P. 1
CURSO DJ - NIVEL 2 – Parte 1ª

CURSO DJ - NIVEL 2 – Parte 1ª

5.0

|Views: 1.186|Likes:
Publicado pordjshanti

More info:

Published by: djshanti on Jul 08, 2008
Copyright:Public Domain

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/09/2014

pdf

text

original

CURSO DJ - NIVEL 2 – Parte 1ª Teoría de Ritmo - Mezclas - Fundidos y Cortes ¡COMENZANDO A PINCHAR!

Es importante para todo DJ tener algunos conocimientos técnicos y musicales. En esta parte conocerás las técnicas de mezcla más comunes y abriremos el baúl de los recuerdos para recuperar “Cortes al vuelo”, “Mezclas al vuelo” y otras tácticas que requieren de gran atención y maestría. En anteriores entregas analizabamos todos los detalles y requisitos imprescindibles a tener en cuenta a la hora de montar tu propia cabina, asi como los detalles técnicos de los equipos. Ahora, tendrás que desarrollar tus dotes artisticas y del sentido rítmico. Te contamos como...

¡PRIMERO LO PRIMERO!: RITMO Y COMPÁS La música es el arte que se expresa combinando el sonido y el ritmo. Un tema de música Dance, al igual que uno de Mozart, sigue una secuencia lógica acompasada. Un compás es la división del tiempo en partes iguales (Fig. 1). Para dividir este tiempo se han representado siete figuras - (de mayor a menor): Redonda, Blanca, Negra, Corchea, Semicorchea, Fusa y Semifusa. La redonda vale (4) la blanca la mitad que la anterior, y así sucesivamente. Los compases pueden ser: binarios, ternarios, cuaternarios. Estos compases, se marcan siguiendo un orden con la mano derecha (como si de un director de orquesta se tratase). Nosotros vamos a quedarnos con el de cuatro tiempos. Toma nota. La música Dance, por lo general, se mueve en cuatro tiempos, de cuatro, ocho, o dieciséis compases.

(Fig. 1) La mayoría de la música Dance se crea siguiendo la secuencia lógica de 4 tiempos.

Empieza por identificar el bombo y la caja, y ten en cuenta que en cuatro tiempos puede haber perfectamente dos bombos y dos cajas, así que no te vuelvas loco. Identifica el primer bombo y el intermedio si se da el caso, como la secuencia que mostramos en la (Fig. 2). Observa como cada cuatro compases de cuatro tiempos (4/4), entra un nuevo instrumento o simplemente hay un cambio sonoro. ¡Pon un tema y cuenta cada cuantos compases hay un cambio o entra un nuevo instrumento!. Ejercicio: Cuenta los compases del tema que este sonado ahora. Recuerda que pueden ser por lo general de 4/4 – 8/4 y 16/4. Tienes que tener bien claro esto si quieres empezar con buen pie en este mundillo.

(Fig. 2) Base rítmica simple .Cada 4 compases de 4 tiempos entra un nuevo instrumento o se produce un cambio

Ahora, observa una base rítmica más compleja también de 4/4. La grafica nos muestra otro estilo rítmico musical (Fig. 3). En rojo puedes ver los bombos y en azul las cajas. El primer bombo (1) es el que inicia el compás. El segundo bombo (3) pertenece a la mitad del compás y es el culpable de que la mezcla no finalice como mandan los cánones.

(Fig. 3) Base rítmica compleja. Compuesta de 4 compases de 4 tiempos.(en rojo los bombos, en azul las cajas)

Toma nota: Lo primero aprende a identificar y distinguir el comienzo y el final de cada compás ya que si intentas mezclar el primer bombo del compás con el intermedio el resultado final será poco estético.

¡COMENZANDO A PINCHAR! Sigue los pasos lógicos estructurales de un compás. Localiza un disco que empiece directamente con el bombo, de esta forma te será más sencillo entender toda esta parte teórica. Hazlo sonar desde el principio hasta que comience el primer bombo. Pon tus dedos sobre la parte exterior del disco y retrocede hasta situarlo de nuevo al comienzo del bombo. Ahora, avanza y retrocede consecutivamente hasta crear un ritmo, simulando bombo y caja (bombo hacia adelante y caja hacia atrás). Intenta hacerlo a una velocidad constante durante un rato. Ahora para el plato. Pon un disco en el otro y déjalo sonar. Sitúate de nuevo en el primero, simulando bombo caja (adelante y atrás) e intenta sincronizar con el ritmo que marque el que está sonando. Hazlo por un rato y después lanza el disco sincronizando las bases de ambos. ¡Hasta aquí una parte del proceso!. Ahora tienes que averiguar cual de los dos discos va más rápido. Si tienes una mesa con contador de B.P.M, fíjate en cual de los dos tiene el valor más bajo y incrementa el valor del PITCH hasta igualarlo con el otro. Si no tienes contador, tendrás que descubrir tu solito el tema que se retrasa. Repite el proceso varias veces hasta que logres distinguirlo. Frenar y Acelerar Cuando sincronizas dos temas es fácil que uno de los dos se adelante o se atrase con respecto al otro mientras intentas sincronizarlos e incluso una vez sincronizada la mezcla. Si el disco que estás poniendo (no el que está sonando fuera) se queda ligeramente atrasado en la mezcla, presiona con los dedos ligeramente sobre la pegatina central del vinilo siguiendo la dirección de giro. Hazlo con delicadeza para evitar “lloros” en la reproducción e intentando que se note lo menos posible. Si fuese necesario incrementa el valor del PITCH. Cuando el disco que estás poniendo se adelanta ligeramente en la mezcla - presiona levemente con tus dedos sobre el lateral del “plato giratorio” donde aparecen las luces del el estroboscopio. No des golpecitos. Hazlo con sutileza para evitar “lloros” en la reproducción. Si fuese necesario resta valores al PITCH. DIVERSOS TIPOS DE MEZCLAS Y CORTES El DJ profesional es consciente de que una buena mezcla es tan beneficioso para una pista como un buen corte al vuelo. Continua y sabrás de que estamos hablando. Los tipos de mezcla y cortes más populares entre los DJ’s son: ü ü ü ü Mezcla clásica Mezcla al vuelo Corte al vuelo Fundido

Mezcla clásica : Consiste en hacer coincidir dos bases rítmicas o melódicas a un mismo tiempo, velocidad y numero de compases, subiendo el potenciómetro de la mesa de progresivamente (Fig. 4).

(Fig. 4) El bombo y la caja tienen que coincidir durante varios compases

Mezcla al vuelo : Consiste en hacer coincidir dos bases rítmicas o melódicas a un mismo tiempo, velocidad y numero de compases, subiendo el potenciómetro rápidamente (Fig.5).

(Fig. 5) Hay que contar los compases para que la mezcla final resulte estética

Corte al vuelo: Consiste en sincronizar dos bases rítmicas o melódicas siguiendo una secuencia lógica acompasada, sin mezcla, cortando rotundamente el disco anterior (Fig. 6).

(Fig. 6) Con muchos temas queda bien chulo el corte al vuelo Fundido: Consiste en desvanecer un tema para subir otro. No es requisito imprescindible seguir una secuencia acompasada, aunque continuarla queda estéticamente más correcta (Fig. 7).

(Fig. 7) El fundido es una técnica básica. Desvanece tema 1 y entra tema 2

Todas las mezclas se pueden ejecutar “rápidamente” de una forma más agresiva, o “elegantemente” con una ejecución más larga. Básicamente se puede decir que la diferencia está en el uso que hagas del fader, es decir, la rapidez con la que subes el potenciómetro y también en el uso que hagas de la ecualización y el control de ganancia (dB) durante la misma. La mezcla elegante hace referencia a una subida lenta y progresiva del fader. No es mejor una que otra, tan solo estas creando y llevando la sesión de forma distinta. Por ejemplo, dentro del estilo – House – más concretamente Chill House y House Soulfull - la propia estructura del tema pide ser mezclado sin agresividad, subiendo el fader lentamente hasta llegar al punto o compás en el cual hayas marcado la muerte súbita de la mezcla. Siguiendo dentro de este estilo musical, nos vamos al otro extremo – Hard House y Tech House – donde la táctica de mezcla sigue siendo la misma. Es importante dejar claro que las tácticas utilizadas para mezclar no guardan relación con la velocidad (B.P.M), y si con la estructura musicales de los temas.

Ejercicio: Coge una “acapella” (donde solo se reproduce la pista vocal del tema) e inserta partes especificas de esta ayudante con la base rítmica de otro tema... tendrás que actuar con cierta rapidez si quieres que el resultado sea óptimo - ejemplo: cogemos la frase “wellcome to the show” en versión acapella a 130 b.p.m. ocupando un compás de cuatro tiempos. La mezclamos con la base rítmica. Bajamos y subimos el fader rápidamente siguiendo una secuencia lógica de tiempo (esto es “Sincopar”) e intentando construir una nueva frase. Si tu mesa dispone de PUNCH (pulsador que abre el canal inactivo en la mesa) y de CROSSOVER, lo harás con más precisión. Intenta conseguir “well – to - the - show” subiendo y bajando cuatro veces el fader. Ahora inténtalo con “well - .. - the – show” subiendo y bajando tres veces. Por último con “wellcome - .. - ... - ....” subiendo solo una vez. Es importante que vayas educando tu oído, sincronizando tu sentido del ritmo y adquiriendo soltura con las manos. La acapella de la frase usada para este ejemplo, es inventada...o no!!. Práctica con cualquier acapella que tengas. Prueba también con bases y por último con melodías o ritmos sonoros en los que puedas entrecortar partes. Busca siempre la lucidez con estética. Lo que con un tema queda bien puede resultar tétrico con otro. Graba todo lo que hagas y escúchalo para corregir errores. Por: Francisco del Molino

www.movidisco.net

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->