HOSPITALIZACIÓN DEL NIÑO

un niño puede ser hospitalizado por una enfermedad grave o un accidente que requiera intervención quirúrgica urgente o tratamiento inmediato, por cirugía programada o por una enfermedad crónica. Las enfermedades que requieren hospitalización y los procedimientos y los procedimientos utilizados con fines diagnósticos y terapéuticos, en muchas ocasiones, traumatizan al niño, por que representan algo extraño y desconocido, que le produce ansiedad. EFECTOS DE LA HOSPITALIZACION SOBRE EL NIÑO La hospitalización puede afectar el desarrollo emocional del niño y producirle estrés, que se manifestaran en el momento de ingreso al hospital por gritos, llantos y negativa a quedarse, y posteriormente en trastornos en la alimentación, alteraciones del sueño, problemas de conducta o regresión en el control de los esfínteres. PROCESO DE ADAPTACIÓN DEL NIÑO A LA HOSPITALIZACIÓN Cuando el niño ingresa al hospital traslada a este su medio de vida; por este motivo, el equipo multidisciplinar que atiende al niño debe asumir tareas que van mas allá de la función curativa. Dentro del proceso de adaptación del niño se pueden distinguir 4 fases: Fase de Protesta: El niño llora intensamente, llama a su madre, y no se calma con nada. Fase de Desesperación: Muestra gran tristeza y menor actividad motora. Fase de Negación: El niño se despreocupa e incluso ignora a su madre. Esta reacción se produce como un mecanismo de defensa contra la ansiedad que le crea la separación. Si no llega a adaptarse a la hospitalización, puede experimentar regresión en su conducta, con enuresis nocturna. Fase de adaptación: Debe de trabar conjuntamente el personal de salud con los padres del niño. FACTORES QUE INFLUYEN EN LA ADAPTACIÓN DEL NIÑO A LA HOSPITALIZACIÓN Los factores que intervienen en este proceso son los siguientes: Edad del niño: La edad más vulnerable para que se produzca un hermetismo emocional como consecuencia es entre los 7 meses y los 4 años debido a los efectos emocionales de la enfermedad, su tratamiento y la separación de los familiares.

luchan por su independencia. Reaccionan ante cualquier experiencia dolorosa. previa: Si las experiencias previas no han sido traumáticas. en consecuencia comprenden mejor la enfermedad. No es capaz de establecer una adecuada comunicación verbal. les preocupa mucho su aspecto físico. satisface su hambre y elimina las molestias. que favorece la presencia de síntomas depresivos. depresión. Si a estos se añade experiencias desagradables experimenta desconfianza en su nuevo ambiente. es Carácter del niño: Los niños más inestables emocionalmente o los más inseguros vivirán de forma más traumática esta experiencia. En esta etapa la separación de la madre le genera gran ansiedad. Niños de 6 a 12 años: están mas capacitados. Cuando esta hospitalizado su desarrollo cognitivo puede verse afectado ya que los rituales a los que esta acostumbrado pueden verse afectados. las circunstancias referida a ella. Experiencia beneficiosa. miedo a la oscuridad y a ambientes desconocidos). y están más preparados para . y el niño nota falta de continuidad en sus cuidados. alimentación y sueño. para el su madre es quien alivia su tención. Perdida de apoyos efectivos: La separación de la familia provoca una situación de pérdida. Niño de 3 a 6 años: muchos niños en esta etapa interpretan la separación materna como un castigo lo que pueda acabar condicionando síntomas de angustia.Tipo de enfermedad: Cuanto más grave y dolorosa sea la enfermedad. irritabilidad y agresividad. REACCION DEL NIÑO ANTE LA HOSPITALIZACIÓN SEGÚN LA EDAD Recién Nacido: Inmediatamente después del nacimiento existe una etapa sensitiva en que la separación prolongada entre madre e hijo influyen negativamente en ambos. actitudes de rechazo y regresión. Debemos procurar que el niño encuentre en el hospital un entorno lo más parecido al suyo y para ello hay que reunir información en la forma utilizada por la familia para atender sus necesidades y reproducirlas en lo posible. Lactante: A el lactante no le basta con tener cubiertas las necesidades de higiene. mayores son los problemas que conlleva. Cuando los niveles de estrés son muy altos se presentan reacciones psicológicas como: ansiedad (con pesadillas frecuentes. real o percibida con emociones intensas y resistencia física. Ambiente de hospitalización y actitud del personal asistencial: La ausencia de información o el ambiente totalmente rutinario son factores negativos al igual que la actitud funcionarial del personal que cuida al niño. necesita contacto físico para cubrir sus necesidades afectivas. Niño de 1 a 3 años: La hospitalización supone una limitación a su recién lograda autonomía. depresión.

La enfermedad en el niño condiciona du desarrollo emocional y puede provocarle estrés. En la tercer fase la familia se resignara y aceptara la nueva situación. respetar siempre su intimidad. Dar apoyo significa también aceptar los valores tanto culturales como morales y las creencias religiosas de la familia. experiencia previa con la enfermedad o la hospitalización y capacidad de afrontarlas. La mayoría de las familias pasan por 3 fases. soledad. EFECTOS DE LA HOSPITALIZACIÓN SOBRE LOS HERMANOS Los hermanos también reaccionan muchas veces con sentimientos de preocupación. A menudo son desplazados de sus casas para hacer cuidados por otros familiares. duración de la estancia (corta.se debe permanecer alerta entre pistas y señales por los cuales los padres comunican sus preocupaciones y ansiedades.afrontar la separación de su entorno. o incredulidad. psicólogos). mediana o larga). cooperadores. lo que hace que se sientan abandonados por sus padres. La familia tiene que experimentar un proceso de adaptación al cambio que se a producido en su seno: hay un niño enfermo y esa situación provoca un desajuste entre los diferentes miembros. creencias culturales y religiosas. Reaccionan con miedo a lo desconocido y temen el dolor y los daños corporales. procedimientos médicos de diagnostico y tratamiento. Siempre se les debe decir la verdad para asegurarnos su confianza. El estado anímico de los padres influye en el niño. que dirigen toda su atención al hermano enfermo. culpa y celos. . La familia representa para el niño el principal soporte anímico en el que apoyarse. Las reacciones de los padres dependen de numerosos factores entre ellos: gravedad de la enfermedad del hijo. En la primera fase la familia experimenta una sensación de perplejidad. y tranquilos. sistemas de apoyo disponibles (médicos psiquiátricos. A esta le sigue un periodo de rabia y resentimiento que suele acabar con un enfrentamiento. buscando culpables. si tienen padres preparados. En general son cooperadores y necesitan participar en sus cuidados para mantener una cierta sensación de control. Proporcionar un trato adecuado a los padres y animarlos a que participen en los cuidados de su hijo contribuye a lograr que la hospitalización y tenga una mínima repercusión en el desarrollo del niño y el funcionamiento de la familia. patrones de comunicación entre los miembros de la familia. temor. EFECTOS DE LA HOSPITALIZACIÓN SOBRE LOS PADRES La familia constituye el principal soporte psicológico del niño hospitalizado.

Cuando un niño comprende la verdadera finalidad de un procedimiento. † Ayudar psicológicamente a la familia en especial a los padres. PROCEDIMIENTOS PARA PREPARACIÓN DE CIRUGÍA Un considerable número de estudios ha demostrado los beneficios de preparar psicológicamente a los niños antes de una intervención quirúrgica: los niños se adaptan más fácil. así como darles apoyo para que puedan expresar en condiciones de seguridad y de acuerdo con su nivel de desarrollo. es importante que no se sienta solo y que pueda contar con su familia como principal soporte afectivo. † No permitir que el niño se aislé en su mundo. Es necesario proporcionar a los niños recursos que les faciliten una adecuada percepción de la intervención quirúrgica y de su propósito. las emociones derivadas de la misma. ¿Cómo enfrenta situaciones de estrés? ‡ Experiencias anteriores de hospitalización o cirugía. † Proporcionar los recursos educativos precisos para que el niño disponga en el hospital y luego en su domicilio. ‡ Las características individuales del niño. ¿Cómo es su habilidad para asimilar información?. es capaz de tolerar mejor las molestias y el dolor. LO QUE DEBE CONSIDERARSE EN LA PREPARACIÓN PARA LA CIRUGÍA: ‡ El nivel de comprensión del niño y su grado de desarrollo psicosocial y psicosexual. ¿Dejaron ellas secuelas emocionales o representaron experiencias de crecimiento? . Para reducir el estrés en los niños se han utilizado también con éxito procedimientos de relajación y distracción con imágenes. hacer tours narrativos a través del hospital y representar por medio de audiovisuales o muñecos lo que va a ocurrir.ACTUACIONES PARA MEJORAR LA ADAPTACION DEL NIÑO Y LA FAMILIA A LA HOSPITALIZACIÓN † Darle información precisa que les permita conocer el alcance de la enfermedad y sus posibles consecuencias. † Rodear al niño y la familia de un ambiente de optimismo que les ayude a superar la enfermedad. Se han probado diversas técnicas para preparar antes de una hospitalización para cirugía: dar información sobre lo que va a pasar. se disminuye en ellos el estrés después de la operación y en general muestran menos ansiedad durante la hospitalización.

para así poder saber. yesos y permanencia en la unidad de cuidados intensivos). como participante activo en sus cuidados. sondas. ‡ Información en detalle sobre el tipo de cirugía que se hará. cambio de residencia. . muerte de algún ser querido). ‡ Posibilidad real de que la madre o algún adulto significativo permanezca al lado del niño durante su estancia en el hospital. ‡ Percepción del niño y de sus padres en relación con la situación actual (información que desconocen o han interpretado mal). tipo de anestesia que se va a utilizar y como son las condiciones postoperatorias esperadas ( infusión endovenosa. llegada de un hermano.‡ Otras crisis simultáneas en la vida del niño (entrada en la escuela. drenajes. que es preciso ir comunicando a la familia durante la preparación.