P. 1
Tipos de titulares y cómo titular

Tipos de titulares y cómo titular

|Views: 4.702|Likes:
Publicado porjarabitoito

More info:

Published by: jarabitoito on Oct 16, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2013

pdf

text

original

Tipos de titulares y cómo titular.

Por titulares entendemos el conjunto de elementos (cintillo, antetítulo, título y subtítulo) que puede tener una noticia. El único obligatorio es el título, ya que éste debe aparecer siempre; los demás son optativos y dependerá de diferentes razones para aparecer o no. El título -la frase principal- es un resumen quintaesenciado de la noticia. Debe destacar en pocas palabras lo más importante, la esencia de la noticia. Recordando las 6'Ws de la entradilla, podemos decir que el título generalmente corresponde a la respuesta de dos de ellas: qué y quién (lógicamente las más importantes). A. Diferencias con otros tipos de texto. En prensa, casi todos los textos tienen titulares. Son muy raros aquellos que no los tienen (por ejemplo, espacios fijos como "Las Frases de la Semana", tablas del tipo Bolsa, etc.). En el caso de los textos noticiosos, también hay una excepción: las cuñas (ver epígrafe 8.a. del Capítulo 1). Estas no llevan título, pero como también señalan los libros de estilo y hacen los medios, procuran que las primeras palabras estén destacadas y tengan la función de gancho propia de los títulos. Los títulos de las noticias se diferencian de los demás títulos de los otros tipos de texto. Las textos de opinión suelen llevar títulos más expositivos, breves y sintéticos. Algunos ejemplos: Suelto: "Huracán Villalonga", "Perversión y racismo". Editorial: "«Matildes» sin dividendo" Columna: "La canción del pirata", "La cama, no" Crítica taurina: "Sorpresa: los toros no se caían" Crítica de Concierto: "Sonidos y colores". La primera características que descubrimos es la ausencia generalizada de verbo, o la escasa importancia en su construcción. En segundo lugar se comprueba que fundamentalmente su función es la de exponer el tema del que se tratará, señalar la idea, tema o tesis del artículo. Por último, no suelen llevar antetítulos o subtítulos (a excepción de los títulos de críticas de espectáculos, que tienen un antetítulo que indica el género al que se refiere). Los títulos de reportajes y entrevistas también son, generalmente, diferentes a los de las noticias. Reportajes: Título: "Los 'escuadrones de castigo' del Ulster" Subtítulo: "Una guerra de 'baja intensidad' de las facciones terroristas siembra el terror entre católicos y protestantes" Título: "Por el camino verde" Subtítulo: ¿Qué medio de transporte es más ecológico?" Los títulos de los reportajes suelen ser más creativos y enunciativos, buscan una idea relacionada con el tema, hacen juegos de palabras, tratan de sugerir. Para evitar la ambigüedad o que el lector no sepa a qué se refieren exactamente, están acompañados de subtítulos que especifican el tema más claramente. Muchas veces estos subtítulos son similares a los títulos de las noticias. Entrevista: Antetítulo: Hevia, gaitero Título: "Sufro neurosis del gaitero, en ningún momento puedo dejar de mover los dedos" Las entrevistas tienen dos formas de titularse. En primer lugar, con una cita textual que el periodista considere interesante; y en segundo lugar, con una frase que describa a la persona, según la impresión que haya podido sacar el entrevistador del entrevistado. En el título se puede incluir el nombre y la atribución (si el personaje no fuera muy conocido). Si en el título sólo se incluye la oración, se indica en el antetítulo el nombre del entrevistado y su atribución. A veces las noticias también se titulan con unas declaraciones entrecomilladas. Hay dos ocasiones en que se suele hacer. En primer lugar, en aquellas en que la noticia recoge exclusivamente las declaraciones de una persona y se reproduce lo que ha dicho. En segundo lugar, en aquellas noticias que informan de

temas de los que se viene dando noticias en días anteriores y el periodista quiere darles una carga de emotividad. Se presupone que el lector puede conocer la noticia por los medios audiovisuales. Ejemplos: B. Consideraciones generales. La función del título en la noticia es anticipar la información, los elementos más importantes, novedosos o de interés para el público. Anticipar significa que no agota el contenido de la información: no todo puede entrar en esa frase y por lo tanto al pensarlo no debemos obsesionarnos con que falta un elemento o un dato. Como siempre en el periodismo hay que resumir, jerarquizar y seleccionar. A la hora de escribir los titulares, debemos atender a la presentación de la noticia respecto a la página (cuál es su importancia en relación a otras noticias, o si repite demasiadas veces una palabra en varios titulares de diferentes noticias que están en la misma página), a la sección, al contexto general de la publicación (si es un diario local o nacional). Por otra parte, debemos saber cuántas columnas de ancho ocupará el titular (algo que estará en relación al cuerpo de las letras y al número de líneas que tendrá). En resumen, la importancia y dimensión de la noticia se deben reflejar en los titulares. Tradicionalmente se ha considerado imprescindible que las noticias recojan lo más actual, lo más reciente. Por ello en las noticias de temas que estarán vigentes durante varios días (una guerra, v.gr.) un buen truco para saber que se ha acertado plenamente en esto es pensar si ese título podría haberse escrito el día anterior. Si así fuera, debemos buscar otro que tenga más actualidad, un título en el que se recoja lo último ocurrido desde la anterior edición. Para facilitar el trabajo a la hora de escribir tanto la entradilla como el cuerpo es importante que sepamos cuál puede ser el título. En este caso, lo mejor es escribirlo en un papel y redactar después la entradilla y el cuerpo de la noticia. Por último, volver al papel y ver si sigue siendo adecuado el título que habíamos pensado y comprobar que tiene relación con el texto y que están los datos principales en la entradilla. Si no fuera así, habría que revisar el título o el texto, pero debe haber una clara armonía entre los dos: titulares y cuerpo. Aunque generalmente la idea del título debe aparecer en la entradilla, puede haber algunas excepciones (ver el Capítulo 6 Análisis de dos casos, en el que encontramos en el ejemplo, un título que no se repite en la entradilla, sino al final del texto, puede ser útil en conferencias) Otra de las características de los titulares es su brevedad. Generalmente no tienen más de 12 palabras (sin contar preposiciones, artículos y conjunciones) y se construyen a partir de una oración simple en voz activa con el orden clásico de los elementos: sujeto, verbo y predicado. "El Supremo podría investigar a Egin" Aquellos títulos que presenten cifras las redondearán si estas no fueran exactas. "Un parado gana casi 80 millones con una quiniela" En el texto se especificará que son 79.543.327 pesetas, pero en el título se debe acercar a una cifra redonda de fácil y rápida comprensión para el lector. Tampoco es conveniente incluir abreviaturas, siglas poco conocidas, o signos de exclamaciones, interrogaciones, ya que pueden generar equívocos en el lector. De especial importancia es atender a las características generales del medio. Cada publicación tendrá unas normas propias que deben ser seguidas. Además, habrá que saber si es un periódico serio o popular, ya que éstos últimos se permiten más libertades y juegos a la hora de redactar sus títulos. Por último, no debemos olvidar cuál es el público al que va destinado, ya que éste influye en los modos de nombrar a los personas, lugares o situaciones en función de su localidad. En un periódico local se puede escribir el nombre del alcalde en el título, mientras que esa misma noticia para un diario de difusión nacional indicar* el cargo y la ciudad, pero no el nombre: el alcalde de Zamurrio ha decidido... Por tanto, si la persona protagonista de la noticia no es conocida y tiene una gran relevancia para la audiencia, se indicará con alguna atribución genérica. Por ejemplo, algunos periódicos salmantinos titularon una noticia sobre el premio extraordinario conseguido por un alumno con el nombre del alumno. Evidentemente, este alumno no era un personaje conocido ni relevante en la ciudad. De esta forma, hubiera sido mejor titular "Un alumno de Ciencias de la Información consigue el premio extraordinario fin de carrera" en vez de "X consigue el premio extraordinario fin de carrera". C. Errores.

En primer lugar, es obvio señalar que los titulares que no sigan las normas establecidas en el punto anterior tendrán más probabilidades de estar mal redactados. Un segundo tipo de errores consiste en titular con fórmulas "oficiales" del estilo: "Comunicado de...", "Declaración de...", "Decreto aprobando...". En estos no hay una forma verbal activa y por lo tanto es mejor transformarlos en títulos con sujeto y verbo activo: El portavoz comunicó... X declaró que iría a... El Gobierno aprobó ayudas por valor de... Algunos periodistas como Gómez Mompart afirman que no es conveniente hacer chistes en o con los títulos, y muestran algunos lamentables ejemplos: "Tierno se endurece", "Tejero y cierra España"; "Guerra da mucha guerra". Por último hay que recordar que en los títulos no se suelen colocar adverbios de tiempo. Por ejemplo: "Casi 60.000 electores proclaman a Maragall". Más extraño sería escribir: "Casi 60.000 electores proclamaron ayer a Maragall". Otro de los errores más habituales es la ausencia de una coma que sustituya a un verbo omitido. "Induráin campeón" en vez de "Induráin, campeón". D. Otros componentes. 1. Cintillo: El cintillo es un tipo especial de antetítulo que sirve para indicar en una o varias páginas que todos los textos e imágenes que están debajo de él corresponden al mismo tema. 2. Antetítulo: El antetítulo, ubicado encima del título, cumple la función de contextualizar geográfica, temporal o ambientalmente. En el caso de las noticias breves, podemos encontrar antetítulos que indican el lugar o el tema sobre el que se refiere la noticia. Antetítulo geográfico: "Ceuta". Título: "Continúa la entrada de emigrantes". Los antetítulos también pueden tener otras funciones. Antetítulo que aporta más información: Antetítulo: "La juez accede a que se efectúe una segunda autopsia, reclamada por la familia del fallecido". Título: "La Ertzaintza baraja la hipótesis de que el presunto etarra Geresta se suicidó al sentirse acorralado". Antetítulo que indica un segundo tema en el texto: Antetítulo: "Una veintena de alborotadores revienta la presentación del último libro de Fernando Savater". Título: "Los radicales hieren a un 'ertzaina' y atacan a un militante popular y una sede socialista". Antetítulo que expone el punto de vista de una de las partes en un conflicto Antetítulo: "El PSOE acusa al Ejecutivo de incompetencia" Título: Matutes justifica los controles en Gibraltar porque es un «foco de contrabando»". 3. Subtítulo: Se ubica debajo del título y puede cumplir tres funciones. Completar la información: Título: "PNV y EA acuerdan listas conjuntas para las municipales". Subtítulo: "El pacto pone fin a una ruptura que duraba casi trece años". Añadir un dato sugestivo, que despierte la atención: Título: "Apuñalan a un anciano de 72 años en el portal de su casa". Subtítulo: "El móvil fue el robo y el autor, según sus familiares, un toxicómano". c) Completar un titular poco informativo. Título: "El «caso Zamora», paso a paso". Subtítulo: "El Tribunal Supremo investiga a la presunta financiación ilegal del PP en Castilla y León".

En el uso de estos elementos del titular hay que procurar no repetir palabras en los diferentes elementos. E. El tiempo verbal en los titulares. Las publicaciones tienen todas una fecha de edición, los diarios el día de la semana en que aparecen; los semanarios señalan qué semana es; y los mensuales a qué mes corresponden. A la hora de escribir, el redactor debe entender que presente se corresponde con el periodo de publicación: así un día, con ese día; el semanario con esa semana... De tal manera que si un diario indica "hoy" se está refiriendo al día en que ha sido publicado. Recordar esto es importante porque evita problemas a la hora de redactar el título de la noticia. El tiempo verbal de los títulos suele ser el presente, aunque generalmente los hechos que se narran han pasado ya. La finalidad es aproximar lo más posible la noticia al lector. Aún así, se puede emplear el pasado o el futuro; e incluso emplear el presente o el futuro con valores temporales distintos al propio. En la tabla siguiente se exponen en qué casos puede ser empleado un tiempo. Pasado Presente Pasado x Presente x x Futuro x x Futuro x

Ejemplos de tiempos verbales cambiados Presente: Hablar de un hecho que ocurrirá al día siguiente o en el futuro con un tiempo presente (cambiar el futuro por el presente). "Mañana entra en vigor la ley de propiedad horizontal" en vez de "Mañana entrará en vigor la ley de propiedad horizontal". "Isailovic puede ser el ansiado «nueve» que busca Radomir Antic" en vez de "Isailovic podría ser el ansiado «nueve» que busca Radomir Antic". En este caso podría es un futuro del indicativo sincopado. Escribir sobre un hecho pasado con un tiempo presente (presente histórico: cambiar el pasado por el presente): "Las Fuerzas Armadas de Chile expresan su «inquietud» por el fallo" en vez de "Las Fuerzas Armadas de Chile expresaron su «inquietud» por el fallo". Futuro Escribir sobre hechos que están en el presente de la publicación, como hemos señalado antes: el presente de una publicación es el tiempo que media entre su aparición y el siguiente número. (si decimos hoy en un diario y nos referimos a un hecho que ocurre en ese día que marca el diario). "Hoy no habrá huelga de basureros" en vez de "Hoy no hay huelga de basureros". Un caso similar puede ser el siguiente, aunque es más adecuado el uso del futuro que el del presente, ya que el hecho se produce a lo largo de la jornada electoral y no en un momento concreto. Título: "El FMLN pagará en las elecciones salvadoreñas sus divisiones internas". Subtítulo: "La gubernamental Arena, dispuesta a aprovechar el declive de los ex guerrilleros". Podía haber sido: Título: "El FMLN paga en las elecciones salvadoreñas sus divisiones internas". Subtítulo: "La gubernamental Arena, aprovechará el declive de los ex guerrilleros". La noticia se refiere al mismo día en que se publica, es decir, que los salvadoreños acuden ese mismo día a las urnas. Por otro lado, es curioso observar la diferencia entre el título y el subtítulo, ya que éste podría haber señalado "aprovechará". Para entender esto mejor, veamos cómo muchas veces hay noticias que se refieren al hoy del diario y son acciones que ocurrirán a lo largo del día, y su verbo está en presente y no en futuro: "Los salmantinos salen hoy al campo para celebrar el Lunes de Aguas", podía haberse titulado "Los salmantinos saldrán hoy al campo para celebrar el Lunes de Aguas" Pasado Ya hemos señalado en el cuadro de arriba que el pasado sólo puede servir para hablar de acciones pasadas, aunque se puede utilizar el presente para señalar una acción pasada. Sin embargo, esto no ocurre siempre: hay ocasiones en las que es incorrecto sustituir un pretérito por un presente. Como en el ejemplo que exponemos a continuación:

"Detenido un ertzaina que extorsionaba a un empresario", no puede ser "Detenido un ertzaina que extorsiona a un empresario". F. Dos viejas polémicas. 1. Como se puede deducir de lo dicho hasta ahora, el título focaliza (sugiere cómo leer) la noticia, por lo que su importancia es enorme, ya que muchos lectores quizá se queden sólo en esa lectura sin pasar al texto. Esta preocupación por la focalización se puede descubrir claramente en noticias deportivas. Por ejemplo, un equipo de una categoría inferior gana a otro de categoría superior en la Copa del Rey, ¿cómo debemos titularlo? "El Ourense derrotó al Real Madrid" o "El Real Madrid perdió ante el Ourense". Se encontrarán actualmente ejemplos de ambas circunstancias. En ambos titulares no hay una interpretación del resultado o del juego, como puede haberlo en titulares como "El Málaga se relajó ante el Ourense", ya que el equipo local (el Málaga) encajó el gol en el minuto 92 después de una segunda parte en la que los gallegos dominaron el encuentro. La polémica está servida, ya que en el caso de titular "El Real Madrid perdió ante el Ourense" puede parecer que estamos quitando méritos a lo realizado por el Ourense. En este sentido, se podría proponer la norma de titular siempre empezando con el equipo vencedor: X golea a Y X ningunea a Y X se adelantó a Y 2. Aunque es frecuente encontrarse con títulos calcados de películas u obras literarias, también hay bastantes periodistas que se exigen así mismos o a otros compañeros evitar esta práctica. Para los partidarios de este uso (copiar títulos) el principal argumento es lo oportuno del caso, ya que el título de la obra refleja perfectamente lo que se quiere narrar en la noticia. Por ejemplo: "El Coronel no tiene quien le escriba" refiriéndose a Fidel Castro; "La Cripta embrujada", para hablar de la central nuclear de Lemoniz (Vizcaya), etc. Por su parte, los detractores de esta práctica afirman que no todo el mundo conoce o ha leído esas obras con las que se titula, y por otro lado, el hecho de rechazar un título que podría venir "como anillo al dedo" estimula la imaginación para buscar otro título original. Pensamos que la segunda postura es más adecuada, aunque podría tener alguna excepción en los reportajes, pero nunca en las noticias. G. Ejemplos. "Posible fraude a la exclusividad con el Insalud en Salamanca" El periodista debe ofrecer la información como él la conoce, no puede inventarse su verdad, no debe decir más de lo que sabe. En este caso, si el Insalud está investigando a unos médicos porque cree que han cometido un fraude, el periodista no puede decir que hay un engaño, sólo que quizá haya una irregularidad. "Campaña de la Policía Municipal sobre el uso del casco y el cinturón". En este ejemplo nos encontramos con un error muy típico: la ausencia de verbo, de acción clara. Hubiera sido mejor: "La Policía Municipal inicia una campaña sobre el uso del caso y el cinturón". "Seis niños muertos durante un incendio en Teruel". En este caso falta una coma que sustituya al verbo: encontrados, hallados... "Seis niños, muertos durante un incendio en Teruel".

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->