Está en la página 1de 15

EL GENERAL VON BÜLOW

•HUMERO 80 4 0 CENTIIMÓS
= ILUSTRADA = E ^
DIRECTOR

AUGUSTO RIERA

LA SITUACIÓN ros por esa resurrección de la ])atr¡a destrozada en 1772


17!)3 y 17'J5. Si vuelven a tener patria los hombres que has-
Los alemanes han proclamado, y hecho iii'oclamar por ta ahora estaban sometidos por entero a J a voluntad y a la
los auslriacos, la independencia de Polonia, mejor dicho, tiranía de los rusos, a Alemania y a Austria,lo deberán.
de la Polonia rusa. Ni Posnania, ni Silesia, ni Galitzia en- ¿Qué no han de hacer en favor de esos dos países que les
tran en la composición del nuevo reino, para regir el cual devuelven la existencia? Sería lo natiu'al que el nuevo rei-
se indica al príncipe Leopoldo de Baviera, que entró en no y sus ciudadanos guardarán eterno reconocimiento a
Varsovia el año pasado y defiende con sus tropas la con- los alemanes, y que se mostrarán dispuestos a pelear a su
quista realizada gracias a la audacia del mariscal Mac- lado, a ser sus aliados más fieles, sus mejores amigos. Así
kensen. deben de haberlo pensado los po.'íticos de Berlín y Viena.
La medida adoptada por los Imperios centrales es in- Y si ai5í i'e.sultara, la proclamación del nuevo reino
tencionada y resultará muy hábil si los polacos toman en sería un golpe tremendo asestado a Rusia.
serio esa independencia que se les otorga. Rusia perderá Pero los polacos quizá no se dejen convencer tan fácil-
unos 127,000 kilómetros cuadrados de tierra y más de 9 mi- mente como se ha creído y como se desea. Durante les dos
llones de habitantes y con ellos la parte más industriosa, últimos siglos han padecido tanto que tienen derecho a
más activa y más acostumbrada al tráfico con toda clase ser desconfiados. Y cuando los que de pronto se muestran
de extranjeros. Parece natural que los polacos guarden generosos en grado sumo son los mismos que hasta hace
profundo rpconocimiento a los alemanes v aiislro-hünga- poco tiranizaron oirás provincias i)olacas, hay motivo para

I-a baronesa de T'Serolaes y la señorita Chisholm, heroínas inglesas condecoradas recientemente por el rey de Bélgica por la asistencia a heridos \ •;ig
y enfermos en la zona de fuego (Fot. Central New»)
1346 LA GUERRA ILUSTRADA

Si al final de la tremenda jornada vencen los rusos, no


han de respetar la obra de sus enemigos, y si triunfan los
alemanes, veremos hasta qué punto permitirán que sea in-
dependiente Polonia.
I De todos modos, y para crear diflcultades a Rusia, la
; independencia otorgada a los polacos es un golpe hábil y
rudo.
s En cambio esa decisión demuestra que Alemania está
. convencida de que no podrá lograr una paz separada con
Rusia, pues de otro modo no se hubiese arriesgado a des-
menil)rar de un modo definitivo el Imperio moscovita.
;• Aun cuando ya debían saberlo hace tiempo, los gober-
S nantes de Petrogrado |)ueden ver cuáles son las intencio-
• nes que respecto a ellos abrigan los alemanes. En caso de
triunfar Alemania, Polonia quedaría perdida para Rusia;
Curlandia y Livonia serían para Alemania, y Ukrania qui-
zá formara un Estado independiente bajo la jirotección de
Austi'ia y Alemania.
Rusia, como en tiempos de Carlos XII de Suecia y de Na-
;• poleón I, luchará mientras tenga resuello; no querrá
i convertirse en un Imperio asiático. Creerán los rusos que
peligra su existencia, y ayudados por el dinero inglés y
por la industria de los Estados Unidos y el Japón, prolon-
garán la lucha con más empeño que antes. Saben lo que
les espera y procurarán evitarlo.

Los rumanos han reaccionado y las últimas noticias


dan cuenta de que la contraofensiva que han emprendido
en Dobrucha les es bastante favorable. Si el mariscal Ma-
ckensen no recibe considerables refuerzos, se verá obliga-
do a permanecer a la defensiva. Las fuerzas moscovitas
que han acudido en auxilio de los rumanos deben de ser
importantes, porque tampoco Palkenhayn avanza hacia
Mr. Tennyson d'Eyncourt, conatnictor de los tanlcs, formidables autos Oriente.
blindados destinados al frente del Somme Lo que ha ocunúdo en Rumania afirma una vez más
(Fot. Central News) que para emprender una guerra hay que haberse prepa-
rado con tiempo e inteligencia para ella. De lo contrario
que se mantengan a la expectativa y esperen nlg-ún tiempo se expone a una derrota casi segura. Tenían los rumanos
antes de entregarse a la alegría que debe producirles la gente y fusiles y municiones; pero carecían de artillería
resurrección de Polonia. Es casi seguro que los polacos gruesa y no poseían bastantes cañones de medio y,peque-
recuerden que los prusianos no permitían el uso de la ño calibre. Avanzaron por Transilvania sin encontrar ape-
lengua polaca en las escuelas y que procuraron que el sue- nas resistencia; pero tan pronto como chocaron contra
lo entero de la Polonia alemana pasara a manos alemanas. las tropas alemanas provistas de innumerables cañones,
Durante el siglo y medio que las provincias polacas han se vieron precisados a retroceder. Los que atacaban no
pertenecido a Prusia, sus habitantes han sido tratados con disponían de tantos hombres como los atacados, pero
rigor, sin la menor benevolencia. Se hizo lo posible y casi tenían más cañones, y su numerosa artillería les dio la
lo imposible para prusianizar a los polacos, y viendo que victoria.
no se conseguía su deseo, se extremó las medidas coerci- Sabiendo por la experiencia de Francia en 1914 y de
tivas y padecieron lo indecible los vencidos. Rusia en 1915 que un ejército que no esté poderosamen-
Es verdad que los rusos se portaron de un modo bru- te armado puede considerarse perdido, ¿cómo se les ocu-
tal con ellos, que ahogaron en sangre las insurrecciones de rrió entrar en liza antes de haber terminado sus prepara-
Polonia, que aun no se ha dado ninguna libertad a los po- tivos?
lacos, que los zares han mandado y mandan como se les Durante los últimos días han podido resistir los ru-
antoja y sin la menor consideración por los polacos. Pero manos; pero es evidente que no tienen aún la artillería
la conducta indigna de los rusos no hará que olviden—así que necesitan. Los franceses lo reconocen así y piden los
se puede creer—la de los prusianos. Es probable que ad- diarios de París que se envíe artillería a Rumania, no sólo
viertan los ciudadanos del nuevo reino que sólo para da- para que puedan defenderse los rumanos, sino para
ñar a Rusia les concede Alemania su independencia, y atacar.
que, por lo tanto, le agradezcan bien poco lo que hace en Otra cosa prueba también lo que ha sucedido en Ru-
favor suyo. mania últimamente, y es que si la preparación puede mu-
Si tienen memoria recordarán que a principios del si- cho, el número de soldados puede más. Si los alemanes
glo pasado Napoleón, para molestar y debilitar a Prusia, no han llegado a Bucarest se debe a que no disponían de
creó el gran ducado de Varsovia. Era un reino de Polonia bastante gente para proseguir el avance emprendido. Los
amputado, reducido como el de ahora. Era un simulacro, cañones obligaron a los rumanos a retroceder de Dobru-
una sombra del reino de Segismundo I y de Sobieski. Y cha y en Transilvania; pero la falta de tropas suficientes
cuando se reunieron todas las naciones de Europa para ha hecho que se malograra el éxito de las hábiles manio-
echar las bases de una paz algo duradera, Rusia se quedó bras de Palkenhayn y Mackensen. Lo dijimos hace tiem-
con el ducado y de nuevo pudo resonar el lamento : ¡Finis po y lo repetimos ahora.: Se vence con los cañones; pero
Poloniae! para que éstos puedan vencer son necesarios muchos,
¿Tendrá más larga vida el reino que dos decretos de muchísimos hombres. Cuando éstos faltan aquéllos para
Guillermo II y de Francisco José I acaban de crear? poco sirven."
LA GUERRA ILUSTRADA
1247

Pareja de caballería rumana en servicio de exploración (Fot. Central News)

Una sección de los famosos húsares rojos de Rumania haciendo fuego


con una ametralladora (Fot. Central News)
' veüi
t'mmmmm ^ w w '
(••

«i:áS.a:.«&¿^fe.¿¿^^
» * • •

Kuosim
'••iMi
«Sií;
'^'^W^IWte^Kír^ A y N
O t'l^'^O^nj
^^s^z<--i
'Biel- ii/rÉ\ mMk^-"' ' ^ ^ ^ § í # f í ^ # r j i^^^?^^»^s ?sÉl?«? I

Wu, ? ^ . ^ %»^5¿t^^^^^^?^^P-^^í^^^5,,^|^.^ ^¿¿^^.T^^ifirMi


»M/í¿/ :

\
¡¿Oi/esmeli
wmmm ]pierre^
.^fe"- ^''"P'm.m^^^s\rmpf>^mp3
1MIJO%

^^/^m^k^'^^^
WBJAH
S*?f, vi?? >
yw/otteh-O.

f^'»,^//*"'|^jj^|^ __
"^lüenoyel/^^^^^g^^^j^
^\
7k-erow-í= ( ./3*V "-mySi
I
wiéresM T2S»i2
^%§íd5¿ln^^^^^í^^
veSümi/
S ^ mMM¥^^iS^oir^'^''^T^
, £s/7) vnimdrit

WfíáíY ^ mi/og
EkgtMtce Trapas//epuc (WWlt..^,/

^.3 4?/^V>5<?///fe
^•'•^'ymfnoTs
^ICusej¡/ / / O K ^ C h a m p l ^ ^ ^ ^ ^ wusmgrfr 1^Mif^-^ra^
• " " ^ ^ ^ ^ - ' • | ^ # / ^ . c y M ' ^ ' í ^ ,,
j f l s i , AtÁ¡t/g/7ge¿
)ntignJ'i^-V.
'}'^'U 2te#.íyisr;^á»r-Sí!f^ £M?//f ,
^F;;^??^;;^;)i^^^^.-^pie4^^^^^R ^^^^^^

JrsfifeA
m/^pg¿pj
Se//>. ^j)]JOhenen¡///0í vémot
Chd/gn
qeaumb,
}45SM
msPdssire^ K/0¿j
rntuea
Mgnii

^^^"^^^.W Vg/rSM'^yj-í^^sí^efíéi^éie^Cfi.
XT\95Zljg
37//«

ñsriién
'Ahumí^.JSifíífey
/IPCBSU ^
^^^ne^hrgffMt ^.
7/7
, //sais CharMainaj f43W3
5iaíM''íí^^íS}i wo'r Wmajá.
renois
'íssnpit isiduieny X^^^^
'1anvgux'm¡iéi/imsf;'i/{Mi„g^ \aii!Aufif¡ef/ TsqjQ
cou WAUOf/effl
me/jg. ^ /jf^^SM
fm
%'y^óí '^W(jJÜ/rey
7-S: dmínOh
Mmftgi vríb
\,,\—^^-^-^gmbeireJ im
?!? ~ aiseqwpQ
vmmactirír.
V/emencei
MaWfimoli »/S5:/^¿'^
^; '"'' 131

'^4 fcvrevvCfiSmb^íw t^U/oWmii m^^^^m ^/^'t


mért i\K'sn^ j/ofM^m
vbih

\Ca/n
Whbest <m^\'''^o ^
,. -w^QikiíPSí-í/íxf' s í á "^ ^ l i ^ ^ "^vSl^fAía •"" " -r^w^ow / , , v , / T.í';tp^
^''"?f^^^^lii''UQuidji S ^ A Í ^ f^/;íWj6®7Í^

^^feféwX^

——^- ^^^^^^^^^^^^^^fe
1250 LA GUERRA ILUSTRADA

Comlíatientes británicos a la hora del rancho (Fot. Central News)

Ruinas de una casa de Longueval sirviendo de puesto de observación a un soldado inglés (Fot. Central News)
LA GUERRA ILUSTRADA 1251

Sidc-cars ingleses armados de ametralladoras dirigiéndose a la línea de fuego (í'oí Central News)

Soldados ingleses acarreando municiones para el serYÍcio de una batería de cañones de largo alcance en el trente del Somme
r^NIddí'

:)uow3Uí Wssw^fi/ifOWj^.

•:»-.V*\;a-;-.*-.Í- •'•: OUI^WOi

\jj3idk nW**"'-
vwjirKMmm-.
'"""'^.^uLC^'^'i'

3//miey¡

-spue//pff
^^^fíf^MS^^ »
2á íe&
<3sAeu -m¿¿ I mm
&!2i5Í^^Vf7*^íl^•^íjifi hpne/h
•Joc/dfOf,

m^
\0i/maQi Jii
•if/i/iuieg ^f'/^e/,
. Á3^^Í¡!l/S///¡(IU/3 fxjdoA m
qjnoon,
•¿¿¡9¿23,

KimysM
¡kiopabnof

ailMuu

Ijaffi/fpu^l/M
^^^«lilS.
03' \ÁB/M
\^noon/3g^
yjnoouoií Pli^i^Süf)
viJcaioii
í-*¿i

•^«Sik^^'iü*
«i

- • í • - -.•(u>'1n^ I Ml/n/Tl L,.//jíB..-:

Wwmp

r3ím¿¡>~Jfmyí¡í::¿fíeif/ ni
,j30ireM >t. '«a/li/m^uoiimi

» ; # ^ ' : * Í M ^ ' ^ ' m . » * ¿ a///^/M3U y./^^^/í^^^)^^=gíí?:?<«/^A/.\\ ^ ^ ^ ^ 2 Á \ 4 « i


N,?
Búij^SMJunpy'-
J3////><Ss/tO/l/i ji/a," V/7¿;Í7ÍZ*^«/ , j ^ / * S ¿ , l j . \ auiewajaínm Lfí„„,J
'!¿^^mno^.,JS}^SJ?3n Í3&yauÁ,7nÁ
//i/ói/c- ~

m
'•MlM^'F>¿ssiA^^'^ik3UKuoéiaH\
^ ¿júat
JasiSXíapaw

.gp^^^^^^m
' jjopuaiw

(óps//j^\ípf/¿iü/a)^ ^S^ríuu i
¡Jdopisiam
f^Si^mf'"" &^^'^^^
^\/' =« ^
'"'^"""^hSm<^^f; v«W/ L ~ ^ R[!JEL 15
4
¿gp^V \>^^ilv^nnl^WrWLaÚí:é, r
^..ag^^l 5.
•fiRrs
6 7 >a
PUBLICADAS
f^*Ví?~v"v>\;5S4^,r KaMBinaimlSn )f\\.nc,

^^^Wt^i^^^^^T^ Atentó
'^U^J^m^i^^m^^mt^an
ñi^M-iCiáiwm^ „•••
)ische3^'r^^$&^swii¡:^-^:iM^ii^syem^:-. .. í;^m'^m.
''••1 MrfljySyme:^:--: -. fFoi

/\ ^^ i -.yi^-tW ^ \ n.-* • ' • - • • - A I D — -; i » / / ^ - * . . » - . • ' . • f r ITI

'moi/ff'dmpfy"^' ''Súsagna
^Míllot

''"^"wmi^ ^ ^
, .., ,^.. ^_„,,...™-'•
N / / / 1 SikFontdij.
HunSwrk nelincoBr't\-~~-^^-ífir¡u

BeldUCOij;^Z. '^f"<¿:^ \\\ WnrhPnnnXmh^rdwIfinMiuhelle \ / J?^mám!^^WMJ^Ñ^tJ-P flesfmSré FuataSgf/oatit


^^almont , ^ vsél%^^^fí*MarSirr¿J^
Éndrecaur
^ ^ Luxegjir
)í-B. [ w /^gr* m
ffl-üe.¿:.rH Jf^X^On!SrS^ÚW«^"^^ le Sagaz , -
'/i WsnPfM<^ hhclm'-ld-fl ''"'^
TOUCI
wlay

¡esmcmri -^efksl
JlicMirt 'eurey x T 1 í^aill^.wurt /mon¿om4,;J^?j,^^^eve/re j{lAJa *^^r^#^«
PergergP
JlÉlirí
Wji

Teoeric I
.^^^^,^^^/jdornL^ .

'onmtoti
fl-tíe-íj^ymoff
VAiJDotar\>
„ , , ,vraipscouñ
ZMinnÁí/i en<¡ Í ^ T A O/S/i
ncM
wíc^^ iFedrí)
iesCótets, ulp,c
.M^/eJmf^"9 ,, ,, TOIS lexel/ íra™^1•^ , . „ •e/tps //^ ^-^,Jmnans
, ,.-^
te^)/. 'elleclmipuf \Mes^alai^(D*¿^Mns

lEntviileñ.

Grei/,coum y~iiemiSnA í---^^^


i^Meine
S^d\lesBÉges
K X / ^yfíázien
- ^ ^ Courbo^l ^ i / l ^ ^ m o , 4 ^ ^ ^ ^ u l 7 \ ÍS
%rmb/rs'''Pr'^smse'-
„>. /ik, -itSsTr
'mesierasI ""f&^/SSf,^ /J,
»iniehans^ m
^- "/J F1 if Tí^^Jey JkMáldchi (Mnbierñ. , ,, , ,„
CrQti^ I fíourguignl

í^'^T'ffenU \WlfHodal
^ _„ „ Ty/"&S^'^l^em^.
Velltireille»]féí-C. \ Sofónslsi / r . i ^-^>WA*,JSS». //_. </!d¡&em¿ntot,r~lS
hnne\Ánb

•II mntboilm \ , •^: , 'I

, ,; Champí wrüanTte Mnt-/esH.' vx " T"Z—J^atík>l7s^


fiylí-J^L.^,^^,,,"^^3n?r^^^r''
mney-V J3fc
WiivsaSr ITans-la
«Míiy.
_ "JesMjtí^^l^*^"^ ,, _^^i^mríar^in 'KIK

^BúFIbí' C^dbeaní ií-i!«Tfsaí- »Arcier


r . \ Ossejcl e/dfWnc/ajiS^'W^RissdViinf^Buez iM^esse ,, . >^ ,^„, ,. MaitífiM^
aFríqfSis,
'ihalezeule ^Ambn
iJ/h/7!g~\jLS^^^\ PartsJ,

;*T^ r /inA^nniji,' r^ X¡¿,i,y^rsnois


ihsen

idmimiii
l3& IUÍ^FS"'^^'^"^
"mb<^^^UMitaldu6'Sois <%5''7S íimtyík .MMSM
Fiíchéimx „, i ^ //--<m^fmffr=^=F'k.,dmvne
•s /óllemL / ÍKjrtwni ^„ ,.^4eBeliSU,,>i*^mMÍFB3'rboüx
'iiW$Éew^W!n',jg0iimMítns\ f^dríi yes/i
Verpiei
•iX'áyc^^-
'iDehis_kn¿^ ""' mjm
6"
1251 LA GUERRA ILUSTRADA

El ministro inglés Mr. Balfour visitando lina de las aldeas reconquistadas por las tropas británicas
(Fot. Central News)

La campana de la iglesia de Montauban esperando la hora de volver a su torre (Fot. Central JVei(;s>
LA GUERRA ILUSTRADA
1255
DOCUMENTOS HISTÓRICOS la violación eventual de la neutralidad belga; nos pidió dejarla en libertad
y tomar lo que quisiéramos de las colonias francesas.
El ministro del Foreign Office, señor Grey, pronunció en el local de !a ..Esta era la maquinación alemana; no sólo para aislar a Inglaterra
Asociación de la Prensa extranjera de Londres, el siguiente dircurso : sino también para desacreditarla. '
«Este otoño se han pronunciado dos o tres discursos importantes : el ..Yo pregunto a cualquier neutral: ¿Qué hubiera sido el porvenir de
discurso de monsieur Briand en la Cámara de Diputados francesa; luego Inglaterra si el gobierno británico hubiese aceptado semejantes ofertas?
la interviú de Lloyd George; más tarde el discurso de Asquith en la Cá- Felizmente, la maquinación era tan monstruosa, que no podía triunfar
mara de los Comunes, y, por último, tenemos un comunicado oficial del En cuanto al espíritu de la lucha, como dijo Mr. Asquith, combatiremos
ministerio del Interior de Rusia. Todas estas declaraciones lian dado a hasta que se restablezca la supremacía del derecho, basado en la igual
conocer al mundo el sentimiento de los aliados. En la presente hora yo dad, para que toda nación, grande o pequeña, coopere a la formación de
suscribo completamente todo lo dicho. una humanidad civilizada. Para ello ponemos todos nuestros recuraos en
»Esta tarde no voy a hablar de las condiciones de la paz, que sólo los dinero y en hombres.
aliados pueden formular en conjunto y no separadamente: hablaré úni- ..Vertemos la sangre de la nación con nuestros demás aliados, cuya es
camente del objetivo general que los aliados se proponen lograr. Al ha- también nuestra causa, y así estaremos en pie o caeremos juntos, a pesar
cerlo os pido que no perdáis de vista los orígenes de la. guerra actual. Se de los esfuerzos de Alemania para separamos, porque sabemos que la uni-
puede obordar la cuestión de la paz como conviene, teniendo presente t\ dad es lo esencialmente necesario, no sólo para obtener la victoria sino
espíritu de la causa real de esta guerra. para asegurar nuestra existencia futura. Esta unión constituirá un lazo
"Algunos me dirán que para qué volver a la historia que todo el perpetuo de alianza y simpatía entre nuestros pueblos y sus gobiernos
mundo ya conoce. Yo contesto qiie no puedo volver a hablar de esto con Permitidme que diga una palabra respecto a otro asunto. Miremos el por'
mucha frecuencia, porque afecta a las condiciones de la paz. Alemania y venir. Después de la guerra, ¿qué podrán hacer los neutrales» A un co
sus hombres de Estado hablan de la paz, declarando que Alemania debe rresponsal que se me presentó con este objeto le dije: La mejor obra
obtener garantía contra la repetición de las agresiones de que lia sid.) que pueden hacer los neutrales en la hora presente es esforzarse en que
víctima. Esto sería lógico si Alemania hubiese sido realmente víctima de no se repita la guerra actual. Si las naciones hubiesen estado unidas y
una agresión; pero precisamente ella ha sido
la que desencadenó la guerra, en Europa, y
pertenece a los aliados el obtener ¡rarantias
para la paz futura.
, »En Julio de 1914 nadie pensaba en atacar a
Alemania. Para justificar su tesis de que la
guerra fué impuesta, dice Alemania que Ru-
sia fué la primera potencia que movilizó sus
ejércitos. Rusia no movilizó más que cuando
Alemania rehusó que se verificase una Con-
ferencia que había sido propuesta y cuando
Alemania había dado la orden de movilizar,
así como cuando estos informes fueron tele-
grafiados a Petrogrado. Esta guerra es la re-
petición de la de 1870. Los preparativos de
guerra eran sólo los preparativos del mate-
rial; pero las medidas preparatorias para en-
t r a r en la guerra se realizaron en Berlín 'la
tal modo, que rebasaron las de los demás paí-
ses, y luego hicieron una maniobra que ten-
día a provocar a los demás países para que
tomasen medidas decisivas. En fin, pretender
que esta medida constituía un ultimátum, ha-
cía que la guerra fuese inevitable. Por el mis-
mo sistema, para la invasión de Bélgica, Ale-
mania había construido redes de vías férrea.s
estratégicas, y el Estado Mayor alemán ha-
bía preparado un plan i^ara atacar y pasar
por Bélgica, y hoy Alemania alega que atacó
a Bélgica porque otras naciones meditaban
atacar a Alemania por Bélgica.
"Deseo que un tribunal independiente « im-
paroial examine la validez de las declaracio-
nes alemanas de que la movilización de Rusia
fué una medida agresiva y no defensiva y que
otras potencias pensasen atacar a Alemania
por Bélgica. Cuando las cuatro potencias pro-
pusieron una Conferencia y cuando la quinta
Ja rechazó, ¿son las cuatro potencias que
proponen la Conferencia citada las que imp.i
Bieron la guerra, o bien fué la otra, la que re-
husó, quien desencadenó el conflicto? El em
parador de Rusia propuso diferir el asunto
ante ©1 Tribunal de La Haya.
«Cuando un soberano hace este ofrecimien-
to y cuando otro no lo tiene en cuenta, ,:e<
este soberano que ofrece dirigirse al Tribuna]
de La Haya el que impone la guerra? En la
misma víspera de la guerra, Francia se com-
prometió a respetar la neutralidad de Bélgica
8i Alemania la respetaba. ¿Son estas poten-
cias las responsables de la violación? Estos
últimos días aun el Kronprinz deplora las pér-
didas. Porque sabíamos los sufrimientos y la*
miserias que traería consigo y lo terrible que
sería para Europa, fué por lo que nos esforza-
mos en evitar la guerra en 1914. Ahora estamos
decididos a que no termine sin que sea un he-
oho que las generaciones futuras no estén ex-
puestas a tan terribles pruebas.
»El plan de Alemania era aniquilar a Fran-
O'a y Rusia y aislar a Inglaterra. Nosotros no
olvidaremos jamás los ofrecimientos que Ale-
ania nos hizo para que no tomásemos parte
en la guerra.
"JMos pidió que la prometiésemos permane-
d'rt ''^"*'''''-'*^ <'on ciertas condiciones. Nos pi- Señora india, con el
traje de su país, vendiendo objetos en beneficio de los soldados heridos
que pasásemos por alto lo que afectaba a
(Fot. Central News)
1256 LA GUERRA íLuSIRADÁ

Enfermeras francesas paseando algunos heridos por los jardines de las TuU^i'ías (Fot Branocr)

de acuerdo, y si en Julio de 1914 hubiesen procedido con resolución .v


prontitud para exigir que el conflicto hubiese sido sometido a una Confe-
rencia o al Tribunal de La Haya, y que el tratado de la neutralidad de
HECHOS CULMINANTES
Bélgica hubiese sido respetado, no habría estallado la guerra europea.
"No se puede esperar que los beligerantes pasen mucho tiempo en
3 de Noviembre. —• Los italianos prosiguen su o¡ensi-
pensar, en lo que podrá ocurrir cuando se obíenga la victoria. Pero los va en el Carso, se' apoderan de las alturas inmediatas a
neutrales no están en el msimo caso. Yo he comprobado que no sólo el Castagnevitza y hacen 3,500 prisioneros, lo cual da una-
presidente Wilson, sino también Hughes, candidato a la Presidencia de suma de 8,000 en dos días.
Ipa Estados Unidos, patrocinan una Liga que tiene por objeto no interve-
nir entre los beligerantes de esta guerra, sino establecer una Asociación Los rumanos persiguen al enemigo en el valle de Jiul.
internacional para defei^ués de la guerra, que represente su papel en el 4 de Noviembre. — Los rusos pierden unas trincheras
moment'o de la paz para que ésta esté segura en lo futuro. en Lipiz-adonaia.
"Todos debemos .mirar con simpatía y esperanza esta Liga de los Se pelea en todos los pasos de los Alpes de Transilva-
países neutrales. Sólo que no debemos olvidar que si las naciones pueden
después de la guerra' hacer algo eficaz, uniéndose entre ellas para el fln
nia, sin que cedan terreno los rumanos.
común de mantener la paz, es preciso que estén preparadas a no em- Los italianos avanzan algo más en el Carso tj hacen 48f
prender otra cosa que lo que sus fuerzas les permita hacer y a velar para prisioneros y loman 13 ametralladoras.
que en aquel momento de la crisis esta fuerza se aplique a hacerlo. Cuan- 5 de Noviembre. — Los franceses toman a los alemanes
do llegue esta hora debemos presentar a los neutrales esta cuestión.
"Procederéis cuando llegue el momento de proceder. El objeto de esta
las ¡¡ocas casas del pueblo de Vaux que a<un conservaban
Liga es hacer que se observen los tratados y que antes de entrar en gue- en su poder.
r r a se recurra a los últimos medios para mantener la» paz. 6 de Noviembre. — Los alemanes obligan a muchos mi-
"Semejante Liga no existía en 1914. Pero supongamos que el estado de les de belgas a internarse en Alemania para que trabajen
cosas de 1914 se vuelva a producir y que exista esa Liga. Todo dependerá
entonces de saber si el sentimiento nacional que la sostiene está bastan-
allí en lo que el gobierno impei'ial disponga.
te penetrado de las lecciones de la guerra actual, para obligar a cada 7 de Noviembre. — Los ruso-rumanos toman la ofensi-
nación a que se dé cuenta de que su interés vital es la paz en lugar de va en Dobrucha y obligan a retroceder a las tropas manda-
emplear la fuerza. Es preciso algo más que eso. Es preciso que exista un
acuerdo después de la guerra, basado en los procedimientos que se deben
das por Mackensen.
emplear en las guerras. Grey condenó los procedimientos de guerra de los Los franceses toman los pueblos de Ablaincourt y Pres-
alemanes, la manera de sembrar las minas al azar, el empleo de gases soire y hacen 487 prisioneros.
asfixiantes, la destrucción de navios mercantes con dotaciones y pasajeros, Los rusos avanzan en la región de Dornavatra.
y atentados cometidos en los territorios invadidos.
8 de Noviembre. — Los alemanes reanudan la ofensiva
"Los neutrales tienen interés en velar por que se haga algo en lo futuro
para presentar reglas y que sean sancionadas de una manera clara, para en el valle de Jiul.
que toda nación que las infrinja sea mirada por el mundo entero como 9 de Noviembre. — Los rumanos recobran la ciudad de
nn enemigo común del género humano. hirsova en Dobrucha. Los alemanes siguen retrocediendo.
"Muchos años antes de la guerra hemos vivido bajo la densa sombra
del militarismo prusiano. Sólo debe hacerse una paz que permita a las
10 de Noviembre. — Los alemanes atacan y vencen a las
naciones de Europa vivir en lo futuro libres de esta sombra, al aire libre rusos a orillas de Stokhod. Se apoderan de una linea de
y bajo la luz de libertad.. Por esto es por lo que combatimos.» trincheras y de 3,W0 prisioneros.

B B «1 p r ó x i m o n ú m e r o p u b l l e a r e m o a e l r e t r a t a d e l d u q u e : d e A o s t a , j e f e d e l a s f u e r z a s I t a l i a n a s « u e o p e r a n l e n G o r i t z t a ; .
e l m a p a de la Transllvanla y frontera n o i t a ds R u m a n i a (doble página), en eolores, y g r a b a d o s d* aetaalldad e n n e g r e
HISTORIA DE LAS NACIONES
El constante interés con que hemos seguido siempre el movimiento literario contemporáneo nos ha puesto en
presencia de una producción única en el mundo, que con verdadero placer presentamos al público español e his-
panoamericano : LA HISTORIA DE LAS NACIONES, publicada en Londres por la casa Hutchinson y Go.
El asunto tratado en esta obra realmente extraordinaria, basta ya por sí solo para atraer y cautivar hasta el más
alto grado la atención de todos los lectores. La historia de la Civilización desde su origen en el valle del Nilo; la
del Arte desde sus cunas de Grecia e Italia; la de las Ciencias a partir de los primeros pasos dados por los pueblos
orientales; la de las Conquistas realizadas por los reyes egipcios, por los emperadores romanos, por los capitanes
de la Edad media, por los más famosos guerreros de nuestros tiempos, las proezas de Ale¡andro el Grande, de Julio
César, de Carlomagno, de Gonzalo de Córdoba, de Hernán Cortés, de Napoleón I, de Federico de Prusia; el reíalo de los
Descubrimientos Geográficos, las atrevidas expediciones de Hannón, Marco Polo, Vasco de Gama, Cristóbal Colón, Cook,
Peary, Scott; la Historia Religiosa de los pueblos asiáticos, las Cruzadas, los conflictos entre el Poiili¡icado y el Imperio,
las luchas de la Reforma; la crónica de las grandes Conmociones Políticas, la caída del Imperio Romano, las invasiones
de los bárbaros, árabes y mongoles, la Guerra de Treinta Años, la lucha de los Pueblos Americanos por su Independen-
cia, la Revolución Francesa, la Guerra Europea comenzada en Í9i4..., he aquí algunos de los interesantísimos episo-
dios que el lector verá desarrollarse ante sus ojos como cuadros vivos puestos en movimieiilo por la magia de una
pluma elocuente y una ilustración espléndida.
El texto original de la HISTORIA DE LAS NACIONES fué confiado a especialistas eminentes, a verdaderas cclebr¡(la<lcs
que por su preparación y aptitudes particulares se encontraban en estado de unir la más rigurosa exactitud docu-
mental a un estilo conciso, claro y pintoresco. Logrado este objeto por aquellos editores, sólo nos restaba el cuidado de
elegir un colaborador que por su ilustración, criterio y perfecto conocimiento de las lenguas inglesa y caslellaiia,
pudiese trasladar fielmente a esta última tan valioso tesoro científico y literario. Creemos haberlo conseguido plena-
mente al confiar la traducción de la HISTORIA DE LAS NACIONES al distinguido abogado y publicista don Guillermo de
Boladeres Ibern.
Nos creemos igualmente con derecho para llamar la atención del público sobre la notabilísima y al)uiidanlísima
ilustración que la acompaña. Nuestros grabados son en gran parte reproducciones de las obras maestras de la pintura.
La belleza de nuestra ilustración está a la misma altura que su inestimable valor documental.
Otro motivo de orden menos elevado, pero de positiva importancia práctica, nos permite recomendar al público
esta obra: su extremada baratura. Lo mismo que en su día lo dijo la casa Hutchinson y Co., podemos decir ahora
nosotros, que sólo la enorme tirada ejecutada nos permite ofrecer la serie completa de 130 cuadernos al precio
reducidísimo de 65 pesetas. Nunca se ha presentado en el mercado editorial una obra de tan considerable extensión y
precioso valor por un precio tan limitado.

CONDICIONES DE SUSCRIPCIÓN
La obra completa comprenderá 130 cuadernos, siendo de regalo los que excedan de dicho número, cada uno de los
cuales constará de 16 páginas de texto, e ilustraciones en papel «conché» y una magnífica tricromía, reproducción
de un cuadro célebre o mapa histórico. Aparecerá un cuaderno cada semana, al precio único de

DOS R E A L E S CUADERNO
A fin de que el público pueda formarse una idea aproximada del considerable desarrollo de nuestra HISTORIA OÍ:
LAS NACIONES, incluímos a continuación la lista completa de los países que son objeto de un estudio especial, por el
orden en que están tratados :

EGIPTO.-CHINA.-ESTADOS DE LA INDIA.-BABILONFA.-PÜEBLO HITITA.-ASIRÍA.-FRNICIA.-CABTAOO.-FRIOlA.-rjDIA Y OTRO^


l'AlSES DEL ASIA MKNOR.-GKECIA.-PUEBLO JüDia.-ROMA.-FRANCIA. - P E E S I A . - J A P Ó N . - B É I Í G I C A . - H O L A N D A . - P U E B L O S ÁRAHEs
Y MOROS. - A U S T R I A . - H U N G R / A . - E S P A Ñ A . - S Ü I Z A . - P O R T Ü G A L . - N O R U E G A . - S U E C I A . - D I N A M A R C A . - I T A LIA.-TURQUÍ A.-R1IS1 A.-SER
VIA.-BUMANIA.-BULGARI A.-MONTENEGRO.-ALEMANIA.-POLONIA.-INDOCHINA.-PUEBLOS MALAYOS. - KIllMANlA.-SIAJÍ.-ANXAM.
-COOHINCHINA. - TONQÜÍN. - JA V A . - SUMATRA. - TIBET.- AMÉRICA. - PUEBLOS M AYAS.-COLOHIU \ . - ARGENTINA. - Pr E BLOS DE QUl-
TO.-PÜEBLOS INCAS.-BRASIL.- GUATEMALA.-HONDURAS.-SAN SALVADOR.-NICARAGÜA.-PANAMÁ.-PERÚ MODERNO. - BOLIVIA.-
CHILE.-PARAGUAY. - U R U G U A Y . - A BISINI A.—ESCOCIA. —IRLANDA. - PUEBLO INGLES.-PUEBLOS BRlTÁNltOS. - PUEULOS AZTECAS.
-MÉJICO MODERNO.-HISTORIA DE LA GUERRA EUROPEA.

Según queda indicado, el final de la obra está consagrado a la narración, llevada hasta el día, de los episodios
que constituyen esta lucha única en la Historia.
Pídase en todas las librerías, centros de suscripciones y kioscos para la venta de j)eriódicos.

Centro Editorial Artístico de MIGUEL SEGUÍ.—Buenavista, 30.—BARCELONA