Está en la página 1de 3
EL TRÉ BOL Y SU RE D DE A CUEDU CTOS No qui e ro

EL TRÉ BOL Y SU RE D DE A CUEDU CTOS

No quie ro despedi rme de este

rendirle u n

hom enaje a El Trébol y a su red de acueductos .

mundo sin

EUTIM IO HERN ANDEZ G AMARRA

1

Desde los orígenes d e la human idad se ha dicho que

que se hiz o realidad e n Sincé c on el sumin istro que d el preciado

estanco o

fuente de v ida para ge neraciones

el agua es vida. Y esa sentencia abstracta s í

la aguada ,

aguada q ue sirvió d e – 1880.

líquido hiz o por años

esa fue la

pozo que t odos cono cimos com o “El Tréb ol”. Porque

y generac iones de Si nceanos d esde 1878

En sus inic ios “El Tréb ol” sirvió s olamente c omo bebe dero de los animales y como sitio de aseo d e

las ropas d de las lava nderas de Doctor Lor enzo Ulloa , un buen

condición d e pozo púb lico rodeán dolo de es plendorosa s ceibas.

s u

años más tarde, seg ún afirma e l

sus barrios

circunveci nos. Pero

alcalde, D on Luis F rancisco S everiche, l o arregló

y

le dio

Por más de

aún sin se r potable, conocidos como Las

100 años “El Trébol” y su red de

parte de la

acueducto s, sirvió co mo fuente de suminist ro de agua ,

población

estanque s

para gran

Majaguas y Amores Nu evos.

antes de

que se ex cavaran los

Además d e fuente d e vida, “El

y

escritos. F ue sitio de recreación y encuentr o de enam orados y n ovios y sus ceibas fue ron testigo s

de los prim eros beso s de much os de ellos . Además,

dones para curar hast a la vejez y para hace r a los niño s hombres.

departame nto de Bol ívar. Poeta s, escritore s y músic os le dedic aron herm osos verso s, cantos

las saban as del viej o

Trébol” fu e motivo d e leyendas

en todas

se llegó a decir que

su líquido c ontaba co n

El recuerd o de este

monografía

Don Alfons o Acosta G onzález (n uestro tío)

puede leer : “…quere mos termin ar con un a copla a

admirado p or todo sin ceano que

camina má s que car nero sin ce rcas y qu e viene a

estanco, d esde hace

bello y he rmoso sitio

(1975) el

lo llevaba n los Sinc eanos don de quiera

Doctor Lore nzo Ulloa

en el Diario

su célebre

demostrar

González tr anscribe un

estanco “ El Trébol”,

iban. En l a artículo d e

EL UNIVE RSAL de C artagena e n donde s e

y

de él, has ta en la C hina, pues el sincean o

que esa ti erra ha ten ido en es e

de San Lu is de Sincé

conocido

hay en Si ncé y fuera

mucho tiem po a su Do ctora Aslam . Dice así:

Elí xir de juven tud Llaman el agua de El Trébol Porq ue tiene la virtud De vol ver lo viejo nuevo.

Otro hermo so testimo nio de la q uerencia d e los since anos por “E l Trébol” e s la dedica toria que e l

premio no bel de Lite ratura Gab riel García

edición de l General

nostalgia d el Trébol, G abriel 96.”

viej a

escribió p ara mi her mano Anto nio, en un a

Márquez,

dice: “Para

en su Labe rinto que

Antonio H ernández

Gamarra,

con la

La admirac ión que se ntimos los sinceanos por nuestr a aguada e s tan ciert a que no h ubo reunió n

en el Par ís de Man e

de paisano s en Barr ancabermej a, El Cent ro, Bogotá,

Barranqui lla y hasta

1 Bogotá, Se ptiembre 8 de 2010.

ww w.soysince. com

1

Sierra, qu e no termi nara hacie ndo refere n cia a los también qu

Sierra, qu e no termi nara hacie ndo refere ncia a los

también qu e nuestros

hijos ya er an capaces de ir a “El Trébol” a

como una

de “El Tr ébol” y re memorand o

con orgullo , a que su s

arrear el ag ua. Expres ión que ah ora podem os entende r

recuerdos

padres en

sus reuni ones siem pre hacían

mención,

especie de graduación en el cami no de hace rnos homb res.

Siempre se

que yo me atrevo a d enominar “ la red de a cueducto”, ya que el

dice: “Acu educto n.m . conduct o artificial

para la c onducción

abastece d e agua a u na poblaci ón”. Por es o hoy quie ro hacer ex tensivo est e recuerdo de gratitu d

especialme nte el qu e

diccionario de la lengu a español a

tuvo el esta nque, a lo s

ha hablad o de “El Tr ébol” pero muy pocos

de los usu arios que

de agua,

no sólo al

sitio geogr áfico sino

a muchos

de quienes

de él se

sirvieron, c omo verda dera red d e

distribución

del agua e n nuestro

pueblo.

Todas las

generacion es de since anos, pela os, jóvenes y adultos, desde lueg o los de las familias n o

cremosas,

hicieron p arte de la

red huma na de tra nsporte de l agua de sde cuand o Don Lui s

Francisco

Severiche

oficializó a

El Trébo l como un

estanco

de uso pú blico. Uno s lo hacía n

transportan do barriles en burros y mulas, ot ros a pie, e specialmen te las muje res, que c on un rodill o en la cabe za, sacand o sus fastu osos pecho s y zarand eando sus bellas cola s y con im presionant e

equilibrio, l levaban su s latas y ca labazos tra nsportando

el precios o líquido ha sta sus ca sas, o hast a

los sitios d e venta por 2 o 5 centa vos, según

la distanci a.

El Trébol t uvo mucha s redes de acueducto s humanas y animales , de nuest ra red enca bezada po r

“el hijo de la niña pep a”, con su

Don Euclid es llamado

amistad: R UBÉN DA RÍO ARRI ETA GUZM ÁN (q.e.p .d.), que v ivía en la

calle Manu el Briceño ;

De esa mi sma red ha cían parte , y de allí n ació etern a

brioso burr o “El Cara cucha” traíd o de “El S ala’o” por u n amigo d e

Marcelian o Navarro.

JORGE LA RA ROBL ES, que ha bitaba en l a Plaza; H ERNAN H ERNÁNDE Z RAMÓN,

EDUARDO

IRIARTE

NAVARRO

y SAMUE L GARRID O, vecino s de la Lo ma de lo s Goleros;

ANSELMO

CASTILLO

NÚÑEZ y

EDILBER TO (EL BA RO) CAS TILLO NÚ ÑEZ, habi tantes de l a Calle de l

Doctor Ra món; FRAN CISCO (P ACHO) GA MARRA TA FUR, del B arrio La C eja en cerc anías de L a

Chepana; FRANCISC O (PACH O) SAMPA LLO ROD RIGUEZ, d el Barrio

RODRÍGU EZ RAMÍR EZ, de la

NAVARRO SEVERIC HE, vecino s del Barri o Palacio;

RÚGERO y FÉLIX RA MOS, resi dentes en e l Barrio La Bodega; D ARÍO (El

MONTES y

El Cascajit o; RAFAE L

Calle Osp ina Pérez;

LEONEL

SIERRA E SCUDERO

y JORG

HUMBERT O SOTO R AMOS; lo s hermano s

De Don Pey o) TIRADO

CLÍMACO

NÚÑEZ A NAYA, resi dente en la Calle Real , cerca de l a Placita d e la Cruz.

Y cómo no

mayores e n edad a la mía, pero

de

Parapeto, a la Boca d el Diablo, l a Placita d e la Cruz y

Entre ellos es impresc indible me ncionar a J OSÉ AGUI RRE GON ZÁLEZ y su

recordar

en esta re memoración

“El Trébol” ,

cercanos a los afectos de todos l os Sincean os, pues al hacer part e

a

el Cascaji to, del agu a para la s ubsistencia .

Pior es Ná” ;

a otros d e los distri buidores de l agua de

la red

humana d el acueduc to de El T rébol, surt ían a Guin ea, a la C eja, al Ce menterio,

burro “El

a

HOMER O SOLÁ y “ El Tragale guas”, y a

MANE CAS TILLO, SA NTOS CUE LLO, JOS É RAMÍRE Z

Y

SANTOS

HERRER A.

Llevando a gua a pié

a

PABLO L ONGUILLO , quien ade más de ar rear el agu a

de los hu manos la c omercializa ba, igual q ue Don JO SÉ AGUIR RE, en bañ os público s

recuerdo

aquí tambi én a FRA NCISCO C ASILDA (C hico Busc a el Sol),

ANDRÉS Q UIRÓZ (el loco de M argarita) y a

para el uso

al precio d e 5 chivos p or usuario.

ww w.soysince. com

2

Para la red de distribu ción femen ina van nu e stros agra decimiento s.

Para la red de distribu ción femen ina van nu estros agra decimiento s. Son ella s de los bar rios Guine a

y Parapet o: ANITA

OCHOA, M ARIA CAS TILLO, CHI CA MELÉ NDEZ, LINA

MONTOYA , MARÍA

CARDEÑO , MARÍA

ZÚÑIGA (M aría Papé ), REGIN

DE ARCO S y mucha s otras.

¿Y qué p asó con E l Trébol?

SINCEANO S residen tes en Bo gotá en 19 85 surgió

recreacion al ecológic o. Con ese

asesorías de la Finan ciera Eléctr ica Nacion al, de su fo ndo FEN C OLOMBIA

Desde qu e nació L A ASOCI ACION CÍV ICO CUL TURAL D E

un parqu e además d e

y de la Uni versidad d e

así como el Segund o

la

idea de

hacer de

El Trébol

fin se dil igenciaron

ayudas y

recursos fi nancieros,

Sucre, par a que esta entidad dir igiera el de sarrollo de l citado pro yecto. Fue

Foro de Pr ofesionales de Sincé “ Sincé Adel ante” aprob ó la siguien te proposic ión:

“Proposició n número

5. El segu ndo Foro d e Profesio nales de S incé: Sinc é Adelante

se permit e

solicitar a

FEN COLO MBIA, al IN DERENA, a la LOTE RIA LA SA BANERA y al Honora ble Concej o

Municipal,

la ayuda

técnica y f inanciera p ara que l a Asociaci ón Cívico

Cultural de

Sinceano s

residentes

en Bogotá

y el Club

Rotario de

Sincé, de sarrollen y

saquen a delante la i niciativa d e

construir E L PARQUE

NATURAL

RECREA CIONAL EL TRÉBOL, como un m edio para

el impulso

a

la ecología , el fomen to y la prot ección de

para los hij os de Sinc é”.

los recurso s naturale s y como a lternativa r ecreaciona l

Pero esa f ue sólo un a idea, por que el Alca lde númer o 122 del m unicipio, y tercero el egido por l a

elección p opular en 1 991-92, un

con mirada

drenándolo ,

intelectual más allá d e sus naric es, person a que por s u talante e n Santande r se calific a

profesiona l joven, int eligente, d espierto, d e cultura in ternacional ,

como brios a, vendió l a idea y el

Concejo

unicipal s e la aprobó

de cegar

El Trébol,

sacándole

el lodo, a terraplená ndolo y af irmándole

la tierra p ara desar rollar un p royecto d e

ingeniería

civil y hac er del sitio

un termina l de trans porte. El ci tado burgo maestre pu so toda s u

capacidad y empuje p ara sacar a delante -lo que constit uyó un pro grama de s u administr ación- y as í sucedió.

Las ideas,

tuvieron ni eco ni valo r a la hora

las sugere ncias y los estudios d e persona s y entidad es de gran

de sacrifica r El Trébol.

capacidad

técnica n o

Ojalá las p resentes y futuras adm inistracion es de Sinc é tuvieran l a misma dil igencia y e mpeño par a sacar adel ante tanta s obras se ntidas com o una pla nta de tra tamiento d e agua p otable y u n

acueducto de amplia cobertura;

II Foro d e

reposen n uestros fiel es difuntos ;

y todas la s otras re comendaci ones que Profesiona les de Sinc é: Sincé Ad elante.

o un camp osanto dec ente donde

se encue ntran en l as conclus iones del

Para la me moria de l as jóvenes

Trébol en

constan su s horas de agonía.

generacio nes en pág inas adjun tas present amos imág enes de E l

de vida y también al gunas otra s en dond e

su época d e esplend or cuando

fue fuente

Este trabaj o, que esp eramos sea

del agrad o de las ge ntes de la

sinceanidad , fue posib le gracias

a

nuestras a sesoras d e memori a las quer idas prima s ELVIA AGUIRRE DE LA OS SA, para ell as nuestra gratitud.

MERCEDE S e ISAB EL ALICI

EUTIMIO H ERNÁND EZ GAMAR RA Bogotá D.C ., 8 de Sep tiembre de 2010

 

3

ww w.soysince. com

Intereses relacionados