P. 1
antiacidos

antiacidos

|Views: 159|Likes:

More info:

Published by: Porfirio Quintero Cadena on Sep 30, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/08/2012

pdf

text

original

Neutralizantes del ácido gástrico La acidez es un problema común en nuestra población, coloquialmente descrito como una sensación molesta

de ardor en pecho, garganta o estómago, acompañada de sabor agrio en la boca. Ocurre generalmente después de una comida en exceso o la ingesta y consumo de bebidas alcohólicas y cigarro. Es un efecto adverso ocasional de la secreción de ácido clorhídrico, un compuesto necesario para la correcta digestión de los alimentos que contribuye a la alta eficiencia energética de nuestro organismo. Sin embargo, la farmacología moderna ofrece una sencilla posibilidad de alivio a estas persistentes molestias: los antiácidos. Los neutralizantes de la secreción gástrica, conocidos típicamente como antiácidos, conforman un recurso accesible y conveniente para las molestias de la acidez estomacal. Los antiácidos orales son compuestos no absorbibles de carácter básico cuyo mecanismo de acción se basa en la neutralización del ácido clorhídrico de las secreciones gástricas. La reacción química de neutralización proporciona entonces en poco tiempo un alivio sintomático al individuo. Existe una basta variedad de antiácidos de los que podemos disponer hoy en día. Entre ellos podemos mencionar al bicarbonato de sodio, el carbonato cálcico y a los compuestos de magnesio y aluminio. Sin embargo, los primeros dos han caído en desuso debido a que producen rebote de ácido y pepsina y alcalosis. Por lo tanto, Los antiácidos más empleados en la actualidad son compuestos a base de magnesio y aluminio, donde la acción inicial rápida del magnesio se ve complementada con la neutralización propia del aluminio. El uso preferente de estos compuestos a otros posibles neutralizantes se debe naturalmente a que ofrecen muy pocas o ninguna desventaja, y el uso de complejos mixtos a base de aluminio y magnesio minimiza los posibles efectos desfavorables sobre el tránsito intestinal que manifiestan por separado estos elementos. No obstante, la utilización de antiácidos debe, como todo fármaco, ser oportuna y responsablemente recetada. Las sales de aluminio están contraindicadas en la insuficiencia renal e hipofosfatemia, en cuyo caso su uso debe restringirse para evitar posibles efectos adversos. Los neutralizantes de la secreción gástrica son obviamente una solución ventajosa para las molestias ocasionales debidas a un efecto adverso del ácido estomacal. La farmacología moderna ofrece entonces enormes posibilidades para el tratamiento y alivio de este y otros problemas sencillos pero desagradables del hombre común. Empero, incluso la utilización de este tipo de medicamento debe hacerse bajo un juicio objetivo y responsable que ofrezca, sino sólo ventajas, si muchas más que desventajas. Bibliografía. Castells Molina, Silvia; Hernández Pérez, M.; Farmacología en Enfermería; 1a edición; Elsevier; España; 2007; pp. 277 http://www.saludymedicinas.com.mx/nota.asp?id=1606

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->