Está en la página 1de 50

INTITUCION EDUCATIVA PRIVADA PITÁGORAS

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ Y EL


REALISMO
MAGICO DE CIEN AÑOS DE SOLEDAD

Curso:literatura

Profesora: Mery Miguel Moreno

Alumno: Gabriel Quispe Néstor

III BIMESTRE
GRADO: cuarto

SECCIÓN: único

JAUJA-PERU
2010
Esta dedicado a mis padres

Quienes me apoyaron.
ORIGEN DE LA LITERATURA HISPANOAMERICANA

Cualquier reflexión sobre la literatura hispanoamericana establece de inmediato una


doble característica aparentemente contradictoria la unidad y la diversidad; la unidad
de las letras hispanoamericanas viene dictada por la comunidad del idioma, por el
hecho radical de compartir el español como lengua común. En cuanto a la
diversidad, puede decirse que es una de las consecuencias históricas dela
formación delas nacionalidades en América. De ahí que el contexto Latinoamericano
la clasificación literaria por grupos nacionales pierda de vista las afinidades entre
movimientos la confluencia de estilos, la idéntica preocupación por una temática, la
unidad, en suma, de un hecho literario que se expresa en una misma lengua con
una portentosa gama de peculiaridades regionales. La exposición, sin embargo,
obliga a mantener un orden, pero este, por su mismo carácter convencional, no
implica al menos en este caso, jerarquización alguna. Cabe anotar que la
denominación de la literatura hispanoamericana se concentra en la Literatura
producida en lengua española, a diferencia de la iberoamericana que, además de
incluir la producción europea, reconoce el aporte peninsular (Portugues y Español)
en la conformación de estas Literaturas.

Los estudios Literarios coloniales, en la búsqueda de nuevas formas de afrontar el


referente literario, se plantearon nuevas formas de afrontar el referente literario, se
plantearon nuevas formas de abordaje a través de estudios de varias disciplinas
afines. U caso que ilustra este problema son los estudios Literarios coloniales.
Walter Mignolo plantea esa problemática en su artículo la lengua, la letra, el territorio
(ola crisis de los estudios Literarios Coloniales). Parte de la problemática configurar
un corpus de obras de estudio y definir los parámetros que se usarían para hacer la
selección. Tal problema se inicia con la perspectiva de críticos anteriores, como
Enrique Anderson Imbert, que afirma que la Literatura en América solo lo conforman
aquellos textos que hacen” uso expresivo de la lengua española en América”
descarta las producciones en lenguas indígenas, los escritores hispo americanos
que escribieron en Latín como Rafael Landivar, en Francés como Jules Supervielle o
Cesar Moro, o en ingles como Guillermo Enrique Hudson. Por el contrario, la
incomplejidad idiomática de las Colonias y las confrontaciones de culturas basadas
en la oralidad y en la escritura hacen del periodo colonial un contexto ideal para
estudiar tanto las culturas y variable idiomáticas como el espectro de interacciones
discursivas. La crisis aludida en el titulo se entiende como el reconocimiento, por
parte delos investigadores, “de que la relevancia de la circulación de discursos en el
Nuevo Mundo y entre el Nuevo Mundo y Europa para la comprensión del periodo va
mas allá delo escrito en castellano por hispanos” en esta revisión de los estudios
coloniales se ve cuatro proyecciones que contribuyen a examinar la imagen
heredada de la literatura colonial. La primera comienza antes de 1980. Se refiere a
los estudios de neolatina y los estudios de la Literatura nabuatl, en la época del
México Colonial (la segunda proyección es un esfuerzo por justificar la atribución de
propiedades estéticas o culturales a un conjunto de textos, que nos resulta hoy
obvia, aunque no su rasgo) Literarios. A la vez es un esfuerzo por ahondar en el
origen de la Literatura Latinoamericana en el siglo XVI, con estudios como el de
Enrique Pupo-Walter, que se esfuerza por encontrar las propiedades Literarias. (a la
vez es un esfuerzo por) en los escritos del Inca Garcilaso de la Vega y conjugar lo
imaginario y lo retorico con lo literario en el pensamiento histórico, estudiando el uso
de técnicas narrativas en discursos historiográficos. También hay que mencionar los
trabajos de Noe Jitrik sobre Colon y de Beatriz Pastor en sus estudios del discurso
narrativo. Estas investigaciones tienen dos elementos en común, que son el crear un
espacio critico sobre la naturaleza de lo literario y lo hispanoamericano, y proyectar
las técnicas del análisis literario hacia el análisis de discursos no literarios.

La tercera proyección u orientación que se refiere, es el interés en buscar las


constantes mas que la especificidad de un discurso, y por otro lado las normas
retoricas que regían la producción literaria y la lectura de discursos entre los siglos
XVI y XVII. Finalmente, la cuarta orientación se centra en la interacción entre las
fronteras idiomáticas y el discurso hegemónico, tanto la descripción como la puesta
en escena del discurso requieren un “contexto de descripción” cuya configuración no
la elabora la Historia, sin que la postula el investigador, como medio de adentrase en
esa compleja cultura de las lenguas precolombinas. Estos ejemplos nos muestran el
desplazamiento del área de estudio de la literatura hispanoamericana hacia el
discurso de la colonia, también nos invita a examinar los limites de la noción de
literatura hispanoamericana, y nos exige una revisión de la noción de “Literatura” y
de lo “Hispanoamericano”.
LITERATURA ARGENTINA

(1899) alcanzo la forma internacional con el boom de los años sesenta, es un


escritor que estuvo ligado, ya en los años 20, a los movimientos vanguardistas del
momento. Su reconocido magisterio entre tantos escritores latinoamericanos
contemporáneos no debe hacer olvidar su obra anterior a la segunda guerra
Mundial, aunque en parte se haya revalorizado tras el boom, ni el medio literario del
que surge, Borges se inicia como poeta con fervor de Buenos Aires (1923), Luna de
enfrente (1925), y cuaderno San Martin (1929) y se revela al mismo tiempo como
extraordinario ensayista en Inquisiciones (1925) y Evaristo Carriego (1930)
posteriormente se convierte en uno de los grandes escritores latinoamericanos con
Historia Universal de la infancia (1935), El jardín de senderos que se bifurcan (1941),
Ficciones (1944), El Aleph (1952), El Hacedor (196) y El informe de Brodie. (1970), a
los que hay que sumar los volúmenes de ensayos Historia de la eternidad (1936) y
otras inquisiciones (1952). Con respecto al medio en que parece Borges es
importante consignar los nombres de Macedonio Fernández (1874-1952) museo de
la novela de a Eterna (1967) Leopoldo Marecha (1900-1970), de la misma
generación que Borges, Adan Buenos Aires (1948) novela y Olivero Girondo (1891-
1967), veinte poemas para ser leídos en la Tranvía (1922). Junto a otros escritores
agrupados en la revista Martin Fierro y que integraron el grupo florida, hay que
mencionar a Leónidas Barleta como uno de los principales exponentes del grupo
Boedo, con una estética menos vanguardista y mas ligada a las cuestiones sociales.
Un caso aparte es Ricardo Guiraldes (1886-1927), que con don Segundo sombra
(1926) corona la novela de la tierra en Argentina un escritor de importancia en el
periodo de entreguerras, y que recoge con fidelidad, el ambiente critico y
desesperado de la época, es Roberto Arlt (1900-1942), autor de novelas como el
juguete rabioso (1927), Los siete locos (1929) y los Lanzallamas (1931), en las que
el hable porteña adquiere una categoría expresiva, novedosa y literariamente
original. Enrique Morín (1900-1960), Uruguayo integrado en la literatura Argentina se
caracteriza por sus obras de tema rural, El paisano Aguilar (1934), El caballo y su
sombra (1947). Nicolás Olivari (1900-1966)poeta tremendista y atormentado, aporta
en este periodo los volúmenes de poesía La musa de la mala pata (193), diez
poemas sin poesía (1938) Poemas rezagados (1946) y los libros de relatos ,la
mosca verde (1933) y el hombre de la navaja y de la puñalada (1933) mientras que
Raúl Gonzales Tuñón (1905-1974) que combina tanto la estética de Boedo como la
de Florida, se destaca como poeta al pie de Buenos Aires (1953) y su poema
cosmogónico Ahora vamos (1983) La tradición fantástica que inaugura Borges tenia
especial influencia en narradores como Adolfo Bioy Cáceres (1914) y Silvina
Ocampo (1905) tras la novela La invención de morel (1940), Bioy publica, dentro de
la línea Argentina Borgiana una serie excelente de cuentos que reunirá en 1972 en
Historias fantásticas, victoria Ocampo (1893-1979) Hermano mayor de Silvina, es
una notable ensayista, testimonios (1935,1942,1946) y desempeña un papel de gran
importancia como editora al fundar en 1931 la revista sur, que dará a conocer, entre
otros ,al propio Borges. Al margen del entorno de Borges se mueve Manuel Mujica
Lainez (1910-1982) Bomarzo (1962) y Antonio di Benedetto (1922), Zoma (1956)
junto a los que cabe citar a un grupo de narradores dedicados, sobre la condición
humana, tal es el caso de Eduardo Maella (1903-1982), mediante técnicas realistas,
a una angustiada indagación sobre la condición humana. La bahía del silencio
(1940).todo verdor (1911) novelista que adquirió renombre en los años sesenta,
pese a no ser uno de los protagonistas del “boom”. Su trilogía El túnel (1948). Sobre
héroes y tumbas (1961) y abandon el exterminador (1974) constituye un ejemplo de
novela total y es una de las muestras mas solidas de la narrativa Argentina
contemporánea. Julio Cortázar (1914-1984) es, junto con Borges y Sábato, uno de
los escritores de mayor renombre de la Literatura Hispanoamericana. en su narrativa
confluyen tanta la herencia de Borges, Marechal y Macedonio Fernández como la de
una tradición europea en la línea de la Literatura fantástica surrealista. sus mejores
cuentos se encuentran en los volúmenes Bestarios (1951). Final del juego (1956) y
los jóvenes narradores Hispanoamericanos, es Rayuela, (1963). Entre estos, y en el
ámbito Argentino, han sobresalido Juan José Saer (1938) El limonero real y Manuel
Puig (1932), La tradición de Rita, sobresalido Haywort (1968) y Boquitas pintadas
(1969).
LITERATURA BOLIVIANA

El boliviano Alcides Arguedas (1879-1946) es autor de una de las obras


fundacionales de la novelista Hispanoamericana contemporánea: Rosa de Bronce
(1919) novela que constituye un documento esencial sobre el indigenismo. La
narrativa Boliviana se centra en los años treinta en la dramática guerra del chaco,
tratado por Augusto Céspedes (1904) en el volumen de relatos sangre de mestizos
(1936). Otro gran escritor es Adolfo Costado Rels (1891) cuyas novelas, tierras
hechizadas (1931), El embrujo del oro (1942), Los Andes no creen en Dios (1937),
describen el mundo de los mineros de estaño. Cabe destacar la influyente figura de
Jaime Sáenz que marco el devenir Literario Boliviano de los últimos decenios del
siglo XX. Además de la importancia aportación de Marcelo Quiroga Santa Cruz a la
narrativa contemporánea en Bolivia. Tras el llamado “Boom Latinoamericano” ha
surgido en Bolivia una nueva generación de narradores cuyos principales
representantes son. Ramón Rocha Monroy, Juan Claudio Lechín, Gary Daher
Canedo, Edmundo Paz Soldán, Gonzalo Lema, Wolfango Montes Vanucci,
Giovanna Ribero, Homero Carvalho, Claudia Peña, Eduardo Scott, entre otros.

LITERATURA COLOMBIANA

Literatura Guatemalteca, Miguel Ángel Asturias (1899-1974) es otra delas grandes


figuras de la Literatura Hispanoamericana del siglo XX, poeta en sus inicios , escribe
en 1925, Rayitos de estrellas, obra a la que le siguen Sonetos (1936), sien de
alondra (1949) y Ejercicios poéticos en forma de soneto sobre temas de Horacio
(1951). Pero es en el campo novelista donde Asturias se muestra como un
innovador original, abandonado determinismo de tipo naturalista y concibiendo una
novela de la tierra insertada en una estructura novelesca muy actualizada. El señor
presidente, traducida a varios idiomas, en su primera obra narrativa ciniciada en
1922, no vera la luz hasta 1946, otras novelas relevantes de Asturias son hombres
de maíz (1949) y la trilogía formada por viento fuerte (1950), El papa verde (1954) y
los ojos de los enterrados (1955) que constituye un alegato contra los abusos de las
compañías banaderas estadounidenses que operan en el Caribe. Asturias ha
cultivado también el relato en Week end en Guatemala (1957), en el que trata de la
caída de Jacobo Arbenz, así como en el Alhajadito (1961) y en Mulata de tal (1963).
LITERATURA NICARAGUENSE

El enraizamiento de una vigorosa corriente vanguardista en los años veinte eleva el


tono general de la poesía, filtrando la herencia modernista de Rubén Darío. Un poeta
importante es Pablo Antonio Cuadra (1912), dinamizador de la revista vanguardia
desde 1928, y cuya obra, a partir de sus canciones de pájaro y señora (1929-1931),
se extiende hasta los años setenta con poemas Nicaragüenses (1930-1933), canto
temporal (1943) Himno de horas a los ojos de Nuestra Señora (1946-1954) poemas
con un crepúsculo a cuesta (1949-1956) y Cantos de cifar (1971) Ernesto Cardenal
(1925) Sacerdote profundamente vinculado al sandinismo, es autor de una poesía
inspirada en ideales revolucionarios, Hora cero (1956) Salmos (1964) Homenaje a
los indios americanos (1970) y canto Nacional otro escritor ex - sandinista es Sergio
Ramírez (1942) que ha escrito, entre otras, las novelas Castigo Divino (1988). El
cielo llora por mi (2008), novelas policiacas ambientadas en ciudades
nicaragüenses ambas, y que, como todas sus producciones han recibido
numerosos premios, su novela mas reconocida en Margarita esta linda la mar ficción
muy entretejida con la historia de la India y en la que la ciudad de Leoncito tiene un
llamado protagonismo. Omar Cabezas (1950) actual diputado sandinista es autor de
la montaña es algo mas que una inmensa etapa verde, sobre la experiencia
guerrillera.

LITERATURA SALVADOREÑA

El salvador, el escaso desarrollo de la novela no ha impedido la existencia de dos


sólidos cuentistas: salvador Salazar Arrué (1899- 1976) El señor de la burbuja
(1923), Cuentos de barro (19339, y Álvaro Menéndez Leal (1930), que ha publicado
entre otros, cuentos breves y maravillosos (1963), una cuerda de nylon y oro y otros
cuentos breves y maravillosos (1970) y Revolución en el país que edifico un castillo
de hadas (1971).
LITERATURA DOMINICANA

Sobresalen nombres como Salome Ureño de Enríquez, José Joaquín Pérez, Angulo
Guridi, poetas del siglo XIX; en el siglo XX destacan. Fabio Fiallo, Otilio Vigil Díaz,
Domingo Moreno Jiménez, Pedro Mir, Aida Cartagena Porta latín, Manuel del Cabral
Tomas H. Franco, Franklin Mieses Burgos, como poetas, Juan Bosch (cuentista)
Pedro Henríquez Ureña de Joaquín Balaguer (Ensayista), en la novela sobresalen
Manuel de Jesús Galván, Juan Bosch Marció Veloz Maggiolo, entre otros.

LITERATURA HONDUREÑA

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, destacan escritores como Fraylan
Turcios (1875-1943) y el poeta modernista, Juan Ramón Molina (1875-1908)
Polígrafo e Historiador de reconocida trayectoria continental resulta ser don Rafael.
Heliodoro Valle (1891-1959) con la novela Prisión verde, ambientada en os campos
bananeros de la Costa Norte del País y escrita por el novelista Ramón Amaya
Amador (1916-1966), se inaugura en Honduras la Literatura del realismo social. A
partir delos años 60`s y 70´s, los poetas Oscar Acosta (1933) premio de las casas de
Américas Rigoberto Paredes (1948), José Adán Castelar (1941) y José Luis
Quesada (1948), junto a narradores como Julio Escoto; Eduardo Bar –libro, “la mujer
fea y el restaurador de obras”, entre otros y otros literatos de cierta importancia que
no se mencionan aquí Helen Umaña es una de la historiadora Leticia de Oruela,
quien ha escrito ensayos sobre pintura y publicado en diferentes libros sobre la
historia de Honduras. De los autores del presente, se puede hablar de nuevos
valores en la poesía, como Cesar Indiano con su libro Azul maligno, el practica mas
el genero narrativo con mejor suceso Roberto Quesada, novelista y cuentista, es una
de las tres figuras mas descollantes dela Literatura Hondureña actual, del cual
podemos destacar su novela los barcos, juntos a otros jóvenes escritores mas que,
al igual que Quesada, se abren paso a Estados Unidos y Europea respectivamente,
entre ellos se encuentran al poeta y editora Amanda Castro, del mismo modo que no
pasa inadvertido por la ironía satírica de sus propuestas el escritor y columnista de
prensa, Armando García.
LITERATURA CHILENA

Del vanguardismo ala novelista de José Donoso dos grandes petas de la literatura
Hispanoamericano aparecen en Chile, afirmándose en el momento que en cede el
creacionismo de Vicente Huidobro (1893-1948) estos poetas son Gabriela Mistral
(1889-1957)y Pablo Neruda (1904-1973)ambos Premio Nobel de Literatura en 1945
y 1971, respectivamente.la obra poética de Gabriela Mistral Desolación (1922),
Ternura (1925), lagar (1954), esta hecha de fuerza y de pasión, y a pesar de su
descuidad forma es poseedora, en su canto al amor y a su Chile natal, de un alto
lirismo. Pablo Neruda es uno de los grandes poetas de América Latina en el siglo
XX. Su obra incorpora corrientes muy variadas y presenta una riquísima gama de
matices liricos y épicos al neo romanticismo inicial de Crepusculario (1920-1923) y
Veinte poemas de amor y una canción desesperada (1925-1931 y 1931-1935),
superada por la épica de España en el corazón (1937) y Canto General (1950).la
obra nehudiana culmina en los cinco volúmenes del Memorial de Isla Negra (1964).
La poesía Chilena tiene, así mismo, a un excelente poeta en Nicanor Parra (1914)
con sus singulares “anti poemas”, poemas y anti poemas naturalistas de Eduardo
Barrios (1882-1963) y Joaquín Edwards Bello (1886-1968), y prosigue a través de la
línea realista de Manuel Rojas (1896-1973) cuyo eco social se halla también en
Fernando Alegría (1918). Carlos Droguett une al realismo una mayor preocupación
por la forma, Eloy (1960), y Enrique Lafourcade (1927), satiriza al régimen de Rafael
Leónidas Trujillo en la fiesta del rey Acab (1959). Con José Donoso (1924). La
Narrativa Chilena alcanza su mayor brillantez, en obras tales como el lugar sin
limites (1966) y el Obsceno pájaro de la noche (1970) donde presenta el mundo
degradado de la alta Burguesía de su País. El gran poder de fabulación de Donoso
se muestra, asimismo, en una novela posterior de largo alcance: casa de campo
(1975) entre los narradores posteriores a José Donoso merece ser citado Jorge
Eduards (1931) el peso dela noche (1965), la mascaras 1967. Siglo XXI Roberto
Bolaño es el ultimo gran escritor, su obra póstuma dice ser la culminación de su
estilo literario que se mescla con la crónica. No obstante, existen muchos otros
escritores que merecen una mención por su aporte a las letras chilenas, podemos
citar las novelas de Roberto Ampuero, que en su mayoría son de tipo policial, con
el detective cubano Cayetano Brule como protagonista. Otro novelista muy cotizado
es Jorge Marchant Lazcano, que hacen una feliz combinación de lo histórico con lo
costumbrista. Pero si de espías y de acción se trata, Sebastián Edwards lo hace
bastante bien en su primera obra literaria, su novela ``El ministerio de las tanias´´
resulto ser un éxito de ventas, para el que quiera conocer un poco mas sobre el
norte de chile y la vida de los mineros, la solución esta en leer a Hernán Rivera
Letelier. Este autor no solamente es un gran conocedor de aquel entorno, sino que
sabe relatarlo con suma nitidez, en una prosa que entretiene e ilustrar.

Marcela Serano es la creadora de una literatura mas bien feminista, con algunos
tintes policiales, como en ``Nuestra señora de soledad´´, en poesía destacan Jua
Cameron y Juan Antonio Hesbe, ambos poseedores de una lirica muy potente y
con un cierto dejo de protesta.

LITERATURA DE ECUADOR

La mayor de la contribución del ecuador a la poesía hispanoamericana


contemporánea se da a través de la obra de Jorge Camarena Andrade (1902) cuya
mejor lirica, que a menudo acoge un tono impresionista, esta presente en el
estanque inefable (1922) el tiempo manual (1935) Biografía para los usos de los
pájaros (1937) Registro del mundo (1940) Hombre planetario (1959) y poesía ultima
(1968) en los años 30 la narrativa ecuatoriana atravesó una fase de esplendida
creación gracias a la obra del grupo de Guayaquil, que se caracteriza por su
inquietud social, cabe destacar entre otros a los escritores Joaquín Gallegos (1903-
1941) este ultimo autor de varios volúmenes de cuentos, repisos (1931) Herno
(1932) Guasinton (1938) y de la novela de los sangurimas (1934) para el escritor
mas celebre de esta época es Jorge Icaza (1906) cuya obra se encuadro en la
narrativa indigenista, su novela Huasipungo (1934) que trata de la explotación en
que el blanco somete al indio es mundialmente conocido una temática indigenista
es la que inspira igualmente las novelas Huaripamuchcas (1948) y seis veces la
muerte (1953) la narrativa posterior sigue bajo la influencia de Jorge Icaza y el grupo
de Guayaquil mas allá de esta influencia cabe citar Adalberto Ortiz (1914) quien
describe los problemas del negro (1943), la mala espalda (1952) y el espejo y la
ventana (1967), y a Pedro Jorge Vera (1915) autor de novelas, los animales puros
(1946) y cuentos nutero eterno y otros relatos.
LITERATURA MEXICANA

Hacia los años treinta del siglo XX, la novela de la revolución Mexicana se halla en
su auge. El primero en iniciar esta corriente narrativa había sido Mario Azuela (1873-
1951) con una novela internacionalmente conocida y que constituye uno de los hitos
de la Literatura Latinoamericana del siglo XX. Los de abajo (1967) por medio de un
crudo realismo Azuela presentaba en esta novela una antítesis entre dos personajes
Demetrio Macías y Luis Cervantes como representación delos ideales populares de
la revolución, que mueren al igual que el protagonista, y del pragmatismo oportunista
que termina por adueñarse de la situación tergiversando los propios fines
revolucionarios.

El impacto de los de abajo solo puede ser comprendido si se atiende al hecho de


que crea toda una modalidad narrativa, que producirá hasta mediados del siglo XX.
Una relación esquemática de la novelística de la revolución Mexicana debería incluir
las siguiente obras. El águila y la Serpiente (1928) y la siembra del caudillo (1929)
de Martin Luis Guzmán. Apuntes de un Lugareño (1932) y Desbandada (1934) de
José Rubén Romero (1890-1952) ¡Vámonos con Pancho Villa! (1931) y se llevaron
el cañón para Buchimba (1934) de Rafael F. Muñoz, el resplandor (1937) de
Mauricio Magdalena y finalmente, la pentalogia Memorias de Pancho Villa, que
redacta Martin Luis Guzmán entre 1938 y 1951, por la misma época en que se
desarrolla esta narrativa de la revolución, la poesía mexicana se orienta
decididamente hacia el vanguardismo. José Juan Tablada compone poemas
ideográficos. Sus libros constituyen un repertorio deformas hasta entonces
desconocidas en la literatura de México: al sol y bajo la luna (1918), un día (1919),
Lipo y otros poemas (1920), el jarro de flores (1922), la feria (1928). Manuel Maples
Arce (1898), publica poética toma como punto de referencia la revista
contemporánea, que aglutina a poetas como José Gorostiza (1901-1973), canciones
para cantar en las barcas (1925), Muerte sin fin (1939), y otros. Octavio Paz (19149
se da a conocer como poeta en 1933, con Luna silvestre, publica mas tarde Entre
piedra y la flor (1914), Ala orilla del mundo (1942), un libro de poemas en prosa,
¿Águila o sol? (1951), semillas para un himno (1954) y la estación violenta (1958),
libros que en 1960 reúne en libertad bajo palabra. a este primer ciclo poético le
siguen otros dos: Salamandra (1962) y Ladera este (1969), tras dar a conocer dos
textos de poesía óptica, poemas y discos visuales 1968 paz compila en un cuarto
ciclo su ultima producción poética, pasado en claro (1975). En sus ensayos, Octavio
Paz ejerce un magisterio que sin duda, es el más influyente en la actual Literatura
Mexicana. Los temas de que trata son múltiples literarios: las peras del olmo (1964),
la búsqueda del comienzo (1974), de moral, política, arte, etc. Puertas del campo
(1966) , el mono gramático (1974), los hijos del limo (1974), sin olvidar su ensayo
sobre la esencia de lo Mexicano: el laberinto de la soledad (1950) el conjunto de
esta producción ha convertido a Octavio Paz, cuenta con nombres como los de
Alichamucero (1918), Jaime García Terres (1924) y Marco Antonio Montes de Oca
(1932). Hacia mediados del siglo XX surge, en el campo de la narrativa, una
generación de transición entre los novelistas de la revolución y la generación joven
narradores contemporáneos. Dos nombres son fundamentales en este momento
Agustín Yáñez aporta dos nuevos títulos: la tierra prodiga (1960) y las tierras flacas
(1962).con tan solo dos obras Juan Rulfo se consagra como maestro de la literatura
Latinoamericana. Contemporánea. En el relato del el llano en llamas (1953),
aparecen en las áridas tierras de Jalisco, donde “los muertos pesan mas que los
vivos”. con una lengua prodigiosa parca y concisa, y desde un punto de vista
impersonal, Rulfo hace desfilar en una sucesión de encuadres impresionistas, la
acción es escasa, la realidad de unas gentes al borde de la desesperación. El clima.

LITERATURA PERUANA

Dos puntos de partida se ofrecen en la Literatura Peruana de antes de la segunda


guerra mundial. De un lado la obra de uno delos grandes vanguardistas
Latinoamericanos, el extraordinario Cesar Vallejo (1892-1938), Los heraldos negros,
Trilce (1922), poemas Humanos (1939), España aparta de mi este cáliz (1940). De
otro, la dinamización impulsada por José Carlos Mariátegui (1895-1930) desde la
revista Amauta (1926), que aglutina las tendencias literarias de vanguardia.
Mariátegui aporta además, como ensayista, sus 7 ensayos de interpretación de la
realidad peruana, siendo el primer escritor que incorpora el máximo a su análisis de
la realidad hispanoamericana. Rompiendo totalmente con el indigenismo paternalista
de Clorinda Mattos de Turner. Mariátegui avanzaba un indigenismo liberacionista
que seria incorporado en el pensamiento de mucha de la izquierda latinoamericana.
La narrativa peruana se afirma en 1941 con la publicación de el mundo es ancho y
ajeno, de Ciro Alegría (1909-19679, que consagra el indigenismo en la novela
Hispanoamericana. José María Arguedas (1911-1969) presenta una temática
indigenista que se parata del tradicional paternalismo implícito en las novelas de
este genero. Para Arguedas, el indio es un ser moralmente superior a sus
explotadores. las principales obras de este autor son los ríos profundos (1958), el
sexto (1961) y todas las sangres (1946) publicada póstumamente apareció en 1971
el zorro de arriba y abajo. Entre los novelistas que heredan las inquietudes de
Arguedas, aunque centradas en un medio urbano, cabe mencionar a Julio Ramón
Ribeyro (1929-1924), quien relata con estilo irónico las pequeñas aventuras de
personajes cotidianos en sus cuentos recopilados en “la palabra del mudo”,
Sebastián Salazar Bondy (1924-1965). Náufragos y sobrevivientes (1954), dios en el
cafetín (1964), además de autor de varias obras teatrales, Osvaldo Reynoso (1932),
el escarabajo y el hombre (1970) Carlos Eduardo Zabaleta )1926(, vestido de luto )
1961(, niebla cerrada )1970( Manuel Escorza (1929-1983), por su parte, incorpora la
temática social andina en forma realista y mística, a la vez en Balada: Redoble por
Rances (1970) e historia de Garabombo, el invisible )1972(, Mario Vargas Llosa )
1936( es uno de los grandes novelista de la Literatura hispanoamericana y figura
iniciadora del llamado “boom” latinoamericano si el contexto peruano su obra, que se
inicia la ciudad y los perros(1960), representa una separación de la temática del
indigenismo al tiempo que una apertura hacia nuevas formas de novelar, la casa
verde (1966), conversación en la catedral (1969), en el contexto continental sus
novelas impulsan una aportación de primer orden, aparte de las obras citadas.
Vargas Llosa es autor de un magnifico relato los cachorros (1966), así como de otros
novelas; Pantaleón y las visitadoras (1973), La tía Julia y el escribidor (1977) y la
guerra del fin del mundo (1981). En el momento de apertura en que se mueve la
narrativa peruana, Enrique Congrains (1932), publica con anterioridad a Vargas
Llosa, no una sino muchas muertes (1957), obra de temática urbana. Alfredo Bryce
Echenique (1939), describe el ambiente de la oligarquía limeña en un mundo para
Julius (1970) otro gran exponente de la literatura peruana es Santiago Ronca Gliolo
quien en el 2006 fue galardonado con el premio alfaguara por su obra Abril Rojo.

ROMANTICISMO

Es una revolución artística, política, social e ideológica tan importante que todavía
hoy vive muchos de sus principios: libertad, individualismo, democracia,
nacionalismo, etc.
Entre 1770 y 1800 “Europa se acostó absolutista y neoclásica y se levanta
demócrata y romántica” gracias a la revolución industrial inglesa (1760-1840), que
desarrollo una clase burguesa y sienta las bases del liberalismo; gracias a la
revolución Francesa (1789), que proclama los principios de libertad reemplaza a la
tiranía, el poder absoluta. Se ve limitado y la democracia se erige en ideal de
gobierno. Para los clasicistas la belleza depende, en forma subjetiva, de los objetos
(unidad, variedad, regularidad, orden, proporción, etc.) mas que de la sensación que
producen estos en quien los contempla. La belleza, es consecuencia, ha de
proporcionar un estado de placer en fruto del orden y la proporción, como ocurre en
el arte griego. Pero también se tuvo en cuenta en el siglo XVIII junto a lo bello lo
sublime, que desde la antigüedad tenia que ver con la emoción. Dice el griego: lo
sublime es lo que nos emociona por su magnitud y energía superior a las facultades
humanas; la naturaleza, el cosmo, la grandeza y profundidad de pensamiento.

MODERNISMO

Es el termino con el que se designa a una corriente de renovación artística


desarrollada a finales del siglo XIX y principios del XX, según los distintos países,
recibió diversas denominaciones: Art Neureau (en Belgica y Francia), Modern Stule.
(en Inglaterra), Sezession (en Austria), jugendstil (en Alemania y países Nordicos),
Liberty (en Estados Unidos).Floreale (en Italia), y modernismo (en España, Alemania
Y países Nordicos), libery Hispanoamerica, historia del modernismo se encuentran
en el castillo de Roqueraillado, tubo mayor auge en los años 1892 y 1902. Eugene
Viollet-le-duc restauro el castillo en la década de 1950 y aun cuando su ideal para el
torreón del castillo era producir una recreación gótica, la imitación dio lugar a frescoc
que son ejemplos de un estilo germinal ,modernista arguyéndose a la vista de sus
movimientos orgánicos, los colores y la década de 1880 en un conjunto de diseños
progresistas tales como el diseño para la tapa del libro publicado en 1883 del
diseñador y arquitecto Arthur Mackmurdo, que hizo en referencia a las iglesias
diseñadas por Sir Christopher Wren. Se puede aducir también la tendencia en
algunos diseños de hierro forjado con formas flotantes libres, o algunos diseños
progresistas tales como el diseño de tapas de libros, o algunos diseños florales, la
mayoría de los cuales poseían algún ímpetu derivado de los patrones del diseño
victoriano. La libertad vindicada en la década de 1890 por los artistas de las distintas
sucesiones ocurridas en las distintas ciudades europeas dio sustento ideológico y
visibilidad publica al movimiento, uso muchas de sus innovaciones un punto
destacado en la evolución del modernismo fue la exposición universal de Paris del
1900, en la cual el modernismo triunfo en cada medio expuesto de todo modos se
puede decir que alcanzo su apogeo en la Exposición Internacional del arte
decorativo moderno de 1902 en Turín Italia, donde los diseñadores exhibieron obras
de todos los países Europeos donde el modernismo floreció, el movimiento hizo uso
de muchas innovaciones tecnológicas de finales del siglo XIX, especialmente el
amplio uso del hierro expuesto aprovechando mas allá de su función arquitectónico
así como el uso de grandes piezas de cristal de forma irregular vitrux en
arquitectura. Para el comienzo de la primera guerra mundial, la naturaleza a
Hamente decorativo del diseño modernista que lo hacia caro de producir comenzó a
ser abandonado a favor del arte moderno que con sus trazos mas simples y
rectilíneas y por lo tanto mas barato y estando mas en armonía con la estética plana
y tosca de los diseños industriales luego derivaría en el Art Deco surge en
Nicaragua, siendo el primer movimiento americano y ejerciendo influencia sobre la
Literatura Europea, especialmente la Española. Se influencia con el simbolismo y el
Parnasianismo busca alcanzar la belleza ideal absoluta, como medio de huir dela
realidad cotidiana y materialista, recogido por el realismo.

POSMODERNISMO

Surgió en chile, Argentina y Uruguay en oposición al modernismo.

Designa generalmente un amplio número de movimientos artísticos, culturales,


literarios y filosóficos del siglo XX, definida en diversos grado y manera por su
oposición o superación del moderno. En sociología en cambio los términos
posmoderno y pos modernización se refieren al proceso cultural observado en
muchos países en las ultimas dos décadas identificado a principios de os 70, esta
otra acepción de la palabra se explica bajo el termino pos materialismo. Las
diferentes corrientes del movimiento posmoderno aparecieron durante la segunda
mitad del siglo XX aunque se aplica a corrientes muy diversos, todas ellas
comparten la idea de que el proyecto modernista fracaso en su intento de
renovación radical de las formas tradicionales del arte y la cultura, el pensamiento y
la vida social uno de los mayores problemas, este tema resulta justamente en llegar
a un concepto o definición precisa de lo que es la posmodernidad. La dificultad en
esta tarea resulta de diversos factores, entre los cuales los principales
inconvenientes son la actualidad, y por lo tanto la escases e imprecisión de los datos
a analizar. Como también la falta de un marco teórico valido para, poder analizar
extensivamente todos los hechos que se van dando a lo largo de este complejo
proceso que se llama posmodernismo. Pero el principal obstáculo proviene
justamente del mismo proceso que se quiere definir precisamente lo que falta en
esta un sistema, una totalidad, un orden una unidad, en definitiva coherencial. Se
suele dividir ala posmodernidad en tres sectores, dependiendo de su área como un
periodo histórico, como una actitud filosófica, o como un movimiento artístico,
histórico, ideológico y metodológicamente diversos comparten sin embargo un
parecido de familia centrado en la idea de que la renovación radical de las formas
tradicionales e el arte, la cultura, el pensamiento y la vida social impulsada por el
proyecto modernista fracaso en su intento de lograr la emancipación de la
humanidad, y de que un proyecto semejante es imposible o inalcanzable en las
condicionales actuales frente al compromiso rigoroso con la innovación, el progreso,
la critica de las vanguardias artísticas, intelectuales y sociales, al que considera una
forma refinada de teología autoritaria, el pos modernidad se popularizo a partir de la
publicación de la condición posmoderna de Jean Francis Lyetard en 1979 varios
autores habían empleado el termino con anterioridad. Es muy importante destacar
que no debe confundirse los termin modernidad y modernismo con posmodernidad y
pos modernismo, respectivamente modernidad se refiere a un periodo histórico muy
amplio que supone referirse a sus características políticas, sociales, económicas,
etc. Así podríamos hablar de la civilización o cultura moderna en un sentido muy
amplio y ese es el sentido que generalmente se le da a un ámbito de la filosofía. Por
otra parte el modernismo y posmodernismo se usa para referirse a una corriente
estética que emergió primeramente en la literatura modernista o pos modernista, al
igual que el arte, suele decirse que la ciudad delas Vegas es un caso paradigmático
de arquitectura posmodernista.

CRIOLLISMO

Esta actividad literaria llamada también “regionalismo” se afianza en


Hispanoamericana en las tres primeras décadas del siglo XX. Los escritores
muestran una definida posición nacionalista en el arte y una conciencia literaria
madura son americanista también en cuanto se detienen del peso de las tradiciones
Europeos y centran su interés en nuestro continente.

A diferencia de los americanistas del periodo romántico (Echevarría y otros) y de los


indigenistas de la misma época (Zorrilla de San Martin y otros) ponen su objetivo en
el paisaje antes que en los individuos. Por esto son notoriamente descriptivos
además los personajes de sus obras son por lo común victimas de esa naturaleza
americana grandiosa, así mismo son excelentes artistas que dominan la técnica de
la novela, el relato o el cuento ya maduros por esos años en Hispanoamérica,
después de las maestrías literarias que habían revelado en sus obras los poetas y
prosistas del modernismo. Dominan el manejo dela lengua y conocen a fondo los
regionalismos de vocabulario sin tanticos, que usan sin prejuicios en sus obras. Los
diálogos se caracterizan por la fidelidad a las hablas brales.

Finalmente, conocen a fondo la psicología de los habitantes de esas regiones y los


presenta con exageración o idealizaciones irreales.

La mas grande representantes del movimiento criollista es Hispanoamérica fueron


Rómulo Gallegos (Venezuela), José Eustasio Rivera (Colombia), Horacio Quiroga
(Uruguay, Argentina), Ricardo Guiraldes y Benito Lynch (Argentina).

VANGUARDISMO

El termin procede de la palabra Francesa avant-grande, un termino de léxico militar


que designa a la parte mas adelante del ejercito, la que confrontaría la “primera
línea” de avanzado en exploración y combate. en el terreno artístico, se ha llamado
vanguardias históricas a una serie de movimiento artístico de principios del siglo XX.
Estos movimientos buscaban innovación en la producción artística-, se destacaban
por la renovación radical en forma y el contenido, exploraban la relación entre arte y
vida y buscaban reinventar el arte confrontado movimientos artísticos anteriores
desde el punto de vista histórico, el primer tercio de siglo XX se caracteriza por
grandes tensiones y enfrentamientos entre las potencias Europeas por su parte la
primera guerra mundial entre 1914 y 1918 y la revolución sonetico en Octubre de
1917 fomentaron las esperanzas en un régimen económico diferente para el
proletariado.

El vuelo de los hermanos Wright.


Tras los felices años 1920, época de desarrollo y prosperidad económica conocido
como los años locos, vendrá el gran desastre de las bolsas de Well Strrt (1929) y
volverá una época de recesión y conflictos que unidos a los difíciles condiciones
impuestas a los vencidos de la gran guerra provocaran la gestación delos sistemas
totalitarios (racismo y nazismo) que conducirán a la segunda guerra mundial desde
el punto de vista cultural, en una época denominada por las transformaciones y el
progreso científico y tecnológico (la aparición del automóvil y del avión, el
cinematógrafo, etc.). El principal valor será pues el de la modernidad, o sustitución
de lo viejo y por lo nuevo, original y mediado tecnológicamente.

Por su parte en el ámbito literario era precisa una profunda renovación, de lucha
contra el sentimentalismo, de la exaltación, del inconsciente, de lo racional, de la
libertad, de la pasión y del individualismo nacerán las vanguardias en las primeras
décadas del siglo XX. Muchos artistas de este periodo participaron en la primera
guerra mundial.

Europa vivía al momento de surgir las vanguardias artísticas una profunda crisis, los
socialistas son los únicos que hablan del hundimiento del capitalismo, como señala
hasta Arnold Hausser, también otros sectores. Resultado de esto fue la chatura
intelectual, la pobreza y el encasillamiento artístico contra las que reaccionaron, ya
en 1905, Pablo Picazo y George Breque con sus exposiciones cubistas y el
futurismo que, en 1909 deslumbrado por los avances de la modernidad científica y
tecnológica, lanza su primer manifiesto de apuesta al futuro y rechazo a todo lo
anterior.

Así se dan los primeros pasos de la vanguardia, aunque el momento de explosión


definitiva coincide, lógicamente con la primera guerra mundial en 1916 cuando en
Zurich (territorio neutral durante la guerra), Tristan Tzara un poeta y filosofo romano,
prófugo de sus obligaciones militares, decidió fundar el cabaret Voltaire, esta acta de
fundación del dadaísmo, explosión nihilista que proponía el rechazo total.

INDIGENISMO

Para el indigenismo del siglo XX, el indio es una categoría especifica de orden
fundamental socio económico, en tanto que la distinción étnica pasa a un carácter
secundario, los indígenas se conciben como marginados en tanto que no participan
delos beneficios de la civilización, aunque si de sus perjuicios, explotación, opresión,
violencia, violación de los derechos humanos, desnutrición, epidemias y pobreza.

Los indígenas han quedado reducidos a vivir en la perifecia en regiones de refugio


alejados delos centros políticos, en sitios in hospitos o también en los cinturones de
miseria delas ciudades.

Gonzalo Aguirre Beltrán (1907), explica que en las regiones del refugio donde ha
logrado sobrevivir las mayorías de las comunidades indígenas, lo urbano domina lo
rural, las comunidades se encuentran en satélites y se establece relaciones
asimétricas entre los diferentes segmentos de la población. Los indígenas son la
parte sometida dentro del interland que domina los sectores que controlan el
respectivo centro.

El indigenismo se propuso liberar al indio de esa intermediación opresiva y


explotadora.

El indigenismo se reconoce la especific de lo indígena y el derecho de los indios de


recibir un trato especial favorable que compense siglos de discriminación, perjuicios
y marginalidad. Hablan de integrar al indio a los beneficios, aspiran a que en esa
sociedad se encuentren elementos que posibiliten la rendición, asumen que la
sociedad dominante puede “salvar” al indio, integrándolo a ella.

Para Alejandro Marroquín, el indigenismo como política de los estados busca


“atender y resolver los problemas que confrontan las poblaciones indígenas, con el
objeto de integrarlas a la nacionalidad correspondiente” y puede clasificarse en
cuatro variantes; políticos; comunitarios y desarrollista.

Esta variante enfatiza en la reivindicación nacional, social del indio y la lucha por la
tierra y los usos y costumbres comunitarios es una variante del político.

Pocas veces sale el indígena bien librado delos impactos ambientales y sociales de
las políticas empresariales y frecuente.

REALISMO MAGICO

El realismo mágico es, por así decirlo, un genero metalingüístico y literario de


mediados del siglo XX. El término fue inicialmente usado por un critico de arte, el
Alemán Franz Rob, para describir una pintura que demostraba una realidad alterada.
El termino llego a nuestra lengua con la traducción en 1925 del libro realismo mágico
(revista de Occidente,1925) pero mas tarde, en 1947, fue introducido a la literatura
Hispanoamericana por Arturo Uslar Pietri en su ensayo el cuento Venezolano.
Señala Uslar lo que vino a predominar en el cuento y a marcar su huella de una
manera perdurable fue la consideración del hombre como misterio en medio de
datos realistas. una adivinación poética o una negación poética de la realidad. Lo
que a falta de otra palabra podre llamarse un realismo mágico. El critico Venezolano
Víctor Bravo señala que la noción de “realismo mágico” nació casi de manera
simultanea con la de “real maravilloso” la formulación inicial de una y otra noción.

Máximo Bontempelli quien, en 1919, conquista gran popularidad al publicar sus


novelas delciclo lavida intensa, iniciándose en una literatura según nota de Nino
Frank en el “dictionaire des Auteurs”, de Laffont. Bompian que sacrifica la corriente
convencional de la época, o la manera de Anatole France, convirtiéndose en una
especie de apóstol delo que se conoció como realismo mágico, se considera que es
la novela Doña Barbará, de Rómulo Gallegos, la iniciadores esta corriente literaria,
entre sus principales exponentes están el Guatemalteco Miguel Ángel Asturias, Y el
Colombiano Gabriel García Márquez, ambos galardonados con el premio novel de
Literatura, aunque muchos aclaman como padres del realismo mágico, a Juan Rulfo
con Pedro Paramo, Arturo Uslar Pietri con su cuento la lluvia (1935), José de la
cuadra, Pablo Neruda y otros. Jorge Luis Borges también ha sido relacionado al
realismo mágico, pero su negación absoluta del realismo como genero o como una
posibilidad literaria lo pone contra este movimiento. Laura Esquivel de México, con
como agua para chocolate, y Alejo Carpentier de cub , en su prologo al reino de este
mundo, definen su escritura inventando el concepto de real maravilloso, Gabriel
García Márquez, no debería ser asimilado al realismo mágico se desarrollo muy
fuertemente en las décadas 60y 70, producto de la discrepancia entre dos visiones
que en ese momento convivían en Hispanoamérica: la cultura de la tecnología y la
cultura de la superstición. Además surgió como modo de reaccionar mediante la
palabra ante los regímenes dictatorial, esta ultima idea es un poco peregrina sin
embargo, existen textos de estos tipos desde la década de 1930 en las obras de
José de la Cuadra, en sus mourelles, por ejemplo la tigra, y también seria
desarrollado en profundidad estético de escritura por Demetrio Aguilera Malta (Don
Goyo, La isla Virgen).

El realismo mágico se define como una preocupación estilista y el interés de mostrar


lo irreal o extraño como algo cotidiano y común, no es una expresión literaria
mágica, su finalidad no es suscitar emociones sino más bien, expresarlas. Una de
las obras mas representativas de este estilo es cien años de soledad de Gabriel
García Márquez. Comparte ciertas características con el realismo épico, como la
pretensión de dar verosimilitud interno a lo fantástico o irreal, a diferencia de la
actitud nihilista asumida originalmente por los vanguardistas como el surrealismo
una vez Gabriel García Márquez dijo “mi problema mas importante era destruir la
línea de demarcación que separa lo que parece real de lo que parece fantástico,
porque en el mundo que trataba de evocar, esa barrera no existía. Pero no
necesitaba un tono inocente, que por su prestigio volviera verosimilitudes, las cosas
que menos lo parecían y que lo hiciera sin por su prestigio volviera verosímiles las
cosas que menos lo parecían y que lo hiciera sin perturbar la unidad del relato.
También el lenguaje era una dificultad de fondo, pues la verdad no parece verdad
simplemente porque lo sea, sino por la forma en que se diga”.

EL BOOM DE LA NARRATIVA CONTEMPORANEA

En el denominado “boom” de la narrativa contemporánea destacan estos autores.


Gabriel García Márquez, sus novelas mas importantes son: cien años de soledad, el
coronel que no tiene escriba, el otoño del patriarca, y el amor en tiempos de cólera.
Mario Vargas Llosa sus obras mas importantes son. La ciudad de los perros, obra
que inicio el boom, conversación en la catedral, la guerra del fin del mundo, o la
fiesta del chivo. Julio Cortázar entre sus obras sobresalen Rayuela, sus cuentos
están recogidos en libros como Bestiario, las armas secretas, y todos los fuegos.
José Luis Borges, en obras como ficciones, el alph, o el informe de Brudie, renovó
profundamente el genero del cuento.

ORIGEN

Surge con la llegada de calle camello que finales del siglo XIX, del modernismo de
José Martin, Rubén Darío, José Asunción Silva, apartándose de un cañón literario
específicamente Europeo, encuentra ya sus señas de identidad en el periodo
colonial y el romanticismo cuando a principios del siglo XIX se liberaron los distintos
repúblicas hispanoamericanos, proceso que termina finalmente en 1898 con la
perdida por parte de España de sus colonias insulares de cuba y Puerto Rico en
América, y Filipinas en el Asia. Es habitual considerar que el momento de mayor
auge de la literatura hispanoamericana surge con el denominado boom a partir de
1940 y que se corresponde con la denominada literatura del realismo mágico o real
maravillosa. Al respecto José Donoso parece una clara explicación del fenómeno en
su obra autobiográfica. Historia personal del boom. Entre los escritores
fundamentales de la primera etapa de este movimiento se encuentran, fuera de los
ya mencionados, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Horacio Quiroga, Manuel Puig,
Juan Carlos Mariátegui, Mario Vargas Llosa, Alfredo Bryce Echenique, José Vas
consuelos Calderón, Gabriel García Márquez, Alejo Carpentier, José Lezama Lima,
Augusto Roa Bastos, Miguel Ángel Asturias y Juan Rulfo.

LIRICA

La poesía Contemporánea

En los primeros años de posguerra hacen su aparición dos tendencias liricas


contrapuestas. Poesía arraigada, de tono clasicista e ideológica conservadora, y la
poesía desarraigada, en la que aparecen los autores que defienden una mayor
libertad expresiva.

En os años 50, la visión critica de los poetas es arraigadas se acentúan con el auge
de la poesía social que utiliza el poema como un instrumento para transformar la
realidad política contra esa utilización de la poesía reaccionaron los poetas de la
generación de los cincuenta, que entienden el poema como un medio de
conocimiento.

A finales de los sesenta se impone una nueva corriente, la representaba por los
novísimos, que realizan una lirica esteticista de carácter minoritario.

La poesía Social

De la poesía desarraigada deriva la poesía social que denuncia las desigualdades


sociales y la falta de libertades políticas. La poesía social empezaba a conocer como
una herramienta capaz de transformar la realidad. Los representantes mas
destacados son Blas de Otero y José Hierro.

Blas de Otero nació en Bilbao en 1916 y murió en Madrid en 1979 entre sus libros de
poesía destacan Ángel fieramente humano, pido la paz y la palabra, que trata de
España en sus primeras obras realizo una poesía existencial, la figura de un Dios
culpable y distante y la presencia de la mujer son los temas a los que acude en esta
primera época.mas adelante su poesía se centro en los temas sociales.

José Hierro nació en Madrid en 1922, en 1988 recibió el premio Cervantes, murió en
Madrid en 2002, en sus primeros libros muestra unos intereses próximos a los de la
poesía social. Posteriormente son muy personales.

La poesía actual presenta una gran diversidad de corrientes, entre las que domina la
llamada poesía de la experiencia, se caracteriza por la expresión de las experiencias
personales en un tono objetivo y desengañado, mediante un lenguaje de tono
coloquial.

NARRATIVA

Aparece entre los años 20y 30 con obras que impactan a los demás influenciados
por el estilo vanguardista se consolida en los años 40 y 50 tubo su mayor auge con
el llamado BOOM es un fenómeno contemporáneo con la narrativa, utilizaron
participación activa del lector, retorno a las culturas regionales pero con mejores
técnicas narrativas, rompen con el orden lógico y cronológico del relato. Usaron
también el monologo interior.

Narrativa de Gabriel García Márquez

El vanguardismo no arraigado a diferencia de otros países latinoamericano en la


literatura Colombiana del presente siglo, pero en cambio, fue esta literatura la que
alumbro en 1924 la gran novela de la selva latinoamericano.la vorágine, de José
Eustacio Rivera. Una obra de profundo contenido alegórico y que constituye, junto
con Doña Barbará del venezolano Rómulo Gallegos, y don segundo sombra, del
Argentino Ricardo Guiraldes, la triada de títulos mayores de la llamada “novela de la
tierra” es preciso conceder a este regionalismo la importancia que merece, porque
es sin duda, uno de los elementos que confluyen en lo que mas tarde se va a
conocer como el boom de la novela hispanoamericana de los años sesenta y muy
particularmente, en la obra del gran novelista colombiano Gabriel García Márquez
pero, hablar de regionalismo en la novelista del autor de cien años de soledad solo
puede hacerse en el sentido de que se trata de una de las raíces en que se hunde el
maravilloso mundo imaginario de este escritor. porque en la obra de García
Márquez, además de la novela de la tierra, se halla la importancia de Faulkner y de
su mítico condado de Yok napatawpha, el sentido rigurosamente autónomo de las
ficciones de Borges, la precisión y la absoluta economía expresiva de Hemingway y
tantos otros rasgos que podrían señalarse y que como en el resto de escritores del
boom desde Carlos Fuentes y Julio Cortázar a Mario Vargas Llosa, hablan de la
mayoría de edad de una novelista que alcanzo una difusión mundial hasta configurar
uno de los fenómenos literarios de mayor relieve en las ultimas décadas. Cuando en
1982 Gabriel García Márquez recibió el premio nobel de literatura se hiso evidente
que con el se galardonaba al mas celebre de los escritores latinoamericanos de la
generación del BOOM, pero también que se rendía homenaje al narrador que había
devuelto a la novela el gozo de contar. Nunca se subrayara lo suficiente que lo
formidable acogida que en todo el mundo se dispenso a cien años de soledad se
produjo en un momento en el que la critica occidental cuestionaba la misma
existencia de la novela. De las aportaciones de García Márquez ha sido la de
devolver la dignidad y la autenticidad a un genero literario. El fenómeno
protagonizado por el novelista Colombiano tiene mayor envergadura de la que
parece y mas que entretenerse en la supuesta palingenesia de la novela, resaltando
la inversión que cien años de soledad, y el conjunto de la esplendida narrativa de
este autor.

La explicación de porque la vieja novela europea se ha esterilizado tendría que


buscar en el abuso de la técnica, en la falta de imaginación, en la neurótica avidez
de lo mas novedoso y en otras razones de fondo que llevaría muy lejos. Narrar es un
arte y un arte gozoso, y solo el depara el placer de la lectura. el vasto
reconocimiento internacional de que ha sido objeto García Márquez no solo prueba
que la novela no ha muerto, sino que sigue viviendo y de hecho, la novela aun sigue
estando en el centro del quehacer literario.
Obras

Cuentos y relatos

• 1947 - La tercera resignación


• 1948 - La otra costilla de la muerte
• 1948 - Eva está dentro de su gato
• 1949 - Amargura para tres sonánbulos
• 1949 - Diálogo del espejo
• 1950 - Ojos de perro azul
• 1950 - La mujer que llegaba a las seis
• 1951 - Nabo, el negro que hizo esperar a los ángeles
• 1952 - Alguien desordena estas rosas
• 1953 - La noche de los alcaravanes
• 1955 - Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo
• 1962 - La siesta del martes
• 1962 - Un día de éstos
• 1962 - En este pueblo no hay ladrones
• 1962 - La prodigiosa tarde de Baltazar
• 1962 - La viuda de Montiel
• 1962 - Un día después del sábado
• 1962 - Rosas artificiales
• 1962 - Los funerales de la Mamá Grande
• 1968 - Un señor muy viejo con unas alas enormes
• 1961 - El mar del tiempo perdido
• 1968 - El ahogado más hermoso del mundo
• 1968 - El último viaje del buque fantasma
• 1968 - Blacamán el bueno vendedor de milagros
• 1970 - Muerte constante más allá del amor
• 1972 – La increíble y triste historia de la candida erendira y de su abuela
desalmada
• 1992 - Doce cuentos peregrinos

Novelas, libros de recopilaciones y reportajes


• 1955 - La Hojarasca
• 1961 – El coronel no tiene quien le escriba
• 1962 – La mala hora
• 1962 –Los funerales de mamá Grande
• 1967 – Cien años de soledad
• 1968 - Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo
• 1970 –Relato de un naufrago (edición en formato libro), compila el reportaje
publicado en 1955
• 1973 - Ojos de perro azul (libro recopilatorio de cuentos; aparece por primera
vez ese año, pero no será hasta la edición de 1974 de Plaza & Janés cuando
se publicará la versión definitiva con todos los cuentos que lo componen)
• 1973 - Cuando era feliz e indocumentado
• 1974 - Chile, el golpe y los gringos
• 1975 – El otoño del patriarca
• 1947-1972, 1976 - Todos los cuentos
• 1978 - De viaje por los países socialistas
• 1948-1952 - Obra periodística 1: Textos costeños
• 1954-1955 - Obra periodística 2: Entre cachacos
• 1955-1960 - Obra periodística 3: De Europa y América
• 1974-1995 - Obra periodística 4: Por la libre
• 1980-1984 - Obra periodística 5: Notas de prensa"
• 1981 – Crónica de una muerte anunciada
• 1982 - Viva Sandino
• 1982 - El secuestro
• 1982 - El olor de la guayaba
• 1983 - El asalto: el operativo con el que el FSLN se lanzó al mundo
• 1983 – Eréndira, guión basado en el relato La increíble y triste historia de la
cándida Eréndira y de su abuela desalmada
• 1985 –El amor en tiempos de cólera
• 1986 – L aventura de Miguel Lettíni clandestino en chile
• 1989 – El general en su laberinto
• 1992 –Doce cuentos peregrinos
• 1994 –Del amor y otros demonios
• 1996 –Noticia de un secuestro
• 2002 - Vivir para contarla
• 2004 – Memorias de mis putas tristes

Textos teatrales

• 1994 - Diatriba de amor contra un hombre sentado

Gabriel José García Márquez

Gabriel José García Márquez nació en Aracataca (Colombia) en 1928. Cursó


estudios secundarios en San José a partir de 1940 y finalizó su bachillerato
en el Colegio Liceo de Zipaquirá, el 12 de diciembre de 1946. Se matriculó en
la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cartagena el 25 de
febrero de 1947, aunque sin mostrar excesivo interés por los estudios. Su
amistad con el médico y escritor Manuel Zapata Olivella le permitió acceder al
periodismo. Inmediatamente después del "Bogotazo" (el asesinato del
dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán en Bogotá, las posteriores
manifestaciones y la brutal represión de las mismas), comenzaron sus
colaboraciones en el periódico liberal El Universal, que había sido fundado el
mes de marzo de ese mismo año por Domingo López Escauriaza.

Había comenzado su carrera profesional trabajando desde joven para


periódicos locales; más tarde residiría en Francia, México y España. En Italia
fue alumno del Centro experimental de cinematografía. Durante su estancia
en Sucre (donde había acudido por motivos de salud), entró en contacto con
el grupo de intelectuales de Barranquilla, entre los que se contaba Ramón
Vinyes, ex propietario de una librería que habría de tener una notable
influencia en la vida intelectual de los años 1910-20, y a quien se le conocía
con el apodo de "el Catalán" -el mismo que aparecerá en las últimas páginas
de la obra más célebre del escritor, Cien años de soledad (1967). Desde 1953
colabora en el periódico de Barranquilla El nacional: sus columnas revelan
una constante preocupación expresiva y una acendrada vocación de estilo
que refleja, como él mismo confesará, la influencia de las greguerías de
Ramón Gómez de la Serna. Su carrera de escritor comenzará con una novela
breve, que evidencia la fuerte influencia del escritor norteamericano William
Faulkner: La hojarasca (1955). La acción transcurre entre 1903 y 1928 (fecha
del nacimiento del autor) en Macondo, mítico y legendario pueblo creado por
García Márquez. Tres personajes, representantes de tres generaciones
distintas, desatan -cada uno por su cuenta- un monólogo interior centrado en
la muerte de un médico que acaba de suicidarse. En el relato aparece la
premonitoria figura de un viejo coronel, y "la hojarasca" es el símbolo de la
compañía bananera, elementos ambos que serían retomados por el autor en
obras sucesivas.

En 1961 publicó El coronel no tiene quien le escriba, relato en que aparecen


ya los temas recurrentes de la lluvia incesante, el coronel abandonado a una
soledad devastadora, a penas si compartida por su mujer, un gallo, el
recuerdo de un hijo muerto, la añoranza de batallas pasadas y... la miseria. El
estilo lacónico, áspero y breve, produce unos resultados sumamente eficaces.
En 1962 reúne algunos de sus cuentos -ocho en total- bajo el título de Los
funerales de Mamá Grande, y publica su novela La mala hora.

Pero toda la obra anterior a Cien años de soledad es sólo un acercamiento al


proyecto global y mucho más ambicioso que constituirá justamente esa gran
novela. En efecto, muchos de los elementos de sus relatos cobran un interés
inusitado al ser integrados en Cien años de soledad. En ella, Márquez edifica
y da vida al pueblo mítico de Macondo (y la legendaria estirpe de los
Buendía): un territorio imaginario donde lo inverosímil y mágico no es menos
real que lo cotidiano y lógico; este es el postulado básico de lo que después
sería conocido como realismo mágico. Se ha dicho muchas veces que, en el
fondo, se trata de una gran saga americana. Macondo podría representar
cualquier pueblo, o mejor, toda Hispanoamérica: a través de la narración,
asistimos a su fundación, a su desarrollo, a la explotación bananera
norteamericana, a las revoluciones, a las contrarrevoluciones... En suma, una
síntesis novelada de la historia de las tierras latinoamericanas. En un plano
aún más amplio puede verse como una parábola de cualquier civilización, de
su nacimiento a su ocaso.

Tras este libro, el autor publicó la que, en sus propias palabras, constituiría su
novela preferida: El otoño del patriarca (1975), una historia turbia y cargada
de tintes visionarios acerca del absurdo periplo de un dictador solitario y
grotesco. Albo más tarde, publicaría los cuentos La increíble historia de la
cándida Eréndira y de su abuela desalmada (1977), y Crónica de una muerte
anunciada (1981), novela breve basada en un suceso real de amor y
venganza que adquiere dimensiones de leyenda, gracias a un desarrollo
narrativo de una precisión y una intensidad insuperables. Su siguiente gran
obra, El amor en los tiempos del cólera, se publicó en 1987: se trata de una
historia de amor que atraviesa los tiempos y las edades, retomando el estilo
mítico y maravilloso. Una originalísima y gran novela de amor, que revela un
profundo conocimiento del corazón humano. Pero es mucho más que eso,
debido a la multitud de episodios que se entretejen con la historia central, y en
los que brilla hasta lo increíble la imaginación del autor.

En 1982 le había sido concedido, no menos que merecidamente, el Premio


Nobel de Literatura. Una vez concluida su anterior novela vuelve al reportaje
con Miguel Littin, clandestino en Chile (1986), escribe un texto teatral, Diatriba
de amor para un hombre sentado (1987), y recupera el tema del dictador
latinoamericano en El general en su laberinto (1989), e incluso agrupa
algunos relatos desperdigados bajo el título Doce cuentos peregrinos (1992).
Nuevamente, en sus últimas obras, podemos apreciar la conjunción de la
novela amorosa y sentimental con el reportaje: así en Del amor y otros
demonios (1994) y Noticia de un secuestro (1997). Ha publicado también
libros de crónicas, guiones cinematográficos y varios volúmenes de
recopilación de sus artículos periodísticos: Textos costeños, Entre cachacos,
Europa y América y Notas de prensa.

Recientemente, la editorial Alfaguara ha publicado una completa biografía de


Gabriel García Márquez, Viaje a la semilla, de Dasso Saldívar. Finalmente, a
quien le interese la voz directa de García Márquez, podrá consultar el libro de
entrevistas El olor de la papaya (1982). O, mejor aún, los sucesivos tomos
que constituirían la extensa autobiografía del autor, Vivir para contarlo, cuyo
ejercicio, según el propio García Márquez constituye, básicamente, una
garantía para mantener "el brazo caliente" entre dos novelas.

Personajes:

José Arcadio Buen día: personaje principal. Es un hombre soñador e ingenuo. El


fundador de Macondo. Un hombre con gran curiosidad por la ciencia y generoso.

Úrsula: personaje principal. Úrsula es el personaje que tipifica la realidad de las


madres en América Latina. Defensora de su familia y proveedora de lo necesario.
Úrsula es supersticiosa y muy generosa.

José Arcadio: personaje secundario. Lleno de vida y deseoso de conocer el mundo.


Bondadoso y un poco bruto.

El Coronel Aureliano: personaje principal. Aureliano es callado y retraído en su


juventud y, más tarde, aguerrido y violento. Imposibilitado para el amor y expresar
sus sentimientos.

Amaranta: personaje secundario. Amaranta creció alejada del cariño de su madre y


de la atención de José arcadio Buendía. Vivió su vida amargada por el amor no
correspondido de Pietro Crespi. Vivió atormentada por la pasión que sentía por su
sobrino y el no poder confiar en nadie.

Aureliano Segundo: personaje principal. Cuando era niño se parecía a los


aurelianos de la familia: callado, ensimismado e interesado en la platería. Cuando
descubre el amor también descubre las fiestas, el derroche. Hombre de buen
corazón y muy generoso.

José Arcadio Segundo: personaje secundario. En su niñez tiene el carácter de los


José Arcadios: dicharachero, interesado en los inventos y en las empresas más
extrañas e imposibles. Cuando es un hombre, comparte con el coronel Aureliano su
interés por la guerra y las causas sociales.

Fernanda: personaje principal. Mujer dura y conservadora. Vive siempre


preocupada por las apariencias.
Pilar Ternera: personaje principal. Amante y la mejor consejera de los Buendía.
Pilar es una pieza fundadora de las generaciones de los Buendía. Provedora de
consuelo y muy generosa.

Petra Cotes: personaje principal. Petra siempre fue la fiel amante de Aureliano
Segundo. De buen corazón y llena de pasión y energía.

Aureliano: personaje principal. Aureliano comparte los gustos por la platería como
todos los aurelianos. Ensimismado e inocente.

Amaranta Úrsula: personaje principal. Una mujer feliz y llena de vida. Amaranta
Úrsula es la que logra cambiar el destino de los Buendía. Vive y muere feliz sin
ningún asomo de amargura o soledad.

La hipérbole

Uno de los recursos estilísticos mas usado por García Márquez en esta obra es
la hipérbole o la exageración. Y para analizar posteriormente algunos fragmentos
del libro, es necesario conocer ciertas definiciones de hipérbole. Una definición lo
toma como una visión desproporcionada de una realidad, amplificándola o
disminuyéndola, concretándose en el uso de términos enfáticos y expresiones
exageradas. Otra definición que tomaremos, consiste en emplear palabras
exageradas para expresar una idea que está mas allá de los límites de la
verosimilitud. Es bastante corriente en el habla cotidiana. Por ejemplo "hace un
siglo que no te veía". Partiendo de estas reflexiones teóricas se puede pensar
que la hipérbole es un recurso que procede de la expresión oral, recurso que
utiliza nuestro escritor como una herramienta literaria eficaz para narrar. Es claro
que el autor de esté libro renovó la literatura a través de uno de sus posibles
componentes, la fantasía, pero también de otros recursos lingüísticos como la
hipérbole. García Márquez ha hecho una mezcla entre lo fantástico y lo real
utilizando a la hipérbole como nexo de un modo tan perfecto que ya nadie sabe
donde están las fronteras de uno y el otro. Es el arte hiperbólico y distorsionado
lo que hacen de Macondo un lugar fantástico, donde no cabe destruir la
envoltura de su encantamiento y contar su historia así, como algo previo a la
literatura, como un rumor legendario como se la habían contado durante muchos
años las gentes entre sí. Algún tiempo atrás en una entrevista García Márquez
reflexionó sobre la hiperbolizacion, y dijo que "lo mágico puede transformarse en
lo real con la misma facilidad que lo real en lo mágico (...) no hay un lugar que
sea mas real, o mágico, que otro, porque todo puede intercambiarse y todo es
parte de la misma realidad total."

Por lo tanto él amplio la realidad literaria con sus mezclas y sus herramientas
literarias, consiguiendo superar con creces el realismo que hasta entonces
imperaba en la literatura latinoamericana.

En Macondo no se puede distinguir entre la realidad y la irrealidad, Macondo es


un territorio mágico, donde cualquier cosa puede pasar por otra. Lo maravilloso
convive con lo cotidiano y a través de un lenguaje evocador y preciso, es posible
hacer vivir lo inverosímil. La construcción imaginaria tiene sus raíces profundas
en la realidad americana.

No quiero seguir explayándome con estas reflexiones para poder entrar ahora sí
en el análisis de algunas hipérboles en Cien años de soledad.

La primera hipérbole a analizar es la demostración que hizo Melquíades, sin


duda una parodia de la ciencia. Leamos el texto: "Fue de casa en casa
arrastrando dos lingotes metálicos, y todo el mundo se espantó al ver que los
calderos, las pailas, las tenazas y los anafes se caían de su sitio, y las maderas
crujían por la desesperación de los clavos y los tornillos tratando de
desenclavarse, y aun los objetos perdidos desde hacía mucho tiempo aparecían
por donde más se les había buscado, y se arrastraban en desbandada turbulenta
detrás de los fierros mágicos de Melquíades" (71-72). Es evidente que el escritor
trata, mediante el uso de estos fierros, de presentar el gran poder del gitano al
atraer todo lo metálico y encontrar las cosas perdidas. Su poder será tal que
escribirá la historia de la familia de los Buendía antes de que suceda. Quiero
constatar la trascendencia del adjetivo que acompaña a "fierros". Un adjetivo que
muestra su intención: "mágicos". No son, pues, objetos que pertenezcan sólo a
la realidad verificable, sino que van más allá, de ahí su inmenso poder.

La siguiente hipérbole es: "La mulata adolescente, con sus teticas de perra,
estaba desnuda en la cama. Antes de Aureliano, esa noche, sesenta y tres
hombres habían pasado por el cuarto. De tanto ser usado, y amasado en
sudores y suspiros, el aire de la habitación empezaba a convertirse en lodo"
(128). Esta exageración se inscribe en el hecho de la gran crueldad de la abuela
de la chica, que le obliga a prostituirse como pago a un descuido que ocasionó el
incendio de su casa. La crueldad es tal que precisa de un número hiperbólico:
sesenta y tres. Por otra parte, el hecho de que el aire se convierta en barro es un
signo de la gran actividad sexual a la que estaba obligada la adolescente. Es
importante señalar la fuerza de la adolescente y su sumisión ante el destino.
Además, el hecho de que el personaje perverso sea una abuela amplifica la
realidad literaria, ya que no era nada corriente un personaje –la abuela- que
siempre había tenido buena fama y, desde luego, pesaba su condición de
femenino. Todo esto crea la gran barbarie. De ahí que un lector tradicional se
sorprenda.

La tercera hipérbole es un rasgo que define a José Arcadio Buendía, el cual


"conservaba su fuerza descomunal, que le permitía derribar un caballo
agarrándolo por las orejas" (76). Como él es el fundador de la familia y, además,
de Macondo, tiene que poseer alguna característica propia de un héroe y la
fuerza física es muy apropiada a este tipo de personajes de leyenda. Cuando
José Arcadio está en plena vejez todavía conserva esta característica: "no supo
en qué momento se le subió a las manos la fuerza juvenil con que derribaba un
caballo" (134). Parece que el tiempo no le afecta, como a cualquier héroe. Sin
embargo, cuando pierde la razón le atan a un árbol, pero para esto "necesitaron
diez hombres para tumbarlo, catorce para amarrarlo, veinte para arrastrarlo
hasta el castaño del patio" (155). Ya se sabe, el héroe siempre es héroe y no
decaen sus facultades. Incluso poco antes de morir todavía es un personaje
hiperbólico, por eso su esposa "pidió ayuda para llevar a José Arcadio Buendía a
su dormitorio. No sólo era tan pesado como siempre, sino que en su prolongada
estancia bajo el castaño había desarrollado la facultad de aumentar de peso
voluntariamente, hasta el punto de que siete hombres no pudieron con él y
tuvieron que llevarlo a rastras a la cama" (215). Por lo tanto, la idea que saco es
que la exageración y el heroísmo van de la mano en el caso del fundador de los
Buendía. Y hay que añadir el poder sobre el cuerpo, el subir de peso si quería.
Este rasgo es extraño en un héroe, pero en Macondo todo era factible. Por
norma general, los personajes significativos de los presentan rasgos
hiperbólicos.

La hipérbole también define a un descendiente de José Arcadio Buendía, del


mismo nombre. En su caso recoge elementos de la literatura popular como
laeficasia, que tanto impresionan a los lectores timoratos. De él se dice que "se
comía medio lechón en el almuerzo y cuyas ventosidades marchitaban las
flores". La construcción de esta oración impresiona al lector, al mezclar lo
escatológico -las ventosidades- con lo delicado -las flores-. Esto está dentro del
quehacer literario de Márquez, el cual "no distingue desde el principio entre lo
trascendental y lo inmanente, entre lo extraordinario y lo ordinario" (M. Palencia-
Roth). Los elementos soeces los recoge nuestro literato de la tradición literaria y
le sirven para caracterizar al personaje. Tras una larga ausencia de Macondo,
José Arcadio regresa. Su retorno trae a la memoria al héroe de Homero, pero en
el caso que nos ocupa lo paródico rompe lo heroico, aunque no del todo. La
narración del regreso es interesante: "tuvieron la impresión de que un temblor de
tierra estaba desquiciando la casa. Llegaba un descomunal. Sus espaldas
cuadradas apenas si cabían por las puertas. [...] su presencia daba la impresión
trepidatoria de un sacudimiento sísmico" (165). Parece que anuncia que va a
suceder algo importante. En su descripción física hay elementos que no
concuerdan con los de un héroe clásico: "los brazos y el pecho completamente
bordados en tatuajes crípticos" (165). Tampoco muchas de sus costumbres
corresponden a un héroe: "En el calor de la fiesta exhibió sobre el mostrador su
masculinidad inverosímil, enteramente tatuada con una maraña azul y roja de
letreros en varios idiomas" (168). Lo que sí le corresponde del modelo heroico es
su grandísima fuerza física, que en un principio exhibe en un burdel, lugar nada
heroico: "Catarino, que no creía en artificios de fuerza, apostó doce pesosa que
no movía el mostrador. José Arcadio lo arrancó de su sitio, lo levantó en vilo
sobre la cabeza y lo puso en la calle. Se necesitaron once hombres para
meterlo" (167). La conclusión es que Márquez creó este personaje como
contraposición a los héroes (léase el coronel, Úrsula, etc.). En la realidad literaria
existen los contrarios, porque de lo contrario no sería completa, como en la vida
misma.
Otra hipérbole que interesa es la del coronel, en lo que se refiere a datos
numéricos, ya que "promovió treinta y dos levantamientos armados". En este
número hiperbólico se asienta el héroe, pero acto continuo pierde su carácter de
tal cuando el narrador añade: "y los perdió todos". Así pues, no es propiamente
un héroe, porque desconoce la victoria. También pierde su carácter heroico
puesto que tuvo "diecisiete hijos varones de diecisiete mujeres distintas". Ningún
héroe literario se jactaría de esta promiscuidad. Por otra parte, el destino de sus
hijos no puede ser más trágico: "fueron exterminados uno tras otro en una sola
noche, antes de que el mayor cumpliera treinta y cinco años" (179). Pero los
números muestran a un militar, mitad héroe, mitad antihéroe. Aunque no gana
batallas, es invencible personalmente: "Escapó a catorce atentados, a setenta y
tres emboscadas y a un pelotón de fusilamiento" (179). Y ni siquiera es herido, lo
cual es bastante exagerado. En esto es un héroe, un personaje sobrehumano.
Incluso un intento de envenenamiento lo supera: "Sobrevivió a una carga de
estricnina en el café que habría bastado para matar a un caballo" (179). Su
suerte llega al extremo de que incluso cuando se dispara a sí mismo, para salvar
el honor al haber perdido todas las guerras, no consigue matarse: "Se disparó un
solo tiro de pistola en el pecho y el proyectil le salió por la espalda sin lastimar
ningún centro vital" (180). Parece como si los dioses le protegieran, a pesar de
que el coronel hacía la guerras sin convicciones políticas y, como confesó, por
orgullo ( aquí si es un antihéroe). Pero en esto Márquez no sigue el modelo
antiguo de héroe, el cual no se suicidaba y luchaba por la justicia. Nuestro héroe
no tiene ideales.

La siguiente hipérbole corresponde a la muerte de José Arcadio, en concreto al


olor de la pistola. Su asesinato está rodeado de una aureola de misterio y
elementos mágicos (el desconocimiento del asesino y sus móviles, la sangre que
emana de su oído y va a avisar a Úrsula). Pero lo que aquí interesa es que un
elemento tan insignificante como el olor pueda adquirir una gran importancia. En
este punto conviene recordar una idea de Lotman, a saber, que "un texto
artístico es un significado de compleja estructura. Todos sus elementos son
elementos de significado". Pues bien, parece que nuestro escritor quiere mostrar
que cualquier cosa puede ser una hipérbole en su universo ficcional, hasta un
olor determinado, como es el caso que comentamos: "Tampoco fue posible
quitar el penetrante olor a pólvora del cadáver" (209). Como consecuencia de
esto, los personajes caen en las siguientes excentricidades: "Primero lo lavaron
tres veces con jabón y estropajo, después lo frotaron con sal y vinagre, luego
con ceniza y limón, y por último lo metieron en un tonel de lejía y lo dejaron
reposar seis horas" (209). Se produce tal desesperación a causa de este olor
que incluso se llega a pensar en un gran disparate: "Cuando concibieron el
recurso desesperado de sazonarlo con pimienta y comino y hojas de laurel y
hervirlo un día entero a fuego lento, ya había empezado a descomponerse"
(210). El olor parece indicar algo en el texto, de ahí su persistencia: "Aunque en
los meses siguientes reforzaron la tumba con muros superpuestos y echaron
entre ellos ceniza apelmazada, aserrín y cal viva, el cementerio siguió oliendo a
pólvora hasta muchos años después" (210). Así pues, puede ser un indicio de
algo: nos quiere comunicar algo. Otros personajes también destacan por el olor,
como es el caso de Pilar Ternera.

No quiero terminar este breve análisis de las hipérboles sin hablar de


Melquíades, uno de los personajes importantes de la novela, hasta el punto de
que él es quien escribe la historia de la familia antes de que acontezca. Este
personaje se asemeja a un narrador omnisciente, pero su misterio va más allá
como reconocen todos los personajes. Lo más interesante es la siguiente cita,
con relación a la hipérbole: "Pero la tribu de Melquíades, según contaron los
trotamundos, había sido borrada de la faz de la tierra por haber sobrepasado los
límites del conocimiento humano" (113). Ciertamente Melquíades está más allá
de lo humano. No olvidemos que lo hiperbólico está más allá de lo común, y lo
transgrede. Este personaje, a modo de un Dios, crea el futuro, igual que un
escritor crea un texto. Pero se diferencia del Dios y del escritor en que,
inevitablemente, muere.

Pero seria injusto sugerir que todo lo que Cien años de soledad rinde al lector es
el placer de la fábula y la invención inagotable. El libro es placentero y cristalino
al nivel de su escritura, pero es también doloroso y cruel, y no solo por episodios
como el de la huelga. Porque tras la vida del coronel Aureliano Buendía, la
historia de su estirpe y la saga de Macondo, es algo en verdad trágico y horrible,
como en ese territorio de maravillas y hazañas agitadas, el Mal anidaba como un
reptil ponzoñoso y cómo, durante un centenar de años, los Buendía intentaron
vencer las fuerzas demoníacas que los acosaban, sin conseguirlos. Cien años
de soledad es la versión latinoamericana de la eterna tragedia humana, esa
lucha que el Ángel libra con el demonio

El tiempo

El relato adopta una apariencia virtualmente lineal, apenas hay una moderada
retrospección en las primeras cien páginas cuyo eje es el momento en que "años
después, el coronel Aureliano Buendía enfrenta el pelotón de fusilamiento",
escena que débilmente despista al lector porque el coronel no muere en esa
ocasión. Pero en realidad el tiempo de la novela no es sucesivo o cronológico,
sino cerrado. El presente, el pasado y el futuro pueden ser narrados en un
tiempo a cualquier tiempo por el narrador, porque el objetivo narrar cada uno.
Por eso, el tiempo en Cien años de soledad es circular. La novela tiene una
declaración asustante que se desarrolla y explica de manera lógica, que ninguna
otra explicación puede ser posible. La manipulación del tiempo y creación de un
sistema total no permite la medida de tiempo en una concepción lineal.

El pasado se repite en el presente y el futuro es previsible porque, de alguna


manera, ya ocurrió. El tiempo no existe en Macondo, está congelado

La violencia

Del mismo modo que durante un decenio largo el drama de Colombia radicó en
el permanente estado de violencia, del mismo modo lo plantea García Márquez
en Cien años de soledad. El país vive en estado de violencia permanente, ya sea
declarada, ya sea enterrado, amenazante, y es normal que sea el sustrato
anímico que alimente su narrativa. La violencia puede admitir variadas
explicaciones posibles. Pero en cambio, tiende a concentrarse en uno solo: la
violencia política. Por eso en la obra que en esta obra es concomitante de la
opresión política, aunque una y otra están como interiormente desmesurada de
su irrupción primera, sino que se han revestido de un carácter institucional, hasta
componer un tejido diario de las vidas humanas. Los personajes se sorprenden
cuando adquieren conciencia bruscamente da autoconciencia de esa situación
en que existen.

Los tres pecados de los Buendía


El primero es el pecado original que hay en los Buendía, el fundador del pueblo,
está casado con su prima Ursula Iguarán, y desde el primer de su matrimonio
viven espantados ante la posibilidad de engendrar un hijo con cola de cerdo: " ya
existía un precedente tremendo. Una tía de Úrsula, casada con un Tío de José
Arcadio Buendía, tuvo un hijo que paso toda la vida con unos pantalones
englobados y flojos, y que murió después de haber vivido cuarenta y dos años
en el puro estado de la virginidad, porque nació y creció con una cola
cartilaginosa en forma de tirabuzón y con una escobilla de pelos en la punta".

Cuando todos pensaban que lo de tener hijos con cola de cerdo no es mas que
una vulgar creencia, el hijo con cola de cerdo nace: es el último Aureliano, que
muere comido por las hormigas, poniendo fin a los Buendía, pues eran una
estirpe condenada, y con ellos el pueblo.

El segundo pecado es el incesto, hay relaciones incestuosas realizadas y


potenciales, que unen a hermanos, tías y hasta bisnietos que con parientes
anteriores en tres generaciones: Arcadio desea a su propia madre; la sombría y
temible Amaranta tendrá confusas relaciones con Aureliano José, su sobrino
carnal, y con otro José Arcadio, bisnieto de un hermano suyo; Finalmente el
penúltimo Aureliano engendra en su tía Amaranta Úrsula, al Aureliano
monstruoso que los venía esperando desde hace 100 años.

Y el tercer pecado, pero el mas característico de esta familia es la soledad. Los


varones, casi sin excepción, son marcados con el signo de la soledad. Por
ejemplo, el Coronel Aureliano Buendía, llora en el vientre de su madre, lo que
para ella es una incapacidad para el amor. Su adolescencia lo hizo tranquilo y
solitario, y el siempre toma refugio en estar solo, y para entretener su soledad
emprende la guerra, pero pronto comprenderá que ese no es el remedio para
acabar con este pecado. Cuando regresa un día a casa, da instrucciones
estrictas que nadie, incluyendo su madre, puede acercarse a él a menos de diez
pies. Cuando se sienta en un cuarto, un círculo lo aísla de los otros. En su
incapacidad para amar, se empuja más y más a la soledad que, para el es como
la muerte. Es tan miserable en su soledad que trata de matarse, pero su destino
no es la muerte sino que el aislamiento.

Macondo
Es un lugar ardiente, cenagoso, fuera del tiempo, arruinado y lleno de historias
fantásticas. Contar Macondo era una tarea imponente porque es un lugar
mitológico. Todo allí es posible: seres mas que centenarios, varones que
procrean gozosamente hasta la ancianidad, apariciones y diálogos con espíritus,
alfombra que vuelan, ascensiones en alma y cuerpo al cielo, monstruosidades y
destrucciones sobre-naturales.Pero este mundo de realidades mágicas se ve
afectado cuando entra el mal en Macondo, las guerras civiles y la fiebre del
banano solo traen desgracias y muertes. Así, lo imaginario y lo real se enlazan
con la historia de Colombia y con los males que afecta a toda Latinoamérica.

Conclusión

Esta obra refleja la capacidad literaria de García Márquez, quien en un solo


pueblo y en tan solo cien años ha podido reflejar, claro está de manera
exagerada, los problemas de la humanidad a lo largo de su historia. Ya que el
tiempo parece cíclico y el hombre sigue cometiendo lo mismos errores una y otra
vez.

Capítulos:

1. Muchos años después, el coronel Aureliano Buendía se acordaría de cuando su


padre los llevaba, a él y a su hermano, a conocer las maravillas del circo. José
Arcadio Buendía amaba la época en que el circo llegaba a Macondo y con él llegaba
Melquíades, un gitano extravagante que llegaba al pueblo con los inventos más
extraños. Imanes que recolectaban todo a su paso, tapetes voladores y enormes
cubos de hielo. Melquíades, a su despedida del pueblo, siempre le dejaba sus
tesoros a José Arcadio, él, por su parte, emprendía con ellos las empresas más
osadas. Úrsula, su mujer, siempre renegaba e intentaba impedir que su marido
gastara el poco dinero, pero siempre era inútil. Los hijos gozaban del circo e
igualmente se sorprendían por los inventos y las enigmáticas personalidades que
llegaban con él.

2. El criollo cultivador de tabaco, José Arcadio Buendía, estableció una sociedad con
el bisabuelo de Úrsula, el negocio fue tan productivo que en poco tiempo hicieron
una fortuna. Los lazos de unión entre José Arcadio y Úrsula se estrecharon desde
entonces, en el pueblo de Riohacha. La madre de Úrsula se encargaba de
atormentarlos con los peligros a los que su descendencia se exponía por el
parentesco familiar, eran primos, que había entre ellos. En un duelo de honor, así
calificado por el pueblo, José Arcadio Buendía mató a Prudencio Aguilar cuando una
noche hacía bromas sobre el matrimonio todavía no consumado por el terror de
Úrsula sobre sus futuros hijos. José Arcadio y Úrsula se sintieron culpables por el
asesinato, culpa que sentirían hasta en la tumba. Después de largas noches de
insomnio a causa del espíritu de Prudencio, los Buendía deciden abandonar el
pueblo y fundar uno nuevo: Macondo. Ya instalados en el pueblo que fundó José
Arcadio con otros amigos, empezaron las visitas del circo. A la casa de los Buendía
llegaba todas las mañanas Pilar Ternera, una jovial y risueña mujer que leía la
baraja y ayudaba a Úrsula con las labores domésticas. Con el pretexto del juego,
Pilar Ternera inició a José Arcadio en los menesteres del amor; así se inició la
relación de la mujer con los Buendía. Tiempo después Aureliano se enteró de la
relación que José Arcadio sostenía con Pilar y, se convirtió en su cómplice. Un
jueves de enero nació Amaranta y para fortuna de su madre, Úrsula, después de
una detenida examinación, era un bebé con todas las partes de ser humano.

3. Pilar Ternera parió a un Buendía, el niño, a pesar de la voluntad de Úrsula, fue


llevado a la casa de los abuelos. Le dieron el nombre de José Arcadio y la abuela
puso como condición que nunca se le fuera revelado su origen. José Arcadio se
volvió una autoridad en el pueblo y nada se hacía sin ser antes consultado con él.
Úrsula se encargó de consolidar la economía familiar, y así sería hasta sus últimos
días, con su maravillosa industria de galletitas y peces azucarados. Por su parte,
Aureliano había dejado de ser un niño y era lo contrario a la imagen de su hermano;
Aureliano era silencioso y meditabundo y se había dado al oficio de la platería. Un
domingo llegó Rebeca, con los huesos de sus padres en una caja y una carta para
José Arcadio. La niña no hablaba, llegaron a creer que era sordomuda y hasta el día
de su muerte la llamaron Rebeca Buendía. Descubrieron que Rebeca tenía el vicio
de comer tierra y cal de las paredes; después de los esfuerzos de Úrsula dejó de
hacerlo y comenzó a hablar. Con la llegada de nueva gente a Macondo llegó la
enfermedad del insomnio y, más tarde, la peste de la memoria. Los habitantes del
pueblo pasaban noches sin dormir y se estaban olvidando de su historia y hasta de
los nombres de las cosas. De todo los curó Melquíades.

4. La casa fue remodelada y creció tanto como la familia. Rebeca y Amaranta se


habían convertido en adolescentes y Úrsula decidió hacer una gran fiesta para ellas.
La abuela mandó llamar a Pietro Crespi, un bailarín del cual se enamorarían las dos
niñas. Amaranta cultivó un rencor por Rebeca que se llevaría hasta la tumba. Llegó
al pueblo la familia Moscote, los padres y siete bellas hijas. Aureliano conoció a
Remedios Moscote y quedó enamorado perdidamente de su candidez, la niña tenía
nueve años. El dolor y la amargura se instalaron en casa de los Buendía cuando
Pietro Crespi dejó el pueblo, Rebeca, por su parte, se queda sufriendo
silenciosamente. Aureliano es el único que la comprende pues sufre del mismo mal
de amor. Pilar Ternera se entera del amor que Aureliano le profesa a la menor de los
Moscote y consigue que la niña acepte casarse con él. El matrimonio es aceptado
bajo la condición de que Rebeca también cumpla su deseo de casarse. Amaranta la
amenaza con impedir su boda, si fuera necesario, hasta con su propia muerte.
Melquíades, el viejo sabio, se murió y José Arcadio se negó a enterrarlo. A l viejo
José Arcadio se le iba el tiempo inventando mecanismos y estudiando los libros de
Melquíades, fue perdiendo el interés por el mundo, excepto por el laboratorio que le
dejó el gitano. Una tarde, José Arcadio entra en un estado tan alterado de locura que
Aureliano, ayudado por diez hombres, tuvo que amarrarlo al castaño.

5. Aureliano y Remedios se casaron un domingo, Rebeca estaba muy triste por la


demora de Pietro. El señor Moscote llevó un padre a Macondo que, más tarde, se
daría a la tarea de edificar un templo que tardaría más de quince años en ser
terminado. Amaranta, queriendo impedir la boda, propuso que la boda entre Rebeca
y Pietro se realizará cuando el templo hubiera sido terminado. Hubo un nuevo y
definitivo aplazamiento, la muerte de Remedios; una madrugada fue encontrada en
un mar de sangre y con un par de gemelos atravesados en el vientre. Úrsula dispuso
un duelo de puertas y ventanas y Rebeca volvió a comer tierra. Una tarde apareció
un hombre enorme, de grandes músculos y el cuerpo curtido de sal, era José
Arcadio que, muchos años atrás, se había ido con los gitanos. Rebeca descubrió en
Arcadio el amor y se olvidó de Pietro. Aureliano se integra a la guerra civil, en muy
poco tiempo es nombrado coronel.

6. Aureliano se aleja de Macondo, se convierte en un hombre mítico; en el pueblo se


tienen noticias suyas por medio de los 17 hijos que tuvo durante la revolución.
Arcadio, el nieto de José Arcadio, sigue los pasos de su tío, pero se convierte en un
dictador, Úrsula lo desprecia. José Arcadio, que sigue amarrado al castaño, había
perdido todo contacto con la realidad. Rebeca y José Arcadio se van de la casa
pues, según Úrsula, son la deshonra de la familia. Amaranta y Pietro Crespi inician
una profunda amistad que, más tarde, se convertiría en amor. Pietro le pide a
Amaranta que se casen y ésta se niega rotundamente; el dolor se le vuelve
insoportable y, al poco tiempo, Pietro Crespi se corta las venas. Amaranta se refugia
en la costura y el hermetismo. El carácter firme de Rebeca convierte a José Arcadio
en un manso hombre de trabajo. En la guerra, Arcadio es aprendido y fusilado
pidiendo, como su última voluntad, que su hijo sea llamado José Arcadio y Úrsula si
fuera niña.

7. La guerra había terminado pero el coronel Aureliano Buendía estaba condenado a


muerte. La noche de su fusilamiento José Arcadio Buendía, rifle en mano, rescató a
su hermano. El coronel y seis hombres volvieron a la guerra, dejaron Macondo para
seguir la revolución. Una buena tarde llegó el telégrafo a Macondo. Rebeca y José
Arcadio vivían apartados de su familia; sorpresivamente, un hilo de sangre atravesó
el pueblo, desde la casa de Rebeca hasta la casa de Úrsula, la madre supo que
habían matado a su hijo José Arcadio. El coronel Aureliano volvió a Macondo
acompañado de su compadre Gerineldo Márquez. Gerineldo estaba enamorado de
Amaranta y la visitaba todas las tardes. Úrsula le pidió a Amaranta que se casara
con el coronel, ésta se indigno y, aseguró, que nunca se casaría.

8. Amaranta observaba a Aureliano José, hijo del coronel, desde su mecedor. Su


sobrino había dejado de ser un niño y se resistía a dormir lejos de ella por temor a la
lluvia, de juegos inocentes pasaron a quitarse las ropas, intercambiaron caricias y se
perseguían por todos los rincones para amarse. Un día, cuando Úrsula casi los
descubre, Amaranta salió de su fascinación y terminó de tajo con Aureliano José. El
sobrino moriría enamorado de Amaranta. La vida en la casa cambiaba según los
ánimos y las circunstancias de los habitantes. Una noche, cuando Aureliano José se
paseaba desarmado por los antros, y en el contexto de una guerra, un capitán del
gobierno lo asesinó de tres tiros. El coronel Aureliano Buendía volvió a Macondo
acompañado por todo su regimiento. Úrsula descubrió, a pesar suyo, que su hijo
había perdido el corazón en la revolución.

9. Llegaron a Macondo seis abogados, representantes del gobierno, en busca de el


coronel Buendía para firmar ciertos acuerdos. Se firman los convenios aún cuando
los abogados y el coronel reconocen que la revolución se ha convertido en una
disputa por el poder. Después de veinte años de guerra, el coronel le pide ayuda a
su amigo Gerineldo Márquez para acabar con la revolución donde, también, había
perdido la vida y ahora le resultaba vacía. El coronel, para felicidad de su madre,
vuelva a ser el hombre de la casa de los Buendía. Muchos años después, cuando el
coronel seguía buscando poner fin a la violencia fue mal herido. Meses después se
recuperó.
10. Santa Sofía de la Piedad había sido la mujer de Arcadio, tuvieron dos varones:
Aureliano Segundo y José Arcadio Segundo. Los niños fueron tan parecidos cuando
eran niños que hasta su misma madre los confundía. Aureliano Segundo se dio a la
tarea de descifrar los pergaminos que Melquíades había abandonado con su muerte,
pero una tarde, el gitano apareció en el laboratorio y se dispuso a transmitirle todo
su conocimiento. En cambio, José Arcadio Segundo se dedicó al negocio de los
gallos de pelea, Úrsula intentó evitarlo pero no obtuvo ningún resultado. Aureliano
segundo conoció a la mujer que lo sacaría de su encierro y con la que compartiría
toda su vida: Petra Cotes. A pesar de ser su mujer y después su concubina, la
amaba más que a su propia esposa. Con Petra conoció la fortuna y la felicidad y,
juntos, se convirtieron en unos despilfarradores y holgazanes. En una feria, donde
Remedios, la bella, fue proclamada reina, Aureliano Segundo conoció a Fernanda
que, más tarde, sería su mujer.

11. El matrimonio estuvo a punto de terminarse a los dos meses cuando Fernanda
se enteró que Aureliano Segundo mantenía la relación con Petra Cotes. Fernanda
venía de una familia acostumbrada a la buena vida y a cumplir con las reglas de
etiqueta. Todo el tiempo que vivió en Macondo trató de imponer las mismas reglas
para los Buendía. Los obligaba a sentarse a la mesa con manteles de lino y vajilla de
plata. Fernanda se desvivía por atender la casa y era muy estricta con Aureliano. El
hombre, agobiado por la dureza de Fernanda, se entregó al derroche de su fortuna y
a vivir apasionadamente con su concubina. Pero, de su matrimonio nació Renata
Remedios que, por su belleza e inocencia, sería la perdición de cuanto hombre la
mirara. A su regreso de la guerra, el coronel Aureliano se había dedicado a la
platería y siempre se le veía en el laboratorio de Melquíades. Una tarde, a pesar de
su voluntad, su madre lo obligó a abrir la puerta. El coronel se encontró con 17
hombres que lo reclamaban como a su padre. Los 17 aurelianos se dedicaron a
recorrer el pueblo y a disfrutar de los placeres de sus mujeres. Uno de ellos,
Aureliano Triste llegó a la casa donde había vivido José Arcadio y después de tirar la
puerta, en medio de la neblina, se encontró con Rebeca que le apuntaba con el rifle.
Rebeca había estado encerrada desde la muerte de José Arcadio y estaba
convertida en una anciana. Aureliano Triste había heredado el gusto por las
empresas casi imposibles pero era afortunado en los negocios y, una buena tarde,
decidió llevar el ferrocarril a Macondo.

12. Llegó a Macondo la luz, el cine, muchas novedades. Con el ferrocarril llegó Mr.
Herbert y, un día, invitado a comer en casa de los Buendía probó los bananos. Le
impresionaron tanto que en los siguientes días siempre se le vio haciendo pruebas y
tomando apuntes respecto a la fruta. Después de varios meses llegó a Macondo una
avalancha de forasteros que empezaron a construir casas y, más tarde, llegaron sus
familias y sus animales. El pueblo se llenó de gente nueva, los gringos se habían
asentado en Macondo para explotar la tierra, el banano; y el resto de la gente había
llegado Macondo atraídos por las historias que se contaban del pueblo. Mientras el
coronel vivía enojado por la invasión, Aureliano Segundo estaba feliz de relacionarse
con gente nueva y vivir en una constante fiesta. Remedios, la bella era la única que
no se alteraba con los vertiginosos cambios, pero todos los hombres que la miraban
se volvían locos o se morían de amor por ella. Una tarde, mientras doblaba ropa
limpia, Remedios, la bella, salió volando llevándose con ella unas sábanas. José
Arcadio Buendía seguía atado del castaño y en una ocasión, mientras Úrsula lo
alimentaba, le confesó su tristeza por la próxima muerte de su hijo Aureliano. El
coronel cansado y enojado por la presencia de los gringos, decidió retomar las
armas y acabar con ellos, acudió a pedirle ayuda a su amigo Gerineldo Márquez,
éste se negó mirándolo con compasión.

13. Con el paso de los años Úrsula estaba perdiendo la vista pero seguía teniendo
una energía que le permitía ocultar su vejez. La abuela se guiaba por los olores y
por los sonidos y dedicaba su tiempo a la educación de José Arcadio, el hijo de
Fernanda que sería Papa. Meme, la primogénita del matrimonio, sería una excelente
ejecutante de clavicordio. Llegado el momento, los dos se fueron a continuar sus
estudios en el extranjero. En su soledad, Amaranta había empezado a tejer su
propia mortaja. Aureliano Segundo seguía siendo más feliz en los brazos de Petra y
sólo volvía a la casa cuando sus hijos regresaban de vacaciones. Fernanda, por su
parte, les escribía largas cartas mintiéndoles sobre la felicidad que reinaba en la
casa. Aureliano Buendía pasaba todo el día recluido en el laboratorio, trabajaba en
la platería. El único día que se asomó a la calle fue para ver pasar al circo. Los
nuevos visitantes estaban muy lejos de parecerse a Melquíades y sus amigos.

14. Las vacaciones de Meme coincidieron con la muerte del coronel Aureliano
Buendía. Meme había terminado sus estudios y se dedicaba a pasear con sus
amigas y a tocar el clavicordio todas las tardes. En poco tiempo la casa se llenó de
amigas que iban a la costura. Meme sobresalía por su entusiasmo y reanudó una
bella relación con su padre que se desvivía por complacerla. Tiempo después, la
actitud de Meme fue cambiando y su madre, Fernanda, la sorprendió en varias
mentiras. Una tarde, después de días de secreta vigilancia, Fernanda la descubrió
besándose con Mauricio Babilonia en la oscuridad del cine. La madre, como era de
esperar, la encerró en la casa y le prohibió toda clase de visitas. Meme no parecía
sufrir y, al contrario, disfrutaba de pasar horas en su cuarto. Una noche, Fernanda
pidió ayuda a la policía para capturar un ladrón de gallinas que estaba en la parte
trasera de la casa. Repentinamente, se oyeron unos disparos y Mauricio Babilonia
cayó muerto dejando a Meme esperando un hijo suyo. Una mañana Amaranta
anunció su muerte y, sin querer confesarse, se acostó en su lecho hasta que cerró
los ojos.

15. Aureliano Segundo se distanció, aún más, de Fernanda por la forma en que se
comportó con Meme. Años después descubrió lo que su propia esposa había
intentado ocultarle, Meme había tenido un niño de Mauricio y llevaba tres años
escondido en el laboratorio de Melquíades. Aureliano Segundo se encargó de su
educación y lo llamó José Arcadio. Por su parte, José Arcadio Segundo había
abandonado los gallos de pelea para trabajar en la compañía bananera, pero
después de años de explotación se convirtió en el líder de los trabajadores y formó
el primer sindicato de Macondo. El sindicato peleaba contra los gringos y José
Arcadio Segundo se vio, muchas veces, en peligro de ser encarcelado. José Arcadio
entendió mejor a su tío, el coronel Aureliano Buendía, pero al final de la lucha
descubrió que la verdadera razón de ambos era el vació que tenían en el corazón.

16.Llovió cuatro años, once meses y dos días. Nadie podía dejar la casa, José
Arcadio Segundo se pasaba el tiempo en el laboratorio platicando con Melquíades y
absorto en los pergaminos. Aureliano Segundo esperaba que escampara para ir a
casa de Petra. Después de un tiempo, la comida empezó a escasear y Fernanda le
exigía a su marido que saliera en busca de víveres. Úrsula aseguraba que se moriría
cuando escampara. Fue necesario excavar canales. En esos días se murió el
coronel Gerineldo Márquez y el sepelio se vio arruinado por la lluvia. Úrsula se
asomó a la ventana para despedirse de él. Aureliano Segundo va a casa de Petra
Cotes y la encuentra tratando de salvar las pocas reses vivas que les quedaban.
Enojada, Petra le reclama a Aureliano no haber acudido a sus llamados.

17. Dejó de llover y Úrsula se dedicó a restaurar la casa. Aureliano Segundo tomó
sus baúles y regresó a casa de Petra Cotes. José Arcadio Segundo seguía
estudiando los pergaminos de Melquíades. Con la restauración de la casa, Úrsula se
llenó de recuerdos y se esforzó por cumplir su promesa de morir. La mujer, ya en
sus últimos días, regresó el tiempo en su memoria y a los nuevos descendientes los
confundía con los primeros. Rebeca murió a finales de ese año y Aureliano Segundo
se hizo cargo del entierro. Con el diluvio Macondo parecía un pueblo fantasma,
estaba deshabitado y todas las casas perecían caerse con solo mirarlas. Amaranta
Úrsula, la hija menor de Fernanda, se fue a estudiar a Bruselas. El nueve de agosto,
José Arcadio Segundo se murió mientras conversaba con su hermano gemelo.
Pocas horas después, Aureliano Segundo dejó de respirar cuando dormía en la
cama de Fernanda. Petra Cotes intentó ponerle los botines con los que siempre
había deseado morir, pero Fernanda le prohibió la entrada a la casa. Los gemelos
fueron enterrados en baúles iguales y volvieron a ser idénticos como lo fueron en la
niñez.

18. Aureliano no abandonó en mucho tiempo el cuarto de Melquíades. Había


empezado a traducir los pergaminos; Santa Sofía de la Piedad se encargaba de
llevarle café, un poco de comida y de cortale el pelo. Desde la muerte de Aureliano
Segundo, Fernanda se encargaba de mandar todos los días un canasto con víveres.
Así humillaba a quien la había maltratado. Para Santa Sofía de la Piedad el que
hubiera pocos habitantes en la casa le permitía descansar, la casa se precipitó en
una crisis de senilidad y estaba casi en ruinas. Santa Sofía de la Piedad después de
desistir de seguir trabajando, tomó sus pocas cosas y abandonó la casa y a
Aureliano con Fernanda. Pasaron los años y Fernanda empezó a disfrutar de los
recuerdos, una mañana Aureliano la encontró tendida en su cuarto vestida de reina.
Aureliano, deseoso de seguir estudiando, salió a la calle en busca de ciertos libros.
Así, Aureliano estaba consiguiendo traducir los pergaminos y empezó a disfrutar de
ir a la librería.

19. Amaranta Úrsula regresó en diciembre. Apareció sin previo aviso, con bellos
vestidos, hermosos collares y con su esposo. El hombre con quien se había casado
era mayor que ella y tenía facha de navegante. Con Amaranta Úrsula llegó la
felicidad. Volvió para quedarse y estaba dedicada a la salvación de la casa.
Aureliano se mantenía encerrado en el taller y absorto en los estudios. Amaranta
Úrsula acabó con las hormigas, revivió las flores, abrió las puertas y las ventanas.
Su marido moría de amor por ella y le cumplía todos sus deseos. Una mañana,
Amaranta Úrsula entró al taller y empezó a conversar con Aureliano. Amaranta
Úrsula gozaba de hacer el amor con su marido sin importarles donde, Aureliano
estaba profundamente enamorado de Amaranta. Se lo confesó a Negromante, una
muchacha con la que Aureliano pasaba muchas noches. Un día, mientras el marido
de Amaranta escribía cartas a sus amigos, Aureliano entró en la alcoba de su tía y la
despojó de sus ropas. Lo que empezó en un forcejeo de resistencia terminó siendo
un acto de amor y pasión.

20. Pilar Ternera se murió sentada en su mecedor de bejuco. Gastón, el marido de


Amaranta Úrsula decidió viajar a Bruselas para supervisar sus negocios. Con su
partida, Aureliano y Amaranta Úrsula se dieron a la tarea de amarse. Mientras ella
cantaba de placer, Aureliano se iba haciendo más absorto y callado, porque su
pasión era ensimismada. De pronto, Amaranta Úrsula recibió la noticia del regreso
de Gastón, la mujer le respondió la carta contándole de su amor por Aureliano y,
para sorpresa de ambos, Gastón los felicitó y les deseo lo mejor. La feliz pareja
estaba esperando un hijo. Aureliano empezó a rastrear su origen pero no encontró a
nadie que lo ayudara. Amaranta Úrsula hacía collares de vértebras de pescados,
pero nunca encontró quien se los comprara. El niño nació y lo llamaron Rodrigo.
Después de cortarle el ombligo, la comadrona se puso a limpiarlo ayudada por
Aureliano. Cuando lo voltearon boca abajo descubrieron que el niño tenía cola de
cerdo. La comadrona les dijo que podrían cortársela cuando el niño mudara los
dientes, Amaranta Úrsula y Aureliano se quedaron tranquilos. Amaranta Úrsula
estaba perdiendo mucha sangre y después de varios días se murió. Absorto en su
dolor, Aureliano se olvidó de su hijo hasta que Nigromanta acudió para ayudarlo.
Aureliano tuvo la revelación de encontrar en los pergaminos la historia de sus vidas
y el trazo de su destino. Aureliano descubrió que su familia había estado condenada
a cien años de soledad.

Realismo Mágico

Este recurso ha sido utilizado por García Márquez como una forma de narración
para relatar distintas circunstancias. El Realismo Mágico nace a partir del enlace
que realiza el novelentre la convivencia de lo real y lo mágico en la novela. Parte de
elementos realistas, se interna en una descripción de los hechos, los personajes y la
naturaleza de América, es aquí cuando comienza la mezcla. surge en uno de los
extremos de lo real, y es allí donde se establece y edifica su narración. Ciertos
hechos sorprendentes son tomados como naturales. Los hechos característicos de
esta estrategia narrativa que se relacionan con la soledad son los siguientes:

Anuncios
Google
es.wikipedia.org/wiki/Bibliografía

www.aulaintercultural.org/rubrique.php3?...

www.ensayistas.org/critica

bibliografia2.htm

Intereses relacionados