P. 1
Los accidentes laborales en el sector de la construcción

Los accidentes laborales en el sector de la construcción

|Views: 1.272|Likes:
Analisis desde la perspectiva sociológica de la percepción del riesgo y su gestión en el sector de la construcción.
Analisis desde la perspectiva sociológica de la percepción del riesgo y su gestión en el sector de la construcción.

More info:

Published by: Manuel Morales Martínez on Oct 09, 2010
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

05/08/2013

SPI – Seguridad y prevención integral

Los accidentes laborales en el sector de la construcción
 

 

 

Palabras clave:

Gestión del riesgo, siniestralidad, percepción del riesgo, construcción.

En esta práctica he intentado realizar una aproximación de la problemática existente alrededor de los accidentes laborales en el sector de la construcción, recogiendo las confusiones que plantea la definición de este concepto para algunas de las partes intervinientes en el mismo. La percepción del riesgo en el ámbito laboral, existe en el sector de la construcción, se convierte en un elemento fundamental para entender el comportamiento ante el riesgo que adquieren los trabajadores de la obra. Propongo en esta práctica varias aproximaciones que son aplicables al ámbito del sector de la construcción, teniendo en cuenta, que el que tiene el riesgo de sufrir un accidente laboral es el propio trabajador, y que por tanto cabe resaltar que no solo se deben tener en cuenta las variables que manejamos normalmente, si no también desde otras, como las perspectivas psicológica y social que incide en el propio trabajador. He seleccionado el tema referenciado, por la relación que guarda con mi trabajo diario. Después de casi diez años trabajando en el sector de la construcción, y de que sin duda existe una sensibilización que ha mejorado ostensiblemente, nos encontramos que se siguen produciendo gran cantidad de accidentes e incidentes laborales. Por tanto, he querido centrar mi análisis en estos riesgos, que por otra parte es un riesgo objetivo y conocido, aunque la columna vertebral de mi exposición, quiere tratar sus causas, que realmente es una parcela poco tratada por los expertos en prevención de riesgos laborales. Esta diverge con la habitualmente tratada, al aproximarse de una manera más subjetiva, en lo que el trabajador entiende por riesgo percibido. El mundo laboral de hoy día, está concebido como un factor productivo para la empresa, y como generador de riqueza para el trabajador. La competitividad existente hace que las empresas intenten organizar procesos productivos con mayor rentabilidad, y al menor coste posible. El sector de la construcción, es un claro ejemplo, de cómo el trabajador, realiza largas jornadas laborales incluso llegando a trabajar días festivos. Por tanto estos trabajadores tienen un riesgo potencialmente más alto de incurrir en un accidente laboral. Este factor, junto con la poca cultura en la práctica de sistemas de seguridad, hace que el trabajador esté en constante peligro de ser víctima de un accidente laboral. Por otro lado, está la empresa, la cual posee como idea principal la obtención de beneficios y resultados a corto plazo. La empresa se ha encontrado en un corto periodo de tiempo en la controversia del mundo
 

Manuel José Morales Martínez  Graduado en Prevención y Seguridad Integral  (Director de Seguridad y Técnico en PRL) 
 

  Página 1 de 4 

SPI – Seguridad y prevención integral
Los accidentes laborales en el sector de la construcción
 

 

 

de la seguridad, puesto que para la mayoría de ellas supone un gasto no recuperable. Estas no son conscientes de sus enormes consecuencias; los accidentes laborales y el absentismo laboral. Con esta introducción, he querido iniciar el planteamiento que para mí, debe llevar el análisis de este riesgo y los factores que según mi punto de vista intervienen con idéntica importancia en los accidentes laborales en el sector. Eso pese existir una creencia en el sector que son riesgos inevitables y difíciles de gestionar. Mi objetivo es, por tanto, cambiar la creencia social acerca de que los accidentes y enfermedades profesionales son una consecuencia propia e inevitable del contexto laboral, y proponer estrategias de intervención para minimizar la incidencia de los accidentes laborales. En los accidentes laborales existe una distribución de las responsabilidades entre los individuos. El trabajador, el empresario e incluiría un tercer órgano, las mutuas. Todas ellas tienen una implicación directa en el tema, y su política a aplicar será determinante. Esta cuestión, en primer lugar, afecta a las políticas a desarrollar de las organizaciones, donde se hace necesario contar con un lugar de trabajo seguro y saludable que permita la disminución de los riesgos laborales y sus fatales consecuencias, contribuyendo en última instancia al mantenimiento de una sociedad con niveles de salud más aceptables. El riesgo forma parte del lenguaje diario y cotidiano de los individuos que operan en las obras, existiendo el peligro de que los riesgos que emergen y evolucionan a causa de las demandas del mercado laboral se perciban como algo normal y no se asuma por ello un esfuerzo en materia de seguridad adecuada. Desde una reflexión más profunda, el individuo, puede tener una estimación sobre la siniestralidad laboral más objetiva, ya que esta tiene en cuenta tanto el nivel de conocimiento o desconocimiento del peligro como el grado de control que se ejerce sobre él. Sin embargo, en las obras, pueden aparecer factores de diversa naturalidad que alteren la percepción de una situación concreta, provocando que las que las percepciones de unos y de otros difícilmente coincidan por sus características (creencias, estereotipos, actitudes, tolerancia, etc.). Los profesionales del sector debemos indagar los motivos que llevan al trabajador a realizar estos actos peligrosos, a sentir que pueden controlar el hecho, o que en determinados acontecimientos ignoren sus riesgos. Esto genera un optimismo exagerado y obcecado en relación a eventos negativos, que pone en continuo peligro su integridad física y la seguridad del espacio en el que se trabaja. El trabajador se
 

Manuel José Morales Martínez  Graduado en Prevención y Seguridad Integral  (Director de Seguridad y Técnico en PRL) 
 

  Página 2 de 4 

SPI – Seguridad y prevención integral
Los accidentes laborales en el sector de la construcción
 

 

 

percibe en ocasiones como un sujeto invulnerable a las consecuencias de sus actos. Deben aplicarse aproximaciones a la materia, desde perspectivas como la psicología y la sociología para analizar los comportamientos, citados anteriormente, que nos llevan a engrosar un gran número de accidentes laborales en el sector de la construcción. En primer lugar, cabe valorar las consecuencias que se derivan de los accidentes laborales, como son el absentismo laboral. Al mismo tiempo, debemos actuar en lograr las claves para modificar la conducta de los trabajadores, sirviendo los profesionales del sector como mediadores, investigando los factores estructurales, de personalidad, y sociales que inciden negativamente en sus conductas subjetivas. Por ejemplo, el estructurista que trabaja a altura, no utilizará el arnés a no ser que perciba la amenaza que puede representar la caída como resultado de su comportamiento. Por ello, debemos impulsar que los sucesos ocurridos, como el expuesto anteriormente, nos sirvan para programas formativos o campañas hacia la erradicación de los accidentes laborales. En segundo lugar, es determinante la actitud positiva o negativa que el trabajador tiene en sus comportamientos. En definitiva, la intención de ponerse el casco depende de un factor estrictamente personal relativo a la evaluación que el obrero hace de la conducta y de un factor social ligado a las presiones de otras personas con mayor jerarquía para que lleve a cabo dicha conducta (encargado, jefe de obra o dirección facultativa). Su actitud positiva está en función de las creencias que el trabajador tiene sobre los beneficios que se derivarán de su conducta y la valoración positiva de tales resultados. Por otro lado, también estará influenciado por las actuaciones que ejerzan las personas de su alrededor, y su motivación para cumplir las premisas marcadas. Por ejemplo, si un trabajador nuestro cree que su encargado o jefe de obra piensa que debería ponerse el casco, percibirá esa presión social que le hará colocárselo. Hemos de mostrarnos inflexibles en este sentido, para que esta idea llegue claramente y sin contemplaciones al trabajador. Este modelo de aproximación psicológico y social ante conductas de riesgo, intenta superar las deficiencias de los modelos estrictamente técnicos desarrollados anteriormente, considerando variables tanto psicológicas del individuo, como las variables sociológicas que interfieren en los accidentes laborales en el sector de la construcción. Los accidentes laborales son una consecuencia asociada al avance tecnológico y las nuevas formas de organizar el trabajo. Nos encontramos aquí, con la controversia al apreciar que en cambio no se ha
 

Manuel José Morales Martínez  Graduado en Prevención y Seguridad Integral  (Director de Seguridad y Técnico en PRL) 
 

  Página 3 de 4 

SPI – Seguridad y prevención integral
Los accidentes laborales en el sector de la construcción
 

 

 

avanzado a la misma velocidad en la mejora de la prevención de riesgos laborales y más concretamente en la minimización del impacto de los accidentes laborales en el sector de la construcción. El enfoque objetivo que se ha venido aplicado hasta ahora, nos ha mostrado que no era del todo eficaz. De esta manera, debe enfocarse desde una perspectiva más subjetiva, puesto que en los riesgos laborales no solo existe un peligro real, sino también la percepción y la valoración que el individuo hace de una situación peligrosa en la obra. Se ha pretendido ofrecer un punto de vista en el que, además de un comportamiento arriesgado del trabajador, existen también varios factores de naturaleza psicológica y social que son precisas tener en cuenta con el fin de superar la creencia de que los trabajadores son solamente un ser cognitivo. Debemos considerar al trabajador un ser que interactúa con su medio, por lo que sus creencias, percepciones y cogniciones estarán mediatizadas por los factores del propio contexto de la obra. Como consecuencia, debemos tener en cuenta, además de los aspectos cognitivos señalados (información, conocimientos, etc.), ciertos factores de índole psicológicas y sociales (actitudes, normas, hábitos de conducta, etc.) que modulan las percepciones acerca del riesgo laboral, así como variables relativas a la mejora del su entorno. Sólo así conseguiremos fomentar los hábitos y conductas que nos permitan alcanzar la deseada cultura en materia de seguridad laboral, que evite la alta siniestralidad en el sector de la construcción.                      
 

 
  Página 4 de 4 

Manuel José Morales Martínez  Graduado en Prevención y Seguridad Integral  (Director de Seguridad y Técnico en PRL) 
 

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->