P. 1
Diversidad Cultural Antología

Diversidad Cultural Antología

1.0

|Views: 40.928|Likes:
Publicado porpsicopedagogiaive

More info:

Published by: psicopedagogiaive on Oct 15, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/23/2015

pdf

text

original

La cultura popular veracruzana es variada y compleja, sus tradiciones manifestadas de múltiples maneras van desde su famoso
carnaval hasta la "rama" y el "viejo" particulares a las festividades navideñas; mención especial merecen los altares y costumbres
conservadas celosamente con que todo el estado celebra el día de muertos y la fiesta de la "Candelaria" que tiene lugar el 2 de
febrero en Tlacotalpan.

Jarocha, esa linda muchacha costeña que baila al ritmo del son ataviada en su blanco traje con rebozo de seda y un ramillete de flores

detrás de la oreja«. La cultura veracruzana es una de las más distintivas del folclor mexicano, su gran fiesta jarocha, gastronomía

costeña y danzas mixtas forman un mosaico multicolor digno de conocer.

A través del año y a lo largo de todo el estado, se celebran numerosas fiestas patronales, religiosas y paganas. En Veracruz, toda

fiesta conlleva la celebración de los famosos bailes populares, en donde chicos y grandes hacen gala de sus habilidades en la pista;

corridas de toros, carreras de caballos, danzas folklóricas, peleas de gallos, jaripeos, encuentros deportivos, charrrerías, concursos

y juegos y actos religiosos son ingredientes esenciales de las grandes fiestas jarochas. La fiesta más popular dentro y fuera del

estado es el Carnaval, festejado cada primera semana de febrero en un marco de algarabía y color. Los llamativos desfiles de carros

alegóricos cuentan con músicos que tocan al ritmo del son jarocho o del huapango huasteco, disfraces de lentejuelas, numerosos

bailarines y el mejor humor para celebrar, después de haber realizado la simbólica quema del ´Mal Humorµ, acto con el que da inicio la

celebración. Actualmente, se realizan además numerosos eventos culturales, deportivos y comerciales.

La gran tradición de la danza veracruzana se pone de manifiesto con el Ballet Folklórico del Gobierno del Estado de Veracruz, orgulloso

representante de México, ya que sus representaciones de la Huasteca Veracruzana, el Huapango en Pánuco, la Danza de los Negritos,

el Jarabe Jarocho y otros bailes mexicanos, han sido reconocidas tanto a nivel local como internacional.

La posición costera de la entidad se conjuga con una larga tradición indígena, española y afroantillana para dar lugar a una vasta y

diversa cocina. En la costa, los platillos de mar más destacados son el pulpo en su tinta, empanadas de camarón, el chilpachole y el

Huachinango a la Veracruzana, cuya fama ha cruzado fronteras. En Coatzacoalcos, exóticos platillos adornan las mesas de los

curiosos comensales con carne de armadillo, sopa de tortuga, pejelagarto ahumado y carne de tejón, entre otros. El atole de coyol y el

té de zacate son bebidas populares en Minatitlán, en donde además puede disfrutar de unos ricos tamales de chipiles o de coyol. En

Martínez de la Torre también destacan elaborados platos como el pez bobo en caldo y las acamayas en chipotle. Veracruz es famoso

también por su café de calidad exportación, la zona de Coatepec además de producir el aromático grano se distingue por su buen

gusto en la cocina con su tradicional sopa de pan, estofado de gallina y trucha arcoiris.

Las artesanías son otra de las manifestaciones artísticas de gran calidad en Veracruz. Las numerosas etnias aún vivas en el territorio

elaboran bellos productos textiles, de alfarería y cartonería. En la zona de la Huasteca y en la Sierra de Zongolica, donde habitan los

indios macehuales, se utiliza el telar de cintura para elaborar cobijas, jorongos, lienzos, morrales y tapetes. El antiguo arte de la

alfarería tuvo un lugar preponderante en las antiguas culturas mesoamericanas, y hoy en las comunidades de la Huasteca y en San

miguel Aguasuelos, las mujeres elaboran bellos objetos de cerámica para autoconsumo y para la venta. El tercer arte popular es la

cartonería, cuyo uso también data de las primeras comunidades mesoamericanas y hoy se utiliza para decorar y elaborar las

ofrendas rituales con papel amate y papel de china.

El Museo de Ciencia y Tecnología ofrece múltiples posibilidades de conocimiento y diversión. Recientemente se instaló en este museo el Planetario

de Ciencia y Tecnología.

El estado conserva una gran diversidad de costumbres y tradiciones, tiene una rica gastronomía y una cultura popular muy amplia. Veracruz
celebra 561 fiestas titulares, 64 ferias y 43 carnavales, es decir que se con promedio de casi dos fiestas tradicionales en cada uno de los 365 días
del año.

Algunas de estas fiestas son conocidas nacional e internacionalmente, como el Carnaval de Veracruz, la fiesta de la Candelaria, en Tlacotalpan, la
feria de Corpus Christi y la celebración de la Semana Santa, en Papantla y la Xiqueñada, en Xico.

Son famosas también las ferias de Tuxpan, Xalapa, Córdoba, Veracruz y Coatzacoal

cos, así como las reuniones de brujos que se hacen el primer viernes de marzo en Catemaco, en la zona de Los Tuxtlas.

En Veracruz se estableció el primer puerto de México, el cual cuenta con una gran tradición popular que se refleja en su música, bailes, fiestas del
Carnaval y su rica gastronomía.

Xalapa representa el centro de la cultura del estado, es lugar de encuentro de estudiantes, académicos y artistas. El Parque Ecológico Macuiltépetl,
el Jardín Botánico Francisco Javier Clavijero y el Paseo de los Lagos son, entre muchos otros, lugares de alto valor turístico.

Tlacotalpan, además de su belleza arquitectónica es tierra de tradiciones y fiestas, como la fiesta de la Candelaria con su tradicional
pamplonada. En 1999 esta ciudad fue declarada por la UNESCO, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

VERACRUZ CULTURA

Entre las muchas características que distinguen al estado de Veracruz podemos asegurar que es la entidad federativa que ha sido el

primer testigo de importantes capítulos de nuestra historia: por sus litorales se inició la conquista de los diferentes reinos

mesoamericanos, en su territorio se fundó la primera población de origen castellano y se construyó la primera iglesia de la América

continental; fue testigo del asecho de los corsarios, por sus tierras se invadió a México en 1847 y en 1862, vio llegar a Maximiliano de

Austria como Emperador y lo vio regresar embalsamado a Europa; en los muelles de su puerto principal anclaría el vapor "Inpiranga"

para llevar aquel 31 de mayo de 1911 al General Porfirio Díaz al exilio.

La cultura popular veracruzana es variada y compleja, sus tradiciones manifestadas de múltiples maneras van desde su
famoso carnaval hasta la "rama" y el "viejo" particulares a las festividades navideñas; mención especial merecen los
altares y costumbres conservadas celosamente con que todo el estado celebra el día de muertos y la fiesta de la
"Candelaria" que tiene lugar el 2 de febrero en Tlacotalpan.

En cuanto a la elaboración de objetos que conocemos con el indebido nombre genérico de artesanías, la producción estatal
es mas bien pobre y está caracterizada por infinidad de manualidades; pero los mejores ejemplos del arte popular
veracruzano están representados por textiles de extraordinaria calidad que se continúan tejiendo en varias comunidades
de la Huasteca, en la Sierra de Zongolica.

La cocina veracruzana requeriría más espacio del que disponemos para poderla describir: los "bocoles" de la región
Huasteca son obligados cuando uno viaja por aquellos rumbos, el mole de Xico, los "pambazos" xalapeños y la cecina, así
como los dulces de pepita con forma de frutas y de algunos animales, y qué decir del huachinango a la veracruzana o de
un pámpano al mojo de ajo.

El estado es uno de los mayores productores de café en México, bien vale la espera de una mesa dispuesta en el antiguo
café de la "Parroquia" para degustar de esta bebida en el corazón mismo del puerto jarocho.

MOROS Y CRISTIANOS

Esta es una danza que introdujeron los misioneros que llegaron a estas tierras. Se trata de dos grupos de danzantes con rostros con

pañuelos o máscaras.

Portan cascos y a veces túnicas con símbolos que los distinguen: los moros una media luna y los cristianos una cruz.

La vestimenta es poco ortodoxa y durante el baile, que puede durar uno o dos dias, los dos bandos, sentados en áreas
diferentes, batallan y parlamentan.

MATLACHINES

Los danzantes van ataviados con faldones de vivos colores y túnicas largas adornadas con flecos.

Llevan penachos de plumas teñidas con los colores de la bandera.

Los bailarines a veces ocultan el rostro y usan huaraches con suelas de madera para marcar el paso de forma ruidosa,
mientras llevan el ritmo con maracas, mientras que en la otra llevan un arco, como si fueran a cazar.

VOLADORES

La famosa Danza de los Voladores es ejecutada por cinco hombres que representan las cinco direcciones del mundo indígena.

Estos se suben a lo alto de un poste y mientras el volador principal permanece de pie sobre una pequeña plataforma en la
cúspide del poste, bailando y tocando una flauta y un tambor, los otros cuatro, atados de un pie cada uno, descienden con
su cuerda que gira hasta completar trece vueltas cada uno, número que multiplicado por cuatro da 52, que era la cantidad
de años que contenía el siglo indígena.

NEGRITOS

Consta de un grupo de trece muchachos de los que uno va vestido de muchacha con rebozo y canasta, al que llaman "maringuilla".

Los doce restantes llevan camisas de colores brillantes, pantalones negros y sombreros.

En la danza se usa un taconeo rápido y fuerte acompañado por castañuelas y a veces se incluye el trenzado de cintas
alrededor de un poste.

Esta danza es común entre los pueblos totonacas.

GASTRONOMÍA

Los habitantes de la vasta extensión territorial de Veracruz han utilizado de manera importante los productos del mar para componer

su dieta, aunque la tierra puso lo suyo en productos del mar para componer su dieta, aunque la tierra puso lo suyo en productos como

el maíz y el frijol.

Los conquistadores trajeron nuevos condimentos, sabores y formas de preparar la comida y de ahí surgió una cocina
decididamente criolla, con un carácter bien definido.

Probablemente las ciudades que más han aportado en este rubro han sido las de Veracruz, Jalapa, Orizaba, Córdoba y
las costeras como Tuxpan, Nautla, Tecolutla y Boca del Río, sólo por mencionar algunas.

Usted encontrará en cada sitio verdaderas obras maestras en cuanto a sabor y preparación, por lo que sólo
mencionaremos algunos platillos, dejando el resto a la
imaginación y a su apetito.

Podrá disfrutar los platillos elaborados con mariscos o
pescados, como el famoso Pescado a la Veracruzana y la gran
variedad de mezclas llamadas "cokteles", como los de
camarón, jaiba, ostión y pulpo.

Hay desde luego menús por regiones, como los chileatoles o
caldillos compuestos de camarón o de carne o los famosos
chiles jalapeños, rellenos o en vinagre, que son un reto para el
comelón intrépido. Hay también tamales de harina y de
pescado, este último envuelto en hoja y finamente
condimentado con hierbas de olor provenientes de la sierra.

Para los habitantes de tierra adentro, no hay nada mejor, dicen ellos, que las deliciosas acamayas, que son camarones de
río, similares a los langostinos, preparados con chipotle o simplemente con ajo y chile de árbol, o los famosos chiles
rellenos, de todos los tipos, acompañados de arroz y plátanos fritos.

Por estas tierras también se prepara el mole, los de Naolinco y Xico son excelentes.

La gastronomía de la costa de Veracruz es tan amplia y variada que podremos disfrutrar de una amplia cocina que incluye:
robalo, huachinango, esmeralda, jaiba, pulpo, camarones y alguna que otra rareza, preparados de mil formas en sopas,
caldos, guisos, ensaladas y tamales, con el toque de cada región.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->