Está en la página 1de 5

IV El objetivo de investigación

El objetivo general de investigación debe reflejar la esencia del planteamiento


del problema y la idea expresada en el título del proyecto de investigación. Dado
que el objetivo de una investigación implica la acción que se desea lograr; es
importante tener en cuenta que al redactar los objetivos de investigación deben
utilizarse verbos en infinitivo para establecer el nivel de conocimiento (descriptivo,
interpretativo, evaluativo, entre otros) con que fundamentalmente será abordado el
asunto a investigar. Además se deben señalar: el período de tiempo que cubre el
objeto a estudiar, el ámbito físico geográfico donde se ubica el objeto de la
investigación y establecer por separado, el objetivo trascendente de la
investigación: es decir, explicitar ¿para qué? y ¿quién(es)?, utilizará(n) los
resultados esperados del estudio.

Tomado de: Valderrábano Almegua, María de la Luz; Hernández Mendoza, René; Trujillo Flores, Mara M.;
Meraz Cabrera, Rosa Laura. “Aspectos metodológicos para elaborar un protocolo de investigación
científica”. http://www.umcc.cu/eu/educacion%20univ%202003/Aspectos%20metodol%C3%B3gicos
%20para%20elaborar%20un%20protocolo%20de%20investigaci%C3%B3n%20cient%C3%ADfica.doc

En la vinculación del Ser con el objetivo, ocurren generalizaciones de uso en


el idioma español que nos hacen creer que redactar objetivos es tan fácil como
tenerlos. Pero, ¿por qué sucede esto? El uso de un verbo en infinitivo como
elemento imprescindible constitutivo del objetivo, es la respuesta más sencilla.
Al respecto, la Harvard Business Review, refiere: Cuando un objetivo está bien
definido siempre es o bien visualmente imaginable o excepcionalmente simple. Lo
complejo en todo caso, es que una meta es un objetivo demarcado en el tiempo y
un propósito es un objetivo intencional; teniendo que ambos utilizan también la
forma verbal en infinitivo.
El objetivo en sí, es la concreción de acción y respondería a la pregunta:
¿Para qué lograr? El propósito, es la intención de acción y responde a la pregunta:
¿Por qué deseo lograr algo?
La meta es la acción en el tiempo y responde por ello a la pregunta: ¿Cuál es
el logro en el tiempo?

Tomado de: Guillén, Maribel. “Lo multiperspectivo del objetivo: Infinitivo para la acción”. Facultad De
Ciencias Económicas Y Sociales. Valencia-Edo. Carabobo, Venezuela.
http://servicio.cid.uc.edu.ve/educacion/revista/n33/art6.pdf

4º CAPÍTULO: OBJETIVOS
Cuando un oponente, miembro del tribunal o crítico general, necesita formular
un juicio valorativo ágil sobre un trabajo de tesis, el camino que cualquier experto
recorre consiste en examinar el grado de correspondencia entre el planteamiento
del problema, los objetivos y las conclusiones. Por tanto, la primera
recomendación consiste en observar una estricta correspondencia entre los
objetivos y el planteamiento del problema.
Los objetivos deben ser metas concretas que pueden alcanzarse o no, pero
que debe ser posible verificar cuando culmine la ejecución del proyecto. Es muy
común confundir los objetivos con las tareas o con metas a largo plazo, o con los
resultados esperados. Los objetivos de una intervención aluden a resultados
concretos que son constitutivos de la intervención y no su mera consecuencia.
Algunas sugerencias para redactar los objetivos son:
• No deben ser triviales, con relativa frecuencia puede verse escrito: contribuir
a incrementar la calidad ...;
• No deben estar contaminados con métodos o procedimientos, como ocurre
cuando se escribe: estudiar el grado de satisfacción, mediante la realización de
entrevistas personales y mediante la organización de grupos focales.
Algunas instituciones exigen la distinción explícita entre objetivos generales y
objetivos específicos. No hay, en principio, ninguna razón para este esquema, que
a menudo conduce a la redacción de objetivos generales vagos y faltos de
información. Tampoco existe ninguna razón en contra de esta distinción, el autor
de la tesis que opte por tomarla en cuenta, debe cuidar que el objetivo general no
recoja el cómo y garantizar una correspondencia entre el problema científico, las
preguntas científicas, el objetivo general y los específicos.
Tomado de: Hernández Meléndrez, Edelsys. “METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN. Cómo escribir una
tesis”. Escuela Nacional de Salud Pública. 2006
http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/histologia/como_escribir_tesis.pdf

1.5 OBJETIVOS
Todo trabajo de investigación es evaluado por el logro de los objetivos
mediante un proceso sistemático, los cuales deben haber sido previamente
señalados y seleccionados al comienzo de la investigación.
1.5.1 OBJETIVO GENERAL
El objetivo de la investigación es el enunciado claro y preciso de las metas que
se persiguen.
El objetivo general da origen a los objetivos específicos que indican lo que se
pretende realizar en cada una de las etapas de la investigación. Estos objetivos
deben ser evaluados en cada paso para conocer los distintos niveles de
resultados.
1.5.2 OBJETIVOS PARTICULARES
La suma de los objetivos específicos es igual al objetivo general y por tanto a
los resultados esperados de la investigación. Conviene anotar que son los
objetivos específicos los que se investigan y no el objetivo general, ya que éste se
logra de los resultados. Existen algunos criterios para redactar correctamente los
objetivos:
1. Se redactan comenzando con un verbo en infinitivo (determinar, demostrar,
evaluar, relacionar) que indique la acción que se ha de llevar a cabo en la
investigación.
2. Deben estar dirigidos a los elementos básicos del problema.
3. Deben ser factibles de alcanzar.
4. Deben ser claros, evitar la ambigüedad. Expresiones que no indiquen
claramente lo que se va a realizar deben evitarse en la redacción de los objetivos,
por ejemplo los términos: “adecuado” “bien hecho”, “lógico”, “útil”, pueden ser
interpretados de diferentes maneras y por lo tanto no deben ser utilizadas.
5. Deben ser precisos, es decir, contemplar un solo aspecto del problema
6. Los objetivos específicos deben seguir una secuencia lógica que indique los
pasos o etapas que se han de cumplir para lograr el objetivo general.
En este caso los verbos están estrechamente relacionados con el nivel
taxonómico de la categoría a la que hacen referencia, y no sólo con la claridad
semántica del verbo.
En ocasiones se pide a los investigadores verificar si el objetivo corresponde
al nivel taxonómico de conocimiento, aplicación, análisis o síntesis, y se les
recomienda emplear niveles taxonómicos altos.

Si la investigación es planeada científicamente, debe tener validez en cada


una de sus etapas en razón de objetivos y el logro de éste en cada etapa es lo que
permite pasar a la siguiente.
Al finalizar la investigación, los objetivos han de ser identificables con los
resultados; es decir, toda la investigación deberá estar respondiendo a los
objetivos propuestos.

Tomado de: http://148.204.64.201/paginas%20anexas/ciencia/formato%20de%20tesis.pdf


Explicitación de los objetivos.
- Se describe para qué se hace la investigación (objetivo general).
- Se enuncian las mediciones que se harán y las unidades de análisis
(objetivos específicos).
Tomado de: Checchia, Beatriz. “El valor de la tesis”. Secretaria Académica. Instituto
Universitario ISALUD. http://www.isalud.org/pdf/El%20valor%20de%20la%20tesis.pdf