Está en la página 1de 3

Ficha de la película

EL BAILE DE LA VICTORIA

Año: 2009
Duración: 127 min.
Nacionalidad: España
Género: drama
Dirección: Fernando Trueba
Guión: Antonio Skármeta, Fernando Trueba y Jonás Trueba
(adaptación de la novela homónima de Antonio Skármeta).
Productora: Fernando Trueba P.C.
Producción: Jessica Berman
Música: varios
Fotografía: Julián Ledesma
Montaje: Carmen Frías
Intérpretes: Ricardo Darín, Abel Ayala, Ariadna Gil,
Miranda Bodenhofer, Julio Jung, Mario Guerra, Mariana
Loyola y Antonio Skármeta.

Sinopsis:

Adaptación de la novela homónima –ganadora del Premio Planeta– de Antonio


Skármeta, El baile de la victoria relata una historia de amor, amistad y venganza. Ambientada
en la época de la llegada de la democracia en Chile, justo cuando el presidente decreta una
amnistía general para todos los presos sin delitos de sangre. En ese contexto, Ángel Santiago
(Abel Ayala), un joven soñador y valiente, está decidido a vengarse por los abusos recibidos
en la cárcel. Para ello, planea un ambicioso y arriesgado robo. Pero necesitará la colaboración
de Nicolás Vergara Grey (Ricardo Darín), un famoso ladrón de bancos que huye de su
reputación mientras trata de recuperar a su familia. Su plan se complica por la mágica
presencia de Victoria (Miranda Bodenhofer), una misteriosa adolescente cuya única manera
de expresarse es el baile. Filmaffinity.com

Críticas:

Nota de los críticos de Filmaffinity.com: 6,0.

“Desnudo de pudores, el director se deja llevar por pecados como el lirismo desaforado, la
exageración expresiva, la metáfora evidente (...) una narración tan previsible como,
finalmente, simplemente inverosímil”. (Luis Martínez: Diario El Mundo).

“A pesar de ese material argumental, yo no logro creerme casi nada en trama tan
presuntamente emotiva. (...) esa pretendida densidad emocional me deja como un témpano”
(Carlos Boyero: Diario El País).
“Sin lograr sobreponerse a su gran escollo, que es su difícil encaje con lo verosímil y su
exhibicionismo sentimental, la película logra enjaular momentos de notable intensidad (...)
Puntuación: ** (sobre 5)”. (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC).

“Apela a las emociones, pero casi nunca llega a encontrarlas. (...) Cuando se intenta sumar
todo el tiempo con aportaciones de autor, pero éstas no añaden valores, se termina restando”.
(Javier Ocaña: Diario El País).

Otros datos sobre la película:

A medio camino entre el drama romántico y la


película de atracos, esta obra de Trueba no es fiel al
libro de Skármeta, ni nunca lo pretendió, según
palabras del director. Es una revisión cinematográfica
del mismo pero manteniendo la esencia de los
personajes principales y el espíritu de la novela. Una
película de hermosa factura, alegórica, con toques de
realismo mágico, que no ha convencido a una parte de
la crítica porque quizá hay que verla como lo que es,
una fábula. Además de tener una hermosa banda
sonora, cuenta con grandes interpretaciones como la del siempre magistral Ricardo Darín, el
gran descubrimiento: la bailarina y actriz Miranda Bodenhöfer, que da vida a Victoria, sin
olvidar la frescura y desparpajo de Abel Ayala, actor al que ya habíamos visto en El niño de
barro (Jorge Algora, 2007).

En casi dos horas de metraje, se nos cuenta la historia de dos ladrones absueltos por el
gobierno chileno. Ambos entrelazarán sus vidas buscando la redención en dos mujeres. El más
veterano, un reconocido atracador (el siempre resuelto Ricardo Darín) intentará encontrar en
su mujer (Ariadna Gil) un pasado perdido, mientras que el joven Ángel (Abel Ayala) buscará
su presente (un futuro es pedir demasiado) cuidando de Victoria, una bailarina de pocas
palabras que se cruzará en su camino.

De cuidada puesta en escena y esmerada elección interpretativa, estaban todos los


ingredientes para convertir ésta en una producción intensa y conmovedora, sin embargo el
abandono progresivo de los diferentes hilos argumentales acaba por empobrecer la vitalidad
del drama.

De buen grado podríamos haber disfrutado del gran actor Ricardo Darín sino fuera
porque su personaje y el entorno que le rodea pierden fuelle, adoptando con ello un papel
secundario que no merecía. Afortunadamente, el joven actor Abel Ayala recoge el testigo con
un personaje con el que el espectador empatiza desde el primer momento, erigiéndose como lo
mejor de esta cinta seleccionada por la Academia de Cine para representar a España en los
premios Oscar de 2009.

Con todos estos elementos, sí aporta escenas de una belleza visual irrefutable –el baile
de la joven bailarina en un escenario vacío– sólo que esto no basta para llevar a buen puerto
una cinta de sobradas pretensiones y lastrada por una narración distante y poco dada a generar
emotividad, con unos personajes que van perdiendo el brillo conforme avanza la trama. En
ocasiones resulta forzada y en otras el tono romántico peca de excesivo, dejando destellos de
buen oficio del casi siempre lúcido Trueba.

Sobre el director:

Fernando Rodríguez Trueba, más conocido como Fernando Trueba (nacido en Madrid
en 1955), es un realizador español, hermano del guionista y productor de cine David Trueba.
Crítico de cine en un primer momento, se dio a conocer con su primera película, llamada
oportunamente Ópera prima (1980).

En 1985 alcanzó la fama con la comedia Sé infiel y no mires con quién protagonizada,
entre otros, por Ana Belén, Carmen Maura y Antonio Resines. En 1988 fue presidente de la
Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, sucediendo a José María
Gónzalez-Sinde.

En 1992 su película Belle Époque fue premiada con 9 premios Goya, entre los que se
encontraban a la mejor película, mejor director y mejor actriz (Ariadna Gil). En 1993 fue
galardonada con el Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

En el 1994 dirigió Two Much protagonizada por Antonio Banderas y Melanie Griffith
y cuatro años después dirigió La niña de tus ojos, protagonizada por Penélope Cruz que
consiguió 7 Goyas, entre ellos el de mejor película. Su última película, hasta el momento, es
El baile de la victoria.

Intereses relacionados