Está en la página 1de 1

Platón: APOLOGÍA DE SÓCRATES (esquema)

I. INTRODUCCIÓN :
17a-18a: Sócrates inicia su defensa ante el Tribunal. Alude a las técnicas sofísticas de los acusadores (arte de la
persuasión), y niega que confunda la realidad con el lenguaje. El deber del orador es decir la verdad, y es lo que él hará.
II. REFUTACIÓN DE LAS ACUSACIONES:
18a-20c: Alude a las acusaciones antiguas, precedente de las actuales, es decir, al origen de su mala fama, en
cuanto se ha hablado de un Sócrates que “investiga todo lo que hay bajo la tierra y que hace más fuerte el argumento
más débil” (18b). Este es el origen de su fama de ateo. Alusión a Aristófanes y formulación en forma de acusación
jurídica del prejuicio antiguo. Defensa.
20c-23c: La “sabiduría” de Sócrates. Comprobación del enigma propuesto por Apolo aplicando el método mayéutico.
Diálogos con un político, poetas y artesanos. Conclusiones.
23c-24b : Origen de la acusación de corrupción de los jóvenes y las otras.
24b-28a : Formulación de la acusación actual y examen. Diálogo con M eleto acerca de la acusación de corrupción
(ejemplo de diálogo irónico) con una argumentación basada en el intelectualismo moral. Continúa con la acusación de
ateísmo (26b): pide que no se le confunda con Anaxágoras y defiende su creencia en “las divinidades” (alusión al
“demonio”).
28a-29c: Sócrates presiente su condena y opta por defender su modo de vida. La dignidad en vida y ante la muerte.
29c-31c: Sócrates obedece a su destino (=demonio): “…no dejaré de filosofar…” y destaca el bien que represen ta
para la ciudad su trabajo. Puesto que hacer un mal implica dañarse a uno mismo, con su autodefensa Sócrates también
defiende a la ciudad. Su trabajo consiste en despertar las conciencias para que cada uno “se preocupe de la virtud”
(31b).
31c-32a: El “demonio” de Sócrates.
32a-33a: Sócrates y la política. Conflictos.
33a-34b: Sócrates no es maestro de nadie, ni cobra por dialogar (no es un sofista). Vuelve a la acusación de
corrupción y reta a que aparezcan testimonios de los damnificados.
34b-35d: Sócrates renuncia a la costumbre de pedir clemencia, que implicaría suponer que los jueces no pueden
decidir con justicia.
III. PRIMERA VOTACIÓN (281 VS. 220) Y DERECHO A PEDIR UN CASTIGO ALTERNATIVO:
35e-36a: Consideraciones sobre el resultado de la primera votación.
36a-37a: M eleto propone la pena de muerte; Sócrates tiene derecho a formular una pena alternativa, y propone la
manutención en el Pritaneo.
37a-38b: Justificación de la pena alternativa. Baraja posibilidades y al final propone una pena monetaria ridícula.
IV. SEGUNDA VOTACIÓN . C ONDENA A MUERTE (360 VS. 141). ALOCUCIÓN FINAL:
38c-39e: Sócrates distingue en su alocución los jueces que lo han condenado de los que no. Nuevas ideas sobre la
muerte y la maldad. Predice grandes desgracias para la ciudad que opta por no vivir rectamente.
39e-42a: Conversa con los que han votado su absolución. Alude, continuando el tono mistérico de sus palabras
anteriores, a su demonio de nuevo y advierte que el hecho de que no se le haya opuesto durante el juicio puede deberse
a que le espera un bien. Pensam ientos acerca de la muerte. Esperanza de dialogar en la otra vida con Orfeo, M useo,
Hesíodo u Homero. Pide para sus hijos que se les inflijan “las mismas molestias que yo a vosotros” (41e) y se despide
melancólicamente.