Está en la página 1de 6

SÓCRATES:

Se mantuvo alejado de la vida política, se mantuvo fiel a la filosofía hasta el final. Fue ágrafo= no escribió
nada. Decía que el escrito podía comunicar una doctrina pero no estimular a investigar

• Objeto de la filosofía de Sócrates.

Tiene por objeto exclusivamente al hombre y su mundo, la comunidad en la que vive, la actitud negativa
de Sócrates frente a toda investigación naturalística y su propósito de mantenerse en el dominio de la
realidad humana. Intentaba promover al hombre para investigar al ser humano, debe tender a poner al
hombre en claro consigo mismo, a llevarle al reconocimiento d sus límites y a hacerlo justo, es decir,
solidario con los demás.

• .Método de Sócrates

El sistema de hacer filosofía y enseñarla de Sócrates es a través del diálogo, en el que separamos: la
ironía y la mayéutica. Tenemos que reconocer nuestra propia ignorancia. El sabio es el que sabe que no
sabe. Sólo el que sabe que no sabe procura saber más, mientras el que se cree sabio no se ve capaz de
investigar. Sócrates va en contra de los sofistas porque estos hacían profesión de su sabiduría mientras
Sócrates reconocía que no sabía nada.

Ironía:

Es la interrogación tendente a descubrir al hombre su ignorancia abandonándolo a la duda y la inquietud


para obligarle a investigar. La función de la ironía es negativa, solo intenta enseñar que no sabemos.
Sócrates no nos enseña nada solo nos comunica el estímulo para que investiguemos.

En resumen:

es la pregunta k muestra al hombre k es un ignorante y lo abandona a la duda para k investigue

Ósea, k con la ironía, el hombre duda, ve k no es tan sabio como creía y hace k investigue las cosas

Mayéutica:

Sócrates llama mayéutica a su método porque su estrategia era ayudar al nacimiento de los conceptos en
el interlocutor.

Una vez reconocida la ignorancia se trata de conducir a la búsqueda de la verdad. Con este método de
proceder Sócrates combate el escepticismo sofista: el conocimiento es posible, se da en las definiciones
universales.

En realidad la mayéutica es la investigación en común. El hombre no puede por sí mismo ponerse de


acuerdo consigo mismo. La investigación no puede empezar y acabar en el recinto cerrado de su
individualidad: tiene que ser fruto e un diálogo continuo con los demás, tanto como consigo mismo.

En resumen….que el hombre no puede pensar solo, que le tienen que ayudar….

• Ética socrática: intelectualismo.

La virtud consiste en el saber, saber y virtud se identifican. Para Sócrates la persona que obra mal es
porque no sabe lo que está bien. Obrar mal = calculo erróneo. El principio fundamental de la ética
socrática es: un error de juicio es decir, la ignorancia es base de toda culpa y del vicio. El mal cálculo es lo
que hace llevar al hombre al placer del momento, a pesar de consecuencias. Una vez alcanzadas las
definiciones de bueno, malo, justo injusto… estas son para siempre y para todas las personas del mundo.
La diferencia entre el hombre virtuoso y el hombre que no lo es, es que el hombre virtuoso sabe calcular
los placeres y escoger el mayor, mientras que el que no es virtuoso no puede hacer éste cálculo y se
entrega a los placeres del momento.

Para Sócrates la virtud no es ni puro placer ni puro esfuerzo, sino cálculo inteligente.
• La religión de Sócrates.

Para Sócrates filosofar es una tarea que le confió un mandato divino. Habla de un demonio, de una
inspiración divina que le aconseja en todos los momentos decisivos de la vida. Su religión no es la religión
popular de los griegos.

Aconseja a cada cual atenerse a las costumbres de su ciudad, y él mismo se atiene a ellas. Admite a los
dioses sólo porque admite a la divinidad.

• La muerte de Sócrates.

Sócrates fu acusado de enseñar a la juventud otras creencias contrarias a la religión del estado, se le hizo
un juicio en el que hubiera podido salir sin ningún tipo de castigo si desmentía de lo que le acusaban pero
no lo hizo, ya que hubiera ido en contra de lo que predicaba. Sócrates quiere dar con su muerte
testimonio decisivo a favor de su enseñanza. Había vivido enseñando la justicia y el respeto a la ley; no
podía ser injusto hacia las leyes y desmentir así, en el momento decisivo, toda su obra de maestro.

LA SOFÍSTICA:

• Tarea de la sofística: formación y educación.

La educación y formación de los hombres fue la tarea principal de los sofistas. La educación había sido
hasta aquel entonces un asunte de familia. Declaraban que enseñaban la virtud o excelencia práctica. Por
virtud entendían el arte de la vida y el dominio de ella, se ocupaban sobre todo del comentario a los
poetas de la formación lingüística y retórica. El objetivo principal de la educación que impartían era
desarrollar en sus discípulos la capacidad de pensar, hablar y obrar correctamente. La sofística emplea el
método inductivo, que parte de la experiencia, del caso concreto, de lo individual para llegar a lo universal,
aunque los sofistas no pretendieron llegar a resultados universalmente válidos. Los sofistas fueron
maestros interesados en las formas de relación humana y poseedores de un gran bagaje cultural.
Surgieron por una parte en el marco de una necesidad social que los convirtió en afamados maestros; por
otra parte, fueron el resultado de unos conflictos filosóficos cuestionadotes de la educación y el saber, de
la ley, del gobierno, de la naturaleza. Su tarea fue decisiva para la creación de aquel ciudadano ateniense
que habrían de jugar un papel importantísimo en la cambiante sociedad de la época de Pericles. Las
decisiones eran tomadas asamblerariamente por parte de todos, pues todos podían acceder y participar,
era preciso que los ciudadanos recibiesen una conveniente educación popular política.

• ¿Qué es la “arete”?

La virtud o excelencia práctica. Por virtud entendían el arte de la vida y el dominio de ella.

• La democracia ateniense.

Características de aquella democracia (bastante diferente a lo que hoy entendemos por democracia).

• los asuntos públicos se trataban en la asamblea. Ésta llegó a albergar hasta cinco mil asistentes
todos con derecho a hablar y a hacer propuestas políticas, una democracia directa.

• No todos los habitantes de Atenas eran habitantes. No lo eran ni los esclavos, ni las mujeres, ni
los extranjeros, ni los niños temporalmente.

La democracia se caracterizaba por la estructura institucional y por ciertos conceptos políticos o derechos
ciudadanos: isonimía, isegoría.

• Isonomía: significa igualdad ante la ley.

• Isegoría: es la igualdad de derecho a hablar en la asamblea: aseguraba que todas las voces
fueran tenidas igualmente en cuenta a la hora de tener una decisión política.
Escepticismo: teoría filosófica que duda y cuestiona acerca de la verdad o certeza de las creencias en
general o de los conocimientos. Tesis según la cual no es posible al hombre alcanzar la verdad definitiva
sobre algo.

PROTAGORAS:

• Protágoras de Abdea

La filosofía de protágoras está basada en una concepción heraclitea de la realidad, del ser. Sabemos que
concebía la realidad como algo fluyente. Al concebir la realidad como algo en constante cambio, no sólo
los objetos de conocimiento, sino también el mismo sujeto que conocemos, es lógico que no pueda
admitirse nada inmutable, universal y necesario.

• El “homo mensura”

Teoría que dice. El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto que son y de las
que no son en cuanto que no son.

A lo largo de la historia ha habido tres tipos de interpretaciones:

a) el hombre como ser individual

b) El hombre como especie.

c) El hombre como ser que, por naturaleza, vive en sociedad.

Cada hombre sería el determinante existencial de lo real.

La medida pues, en última instancia de lo justo y lo injusto, de lo bello y lo feo, y en general, de todos los
valores, es la sociedad del estado, la polis. La norma o medida es la colectividad. Esta postura de
protágoras, se denomina relativismo social.

• La teoría convencionalista del lenguaje.

Protágoras concedió extraordinaria importancia a los problemas lingüísticos, nada extraño dada su
importancia para el arte retórica tan apreciada por los sofistas. Ésta teoría viene a decirnos que los
nombres no son, en relación de la cosa que designan, a modo de imagen o copia.

• La teoría del origen de la sociedad y la del origen de las artes y las ciencias.

Protágoras parece inclinarse por la doctrina del pacto social, es decir vivian en sociedad por conveniencia
propia.

En cuanto al origen de las artes y las ciencias:

La actividad científica y artística es realizada por el hombre para hacer frente a las necesidades que le
plantea su existencia.

• El problema de la educación.

Las valoraciones individuales del hombre, son sustituidas por las valoraciones dela sociedad. La
educación no puede consistir en un barniz superficial sino en una radical transformación del hombre. Lo
que es preciso en la tarea educativa no es intentar cambiar las opiniones de un modo superficial, sino
modificar radicalmente la naturaleza humana. Los dos principales objetivos de la educción son: el
aprendizaje de la virtud y la práctica de la virtud en el seno de la sociedad.

• El problema de los dioses.


Protágoras es agnóstico, es decir considera que no puede tener opinión sobre los temas religiosos ya que
no tenemos un conocimiento concreto y cierto sobre Dios.

 ÉTICA DE SÓCRATES

La virtud es un bien absoluto

Anteriormente el concepto de la “virtud” fue comprendido, entre los griegos, de una manera muy amplia:
significaba el vigor, la bravura, la habilidad de hacer los ejercicios. Por esa razón, fácilmente se
demostraba, como lo hacían los sofistas, que la virtud era relativa, pues era distinta para cada ser
humano.

En vez de eso, Sócrates llamó “virtud” aquello que era común para toda la raza humana y en todas las
circunstancias, por ejemplo, la justicia, la valentía o el autocontrol. De esta manera no sólo se opuso al
relativismo de los sofistas, sino que extrajo de todas las virtudes aquellas que hoy llamaríamos “virtudes
morales”. Por esa razón a Sócrates se le considera como el fundador de la ética.

Bibliografía : Breve diccionario filosófico

Biografía

1.

Sócrates nació en Atenas el año 470 a. c. de una familia, al parecer, de clase media. Su padre era
escultor y su madre comadrona, lo que ha dado lugar a alguna comparación entre el oficio de su
madre y la actividad filosófica de Sócrates. Los primeros años de la vida de Sócrates coinciden,
pues, con el período de esplendor de la sofística en Atenas.

2.

El interés de la reflexión filosófica se centraba entonces en torno al ser humano y la sociedad,


abandonando el predominio del interés por el estudio de la naturaleza. Probablemente Sócrates se
haya iniciado en la filosofía estudiando los sistemas de Empédocles, Diógenes de Apolonia y
Anaxágoras, entre otros. Pero pronto orientó sus investigaciones hacia los temas más propios de la
sofística.

Pensamiento

1.

Sócrates no escribió nada y, a pesar de haber tenido numerosos seguidores, nunca creó una
escuela filosófica. Las llamadas escuelas socráticas fueron iniciativa de sus seguidores. Acerca de
su actividad filosófica nos han llegado diversos testimonios, contradictorios entre ellos, como los de
Jenofonte, Aristófanes o Platón, que suscitan el llamado problema socrático, es decir la fijación de la
auténtica personalidad de Sócrates y del contenido de sus enseñanzas. Si creemos a Jenofonte, a
Sócrates le interesaba fundamentalmente la formación de hombres de bien, con lo que su actividad
filosófica quedaría reducida a la de un moralista práctico: el interés por las cuestiones lógicas o
metafísicas sería algo completamente ajeno a Sócrates. Poco riguroso se considera el retrato que
hace Aristófanes de Sócrates en "Las nubes", donde aparece como un sofista jocoso y burlesco, y
que no merece mayor consideración.

2.

Más problemas plantea la interpretación del Sócrates platónico: ¿Responden las teorías puestas en
boca de Sócrates en los diálogos platónicos al personaje histórico, o al pensamiento de Platón? La
posición tradicional es que Platón puso en boca de Sócrates sus propias teorías en buena parte de
los diálogos llamados de transición y en los de madurez, aceptándose que los diálogos de juventud
reproducen el pensamiento socrático. Esta posición se vería apoyada por los comentarios de
Aristóteles sobre la relación entre Sócrates y Platón, quien afirma claramente que Sócrates no
"separó" las Formas, lo que nos ofrece bastante credibilidad, dado que Aristóteles permaneció
veinte años en la Academia.

3.

El rechazo del relativismo de los sofistas llevó a Sócrates a la búsqueda de la definición universal,
que pretendía alcanzar mediante un método inductivo; probablemente la búsqueda de dicha
definición universal no tenía una intención puramente teórica, sino más bien práctica. Tenemos aquí
los elementos fundamentales del pensamiento socrático..

4.

Los sofistas habían afirmado el relativismo gnoseológico y moral. Sócrates criticará ese relativismo,
convencido de que los ejemplos concretos encierran un elemento común respecto al cual esos
ejemplos tienen un significado. Si decimos de un acto que es "bueno" será porque tenemos alguna
noción de "lo que es" bueno; si no tuviéramos esa noción, ni siquiera podríamos decir que es bueno
para nosotros pues, ¿cómo lo sabríamos? Lo mismo ocurre en el caso de la virtud, de la justicia o de
cualquier otro concepto moral. Para el relativismo estos conceptos no son susceptibles de una
definición universal: son el resultado de una convención, lo que hace que lo justo en una ciudad
pueda no serlo en otra. Sócrates, por el contrario, está convencido de que lo justo ha de ser lo
mismo en todas las ciudades, y que su definición ha de valer universalmente. La búsqueda de la
definición universal se presenta, pues, como la solución del problema moral y la superación del
relativismo.

5.

¿Cómo proceder a esa búsqueda? Sócrates desarrolla un método práctico basado en el diálogo, en
la conversación, la "dialéctica", en el que a través del razonamiento inductivo se podría esperar
alcanzar la definición universal de los términos objeto de investigación. Dicho método constaba de
dos fases: la ironía y la mayéutica. En la primera fase el objetivo fundamental es, a través del
análisis práctico de definiciones concretas, reconocer nuestra ignorancia, nuestro desconocimiento
de la definición que estamos buscando. Sólo reconocida nuestra ignorancia estamos en condiciones
de buscar la verdad. La segunda fase consistiría propiamente en la búsqueda de esa verdad, de esa
definición universal, ese modelo de referencia para todos nuestros juicios morales. La dialéctica
socrática irá progresando desde definiciones más incompletas o menos adecuadas a definiciones
más completas o más adecuadas, hasta alcanzar la definición universal. Lo cierto es que en los
diálogos socráticos de Platón no se llega nunca a alcanzar esa definición universal, por lo que es
posible que la dialéctica socrática hubiera podido ser vista por algunos como algo irritante,
desconcertante o incluso humillante para aquellos cuya ignorancia quedaba de manifiesto, sin llegar
realmente a alcanzar esa presunta definición universal que se buscaba.

6.
Esa verdad que se buscaba ¿Era de carácter teórico, pura especulación o era de carácter práctico?
Todo parece indicar que la intencionalidad de Sócrates era práctica: descubrir aquel conocimiento
que sirviera para vivir, es decir, determinar los verdaderos valores a realizar. En este sentido es
llamada la ética socrática "intelectualista": el conocimiento se busca estrictamente como un medio
para la acción. De modo que si conociéramos lo "Bueno", no podríamos dejar de actuar conforme a
él; la falta de virtud en nuestras acciones será identificada pues con la ignorancia, y la virtud con el
saber.

7.

En el año 399 Sócrates, que se había negado a colaborar con el régimen de los Treinta Tiranos, se
vio envuelto en un juicio en plena reinstauración de la democracia bajo la doble acusación de "no
honrar a los dioses que honra la ciudad" y "corromper a la juventud". Al parecer dicha acusación,
formulada por Melitos, fue instigada por Anitos, uno de los dirigentes de la democracia restaurada.
Condenado a muerte por una mayoría de 60 o 65 votos, se negó a marcharse voluntariamente al
destierro o a aceptar la evasión que le preparaban sus amigos, afirmando que tal proceder sería
contrario a las leyes de la ciudad, y a sus principios. El día fijado bebió la cicuta.

La influencia de Sócrates

Sócrates ejercerá una influencia directa en el pensamiento de Platón, pero también en otros
filósofos que, en mayor o menor medida, habían sido discípulos suyos, y que continuarán su
pensamiento en direcciones distintas, y aún contrapuestas. Algunos de ellos fundaron escuelas
filosóficas conocidas como las "escuelas socráticas menores", como Euclides de Megara
(fundador de la escuela de Megara), Fedón de Elis (escuela de Elis), el ateniense Antístenes
(escuela cínica, a la que perteneció el conocido Diógenes de Sinope) y Aristipo de Cirene (escuela
cirenaica).