P. 1
El Oso Negro en Nuevo León.

El Oso Negro en Nuevo León.

|Views: 6.467|Likes:
El oso negro Ursus americanus es la única especie de oso que habita en México, en Nuevo León encontramos una de las tres subespecie Ursus americanus eremicus, la cual habita una gran diversidad de ecosistemas, desde matorrales desérticos hasta bosques, aunque generalmente se les asocia con bosques, no es sorprendente encontrarlos en áreas abiertas y zonas urbanas.
El oso negro Ursus americanus es la única especie de oso que habita en México, en Nuevo León encontramos una de las tres subespecie Ursus americanus eremicus, la cual habita una gran diversidad de ecosistemas, desde matorrales desérticos hasta bosques, aunque generalmente se les asocia con bosques, no es sorprendente encontrarlos en áreas abiertas y zonas urbanas.

More info:

Published by: Vida Silvestre Nuevo León on Sep 28, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/11/2012

pdf

text

original

EL OSO NEGRO EN NUEVO LEÓN

Biol. Héctor M. Villalón Moreno villalonh@gmail.com

El oso negro Ursus americanus (Figura 1) es la única especie de oso que habita en México, en Nuevo León encontramos una de las tres subespecie Ursus americanus eremicus, la cual habita una gran diversidad de ecosistemas, desde matorrales desérticos hasta bosques, aunque generalmente se les asocia con bosques, no es sorprendente encontrarlos en áreas abiertas y zonas urbanas. El oso negro en Nuevo León es relativamente Figura 1.- Oso negro en Nuevo León. abundante pero el número de individuos permanece incierto. A medida que los asentamientos humanos se acercan al hábitat del oso negro, se incrementan las probabilidades de un encuentro entre humanos y esta especie de fauna silvestre. Normalmente el oso negro evita a las personas, pero en un encuentro cercano, su fuerza y sorprendente rapidez, lo pueden volver una especie potencialmente peligrosa. Verdades sobre el Oso Negro Alimentación • Aunque esta especie pertenece al orden de los carnívoros, sus hábitos alimenticios lo sitúan como un animal omnívoro, ya que se alimenta de prácticamente todo tipo de materia comestible, dependiendo de la época del año. Aunque la dieta del oso negro varía dependiendo de la localidad geográfica, básicamente está constituida en 75% por materia vegetal que incluye bayas, flores, hierbas, tubérculos y raíces, así como frutos secos. El 25% restante lo constituye materia de origen animal como carroña, peces, insectos, miel y pequeños mamíferos como ardillas y marmotas. Durante el otoño, el invierno y la primavera, las bellotas (Quercus sp.), los frutos de la manzanita (Arctostaphylos sp.) y de los madroños (Arbutus xalapensis) constituyen su principal alimento (Figura 2). A finales de la primavera, el verano y principios del otoño, los frutos de diversas plantas como los Figura 2.- Las bellotas y las bayas constituyen una parte nopales (Opuntia sp.), y alimentos de origen vital en la dieta del oso negro. animal como insectos (especialmente hormigas), pequeños roedores y peces, constituyen la mayor parte de su dieta. De manera ocasional en áreas rurales pueden matar ganado.

• •

El oso negro se mueve constantemente en su búsqueda de alimento. El otoño es una temporada crítica para esta especie ya que requiere acumular suficientes reservas para sobrevivir durante el invierno.

Descanso invernal Durante el invierno hay poca comida y las condiciones climáticas son muy adversas, por lo que, para evitar la escasez de alimento durante este periodo, los osos duermen dentro de sus madrigueras. En las más altas montañas de México, los osos permanecen hibernando, por lo menos, durante diciembre, enero y febrero; sin embargo, los osos que habitan en las partes más bajas de las sierras duermen por periodos más cortos. Las madrigueras de los osos negros son cuevas o cavidades poco profundas que se encuentran en los troncos de los árboles, así como bajo montículos de rocas, y pocas veces son reutilizadas en años consecutivos. Durante sueño invernal el oso negro no orina ni defeca, en su lugar, reciclan estos desechos en proteínas y otros nutrientes; al no defecar, mantiene su madriguera libre de olores, protegiéndolos de atraer depredadores potenciales para lo oseznos como el puma. Una vez que comienza el sueño invernal, pueden despertarse fácilmente, pero también pueden dormir por varios meses en la misma posición si no son perturbados. Pasado el periodo hibernal, abandonan su madriguera, siendo los machos adultos los primeros en salir, seguidos de las hembras con crías. Reproducción y estructura familiar Los osos negros son polígamos y alcanzan la madurez sexual entre los tres y los cinco años de edad. La época reproductiva abarca algunos días durante el verano: en climas cálidos el celo ocurre entre los meses de mayo y junio, y en los lugares más fríos en los meses de julio y agosto. Los machos compiten por el derecho a reproducirse, y las peleas entre ellos pueden ser muy intensas. El estro dura dos o tres semanas, durante las cuales las hembras andan con varios machos; sin embargo, el período de ovulación dura tan sólo dos días Las hembras son multíparas y dan a luz cada dos o tres años, ya que el desarrollo de los cachorros es lento y necesitan del cuidado materno durante sus dos primeros años de vida. Las hembras cuentan con un mecanismo de "implantación retardada", ya que la implantación del óvulo fertilizado en la pared del útero depende de que la futura madre tenga suficientes reservas de grasa para afrontar la gestación, el parto y la alimentación de los cachorros durante la hibernación. Cuando el óvulo es fecundado, es liberado hacia el útero, pero permanece sin implantarse cerca de seis meses;

posteriormente, si la hembra cuenta con suficientes reservas de grasa para afrontar el invierno, el embrión se implanta en el endometrio uterino y se inicia la gestación. El cuidado de las crías es total responsabilidad de las hembras, los machos por lo general matan y pueden alimentarse de los oseznos. Los osos negros son animales solitarios, excepto cuando se trata de grupos de hembras con crías, durante la temporada de apareamiento y cuando se congregan en los sitios de alimentación. Mortalidad y longevidad Las hembras pueden vivir hasta por arriba de los 20 años, mientras que los machos rara vez llegan a vivir más de 20 años; la edad máxima estimada para un oso negro silvestre es de 41 años, en un ejemplar cazado en los bosques de Nueva Cork. Los oseznos tienen una baja tasa de sobrevivencia debido a la alta depredación que existe sobre ellos por parte de los osos machos adultos, águilas y felinos, así como de los perros que, en áreas urbanas, los atacan cuando éstos se alejan de sus madres. Los osos son susceptibles a una gran cantidad de parásitos y enfermedades; se han documentado más de 50 clases de endoparásitos y ectoparásitos. Algunos de los endoparásitos incluyen protozoos, parásitos intestinales, tenias o solitarias y helmintos. Avistamientos de oso negro Durante los últimos años es cada vez más frecuente el poder encontrar ejemplares de oso negro en el Área Metropolitana de la ciudad de Monterrey y en áreas rurales, y hasta hace pocos años eran solo unas cuantas las personas que podían ver un ejemplar de esta especie en su hábitat natural. Sin embargo existen otras maneras de darnos cuenta de la presencia del oso negro a nuestros alrededores. Huellas Usualmente todas las huellas de oso negro dibujan 5 dedos, estos forman un semicírculo al frente de cada huella, siendo el dedo medio el más largo. Las patas delanteras dejan huellas pequeñas, mientras que las patas traseras dejan una huella bastante más grande y extendida, a veces parecida a las huellas de un humano. Las garras muchas veces quedan marcadas frente a cada dedo pero esto no siempre es así.

Pisada delantera.

Pisada trasera.

Excretas Cuando las hojas de las plantas, insectos y carroña forman el componente principal de la dieta del oso, sus excretas adquieren una forma cilíndrica y son depositadas en una forma de “chorizo”, algunas veces en segmentos individuales, en estos casos es fácil apreciar restos de pelaje, huesos, partes de insectos y fibras de plantas. Por otro lado, cuando su dieta se compone principalmente de frutas y bayas silvestres, las excretas se asemejan mas a las de una vaca y las semillas son fácilmente distinguibles.
Forma típica de un excremento de oso al consumir grandes cantidades de frutas silvestres.

Marcas de los árboles Esta es una de las señas menos obvias para darnos cuenta de la presencia de un oso negro, sin embargo, en algunos casos podemos observar marcas de dientes o garras a lo largo del tronco del árbol. Los machos suelen hacer las marcas antes y durante la época de reproducción, mientras que las hembras lo hacen al final del verano. Normalmente, marcan los árboles de corteza blanda como los pinos, abetos y álamos, aunque eventualmente también pueden encontrarse juníperos y encinos marcados. Estos árboles se encuentran en las áreas muy frecuentadas por los osos y, generalmente, están orientados hacia la ruta que los animales utilizan para llegar a las áreas de alimentación y/o descanso. Aunque no se sabe con certeza la razón por la que marcan los árboles, se ha pensado que es una forma de delimitar su territorio; de comunicarse con otros osos; o bien, que las marcas sirven como una guía para sus movimientos dentro del territorio. Lo que es indudable, es que éstas cumplen una importante función social Sitios de alimentación Ocasionalmente nos podremos encontrar con troncos podridos que han sido volteados o destruidos cuando un oso busca larvas o insectos para alimentarse. También podremos encontrar hormigueros o panales destruidos durante su alimentación. Encuentros con osos Los osos evitan normalmente al ser humano. Sin embargo, existen osos habituados a los humanos, es decir que han perdido el miedo natural hacia nosotros debido a una exposición prolongada con las personas; y osos condicionados a la comida humana, que son aquellos osos que asocian a las personas con una fuente de alimento, este tipo de oso se vuelven agresivos en su búsqueda para obtener alimento. Siempre se debe hacer todo lo posible para evitar un encuentro con un oso. La prevención es el mejor consejo.

Si estas de paseo en algún sitio donde sabes que puede haber osos como un bosque o matorral, o si tú casa está cerca de la Sierra Madre Oriental, siempre deberás de recordar lo siguiente: • • • • Jamás pasees solo. Mantén a los niños pequeños cerca de ti y siempre a la vista. Haz notar tu presencia mientras caminas, una simple plática servirá para esto. Se recomienda en casos donde se sabe que hay gran cantidad de osos el llevar un gas pimienta.

En caso de un encuentro cercano con un oso:

Detente, mantente en calma y evalúa la situación; si el oso parece no haberse dado cuenta de tu presencia, retírate en silencia cuando no este viendo en tu dirección. Continúa poniendo atención al oso mientras te retiras, tratando de observar algún cambio en su comportamiento. • Si el oso se dirige hacia ti, identifícate como humano, levántate, agita las manos sobre tu cabeza y habla en dirección al oso en voz baja (no uses la palabra “oso” pues alguna gente la pudo haber utilizado para alimentarlo). • No arrojes nada al oso y evita el mirarlo directamente a los ojos, lo cual puede ser interpretado como una amenaza o un reto. • Si no te puedes mover para ponerte a salvo del camino por el cual viene el oso o si el oso continúa moviéndose hacia ti, trata de asustarlo aplaudiendo fuerte, golpeando los pies contra el suelo, gritando y mirando al animal directamente a los ojos. Si son un grupo de personas, manténganse juntas hombro con hombro y levanten y muevan las manos para tratar de verse más intimidantes. Entre más persista el oso en acercarse, más agresiva deberá de ser tu respuesta. Si tienes gas pimienta a la mano, úsalo. • No corras para escapar de un oso a menos que puedas llegar a un lugar seguro con certeza, sabiendo que los osos pueden correr a velocidades de 40 o 45 km/h. Subir a un árbol no es una buena idea, ya que el oso negro es un excelente trepador de árboles. ATAQUES DE OSO Es muy poco probable que un oso negro ataque a un humano, es decir donde hay un contacto físico verdadero, pero en el caso que esto llegara a suceder: defiéndete peleando agresivamente usando las manos, pies, piernas y cualquier objeto que puedas alcanzar como piedras o palos. Si tienes gas pimienta apuntalo a los ojos del animal o su cara. Prevención de conflictos Durante los últimos años se ha incrementado el avistamiento de oso negro en el noreste de México y en especial en Nuevo León en zonas cercanas a la Sierra Madre Oriental, afortunadamente no se han registrado agresiones hacia personas. Es responsabilidad de las personas y las autoridades el asegurarnos de que el oso negro se quede en su hábitat y no se acerque a nuestras propiedades y cause daños o molestias. Muchas veces la mayoría de los conflictos se deriva de la irresponsabilidad de las personas, al darle un mal manejo a la basura doméstica, dejar comida para mascotas afuera de su casa, tener árboles frutales plantados cerca del hábitat del oso negro. Por otra pare tenemos que considerar que los osos jóvenes, en especial los machos, no son tolerados por los osos adultos, así que se ven obligados a moverse y buscar nuevos territorios, y muchas veces terminan en sitios muy cercanos a las viviendas del hombre.

Si vives en una zona donde has visto o crees que puede haber oso negro, atiende las siguientes recomendaciones: No alimentes a los osos. A menudo las personas creen que es “su deber” alimentar a un oso que aparenta estar en malas condiciones o que “baja” a la ciudad porque esta hambriento y con sed. La mayoría de los conflictos entre los osos y los humanos se inician por culpa de osos que están habituados a la comida de las personas. ¡Un oso puede quedar acostumbrado con tan solo una experiencia en donde las personas le den alimento! La realidad es que cuando un oso se acostumbra a la comida de las personas, en algún momento se podrá tornar agresivo para obtenerla y en todo caso, la única solución será la muerte de este animal en manos de las autoridades correspondientes. Protege tu basura. Los osos van a invertir mucho tiempo y esfuerzo tratando de vencer cualquier obstáculo para llegar a una fuente de alimento, incluyendo la basura. Si tienes un servicio de recolección de basura, saca la basura justo antes de que pase el camión, y no desde una noche anterior. O bien, si estas en un rancho o área rural, almacena tú basura de manera que los osos no puedan llegar a ella en contenedores especializados. Trata de mantener los sitios o botes de basura lo más limpios posibles para no generar olores que atraigan a la fauna. Elimina otros atrayentes. Elimina o mantén muy limpios los comederos para aves, ya que la acumulación de residuos de semillas y grasa, funciona como alimentos para los osos, los comederos para colibríes también son atrayentes para los osos, por ese es más recomendable el plantar diversas especies que funciones como productoras de néctar. Mantén tus árboles frutales bien podados y cosecha con regularidad, limpia las frutas que se caen y comienzan a podrirse, ya que esto es un alimento muy fácil para los osos y la fauna silvestre. No alimentes a tus mascotas afuera, mantén limpias las áreas de asadores, si tú puedes percibir el olor, los animales seguro también lo hacen. Asistencia profesional Cuando se observa un oso negro en los alrededores de una zona habitacional, lo primero que deberá de hacerse es llamar a Protección Civil; autoridades de SEMARNAT, PROFEPA o Parques y Vida Silvestre de Nuevo León deberán de estar presentes para determinar como se procederá para cada caso en particular. Protección legal El oso negro está protegido por las leyes mexicanas y está considerado bajo la categoría de “En Peligro de Extinción”, por lo que su captura o muerte esta prohibida y penado con multas y cárcel. Literatura consultada SEMARNAP. 1999. Proyecto para la conservación y manejo del oso negro (Ursus americanus) en México. Link. R. 2007. Living with wildlife in the pacific northwest. (http:// wdfw.wa.gov/wlm/living.html)

MANEJO DE CONFLICTOS SOCIEDAD/OSO NEGRO Dada la presencia de osos en áreas con influencia social, (urbana y rural), la Dirección de Parques y Vida Silvestre del Estado de Nuevo León (PVSNL) y en correspondencia a los compromisos adquiridos con la Descentralización de funciones, participa junto con la SEMARNAT-NL y PROFEPA-NL, en el manejo de especies silvestres que se tornen perjudiciales para el hombre. PROCEDIMIENTO DE ATENCIÓN CIUDADANA Se recibe reporte a Protección Civil del Estado al teléfono 066, así como a las áreas de Protección Civil Municipales, se activa comunicación inmediata a las dependencias involucradas, mediante directorio telefónico que se mantiene en la Dirección de Protección Civil; solicitándose el apoyo de Parques y Vida Silvestre de Nuevo León, SEMARNAT y PROFEPA. PROCEDIMIENTO DE ATENCIÓN A LA VIDA SILVESTRE PLANEACIÓN 1. Atención del reporte.

2. La unidad de Respuesta Inmediata evalúa la situación del reporte por el
personal técnico de PVSNL, donde se determina las acciones inmediatas que se deberán emprender, el equipo necesario con el que se deberá acudir y los responsables de realizar las acciones acordadas. ACCIONES EN CAMPO 1. Se hace una evaluación inicial y posible escenario de conflicto entre la especie de vida silvestre (oso negro) y la sociedad.

2. Se establece contacto con la Entidad Municipal de que se trate, encargada de
dirigir la Vialidad y el Tránsito vehicular, así como del Orden Publico (Policía), para solicitar el apoyo en el control del tráfico vehicular y de la población en general. (Con ello disminuir el riesgo potencial hacia la población y el ejemplar de que se trate) 3. Se establece comunicación con la población que por curiosidad acude al sitio del evento, informándole de las acciones que se habrán de emprender, de los cuidados que se deberán tomar en cuenta, de mantener el orden y dar atención a las ordenes de la Autoridad que mantiene el control (vial y civil).

4. Se determina como primera acción de manejo de la situación el ahuyentar al
ejemplar en la medida de lo posible, hacia las áreas que tenga acceso al hábitat natural de la especie, estableciéndose un cerco de protección entre el ejemplar y la población.

3. Cuando por las condiciones de la situación, no es posible realizar la primera
acción, se lleva a cabo la Contención Física, esta se realiza mediante la utilización de Trampas/Jaulas.

4. Se determino como última acción la Contención Química, se utiliza mediante
la Inmovilización del ejemplar de vida silvestre, con anestésicos y el uso de rifle de aire comprimido, pistola o cerbatana. (acción realizada por un experto en la materia), se da seguimiento puntual a signos vitales, se realiza el traslado a instalaciones adecuadas. 5. Se colecta la información de las coordenadas geográficas del lugar en que se realizo el avistamiento, mediante el empleo de un G.P.S. 6. Se levanta un reporte general y se gira copias a las Autoridades interesadas. ACCIONES POSTERIORES A LA CONTENCIÓN

1. Una vez capturado mediante contención física el ejemplar, se realizara una
evaluación del estado de salud, prevaleciente y se lleva a cabo la liberación lo más rápidamente posible, considerado, si así lo determina el especialista, en un rango menor a los 30 km de radio de el sitio de captura y en una área despoblada.

2. Para ejemplares “problemas” se liberarán en un sitio confinado dentro de los
limites del Cerro Picachos, donde se les dará seguimiento para su posterior reubicación.

3. Cuando la captura es mediante contención química, se procede al traslado
del ejemplar a instalaciones adecuadas, se seguimiento puntual a signos vitales, se toma colecta de sangre, pelo, eses, registro de señas particulares (huellas y otras) y se le coloca un arete de control.

4. Si el ejemplar no es capturado, por las razones en que se presento el evento;
se monitoreará la zona así como el posible desplazamiento del ejemplar y se evaluaran las acciones a seguir. Se dará la orientación y/o asesoría a los ganaderos, agricultores y sociedad en general para tratar de minimizar o eliminar los daños y encuentros con el oso. Así mismo se promoverá la concientización a la comunidad a través de material impreso (trípticos), conferencias y programas de televisión, y la formación de una videoteca con toda la información obtenida en campo. Con el tiempo necesario se realizará una evaluación y análisis de las condiciones climáticas que prevalecerán durante el año, para establecer un posible escenario así como la declaración de una pre-contingencia.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->