Está en la página 1de 4

La Enfermería en la Salud pública.

Salud Pública puede definirse como, un subsistema de servicios, que proporciona el


Estado, paralelo a la corriente principal de la medicina, mediante los esfuerzos
organizados de la comunidad, dirigidos a la prevención de la enfermedad y la promoción
de la salud, estos servicios pueden ser otorgados a; medioambiente, comunidad, o a un
grupo vulnerable (por ejemplo Programa de salud mental) Por lo que “la esencia de la
Salud Pública consiste en adoptar una perspectiva basada en grupos de gente o
poblaciones” (Giaconi, 1994). Además con la reforma de la Salud ya instaurada, se realzan
sus funciones, otorgándole a su cargo “las materias relativas a la promoción de la salud,
vigilancia, prevención y control de enfermedades que afectan a la población o grupos de
personas” (Artículo 8, Ley 19.937). En donde se le añade la función de vigilancia.

En el ámbito de la Salud pública, el papel del profesional de Enfermería es fundamental, y


ya en el año 1893 Lilian Wald (1897-1949 Estados Unidos) presenta el término
“Enfermería de Salud Pública, para las enfermeras que trabajan fuera de los hospitales en
comunidades pobres como en las burguesas, término que ha ido evolucionando hasta
convertirse en la década de los setenta en Enfermera Comunitaria”. (Anaya, Zurita 2003)
El concepto de enfermería de salud pública de Wald se expande desde entonces por todo
el mundo., mostrando así, la importancia a la relación que existe, entre los servicios de
enfermería de salud pública y los problemas sociales que acompañan una enfermedad.

Como ya mencionamos, la Enfermería en Salud Pública ha ido evolucionando hasta


convertirse en Enfermería en Salud comunitaria, si bien los términos pueden resultar
parecidos, existen variados puntos de diferenciación, si no, no estaríamos hablando de
una “evolución”, por ejemplo, en cuanto a la aplicación de tecnología podemos decir que
en la Enfermería en Salud Pública se aplica la tecnología para fomentar, prevenir, controlar
y ejercer vigilancia de los problemas de salud de la población, en cambio la Enfermería en
Salud comunitaria aplica la tecnología para fomentar, proteger, mantener, y estimular el
desarrollo de la vida con la participación de la población. Por lo tanto podemos darnos
cuenta de que la Enfermería en Salud Comunitaria “No se limita a un grupo de edad o un
diagnóstico determinados: el eje de los cuidados es la persona, familia y comunidad, sana
o enferma, y la enfermera un recurso básico para su autocuidado (en la salud, a través de
la promoción y prevención; en la enfermedad a través de la educación, orientación y
ayuda). La iniciativa de la demanda parte tanto de los usuarios como del equipo de salud,
y el objetivo de la práctica es la atención integral mediante un sistema de atención
participativa. La Educación para la Salud es el instrumento básico de la Enfermera
comunitaria” (Anaya 2004).

La Enfermera Comunitaria entonces, tomando en cuenta que es una “evolución” de la


Enfermera de Salud Pública, pasaría a ser la principal sostenedora del modelo de salud
biopsicosocial, practicándolo desde mucho antes que se planteara como tal, por ejemplo,
en la época medieval, e inclusive mucho antes de esta, siempre hubo una mujer u hombre
(por que la vocación de enfermería como tal no distingue sexo) , que en tiempos de
guerra, se preocupaba de atender a los heridos y no sólo de salvarlos si no de apoyarlos a
ellos y muchas veces a sus compañeros de armas, que frecuentemente resultaban ser
familiares, o ayudar en el pueblo en donde vivían, cuando enfermedades desconocidas
asolaban a sus habitantes, o indagaban en las familias buscando razones a ciertas
anomalías, muchos podrían pensar, que ese fue el inicio de la medicina; pero defendimos
firmemente que ese espíritu y esa vocación corresponden fielmente a la labor de la
Enfermera, y específicamente de una Enfermera comunitaria
Pues la Enfermería comunitaria abarca todos los campos de la atención de salud que
existen, desde la atención netamente clínica, ya sea de urgencias o programada, hasta la
educación y organización de una comunidad, y es ahí en donde nos damos cuenta de la
opción innovadora y flexible que nos entrega la Enfermería no sólo como vocación u oficio,
si no, también como profesión.

A través de la historia podemos observar que la enfermería pasó por diversos y extremos
cambios, desde la prehistoria con la presencia de chamanes o curanderas, las antiguas
civilizaciones, como los fenicios y egipcios, en donde existía ya, la asistencia médica, es
decir había personas que apoyaban a los médicos en el cuidado post-operaciones, en la
edad media en donde la labor de enfermería estaba completamente ligada a la iglesia y a
la caridad, como Las Beguinas de Flandes y las ordenes militares de enfermería en las
cruzadas, además de las curanderas, que la inquisición se encargó de exterminar con su
cacería injustificada por brujería, para luego cambiar drásticamente en el renacimiento, y
quedar bajo el amparo de mecenas (como los Medici en Italia) y con normativas claras,
aunque algunos siguieron bajo el amparo de la iglesia. Durante El periodo de La Ilustración
(siglo XVIIII y principios del siglo XIX) cambia el concepto de caridad por el de beneficencia
y la Enfermería evolucionaron la creación de las diaconisas de Kaiserswerth y la aparición
de Florence Nightingale, hasta la década del 70 en donde comenzó el auge de la
especialización de las enfermeras.

Hoy en día los sistemas de salud más avanzados dejaron de ver a la Enfermera (o) como
el asistente del Médico y pasaron a verle como el asesor, y desde una perspectiva
enfocada a las funciones, pasaron a trabajar codo a codo, lo que resultó en una
finalización del clásico “tu me dices yo hago, tu lo haces, yo firmo”, ese cambio generó,
mayor facilidad para el trabajo inter y transdiciplinario, lo que fortaleció la interacción en el
trabajo en equipo, creando una mejora en la eficiencia y eficacia del sistema.

Por eso cabe destacar, la importancia de atreverse a la hora de generar cambios, de


empoderarse del rol, y darnos cuenta de que mediante nuestras acciones y actitudes, los
demás serán influenciados, ojalá de manera positiva. Debemos tener la capacidad de ser
tenaces y decididos a la hora de innovar, por lo que debemos recordar, que los grandes
cambios en la enfermería, según la historia, no fueron sucediendo paulatinamente, si no de
repente, personas valerosas se atrevieron a llevar a cabo sus ideas o quizás las que otros
habían desechado o dejado dormir durante mucho tiempo.

La enfermería nos entrega la oportunidad de trabajar en diversos campos, no hay limites


para la innovación en enfermería, hoy, es el modelo biopsicosocial y la adquisición de la
gestión del cuidado, mañana, nadie lo sabe. Pero aún así, ningún área de la enfermería
esta más abierta a los cambios, que la Enfermería comunitaria, lo que nos obliga, a que el
profesional que se desempeñe en esta área este altamente capacitado, y sin miedo nos
atrevemos a decir, que el profesional de se desempeñe en esta área debe ser el
profesional más integral que exista, y no sólo en conocimientos y habilidades, si no en
valores a aptitudes

Por que, el Enfermero (a) comunitario (a) es como los primeros enfermeros o los pioneros
de la enfermería, no pueden ni por atisbo, ser especializados en un área especifica, pues
el profesional idóneo para la salud comunitaria deben ser especializados en todas y cada
una de las áreas de la salud que puedan existir, ya sea, medioambiente, comunidad,
atención de urgencias, procedimientos básicos, psicología, asistencia social, es decir,
debe ser multifacético y multifuncional, pues hoy pueden encontrarse realizando control de
niño sano, y mañana evaluando las estadísticas de pacientes crónicos y gestionando la
adquisición de insumos, entregando educación en sexualidad a jóvenes y adolescentes,
realizando visitas domiciliarias, investigando acerca de la aparición de un brote de cierta
enfermedad o realizando una curación simple.

Debe ser capaz de adaptarse a las circunstancias, y tomar en cuenta que cada actividad
que realice, ya sea, poner una bandita en el dedo a un niño, o detectar una situación de
violencia intrafamiliar, va a influir directamente sobre todo el continuo salud-enfermedad y
no sólo de ese individuo, si no de todos aquellos que lo rodean, es decir, la comunidad.

Y es así como la Enfermera comunitaria es “aquella que conoce las necesidades de


cuidado de salud de la población, posee los conocimientos científicos, las habilidades
técnicas y la actitud apropiada para proveerlos a individuos aislados, en familia, o en otros
colectivos allá donde viven, donde trabajan o donde se relacionan, o en los centros
sanitarios cuando fuera preciso desde una concepción de la enfermera como miembro de
un equipo profesional, de un equipo interprofesional, que trabaja en coordinación con otras
instituciones y abierta a la participación comunitaria” (Antón, 1989)

Como ya conocemos, a lo largo de la historia, la enfermería se ha adaptado a las


necesidades de la sociedad, moldeando sus funciones y creando nuevas maneras de
hacer las cosas, antiguamente la mayor parte de los cambios se ejercían sin dificultad,
ahora tardamos décadas en aceptar las nuevas ideas, ¿Cuál será el motivo? Quizás
existan más de los que podamos enumerar acá, pero al parecer la Enfermería a perdido
con el tiempo, uno de los principales símbolos que antes poseía el amor por la vida, pues
“La Enfermería es la ciencia del cuidado de la salud del ser humano” y se ha convertido en
una de las profesiones más populares, pero más muchas veces, no es mejor, al parecer se
ha privilegiado al área comercial de la Enfermería, por lo que es de vital importancia la
selección minuciosa de aquellos que algún día ejercerán tan importante labor.

Hoy en día la Enfermera debe ser agente precursor de cambio, pues es un “personaje de
alto impacto en la sociedad” no por nada, generalmente, cuando un usuario llega a pedir
cualquier tipo de atención, o realizar consultas aún sabiendo a quien deberían dirigirse,
preguntan por la enfermera, o creen que todas y cada una de las funcionarias de cierto
lugar son enfermeras, debemos marcar nuestras funciones, dejar de delegar,
empoderarnos de nuestro rol, hacernos notar y no sólo por querer apoderarnos de nuevas
áreas, si no por trabajar estas áreas de la mejor y manera, para entregar al usuario del
Sistema de Salud Público, y de cualquier otro sistema de salud, la mejor atención, y
servicio y es por eso que “Compete a las escuelas de enfermería tienen un papel especial
en la promoción de la educación en aspectos más cuantitativos de las funciones
esenciales de salud pública. A lo largo de su historia, la formación de enfermería ha puesto
de relieve la atención curativa en la educación de las enfermeras para el trabajo en los
hospitales; pero las enfermeras en toda América son cada vez más importantes para la
atención primaria, la salud comunitaria y otras funciones no hospitalarias” (Organización
Panamericana de la Salud, 2001)

Integrantes:
Camila Ubal Hidalgo
Mónica Tapia González
Salud Comunitaria I
Enfermería y Licenciatura en Enfermería
Referencias

-Anaya C. Francisca, Zurita A. Estela (2003) Lilian Wald, nace la Enfermería Comunitaria
(I parte) extraído el 09 de Octubre de 2009 desde
http://www.enfermeriacomunitaria.org/documentos/bec/bec_25/24.pdf

-Anaya C. Francisca (2004, Octubre) Fundamentos de Enfermería Comunitaria: Definición


extraído el 09 de Octubre de 2009 desde
http://www.enfermeriacomunitaria.org/index.php?idioma=es&id_pagina=11&id_pagina=61

-Antón N. Mª Victoria (1989) Enfermería y atención primaria de salud: De enfermeras de


médicos a enfermeras de comunidad extraído el 13 de Octubre de 2009 desde
http://books.google.cl/books?id=4U8bgzPQQZYC&pg=PA24&lpg=PA24&dq=Ant%C3%B3
n+Nardiz+enfermeria+comunitaria&source=bl&ots=XNtMr6bGcx&sig=JEi73RwmqsQct9EK
q_CgPXEXqZE&hl=es&ei=5g7XSvH-
JsSn8Aby99nsCA&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=8&ved=0CBwQ6AEwBzgK#v
=onepage&q=&f=false

-Frenz. Patricia (2007) Desafíos en Salud Pública de la Reforma: Equidad y Determinantes


Sociales de la Salud extraído el 10 de Octubre de 2009 desde
http://www.redsalud.gov.cl/archivos/determinantessociales.pdf

-Organización Panamericana de la Salud (2001, Noviembre) La Enfermería de Salud


Pública y las Funciones Esenciales de Salud Pública: Bases para el Ejercicio Profesional
en el siglo XXI extraído el 09 de Octubre de 2009 desde
http://www.paho.org/Spanish/HSP/HSO/HSO07/PHNgarfielspan.pdf