Está en la página 1de 1

N° 342

Martes, 28 de septiembre de 2010

La huelga no es una solución sino parte del


problema del desgobierno socialista.
La huelga es consecuencia de la dramática situación social y económica
a la que nos condena Zapatero.

Se pierde más con la huelga que congelando las pensiones.


El coste total de la huelga se estima en más de 2.000 millones de euros, más
que los 1.500 millones que el gobierno socialista recortará a los pensionistas,
al congelar sus pensiones por primera vez en la historia

A cada persona que quiera trabajar y no pueda por falta de servicios


mínimos la huelga le costará unos 100 euros de media, excepto a los
liberados sindicales que les saldrá gratis.
A los liberados sindicales el día de huelga no se les descuenta del sueldo.

Los perjudicados de la huelga son los casi 5 millones de parados que no


pueden elegir ir a la huelga y a los que la huelga no les va a dar trabajo
Esta huelga general es un problema entre los sindicatos y el gobierno
socialista, que son los menos perjudicados por la crisis y quienes no pierden
nada con la huelga.

El gobierno socialista debe garantizar el derecho a trabajar de los


trabajadores que todavía no están en el paro:
El gobierno socialista ya ha provocado que casi 5 millones de españoles no
puedan ejercer su derecho a trabajar.

La solución al problema de la pésima gestión del gobierno socialista no


es la huelga sino un nuevo gobierno del Partido Popular:
España no necesita huelgas generales: necesita elecciones generales

La Junta socialista de Andalucía no ha depurado


sus responsabilidades políticas por el caso Malaya

Las competencias de supervisión de urbanismo durante todo el caso


Malaya eran y son de la Junta de Andalucía.
La falta de supervisión supone una responsabilidad por acción u omisión de
no haber impedido el atropello económico que supuso para la ciudad.

El Partido Popular de Andalucía exige que todo lo que se ha robado en


Marbella vuelva al Ayuntamiento.
El PP denuncia que los 4.000 millones de euros en multa por el 'caso Malaya'
vayan a parar casi íntegramente al Estado y sólo cuatro al Consistorio.

Marbella no sólo ha sido castigada en su imagen, sino también por los


gobiernos de Zapatero y de Griñán, que siguen sin ayudar a Marbella.
Marbella ha despegado gracias al nuevo gobierno municipal del PP, que hace
tres años recibió un Ayuntamiento embargado por el caso Malaya.

Intereses relacionados