Está en la página 1de 2

tpG 74 | Antes y después de la palabra: lo visual

 
Cierre: Saludos Cierre: Prensa Links Sumarios 1/74

Oriente y orientación Ruedi Baur La claridad Rubén Fontana


El silabario del rey Njoya La serenidad Yves Zimmermann
Antes y después de la palabra: lo visual Lewis Blackwell Último número Rubén Fontana

Tipografía
(Extracto de nota)

El silabario del rey Njoya

El rey Njoya de Camerún le pidió a su pueblo que dibujara


objetos y les pusiera nombre. Estos dibujos fueron la base
Saki Mafundikwa de su más lograda invención: una escritura pictoideográ?ca
que durante su reinado evolucionó hasta convertirse en un
sistema fonético. Pero en los años treinta la valiosa
empresa cultural se vio interrumpida por ser una amenaza
para el imperio francés.

En 1896, en el período durante el cual Alemania colonizó


Camerún, el rey Ibrahim Njoya, del reino de Bamum, dedicó
enormes esfuerzos a elaborar un sistema de escritura. No sólo
inventó tal sistema a los 25 años, sino que además dejó una
inmensa colección de manuscritos que describían la historia de
su pueblo. Recopiló una farmacopea, diseñó un calendario,
dibujó mapas de su reino, conservó documentos administrativos
y códigos jurídicos y escribió un libro similar al Kama Sutra,
siempre utilizando la escritura Shü-mom que había inventado.
También reunió una gran colección de dibujos, que todavía se
encuentra en el museo que fundó para preservar el patrimonio
de su pueblo.

Creó este legado junto con un grupo de dignatarios elegidos por


su inteligencia y su talento artístico, y contó especialmente con
la ayuda de su primo Ibrahim Njoya, un artista talentoso y
prolífico; el resultado de los esfuerzos del monarca fue una gran
colección artística e innumerables documentos. Como estudioso
de los alfabetos y de la historia de África, profundicé en la
historia de Ibrahim Njoya, un verdadero hombre del
Renacimiento.

Estos logros constituían una amenaza para el imperio francés, y


poco después de que el rey hubiera construido un palacio
magnífico y escuelas para su pueblo, los franceses tomaron el
control de Camerún, destruyeron la imprenta que había

http://www.tipografica.com/74/?id=3[14/09/2010 05:17:59 p.m.]


tpG 74 | Antes y después de la palabra: lo visual

establecido y sus bibliotecas, y quemaron muchos de los libros


que había escrito. Los soldados arrojaron a la calle objetos
sagrados de Bamum. Por último, en 1931, fue exiliado a
Yaoundé, la ciudad capital, donde murió en 1933. Con el correr
de los años, el hijo de Njoya y su heredero, Seidou Njimoluh,
trabajaron discretamente para conservar su legado.

Cuando Camerún se independizó de Francia, en 1960, el rey


Njimoluh reunió los objetos que no habían sido destruidos y los
envió al museo de su padre para que se mantuviesen a salvo.
Njimoluh reinó desde 1933 hasta 1992. Actualmente su hijo, el
sultán El Hadj Ibrahim Mbombo Njoya, continúa vigilando el
legado de Bamum, aunque carece del poder político que la
dinastía tenía antes de la llegada de los europeos. […]

 
Más información en página 16, tipoGráfica 74

Copyright © tpG 2001 · 2007 Desarrollado por (bi)gital»

http://www.tipografica.com/74/?id=3[14/09/2010 05:17:59 p.m.]