Enrique Alba Narváez Benamocarra 5-12-39 Cementerio San Rafael
Manuel Vigo Díaz Benamocarra 23-10-40 Cementerio San Rafael
Modesto García Ibáñez Benamocarra 26-5-42 Cementerio San Rafael

auditor, causa nº 34/1937 Vélez-Málaga contra 28 personas. En el Archivo del Juzgado Togado Militar
Territorial nº 24 de Málaga)

175
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Antonio José Díaz Fernández Benamocarra 24-2-43 Cementerio San Rafael
José Sánchez Mata Benamocarra 28-7-43 Cementerio San Rafael
Antonio Velasco Millán Borge 16-2-37 Cementerio San Rafael
Eduardo Velasco Medina Borge 6-3-37 Cementerio San Rafael
Alonso Moreno Gómez Borge 6-3-37 Cementerio San Rafael
Antonio Fernández Barea Borge 6-3-37 Cementerio San Rafael
Salvador Núñez Velasco Borge 6-3-37 Cementerio San Rafael
Salvador Velasco Medina Borge 6-3-37 Cementerio San Rafael
Antonio Velasco Molero Borge 6-3-37 Cementerio San Rafael
Antonio Fernández Velasco Borge 6-3-37 Cementerio San Rafael
Ignacio Moya Gómez Borge 6-3-37 Cementerio San Rafael
José Herrera Gil Borge 12-4-37 Cementerio San Rafael
Antonio Jiménez Barea Borge 24-7-37 Cementerio San Rafael
Juan García García Borge 14-3-38 Cementerio San Rafael
Aurelio Barea Muñoz Borge 25-4-39 Cementerio San Rafael
Gabriel Díaz Fernández Borge 21-11-39 Cementerio San Rafael
Modesto Haro Gil Borge 6-2-40 Cementerio San Rafael
Antonio García Villalobos Borge 6-2-40 Cementerio San Rafael
Miguel López Navarro Borge 23-4-40 Cementerio San Rafael
Diego Illescas Gil Borge 9-4-41 Cementerio San Rafael
José Escarcena Méndez Borge 31-10-42 Cementerio San Rafael
José Ramírez Ceballos Borge 3-11-42 Cementerio San Rafael
Juan Guerrero Suárez Borge 3-11-42 Cementerio San Rafael
Fernando Ruiz Martín Canillas de Aceituno 8-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Pérez Martín Canillas de Aceituno 21-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Reyes Peláez Canillas de Aceituno 21-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Monotosa Negrete Canillas de Aceituno 21-3-37 Cementerio de Vélez
Fernando Martín Jiménez Canillas de Aceituno 21-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco Reyes Rando Canillas de Aceituno 21-3-37 Cementerio de Vélez
José Núñez Hidalgo Canillas de Aceituno 31-8-37 Cementerio de Vélez
Emilio Ruiz Núñez Canillas de Aceituno 31-8-37 Cementerio de Vélez
Antonio Millón Ortiz Canillas de Aceituno 31-8-37 Cementerio de Vélez
Margarita Ruiz Gámez Canillas de Aceituno 30-3-38 Cementerio San Rafael
José Pérez Martín Canillas de Aceituno 31-3-38 Cementerio de Vélez
Andrés Martín Muñoz Canillas de Aceituno 28-10-39 Cementerio de Vélez
Antonio Martín Gallego Canillas de Aceituno 28-12-39 Cárcel de Vélez
Antonio García Ruiz Canillas de Aceituno 7-2-40 Cementerio San Rafael
José González Jiménez Canillas de Aceituno 14-6-40 Cementerio San Rafael
Eufrasio Ruiz Ramírez Canillas de Aceituno 14-6-40 Cementerio San Rafael
Rafael Llamas González Canillas de Aceituno 11-9-40 Cárcel de Astorga
Manuel Pérez Hidalgo Canillas de Aceituno 1-5-41 Cementerio San Rafael
Celedonio Gallardo Pérez Canillas de Albaida 4-12-41 Güssen-Austria
José Núñez López Canillas de Aceituno 26-5-42 Cementerio San Rafael
Juan Ramírez Montosa Canillas de Aceituno 22-9-42 Cementerio San Rafael
Juan García Fernández Colmenar 8-2-37 Desaparecido de su casa
Francisco Sánchez Bustos Colmenar 12-2-37 Cementerio San Rafael
Francisco López Contreras Colmenar 18-2-37 Cementerio Alfarnate
Juan Reyes Fuertes Colmenar 20-2-37 Cementerio San Rafael
José Pérez Fernández Colmenar 20-2-37 Cementerio San Rafael
Juan Meléndez Postigo Colmenar 22-2-37 Cementerio Alfarnate
Antonio Zafra Rando Colmenar 22-2-37 Cementerio Alfarnate
Antonio Aguilar Martín Colmenar 22-2-37 Cementerio Alfarnate
José Rodríguez Muñoz Colmenar 22-2-37 Cementerio Alfarnate
Juan Gaspar Martín Colmenar 22-2-37 Cementerio Alfarnate
José Nogueras Muñoz Colmenar 22-2-37 Cementerio Alfarnate
José Martín Martín Colmenar 22-2-37 Cementerio Alfarnate
Rafael Avilés Pérez Colmenar 22-2-37 Cementerio Alfarnate
Cristóbal Lozano Ávila Colmenar 22-2-37 Cementerio Alfarnate

176
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Francisco García Palomo Colmenar 3-3-37 Cementerio Alfarnate
Alonso Alarcón Muñoz Colmenar 3-3-37 Cementerio Alfarnate
Manuel Barba Torres Colmenar 8-4-37 Cementerio Alfarnate
Francisco Miranda del Pino Colmenar 11-4-37 Cementerio de Riogordo
Sebastián Molina Serrano Colmenar 11-4-37 Cementerio de Colmenar
Carlos Tejada Alcondiel Colmenar 11-4-37 Cementerio de Colmenar
Miguel Sánchez García Colmenar 17-3-38 Cementerio San Rafael
José Ríos García Colmenar 22-11-38 Cementerio San Rafael
José González Rodríguez Colmenar 18-11-39 Cementerio San Rafael
Francisco Rodríguez Palomo Colmenar 15-6-40 Cementerio San Rafael
María Juárez Vega Colmenar 1-3-42 Cementerio San Rafael
José Gaspar Bonilla Comares 17-2-37 Cementerio San Rafael
Juan Coin Jiménez Comares 27-2-37 Cementerio San Rafael
Rafael Ruiz Pino Comares 8-3-37 Cementerio San Rafael
Miguel Muñoz Aguilar Comares 8-3-37 Cementerio San Rafael
Francisco Coin Gómez Comares 8-3-37 Cementerio San Rafael
Miguel Muñoz Aguilar Comares 8-3-37 Cementerio San Rafael
Francisco Rodríguez Lucena Comares 8-3-37 Cementerio San Rafael
José Rodríguez Lucena Comares 8-3-37 Cementerio San Rafael
Antonio Ceres Martín Comares 8-3-37 Cementerio San Rafael
Antonio Ruiz Fortes Comares 21-3-37 Cementerio de Vélez
José Bautista Padilla Comares 21-3-37 Cementerio de Vélez
José Lucena Padilla Comares 21-3-37 Cementerio San Rafael
Miguel Posada Martín Comares 7-4-37 Cementerio San Rafael
Miguel Lucena Padilla Comares 4-5-37 Cementerio de Vélez
Miguel Rodríguez Martín Comares 4-5-37 Cementerio de Vélez
Miguel Gómez Muñoz Comares 1-7-37 Cementerio de Vélez
Diego Bustos Robles Comares 24-7-37 Cementerio San Rafael
Juan Bautista Ríos Comares 14-3-38 Cementerio San Rafael
José Martín Hermoso Comares 10-11-39 Cementerio San Rafael
Rafael Pérez García Comares 10-11-39 Cementerio San Rafael
José Rico Forniveros Comares 10-11-39 Cementerio San Rafael
Emilia Gutiérrez Martín Comares 23-6-41 Cementerio San Rafael
Miguel Bustos Muñoz Comares 9-11-41 Güssen-Austria
José Baldomero Benavides Competa - Competa 195
Antonio Cerezo Oliva Competa 8-2-37 Cementerio San Rafael
Victoriano Cabra Cerezo Competa 2-3-37 Cementerio de Vélez
Emilio Molina López Competa 21-3-37 Cementerio San Rafael
Atanasio Pérez Garrido Competa 21-3-37 Cementerio San Rafael
José Cabra López Competa 21-3-37 Cementerio de Vélez
Emilio Cerezo Navas Competa 21-3-37 Cementerio de Vélez
Plácido Torres Álvarez Competa 21-3-37 Cementerio de Vélez
Emilio Molina López Competa 21-3-37 Cementerio de Vélez
Atanasio Pérez Salido Competa 21-3-37 Cementerio de Vélez
José Martín Cerezo Competa 21-3-37 Cementerio de Vélez
Miguel López Ávila Competa 21-5-37 Cementerio de Torrox
Miguel Muñoz Requena Competa 27-1-40 Cementerio San Rafael
Agustín Ruiz Muñoz Cútar 2-3-37 Cementerio San Rafael
José Muñoz Ruiz Cútar 2-3-37 Cementerio San Rafael
Carlos Primo Serad Cútar 2-3-37 Cementerio San Rafael
Antonio Pineda Muñoz Cútar 2-3-37 Cementerio San Rafael
José Muñoz Lozano Cútar 2-3-37 Cementerio San Rafael
Francisco Recio Valverde Cútar 2-3-37 Cementerio San Rafael
Ignacio Rey Suárez Cútar 2-3-37 Cementerio San Rafael
José Suárez Sánchez Cútar 2-3-37 Cementerio San Rafael
Rafael García Ruiz Cútar 2-3-37 Cementerio San Rafael

195
Según Carta Orden del Juzgado del Distrito de Torrox a fecha de 21/07/1980.

177
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Manuel Recio Moyano Cútar 14-3-37 Cementerio San Rafael
Baldomero Cerezo Iranzo Frigiliana 21-5-37 Cementerio de Torrox
Sebastián Conejero Espada 196 Frigiliana 21-5-37 Cementerio de Torrox
Eduardo García Platero Frigiliana 21-5-37 Cementerio de Torrox
Antonio Gutiérrez García Frigiliana 21-5-37 Cementerio de Torrox
Francisco García Martín Frigiliana 21-5-37 Cementerio de Torrox
José García Ramírez Frigiliana 21-5-37 Cementerio de Torrox
José Pérez Castillo Frigiliana 21-5-37 Cementerio de Torrox
Francisco Rojas Ramírez Frigiliana 21-5-37 Cementerio de Torrox
Eduardo Vargas Cerezo Frigiliana 14-6-40 Cementerio San Rafael
José Carrasco Gambero Frigiliana 2-9-42 Cementerio San Rafael
Miguel Mauraneda Muñoz Jaén 20-11-38 Cárcel de Vélez
José Alba Alba Iznate 21-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio García Orozco Iznate 1-7-37 Cementerio de Vélez
Antonio Jiménez Gálvez Iznate 1-7-37 Cementerio de Vélez
Antonio Jiménez Tovar Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
Francisco Tovar Arias Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
Francisco García Román Iznate 17-3-38 Cárcel Málaga (a garrote)
Rafael García Ramos Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
José Tovar Arias Iznate 17-3-38 Cárcel Málaga (a garrote)
Manuel Arias García Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
Antonio Pérez Pineda Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
Paulino Jiménez Campos Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
José Gálvez Jiménez Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
José Jiménez Alba Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
José Tovar Jiménez Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
José Pérez Jiménez Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
Antonio Alba Román Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
Diego Jiménez Ramos Iznate 17-3-38 Cementerio de Vélez
Antonio Garín Quintero Iznate 27-7-43 Cementerio San Rafael
José Quintero Román Iznate 27-7-43 Cementerio San Rafael
Antonio Tovar Jiménez Iznate 27-7-43 Cementerio San Rafael
Francisco Tovar Jiménez Iznate 27-7-43 Cementerio San Rafael
Francisco Cisneros Hernández Macharaviaya 9-12-37 Loma del Barco (Iznate)
José Postigo Ramos Macharaviaya (Benaque) 6-3-37 Cementerio San Rafael
Eduardo Sánchez Morales Macharaviaya 17-5-37 Cementerio San Rafael
Manuel Gallardo López Macharaviaya 21-12-42 Cárcel Tabacalera (Santander)
Francisco López Contreras Málaga 18-2-37 Cementerio de Alfarnate
Juan Soto Reyes Málaga 31-3-38 Cementerio de Vélez
197
Félix García Torres Moclinejo s.f. Cementerio San Rafael
198
José Vázquez González Moclinejo s.f. Cementerio San Rafael
Antonio Ramírez Pérez Moclinejo 21-3-37 Cementerio San Rafael
Francisco Martín Ruiz Moclinejo 21-3-37 Cementerio San Rafael
Antonio Ruiz López Moclinejo 21-3-37 Cementerio San Rafael
Antonio López de la Torre Moclinejo 21-3-37 Cementerio San Rafael
Damián López Fernández Moclinejo 21-3-37 Cementerio San Rafael
Rosario Nogueras García Nerja 7-2-37 Metralla casco de Bomba 199
José Iranzo Nogueras Nerja 7-2-37 Metralla casco de Bomba
Manuel Iranzo Nogueras Nerja 7-2-37 Metralla casco de Bomba
Rosalía Iranzo Nogueras Nerja 7-2-37 Metralla casco de Bomba
Carmen Cuesta Parra Nerja 7-2-37 Metralla casco de Bomba
Rafael Sánchez Acevedo Nerja 7-2-37 Metralla casco de Bomba

196
Esta persona nació en Arenas del Rey (Granada) y vivía en Frigiliana.
197
Información Dada por el Ayuntamiento de Moclinejo. Fuentes orales.
198
Ídem
199
Las siguientes personas fueron víctimas del bombardeo nacional durante la huida por la carretera
Málaga-Almería. Aparecen inscritas en el registro civil de esta localidad.

178
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Salvador Álvarez Alarcón Nerja 8-2-37 Metralla casco de Bomba
Manuel Redondo Martín Nerja 8-2-37 Consecuencia de bombardeo. Nerja
Juan Hernández Domínguez Nerja 9-2-37 Nerja bombardeo
Antonio Ortega Pino Nerja 12-2-37 Metralla casco de Bomba
Ángeles Martín López Nerja 18-2-37 Metralla casco de Bomba
Juan Lahoz Aguilar Nerja 22-2-37 Carretera Torrox-Conejito
Joaquín Herrera Muñoz Nerja 21-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Triguero Heredia Nerja 21-3-37 Cementerio de Vélez
Pedro Fernández Román Nerja 4-5-37 Cementerio de Vélez
José Haro López Nerja 4-5-37 Cementerio de Vélez
Manuel Gómez González Nerja 21-5-37 Cementerio de Torrox
Manuel Gómez González Nerja 21-5-37 Cementerio de Torrox
Fernando Torres Castellano Nerja 21-8-37 Carretera Málaga-Almería.
José Fernández Pérez Nerja 12-2-38 Cementerio San Rafael
Juan Solís Domínguez Nerja 19-4-39 Cementerio de Nerja
Francisco Romero López Nerja 19-4-39 Cementerio de Nerja
Francisco Martín Fernández Nerja 14-6-39 Cementerio San Rafael
Francisco García Ramírez Nerja 24-9-39 Cementerio San Rafael
Bautista Muñoz Herrera Nerja 10-11-39 Cementerio San Rafael
Miguel Campos Martín Nerja 13-11-39 Cementerio San Rafael
Manuel Bueno Vega Nerja 9-12-39 Cementerio San Rafael
José Sánchez Guidet Nerja 8-5-40 Cementerio San Rafael
José Sánchez Jiménez Nerja 8-5-40 Cementerio San Rafael
Francisco Martín Jiménez Nerja 14-6-40 Cementerio San Rafael
Antonio García Álvarez Nerja 3-10-40 Cementerio San Rafael
José Ruiz Molina Nerja 6-9-41 Cementerio San Rafael
Antonio Cerezo Cotilla Nerja 8-11-41 Güssen-Austria
Gaspar Hidalgo Bustos Nerja 1-8-42 Cementerio San Rafael
200
Isidro Barroso Raya Periana - Cementerio Periana
Francisco Godoy Frías Periana - Cementerio Periana
Justa Mata Cabrera Periana 14-2-37 Cementerio de Alora
Francisco Moreno García Periana 17-2-37 Cementerio San Rafael
Antonio Molina Jiménez Periana 24-2-37 Cementerio San Rafael
Francisco Pascual Santana Periana 25-2-37 Cementerio San Rafael
Antonio Díaz Pascual Periana 4-5-37 Cementerio de Vélez
201
Antonio Raya Larrubia Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
Francisco Palomo Raya Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
Juan Antonio Gaspar Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
Francisco Retamero Frías Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
José Aguilar Cabrera Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
Antonio Benítez Molina Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
Manuel Bueno Palomo Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
Elías Bueno Vega Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
Domingo Muñoz García Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
Antonio Frías Benítez Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
Antonio Moreno Álvarez Periana .20-5-37 Cementerio Wª Cauche
Juan López López Periana 20-5-37 Cementerio Wª Cauche
José Alonso Battle Periana 9-10-37 Cementerio San Rafael
José Barroso Arrebola Periana 14-10-37 Cementero de Granada

200
Información del testimonio José Raya Frías, el primer nombre, y por los oficios-correspondencia del
susodicho Tomo años 1937 a 1940, del Ayuntamiento de Periana.
201
A través del testimonio de José Raya Frías, que a fin de encontrar la fosa donde fue enterrado su
abuelo Antonio Raya Larrubia, supimos de las ejecuciones que se hicieron en la aldea de Villanueva de
Cauche. Gracias a diferentes fuentes, hemos podido señalar la fecha de los fusilamientos. Estas fuentes
son: los oficios-correspondencia del ayuntamiento de Periana. Tomo años 1937 a 1940. También
aparecen todos los nombres en el Juicio de Colmenar (juzgado nº 16) fechado el 20 de mayo de 1937.
Archivo Juzgado Togado Militar Territorial de Málaga nº 24. Y por último el Registro Civil de Málaga.

179
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Antonio Caro Martín Periana 15-6-38 Cementerio San Rafael
Salvador Valverde Díaz Periana 11-7-38 Cementerio San Rafael
Julián Alcuña Villanueva Periana 11-7-38 Cementerio San Rafael
Francisco Pérez Gallego Periana 11-7-38 Cementerio San Rafael
Antonio Toledo Molina Periana 29-7-38 Llano de la Matanza 202
José Toledo Rodríguez Periana 29-7-38 Llano de la Matanza
José Pérez Retamero Periana 29-7-38 Llano de la Matanza
Antonio Morales Benítez Periana 29-7-38 Llano de la Matanza
Enrique Molina Martín Periana 29-7-38 Llano de la Matanza
Manuel Larrubia Morales Periana 29-7-38 Llano de la Matanza
Antonio Santana García Periana 8-8-38 Cárcel Málaga (a garrote)
Francisco Jiménez Alba Periana 11-7-39 Cementerio San Rafael
Antonio Benítez Benítez Periana 15-11-39 Cementerio San Rafael
Miguel Caro Rodríguez Periana 4-12-39 Cementerio San Rafael
José Molina Palomo Periana 6-12-39 Cementerio San Rafael
Manuel Bueno Vega Periana 9-12-39 Cementerio San Rafael
Antonio Barroso Raya Periana 14-3-40 Cárcel de Málaga 203
José Benítez Moreno Periana 4-4-40 Cementerio San Rafael
José López Jiménez Periana 4-4-40 Cementerio San Rafael
Francisco Martín Molina Periana 27-4-40 Cementerio de Granada
José Joaquín Benítez Torrubia Periana 14-6-40 Cementerio San Rafael
José Rodríguez Narváez Periana 3-10-40 Cementerio San Rafael
Antonio Torrubia Pascual Periana 20-4-41 Cementerio San Rafael
Fernando Barroso Raya Periana 17-5-41 Cementerio de San Rafael
Francisco Cordero Andrade Puebla de Cazalla 5-8-38 Cementerio de Vélez
Adela Molina Rodríguez Rincón de la Victoria 24-8-37 Cementerio San Rafael
Antonio Villalba Moreno Rincón de la Victoria 3-12-38 Cementerio San Rafael
José Ranea Ranea Rincón de la Victoria 2-8-39 Cementerio de Vélez
Francisco Muñoz Fortes Rincón de la Victoria 28-11-39 Cementerio de Vélez
Manuel Garrido García Rincón de la Victoria 25-5-43 Cementerio San Rafael
Antonio García Aguilar Riogordo 17-2-37 Cementerio de Riogordo
Fernando Conejo López Riogordo 18-2-37 Cementerio Alfarnatejo
Juan Pozas Rojas Riogordo 3-3-37 Cementerio de Colmenar
Francisco Ales Muñoz Riogordo 5-5-37 Cementerio de Colmenar
José Cañamero González Riogordo 5-5-37 Cementerio de Colmenar
Antonio Gómez Martín Riogordo 5-5-37 Cementerio de Colmenar
Francisco Reyes Luque Riogordo 16-6-37 Cementerio San Rafael
Salvador Vida Cordero Riogordo 23-10-37 Cementerio de Colmenar
Juan Francis García Riogordo 23-10-37 Cementerio de Colmenar
Antonio García Pérez Riogordo 23-10-37 Cementerio de Colmenar
José Francis López Riogordo 23-10-37 Cementerio de Colmenar
Antonio Luque Rey Riogordo 23-10-37 Cementerio de Colmenar
José Bayo Ortiz Riogordo 23-10-37 Cementerio de Colmenar
Antonio López Ales Riogordo 23-10-37 Cementerio de Colmenar
Antonio Montosa García Riogordo 23-10-37 Cementerio de Colmenar
Emilio García Conejo Riogordo 23-10-37 Cementerio de Colmenar
Juan Cortés Lorea Riogordo 23-10-37 Cementerio de Colmenar
Francisco Narváez Gutiérrez Riogordo 14-5-39 Cementerio San Rafael
Manuel Álvarez Valdés Riogordo 10-6-39 Cementerio de Riogordo
Antonio Pérez López Riogordo 26-8-39 Cementerio San Rafael
Antonio Narváez Cebrián Riogordo 4-12-39 Cementerio San Rafael
Antonio Narváez Cebrián Riogordo 4-12-39 Cementerio San Rafael
Antonio Sánchez Gutiérrez Riogordo 25-1-40 Cárcel Figueirido (Pontevedra)

202
Aportación de los trámites llevados a cabo por Domingo Oviedo Ferrer que ya en los años ochenta se
antepuso a las actividades de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y desenterró la
fosa con los 7 individuos inhumados en el Llano de la Matanza
203
Según resulta de la ficha del Archivo Penitenciario de la cárcel de Alhaurín.

180
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Antonio García Moreno Salares 2-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco Gordillo Gordillo Sayalonga 2-37 Al entrar tropas nacionales
Inocencio Fernández Gil Sayalonga 20-2-37 Cementerio San Rafael
Arturo Fernández Gil Sayalonga 25-2-37 Cementerio San Rafael
José Pérez Sánchez Sayalonga 5-8-38 Cementerio de Vélez
Andrés Romero Olmos Sayalonga 6-8-42 Cementerio San Rafael
Andrés Romero Olmos Sayalonga 6-8-42 Cementerio San Rafael
Francisco Verdugo Sevillano Sedella 26-2-37 Cementerio San Rafael
Antonio Pérez Gálvez Sedella 27-2-37 Cárcel de Vélez
José Pérez Gálvez Sedella 2-3-37 Cementerio San Rafael
Francisco Moyano Parrado Sedella 21-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco García Arce Sedella 21-3-37 Cementerio de Vélez
Rafael Peña Gámez Sedella 4-5-37 Cementerio de Vélez
Francisco Montosa Conde Sedella 4-5-37 Cementerio de Vélez
Emilio García Jiménez Sedella 4-5-37 Cementerio de Vélez
Luís Palma Jiménez Sedella 21-5-37 Cementerio de Torrox
Manuel Ramos Aznar Sedella 10-10-37 Cementerio San Rafael
Rafael Cárdenas Abolafio Sedella 16-2-39 Cementerio San Rafael
Antonio Valero Vega Sedella 27-6-39 Cementerio San Rafael
Francisco Vázquez Salguero Sedella 1-8-39 Cementerio San Rafael
Rafael Parrado Carrión Sedella 2-8-39 Cementerio de Vélez
Antonio Cabello Cabello Sedella 8-5-40 Cementerio San Rafael
José Peña Díaz Sedella 8-1-41 Cementerio San Rafael
Antonio Castañeda Fernández Sedella 16-8-42 Cementerio San Rafael
Diego Valero Vega Sedella 3-11-43 Cementerio San Rafael
Alfonso Aranda Tolox 8-5-39 Cementerio de Nerja
Francisco Jurado Cuesta Torrox 5-2-37 Desaparecido de la villa 204
José Atencia Rico Torrox 6-2-37 Desaparecido de la villa
Manuel Villena Santaolalla Torrox 6-2-37 Desaparecido de la villa
Antonio Rico González Torrox 8-2-37 Desaparecido de la villa
Salvador Martín Rodríguez Torrox 26-2-37 Desaparecido de la villa
Diego Cortés Villena Torrox 8-3-37 Desaparecido de la villa
Francisco Martín Palomas Torrox 22-3-37 Desaparecido de la villa
Diego Romero Salcedo Torrox 21-5-37 Proximidades de Torrox
José Ruiz Jurado Torrox 21-5-37 Cementerio de Torrox
José Díaz Ävila Torrox 21-5-37 Cementerio de Torrox
Manuel Velasco Bueno Torrox 22-5-37 Cementerio San Rafael
José Bravo Godoy Torrox 2-38 Desaparecido de la villa
Evaristo Rico Rodríguez Torrox 3-39 Desaparecido de la villa
Antonio Valencia Encina Torrox 10-11-39 Cementerio de Vélez
Manuel Ruiz Bueno Torrox 12-12-39 Cementerio de Vélez
Manuel Martín Nieto Torrox 3-8-40 Cementerio San Rafael
Antonio Rico Rodríguez Torrox 26-11-41 Güssen-Austria
Antonio De Oses Hidalgo Totalán 8-36 Cementerio de Rincón 205
Plácido Navas Doña Totalán 9-3-39 Cementerio San Rafael
Lorenzo Montañez Molina Totalán 11-2-40 Cementerio San Rafael
Francisco Montañez Castillo Totalán 23-11-41 Güssen-Austria
Miguel Casal Enguidano Valencia 3-3-37 Cementerio Alfarnate
Salvador Postigo Postigo Vélez-Málaga 2-37 Carretera Málaga-Almería
José González Linares Vélez-Málaga 2-37 Carretera Málaga-Almería
Miguel Martín Hijano Vélez (Lagos) 2-37 Carretera Málaga-Almería
Francisco Millet García Vélez-Málaga 2-37 Carretera Málaga-Almería
Rogelio Lavado Aragüez Vélez-Málaga 2-37 Carretera Málaga-Almería
Francisco Crespillo Jiménez Vélez-Málaga 2-37 Carretera Málaga-Almería

204
Muertes en la carretera de Málaga-Almería o desaparecidos, según el Registro Civil de Torrox.
205
Carabinero, fusilado en el frente de la Roda de Andalucía, a la entrada de las tropas nacionales en
agosto de 1936.

181
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Francisco Díaz Jiménez Vélez-Málaga 9-2-37 Carretera Málaga-Almería
José Parra López Vélez-Málaga 18-2-37 Cementerio San Rafael
26-2-
José Segundo Núñez España Vélez-Málaga Cementerio San Rafael
1937
Manuel Moreno Blanca Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Vicente Navarro Burgos Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Chicano Santana Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Hidalgo Amaya Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Bonilla Marín Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco López Gutiérrez Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Lanza España Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Román Jiménez Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Rafael Ortega Roca Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Puertas Fernández Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Félix Acosta Fernández Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Fernando Romero Espinosa Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Manuel Fernández González Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Cortés Villar Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Manuel Pardo García Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Atencia Moreno Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco Blanco López Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Diego Parra Robles Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Manuel Trujillo Pastor Vélez (Torre del Mar) 2-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Villenas Sánchez Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Gutiérrez Torres Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Millán Lozano Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Blanco Vico Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Julián Lobillo Valdés Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Santana Sánchez Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Manuel Fernández España Vélez (Atalayas) 2-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco Rodríguez Pérez Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Morales Barranco Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Remedios Alba Espinar Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Remedios Pastor Ariza Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
María Fernández Jiménez Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Encarnación Gutiérrez Ajenjo Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Quintero Moreno Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Utrera Santiago Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Fernández Rodríguez Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
José Martínez de la Chica Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Martín Briones Delgado Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco Berrocal Fernández Vélez-Málaga 2-3-37 Cementerio de Vélez
Fernando Molinero Alonso Vélez (Torre del Mar) 2-3-37 Cementerio de Vélez
José López Martín Vélez-Málaga 7-3-37 Cárcel de Vélez
Diego Serrano Fernández Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
José Casamayor Toscano Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
José Valongo Pérez Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Epifanio Gámez Marfil Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Manuel Vigo Moreno Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
José García Mata Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Quintano Jiménez Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Juan Muñoz Palma Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Rafael Pardo Pérez Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Ortega García Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco Guarchs Rodríguez Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Adolfo López Villalba Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Dolores Pérez Torres Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Remedios Aparicio Narváez Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez

182
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

María Narváez Pareja Vélez-Málaga 8-3-37 Cementerio de Vélez
Francisco Ramírez González Vélez (Chílches) 8-3-37 Cementerio San Rafael
Manuel Pérez Cortés Vélez-Málaga 21-3-37 Cementerio de Vélez
Rafael González Moyano Vélez-Málaga 21-3-37 Cementerio de Vélez
Ángel Castillo García Vélez-Málaga 21-3-37 Cementerio de Vélez
José Alberti Zayas Vélez-Málaga 21-3-37 Cementerio de Vélez
José Recio Ruiz Vélez-Málaga 21-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Díaz Navarrete Vélez-Málaga 21-3-37 Cementerio de Vélez
Eduardo Medina Abolafio Vélez-Málaga 21-3-37 Cementerio de Vélez
Antonio Gutiérrez Pareja Vélez-Málaga 21-3-37 Cementerio de Vélez
José Ales Pardo Vélez-Málaga 21-3-37 Cementerio de Vélez
Miguel López Moreno Vélez-Málaga 21-3-37 Cementerio de Vélez
Aurora Fernández Jiménez Vélez-Málaga 7-4-37 Cárcel Mujeres Vélez
Miguel Fernández Villodres Vélez-Málaga 16-4-37 Cementerio San Rafael
Carlos Pérez López Vélez-Málaga 19-4-37 Cárcel de Vélez
Antonio Jiménez Acosta Vélez-Málaga 3-5-37 Huertas Bajas
Francisco Villalba Gámez Vélez-Málaga 4-5-37 Cementerio de Vélez
José Morales Marfil Vélez (Benajarafe) 4-5-37 Cementerio de Vélez
Luís Robles López Vélez (Benajarafe) 4-5-37 Cementerio de Vélez
José Herrera Pérez Vélez-Málaga 4-5-37 Cementerio de Vélez
José Arroyo Ocón Vélez-Málaga 4-5-37 Cementerio de Vélez
Juan Domínguez Camacho Vélez-Málaga 4-5-37 Cementerio de Vélez
Juan Vázquez Fernández Vélez-Málaga 4-5-37 Cementerio de Vélez
Francisco Díaz Gutiérrez Vélez-Málaga 4-5-37 Cementerio de Vélez
Carlos Rivas Domínguez Vélez-Málaga 4-5-37 Cementerio de Vélez
Florencio López Postigo Vélez-Málaga 7-5-37 Vado, mientras huía
Salvador González González Vélez-Málaga 17-5-37 Arroyo del Mineral
Eduardo Sánchez Morales Vélez (Benajarafe) 17-5-37 Cementerio San Rafael
José García Gutiérrez Vélez-Málaga 21-5-37 Cementerio de Torrox
Manuel Carmona Serrano Vélez-Málaga 1-6-37 Cementerio de Vélez
Clemente Campos Fernández Vélez-Málaga 1-6-37 Cementerio de Vélez
Remedios Martín Martín Vélez-Málaga 1-6-37 Cementerio de Vélez
José Molina Martín Vélez-Málaga 16-7-37 Cementerio San Rafael
Isabel Quesada Molina Vélez-Málaga 31-8-37 Cementerio de Vélez
Rafael Lozano Ramos Vélez-Málaga 31-8-37 Cementerio de Vélez
Juan Fernández Ruiz Vélez-Málaga 31-8-37 Cementerio de Vélez
Adela Pinto Díaz Vélez-Málaga 14-10-37 Cementerio de Vélez
Juan Pardo Pardo Vélez-Málaga 13-1-38 Cementerio de Vélez
Felipe Pérez Ruiz Vélez-Málaga 14-3-38 Cementerio San Rafael
Juan Santiago Ruiz Vélez-Málaga 14-3-38 Cementerio San Rafael
Julio Ramos Martín Vélez (Lagos) 17-3-38 Cárcel Málaga (a garrote)
José Muñoz León Vélez (Torre del Mar) 17-3-38 Cementerio de Vélez
José Salido Escobar Vélez (Torre del Mar) 17-3-38 Cementerio de Vélez
Alfonso Iglesias Cantero Vélez-Málaga 31-3-38 Cementerio de Vélez
Francisco Millet García Vélez-Málaga 31-3-38 Cementerio de Vélez
María Pardo Ales Vélez-Málaga 20-8-38 Partido Cabrillas
José Narváez Recio Vélez-Málaga 27-1-39 Cementerio San Rafael
Rafael Santaolalla Iranzo Vélez-Málaga 27-1-39 Cementerio San Rafael
Manuel Crespillo Crespo Vélez-Málaga 2-8-39 Cementerio de Vélez
Federico Terrón Rodríguez Vélez-Málaga 2-8-39 Cementerio de Vélez
Rafael Gómez Pacheco Vélez-Málaga 2-8-39 Cementerio de Vélez
Medin Torres Pacheco Vélez (Torre del Mar) 28-10-39 Cementerio de Vélez
José Peláez López Vélez-Málaga 28-10-39 Cementerio de Vélez
Antonio Téllez Ortega Vélez-Málaga 30-10-39 Cementerio San Rafael
Antonio García Ruiz Vélez-Málaga 31-10-39 Cementerio de Vélez
Manuel Sarmiento Ruiz Vélez-Málaga 10-11-39 Cementerio de Vélez
Augusto Gutiérrez Ruiz Vélez-Málaga 10-11-39 Cementerio de Vélez
Fernando Álvarez Martín Vélez-Málaga 10-11-39 Cementerio San Rafael

183
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Pedro Aragón Muñiz Vélez-Málaga 10-11-39 Cementerio San Rafael
Francisco Gutiérrez Díaz Vélez-Málaga 10-11-39 Cementerio San Rafael
Miguel Gómez Pacheco Vélez (Torre del Mar) 11-11-39 Cementerio San Rafael
Manuel Martín León Vélez-Málaga 4-12-39 Cementerio San Rafael
Antonio Mediavilla Gallardo Vélez-Málaga 4-12-39 Cementerio San Rafael
Antonio Montoro Osuna Vélez-Málaga 7-12-39 Cementerio San Rafael
Antonio Montoro Osuna Vélez-Málaga 9-12-39 Cementerio San Rafael
Frente al Niza. Enterrado en el
Julio Ramos del Corral Vélez (Lagos) 12-12-39 Cementerio de Vélez
José Moreno Marfil Vélez-Málaga 12-12-39 Cementerio de Vélez
José Camacho Carrillo Vélez-Málaga 27-1-40 Cementerio San Rafael
Rafael Crespillo Ruiz Vélez-Málaga 27-1-39 Cementerio San Rafael
Armando Montoso Osuna Vélez-Málaga 27-1-40 Cementerio San Rafael
Rafael Díaz Robles Vélez (Almayate) 6-2-40 Cementerio San Rafael
Antonio Barrera Cano Vélez-Málaga 1-3-40 Cementerio San Rafael
José Ruiz Gutiérrez Vélez-Málaga 5-4-40 Cementerio de Vélez
Juan Lara Díaz Vélez-Málaga 4-5-40 Cementerio San Rafael
Rafael García Fernández Vélez-Málaga 8-5-40 Cementerio San Rafael
Juan Ruiz Torres Vélez-Málaga 8-5-40 Cementerio San Rafael
Rafael Ruiz Torres Vélez-Málaga 8-5-40 Cementerio San Rafael
Juan Alaminos Cortés Vélez-Málaga 18-5-40 Cementerio San Rafael
Manuel Camacho Navarro Vélez-Málaga 14-6-40 Cementerio San Rafael
José López Pérez Vélez-Málaga 14-6-40 Cementerio San Rafael
Eugenio Gallardo Luque Vélez-Málaga 3-10-40 Cementerio San Rafael
Juan Pérez Díaz Vélez-Málaga 3-1-41 Güssen-Austria
Manuel Lara Díaz Vélez-Málaga 11-2-41 Cementerio San Rafael
Antonio Sola Álvarez Vélez-Málaga 11-2-41 Cementerio San Rafael
Francisco Moreno Trías Vélez-Málaga 6-3-41 Cementerio San Rafael
Adolfo Téllez López Vélez-Málaga 23-3-41 Cementerio San Rafael
206
Juan González López Vélez-Málaga 28-3-41 Registro civil de Ardales
Emilio Herrera Gutiérrez Vélez-Málaga 24-4-41 Cárcel Astorga
Francisco Moreno Frías Vélez-Málaga 3-6-41 Cementerio San Rafael
José Martín Oñate Vélez-Málaga 31-7-41 Cementerio San Rafael
Salvador Romero Rodríguez Vélez-Málaga 31-7-41 Cementerio San Rafael
Gaspar Hidalgo Bustos Vélez-Málaga 1-8-41 Cementerio San Rafael
Antonio Gálvez Gálvez Vélez-Málaga 15-8-41 Güssen-Austria
José Valdeiglesias Ramos Vélez (Torre del Mar) 26-9-41 Cementerio San Rafael
Rafael España Alcausa Vélez-Málaga 26-9-41 Cementerio San Rafael
Juan García Fernández Vélez-Málaga 27-9-41 Güssen-Austria
José Rodríguez Camacho Vélez (Torre del Mar) 31-10-41 Güssen-Austria
Antonio Ramos Gálvez Vélez (Chilches) 24-11-41 Güssen-Austria
José Martín Ortiz Vélez-Málaga 15-12-41 Güssen-Austria
Antonio Navarro Molina Vélez-Málaga 20-1-42 Cementerio San Rafael
Francisco Jiménez Salido Vélez-Málaga 20-1-42 Güssen-Austria
Manuel González Blanca Vélez-Málaga 2-2-42 Cementerio San Rafael
Juan García Quintana Vélez-Málaga 5-3-42 Güssen-Austria
Valentín Ramos Martos Vélez-Málaga 13-5-42 Cementerio San Rafael
José España Gámez Vélez-Málaga 26-5-42 Cementerio San Rafael
Miguel Torres Alba Vélez-Málaga 26-5-42 Cementerio San Rafael
Antonio Ramos Burgos Vélez-Málaga 22-7-42 Cementerio San Rafael
Manuel López Lechado Vélez-Málaga 14-8-42 Cementerio San Rafael
Juan Cuenca Blanca Vélez-Málaga 23-9-42 Cementerio San Rafael
Juan Fernández Villodres Vélez-Málaga 7-10-42 Cementerio San Rafael
Andrés Galván Galán Vélez-Málaga 9-10-42 Cementerio San Rafael
Joaquín Morales Gallardo Vélez-Málaga 3-11-42 Cementerio San Rafael
Joaquín Escalona Barranco Vélez-Málaga 23-12-42 Cementerio San Rafael

206
Según registro civil de Ardales, fallecido por disparo de la guardia civil.

184
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Juan Serrano Jurado Vélez-Málaga 23-12-42 Cementerio San Rafael
Antonio Pérez Galindo Vélez-Málaga 1-3-43 Güssen-Austria
Juan Blanca Ruiz Vélez-Málaga 20-5-43 Cementerio San Rafael
José de la Cruz Santana Vélez-Málaga 25-5-43 Cementerio San Rafael
Miguel Rivas Rodríguez Vélez (Caleta) 30-8-43 Pinar Bajo
Gaspar Díaz Gutiérrez Vélez-Málaga 1-7-44 Cementerio San Rafael
Bartolomé Granado Roa Vélez (Torre del Mar) 7-11-44 Cementerio de Vélez
Antonio Portillo Jiménez Vélez-Málaga 17-3-45 Prisión Central Cuellar
Antonio Perea Espinar Ventorro de Balerma 29-7-38 Llano de la Matanza
Antonio Ruiz Gallego Viñuela 31-9-37 Cementerio de Vélez
Asunción Moya Moya Viñuela 2-37 Carretera Málaga-Almería
Antonio Santiago Gutiérrez Viñuela 8-2-37 Desaparecido
José Gómez Jiménez Viñuela 8-2-37 Desaparecido
José Infantes Castillo Viñuela 8-2-37 Desaparecido
Manuel López Recio Viñuela 8-2-37 Desaparecido
Antonio Viznet Cueto Viñuela 4-5-37 Cementerio San Rafael
Francisco Aragón Medina Viñuela 31-8-37 Cementerio de Vélez
Antonio Santana García Viñuela 8-8-38 Cementerio San Rafael
Juan Calderón González Viñuela 2-8-39 Cementerio de Vélez
Antonio Jiménez González Viñuela 10-11-39 Cementerio San Rafael
Manuel Viñolo Téllez Viñuela 5-12-39 Cementerio San Rafael
Francisco Lozano Jurado Viñuela 9-12-39 Cementerio San Rafael
Antonio Gómez Toret Viñuela 28-2-40 Cementerio San Rafael
Antonio Barea Cano Viñuela 1-3-40 Cementerio San Rafael
Francisco Ruiz Yuste Viñuela 14-6-40 Cementerio San Rafael
Rafael Millán Pineda Viñuela 11-2-41 Cementerio San Rafael
Rafael Pérez Delgado Viñuela 13-12-41 Cementerio San Rafael
José Muñoz Lozano Viñuela 17-12-42 Cementerio San Rafael
Justo López Jiménez Viñuela 23-12-42 Cementerio San Rafael
Felipe Rojas Siles Wª del Trabuco 3-3-37 Cementerio Alfarnate

 
 
 
 
 

185
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

REGISTRO CIVIL. JUZGADO DE COLMENAR
día mes año edad nombre/apellidos padres natural de vivía en murió en oficio consecuencias
Sebastián y Brigada Choque con la fuerza pública
18 2 1937 50 Francisco López Contreras Málaga c/ Cortés - 207
Carmen combatiente
18 2 1937 39 Salvador Alba Luque Antonio y María Alfarnatejo c/ cura - Carabinero Choque con la fuerza pública
c/ Queipo de Este
18 2 1937 19 Fernando Conejo López Rafael y Dolores Riogordo de campo Choque con la fuerza pública
Llano partido
Cerro del
22 2 1937 23 Juan Meléndez Postigo José y Dolores Colmenar * De campo Heridas por arma de fuego
Moro
22 2 1937 31 Antonio Zafra Rando Antonio y Josefa Colmenar c/ zarza * De campo Heridas por arma de fuego
22 2 1937 43 Antonio Aguilar Martín Luís y Francisca Colmenar c/ Triana * Zapatero Heridas por arma de fuego
22 2 1937 66 José Nogueras Muñoz - Antequera c/ Racatia * Zapatero Heridas por arma de fuego
c/
22 2 1937 46 José Martín Martín - Viñuela * Herrero Heridas por arma de fuego
Pescadería
22 2 1937 26 José Rodríguez Muñoz José y María Colmenar c/ Ñora * Industrial Heridas por arma de fuego
22 2 1937 36 Juan Gaspar Martín Miguel y María Colmenar c/ Imagen * De campo Heridas por arma de fuego
22 2 1937 30 Rafael Aviles Pérez - Cádiz - * - Heridas por arma de fuego
Palenciana
22 2 1937 26 Cristóbal Lozano Ávila - - * - Heridas por arma de fuego
(Córdoba)
3 3 1937 44 Francisco García Palomo - Colmenar - * - Heridas por arma de fuego
3 3 1937 23 Miguel Casal Enguidano - Valencia - *2 - Heridas por arma de fuego
c/ San
3 3 1937 31 Alonso Alarcón Muñoz Juan y Ana Colmenar *2 De campo Heridas por arma de fuego
Gregorio
Wª del Wª del
3 3 1937 32 Felipe Rojas Siles - *2 Labrador Heridas por arma de fuego
Trabuco Trabuco
3 3 1937 52 Juan Pozas Rojas - Riogordo Riogordo *2 De campo Heridas por arma de fuego
11 4 1937 39 Carlos Tejada Alcondiel - Granada c/ la Ñora - Médico Fusilamiento en ejecución de

186
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

sentencia
Fusilamiento en ejecución de
8 4 1937 28 Manuel Barba Torres Antonio e Isabel Colmenar c/ Posito - Riogordo
sentencia causa nº 8 de 1937
Sebastián y
11 4 1937 27 Sebastián Molina Serrano Colmenar c/ zarza 3 Colmenar De campo Choque con la fuerza pública
Josefa
5 5 1937 57 José Cañamero González Antonio y María Riogordo c/ Minillo - De campo Choque con la fuerza pública
Choque con la fuerza
5 5 1937 60 Francisco Ales Muñoz Francisco y Pilar Riogordo - Esta villa -
Pública
5 5 1937 46 Antonio Gómez Martín - Riogordo - Esta villa - Heridas por arma de fuego
Heridas disparo de arma de
17 11 1945 15 José Fernández Palomo Pedro y Ana Colmenar Riogordo Esta villa De campo
fuego
Francisco y Partido Heridas disparo de arma de
22 12 1945 62 José Podadera Gómez Colmenar c/ Gonzalo De campo
Rosalía Casapalma fuego
Finca Montes del Heridas disparo de arma de
23 7 1946 70 Francisco Muñoz Juárez Francisco y Ana Colmenar De campo
Castañuela Estado fuego
Camino de
Villanueva Cortijo los Heridas disparo de arma de
18 1 1951 26 López Rico Villodres - Vélez- -
del Rosario Pirineos fuego
Málaga
Diego y Su
8 12 1951 5 Pedro Palomo Molina Colmenar - - Heridas armas de fuego
Candelaria domicilio

187
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López
208
REGISTRO CIVIL DE RIOGORDO
día mes año edad nombre/apellidos padres natural de vivía en murió en oficio consecuencias
Puente del
- - - - Juan García Fernández Miguel e Inés Colmenar Riogordo Campo Desaparecido el 8 de febrero
Río
Ejecutado por sentencia
Francisco Miranda del Lagar de Este
11 Abril 1937 - - Colmenar Campo firme recaída en causa nº
Pino Viscaína Partido
169/1937

188
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

7. RELACIÓN DE JUICIOS SUMARÍSIMOS CONTRA VECINOS
DE COLMENAR.

CERTIFICADO DEL PRIMER JUICIO EN COLMENAR 209

Que en el procedimiento sumarísimo de urgencia nº 8, instruido por el juzgado militar
nº 23, aparece la siguiente sentencia. –SENTENCIA.- En la plaza del Colmenar a cinco de abril
de 1937.-Reunido el consejo Permanente de Guerra nº 3 para ver y fallar el procedimiento
sumarísimo urgente contra los procesados Antonio Rueda Serrano, Juan García Ríos, Juan
Vega Fernández, José Caballero Pandero, Manuel Barba Torres, Joaquín Lobato
González, Carlos Tejada Alcochel, Enrique Archiver Sabio, Sebastián Díaz Molina, José
Rodríguez Oliendo, Juan Sánchez Fernández, Francisco García Cabrera, Eduardo
Posada Fernández, Antonio Román Cañada, Cristóbal Molina Leal, Francisco Pinazo
Pinazo, Felipe Fernández Montoya, Francisco Miranda del Pino, Sebastián Molina
Serrano, Cristóbal Palomo Pastor, Miguel Pinazo Fernández, Manuel Paniagua Linares,
Miguel Molina Leal, Rafael Sánchez Romero, José Barrache Varea, Ricardo López
Rodríguez, Ana Muñoz Ríos, Antonio Rodríguez Olmedo, José Gavilán Palomo, Miguel
Fernández Pérez, Juan Ramos Sánchez, Juan Martín Fernández, Miguel Baena Martín,
Marina Martín Maese, Juan Rodríguez Muñoz, José Ríos García, María Moreno
Serrano, Manuel Padilla Lobato, Juan Romero Muñoz, Pedro Báez Sánchez, Miguel
Ranea Ranea, Josefa Serrano Romero, Francisco Cubo Báez, José Rodríguez León,
María Rueda Serrano, Juan Molina Quintana, Miguel Vega Leal y Juan Padilla Sánchez;
visto los autos oídos los informes del Fiscal y el Defensor y las manifestaciones de los
procesados declaramos. –RESULTANDO: Que Juan Vega, José Caballero, Manuel Barba,
Carlos Tejada, Antonio Román, Felipe Fernández, Francisco Miranda, Sebastián Molina,
Miguel Pinazo, Manuel Paniagua, Rafael Sánchez, Ricardo López, Marina Martín, José
Rodríguez y María Rueda, han intervenido bien como directivos de comités revolucionarios
organizando saqueos, robos y devastaciones. Todos han usado armas efectuando guardias,
practicando detenciones y actuando muchos de ellos como milicianos. El médico Carlos Tejada
actuó desde el primer momento con los rojos, enrolándose en una de las columnas con las que
actuó no sólo en este frente sino en el del Burgo, destacándose su actuación preponderante con
los rojos.-RESULTANDO: Que Joaquín Lobato, Francisco García, Eduardo Posada, Cristóbal
Molina, Francisco Pinazo y Juan Romero los hechos efectuados por los mismos no han
revestido el grado de peligrosidad que los enumerado en el resultado anterior.-
RESULTANDO: Que Enrique Archiver, Sebastián Díaz, Ana Muñoz, José Ríos, Antonia
Rueda y Juan García han auxiliado con sus actuaciones a los elementos marxistas cooperando
con su ayuda al sostenimiento del marxismo (…)

Sentencia Juicio Sumarísimo Archidona – 14 Abril de 1937
Nombre y apellidos Sentencia
SALVADOR LEÓN PÉREZ A la pena de muerte
FERNÁNDO LÓPEZ RAMOS Ídem
ANTONIO RAYA FERNÁNDEZ Ídem
MANUEL AGUILAR BERMÚDEZ Ídem

189
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

ANTONIO ARJONA CÓRDOBA Ídem
ANTONIO GOMAR SANTANA Ídem
JUAN DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD Ídem
JOSÉ MUÑOZ BUENO Ídem
MANUEL REINA PACHECO Ídem
JOSÉ GIL BERMÚDEZ Ídem
FRANCISCO CASADO BERMUDEZ Ídem
FRANCISCO PELAEZ GUERRERO Ídem
JUAN VALENCIA MUÑOZ Ídem
JUAN NAVAS GÓMEZ Ídem
JOSÉ POZOS GARCÍA Ídem
FRANCISCO PUERTAS GÓMEZ Ídem
ANDRÉS AGUILAR MARTÍN Ídem
SALVADOR SÁNCHEZ VILLALBA Ídem
FRANCISCO ALES NÚÑEZ Ídem
ANTONIO LUQUE PÉREZ Ídem
MIGUEL NAVAS GÓMEZ Ídem
JOSÉ CAÑAMERO GONZÁLEZ Ídem
ANTONIO GÓMEZ MARTÍN Ídem
MIGUEL CEBRIÁN GALLEGO Ídem
MANUEL AGUILAR SÁNCHEZ Ídem
ANTONIO SÁNCHEZ GUTIÉRREZ Se libra por minoría de edad
ANTONIO ORTIZ VILLALBA Ídem
JOSÉ MARTÍN ASTORGA Reclusión perpetua
ANTONIO PEREZ BURGUEÑO Ídem

Sentencia Juicio Sumarísimo Colmenar – 2 Junio de 1937
Nombre y apellidos Sentencia
DOLORES VEGA VILLALBA A la pena de muerte 210
JOSÉ ALONSO BATLLE Ídem
EMILIO GARCÍA CONEJO Ídem
ANTONIO SÁNCHEZ GUTIÉRREZ Ídem
JOSÉ BAUTISTA PALMA Ídem
ANTONIO PALMA MARTÍN Ídem
MIGUEL ALBA LUQUE Ídem
JUAN JOSÉ ALBA LUQUE Ídem
ANTONIO ALBA LEÓN Ídem
FRANCISCO MORENO LEÓN Ídem
ANTONIO VEGA VEGA Ídem
ANTONIO RODRIGUEZ ALBA Ídem
SALVADOR MORENO LEÓN Ídem
MIGUEL PASCUAL VEGA Ídem
ANTONIO SÁNCHEZ DEL RIO Ídem
DOMINGO VERDUGO ORTIGOSA Ídem
SALVADOR ROCA SANTANA Ídem
JOSÉ MORENO ORTIGOSA Ídem
JOSÉ MORENO TOLEDO Ídem
SLVADOR FERNÁNDEZ MÁRMOL Ídem
SIMEÓN VERDUGO FERNÁNDEZ Ídem
ANTONIO BAHO URBANO Ídem
JUAN BELLO VERDUGO Ídem
SALVADOR AGUILAR RUIZ Reclusión perpetua 211
FRANCISCO SERRANO ZORRILLA Ídem
JOSE MORENO GUTIÉRREZ Ídem
ANTONIO RODRIGUEZ MUÑOZ Ídem
FRANCISCO BENÍTEZ BAUTISTA Ídem
PEDRO MANZANARES FRÍAS Ídem
ANTONIO ORTIZ VILLALBA Veinte años de reclusión 212
JOSÉ MÉRIDA RODRÍGUEZ Ídem
MIGUEL MARTÍN ORTÍZ Ídem

190
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

FRANCISCO NARVÁEZ GUTIÉRREZ A la pena de 12 años y un día 213
JOSÉ MÁRQUEZ VILLALBA Ídem
PEDRO BAEZ SÁNCHEZ Ídem
FRANCISCO MARTÍN GIL Ídem
MIGUEL ORTÍZ GARCÍA Ídem
JOSÉ GALLARDO GARCÍA Ídem
MANUEL FERNÁNDEZ LUQUE Absuelto libremente
RAFAEL FONSECA BRIALES Ídem
JOSÉ MARÍA VILLANUEVA HERRERO Ídem
SIMEON MANZANARES ARREBOLA Ídem
FRANCISCO PASCUAL PEÑA Ídem
MANUEL PÉREZ GARCÍA Ídem
EDUARDO MARTÍN RUÍZ Ídem
ANTONIO MORENO LUQUE Ídem
ENRIQUE FRÍAS LUQUE Ídem
ADOLFO PASCUAL LORCA Ídem

SENTENCIA

En la plaza de Málaga a 27 de marzo de 1940

Reunido el Consejo de Guerra Permanente nº 3 de esta plaza, para ver y fallar el procedimiento
sumarísimo nº 29 de 1939, del Juzgado Militar nº 52, contra LORENZO QUINTANA
QUINTANA, de 43 años, casado, natural y vecino de Colmenar, de campo, con domicilio en
San Gregorio nº 16 y ANTONIO BARBA CORPAS, natural y vecino de Colmenar, con
domicilio en calle Molino nº 5.

DADA: Cuenta en Audiencia Pública y oídos los informes del Ministerio Fiscal y de la
Defensa, así como las alegaciones del encartado; y

RESULTANDO: Que el procesado LORENZO QUINTANA QUINTANA, buena conducta y
antecedentes y afiliación la U.G.T. con anterioridad al Movimiento; durante el período rojo en
el pueblo de Colmenar el de su vecindad por espacio de muy pocos días estuvo formando parte
del Comité que funcionaba en dicho pueblo desplegando una actividad tenaz hasta lograr que
fueran puestos en libertad todos los detenidos de derechas que habían y sin que aparezca
mezclado en la intervención de ningún hecho delictivo. Hechos probados.

RESULTANDO: Que el procesado ANTONIO BARBA CORPAS, de antigua y destacada
significación izquierdista entró a formar parte del ayuntamiento de Colmenar (como concejal
interino) después de las elecciones de 1936, cargo que continuó ejerciendo durante todo el
dominio rojo así como también fue miembro del comité revolucionario del mismo.
Interviniendo en algunas requisas. Formuló una denuncia contra los Sres. D. Juan y D.
Bartolomé Molina Fernández, denuncia que resultó en el comité de investigación de Málaga,
dando lugar a que dichos Sres. fueran detenidos y encarcelados y más tarde compareció como
testigo ante el tribunal de urgencia donde hizo la manifestación de que si le hubieran dado el
“paseo” a los detenidos se hubiera ahorrado las molestias del viaje. Hechos probados.

CONSIDERANDO: Que los hechos que se relatan en el primer resultado no son constitutivos
de delito de ninguna índole por lo que procede absolver libremente al procesado en esta causa
LORENZO QUINTANA QUINTANA.

CONSIDERANDO: Que los hechos que relatan en el segundo resultado son constitutivos de un

191
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

delito de auxilio a la rebelión militar definido y sancionado en el artículo 240 del código de
Justicia Militar y comprendido en los casos 5º y 9º del grupo 4º del anexo a la Orden Circular
de la Presidencia del Gobierno de 25 de enero último y del que aparece como autor responsable
el procesado ANTONIO BARBA CORPAS al que procede en consecuencia imponer la pena
legalmente asignada en la referida disposición.
CONSIDERANDO: Que toda la pena principal lleva consigo sus correspondientes accesorias
impuestas por el Ministerio de la Ley.
CONSIDERANDO: Que a tenor del artículo 219 del Código Castrense el responsable
criminalmente de un delito lo es también civilmente responsabilidad que será fijada y exigida
según la ley de 9 de febrero de 1939.
VISTO: Los artículos y disposición citados y demás de general aplicación.

FALLAMOS: Que debemos absolver y absolvemos al procesado LORENZO QUINTANA
QUINTANA y todos los pronunciamientos legales que tal absolución lleva consigo de los
hechos que se les imputaban en esta causa y que debemos condenar y condenamos al
procesado ANTONIO BARBA CORPAS a la pena de veinte años de reclusión temporal
como autor de un deliro de auxilio a la rebelión con mas las accesorias de inhabilitación
absoluta durante toda la condena para la que será de abono todo el tiempo de prisión preventiva
sufrida; condenándole igualmente al pago de las responsabilidades civiles contraídas con su
delito para cuya exacción se remitirá testimonio de esta resolución al Tribunal Regional de
Responsabilidades Políticas de Granada. Elévese lo actuado al Ilmo. Sr. Auditor de Guerra de
Granada para su aprobación.
Así por esta nuestra sentencia lo pronunciamos y firmamos.

LA SENTENCIA

_________________________________________________________

En la Plaza de Colmenar a diez de febrero de mil novecientos treinta y ocho.-
Segundo Año Triunfal.
Reunido el Consejo de Guerra Permanente para ver y fallar el procedimiento
sumarísimo de urgencia nº 146 del Juzgado Militar nº 5, por rebelión militar, contra
MIGUEL JUAREZ RIOS, DOLORES JUAREZ RIOS y FRANCISCO GASPAR
RIOS; dada lectura a las actuaciones, oídos los informes del Sr. Fiscal y defensor y las
manifestaciones de los encartados
1º RESULTANDO: Que MIGUEL JUAREZ RIOS, afiliado a la UGT y a las órdenes
del servicio del comité rojo digo y al servicio de las órdenes del comité rojo, prestó
servicios de armas al mismo, habiéndole sido encontrado en registro practicado en su
domicilio, distintos documentos que prueban su calidad de marxista así como la
licencia de arma extendida por los elementos rebeldes, el gorro que usó como miliciano
y un ejemplar del diario “Mundo Obrero”.
2º RESULTANDO: Que FRANCISCO GASPAR RIOS, acusado de haber
acompañado al detenido Luís Huelin Vallejo el día antes de su asesinato, sólo se
prueba que fue requerido por un jefe de patrulla para recibirle declaración, sin que se
haya podido probar que tomara parte ni directa ni indirectamente en la muerte del

192
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

citado Luís Huelin, ni en ningún otro delito cometido por los rojos.
3º RESULTANDO: Que DOLORES JUAREZ RIOS persona de buena conducta y
sin antecedentes políticos ni sindicales, cuyo marido se encuentra prestando servicios
en el ejército Nacional, ha sido detenida, porque en su domicilio guardaba 113 pesetas
en plata y 24´80 en calderilla, manifestando que tal cantidad la conservaba como
ahorros de las que recibía por subsidio que le corresponde percibir por tener a su
marido en el frente.
1º CONSIDERANDO: Que los hechos que se declaran probados en el primer resultado
de esta resolución, son constitutivos de un delito de auxilio a la rebelión militar, y autor
responsable del mismo el procesado MIGUEL JUAREZ RIOS, sin que sean de
apreciar la existencia de circunstancias que modifiquen la responsabilidad por el
contrario, por lo que de conformidad con el art. 240, párrafo 1º del Código de Justicia
Militar, procede imponerle la pena señalada al delito cometido en su grado mínimo.
2º CONSIDERANDO: Que no estimándose como constitutivo de delito, los hechos
realizados por los procesados DOLORES JUAREZ RIOS y FRANCISCO
GASPAR RÍOS, procede absolverlos libremente.
3º CONSIDERANDO: Que las penas que se impongan como principales llevan
consigo otras de carácter accesorios que habrán de fijarse por Ministerio de la Ley
4º CONSIDERANDO: Que el responsable criminalmente de un delito lo es también
civilmente y cuya responsabilidad que alcanza a la reparación del daño causado y a la
indemnización del perjuicio producido ha de fijarse de conformidad con lo dispuesto en
el Decreto-Ley de 10 de enero de 1937.
Visto los art. citados y demás de aplicación general.
FALLAMOS: Que debemos condenar y condenamos al procesado
MIGUEL JUAREZ RIOS, a la pena de doce años y un día de reclusión temporal,
como autor responsable de un delito de auxilio a la rebelión, sin la concurrencia de
circunstancias modificativas, más las accesorias legales y el pago de la responsabilidad
civil que se hará efectiva en tramites de ejecución de sentencia; y que debemos
absolver y absolvemos a los procesados DOLORES RÍOS Y FRANCISCO
GASPAR RIOS; remítase copia de esta sentencia a la Junta Central de Incautación de
Bienes y elévese con las actuaciones el Ilmo. Sr. Auditor de la División por si se digna
aprobarla.
Así por esta nuestra sentencia la pronunciamos y firmamos.

SENTENCIA

________________________________________________________

En la plaza de Málaga a 28 de febrero de 1941; reunido el Consejo de Guerra,
compuesto por los Sres. que se mencionan en el acta precedente (Juez titular el teniente
de Infantería Eduardo Prados Retamero y el sargento de infantería Agustín Cruz

193
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Martínez como secretario), para ver y fallar el procedimiento sumarísimo nº 672 de
1939 de Málaga, contra el procesado MIGUEL FERNÁNDEZ BARBA, de 68 años,
viudo, del campo, natural y vecino de Colmenar, con domicilio en Queipo de Llano nº
77; por el deliro de Rebelión Militar; siendo Ponente el capitán H.C.J.M. don José
María Sánchez:
RESULTANDO: Que el procesado MIGUEL FERNÁNDEZ BARBA, carente de
antecedentes penales y desfavorables, de buena conducta, durante la dominación roja y
una vez transcurrido los primeros momentos de mayor violencia fue designado
concejal del Ayuntamiento de Colmenar y con tal carácter acompañó al alcalde en
determinadas ocasiones en que esta autoridad requisó algunos cereales, siendo el papel
del procesado totalmente pasivo como lo fue así mismo en otra ocasión en que
acompañó a un grupo de milicianos que iban a efectuar una detención y con el que
casualmente se encontró, habiendo usado armas 214.
CONSIDERANDO: Que los hechos antes relatados son constitutivos de un delito de
auxilio a la rebelión militar previsto en el artículo 24 del código de Justicia Militar y
del que resulta autor responsable el procesado MIGUEL FERNÁNDEZ BARBA, al
que procede imponer la pena prevista en el grupo 6º de la norma de 25 de enero de
1940 como comprendido por analogía en los números 3º y 7º de dicho grupo.
CONSIDERANDO: Que toda pena principal lleva consigo sus correspondientes
accesorias impuestas por Ministerio de la ley e implica para quienes participaran en el
delito la condena al pago de las responsabilidades civiles que se deriven de su
comisión.
VISTO el artículo y disposición citados y demás aplicaciones.
FALLAMOS: Que debemos condenar y condenamos al procesado MIGUEL
FERNANDEZ BARBA, a la pena de seis meses y un día de prisión menor como
autor de un delito de auxilio a la rebelión militar ya definido, con más las accesorias de
suspensión de todo cargo empleo y profesión durante toda la condena siéndole de
abono todo el tiempo de prisión preventiva sufrida: condenándole igualmente al pago
de las responsabilidades civiles que se determinarán ejecutarán conforme a la ley del 9
de febrero de 1939.
Así por esta nuestra sentencia lo pronunciamos y firmamos: RAFAEL MARTINEZ
ECHEVARRIA, JUAN FERNANDEZ, ESTEBAN CASARES LOPEZ, ENRIQUE
PETERSEN MARTINEZ, JOSÉ M. PEREZ SANCHEZ.

SENTENCIA

En la plaza de Almería a doce de Mayo de mil novecientos treinta y nueve. Año de la
Victoria. Reunido el Consejo de Guerra Sumarísimo nº 19758 para ver y fallar la
sentencia seguida contra JOSÉ MOYANO MORALES, de 49 años edad, casado,
chofer, natural de Málaga, vecino de Colmenar, hijo de José y María, por supuesto
delito de excitación a la rebelión.
RESULTANDO: Que el procesado José Moyano Morales, afiliado a la CNT, al ser

194
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

liberado el pueblo de Colmenar donde residía por las tropas nacionales, huyó del
mismo, fijando su residencia en Huercal Overa, donde desempeñó el cargo de
secretario de Transporte, afecta a dicha organización sindical, si bien tanto en
Colmenar como en Huercal Overa ha observado buena conducta y no ha intervenido en
la comisión de los atropellos y crímenes realizados por los marxistas. Hechos
Probados.
CONSIDERANDO: Que los hechos que se declaran probados e el anterior resultado no
son constitutivos de delito alguno, por lo que procede absolver libremente al procesado,
JOSÉ MOYANO MORALES, el cual una vez firme esta sentencia deberá ser puesto
inmediatamente en libertad.- Visto los preceptos legales pertinentes, en especial el
decreto 55 y 191.
FALLAMOS: Que debemos absolver y absolvemos libremente al procesado JOSÉ
MOYANO MORALES.

 
PERSONAS QUE HAN PASADO POR TRIBUNALES MILITARES EN COLMENAR 
 
apellidos apellido
nombre naturaleza Sum/juzg/año SENTENCIA notas
1 2
Pena de 
Copia de parte del juicio en el que 
Muerte 
49,50,51,5253/C se procesa a éste y otros más, el 19 
Francisco  Robledo  Sánchez  Alfarnate  (Conmutada) a 
olmenar/1937  de mayo del 37 en Colmenar en el 
20 años y un 
proceso anterior 
día 
145/nº 5  Pena de 
Melchor  García  Aranda  Alfarnate  Copia de la sentencia 
Colmenar/1938  muerte 
145/nº 5  Reclusión 
José  Toledo  Gallardo  Alfarnate  Copia de la sentencia 
Colmenar/1938  Perpetua 
145/nº 5  12 años y un 
Manuel  Sánchez  López  Alfarnate  Copia de la sentencia 
Colmenar/1938  día 

195
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

145/nº 5 
Francisco  Pascual  Peña  Alfarnate  Absuelto  Copia de la sentencia 
Colmenar/1938 
145/nº 5 
Manuel  Pérez  García  Alfarnate  Absuelto  Copia de la sentencia 
Colmenar/1938 
145/nº 5 
Antonio  Moreno  Luque  Alfarnate  Absuelto  Copia de la sentencia 
Colmenar/1938 
145/nº 5 
José María  Gallardo  Verdugo  Alfarnate  Absuelto  Copia de la sentencia 
Colmenar/1938 
31/nº 43 
José  Martín  Vázquez  Alfarnate  Absuelto   
Colmenar/1939 
146/nº 5 
Francisco  Gaspar  Ríos  Colmenar  Absuelto   
Colmenar/1938 
146/nº 5 
Miguel  Juárez  Ríos  Colmenar  12 años y 1 día  
Colmenar/1938 
146/nº 5 
Dolores  Juárez  Ríos  Colmenar  Absuelto   
Colmenar/1938 
Trasladado a la prisión de Santa 
30 años de  Isabel (Santiago de Compostela) el 
14/nº 34 
Antonio  Rodríguez  Olmedo  Colmenar  Reclusión  27 de diciembre de 1940. Libertad 
Colmenar/1940 
Mayor  condicional en la misma prisión el 
30 de octubre de 1944 
14/nº 34 
Pedro  Ortega  Molina  Colmenar  Sobreseído   
Colmenar/1940 
14/nº 34 
Diego  Fernández  Molina  Colmenar  Sobreseído   
Colmenar/1940 
14/nº 34 
Antonio  Gómez  Sánchez  Colmenar  Sobreseído   
Colmenar/1940 
14/nº 34 
Antonio  Mateos  Maese  Colmenar  Sobreseído   
Colmenar/1940 
14/nº 34 
Manuel  Martín  Molina  Colmenar  Sobreseído   
Colmenar/1940 
14/nº 34 
Cristóbal  Pérez  Palomo  Colmenar  Sobreseído   
Colmenar/1940 
14/nº 34 
Diego  Palomo  Molina  Colmenar  Sobreseído   
Colmenar/1940 
46/nº 43 
Francisco  Pérez  Martos  Colmenar  Absuelto   
Colmenar/1940 
47/nº 43 
Salvador  Meléndez  Postigo  Colmenar  Absuelto   
Colmenar/1939 
57/nº 16 
Manuel  García  García  Periana  absuelto   
Colmenar/1937 
57/nº 16  Pena de  firmado por auditor, no consta 
Antonio  Frías  Benítez  Periana 
Colmenar/1937  Muerte  lugar de ejecución 
Trasladado a la prisión del Puerto 
de Santa María, en libertad 
57/nº 16  Reclusión 
Antonio  Fernández  Gallego  Periana  condicional el 28 de diciembre de 
Colmenar/1937  Perpetua 
1941 en la Colonia Penitenciaria del 
Dueso. Residirá en Mairena (Sevilla)
57/nº 16  Trasladado a la prisión de Bilbao, 
José  Fernández  Vázquez  Periana  12 años y 1 día
Colmenar/1937  también a la Isla de San Simón. 
firmado por auditor, no consta 
57/nº 16  Pena de 
Francisco  Palomo  Raya  Periana  lugar de ejecución / según fuentes 
Colmenar/1937  Muerte 
orales en Villanueva del Cauche 
57/nº 16  Pena de  firmado por auditor, no consta 
Antonio  Moreno  Álvarez  Periana 
Colmenar/1937  Muerte  lugar de ejecución 
57/nº 16  Reclusión 
Rafael  Bueno  Fernández  Periana   
Colmenar/1937  Perpetua 
firmado por auditor, no consta 
57/nº 16  Pena de 
Antonio  Raya  Larrubia  Periana  lugar de ejecución / según fuentes 
Colmenar/1937  Muerte 
orales en Villanueva del Cauche 
conmutada por la de 6 años y 1 día; 
Reclusión 
57/nº 16  consigue la libertad condicional el 
Rafael  López  Álvarez  Periana  Perpetua / 
Colmenar/1937  31 de julio de 1941 en la colonia 
conmutada 
penitenciaria del Dueso (Santoña) 
57/nº 16  Pena de 
Juan  López  López  Periana   
Colmenar/1937  Muerte 
57/nº 16 
Antonio  Molina  Rodríguez  Periana  12 años y 1 día  
Colmenar/1937 

196
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

57/nº 16 
Francisco  Benítez  Moreno  Periana  12 años y 1 día  
Colmenar/1937 
57/nº 16 
Antonio  Benítez  Moreno  Periana  12 años y 1 día  
Colmenar/1937 
57/nº 16 
Antonio  Frías  Oviedo  Periana  Absuelto   
Colmenar/1937 
57/nº 16 
Dolores  Vega  Villarrubia  Periana  desglose   
Colmenar/1937 
57/nº 16 
José  Vázquez  García  Periana  desglose   
Colmenar/1937 
57/nº 16  Pena de  firmado por auditor, no consta 
Juan  Bueno  Palomo  Periana 
Colmenar/1937  Muerte  lugar de ejecución 
firmado por auditor, no consta 
57/nº 16  Pena de 
Elías  Bueno  Vega  Periana  lugar de ejecución / según fuentes 
Colmenar/1937  Muerte 
orales en Villanueva del Cauche 
firmado por auditor, no consta 
57/nº 16  Pena de 
Domingo  Muñoz  García  Periana  lugar de ejecución / según fuentes 
Colmenar/1937  Muerte 
orales en Villanueva del Cauche 
firmado por auditor, no consta 
57/nº 16  Pena de 
Francisco  Retamero  Frías  Periana  lugar de ejecución / según fuentes 
Colmenar/1937  Muerte 
orales en Villanueva del Cauche 
57/nº 16  Reclusión  Trasladado a la prisión del Puerto 
Francisco  Fernández  Larrubia  Periana 
Colmenar/1937  Perpetua  de Santa María 
57/nº 16  12 años y 1 día 
José  Molina  Martín  Periana  conmutada a 3 años 
Colmenar/1937  / conmutada 
57/nº 16  12 años y 1 día 
Juan  Alarcón  Muñoz  Colmenar  conmutada a 3 años 
Colmenar/1937  / conmutada 
Consigue la libertad condicional el 
37‐2632/nº 43 
Antonio  Torrubia  Pascual  Periana  6 años y 1 día  28 de noviembre de 1940 en la 
Colmenar/1939 
prisión de Málaga 
37‐2632/nº 43 
Dolores  López  Comitre  Periana  absuelto   
Colmenar/1939 
21/nº 43  En libertad definitiva el 18 de 
José  Benítez  Zorrilla  Periana  no consta 
Colmenar/1939  noviembre de 1945 
19/nº 21  Cumpliendo condena en la prisión 
Juan  Pascual  Molina  Periana  6 años y 1 día 
Colmenar/1937  de Priego (Córdoba) 
Conmutada por la de Reclusión 
Perpetúa. Trasladado a la Central 
86/nº 16  Pena de 
Salvador  Moreno  León  Alfarnate  de San Miguel de los Reyes el 19‐6‐
Colmenar/1937  Muerte 
43. El 8‐3‐43 conmutada a 12 años 
y 1 día 
Alfarnate  86/nº 16  Pena de 
Antonio  Baho  Urbano  Fusilado en San Rafael el 9‐10‐37 
(Nerja)  Colmenar/1937  Muerte 
86/nº 16  Conmutada pena por la de 3 años 
Miguel  Ortiz  García  Alfarnate  12 años y 1 día
Colmenar/1937  de p.m. 
86/nº 16  Pena de 
José  Moreno  Toledo  Alfarnate  no consta 
Colmenar/1937  Muerte 
En la prisión de Granada. 
Manzanar 86/nº 16  Reclusión 
Pedro  Frías  Alfarnate  Conmutada por la de 6 años de 
es  Colmenar/1937  Perpetua 
p.m. 
86/nº 16  Pena de 
Salvador  Fernández  Mármol  Alfarnate  Fusilado en San Rafael el 10‐10‐37 
Colmenar/1937  Muerte 
86/nº 16  Pena de 
Simeón  Verdugo  Fernández  Alfarnate  Fusilado en San Rafael el 10‐10‐37 
Colmenar/1937  Muerte 
Conmutada pena por la de3 años 
86/nº 16 
José  Gallardo  García  Alfarnate  12 años y 1 día de r.m.. En Isla de San Simón, 
Colmenar/1937 
muere en la enfermería el 29‐1‐40 
86/nº 16  Pena de 
Juan  Bello  Verdugo  Alfarnate  no consta 
Colmenar/1937  Muerte 
86/nº 16 
José María  Villanueva  Herrero  Alfarnatejo  Absuelto   
Colmenar/1937 
86/nº 16 
Rafael  Fonseca  Briales  Colmenar  Absuelto   
Colmenar/1937 
86/nº 16 
Manuel  Fernández  Luque  Riogordo  Absuelto   
Colmenar/1937 
Manzanar 86/nº 16 
Simeón  Arrebola  Alfarnate  Absuelto   
es  Colmenar/1937 
86/nº 16 
Francisco  Pascual  Peña  Alfarnate  Absuelto   
Colmenar/1937 

197
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

86/nº 16 
Manuel  Pérez  García  Alfarnate  Absuelto   
Colmenar/1937 
86/nº 16 
Eduardo  Martín  Ruiz  Alfarnate  Absuelto   
Colmenar/1937 
86/nº 16 
Antonio  Moreno  Luque  Alfarnate  Absuelto   
Colmenar/1937 
86/nº 16 
Enrique  Frías  Luque  Alfarnate  Absuelto   
Colmenar/1937 
86/nº 16 
Adolfo  Pascual  Lorca  Alfarnate  Absuelto   
Colmenar/1937 
86/nº 16  Pena de  Conmutada a R.P. el 4‐5‐43 
Dolores  Vega  Villanueva  Periana 
Colmenar/1937  Muerte  conmutada a 20 años de r.m. 
Periana  86/nº 16  Pena de 
José  Alonso  Batlle  Fusilado en San Rafael el 10‐10‐37 
(Marbella)  Colmenar/1937  Muerte 
En la prisión de Ciudad Rodrigo 
20 años de 
86/nº 16  (Convento de la Caridad), 
José  Mérida  Rodríguez  Alfarnate  reclusión 
Colmenar/1937  conmutada a 12 años de p.m. el 6‐
temporal 
11‐42 
86/nº 16  Reclusión  En prisión atenuada el 15‐3‐40 de 
Francisco  Benítez  Bautista  Alfarnate 
Colmenar/1937  Perpetua  Santoña 
12 años de 
86/nº 16  En libertad condicional el 5‐2‐42 en 
José  Moreno  Gutiérrez  Alfarnate  reclusión 
Colmenar/1937  el Puerto de Santa María 
temporal 
86/nº 16  Pena de 
Domingo  Verdugo  Ortigosa  Alfarnate  no consta 
Colmenar/1937  Muerte 
86/nº 16  Pena de  Conmutada a R.P. el 4‐5‐43 
Salvador  Roca  Santana  Alfarnate 
Colmenar/1937  Muerte  conmutada a 20 años de r.m. 
86/nº 16  Pena de 
José  Moreno  Ortigosa  Alfarnate  Fusilado en San Rafael el 10‐10‐37 
Colmenar/1937  Muerte 
20 años de 
86/nº 16 
Miguel  Martín  Ortiz  Alfarnate  reclusión  En la prisión de Ciudad Rodrigo. 
Colmenar/1937 
temporal 
86/nº 16  Pena de 
Miguel  Alba  Luque  Alfarnatejo  Fusilado en San Rafael el 10‐10‐37 
Colmenar/1937  Muerte 
Conmutada a R.P.  Y luego a 12 
86/nº 16  Pena de 
Juan José  Alba  Luque  Alfarnatejo  años y 1 día de r.m.en penal del 
Colmenar/1937  Muerte 
Dueso y el de Burgos 
86/nº 16  Pena de 
Antonio  Alba  León  Alfarnatejo  Fusilado en San Rafael el 10‐10‐37 
Colmenar/1937  Muerte 
86/nº 16  Reclusión 
Antonio  Moreno  Zorrilla  Alfarnatejo   
Colmenar/1937  Perpetua 
Conmutada por 30 años de R.M. el 
86/nº 16  Pena de  8‐3‐43 conmutada a 12 años y 1 
Antonio  Vega  Vega  Alfarnatejo 
Colmenar/1937  Muerte  día. Extingue condena en enero del 
49 
Conmutada a R.P., muere en la 
86/nº 16  Pena de 
Antonio  Rodríguez  Alba  Alfarnatejo  enfermería de la cárcel del Puerto 
Colmenar/1937  Muerte 
de Santa María el 15‐10‐41 
86/nº 16  Reclusión  Conmutada pena por la de 6 años 
Antonio  Rodríguez  Muñoz  Alfarnatejo 
Colmenar/1937  Perpetua  de p.m. el 17‐5‐43 
Conmutada en la prisión de Colonia 
86/nº 16  Pena de 
Miguel  Pascual  Vega  Alfarnatejo  de Dos Hermanas por la de 20 años 
Colmenar/1937  Muerte 
de r.m. el 12‐7‐43 
Muerte Conmutada por 30 años de 
86/nº 16  Pena de 
Antonio  Sánchez  del Río  Casarabonela  R.M. y el 8‐3‐43 conmutada a 6 
Colmenar/1937  Muerte 
años de P.M. 
86/nº 16  Conmutada a 6 años de r.m. el 31‐
Pedro  Báez  Sánchez  Colmenar  12 años y 1 día
Colmenar/1937  8‐43 
86/nº 16  Pena de 
José  Bautista  Palma    no consta 
Colmenar/1937  Muerte 
86/nº 16  Conmutada pena por la de 3 años 
Francisco  Martín  Gil  Saucejo  12 años y 1 día
Colmenar/1937  de p.m. 
86/nº 16 
Rafael  Fonseca  Briales    Absuelto   
Colmenar/1937 
86/nº 16  Pena de  En el Puerto de Santa María, 
Antonio  Palma  Martín  Periana 
Colmenar/1937  Muerte  conmutada pena por R.P. 
Conmutada a R.P. enviado al Penal 
86/nº 16  Pena de 
Antonio  Sánchez  Gutiérrez  Riogordo  de Figueirido (Pontevedra), muere 
Colmenar/1937  Muerte 
en la enfermería de ésta el 25‐10‐

198
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

40 
20 años de 
86/nº 16  Conmutada pena por la de 8 años 
Antonio  Ortiz  Villalba  Riogordo  reclusión 
Colmenar/1937  de p.m. el 18‐10‐43 
temporal 
86/nº 16 
Francisco  Narváez  Gutiérrez  Riogordo  12 años y 1 día  
Colmenar/1937 
En la Colonia de Dos Hermanas, 
86/nº 16 
José  Márquez  Villalba  Riogordo  12 años y 1 día consigue la prisión atenuada el 15‐
Colmenar/1937 
3‐41 
En la prisión de Burgos, conmutada 
86/nº 16  Reclusión 
Salvador  Aguilar  Ruiz  Riogordo  pena a 3 años de p.m. consigue la 
Colmenar/1937  Perpetua 
prisión atenuada el 9‐3‐41 
86/nº 16  Pena de  Fusilado en Alfarnatejo el 18 de 
Emilio  García  Conejo  Riogordo 
Colmenar/1937  Muerte  febrero de 1937 
86/nº 16  Pena de  Muerte conmutada a R.P. y más 
Francisco  Moreno  León  Alfarnatejo 
Colmenar/1937  Muerte  tarde a 12 años y 1 día el 8‐3‐43 
En Torrelavega (Santander) el 27‐
10‐43Conmutada el 19‐2‐41, por 30 
13/nº 33  Pena de 
Enrique  Pascual  Arrebola  Alfarnate  años de R.P. en la Prisión Escuela 
Colmenar/1939  Muerte 
de Madrid es puesto en Libertad 
definitiva el 29 de junio de 1946 

VECINOS DE COLMENAR QUE HAN PASADO POR CONSEJOS DE
GUERRA

nombre apellidos 1 apellido 2 naturaleza Sum/juzg/año SENTENCIA notas

860/nº 8 
Miguel  Gaspar  Martín  Colmenar  Sobreseído   
Málaga/1943 
5676/nº 52 
Lorenzo  Quintana  Quintana  Colmenar  Absuelto   
Málaga/1940 
5676/nº 52  20 años de 
Antonio  Barba  Corpas  Colmenar   
Málaga/1940  reclusión temporal 
56 y 5128/nº 43 
Antonio  Romero  Repiso  Colmenar  Sobreseído   
Málaga/1940 
56 y 5128/nº 43 
Antonio  Alarcón  Barba  Colmenar  Sobreseído   
Málaga/1940 
146/nº 5 
Francisco  Gaspar  Ríos  Colmenar  Absuelto   
Colmenar/1938 
146/nº 5 
Miguel  Juárez  Ríos  Colmenar  12 años y 1 día   
Colmenar/1938 
146/nº 5 
Dolores  Juárez  Ríos  Colmenar  Absuelto   
Colmenar/1938 
5754/nº 30 
José  Moreno  Otero  Colmenar  Sobreseído   
Málaga/1940 
En prisión de San Juan 
de Mozarrifar (Zaragoza) 
el 23 de abril de 1941. 
12 años y 1 día / 
672‐143/nº 4  Conmutada pena el 14 
Miguel  Fernández  Barba  Colmenar  sobreseído 6 
Málaga/1939  de octubre de 1943. 
meses 
Liquida condena en esta 
cárcel el 8 de agosto de 
1944 
19758/Almería/1
José  Moyano  Morales  Colmenar  absuelto   
939 
consigue libertad 
107/n1 37  20 años de  condicional en prisión de 
Miguel  Molina  Barba  Colmenar 
Málaga/1937  reclusión temporal  San Sebastián el 19 de 
mayo de 1945 

199
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Libertad condicional en 
107/n1 37  la cárcel de Tabacalera 
Francisco  Baena  Infantes  Colmenar  12 años y 1 día 
Málaga/1937  (Bilbao) el 18 de 
noviembre de 1941 
excarcelado por decreto 
de conmutación a 6 años 
107/n1 37 
Juan  Postigo  Muñoz  Colmenar  12 años y 1 día  y 1 día en la Tabacalera 
Málaga/1937 
(Bilbao) el 3 de enero de 
1942 
Libertad condicional en 
107/n1 37 
José  Sánchez  Cano  Colmenar  12 años y 1 día  Tabacalera (Bilbao) el 15 
Málaga/1937 
de diciembre de 1941 
Trasladado a la prisión 
de Santa Isabel (Santiago 
de Compostela) el 27 de 
14/nº 34  30 años de 
Antonio  Rodríguez  Olmedo  Colmenar  diciembre de 1940. 
Colmenar/1940  Reclusión Mayor 
Libertad condicional en 
la misma prisión el 30 de 
octubre de 1944 
14/nº 34  Sobreseído
Pedro  Ortega  Molina  Colmenar   
Colmenar/1940 
14/nº 34  Sobreseído
Diego  Fernández  Molina  Colmenar   
Colmenar/1940 
14/nº 34  Sobreseído
Antonio  Gómez  Sánchez  Colmenar   
Colmenar/1940 
14/nº 34  Sobreseído
Antonio  Mateos  Maese  Colmenar   
Colmenar/1940 
14/nº 34  Sobreseído
Manuel  Martín  Molina  Colmenar   
Colmenar/1940 
14/nº 34  Sobreseído
Cristóbal  Pérez  Palomo  Colmenar   
Colmenar/1940 
14/nº 34 
Diego  Palomo  Molina  Colmenar  Sobreseído   
Colmenar/1940 
9/ nº 2 
Antonio  Meléndez  Postigo  Colmenar  Sobreseído   
Málaga/1939 
46/nº 43 
Francisco  Pérez  Martos  Colmenar  Absuelto   
Colmenar/1940 
160/nº 2 
Diego  Pérez  Fernández  Colmenar  Absuelto   
Málaga/1939 
5479/nº 32 
Juan  Rosado  Moreno  Colmenar  Sobreseído   
Málaga/1941 
47/nº 43 
Salvador  Meléndez  Postigo  Colmenar  Absuelto   
Colmenar/1939 
57/nº 16  12 años y 1 día / 
Juan  Alarcón  Muñoz  Colmenar  conmutada a 3 años 
Colmenar/1937  conmutada 
196/nº 9 
Francisco  Ortiz  Sánchez  Colmenar  no consta 
Málaga/1939 
5794/nº 32 
Cristóbal  Aguilar  Cano  Colmenar  Sobreseído   
Málaga/1942 
86/nº 16 
Rafael  Fonseca  Briales  Colmenar  Absuelto   
Colmenar/1937 
86/nº 16  Conmutada a 6 años de 
Pedro  Báez  Sánchez  Colmenar  12 años y 1 día 
Colmenar/1937  r.m. el 31‐8‐43 
En la prisión de Vitoria 
conmutada pena a 6 
107/nº 37  años de p.m. el 2‐11‐43. 
Juan  Postigo  Muñoz  Colmenar  12 años y 1 día 
Málaga/1937  En la prisión de Bilbao 
consigue la Libertad 
Condicional 
En Orduña (Vizcaya), 
conmutada pena a 3 
Colmenar  107/nº 37 
Francisco  Baena  Infantes  12 años y 1 día  años de p.m. el 3‐11‐43. 
(Málaga)  Málaga/1937 
Libertad definitiva en 
Bilbao el 5‐6‐44 
En Vitoria.Conmutada 
pena a 6 años de p.m. el 
107/nº 37 
José  Sánchez  Cano  Colmenar  12 años y 1 día  2‐11‐43. En libertad 
Málaga/1937 
definitiva de Bilbao el 
30‐6‐44 

200
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

En Ciudad Rodrigo 
107/nº 37  20 años de 
Miguel  Molina  Barba  Colmenar  (Convento de la 
Málaga/1937  reclusión temporal 
Caridad). 

8. LOS MÁS POBRES DE COLMENAR Y LA POSGUERRA

Hasta el final de la guerra la población pasará verdadera fatiga. Fatiga que se
incrementará enormemente en los años de la posguerra. Se buscarán mecanismos del
para dar de comer a los más pobres como la Junta local de Beneficencia. Su finalidad
era recaudar dinero, mediante las donaciones de los más pudientes o bien mediante otras
estrategias (venta de boletos, limosnas de la iglesia, etc.)
Para hacernos una idea, el 15 de febrero de 1939, había 34 individuos inscritos
en la Beneficencia de Colmenar. Estos eran las familias más pobres y necesitadas. La
enorme hambruna que afectó a casi toda la población, hizo que las autoridades tomaran
medidas, tales como el “plato único” o “día semanal sin postre”, con los que se estimaba
poder ofrecer comida a los menesterosos.

Nombre Edad
Manuel Martín Rubio 76
Blas Muñoz Martín 68
Antonio Pinazo Molina 12
Margarita Palomo Molina 70
Maria Corpas Jiménez 70
José Martín Muñoz 72
Juana Vegas Tejada 69
Ana Navarrete Fernández 69
Isabel Sánchez Rubio 62
Francisco Muñoz Frías 82
María Ríos Fernández 8
José Ríos Fernández 5
Miguel Ríos Fernández 4
Teresa Rosado Sosa 12
Ana Rosado Sosa 10
Josefa Rosado Sosa 8
María Fernández Sosa 61

201
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

María Serrano Romero 71
Juan Pinazo Rueda 10
María Rueda Serrano 8
Isabel Rueda Serrano 7
Miguel Rueda Serrano 5
José Aguilar Vegas 9
Josefa Corpas Jiménez 72
Juana Serón Podadera 72
María Jiménez Rodríguez 5
Blas Jiménez Rodríguez 4
Juan Sánchez Benítez 68
José García Díaz 4
Ana Arjona Pinazo 68
María Granado Olmedo 75
Josefa Molina Sánchez 6
Miguel Molina Sánchez 4
Francisco Martín Muñoz 70

Esta lista, firmado por el Alcalde-Presidente Valeriano Sanz, fechado en 26 de
julio de 1939, llama la atención puesto que de los 34 que aparecen, 17 (el 50%) son
niños cuya edad está comprendida entre los 4 y los 12 años. El resto (50%) son
ancianos de 62 a 82 años. De todos los nominados, según Oficio-Correspondencia del
Ayuntamiento de Colmenar con fecha 27 de Octubre de 1939, Cobran sueldos o
pensión de fondos municipales justificados en expedientes de pobreza 215 los siguientes
individuos: Miguel Ríos Jiménez, María García Molina, Miguel Ríos García, Francisco
Fernández Leal, José Ríos García, Catalina García Molina, Juan Ríos García, Beatriz
Carnero Díaz, Cristóbal Ríos García y Diego Ríos García.
Cuando hablamos de la escasez de alimentos en los tiempos inmediatos a la
posguerra, hubo un segmento de población con una supervivencia particularmente
difícil y complicada. Y éste fue el de los niños, ya sea la carencia de medicamentos con
los que combatir la tuberculosis o la deficitaria. No obstante, este objeto de estudio ha
tenido, hasta la actualidad, escasa atención historiográfica 216.
Pero la Beneficencia jugaba una doble partida al mismo tiempo. Por un lado,
Málaga fue una de las primeras en caer en manos nacionales en febrero de 1937 y, hasta
abril de 1939, recaudó alimentos destinados a los ejércitos y zonas devastadas por la

202
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

guerra. Esto fue debido a que la guerra apenas causó destrucción en las infraestructuras
malagueñas, pues la conquista fue casi un paseo.
Desde aquí se enviaban continuos cargamentos con alimentos a los frentes de
guerra. En un oficio nº 118 del día 20 de febrero de 1939, el ayuntamiento de Colmenar
envía a los pueblos de Alfarnate, Alfarnatejo y Riogordo, así como a los puestos de la
Guardia Civil, la siguiente noticia:

“El Excmo. Señor Gobernador Civil en telegrama nº 347 del 18 del actual nos dice:
existiendo grandes necesidades para abastecimiento del Ejército y Hospitales ante
escasez algunos artículos de primera necesidad, se encarga prohibición absoluta
consumo de patatas, aceite. Presenten relación jurada existencias en el plazo cinco días
resumen urgente (…) Exijo máxima actividad personal ese ayuntamiento encareciendo
máxima difusión conocimiento general, contraventores serán detenidos y puestos a mi
disposición por desafección al Movimiento Nacional a partir 5 actual, debiendo
solicitar cooperación fuerza Guardia Civil, dando traslado esta orden quedan sujetos
todos artículos de primera necesidad”.

En otro, nº 215, fechado el 5 de abril de 1939 dice lo siguiente:

“En Excmo. Sr. Gobernador Civil en telegrama nº 511 fecha 4 del actual me dice lo
siguiente: la evidencia de un estado lastimoso de hambre, tanto en Madrid como en
Alicante obliga a Málaga y su Provincia a continuar los envíos de socorros. Por tanto
ruego a la Comisión que incremente la inscripción de Auxilio a Poblaciones Liberadas.
Lo que comunico a usted para su conocimiento y cumplimiento”.

Por otro lado, los comedores infantiles, las cartillas de racionamiento y las
comidas de la beneficencia eclesiástica guardaban, el “plato único”, es decir, esta
máscara de “ayuda humanitaria” guardaba tras de sí una intención ideológica-política

203
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

bajo el nombre de FET de la JONS y del “aparato moral” de la Iglesia, principales
organizaciones para la administración de caridad. El adoctrinamiento de determinados
valores del nacionalcatolicismo estaba en sus manos, utilizando todo lo anteriormente
mencionado para llevar a cabo sus prerrogativas ideológicas.
Toda la vida económica, a parte de congelada, estaba totalmente supeditada a las
autoridades militares y gubernativas del pueblo. Incluso los viajes a los pueblos vecinos,
por cualquier razón que tuviere, debían de estar regularizados por medio de
salvoconductos. En ellos se expresaba la hora, el destino y el nombre que realizaba el
desplazamiento.

Las fincas de los labradores eran vigiladas por “Guardas Jurados” para su
vigilancia, pues debido al hambre era muy normal que muchos desesperados visitaran a
escondidas campos cultivados y sustrajeran algún fruto que pudiese llevarse consigo.
Robar leña, aceitunas o trigo era suficiente motivo para ser enjuiciado o, en caso
extremos, podían perder la vida en el intento.
El control era casi total. La Junta de Abastos incautaba harina, huevos,
garbanzos, aceite, cebada, patatas, cuyos productos eran conducidos al Almacén
Principal de Colmenar para ser empleados en el racionamiento diario, o bien, enviados a
las zonas de España con mayor carestía.

204
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

Otro tema era la Junta de Readmisión al trabajo de Excombatientes Nacionales.
Esta Junta se encargaba de buscar trabajo a los soldados del bando franquista que habían
luchado en el frente. En realidad, trabajaban en lo poco que había del campo. Si tenían
recomendaciones previas, el trabajo podía ser un poco más duradero. Por el contrario, a
los ex soldados republicanos les cerraban las puertas por el mero hecho de haber
luchado en el bando “equivocado”.

BIBLIOGRAFÍA
ABELLA, RAFAELA: La vida cotidiana durante la Guerra Civil. La España
Republicana. Planeta DeAgostini. Barcelona. 2005.

ALCOFAR NASSAES, JOSÉ L.: Los legionarios italianos en la Guerra Civil
Española. Dopesa. Barcelona, 1972.

AZAÑA, MANUEL: Diarios de guerra. Planeta DeAgostini. Barcelona. 2005.

AZAÑA, MANUEL: Causas de la guerra civil de España. Crítica, Barcelona. 1986

ARCAS CUBERO, FERNANDO: El Republicanismo malagueño durante la
Restauración (1875-1923). Córdoba. 1985.

BARRANQUERO TEXTEIRA: Málaga entre la guerra y la posgeguerra Arguval.
Málaga. 1994.

BARRANQUERO TEXEIRA, ENCARNACIÓN: <<Nuevas organizaciones en la
implantación del nuevo Estado. La Comisión Pro Víctimas del Marxismo>>. En Jábega,
nº 57. 1987

BARRANQUERO TEXTEIRA, ENCARNACIÓN; NADAL, ANTONIO: <<La
carretera de Málaga a Almería: textos y testimonios>>. En Jábega, nº 58. 1987. pags
47- 59.

BEEVOR, ANTONY: La Guerra Civil Española. Crítica. Barcelona. 2005.

BLANCO ESCOLÁ, CARLOS: Falacias de la guerra civil. Un homenaje a la causa
republicana. Planeta DeAgostini. Barcelona. 2005.

BOLLOTEN, B.: La Guerra Civil española: Revolución y contrarrevolución. Madrid,
Alianza Editorial, 1989, p. 538

EIROA SAN FRANCISCO, MATILDE: ¡Viva Franco! Hambre, racionamiento y
falangismo. Universidad de Málaga. Málaga, 1992

205
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

ESLAVA GALÁN, JUAN: Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie.
Editorial Planeta. Barcelona. 2005

FRASER, RONALD: Recuérdalo tú y recuérdaselo a otros. Historia Oral de la Guerra
Civil Española. Planeta DeAgostini. Barcelona, 2005.

GONZÁLEZ CASTILLEJO, MARÍA JOSÉ: <<Presencia femenina en los conflictos
sociales: Málaga (1931-19339>>. En Jábega, nº 66. 1987. pags 41-50.

GONZÁLEZ DE MOLINA, M., CARON CANCELA, D. (eds.): La utopía racional.
Estudios sobre el movimiento obrero andaluz. Publicaciones Universidad de Granada.
2001.

HERNÁNDEZ SÁNCHEZ-BARBA, MARIO, coor.: Las fuerzas armadas españolas.
Historia institucional y social. Tomo VI. Las instituciones armadas en el siglo XX.
Alambra Asuri. 1986

HUBER, PETER; ULMI, NIC: Les combattants suisses en Spagne Républicaine.
Ediciones Antípodas. Laussane. 2001.

JACKSON, GABRIEL: La República y la Guerra Civil Española. Crítica. Barcelona.
1989.

La Guerra Civil Española mes a mes. 35 Vols. Biblioteca El Mundo. Madrid. 2005

NADAL, ANTONIO: la Guerra Civil en Málaga. Arguval. Málaga, 2003

NADAL, ANTONIO: La violencia en la Revolución Española. Una propuesta para el
estudio de la represión en la fase de hundimiento del Estado republicano (julio-
septiembre de 1936). Málaga, 1992

NADAL, ANTONIO: <<Málaga en las charlas de Queipo de Llano (1936-1937)>> en
Jábega. Nº 24. 1978. pags 33-40

NADAL, ANTONIO: <<Málaga, 18 de julio de 1936>>. En Jábega, nº 21. 1978. pags
28-39.

NADAL, ANTONIO: <<Las “sacas” de la cárcel de Málaga, Represión y
responsabilidades políticas (1936)>>. En Jábega, nº 73. 1994. págs. 42-51.

PAYNE, STANLEY G.: El colapso de la República. Los orígenes de la Guerra Civil
(1933-1936). Planeta Deagostini. Barcelona 2005

PRESTON, PAUL: Las tres Españas del 36. Plaza & Janes Editores S. A. Barcelona.
1998.

PRESTON, PAUL: La Guerra Civil Española. Debolsillo. Barcelona. 2003

206
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

PRESTON, PAUL: La destrucción de la Democracia en España. Ediciones Turner.
Madrid. 1978

QUIROSA-CHEYROUZE Y MUÑOZ, RAFAEL: Almería, 1936-37. Sublevación
militar y alteraciones en la retaguardia republicana. Almería, Servicio de Publicaciones
de la Universidad, 1996.

RAGUER, HILARI: La pólvora y el incienso: La Iglesia y la Guerra Civil Española.
Península. Barcelona. 2001.

RAMOS HITOS, JUAN A.: Guerra Civil en Málaga. 1936-1937. Revisión histórica.
Algazara. Málaga, 2003

RAMOS PALOMO, MARÍA DOLORES: <<Los trabajadores Malagueños en la
coyuntura conflictiva de 1914-1923: organizaciones y estrategias>>. En Jábega. Nº 50.
1985. págs. 182-197

REIG TAPIA, A.: violencia y terror. Akal. Madrid. 1990

SAENZ CAMACHO, ANTONIO: <<Arthur Koestler. Testigo de excepción en la
caída de Málaga (8-2-37)>> en Jabega, nº 61. 1988. págs. 52-58.

THOMAS, HUGH: La Guerra Civil Española. Debolsillo. Barcelona. 2003. (2 vols.)

TORRES, RAFAEL: Desaparecidos (1936 - ?). RBA Editores. Barcelona. 2005.

TUÑÓN DE LARA, M. et allí: La Guerra Civil Española. 50 años después. Editorial
Labor S.A., Barcelona. 1989

VILAR, PIERRE: La Guerra Civil Española. Biblioteca Guerra Civil de Planeta
DeAgostini. Barcelona. 2005

ZAMBRANO, M.: Los intelectuales en el drama de España. Editorial Trotta. Madrid.
1998.

ARCHIVOS CONSULTADOS

AHPM (Archivo Histórico Provincial de Málaga)
AHMM (Archivo Histórico Municipal de Málaga)
ADM (Archivo de la Diputación de Málaga)
AGGC (Archivo General de la Guerra Civil – Salamanca)
Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 24 de Málaga
Archivo del Juzgado Togado Militar Territorial nº 23 de Almería
Archivo Temboury
Archivo Díaz Escovar
Archivo Histórico Municipal de Vélez-Málaga.
Archivo Diocesano de Málaga.
Registro Civil (de Málaga y pueblos Axarquía)

207
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

HISTORIA ORAL

José Nacle Zorrilla, Rafael Jiménez Gallego, Antonio Jiménez Gallego (Periana),
Josefa Narváez Román, Dolores Jiménez Corrado, María Sánchez Sánchez,
Antonio Puertas Gutiérrez (Riogordo), José García Pino, Antonio Palomo Martín,
Francisco Sánchez Sánchez (Colmenar), Francisco Fernández Pendón, Salvador
Robles Gómez, Salvador Recio Vallejo, Francisco Vela Díaz (Borge), José Ferrer
Alba, Concha Ferrer Alba, Adoración Vegas Guerrero (Alfarnatejo), Eloy
Rodríguez Gómez, Francisco Martín Mata (Vélez-Málaga), Francisco Díaz García
(Málaga).

WEBS CONSULTADAS

SANCHEZ MARTÍ, ANTONIO. Pío Moa, sus sucesores y la historia de España. Artículo publicado
en la Web www.nodulos.org (Revista de Crítica del Presente)

Archivo Díaz Escovar: http://www.archivodiazescovar.com/

Archivo Temboury:
http://www.malaga.es/servicios/biblioteca/legado/busquedas/home.asp

Actas del Senado de España: http://www.senado.es/

Archivo histórico del Partido Comunista: http://www.fim.org.es/05_05.php

Archivo Histórico de la CNT: www.cnt.es/malaga/archivo.html
B.O.E. archivo histórico: http://www.boe.es/g/es/bases_datos/gazeta.php

Instituto Nacional de Estadística: http://www.ine.es/

Página de Multienlace en inglés http://www.spartacus.schoolnet.co.uk/Spanish-Civil-
War.htm

Páginas de Multienlaces en Español: http://militar.org/guerraci.htm

Ejército en la Guerra Civil (organización y estructura): http://www.ogqn.com/odb_gce/

El libro ingles “Essays on the Spanish Civil War” de Albert Weisbord:
http://www.weisbord.org/Spain.htm

Recursos en español http://www.bpa.es/splinks.htm

SANCHEZ JIMÉNEZ, JOSÉ: <<Política y agrarismo durante la Segunda
República>>. Artículo digital en Cuaderno de Historia Moderna y
Contemporánea. Universidad Complutense de Madrid. Vol. 8, 1957. www.ucm.es

Publicaciones on-line de http://www.rae.es/

208
REPÚBLICA Y GUERRA CIVIL. El caso de Colmenar Francisco Miguel González López

FLOREN, DIMAS: República y Guerra Civil en Lorca. 1931-1939.
http://www.galeon.com/murcia1939/aficiones486892.html

Artículo de la Vanguardia fechado el 09/10/2002. http://www.el-
predicador.com/RHOI/belchite/belchi.html

Archiv der KZ-Gedenkstätte Mauthausen: mauthausen-memorial@mail.bmi.gv.at

Archivo General de la Guerra Civil Española (Salamanca): agc@dglab.mcu.es

Particulares http://forum.valka.cz/viewtopic.php/t/343/start/15

209