Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

CRÉDITOS Coordinación: MSc Guillermo Cortés Domínguez Apoyo en breve análisis lingüístico de los titulares: Lic. Nora Cuadra Apoyo en trabajo de campo: Lic. Tiara Sánchez Diseño y diagramación: José Antonio Chacón/Editora de Arte, S.A. (EDITARTE). Auspicio: Fondo de Apoyo al Periodismo Cívico y Periodismo de Investigación, Instituto de Estudios Estratégicos de Políticas Públicas (IEEPP) Managua, Nicaragua. Julio del 2010.

2

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

INTERPRETACIÓN GENERAL DE LOS RESULTADOS DE TRES INVESTIGACIONES ACERCA DE LOS TITULARES DE LAS NOTICIAS EN LA PRIMERA PLANA; LOS REPORTAJES; Y LAS NOTAS INFORMATIVAS DE PORTADA, DE LOS DIARIOS LA PRENSA Y EL NUEVO DIARIO (Enero-abril del 2010)
A continuación se presentan los hallazgos más relevantes de tres investigaciones acerca de hasta qué medida los titulares de las noticias de primera plana; los reportajes; y las notas informativas de portada, de los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END), de enero-abril 2010, se elaboran de acuerdo a los conceptos básicos de la teoría periodística. El presente documento está integrado por los siguientes componentes para cada una de las tres investigaciones: I. II. III. IV. V. VI. VII. VIII. IX. X. Resumen Ejecutivo Principales hallazgos de la investigación con sus respectivos gráficos. Principales hallazgos de la investigación manera comparativa entre LP y END, con sus gráficos. Interpretación de cada una de las tablas por cada variable utilizada en la investigación. Interpretación de cada una de las tablas por cada variable utilizada en la investigación de de manera comparativa entre LP y END. Marco Teórico Conceptual. Metodología de la Investigación. Hoja Extractora de Datos Tablas de cada variable (En versión digital) Base de datos (En versión digital).

Sólo en la investigación de los titulares hay un apartado adicional, que es un breve análisis de los titulares desde el punto de vista lingüístico.

LOS TITULARES
1. Hallazgos más relevantes
En cuanto a los titulares que anuncian a la noticia, encabezándola, que la jerarquizan y adelantan su contenido, en ambos diarios son formulados con una gran economía de palabras: un promedio de apenas 5.7 vocablos, lo que denota una alta eficiencia de los editores, frente a diez o doce palabras

3

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
usualmente asignadas para un título periodístico. El promedio de palabras utilizadas por LP es de 5.56; y END, 5.93. El esfuerzo de los tituladores por la brevedad, se plasma también en que una gran mayoría de los titulares están en una o dos líneas. Se observa una tendencia a ofrecer más titulares de sólo una línea. Algunos ejemplos son los siguientes: Yota lista para competir; Y llegó el Carnaval; Walter Ferrety impone autoridad. También contribuye a una economía de palabras el uso de verbos en presente simple, ya que estas formas verbales ocupan menos espacio que en pretérito perfecto o futuro. La mayoría de los titulares siguen el esquema sujeto-verbo-complementos, lo que les confiere claridad, es decir, una mayor capacidad de comunicar lo que se pretende. Casi el 80% de los titulares tiene verbo, incluyendo el 15.1% que lo tiene implícito, lo cual forma parte de un esfuerzo deliberado para ahorrar palabras y ofrecer títulos cortos y directos. Los verbos dinamizan al titular y le imprimen un sentido de urgencia, los impregna de la inmediatez y actualidad que debe tener una noticia. Los siguientes titulares utilizan los verbos son, cosecha y recibirá, los dos primeros en presente, como la mayoría, y el tercero, excepcionalmente en futuro. Todos están en indicativo y en tercera persona, que son los modos y tipos de personas prevalecientes. (“Alemán y su pandilla son unos degenerados”; “Amalia” cosecha solidaridad en León; “Amalia” recibirá
el tratamiento contra el cáncer).

Para los medios impresos es imposible informar sobre hechos presentes, porque requieren de un tiempo para procesar la información e imprimirla, y porque tienen un horario fijo de salida a la calle hacia las manos de los compradores o audiencias, en este caso, ambos son matutinos. No pueden competir con la inmediatez de los medios de comunicación electrónicos como radio, televisión e Internet. No obstante, los diarios deben presentar sus noticias como si estuvieran sucediendo, por eso la mayoría de sus titulares está en tiempo presente, aunque en realidad están referidos a hechos que acaecieron el día anterior. Son presentados de esa manera por la necesidad imperiosa que tienen de “actualizar” la información, y no aparecer como reportando “noticias viejas”. Por ejemplo: Gemelitos mueren en El
Trapiche; Alcalde de León despoja de su cargo a concejal FSLN; Luis Enrique llora en su patria; y Reabren tras enorme daño.

Como se observa en los titulares del final del párrafo anterior, los editores les suprimieron elementos temporales como hoy, ayer, mañana, en busca de un “presente” actualizador y renovador, aunque los lectores contextualizarán al leer el contenido del texto.

Múltiples funciones del presente simple
En los titulares hay diferentes tipos de tiempo presente, por ejemplo, algunos se utilizan para referirse a hechos que no han concluido, aunque ya iniciaron, lo cual los sitúa en el pasado, y por tanto tienen un presente, e incluso un futuro. A este tipo de presente corresponden los titulares: Crean red de solidaridad
con haitianos, País no tiene recursos bélicos para amenazar, Piden cuentas a Chávez,

4

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Otro caso es el del presente de sucesos presentes, en que el tiempo está expresado por una fuente, lo cual se recoge en el titular como cita textual. Es el caso de: “Sembramos lluvia, y ahora cosechamos agua para cultivar”, “Caso Amalia es una emergencia médica”, “El bus viene sobre nosotros”. Estas frases fueron expresadas por las fuentes en el momento en que ocurrieron los eventos o muy poco después de ello. Esto da la percepción de que lo ocurrido es reciente, así que la noticia despierta mayor interés. El presente simple tiene múltiples funciones, por lo que sirve para dar la sensación de actualidad a hechos pasados (Gemelitos mueren en El Trapiche) como a acontecimientos futuros (“Prevén un año “difícil” para la siembra de granos”). LP y END muy poco utilizan el pretérito imperfecto, el cual presenta las situaciones en su curso. Se parece al presente indicativo en el sentido de que, al enfocar su desarrollo interno sin aludir a su comienzo ni a su final, oculta el tiempo pasado en que se originó. Por ejemplo, en Agentes de la Unidad corrían graves riesgos, las audiencias perciben la información, no en pasado, sino como si aún estuviera sucediendo. También el pretérito indefinido, se utiliza muy poco. Dos titulares en este sentido, son: Bosawás perdió casi un 60%, Chávez pidió cuentas; y Orteguismo se hizo del Canal 8. Este tiempo verbal expresa acciones pasadas cuyo efecto perdura en el presente.

Titulares no verbales
Otro tiempo empleado es el futuro simple, que expresa una situación posterior al momento de la enunciación: Ejército no legitimará a magistrados de pacto; y, Moratoria traerá graves consecuencias. En ambos casos, indica acciones que van a ocurrir más adelante, o que sucederán como consecuencia de algo. Su mayor valor consiste en que indica imprecisión temporal y cierta eventualidad. Advierte de hechos futuros a partir de hechos presentes que actúan como causales. En LP y END utilizan, además, titulares no verbales y los de verbo elidido: Nada claro en la matanza de
Waslala; Rivas y Cia. ausentes en sesión AN; Unos 100 mil campesinos golpeados por “El Niño”; ¿Magistrado o médico forense?; Culpable por abuso de poder. Los titulares no verbales no tienen un sentido de actualidad, no expresan tiempo alguno, son estáticos. Los reportajes y aquellos materiales periodísticos no noticiosos, de explicación y profundización en un tema, semejantes a los que publican las revistas, comúnmente son titulados con formas no verbales.

Entre los titulares no verbales están los sintagmas nominales, por ejemplo, Reina Segoviana. Implica suprimir los verbos y con ello hay un ahorro de palabras, aunque lo más importante es en el orden semántico, porque permite una construcción visual de los hechos, independientemente de la acción que imprimen los verbos. Otro tipo de titulares utilizado por LP y END son aquellos en los que no existe el sujeto, por ejemplo,
Crean red de solidaridad con haitianos, Denuncian seria falla mecánica en buses rusos, Piden cuentas a Chávez, Prevén

5

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
un año “difícil” para la siembra de granos, Señalan a Coordinador de CPC de fomentar las tomas de tierras. La

ausencia del sujeto puede ser para ahorrar palabras o porque conviene tomar cierta distancia debido a algunas incertidumbres sobre algunos de los protagonistas. Por otro lado, el uso de adjetivos en los titulares puede introducir aspectos subjetivos que sesgan o desnaturalizan la noticia. El 33.0% de los titulares tiene un adjetivo; y el 67.0% no lo tiene. Unos pocos titulares tienen adjetivos convertidos en sustantivos, que conservan su naturaleza atributiva. Los adjetivos son principalmente calificativos. Un poco más de la mitad (52.7%) de los adjetivos tiene una connotación negativa.

Titulares que no expresan por sí mismos la noticia
Unos adjetivos pueden ayudar a jerarquizar los hechos, como Muerte de doce jóvenes fue lo más impactante, referido al hecho de sangre más relevante ocurrido durante las vacaciones de Semana Santa. Otros le dan precisión a la idea, como País no tiene recursos bélicos para amenazar, que define el tipo de recursos. Muchos más, similar a los anteriores, contribuyen a precisar la información y desde esta perspectiva son estrictamente técnicos, como: Niñas nicas eran ofrecidas en catálogo; Santos rechazó propuesta tica, Culmina
tope internacional; EE.UU. crea formulario único para aplicar a visa. Los hay de enfoque positivo, como: El “Maestro Gabriel” y el “Ramírez Goyena” como nuevos; Bella segoviana reina del Carnaval; Un nica vencedor en México con su talento y talante; y Violeta Barrios, la mejor gobernante.

Pero la mayoría de los adjetivos utilizados le agregan un tono, intensidad o naturaleza negativa a la información, como se observa en los siguientes ejemplos: “Alemán y su pandilla son unos degenerados”; Aumento de luz revela perverso círculo de Albanisa; Beneficio será para fieles de Ortega. La fuerza del adjetivo “degenerados” condiciona totalmente el titular, cuya connotación negativa recibida por el adjetivo, se refuerza con el uso del término “pandilla”. En el segundo, el adjetivo “perverso” le da una significancia profundamente negativa a la actividad empresarial de generación de energía eléctrica de ALBANISA, en oposición al gobierno que lo proyecta como un salvamento a la economía nacional y un disfrute para la gente en general. En el tercer titular, el adjetivo “fieles” le da una connotación borrega o de servilismo a los partidarios del líder del FSLN. Hay algunos vacíos en la titulación, por ejemplo, en cuanto a expresar por sí mismos la noticia, es decir, sin ningún apoyo externo, que es su cometido central, pues casi la tercera parte no dice por sí mismo el contenido principal de la nota informativa: el 33.5% don titulares de END y el 28.6% de LP. Los titulares que manifiestan por sí mismos la esencia de la noticia, son las tres cuartas partes, en diferentes escalas: sólo un poco más de la sexta parte expresa totalmente la noticia; casi un tercio, en gran parte; y uno de cada diez, medianamente. Pero casi un tercio de los títulos, no la expresan. Titulares que expresan por sí mismos la noticia: Ortega se alojó en lujoso hotel; Perseguirán a las que alquilan niños para la mendicidad; Perecederos más caros y escasos en mercados. Titulares que requirieron del apoyo de

6

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
otros elementos para decir la noticia: Otro decreto “real”; Obispo Mata también da ultimátum; Nadie detuvo a ticos. En un porcentaje considerable de los titulares, los editores se ven obligados a apoyarse en elementos externos para expresar el contenido, tales como el contexto, antetítulos, asteriscos, fotos y pie de fotos. Más de la mitad de los titulares que no dicen por sí mismos la noticia, se apoya en el contexto y más de la cuarta parte en antetítulos y asteriscos. El contexto incluye las ediciones anteriores del diario, en particular la del día previo, y algunas veces los editores titulan como si las audiencias estuvieran obligadas a saber lo que se dijo el día anterior sobre ese mismo hecho. Con independencia de si el titular, sólo o con la ayuda de elementos externos, expresa la noticia, la casi totalidad de ellos se corresponde con el contenido de las noticias que encabezan. La correspondencia es total en casi el 84.0%, es decir, los titulares enuncian lo que el periodista ha plasmado en la nota informativa. No obstante, el hecho de que el 29.5% de los titulares de END y el 28.6% de los de LP no estén contenidos en la entrada, sino en otros párrafos, implica una deficiencia en la titulación o en la redacción de la nota informativa. Vemos correspondencia en los siguientes titulares: Wal-Mart
reitera plan de inversión; Violeta Barrios, la mejor gobernante; Villavicencio prepotente: “Si no les gusta, bueno”; y no

correspondencia: “E hubo Rey”; Avilés “sorteó” a Ortega; Barajan salidas a Ley de Moratoria.

Titulares verdaderos, apegados a los hechos
El titular debe decir lo esencial de la noticia y esta esencia noticiosa debe estar en el primer párrafo. Puede que para el editor lo más noticioso haya sido un aspecto que está en otro párrafo o que el redactor se haya equivocado en la jerarquización y que, pese a ello, no fue corregida la nota, produciéndose una incongruencia entre contenido y titular. El significado de una pequeñísima parte de los titulares, 5.5% en END y 2.5% en LP, no se encuentra en ninguno de los párrafos de las noticias que encabezan, lo que denota que la titulación fue al margen del contenido. Lo más noticioso está en el cuarto párrafo en la nota informativa titulada: También sequía financiera; en el segundo párrafo, en el caso de: Villavicencio prepotente: “Si no les gusta, bueno”. Distribuida a lo largo de la nota, en Sangrienta Semana Santa. La esencia de la noticia no se encuentra en ninguno de los párrafos en los siguientes casos: “Caso Amelia es una emergencia médica”; Drama de los 12 jóvenes muertos se prolonga; Hacker
barrió todo; La Nación: “Borge está confundido”.

Por otro lado, por su apego o no a los hechos, casi el 80.0% de los titulares son verdaderos, aunque una pequeña parte puede tener inexactitudes o sesgos. Hay algunos titulares que, aún siendo congruentes con el contenido de la noticia, incorporan elementos adicionales, extraños a la nota informativa, para abonar según sus conveniencias editoriales y sus alianzas con diferente sectores sociales. Ejemplos de titulares verdaderos son los siguientes: Traspaso de bastón de mando del Ejército; Tóxico sobre el 3-80; Testigo responsabiliza a oficiales. Titulares sesgados: Misas negras de Rivas; Una rara auditoría privada en el Inatec. Manipuladores: Oscura elección en Caribe; Ejército no legitimará a magistrados de pacto. Titulares falsos: Ubican al

7

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
hacker que dice ser “Pedrón”; Otra “cumbre” sobre economía. Titulares inexactos: Temen escasez de alimentos; Pymes pagarán “platos rotos” por Ley de Moratoria.

En algunos de los titulares que utilizan cita textual, ninguna de las fuentes de la noticia expresó tales palabras. Aunque no es en muchos casos, esto es una debilidad de la titulación, pues se aparenta una atribución que no existe, porque ninguna fuente respalda el entrecomillado. Ejemplos de ello son los siguientes titulares: Intoxicados: “Ni el MINSA nos vino a ver”; “Pagan o Chureca no va”; “Mi presencia es un mensaje
de que queremos hacer más”

Lenguaje formal
Más de la mitad de los titulares de las notas informativas de primera plana de los diarios utiliza un lenguaje formal, es decir, son más técnicos que coloquiales; genéricos, más que noticiosos; y muchos más de ellos son elaborados a partir de las consecuencias, y menos desde las causas. Además, se observan, de manera importante, dos tipos de titulares: los interpretativos (casi una quinta parte), que tratan de sintetizar los hechos; y los metafóricos, que son en sentido figurado. Muy pocos son sugerentes, amarillistas e hiperbólicos o exagerados. Titulares con lenguaje formal son: Nos amenaza algo peor que un terremoto; Niñas nicas eran ofrecidas en catálogo; Nicaragua puede ser víctima del narcotráfico. Con lenguaje coloquial: Intoxicados: “Ni el MINSA nos vino a ver”; Iglesia se “arma” contra fantasma de Coprosa; Hombres a lavar, asear y planchar. Titulares enunciativos y explícitos: Vice de Albanisa levanta mansión, Va a juicio conductor de tragedia; Útiles escolares con altos precios. Titulares sugerentes: Sonrisas de Carnaval. Hiperbólico o exagerado: Todo se pudre en Peñas Blancas. Metafóricos: Paz, hermano Lobo; Una ventana a montañas de recuerdo; También sequía financiera. Titulares genéricos: Tres hermanos y un destino fatal; Todo apunta a autosecuestro; Testigo responsabiliza a oficiales. Titulares noticiosos: Tarifa de energía seguirá
congelada; Solís y Cuadra usurpan cargos en la Suprema; Secuestran a hijo de productor leonés.

La agenda política de LP es un poco más cargada que END, con 38.4% y 32.5%, respectivamente. Es un mérito de END que haya logrado disminuir la presencia de la a político en su primera plana. Algunos titulares con temática política son: PLC solicitará revisión de actas; Paz, hermano Lobo; Otro decretazo de Ortega.

2. Conclusiones
1.1. Los titulares de ambos diarios son formulados con una gran economía de palabras: un promedio de apenas 5.7 vocablos, lo que denota una alta eficiencia de los editores. El esfuerzo de los tituladores por ofrecer titulares cortos se plasma también en que una gran mayoría de los titulares está en una o dos líneas. Se observa un esfuerzo para ofrecer más titulares de sólo una línea.

8

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
1.2. La utilización de verbos en gran parte de los titulares, la mayoría de ellos en tiempo presente simple del indicativo, ayuda a dinamizar el titular y a imprimirle la urgencia de la inmediatez y actualidad que debe tener unan noticia. Igualmente, el hecho de que más de la mitad de los títulos siga la estructura “Sujeto-Verbo-Complementos”, le da una mayor claridad a los mismos. 1.3. Los principales vacíos en la titulación consisten en que casi la tercera parte no expresa por sí mismo el contenido principal de la nota informativa; y en que una cantidad similar no está en correspondencia con el contenido del primer párrafo de las notas informativas que encabezan. 1.4. La agenda política se impone en las portadas de los diarios, así como el enfoque negativo en la información. 1.5. El uso de adjetivos en los titulares, puede introducir aspectos subjetivos que sesgan o desnaturalizan la noticia.

3. Recomendaciones
Las recomendaciones son las siguientes: 1.1. Lograr que todos los titulares expresen por sí mismo la noticia, sin ayuda de antetítulos, asteriscos o el contexto. 1.2. Conseguir que el significado del titular siempre exprese el contenido principal de la entrada de la noticia. 1.3. Utilizar entrecomillados a manera de cita textual en los titulares, sólo cuando alguna de las fuentes lo haya expresado literalmente. 1.4. Distribuir a lo largo del diario la temática política, para que no siga concentrando tanto espacio en portada, y pueda aumentar la presencia de otros temas y también diversificarlos más. 1.5. Utilizar adjetivos en los titulares sólo cuando sean imprescindibles, porque le dan precisión al significado del mismo. 1.6. Mantener la síntesis de los titulares así como el uso de verbos en presente en los mismos.

9

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

EL REPORTAJE
1. Hallazgos más relevantes
Desde la teoría periodística, el hallazgo más relevante es que son reportajes incompletos la mayor parte de los materiales periodísticos que los diarios presentan como tales, porque no contienen suficientes fuentes informativas, tanto vivas como documentales; no intervienen los cuatro géneros periodísticos en su elaboración, como la nota informativa, la entrevista y la crónica, e incluso la opinión, que es lo que le da su característica de ser conocido como “el género de géneros”. Las pocas fuentes utilizadas son insuficientes para que el reportaje cumpla su misión esencial de reconstruir minuciosamente un hecho. Sólo el 18.8% de los reportajes contienen los cuatro géneros periodísticos (Nota Informativa, Entrevista, Crónica y Opinión; el 63.2% tienen tres géneros, Nota Informativa, Entrevista y Opinión. Aquí se considera la entrevista no sólo como género periodístico, es decir, como un formato específico para presentar información, sino también como método de conseguir información. Si se tomara en cuenta la entrevista sólo en sentido del formato interpretativo o de preguntas y respuestas, dos tercios de los materiales periodísticos presentados por los diarios como reportajes, sólo serían un híbrido de dos géneros periodísticos: Nota Informativa y Opinión. De cada diez reportajes de END, 6.6 tienen tres géneros periodísticos, y en LP, seis de cada diez. Un poco menos del veinte por ciento de los reportajes de ambos diarios tienen los cuatro géneros (19.4% de LP y 18.2% de END). El género crónica es el menos utilizado en los reportajes de los dos diarios. Por separado, los cuatro géneros periodísticos están presentes en los reportajes, de la siguiente manera. En LP, La Nota Informativa, la Entrevista y La Opinión, 95.1%, 91.9% y 95.2%; y en END, 94.5%, 92.7% y 85.5%. En cuanto a La Crónica, es el género menos utilizado en ambos diarios: LP (25.8%) y END (23.6%). Hay mucha más Opinión en LP que en END, y están similares en los otros géneros. reportajes que contienen los cuatro géneros periodísticos. Ambos tienen Nota Informativa, Entrevista, Crónica y Opinión. Ejemplos de reportajes con tres géneros periodísticos son: El Silencio, gran promotor del VIH, y Cuando desertar es darse oportunidad para vivir. Dos géneros tienen los reportajes titulados: Los 50 años del Banco Central y (Entrevista y Crónica) y “Quiero sacar un doctorado” (Nota Informativa y Entrevista). En cuanto al material periodístico publicado bajo el título de Viaje al infierno, más que reportaje, es una crónica, siendo su púnico género periodístico.
Templos de Masaya son reliquias de la historia y Autoridades se burlan de la autonomía regional, son

Pocas fuentes vivas
Los materiales periódicos examinados en esta investigación como reportajes, son aquellos que ambos diarios presentaron como tales, unas veces como “Especial” (32.5%) y “Reportaje” (25.4%); y otras como “Reportaje Especial” (15.3%) o “Varias Entregas” (6.8%). Sólo el 20.3% no tenía ninguna

10

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
rotulación particular, pero se seleccionó por su extensión, acompañamiento gráfico y cantidad de fuentes, aspectos que podrían denotar que se trata de un reportaje periodístico. A continuación, ejemplos de cómo fueron etiquetados por los diarios algunos de los materiales analizados. Como “Reportaje”: Viaje al infierno; Un ensayo de carnaval; Testigos de Jehová en Nicaragua. “Especial”:
Una visita al infierno llamado “Chureca”; Templos de Masaya son reliquias de la historia; Sandy Bay, el refugio de los buzos miskitos. “Varias Entregas”: Tragedia de los buzos en tierra firme; Pobreza y engaño, insumos para un mundo de

Especial: Tierra, desempleo y droga preocupan a mujeres y jóvenes; Sed y hambre en Boaco; Renace la esperanza tras el azote de Félix. Sin rotulación: Una década de belleza y tradición; Un crimen sin perdón; Totogalpa con hambre. En cuanto a las fuentes vivas, el promedio por reportaje es 4.6. No obstante, en la mitad de los trabajos se utilizan menos fuentes que el promedio. Hay materiales presentados como reportajes que sólo tienen una fuente (6.8%); e incluso algunos que no tienen ninguna fuente viva (el 5.1%). Por su naturaleza compleja e integral, el reportaje requiere de muchas fuentes para su elaboración, quizás un mínimo entre ocho y diez. Hay materiales periodísticos presentados como reportajes que no tienen fuentes vivas, como: Ante
ofensiva Ortega: Ejército se defiende, Policía vulnerable; Nicaragua con 250 mil nuevos pobres en 2010; Orteguistas desatan

sordidez; Cuando te matan por ser mujer. Reportaje

una fuente viva: Reviven el aeródromo “Panchito”; Mujeres de Totogalpa le sacan brillo al sol; Lo que se esconde detrás de esos cuerpazos. Con dos fuentes vivas: “Temo estar dentro de mi cuerpo”; “Quiero sacar un doctorado”; Bienes raíces se reactivan; Con tres fuentes vivas: Candidatos y programas son desconocidos por costeños; Cuando desertar es darse oportunidad para vivir; Costo de vida es mucho más alto que el cálculo oficial. Con seis, siete, ocho, nueve y diez fuentes vivas, respectivamente: Una década de belleza y tradición; La batalla diaria de los niños con diabetes; Ometepe ensaya emergencia ante una erupción; Microcrédito salva a mujeres del machismo; y, Reclamo
sobre reclamo en los pozos de Ruth Herrera.

violencia. Con

Además, menos de la mitad de los reportajes tiene al menos una fuente documental. El promedio de este tipo de fuentes por reportaje, es de 0.9. Si partimos de que todo reportaje requiere, para su planificación, de una investigación documental, este promedio de fuentes documentales es insuficiente. Ambos diarios no suelen utilizar fuentes de lugar. Del total de fuentes vivas usadas en ambos diarios, el 54.5% corresponde a LP y el 45.6% a END. El promedio de fuentes vivas por reportaje de LP es de 4.73 y de END, 4.55. Reportajes con fuentes documentales: Derechos de la Costa Caribe reducidos a buenas intenciones; Demanda miskita contra el Estado; De ninja EEBI al cine. Sin fuentes documentales: Pobreza y engaño, insumos para
un mundo de sordidez; Periodismo en vorágine divisionista; Orteguistas desatan violencia.

Fuentes no identificadas
Las fuentes no identificadas no inspiran credibilidad en el contenido informativo que se les atribuye, por lo que su uso implica una debilidad, no obstante, casi cada cuatro de diez reportajes tiene al menos una fuente de este tipo, lo que en algunos casos podría atribuirse a la política gubernamental de

11

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
secretismo, que impide el acceso a las fuentes públicas de los periodistas de los medios no alineados al partido gubernamental. Cuatro fuentes no identificadas tiene el reportaje El drama por “La Chupeta” de los reos. Tres: Ometepe ensaya emergencia ante una erupción. Dos: Una visita al infierno llamado “Chureca”; y Un crimen sin perdón. Una fuente no identificada: Rotondas, factor de riesgo; Política criolla excluye a los rostros femeninos. La mayoría de los reportajes no usan “fuentes no identificadas”, como los siguientes: Periodismo en vorágine divisionista; Orteguistas desatan
violencia; Nicaragua con alta incidencia de obesidad.

Por otro lado, hay un profundo desbalance entre fuentes masculinas y femeninas, pues las primeras casi duplican a las femeninas en los reportajes. Cuatro de cada diez reportajes no tiene ninguna fuente femenina; mientras que uno de cada diez reportajes no tiene ninguna fuente masculina. El promedio de fuentes femeninas por reportaje es de 1.7 para LP y 1.5 para END; mientras que el de las fuentes masculinas es 3.3 en LP y 2.9 en END. Ambos diarios están desbalanceados en el uso de estas fuentes. Reportajes sin fuentes femeninas: Santa Claus nica entrega 1,540 combos escolares en Corn Island; Reviven el aeródromo “Panchito”; Mercado de seguros con “nuevo” cuerpo. Cuatro fuentes femeninas y cuatro masculinas, aparecen en: El round amargo del “Chocolatito”, lo que es un ejemplo de balance. Al contrario, hay ocho fuentes masculinas y ninguna femenina en Política criolla excluye a los rostros femeninos. Sobre acompañamiento gráfico, prevalece un desbalance, pues un tercio de los reportajes tiene muchas fotografías y recuadros e incluso otros elementos gráficos, mientras que los dos tercios restantes tiene muy pocos. El promedio de elementos gráficos (incluye fotos, recuadros, tablas, infografías, etc.) por reportaje es de 6.3, no obstante, casi siete de cada diez tiene menos gráficos que el promedio. (LP, 7.5; y END, 4.9.

Acompañamiento gràfico desigual
El promedio de fotografías es de 4.5 por reportaje, aunque dos tercios de estos materiales periodísticos especiales tuvieron menos fotos que el promedio general. (LP, 5.1; y END, 3.8). El promedio de fotografías de LP se ve favorecido por la publicación de cantidades excepcionales de fotos en algunos reportajes (13, 15, 16, 18 y hasta 24). END tiene menos, pero mejor distribuidas. La mitad de los reportajes tuvo al menos un recuadro. Sólo el 8.5% de los reportajes fue acompañado por al menos alguna tabla y la sexta parte de los reportajes tiene al menos una infografía. El 14.4% de los reportajes está acompañado de otro tipo de gráficos como dibujos, fotocopias, planos, etcétera. Reportajes con una fotografía: Candidatos y programas son desconocidos por costeños; El General ya tiene quién ocupe su lugar; El VIH no es el fin del mundo. Con dos fotos: Un crimen sin perdón; Nicaragua con 250 mil nuevos pobres en 2010; Los 50 años del Banco Central. Con ocho: Viaje al infierno; Orteguistas desatan violencia. En el acompañamiento gráfico general, es decir con fotos, recuadros, tablas, infografías, dibujos, etc., se observa más el desbalance, pues hay reportajes con diez recursos gráficos o más, como Totogalpa con hambre; Managua preparada ante terremoto; Golfo de Fonseca, frontera trinacional; y otros con sólo uno o dos:
Estancadas reformas a la seguridad social; Ante ofensiva Ortega: Ejército se defiende, Policía vulnerable.

12

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
El personal de LP tuvo una mejor productividad del trabajo periodístico al elaborar 2.74 reportajes por periodista, mientras que la relación en END es de 1.8. Los periodistas que más reportajes realizaron en el período estudiado son los siguientes: por LP: Érika Gertsh Romero (15.9%); Amalia Morales (14.3%); Arlen Cerda y Wilder Pérez (7.9%, cada uno). Por END: Francisca Engelhardt (10.9%); Rafael Lara (9.1%); Amparo Aguilera (7.3%). En otros, los siguientes materiales corresponden a los autores que más reportajes publicaron. Érika: Se busca empleo; Lo que se esconde detrás de esos cuerpazos; y, Limpios hacia “el más allá”; Amalia: Un ensayo de carnaval; Tragedia de los buzos en tierra firme; y, La tragedia de Walpasiksa; Arlen: Tierra, desempleo y droga preocupan a mujeres y jóvenes; Desigualdades y atropellos en el Caribe “reincorporado”; y Autoridades se burlan de la autonomía regional; Wilder: Renace la esperanza tras el azote de Félix; Managua preparada ante terremoto; y Los siete nacimientos de Sandino; Francisca: Una visita al infierno llamado “Chureca”; Ometepe ensaya emergencia ante una erupción; y Microcrédito salva a mujeres del machismo; Rafael: La vida en la Isla del Amor; Justicia en Nicaragua a paso de tortuga; y Empujadas a la desdicha desde sus propias casas; y Amparo: Mercado de seguros con “nuevo” cuerpo; Costo de vida es mucho más alto que el cálculo oficial; y Bienes raíces se reactivan. En cuanto a la temática, la Política predomina. Cuatro de 18 temas concentran cada siete de diez reportajes, siendo el más importante, Política, presente en casi la sexta parte de los reportajes. Le siguen Economía, Salud, Seguridad Ciudadana, Seguridad Social y Cultura. Hay más diversidad temática en los reportajes de LP (16) que en END (12, pero éste le da menos importancia al tema Política (12.7%), que LP (17.5%). Algunos reportajes con temática política son: Orteguistas desatan violencia; Nuevo poder en el Caribe con un tercio de votos; El pueblo le dijo “No” a Ortega. Sobre Economía: A la caza de la langosta; Canasta básica se encarece C$ 270.00. En Salud y Educación: Nicaragua con alta incidencia de obesidad; Negligencias médicas sin castigo real; y “Quiero sacar un
doctorado”.

Significativa presencia del Caribe
El ámbito político-administrativo y geográfico es dominado por Managua: seis de cada diez reportajes tratan sobre algo que ocurre en este departamento, y, en particular, en la capital. No obstante, es importante que el 40% de los reportajes se sitúen en el resto del país, sobre todo las regiones autónomas del Atlántico Norte (RAAN) y Atlántico Sur (RAAS). Cerca de 40 municipios, localidades y comarcas, generalmente ausentes en los medios de comunicación, aparecen en estos reportajes, además de cabeceras departamentales y ciudades conocidas. Más de la mitad de los reportajes de LP se ubican fuera de Managua, y de END, sólo la tercera parte. Los siguientes cuatro reportajes fueron sobre la RAAN, y es altamente positivo que esta vez ninguno trata sobre narcotráfico: Tragedia de los buzos en tierra firme; Sandy Bay, el refugio de los buzos miskitos; Renace la esperanza tras el azote de Félix; Madereros se quedan con jugosas ganancias. También hay reportajes sobre la RAAS: Santa Claus nica entrega 1,540 combos escolares en Corn Island; Caribeños tentados por la agricultura; Autoridades

13

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
se burlan de la autonomía regional. Y sobre comunidades rurales del departamento de Jinotega, municipio El

Cua-Bocay: “Hágase la luz” y se encendió la vida en El Bote

2. Conclusiones
2.1. La mayor parte de los trabajos periodísticos que los diarios presentan como reportajes adolecen de uno o dos géneros periodísticos (Nota Informativa, Entrevista, Crónica y Opinión), por lo que no cumplen con la condición de “género de géneros”, es decir, que contengan los cuatro o al menos tres de ellos. La Crónica es el género menos utilizado. 2.2. Los reportajes de los diarios requieren de un mayor número de fuentes, tanto vivas como documentales, y disminuir drásticamente el uso de las llamadas fuentes no identificadas. 2.3. Unos reportajes tienen muchísimo acompañamiento gráfico, pero no la mayor parte. El uso de fotografías, recuadros, tablas, infografías y otros elementos, no es proporcional en todos los reportajes. 2.4. Los reportajes presentan una diversidad de temas, pero la temática política continúa teniendo un peso mucho mayor, en detrimento de los demás temas o de nuevos temas. 2.5. Los diarios asignan suficiente espacio a los reportajes, sin embargo, no hay una estandarización, por lo que unos son demasiado extensos, y otros, breves. 2.6. Prevalece en los reportajes un enfoque negativo. La mayoría de ellos se refieren a asuntos que tienen una connotación negativa. 2.7. Es positiva la cantidad de reportajes que tratan sobre temas que ocurren fuera de Managua, aunque la capital siga concentrando la mayor parte de la atención. En el ámbito geográfico, los que reflejan el quehacer rural en realidad son marginales.

3. Recomendaciones
Recomendamos a los diarios no publicar como reportajes materiales periodísticos que no tengan los siguientes requisitos: 3.1. Al menos tres géneros periodísticos (Nota Informativa, Entrevista y Crónica). En especial estimular en los periodistas a que desarrollen sus habilidades y potencialidades escribiendo crónicas. 3.2. Al menos siete fuentes vivas y dos fuentes documentales, así como suprimir las llamadas “fuentes no identificadas”.

14

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
3.3. Alcanzar un balance en el acompañamiento gráfico de modo que todos los reportajes lo tengan, y no sólo una parte. 3.4. Disminuir el peso de la agenda política en los reportajes para darle más espacio a otros temas. 3.5. Equilibrar los enfoques negativos y positivos, de modo que haya una proyección balanceada. 3.6. Darle más espacio a en los reportajes a los hechos que ocurren fuera de Managua, así como al ámbito rural.

LA NOTA INFORMATIVA
1. Hallazgos más relevantes
Pese a las profundas transformaciones tecnológicas que han revolucionado las comunicaciones, la forma de escribir noticias se mantiene casi inalterable en el sentido de que en la entrada deben expresar con brevedad y de manera directa, lo esencial del hecho. En los medios digitales hay algunas diferencias sobre todo por su carácter multimedios y permanente. El gran ajuste ha sido que muchos diarios impresos escriben noticias en forma de crónica, para que con las imágenes construidas con palabras puedan competir con los medios audiovisuales, lo cual excepcionalmente ocurre en LP y END, por lo que continúa siendo válido que las notas informativas respondan en la entrada las cuatro o cinco de las preguntas que toda persona desea saber sobre cualquier asunto: ¿Qué, quién, cómo, dónde, cuándo y por qué? Algunos agregan ¿Para qué? Son las llamadas “W”. Precisamente uno de los hallazgos más importantes es que el promedio general de respuestas a las W en el primer párrafo, es igual para ambos diarios: 2.9, lo que los deja en deuda con las audiencias, pues debería ser al menos 4. Casi las dos terceras partes de las notas informativas no tienen en su primer párrafo el mínimo de cuatro respuestas a las seis o siete preguntas que deben ser atendidas en la entrada de una noticia, lo cual implica un vacío informativo. No obstante, en el 64.6% de las noticias de primera plana de END y en el 64.8% de las de LP, se responden al menos tres de las seis o siete preguntas. La regla de que en el primer párrafo de la noticia deben estar respondidas cuatro o cinco de las interrogantes, sólo se cumple en un poco más de la tercera parte de las notas informativas de LP y en un poco más de la cuarta parte de las de END. Incluso el 8.2% de las noticias de LP y el 2.5% de las de END, sólo tiene una respuesta. El 4.9% de las notas informativas de LP no tiene ninguna W en la entrada; y en END, el 1.7%. De manera excepcional,

15

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
hay notas informativas que nada tienen que ver con el titular, cuyo significado no aparece en ninguna parte del texto, como en Policía bajo “bota” del orteguismo. El primer párrafo de la nota que encabeza este título más bien parece el inicio de un comentario: La última crisis política en el país puso a prueba una vez más
la capacidad de respuesta de la Policía Nacional, la que a juicio de la ciudadanía el cumplimiento de órdenes políticas no le permitió cumplir con sus obligaciones de garantizar la seguridad ciudadana.

Dos respuestas, el ¿quién? y el ¿cuándo? se encuentran en el primer párrafo que encabeza el titular: Extraditado es sicario peligroso. El texto dice: El mexicano Juvenal Mendoza González, miembro de la célula del cártel
de Sinaloa que fue extraditado el martes a su país de origen, habría sido el sicario que llegó a Nicaragua con el encargo de asesinar a la directora de la Policía, primera comisionada Aminta Granera

En la noticia titulada Fármacos curan y también pueden causar más daño, su entrada responde al ¿Qué, Quién y Por qué? “Los fármacos no son chicles ni caramelos, sino medicinas que te pueden curar o matar según el uso que le
dé la población”, advirtió Alberto Lacayo, Presidente de la Asociación de Farmacias Unidas de Nicaragua, Afunic, ante el incremento de la automedicación en el país.

Correspondencia titular y entrada
tiene un primer párrafo con respuestas a cuatro preguntas (¿Quién, Qué, Cuándo y Cómo?: ¿Quién? Wal-Mart Stores Inc.; ¿Qué? que invertirá más de dos mil millones de dólares en Latinoamérica ¿Cuándo? este año?; ¿Cómo? la apertura de 30 tiendas con marcas locales en Centroamérica y la continuación de los planes de importación de productos textiles y alimenticios. Su primer párrafo es el siguiente: Wal-Mart Stores Inc., la cadena de tiendas de ventas al detalle más grande del mundo, confirmó que invertirá
Wal-Mart reitera plan de inversión más de dos mil millones de dólares en Latinoamérica este año, incluyendo la apertura de 30 tiendas con marcas locales en Centroamérica y la continuación de los planes de importación de productos textiles y alimenticios desde Nicaragua.

Muchos diarios en el mundo están escribiendo sus notas informativas como crónicas, que funciona diferente de la pirámide invertida, lo cual no es una práctica generalizada ni constante en los diarios de Nicaragua. Las noticias escritas como crónica, las cuales no están incluidas en esta investigación. Otro aspecto crucial en la nota informativa, es que su contenido principal, que debe ir en el primer párrafo, debe corresponderse con el significado del titular que la encabeza. En los dos tercios de las notas informativas el significado del titular se corresponde con el contenido del primer párrafo, no así en un poco más de la cuarta parte, y en el 6.2%, en que existe una correspondencia parcial. De las noticias cuyos titulares no se corresponden con el primer párrafo, la correspondencia entre ambos se encuentra en el segundo párrafo en un poco más de la mitad, en el tercero, la quinta parte, en el cuarto. Un poco más de la quinta parte de las noticias tiene el significado del título en el quinto, sexto, séptimo, noveno y décimo párrafos. Por otro lado, el 2.5% de titulares que no se corresponden con ninguna parte del contenido. ¿Cómo está cada uno de los diarios individualmente? En casi siete de las noticias de LP cuyo titular no se corresponde con el contenido del primer párrafo, la correspondencia está en el segundo párrafo. En

16

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
END casi un tercio está en el segundo párrafo y la cuarta parte en el tercero y el 11.1% en el quinto. El 15.9% de LP en el tercero. En END, la cuarta parte del significado los títulos está en los párrafos cuarto, sexto séptimo, noveno y décimo. La séptima parte de las noticias de END, se corresponde con el titular en los párrafos cuarto, quinto y décimo. En ambos diarios hay titulares cuyo significado no está en ninguno de los párrafos, en END (2.8%) y en LP (2.3%). De las noticias cuyos titulares no se corresponden con el primer párrafo, un poco más de la mitad de la correspondencia se encuentra en el segundo párrafo, y una cuarta parte en el tercero. El 24% de las notas informativas tienen lo que dice el titular, en otros párrafos, cuarto, quinto, incluso séptimo y hasta noveno y décimo. Hasta hay unos pocos titulares (2.5%) de titulares que no se corresponden con ninguna parte del contenido. Esto indica problemas en la jerarquización de la información, y también en la titulación, puesto que ambas deben concordar. Además, pone en evidencia una contradicción o falta de comunicación entre el periodista autor de la nota informativa y el editor que titula.

No correspondencia afecta la información
Los titulares deben decir la noticia, y ésta debe estar en el primer párrafo, por lo que la falta de correspondencia de más de la cuarta parte, es una deficiencia de calidad en la información, lo que va en perjuicio de las audiencias, sobre todo de aquellas que no leen todo el periódico, y que sólo se quedan con lo que dicen los titulares. Más grave aún, es que el titular exprese una idea que no esté contenida en la noticia. Este divorcio perjudica a las audiencias y causa un grave daño a la credibilidad del medio de comunicación. Al respecto, en la noticia Casas de US$ 20 mil en La Chureca, el significado de este titular se encuentra en dos párrafos, el dos, en el que se dice que se construirán 250 viviendas, y el décimo, en el que una fuente, el coordinador general de la Cooperación Española en Nicaragua, Juan Manuel Mariscal, informa que costarán veinte mil dólares. En otra nota informativa, Juez de Managua entre clientes de mancebos a sueldo, el significado del titular se encuentra en el sexto párrafo, en el que se lee: El adolescente aceptó las ofertas y llevó
a dos amigos, y a uno de ellos le dijo que un juez de Managua llegaría en diciembre por él, “porque era el elegido para tener sexo con su autoridad”, detalla la acusación. En la noticia El “combo” de los 25 cargos o la cárcel, la correspondencia

con el titular está repartida en los párrafos 1, 2, 5 y 7. En la noticia Muere ganado por escasez de pasto, la correspondencia está en el segundo párrafo: Falta el pasto para alimentar a los animales y que se estén secando
las fuentes de agua causa que el ganado muera.

En cambio, hay correspondencia entre el titular y el primer párrafo en: Entierran Estado de Derecho, en una larga cita del magistrado Sergio Cuarezma Terán, de la que sólo tomamos las partes conducentes: “Cada acto de poder al margen de la ley que se produce en una Sala, como la Constitucional, (…), marchita la esperanza de que en un futuro inmediato podamos contar con un Estado de Derecho…”. Enredo y narco libre. En significado de este titular, también está en el primer párrafo, que transcribimos a continuación: En medio de una “rara” historia,
Carlos Antonio Busto Vásquez, acusado de tráfico interno de estupefacientes, logró en diciembre pasado obtener la libertad mediante una resolución de los magistrados de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua.

17

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Para ofrecer más información y atraer la credibilidad de las audiencias, las noticias deben tener varios puntos de vista, pero casi dos tercios de las notas informativas de los diarios sólo presentan un punto de vista o enfoque, y al menos deberían ser dos, y muchas veces tres o cuatro. Sólo el 4.1% tiene al menos tres enfoques. LP tiene un poco más de noticias con dos puntos de vista, 35.2%, sobre el 26.9% de END. Siendo los puntos de vista informaciones, opiniones o enfoques diferentes sobre un mismo tema, la ausencia de varias perspectivas en la mayoría de noticias de los diarios, le resta riqueza, diversidad e integralidad a la información.

Puntos de vista y “la otra parte”
Dos puntos de vista tienen las noticias tituladas Aplican tratamiento contra el cáncer a Amalia y En riesgo el programa con el FMI. Un punto de vista es el de la procuradora Especial de la Mujer, Débora Grandison, quien, después de un debate de varios días sobre el caso, informa que la mujer embarazada y con cáncer que ha estado en el centro del debate, recibirá tratamiento médico. El otro punto de vista es de la Asociación Médica Nicaragüense que por medio de un comunicado expresó que científicamente en casos de cáncer ginecológico el embarazo no influye ni en la progresión ni en la expansión de los tumores, para lo cual existen diversas opciones de tratamiento. Relacionado con los puntos de vista, en dos tercios de las nota informativas de primera plana de ambos diarios no se toma en cuenta a la otra parte, es decir, no se ofrece la versión de la persona o institución aludida, y en el otro tercio, sí se incorpora a la otra parte. Ambos diarios están casi iguales (END: 67.2%32.8%) y (LP: 65.6%-34.4%). Esto representa un vacío sustancial en las noticias, les imprime cierta unilateralidad y perjudica la integralidad que debe tener. Afecta el derecho de los aludidos en una noticia, a presentar su punto de vista. La parte aludida en una información, aparece junto a quien hace la alusión, por ejemplo, en: María Fernanda echa a la calle a monjitas, Sor Celestina del Rosario Calderón Arauz, de las monjas de la orden Santa Luisa de Marilac que administraban el asilo de ancianos denominado Casa del Adulto Mayor Sor María Romero, denuncian que fueron echadas del mismo. El diario presenta a la otra parte en la voz de la ex primera dama de la República, María Fernanda Flores de Alemán, presidenta de la Fundación por la Dignidad Humana Nicaragüense, dueña del asilo.
Juez de Managua entre clientes de mancebos a sueldo,

es el titular de una noticia donde no aparece la otra parte, que en este caso es un juez de Managua no identificado. Es un caso complejo, por los delitos sexuales en juego, y la autoridad de la que está revestido un juez, y ello pudo haber causado que no se conociera su versión. En Prisión para todos, Se ofrecen dos puntos de vista, el de la Juez Claudia Noguera, y el de uno de los acusados, Ricardo Ernesto Polanco Alvarado. Que la mayoría de las notas informativas no contengan el punto de vista de los aludidos, es un vacío en las noticias, les imprime cierta unilateralidad y perjudica la integralidad que debe tener. Esto va en detrimento no sólo de la objetividad y el balance de la nota informativa, sino también del derecho a

18

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
comunicar de las personas. Todo individuo tiene derecho a que en los medios de comunicación no se publique algo en su contra, sin que vayan sus consideraciones al respecto.

Opinión en las noticias
Un poco más de las dos terceras partes de las noticias de primera plana de ambos diarios cumple con el requisito de no contener opinión del periodista; no obstante, en el resto sí la hay. Individualmente, hay más noticias con opinión en LP (37.7%), que en END (27.7%). Aunque en la elaboración de la noticia existe la subjetividad de parte del periodista porque debe interpretar, jerarquizar y seleccionar, debe abstenerse de opinar directamente, por lo que es negativo para las audiencias el hecho de que se opine en casi la tercera parte de las noticias de ambos diarios. La frase: A esta problemática se suma la publicidad engañosa de las empresas farmacéuticas, contiene un juicio, una valoración, y no está atribuida a alguna fuente, por lo que se trata de opinión del periodista, en una nota informativa que aparece debajo del titular Fármacos curan y también pueden causar más daño. De un lado, se excluyen puntos de vista, de otro, se prescinde de la voz de los aludidos o directamente afectados por una noticia, pero se presenta la opinión del autor de la nota informativa. Las tres situaciones confluyen a favor de la unilateralidad, subjetividad y falta de una visión integral de los fenómenos, así como un aumento de la subjetividad, todo lo cual actúa en detrimento de la calidad informativa. Así mismo, esta exclusión violenta el derecho a la defensa de la integridad y el honor de las personas y se vulnera, en general, un derecho humano fundamental vinculado a la libertad de expresión. La subjetividad podría aumentar por el hecho de que el 98.8% de las noticias son adjetivadas, y que el promedio de adjetivos por nota informativa es de 3.2. No se recomienda la adjetivación en las noticias, aunque algunos adjetivos puedan precisar la información, como por ejemplo, la intensidad y la magnitud, pero también pueden sesgar o cambiar el sentido de algún aspecto o hecho noticioso. El promedio de adjetivos por noticia es mayor en LP (3.8) que en END (3.6). Aunque no se analiza el papel que juegan los adjetivos en el interior de la nota informativa, un vistazo en varias de ellas indica que, en la mayoría de los casos agregan información y no opinión, como por ejemplo en “Doloroso, triste e inaceptable”, se utilizan los adjetivos: catastrófico; consternación; triste; inaceptable; inseparable; capitalinos; y ninguno de ellos sesga información, más bien la precisa. Los adjetivos desastroso; proxenetas; falsas; irregularidades; omnipresente; y, pudor; aparecen en la noticia Dondequiera aparecen más cédulas alteradas, y agregan información, pero algunos también imprimen fuerza en determinada dirección, por lo que podrían crear un cierto sesgo.

Enfoque negativo
También se identificó que casi siete de cada diez noticias tienen un enfoque negativo. Sólo cerca del 25% de las notas informativas tienen un enfoque positivo. En riesgo el programa con el FMI; ¿Ejecutaron aquí a

19

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
jefa de las FARC?; Ley Moratoria causa alarma financiera; son titulares de malas noticias o noticias con enfoques

negativos, no por la voluntad del periodista o del medio, sino por el valor intrínseco de la información, al igual que las siguientes tres notas informativas: Juez de Managua entre clientes de mancebos a sueldo; María Fernanda echa a la calle a monjitas; Se fue de la boca. En cambio, tienen enfoque positivo, las siguientes notas informativas: Prisión para todos; Aplican tratamiento contra el cáncer a Amalia; Extraditado es sicario peligroso; WalMart reitera plan de inversión. Las primeras contienen elementos desesperanzadores, y las segunda de aliento, que propician al optimismo. Las fuentes son la materia prima de las noticias, tanto, que su calidad, su objetividad, su integridad y su balance, dependen de su número y pertinencia. Las noticias publicadas por LP y END tienen como promedio menos de tres fuentes vivas (2.6); y casi la mitad de las mismas, sólo tiene una fuente (25.3%) o dos (24.5%). Esto denota una falta de fuentes, es decir, no se está consultando a la cantidad de personas que se requiere para ofrecer a las audiencias los puntos de vista más relevantes relacionados con un hecho. En este análisis, no se valora si las fuentes vivas consultadas son pertinentes o apropiadas, sólo el aspecto cuantitativo, pero por supuesto tiene un drástico impacto cualitativo. Las pocas fuentes en las noticias encuentran correspondencia con los dos aspectos antes señalados sobre la falta de varios puntos de vista, y la ausencia de la otra parte. De las fuentes vivas utilizadas, la mayoría (43.2%) corresponde a fuentes de instituciones públicas, pese a la política de secretismo que la mayor parte del Estado y principalmente el gobierno central, aplican contra los diarios y otros medios de comunicación no afines al partido de gobierno. El promedio de fuentes vivas por noticia es de 3.1, para LP, y 2.2, para END. En fuentes públicas, ambos diarios están similares, pero en Individuales son muchas más en END, que también ofrece más fuentes de organizaciones de la sociedad civil. LP casi triplica a END en fuentes políticas (lo cual puede ser negativo) y tiene más fuentes de instituciones privadas y de organismos internacionales. Por otro lado, el 38.2% de las noticias tienen alguna fuente documental, lo cual es un porcentaje nada despreciable. El promedio de fuentes documentales por noticia es de 0.40 para LP y 0.36 para END. Hay una ligera ventaja de LP. Las fuentes de lugar prácticamente son inexistentes. Las fuentes “no identificadas” están presentes en el 30.3% de las notas informativas. Casi tres de cada diez noticias de END tienen alguna fuente no identificada, y un poco menos de cada dos de diez de LP. Del total de noticias con fuentes no identificadas, el 62.4% corresponde a END y el 37.6% a LP. En nueve de cada diez casos de utilización de este tipo de fuentes, no se ofrece ninguna justificación por su uso. Cuando el medio trata de justificar que no se incorpora una fuente, no se identifica que el periodista haya intentado varios procedimientos para lograr entrevistar a la fuente, no se demuestra que el periodista hubiera realizado una búsqueda exhaustiva de la fuente a la que le interesaba consultar. El hecho de que cerca de un tercio de las noticias tenga este tipo de fuentes, afecta su credibilidad, y por tanto, la confianza de las audiencias.

20

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa Desbalance en uso de fuentes
También se presenta un profundo desbalance en el uso de fuentes de acuerdo al sexo, pues el 82.7% de las utilizadas en las noticias son masculinas, y apenas el 17.3% femeninas. Esta enorme disparidad se aprecia también en que en casi el 70% de las noticias no aparece ninguna fuente femenina, pero sólo en el 11.2% de ellas no hay ninguna fuente masculina. De cada diez fuentes, sólo 2.6 son femeninas en LP; y menos de 2 en END. Ambos diarios en deuda, pero LP ligeramente mejor. Existen cuatro requerimientos básicos de la noticia: interés general; completa; comprensible/clara; y concisa. Un poco más del ochenta por ciento de las notas informativas cumple con estos cuatro requerimientos de una noticia o al menos con tres: cerca del sesenta y tres por ciento cumple con los cuatro requisitos y casi el veinte por ciento, con tres. Un poco menos del cuarenta por ciento no cumple con los cuatro requisitos, pero sólo el dieciocho por ciento de las noticias no cumple con más de uno. En LP el 68.9% cumple con estas cuatro características; y en END el 56.3%. En las noticias “El “combo” de los 25 cargos o la cárcel; y en, En riesgo el programa con el FMI, por ejemplo, se aprecian estas cuatro características Por otro lado, hay un alto acompañamiento gráfico, lo cual enrique la información y le inspira más seguridad y confianza a los lectores, por lo que es generadora de credibilidad para los diarios. Además, facilita el diseño gráfico y hace más atractiva la presentación de la información. La imagen se ha vuelto tan inseparable de las noticias en los diarios, que más de las tres cuartas partes de las notas informativas tiene alguna fotografía, y el promedio es de 1.26 fotografías por noticia. El promedio de fotografías por nota informativa es de 1.3 en LP y 1.2 en END. Un hallazgo llamativo es que un poco menos de un tercio de las notas informativas fueron escritas conjuntamente por más de un periodista, lo cual es indicativo de un trabajo colectivo en las salas de redacción de los diarios. El 23.5% de las noticias de primera plana de END fueron producto del trabajo conjunto de al menos dos periodistas (20.1%); y en LP casi el 34.0%.

1.2.

Conclusiones

1. En las noticias de primera plana servidas por los diarios LP y END entre enero-abril de este año, se observa la ausencia, en medida significativa, de algunos aspectos básicos que le confieren calidad a la noticia, como integrar al primer párrafo los aspectos informativos más relevantes; y que haya diversidad de puntos de vista y, en particular, el de la otra parte. Asimismo, la falta de correspondencia del titular con el contenido del primer párrafo de la noticia, en una significativa cantidad de noticias. Además, en detrimento de la credibilidad informativa, se identifica adjetivación y opinión de parte del periodista. 2. Se comprueba la falta de suficientes fuentes, sobre todo, vivas, en gran parte de las notas informativas ofrecidas en la primera plana de los diarios. Prevalece la fuente de instituciones públicas, pese a las políticas restrictivas del gobierno central, lo que indica un alto componente

21

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
de la gestión gubernamental en la agenda informativa de los diarios. Adicionalmente, hay una excesiva presencia de fuentes no identificadas, la mayoría, de manera no justificada. 3. Los noticias de primera plana de los diarios tienen acompañamiento gráfico, lo que enriquece la información, le confiere una mayor autenticidad y hace más atractiva su presentación. En similar proporción, estas notas informativas cumplen con los requisitos básicos que deben tener las noticias en cuanto a ser de interés general, completas, comprensibles/claras y concisas. Lo completo está referido a la existencia de elementos noticiosos, no a puntos de vista, enfoques o fuentes. 4. Las portadas de los diarios están copadas por las noticias de Managua, y le dan muy poco espacio a las del resto del país. El ámbito político-administrativo es centralizado por la capital. Igual ocurre con el ámbito geográfico rural, cuya presencia en las principales noticias es casi nula. 5. Junto a la labor individual de los periodistas, hay un trabajo colectivo cuando dos o más de ellos suman esfuerzos para elaborar noticias conjuntamente. El trabajo colectivo en las salas de redacción de los diarios puede contribuir a una mayor eficiencia productiva y a fortalecer las relaciones entre los hombres y mujeres de prensa.

1.3.

Recomendaciones
Establecer en los diarios, como reglas de estricto cumplimiento, que sólo se publicarán notas informativas que cumplan con los siguientes seis requisitos: 1.1.1. Responder al menos cuatro preguntas en su primer párrafo. 1.1.2. Que el significado de los titulares responda al aspecto noticioso más importante contenido en el primer párrafo. 1.1.3. Tener un mínimo de cuatro fuentes vivas. 1.1.4. Presentar al menos dos puntos de vista, siendo uno de ellos el de la otra parte. 1.1.5. No opinar. 1.1.6. Utilizar adjetivos sólo cuando éstos agreguen información como intensidad o magnitud. 1.1.7. Ampliar los espacios en la portada para que se publiquen más noticias que le permitan a los diarios ofrecer una representatividad noticiosa nacional; así como integrar a su primera plana, notas informativas del ámbito geográfico rural. 1.1.8. Estimular el trabajo colectivo entre los periodistas para una mayor eficiencia productiva y una mejor relación humana en las salas de prensa.

22

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

23

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN SOBRE LA NOTA INFORMATIVA EN LA PRIMERA PLANA DE LOS DIARIOS LA PRENSA Y EL NUEVO DIARIO (Enero-Abril del 2010)

INFORME FINAL

Ficha Técnica Tema: La Nota Informativa Medios de comunicación estudiados: diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END) Período de análisis: enero-abril del 2010. Muestra: 241 notas informativas de primera plana, 122 de LP y 119 de END, a razón de 30 noticias de una semana por cada mes, por cada diario.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

I.

RESUMEN EJECUTIVO

En esta investigación sobre la nota informativa en la portada en los diarios La Prensa (LP y El Nuevo Diario (END), los hallazgos más relevantes están relacionados con las W o preguntas que deben ser respondidas en el primer párrafo; con ofrecer varios puntos de vista y en especial tomar en cuenta a la otra parte; opinión, adjetivación y enfoque; uso de fuentes vivas y documentales así como de “fuentes no identificadas” y fuentes femeninas y masculinas;; y correspondencia de titulares con el contenido del primer párrafo. También, el grado de satisfacción de los requerimientos básicos de la noticia; acompañamiento gráfico; y ubicación política administrativa y geográfica de las informaciones.

25

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Para extraer información de los diarios seleccionados como muestra, se elaboró un cuestionario u hoja extractora de datos, de acuerdo a los elementos teóricos más importantes de la noticia, que se aplicó a los ejemplares físicos de los diarios incluidos en la muestra. Se construyó una base de datos que fue procesada en SPSS.

II.

HALLAZGOS MÁS RELEVANTES

1. Responder lo más importante de la noticia en el primer párrafo: El promedio general de respuestas a las W en el primer párrafo, es igual para ambos diarios: 2.9, lo que los deja en deuda con las audiencias, pues debería ser al menos de 4. Casi las dos terceras partes de las notas informativas no tiene en su primer párrafo el mínimo de cuatro respuestas a las seis o siete preguntas que deben ser atendidas en la entrada de una noticia, lo cual implica un vacío informativo. Sólo se cumple en un poco más de la tercera parte de las notas informativas de LP y en un poco más de la cuarta parte de las de de END, la regla de que en el primer párrafo deben estar respondidas cuatro o cinco de las interrogantes ¿Qué, Cómo, Dónde, Cuándo y Por qué? (Las llamadas W). Hay un conjunto de noticias débiles en calidad informativa: el 8.2% de LP y el 2.5% de END, que sólo tiene una respuesta en la entrada; y el 4.9% de las notas informativas de LP y el 1.7% de END, que no tiene ninguna.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

2. El significado del titular se debe corresponder con el contenido principal del primer párrafo de la nota informativa: En los dos tercios de las notas informativas el significado del titular se corresponde con el contenido del primer párrafo, no así en un poco más de la cuarta parte, y en el 6.2%, en que existe una correspondencia parcial. De las noticias cuyos titulares no se corresponden con el primer párrafo, la correspondencia entre ambos se encuentra en el

26

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
segundo párrafo en un poco más de la mitad, en el tercero, la quinta parte, en el cuarto. Un poco más de la quinta parte de las noticias tiene el significado del título en el quinto, sexto, séptimo, noveno y décimo párrafos. Por otro lado, el 2.5% de titulares que no se corresponden con ninguna parte del contenido.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

En casi siete de las noticias de LP cuyo titular no se corresponde con el contenido del primer párrafo, la correspondencia está en el segundo párrafo. En END casi un tercio está en el segundo párrafo y la cuarta parte en el tercero y el 11.1% en el quinto. El 15.9% de LP en el tercero. En END, la cuarta parte del significado los títulos está en los párrafos cuarto, sexto séptimo, noveno y décimo. La séptima parte de las noticias de END, se corresponde con el titular en los párrafos cuarto, quinto y décimo. En ambos diarios hay titulares cuyo significado no está en ninguno de los párrafos, en END (2.8%) y en LP (2.3%).

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

27

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
3. La fotografía: La imagen se ha vuelto inseparable de las noticias en los diarios, pues más de las tres cuartas partes de las notas informativas tiene alguna fotografía, y el promedio es de 1.26 fotografías por noticia. El 76.8% de las noticias tiene al menos una (41.9%); fotografía; dos (24.1%); y tres (9.1%). Sólo el 23.2% no tiene ninguna foto. Hay un alto acompañamiento gráfico, lo cual enrique la información y le inspira más seguridad y confianza a los lectores, por lo que es generadora de credibilidad para los diarios. Además, facilita el diseño gráfico y hace más atractiva la presentación de la información.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

4. Puntos de vista, la otra parte, opinión del periodista, adjetivación y enfoque: En casi dos tercios de las noticias de ambos diarios sólo ofrecen un punto de vista, cuando al menos deberían ser dos, y muchas veces tres o cuatro. Es positivo que cada tres de diez noticias tenga dos puntos de

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Directamente vinculado a lo anterior, en dos tercios de las notas informativas de primera plana de ambos diarios no se toma en cuenta a la otra parte, sólo en el otro tercio. Como agravante,

28

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
en cerca de la tercera parte de las noticias hay opinión del periodista, la cual de ninguna manera debe estar presente.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

De un lado, se excluyen varios puntos de vista, de otro, se prescinde de la voz de los aludidos o directamente afectados por una noticia, pero se presenta la opinión del autor de la nota informativa.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Las tres situaciones confluyen a favor de la unilateralidad y la falta de una visión integral de los fenómenos, así como un aumento de la subjetividad, todo lo cual actúa en detrimento de la calidad informativa. Así mismo, esta exclusión violenta el derecho a la defensa de la integridad y el honor de las personas y se vulnera, en general, un derecho humano fundamental vinculado a la libertad de expresión.

29

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
La subjetividad es agravada por el hecho de que el 98.8% de las noticias son adjetivadas, y de que el promedio de adjetivos por nota informativa es de 3.2. No se recomienda la adjetivación en las noticias, aunque algunos adjetivos puedan precisar la información, como por ejemplo, la intensidad y la magnitud, pero también pueden sesgar o cambiar el sentido de algún aspecto o hecho noticioso.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Debe agregarse a la falta de puntos de vista, la ausencia de la otra parte, la opinión del autor y la adjetivación, que casi siete de cada diez noticias tengan un enfoque negativo. Sólo cerca del 25% de las notas informativas tienen un enfoque positivo.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

5. Cuatro requerimientos básicos de la noticia: Un poco más del ochenta por ciento de las notas informativas cumple con los cuatro requerimientos de una noticia o al menos con tres (interés general, completa, comprensible/clara y concisa). Cerca del sesenta y tres por ciento cumple

30

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
con los cuatro requisitos y casi el veinte por ciento, con tres. Un poco menos del cuarenta por ciento no cumple con los cuatro requisitos, pero sólo el dieciocho por ciento de las noticias no cumple con más de uno. El sentido de nota informativa completa, no incluye puntos de vista ni tomar en cuenta a la otra parte.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Un hallazgo llamativo es que un poco menos de un tercio de las notas informativas fueron escritas conjuntamente por más de un periodista, lo cual es indicativo de un trabajo colectivo en las salas de redacción de los diarios.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

31

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

6. Fuentes: Las noticias publicadas por LP y END tienen como promedio menos de tres fuentes vivas (2.6); y casi la mitad de las mismas, sólo tiene una fuente (25.3%) o dos (24.5%). Esto denota una falta de fuentes, es decir, no se está consultando a la cantidad de personas que se requiere para ofrecer a las audiencias los puntos de vista más relevantes relacionados con un hecho. En este análisis, no se valora si las fuentes vivas consultadas son pertinentes o apropiadas, sólo el aspecto cuantitativo, pero por supuesto tiene un drástico impacto cualitativo. Las pocas fuentes en las noticias encuentran correspondencia con los dos aspectos antes señalados, de la falta de varios puntos de vista, y de la ausencia de la otra parte.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

De las fuentes vivas utilizadas, la mayoría (43.2%) corresponde a fuentes de instituciones públicas, pese a que la política de secretismo la mayor parte del Estado y principalmente el gobierno central, aplican contra los diarios y otros medios de comunicación.

32

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Por otro lado, el 38.2% de las noticias tienen alguna fuente documental, lo cual es un porcentaje nada despreciable. Las fuentes de lugar prácticamente son inexistentes.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

En cuanto a las fuentes “no identificadas”, están presentes en el 30.3% de las notas informativas, y en nueve de cada diez de ellas no se ofrece ninguna justificación para ello. En los casos en que el diario trata de justificar que no se haya podido incorporar una fuente, no se identifica ninguno en que el periodista haya intentado varios procedimientos para lograr entrevistar a la fuente. En la mayoría de los casos el periodista no realizó una búsqueda exhaustiva de la fuente a la que le interesaba consultar. El hecho de que cerca de un tercio de las noticias tenga este tipo de fuentes, afecta su credibilidad, y por tanto, la confianza de las audiencias.

33

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

También se presenta un profundo desbalance en el uso de fuentes de acuerdo al sexo, pues en el 82.7% de las utilizadas en las noticias son masculinas y apenas el 17.3% femeninas. Esta enorme disparidad se aprecia también en que casi en el 70% de las noticias no aparezca ninguna fuente femenina, pero sólo en el 11.2% de ellas no haya ninguna fuente masculina.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

34

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

7. Correspondencia del primer párrafo con el titular de la noticia: Es positivo que en casi el 60% del primer párrafo de las notas informativas haya correspondencia con el contenido del titular. No obstante, en un poco más de tres de cada diez notas, no hay correspondencia, lo que implica que los elementos noticiosos quedaron en otros párrafos, principalmente en el segundo (18.7%); y en el cuarto, quinto, sexto y séptimo párrafo (17.3%).

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Cuantitivamente no es relevante, pero es inexcusable que en el 4.1% de las noticias, lo que dice el titular no se encuentra en ninguno de los párrafos de la nota informativa. Hay otra investigación que analiza exclusivamente esta correspondencia entre titular y nota informativa, y que profundiza al respecto.

35

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
8. Ámbito político-administrativo y geográfico de la noticia: Las portadas de los diarios centran su atención en Managua, la capital, pues casi las dos terceras partes de las informaciones se producen en esta ciudad, que es el centro político-administrativo del país. En el 12% adicional de noticias --lo que suma 85.0%), que tratan sobre otras localidades y países, también está presente Managua. Por otro lado, sólo el 3.8% de las notas informativas está relacionada con el ámbito rural y el 11.3% con una mezcla rural-urbana. El ámbito estrictamente rural (85.0%) coincide exactamente con el político-administrativo.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

36

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

IV.

CONCLUSIONES

1. En las noticias de primera plana servidas por los diarios LP y END entre enero-abril de este año, se observa la ausencia, en medida significativa, de algunos aspectos básicos que le confieren calidad a la noticia, como integrar al primer párrafo los aspectos informativos más relevantes; y que haya diversidad de puntos de vista y, en particular, el de la otra parte. Asimismo, la falta de correspondencia del titular con el contenido del primer párrafo de la noticia, en una significativa cantidad de noticias. Además, en detrimento de la credibilidad informativa, se identifica adjetivación y opinión de parte del periodista. 2. Se comprueba la falta de suficientes fuentes, sobre todo, vivas, en gran parte de las notas informativas ofrecidas en la primera plana de los diarios. Prevalece la fuente de instituciones públicas, pese a las políticas restrictivas del gobierno central, lo que indica un alto componente de la gestión gubernamental en la agenda informativa de los diarios. Adicionalmente, hay una excesiva presencia de fuentes no identificadas, la mayoría, de manera no justificada. 3. Los noticias de primera plana de los diarios tienen acompañamiento gráfico, lo que enriquece la información, le confiere una mayor autenticidad y hace más atractiva su presentación. En similar proporción, estas notas informativas cumplen con los requisitos básicos que deben tener las noticias en cuanto a ser de interés general, completas, comprensibles/claras y concisas. Lo completo está referido a la existencia de elementos noticiosos, no a puntos de vista, enfoques o fuentes. 4. Las portadas de los diarios están copadas por las noticias de Managua, y le dan muy poco espacio a las del resto del país. El ámbito político-administrativo es centralizado por la capital. Igual ocurre con el ámbito geográfico rural, cuya presencia en las principales noticias es casi nula. 5. Junto a la labor individual de los periodistas, hay un trabajo colectivo cuando dos o más de ellos suman esfuerzos para elaborar noticias conjuntamente. El trabajo colectivo en las salas de redacción de los diarios puede contribuir a una mayor eficiencia productiva y a fortalecer las relaciones entre los hombres y mujeres de prensa.

37

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

IV.

RECOMENDACIONES

1. Establecer en los diarios, como reglas de estricto cumplimiento, que sólo se publicarán notas informativas que cumplan con los siguientes seis requisitos: a) Responder al menos cuatro preguntas en su primer párrafo; b) Que el significado de los titulares respondan al aspecto noticioso más importante contenido en el primer párrafo. c) Tener un mínimo de cuatro fuentes vivas; d) Presentar al menos dos puntos de vista, siendo uno de ellos el de la otra parte; e) No opinar; f) Utilizar adjetivos sólo cuando éstos agreguen información como intensidad o magnitud. 2. Ampliar los espacios en la portada para que se publiquen más noticias que le permitan a los diarios ofrecer una representatividad noticiosa nacional; así como integrar a su primera plana, notas informativas del ámbito geográfico rural. 3. Estimular el trabajo colectivo entre los periodistas para una mayor eficiencia productiva y una mejor relación humana en las salas de prensa.

V.
Muestra

INTERPRETACIÓN DE LAS TABLAS

La muestra para esta investigación sobre la nota informativa en los diarios La Prensa y El Nuevo Diario es de 241 periódicos, 122 y 119, respectivamente, de cuatro meses (enero-abril 2010), es decir, 30 diarios por mes de cada uno de ellos. Se tomaron sólo notas de primera plana. Los diarios publican generalmente cinco noticias en portada. En las ediciones de menos noticias, se tomaron las correspondientes a otras ediciones. No se incluye reportajes, entrevistas y crónicas. P1. Orden de importancia en que fue publicada la nota informativa Un poco más del 65% de las notas informativas analizadas fueron publicadas en el primer lugar de importancia (22.9%), cuarto (21.7%) y tercero (20.8%). Casi todas las demás se publicaron en segundo lugar (16.3%) y quinto (15.0). Sólo una pequeñísima parte, 3.3%, corresponde al sexto lugar de importancia. De todos modos, sólo el hecho de ser publicadas en primera plana, indica que son las noticias más importantes de cada día. P2. Número de columnas en que se publicó la nota informativa Casi el 52% de las noticias fueron publicadas a tres (26.6%) y dos columnas (25.3%). A seis columnas

38

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
(23.2%,), a cuatro (10.0%), una (9.5%) y cinco (5.4%). No todas las publicadas a seis columnas --que es el máximo de los diarios-- fueron las noticias más importantes del día, porque algunas veces las seis columnas fueron utilizadas en la parte inferior del diario. En cambio, algunas noticias a cinco columnas, fueron las más destacadas en sus respectivas ediciones. PA. Nombre del autor o autora Setenta y dos periodistas de ambos diarios escribieron 240 notas informativas, a un promedio de 3.3 noticias cada uno. Nueve de ellos, cinco mujeres y cuatro hombres, elaboraron casi el 30% de las notas informativas. A Luís Galeano y Luís Núñez Salmerón les correspondió el 4%; Martha Vásquez y Octavio Enríquez (3.7%, cada uno); Eduardo Cruz, María José Uriarte y Wendy Álvarez Hidalgo (2.9%, respectivamente) y a Elizabeth Romero y Anne Pérez Rivera (2.5%, cada una). El 1.2% de las noticias no identifica un autor; y el resto, fueron elaboradas por 63 periodistas más. Casi siete de cada diez noticias fueron elaboradas individualmente, el 23.7% por dos periodistas, 5.3% por tres y cuatro, y el 1.3% de las notas informativas fue publicado sin firma. P4. ¿El significado del titular se corresponde con el contenido principal del primer párrafo de la nota informativa? En el 65.6% de las notas informativas el significado del titular se corresponde con el contenido del primer párrafo, no así en el 28.2%. En el 6.2%, hay una correspondencia parcial. De las noticias cuyos titulares no se corresponden con el primer párrafo, la correspondencia entre ambos se encuentra en el segundo párrafo (52.5%), en el tercero (20.0%), en el cuarto (8.8%), en el quinto (6.3%), en el séptimo y décimo (3.8% respectivamente), en el sexto y el noveno párrafos (1.3% cada uno. Por otro lado, el 2.5% de titulares no se corresponden con ninguna parte del contenido. P7. ¿Cuántas W se responden en el primer párrafo o entrada de la nota informativa? Sólo en el 32.8% de las notas informativas se responden al menos cuatro de las seis o siete preguntas (llamadas W) a las que debe atender el primer párrafo (¿Qué, Quién, Cómo, Dónde, Cuándo, Por qué y Para qué?). En el 29.5% se responden tres. Sumadas, se puede afirmar que en el 62.2% de las noticias se responden al menos tres de las seis o siete W. En el 24.9% sólo se responden dos interrogantes; en el 5.4%, una; y en el 3.3%, ninguna. En el 4.1%, se responden cinco preguntas. Estos resultados denotan un cierto alejamiento de los requerimientos de la técnica de la pirámide invertida, en detrimento de la calidad de la información. Muchos diarios en el mundo están escribiendo sus notas informativas como crónicas, que funciona diferente de la pirámide invertida, lo cual no es una práctica generalizada ni constante en los diarios de Nicaragua. Las noticias escritas como crónica, las cuales no están incluidas en esta investigación.

39

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P8. ¿Cuál es el tipo de entrada de esta nota informativa? Más del 80.0% de las notas informativas tienen una de los siguientes tipos de entrada: de datos simples (27.1%); de datos múltiples (22.5%); de interpretación (17.9%); y de cita indirecta (15.8%). El 16.7% tiene entrada de relieve (6.3%), de cita directa (5.0%), de contraste (2.1%); de enumeración (1.3%); de cápsula, y, literaria (0.8% cada una); y de interrogante (0.4%). P9. Marque si están presentes en la nota informativa las siguientes cuatro características El 82.2% de las notas informativas cumplen con los cuatro requerimientos de una noticia o al menos con tres. Casi el 63% son de interés general, completas, comprensibles/claras, y concisas. El 19.5% cumple con lo anterior, excepto porque no son completas. Igualmente, al 3.7% le falta la concisión; y al 3.3%, ser de interés general. El 2.5% sólo son de interés general; el 2.1%, de interés general y comprensibles; el 1.7%, de interés general y concisas; y otro 1.7%, de interés general, completa y concisa. El 1.2% son de interés general y completa. El 1.2% restante cumple con dos de las cuatro características. Pese a que al 18% de las noticias no cumplen con todas las características o al menos con tres de ellas, ambos diarios salen bien librados en este sentido. P10. En la nota informativa se toma en cuenta a la otra parte? En el 66.4% de la nota informativa no se toma en cuenta a la otra parte, es decir, se ofrece la versión de la persona o institución aludida, y en el 33.6%, sí se incorpora a la otra parte. Esto representa un vacío sustancial en las noticias, les imprime cierta unilateralidad y perjudica la integralidad que debe tener. Afecta el derecho de los aludidos en una noticia, a presentar su punto de vista. P11. ¿Cuántos puntos de vista o enfoques sobre un mismo aspecto aparecen en la nota informativa? El 64.7% de las notas informativas sólo tienen un punto de vista o enfoque sobre el asunto del que tratan; el 31.1% tiene dos; el 2.9% tiene tres; y el 1.2%, cuatro. La mayoría de las noticias son unilaterales lo que impide comunicar la integralidad de los fenómenos y causa una información desbalanceada. P12. ¿Hay alguna opinión del periodista en la nota informativa? El 98.8% de las noticias son adjetivadas. En el 32.8% de las notas informativas hay opinión de parte del periodista; y en el 67.27%, no. Esto representa una violación a uno de los principios de cómo redactar la noticia, en la cual el periodista no debe opinar. La opinión puede sesgar, modificar o manipular la información. P13. ¿Cuántos adjetivos se utilizan en la nota informativa? En un poco más de la mitad de las notas informativas, los periodistas utilizan entre cuatro y seis adjetivos; en el 42.3%, de uno a tres; en el 5.8%, más de seis; y sólo en el 1.2% no se usa ninguno. El promedio de adjetivos utilizados por nota informativa es de 3.8.

40

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Los adjetivos ayudan a dar una particularidad, idea de la magnitud o gravedad de los hechos, pero también tienden a introducir aspectos subjetivos a la información, en detrimento de la misma. P14. ¿Cuántas fotografías acompañan a la nota informativa? El 76.8% de las noticias tienen al menos una fotografía (41.9%); dos (24.1%); tres (9.1%); cinco (0.8%); cuatro y seis fotografías (0.4%, respectivamente). Sólo el 23.2% no tiene ninguna foto. El promedio es de 1.26 fotografías por noticia. Puede decirse que, en general, las noticias tienen acompañamiento gráfico, es decir, hay un uso sistemático de fotos, lo que enriquece la información para las audiencias, y facilitar el diseño y diagramación de los diarios. P15.-P18. Resumen. Fuentes vivas, documentales, de lugar y “no identificadas” Casi el 50% de las notas informativas tienen dos (24.5%) o una (25.3%) fuente viva y el 20.7% tiene tres. Sólo el 24.9% de las noticias tienen fuentes suficientes: cuatro (13.3%); cinco (8.3%) y y seis (3.3). El 1.7% tiene siete y ocho fuentes. El promedio de fuentes vivas por nota informativa publicadas por LP y END, es de 2.66. Más del 60% de las fuentes vivas utilizadas en las notas informativas, son de Instituciones públicas (43.2%) e Individuales (21.0%). Le siguen, las fuentes de Instituciones privadas (11.5%); de Partidos políticos (9.2%); de Organismos de la Sociedad Civil (6.2%); de Organismos Internacionales (4.7%); de Medios de comunicación (2.8%); y de Iglesias o religiones (1.6%). El promedio de menos de tres fuentes informativas por noticia es bajo, lo que indica que se quedan por fuera varios puntos de vista y se afecta la integralidad de la información y su calidad general. Es llamativo que haya más fuentes públicas que las de otro tipo, debido a las férreas restricciones informativas de amplios sectores del Estado, sobre todo el Gobierno Central, lo cual es un indicativo del fuerte componente que lo público representa en la agenda cotidiana de los diarios LP y END. En cuanto a las fuentes documentales utilizadas, las hay en el 38.2% de las noticias, y fuentes de lugar, 1.7%, es decir, casi inexistentes. 61.8% de noticias sin fuentes documentales, podría ser muy alto. Por otro lado, en el 30.3% de las notas informativas se utilizan las llamadas “fuentes no identificadas”. Tan alto porcentaje se explica en parte por el secretismo que priva en muchas oficinas gubernamentales, pero también por falta de rigor en el trabajo periodístico. En casi el 90% de los casos de uso de “fuentes no identificadas”, el periodista no ofrece ninguna razón por la cual no utilizó una fuente identificada y creíble. El 11.1% de las noticias en las que se ofrece alguna razón por la cual no aparece alguna fuente, las justificaciones son las siguientes: No estaba accesible al teléfono celular (3.3%); Estaba ocupado o no disponible (3.3%); No respondió o no quiere

41

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
responder (2.9%); No fue localizado (0.8%); No está enterado sobre lo que se le consulta (0.4%); e, Informará hoy (0.4%). De las razones expuestas en el párrafo anterior se deduce que en la mayoría de los casos, el periodista no realizó una exhaustiva búsqueda de la fuente a la que supuestamente le interesaba consultar. En ninguna noticia se explica, por ejemplo, que la fuente fue buscada en varios lugares o que se utilizaron varios procedimientos para dar con ella. P19. Fuentes femeninas y masculinas El 82.7% de las fuentes vivas utilizadas en las noticias, son masculinas; y el 17.3%, femeninas. En el 68.05% de las noticias no aparece ninguna fuente femenina; y sólo en el 11.2%, ninguna fuente masculina. La relación de más de ocho fuentes masculinas a menos de dos femeninas por cada diez fuentes, indica un enorme desequilibrio que puede obedecer a la posición de mujeres y hombres en el mundo público, es decir, en los cargos de los diferentes organismos sociales. Pero pudiera indicar también que prevalece un enfoque machista a la hora en que editores y periodistas seleccionan las fuentes que pretenden consultar. P20. ¿Cuál es el tema principal que se aborda en la nota informativa? Más del 70% de las notas informativas se refieren a tres tremas: Política (42.7%), Economía (17.0%) y Seguridad Ciudadana (12.4%). Cinco temas más tienen el 15.8% de las noticias, y son: Salud y Seguridad Social (4.1%) cada uno; Medio Ambiente (2.9%), Sucesos (2.5%) y Educación (2.1%). El 12% restante se divide entre 18 temas, entre ellos Turismo y Educación, con 1.2% cada uno. Continúa prevaleciendo la Política como el tema principal de ambos diarios, pero se observa un repunte de Economía y Seguridad Ciudadana. Por otro lado, los 26 temas abordados en las noticia indican una amplia diversidad. P21. Tipo de enfoque identificado en la nota informativa El 66.4% de las noticias tiene un enfoque negativo; el 7.9% es neutro; el 0.8% es negativo y también positivo; y el 24.9% es positivo. Las malas noticias prevalecen en las portadas de LP y END. El concepto de noticia está referido a su novedad, trascendencia e impacto, pero pareciera que las noticias negativas son las que llaman más la atención de las audiencias, lo cual determina que sean priorizadas en la jerarquización que realizan los editores de los medios de comunicación. P22. Nombre de la ciudad o localidad donde ocurre el asunto al que se refiere la nota informativa Un poco más del 73% de las noticias de las portadas de los diarios se producen en el departamento de Managua y particularmente en la capital. Un 12% más de noticias se dan en Managua, con el acompañamiento de otra ciudad u otro país, por lo que la capital de Nicaragua está involucrada en el 85% de las notas informativas.

42

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
LP y END están managuanizados y su mirada hacia el resto del país es muy esporádica. Faltan políticas informativas que lleven el quehacer del resto del país a las primeras planas de los diarios más importantes del país. Del interior, las zonas geográficas más frecuentemente representadas en las noticias de primera plana son Occidente (5.0%); Costa Caribe (2.5%) y Oriente (2.9%). P23. Ámbito geográfico en el que sucede la noticia Sólo el 3.8% de las noticias se producen en el ámbito rural; el 11.3% en urbano/rural; y el 85.0% en el urbano. La portada de los diarios se concentra en los espacios urbanos, y en particular, la ciudad capital.

43

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

RESULTADOS COMPARATIVOS ENTRE EL NUEVO DIARIO Y LA PRENSA
I. RESUMEN

1. En el 64.6% de las noticias de primera plana de END y en el 64.8% de las de LP, se responden al menos tres de las seis o siete preguntas, llamadas las W. En el 32.8% de las notas informativas de LP se responden en el primer párrafo al menos cuatro de las seis o siete W, y en END, el 26.1%; Tres respuestas, END (33.6%) y LP (32.0%). Sumadas ambas, se puede afirmar que en el 64.8% de las noticias de LP y el 59.7% de las de END, hay al menos tres respuestas en su primer párrafo. También el 4.9% de las notas informativas de LP no tienen ninguna W en la entrada; y en END, el 1.7%.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

2. La correspondencia que debe haber entre titular y el contenido del primer párrafo de la noticia, no se da en el 26.9% de las noticias de END y el 19.5% de LP. La congruencia fue lograda en el 68.1% de las notas de primera plana de END y en el 63.1% de LP. En el 68.2% de las noticias de LP cuyo titular no se corresponde con el contenido del primer párrafo, la está en el segundo párrafo, y en END, en el 33.3%. En este último, el 25.0% está en el tercer párrafo.

44

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

3. Cuatro características generales que debe tener la noticia: ser de interés general, completas, comprensibles/claras y concisas. En LP el 68.9% cumple con estas cuatro características y en END el 56.3%. Hay una ventaja para LP.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

4. La otra parte; puntos de vista; opinión del periodista y adjetivación: En el 67.2% de las noticias de END no se toma en cuenta a la otra parte, y en LP, en el 65.6%. En el 32.8% y 34.4%, respectivamente, sí se toma en cuenta. Ligera ventaja de LP.

45

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

En el 67.2% de las noticias de END sólo se presenta un punto de vista, y en LP es en el 62.3%. Dos puntos de vista hay en el 35.2% de las noticias de LP y en el 26.9% de END. El 3.4% de noticias de END tiene tres puntos de vista y el 2.5% de LP. Hay cuatro puntos de vista en el 2.5% de END, y en ninguna de LP. Ventaja de END.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

En el 72.3% de las noticias de END no se opina, tampoco en el 62.3% de LP. Sí hay opinión del periodista en el 37.7% de las notas informativas de LP, y el 27.7% de las de END.

46

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

El promedio de adjetivos por noticia es mayor en LP (3.8) que en END (3.6). Ventaja para END.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

5. Fuentes (vivas; no identificadas; documentales; y por sexo: El Promedio de fuentes vivas por noticia, de 3.1, para LP, y 2.2, para END. Ventaja para LP. En fuentes públicas, ambos diarios están similares, pero en Individuales son muchas más en END, que también ofrece más fuentes de organizaciones de la sociedad civil. LP casi triplica a END en fuentes políticas (lo cual puede ser negativo) y tiene más fuentes de instituciones privadas y de organismos internacionales. Ventaja para END.

47

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Casi tres de cada diez noticias de END tienen alguna fuente no identificada, y un poco menos de cada dos de diez de LP. Del total de noticias con fuentes no identificadas, el 62.4% corresponde a END y el 37.6% a LP. A más fuentes no identificadas, menor calidad en la nota informativa, la cual requiere de fuentes que inspiren confianza y seguridad. Ventaja de LP.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

El promedio de fuentes documentales por noticia es de 0.40 para LP y 0.36 para END. Hay una ligera ventaja de LP.

48

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

En ambos diarios hay un profundo desbalance en el uso de fuentes femeninas respecto de las masculinas. De cada diez fuentes, sólo 2.6 son femeninas en LP; y menos de 2 en END. Ambos diarios en deuda, pero LP ligeramente mejor.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

49

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

6. Tema; y autores: Hay dos diferencias fundamentales en el ámbito temático entre ambos diarios: la primera es que LP le da más espacio al tema político en su primera plana, con más del 16% que END; y la segunda, es que END ofrece una mayor variedad temática en sus notas informativas de primera plana, con 24 temas; mientras que LP sólo tiene 13. Por ambos lados, ventaja de END. El 23.5% de las noticias de primera plana de END fueron producto del trabajo conjunto de al menos dos periodistas (20.1%); y en LP casi el 34.0%. Ventaja de LP.

50

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

7. Acompañamiento gráfico: El promedio de fotografías por nota informativa es de 1.3 en LP y 1.2 en END. Ligera ventaja para LP.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

8. Ámbitos político-administrativo y geográfico: Prevalece en ambos diarios el llamado “managuacentrismo” que le concede muy poco espacio en primera plana a las noticias que ocurren fuera de la capital; y el área rural es marginal en la primera plana noticiosa de estos dos diarios nacionales.

51

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

II.

INTERPRETACIÓN DE LAS TABLAS

P1. Orden de importancia en que fue publicada la nota informativa El orden de importancia que tienen las noticias, son similares en ambos diarios. En primer lugar en el orden, END tiene 24.4% y LP 21.5%. En el segundo lugar, LP (18.2%) y END (14.3%); en tercero, END (21.8%) y LP 19.8%; en cuarto, LP (23.1%) y END (20.2%); en quinto, END (15.1%) y LP (14.9%); y en sexto, END (4.2%) y LP (2.5%). P2. Número de columnas en que se publicó la nota informativa A seis columnas fueron publicadas el 29.4% de las noticias de primera plana de END y el 17.2% de LP. A cinco, 7.4% de LP y 3.4% de END; a cuatro, 10.1% de END y 9.8% de LP; a tres columnas, LP (32.8%) y END (20.2%); a dos, END (28.6%) y LP (22.1); y a una, LP (10.7%) y END (8.4%). En promedio, la nota informativa en END es de 3.6 columnas, mientras que en LP, es 3.3. Al rango de menor extensión, 1 a 10 pulgadas, corresponden 9.2% de las noticias de END y sólo 0.8% de LP. De 11 a 15 pulgadas, END tiene el 14.3% de sus noticias, mientras que LP, 2.5%. Casi el 55% de las notas informativas de LP tienen de 21a 25 pulgadas (28.7%) y de 26 a 30 (26.2%). Por su parte, cerca del 44% de las noticias de END están en el rango de 16 a 20 pulgadas (27.7%) y de 21 a 25 (16.0%). PA. Nombre del autor o autora En END, dos periodistas encabezan a sus colegas en la elaboración de notas informativas de primera plana: Luis Núñez Salmerón y Luis Galeano (8.4% cada uno). Les sigue Martha Vásquez (7.6%), José Adán Silva y Carlos Larios (4.2%). Cuatro periodistas, Rafael Lara, Edgard Barberena, Cristhian Marenco y Tania Sirias (3.4%, respectivamente); y Ary Neil Pantoja y Óliver Gómez (2.5%).

52

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
En LP, Octavio Enríquez escribió la mayor cantidad de noticias (7.4%).Le siguen tres periodistas, Wendy Álvarez Hidalgo, María José Uriarte y Eduardo Cruz (5.8% cada uno). Arlen Cerda y Elizabeth Romero (5.0% respectivamente. Lucía Navas y Anne Pérez, marcan 4.1% cada una. Elizabeth también escribió en conjunto con Eduardo Cruz, otro 4.1% de las notas informativas. Eddy López y Ludwing Loáisiga contribuyeron con el 3.3% de las notas. Cuarenta periodistas son de END y 32 de LP. Once periodistas de LP escribieron el 53.7% de las noticias de portada y el 46.3% se lo distribuyeron 21periodistas. La misma cantidad de periodistas escribió en END el 51.3% de las noticias; el 2.5%, no tiene autor; y el resto, 46.2% de notas informativas, fue escrito por 29 periodistas. El 23.5% de las noticias de primera plana de END fueron producto del trabajo conjunto de al menos dos periodistas (20.1%). En el 3.4% de las notas informativas participaron tres (1.7%) y cuatro (1.7%) periodistas. Casi el 34% de las noticias de primera plana de LP fueron producto de un trabajo conjunto en el que intervinieron al menos dos periodistas (26.4%). En el 5.0% participaron tres periodistas y en el 2.5%, cuatro. P4. ¿El significado del titular se corresponde con el contenido principal del primer párrafo de la nota informativa? En END, por su significado el 68.1% de los titulares de las notas informativas de primera plana de END, se corresponden con el contenido del primer párrafo de la noticia, y el 26.9%, no. En LP hay correspondencia en el 63.1%, y en el 19.5% no la hay. Se encontró una correspondencia parcial en el 7.4% de LP y 5.0% de END. Esto implica que en la cuarta parte de las notas informativas de END y en la quinta parte de LP, la falta de concordancia entre titular y contenido afecta la calidad de la noticia y dificulta la comprensión de la información de parte de las audiencias. P5. ¿En qué párrafo de la nota informativa se encuentra el asunto al que se refiere el título de la misma? En el 68.2% de las noticias de LP cuyo titular no se corresponde con el contenido del primer párrafo, la correspondencia está en el segundo párrafo. En END, el título se corresponde con el segundo párrafo en el 33.3%, el 25.0% en el tercer párrafo y el 11.1% en el quinto. El 15.9% de LP en el tercero y el 9.1% en el cuarto. En END, el 8.3% del significado de los títulos está en el cuarto párrafo, y otro tanto en el séptimo, en el décimo el 5.6%, y 2.8% respectivamente, en el noveno y el sexto. En LP, el 2.3% está en el quinto, y lo mismo en el décimo. En ambos diarios hay titulares cuyo significado no está en ninguno de los párrafos, en END (2.8%) y en LP (2.3%).

53

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
El que más de las dos terceras partes de las noticias se correspondan con el titular en el segundo párrafo, y no en el primero, como debería ser, indica problemas en la jerarquización de la información, y también en la titulación, puesto que ambas deben concordar. Además, pone en evidencia una contradicción o falta de comunicación entre el periodista autor de la nota informativa y el editor que titula. P7. ¿Cuántas W se responden en el primer párrafo o entrada de la nota informativa? La reglas de que en el primer párrafo de la noticia deben estar respondidas cuatro o cinco de las interrogantes ¿Qué, Cómo, Dónde, Cuándo y Por qué? (Las llamadas W), que establece la técnica de la pirámide invertida, sólo se cumple en el 32.8% de las notas informativas de LP y en END, el 26.1%. Hay tres respuestas, en END (33.6%) y LP (32.0%). Sumadas ambas, se puede afirmar que en el 64.8% de las noticias de LP y el 59.7% de las de END, hay al menos tres respuestas en su primer párrafo. Tienen cinco respuestas el 4.9% de las noticias de LP y el 3.4% de las de END. En el otro extremo, sólo una respuesta tiene el 8.2% de las noticias de LP y el 2.5% de las de END. También el 4.9% de las notas informativas de LP no tienen ninguna W en la entrada; y en END, el 1.7%. P8. ¿Cuál es el tipo de entrada de esta nota informativa? En el 84.3% de las noticias de LP y en el 82.3% de las de END, prevalecen cuatro tipos de entrada de la noticia: de datos simples (29.4% y LP: 22.3%); de datos múltiples (25.2% y 19.8%); de cita indirecta (14.3% y 17.4%) y de interpretación (13.4% y 22.3%). Otros tipos de entrada, con mucho menos porcentaje, son: de relieve (7.6% y 5.0%); de cita directa (6.7% y 3.3%); y de contraste (3.4% y 0.8%). Otros cuatro tipos de entrada, sólo los utilizó LP: literaria y de cápsula (1.7% cada una); y, de interrogante (0.8%. P9. Marque si están presentes en la nota informativa las siguientes cuatro características Cuatro características generales que deben tener las noticias son: ser de interés general, completas, comprensibles/claras y concisas. En LP el 68.9% cumple con estas cuatro características y en END el 56.3%. El 32.7% de las noticias de END reúne tres de las cuatro características, y el 22.2% de LP. Dos características, en END (6.7%) y en LP (4.9%), y sólo una, END (4.2%) y LP (2.4%). Hay una ventaja para LP. P10. ¿En la nota informativa se toma en cuenta a la otra parte? En el 67.2% de las noticias de END no se toma en cuenta a la otra parte, y en LP, el 65.6%. En el 32.8% y 34.4%, respectivamente, sí se toma en cuenta a la parte aludida. P11. ¿Cuántos puntos de vista o enfoques sobre un mismo aspecto aparecen en la nota informativa? En el 67.2% de las noticias de END sólo se presenta un punto de vista, y en LP es en el 62.3%. Dos puntos de vista hay en el 35.2% de las noticias de LP y en el 26.9% de END. El 3.4% de noticias de END tiene tres puntos de vista y el 2.5% de LP. Hay cuatro puntos de vista en el 2.5% de END, y en ninguna de LP.

54

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P12. ¿Hay alguna opinión del periodista en la nota informativa? En el 72.3% de las noticias de END no se opina, tampoco en el 62.3% de LP. Sí hay opinión del periodista en el 37.7% de las notas informativas de LP, y el 27.7% de las de END. P13. ¿Cuántos adjetivos se utilizan en la nota informativa? El 55.7% de las notas informativas de LP tiene entre cuatro a seis adjetivos, y en las de END, 45.4%. Más de seis adjetivos, en END (7.6%) y en LP (4.1%). De uno a tres adjetivos, 44.5% en END y 40.2% en LP. El promedio de adjetivos por noticia es mayor en LP (3.8) que en END (3.6). Salvo cuando los adjetivos adicionan información como magnitud o intensidad, por ejemplo, éstos suelen darle cierta subjetividad a las notas informativas, por lo cual no deberían ser adjetivadas. P14. ¿Cuántas fotografías acompañan a la nota informativa? Casi el 70% de las notas informativas de LP tienen el acompañamiento de una fotografía (40.2%) o de dos (29.5%); y 62.2% en END (43.7% y 18.5%, respectivamente). Hay tres fotos en el 9.8% de las noticias de LP y en el 8.4% de END. De manera excepcional, hay noticias muy graficadas, como el 1.7% de END, con cinco y con seis, 0.8%. En LP, 0.8% con cuatro. El promedio de fotografías por nota informativa es de 1.3 en LP y 1.2 en END, lo cual indica que generalmente la noticia tiene acompañamiento gráfico y que las fotografías tienen una gran importancia para los diarios. P15.-P18. Resumen. Fuentes vivas, documentales, de lugar y “no identificadas” Del total de fuentes vivas utilizadas en las 241 notas informativas analizadas, el 58.5% corresponde a LP; y el 41.5%, a END, para un promedio de fuentes vivas por noticia, de 3.1, para el primero, y 2.2, para el segundo. Ventaja para LP. La mayor parte de las fuentes vivas son de Instituciones públicas: (END: 43.8% y LP 42.7%) e Individuales (END: 26.6% y LP 17.0%). Siguen las de Instituciones privadas (LP: 13.0% y END 9.4%). Las fuentes de Organizaciones de la sociedad civil (END: 7.5% y LP 5.3%); Organismos internacionales (LP: 5.3% y END 3.7%); Medios de comunicación (LP: 3.2% y END 2.2%); e Iglesias o religiones (END: 1.9% y LP 1.3%). En fuentes de Partidos políticos (LP: 12.2% y END: 4.9%). En fuentes públicas, ambos diarios están similares, pero en Individuales son muchas más en END, que también ofrece más fuentes de organizaciones de la sociedad civil. LP casi triplica a END en fuentes políticas y tiene más fuentes de instituciones privadas y de organismos internacionales. Pero tener más fuentes políticas podría ser indicativo de que el tema tiene un tratamiento demasiado amplio en la agenda informativa, en detrimento de otros temas más sensibles a las necesidades cotidianas de la mayoría de las audiencias.

55

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Una gran parte de las notas informativas de los diarios no tiene fuentes documentales: LP (65.6%) y END (El 68.9%). El 32.0% de LP y el 26.9% de las noticias de END, tienen una fuente; el 3.4% de END y el 1.6% de LP, tienen dos. Tres fuentes tienen el 0.8% de ambos. El promedio de fuentes documentales por noticia es de 0.40 para LP y 0.36 para END. Hay una cierta ventaja de LP. El 28.2% de las noticias de END tienen alguna fuente no identificada, y el 17.0% de las de LP. Del total de noticias con fuentes no identificadas, el 62.4% corresponde a END y el 37.6% a LP. A más fuentes no identificadas, menor calidad en la nota informativa, la cual requiere de fuentes que inspiren confianza y seguridad. Ventaja de LP. En el 11.5% de las noticias de LP se ofrecieron razones por las cuales no se consultó a una fuente; y en END, en el 10.9%. P19. Fuentes femeninas y masculinas El 69.7% de las noticias de END y el 66.4% de las de LP, no tienen ninguna fuente femenina; en cambio, sólo el 12.6% no tiene ninguna fuente masculina en END y 9.8% en LP. El promedio de fuentes femeninas en LP es de 0.48 y en END de 0.46; mientras que el promedio de fuentes masculinas es 2.6 en LP y 1.9 en END. P20. ¿Cuál es el tema principal que se aborda en la nota informativa? El 79.9% de las noticias de END se concentran en cinco temas, y 86.9% de LP, en cuatro. Ambos coinciden en que sus principales temas son Política (LP: 50.8% y END: 34.5%); Economía (LP: 18.9% y END: 15.1%); y Seguridad Ciudadana (END: 12.6% y LP: 12.3). En cuarto lugar, END tiene Seguridad Social, y Salud con 5.9% cada uno; y LP a Medio Ambiente, con 4.9%. El 26.1% restante de las noticias de END abordan 19 temas; mientras que el 13.1% de LP, nueve temas. Hay dos diferencias fundamentales en el ámbito temático entre ambos diarios: la primera es que LP le da más espacio al tema político en su primera plana, con más del 16% que END; y la segunda, es que END ofrece una mayor variedad temática en sus notas informativas de primera plana, con 24 temas; mientras que LP sólo tiene 13. Por ambos lados, ventaja de END. P21. Tipo de enfoque identificado en la nota informativa El 66.4% de las noticias de END así como de LP, tienen un enfoque negativo. El 24.6% de las de LP tienen enfoque positivo y el 25.2% de END. Enfoque neutro, 9.0% en LP y 6.7% en END. Enfoques negativo y positivo, 1.7% en END y ningún porcentaje en LP. P22. Nombre de la ciudad o localidad donde ocurre el asunto al que se refiere la nota informativa El 75.6% de las notas informativas de END ocurren en Managua, y el 71.3% de las de LP. Prevalece el llamado “managuacentrismo” que le concede muy poco espacio en primera plana a las noticias que ocurren fuera de la capital.

56

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P23. Ámbito geográfico en el que sucede la noticia El 87.3% de las noticias de END se producen en un ámbito urbano, así como el 82.8% de LP. En el ámbito combinado urbano-rural, LP tiene 13.9% y END 8.5%. Las noticias en el ámbito rural son el 4.2% en END y 3.3% en LP. El área rural es marginal en la primera plana noticiosa de estos dos diarios nacionales.

Managua, Nicaragua, julio del 2010.

57

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN DE LA NOTA INFORMATIVA
I. Objetivos:
Contrastar los elementos fundamentales de la teoría del periodismo sobre el género periodístico la Nota Informativa, con las noticias publicadas en primera plana por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END) entre enero y abril del 2010, a fin de identificar si en la práctica se observan los parámetros establecidos por los especialistas, así como los desencuentros o vacíos que haya en este sentido; y emitir conclusiones y formular recomendaciones para mejorar el ejercicio del periodismo mediante la titulación de notas informativas. Objetivos generales: Determinar si lo esencial de las noticias publicadas entre enero-abril del 2010 por LP) y END, está en el primer párrafo de la misma. Cuantificar cuántas de las seis preguntas que deben ser respondidas en el primer párrafo de una Nota Informativa, se encontraron en las noticias publicadas entre enero-abril del 2010 por LP y END. Precisar la cantidad de fuentes vivas y clasificarlas (públicas, privadas, ONgs, organismos internacionales, iglesias, individuales, anónimas, por sexo, etc.) así como de fuentes documentales, que utilizan las noticias publicadas en primera plana por LP y END. Establecer las noticias publicadas en primera plana entre enero-abril del 2010 por LP y END, cumplen con las características generales de la Nota Informativa (De interés general; Completa; Comprensible; y Concisa). Objetivos específicos: Medir la extensión en pulgadas lineales y en cuartillas periodísticas, la extensión y el columnaje de las noticias de primera plana publicadas entre enero-abril del 2010 por LP y END. Identificar el tipo, temas que abordan y enfoques de los reportajes que publican los diarios LP y END. Precisar los tipos de entrada que se utilizan en las noticias de primera plana publicadas entre enero-abril del 2010 por LP y END. Determinar los ámbitos político-administrativo y geográfico de las noticias de primera plana publicadas entre enero-abril del 2010 por LP y END. Cuantificar los puntos de vista presentes y si se toma en cuenta a la llamada “otra parte”, en las noticias de primera plana publicadas entre enero-abril del 2010 por LP y END. Establecer si hay opinión y si se usan adjetivos en las noticias de primera plana publicadas entre enero-abril del 2010 por LP y END.

1. 2.

3.

4.

1. 2. 3. 4. 5. 6.

58

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa II. Construcción de un marco teórico

El referente general para esta investigación es la teoría sobre la Nota Informativa, para lo cual se construyó un marco teórico principalmente a partir de los autores Vivaldi, Grijelmo y Leñero y Marín, cuyos planteamientos básicos determinaron los objetivos a plantear. Los elementos esenciales de este referencial teórico están relacionados con que la noticia debe ser algo novedoso, de interés general, debe trascender e impactar, y que lo esencial de la misma se escribe en el primer párrafo o entrada, en orden decreciente de importancia, respondiendo al menos cuatro o cinco de las seis interrogantes básicas para conocer un hecho: ¿Qué, Quién, Cómo, Dónde, Cuándo, Por qué? Hay autores que incluyen una séptima, ¿Para qué?

III.

Definición del universo y de la muestra

El diseño de la investigación contempla que el universo son todas las noticias de primera plana de las ediciones impresas de los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END) publicadas entre enero y abril del 2010, es decir, unos 240 periódicos. La muestra es de 241 notas informativas de primera plana, 122 de LP y 119 de END, a razón de 30 noticias de una semana por cada mes, por cada diario, que es casi la cuarta parte de la totalidad de noticias publicadas por ambos en el período. Tanto por la cantidad de informaciones como por el hecho de que éstas son las más importantes de los diarios al ser publicadas en la primera plana, que es la vitrina de los periódicos, el lugar reservado para la difusión de los hechos principales ocurridos el día anterior, la muestra es totalmente representativa, es decir, los resultados del análisis serán válidos para la totalidad de las notas informativas más relevantes publicadas en esos cuatro meses. Fueron excluidos de la muestra dos tipos de materiales periodísticos: por un lado, aquellos pertenecientes a otros géneros periodísticos como entrevistas, crónicas y reportajes; y por otro, los textos internacionales o de otro tipo, no elaborados por la planta de redactores de los diarios. La selección de diarios impresos de los meses de enero hasta abril de este año, tiene la intencionalidad de que el análisis se haga sobre las publicaciones más recientes. De hecho, al comenzar la investigación, aún no había transcurrido el mes de abril, pero se fue avanzando con las noticias de los tres primeros meses del año, y se completó luego que transcurriera el último mes del período seleccionado.

IV.

Definición de las variables

Se formularon 24 preguntas, algunas de ellas con respuestas múltiples, como si hubieran sido 34 variables, cada una de las cuales se elaboró a partir de los objetivos. Casi todas las preguntas son de orden cerrado, con una codificación previa, así que sólo algunas tuvieron que ser codificadas posterior al trabajo de campo.

59

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa V. Elaboración de una hoja extractora de datos o cuestionario

El cuestionario se convirtió en una hoja extractora de datos que guió el trabajo de campo, pues se aplicó a las notas informativas de primera plana del período seleccionado. Este instrumento de recolección de información fue sometido a pruebas mediante un trabajo piloto con varias noticias de primera plana de los diarios, lo que sirvió para detectar algunos vacíos y para validar la hoja extractora de datos en lo general.

VI.

Aplicación de la hoja a la muestra y llenado de la misma

Fueron reproducidas tantas hojas extractoras de datos como indica la muestra, de modo que cada noticia tuvo la suya para ser llenada minuciosamente, lo cual demandó una lectura detenida de cada párrafo de la misma, en busca de respuestas a las variables. La revisión de los diarios para extraer los datos requeridos por las preguntas del instrumento de recolección de información, se efectuó en la sala hemerográfica de la Biblioteca José Coronel Urtecho de la Universidad Centroamericana (UCA).

VII.

Revisión de de los cuestionarios u hojas extractoras llenadas

Tras la extracción de la información de cada noticia de la muestra, se procedió a la revisión de cada documento para buscar inconsistencias o vacíos y subsanarlos

VII.

Codificación de las hojas

Luego de revisar las hojas y de subsanar las inconsistencias identificadas, se procedió a la codificación de las respuestas a las preguntas abiertas o de las respuestas a los “Otros” que aparece al final de las opciones para las interrogantes cerradas. El objetivo es que todas las respuestas en palabras, quedaran con su respectiva numeración.

VIII. Elaboración del programa de procesamiento en SPSS
Fue elaborado el programa de procesamiento, insertando las variables y sus opciones de respuesta codificadas, en el sistema de procesamiento automático de datos conocido como SPSS.

IX.

Construcción de base de datos en SPSS

Una vez finalizada la codificación, se procedió a elaborar la base de datos, digitalizando los números correspondientes a las respuestas, en total, un poco más de ocho mil datos. Después se revisó exhaustivamente la base de datos para corregir errores de digitación y de cualquier tipo.

X.

Procesamiento automatizado de la base de datos y generación de las tablas

Una vez limpia de errores, la base de datos es procesada, y se generan automáticamente las tablas, en las cuales aparecen las frecuencias y el porcentaje correspondencia de las diferentes opciones de cada pregunta.

60

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa XI. Descripción e interpretación de las tablas

La descripción de las tablas consiste en decir narrativamente lo que está expuesto en números y porcentajes, y la interpretación, en explicar su significado. Algunas veces el significado está en relación u oposición a otras tablas.

XII.

Elaboración de gráficos

Se graficaron los datos acerca de los hallazgos más relevantes, tanto generales, como individuales para cada uno de los diarios. Se utilizaron gráficos de barras y de pasteles, algunos de ellos en tres dimensiones y con colores que combinan y le dan atractivo a los mismos.

XIII. Elaboración del Informe Final
Para el Informe final se redactó un resumen ejecutivo en el que aparecen los hallazgos más relevantes y a los cuales se incorporaron las gráficas. A continuación hay un detalle de los resultados de cada una de las variables; luego un resumen de los principales hallazgos del análisis comparativo LPEND, y los resultados de todas las variables. Finalmente, el marco teórico utilizada y la metodología mediante la cual se realizó el estudio. En el anexo digital se agregan las tablas, la base de datos y la hoja extractora de datos o cuestionario.

61

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

REFERENCIAS TEÓRICAS SOBRE LA NOTA INFORMATIVA
La Nota Informativa o Noticia, es el género periodístico más utilizado, el que ocupa la mayor parte del área para contenidos, por lo que se le considera como la base de todo el ejercicio periodístico, ya sea en medios escritos, televisados, radiales o digitales. Otros géneros informativos, por ser más complejos, tienen menos presencia, como la Entrevista, la Crónica y El Reportaje. Hay que hacer la salvedad de que la Entrevista tiene una doble modalidad: existe como género informativo –cuando una entrevista opinativa, temática o de semblanza- es presentada como tal; y también como instrumento para obtener información. En este último caso, es la gran aliada de la Nota Informativa, pues la mayoría de las noticias se obtienen conversando con las fuentes. Algunas, como excepción, surgen de fuentes documentales. La Nota Informativa se constituye en el género periodístico fundamental no sólo por tener una presencia abrumadoramente mayoritaria en cada edición de los medios de comunicación, sino también porque contribuye a que se realicen los demás géneros periodísticos, pues es su principal materia prima. Carlos Marín y Vicente Leñero, en su Manual de Periodismo, consideran la Nota Informativa como “el género fundamental del periodismo, el que nutre a todos los demás y cuyo propósito único es dar a conocer los hechos de interés colectivo”. Generalmente la Nota Informativa es un escrito más o menos corto de entre una y dos y media cuartillas. La cuartilla equivale a 24 líneas de 1,074 palabras. Las dos cuartillas y media serían un poco más de 18 pulgadas columnares de texto. Aunque todo es información, no todo es noticia, y la principal característica de la Nota Informativa es precisamente que es noticiosa, es decir, su información debe ser novedosa, no debe haber sido conocida antes, y, además, debe ser de interés general, debe ser de interés general, trascender e impactar.

La Pirámide Invertida
Álex Grijelmo, en El Estilo del Periodista, define información como “todo aquel texto periodístico que transmite datos y hechos concretos de interés para el público al que se dirige, ya sea hechos nuevos o conocidos con anterioridad”. Vivaldi señala: “Las notas informativas parten de los acontecimientos que se consideran noticia y constituye el género básico de los géneros periodísticos”. Es imposible para los medios impresos competir con la inmediatez e instantaneidad de los medios electrónicos, como radio y la televisión e Internet, y mucho menos con el encanto o fascinación que producen en las audiencias las imágenes, por un lado, y la naturaleza multimedios, por otro lado, de estas últimas. Para poder competir, muchos diarios en el mundo han decidido sustituir la forma

66

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
tradicional de comunicar noticias mediante la Nota Informativa, por contar historias a través de crónicas. Sin embargo, en los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END), las crónicas son casi excepcionales, y continúa ejerciendo su reinado como dueña y señora de los géneros periodísticos, la Nota Informativa, y su forma de presentar la noticia bajo la técnica conocida como la Pirámide Invertida. La Pirámide… jerarquiza los componentes esenciales de la noticia, y los presenta según su mayor o menor importancia, procurando responder en el primer párrafo al menos cuatro o cinco de seis preguntas que son claves para saber lo relevante sobre cualquier hecho: ¿Qué, Quién, Cómo, Dónde, Cuándo y Por qué? Algunos agregan ¿Para qué? El segundo párrafo tiene un carácter estrictamente complementario del primero, pues en él se responden las preguntas que no son atendidas en la entrada; en los siguientes, se desarrolla la noticia, es decir, se ofrecen detalles, y en el último párrafo se debe plantear un elemento que ofrezca la sensación de que efectivamente ahí termina la noticia, de que no hay nada más importante que decir.

Enterarse de la noticia desde la entrada
Grijelmo explica los elementos que integran la noticia: El hecho: qué ha sucedido; El sujeto: quién realiza la acción; El tiempo: cuándo sucedió; El lugar: dónde se llevó a cabo; La finalidad: para qué o por qué se efectuó; La Forma: cómo se realizó. Sobre la técnica de la pirámide invertida, Marín y Leñero explican: “La estructura en orden decreciente de importancia, lo principal en la entrada y el desarrollo en el cuerpo, es la más eficaz para presentar una noticia”. Agegan que esta técnica “se ha impuesto en el periodismo contemporáneo debido a las ventajas numerosas que ofrece, tanto para el periodista en el momento de elaborarla como para el receptor”. Sobre este aspecto, Gonzalo Martín Vivaldi, Géneros Periodísticos, dice que “los aspectos resumidos en la entrada son desarrollados en el cuerpo de la pirámide invertida de acuerdo con su valor informativo, mediante párrafos cortos e independientes, así esta técnica ofrece el relato noticioso con toda la claridad que una noticia exige”. La pirámide invertida utiliza el método de comunicación habitual, lo que, según Leñero y Marín, ofrece una ventaja que le permite al lector enterarse desde el primer párrafo de lo que sucedió, cuándo, cómo, dónde, por qué y quién fue el protagonista del suceso. Leñero y Marín definen la entrada, cuerpo y remate, de la siguiente manera: Entrada: también es conocida con el nombre de lead, del inglés to lead, que significa introducir, conducir, es el primer párrafo. Generalmente está escrito de cuatro a seis líneas, donde idealmente se da a conocer lo más sobresaliente del hecho.

67

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
La entrada debe seducir al lector
Cuerpo: es el desarrollo de la noticia dada a conocer por la cabeza o titular, subtítulos y la entrada. Ese desarrollo se realiza generalmente en orden decreciente de importancia. Lo más sobresaliente del hecho debe quedar siempre en la entrada, lo menos importante hacia el final. Remate: es el último párrafo de una noticia, su característica central es contener un dato secundario pero de forma que concluya, de tal manera que el lector sepa que allí termina la noticia que acaba de conocer. Gonzalo Martín Vivaldi, en su libro Géneros periodísticos, sostiene que “la entrada es la parte más importante del relato noticioso, de la elaboración y también la más difícil. Ésta tiene como finalidad seducir al lector, persuadirlo para que continúe la lectura: atraerlo, informarlo”. La Nota Informativa exige brevedad y concisión, ya que debe escribirse en párrafos de no más de cinco líneas. Adolecer de vocabulario, de capacidad de síntesis y de dominio general de la escritura, dificulta cumplir con estos requisitos de síntesis de este género informativo. Generalmente, cuando una Nota Informativa en su primer párrafo responde menos de cuatro preguntas, tiene una entrada incompleta y débil, que resta información relevante y por tanto impide a los lectores tener una visión panorámica del hecho noticioso.

¿Qué respuesta debe encabezar la entrada?
“Las seis preguntas responden a las interrogantes que suele hacerse cualquier persona interesada en la información. La respuesta determina la amplitud de la noticia. No siempre es necesario responder a las seis; ello dependerá de las características de cada hecho noticioso, pero con frecuencia se responde por lo menos a cuatro. Con este mínimo de respuesta el receptor identifica rápidamente la noticia”, dicen Leñero y Marín. ¿Cuál de las respuestas a las seis o siete preguntas debe encabezar el primer párrafo? El periodista debe discernir cuál de los elementos es el más relevante. Unas veces será el ¿Quién?, como cuando en el hecho noticioso está involucrada una personalidad; o el ¿Qué?, cuando lo sucedido es lo determinante. Pero puede ser el ¿Dónde?, si el sitio o lugar es altamente significativo. En su Manual de Periodismo, Ricardo Cardet dice: “La noticia o nota informativa es un tipo de texto que se agrupa dentro de los géneros periodísticos; su principal característica es que aporta los datos principales sobre un hecho y que intenta ser objetiva. Su función es informar los eventos tal como suceden por lo que al redactarla el autor generalmente omite comentarios, juicios o posturas al respecto. Las noticias surgen en todos los ámbitos de la vida humana: política, cultura, ciencia, tecnología, deportes, espectáculos”.

68

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Otra característica de la técnica de la Pirámide Invertida para la elaboración de la Nota Informativa, es que los párrafos, aunque relacionados, deben ser redactados con autonomía entre unos y otros, es decir, que no dependan recíprocamente, y puedan ser trasladados de posición de arriba abajo o viceversa en el texto, sin afectarlo. Esto facilita la labor de edición de los jefes de información y redacción o editores, que al examinar la noticia redactada por un periodista, decidan hacer cambios por considerar, por ejemplo, que un párrafo situado al final tiene un valor noticioso mayor que amerita que esté adelante, como señala Vivaldi.

La objetividad
La Nota Informativa debe ser objetiva, pues no permite que se expresen opiniones y no debe llevar adjetivos, excepto cuando éstos agreguen información y no introduzcan ningún sesgo en la información. Sin embargo, la objetividad no es total, puesto que en el proceso de recolección de la información, el periodista discierne sobre qué aspectos tomar o no de la realidad, realiza una interpretación para jerarquizarlos y toma decisiones, en todo lo cual intervienen su experiencia, sus creencias y costumbres, su cultura y su ideología, y en general su forma de ver el mundo, lo que le confiere subjetividad a la construcción de la noticia. Los periodistas no pueden reflejar los hechos tal y como son, porque no son espejos que refractan igual que como es una imagen que se les ponga delante; no son máquinas frías e insensibles que registran inconmovibles un hecho, sino personas de carne y hueso, que con toda su sensibilidad y capacidad de emocionarse, se sitúan frente a los sucesos y los registran en su cerebro, donde pasan el filtro de sus conocimientos. La objetividad pues, más bien está relacionada con la capacidad del periodista de aproximarse lo más posible a los hechos, a lo que realmente sucedió, sin que la intervención de su subjetividad le imprima un sesgo ni ninguna modificación al suceso. Marín y Leñero aseguran que no es un género “objetivo”, ya que la sola jerarquización de datos con que se elabora implica una valoración por parte del periodista. Pero al mismo tiempo consideran que “es el menos subjetivo de los géneros” (Marín y Leñero, 1978: 40). Al contrario, en las noticias escritas como Crónica, el periodista puede introducir su sello personal, un estilo literario, y dejar ver sus sensaciones y emociones, al interpretar lo que ha sucedido, pero no puede opinar en el sentido de hacer un juicio de valor sobre lo que ha ocurrido. Utilizando este género, tampoco está obligado a responder varias preguntas en la entrada, pues puede considerar un solo aspecto, como punto de partida para contar una historia, en la que prevalecerán la narración, la discusión, y podría haber diálogos, punto de vista y escena por escena. Aunque está claro que la Nota Informativa debe responder al menos cuatro preguntas en su primer párrafo y que estas respuestas deben ir jerarquizadas de la más a la menos importante, hay varios estilos en la redacción, pues no siempre los periodistas comienzan directamente con el hecho,

69

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
sino con alguna línea introductoria como pie de amigo. Algunas veces las primeras palabras están referidas a la fuente, y no al hecho.

Varios puntos de vista
Otro aspecto esencial de la Nota Informativa, es que debe tener varios puntos de vista, y al menos el de la otra parte, que es el de la persona o institución aludida o señalada de algo. La diversidad de puntos de vista enriquece la noticia, lo cual permite más información a los lectores y, por tanto, aumentan las oportunidades de que se forme su propio punto de vista al respecto. La integralidad de la noticia, sus diversos enfoques, y su variedad de aspectos o elementos, muchas veces contradictorios y antagónicos, pueden ayudar a las personas a discenir sobre tal hecho, y no sólo a formarse su opinión, sino también a tomar decisiones relacionadas con su vida cotidiana. En este sentido, la Nota Informativa puede contribuir a la formación de ciudadanía, en el sentido de que las personas estén muy bien o medianamente informadas, tomen decisiones y participen en diversas esferas de la vida diaria en su casa, su calle, sus barrios, ciudades, puestos de trabajo, etcétera, es decir, tanto en el ámbito privado como público. Marín y Leñero, por su parte, presentan algunas las reglas para la nota informativa: No dar opiniones; informar del hecho y nada más; no interpretar; no calificar lo que se informa, ni opinar si es justo o conveniente, y que sea el lector quien saque sus conclusiones. Grijelmo también propone unas reglas para la redacción de una nota informativa: No escribir en primera persona; utilizar con cuidado adjetivos y adverbios, para evitar apreciaciones personales; utilizar un lenguaje sencillo y comprensible; redactar de manera interesante; escribir párrafos breves, con frases simples, directas y concisas; e ir al grano de inmediato.

Las fuentes
Las fuentes son el componente esencial de la Nota Informativa, ya que son las que suministran la información, siendo las más importantes las fuentes vivas, sin menoscabo de las documentales. Entre las vivas las hay de instituciones privadas y públicas, de organismos no gubernamentales y de la sociedad civil e instituciones internacionales, así como de partidos políticos, iglesias, sindicatos, etc. En general, cualquier persona, independientemente de su condición profesional o económica, puede ser una fuente informativa, pero no todas las fuentes son adecuadas para todos los hechos noticiosos, pues si se tratara, por ejemplo, de un asunto técnico o científico, se requiere de fuentes calificadas académicamente. Debe haber una pertinencia en dependencia del tipo de hecho noticioso del que se trate.

70

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Una noticia debe tener múltiples fuentes, para que, con una diversidad de enfoques, pueda ganarse la credibilidad y confianza de las audiencias. En última instancia, al menos debe contar con dos, siempre que una represente otro punto de vista, de modo que la información resulte balanceada. En un hecho sencillo como es un choque de vehículos, por lo menos hay cuatro fuentes: los dos conductores; un testigo; y el policía que levantó el croquis del accidente. Si hubo golpeados o heridos e intervino la Cruz Roja o paramédicos de clínicas u hospitales privados, estos serían otra fuente. Esto podría ser un parámetro para decir que una Nota Informativa al menos debería tener tres fuentes vivas.

Fuentes anónimas
Entre las fuentes vivas, también están las anónimas, cuando se trata de temas escabrosos de corrupción y crimen, en que es comprensible que algunas personas suministren información pero exijan que se proteja su identidad. Algunas veces los periodistas no ponen todo su empeño para lograr acceso a una fuente e inventan la muletilla de “una fuente no identificada”, lo cual es reprobable. Por su parte, el diario La Prensa, en su Manual de Estilo y Código de Ética, establece: “En muy pocos casos se deben aceptar fuentes anónimas en las notas. Esto puede hacerse sólo cuando no se puede conseguir la información de otra manera. Las opiniones siempre se atribuyen a alguien. Una fuente que solo da información no puede ocultarse, pues las informaciones solo valen por quien las expresa”. En el Manual se agrega: “Cuando no se pueda mencionar el nombre del informante, se evitaran expresiones genéricas como “fuentes fidedignas”, “fuentes competentes”, o “fuentes dignas de crédito”. “En estos casos se deben utilizar fórmulas que, aunque no descubran la identidad de quien informa, se aproximen de alguna manera, como “fuente gubernamental, legislativa, judicial, eclesiástica, sindical, empresarial, diplomática”. Las fuentes documentales deberían ser un acompañante permanente de las fuentes vivas, pero en los diarios nacionales se utilizan muy poco, y casi siempre en otros géneros periodísticos, sobre todo el Reportaje. Una fuente documental puede darle solidez y profundidad a una Nota Informativa. Entre las fuentes permanentes están los relacionistas públicos o divulgadores de las instituciones estatales y privadas (ministerios, empresas privadas y organismos diversos), con quienes los periodistas deben mantener excelentes relaciones profesionales, conscientes de que el trabajo de aquellos es diferente del de ellos, pues desde las vocerías oficiales se pretende proyectar una excelente imagen institucional y personal de sus líderes. En cambio, la misión del periodista es informar lo más objetivamente posible, con el interés de satisfacer las necesidades informativas de las audiencias.

Importancia de las fuentes
Los periodistas deben cuidar de que sus excelentes relaciones con los relacionistas públicos no sean

71

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
afectadas al aceptar regalos inapropiados o los llamados estímulos perversos que pueden originarse en prácticas de marketing para influenciar su voluntad, y con ello, restar imparcialidad y balance a sus notas informativas. Por fuente periodística, “se entiende todo aquel emisor de datos del que se sirve el profesional de los medios de comunicación para elaborar el discurso narrativo de su producto informativo. Es cualquier entidad, persona, hecho o documento que provee de información al periodista para que éste tenga elementos suficientes para elaborar una noticia o cualquier otro género informativo”, señala Vivaldi. Según Cardet las fuentes son importantes porque “los periodistas no siempre pueden estar presentes en el momento en que se desarrollan los acontecimientos. Muchos de ellos no son previsibles y tan sólo una casualidad puede hacer que el periodista sea testigo presencial, como un accidente o un atentado”. Grijelmo en este aspecto dice: “En el caso de estos acontecimientos imprevisibles, o de otros a los que el informador no puede acceder fácilmente, el periodista debe recurrir a las fuentes informativas para que le proporcione información sobre lo ocurrido, he aquí su importancia”. Leñero y Marín dicen que “el periodista puede mantener un número ilimitado de fuentes de uno u otro tipo y éstas pueden ir cambiando según los intereses o las preferencias del profesional. Sin embargo, todo periodista deberá seleccionar y jerarquizar todas aquellas fuentes cuya fiabilidad sea máxima. De esta manera se asegurará la obtención de unos datos correctos y contrastados y por ende una información veraz”.

Clasificación de fuentes
Leñero y Marín ofrecen una clasificación de las fuentes: Personas: que le ayudan a conseguir informaciones o que le proporcionan pistas para descubrir un hecho noticioso; Lugares: oficinas de las “fuentes”, bibliotecas, hemerotecas. Documentos: escritos noticiosos. Son los que tienen valor noticioso, como algunos boletines de prensa, textos íntegros de discursos, intervenciones, entrevistas, conferencias, ponencias. Escritos laterales: los que sirven al reportero para ampliar su información, conocer antecedentes de un suceso, como periódicos atrasados, libros técnicos, textos históricos. “La recopilación de información se puede hacer mediante dos fuentes”, asegura Cardet. Fuentes Secundarias: Son datos que ya existen y que han sido recopilados para propósitos distintos a los de la investigación que se realiza. Sus principales ventajas: son rápidos y fáciles de obtener, su costo de recopilación es bajo y ayudan a definir mejor un problema. Esta información debe ser actual, confiable, exacta y aplicable a la investigación. Fuentes Primarias: Son datos que se obtiene específicamente para el estudio que se está realizando. Los métodos para recopilar la información son las entrevistas, sesiones de grupo, observación, encuestas, entre otros. De éstos, la más común y útil es la encuesta.

72

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa Tipos de entrada
A continuación, los tipos de entrada de la Nota Informativa, según Marín y Leñero, por un lado, y Grijelmo, por otro. De cita directa: Se trata de la entrada para declaraciones significativas, aspectos importantes en discursos de personalidades; De cita indirecta: El periodista ofrece una visión de lo ocurrido. Se redacta cuando se trata de declaraciones muy extensas; De datos simples: hay dos elementos de importancia noticiosa; De datos múltiples: Para muchos periodistas este tipo de entrada es antiperiodística, debido a que son tres o más datos los que se incluyen. De interpretación: Se ofrece un resumen, un enfoque sustancial de lo ocurrido y a partir del segundo párrafo o mediante la utilización del punto y seguido, se aportan los elementos que fundamentan la interpretación. Otras entrada son de: De enumeración: presenta tres o más hechos noticiosos relacionados entre sí. De relieve: en este tipo de entrada se destaca algún rasgo o característica especial de una determinada persona, lugar o hecho esencial. De cápsula: facilita aquella noticia que permite un resumen en su máxima expresión y que se puede ofrecer en el mismo primer párrafo. Se utiliza en noticias de gran transcendencia. De interrogante: cuando con una pregunta se intenta llamar la atención del público. Para Grijelmo, “la entradilla de la noticia suele empezar las informaciones con un relato conciso de los hechos”, y menciona varias de ellas. Literaria: Hay una intervención literaria o descriptiva del periodista; De frase muy corta: un estilo de entrada de noticia extremadamente corta; Entrada de agenda: simplona y sin apenas interés; Entrada institucional: a menudo son sujetos de una institución. Por su parte, Cardet establece los siguientes tipos de entrada: Sumario: es el lead tradicional, que responde a todas las preguntas de la noticia; Impacto: una frase breve y rotunda. Para impresionar y capturar al lector; Retrato: Descripción detallada sea del lugar, de la persona, del ambiente relacionados con la noticia. Contraste: presenta dos extremos opuestos; Interrogante: una pregunta impactante; Ambiente: las circunstancias o el trasfondo; Cita: una frase que sobresale de un discurso; Extravagancia: apertura original, basada en la curiosidad de su contenido: rimas, bromas, juegos.

Bibliografía:
Grijelmo, Alex. El estilo del periodista. Madrid, España. Séptima edición. Abril 2001. 600 páginas. Marín, Carlos y Leñero, Vicente. Manual de Periodismo. Grijalbo. México. 1986. Vivaldi, Gonzalo Martín. Géneros Periodísticos. España, 1998, 400 páginas. Cardet, Ricardo. Manual de periodismo. 141 páginas La Prensa. Manual de estilo y Código de Ética. Managua, Nicaragua. Octubre 2005.

73

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

75

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

DESCRIPCIÓN Y ANÁLISIS DE LA INVESTIGACIÓN ACERCA DE EL REPORTAJE EN LOS DIARIOS LA PRENSA Y EL NUEVO DIARIO (Enero-Abril 2010).

Ficha Técnica Tema: El Reportaje Medios de comunicación estudiados: diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END) Período de análisis: enero-abril del 2010. Muestra: Todos los reportajes publicados en este período.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

I.

RESUMEN EJECUTIVO

1. Géneros Periodísticos: Sólo el 18.8% de los reportajes contienen los cuatro géneros periodísticos (Nota Informativa, Entrevista, Crónica y Opinión; el 63.2% tienen tres géneros, Nota Informativa, Entrevista y Opinión. Aquí se considera la entrevista no sólo como género periodístico, es decir, como un formato específico para presentar información, sino también como método de conseguir información. Si se tomara en cuenta la entrevista sólo en sentido del formato interpretativo o de preguntas y respuestas, dos tercios de los materiales periodísticos presentados por los diarios

77

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
como reportajes, sólo serían un híbrido de dos géneros periodísticos: Nota Informativa y Opinión. Otros resultados obtenidos son: el 6.8% de los Reportajes tiene sólo Nota Informativa y Entrevista; el 4.3%, Nota Informativa y Opinión; y el 1.7%, Crónica y Opinión. El 5.1% restante lo componen seis categorías con 0.9% cada una: Crónica; Entrevista y Crónica; Entrevista y Opinión; Nota Informativa, Entrevista y Crónica; Nota Informativa, Crónica y Opinión; y Entrevista Crónica y Opinión. Los materiales periódicos examinados en esta investigación como reportajes, son aquellos que ambos diarios presentaron como tales, unas veces como “Especial” (32.5%) y “Reportaje” (25.4%); y otras como “Reportaje Especial” (15.3%) o “Varias Entregas” (6.8%). Sólo el 20.3% no tenía ninguna rotulación particular, pero se seleccionó por su extensión, acompañamiento gráfico y cantidad de fuentes, aspectos que podrían denotar que se trata de un reportaje periodístico.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

1. Géneros Periodísticos: Sólo el 18.8% de los reportajes contienen los cuatro géneros periodísticos (Nota Informativa, Entrevista, Crónica y Opinión; el 63.2% tienen tres géneros, Nota Informativa, Entrevista y Opinión. Aquí se considera la entrevista no sólo como género periodístico, es decir, como un formato específico para presentar información, sino también como método de conseguir información. Si se tomara en cuenta la entrevista sólo en sentido del formato interpretativo o de preguntas y respuestas, dos tercios de los materiales periodísticos presentados por los diarios como reportajes, sólo serían un híbrido de dos géneros periodísticos: Nota Informativa y Opinión

78

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Los materiales periódicos consignados en esta investigación como reportajes, son aquellos que ambos diarios presentaron como tales, unas veces como “Especial” (32.5%) y “Reportaje” (25.4%); y otras como “Reportaje Especial” (15.3%) o “Varias Entregas” (6.8%). Sólo el 20.3% no tenía ninguna rotulación particular, pero se seleccionó por su extensión, acompañamiento gráfico y cantidad de fuentes, aspectos que podrían denotar que se trata de un reportaje periodístico.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

2. Fuentes: El promedio de fuentes vivas por reportaje es 4.6. No obstante, en la mitad se utilizan menos fuentes que el promedio. Hay materiales presentados como reportajes que sólo tienen una fuente (6.8%); e incluso algunos que no tienen ninguna fuente viva (el 5.1%). Por su naturaleza compleja e integral, el reportaje requiere de muchas fuentes para su elaboración.

79

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Además, menos de la mitad de los reportajes tiene al menos una fuente documental. El promedio de este tipo de fuentes por reportaje, es de 0.9. Todo reportaje requiere, para su planificación, de una investigación documental. Ambos diarios no suelen utilizar fuentes de lugar.

80

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Casi cada cuatro de diez reportajes tiene al menos una fuente no identificada, las cuales no inspiran credibilidad en el contenido informativo que se les atribuye, por lo que su uso implica una debilidad en los reportajes. Una parte puede reflejar las dificultades que tienen los diarios para obtener fuentes oficiales, debido a una política de secretismo de parte del gobierno y a las pésimas relaciones que tiene con estos medios de comunicación.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

En cuanto al sexo, hay un profundo desbalance entre fuentes masculinas y femeninas, pues las primeras casi duplican a las femeninas en los reportajes. Cuatro de cada diez reportajes no tiene ninguna fuente femenina; mientras que uno de cada diez reportajes no tiene ninguna fuente masculina.

81

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

3. Fotografías, recuadros, tablas, infografías y otros gráficos: El promedio de elementos gráficos que acompañan a cada reportaje es de 6.3, no obstante, casi siete de cada diez tiene menos gráficos que el promedio. El promedio de fotografías es de 4.5 por reportaje, aunque dos tercios de estos materiales periodísticos especiales tuvieron menos fotos que el promedio general. Un poco más de un recuadro por reportaje publicaron los diarios, como promedio general. La mitad de los reportajes tuvo al menos un recuadro. Sólo el 8.5% de los reportajes fue acompañado por al menos alguna tabla y la sexta parte de los reportajes tiene al menos una infografía.. El 14.4% de los reportajes está acompañado de otro tipo de gráficos como dibujos, fotocopias, planos, etcétera.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

82

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

4. Temas y Extensión: Cuatro de 18 temas concentran cada siete de diez reportajes, siendo el más importante, Política presente en casi la sexta parte de los reportajes, y con un poco menos, Economía, Salud, Seguridad Ciudadana, Seguridad Social y Cultura.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

En cuanto a su extensión, el promedio es de 48.1 pulgadas. Uno de cada cuatro reportajes tienen una extensión igual o mayor a 48 pulgadas. Este segmento tiene un promedio de 62.5 pulgadas.

83

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

5. Enfoque: Seis de cada diez reportajes tienen un enfoque negativo; sólo la quinta parte positiva. El 18% tiene un enfoque neutro. Los reportajes siguen la tendencia de la nota informativa, en el sentido de que la mala noticia es lo más atractivo para las audiencias.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

6. Ámbito político-administrativo y geográfico: Seis de cada diez reportajes tratan sobre algo que ocurre en el departamento de Managua, y, en particular, la capital. La quinta parte de los reportajes ocurren en la Costa Caribe. Es importante que el 40% de los reportajes se sitúen en el resto del país, sobre todo la costa Caribe. Cerca de 40 municipios, localidades y comarcas, generalmente ausentes en los medios de comunicación, aparecen en estos reportajes, además de cabeceras departamentales y ciudades conocidas.

84

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

El ámbito político-administrativo en que se desarrollan siete de cada diez reportajes, es el local; el 14.7% es nacional; y el 7.8%, regional.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Y siete de cada diez reportajes son en un ámbito urbano; un poco más de la quinta parte, urbano-rural; y sólo el 5.1%, rural. Hay una doble concentración de los reportajes, una, en Managua; y dos, en los sectores urbanos. El campo sigue siendo un área muy alejada para los diarios.

85

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

II.

CONCLUSIONES
1. La mayor parte de los trabajos periodísticos que los diarios presentan como reportajes adolecen de uno o más géneros periodísticos (Nota Informativa, Entrevista, Crónica y Opinión)., por lo que no cumplen con la condición de “género de géneros”, es decir, que contengan los cuatro o al menos tres de ellos. 2. Los reportajes de los diarios requieren de un mayor número de fuentes, tanto vivas como documentales, y disminuir drásticamente el uso de las llamadas fuentes no identificadas. 3. Unos reportajes tienen muchísimo acompañamiento gráfico, pero no la mayor parte. El uso de fotografías, recuadros, tablas, infografías y otros elementos, no es proporcional en todos los reportajes. 4. Los reportajes presentan una diversidad de temas, pero la temática política continúa teniendo un peso mucho mayor, en detrimento de los demás temas o de nuevos temas. 5. Los diarios asignan suficiente espacio a los reportajes, sin embargo, no hay una estandarización, por lo que unos son demasiado extensos, y otros, breves. 6. Prevalece en los reportajes un enfoque negativo. La mayoría de ellos se refieren a asuntos que tienen una connotación negativa. 7. Es positiva la cantidad de reportajes que tratan sobre temas que ocurren fuera de Managua, aunque la capital siga concentrando la mayor parte de la atención. En el ámbito geográfico, los que reflejan el quehacer rural en realidad son marginales.

86

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

III.

RECOMENDACIONES
1) Recomendamos a los diarios no publicar como reportajes materiales periodísticos que no tengan los siguientes requisitos: a) Al menos tres géneros periodísticos (Nota Informativa, Entrevista y Crónica). b) Al menos siete fuentes vivas y dos fuentes documentales, así como suprimir las llamadas “fuentes no identificadas”. c) Alcanzar un balance en el acompañamiento gráfico de modo que todos los reportajes lo tengan, y no sólo una parte. d) Disminuir el peso de la agenda política en los reportajes para darle más espacio a otros temas. e) Equilibrar los enfoques negativos y positivos, de modo que haya una proyección balanceada. f) Darle más espacio a en los reportajes a los hechos que ocurren fuera de Managua, así como al ámbito rural.

Muestra:
Se revisaron unos 240 diarios correspondientes a las ediciones de END y LP en los meses de enero-abril del 2010, y se buscó aquellos materiales periodísticos que pudieran ser considerados reportajes en base a cuatro criterios: larga extensión, acompañamiento gráfico; y, especialmente, múltiples fuentes. Varios trabajos especiales fueron desechados por tener menos de cuatro fuentes. Se incluyen trabajos con menos fuentes porque fueron presentados por los diarios como “Reportajes”, “Especiales” y “Reportajes Especiales”.

IV.

INTERPRETACIÓN DE LAS TABLAS

1. Nombre de los Diarios
En los dos diarios estudiados, se identificaron 118 reportajes publicados entre los meses de enero-abril 2010, de los cuales el 53.4% corresponde a LP y 46.6% a END. Tal cantidad de reportajes indica que este tipo especial de material periodístico es publicado a un promedio de cada cuatro días. P9. Manera como el Diario presenta el reportaje Los materiales periódicos consignados en esta investigación como reportajes, son aquellos que ambos diarios presentaron como tales, unas veces como “Especial” (32.5%) y “Reportaje” (25.4%); y otras como “Reportaje Especial” (15.3%) o “Varias Entregas” (6.8%). Sólo el 20.3% no tenía ninguna rotulación particular, pero se seleccionó por su extensión, acompañamiento gráfico y cantidad de fuentes, aspectos que podrían denotar que se trata de un reportaje periodístico.

87

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P6. Página de inicio El 49.2% de los reportajes fueron publicados en el primer cuerpo de los diarios; el 25.4%, en el Suplemento Domingo; y el 12.7%, en el segundo cuerpo. El 12.7% arrancó en portada. P8. Nombre y apellido del autor(a) Aunque 53 periodistas de ambos diarios escribieron los 118 “reportajes” identificados, el 44.1% de estos materiales periodísticos fueron elaborados por nueve periodistas, principalmente por Érika Gertsh Romero (8.5%), Amalia Morales (7.6%) y Franziska Engelhardt (5.1%), sumando las tres (21.2%). Los otros autores son, Wilder Pérez, Arlen Cerda y Rafael Lara, con 4.2%, cada uno; y les siguen, Martha Solano Martínez, Elba Cristina Parrales y Amparo Aguilera, con 3.4%, respectivamente. El restante 55.9% de los reportajes fue escrito por 44 periodistas. P9. Manera como el Diario presenta el reportaje Los materiales periódicos consignados en esta investigación como reportajes, son aquellos que ambos diarios presentaron como tales, unas veces como “Especial” (32.5%) y “Reportaje” (25.4%); y otras como “Reportaje Especial” (15.3%) o “Varias Entregas” (6.8%). Sólo el 20.3% no tenía ninguna rotulación particular, pero se seleccionó por su extensión, acompañamiento gráfico y cantidad de fuentes, aspectos que podrían denotar que se trata de un reportaje periodístico. P10. Orden de importancia en la página de inicio El 87.2% de los reportajes fueron destacados de manera importante por los diarios ya que eran el único material publicado en esa página. Otros trabajos tuvieron el primer lugar de importancia (4.3%), en la página en que fueron publicados, segundo (1.7%), y tercero (3.4%). P11. Cantidad de columnas en página de inicio Casi el 80% de los reportajes fueron publicados a los máximos columnajes de los diarios: seis, cinco y cuatro columnas. El 24.1% de los reportajes fueron publicados a seis columnas; a cinco (36.2%); a cuatro, (19.0%), a tres, (11.2%): a dos (7.8%); y a una (1.7%). P12. Extensión total del texto en pulgadas Casi el 60% de los reportajes tuvo una extensión en pulgadas columnares de entre 31 y 50, siendo 33.9% para el rango de 41 a 50 pulgadas y 25.4% para el de 31 a 40. Los reportajes de 51 a 60 pulgadas fueron el 19.5%; los de 21 a 30 pulgadas (11.0%) y los de más de 60 pulgadas, 10.2%. El promedio por reportaje es de 48.1 pulgadas, equivalentes a 6.6 cuartillas de 24 líneas, a razón de 1,074 caracteres por cuartilla. El 43.2% de los reportajes tienen una extensión igual o mayor a 48 pulgadas, con un promedio de 62.5 pulgadas. P13. Fotografías En los 118 reportajes se publicaron 528 fotografías, para un promedio de 4.47 por reportaje. No obstante,

88

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
casi el 67% de estos materiales periodísticos especiales tuvieron menos fotos que el promedio general: el 24.6%, cuatro fotos; el 22.9%, tres; el 9.3%, dos; el 7.6%, una; y el 2.5%, ninguna. P14. Cantidad de Recuadros Un poco más de un recuadro por reportaje publicaron los diarios, como promedio general. El 51.7% de los reportajes tuvo un recuadro; el 14.4%, dos; el 4.2%, tres; el 0.8% cuatro; y el 0.8%, siete. El 28% no tuvo ningún recuadro. P15. Cantidad de Tablas Sólo el 8.5% de los reportajes fue acompañado por al menos alguna tabla. El 4.2%, tuvo una; el 1.7%, dos; otro 1.7%, cuatro; y el 0.8%, siete tablas. P16. Cantidad de Infografías Sólo el 16.1% de los reportajes tiene al menos una infografía, y el 83.9% restante, ninguna. El 10.2% tiene una infografía y el 5.9% más de una. Tres infografías (2.5%), dos (1.7%), cuatro (0.8%) y cinco (0.8%). P17. Cantidad de Otros Gráficos El 14.4% de los reportajes está acompañado de otro tipo de gráficos. P17.1. Resumen. Total de todos los gráficos El promedio general de elementos gráficos que acompañan a cada reportaje es de 6.3, no obstante, casi el 70% de los mismos, tiene menos gráficos que el promedio. Estos gráficos son fotografías, recuadros, tablas, infografías u otro tipo como dibujos, planos, caricaturas, etcétera. El 22.0% tiene cinco gráficos; el 15.3%, seis; el 14.4%, cuatro; el 11.9%, tres; el 4.2%, dos; y el 1.7%, una. El 11.9%, tiene siete gráficos; el 5.1%, ocho; el 3.4%, doce. Con 13, 14 y 17 gráficos, están el 5.1%, a razón de 1.7% cada uno. P18.5 Resumen Géneros periodísticos utilizados El 63.2% tienen tres géneros, Nota Informativa, Entrevista y Opinión. Sólo el 18.8% de los reportajes contienen los cuatro géneros periodísticos (Nota Informativa, Entrevista, Crónica y Opinión. Otros resultados obtenidos son: el 6.8% de los Reportajes tiene sólo Nota Informativa y Entrevista; el 4.3%, Nota Informativa y Opinión; y el 1.7%, Crónica y Opinión. El 5.1% restante lo componen seis categorías con 0.9% cada una: Crónica; Entrevista y Crónica; Entrevista y Opinión; Nota Informativa, Entrevista y Crónica; Nota Informativa, Crónica y Opinión; y Entrevista Crónica y Opinión. P20. Cantidad de fuentes de Instituciones Públicas Un poco más de la mitad de los reportajes (50.8%) presenta fuentes de instituciones públicas, con un promedio general de 1.04 de fuentes de este tipo por reportaje. El 27.1% tiene más de una fuente pública, pero sólo el 5.1% tiene cuatro fuentes y el 2.5%, cinco. El 4.2% tiene tres.

89

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P21. Cantidad de fuentes de Instituciones Privadas El 28% de los reportajes tiene fuentes de instituciones privadas. El promedio de fuentes de este tipo por reportaje es de 0.52. P22. Cantidad de fuentes de ONGs El 18.6% de los reportajes tiene fuentes de Organismos No Gubernamentales. El promedio de fuentes de este tipo por reportaje es de 0.4. P23. Cantidad de fuentes Internacionales Se utiliza un promedio general de 0.14 fuentes internacionales por reportaje. Sólo el 6.8% de los reportajes tiene alguna fuente internacional. P24. Cantidad de fuentes Individuales El promedio de fuentes individuales por reportaje es de 2.54, pero casi el 56% tiene menos fuentes de este tipo, incluso el 18.6% de estos materiales no tiene ninguna fuente individual; el 20.3% sólo tiene una fuente; y el 16.9% tiene dos fuentes. Sólo el 9.3% de los materiales tiene seis fuentes individuales o más. P24.1. Resumen. Total de fuentes vivas En los 118 reportajes analizados se utilizaron 548 fuentes vivas, para un promedio general de 4.6 fuentes vivas por reportaje. No obstante, en el 50.0% de los reportajes se utilizan menos fuentes que el promedio: en el 14.4%, dos; en el 12.7%, tres; en el 11.0%, cuatro; en el 6.8%, una; y en el 5.1% no se utiliza ninguna fuente viva. Como el reportaje es el género periodístico más completo ya que contiene a los otros tres géneros, y pretende reconstruir minuciosamente un hecho, requiere de muchas fuentes para su elaboración. El hecho de que menos del 30% de los reportajes tengan cinco fuentes (16.2%) o seis (13.6%), es un indicador de que son muy pocos los materiales periodísticos que sirven los diarios como reportajes, que realmente lo son. P25.1. Cantidad de fuentes documentales El 46.6% de los reportajes tiene al menos una fuente documental. El promedio general de este tipo de fuentes por reportaje, es de 0.9. El 21.2% tiene una fuente; el 15.3%, dos; el 5.9%, tres; el 3.4%, cuatro; y el 0.8%, cinco. Todo reportaje requiere, para su planificación, de una investigación documental, por lo que esta carencia implica una falta de calidad en estos materiales periodísticos. P25.2. Cantidad de fuentes de lugar Ambos diarios no utilizan fuentes de lugar. Sólo en un reportaje se usó una.

90

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P26. Cantidad de fuentes No identificadas Casi el 40.0% de los reportajes tiene al menos una fuente no identificada. En el 22.0% hay una fuente, y en el 13.6%, dos. Las fuentes no identificadas no inspiran seguridad y confianza en el contenido informativo que se les atribuye, por lo que su uso implica una debilidad en los reportajes. Una parte puede reflejar las dificultades que tienen los diarios para obtener fuentes oficiales, debido a una política de secretismo de parte del gobierno y a las pésimas relaciones que tiene con estos medios de comunicación. P27.1. Cantidad de fuentes Género Femenino Las fuentes masculinas (65.94%) casi duplican a las femeninas (34.06%) en los reportajes. Casi el 40.0% de los reportajes no tiene ninguna fuente femenina; mientras que sólo el 11.0%, no tiene ninguna fuente masculina. El 35.6% de los reportajes tiene una (20.3%) o dos (15.3%) fuentes femeninas. P28. Tema del Reportaje Cuatro de 18 temas concentran casi el 73% de los reportajes de los diarios, siendo el más importante, Política (15.3%), seguido de Economía (12.7%), Salud y Seguridad Ciudadana (11.9%, cada uno; Seguridad Social (11.0%) y Cultura (10.2%). El restante 27.1% se divide entre catorce temas encabezados por Pobreza (8,5%), y seguido por cuatro más que tienen 2.5% cada uno: Educación, Juventud, Religión y Medio Ambiente. Otros temas como Deportes, Terremoto y Migración (1.7% cada uno); y, finalmente, Turismo, Corrupción, Corrupción de menores y Violencia Sexual, 0.8% respectivamente. El tema Política está a la cabeza, pero por mucho, a los otros tres temas líderes. Por otro lado, se aprecia una diversidad de temas. P29. Tipos de Reportaje El 61.0% de los reportajes son de tipo demostrativo, es decir, investiga un suceso y explica un problema. Con 11.0% cada uno, aparecen los de tipo Descriptivo y Narrativo, el primero, retrata situaciones, personajes o cosas; y el segundo, relata un suceso. Los reportajes de tipo instructivo y de entretenimiento, son el 5.8% cada uno. El instructivo divulga información técnica o científica que puede ayudar a las audiencias a resolver problemas de la vida cotidiana; y el segundo, divierte y entretiene. El 3.4% son del tipo detectivesco o policial. Además, están los reportajes de tipo científico (0.8%); y los gráficos (0.8%). P30. Enfoque del Reportaje El 61.0% de los reportajes tiene un enfoque negativo; y sólo el 20.3%, positivo. El 18% tiene un enfoque neutro. Los reportajes siguen la tendencia de la nota informativa, en el sentido de que la mala noticia es lo más atractivo para las audiencias. No se trata de que los diarios le impriman negatividad a su historia, sino que se refieren principalmente a situaciones negativas.

91

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P31. Tipos de entrada del Reportaje El 87.1% de los reportajes tiene tres tipos de entrada: la interpretativa (44.8%); la descriptiva (25.0%) y la Noticiosa (17.2%). La primera contiene elementos analíticos y suele ofrecer u resumen sustancial; la segunda pinta el escenario donde se desarrolla el reportaje o descrie atmósfera o el ambiente donde se desarrolla el reportaje; y la tercera, se caracteriza por destacar un aspecto novedoso. Otros tipos de entrada que se aprecian en los reportajes, son: de datos múltiples (6.9%); Histórica (2.6%); Cita Directa (2.6%) y de Contraste (0.9%). P32. Tipos de salida del Reportaje El 96.5% de los reportajes tiene alguno de los siguientes cuatro tipos de salida. De retorno --círculo cerrado-- (33.0%); de cita directa (25.2%); de llamamiento o sugerencia (2.5); y de detalle (14.8%). El primero finaliza con el mismo elemento con el que inicia; el segundo, se apoya en citas textuales; el tercero aconseja o sugiere a las audiencias; y el cuarto, describe o narra algún aspecto. Otro tipo de salida es la rotunda (2.6%), que es una frase categórica. P33.1. Nombre del departamento donde se desarrolla el Reportaje El 55.7% de los reportajes ocurren en el departamento de Managua. A esto se agrega 6.1% de reportajes en Managua y otros departamentos y el 2.6%, que geográficamente suceden en Managua e involucran a otros países. En total, 64.4%. Sigue la costa Caribe (15.7%), correspondiendo 8.7% a la RAAN, 2.6% a las RAAS y 4.3% a ambas regiones. Un 8.3% más de reportajes se sitúan en el Caribe en asociación con otros departamentos, para un total de 18.3%. Los departamentos de Oriente, Masaya, Granada, Carazo y Rivas, tienen presencia en el 6.1% de los reportajes; los del Norte y Las Segovias, Jinotega, Matagalpa, Madriz y Estelí (4.3%), y llega al 6.0%, con reportajes en asociación con Managua. Boaco y Chontales aparecen en el 3.5% de los reportajes; y Occidente (León y Chinandega) en el 2.7%. La mirada de los diarios se concentra y se detiene en Managua, pero es importante que el 40% de los reportajes se sitúen en el resto del país, sobre todo la costa Caribe. Cerca de 40 municipios, localidades y comarcas, generalmente ausentes en los medios de comunicación, aparecen en estos reportajes, además de cabeceras departamentales y ciudades muy conocidas. Entre estos sitios están los siguientes: Las Canoas, Totogalpa, Macuelizo, Teustepe, San Lorenzo, La Flor, San Jerónimo, Prinzapolka, Waspán, Ulwás, Walpasiksa, Waswalito, Rama Cay, Li Daukra, Cahca, Ninagari, Sandy Bay, Isla El Tigre, Potosí, Cosigüina, Belén, Kukra Hill, Mateare, San Francisco Libre, El Black, Rosita, Hato Grande, Ometepe, Jalapa, Santa Lucía, Laguna de Perlas, Corn Island, Teustepe, Totogalpa, Cuá Bocay, y El Bote.

92

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P34. Ámbito político administrativo en el que se desarrolla el Reportaje El ámbito político-administrativo en que se desarrolla el 74.1% de los reportajes, es el local; el 14.7% es nacional; y el 7.8%, regional. Un 3.4% está referido a temas generales no vinculados a espacios políticoadministrativos. P35. Ámbito geográfico en el que se desarrolla el Reportaje El 71.8% de los reportajes son en un ámbito urbano; el 23.1%, urbano-rural; y sólo el 5.1%, rural. Hay una doble concentración de los reportajes, una, en Managua; y dos, en los sectores urbanos. El campo sigue siendo un área muy alejada para los diarios. Managua, Nicaragua, junio del 2010.

93

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

DESCRIPCIÓN Y ANÁLISIS COMPARATIVO POR DIARIO DE LA INVESTIGACIÓN ACERCA DE EL REPORTAJE EN LOS DIARIOS LA PRENSA Y EL NUEVO DIARIO (Enero-Abril 2010)

I.

RESUMEN COMPARATIVO

1. El personal de LP tuvo una mejor productividad del trabajo periodístico al elaborar 2.74 reportajes por periodista, mientras que la relación en END es de 1.8. Los periodistas que más reportajes realizaron son los siguientes: por LP: Érika Gertsh Romero (15.9%); Amalia Morales (14.3%); Arlen Cerda y Wilder Pérez (7.9%, cada uno). Por END: Francisca Engelhardt (10.9%); Rafael Lara (9.1%); Amparo Aguilera (7.3%).

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

2. LP publica reportajes más extensos que END. El primero tiene un promedio aproximado de 44.7 pulgadas por reportaje, mientras que el segundo, 42.6.

94

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

3. LP tiene un promedio de 5.1 fotografías por reportaje, mientras que END tiene 3.8. El promedio de LP se ve favorecido por la publicación de cantidades excepcionales de fotografías en algunos reportajes (13, 15, 16, 18 y hasta 24). END tiene menos fotos, pero mejor distribuidas. El promedio de gráficos (incluye fotos, recuadros, tablas, infografías, etc.) por reportaje de LP es de 7.5; y el de END, 4.9. El promedio de recuadros por reportaje es 1.13 para LP y 0.91 para END.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

4. El 66.1% de los reportajes de LP y el 60.0% de END, no son completos en el sentido de que sólo tienen tres géneros periodísticos (Nota Informativa, Entrevista y Opinión); el 19.4% de LP y el 18.2% de END, tienen los cuatro géneros. En END, el 12.7% tiene dos géneros, Nota Informativa y Entrevista, mientras que en LP sólo el 1.6%.

95

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

5. Del total de fuentes vivas usadas en ambos diarios, el 54.5% corresponde a LP y el 45.6% a END. El promedio de fuentes vivas por reportaje de LP es de 4.73 y de END, 4.55. LP está un poco mejor en el uso de fuentes, pero ambos por debajo de los requerimientos de este género periodístico.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

LP tiene un mayor promedio de fuentes individuales por reportaje (2.71), y END (2.35. LP tiene un mayor promedio de fuentes de instituciones privadas, 0.57 por reportaje, que END, 0.45. Aunque más reportajes de END tiene fuentes privadas, el mayor porcentaje de las fuentes está en LP. END. Hay un mayor uso de fuentes documentales de parte de LP: 1.03 contra 0.69, como promedio por reportaje. El promedio de fuentes no identificadas es de 0.78 para END y 0.68 para Ligera ventaja de END.

96

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

6. El promedio de fuentes femeninas por reportaje es de 1.7 para LP y 1.5 para END; mientras que el de las fuentes masculinas es 3.3 en LP y 2.9 en END, el doble que las femeninas. Ambos diarios están desbalanceados en el uso de estas fuentes.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

97

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

7. Hay más diversidad temática en los reportajes de LP (16) que en END (12, pero éste le da menos importancia al tema Política (12.7%), que LP (17.5%).

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

8. Prevalece el enfoque negativo en los reportajes de ambos diarios, más en LP (65.1%) que en END (56.4%.

98

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

9. Más de la mitad de los reportajes de LP se ubican fuera de Managua, y de los de END, sólo la tercera parte.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

99

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
También LP trabaja un poco más los ámbitos rurales y urbano-rurales, que END.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

II.

DESCRIPCIÓN Y ANÁLISIS DE LAS TABLAS COMPARATIVAS

P6. Página de inicio Mientras END publica el 60.0% de sus reportajes en el primer cuerpo del periódico, el 47.6% de los de LP aparecen en su suplemento “Domingo” y el 39.7% en el primer cuerpo o sección. El 12.7% de los reportajes de ambos diarios comenzaron en portada. En su segunda sección, END publicó el 27.3% de sus reportajes, mientras que LP ninguno. P8. Nombre y apellido del autor(a) Seis periodistas de LP realizaron el 58.8% de los reportajes que este diario publicó entre enero y abril del 2010; e igual número de END escribió el 43.6% de los reportajes que publicó en este miso período. El 41.2% de los reportajes de LP lo hicieron 17 periodistas; mientras que el resto de los de END, 56.4%, los elaboraron 25 periodistas. El personal de LP tuvo una mejor productividad del trabajo periodístico al elaborar 2.74 reportajes por periodista, mientras que la relación en END es de 1.8. De los 118 reportajes publicados, el 53.4% son de LP y el 46.6% de END. El personal periodístico femenino es mayoritario en ambos diarios, en LP (60.9%) y en END (51.6%). De los 54 periodistas participantes en la elaboración de los reportajes, el 57.4% son de END y 42.6% de LP. Los periodistas que más reportajes realizaron son los siguientes: por LP: Érika Gertsh Romero (15.9%); Amalia Morales (14.3%); Arlen Cerda y Wilder Pérez (7.9%, cada uno); y Elba Cristina Parrales y Martha

100

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Solano (6.3%, respectivamente). Por END: Francisca Engelhardt (10.9%); Rafael Lara (9.1%); Amparo Aguilera (7.3%); y José Adán Silva, Matilde Córdoba y Carlos Larios (5.5%, cada uno. P9. Manera como el Diario presenta el reportaje El 87.3% de los materiales periodísticos de LP fueron publicados bajo el rótulo de “Reportaje” (47.6%); “Reportaje Especial” (28.6%), “Especial” (4.8%) o publicados en “Varias Entregas” (6.3%). En END, el 70.9% está rotulado como “Especial” (63.6%); o publicados en “Varias entregas” (7.3%). El 29.1% no fue rotulado de manera particular en END y el 12.7% en LP. Los que no están rotulados tienen la apariencia de reportajes por su larga extensión, acompañamiento gráfico y cantidad de fuentes. En este caso, varios materiales periodísticos que cumplían con las dos primeras características, fueron desechados por tener menos de cuatro fuentes. P10. Orden de importancia en la página de inicio El 87.3% de los materiales de LP tuvieron la mayor importancia en la página en que iniciaron, donde además fueron el único material presentado. En END fue el 87.0%. Otros, que no ocuparon toda la página, tienen la posición principal, en LP (4.8%) y en END (3.7%). En END el 1.9% de los reportajes fue presentado en segundo lugar de importancia, y el mismo porcentaje, en el tercero, y en el quinto; y el 3.7% en el sexto. En LP, el 1.6% salió en segunda posición, el 4.8%, en tercero, y el 1.6% en cuarto. Algunos de estos reportajes que no tuvieron la primera posición en el orden de importancia, comenzaron en primera plana, y otros, aunque no iniciaron en portada, fueron anunciados en ella, el mismo día, o el día anterior. P11. Cantidad de columnas en página de inicio El 85.2% de los reportajes de END fueron publicados a seis columnas (7.4%) y a cinco (77.8%); mientras que en LP, el 67.7% fueron publicados a los máximos espacios de seis columnas (38.7%) y cuatro (29.0%). Esto indica que ambos diarios le conceden una importancia de primer orden a la publicación de sus reportajes. P12.1. Extensión total del texto en pulgadas LP publica reportajes más extensos que END. El primero tiene un promedio aproximado de 44.7 pulgadas por reportaje, mientras que el segundo, 42.6. El 74.6% de los reportajes de END tiene entre 41 y 50 pulgadas (38.2%) y de 31 a 40 pulgadas (36.4%). De 51 a 60 pulgadas (12.7%); Más de 60 pulgadas (7.3%) y de 21 a 30 pulgadas (5.5%). En LP, el 55.6% de los reportajes tiene entre 41 y 50 pulgadas (30.2%) y de 51 a 60 pulgadas (25.4%). De 21 a 40 pulgadas (31.8%), correspondiendo 15.9% a cada uno de los rangos entre 31 a 40 y 21 a 20 pulgadas.

101

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P13. Cantidad de fotografías LP tiene un promedio de 5.1 fotografías por reportaje, mientras que END tiene 3.8. El promedio de LP se ve favorecido por la publicación de cantidades excepcionales de fotografías en algunos reportajes (13, 15, 16, 18 y hasta 24). Hay una mejor distribución de las fotografías en END, pues el 80.0% de sus reportajes tiene entre tres y seis fotos: de tres (30.9%), de cuatro (25.5%), de cinco (20.0%) y de seis (3.6%). En LP, el 58.7% tiene esta misma distribución: de tres (15.9%), de cuatro (23.8%), de cinco (7.9%) y de seis (11.1%). Un porcentaje similar de reportajes de ambos diarios tienen sólo una fotografía (LP: 11.1% y END: 3.6%) o dos (END: 12.7% y LP: 6.3%). P14. Cantidad de Recuadros El 73.0% de los reportajes de LP y el 70.9% de END, llevan recuadros. En END, un recuadro tiene el 58.2% de sus reportajes; dos (7.3%); tres (3.6%); cuatro (1.8%). En LP, un recuadro (46.0%); dos (20.6%); tres (4.8%); y siete (1.6%). El promedio de recuadros por reportaje es 1.13 para LP y 0.91 para END. P15. Cantidad de Tablas Ambos diarios casi no utilizan tablas en sus reportajes. En END, el 10.9% tiene tablas; y en LP, sólo el 6.3%. P16. Cantidad de Infografías En los reportajes de END no aparece ninguna infografía y en LP el 69.4% tampoco, pero el 19.4% tiene una infografía; el 4.8%, tres; el 3.2%, dos. Hay reportajes con cuatro y cinco infografías (1.6% cada uno). LP utiliza un promedio de 0.55 infografía por reportaje. P17. Cantidad de Otros Gráficos En los reportajes de END no aparece ningún otro tipo de gráficos, pero sí en el 11.1% de los de LP. Son dibujos, planos, etcétera. P17.1. Resumen. Total de todos los gráficos El promedio de gráficos por reportaje de LP es de 7.5; y el de END, 4.9. El 83.6% de los gráficos aparecen en los reportajes de END en cantidades de cinco (29.1%; cuatro (21.8%); tres (18.2%); y seis (14.5%). En LP: siete (19.0%); seis (15.9%); y cinco (15.9%); y los reportajes con cuatro gráficos son el 7.9%. LP tiene un mejor acompañamiento gráfico en los reportajes. P18.5. Resumen Géneros periodísticos utilizados El 66.1% de los reportajes de LP y el 60.0% de END, no son completos en el sentido de que sólo tienen tres géneros periodísticos (Nota Informativa, Entrevista y Opinión). Sólo el 19.4% de LP y el 18.2% de END, tienen los cuatro géneros.

102

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
En END, el 12.7% tiene dos géneros, Nota Informativa y Entrevista, mientras que en LP sólo el 1.6%. En END, Crónica y Opinión, tienen el 3.6% e igual porcentaje los reportajes sólo con Nota Informativa y Opinión, en LP tienen, respectivamente, 0% y 4.8%. El 1.8% en END tiene Entrevista y Crónica y 0% en LP. En LP hay cinco combinaciones de géneros periodísticos que no presentan los de END, y que tienen 1.6% cada uno, y son las siguientes: Entrevista, Crónica y Opinión; Nota Informativa, Crónica y Opinión; Nota Informativa, Entrevista y Crónica; Entrevista y Opinión; y Crónica. Por separado, los cuatro géneros periodísticos están presentes en los reportajes de la siguiente manera: en LP, La Nota Informativa, la Entrevista y la Opinión, 95.1%, 91.9% y 95.2%; y en END, 94.5%, 92.7% y 85.5%. En cuanto a la Crónica, es el género menos utilizado en ambos diarios: LP (25.8%) y END (23.6%). Hay mucha más Opinión en LP que en END, y están similares en los otros géneros. P20. Cantidad de fuentes de Instituciones Públicas El 52.4% de los reportajes de LP tiene al menos una fuente de instituciones públicas, así como el 49.1% de los de END. Este último tiene un promedio de 1.16 fuentes públicas por reportaje, y LP, 0.94. P21. Cantidad de fuentes de Instituciones Privadas El 29.1% de los reportajes de END tiene fuentes de instituciones privadas y el 27.0% de los de LP. Aunque más reportajes de END tiene fuentes de este tipo, el mayor porcentaje de las fuentes está en LP (59.0%), y END (41.0%. En consecuencia, LP tiene un mayor promedio de fuentes de instituciones privadas, 0.57 por reportaje, que END, 0.45. P22. Cantidad de fuentes de ONGs El 19.0% de los reportajes de LP tiene fuentes de ONGs y el 18.2% de los de END. No obstante, del total de fuentes de ONGs utilizadas en los reportajes de ambos diarios, el 51.1% están en END, y el 48.9% en LP. END tiene un mejor promedio de uso de fuentes de ONGs por reportaje, 0.44; y LP, 0.37. P23. Cantidad de fuentes Internacionales Ambos diarios utilizan muy pocas fuentes internacionales, END, en el 5.5% de sus reportajes, y LP en el 7.9%, para un promedio de 0.15 y 0.14 fuentes por reportaje respectivamente. En cuanto a la cantidad de este tipo de fuentes, ambos diarios también están parejos, con 52.9%, LP; y 51.1%, END P24. Cantidad de fuentes Individuales Utilizan fuentes individuales el 82.5% de los reportajes de LP y el 80.0% de los de END. Del total de fuentes individuales utilizadas en ambos diarios, el 57.0% corresponden a los reportajes de LP y el 43.0% a los de END. LP tiene un mayor promedio de fuentes individuales por reportaje (2.71), y END (2.35). P24.1. Resumen. Total de fuentes vivas Sólo el 6.3% de los reportajes de LP y el 3.6% de los de END, no utilizan ninguna fuente viva. Del total

103

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
de fuentes vivas usadas en ambos diarios, el 54.5% corresponde a LP y el 45.6% a END. El promedio de fuentes vivas por reportaje de LP es de 4.73 y de END, 4.55. LP está un poco mejor en el uso de fuentes, pero ambos por debajo de los requerimientos de este género periodístico. Los reportajes con cinco o más fuentes vivas en LP son el 52.7%, mientras que en END, 47.0%. De este segmento, en END tienen seis fuentes vivas (14.5%); cinco (14.5%); diez, nueve, ocho y siete fuentes vivas (3.6% cada uno); dieciocho y once fuentes (1.8%, respectivamente). En cuanto a LP, cinco fuentes vivas (17.5%); seis (12.7%); ocho (9.5%); siete (7.9%); diecisiete, once y diez fuentes vivas (1.6% cada uno). En el segmento más débil de los reportajes, los de cuatro a menos fuentes vivas, en END, los de dos fuentes vivas (21.8%); tres (12.7%); cuatro y una fuente viva (7.3%). En LP, los dos cuatro (14.3%); tres (12.7%); dos (7.9%); y una (6.3%). Incluso hay reportajes en ambos diarios que no tienen ninguna fuente viva: en END (3.6%); y en LP (6.3%). Siendo el reportaje el género de géneros, el más completo, el que pretende reconstruir minuciosamente un hecho debe tener numerosas fuentes. Cuando hay muy pocas, como en los reportajes de este segmento, el reportaje pierde calidad, y quizás no lo es en realidad. P25.1. Cantidad de fuentes documentales Del total de fuentes documentales de todos los reportajes, el 63.1% fueron utilizadas en los de LP y el 36.9% en END. El 50.8% de los reportajes de LP y el 41.8% de los de END, tienen fuentes documentales. El promedio de fuentes documentales por reportaje es de 1.03 de LP y 0.69 de END. Hay un mayor uso de fuentes documentales de parte de LP. P25.1. Cantidad de fuentes de lugar No se utilizan las fuentes de lugar en los reportajes de los diarios, excepto en uno, en END. P26. Cantidad de fuentes No identificadas Del total de fuentes no identificadas utilizadas en los diarios, END y LP tienen el 50.0% cada uno. De los reportajes de LP, el 63.5% tiene fuentes no identificadas y END 43.6%. El promedio de fuentes no identificadas es de 0.78 para END y 0.68 para LP. El 23.6% de los reportajes de END tiene una fuente no identificada y el 14.5%, dos. En cuanto a LP, tiene 20.6% y 12.7%, respectivamente. P27.1. Cantidad de fuentes Género Femenino y Masculino El 41.8% de los reportajes de END no utiliza ninguna fuente femenina y tampoco el 38.1% de los de LP; mientras que ambos diarios no tienen fuentes masculinas sólo en el 12.7% de sus reportajes. El promedio de fuentes femeninas por reportaje es de 1.7 para LP y 1.5 para END; mientras que el de las fuentes masculinas es 3.3 en LP y 2.9 en END, el doble que las femeninas. Ambos diarios están desbalanceados en el uso de estas fuentes.

104

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P28. Tema del Reportaje END aborda doce temas en sus reportajes y LP dieciséis. El primero concentra el 87.2% de sus reportajes en seis temas: Seguridad Ciudadana (20.0%), Economía (16.4%), Salud (14.5%), Cultura (12.7%), Política (12.7%) y Seguridad Social (10.9%). Otros seis temas (Pobreza, Violencia Sexual, Corrupción de Menores, Religión, Juventud y Educación), marcan 12.8%. El 68.2% de los reportajes de LP se refieren a seis temas: Política (17.5%), Pobreza (12.7%), Seguridad Social (11.1%), Salud (9.5%), Economía (9.5%) y Cultura (7.9%). El restante 31.8% de los reportajes se divide casi proporcionalmente entre otros diez temas (Medio Ambiente, Seguridad Ciudadana, Migración, Terremoto, Deportes, Religión, Juventud, Educación, Corrupción y Turismo. LP le da mayor importancia al tema Política en sus reportajes (17.5%) contra 12.7%, en END. Por su parte, END le da mayor atención a Seguridad Ciudadana (20.0%), contra 4.8% de LP. END también concede mayor atención a Economía (16.4%) y Salud (14.5%), que LP (9.5%) y (9.5%), respectivamente. Por otro lado, hay una mayor diversidad temática en LP. P29. Tipos de Reportaje En ambos diarios prevalece el reportaje de tipo Demostrativo, con 67.3% en END y 55.6% en LP. En LP, el 28.6% adicional de los reportajes son de tipo Narrativo y Descriptivo, con 14.3% cada uno. En END, el 9.1% son Instructivos y el 7.3% cada uno, De Entretenimiento, Narrativo y Descriptivo. El De Entretenimiento marca en LP (4.8%), al igual que el Detectivesco o Policial, pero éste en END sólo tiene el 1.8%. LP tiene reportajes gráficos y científicos, con 1.6% cada uno. P30. Enfoque del Reportaje Prevalece el enfoque negativo en los reportajes de ambos diarios, más en LP (65.1%) que en END (56.4%. El enfoque positivo está en el 25.5% de los reportajes de END y en el 19.0% de los de LP, que también presentan reportajes neutros, ni negativos ni positivos, 18.2% END y 15.9% LP. P31. Tipos de entrada del Reportaje En el 94.6% de los reportajes de END se identifican cuatro tipos de entrada: Interpretativa (45.5%), Noticiosa (21.8%), Descriptiva (14.5%) y de Datos Múltiples (12.7%). En LP, tres tipos de entradas se encuentran en el 91.8% de los reportajes: Interpretativa (44.3%), Descriptiva (34.4%); y Noticiosa (13.1%). En ambos diarios prevalece el tipo de entrada Interpretativa. LP tiene más reportajes con tipos de entrada Noticiosa y Descriptiva, mientras en END hay más de entrada de Datos Múltiples. P32. Tipos de salida del Reportaje En el 98.1% de los reportajes de END se identifican cuatro tipos de salidas: de Cita Directa y de Llamamiento o Sugerencia (28.3%, cada uno), de Retorno o Círculo Cerrado (22.6%) y de Detalle (18.9%). En LP los tipos de salida más frecuentes en los reportajes son los mismos cuatro (95.1%), con diferencias en el orden, siendo el tipo de salida más importante, el de Retorno (41.9%), el de Cita Directa (22.6%), de Llamamiento o Sugerencia (19.4%) y el de Detalle (11.3%). La diferencia principal está en que en LP se utiliza mucho más la salida de Retorno o Círculo Cerrado.

105

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P33.1. Nombre del departamento donde se desarrolla el Reportaje El 66.7% de los reportajes de END se ubican en el departamento de Managua y principalmente la ciudad capital; el 9.3% ocurre en los departamentos norteños y segovianos de Madriz, Estelí, Matagalpa, Jinotega y Nueva Segovia; otro 9.3% en Oriente (Masaya, Granada, Rivas y Carazo); la costa Caribe (7.4%); Boaco y Chontales (4.6%); y Chinandega (1.9%). El 45.9% de los reportajes de LP son sobre hechos relacionados con el departamento de Managua y, sobre todo, su capital. Un 14.8% se refiere a Managua y también a otros departamentos. La costa Caribe fue objeto de gran atención en estos primeros cuatro meses del año en los reportajes de LP (24.6%); Jinotega y Madriz (6.6%), Occidente (4.9%), Rivas y Masaya (3.3%) y Boaco (1.6%). También hay reportajes relacionados con otros países. Se observa una alta concentración de reportajes relacionados con el departamento de Managua, y sobre todo, la capital, más en END que en LP. En este último, durante el período hubo un despliegue sobre la costa Caribe. P33.2. Nombre del municipio o lugar donde se desarrolla el Reportaje Los reportajes de END, en gran parte centrados en Managua, también involucran a seis cabeceras departamentales más, y una regional; también a una decena de municipios conocidos del Norte, Centro-Oriental, Caribe Sur, y Oriente; y municipios y localidades menos mencionadas en los diarios como Laguna de Perlas, Kukra Hill, Paiwas, Santa Lucía y Hato Grande. Los reportajes de LP, aunque también se centran en Managua, toman en cuenta a diez cabeceras departamentales y dos regionales (el Caribe); y once municipios del Norte, Las Segovias, Oriente, Occidente, costa Caribe y zona Centro-Oriental del país como Waslala, Macuelizo, Niquinohomo, San Francisco Libre, Rosita, Waspán, Totogalpa, Teustepe y San Lorenzo. También incluye a localidades como Isla El Tigre, Potosí, en el Golfo de Fonseca; y en el Caribe, El Black, Kukra Hill, Rama Cay, Waswalito, Walpasiksa, Prinzapolika, Ulwas. Asimismo, Las Canoas, La Flor y San Jerónimo. LP tiene una mayor cobertura geográfica que END, en sus reportajes. P34. Ámbito político administrativo en el que se desarrolla el Reportaje El ámbito local prevalece en los reportajes de END (58.1%); así como en LP, pero en menor grado (58.1%), donde el Nacional tiene 25.8% y el Regional 9.7%. En END los reportajes de carácter Regional son el 5.6% y Nacional (1.9%). P35. Ámbito geográfico en el que se desarrolla el Reportaje En ambos diarios prevalecen los reportajes que se desarrollan en un ámbito urbano: END (79.6%) y LP (65.1%); Urbano-Rural: LP (28.6%) y END (16.7%. En el ámbito rural LP (6.3%) y END (3.7%). LP trabaja un poco más los ámbitos rurales y urbano-rurales. Managua, Nicaragua. GOCD. Julio del 2010.

106

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

REFERENCIAS TEÓRICAS DE EL REPORTAJE
Guillermo Cortés Domínguez El Reportaje es el género periodístico más importante, el más complejo, completo y difícil de elaborar. Es llamado “el género de géneros”, porque contiene a los demás, es decir, en su construcción interviene la Nota Informativa, la Entrevista, la Crónica y también la Opinión. Dos reportajes de gran envergadura, uno de Carlos Salinas Maldonado, del diario La Prensa (LP), sobre la tragedia por el deslave del volcán Casitas; y el otro de José Adán Silva, de El Nuevo Diario (END), acerca de los obreros de las bananeras afectados mortalmente por el pesticida Nemagón, fueron finalistas en los últimos años en el más importante concurso iberoamericano de periodismo de investigación. Esto da una idea de la creciente importancia de este género en los diarios nacionales impresos Nicaragua. No obstante que los diarios en algún momento hasta han tenido unidades de periodismo de investigación, la promoción de los reportajes se estrella con el escollo de su financiamiento, pues son caros, y los medios no siempre están dispuestos a que uno o dos de sus periodistas se dediquen por varios días en exclusiva a la investigación de un asunto, lo cual los sustrae de las tareas cotidianas de la sala de redacción. Los reportajes implican también pago de transporte, alojamiento y alimentación. LP tiene un suplemento dominical, Domingo, en el que cada fin de semana publica al menos un material periodístico bajo la etiqueta de reportaje. Vivaldi define el reportaje como un “relato periodístico esencialmente informativo, libre en cuanto al tema, objetivo en cuanto al modo y redactado preferiblemente en estilo directo, en el que se da cuenta de un hecho o suceso de interés actual o humano. O también de una narración informativa, de estilo más o menos literario, concebida y realizada según la personalidad del escritor periodista”. Para el periodismo de investigación y el periodismo de profundidad, que hurgan en lo más recóndito de un hecho, el reportaje es el género periodístico más adecuado para exponer sus resultados o principales hallazgos. El reportaje requiere de abundante información, pues, como lo expresa Gabriel García Márquez, su misión es reconstruir minuciosamente un hecho.

Investiga, describe, informa, entretiene y documenta
En su clasificación, Vivaldi define el Reportaje Investigativo: requiere una labor casi detectivesca del periodista para captar detalles completamente desconocidos sobre un hecho en particular. Requiere mucha confianza de las fuentes en el reportero, las que aportarán pruebas y documentos en muchos casos confidenciales, con la total certeza que el periodista no revelará sus nombres.

107

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
No sólo los asuntos delictivos que otros tratan de ocultar son la materia prima para los reportajes, también este género se utiliza para publicar historias del llamado periodismo de profundidad, sobre hechos para nada ilegales, como la transformación de una comunidad rural debido a su reciente electrificación. Aseguran Leñero y Marín: “El reportaje investiga, describe, informa, entretiene, documenta. Un reportaje así se asemeja a la noticia en cuanto al propósito de informar, y se diferencia de ella por la serie de detalles noticiosamente secundarios pero interesantes que descubriría. También se diferenciaría en que, aquí, los personajes podrían presentarse con mayor viveza. Esta descriptiva se acercaría al cuento o a la novela, pero sería diferente por el hecho de que el reportaje trabaja siempre con situaciones y seres reales”. Los reportajes del llamado periodismo de profundidad no tienen límite temático y pueden ser tanto sobre aspectos positivos o negativos de la política y la economía, salud y educación, deportes o temas controversiales como la violencia intrafamiliar, el aborto, los derechos de las minorías, contaminación ambiental, libertad de expresión, etc. Para Grijelmo, “el reportaje informativo”, como él le llama, “es la recreación de la noticia. El reportaje es un texto informativo que incluye elementos noticiosos, declaraciones de diversos personajes, ambientes, color y que fundamentalmente tiene carácter descriptivo”. Para Leñero y Marín, “los reportajes se elaboran para ampliar, completar, complementar y profundizar en la noticia; para explicar un problema, plantear y argumentar una tesis o narrar un suceso”.

Fuentes
El Reportaje requiere de múltiples fuentes informativas, así como de las fuentes documentales, las cuales juegan un papel especial, sobre todo porque se utilizan no sólo en la elaboración del reportaje, sino en la investigación previa que el periodista debe realizar para determinar si emprende esta aventura, y, luego de ello, para ubicar probables rutas de investigación. Si consideramos que un hecho noticioso simple con el choque entre dos vehículos puede involucrar a tres o cuatro fuentes, siendo el reportaje una tarea de mayores proporciones, de una gran magnitud, podría decirse que requiere de al menos diez fuentes vivas y documentales. Como en periodismo de investigación los reportajes abordan historias controversiales y peligrosas, es frecuente encontrar personas que estén dispuestas a compartir información, pero no a sostenerla públicamente, y por ello solicitan que su identidad se mantenga en secreto. El periodista debe procurar que estos casos no se produzcan, o que sean mínimos, porque aceptarlos implica perder una fuente, la cual debe tener conciencia de su responsabilidad ante la sociedad.

108

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
En los casos en que la fuente no permita de ninguna manera que su nombre aparezca ligado a sus declaraciones, el periodista debe asegurarse por diversos medios que la información proporcionada por esa fuente anónima realmente es verdadera, por lo que debe comprobarla de manera fehaciente.

Planificación
Asimismo, es recomendable comprobar con al menos dos fuentes, antes de aceptar un hecho como real, particularmente cuando el reportaje trata sobre actos de corrupción como apropiación indebida de fondos públicos o narcotráfico y crímenes diversos; o temas de alguna manera controversiales. Antes de acometer la investigación para publicar un reportaje, el periodista debe tener pruebas o elementos de juicio que evidencien que lo que investigará tiene altas posibilidades de ser algo real. Por la naturaleza del proceso investigativo que requiere el reportaje, el periodista debe estar absolutamente seguro del tema a investigar, y sólo cuando alcance esa certeza, debe elaborar un detallado plan de trabajo, unos objetivos y una estrategia para alcanzarlos. En primer lugar, al elaborar su plan de trabajo, el periodista debe delimitar correctamente el tema a investigar, de modo que sea algo factible o posible de realizar, para lo cual debe vencer la tendencia natural a engolosinarse con temas demasiado amplios que no están a su alcance. Para ello debe estar muy consciente de sus posibilidades y de los recursos de tiempo y materiales con que cuenta. Luego hay que precisar con claridad cada uno de los objetivos, identificar las fuentes a las que debe consultar, tanto vivas como documentales, y también de lugar, para asegurar las respuestas que se persiguen; y finalmente, elaborar un cronograma de trabajo racional que guíe la investigación dentro de un período de tiempo prudencial y no más allá del mismo, y que incluya un monitoreo y control sobre el mismo. En la planificación del reportaje debe haber una investigación con fuentes documentales para saber lo más importante que se haya publicado sobre el tema, lo que podría proveer información relevante que determine, por ejemplo, pistas a seguir, y fuentes vivas a consultar.

Procesar de inmediato la información
En el hipotético caso en que, aunque se hayan tomado todas las previsiones posibles, y aunque al inicio se haya contado con evidencias fuertes, al final de la investigación no se comprobara la hipótesis de la que se partió, el periodista debe tener la honestidad de admitir que se equivocó, y renunciar a publicar el reportaje, porque de lo contrario, sería una grave falta a la ética profesional. Debido a que en el trabajo de investigación el periodista manejará una gran cantidad de información, hay que procesar en caliente las entrevistas que vaya realizando, es decir, inmediatamente después que se efectúen, no sólo para completar aquellas ideas inconclusas, sino también para ordenar los

109

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
contenidos, identificar lo más importante, jerarquizarlos y hasta hacer un resumen de los mismos, incorporando a la investigación los elementos novedosos o contradictorios que vayan surgiendo. Es recomendable también elaborar un perfil de los personajes involucrados en el asunto investigado y hacer una especie de mapa de los principales aspectos que vayan surgiendo, para tener una vista panorámica y con ello asegurar un mayor control del periodista sobre la marcha de la investigación. Sobre todo en la investigación de temas que otros tratan de ocultar, debe haber una permanente comunicación entre el periodista y su editor, porque éste, generalmente de mayor experiencia y con muchos contactos, podría no sólo facilitar el acceso a fuentes de información, sino también orientar pasos o caminos que el reportero no había previsto.

Redacción
Antes de redactar el reportaje, el periodista debe tener un esquema del mismo, comenzando con elementos noticiosos si los hubiera, o de otro tipo, pero, en todo caso, iniciando la historia en asociación con una persona, porque al humanizar su relato, obtiene una mayor atención de parte de los lectores. En dependencia de la complejidad del tema y de la información obtenida, el reportaje puede tener una gran extensión, incluso publicarse en varias entregas de hasta una página completa del diario, con abundante acompañamiento gráfico. Algunos diarios suelen crear una viñeta especial para identificar el reportaje que van a servir a sus audiencias, especialmente cuando se publicará en varias partes. Conviene que al redactar el reportaje se intercalen datos fríos con narraciones intensamente emotivas, así como alternar técnicas literarias, por ejemplo, la narración de una escena, luego un diálogo, después una descripción, y así sucesivamente, para crear dinamismo en la historia y mantener la atención de los lectores. El Reportaje requiere de la Crónica, por lo que el redactor puede hacer un estallido de sus emociones y darle un toque personal al escrito, sobre todo en la interpretación de los hechos, tratando de crear imágenes con palabras, usando técnicas literarias como la escena por escena, el punto de vista, el diálogo, la narración y la descripción.

Acompañamiento gráfico de un reportaje
Vivaldi dice que el acompañamiento gráfico de un reportaje, “es un término periodístico que tiene como objetivo informar de manera diferente, por medio de dibujos, gráficos, esquemas, estadísticas y representaciones. Por lo tanto, es un medio de comunicación que llega al receptor de forma visual”. Según Grijelmo, uno de los acompañamientos gráficos en el reportaje es la infografía, la cual la define como: “Una representación más visual que la propia de los textos, en la que intervienen descripciones,

110

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
narraciones o interpretaciones, presentadas de manera gráfica normalmente figurativa, que pueden o no coincidir con grafismos abstractos y/o sonidos”. Debido a que usualmente los Reportajes son portadores de historias controversiales, el periodista debe prever las reacciones que su escrito pueda provocar, por ejemplo, la posibilidad de que los afectados traten de negar las aseveraciones de su escrito e incluso de acusar al periodista para desprestigiarlo y mermar la credibilidad de lo que publicó. El autor del reportaje debe contar en todo momento con el respaldo del medio de comunicación. El periodista debe atender con seriedad y responsabilidad las reacciones que provoque la publicación de su reportaje, y darle seguimiento, porque las consecuencias lo nutrirán de elementos diferentes que pueden abrir nuevas rutas de investigación, y darle continuidad a la historia.

Tipos de reportajes
Para Grijelmo los tipos de reportajes son: De interés humano: normalmente centrados en una persona o en una colectividad; Interés social: en lo que afecte al funcionamiento de los servicios o a la cultura de una comunidad; Interés noticioso: relacionado con un hecho concreto ya sea ocurrido en el día o en fechas anteriores. Opiniones: basado en consideraciones que un hecho merezca a determinadas personas; Interés didáctico: se explica cómo funciona o cuál es el origen de determinado asunto o cosa; y el de perfil: no es preciso conversar con el protagonista ni centrar la información en sus declaraciones, sino, en las declaraciones de terceras personas que opinan de él. Leñero y Marín clasifican a los reportajes en: Demostrativo: prueba una tesis, investiga un suceso, explica un problema; Descriptivo: retrata situaciones, personajes, lugares o cosas; Narrativo: relata un suceso; hace la historia de un acontecimiento; Instructivo: divulga un conocimiento científico o técnico ayuda a los lectores a resolver problemas cotidianos. De entretenimiento: sirve principalmente para hacer pasar un rato divertido al lector, para entretenerlo. Los tipos de reportajes según Vivaldi, son: Científico: Este tipo de reportaje destaca los avances y descubrimientos científicos más recientes. Interpreta los términos científicos haciéndolos entendibles para receptores de todo nivel cultural. Los reportajes médicos, ecológicos, astronómicos, bioéticos, etc. Explicativo: Se presta a ahondar en hechos de trascendencia entre la opinión pública, tiene un fondo predominantemente noticioso, pero detalla las causas y efectos de la noticia o serie de eventos noticiosos. De interés humano: Es aquél que está centrado en una persona o en una colectividad, dando relevancia a su vida o a un aspecto de su vida; Libre: Presenta una estructura a elección, y menos extenso que

111

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
los otros. Se utiliza mayormente en los niños que hacen tareas; y Formal: es similar a la noticia, el periodista no incluye opiniones personales, tiene un lenguaje un poco más amplio que el de la noticia y tiene secuencias narrativas las cuales tienen un orden cronológico (antes-durante-después).

Tipos de entrada en un reportaje
En cuanto al tipo de entrada en un reportaje, Leñero y Marín destacan: Entrada noticiosa, sintética o de panorama. La que ofrece un resumen del asunto, una visión panorámica del tema que se va a tratar; Entrada descriptiva: la que pinta el escenario donde se desarrollara el reportaje, o describe la atmosfera, el ambiente entorno al objeto del reportaje; Entrada histórica o narrativa: la que empieza narrando los sucesos en un plan de secuencia temporal; Entrada contrastada: la que presenta elementos de comparación o contrastes; Entrada analógica: presenta también elementos de comparación o contrastes pero utilizando figuras literarias. Otros tipos de entrada que definen Leñero y Marín son: De imágenes o metáfora: presenta también elementos de comparación o contrastes pero utilizando figuras literarias: imágenes o metáfora. Entrada de definición: la que comienza dando una definición de uno de los elementos principales del reportaje; Entrada de juicio: la que hace consideraciones críticas o presenta claramente juicios y opiniones de periodistas sobre el asunto a tratar, a manera de artículo; Entrada de detalle: la que partiendo de un pequeño elemento, como “gancho”, trata de ganar por medio la atención y la curiosidad de los lectores; Entrada coloquial: en la que el periodista parece entablar un diálogo con el lector, para hacerle sentir que el trabajo que presenta fue elaborado para el lector; Entrada con cita: incluye una declaración central de uno de los personajes entrevistados para el reportaje. Tiene cierta semejanza con la entrada de una entrevista informativa. Grijelmo clasifica en las siguientes tipos de entrada de reportajes: Sumario: es una lista o secuencia de puntos que dan una idea del reportaje; Descriptiva: reseña algún lugar, persona, hechos o situaciones; De contraste: utiliza dos cosas diferentes para señalar algo ha cambiado; y de Cita: se recurre a lo que dijo exactamente un personaje.

Tipos de salida de un reportaje
Leñero y Marín clasifican los tipos de salida de un reportaje como: Salida de retorno: se finaliza con el mismo elemento de entrada; Salida de conclusión: característica de los reportajes demostrativos en los que, además de exponer las opiniones y los datos que conforman el problema, el periodista sintetiza las conclusiones lógicas; Salida de sugerencia o llamamiento: en el que aconseja o le sugiere a los lectores o a un determinado sector asumir una posición ante lo expuesto. Salida de rotunda: es el que concluye con una o más frases, que de manera sintética y rotunda reflejan el sentido de todo el reportaje. Puede lograrse en la combinación de elementos objetivos y de la conclusión del propio periodista; Salida de detalle: es semejante a la entrada de detalle, la salida de este tipo concluye el reportaje con una anécdota, con una pequeña escena.

112

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Según Cardet los tipos de salida de un reportaje son: Conclusión: El reportero toma la responsabilidad de resumir; Sugerencia: Se aconseja o se propone a los lectores asumir una posición ante lo expuesto; Rotundo: se cierra con una frase de manera definitiva. Moraleja: El reportero cierra con una enseñanza que se desprende del desarrollo. En cuanto a la titulación, Vivaldi considera que en el reportaje es de tipo informativa. No siempre es necesario titular con una frase sugestiva, a veces, el nombre de una persona, de una ciudad o de un planeta son suficientes como títulos. Por su parte Grijelmo dice que “el título del reportaje debe competir en las páginas del periódico con los encabezados de las noticias. Éstos juegan con la ventaja de que responden a hechos inmediatos, acontecimientos sorprendentes e interesantes. Un buen título de reportaje no supera las seis o siete palabras”. Esta diversidad de elementos teóricos de diferentes autores muy conocidos, conforman el referente teórico para la elaboración de esta investigación sobre el reportaje.

113

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

RESUMEN DE ENTREVISTAS REALIZADAS A EDITORES Y PERIODISTAS SOBRE EL TEMA DEL GÉNERO PERIODÍSTICO EL REPORTAJE
Como parte del marco teórico conceptual de esta investigación sobre el género periodístico El Reportaje, incorporamos el punto de vista acerca de este tema de los especialistas que están en los diarios. Ellos son los editores Fabián Medina, Douglas Carcache (LP), Francisco Chamorro (Director) y Juan Ramón Huerta (END), y periodistas investigadores y escritores de reportajes como Carlos Salinas Maldonado, José Adán Silva y Luis Galeano, estos dos últimos de END. También invitamos a Amalia Morales, de Magazine, pero no respondió, como acordamos un cuestionario enviado a su dirección electrónica. Estas entrevistas fueron efectuadas en noviembre del 2009 para una investigación sobre el reportaje que coordiné con un grupo de estudiantes de la UCA. Los temas que abordan estos experimentados funcionarios, por un lado, y escritores de reportajes, por el otro, son los siguientes: 1. Concepto e Importancia del Reportaje 2. Unidad o Equipo de Investigación 3. Planificación del Reportaje 4. Las Fuentes 5. La Mujer Discriminada como Fuente 6. Apoyo de los Diarios a los Periodistas 7. La Principal Dificultad 8. El Reportaje es Parte de una Estrategia 9. La Selección de los Temas 10. Efecto o Impacto Social de los Reportajes

1. Concepto e importancia del reportaje
Hace diez años el diario La Prensa decidió adoptar una nueva política informativa con el objetivo de promover en su sala de redacción la producción de reportajes de alta calidad y el uso más frecuente de la crónica, así como un mejor aprovechamiento de la entrevista, según el Editor de este periódico, Fabián Medina, quien subraya que esa directriz hizo posible que luego surgieran la Revista Magazine y el suplemento dominical Domingo, los dos espacios para que, como él mismo dice, estas herramientas que están en el periodismo pudieran desarrollar su nuevo protagonismo. Medina, quien dirige ambas publicaciones, plantea así la enorme importancia que el reportaje tiene para su periódico, que ha destinado dos equipos de periodistas, uno por cada una de las publicaciones mencionadas, como subraya Carcache, ambas servidas como parte del diario La Prensa, para que de manera casi exclusiva realicen trabajos especiales como reportajes, entrevistas y crónicas.

114

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Nada de lo sucedido en La Prensa, no de esta envergadura, y ni siquiera algo parecido, ha ocurrido en El Nuevo Diario, donde no existe una política específica en relación a la producción de reportajes, y más que la voluntad política de los directores de esta empresa, al respecto prevalecen más bien las iniciativas de los periodistas interesados en la investigación y la realización de reportajes. Fabián Medina dice que existe una concepción muy arraigada en el periodismo nacional que considera que la extensión del material periodístico es lo que hace al reportaje, es decir, desde esta perspectiva se considera que una nota informativa ampliada es un reportaje, lo cual es equivocado, sostiene el Editor de La Prensa. Graficando el alto grado de compromiso con los géneros periodísticos, Medina refiere que “En Domingo tenemos un espacio que se llama Crónica Urbana, que es crónica, no es reportaje, no es entrevista, es crónica, y en Domingo ponemos reportajes, no usamos nota informativa, ya los periodistas saben que vamos buscando reportajes igual en Magazine”. El joven periodista Carlos Salinas Maldonado, uno de los principales investigadores periodísticos del país, autor de un intenso reportaje sobre los sobrevivientes del deslave en el volcán Casita, finalista del Premio Iberoamericano de Periodismo, corrobora lo dicho por Medina y Carcache: “El hecho de que el periódico haya abierto dos secciones para la publicación de reportajes, el Suplemento Domingo y la Revista Magazine, indica que hay bastante importancia para ofrecer a los lectores otro tipo de lecturas mas allá de notas informativas”. Salinas También considera que hay una tendencia mundial a invertir más en reportajes, porque el periodismo escrito está siendo amenazado por la influencia de la televisión e Internet, Magazine y Domingo ha invertido bastante en darle mas opciones de lectura a los lectores y esto da muchas oportunidades de hacer reportaje pero en la sección diaria de vez en cuando se hacen reportajes. Creo que la razón principal es el interés comercial, es decir mientras hayan diferentes opciones de lectura habrá mas lectores y eso aumenta las ventas del periódico, En La Prensa se producen tres tipos de reportajes, pues los que se elaboran en la Revista Magazine son distintos de los del Suplemento Domingo y de los que produce el Departamento de Investigación del periódico, los cuales se publican cualquier día de la semana generalmente en el cuerpo principal del diario.} Al respecto, el Editor de La Prensa explica: “Los reportajes de Magazine son diferentes a los reportajes de Domingo y los reportajes que hace la unidad de investigación son diferentes a los que se publican en Domingo y en Magazine, tiene que ver con la dinámica de planificación que tiene un tema. A veces nosotros tenemos un tema, bueno este es más de investigación, y se lo pasamos al departamento de investigación, tiene que ver con eso.

115

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
“En los reportajes de Magazine tocamos más el ámbito histórico, más lúdico, de entretenimiento, de reportajes que sean más de estilo narrativo, mientras que en Domingo tratamos más lo social, político, lo curioso y un poco el resumen de la semana, en los reportajes investigativos obviamente se desarrolla más el interés por conocer lo que se quiere ocultar”. Para El Nuevo Diario el reportaje “Es de suma importancia porque presentamos la noticia mas detallada, tratamos el asunto a profundidad”, afirma su Director, Francisco Chamorro. Por su parte, uno de sus editores, Juan Ramón Huerta, sostiene: “Es muy importante porque es un género que “te permite abordar un tema a profundidad”. No obstante, Huerta, quien además es facilitador de clases de géneros periodísticos en el Departamento de Comunicación Social de la UCA, advierte: “El reportaje que se utiliza en la prensa escrita en Nicaragua, no es exactamente el que nosotros enseñamos en la academia, hay variantes según las características del periodista, lo que si es común, es la cantidad de fuentes, los personajes que tengan que ver con el tema estudiado”. Para Huerta, lo que se produce en El Nuevo Diario “es un híbrido que le llamamos trabajo especial, que lleva un poco de crónica, reportaje y entrevista”. Al respecto, el Director de END dice: “El género tiene sus características propias, nosotros no lo inventamos, el reportaje tiene que poseer la noticia, narración”. El Editor de la página Nacionales, de END explica que para que un trabajo periodístico alcance el nivel de reportaje, “debe ser una investigación completa, tener los antecedentes del tema, las voces que respondan todas las inquietudes que tiene la población acerca de un tema, tiene que ser el producto de una sistematización de la información que es inusual en los periódicos y en la practica del periodismo nicaragüense, porque nosotros no sistematizamos la información, sin embargo, cuando se va a escribir un reportaje, tratamos de hacer un esfuerzo hacerlo”. Uno de los periodistas más destacados en la elaboración de reportajes es José Adán Silva, quien laboró en La Prensa y desde hace algunos años, en El Nuevo Diario. Fue finalista del Premio Iberoamericano de Periodismo con un dramático reportaje sobre los trabajadores de las bananeras afectados por agroquímicos. Coincide con Huerta sobre la particularidad del “reportaje” que produce END. “Semanal estamos haciendo un trabajo que son nuestros trabajos especiales que pueden ser análisis, algunos análisis pueden caer como reportajes, no es el género más puro”. Desde su experiencia en El Nuevo Diario, Silva considera que este diario “le da una importancia secundaria al reportaje en relación a los materiales noticiosos, prefiere una nota informativa, de impacto, que un reportaje de profundidad sobre un tema que tal ves es noticioso pero que se necesita ampliar”.

116

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Como funcionario de La Prensa, Douglas Carcache, sostiene: “Para nosotros el reportaje es un producto de primera calidad, en el sentido de que es un valor agregado que ofrecemos a los lectores, sobre todo en fin de semana”.

2. Unidad o equipo de investigación
El Diario La Prensa cuenta con un departamento de investigación periodística, que incluye dos equipos de periodistas investigadores dedicados a escribir casi exclusivamente reportajes, crónicas y entrevistas de profundidad, de acuerdo a los editores de este diario, Fabián Medina y Douglas Carcache. En El Nuevo Diario, el Editor Juan Ramón Huerta sostiene que no cuentan con una unidad investigativa ni periodistas dedicados exclusivamente a producir reportajes o materiales periodísticos especiales. “(…) no existe un equipo especializado, es uno o dos compañeros que tiene asignaciones particulares pero no es que exista una unidad de investigación como tal, ellos también hacen labores reporteriles de la semana”. No obstante, el Director de END, Francisco Chamorro, afirma “Contamos con un equipo de periodismo investigativo que utiliza el reportaje como base para sus investigaciones, pero también se incentiva a los otros periodistas a que hagan reportajes...”. No sabemos por qué se produjeron estas dos declaraciones contrarias sobre el mismo asunto.

3. Planificación del reportaje
Tanto Medina como Carcache señalan que en La Prensa el reportaje es planificado, no es casual, Francisco Chamorro, de END, dice: “Nos dividimos en diferentes grupos y a principio de semana nos reunimos y planificamos qué se podría hacer como reportaje, tomando en cuenta los días para recolectar la información”. En El Nuevo Diario, según Juan Ramón Huerta, la planificación se hace los días lunes. El Editor ya sabe que los temas de profundidad para a mediados de la semana o fines de semana van a tener las características de una investigación a profundidad, y ya establece con los mismos fotógrafos la calidad y cantidad de fotografías que van a acompañar ese reportaje. No hay un equipo de infografía. No sólo planificamos los reportajes sino que también entrevistas, un híbrido que le llamamos trabajo especial que lleva un poco de crónica, reportaje, entrevista y así se desencadenan estos temas”. El periodista Luis Galeano, de END, dice: “Los temas para los reportajes surgen de repente, aunque a veces se planifican”.

4. Las fuentes
Por otro lado, en La Prensa casi no había límites para buscar las fuentes, afirma Medina, dondequiera que estuvieran, en el rincón más alejado de Nicaragua, o fuera del país, hasta que estalló la crisis financiera

117

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
y económica internacional, que ha obligado a este periódico a limitar sus costos de producción. Medina agrega que si había que ir a la isla de San Andrés, compraban el boleto para ir primero a Colombia; si se hacía un reportaje sobre una familia del triángulo minero caribeño y tenía parientes en León, pues se iba a León. Al respecto estima en diez a quince, las fuentes requeridas para un reportaje. Al respecto, Carcache también brinda su opinión: “La fuente privada tiene buena información, así como la fuente publica, y hacer un reportaje es como hacer un tejido con muchos hilos. La historia será mucho más rica con diversas fuentes, no puedes construir una novela con dos personajes. En el reportaje tienes que entrelazar diversas opciones sobre un mismo tema”. Sobre el número de fuentes para un reportaje, José Adán Silva indica que depende del tipo y tema del reportaje, si son temas que tienen que ver con fuentes públicas, el acceso a fuentes públicas o de cualquier tipo de información se social, económica, política de cualquier tipo ambientales, hay limitaciones porque existe una dificultad de relaciones publicas entre el estado y los medios de comunicación, por lo que en estos casos las fuentes son limitadísimas, “tenés que buscar alternativas en documentos, informes públicos, sitios Web”. Carlos Salinas dice que para los periodistas de Domingo no pocas veces no se concreta la investigación sobre un tema por la dificultad de que “las fuentes no quieren hablar, debido a que el periódico esta muy politizado, y porque tienen miedo de que lo que vayan a decir sea tergiversado, o les da pánico de lo que pueda pasar. Confirma Salinas que en el gobierno “hay una política de secretismo”, y las dificultades son mayores “cuando la información es para un periódico de oposición”. Las dificultades de acceso a fuentes públicas, está empujando a los periodistas a buscar fuentes de organismos de la sociedad civil, revela Salinas. Luis Galeano, periodista investigador destacado de El Nuevo Diario, coincide con Salinas sobre las restricciones para tener acceso a las fuentes públicas.

5. Mujeres discriminadas como fuente
Otras fuentes que no son el Estado, “tienen algo que decir –agrega Salinas--, el mayor miedo es que puedan hacer algo en contra de ellos y eso llega a ser un grave problema, porque La Prensa llega a caer en fuentes anónimas, lo cual se puede usar de vez en cuando, pero llega un momento en el que estás abusando demasiado y llega a crear desconfianza en el lector”. En la presente investigación sobre los reportajes en los diarios La Prensa y END, más del 40% de los reportajes no tienen fuentes femeninas. La causa es, según José Adán: “La mayoría de los cargos son para varones, entonces te vas a buscar esa fuente, y te sale que es hombre, tenés que ponerlo. Fabián dice: No nos hemos detenido a pensar en eso, no hay una política de busquemos hombres, y agrega: “No vamos a buscar a una mujer para tener el equilibrio eso es el reflejo de la sociedad en que vivimos”,

118

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Francisco Chamorro es categórico: “Tiene que ver con la estructura del sistema, por ejemplo, en un sindicato pueden haber muchas mujeres, pero los dirigentes son hombres, y nosotros lo que buscamos es a una persona cuya palabra tenga peso. Es una forma de discriminación, diría yo”. Ejemplifica Fabián con una historia que preparan sobre los carros de lujo, y resulta que todos los dueños son hombres. Por otro lado, en una investigación sobre amores cibernéticos, específicamente sobre personas que se han casado con otras del exterior, resultó que todas eran mujeres. “Esto de de que hay más fuentes masculinas tiene que ver un poco más con la organización que tiene la sociedad, con la cultura” Sobre el hallazgo de que las fuentes femeninas son menores a las masculinas en los reportajes de La Prensa y El Nuevo Diario, Salinas considera que “hay una tendencia machista a nivel social, las instituciones y las empresas están vinculadas a una actitud machista que opta por hombres en la vida publica mas que las mujeres, se debe a la falta de oportunidad que hay para las mismas y eso se refleja en los medios, aunque nosotros le damos bastante voces a las mujeres en los reportajes, pero creo que el problema se debe al espacio público que ocupa el hombre”. Al momento de buscar la información, el periodista no está pensando en que es un varón o una mujer quien el que te va a atender, lo que uno busca es que sea una fuente oficial, explica Luis Galeano, para quien las mujeres son citadas menos que los hombres como fuentes en los reportajes, porque así es la realidad Nicaragüense que distribuye responsabilidades mayoritariamente a los hombres.

6. Apoyo de los diarios a los periodistas
La Prensa da a sus periodistas “todo logístico posible, además, todos los periodistas tienen seguro pagado por el periódico, hay mucha protección y responsabilidad sobre todo ante coberturas en situaciones de riesgos”, dice Douglas Carcache, para quien “El reportaje tiene un costo más alto que la simple noticia, primero, porque hay una persona dedicada a tiempo completo, y segundo, en los recursos, trasporte, seguridad”. En cuanto a la defensa jurídica, “si se tiene que ir a un juicio, el diario estará respaldando a ese periodista”, afirma Medina. En El Nuevo Diario a los periodistas se les aconseja tener prudencia cuando van a hacer los reportajes, para obtener la información, la corroboración con las fuentes. Y cuando alguna fuente los acusa de algo injustamente, porque no está de acuerdo con la información que se dio, hay un respaldo institucional del periódico”. El Director, Francisco Chamorro, es una voz muy autorizada en esto de finanzas. “No contamos con mucho presupuesto, pero si apoyamos a los periodistas cuando son invitados a talleres, los apoyamos con viáticos”. Fabián Medina admite que en estos tiempos de crisis, “eso nos ha obligado a recortar un poco los reportajes que llevan mucha inversión”. José Adán Silva reconoce que en El Nuevo Diario tienen apoyo en lo básico: transporte, comunicación telefónica, fotografía y diseño. Pero los viáticos para los viajes, cuando los hay, están muy limitados

119

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
debido a la crisis, lo cual hasta provocó un recorte de personal. Carlos Salinas también ha sentido el efecto de la crisis económica en La Prensa, pero reconoce que siempre ha tenido mucho respaldo del diario. Antes él se podía ir tres días a la Costa Caribe, financiado por el diario, pero ahora eso no es posible, hay que tocar temas que no implique ir lejos. No obstante, “si lo comparamos con El Nuevo Diario, es un privilegio para los que trabajan en las secciones de reportajes de La Prensa, porque cada sección tiene sus propios vehículos, fotógrafos, diseñadores y no depende del otro personal del periódico. El buen periodismo a profundad es muy costoso”.

7. La principal dificultad
La principal dificultad para elaborar un reportaje es el tiempo, dice José Adán Silva. También la falta de espacio en el formato del diario, porque la crisis económica también ha reducido los espacios de publicación. Coincide Carlos Salinas: “El principal problema en la revista Magazine es el tiempo, apenas tenemos una semana para escribir el reportaje”. Una semana o más, dice Douglas Carcache, depende de la investigación en que se trabaje, si tiene que documentarse más, darle más dedicación. En El Nuevo Diario le dan una semana, más o menos, al periodista, se planifica los lunes y los viernes se escribe, y hay unos que tienen que trabajar sábado y domingo para poder terminar su trabajo. Para Luis Galeano no hay regla: puede ser una semana o seis meses, depende de la complejidad del tema. Carlos Salinas puede escribir en La Prensa sobre lo que quiera, pero advierte una tendencia a priorizar los temas políticos. A veces propone temas sociales y le dicen que está bien, pero se deja para más adelante para investigar algo político.

8. El reportaje es parte de una estrategia
Los funcionarios de ambos diarios no tienen ningún problema en admitir que el publicar “Claro, los periódicos en la actualidad compiten con la radio, televisión, etc. Lo que nosotros hacemos, es algo propio, de más profundidad, sobre la experiencia humana, no es el dato, sino partir del dato”. El Director de El Nuevo Diario también reconoce que esto es parte de una estrategia, “porque nosotros no podemos competir con la televisión, la radio, ni el Internet, pero a través de los reportajes podemos ganar más lectores, porque la noticia va más detallada, ya hay un nombre y un apellido de alguien, el reportaje muestra lo que ha sucedido detrás de la noticia”. Igualmente el Editor Juan Ramón Huerta considera que todo lo que hace el periódico es estratégico para ganar lectores. “El reportaje lo utilizamos como un elemento para ganar credibilidad de parte de los lectores ¿Cómo ganamos credibilidad? Cuando ponemos todas las partes de un hecho, cuando explicamos los antecedentes, cuando se profundiza en el tema”.

120

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa 9. La selección de los temas
No necesariamente es el Editor quien genera los temas para el reportaje, si no del periodista, revela Douglas Carcache. El periodista plantea un tema que debería o puede tomarse como reportaje y expone las necesidades para realizar la investigación. Francisco Chamorro dice que en END también se originan temas mediante una lluvia de ideas. “Además depende de los periodistas quienes ya tienen identificada sus fuentes, además poseemos un Consejo de Lectores, quienes también nos indican qué temas abordar”. Cuando no hay claridad sobre algunos temas, indica Carlos Salinas, en La Prensa también discuten en grupo algunas ideas. Los temas para reportajes pueden surgir de aquellos temas cotidianos que por la prisa y el tiempo y las condiciones, aparecen en una breve nota informativa del diario, entonces a veces esa nota informativa da pie para ampliar y profundizar sobre este tema, explica Juan Ramón Huerta, quien revela que también se originan temas de investigación en la documentación sobre algún asunto que alguna gente lleva al periódico. Entonces proceden a corroborar. El investigador periodístico José Adán Silva considera que en la selección de temas para reportajes generalmente actúa el criterio de selección individual del periodista, quien lleva una idea y se la plantea al Editor que va a estar de turno el fin de semana, “y el Editor dirá si le parece o no, puede reorientar el enfoque, y entonces se pone en agenda, se planifica. De esa manera se decide, pero generalmente la iniciativa es del periodista”.

10. Efecto o impacto social de los reportajes
¿Qué impacto han tenido en la sociedad los reportajes publicados por los diarios, estimularon algún cambio, provocaron correcciones en caso que hayan denunciado anomalías? ¿Qué dice Douglas Carcache, de La Prensa? “No hay un estudio sobre el impacto, donde la gente diga, por ejemplo, este reportaje me cambio la vida, aquel reportaje me hizo pensar de otra manera, sólo construimos algo diferente para leer, que no se encuentra en la Internet, la televisión, etc. Es más fácil memorizar un relato que mil datos”. Varios reportajes de ambos diarios han ganado premios internacionales y nacionales de periodismo, siendo los más relevantes los de José Adán Silva y Carlos Salinas, finalistas del prestigiado Premio Iberoamericano de Periodismo, de la Fundación Gabriel García Márquez. El más reciente fue uno que denuncia agresiones contra la mujer. Juan Ramón Huerta dice que como parte del impacto de los reportajes, en El Nuevo Diario perciben el agradecimiento de la sociedad, de la gente. Por otro lado, ha habido efectos específicos, por ejemplo, un reportaje de END sobre la gripo AH1N1, obligó al Ministerio de Salud a reconocer públicamente algunos datos que había mantenido ocultos.

121

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
José Adán Silva mencionó un trabajo de su autoría junto a Luis Galeano y otro colega de El Nuevo Diario, sobre el programa social del gobierno Casas para el pueblo, premiado por la Fundación Pedro Joaquín Chamorro, en Nicaragua, y merecedor también de un premio internacional. En este caso, uno de los aspectos centrales del reportaje fue denunciar el uso indebido de fondos públicos, del INSS, y el efecto fue que se reconoció públicamente el hecho, y el Instituto de Seguridad Social recuperó rápidamente el dinero. “El acto de corrupción que se estaba cometiendo, se detuvo”, afirma Silva. El periodista Luis Galeano confirma lo dicho por Silva. Carlos Salinas recuerda un dramático reportaje que denominado “El estómago de la pobreza”, sobre poblaciones en extrema pobreza en el departamento de Nueva Segovia. “Lo más bonito de la experiencia fue la reacción de la gente, por que fue de solidaridad, hubo gente que llamo al periódico diciendo que quería donar ropa, incluso hubo una empresa que donó un purificador de agua ya que había un pozo contaminado de arsénico. Ese reportaje fue muy impactante además de “Los olvidados del Casita”.” Sobre las técnicas para escribir un reportaje, los periodistas son parcos, como que prefieren guardar sus secretos. Carlos Salinas, uno de los que despliega más técnicas periodísticas y literarias en sus reportajes, dice, sin embargo, que él no las tiene, y explica con brevedad, pero con sustancia: “Una vez que ya hice el reporteo, me siento a pensar la cita, la escena, y el personaje que une, y quién podría ser el hilo conductor del reportaje. A mi me gusta más la escena, porque es la que me ayuda a definir el reportaje, y es el motivo que me permitirá contar la historia a la gente. El único problema que tengo es en titular, son tan malos que siempre los cambian, y a veces se me complica mucho el final”. Luis Galeano afirma al respecto: “Uno siempre debe escribir, no como le guste, sino como le gustaría leer eso”.
(Entrevistas fueron efectuadas en noviembre del 2009 por estudiantes de Comunicación Social de la UCA; y el resumen analítico elaborado por Guillermo Cortés Domínguez).

122

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN DE EL REPORTAJE
I. Objetivos

Contrastar los elementos fundamentales de la teoría periodística sobre el género El Reportaje, con los reportajes publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END) entre enero y abril del 2010, a fin de identificar si en la práctica se observan los parámetros establecidos por los especialistas, así como los desencuentros o vacíos en este sentido, emitir conclusiones y formular recomendaciones para mejorar el ejercicio del periodismo mediante este género informativo. Objetivos generales: 1. Determinar si los reportajes publicados entre enero-abril del 2010 por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END), se ajustan al precepto teórico de que deben contener todos los géneros periodísticos: Nota Informativa, Entrevista, Crónica y Opinión. 2. Precisar la cantidad de fuentes vivas y clasificarlas (públicas, privadas, ONgs, organismos internacionales, iglesias, individuales, anónimas, por sexo, etc.) así como de fuentes documentales, que utilizan los reportajes publicados en LP y END. 3. Cuantificar el acompañamiento gráfico (fotografías, recuadros, tablas, infografías y otros gráficos) que tienen los reportajes que publican LP y END. Objetivos específicos: 1. Medir la extensión en pulgadas columnares y en cuartillas periodísticas, la extensión y el columnaje de los reportajes de LP y END. 2. Identificar el tipo, temas que abordan y enfoques de los reportajes que publican los diarios LP y END. 3. Precisar los tipos de entrada y de salida que se utilizan en los reportajes que publican LP y END. 4. Determinar los ámbitos político-administrativo y geográfico de los reportajes que publica LP y END.

II.

Construcción de un marco teórico

El referente general para esta investigación es la teoría sobre los titulares, para lo cual se construyó un marco teórico principalmente a partir de los autores Juan Nadal Palazón –y citados por él, Alarcos Llorach, Genette, Halliday, Dijk, Casado--, Gonzalo Martín Vivaldi, Alex Grijelmo, Vicente Leñero y Carlos Marín, Ricardo Cardet y Silvia Hurtado González –quien cita a Antonio López Hidalgo, Elena Méndez García de Paredes--, cuyos planteamientos básicos determinaron los objetivos a plantear. Los elementos esenciales de este referencial teórico están relacionados con que lo más importante del texto periodístico, son los titulares, dadas sus funciones de identificar, situar, valorar y conferirle relieve a la noticia, destacando especialmente un aspecto del contenido de la noticia, siempre con un sustrato ideológico relacionado con la política editorial del medio. La misión fundamental del

123

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
titular debe ser expresar la noticia por sí mismo, aunque se toma en cuenta el rol complementario de antetítulos y asteriscos así como el papel del contexto. Igualmente se utiliza la teoría sobre el uso de verbos, el modo y tiempo; la adjetivación y sus efectos, así como la sustantivación de verbos y adjetivos; los tipos de titulares y diferentes clasificaciones de los mismos; la brevedad de los títulos y las técnicas que utilizan los editores para ahorrar palabras; entre otros aspectos.

III.

Definición del universo y de la muestra

El diseño de la investigación contempla que, dado que los reportajes no se publican con mucha frecuencia por su complejidad y dificultad para realizarlos, la muestra será igual al universo, es decir, a todos los reportajes que se hayan publicado en los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END) entre enero y abril del 2010, tanto los iniciados en primera página como en otras. Fueron seleccionados como parte de la muestra todos aquellos materiales que ambos diarios presentaron como reportajes, unas veces como “Especial” y “Reportaje”; y otras como “Reportaje Especial” o “Varias Entregas”. También se seleccionaron trabajos no rotulados, pero que por su extensión, acompañamiento gráfico y cantidad de fuentes, podrían denotar que se trata de reportajes periodísticos. Fueron excluidos de la muestra varios materiales periodísticos que por su extensión o acompañamiento gráfico, parecían reportajes, pero que tenían muy pocas fuentes; trabajos de investigación de tipo monográfico realizados por especialistas que no pertenecen a la plantilla laboral de los diarios; y reportajes producidos en el exterior por otros medios de comunicación..

IV.

Definición de las variables

Se formularon 34 preguntas, cada una de las cuales se elaboró a partir de los objetivos. Casi todas las preguntas son de orden cerrado, con una codificación previa, así que sólo algunas tuvieron que ser codificadas posterior al trabajo de campo.

V.

Elaboración de una hoja extractora de datos o cuestionario

El cuestionario se convirtió en una hoja extractora de datos que guió el trabajo de campo, pues se aplicó a reportajes identificados en el período seleccionado. Este instrumento de recolección de información fue sometido a pruebas mediante un trabajo piloto con varios reportajes de los diarios, lo que sirvió para detectar algunos vacíos y para validar la hoja extractora de datos en lo general.

VI.

Aplicación de la hoja a la muestra y llenado de la misma

Fueron reproducidas tantas hojas extractoras de datos como indica la muestra, de modo que cada

124

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
reportaje tuvo la suya para ser llenada minuciosamente, lo cual demandó una lectura detenida de cada título y de todo el contenido, y, en algunos casos, de hasta tres o cuatro entregas, en busca de respuestas a las variables. La revisión de los diarios para extraer los datos requeridos por las preguntas del instrumento de recolección de información, se efectuó en la sala hemerográfica de la Biblioteca José Coronel Urtecho de la Universidad Centroamericana (UCA).

VII.

Revisión de de los cuestionarios u hojas extractoras llenadas

Tras la extracción de la información de cada titular de la muestra, se procedió a la revisión de cada documento para buscar inconsistencias o vacíos y subsanarlos

VIII. Codificación de las hojas
Luego de revisar las hojas y de subsanar las inconsistencias identificadas, se procedió a la codificación de las respuestas a las preguntas abiertas o de las respuestas a los “Otros” que aparece al final de las opciones para las interrogantes cerradas. El objetivo es que todas las respuestas en palabras, quedaran con su respectiva numeración.

IX.

Elaboración del programa de procesamiento en SPSS

Fue elaborado el programa de procesamiento, insertando las variables y sus opciones de respuesta codificadas, en el sistema de procesamiento automático de datos conocido como SPSS.

X.

Construcción de base de datos en SPSS

Una vez finalizada la codificación, se procedió a elaborar la base de datos, digitalizando los números correspondientes a las respuestas, en total, un poco más de ocho mil datos. Después se revisó exhaustivamente la base de datos para corregir errores de digitación y de cualquier tipo.

XI.

Procesamiento automatizado de la base de datos y generación de las tablas

Una vez limpia de errores, la base de datos es procesada, y se generan automáticamente las tablas, en las cuales aparecen las frecuencias y el porcentaje correspondencia de las diferentes opciones de cada pregunta.

XII.

Descripción e interpretación de las tablas

La descripción de las tablas consiste en decir narrativamente lo que está expuesto en números y porcentajes, y la interpretación, en explicar su significado. Algunas veces el significado está en relación u oposición a otras tablas.

125

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa XIII. Elaboración de gráficos
Se graficaron los datos acerca de los hallazgos más relevantes, tanto generales, como individuales para cada uno de los diarios. Se utilizaron gráficos de barras y de pasteles, algunos de ellos en tres dimensiones y con colores que combinan y le dan atractivo a los mismos.

XIV.

Elaboración del Informe Final

Para el Informe final se redactó un resumen ejecutivo en el que aparecen los hallazgos más relevantes y a los cuales se incorporaron las gráficas. A continuación hay un detalle de los resultados de cada una de las variables; luego un resumen de los principales hallazgos del análisis comparativo LPEND, y los resultados de todas las variables. Finalmente, el marco teórico utilizada y la metodología mediante la cual se realizó el estudio. En el anexo digital se agregan las tablas, la base de datos y la hoja extractora de datos o cuestionario.

Bibliografía:
Grijelmo, Alex. El estilo del periodista. Madrid, España. Séptima edición. Abril 2001. 600 páginas. Marín, Carlos y Leñero, Vicente. Manual de Periodismo. Grijalbo. México. 1986. Vivaldi, Gonzalo Martín. Géneros Periodísticos. España, 1998, 400 páginas. Cardet, Ricardo. Manual de periodismo. 141 páginas. Romero, Ana y Domenech, Lourdes, Materiales de lengua y literatura. www.materialesdelengua. org. La Prensa. Manual de Estilo y Código de Ética. Managua, Nicaragua. Octubre 2005.

126

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

131

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

INFORME FINAL RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN SOBRE LOS TITULARES DE LAS NOTICIAS EN LA PRIMERA PLANA DE LOS DIARIOS LA PRENSA Y EL NUEVO DIARIO (Enero-Abril del 2010)
Ficha Técnica: Tema: Titulares periodísticos Medios de comunicación estudiados: diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END) Período de análisis: enero-abril del 2010. Muestra: El diseño de la investigación determinó que la muestra fuera constituida por cinco titulares de cada diario, por diez días de cada uno, de los meses de enero a abril del 2009, a razón de 200 titulares por cada diario. No se tomaron en cuenta los títulos de reportajes, crónicas, entrevistas o de fotografías, ni aquellos que sin estar acompañados de contenido, cumplían el rol de anunciar o adelantar una información. Cuando no se obtenía cinco titulares para su análisis en una edición, los que faltaran se tomaban de otra.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

I.

RESUMEN EJECUTIVO

Los hallazgos más relevantes de esta investigación sobre los titulares de las notas informativas de primera plana de los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END), son sobre los siguientes aspectos: si el titular expresa por sí mismo la noticia; en lo que se apoya el titular cuando no expresa por sí sólo la noticia; la correspondencia del titular con el contenido; y los párrafos de la nota informativa donde está

133

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
el significado del titular. Asimismo, el tipo de lenguaje, signos convencionales usados, la clasificación del titular y su apego o no a los hechos, técnicas identificadas que se usaron para ahorrar palabras en los títulos, temas abordados, y enfoque. Otros aspectos son la ubicación en portada de los titulares, su columnaje, cantidad de líneas, y su extensión en pulgadas y en palabras. 1. Si el titular dice por sí mismo la noticia: La misión del titular, de decir por sí mismo la esencia de la noticia, se cumple en las tres cuartas partes de los titulares de las notas informativas de primera plana, en diferentes escalas: sólo un poco más de la sexta parte expresa totalmente la noticia; casi un tercio, en gran parte; y uno de cada diez, medianamente. Pero casi un tercio de los títulos, no la expresan.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

En un porcentaje considerable de los titulares, los editores se ven obligados a apoyarse en elementos externos para expresar el contenido, tales como el contexto, antetítulos, asteriscos, fotos y pie de fotos. Más de la mitad de los titulares que no dicen por sí mismos la noticia, se apoya en el contexto y más de la cuarta parte en antetítulos y asteriscos. El contexto incluye las ediciones anteriores del diario, en particular la del día previo, y algunas veces los editores titulan como si las audiencias estuvieran obligadas a saber lo que se dijo el día anterior sobre ese mismo hecho.

134

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

2. Correspondencia del titular con el contenido; y apego o no a los hechos: Independientemente de si el titular, sólo o con la ayuda de elementos externos, expresa la noticia, la casi totalidad de ellos se corresponde con el contenido de las informaciones que encabezan. La correspondencia es total en casi el 84.0%, es decir, enuncian lo que el periodista ha plasmado en la nota informativa.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Sin embargo, en un tercio de los titulares, su significado no se encuentra en el primer párrafo, como debería ser, sino en el segundo, tercero, cuarto y quinto párrafo y hasta más allá del sexto párrafo, hasta el 14, 15 y 18; e incluso en el 4.0% no está en ninguna parte de la noticia. El título debe decir lo esencial de la noticia, lo cual debe estar en el primer párrafo, por tanto, es relevante que el 34% del significado de los titulares no haya estado en correspondencia con el contenido del primer párrafo.

135

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Por otro lado, por su apego o no a los hechos, casi el 80.0% de los titulares son verdaderos, aunque un poco más de la quinta parte son cuestionables por manipuladores, inexactos o sesgados. Son titulares manipuladores aquellos que, aún siendo congruentes con el contenido de la noticia, incorporan elementos adicionales, extraños a la noticia, para abonar según sus conveniencias editoriales y sus alianzas con diferente sectores sociales. En ambos diarios son porcentajes mayores al diez por ciento, siendo más pronunciado en END.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

3. Lenguaje formal o coloquial, tipo de títulos, titulares elaborados a partir de causales y de consecuencias: Más de la mitad de los titulares de las notas informativas de primera plana de los diarios, utiliza un lenguaje formal, es decir, son más enunciativos y explícitos que coloquiales; genéricos, más que noticiosos; se refieren a un detalle noticioso, más que resumir la información

136

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
principal; y muchos más de ellos son elaborados a partir de las consecuencias, y menos desde las causas. El lenguaje formal u objetivo prevalece en cerca del 60% de los titulares; mientras que el 41.2% son coloquiales o conversacionales, y tienen un contenido emotivo. Estos últimos tienden a darle al titular una connotación determinada y, a veces, hasta un sesgo; y los primeros, se aproximan más a la objetividad.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Son mayoritarios en los diarios los titulares enunciativos y explícitos (un poco más de la mitad), los cuales expresan el hecho al cual se refieren. Además, se observan, de manera importante, dos tipos de titulares: los interpretativos (casi una quinta parte), que tratan de sintetizar los hechos; y los metafóricos, que son en sentido figurado. Muy pocos son sugerentes, amarillistas e hiperbólicos o exagerados.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

137

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Más de la mitad de los titulares son genéricos y los demás noticiosos. Estos últimos son explícitos en revelar novedades, y los primeros más bien son generales. Deberían prevalecer los noticiosos, pues los genéricos son más propios de revistas.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Menos de la tercera parte de los titulares son elaborados en relación a las causas de las noticias, y casi todo el resto, a partir de las consecuencias. Generalmente, no son las causas lo más importante.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

4. Extensión: Uno de los hallazgos más relevantes es que un poco más de la mitad de los titulares tiene entre cuatro y seis palabras y un poco menos de un tercio adicional, de siete a nueve, lo que pone de manifiesto una alta eficiencia de los editores en la elaboración de los titulares. Es excelente el promedio de palabras por titular: 5.75.

138

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Para lograr la síntesis descrita en el párrafo anterior, en un poco más del 90.0% de los titulares los editores utilizaron técnicas para ahorrar palabras, y sólo en el 6.9% no se utilizó ninguna. Las técnicas más usadas son: Elipsis o abreviaciones, así como Contracciones y Siglas. En una quinta parte de los titulares se utilizan signos convencionales, principalmente la cita textual.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

5. Uso de signos convencionales: El 78.7% de los titulares no utiliza signos convencionales como comillas, de interrogación, admiración, puntos suspensivos, paréntesis o monetarios, mientras que el 21.3% sí. Lo más utilizado es la Cita Textual (18.9%). No obstante, en una quinta parte de los títulos total o parcialmente entrecomillados como si fueran cita textual, ninguna de las fuentes de la noticia expresó tales palabras.

139

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

6. Extensión en líneas y pulgadas: Un poco más de las dos terceras partes de los titulares está escrito en una y dos líneas, siendo 37.5% de una línea y 30% de dos líneas. El promedio de líneas por titular es de 2.1. El esfuerzo de los tituladores por ofrecer titulares cortos se plasma en el hecho de que casi el 70% de los titulares está en una o dos líneas. Hay una creciente preocupación de los diarios por hacer cada vez más atractiva y ordenada su diagramación de la primera plana, lo que exige menos líneas en los titulares. Los diarios están tratando de ofrecer más titulares de sólo una línea.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Entre nueve y once y media pulgadas es la extensión más utilizada por los editores de los diarios para formular sus titulares de primera plana. Las dos terceras partes de los titulares tienen una extensión lineal de entre siete y doce y media pulgadas. El titular de menor extensión es de dos pulgadas, y el de mayor, de diecinueve pulgadas. El promedio es de 9.2 pulgadas.

140

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
7. Temas: La agenda política se impone en las portadas de los diarios, así como el enfoque negativo en la información. Veintiséis temas abordan los titulares de las notas informativas, pero uno de ellos, la política, representa más de la tercera parte; seguridad ciudadana, una quinta parte; y economía, una sexta parte. Cuatro temas más, Salud, Cultura, Educación y Medio Ambiente, se llevan otra sexta parte de los titulares. Quince temas adicionales tienen muy bajos porcentajes.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

En cuanto al enfoque, un poco menos de la quinta parte de los titulares de las noticias de primera plana son positivas. Casi el 60.0% tiene un enfoque negativo, a tono con el concepto de que las malas noticias son las preferidas por la mayoría de las audiencias, y, por tanto, eso es lo que deben servirle los medios de comunicación.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

141

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
8. Uso de verbos: Un poco más de las tres cuartas partes de los titulares tienen al menos un verbo, lo cual ayuda a dinamizar el titular. La mayoría de estos verbos está en tiempo presente, lo que contribuye a imprimirle al titular la urgencia de la inmediatez y actualidad que debe tener una noticia. Igualmente, el hecho de que más de la mitad de los títulos siga la estructura “SujetoVerbo”, le da una mayor claridad a los mismos.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Un poco menos de las tres cuartas partes de los titulares tiene un adjetivo, lo cual puede ayudar a precisar un hecho, por ejemplo, en intensidad y magnitud, pero en muchos casos introduce aspectos subjetivos que sesgan o desnaturalizan la noticia.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

142

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

II.

CONCLUSIONES
a) Los titulares de ambos diarios son formulados con una gran economía de palabras: un promedio de apenas 5.7 vocablos, lo que denota una alta eficiencia de los editores. El esfuerzo de los tituladores por ofrecer titulares cortos se plasma también en que una gran mayoría de los titulares está en una o dos líneas. Se observa un esfuerzo para ofrecer más titulares de sólo una línea. b) La utilización de verbos en gran parte de los titulares, la mayoría de ellos en tiempo presente, ayuda a dinamizar el titular y a imprimirle la urgencia de la inmediatez y actualidad que debe tener unan noticia. Igualmente, el hecho de que más de la mitad de los títulos siga la estructura “Sujeto-Verbo”, le da una mayor claridad a los mismos. c) Los principales vacíos en la titulación consisten en que casi la tercera parte no expresa por sí mismo el contenido principal de la nota informativa; y en que una cantidad similar no está en correspondencia con el contenido del primer párrafo de las notas informativas que encabezan. Además, un poco más de la quinta parte de los titulares son cuestionables por manipuladores, inexactos o sesgados; y de los que utilizan cita textual, en una quinta parte ninguna de las fuentes de la noticia expresó tales palabras. d) La agenda política se impone en las portadas de los diarios, así como el enfoque negativo en la información. e) El uso de adjetivos en los titulares, puede introducir aspectos subjetivos que sesgan o desnaturalizan la noticia.

III.

RECOMENDACIONES

1. Las recomendaciones son las siguientes: a) Lograr que todos los titulares expresen por sí mismo la noticia, sin ayuda de antetítulos, asteriscos o el contexto. b) Conseguir que el significado del titular siempre exprese el contenido principal de la entrada de la noticia. c) Utilizar entrecomillados a manera de cita textual en los titulares, sólo cuando alguna de las fuentes lo haya expresado literalmente. d) Distribuir a lo largo del diario la temática política, para que no siga concentrando tanto espacio en portada, y pueda aumentar la presencia de otros temas y también diversificarlos más. e) Utilizar adjetivos en los titulares sólo cuando sean imprescindibles, porque le dan precisión al significado del mismo. f) Mantener la síntesis de los titulares así como el uso de verbos en presente en los mismos.

143

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

IV.

ANALÍSIS LINGUÍSTICO DE LOS VERBOS EN LOS TITULARES

Licda. Nora Cuadra (lingüista)
Los verbos se consideran la parte medular del texto (información) porque son los elementos que describen los eventos. El verbo es la herramienta básico que tiene el periodista para hacer avanzar la frase y darle dinamismo. Según la muestra seleccionada, 50 títulos en total, el 66% tienen verbo manifiesto, el 16% tienen verbo elidido, mientras que el 18% no presentan forma verbal conjugada. La flexión verbal expresar en español número y persona y también tiempo y espectro. El número y la persona constituyen información relativa al sujeto, el modo refleja a su vez, ciertas facetas de la actitud del hablante, así como algunas características semánticas de los predicados en las oraciones que estos toman como argumentos. El tiempo es una categoría deíctica que permite ubicar directa o indirectamente los acontecimientos en relación con el momento en que se habla. En este estudio se abordan los accidentes gramaticales del modo y el tiempo verbales por considerarse importantes para la comprensión de la información que se brinda en un titular de periódico.

El tiempo
Si bien es cierto el tiempo verbal refleja una orientación temporal de los eventos respecto al momento de la enunciación, el oyente (lector) debe inscribir el titular en cierto dominio temporal para poder ser interpretado cabalmente así al información ausente puede ser proporcionada por el contexto. No todos los tiempos verbales se orientan directamente respecto del momento del habla (es decir el instante en que se emiten los enunciados), como es el caso de los siguientes titulares: Gemelitos mueren en El Trapiche, Acalde de León despoja de su cargo a concejal FSLN, Luis Enrique llora en su patria, Reabren tras enorme daño, cuyos verbos están en presente, sin embargo expresa un evento ocurrido previamente al momento en que se expresa la noticia, esto es, no coinciden el momento de la codificación (redacción de la noticia, en este caso) y el momento de la decodificación (lectura de la noticia). Los casos de los titulares anteriores son presentes para el redactor pero no para el lector. Podemos notar que en estos enunciados no existen matices deícticos o notas aclaratorias que le permitan al lector ubicarse en el tiempo en que realmente ocurrieron los eventos ya que los títulos son claros y no tienden confundir

144

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
al lector. En estos casos los titulares están estructurados de esa forma para cumplir con el principio de condensación de los titulares, es decir, emplear el menor número de palabras posible. Según la Nueva gramática de la lengua española “se llama presente de sucesos recientes o de pasado inmediato al que, como su nombre lo indica, se usa para expresar hechos acaecidos en cierto punto del pasado cercano al momento, así como para hacer referencia al resultado de estos” (2009: 1717). Esta situación es común en los titulares de periódicos, como los casos anteriores, lo que ocurre precisamente porque el redactor desea presentar como actual los eventos a los que se refiere. Y esto es así porque el redactor piensa en el lector y es por ello que da preferencia al momento de la descodificación (lectura de la noticia) en lugar del momento en que se escribió. Obviamente esto hace que el lector sienta que la noticia es reciente y le da la sensación de que está siendo informado en el momento en que se dan los acontecimientos. En titulares tales como: “Sembramos lluvia, y ahora cosechamos agua para cultivar”, “Caso Amalia es una emergencia médica”, “El bus viene sobre nosotros”, podemos advertir claramente que el reportero usa frases pronunciadas por otros. El tiempo verbal empleado en estos casos es el presente de sucesos recientes, es decir que estas frases fueron expresadas por los hablantes en el momento en que ocurrieron los eventos y que fueron tomadas por el reportero para dar mayor realce y actualidad a lo expresado. Quien lee el titular tiene la percepción de que lo ocurrido es reciente y por tanto se interesa en la noticia. El presente también se emplea para referirse a un hecho que ocupa cierta extensión temporal indeterminada. Los eventos expresados en los siguientes titulares: Crean red de solidaridad con haitianos, País no tiene recursos bélicos para amenazar, Piden cuentas a Chávez, permanecen en el tiempo y no necesariamente concluyeron en el momento del haba, sino que perduran. El énfasis puesto en el “presente histórico” responde a factores estructurales tales como la presión ejercida por la inmediatez, que obliga a los periódicos a buscar maneras de competir en una “actualidad” definida por sus rivales, por lo que la “presentificación” de los titulares sería una de esas respuestas. Además, el presente simple hace gala de una multifuncionalidad que le presta un atractivo adicional, pues vale tanto para infundir actualidad a hechos pasados (Gemelitos mueren en El Trapiche) como a acontecimientos futuros (“Prevén un año “difícil” para la siembra de granos”). Por otra parte, la mayor brevedad de las formas en presente simple frente a las expresadas en pretérito perfecto o futuro, resulta ventajosa para redactores sujetos a restricciones de espacio tipográfico, pues las formas del presente ocupan menos espacios que los otros tiempos verbales.

145

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Otra razón por la que se emplea con mayor frecuencia el presente de indicativo es porque el titular en presente, combinado con la supresión de elementos deícticos temporales (hoy, ayer, mañana...), tiene por efecto situar los acontecimientos aludidos en un presente estático y ahistórico, que únicamente se puede anclar en unas coordenadas temporales determinadas a través de la relación anafórica de sentido que mantienen con el texto que encabezan. De tal manera, titulares y cuerpo de noticias conforman una “estructura temporal extendida. Se observa la prevalencia del tiempo presente lo que se debe a que los titulares son más próximos en presente que en pasado, lo que atrae al lector y le da la sensación de que está siendo informado en el momento en que se dan los acontecimientos y además tiene la impresión de que está leyendo algo reciente. Pues todo periodista tiene claro que la noticia tiene por objeto resumir el presente social, ofrecer al ciudadano la presencia resumida de la realidad social que le envuelve, nadie está interesado en leer noticias que ya quedaron en el pasado. Es por esta razón que existe preferencia por el empleo del presente del indicativo y un rechazo por las formas verbales “débiles” o connotadas de incertidumbre o improbabilidad (con la salvedad del tiempo futuro). Otro tiempo verbal empleado en los titulares seleccionados es el pretérito imperfecto, cuya característica es que presenta las situaciones en su curso, es decir, enfocando su desarrollo interno sin aludir a su comienzo ni a su final, de manera que se oculta al receptor cualquier información relativa a sus límites. No puede dejarse de lado el hecho de que el uso del pretérito imperfecto requiere la vinculación temporal con otra situación pasada, así en: Agentes de la Unidad corrían graves riesgos, el lector percibe la información no como pasada sino que aún está ocurriendo no solo en le momento de la redacción de la noticia sino también en el momento en que se está informando (leyendo), es decir percibe una noticia como actual, que todavía tiene vigencia. Es como un presente en el pasado. Muy poco empleado es el pretérito indefinido: Bosawás perdió casi un 60%, Chávez pidió cuentas, Orteguismo se hizo del Canal 8. Este tiempo verbal expresa acciones realizadas y acabadas en el pasado pero el efecto de esa acción perdura en el presente, como en el caso de la pérdida sufrida por Bosawás o el hecho de que el orteguismo se haya convertido en dueño de canal ocho. Por tanto la información que se presenta capta la atención del lector puesto que se trata de una noticia actual. Otro tiempo empleado es el futuro simple, que expresa una situación posterior al momento de la enunciación: Ejército no legitimará a magistrados de pacto, Moratoria traerá graves consecuencias, en estos casos indica acciones que se van a realizar o que pueden ocurrir como consecuencia de algo. Su valor significativo indica imprecisión temporal y cierta eventualidad. En ambos casos se trata de advertencia sobre hechos presentes, lo que permite el lector estar

146

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
informado sobre algo que está ocurriendo, de manera que la información se considera actual, aun cuando se trate de acciones futuras. Nos atreveremos a esbozar una interpretación hipotética. Para comenzar, recordemos que en la práctica habitual del periodismo el modo futuro se reserva para situaciones determinadas. En algunas ocasiones, los periodistas necesitan anunciar determinados hechos que con casi absoluta certeza se van a producir y, sólo en estos casos concretos, emplean el tiempo futuro que también resulta atractivo a los ojos de los lectores al anunciarlos los que va a ocurrir. En todo caso, suele utilizarse el tiempo futuro de los verbos con mucha precaución para anunciar un futuro más o menos inmediato, porque rara vez se arriesgan los periódicos a aventurar hechos que pueden suceder a medio o largo plazo. En la muestra seleccionas se observan pocos titulares con verbos conjugados en futuro, y la razón es obvia: un hecho ocurrido en el pasado todavía posee mayor entidad ontológica que otros de estatuto hipotético como los que aún no han sucedido. En otras palabras, los periódicos no se arriesgan a presentar como hecho reales los acontecimientos venideros porque éstos pueden no ocurrir.

Titulares no verbales
Otra forma de titular las noticias es mediante titulares no verbales y los de verbo elidido: Nada claro en la matanza de Waslala, Rivas y Cia. ausentes en sesión AN, Unos 100 mil campesinos golpeados por “El Niño”, ¿Magistrado o médico forense?, Culpable por abuso de poder. Podemos ver claramente que estos titulares no verbales adolecen del anclaje en la actualidad que confieren los verbos, son estáticos, no expresan tiempo alguno, por lo que el lector debe remitirse al cuerpo de la noticia para su contextualización temporal. A nuestro modo de ver, interviene aquí un cúmulo de razones, a saber: la apropiación por los periódicos de pautas de titulación características de las revistas la preferencia de la opinión por las formas nominales; la multiplicación de los reportajes, comúnmente titulados con formas no verbales. El sintagma nominal –la forma dominante entre los titulares no verbales-, aparte de la economía lingüística que entraña la supresión del sintagma verbal (una ventaja muy conveniente a la hora de titular breves) y de su gran variedad estructural (comprende interjecciones, núcleos nominales con subordinadas y oraciones interrogativas o circunstanciales desarrollados en forma de cláusulas), presenta un atractivo adicional de orden semántico: “permite una visión integradora del acontecimiento en cuestión. Es decir, el titular nominal aspira a una presentación visual de los hechos en sí al margen de las acciones. A un periodismo trabado en la dura lucha por atraer a lectores bombardeados por la televisión y la radio con informaciones inconexas, las fórmulas panorámicas le resultan de gran utilidad a la hora de suministrarles condensaciones interpretativas de la realidad. Obligada a enfatizar el

147

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
aura de “actualidad” de sus noticias si pretende competir con éxito con los medios abanderados de la “inmediatez”, la prensa no tiene más opción que recurrir a los titulares en presente, o a los sintagmas nominales ( por ejemplo:Marcha contra la violencia, Reina Segoviana). Este tipo de titulares son, pues, preferidos por ser enunciados “atemporales” y de de gran predicamento. Para dar carácter de objetividad a la información los redactores en estos casos se han valido no sólo de los tiempos verbales que se han analizado anteriormente sino también del modo de los tiempos verbales. Así prevalece en los titulares el modo indicativo, que es un modo realis, por expresar los hechos como algo real y objetivo Utilizan en su mayoría verbos en tiempo presente del modo indicativo, con el fin de hacernos llegar su mensaje de forma más directa, viva, acorde con la realidad que experimenta, aporta al lenguaje un carácter más objetivo, logra en el lector una mayor identificación con la situación de la que se le está informando, pues según la gramática, los verbos en modo indicativo denotan seguridad; se usan para afirmar algo.

Uso de oraciones impersonales
La ausencia del sujeto en titulares como: Crean red de solidaridad con haitianos, Denuncian seria falla mecánica en buses rusos, Piden cuentas a Chávez, Prevén un año “difícil” para la siembra de granos, Señalan a Coordinador de CPC de fomentar las tomas de tierras, puede denotar la ausencia total de sujeto o bien éste puede recuperarse mediante el contexto (al leer la información a la que hace alusión el titular). La falta de un sujeto expreso en estos titulares sólo refleja un procedimiento estratégicos para suavizar o reducir la fuerza de un acto de habla cuyos efectos pueden no ser bien recibidos por el lector. También se trata de una estrategia para no implicar directamente a nadie en el hacho que se está informando o bien porque realmente se desconoce al sujeto que denuncia o realiza los eventos. En los casos de: Denuncian seria falla mecánica en buses rusos y Señalan a Coordinador de CPC de fomentar las tomas de tierras, donde se hacen acusaciones en contra de alguien, puede incluso indicar que es una presunción, o que no han confirmado la información recibida y, de esta manera evitan cualquier responsabilidad legal por algún error. Esta situación también implica que el reportero no tiene una fuete fidedigna de las denuncia o del señalamiento o bien no quiere implicar al informante. El uso de las oraciones impersonales, permite que los autores de estos textos manifiesten un menor compromiso respecto del contenido informativo, dado que transfieren la responsabilidad

148

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
a alguien que se oculta. También se puede inferir la actitud del emisor ante su mensaje, y concretamente en la forma como manifiesta el grado de certeza o duda de la información que aporta. De esta manera tanto el diario como el reportero, eluden cualquier responsabilidad legal ante lo dicho.

El modo
El modo que prevalece en los titulares seleccionados es el modo indicativ el cual expresa los hechos como algo real y objetivo. Esto es muy importante porque el lector siente que la noticia no es irreal o hipotética, sino que está siendo informado sobre hechos que están ocurriendo con certeza.

Sintax
En cuanto a la construcción sintáctica de estos titulares siguen el esquema sujeto-verbocomplementos. Igual las oraciones impersonales (Alteran actas como en el 2008, Reabren tras enorme daño), presentan la construcción verbo-complementos. En el siguiente grupo de titulares no sólo se sigue con el orden sintáctico de los elementos de la oración, según su función sintáctica sino que también el periodista desea destacar el sujeto, es decir hace énfasis en ellos y los pone de trasfondo y es por eso que les asigna una posición periférica al inicio de la oración. Es notorio cómo lo que interesa resaltar son los sujetos Gemelitos, Acalde de León, , Luis Enrique, , Wal-Mart puesto que ubica en primer lugar la información que se considera más relevante. La posición preverbal de estos sujetos advierte que se nos va a informar algo acerca de ellos. Existen otros titulares, aunque son muy pocos, que presentan una información incompleta para el lector: Bosawás perdió casi un 60%. Este titular no informa qué es exactamente lo que perdió Bosawás, porque podría tratarse de extensión territorial o bien de la pérdida de bosque. Igual ocurre con Se desmaya, este titular no nos da mayor información por tanto no despierta el interés del lector, sería conveniente especificar quien se desmaya o si el titular está empleado en forma metafórica.

149

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa Anexos
Titulares con verbo elidido 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. “Montealegre perseguido” Nada claro en la matanza de Waslala Rivas y Cia. ausentes en sesión AN Unos 100 mil campesinos golpeados por “El Niño” ¿Magistrado o médico forense? Culpable por abuso de poder Importadoras con graves afectaciones Tóxico sobre el 3-80

Titulares nominales 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. Caos en Corte Suprema El riesgo de caminar por el barrio Enésima”puñalada” de Alejandro Ruiz Hasta siempre, Salvador Leve ventaja PLC en RAAS Marcha contra la violencia Mensaje claro Orden de captura para violador un año después Reina Segoviana

Lista de titulares con verbos 1. 2. 3. 4. 5. 6. “Caso Amalia es una emergencia médica” “El bus viene sobre nosotros” “Sembramos lluvia, y ahora cosechamos agua para cultivar” Acalde de León despoja de su cargo a concejal FSLN Agentes de la Unidad corrían graves riesgos Alteran actas como en el 2008

150

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
7. Aumento de luz revela perverso círculo de Albanisa 8. Bosawás perdió casi un 60% 9. Chávez pidió cuentas 10. Congelación de mentira y hablan de otra alza 11. Crean red de solidaridad con haitianos 12. Denuncian seria falla mecánica en buses rusos 13. Drama de los 12 jóvenes muertos se prolonga 14. Ejército no legitimará a magistrados de pacto 15. Extraditado es sicario peligroso 16. Fiebre de hoy es fenómeno mediático 17. Gemelitos mueren en El Trapiche 18. Inversionistas siguen pesimistas 19. Luis Enrique llora en su patria 20. Moratoria traerá graves consecuencias 21. Nicaragua puede ser víctima del narcotráfico 22. Obispos abogan por un verdadero diálogo 23. Ortega presenta plan contra sequía 24. Orteguismo se hizo del Canal 8 25. País no tiene recursos bélicos para amenazar 26. Piden cuentas a Chávez 27. Policía protege a Solís y a Cuadra, dice Martínez 28. Prevén un año “difícil” para la siembra de granos 29. Reabren tras enorme daño 30. Se desmaya 31. Señalan a Coordinador de CPC de fomentar las tomas de tierras 32. Suecia pide fortalecer la democracia 33. Wal-Mart reitera plan de inversión

151

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

V.

INTERPRETACIÓN DE LAS TABLAS

A continuación se describen e interpretan cada una de las variables del estudio. P7. Orden de importancia Del total de titulares analizados, el 20.3% son los principales, los más importantes de cada edición, las “ocho columnas”, como se dice, aunque desde hace varios años los diarios ensancharon sus columnas y redujeron su número a seis. El 19.0% aparece en cuarto lugar de importancia; 18.3%, en tercero; 17.5% de quinto; 16.5% de sexto; 8.0% de séptimo; y 0.5% de séptimo. (NOTA: VER CRUCE ENTRE TITULARES PRINCIPALES Y LAS P11-P31). Independientemente del lugar de importancia en que fue publicado cada titular, todos aparecieron en primera plana, es decir, son los más relevantes de cada edición de los diarios. La muestra, por tanto, es de los más importantes titulares publicados en los primeros cuatro meses del año. La composición descrita en el primer párrafo, obedece a que la muestra incluyó todos los titulares de cada edición seleccionada. P8. Cantidad de columnas Casi el 90% de los titulares son a dos (31.0%), tres (27.0%), seis (19.6%) y una columna (10.9%). Cuatro columnas (6.7%) y cinco columnas (4.7%). Una quinta parte de los titulares corresponden a los principales de cada edición, generalmente publicados a seis columnas. El promedio es de 3.2 columnas por titular. P9. Extensión total del titular (pulgadas) El 64% de los titulares tiene una extensión lineal de entre siete y doce y media pulgadas. No obstante, la mayor concentración de titulares (45.2%) está en un rango más corto, de nueve y media a once y media pulgadas. El titular de menor extensión es de dos pulgadas, y el de mayor, de diecinueve pulgadas, este último, de dos o tres líneas. El 39% de los titulares tiene entre diez y once y media pulgadas; y el 19.4%, de cuatro a seis y media. El 6.5% tiene de una a tres y media; otro 6.5%, de trece a quince y media; y el 3.7%, más de dieciséis pulgadas. El promedio es de 9.2 pulgadas. Entre nueve y once y media pulgadas es la extensión más utilizada por los editores de los diarios para formular sus titulares de primera plana. No hay una relación directa entre la extensión en pulgadas del titular y la cantidad de palabras, pues hay titulares de pocos términos pero en un puntaje muy grande, como los de una sóla línea. Ajustarse a una extensión determinada supone una difícil exigencia para los tituladores, quienes no sólo deben expresar en pocas palabras la noticia, sino también que esos términos sean atractivos e impactantes para las audiencias.

152

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P10. ¿En cuántas líneas está escrito el titular? El 67.5% de los titulares está escrito en una y dos líneas, siendo 37.5% de una línea y 30% de dos líneas. El 20.8% está a tres líneas; el 9.4% a cuatro líneas; y el 2.2% a cinco líneas. El promedio de líneas por titular es de 2.1 El hecho de que casi el 70% de los titulares esté presentado en una o dos líneas, revela el esfuerzo de los tituladores por ofrecer titulares cortos. También pone de manifiesto la creciente preocupación de los diarios por hacer cada vez más atractiva y ordenada su diagramación de la primera plana, lo que exige menos líneas en los titulares. Los diarios están tratando de ofrecer más titulares de sólo una línea. P11. Cantidad de palabras del titular El 50.6% de los titulares están construidos con cuatro a seis palabras; el 30%, de siete a nueve palabras; el 14.6%, de una a tres palabras; el 4.5%, de diez a doce palabras; y 0.2%, más de doce palabras. Esto habla de una alta eficiencia de los editores en la elaboración de los titulares. Todos los titulares analizados tienen 2,316 palabras, por lo que, divididos entre los 403 títulos, el promedio de palabras por titular es 5.75, lo cual es excelente. Nota: las cifras se tomaron como que fueran una palabra. Se suma la cifra a la cantidad de letras. P12. ¿El significado del titular se corresponde con el contenido de la nota informativa? El 95.5% de los titulares de los diarios se corresponde con el contenido de las informaciones que encabezan. En el 83.6%, totalmente; el 9.4% en gran parte; y 2.5%, medianamente. El 3.7% de los titulares no concuerda con el contenido y el 0.7% sólo en una pequeña parte, totalizando 4.4% de no correspondencia. La casi totalidad de los titulares son congruentes con el contenido, es decir, enuncian o declaran lo que efectivamente el periodista ha redactado en la nota informativa, lo cual habla bien de los editores de ambos diarios que realizan esta función. Esto sólo se refiere a la congruencia en un sentido general, pues en otras variables se examinan aspectos más específicos como el uso de adjetivos o de signos como comillas, que le pueden dar un sentido específico al título, no congruente con la nota informativa. P13. ¿En qué párrafo de la noticia se encuentra el significado del titular? Cerca del 80% del significado de los titulares fue localizado en el primero (66.0%) y en el segundo (12.4%) párrafo de la información que encabezan. El 6.0% en el tercer párrafo, el 3.7% en el cuarto, y el 2.5% en el quinto. El 4.0% de los titulares no se corresponde con el contenido de la nota informativa. En el 4.5% de los casos, el significado del titular está en los párrafos, 6, 8, 9, 11, 12, 14, 15 y 18. En el 1% de los titulares el significado de éstos no se localizó en un párrafo específico, sino diseminado en todo el cuerpo de la noticia.

153

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
El título debe decir lo principal de la noticia y esto debe estar en el primer párrafo, por tanto es negativo que el 34% del significado de los titulares no haya estado en correspondencia con el contenido del primer párrafo de las notas informativas que encabezan. Pueden exceptuarse de esta lógica, aquellos titulares especiales, muy generales, que son excepcionales. Un problema adicional es que el 4.0% del significado de los titulares no tiene ninguna correspondencia con la nota informativa. Por otro lado, el 1% del sentido del titular, estaba disgregado la noticia. P14. ¿Qué tipo de lenguaje se utiliza en la escritura del titular? El 58.8% de los titulares de los diarios son neutros, es decir, están construidos técnicamente, con un lenguaje formal u objetivo; mientras que el 41.2% son coloquiales o conversacionales, y tienen un contenido emotivo. Los primeros, tienden a aproximarse más a la objetividad, y los segundos, a darle una connotación determinada y, a veces, hasta un sesgo al titular. P15. ¿De qué tipo es el titular? El 51.9% de los titulares son enunciativos y explícitos, es decir, expresan directamente el hecho al cual se refieren. El 22.3% son interpretativos, por lo tanto, están construidos en forma de síntesis de los hechos; el 13.4% son metafóricos, en sentido figurado; el 6.0% son sugerentes y el 5.0% amarillistas. El 1.5% son hiperbólicos o exagerados. Que sólo el 2.0% de los titulares de ambos diarios sean amarillistas o hiperbólicos, denota un aspecto positivo. En casi el 42% de los titulares, que son de tipo interpretativo metafóricos o sugerentes, la síntesis realizada y el sentido figurado empleado, podría restar alguna objetividad al titular, por un lado, pero por otro, ofrecer información más rápidamente o significados explícitos; y también hacerlos más atractivos. P16. Clasificación de los titulares Los titulares de los diarios son Genéricos (56.1%) y Noticiosos (43.9%). Los primeros son informativos, pero no noticiosos, como los segundos, que revelan por sí mismos algo novedoso y de interés general. No es un balance negativo, pero los títulos genéricos son más propios de publicaciones como las revistas. En los titulares de los diarios debe haber un marcado predominio de los noticiosos. P17. ¿El titular expresa por sí mismo la noticia? El 69% de los titulares de los diarios expresan por sí mismos la noticia que encabezan: de ellos, el 31.0% la expresa en gran parte; el 17.5%, expresa totalmente la noticia; y el 10.4%, medianamente. Estos aspectos son indicativos de la eficiencia de los titulares, los cuales tuvieron su plena realización sólo en el 17.5%, que fueron los que sin ayuda de otros elementos ajenos a sí mismos, lograron expresar la noticia. Hay un alto grado de dificultad para poder ofrecer en una frase breve el elemento central de la nota informativa que encabeza.

154

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Por otro lado, el 31% de los titulares no expresa por sí mismo la noticia, de los que el 30.3% no la manifiesta totalmente y el 0.7%, sólo en una pequeña parte (0.7%). Esto significa que un porcentaje considerable de los titulares se apoya en elementos adicionales al título para expresar el contenido, tales como antetítulos y asteriscos, no obstante que el titular debe ser completo por sí mismo. La misión del titular es decir por sí mismo la noticia, así que, cuando no lo logra, hay una deficiencia en la titulación. Hay hechos excepcionales en que los titulares son muy emotivos, genéricos y dramáticos, y se apartan de la lógica general de decir la noticia. P19. Por su apego o desapego a los hechos detallados en la noticia, el titular es: De acuerdo a su apego o desapego con la noticia, los titulares son Verdaderos (78,4%), Manipuladores (13.4%), Inexactos (4.5%), Sesgados (3.0%) y Falsos (0.7%). El 21.6% de los titulares son cuestionables por su inconsistencia respecto de la noticia que encabezan. En la P17 vimos que un considerable porcentaje de los titulares (30.3%), no manifiesta totalmente la noticia, pero tiene elementos reales, objetivos, que forman parte del hecho. No expresar totalmente la noticia, no implica falsedad. Esto explica que los titulares Verdaderos (78.4%), sean más que los que expresan por sí mismo la noticia (69%). P20. ¿El titular expresa una causalidad del hecho o se refiere a sus consecuencias? El 63.8% de los titulares fueron elaborados en relación a las consecuencias o efectos de los hechos noticiosos a los que se refieren. Por el contrario, el 32.0% son desde la perspectiva de las causas. El 4.2% no pudo ser clasificado en ninguno de estos dos aspectos. Estos resultados se ajustan al común de que las consecuencias generalmente son lo más relevante de un hecho y, por tanto, lo más noticioso. P21. En los casos en que el titular no expresa por sí mismo la noticia, ¿principalmente en qué se apoya? En los casos en los que los titulares no expresan por sí mismo la noticia, se apoyan en otros elementos para que la idea quede completa. Estos elementos son: Contexto (57.3%); Antetítulo (19.1%); Asteriscos (16.8%); y en fotos o pie de fotos (6.9%). Los títulos incompletos evidencian una debilidad en el titular. P22. ¿El título tiene algún verbo? El 77.2% de los titulares tiene al menos un verbo; y el 22.8% no lo tiene. Del total de titulares con verbos, el 25.5% tiene dos y hasta tres verbos. P23. Escriba el verbo que contiene el titular Falta analisis de los verbos sobre la función que realizan dentro del titular.

155

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P24. ¿En qué tiempo verbal está construido el título? El 62.9% de los verbos utilizados en los titulares están en tiempo presente; el 24.9% son atemporales; el 8.1% en pasado; el 2.8% en futuro; el 1.0% en participio; y el 0.3% en pasado y presente. Es positivo que tan alto porcentaje de los verbos esté en presente, pues este es el tiempo que denota inmediatez y actualidad, característica relevante para la publicación de noticias. P25. ¿El orden del título sigue la estructura Sujeto-Verbo-Predicado? El 54.1% de los titulares siguen la estructura Sujeto-Verbo-Predicado, y el 45.9%, no. Este orden le da mayor claridad a la estructura de los titulares. P26. y P27. ¿El titular tiene algún adjetivo? El 33.0% de los titulares tiene un adjetivo; y el 67.0% no lo tiene. Los adjetivos son principalmente calificativos. Más del 50% de los adjetivos tiene una connotación explícitamente negativa. Pueden contribuir a dar una dimensión más precisa sobre el hecho, o, a imprimirle un sesgo o un sentido que desnaturalice la magnitud de la información o de sus consecuencias. P28. ¿Cuáles son las técnicas para ahorrar palabras que se utilizan en el título? En el 93.05% de los titulares se utilizaron técnicas para ahorrar palabras, y sólo en el 6.95% no se utilizó ninguna. Las técnicas más usadas son: Elipsis o abreviaciones (44.7%); Contracciones (34.4%), Siglas (12.4%) y Calificativos populares o modismos (5.9%). En muchísimo menor grado en los títulos se utilizaron Paráfrasis (1.03%); Verbos monosilábicos (0.8%); Palabras en inglés (0.2%); Cantidades en números y no en letras (0.2%); y Signos de porcentaje (0.2%). P29. Tema del título El 72% de los títulos de los diarios se concentran en tres temas: Política (35.5%); Seguridad Ciudadana (20.1%); y Economía (16.4%). Cuatro temas más, significan el 16.6%, divididos así: Salud (6.0%), Cultura (5.2%), Educación (3.0%) y Medio Ambiente (2.5%). Un 6% adicional lo representan los temas: Seguridad Social y Pobreza (1.7% respectivamente), Deportes (1.5%) y Religión (1.2%). Quince temas más, representan el 5.2%, y son: Migración, Libertad de Expresión, Informática, Juventud, Energía Eléctrica, Empleo, Narcotráfico, Delitos sexuales, Jurídico, Sucesos, Entretenimiento, y Obras municipales. La agenda política es la que se impone en la primera plana de los diarios. P30. Anote si el titular contiene alguno de los siguientes elementos: El 78.7% de los titulares no utiliza signos convencionales como comillas, de interrogación, admiración, puntos suspensivos, paréntesis o monetarios, mientras que el 21.3% sí. Lo más utilizado es la Cita Textual (18.9%). No obstante, en el 22.4% de los casos de títulos total o parcialmente entrecomillados como si fueran cita textual, ninguna de las fuentes que aparecen en la noticia expresó tales palabras.

156

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Hay un abuso en el uso de las comillas. Se da a entender que una frase fue dicha por una de las fuentes que aparece en la información, cuando en realidad no es así, sino producto del editor como un mecanismo amañado y no ético para darle fuerza al titular. P31. Enfoque del titular El 59.6% de los titulares de los diarios LP y END tienen un enfoque negativo; el 21.6% tiene un enfoque neutro; y el 18.9%, positivo. Lamentablemente, las noticias negativas son las preferidas de la mayoría de las audiencias de los medios de comunicación masivas, y éstos parecen seguir la lógica de satisfacer esas necesidades informativas.

157

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

ANÁLISIS COMPARATIVO PRINCIPALES RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN SOBRE LOS TITULARES EN END - LP
I. RESUMEN COMPARATIVO
Doce de los resultados comparativos más relevantes entre LP y END, son presentados resumidamente a continuación. 1. En promedio, LP le da una extensión mayor en una pulgada a sus titulares, que END, el cual utiliza dos líneas por titular, y LP, 2.1. Hay un mejor aprovechamiento de su primera plana, de parte de END.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

158

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
El promedio de palabras utilizadas por LP es de 5.56 palabras por titular; y para END, 5.93 palabras. Globalmente, LP utiliza el 2.55% menos de palabras que END en la construcción de sus titulares, lo que representa una ventaja sobre su competidor.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

2. LP tiene una ligera ventaja sobre LP de 3% en cuanto a total correspondencia entre titulares y contenido.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

3. El hecho de que el 29.5% de los titulares de END y el 28.6% de los de LP no estén contenidos en la entrada, implica una deficiencia en la titulación o en la redacción de la nota informativa. También es una insuficiencia que el significado del 5.5% de los títulos de END no se encuentre en ninguno de los párrafos de las noticias que encabezan. Para LP es 2.5%.

159

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

4. LP tiene el 11.5% más de titulares formales que END. Este último presenta un mejor balance en el uso de los lenguajes formal y coloquial. Es posible que esta diferencia se deba a los públicos a quienes van dirigidos sus mensajes.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

5. END presenta más titulares noticiosos (45.0%) que LP (42.9%). En consecuencia, LP tiene más títulos genéricos (57.1%) que END (55.0%). Los titulares noticiosos suelen ser más precisos, pero los genéricos podrían ser más expresivos. No obstante, dado que se trata de diarios, debe prevalecer el titular noticioso. Los genéricos son más propios de revistas. Debe considerarse una ventaja de END.

160

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

6. El 33.5% de los titulares de END no expresan por sí mismos la noticia, mientras que en LP es el 28.6%. El 71.5% de los titulares de LP expresan por sí mismos la noticia, así como el 66.5% de los de END, lo que implica una ligera ventaja de parte del primero.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

161

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

7. En ambos diarios prevalecen los titulares que ofrecen un detalle de la noticia (END: 60% y LP: 57.1%), sin embargo, en END es un poco mayor. Los titulares que resumen son mayoritarios en LP (41.4%) por sobre 39.5%, de END. Los titulares de detalle suelen ser más noticiosos, por lo que hay una ventaja de END.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

8. Por su apego o no a los hechos detallados en la noticia, el 81.8% de los titulares de LP son verdaderos, y el 75.0% de END. Son titulares manipuladores el 16.0% de END y el 10.8% de LP. Son inexactos y sesgados, 4.5% y 3.5% de END, y 4.4% y 2.5% de LP. Titulares falsos, que nada tienen que ver con la noticia, sólo son 1.0% de END y 0.5% de LP. Ventaja de LP.

162

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

9. La agenda política de LP es un poco más cargada que END, con 38.4% y 32.5%, respectivamente. En Seguridad Ciudadana y Economía, son similares: 20.2% y 17.7% LP y 20.0% y 15.0%, END. En Salud y Cultura, END duplica a LP con 8% y 7%, contra 3.9% y 3.4%. Ventaja para END con menos titulares de Política y más de Salud y Cultura.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

10. Las palabras que aparecen entre comillas en el 7.5% de los titulares de END, no fueron dichas por ninguna de las fuentes que aparecen en la noticia. En LP, sólo el 0.99%. Esto es una debilidad de la titulación, pues en los titulares se aparenta una atribución que no existe, porque ninguna fuente respalda el entrecomillado. Desventaja de END.

163

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

11. Ambos diarios tienen un comportamiento similar. En enfoque negativo, END %) apenas un poco menos que LP; en enfoque positivo, LP un poco arriba; y en neutro, END un poco mejor.

Fuente: Investigación sobre la Nota Informativa en LP y END, enero-abril 2010.

164

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
12. Más titulares de LP (80.3%) tienen al menos un verbo en su escritura, que los de END (74.0). La mayor parte de los verbos utilizados en los titulares de primera plana de ambos diarios están en tiempo presente. En LP (66.7%) y en END (59.2%).

II. INTERPRETACIÓN DE LAS TABLAS
Seguidamente realizamos un examen comparativo entre LP y END por cada una de las variables utilizadas en este estudio. P8. Cantidad de columnas El 25.0% de los titulares de END son a seis columnas, es decir, los títulos principales, mientras que los de LP son el 14.3%. En ambos diarios los titulares más frecuentes son a dos columnas y con el mismo porcentaje (31.0%). A tres columnas, LP (29.6%) y END (24.5%); a una, END (11.5%) y LP (10.3%). Los titulares minoritarios son a cuatro y cinco columnas (LP: 8.4% y 6.4%; y END (5.0% y 3.0%). Se debe anotar que titulares a cinco columnas también pueden ser los principales de una edición. P9. Extensión total del titular (pulgadas) La mayoría de los titulares tienen una extensión de diez a doce y media pulgadas: LP: (41.4%) y END (40.0%). El segundo rango en extensión con más titulares, es el de siete a nueve y media pulgadas, en el que END tiene 29.5% y LP, 17.2%. En el rango de cuatro a seis y media pulgadas, están similares, teniendo END (20.5%) y LP (18.2%). Los titulares de más de once y media pulgadas, van a dos o tres columnas. En el rango más corto, de una a tres y media pulgadas, LP tiene un poco más de titulares (6.9%), que END (6.0%). LP tiene más de mayor extensión, por ejemplo, de trece a quince y media pulgadas (LP: 9.9%; END: 6.0%) y en los de más de dieciséis pulgadas (LP: 6.4%; END: 1.0%). Uniendo los dos rangos de menor extensión, END tiene el 26.5% de los titulares entre una y seis y media pulgadas y LP 25.1%. Al unir los tres rangos de menor extensión, es decir, de una a nueve y media pulgadas, END marca 56.0%, contra 42.3%, de LP. En promedio, LP le da una extensión mayor en una pulgada a sus titulares (9.73), que END (8.72), con la consiguiente ventaja para este último. P10. ¿En cuántas líneas está escrito el titular? Ambos diarios escriben sus titulares más o menos en la misma cantidad de líneas. El 91.0% de los de END, tiene un 5.3% más de titulares a una, dos y tres líneas, que LP (85.7%). Por su parte, LP tiene más titulares de cuatro líneas: 12.3% contra 6.5%. La mayor parte de la ventaja de END está en sus titulares de una sóla línea (39.5%), contra LP que tiene (35.5%). En promedio general, END utiliza dos líneas por titular, y LP, 2.1. Hay un mejor aprovechamiento de su primera plana, de parte de END.

165

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P11. Cantidad de palabras del titular El diario LP elabora titulares más cortos, es decir, con menos palabras, que END. En títulos de una a seis palabras LP tiene 69.0% y END 61.5%; de siete a nueve palabras, 28.1% contra 32.0%. Esto se mantiene en los titulares de mayor extensión, de diez a doce palabras, en los que LP tiene 3.0% y END 6.0%. El promedio de palabras utilizadas por LP en sus titulares de cada edición de cinco notas informativas es de 28, a un promedio de 5.56 palabras por titular; y para END, 29 y 5.93 palabras respectivamente. Globalmente, LP utiliza el 2.55% menos de palabras que END en la construcción de sus titulares, lo que representa una ventaja sobre su competidor. P12. ¿El significado del titular se corresponde con el contenido de la nota informativa? El significado de los titulares de END y LP únicamente no se corresponde con el contenido en un 3.0% en el primero, y 3.5% en el segundo, es decir, hay fidelidad y congruencia en la casi totalidad de los titulares con el contenido de la nota informativa en ambos diarios. En END hay correspondencia total en el 82.0% de los titulares; en gran parte (5.5%) y medianamente (9.5%). En LP, la correspondencia total es de 85.2%, en gran parte (1.97%) y medianamente (9.36%). LP tiene una ligera ventaja sobre LP de 3% en cuanto a total correspondencia entre titulares y contenido. P13. ¿En qué párrafo de la noticia se encuentra el significado del titular? El significado del titular se encuentra principalmente en el primer párrafo de la noticia, en LP (71.4%) y en END (60.5%). En el segundo párrafo, END (14.5%) y LP (10.3%). Primero y segundo párrafos suman, respectivamente, LP (81.7% y END (75.0). Lo principal de una noticia debe estar en el primer párrafo y eso es precisamente lo que debe expresar el titular, por lo tanto el hecho de que el 29.5% de los titulares de END y el 28.6% de los de LP no estén contenidos en el primer párrafo, implica una deficiencia en la titulación o en la redacción de la nota informativa. Podría ocurrir que el editor identifique la noticia en un párrafo de la noticia distinto al primero, y sobre eso escribirá su título, sin modificar la nota. También puede suceder que el editor discrepe con el periodista sobre lo que es más noticioso. Podría estar pasando que la nota esté escrita como crónica, pero son excepciones, pues casi todas las noticias están formuladas bajo el concepto de la pirámide invertida, es decir, de mayor a menor importancia. También es una insuficiencia que el significado del 5.5% de los títulos de END no se encuentre en ninguno de los párrafos de las noticias que encabezan. Para LP es 2.5%. Esto implica una titulación al margen del contenido o que los títulos son muy generales, sugerentes, metafóricos o como juegos de palabras.

166

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
De los demás titulares, el 7.5% de los de END tiene su significado en el tercer párrafo; el 3.0% en el cuarto; 2.0% en el quinto; 1% en cada uno de los párrafos 9, 8, 16,11 y 6. El 1.5% está en los párrafos 14, 15 y 18; y el 0.5% está distribuido a lo largo de toda la nota. En cuanto a LP, el significado del titular está en el cuarto (4.4%) y tercer párrafo (4.4%); 3.0% en el quinto; 1.5% en el noveno, al igual, que en el cuerpo de la nota. El 1% adicional está en el párrafo 15 (0.5%) y el 12 (0.5%). P14. ¿Qué tipo de lenguaje se utiliza en la escritura del titular? El lenguaje que prevalece en los titulares de ambos diarios, es el formal, neutro o técnico (LP: 64.5% y END: 53.0%), sobre el coloquial, conversacional o emotivo (END: 47.0%, LP: 35.5%). Como se observa, en LP hay muchos más titulares formales, superando en 11.5% a END. Este último diario presenta un mejor balance en el uso de ambos lenguajes. LP utiliza más el lenguaje formal. Es posible que esta diferencia se deba a los públicos a quienes van dirigidos sus mensajes. P15. ¿De qué tipo es el titular? Los titulares de tipo enunciativo o explícitos prevalecen en LP y END (57.6% y 46.0%). END tiene más titulares interpretativos (27.0%) que LP (17.7%). El tipo interpretativo puede ser más atractivo, pero corre un mayor riesgo de subjetividad. En los metafóricos, LP (14.3%) y END (12.5%). Los sugerentes son más en END (7.0%) y LP (4.9%). En titulares amarillistas casi igual, END (5.0%) y LP (4.9%). En titulares hiperbólicos o exagerados, END supera a LP, 2.5% contra 0.5%. En general, en los titulares interpretativos, metafóricos, sugerentes, amarillistas e hiperbólicos, hay un mayor margen de subjetividad y, por tanto, de alejarse de los hechos. Pero puede haber titulares interpretativos metafóricos y sugerentes que sean objetivos, no así los amarillistas e hiperbólicos cuya naturaleza está en la exageración y deformación de los hechos. Estos últimos son el 7.5% en END y 5.4% en LP. P16. Clasificación de los titulares END presenta más titulares noticiosos (45.0%) que LP (42.9%). En consecuencia, LP tiene más títulos genéricos (57.1%) que END (55.0%). Los titulares noticiosos suelen ser más precisos, pero los genéricos podrían ser más expresivos. No obstante, dado que se trata de diarios, debe prevalecer el titular noticioso. Los genéricos son más propios de revistas. Debe considerarse una ventaja de END. P17. ¿El titular expresa por sí mismo la noticia? El 33.5% de los titulares de END no expresan por sí mismos la noticia, mientras que en LP es el 28.6%. El 71.5% de los titulares de LP expresan por sí mismos la noticia, así como el 66.5% de los de END, lo que implica una ligera ventaja de parte del primero. Estos porcentajes denotan insuficiencias en la titulación, pues los titulares deben expresar por sí solos lo fundamental de la información que encabezan. No obstante, ya es costumbre en los diarios nacionales, que el titular diga sólo una parte de la noticia, y que el resto esté en el antetítulo, asteriscos o en el contexto.

167

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
El contexto funciona especialmente cuando la información no es un hecho noticioso que nace y muere en 24 horas, sino que forma parte de un proceso y permanece en agenda informativa durante varios días. Por tanto, el contexto incluye las ediciones anteriores del diario, en particular la del día previo, y algunas veces los editores titulan como si las audiencias estuvieran obligadas a saber lo que se dijo el día anterior sobre ese mismo hecho. P19. Por su apego o no a los hechos detallados en la noticia, el titular es: Por su apego o desapego a los hechos detallados en la noticia, el 81.8% de los titulares de LP son verdaderos, y el 75.0% de END. Son titulares manipuladores el 16.0% de END y el 10.8% de LP. Son inexactos y sesgados, 4.5% y 3.5% de END, y 4.4% y 2.5% de LP. Titulares falsos, que nada tienen que ver con la noticia, sólo son 1.0% de END y 0.5% de LP. Son titulares manipuladores aquellos que, aún siendo congruentes con el contenido de la noticia, incorporan elementos adicionales, extraños a la noticia, para abonar según sus conveniencias editoriales y sus alianzas con diferente sectores sociales. Los porcentajes, en ambos casos mayores al diez por ciento, deben tomarse en cuenta, para procurar eliminar este tipo de titulación. Ventaja de LP. P20. ¿El titular expresa una causalidad del hecho o se refiere a sus consecuencias? En los titulares prevalece su elaboración desde las consecuencias de la noticia, con 66.5% para END y 61.1%, LP. A partir de que los títulos expresan una causalidad, LP (33.5%) y END (30.5%). Una mínima parte de los títulos no expresan consecuencia ni causalidad. Son 3.0% de END y 5.4% de LP. Las consecuencias de un hecho suelen generar noticias, no el hecho mismo, sobre todo cuando las repercusiones son negativas. El hecho de que más titulares fueran elaborados a partir de las consecuencias y no de las causas, es perfectamente coherente con esta condición de la realidad. P21. En los casos en que el titular no expresa por sí mismo la noticia, ¿principalmente en qué se apoya? Cuando los titulares no expresan por sí mismo la noticia, para poder decirla los editores se apoyan sobre todo en el contexto (LP: 61.9%; y END: 52.9%). El segundo apoyo más importante para END son los asteriscos (32.4%), y para LP, los antetítulos (26.2%). Los títulos de LP no se apoyan en asteriscos, porque no suelen utilizarlos en sus primeras planas, como END. Además, END se apoya en antetítulos (12.5%), al igual que LP (11.9%). Otro apoyo, son fotos y pies de fotos, con 2.2% por igual ambos diarios. La regla es que el titular diga la noticia por sí mismo, pero, como vimos antes, el 33.5% en END y el 28.6% en LP, no cumplen con ello. Muchas veces, cuando se trata de un proceso noticioso que ocurre durante varios días, los diarios dan por hecho que los lectores están informados al respecto, y entonces los titulares son incompletos, porque se apoyan en el contexto.

168

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Hay excepciones, en noticias de alto impacto, en que el titular privilegia lo emocional, y no le interesa un título noticioso, pero en los demás casos, es una deficiencia, dada la dificultad de decir un asunto en tan pocas palabras. Por su alto porcentaje, se ha convertido en una mala costumbre dejar incompleto el titular, y completarlo con asteriscos y antetítulos. P22. ¿El título tiene algún verbo? Más titulares de LP (80.3%) tienen al menos un verbo en su escritura, que los de END (74.0). Del total de verbos utilizados en los titulares de primera plana de ambos diarios, LP tiene 52.4% 6 END 47.6%. El 50.5% de los titulares de END contiene un verbo, y en LP, el 49.5%. El 28.3% de los titulares de END tienen dos verbos y algunos, hasta tres. En LP, el 20.1% de los titulares tiene más de un verbo. P24. ¿En qué tiempo verbal está construido el título? La mayor parte de los verbos utilizados en los titulares de primera plana de ambos diarios están en tiempo presente. En LP (66.7%) y en END (59.2%). El 27.0% de los verbos de END son atemporales, y en LP, 22.7%. Una mínima parte está en otros tiempos. En pasado (END: 8.7% y LP: 7.6%); en futuro (END: 4.1% y LP: 1.5%); en participio (LP: 1.5% y END: 0.5%). Y, en pasado y presente (END: 0.5%). P25. ¿El orden del título sigue la estructura Sujeto-Verbo? El 58.1% de los titulares de LP siguen la estructura Sujeto-Verbo; y 50.0% en END. Esta estructura le da una mayor legibilidad y comprensión a los titulares. P28. ¿Cuáles son las técnicas para ahorrar palabras que se utilizan en el título? Ambos diarios utilizan casi en la misma proporción, las mismas técnicas para ahorrar palabras y lograr que sus titulares sean más cortos. La técnica más utilizada es la Elipsis o Abreviación (END: 68.0% y LP: 67.5%). Le siguen, Contracciones (LP: 53.2% y END: 51.0%); Siglas (LP: 20.2% y END 17.5%); Calificativos populares o modismos (END: 10.5% y LP: 7.4%. En una mínima parte de los titulares no se aplicó ninguna técnica, siendo 8.4% en LP y 5.5% en END. P29. Tema del título La agenda temática de ambos diarios es casi igual en los temas más importantes. Por un lado los cinco temas más abordados por END lo son también para LP: Política, Seguridad Ciudadana, Economía, Salud y Cultura. Estos cinco temas concentran el 82.5% y 83.6%, en END y LP. Ambos están igual en diversidad temática, con 27 temas cada uno. La agenda política de LP es un poco más cargada que END, con 38.4% y 32.5%, respectivamente. En Seguridad Ciudadana y Economía, son similares: 20.2% y 17.7% LP y 20.0% y 15.0%, END. En Salud y Cultura, END duplica a LP con 8% y 7%, contra 3.9% y 3.4%. Ventaja para END con menos titulares de Política y más de Salud y Cultura.

169

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
P30. Anote si el titular contiene alguno de los siguientes elementos: En los titulares de END hay más uso de signos convencionales (26.5%) como comillas, interrogación, admiración, etcétera, que en LP (16.3%). El 24.5% de los titulares de END tiene algunas palabras entre comillas, mientras que en los de LP es el 13.3%. El 1.5% de los titulares de ambos diarios utiliza signos de interrogación y el 0.5%, de admiración. Las palabras que aparecen entre comillas en el 7.5% de los titulares de END, no fueron dichas por ninguna de las fuentes que aparecen en la noticia. En LP, sólo es el 0.99%. Esto es una debilidad de la titulación, pues en los titulares se aparenta una atribución que no existe, porque ninguna fuente respalda el entrecomillado. Desventaja de END. P31. Enfoque del titular Los titulares de END tienen una ligera ventaja sobre los de LP en cuanto a que un mayor porcentaje (56.6%) son de enfoque positivo. Igualmente, sus titulares negativos son menos (49.2%). LP registra 43.4% y 50.8%, en ambos casos. En cuanto al enfoque neutro, los titulares de LP representan el 55.2%, y los de END (44.8%). En este último caso, es punto para LP. Managua, mayo 31 del 2010.

170

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN SOBRE LOS TITULARES PERIODÍSTICOS
I. Objetivos

Contrastar los elementos fundamentales de la teoría de la comunicación social sobre los Titulares periodísticos, con los titulares que encabezan las noticias publicadas en primera plana por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END entre enero y abril del 2010, a fin de identificar si en la práctica se observan los parámetros establecidos por los especialistas, así como los desencuentros o vacíos que haya en este sentido, emitir conclusiones y formular recomendaciones para mejorar el ejercicio del periodismo mediante la titulación de notas informativas. Objetivos generales: 1. Determinar si los titulares publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END), se ajustan al precepto teórico de que deben decir por sí mismos, sin la ayuda de otros elementos como antetítulo o asteriscos, la esencia de la noticia. 2. Precisar si el significado de los titulares publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END), tiene una correspondencia con el contenido del primer párrafo de la noticia. 3. Identificar las técnicas para ahorrar palabras (abreviaciones, contracciones, siglas, modismos, etc.), utilizadas en los titulares publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END). 4. Cuantificar la extensión en palabras, columnas y pulgadas lineales, de los titulares publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END). Objetivos específicos: 1. Establecer el tipo de lenguaje (formal o coloquial) y el tipo de formulación (Enunciativo y Explícito; Sugerente; De interrogación; Amarillista/Sensacionalista; Metafórico; Hiperbólico; etc) de los titulares publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END). 2. Comprobar si los titulares publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END), utilizan verbos y adjetivos; el tiempo verbal; y si siguen la estructura gramatical Sujeto-Verbo. 3. Clasificar de manera general (Noticiosos o genéricos) los titulares publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END). 4. Identificar si los titulares publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END), resumen o se refieren a un detalle de la noticia; y si parten de las causas o las consecuencias de los hechos. 5. Precisar si los titulares publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END), por su apego o no a los hechos noticiosos son: Sesgados; Manipuladores; u Objetivos. 6. Determinar los temas abordados en los titulares publicados por los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END), así como sus enfoques (positivo y negativo).

171

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa II. Construcción de un marco teórico

El referente general para esta investigación es la teoría sobre los titulares, para lo cual se construyó un marco teórico principalmente a partir de los autores Juan Nadal Palazón –y citados por él, Alarcos Llorach, Genette, Halliday, Dijk, Casado--, Gonzalo Martín Vivaldi, Alex Grijelmo, Vicente Leñero y Carlos Marín, Ricardo Cardet y Silvia Hurtado González –quien cita a Antonio López Hidalgo, Elena Méndez García de Paredes--, cuyos planteamientos básicos determinaron los objetivos a plantear. Los elementos esenciales de este referencial teórico están relacionados con que lo más importante del texto periodístico, son los titulares, dadas sus funciones de identificar, situar, valorar y conferirle relieve a la noticia, destacando especialmente un aspecto del contenido de la noticia, siempre con un sustrato ideológico relacionado con la política editorial del medio. La misión fundamental del titular debe ser expresar la noticia por sí mismo, aunque se toma en cuenta el rol complementario de antetítulos y asteriscos así como el papel del contexto. Igualmente se utiliza la teoría sobre el uso de verbos, el modo y tiempo; la adjetivación y sus efectos, así como la sustantivación de verbos y adjetivos; los tipos de titulares y diferentes clasificaciones de los mismos; la brevedad de los títulos y las técnicas que utilizan los editores para ahorrar palabras; entre otros aspectos.

III.

Definición del universo y de la muestra

El diseño de la investigación contempla que el universo son todos los titulares que encabezan noticias de primera plana en las ediciones impresas de los diarios La Prensa (LP) y El Nuevo Diario (END) publicadas entre enero y abril del 2010, es decir, unos 240 periódicos. La muestra es de 403 titulares de primera plana, 203 de LP y 200 de END. Se tomaron titulares de diez días de cada uno de los meses de enero a abril del 2009. No se tomaron en cuenta los títulos de reportajes, crónicas, entrevistas o de fotografías, ni aquellos que sin estar acompañados de contenido, cumplían el rol de anunciar o adelantar una información. Cuando no se obtenía cinco titulares para su análisis en una edición, los que faltaran se tomaban de otra. Tanto por la cantidad de informaciones como por el hecho de que éstas son las más importantes de los diarios al ser publicadas en la primera plana, que es la vitrina de los periódicos, el lugar reservado para la difusión de los hechos principales ocurridos el día anterior, la muestra es totalmente representativa, es decir, los resultados del análisis serán válidos para la totalidad de las notas informativas más relevantes publicadas en esos cuatro meses. Fueron excluidos de la muestra dos tipos de materiales periodísticos: por un lado, aquellos pertenecientes a otros géneros periodísticos como entrevistas, crónicas y reportajes; y por otro, los textos internacionales o de otro tipo, no elaborados por la planta de redactores de los diarios.

172

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
La selección de diarios impresos de los meses de enero hasta abril de este año, tiene la intencionalidad de que el análisis se haga sobre las publicaciones más recientes. De hecho, al comenzar la investigación, aún no había transcurrido el mes de abril, pero se fue avanzando con los titulares de las noticias de los tres primeros meses del año, y se completó luego que transcurriera el último mes del período seleccionado.

IV.

Definición de las variables

Se formularon 28 preguntas, cada una de las cuales se elaboró a partir de los objetivos. Casi todas las preguntas son de orden cerrado, con una codificación previa, así que sólo algunas tuvieron que ser codificadas posterior al trabajo de campo o de laboratorio.

V.

Elaboración de una hoja extractora de datos o cuestionario

El cuestionario se convirtió en una hoja extractora de datos que guió el trabajo de campo, pues se aplicó a los titulares de las notas informativas de primera plana, seleccionados. Este instrumento de recolección de información fue sometido a pruebas mediante un trabajo piloto con varios titulares de noticias de primera plana de los diarios, lo que sirvió para detectar algunos vacíos y para validar la hoja extractora de datos en lo general.

VI.

Aplicación de la hoja a la muestra y llenado de la misma

Fueron reproducidas tantas hojas extractoras de datos como indica la muestra, de modo que cada titular tuvo la suya para ser llenada minuciosamente, lo cual demandó una lectura detenida de cada título y del primer párrafo de la noticia, y, en algunos casos, de la nota informativa completa, en busca de respuestas a las variables. La revisión de los diarios para extraer los datos requeridos por las preguntas del instrumento de recolección de información, se efectuó en la sala hemerográfica de la Biblioteca José Coronel Urtecho de la Universidad Centroamericana (UCA).

VII.

Revisión de de los cuestionarios u hojas extractoras llenadas

Tras la extracción de la información de cada titular de la muestra, se procedió a la revisión de cada documento para buscar inconsistencias o vacíos y subsanarlos

VIII. Codificación de las hojas
Luego de revisar las hojas y de subsanar las inconsistencias identificadas, se procedió a la codificación de las respuestas a las preguntas abiertas o de las respuestas a los “Otros” que aparece al final de las opciones para las interrogantes cerradas. El objetivo es que todas las respuestas en palabras, quedaran con su respectiva numeración.

173

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa IX. Elaboración del programa de procesamiento en SPSS

Fue elaborado el programa de procesamiento, insertando las variables y sus opciones de respuesta codificadas, en el sistema de procesamiento automático de datos conocido como SPSS.

X.

Construcción de base de datos en SPSS

Una vez finalizada la codificación, se procedió a elaborar la base de datos, digitalizando los números correspondientes a las respuestas, en total, un poco más de ocho mil datos. Después se revisó exhaustivamente la base de datos para corregir errores de digitación y de cualquier tipo.

XI.

Procesamiento automatizado de la base de datos y generación de las tablas

Una vez limpia de errores, la base de datos es procesada, y se generan automáticamente las tablas, en las cuales aparecen las frecuencias y el porcentaje correspondencia de las diferentes opciones de cada pregunta.

XII.

Descripción e interpretación de las tablas

La descripción de las tablas consiste en decir narrativamente lo que está expuesto en números y porcentajes, y la interpretación, en explicar su significado. Algunas veces el significado está en relación u oposición a otras tablas.

XIII. Elaboración de gráficos
Se graficaron los datos acerca de los hallazgos más relevantes, tanto generales, como individuales para cada uno de los diarios. Se utilizaron gráficos de barras y de pasteles, algunos de ellos en tres dimensiones y con colores que combinan y le dan atractivo a los mismos.

XIV. Elaboración del Informe Final
Para el Informe final se redactó un resumen ejecutivo en el que aparecen los hallazgos más relevantes y a los cuales se incorporaron las gráficas. A continuación hay un detalle de los resultados de cada una de las variables; luego un resumen de los principales hallazgos del análisis comparativo LPEND, y los resultados de todas las variables. Finalmente, el marco teórico utilizada y la metodología mediante la cual se realizó el estudio. En el anexo digital se agregan las tablas, la base de datos y la hoja extractora de datos o cuestionario.

174

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

REFERENCIAS TEÓRICAS SOBRE LOS TITULARES PERIODÍSTICOS
Los titulares: el poder del texto periodístico
Guillermo Cortés Domínguez (*) La noticia del terremoto que causó más de veinte mil muertos y destruyó la capital Managua en 1972, fue titulada en el diario La Prensa, por el editor Horacio Ruiz, con una idea terrible y compacta de solo cinco palabras: Un ensayo del juicio final. Cinco años después, su viejo compañero de labores, Danilo Aguirre Solís, tras el funeral del Director de este diario asesinado por la dictadura somocista, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, tituló: Los enterrados serán ellos. El titular sobre el cataclismo expresa en toda su intensidad la tragedia, el dolor y el dramatismo, de una forma memorable; y el del sepelio del Mártir de las Libertades Públicas, fue una profecía que se cumplió apenas dos años y medio más tarde, cuando se derrumbó la dictadura tras una insurrección popular armada. Por eso lo más importante del texto periodístico, son los titulares. El encabezar los contenidos, y en letra bastante mayor que la del texto base, los titulares son como un enorme rótulo vibrante, colorido y dinámico, que atraen y fascinan a los lectores. Por su función señalizadora, deben ser atractivos y hasta seductores, pero también novedosos, oportunos e informativos, también impactantes y hasta dramáticos. Grijelmo sugiere utilizar en los títulos palabras “calientes”, aquellas que por su sonoridad y fuerza llaman más la atención de los lectores. La misión fundamental del titular debe ser expresar la noticia por sí mismo, sin ayuda de otros elementos como antetítulo y de subtítulo o asterisco, que más bien deben ser complementarios sobre detalles o particularidades. Pero no siempre el titular logra esa capacidad autónoma e independiente de expresar la esencia de la noticia, sino que, para lograrlo, se apoya en elementos auxiliares, con lo que se desnaturaliza un poco su función. Algunas veces esto se debe a la incapacidad del Editor de sintetizar la idea que quiere plantear, pues el espacio disponible se le acaba y se ve obligado a completar el mensaje en el antetítulo o en los asteriscos.

Titular debe coincidir con lo esencial de la noticia
Según Cardet, el principio de economía del titular es “máxima información con el mínimo de recursos, noticias muy importantes: antetítulo + título + subtítulo (para dar información complementaria)”. Este autor recomienda que un titular no lleve más de diez palabras.

178

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
El Manual de Estilo del diario La Prensa menciona que los elementos de un titular son: el título, antetítulo y asteriscos. Y establece que nunca se deben partir las palabras, ni con un guión; ni emplear el punto final, paréntesis, signos de admiración o de exclamación (a menos que forme parte de una cita textual), tampoco siglas, excepto, aquellas de sobra conocidas por los lectores; y no copiar la primera frase del texto. Y como lo más importante del hecho debe estar en el primer párrafo, el titular debe ser un reflejo de éste. Unas veces no existe correspondencia entre el significado del titular y la entrada del texto; y otras, tampoco la hay con el contenido del segundo párrafo o de los párrafos subsiguientes, sino con un aspecto de la nota que está localizada al final de la misma, lo cual puede causar desasosiego y confusión en los lectores. Grijelmo dice que el titulo se desprenderá de la entrada de la noticia. Emilio Alarcos también señala esa función de adecuar las referencias reales de los titulares y la noticia; y agrega, despertar el interés del lector. La falta de correspondencia entre titular y el primer párrafo de la noticia, puede darse cuando el Editor titula con un criterio noticioso o de otro tipo, diferente del que el periodista utilizó al estructurar la nota informativa. En algunos diarios, cuando se da esta discrepancia, el Editor manda al autor de la nota a poner en el primer párrafo el elemento que considera más noticioso y en base al cual elaboró el titular, para que haya coherencia.

Los que sólo leen los titulares
Alarcos también sostiene que hay una función identificadora de los titulares, que Nadal cuestiona, porque nadie identifica los títulos de las noticias, con el título mismo, sino con el tema o con el autor. Por eso afirma que “Al contrario de lo que sucede en los títulos de libros o de obras musicales, en periodismo, la función identificadora se orienta, por supuesto, a distinguir un texto de los demás, con un ánimo clasificador: el texto noticioso queda situado en la página y en el periódico, por referencia a los demás textos de esa página y de todo el periódico”. Es claro entonces para Nadal que el titular no actúa como una mera etiqueta entre productos más o menos semejantes, sino que en sí mismo sitúa mucho más la noticia: la valora, le confiere relieve, destaca especialmente un aspecto del texto, etc. Más aún, en el caso del titular noticioso, el encabezamiento resume la noticia y la clarifica, esto último en el mismo sentido que Grijelmo, Vivaldi y Leñero. Con menos frecuencia ocurre que el titular expresa algo que no está en ninguna parte de la nota informativa, y se da un divorcio completo entre el título y el contenido. Esto puede suceder cuando el Editor titula completamente al margen del contenido, por razones ideológicas y de conveniencia con la política editorial del diario.

179

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
La correspondencia que debe existir entre el significado del titular y la esencia de la noticia que está en el contenido, aumenta dramáticamente de importancia porque gran parte de las audiencias, no alcanza a leer todo el texto, y se queda sólo con el título. Tan cruciales son los titulares, que siendo lo único que leen personas que no disponen de tiempo para una lectura reposada de los diarios, de su significado derivan buena parte de su interpretación de lo que ocurre en la sociedad. Para Gómez Mompart, los titulares forman el primer nivel informativo de la noticia. Para muchos lectores, el único. La referencia que el titular hace al tema, no es sólo al contenido general del texto, sino de lo esencial de la noticia que contiene ese texto. Diferente a los títulos de libros o de películas, el titular periodístico adelanta lo que se encuentra en el texto, y de alguna manera indica cómo se debe leer ese contenido. En otros tipos de textos, para saber lo relevante, el lector tendrá que llegar hasta la última línea, y sólo hasta entonces podrá hacer un resumen significativo del mismo. Ocurre al revés en los titulares noticiosos, donde una buena parte de las audiencias omiten la lectura del texto, pues el titular le ha dicho de previo qué es lo que va a encontrar en él.

Funciones de los titulares
Por lo tanto, concluye Nadal, el titular periodístico determina la interpretación del texto, pero no sólo en el sentido descrito. También lo determina en la medida en que el titulador juega con el saber compartido con los lectores. De ahí que el análisis de los titulares proporciona datos de interés acerca de “los valores e ideologías de los periodistas y de los periódicos, y, especialmente, de la manera como los lectores entenderán, memorizarán y usarán la información de la noticia para la elaboración de su conocimiento y opiniones acerca de la realidad”. Además de comunicar la esencia noticiosa y darle un significado y una connotación u orientación determinada, los titulares tienen varias funciones, como llamar la atención de las audiencias; e identificar y jerarquizar las diferentes noticias que se comunican en la primera plana de los diarios. Silvia Hurtado González, de la Universidad de Valladolid, quien realizó un análisis comparativo entre titulares de diarios españoles y de varios países latinoamericanos, señala como funciones de los titulares, las tres siguientes: Función identificativa: para individualizar un texto periodístico frente a otros; Función informativa: sintetizan el contenido del texto periodístico que encabezan; y Función apelativa: para suscitar el interés y, junto con los eventuales elementos gráficos que puedan acompañar al texto, cumplen una función de primer anclaje para el ojo del lector. En el manual de estilo del diario La Prensa (LP), se define una triple función del titular para: Identificar los textos que encabezan; Distinguir los textos entre sí mediante un mecanismo de ordenación, jerarquización y clarificación; y, finalmente, Despertar el interés de los lectores. El Director de El Nuevo Diario (END), Danilo Aguirre Solís, y principal titulador del mismo durante los 30 años de existencia de este periódico, dice que el titular debe combinar síntesis, claridad, y recoger

180

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
todo el espíritu de la información, es decir, drama, humanismo o malicia, interés e impacto; y deben ser elaborados con síntesis y precisión. Grijelmo establece una relación entre la titulación y las características particulares de cada género periodístico, de modo que la manera de titular debe dar una idea acerca de si el texto es una Nota Informativa, Crónica o Reportaje. En un sentido general, apunta que algunos recursos para titular son la paradoja, la contradicción o las palabras de doble sentido y los juegos de palabras.

Estrategia persuasiva en los titulares
Para que los titulares cumplan sus diversas funciones, los editores tratan de que sean lo más breve posible, pues a menor extensión tienen más posibilidades de ser captados por los lectores. No siempre la brevedad va junto al carácter seductor de los titulares, pero se trata de conciliar ambos aspectos. Para lograr brevedad, los editores utilizan técnicas de ahorro de palabras, como la elipsis o abreviación, siglas, modismos populares, contracciones, etc. Para Vivaldi, en los títulos periodísticos es donde el estilo periodístico se define con más claridad,… por la necesidad de que sean breves, exactos, llamativos y atractivos. La omisión de algunas palabras supone que el lector debe completarlas, en la compleja fase de interpretación del titular. No obstante, la estructura profunda no puede ser recuperada en su totalidad, por lo que varios lectores interpretan de manera distinta. “El escritor presumiblemente conoce el significado pleno –sostiene Halliday--, pero quizá el lector no”. Más que una técnica en pro de la brevedad, en muchos casos Nadal Palazón ve en el ahorro de palabras mediante la elección de derivados nominales en lugar de oraciones completas, la existencia de una estrategia persuasiva que comporta la omisión de datos relevantes. Esto es consecuencia de la actitud que el periodista adopta ante el contenido informativo en los procesos de construcción de la noticia. Las verdades a medias conllevan posturas ideológicas y por ende líneas editoriales. El discurso de los medios de comunicación supone la imposición autoritaria de una visión del mundo, agrega Nadal, y se apoya en planteamientos de Dijk, en el sentido de que la elección de estructuras gramaticales responde a motivaciones ideológicas; y que las ideologías subyacentes (…) afectan las estructuras formales del lenguaje, de modo que las configuraciones gramaticales características del discurso informativo nunca son ajenas a la pretensión de imponer y reproducir posiciones ideológicas. Un periodista con casi medio siglo de elaborar continuamente titulares periodísticos, Danilo Aguirre Solís, acepta la existencia de estos sustratos ideológicos, cuando señala que aspectos de la derrocada dictadura somocista de casi medio siglo (1934-1979), están retornando a la actualidad de Nicaragua, lo cual hace que se produzca “la lucha de la prensa libre contra el poder, que parece ser una constante interminable, y eso no está ausente en el periodismo que hacemos”.

181

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
El papel dinamizador de los verbos
Aguirre explica que comparar el somocismo con el actual gobierno del FSLN no es algo de más o menos muertos, sino de hablar de elementos como los de antes, como los brazos armados militares, con los de hoy, que son brazos armados civiles, el manejo de las instituciones a favor de un partido, que ni siquiera el somocismo lo hizo, porque controlaba el poder a punta de plomo y garrote, la Guardia era la que tenía la última palabra, pero funcionaban una serie de instituciones que, para burlarlas, el somocismo tenía un poco de más pudor, porque Luis Somoza, para pasar el gobierno a su hermano, tuvo que poner el interinato de René Schick, el mismo Tacho Somoza para reelegirse tuvo que firmar el pacto Kupia Kumi, con Agüero, y no se le ocurrió que sus magistrados declararan la Constitución inconstitucional. “Es decir, cuando vez ahora cosas que creías superadas, o del pasado, no podés dejar de expresarlo en un título”. Quienes escriben titulares periodísticos deben hacerlo respetando el diseño gráfico de la página, sin pedir que se modifique algún aspecto, como el tamaño de la letra. Tampoco el diseñador debe solicitarle al editor que alargue el texto o lo recorte para lograr algunas simetrías buscadas en el diseño. Al respecto, Grijelmo es categórico en que debe haber respeto al diseño. Los editores también se ocupan de introducir dinamismo a los titulares mediante el uso de verbos, sobre todo en presente, dada la exigencia de actualidad e inmediatez de este mundo informativo en el que es tan valorada la primicia. “La mayoría de los periódicos prefieren siempre que los títulos se expresen en tiempo presente y con una afirmación mejor que con una negación o pregunta”, asegura Vivaldi. También utilizan signos lingüísticos de admiración, interrogación, dos puntos y seguido, comillas, etc. En el uso de diferentes técnicas de titulación, se puede privilegiar lo noticioso o lo sugerente, lo persuasivo o el dramatismo, etc. Algunos titulares incorporan citas textuales cortas, sobre todo expresiones de personajes que son rotundas, categóricas, o muy llamativas o expresivas en un momento determinado, que le confieren mucha fuerza al título. Sin embargo, puede ocurrir que algunas de estas expresiones entrecomilladas en el titular, no encuentren respaldo en ninguna de las fuentes utilizadas en la nota informativa que encabeza, lo cual resta credibilidad y confianza. Al respecto, Grijelmo recomienda el uso de la cita textual en los titulares cuando tienen gracia y cuando no son largas. El entrecomillado –agrega-- requiere de un respeto sagrado, porque debe responder a lo que se ha dicho. Tiene mucha fuerza, porque es lo que alguien está diciendo.

No mentir
Danilo Aguirre es categórico: “Mentir no es permitido, ni legítimo”, y recuerda la vez que un periódico tituló “Cayó Trujillo”, y lo que había ocurrido es que el tirano de Dominicana se había resbalado y se había caído. “No se puede hacer esto con los lectores, no podés poner en el título algo que no está implícito o explícito en la crónica del redactor”.

182

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
En su estudio comparativo de titulares de diarios españoles y latinoamericanos, A Silvia Hurtado González le llama la atención lo que denomina “la apariencia de cita”, una frase entrecomillada precedida o seguida por el nombre del emisor, cuando su contenido no siempre responde a lo dicho por alguien. En este último caso –comenta Hurtado--, lo sorprendente es que esa reelaboración lingüística se presente entrecomillada, como una locución atribuida a alguien. Esto puede provocar el desconcierto del lector, para quien el uso de las comillas acabaría perdiendo el significado de avisar que reproducen un discurso ajeno. Hay dos tipos de errores que Danilo Aguirre lamenta haber cometido al titular: “Cuando no he expresado en la titulación el sentido exacto del contenido y el impacto de la información, sino que nos subimos un poco sobre la dimensión de la noticia y no es que se le ha desvirtuado, sino que el impacto que se le da con la titulación no se corresponde con el que en sí tiene la noticia; o a veces se generaliza situaciones, lo cual ha molestado y con razón, porque a lo mejor se ha señalado a un gremio o sector, cuando en realidad la información estaba referida a personas en particular”. Suele darse en la construcción de titulares que las formas verbales se conviertan en sustantivos, lo cual le resta dinamismo a los títulos, pero son un buen sustituto de los verbos, cuyo uso hay que procurar en cada titular. Cuando se muestra una acción, no con un verbo, sino como si fuera un objeto, se convierte un objeto verbal en sustantivo, lo cual ocasiona que la relación entre procesos y participantes se inmovilice. Nadal Palazón llama a esta conversión, “nominalización deverbal”, en lo cual inciden no sólo la adaptabilidad del lenguaje y la búsqueda de economía lingüística, sino también la ideología subyacente del titulador o de la política editorial del medio de comunicación.

Intención de omitir algo relevante
Matthews llama “Derivación” al proceso morfológico de formación de léxico en el que hay adición, supresión o intercambio de sufijos. Nadal rescata este concepto para afirmar: “La elección de derivados nominales en vez de oraciones completas, revela en muchos casos, la intención de omitir información relevante”. También ocurre que los verbos vayan en distintos lugares de la oración. Los Editores también colocan el sujeto en diversas posiciones dentro de la frase. Puede haber un uso de adjetivos, que en unos casos expresan magnitud o intensidad, por ejemplo, o en otros introducen una cuota de sesgo al significado del título. Todas las combinaciones posibles de posiciones entre verbos, sujetos y adjetivos, buscan, más que una forma, imprimirle un sentido o connotación determinada al titular, originando diversos tipos del mismo, sobre los cuales varios autores tienen su propia clasificación. Ana Romero y Lourdes Domenech, en su recopilación de Materiales de lengua y literatura, mencionan los siguientes: de una palabra; de dos palabras (estructura bimembre); un sintagma; una frase completa; una frase sin verbo (elipsis); una pregunta; una exclamación; un juicio valorativo; una cita

183

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
(se suprime el verbo dicendi); una frase hecha; el título de una película, una novela, una canción, un poema (transformado); un juego de palabras; y una metáfora, una personificación, una aliteración (recursos estilísticos). En su análisis comparativo de titulares, Silvia Hurtado González encontró, entre otros, mayor presencia en los hispanoamericanos, de los siguientes tipos: titulares sin sujeto explícito, con el verbo de comunicación en tercera persona del plural [Aseguraron que cumplen los acuerdos de precios (Crónica, Argentina)]; una mayor libertad posicional del verbo de lengua. En efecto, éste puede colocarse al principio, antepuesto al sujeto. [(Confirmó el BCE que aumentará sus tasas de interés (La Nación, Argentina)].

Análisis de titulares de diarios hispanoamericanos
Más frecuente que la anteposición del verbo de lengua al sujeto es su colocación detrás de la cita. [“Estamos todos deseando buenas noticias y cuanto antes” dijo el obispo (Crónica, Argentina)]. En los titulares de actos de habla aparecen también verbos de opinión, de valoración positiva, de valoración negativa, verbos que describen la modalidad de la enunciación, verbos de orden o mandato, de petición o ruego. [“Debe pagar por lo que hizo a mi señora y a mis hijas”, clamó el viudo de Maribel (La Cuarta, Chile)]. Por otra parte, en la prensa hispanoamericana se da un paso más en esta posposición del verbo de lengua al cruzarse la preferencia por la expresión impersonal, señalada anteriormente: [Depuran listas de afectados, denuncian en Ojo de Agua (El Universal, México)]. En los titulares de actos de habla no siempre aparece un verbo para introducir el discurso. En este tipo de titular, con mucha frecuencia el estilo directo se introduce simplemente mediante los dos puntos y las comillas. [Tony Blair en Irak: “Hay sucesos que dan motivo para la esperanza” (El Mundo, España)]. En la prensa hispanoamericana la identificación del autor de las declaraciones habitualmente se efectúa al comienzo: [Suárez: “Quiero más dinamismo” (El Universo, Ecuador)]. Sí es un rasgo bastante extendido por ciertas regiones de Hispanoamérica identificar al autor de las declaraciones al final, es decir, tras la cita: [Yo no renuncio: Patiño (El Comercio, Ecuador)]. Concluye Silvia Hurtado González con que los titulares que encierran declaraciones o actos de habla han dado lugar a una serie de recursos periodísticos que los convierten en una de las clases de titulares más abundantes hoy en día en las páginas de cualquier periódico; y que en la prensa latinoamericana presentan formas distintas de disponer el material lingüístico. Por otra parte, Hurtado señala el aparente descuido que presentan los diarios hispanoamericanos en el uso de los signos de puntuación que acompañan al discurso directo, en especial, las comillas, lo que no favorece ni la claridad ni la credibilidad periodística.

184

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
Clasificación
En cuanto a la clasificación de los titulares, Cardet plantea la suya: Arbitrarios: no ofrecen información sobre el texto; Apelativos: influencia en el receptor; Expresivos: que tratan de expresar los sentimientos que la noticia va a suscitar en los lectores; Apelativos: pretenden reforzar o modificar las actitudes de los destinatarios; Informativos: Tienen por función principal identificar los rasgos de la unidad de espacio temporal a que se refiere el texto informativo. Partiendo de los conceptos lingüísticos “tema” y “rema”, Genette clasifica los titulares periodísticos en temáticos y remáticos. En algunos casos, los titulares disponen explícitamente de indicadores del género periodístico a los que corresponden: “Crónica”, “Reportaje”, “Análisis”, etc. Los titulares noticiosos o narrativos aparecerán configurados de una manera distinta de aquellos titulares de géneros de texto argumentativos, con lo que coincide con Grijelmo. Los titulares remáticos --agrega por su parte Nadal Palazón-- que corresponden a textos narrativos se redactan con una frase verbal –aunque el verbo puede estar implícito–, mientras que los que corresponden a textos de carácter argumentativo suelen carecer de verbo y de ordinario constan de muchas más palabras, pues no intentan resumir la noticia. Son titulares, casi siempre, de carácter temático. La mera presencia de uno u otro tipo indicará al lector qué clase de texto se encontrará. Vivaldi ofrece algunas reglas generales para titular las notas informativas: lo más breve posible, que no exceda de diez a doce palabras; No se titula igual una noticia a una columna que a cinco u ocho columnas; Usar siempre un verbo, expresado o sobre entendido; No repetir palabras; Evitar los “verbos fáciles” y las palabras de amplio significado; Utilizar una correcta puntuación; No abusar de las comillas ni de los puntos de interrogación o de admiración. También Grijelmo recomienda utilizar verbos en presente, y nunca en participio. Considera Vivaldi que los titulares de los reportajes tienen una lógica diferente, y que son sólo informativos. Por su parte, Grijelmo dice que “el título del reportaje debe competir en las páginas del periódico con los encabezados de las noticias. Éstos juegan con la ventaja de que responden a hechos inmediatos, acontecimientos sorprendentes e interesantes. Un buen título de reportaje no supera las seis o siete palabras”.

185

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: Alarcos Llorach, E., El lenguaje de los titulares, en Lázaro Carreter, F., Lenguaje en Periodismo escrito, F. March, Madrid, 1973, pp. 125-147. Cardet, Ricardo. Manual de Periodismo. 141 páginas Casado, M., Semiótica de los titulares: pautas para el análisis de titulares los periodísticos, en Teoría semiótica. Lenguajes y textos hispánicos, vol. I, CSIC, Madrid, 1983, p. 235. Escribano, Asunción (2009). Las voces del texto como recurso persuasivo. Madrid: Arco Libros. Genette, G., Titles, en Critical lnquiry, Summer, 1988, pp. 705 – 722. Especialmente, p. 708. Grijelmo, Alex, El estilo del periodista. Madrid, España. Séptima edición. Abril 2001. 600 páginas. Halliday, Michael Alexander Kirkwood, An Introduction to functional gramar. “2da. Edición, London: Edward Arnold. Hurtado González, Silvia (2007), Algunas peculiaridades de los titulares de actos de habla en la prensa española e hispanoamericana, Universidad de Valladolid, el proyecto de investigación Norma, discurso y español panhispánico en los medios de comunicación. La Prensa, Manual de Estilo y Código de Ética. Managua, Nicaragua. Octubre 2005. López Hidalgo, Antonio (2001). El titular. Manual de titulación periodística. Sevilla: Comunicación Social. Maldonado, Concepción (1991). Discurso directo y discurso indirecto. Madrid: Taurus. Marín, Carlos y Leñero, Vicente, Manual de Periodismo. Grijalbo. México. 1986. Méndez García De Paredes, Elena (2000). “Análisis de las formas de introducir el discurso ajeno en los textos periodísticos: el contexto reproductor”. En: Actas del I Simposio de Análisis del Discurso. Madrid: Visor, p. 2081-2098. Nadal Palazón, Juan, Verdades a medias: la nominalización deverbal en los titulares periodísticos. Universidad Nacional Autónoma de México. Romero, Ana y Domenech, Lourdes, Materiales de lengua y literatura. (www.materialesdelengua. org). Van Dijk, Teun Adrianus (1990), La noticia como discurso. Trad. Guillermo Gal. Paidós. 41. Vivaldi, Gonzalo Martín, Géneros Periodísticos. España, 1998, 400 páginas.
(*) Editor de la revista Medios y Mensajes; y facilitador de clases sobre géneros periodísticos en la Facultad de Humanidades y Comunicación, de la Universidad Centroamericana (UCA), Managua, Nicaragua.

186

Titulares, Noticias y Reportajes en El Nuevo Diario y La Prensa

187

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful