P. 1
Maqueta Marketing Turistico

Maqueta Marketing Turistico

|Views: 452|Likes:
Publicado porGlauka

More info:

Published by: Glauka on Sep 29, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/08/2013

pdf

text

original

Marketing

Turístico

-2-

INTRODUCCIÓN AL CURSO.

Estimado amigo/a: Ante todo le agradecemos su presencia en el Curso y esperamos que su participación sea lo más activa posible. Los Objetivos y contenidos del Curso han sido diseñados especialmente para ayudarle a su desarrollo profesional. Nos gustaría que en el transcurso de la sesión de trabajo se sintiera cómodo, tanto a la hora de manifestar sus ideas y opiniones, como con los aspectos logísticos del Curso. Estamos a su disposición para recibir cualquier sugerencia que nos ayude a trabajar mejor.

¡ BIENVENIDO!

Muchas Gracias.

Marketing
Turístico

-3-

CURSO DE MARKETING TURÍSTICO OBJETIVOS:
•Que los participantes se sitúen en el marco de actuación de la empresa turística moderna y asuman los retos competitivos en un mercado altamente exigente y cambiante. •Que los participantes analicen sobre sus funciones básicas como directivos o responsables de unidades de negocios en sus respectivas organizaciones empresariales. •Que los asistentes asuman la necesidad de desarrollar habilidades comerciales empresariales como herramientas estratégicas para guiar y conducir a sus colaboradores hace la consecución de la misión, propósito y objetivos de sus organizaciones. •Finalmente, que se entienda la importancia de una actitud positiva, innovadora, creativa como condición imperativa para el logro de los desafíos empresariales.

Marketing
Turístico

-4-

PROGRAMA DEL CURSO TÉCNICA DE VENTAS
1. Conocer a nuestro cliente: la creación de la oferta. 2. Elementos del destino turístico. 3. La estrategia del destino turístico. 4. La creación del producto-destino turístico: El marketing experiencial. 4.1.La renovación y la reingeniería del destino: fases. 4.2. Nuevas tendencias en el turismo: “El short break”: Turismo de corta duración. 4.3.Casos de éxito. 5. Marketing del destino turístico: 5.1. Promover el destino: Estrategia promocional. 5.2. Comunicar el destino: Plan de comunicación y materiales promocionales innovadores. 5.3. Vender el destino. 5.4. Políticas de venta. 6. Gestión del destino turístico: 6.1.La creación de la marca y consolidación de la imagen. 7. Marketing de un destino a través de Internet.

Marketing
Turístico

-5-

LAS DIMENSIONES DEL PROGRAMA
Ideas que los participantes deben tener en cuenta al iniciar el proceso. Si usted está abierto a los acontecimientos que sucedan en este programa irá percatándose, poco a poco, de muchos aspectos originales. A fin de que usted no se desconcierte conviene que no pierda de vista las diferentes dimensiones de este proceso: PRIMERO: Mire a este programa como un suceso de CRECIMIENTO PERSONAL Y DE GRUPO. Irá notando que usted y sus compañeros irán involucrándose en un proceso de cambio de actitudes y de motivaciones personales. Es posible que al final usted mismo sienta que ha cambiado un poco y que sus amigos también han experimentado ciertos cambios. SEGUNDO: Considere este programa como una situación de APRENDIZAJE. Es interesante advertir en cada paso la metodología de trabajo. El método de aprendizaje es informal, basado en la convicción de que usted y sus compañeros son responsables y capaces de aprender de sí mismos y de los demás. Procure observar detenidamente los instrumentos y recursos que serán utilizados para que ele grupo aprenda lo que cree deba aprender. TERCERO: Tome este programa como un FENÓMENO DE APRENDIZAJE COMUNITARIO en el cual no existen dadores de conocimientos por un lado y receptores pasivos por otro, considere a los coordinadores del mismo como facilitadotes encargados de lograr que usted se convierta en el generador de sus propios conocimientos, actitudes, decisiones de cambio, etc. De esta manera, cuando usted aprenda será una consecuencia de su participación vital en las distintas actividades que se desarrollarán a lo largo de las sesiones. CUARTO: Mire a este trabajo como un PROCESO DE PARTICIPACIÓN. Usted sabe que ésta no se puede conseguir por “arte de magia” o crear artificialmente. Tampoco crea que los facilitadotes tienen la suficiente capacidad para lograr su participación sin contar con su disposición de intervenir. La participación es una actitud, un sentimiento que tiene la gente, una necesidad que hay que satisfacer y no simplemente el acto mecánico de discutir en un grupo. No pierda de vista todo lo que se hace para que el grupo se torne plenamente participativo.

Marketing
Turístico QUINTO:

-6-

Estime el proceso como un hecho que puede ser aplicado en cualquier tipo de programas en el que se trabaje con personas. Sin embargo, si usted logra descubrir los objetivos de cada experiencia y se esfuerza por obtener conceptos claros de reflexiones de grupo, logrará también encontrar un VASTO CAMPO DE APLICACIONES. SEXTO: No olvide que este curso será productivo en la medida en que usted se sienta LIBRE para participar auténticamente con las demás personas del grupo. Usted exprese y participe sus actitudes, sentimientos conocimientos, dudas y experiencias y a su vez manifieste una actitud receptiva hacia las demás.

Marketing
Turístico

-7-

INTRODUCCIÓN
El objetivo fundamental del marketing consiste en el estudio de la relación existente entre la demanda y las variables explicativas de la misma. Las variables explicativas de la misma son: a)Variables fuera de control de la empresa: Escapan a las posibilidades de dominio por parte de la organización. Hay dos tipos: -Variables autónomas: recogen la influencia del entorno sobre la actividad empresarial (factores socioculturales, políticos, económicos, tecnológicos, ecológicos y también, aspectos legales, fiscales, etc.) -Variables competidoras: firmas del mercado que fabrican productos alternativos o sustitutivos.

b)Variables bajo control empresarial : se dividen en dos grupos: -Variables no comerciales: sobre las que la empresa puede tomar decisiones y que influencian el proceso comercial. Por ejemplo, los recursos financieros pueden influir en el presupuesto de marketing o la capacidad de producción puede limitar la expansión de una línea de productos. -Variables comerciales: en este grupo se incluyen: Producto. Distribución. Promoción y Publicidad. Precio de venta. Fuerza de ventas. En su actuación comercial, las empresas utilizan una combinación de estas variables decisionales para influenciar su demanda en una cierta dirección. Esta combinación de variables de decisión es el MARKETING-MIX. Las variables bajo control podemos dividirlas en 2 clases: a)Tácticas o modificables, dentro de unos límites, a corto plazo: precio, publicidad y fuerza de ventas. b)Estratégicas, su variación requiere un plazo mayor: canales de distribución y producto.

Para lograr los objetivos comerciales, la empresa dispone de este conjunto de variables sometidas a control. Actuando sobre cualquiera de sus componentes podemos alcanzar los objetivos propuestos.

Marketing
Turístico

-8-

Gran parte de los autores de libros sobre Marketing, cuando se refieren a Marketing-mix consideran únicamente cuatro variables: Producto, Promoción, Distribución y Precio. Las iniciales de estos vocablos en lengua inglesa: Product, Promotion, Placement y Price; han configurado las “4Ps” con que se identifican las cuatro variables de marketing-mix. Respecto a la política de comunicación, la empresa turística tiene necesidades internas y externas. Los aspectos de comunicación externa, entran de lleno en el ámbito comercial de la empresa. Una organización empresarial precisa comunicarse con su mercado, dar a conocer sus productos y/o servicios, para ello realiza la comunicación de dos formas distintas: -A través de los medios de comunicación de masas. -COMUNICACIÓN PERSONAL INDIVIDUALIZADA, que se realiza a través de la atención al cliente. Ventajas: -El personal de atención al cliente desarrolla una comunicación más selectiva y directa entre el cliente y la empresa. -A través de ella puede hacerse efectivo el servicio posventa. Inconvenientes: -No permite llegar a una gran masa de compradores en un tiempo reducido. -Su coste es elevado.

1. CONOCER A NUESTRO CLIENTE: LA CREACIÓN DE LA OFERTA.
Para “vender” es necesario que exista un cliente, y sobre todo conocer cómo es y qué quiere. Frecuentemente se ha considerado que tener una región bonita con una playa de fina y dorada arena es suficiente para atraer a los turistas, sin que sea necesario realizar ningún esfuerzo ni promoción suplementario. ¿Y qué hacer para conocer al cliente? Si pensamos en los hoteleros, éstos tienen al cliente en su “casa” durante algunos días. Sin embargo, la mayor parte de ellos no mantiene ningún tipo de conversación con su cliente, y se limita a hacer la típica pregunta en el momento de presentarle la cuenta de “¿todo bien?”. El cliente se marchará y el hotelero se quedará sin saber qué es lo que le ha gustado del hotel ni si piensa volver, etc. No basta con los cuestionarios en las habitaciones, ya que la gran mayoría de los turistas ni siquiera los mira. Innovar y motivar a los clientes es una parte importante de la gestión de un destino turístico. En Turín se realizó una prueba consistente en enviar a un grupo de clientes que se alojaron en los hoteles de la ciudad una serie de tarjetas-llaves de plástico. La llave se acompañaba de una carta personalizada en la que se recordaba al cliente su estancia y se le manifestaba el interés del destino

Marketing
Turístico

-9-

y del hotel por tenerlo otra vez como huésped en la ciudad, entregándole la supuesta llave de la habitación en la que se hospedaría si regresaba. Los resultados han sido muy positivos: un alto porcentaje ha vuelto de nuevo al destino y a los hoteles en los que ya se alojaron; otros han escrito manifestando su disgusto por no poder regresar tan pronto como desearían a la ciudad pero confirmando su deseo de hacerlo en el futuro. El cliente habitual es siempre más rentable que el cliente ocasional. En 1996 un estudio realizado en Boston por la Universidad de Harvard demostró que las empresas cuyos clientes son más fieles son las que obtienes mayores beneficios. Un destino turístico tiene que buscar la fidelización de los clientes.

2. ELEMENTOS DEL DESTINO TURÍSTICO.
El destino turístico está constituido por un conjunto de elementos, por una suma de atractivos naturales o artísticos y de servicios. Este concepto parece lógico y obvio, pero es que hoy ya no es suficiente que el destino tenga sólo servicios, de igual manera que no basta con disponer únicamente de atractivos artísticos o naturales. Una playa bonita pero sin servicios, sin hoteles o sin restaurantes no es y no puede ser un destino turístico, como tampoco lo será un hotel situado “en medio de la nada”. El destino turístico es un conjunto de recursos que genera una capacidad de atracción suficiente para inducir a un viajero a realizar los esfuerzos necesarios par a desplazarse hasta él. ¿Cómo funciona un destino turístico? ¿Cuál es la clave del éxito? La respuesta a estas preguntas es simple y, a la vez, lógica. Un destino funcionará siempre y cuando responda adecuadamente a los deseos del mercado. En la actualidad, para que una ciudad atraiga turistas no basta con que ofrezca un gran número de museos y de monumentos, aunque sean muy interesantes. Precisamente el concepto de destino turístico ha evolucionado porque el mercado ya no pide lo mismo. Una meta turística no puede ser sólo un lugar que exhiba retos históricos u obras artísticas, no puede ser un lugar sin vida, porque eso respondería a un concepto estático de la oferta turística. El público ha evolucionado y demanda otro estilo, quiere, en definitiva, un nuevo concepto de destino turístico. Un ejemplo de esta oferta “anticuada” es la constituida por las denominadas ciudades de arte, que

Marketing
Turístico

-10-

se define así mismas como destinos turísticos. Es cierto que existen lugares – como Venecia, Florencia, Brujas y algunas otras ciudades – que pueden permitirse el lujo, gracias a su privilegiada belleza, de configurar este tipo de producto, pero la gran mayoría de destinos turísticos no pueden funcionar así. El ejemplo contrario lo encontramos en Disneyland, cuya oferta con hoteles temáticos para diversos segmentos del mercado (target), restaurantes abiertos hasta muy tarde o la posibilidad de asistir a espectáculos después de la cena, logra retener al visitante más tiempo del que, en realidad, es necesario para el disfrute del propio parque. Éste es un ejemplo, quizás incluso demasiado estructurado, de cómo con servicios complementarios muy pensados y definidos se consigue una mayor permanencia del cliente en el destino. Hoy la tendencia del mercado se orienta a la práctica de un turismo activo. La cuidad de arte, la ciudad patrimonio, como por ejemplo Toledo, es un contenedor cuyo interior dispone de atractivos de extraordinario interés para visitar, pero en la mayoría de los casos sin vida propia para el turista. Ello es así porque el visitante se tiene que limitar a observar lo que se le ofrece, pero no obtiene una experiencia turística activa como actor, y su papel se reduce al de mero espectador. Un turista que no esté especialmente motivado por la cultura, tras visitar uno de estos destinos, sólo recordará las colas que tuvo que hacer para entrar en los museos y en las iglesias, la dificultad de hallar un aseo y la fatiga por las caminatas continuas. En definitiva, no será un gran promotor del destino porque no se habrá emocionado, no se habrá divertido ni habrá obtenido una experiencia turística. Italia, gracias a la singularidad de su patrimonio artístico, todavía puede permitirse el lujo de ofrecer ese producto, un poco caduco, que se denomina “turismo de ciudades de arte”. En el resto de Europa ya no es así, sea porque otros países atesoran un menor número de obras de arte, porque la historia ha sido menos generosa con ellos o porque el concepto de producto turístico está más avanzado y ya se piensa en ofrecer al cliente, al visitante, “una experiencia turística” dentro de cada destino. Es el caso de Madrid. Actualmente, Madrid está ofertando al turista una experiencia turística inolvidable con la oferta cultural, en concreto, la industria de los musicales, que se consideran una propuesta de valor y dinamizadora del city break o turismo en ciudad de corta duración. Llegados a este punto, podríamos intentar establecer una definición de destino turístico desde un punto de vista más práctico y pragmático que teórico. Así pues, un destino turístico será un territorio que con una marca, un precio y, por lo tanto, un lugar en el mercado mantiene durante una gran parte del año el flujo de visitantes y de turistas lo suficientemente numeroso como para convertir a esta actividad en una de las bases de su economía.

Marketing
Turístico

-11-

3. LA ESTRATEGIA DEL DESTINO TURÍSTICO.
Inmersos en una crisis global de dimensiones nunca vistas, podemos correr el riesgo en términos turísticos de no levantar la mirada más allá de cómo superar el corto plazo. Sin duda la crisis importa y preocupa, pero el turismo español requiere de un diagnóstico y medidas de choque más potentes, transversales y con visión más de largo plazo para recuperar su menguante competitividad por precio y mantener nuestro liderazgo turístico ofreciendo un mayor valor añadido. Sólo si cara al futuro afrontamos sin dilación el reto de reposicionar la imagen y los atractivos turísticos de España saldremos revigorizados de esta crisis. Porque reforzar la competitividad estructural del turismo ayudará, además de a una más pronta recuperación de la economía española, a la propia reactivación del sector. Pero este replanteamiento estratégico exige innovar con celeridad y avanzar en los paradigmas y recetas tradicionales de gestión pública y privada imperantes en las últimas décadas. España debe pensar desde hoy mismo en las nuevas claves competitivas que marcarán el escenario global poscrisis, en función de las exigencias de los nuevos turistas del siglo XXI. Con unas competencias turísticas descentralizadas, un sector empresarial atomizado con una sobreoferta de calidad desigual y ciertos territorios al límite, la satisfacción final de las experiencias turísticas estriban, más que nunca, en potenciar el valor añadido del conjunto de servicios prestados en los destinos sin olvidar los de la mal llamada oferta complementaria. Del atractivo de unos espacios turísticos revalorizados y más sostenibles junto a su capacidad de integrar experiencias singulares y novedosas depende que los destinos españoles sean más competitivos, con una oferta más diversificada y diferenciada, que a su vez permita superar los retos de su estacionalidad. Ello sólo se podrá lograr conciliando al máximo los esfuerzos públicos y privados, con una visión más transversal, convergente, que supere el corto plazo. De hecho, sentimos que el sector debería ocupar un lugar preferente en el contexto del nuevo modelo productivo sostenible que se reclama para la economía española. Aunque para ello se precisa un nuevo marco de actuación al que se sumen todos los empresarios y agentes sociales apoyados por las Administraciones autonómicas y locales. Para trabajar en torno a objetivos más afines, y con normativas menos dispares que potencien al máximo la unidad de mercado y refuercen nuestro liderazgo internacional. Porque ser líderes ya no radica en engrosar el número de turistas por sí mismo, sino en procurar su mayor derrama socioeconómica y efectos multiplicadores en los destinos españoles y andaluces. El precio como única arma competitiva no es ya ni suficiente ni sostenible. Debemos reinventar nuestras propuestas de valor a partir de los diagnósticos más certeros posibles, y asumir sin complejos, tras décadas de éxito, que algunos planteamientos se encuentran desfasados para poder competir ampliando la gama y el nivel de unas experiencias turísticas mejor enfocadas a las demandas de unos turistas cada día más exigentes y con más alternativas. Y todo ello de manera gradual.

Marketing
Turístico

-12-

4. LA CREACIÓN DEL PRODUCTO-DESTINO TURÍSTICO: EL MARKETING EXPERIENCIAL.
4.1. Los elementos que crean la oferta turística. La promoción y la venta de un destino turístico tienen que diseñarse y prepararse adecuadamente en función del mercado al que se dirigen. En consecuencia, el producto turístico, que es EL DESTINO, tendrá que lanzarse y promoverse en su concepto y contenido del modo más adecuado para captar la atención de los consumidores potenciales. Haciendo un símil, se trata de vender una gran caja que, sin embargo, si no tiene contenido, producto, propuestas y ofertas turísticas, no suscita ningún interés en el mercado y su valor-precio es equivalente a 0. Se puede intentar representar, desde un punto de vista econométrico, la fórmula de éxito de un destino turístico y, en consecuencia, lo que puede definirse como la fórmula base del destino turístico: Imagen + notoriedad Destino turístico = Producto adaptado al mercado

Si interpretamos esta fórmula tendremos lo siguiente: Si el numerador es una cifra elevada pero el denominador es 0, se obtiene un resultado indeterminado. Lo mismo sirve para un destino turístico; tomemos el caso de una ciudad que reúne atractivos y monumentos de una extraordinaria belleza y cuya suma de imagen y notoriedad ofrece un resultado alto; si dicha ciudad no se configura como producto (denominado), el resultado será sólo el de un destino turístico, no el de un producto-destino. Esta fórmula sirve para afirmar que desde el punto de vista de la gestión de un destino turístico, no se puede trabajar sólo en compartimentos estancos, sino que es necesario hacerlo en diversas direcciones coordinadas constantemente para que se configure un verdadero producto-destino. Dar continuidad a un destino turístico significa crear una relación directa entre la imagen y la notoriedad con relación al producto. La falta de esta relación de equilibrio es el defecto de destinos consolidados como Benidorm, que no logran salir de la ambigüedad de ser, por un lado, un producto-destino para turismo familiar y por otro, un producto-destino para jóvenes.

Marketing
Turístico ¿Cómo se construye un producto-destino turístico? Se pueden definir 9 etapas en este proceso:

-13-

1. La definición del producto. Definir conceptualmente el producto: diseñar, pensar en un bien que pueda ser aceptado, vendido e introducido en el mercado. La definición de lo que se pretende vender pude realizarse en dos fases: a) Concretar la IDEA, transformarla de modo que lo que en principio es un concepto vago, se convierta en algo concreto, sin olvidar nunca el público al que se quiere dirigir. b) Posicionamiento del destino dentro del mercado: definir su situación respecto al segmento del mercado (target) al que se dirige. Ej. Si el público elegido es el familiar, habría que conocer en profundidad cuáles son sus demandas, qué quiere y cómo se mueve. En España, el turismo familiar se desplaza en automóvil, en consecuencia, el destino no deberá estar muy distante de la residencia de origen de los turistas, de modo que el tiempo de viaje no sea excesivamente prolongado. Esto facilita la búsqueda por parte del destino de su mercado objetivo, puesto que sus clientes potenciales han de localizarse dentro de ese radio de distancia-tiempo de viaje. 2. El análisis del mercado Saber qué quiere el mercado. Hay que ponerse en la piel del cliente para comprender cuáles son sus exigencias, inevitablemente ello conlleva la necesidad de segmentar la demanda del mercado, descubrir entre las distintas categorías de clientes, que a primera vista pueden parecer homogéneas, un gran número de diferencias. Tomando como ejemplo el mercado de turismo familiar no es un grupo estandarizado y único, de hecho, una familia formada por unos recién casados sin hijos tendrá exigencias y demandas diferentes a las planteadas por una familia con hijos pequeños; demandas que aún serán más radicales en una familia con hijos adolescentes. Posteriormente, habrá que analizar a la competencia; incluso si se trata de un destino nuevo e inédito, deberá ser capaz, dentro del proceso de elección que realiza el consumidor, de superar a los destinos que éste ya conoce. Hay que tener presente también que la distancia desde el punto de residencia del turista hasta el destino no se mide ya en KM, sino en tiempo de viaje y en costes, para entender este concepto tomamos como ejemplo las compañías Low cost desde los aeropuertos de Londres, gracias a los cuales, los habitantes de la capital británica se desplazan a un gran número de destinos en menos de dos horas con un coste del billete de ida y vuelta inferior a los 100€. Esto significa que por ejemplo que Madrid y Barcelona, están ahora, para los habitantes de Londres, mucho más cercanas, tanto desde el punto de vista del tiempo como del dinero. De hecho a los británicos les cuesta menos venir a España que a un gallego ir a Barcelona o Sevilla en avión.

Marketing
Turístico

-14-

3. Análisis interno. Vínculos y situaciones internas existentes en un destino que sin duda influirán en el resultado producto-destino que se proyecta. Los vínculos son, ante todo, de tipo ambiental y geográfico; la propuesta del producto que se quiere crear tiene que ser siempre coherente con los recursos que existen. También son importantes los vínculos de tipo económico y SOCIAL, como es la disponibilidad de medios y el ENTORNO HUMANO Y CULTURAL que caracteriza el territorio y permite que éste se convierta en una oferta turística. En último lugar, hay que tener en cuenta las relaciones políticas. Los delicados equilibrios de repartos de poderes entre las fuerzas políticas que gobiernan una ciudad o una comunidad autónoma a menudo priman sobre los intereses del destino, en este sentido, más que en otros caso, hay que estar atento en conseguir la correspondencia necesaria entre la estrategia de dirección turística que se quiere seguir para promocionar un área territorial y la situación política vigente. 4. El análisis de lo elementos que constituyen el producto. Ha llegado el momento de diseccionar el producto inicial. De hecho, se puede afirmar que hasta este momento lo que se tiene en realidad es un producto bruto. Para avanzar en ese proceso, el destino turístico, que no es más que la suma de una serie de productos y propuestas, deberá ser examinado atentamente en todos y cada uno de los elementos que lo conforman como un producto-destino. El objetivo es obtener una visión clara y concisa de los puntos fuertes y puntos débiles del producto-destino de modo que se enfatice en los primeros y se corrijan los segundos, las debilidades. 5. La definición de los objetivos. Un proyecto resulta inútil si no se determina con claridad dónde se pretende llegar y los objetivos que se fijan para el destino. Cuando hablamos de objetivos, en realidad nos referimos a objetivos económicos y al número de turistas que se desea atraer al destino. Al establecerlos será necesario fijar el plazo de tiempo en el que se pretenden alcanzar. Desde el punto de vista de la gestión de un destino, el periodo mínimo que hay que completar será de al menos 3 años. ¿Por qué tres años? Es el plazo medio que transcurre desde el momento en que se planifica un producto turístico hasta que obtiene el primer resultado. Al mismo tiempo, es el plazo necesario para poder evaluar los resultados y valorar la validez del producto. 6. Posicionamiento en el mercado. Es la alternativa que hay que afrontar ¿lanzar un destino más al mercado o CONSTRUIR Y CREAR un producto-destino nuevo? La respuesta dependerá de si se desea traer un nuevo segmento de clientela, ya que entonces se tendrá que proponer al mercado algo NUEVO Y DIFERENTE de lo que ya existe.

Marketing
Turístico

-15-

La forma más simple de diferenciación se basa en el precio, es decir, crear una atracción que se fundamente en un precio más bajo o, también, en uno más alto. La otra opción, consiste en que el destino sea capaz de crear un VALOR AÑADIDO a la oferta: Recurriendo al concepto de VALOR POR TIEMPO, es decir, que el turista tenga la certeza de que obtiene mucho a cambio del poco tiempo empleado en el destino, pudiendo disfrutar de modo muy bien organizado y con plena satisfacción. O explotando el concepto VALOR POR DINERO, es decir, estableciendo una relación calidad/precio, que el turista considere favorable a sus intereses. El valor añadido, que será el resultado de la CALIDAD del servicio desde el punto de vista del destino que tendrá que desplegar una gran capacidad profesional, tanto por parte de los hoteles, agencias receptoras y servicios como el propio organismo que lo promociona y gestiona, para asegurar constantemente la calidad, se tiene que crear un organismo de gestión, promoción y control del destino turístico. Puede ser una simple Oficina de Turismo o una DEMO (Destination Management Organization) con un equipo profesional y competente que garantice en todo momento un servicio de ayuda a los operadores y de información para los turistas. En una situación como la actual, en la que los destinos viven en un entorno de mucha competencia, un organismo de información y promoción al turismo, ya sea público o mixto, tiene que tener una mentalidad de abierta colaboración con el sector. En el nuevo concepto de gestión y marketing de un destino turístico interviene el organismo de gestión turística del Destino, que contacta con los touroperadores suscitando su interés con el destino para posteriormente ponerlos en contacto con los hoteleros. Este tipo de gestión permite que las relaciones entre el hotel y el touroperador estén supervisadas por el organismo de gestión turística y en consecuencia éste controlará el nivel de calidad del servicio. Para el cliente, esto se traduce en una mayor seguridad y confianza en el destino. Transmitir esta sensación es fundamental porque la ineficiencia de un hotel en realidad repercute en la imagen global del destino, por ejemplo, en el verano de 2002, los telediarios italianos dedican un amplio espacio a narrar la historia de dos turistas que reservaron dos plazas de hotel de categoría superior en Córcega. Cuando llegan a la isla se encuentran que la construcción del hotel aún no está terminada y en consecuencia en una situación que no se ajusta en absoluto a la estipulada. El trasfondo de la noticia es que no se revela el nombre del hotel ni el del hotelero, no se dice qué touroperador o agencia ha vendido el paquete-estafa: lo único que se resalta es que eso ha sucedido en Córcega y la noticia finaliza de la forma aún más reveladora: los desventurados viajeros afirman frente a las cámaras: “Jamás volveremos a Córcega”. 7. La política de marketing. La tarea del organismo gestor del destino será la de integrar los diferentes elementos, recursos y atractivos que conforman, junto con la oferta de servicios, el producto e introducirlo en el mercado. La oferta de un destino tiene que ser coherente con el mercado al que se dirige. Sería una pérdida de tiempo tratar de conquistar un segmento de mercado constituido por familias de poder adquisitivo medio si luego los hoteles no van a disponer de habitaciones adecuadas para ellos, si los precios van a resultarles demasiado elevados y los menús de los restaurantes no se van a corresponder a las demandas.

Marketing
Turístico

-16-

Para un destino nuevo, que intenta introducirse en el mercado todo el sistema cuenta. Todos los elementos con los que cuenta: hoteles, museos, servicios, tendrán que responder a una estrategia unitaria. Es objetivo del responsable del destino el funcionamiento y la gestión del sistema. Entre estas responsabilidades figura establecer una horquilla que abarque los precios mínimos y máximos de los servicios, hoteles o restaurantes. También la tarea de fijar el nivel mínimo de los servicios y determinar la política de venta general del destino. En definitiva, el gestor ha de desempeñar un papel activo y hacer gala de una gran capacidad de decisión en el diseño, planificación y estrategia general del destino turístico.

Por ejemplo, sería inútil tratar de vender determinados destinos como la alpujarra granadina a turistas del tipo familias españolas con hijos a través de touroperadores, ya que los elementos que constituyen el sistema turístico de estos enclaves no se adecuan al mecanismo y a las capacidades de dichos agentes turísticos. 8. La organización interna del destino turístico. Significa que el cliente obtenga lo que desea y busca, pero dirigiéndole para que visite lo que se quiere que visite y no viceversa. El turista ha de ser inducido a comprar lo que se quiera que compre y cuándo se desea que lo haga. 9. La formación profesional Es fundamental que la preparación y el nivel de profesionalidad del personal que gestiona un destino turístico sean elevados. Si la profesionalidad y la formación no existen un destino se ve abocado a una constante improvisación y a una falta de visión estratégica que repercutirá en el desarrollo de todo un sistema turístico. La hospitalidad en el destino, la promoción y la coordinación de todos los servicios tienen que planificarse de modo organizado y profesional. La formación no es un aspecto que concierne sólo al personal de una oficina turística sino que tiene que interesar también a hoteleros, operadores turísticos e incluso a quienes integran aquellos servicios aparentemente menores, pero de enorme trascendencia, como trabajadores de museos, policías, comerciantes, taxistas, etc. Un elemento esencial de la oferta de un destino lo constituyen los propios residentes y ciudadanos, que con su actitud hacia los turistas, su cultura local y su peculiar carácter se convierten en muchos casos en la razón del éxito o el fracaso de un enclave turístico. También en este sentido es aconsejable y necesaria una labor de formación sobre la importancia del turismo en el destino. Este tipo de formación que deberá ser sutil y genérica se denomina SENSIBILIZACIÓN. El residente del destino ha de entender que él forma parte del sistema de la oferta turística y que también su cultura e historia son elementos potenciales de atracción. Los visitantes de una ciudad observan sobre todo a la gente, se fijan en la actitud y en los gestos de los residentes, comprueban si se les trata con respeto, si existe un comportamiento cómplice u hostil hacia ellos.

Marketing
Turístico

-17-

Los residentes deben recordar que el turista constituye una riqueza para su ciudad, región, comarca y provincia, pues trae dinero que gasta, directa o indirectamente. Sin la llegada de ese turista el destino como tal no existiría. Los instrumentos más adecuados para sensibilizar a la población son quizá los medios de comunicación locales, que pueden contribuir a explicar lo que el turismo supone para la economía general del territorio y del destino. Éste es un concepto difícil de percibir, especialmente para aquellos profesionales que piensan que su actividad no tiene ninguna relación con el turismo. Por eso, hasta un carnicero debería tener presente que parte de la carne que vende es consumida por un turista, de modo que si este no viene, venderá menos, porque ni el restaurante ni el hotel a los que provee la comprarán. El turismo es un sector que crea economía indirecta que gracias a su naturaleza y tipología de consumo genera una actividad, trabajo e ingresos para toda la colectividad en que se desarrolla. Muchas son las administraciones locales que están empezando a incentivar el crecimiento turístico. Un aspecto que el organismo de gestión turística deben tener en cuenta es que normalmente el pequeño empresario turístico se siente condicionado y no suele participar en las actividades de formación y actualización profesional. Teme que los colegas-competidores lo juzguen como una persona insegura. Esto es fruto de un sistema turístico poco preparado, que en el caso de España se ha caracterizado en muchas ocasiones por la improvisación. La estrategia de suscitar el interés de determinados empresarios y operadores dentro del destino incrementa la competitividad interna, y en consecuencia obliga a quien no participa en un primer momento a incorporarse en el sistema para no correr el riesgo de perder cuota de mercado. La importancia de la calidad es tal, que los propios touroperadores internacionales han desarrollado sus propios sistemas de evaluación de calidad. 4.2. La renovación y la reingeniería del destino-producto turístico: fases. Es necesario que un destino turístico en fase de renovación renuncie a captar a determinados segmentos del mercado para concentrarse en un número limitado de ellos, analizando a qué tipo de clientes va a dirigir su oferta y con qué tipo de producto. Por ejemplo, una oferta de servicio de alto nivel y elevada calidad y en consecuencia muy cara para unos clientes encuadrados mayoritariamente en un mercado de masas o la construcción de un campo de golf junto a un camping de escasa categoría. Como consecuencia, será preciso analizar cuáles son los factores del éxito del destino, los que diferencian la oferta y constituyen puntos fuertes y del mismo modo eliminar los que el mercado percibe negativamente, como por ejemplo el exceso de gente, la escasa calidad de los servicios, la falta de seguridad, la precariedad de las instalaciones, un entorno medioambiental degradado, etc. El objetivo de un proceso de reingeniería turística será aumentar el nivel de satisfacción del cliente y motivarlo a consumir más mediante una serie de propuestas y ofertas con las que hacerle disfrutar para evitar en todo momento su aburrimiento.

Marketing
Turístico

-18-

Las nuevas iniciativas deberán comunicarse de manera adecuada e inteligente, ya sea la llegada, en el hotel, en los bares, en los restaurantes o por la calle. El destino tiene que informar constantemente al cliente de lo que puede encontrar en él. Es necesaria la instalación de puntos de información turística suficientes, que lógicamente nunca deberían faltar en aeropuertos, estaciones de tren o autopistas. Es indispensable crear un sistema informático eficaz que impida que un turista interesado en presenciar algún evento, como una fiesta, una exposición o un espectáculo deportivo, por ejemplo, no pueda hacerlo porque desconozca cómo, cuándo y dónde acudir. Con la misma finalidad habrá que estructurar todo un sistema de dinamización y señalización que consiga integrar plenamente al visitante en el entorno, despertar su curiosidad, informarle de lo que ve y hacerle de algún modo partícipe de la historia y vida del destino. 4.3. Nuevas tendencias en el turismo: “El short break”: Turismo de corta duración. El turismo de corta duración, que responde tradicionalmente a viajes de una a tres noches de duración y por motivos fundamentalmente de ocio, es un sector dinámico y relevante en el panorama turístico europeo. El turismo de corta duración es un modelo consolidado en Europa, cuyos ciudadanos muestran una marcada tendencia a realizar vacaciones estivales más cortas complementadas con varias salidas breves repetidas a lo largo del año. ¿Cuáles son las características del turismo de corta duración? - Se trata de un turismo doméstico, es decir, los destinos elegidos se encuentran preferentemente dentro del propio país. Según los datos de la encuesta Familitur del Instituto de estudios económicos el 92% de los viajes cortos turísticos de los españoles se hace dentro del territorio nacional. - Su menor estacionalidad comparándola con las vacaciones largas. Este tipo de turismo se distribuye a lo largo del año de un modo más homogéneo, y no olvidemos que el turismo de negocios también está muy sujeto a la estacionalidad, de modo que durante el fin de semana las grandes ciudades a penas detectan este tipo de actividad. En el caso de los destinos de playa, el turismo de corta duración puede permitirles tener actividad durante los meses de primavera, incluso otoño. Evidentemente este tipo de demandas disminuye durante el verano, tiempo que el turista emplea para disfrutar de sus vacaciones principales, dedicadas a estancias más largas. El transporte es un factor que hay que tener en cuenta; dado que la mayor parte de los turistas elige destinos domésticos, el transporte elegido mayoritariamente es el automóvil propio. Sin embargo, la irrupción del transporte aéreo de bajos precios está generando un aumento de viajes que utilizan el avión. Un elemento muy importante en este tipo de turismo es la organización del viaje y la elección del destino por parte del turista. La decisión de cuándo y dónde ir suele ser bastante espontánea, a diferencia de lo que ocurre con las vacaciones largas. No es habitual que el turista de viajes breves acuda a una agencia de viajes, ya que tiende a organizar y reservar su estancia personalmente.

Marketing
Turístico

-19-

El perfil de este turista es muy concreto y por ello a los destinos turísticos les resulta bastante fácil identificar a esos segmentos de la demanda. Normalmente se trata de viajeros: - Jóvenes, de mediana edad, de entre 20 y 45 años, que pertenecen a clases sociales acomodadas. Son mandos intermedios, directivos o profesionales liberales. El mercado emisor más importante de este tipo de turismo es Alemania, seguida de Gran Bretaña y Escandinavia. 4.5. Turismo rural y de interior. El auge del auge del turismo rural en los últimos años se debe a diferentes factores. En primer lugar, la demanda del mercado es más sensible a una mayor calidad ambiental y también a la búsqueda de nuevos destinos “poco” turísticos. El auge ha coincidido además con una crisis de agricultura y, al mismo tiempo, con un progresivo incremento del turismo de fin de semana. Parte de interés se debe también a su precio, inferior al de otros destinos turísticos de masas. Desde el punto de vista político este tipo de turismo se potencia como un instrumento para diversificar la economía y el empleo regional, casi como una forma de complementar las rentas agrarias. Las actividades de este tipo de turismo van encaminadas al aprovechamiento de los recursos naturales y del entorno, así como del estilo de vida y la cultura locales. El turismo de interior se diferencia del rural por las siguientes características. Un turismo de interior es el situado lejos de los enclaves costeros y dirigido a un segmento de la demanda deseoso de estar en contacto con la naturaleza, fuera del entorno urbano, y en muchos casos de contemplar un cierto retorno a las raíces y orígenes familiares. En España estamos ante un tipo de turismo de interior o rural que se considera de primera generación, en el que el cliente busca: TRANQUILIDAD RETORNAR A LA NATURALEZA DISFRUTAR DE LA GASTRONOMÍA. Sin embargo, observado, la evolución que este tipo de turismo ha tenido en Francia o en Austria, países ya con larga tradición y con modelos de turismo rural de segunda y tercera generaciones, será necesario prepararse para dar respuesta a la demanda futura. El principal problema que plantea la gestión de un destino de turismo rural es la AMPLIA TIPOLOGÍA DE CLIENTES. Por una parte, se acoge a turistas que disponen de un escaso presupuesto para sus vacaciones y que se permiten un descanso que en otros destinos sería demasiado costoso. Por otra parte, existe un segmento de clientes que eligen el turismo rural porque son amantes del campo y del entorno rural.

Marketing
Turístico

-20-

Hasta ahora el listón de exigencias del cliente del turismo rural no estaba muy alto, pero se irá sofisticando progresivamente. En este sentido la gestión y promoción de este tipo de destinos no puede limitarse a ofrecer una actividad meramente contemplativa, como pretenden actualmente muchas de las ofertas existentes, sino que paulatinamente tendrá que idear nuevas propuestas. El destino de turismo rural tiene que razonar en términos de gestión y de marketing: REFORZANDO SU PROPIA IDENTIDAD. Un destino que responda a este perfil tendrá en la gastronomía, el patrimonio artístico y la cultura local, además de una propuesta de precios inferior a la que un destino de playa o de ciudad, la posibilidad de convertirse en un destino-producto fácilmente consumible por el mercado. La gestión de un destino rural no es fácil, ya que generalmente el nivel de preparación profesional de los operadores locales es escaso. Un destino de turismo rural tiene que tener claro el motivo real que incita al cliente a elegirlo, qué es lo que busca y qué es lo que espera obtener. Por ello en la creación y gestión del destino, que en el caso del turismo rural suele ser un área geográfica de una dimensión mayor que la de una localidad, hay que procurar que las prestaciones sean comprensibles para el mercado y que exista una correlación entre lo que se promete y lo que realmente se ofrece. En Andalucía la comercialización y la promoción del turismo rural y de los destinos turísticos de interior no están integradas en el mecanismo de la intermediación, y a penas existen touroperadores especializados. En consecuencia, una opción sería que el organismo de gestión turística pudiera suplir esta carencia creando una propia central o un sistema de reservas que ayude a los operadores a organizar servicios de atención al público. Es una realidad que el turista de interior no busca actividades frenéticas, pero sí hay que intentar que disfrute realmente de la oferta y del destino. Por ejemplo, una iniciativa que podría poner en marcha un destino rural para intentar incrementar su nivel de competitividad sería la de crear actividades deportivas o de entretenimiento. En este sentido, ofertas como el cicloturismo, el mountain bike o excursiones por los alrededores son una buena alternativa. El turismo rural ha de comenzar a prever que la mera actividad “contemplativa” irá dando paso a una demanda que pedirá actividades en consonancia con el entorno. Para adelantarse a los acontecimientos habría que comenzar a diseñar y preparar productos y ofertas turísticas dentro del entorno rural que contribuyan a captar nuevos segmentos de mercado y a reforzar la oferta existente. Algunas de estas propuestas a título de ejemplo serían: - Productos de senderismo. - Productos y actividades turísticas dentro de espacios y parques naturales. - Productos turísticos de pesca, como por ejemplo, la pesca sin muerte. - Productos cinegéticos, aprovechando la existencia de más de un millón de cazadores. - Cursos de artesanía y cocina. - Actividades y vida en las granjas (especialmente para los niños). - Actividades orientadas al relax (instalar termas y realizar masajes y terapias curativas en los hoteles rurales).

Marketing
Turístico

-21-

- Productos turísticos que incluyen el cicloturismo, con servicios adaptados a este segmento de la demanda. El factor que un destino rural o de interior tiene que explotar es la personalidad y la identidad de su gente, sus modos y estilos de vida y su carácter, dado que son el testimonio de la realidad local. Las inversiones que hay que realizar en este aspecto específico son insignificantes, y además se amortizan muy rápidamente.

5. MARKETING DEL DESTINO TURÍSTICO:
La globalización, las nuevas tecnologías de información y la enorme competencia que en la época actual tienen que sortear los diferentes destinos turísticos en todo el mundo, exigen el conocimiento y la aplicación de estrategias de marketing. El marketing turístico engloba todo un sistema que incluye el estudio de la demanda del mercado, la oferta del producto, comunicación, imagen y distribución, así como la identificación de los consumidores potenciales, todo ello con el fin de lograr la venta de un producto turístico. El marketing turístico es el instrumento que permite: o Descubrir las necesidades y deseos de los turistas o Seleccionar los públicos objetivos. o Decidir sobre la colocación en el mercado. o Desarrollar productos adecuados a las oportunidades del mercado. o Informarles sobre qué es lo que está disponible. o Especificar dónde pueden comprar tales productos de tal manera que perciban un valor cuyo resultado final será el precio que los consumidores estén dispuestos a pagar. Un destino turístico es un conjunto de facilidades y servicios turísticos que, como cualquier otro producto o servicio, está compuesto de un número de atributos que pueden estar basados en recursos naturales, creados, o abstractos. Los destinos turísticos se consideran productos turísticos dirigidos a satisfacer las necesidades de los turistas o consumidores potenciales. 5.1. Promover el destino: Estrategia promocional. Promover significa comunicar a los potenciales consumidores-turistas que la oferta propuesta es capaz de satisfacer sus exigencias y sus demandas; en definitiva, es tratar de convencer al turista de que merece la pena ir a un destino. Lo primero que hay que tener en cuenta cuando se plantea la comunicación turística de un destino

Marketing
Turístico

-22-

es que toda la oferta es intangible; por eso la clave del éxito para el marketing de un destino turístico consiste exactamente en hacer tangible su intangibilidad, es decir, reformar en beneficios concretos y tangibles lo que en principio es sólo una propuesta abstracta. La segunda peculiaridad de la promoción turística es que mientras que generalmente un producto está presente materialmente allí donde está su mercado, en el caso de un destino es el cliente el que tiene que se tiene que mover para conocerlo y, por ello es más difícil convencerlo. Ejemplo de Innovación turística, Marketing Medios Sociales, de como la tecnología e Internet nos afecta al sector turístico: Blog de Jimmy Pons http://comunidad.hosteltur.com/post/2009-09-01-promocionar-un-destino-con-twitter-experimentoexperiencias-menorca Una ciudad, un destino turístico, puede estar integrado en la campaña publicitaria de una región y por ello deberá mostrar una coherencia con la propuesta global. La estrategia promocional. Cuando se elige una estrategia promocional han de definirse conjuntamente los canales comerciales que quiere utilizar el destino para alcanzar sus objetivos. Como consecuencia de la elección estratégica de los canales de comercialización, se adoptará una política de promoción que podrá ser de dos tipos: Estrategia PUSH (empuje). Basa sus acciones de promoción en la relación del destino con los intermediarios. Se trata de actuar sobre quien tiene que cuidar de la venta, representar nuestro destino y sus productos y dirigir al cliente hacia nosotros, ya que al ser el referente del cliente, el intermediario que conoce mejor al turista y se relaciona directamente con él, opera siempre con mucha eficacia. Ejemplo: para un destino que se promociona y se comercializa a través de los touroperadores y agencias de viajes, una acción push consiste en visitar directamente los centros de reserva de los operadores, mantener contactos periódicos con los departamentos de marketing y comerciales de los touroperadores, así como preparar e impartir seminarios de venta, dirigidos y pensados para los promotores de las cadenas hoteleras, los touroperadores y los agentes de mostrador de las agencias de viajes. En algunos casos se llevan a cabo acciones muy específicas, como Australia, que por medio de la Australian Tourist Comisión ha creado un programa de formación denominado “Aussie Especialist Program” para preparar expertos en el destino Australia dentro de las agencias de viajes europeas, con el fin de promocionar al país en colaboración con las compañías aéreas y los touroperadores. Esta estrategia ha incluido además la creación de una web específica denominada OZ planner que permite conocer con detalle el destino

Marketing
Turístico

-23-

Estrategia PULL (tirar). Es la estrategia típica de los organismos de gestión del turismo, que se centran directamente en el turista consumidor, su objetivo es doble: - Convencer al cliente potencial primero para que elija el destino para sus vacaciones y después para que reserve y adquiera directamente los servicios (ya sea en el propio destino o en los hoteles allí ubicados). - Sugerirle que por propia iniciativa adquiera sus vacaciones en el destino a través de intermediarios. En el fondo se trata de suscitar el interés del consumidor para que elija el destino que se promociona. 5.2. Comunicar el destino. 5.2.1 Plan de comunicación. Una de las cuestiones que se plantean los responsables de un destino turístico es : ¿Cuánta cantidad de documentación de la que generan los servicios turísticos desemboca en una comunicación efectiva? Sin duda, una mínima parte. Por esa razón, la comunicación de un destino no puede ser fruto de un trabajo improvisado, sino que debe dejarse en manos de profesionales para recalcar los elementos diferenciales y más atractivos afín de que la publicidad de que un destino triunfe con respecto a la competencia y, sobre todo, sea visible entre la gran masa de mensajes en circulación. El primer paso para conseguir un resultado eficaz consiste en tratar de identificar características sólo atribuibles al destino y potenciar su DIFERENCIACIÓN. El objetivo será reforzar la percepción del producto y transmitir la propuesta en términos de valor. Para ello es necesario que exista un Plan de Comunicación que identifique bien qué hacer, a quién y con qué finalidad, y que, una vez averiguados e identificados los mensajes de la competencia, adapte el suyo al segmento de mercado preciso; en lo que concierne a los instrumentos que se pueden utilizar, deben distinguirse los siguientes: • Los tradicionales, representados por los folletos y el material promocional en papel. • Los de marketing directo, que utilizan siempre el soporte papel y el CD-ROM. • Los alternativos, los que utilizan la web y la televisión interactiva. 5.2.2. Materiales promocionales innovadores. Los progresos técnicos e informáticos han abierto nuevas posibilidades para la comunicación de un destino turístico. El marketing electrónico representa una de estas oportunidades, ya que permite al vendedor exponer todos sus productos a través de la red de comunicación y al cliente potencial visualizar desde su casa estas propuestas y decidir.

Marketing
Turístico

-24-

Se ha desarrollado el folleto electrónico que utiliza como soporte el CD-ROM por su bajo coste de edición e impresión. Puede utilizarse en ordenadores ubicados en establecimientos donde tiene acceso el público, por ejemplo: estaciones, universidades, tiendas, bancos, etc. Pero no constituye un vehículo de información idóneo para el cliente final. Otra tipología de material promocional son los vídeos y películas, donde se recogen imágenes significativas de sus atractivos (recursos naturales, oferta hotelera y gastronómica, etc). Estas películas se utilizan en presentaciones, workshops, ferias, aviones, autocares, etc. En el sector se está apuntando hacia la multicanalidad, en concreto hacia los catálogos electrónicos para reducir el número de folletos que se editan, evitar los costes de distribución y de almacenamiento. El papel de los medios de comunicación: podemos dividir los medios de comunicación de masas que directa o indirectamente se ocupan del turismo en dos grandes categorías: • Travel media, los especializados en la material que se dividen en: - los destinados al público, revistas como Viajeros, Grandes Viajes, Descubrir, Viajar, Paisajes. - los dirigidos al sector, como Editur, Preferente, Nexotur, etc. • Los medios de comunicación no turísticos, que cada vez encuentran un público más interesado en los viajes, y por lo tanto, van dedicando progresivamente más espacio al sector. Son notables los suplementos semanales de viajes que realizan El País, El Mundo, La Vanguardia y otros. En este punto es interesante mencionar el éxito de la literatura de viajes y el cine, por su capacidad de promoción y comunicación, que ha demostrado ser un instrumento muy eficaz para describir y poner de moda cualquier ciudad o país, como ocurrió con Minas de Riotinto cuando se estrenó la película El Corazón de la Tierra.

5.3.Vender el destino. 5.3.1. Distribución directa e indirecta. La evolución de la demanda turística, que tiende cada vez más a la autoorganización, al uso de Internet y al desarrollo de los vuelos low cost, ha modificado profundamente el concepto de la comercialización del destino y por añadidura de los productos y ofertas turísticas. Para que un destino competitivo tenga éxito tendrá que promocionar el producto global teniendo bien presentes los canales de distribución a través de los cuales se tiene que vender. Como ocurre con todos los bienes y servicios que están en el mercado, el proceso de comercialización de un destino turístico es la consecuencia de un cruce de intereses: la oferta tiene que encontrar una demanda.

Marketing
Turístico

-25-

Pero con respecto a los bienes de consumo, el turismo presenta un problema adicional: no se puede llevar el producto al consumidor para facilitarle la adquisición, sino que es necesario llevar al consumidor hasta donde se encuentra el producto, e incluso frecuentemente haciéndole pagar un precio elevado por el transporte. De ello se deduce que el proceso de venta de un producto turístico y en especial del producto-destino es muy complejo. Existe en muchos destinos turísticos la idea generalizada de que cada vez creado el producto, el destino y, en consecuencia, quien lo promueve y gestiona la información ya han finalizado sus funciones. Se trata de un error, de hecho son muchos los destinos que, a pesar de poseer un buen producto, no se esfuerzan por colocarlo en el mercado, de modo que como los potenciales consumidores lo desconocen, no lo pueden adquirir. El primer paso para introducir el producto-destino en el mercado consiste en transformarlo en oferta, es decir, ponerle un precio, de forma que el cliente pueda saber lo que le cuesta visitarlo o pasar unas vacaciones en él. La distribución directa es la más simple y se realiza, por ejemplo, cuando un hotel le vende al cliente sus servicios sin necesidad de que las agencias de viajes o los touroperadores actúen de intermediarios. Ha sido siempre el sistema de comercialización preferido por la mayoría de los hoteleros pese a que en nuestros destinos de sol y playa controlados por los touroperadores internacionales, apenas han podido desarrollarlo. Teniendo en cuenta que en los destinos de interior, en las ciudades de tamaño medio y en las capitales de provincia españolas, pero también en algunas zonas del litoral nacional y andaluz, la mayoría de las estructuras receptivas son de pequeña y mediana dimensión, no han necesitado nunca a los grandes operadores para llenar sus estructuras. Y por ello en realidad no son demasiado adecuadas para acoger al turismo organizado. La venta directa tiene la ventaja de evitar el pago de las comisiones a los intermediarios. La exigencia de reducir los costes, les ha llevado a promocionar la venta directa y desarrollar cada vez más los canales directos, con Internet o con centrales de reserva telefónica, lo que claramente ha perjudicado a los intermediarios. Otro punto a favor de la venta directa es el hecho de que los intermediarios no son controlados férreamente por los proveedores, ya que pueden aplicar políticas comerciales de descuentos o de otro tipo sobre el producto, aparte de que cada vez es menos habitual que asuman riesgos y por lo tanto no garantizan eficacia comercial. Por otra parte, la distribución indirecta prevé la intervención de dos intermediarios: La del touroperador que engloba los productos y servicios, es decir, que los integra en una propuesta conjunta (hotel + transporte + servicios) y la agencia que los ofrece al mercado. Sin embargo, éstas no son las únicas formas de intermediación posibles. Por ejemplo, para productos turísticos de congresos existen los PCO (Professional Congress =rganizer), los planificadores de encuentros y conferneciaso las agencias que organizan viajes de incentivos, mientras que para cubrir el turismo de negocios están las agencias de viajes especializadas en este producto.

Marketing
Turístico

-26-

Para los destinos de vacaciones otro canal de comercialización puede ser el de las Asociaciones o los clubes para los productos de interés especial y también los operadores aéreos, ferroviarios, marítimos o de autocares. Ofrecen a menudo ofertas que incluyen el transporte y los servicios en el destino. 5.3.2. El papel del organismo de gestión del destino en la venta del producto turístico. La visión y función del organismo de gestión turística consiste en adoptar un papel activo en la comercialización de un destino. Los gestores de los destinos son cada vez más conscientes de ello. Prueba evidente de ello es que la difusión de los modelos más avanzados de organización y gestión de los organismos de gestión del destino, permite disfrutar ya de experiencias activas, y por lo tanto, quien quiera ejercer esta tarea podrá elegir entre diferentes métodos de trabajo en lo que respecta a la comercialización del destino. Por ejemplo, el primer modelo que se puede citar es el de Office de Tourisme (Oficina de Turismo) que no se limita a la actividad promocional y a la información en el destino, sino que organiza paquetes turísticos que comercializa a su vez en ferias y manifestaciones promocionales y pone a disposición tanto de otra agencias de viajes como directamente del público. Es un modelo de gestión turística que permiten las leyes francesa. Sin embargo, en España y otros países las oficinas de turismo no pueden comercializar, reservar ni vender alojamientos ni paquetes, ya que esa es competencia exclusiva de las agencias y los organizadores de viajes autorizados. Actualmente, el viajero acude a las oficinas de turismo no sólo para informarse sino, con la idea de realizar reservas de hotel y preparar por su cuenta las actividades y visitas que quiere realizar en el destino elegido. Cuando un turista desea reservar y comprar un servicio turístico, quiere hacerlo de inmediato. Los factores que influían tradicionalmente en un turista a la hora de decantarse por un destino en detrimento de otro, eran económicos: cuánto dinero iba a suponer el desplazamiento y la estancia, ligados a la distancia geográfica desde el lugar de residencia. Ahora las cosas son diferentes: el viajero actual es propenso a desplazarse a destinos más lejanos. Los coches son más cómodos, las ofertas de las compañías aéreas Low cost se ha multiplicado y sobre todo, la mentalidad del turista HA CAMBIADO. Al viajero ya no le cuesta pagar grandes sumas de dinero para disfrutar de unas vacaciones. El punto de inflexión claro que marcó esta tendencia en el mercado fue el fin de año de 2.000, los touroperadores decidieron reducir su oferta para los destinos de larga distancia. Resultado: La oferta se agotó en poco tiempo, hubo clientes que entraban en agencias de viaje preocupados por no encontrar plazas y que se declaraban dispuestos a pagar cualquier precio con tal de conseguir un destino de Sol para pasar el último fin de año del siglo.

Marketing
Turístico

-27-

Para elegir la estrategia de distribución del destino, es fundamental considerar los siguientes puntos: •¿Cómo adquieren los clientes el tipo de producto que desean y cómo negocian entre sí los operadores? •¿Qué tipo de sistema de distribución se pretende utilizar para atraer y captar los clientes? •¿Qué coste supondrá el empleo y uso de los canales de distribución elegidos? •¿Los canales elegidos son defensores entusiastas del producto y destino, y podrán representarlo y promocionarlo de manera eficaz? •¿Venden también los productos de la competencia directa? •¿Tienen un conocimiento profundo del producto? En caso contrario, ¿Cuáles serían los costes de formación para incrementar su conocimiento? •¿Qué tipo de incentivos se pueden ofrecer a quien se ocupe de vender el producto?

5.3.3. El turista organizado. Un factor importante para el turista organizado, el que viaja con paquetes cerrados o con servicios organizados por agencias de viajes o por touroperadores, es el precio. Para los consumidores del norte de Europa es casi siempre mas económico adquirir un paquete que hacer el viaje reservando individualmente los diferentes servicios. Para italianos, franceses y españoles la ventaja no está tan garantizada, aunque con mucha frecuencia, sobre todo en temporada baja, se presentan ofertas mucho más asequibles. Y además la adquisición del paquete es sencilla y rápida: basta con ir a una agencia de viajes así el turista evita realizar llamadas, navegar en Internet, consultar a más proveedores o recurrir a las informaciones de los amigos. La gran difusión de las agencias de viajes ha vuelto, todo más sencillo e incluso más atrayente. El comportamiento del cliente que adquiere el paquete «todo incluido» o bien con diferentes niveles de integración, como pueden ser los denominados self catering o de otro tipo es fácil de prever, 1o que para el organismo de gestión del destino supone una gran ventaja porque puede adecuar racionalmente su política de marketing. La elección del cliente se hace por medio de catálogo y está condicionada por el precio máximo o que está dispuesto a pagar más que por la imagen que tiene el destino, aunque esto cada vez influye más. Igual que influye la descripción que aparece en el catálogo, las fotografías seleccionadas, que son elementos de atracción fundamentales, las experiencias, tanto las propias como las de los conocidos, pero también las recomendaciones de 1os que atienden tras el mostrador. El organismo de gestión turística tiene que conocer estos mecanismos y dedicar una atención especial a los elementos que inciden notablemente en la eleccción de los consumidores; tendrá que verificar que las fotografías sean actuales. Pero también preocuparse de los trabajadores, de las agendas de viajes, a los que han de remitir las oportunas informaciones y muy posiblemente también incentivarlos con retribuciones económicas o de otro tipo.

Marketing
Turístico 5.3.4. El turista individual.

-28-

Hoy el viajero tipo ha adquirido una cultura turística y un nivel de información mucho más elevado con respecto al pasado. Además, se ha vuelto más exigente. Es más culto, más maduro y tiene una mayor experiencia de viaje. Huye de las masas y busca la personalización, e incluso tiende a exigir una demanda cada vez más individual. Sus requerimientos son cada vez más concretos y precisos y el organismo responsable del destino tiene que estar preparado para satisfacerle ¿Pero cuáles son los elementos fundamentales que lo inducen a viajar a un destino? Ante todo sus exigencias individuales: el tiempo de que dispone, su salud, el dinero que puede gastar, su situación familiar; su mayor o menor deseo de con¬ducir, pues no debemos olvidar que más del 65 por 100 de los viajes que se hacen en toda Europa utilizan el coche particular. Esquematizando, los factores que inducen a la elección pueden resumirse en 1os siguientes: • La actitud y la percepción del consumidor en relación al destino, sus preferencias por un país en detrimento de otro, que pueden estar condicionadas por su cultura, su estilo de vida, la estructura de servicios de que dispone, sus gustos a la hora,de viajar, su manera de organizar el viaje; su concepto sobre la relacióncalidad/precio. • EI conocimiento que el viajero tiene del destino, que deriva de anteriores visitas, de testimonios de amigos y parientes o,de datos que ha recogido por su cuenta, sus informaciones sobre la oferta del mercado, su conocimiento sobre la estructura,y los,precios d e 1os diferentes destinos que de algún modo 1o atraen. • Las experiencias que el turista ha adquirido en anteriores vacaciones o viajes, sus preferencias por viajar de manera individual o en grupo, su intención de conseguir promociones y descuentos, etc.

5.5.4. Las políticas de venta. No existe en nuestros destinos la filosofía de realizar ofertas integrales de todos los hoteles. Lo más frecuente es encontrar propuestas separadas de diferentes operadores en el mismo espacio físico, de lo que se deduce que en conjunto la oferta no logra mostrarse en su globalidad. La falta de colaboración entre los proveedores de los servicios es una práctica muy habitual en un mercado en manos de empresas privadas que a veces ni se conocen unas a otras y que no están acostumbradas a recoger las sinergias que, de actuar conjuntamente, se podrían crear un beneficio de todo. El papel del organismo de gestión del destino, desde un punto de vista de la promoción consiste exactamente en eso, en tener una visión estratégica del producto y del destino y en celebrar encuentros entre varios actores del sistema para definir un diseño estratégico que desemboque en una política comercial válida y ventajosa para todas las empresas interesadas. La apuesta puede parecer compleja, pero en la actualidad las opciones de futuro son LIMITADAS, a menos que la propuesta que se ofrezca al mercado tenga estas características.

Marketing
Turístico Entre las estrategias posibles están:

-29-

- La creación de un portal de Internet propio que agrupe toda la oferta y que brinde al usuario la posibilidad de efectuar todas las reservas que necesita para su estancia en el destino. - La presencia del destino en portales gestionados por otras organizaciones de venta, como los portales turísticos Tiscover.com. - La creación de un call center que permita la reserva telefónica de todos los servicios, productos y hoteles existentes en el destino turístico. La creación de una central de reservas supone un paso adelante en la creación y gestión del sistema de dirección del destino turístico. - Otras alternativas podrían encontrarse en la utilización de una canal de comercialización asociativo a partir de la colaboración entre operadores turísticos locales. En Italia existen muchos consorcios de operadores. Un excelente ejemplo, lo ofrece Treviso, que organiza propuestas y paquetes turísticos de éxito ligados a las muestras y exposiciones de arte que se celebran en esta ciudad Italiana. En el caso de España las que asumen esta labor son las asociaciones voluntarias de hoteles, ligadas a un determinado destino turístico, que agrupan a varios hoteles u otro grupo de operadores.

Marketing
Turístico 6. Gestión del destino turístico. 6.1. La creación de la marca y consolidación de la imagen.

-30-

La creación de la marca debe estudiarse con sumo cuidado porque el potencial cliente tiene que percibir los valores que por medio de ella se desea transmitir. En el caso de los destinos maduros o en fase de desarrollo avanzado, sin un atractivo sociocultural muy potente, el organismo de gestión del destino tendrá que apostar en su imagen por los atractivos naturales, el sol, las playas, el mar, la naturaleza o bien por los servicios. Para los destinos nuevos o emergentes la elaboración de la imagen tiene que basarse en la transmisión de valores emocionales, como la cultura, la calidad de vida, una variada oferta de actividades o la hospitalidad. Los destinos líderes apuestan por la personalidad de la marca, incidiendo en aspectos de su carácter como la modernidad, la tradición o el dinamismo. Para comprender el proceso de información que culmina en un concepto de imagen turística que transmita la personalidad del destino, basta con realizar una simple auditoría de imagen entre los turistas que lo han visitado y quienes no lo conocen. Los analistas de mercado opinamos que en el imaginario colectivo: Turín se percibe como una ciudad industrial y sin atractivos, sin embargo, la mayor parte de los turistas que la visitan quedan sorprendidos por su arquitectura, sus palacios, la belleza de algunas plazas y la suntuosidad de sus cafés más históricos y famosos. ¿Cuáles son las claves del éxito de la imagen de un destino? Desde luego es fundamental que sea sencilla, rápidamente reconocible y agradable al consumidor. La marca y el logotipo tienen que lograr un alto impacto visual, de modo que los colores han de ser vivos y puros; debe elegirse un símbolo fácilmente aplicable a todo tipo de material y que resulte adecuado para todos los instrumentos promocionales. Una bonita imagen que no puede ser convenientemente explotada no sirve para nada. 6.2. La construcción de la imagen. Los productos de un destino turístico constituyen una marca sin la cual no existen en la percepción de los consumidores. Igual que ocurre con otros bienes y servicios, el comprador primero elige la marca y luego el producto. La misión que crea una marca es diseñar una personalidad seductora que la diferencie de la competencia. En esta fase de atracción del usuario potencial no se trata de informarlo, sino de seducirlo. Hay que jugar con las emociones y no con la razón.

Marketing
Turístico

-31-

Los elementos sobre los que la marca se basa son tres: - La visión del destino: quién es y qué quiere ser, es decir, su propuesta como producto turístico. - La imagen: cómo percibe el turista al destino, es decir, su valor desde el punto de vista del usuario. - La oferta: De qué dispone para lanzar su propuesta. Las palabras mágicas deben ser “distinguirse” y diferenciarse: ¿de qué modo? Descartar procesos de tipo racional, porque aquí no sirven. Hay que recurrir a valores de tipo emocional y ensalzar las diferencias de las que el visitante puede extraer sus ventajas. La imagen tiene que ser el resultado final de la suma de las ideas, los pensamientos y las impresiones que una persona atesora de un sitio determinado. No conviene centrarse mucho en la imagen que se proyecta, sino sobre todo en la imagen que perciben los usuarios potenciales, una imagen que no se puede conocer y captar si antes no se comprende la ubicación del destino en el mercado y su posición competitiva. 6.3. Consolidación de la imagen. La imagen mental que el consumidor se ha creado del destino, antes de llegar a él, y que es fruto de su subjetividad, se transforma, una vez allí, en una imagen material que se basa en ese momento en los cinco sentidos vista, oído, gusto y olfato. ATENCIÓN: no nos referimos sólo a algunos sentidos, sino a TODOS. Los olores, los sabores o los sonidos/ruidos, son tan importantes como lo que se ve. Para saber si la imagen que el turista percibe, se corresponde con la imagen que el destino proyecta es importante analizar ambos conceptos. Se pueden producir tres situaciones, dependiendo de que la imagen real se corresponda exactamente con la imagen mental creada antes de la visita, sea superior a ella o sea inferior a lo esperado. Para poder analizar esto se podría hacer un estudio de posicionamiento de un destino turístico en el mercado, en función de la relación existente entre la imagen que proyecta y los productos y atractivos reales que posee, es decir, la IMAGEN REAL. Este estudio requirará profesionalidad por parte de los organismos de gestión turística y partirá de la estimación, por parte del cliente y en relación con la competencia, de la calidad de los productos y servicios que ofrece el destino y de su grado de satisfacción. Si el análisis del posicionamiento revela: - Una imagen en fase menguante, debe emprenderse una acción de mantenimiento mediante intervenciones activas sobre la imagen y la consiguiente comunicación al público. Ejemplo: Barcelona, ha pasado de percibirse como una decadente ciudad industrial a transformarse en uno de los destinos turísticos más requeridos, con una marca turística muy atractiva gracias no sólo a las grandes obras realizadas, sino también a la participación colectiva de sus habitantes.

Marketing
Turístico

-32-

- Un posicionamiento óptimo, no deben abandonar en ningún momento su relación activa con el mercado, han de mantener el objetivo de mejorar de forma continuada su marca. El organismo de gestión turística tiene que tener entre sus competencias la gestión y el CONTROL de la imagen de marca del destino. No se puede dejar en manos de otros esta labor, ya que en la actualidad el destino es LA IMAGEN, un marca, y sin ella es muy difícil que pueda alcanzar notoriedad dentro del mercado turístico. Se hace necesario pues, trazar una estrategia de control y seguimiento de la imagen de marca, para que lo que perciba el mercado esté en consonancia con la propuesta que el destino turístico quiere transmitir. Este proceso estratégico de actuación tiene las siguientes fases: 1. POSICIONAMIENTO - Conocer la situación real de la imagen del destino. - Analizar esta situación en relación con el producto. - Conocer la calidad del producto. 2. PROCESO INICIAL - Darse a conocer al mercado. - Adquirir notoriedad. - Hacer positiva la imagen del destino. - Estimular el reconocimiento de la marca por parte de la población local. 3. MANTENIMIENTO. - Conseguir y mantener la imagen del destino como marca. - Tener una presencia activa como marca en todo tipo de comunicación. - Transmitir la imagen de marca del destino a todos los públicos. 4. OPTIMIZACIÓN. - Mantener constantemente la imagen de marca. - Promocionar la imagen de marca en los mercados en los que se está presente. 6.4. Tipos de marca-destino. Marca de producto: Consiste en que el destino lleve el nombre de uno de sus productos o recursos, ya conocidos por proporcionar al consumidor unos beneficios inherentes. Ejemplo: Doñana. Marca paraguas: Es el nombre de la marca, su imagen y su prestigio lo que sostiene el resto de las submarcas. Es la típica situación de una imagen de marca de un destino desarrollado cuyo prestigio sirve de aval al consumidor para confiar en que todos los subproductos o submarcas le garantizarán también una serie de beneficios. Ejemplo: España, que sirve de paraguas a todo un elenco de submarcas: Andalucía, Canarias, Cataluña, Baleares, etc.

Marketing
Turístico

-33-

Marca gama: Engloba a todos los productos de un mismo tipo existentes en un mercado territorial concreto o incluso a nivel internacional. Este tipo de marcas es habitual dentro del sector de los Hoteles de tipo rural o Resort.

7. Marketing de un destino a través de internet.
La tendencia del mercado para los destinos turísticos parece orientada hacia los viajes de corta duración. La clave del éxito también radica en la facilidad con la que el cliente potencial pueda adquirir vía Internet los servicios turísticos, y no sólo los transportes aéreos, sino también el hotel. El perfil de los viajeros que utilizan Internet, corresponde al turista que va por libre, un prototipo de turista que busca todos los destinos. Los destinos preferidos son los destinos de ciudad, así como los viajes para participar en eventos culturales, artísticos o gastronómicos y las vacaciones itinerantes en coche propio. El medio de transporte preferido por este tipo de turistas es el avión, y el alojamiento más habitual el Hotel. Las razones por las que un turista potencial utiliza Internet son sencillas, cabe destacar su intención de tener un contacto directo con el destino, la estructura hotelera o el productor del servicio turístico. Es importante para un destino analizar qué es lo que el turista busca en la red, qué es lo que le motiva y lo que le interesa, para poder implantar una adecuada estrategia de marketing, e incluso para aconsejar a los operadores turísticos cómo sacar un mayor provecho de Internet. 7.1. El marketing en un destino a través de su web. El sitio de un destino debe ser objeto de una gran promoción para obtener el número máximo de clientes potenciales. En consecuencia, su dirección url tiene que aparecer en todo su material informativo y promocional, o en cualquier acción publicitaria que se emprenda. Es preciso también recurrir a enlaces de otros sitios, puede ser interesante asociarse no solamente con organismos de promoción regional o nacional, sino también con sociedades indirectamente vinculadas al turismo. Por ejemplo, las que distribuyen carburantes, Guía Michelín. Crear redes sociales en Internet: Blogs de empresa o particulares, cuenta en Facebook, linkedin, etc. Un destino asociado a una organización turística puede abrirse camino si su sitio se integra en un verdadero portal.

Marketing
Turístico

-34-

Finalmente, siempre es posible recurrir a la publicidad en otras webs, con la inserción de banners y spots en otros portales. Existen pequeños trucos que permiten que la página de un destino aparezca en las primeras posiciones cuando se hace la búsqueda. Para conseguirlo deben introducirse las palabras claves más solicitadas, sobre todo, si el nombre del destino tiene como inicial una de las últimas letras del alfabeto. Si además el usuario ha solicitado información a través del correo electrónico, el registro de su dirección permite enviarle propuestas personalizadas en función de sus demandas. Ejemplos: http://www.grupo-skala.com/marketing-turistico-blog/marketing-viral-destino-turistico Caso de éxito.

"Madrid Dares You". Una Innovadora campaña de marketing turístico internacional a través de
un concurso de cortos. El concurso de cortos “Madrid Dares You” para estudiantes de la Universidad de Nueva York tiene como objetivo promocionar Madrid como destino turístico en una innovadora campaña de marketing internacional. Turismo de Madrid anunció el pasado lunes los nombres de los cinco estudiantes de cine de la Universidad de Nueva York que dispondrán de seis días para rodar sendos cortos que capturen sus primeras impresiones de la Comunidad de Madrid. Los estudiantes han ganado la oportunidad de compartir su visión con el mundo en un alocado concurso de cortos organizado por Turismo de Madrid, llamado “Madrid Dares You”. Los cinco estudiantes, Fred Guerrier, Mykwain Gainey, Neil Orman, Rashaad Ernesto Green, and Marie Dvorakova, fueron seleccionados de entre un grupo de alumnos del Kanbar Institute of Film and TV que en la actualidad trabajan en su tesis en la mundialmente reconocida Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York. Los estudiantes llegaron a Madrid el pasado 23 de octubre y desde su llegada sólo contaron con 72 horas para pensar y rodar los cortos, y otras 72 horas para montarlos antes de regresar a Nueva York. Según Patti Pearseon, Directora de Proyectos Especiales del Kanbar Institute of Film and TV de la Tisch School, "Estos cinco estudiantes de tesis han demostrado un excepcional talento y habilidad en la producción de cine y pueden ofrecer una perspectiva fresca y única de Madrid a las audiencias de Estados Unidos. Estamos encantados de que puedan continuar su desarrollo profesional en este estimulante reto cinematográfico. A la vez que “Madrid Dares You” pone límites a su tiempo, no pone fronteras a su imaginación". El corto ganador, que será elegido por un jurado presidido por el aclamado director de cine independiente, Alex de la Iglesia, se utilizará en la futura campaña de publicidad y relaciones públicas

Marketing
Turístico

-35-

que Turismo de Madrid llevará a cabo en Estados Unidos y que incluye la presentación del corto en diferentes festivales de cine y pases privados en instituciones colaboradoras. El director del corto ganador, que fue anunciado en Nueva York el 19 de noviembre, recibió un premio de 3.000€ . “Madrid es una región encantadora, una fiesta para los sentidos, algo que resulta muy inspirador para mentes creativas”, dijo Ángeles Alarcó Canosa Gela, Consejera Delegada de la Sociedad Pública Turismo de Madrid. “Queremos capturar en el cine la fascinante experiencia de estar en Madrid por primera vez, de un modo subjetivo y con estilo, con la perspectiva de un visitante primerizo de fuera que puede compartir con otros la sensación de lo que significa estar aquí. Es también una gran oportunidad para que nuevos cineastas practiquen su oficio bajo condiciones de gran presión pero estimulantes, y que tengan ocasión de mostrar su trabajo a una amplia audiencia internacional”. La campaña también está diseñada para promocionar Madrid como destino para la producción de cine. Como eje del 70% de la industria del cine, Madrid está trabajando duro para desarrollar relaciones con la comunidad cinematográfica internacional, abriendo sus puertas a diferentes mercados a través de la promoción del interés cultural de la región y como localización para proyectos de cine. “Es un lugar ideal para rodar” dijo Alarcó. “Aquí hay una energía vibrante que no tiene comparación con ninguna otra región. Es una región muy moderna y cosmopolita envuelta en el encanto del viejo mundo, de la rica herencia histórica y cultural de España, lo que genera una atmósfera muy dinámica y creativa”. Cada director recibió un tema para desarrollar entre cinco posibles: Gentes, Cultura, Gastronomía, Moda y Lujo, y Vida Nocturna. Los cortos se rodaron en vídeo de alta definición, y los directores recibieron varias cintas de película además de contar con un pequeño equipo de producción y de montaje. Los cortos completos tienen una duración entre ocho y diez minutos. Cada participante entregó sus cortos completos en Madrid el 30 de octubre, en un acto que reunió al jurado y a los medios de comunicación con los participantes para que hablaran de su experiencia de rodaje a todo ritmo. Una vez terminado, cada corto fue revisado por el jurado, presidido por Alex de la Iglesia y del que forman parte prestigiosos líderes de opinión, buenos conocedores de Madrid y Nueva York, como Enrique Sarasola, Javier Fesser, Ferrán Adriá, Paco Roncero, José Castro, Alma Aguilar, Miguel Palacio y Elvira Lindo. El corto ganador fue presentado en exclusiva en un evento para medios en Nueva York en el Room Mate Grace el 19 de noviembre. El proyecto se ha hecho realidad gracias a la colaboración de la Tisch School, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, la Madrid Film Commission, la Escuela de Cine ECAM (Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid), TAI (Escuela de Artes y Espectáculos), Room Mate Hotels, Viva Tours, Fotofilm Deluxe y la Asociación de Restaurantes Centenarios de Madrid, que prestarán su apoyo para asegurar el éxito de la primera edición del programa. http://www.espormadrid.es/2009/11/madrid-dares-you-ya-tiene-ganador-sabor.html

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->