Está en la página 1de 23

Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac

Facultad de Administración

CURSO TALLER
Metodología de Investigación Científica

Expositor: Dr. F. Charaja C.


LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
Según Microsoft® Encarta® (2007), el término “investigación” corresponde al latín investigatĭo, que
quiere decir acción y efecto de investigar; es la que tiene por fin ampliar el conocimiento científico,
sin perseguir, en principio, ninguna aplicación práctica. Y en el mismo Microsoft® Encarta® (2007), se
señala que investigar proviene del latin investigāre, que quiere decir hacer diligencias para descubrir
algo. Significa por otro lado, realizar actividades intelectuales y experimentales de modo sistemático
con el propósito de aumentar los conocimientos sobre una determinada materia.
“La investigación se define como un conjunto de procesos sistemáticos y empíricos que se
aplican al estudio de un fenómeno” (Sampieri y otros, 2006: 23). No se debe confundir con el método
ni mucho menos con la ciencia. Son términos con significados diferentes aunque se complementan
respecto de la producción de conocimientos. La investigación es la actividad de buscar conocimientos
a través de un método que comprende un conjunto de pasos racionales y sistemáticos; en tanto que
la ciencia es todo lo anterior, es decir, comprenden la investigación, el método y el conocimiento que
se genera.

El proceso de la investigación
No se debe confundir el proceso de investigación con el proceso del método de investigación.
Cuando se habla del proceso de investigación nos referimos a la planificación, la ejecución, la
información o el reporte y la evaluación. El proceso de investigación comprende aquellos pasos que
deben seguirse para realizar una investigación que empieza con la elaboración del proyecto
(planificación) hasta la presentación de los resultados (reporte) y sustentación de la tesis (si se trata
de la universidad), lo que es diferente al método de investigación que se refiere a los pasos para
resolver un problema científico.
En este acápite me refiero a las etapas que se deben cumplir para realizar un trabajo de
investigación. Se trata del proceso de gestión de la investigación científica. Estas etapas son:
- Planificación
- Ejecución
- Información
- Evaluación

La etapa de la planificación se refiere, concretamente, al diseño y elaboración del proyecto


de investigación. La etapa de la ejecución corresponde a la puesta en práctica del proyecto de
investigación, viene a ser propiamente el acto de investigar. Luego, después de haberse ejecutado el
proyecto, corresponde la evacuación del informe de investigación, lo que en el ambiente universitario
se conoce como la presentación de la tesis. Finalmente, la evaluación se refiere al examen de todas
las etapas del proceso de investigación, dando énfasis a los resultados que se alcanzaron. Es obvio
que si los resultados son significativos para el avance de la ciencia, el proceso de investigación ha sido
buena, pero si los resultados son magros y sin importancia, el proceso ha sido malo. La evaluación de
los resultados se da durante la defensa de la tesis en el caso de la universidad.
Carrillo (1995), en su texto: “Cómo hacer la tesis y el trabajo de investigación universitario”,
nos señala las siguientes etapas de investigación:

- Selección del tema


- Planificación del trabajo
- Desarrollo del trabajo de investigación
- Montaje y la organización del trabajo de investigación
- Redacción y ordenamiento del trabajo de investigación
- Estructura formal, trámites y publicaciones

Podemos citar a varios autores que plantean cada cual diferentes pasos del proceso de la
investigación. Nosotros consideramos que en este asunto no debemos hacernos problemas porque
no es determinante en la búsqueda de más conocimientos que nos permitan mejorar nuestras
condiciones de vida.

Tipos y niveles de investigación


La determinación de los tipos y niveles de investigación es importante porque nos permite ubicarnos
en la investigación que estamos queriendo emprender. Decimos esto porque no es lo mismo hacer
una investigación científica en el nivel educativo de secundaria, en el nivel de pregrado y en el nivel
de posgrado. Por razones de madurez intelectual, de nivel de estudios y del grado de conocimientos
que se tiene, los tipos y niveles de investigación no pueden ser lo mismo, ni mucho menos, iguales;
existen diferencias, aunque no en términos absolutos.
No hay hasta ahora un deslinde adecuado de los niveles de investigación en función de los
niveles educativos ni grados académicos. Al respecto existe bastante confusión. Durante estos
últimos años se promueven muchas oportunidades de estudios de posgrado, pero no deslindan
adecuadamente, hasta ahora, los niveles de investigación que corresponde a un posgrado en
comparación con el pregrado. Inclusive a veces se habla indistintamente de tipos y clases de
investigación y hasta de niveles de investigación. Por eso hay tesis doctorales que sólo son
diagnósticos.
Nosotros tenemos una clara comprensión de estos términos y, por eso, afirmamos que
cuando se habla de clases o tipos de investigación nos referimos al mismo asunto; en tanto que
cuando se habla de niveles se habla de jerarquías en la investigación, es decir, de niveles de
profundidad en cuanto respecta al problema y al método. Para nosotros los niveles de investigación
tienen que ver directamente con la naturaleza del problema que se aborda.

Tipos de investigación
Según Microsoft® Encarta® (2007), el término tipo significa clase, índole, naturaleza de las cosas.
Desde este punto de vista el tipo de investigación se refiere a la naturaleza de la investigación, es
decir, ¿de qué naturaleza es la investigación que se pretende realizar? Existen criterios para
identificar los tipos y estos son: propósito de la investigación, estrategia de la investigación, amplitud
de la población, ámbito de investigación, naturaleza del problema o tema de investigación.

Tipos de investigación según su propósito: Según Carrasco (2005: 43-45), los tipos de
investigación son:

- Investigación básica: No tiene propósitos aplicativos inmediatos, pues sólo busca ampliar
y profundizar el caudal de conocimientos científicos. Su objeto son las teorías científicas.

- Investigación aplicada: Tiene propósitos prácticos. Se investiga para transformar o


producir cambios en un sector de la realidad. Ejemplos, investigaciones didácticas, en
sociología aplicada, etc.
- Investigación sustantiva: Su propósito es dar respuesta objetiva a problemas de la
realidad. Su ámbito es la realidad social y natural. Son de dos tipos: investigación
sustantiva descriptiva e investigación sustantiva explicativa.

- Investigación tecnológica: Su propósito es descubrir nuevas técnicas, perfeccionar las


actividades productivas, generar nuevas herramientas y máquinas.

Por su parte Álvarez (2003: 217) sólo considera los siguientes tipos:

- Investigación pura: La investigación pura se preocupa de elaborar teorías sin atender las
posibles aplicaciones de éstas.

- Investigación aplicada: Se preocupa de utilizar las formulaciones teóricas elaboradas por


la investigación pura para resolver problemas prácticos.

Nosotros consideramos que los tipos son sólo dos: la investigación básica a la que se puede
denominar también como investigación pura o teórica; y por otro lado, la investigación aplicada.
Dentro de la investigación básica o pura se distingue la investigación sustantiva que da respuestas a
problemas de la realidad, en tanto que la investigación pura, propiamente dicha, da respuesta a
problemas teóricos.

Tipos según la amplitud de la investigación: Se refiere a la amplitud que abarca o comprende


la población u objeto de investigación. Por ejemplo la amplitud de una investigación educativa puede
ser microeducativo, macroeducativo, microregional, macroregional, distrital, provincial, regional o
nacional, etc.

Tipos según el ámbito de investigación: Se refiere a las condiciones en las que se realiza la
investigación. Estas condiciones pueden ser naturales o artificiales como un laboratorio. Por tanto se
identifican investigaciones naturales e investigaciones artificiales a las que se puede especificar como
investigaciones de laboratorio, de gabinete, etc.

Tipos según el tema de investigación: ¿Qué tema se investiga? Tiene que ver con las áreas o
aspectos de investigación, como por ejemplo, investigaciones filosóficas, lingüísticas, arqueológicas,
etc. Y dentro de cada tema de investigación pueden identificarse subtemas. Por ejemplo, Bernal y
García (2003: 97-98), consideran dentro de la investigación en derecho, los siguientes tipos:
 Histórico-jurídica: Se refieren a las investigaciones desde el derecho romano.
 Jurídico-comparativa: Se investigan las similitudes y diferencias respecto de las leyes o instituciones
jurídicas.
 Jurídico-descriptiva: Se trata de la descomposición de un problema jurídico en sus diversos aspectos. Se
busca caracterizar el problema a partir de sus cualidades principales o identificativos.
 Jurídico-exploratoria: Son investigaciones preliminares frente a un problema jurídico, sin penetrar en las
raíces explicativas del asunto.
 Jurídico-prospectiva: La investigación es una suerte de predicción de funcionamiento de una institución
jurídica, partiendo de premisas actualmente vigentes.
 Jurídico-propositiva: Se trata de cuestionar una ley o institución jurídica vigente para luego de evaluar sus
fallas, proponer cambios o reformas legislativas en concreto, es decir, son investigaciones que culminan
con una proposición de reforma o nueva ley sobre la materia.

Otros autores, como Witker (1995: 67), sólo identifican dos áreas de investigación en
derecho: investigación jurídico-dogmática e investigación jurídico-empírica. Es una clasificación muy
general de los temas de investigación en derecho. Todo depende del marco teórico bajo el cual se
clasifica los tipos de investigación según el criterio “tema de investigación”.

Tipos según la novedad u originalidad de la investigación: Tiene que ver con el grado de
creatividad del tema de investigación, es decir, en qué medida es nuevo o conocido el tema que se
quiere investigar. Desde este punto de vista se consideran las monografías (resumen sistemático de
teorías o ensayos), las investigaciones de réplica y las investigaciones creativas. Algunos autores a
este criterio de clasificación lo denominan naturaleza del objeto de investigación.

Tipos según la naturaleza del problema de investigación: Según la naturaleza del problema
de investigación los tipos son: diagnóstico, comparativo, correlacional, explicativo, experimental, de
contenido, propositivo, evaluativo, etc. Estos tipos de investigación se determinan de acuerdo al
interés investigativo que se tiene, tal como se ejemplifica en la elaboración de un MAPIC.
Hay quienes consideran como otro criterio de clasificación a la profundidad de la
investigación. Según este criterio los tipos de investigación serían el exploratorio, el descriptivo y el
explicativo. Nosotros a este criterio lo manejamos dentro del tema de los niveles de investigación, tal
como lo plantean Álvarez (2003), Carrasco (2005), Sampieri y otros (2006).

Niveles de investigación
Cuando se habla de niveles estamos refiriéndonos a los grados de profundidad en la investigación
científica. Para nosotros el grado de profundidad tiene que ver directamente con el tipo de problema
que se va investigar. Hay problemas simples como por ejemplo: ¿cómo se comportan los niños de la
escuela “San Miguel”?, ¿qué diferencias existen entre los trabajadores de la Empresa “Nicolini” y la
Empresa “Bakus” respecto del rendimiento laboral?, ¿qué candidato tiene más preferencias en el
electorado de Puno?, etc. Son problemas sencillos, por tanto su nivel de profundidad es bajo,
corresponde a la función científica de descripción. Sólo se trata de identificar mediante la observación
directa o indirecta las características sobresalientes del asunto y nada más. En los estudios de
maestría y de doctorado no se pueden realizar investigaciones de este nivel, tienen que ser de mayor
profundidad y rigurosidad metódica.
Luego, identificamos problemas de tipo explicativo que pueden ser correlacionales y causales
(experimentales y no experimentales). Son investigaciones de mayor profundidad, en la que no sólo
se trata de describir fenómenos que se ven, sino se trata de inferir, es decir, interviene la imaginación
intelectual. Según Ríos (1995), las investigaciones explicativas pueden ser simples, compuestas y
complejas. Las simples trabajan con una causa y un efecto, mientras que las investigaciones
explicativas compuestas se caracterizan porque trabajan con dos causas y un efecto o viceversa,
como mínimo; pueden contener más variables en ambos tipos. Por ejemplo, ¿en qué medida las
condiciones de vida y las creencias que se practican afectan el rendimiento laboral de los obreros de
la empresa “Nicolini”?, ¿es el clima institucional una consecuencia directa de la falta de buenas
relaciones humanas y la ausencia de una adecuada motivación laboral?, etc. Las investigaciones
explicativas compuestas sólo consideran dos tipos de variables (variable causa y variable efecto).
Según Tafur (1995: 83), por su naturaleza, las explicaciones son causales o no causales. Si el
investigador se interroga por aquello que produce los hechos (que el investigador experimenta o simplemente
observa), entonces el investigador estará buscando causas; en cambio, si el investigador plantea correlaciones a
los fenómenos puede estar indagando por covariaciones.

Cuando se trata de correlaciones, en el nivel simple se consideran sólo dos variables; en las
compuestas, tres variables y; en las complejas, se trabajan con variables fusionadas. Por ejemplo,
¿qué grado de relación existe entre el coeficiente intelectual, nivel de escolaridad y rendimiento
laboral en los obreros de la empresa “Nicolini”?, es una investigación correlacional compuesta.
Por otro lado, Ríos (1995) señala que las investigaciones explicativas complejas se
recomiendan para las investigaciones en el nivel de doctorado. Estas investigaciones son de mayor
profundidad y complejidad que las compuestas. Trabajan con tres tipos de variables: variable causa,
variable efecto y variable predicha (prospección). Por ejemplo, ¿cómo será el rendimiento laboral de
los egresados de las facultades de educación de las universidades de la Región-Puno como
consecuencia de la influencia que ejercen los docentes líderes durante la formación profesional que
actualmente reciben? En este problema de investigación la variable causa es la “influencia de los
docentes líderes”; la variable efecto, “formación profesional”; y la variable predicha (variable de
prospección), “rendimiento laboral”. Desde otro punto de vista se puede entender como la relación
compleja entre causa y efecto, en la que la causa a su vez es una relación causal simple: “influencia
que ejercen los docentes líderes en la formación profesional” y el efecto, “rendimiento laboral”.
Toda investigación experimental está inscrita dentro de las investigaciones explicativas
causales. En una investigación experimental se trata de explicar, a partir de la manipulación de la
variable “causa”, los cambios que suceden en la variable “efecto”. En la investigación explicativa no
experimental, no se manipula la variable “causa” ni se preparan las condiciones de la investigación;
en tanto que en la investigación experimental se preparan las condiciones de estudio y se manipula la
variable “causa” (variable independiente). Sin embargo, en ambos casos se explican, por tanto, son
investigaciones explicativas causales. En las investigaciones experimentales también identificamos las
simples, compuestas y complejas, aunque su ejecución resulta muy onerosa.
¿Qué dicen algunos autores acerca de este tema? Para responder a esta pregunta
consideramos dos teóricos de la investigación, que tal vez no sean los más importantes dentro de la
bibliografía que se maneja en el ambiente académico; sin embargo, debemos dejar constancia que el
resto de investigadores como Sampieri y otros (2006), Torres (2000), Sierra (2001), coinciden en la
clasificación que a continuación destacamos.

Uno de ellos es Álvarez (2003) quien formula los siguientes niveles de investigación:
- Los estudios exploratorios: Buscan familiarizar al investigador con el fenómeno y, por lo
tanto, tienen como objetivo la formulación de problemas y, luego, el planteamiento de
hipótesis. Son estudios de sondeo, como dicen otros.
- Los estudios descriptivos: El objetivo central es exponer las características del fenómeno
y, por tanto, pueden medir una o más variables dependientes de una población definida.
Son las investigaciones de tipo diagnóstico y comparativo.
- Los estudios explicativos o causales: Están dirigidas a responder a las causas de los
eventos físicos o sociales (…) su interés se centra en conocer por qué ocurre un fenómeno
(…) Son más estructurados y profundizados que los demás niveles de estudio.

El otro autor consultado es Carrasco (2005: 41-42), quien identifica los siguientes niveles:

- Investigación preliminar o exploratoria: Es la etapa de reconocimiento del terreno de la


investigación, sirve para escoger un problema de investigación determinado.
- Investigación descriptiva: Responde a las preguntas: ¿cómo son?, ¿dónde están?,
¿cuánto son?, ¿quiénes son?, etc. Se refieren a las características internas y externas del
problema a investigar.
CUADRO No. 3: Niveles de investigación según criterios

NIVEL NIVEL DE
CRITERIOS CARACTERÍSTICAS
ACADÉMICO INVESTIGACIÓN
La investigación comprende poblaciones cuyo
Según el Pregrado local contexto es institucional (colegio, empresa, club,
tamaño de la universidad, etc.)
población u provincial o La investigación comprende poblaciones cuyo
objeto de Maestría contexto es provincial o regional (colegios de toda
regional la provincia de Puno, etc.)
investigación
(criterio La investigación comprende poblaciones cuyo
errado) Doctorado nacional contexto es nacional (colegios de todo el país,
empresas de transporte del Perú, etc.)
manejo del La investigación debe ser para que el estudiante
Pregrado aprenda a manejar un método de investigación.
método
Según el
propósito de La investigación debe ser de tipo práctico, es decir,
la Maestría práctico los resultados de la investigación deben ser
ejecutables.
investigación
(criterio
La investigación debe ser práctico y teórico, es
errado) decir, debe tener resultados teóricos y aplicables al
Doctorado teórico-práctico
mismo tiempo.

Según la Pregrado sencillo Los métodos y técnicas a utilizarse deben ser


rigurosidad sencillos y fáciles.
del método de Maestría riguroso Los métodos y técnicas a utilizarse deben ser
investigación rigurosos.
(criterio Doctorado muy riguroso Los métodos y técnicas a utilizarse deben ser muy
errado) rigurosos.
Los problemas deben ser de diagnóstico,
comparativos, explicativos (causa y efecto),
Pregrado correlacionales (dos variables), de contenido (tema
Simple y fuente o tema y perspectiva) y cualitativos de un
solo elemento estructural.

Según la Los problemas deben ser explicativos (dos causas


naturaleza del y un efecto o viceversa), correlacionales (tres
problema de Maestría Compuesto variables como mínimo), de contenido (tema y dos
fuentes o tema y dos perspectivas) y cualitativos
investigación de dos elementos estructurales como mínimo.
(criterio
correcto)
Los problemas deben ser explicativos (causa,
efecto y prospección), de contenido (tema, fuentes
Doctorado Complejo y perspectivas), propositivos (hecho, teoría y
solución) y cualitativos de tres “fondos”, como
mínimo, que impliquen una interrelación explicativo
holístico.
- Investigación explicativa o causal: Responde a la pregunta ¿por qué?
- Investigación experimental: Responde a las preguntas: ¿qué cambios se han producido?,
¿qué mejoras se han logrado?, ¿cuál es la eficiencia del nuevo sistema?

Nosotros asumimos que los niveles de investigación, desde el punto de vista de la naturaleza
del problema, tal como lo plantea Ríos (2005), son los siguientes:

- La investigación simple o elemental: Comprende la investigación exploratoria, las


investigaciones descriptivas (diagnóstico, comparativo), las investigaciones de contenido
de un solo elemento de la estructura temática (¿cuáles son los postulados básicos de J. A.
Encinas?, ¿en qué consiste la teoría de Peter Drucker?, etc.) y las investigaciones
cualitativas de un solo elemento (fondo) de la estructura fenomenológica o cualitativa:
¿cuáles son las costumbres de la comunidad de Jilatamarka?, ¿qué sentimientos
caracterizan a los padres de familia que perdieron a sus hijos en el accidente aéreo
ocurrido ayer?, etc.

- La investigación compuesta: Comprende la investigación explicativa que considera sólo


dos tipos de variables: una causa y un efecto, pero la causa debe estas conformada por
dos variables, es decir, dos causas; la investigación correlacional que considera tres
variables asociadas que no tienen posición fija; la investigación de contenido como por
ejemplo: ¿cuáles son las fuentes filosóficas de los postulados de J.A. Encinas? que
considera dos fuentes como mínimo; ¿en qué aspectos y de qué forma aún es vigente la
teoría de Peter Drucker?, en el que la prospección se refiere a dos áreas; y las
investigaciones cualitativas como por ejemplo: ¿cómo los jóvenes aprenden las
costumbres de su comunidad en Jilatamarka y qué actitudes asumen?, ¿qué sentimientos
experimentan y qué conductas asumen los padres de familia que aún lloran la pérdida de
sus hijos en el accidente aéreo de ayer?, en estos dos problemas cualitativos se
consideran dos fuentes; etc.

- La investigación compleja: Comprende la investigación explicativa experimental y no


experimental, la investigación propositiva fáctica y teórica, las investigaciones cualitativas
con interrelación de varios “fondos” para su interpretación holística” así como la
investigación de contenido con sentido analítico y explicativo. En este nivel de
investigación se consideran tres tipos de variables, elementos o fondos. Como se dijo en
un acápite anterior, las investigaciones de contenido y las cualitativas pueden ser simples
y compuestas.

Cuando se habla de los niveles de investigación según los niveles o grados académicos, se
manejan diferentes criterios que no siempre son los pertinentes o carecen de fundamento. Los
autores consideran distintos criterios para determinar qué nivel de investigación corresponde según
los grados académicos. En la mayoría de los casos se opta por lo único que se conoce y se maneja
apenas. No se puede trabajar en el nivel que corresponde a un pregrado en una maestría ni en un
doctorado, confundiéndose niveles y tipos de investigación, así como tampoco se puede clasificar los
niveles considerando criterios que no tienen sustento científico.
El criterio del tamaño de la población, propuesto en muchas maestrías y doctorados de las
universidades provincianas, no tiene razón valedera. Puede que una investigación sólo se refiera a un
individuo ubicado en un determinado lugar y perfectamente puede ser una investigación del nivel
doctoral. Por ejemplo, “las causas y consecuencias de la locura de un paciente sólo por dolor
estomacal en el hospital de la ciudad de Juliaca”, “origen, naturaleza y probabilidad de sucesos
similares en el futuro respecto del meteorito caído en ‘Karancas’, provincia de Chucuito, Región-Puno,
en el año 2007”, etc. En estos ejemplos claramente se muestran que los objetos o las poblaciones de
investigación no necesariamente deben ser regionales o nacionales. El argumento de que cuanta
mayor población se abarque se logra mejor consistencia en los resultados y, por tanto, mayor validez,
es una justificación correspondiente sólo a la validez externa exigida por el enfoque cuantitativo.
Debemos recordar que en las investigaciones cualitativas no existe validez externa.
El criterio “propósito de la investigación” más parece un criterio para identificar los tipos de
investigación que ya señalamos en un acápite aparte (tipo básico y tipo aplicado). Sin embargo, Rojas
(2007) considera que en el pre grado la investigación debe ser (propósito) para que el estudiante
aprenda a manejar los métodos de investigación científica, en la maestría las investigaciones deben
ser prácticas, en el sentido de que el propósito de la investigación debe ser para resolver necesidades
o problemas concretos; en tanto que en el doctorado debe ser la combinación entre teoría y práctica.
Este criterio es equivocado porque en el pregrado se pueden realizar investigaciones de tipo práctico
o aplicado y en la maestría y en el doctorado se pueden realizar investigaciones eminentemente
teóricas, es decir, investigaciones de tipo básico sin que se realicen mediciones cuantitativas.
El criterio de la rigurosidad del método de investigación tampoco es válido. Este criterio,
considerado por otros como dificultad de la tesis universitaria, es planteado por algunos docentes de
investigación del posgrado, quienes afirman que la diferencia entre los grados académicos es la
rigurosidad del método de investigación. El término “rigurosidad” lo utilizan con el significado de
“minucioso”, es decir, en el pregrado el método debe ser sencillo y elemental. La minuciosidad se
refiere a la aplicación de métodos, técnicas, procedimientos e instrumentos, así como a la aplicación
del diseño de investigación y la determinación de la validez interna y externa, etc. En la maestría debe
ser minucioso; en tanto que en el doctorado debe ser muy minucioso, es decir, se debe exigir la
demostración de la validez interna y externa, los métodos y las técnicas deben ser validadas y el
marco teórico y el diseño deben ser consistentes, así como la estadística debe ser coherente y
confiable. Sin embargo, cabe la pregunta: ¿qué pasa con las investigaciones cualitativas que no tienen
validez interna ni externa?
Bajo este criterio, que para nosotros es equivocado, nos están insinuando que en el pregrado
debe investigarse superficialmente o como sea, sin considerar adecuadamente el método de la
ciencia y que sólo en el posgrado se debe exigir la aplicación adecuada del método. Es cierto que los
estudiantes del pregrado no manejan con destreza los métodos de investigación, pero, por eso, en
este nivel académico sólo se deben abordar problemas sencillos, ya que los problemas complejos
exigen de métodos más complicados y se requieren de conocimientos y destrezas avanzadas.
Finalmente, el criterio “naturaleza del problema de investigación”, nos parece el criterio más
correcto porque tiene asidero científico. Al respecto Tafur (1995: 20-21), dice lo siguiente: La tesis de
bachillerato resuelve problemas de orden descriptivo o bien de diagnóstico (…) Las tesis aplicativas también
pueden considerarse en este nivel (…) la tesis de maestría supera el nivel descriptivo. Sus funciones son
explicativas y predictivas o de control. Se admite, como es lógico suponer, que las tesis explicativas requieren
descripciones e implican un diagnóstico (…) La tesis de doctorado es de nivel especial: problematizan un área de
conocimiento, o bien tiene una dimensión de suma significación, sea para la sociedad, la humanidad o el país.
Además, este criterio se sustenta en el hecho de que la investigación científica aborda
problemas, por tanto, el parámetro para determinar qué tipo de investigación se está queriendo
realizar y en qué nivel de investigación nos encontramos, es necesario partir de la naturaleza del
problema. En otras palabras, si el objeto de acción del investigador son los problemas, este factor es
el que debe determinar el nivel de investigación que corresponde y el tipo. Es lógico que en el
pregrado los problemas de investigación deben ser simples, sencillos y fáciles; en la maestría los
problemas deben responder a la “especialización crítica”, es decir, los problemas deben ser analíticos-
sintéticos, lo que exige problemas compuestos; en el doctorado, como dice Tafur (1995), se debe
problematizar un área del conocimiento, lo que implica no sólo analizar sino buscar sus causas,
consecuencias y alternativas, es decir, deben ser problemas complejos.
Un estudiante de pregrado no está prohibido de emprender una investigación
correspondiente a una maestría o a un doctorado; eso dependerá de su grado de capacidad y
preparación; pero un estudiante de posgrado no puede realizar, de ninguna manera, salvo que se lo
permitan como está sucediendo en muchas universidades, una investigación simple y sencilla que
corresponde a un pregrado, es decir, las investigaciones de maestría y doctorado no pueden ser
simples descripciones de la realidad.

ENFOQUES DE LA INVESTIGACIÓN
Es necesario determinar el significado bajo el cual utilizamos la palabra enfoque. Este término, según
Microsoft® Encarta® (2007), viene del verbo enfocar y enfocar significa dirigir la atención o el interés
hacia un asunto o problema desde unos supuestos previos, para tratar de resolverlo acertadamente.
Por tanto, cuando hablamos de enfoques de la investigación hablamos de supuestos que existen
respecto de la investigación científica.
Constantemente se habla de investigación cuantitativa y cualitativa. ¿Cuál de los dos
enfoques de la investigación es correcta? La respuesta es ninguna. Es necesario, en todo caso, realizar
un deslinde y, luego, adoptar una posición clara que fundamente el método de investigación a
considerarse. La verdad del conocimiento no sólo debe entenderse en términos de comprobación
fáctica, sino que hay investigaciones cuyos conocimientos resultantes se comprueban mediante
interpretaciones basadas en deducciones, intuiciones o inferencias.
Según Howe (1992), los términos “cuantitativo” y “cualitativo” son utilizados
fundamentalmente en dos sentidos: uno literal y otro derivativo. El primero hace referencia al
contraste (cuantitativo/cualitativo) en relación a la recogida de datos, al diseño de investigación y al
análisis (técnicas y procedimientos); y el segundo tiene que ver con cuestiones epistemológicas más
amplias (enfoques paradigmáticos).

Enfoque cuantitativo
Este enfoque tiene su fundamento en la filosofía positivista cuyo fundador es el filósofo francés
Augusto Comte (1798-1857). Según esta filosofía existe una realidad que se puede describir tal como
es. El conocimiento es fruto de la experiencia. La validez de nuestros conocimientos se basa en los
hechos que existen en la realidad. Los postulados de Comte son acogidos por el Círculo de Viena,
siendo uno de sus propulsores el filósofo Carnap. Para el Círculo de Viena (Alemania), la
verificabilidad es el criterio de la verdad. Este enfoque es el que predominó en la ciencia del siglo XX.
El investigador es aquel que sabe lo que busca, sabe cómo buscarlo y sabe qué encontrar;
todo ya está delimitado de antemano. El trabajo del investigador es como el fotógrafo que va en
busca de las imágenes para fotografiarlas. El trabajo del investigador es en forma lineal, se da paso a
paso: se identifica el problema, se formulan las hipótesis, se recogen los datos para verificar la
veracidad de las hipótesis y, finalmente, se arriban a determinadas conclusiones de las que se deduce
algún germen de nueva teoría o, en su defecto, la precisión o incremento de alguna teoría ya
existente. Estos pasos, actualmente, son considerados como el proceso general del método de
investigación científica (Sánchez y Reyes, 1996: 27).
Los detractores de este enfoque dicen que el conocimiento científico no es una especie de
isomorfismo entre nuestra mente y la realidad, vale decir, el conocimiento no es un reflejo de la
realidad, cual si fuese un espejo. Nosotros estamos de acuerdo con esta crítica, aunque sus
promotores sólo son pregoneros. Entre la realidad y el conocimiento de esa realidad, intermedia
nuestra mente, por tanto, es absurdo pensar que nuestra mente refleje cual si fuese un espejo una
determinada realidad. No existe tal isomorfismo. Probablemente así se haya concebido en los
primeros años de la promoción del positivismo filosófico, aunque en la práctica nunca se haya dado.
Hoy nadie que tenga sentido común y un mínimo de instrucción, puede aceptar que el conocimiento
es reflejo, cual si fuese espejo, de una determinada realidad. Lo que importa aquí, filosóficamente, es
afirmar que existe una realidad al margen de la mente humana, la que es posible conocer cada vez
mejor a través del método científico. Sin embargo, no se puede concebir la aplicación del método en
forma mecánica.
Si nos remontamos a la historia de los análisis y debates acerca del conocimiento científico,
encontramos a Bacon (1561-1626) y a Galileo Galilei (1564-1642), como los primeros promotores del
conocimiento objetivo, basado en la experiencia directa. Para Galileo, la demostración de la caída de
los cuerpos por gravedad, le permitió concluir que el mundo se rige por leyes. Para Bacon, el criterio
de verdad es la verificación del conocimiento en la realidad, constituyéndose de esta manera en el
principal promotor del empirismo.
Metodológicamente hablando, según el enfoque cuantitativo, se debe partir de un marco
teórico determinado, del cual debe deducirse las hipótesis y, luego, según la naturaleza de las
hipótesis, deducirse el diseño metodológico. A través de la operación (operacionalización para la
mayoría de los autores) de las variables se sabe de antemano qué datos vamos a recoger de una
determinada realidad. Estos datos que se van a recoger sólo deben referirse a los indicadores. Los
indicadores se constituyen en el parámetro de la investigación, digamos, en los criterios de la
investigación. De esta manera bajo el enfoque cuantitativo se predetermina qué es lo que solamente
se debe buscar. Todos los datos que no se refieran a los indicadores no deben ser tomados en cuenta,
es decir, no sirven. Por eso a este enfoque se conoce como hipotético deductivo, es decir, la
hipótesis, basada en una teoría que asumimos (hipótesis), se contrasta en la realidad deductivamente
y al comprobarse positivamente se convierte en tesis.
La desventaja de este enfoque radica en el hecho de que los datos importantes, si no
corresponden a los indicadores, son desechados irremediablemente. No tiene ninguna relevancia los
datos que no corresponden a los indicadores de la variable. Por eso, bajo este enfoque se investiga
sabiéndose qué datos necesitamos recoger. Se investiga con un plan detalladamente
predeterminado, sin opción a otros datos que no correspondan a los indicadores. El investigador es
un agente selectivo bajo un parámetro rígido.

ESQUEMA No. 5: La esencia de los enfoques de la Investigación

Existe una realidad que Considera parámetros de


se puede describir tal CUANTITATIVO medición
ENFOQUES

como es.

La realidad no se puede
describir tal como es, sino No considera parámetros
CUALITATIVO de medición
tal como lo interpretamos.
ESQUEMA No. 6: Significado de los enfoques de la investigación

Sólo se recogen los datos correspondientes al


CUANTITATIVO parámetro de indicadores preestablecidos.
HIPOTÉTICO -SE PARTE DE HIPÓTESIS QUE HAY QUE
DEDUCTIVO COMPROBAR CON LOS DATOS.
ENFOQUES

-LOS DATOS SE ANALIZAN ESTADÍSTICAMENTE.

Existe libertad discrecional para recoger los


CUALITATIVO datos correspondientes a la variable o a las
INDUCTIVO dimensiones.
HIPOTÉTICO - SE PARTE DE DATOS PARA FORMULAR,
LUEGO, HIPÓTESIS.
- LOS DATOS SE INTERPRETAN.

La investigación cuantitativa, según Lerma (1999: 60), tiene las siguientes características:

- Parte de un problema bien definido por el investigador.


- Parte de objetivos claramente definidos por el investigador.
- Se plantea hipótesis para ser aceptadas o no, mediante pruebas empíricas.
- Las hipótesis pueden plantearse como proposiciones matemáticas o proposiciones que
pueden ser convertidas en fórmulas matemáticas que plantean relaciones funcionales
entre variables.
- Utiliza técnicas estadísticas muy estructuradas para el análisis de la información.
- Para una mejor explicación de la relación entre los hechos, se controlan los factores de
confusión (variables intervinientes, que no se estudian, pero que pueden generar cambios
en la variable dependiente).
- Utiliza instrumentos muy estructurados para la recolección de información sobre las
variables.

Estructura fáctica de la investigación cuantitativa


En los estudios cuantitativos se investiga hechos de la realidad. En el gráfico correspondiente se
representa con la letra “H”. El hecho viene a ser aquel evento, fenómeno, cosa u objeto que se puede
observar o medir directa o indirectamente y que existe en la realidad objetiva. Todo hecho tiene
determinadas causas (c), prospecciones (p) o consecuencias, existe una determinada teoría o muchas
teorías (t) acerca del hecho y, por supuesto tiene determinadas soluciones (s) o formas para
transformar el hecho (transformación de la realidad). A esto se llama estructura fáctica de la
investigación cuantitativa.
En esta estructura se pueden identificar las cuatro funciones de la ciencia según el interés
investigativo que se tenga. El conocimiento de la estructura de la investigación fáctica reviste mucha
importancia para el “método” de la ciencia, porque de su conocimiento y manejo depende el tipo de
investigación y el nivel de investigación que se va emprender. En esta estructura se pueden identificar
las investigaciones de tipo diagnóstico, comparativo, correlacional, explicativo, las investigaciones
propositivas, las investigaciones evaluativas, etc.
ESQUEMA No. 7: Estructura fáctica

Leyenda: t
H = Hecho o hechos
c = Causa o causas
p = Prospección o prospecciones
c H p
t = Teoría o teorías
s = Solución o soluciones s
Enfoque cualitativo
Este enfoque tiene su origen en la filosofía idealista de Aristóteles (384-322 a. c.), filósofo griego,
quien entre muchos planteamientos dice que los seres humanos nos desarrollamos en función de
patrones innatos. Es decir, para Aristóteles, la realidad no condiciona el desarrollo de las personas.
Por otro lado, se tiene a Renato Descartes (1596-1650), quien plantea que no es el ser, sino la razón,
lo que suscita el pensamiento. Es el promotor del racionalismo. También se tiene a George Berkeley
(1685-1753), filósofo y clérigo irlandés, fundador del idealismo. Para Berkeley no existe la materia al
margen de la mente, es decir, la mente es la que crea la materia en sus diferentes formas.
A los dos filósofos mencionados, se suman Kant, Dilthey, Heisenberg y Husserl (Creador de la
fenomenología), por citar en nuestro entender a los principales antecedentes del enfoque cualitativo
en la investigación. El filósofo alemán Manuel Kant (1724-1804), afirma que los objetos no tienen
existencia en sí mismos. La realidad sólo existe como parte de la mente. Para este filósofo existen
conceptos ya preexistentes, con los que nacemos, llamados categorías, como causa-efecto, cantidad,
cualidad, etc. Para el filósofo alemán Withelm Dilthey (1833-1911), las ciencias sociales no son el
reflejo de la realidad, sino supone la intermediación de la experiencia personal, tanto del investigador
como del investigado. Promovió una ciencia subjetiva de las humanidades. El físico alemán Werner
Karl Heisenberg (1901-1976) es el promotor del “principio de incertidumbre” o “principio de la
indeterminación”. Este físico afirma que es imposible medir simultáneamente, de forma precisa, la
posición de una partícula, por ejemplo la posición de un electrón. Lo mismo ocurre con el sondeo de
opinión, con los valores y el marco ideológico del investigador, con la presión sanguínea, etc. Para
Heisenberg el observador es el que con su método fuerza a la naturaleza a revelar una determinada
realidad. Finalmente, se tiene a otro filósofo alemán. Se trata de Edmund Husserl (1859-1938), quien
es promotor del movimiento filosófico del siglo XX, la fenomenología. Para este filósofo el
conocimiento debe ser producto de la identificación de nuestra experiencia tal como se presenta en
nuestra conciencia, sin que haya la influencia de ninguna teoría ni experiencias ajenas, especialmente
de las ciencias naturales.
En conclusión, según este enfoque, la realidad no se describe tal como es, sino tal como el
investigador lo interpreta. Por tanto, la validez del conocimiento se funda o se basa en el consenso de
los interpretadores de la realidad, es decir, en un conjunto de científicos dedicados a la investigación
de una determinada realidad. Según esto, no existe el isomorfismo entre el pensamiento y la realidad,
vale decir, la mente no es un espejo que refleja la realidad, sino un tamiz a través del cual se
construye un determinado conocimiento de una determinada realidad.
Dentro de este entender, un investigador es como un explorador que sabe lo que busca, pero
no sabe qué cosas va encontrar respecto de lo que busca. El proceso de buscar datos, es
condicionado por el proceso mismo de la investigación, es por eso, que no sabe qué datos va
encontrar; es un típico explorador. Es como aquel padre de familia que busca a su hijo perdido en una
gran ciudad, pero no sabe cuándo, cómo, dónde ni en qué condiciones lo encontrará, así como no
sabe qué peripecias tendrá que sufrir hasta encontrarlo.
Desde el punto de vista del método, en la investigación cualitativa se recoge datos para
interpretar una determinada realidad. Por eso se dice que su principal método es la hermenéutica.
No se recoge datos para evaluar una hipótesis, como ocurre en la investigación cuantitativa. Según
Lerma (1999: 70), la investigación cualitativa se refiere a los estudios sobre el quehacer cotidiano de las
personas o de grupos pequeños. En este tipo de investigación interesa lo que la gente dice, piensa, siente o
hace; sus patrones culturales; el proceso y el significado de sus relaciones interpersonales y con el medio. Su
función puede ser la de describir o la de generar una teoría a partir de los datos obtenidos.
Según este enfoque, no hay un parámetro de investigación, sino guías generales. Depende del
contexto y de la naturaleza de la unidad de investigación. En todo caso, sólo se deben referir a
variables y dimensiones, sin determinarse los indicadores. Los indicadores parametran, en tanto que
las variables y dimensiones sólo guían. Por eso, en este caso, sólo se debe hablar de unidades y ejes
de investigación.
Cuando se investiga considerando sólo unidades y ejes (variables y dimensiones), se deja al
investigador una adecuada capacidad discrecional para recoger todos los datos que se encuentren
durante la investigación. Este enfoque, por eso, se reconoce como inductivo hipotético (mediante los
datos diversos que se recogen se formulan hipótesis para interpretar una determinada realidad, lo
que significa crear una nueva teoría). Es necesario recordar, según Lerma (1999), la función de la
investigación cualitativa es describir o generar una teoría a partir de los datos obtenidos.
No es cierto que este enfoque siga un procedimiento caótico como algunos quieren hacernos
entender. La investigación cualitativa no es un caos metodológico, sino un método que nos da
capacidad discrecional para recoger todos los datos necesarios respecto de la variable o la dimensión.
Es absurdo confundir la investigación cualitativa con la propuesta antimetódica del filósofo austriaco
Feyerabend.
En síntesis se puede afirmar que el enfoque cuantitativo propone un método rígido,
consistente en un determinado parámetro de investigación (conjunto de indicadores y uso de
baremos). En tanto que el cualitativo propone un método flexible, consistente en una guía de
investigación que debe conllevar a la interpretación de una determinada realidad con la que se debe
convivir para conocerla profundamente.
Las características básicas del enfoque cualitativo son:

- Todo lo que captamos de la realidad se filtra a través de nuestro esquema mental, vale
decir, el conocimiento que tenemos no es el reflejo directo de la realidad, es decir,
nuestra mente no es un espejo.

- Nuestra mente es la que construye una determinada realidad social (posición


constructivista).

- Por tanto, la realidad es construida por nuestra mente, no es una realidad que la
encontramos ya construida; por eso, la validez del conocimiento depende del consenso
de los investigadores.

Entre algunas investigaciones cualitativas se destacan las siguientes:

Investigación de la teoría fundada: El propósito de este tipo de investigación es construir una


determinada teoría a partir de datos recogidos en las interacciones que se dan dentro de pequeños
grupos de personas, durante situaciones espontáneas o naturales. Por ejemplo, la investigación
acerca de las estrategias metodológicas que los docentes de la especialidad de Lengua y Literatura
utilizan con frecuencia en los colegios de Puno.

Investigación etnográfica: El propósito de este tipo de investigación es la descripción


detallada de las costumbres, el lenguaje, los hábitos, las creencias, ocupaciones, preferencias, formas
de conducta natural de los habitantes de una determinada comunidad. Se trata de la descripción de
patrones culturales de una determinada realidad social, no sólo en su dimensión formal, sino también
en su dimensión histórica.

Investigación acción-participación: El propósito de esta investigación es recoger datos acerca


de una realidad problemática, interpretar y sistematizarlo, para resolver el problema según las
conclusiones a las que se arriben. Para esto el investigador tiene que involucrarse con la realidad
problemática, investigar y resolverlo. Por ejemplo, el involucramiento en el conflicto laboral de una
universidad, en el que se aplica medidas de solución para luego arribar a determinados resultados.

Estructura de la Investigación Cualitativa


La investigación cualitativa también tiene una estructura que debe permitirnos determinar el tipo y el
nivel de investigación. Esta estructura tiene como punto de referencia a la apariencia (A), lo que en la
investigación cuantitativa se llama “hecho”. Esta apariencia contiene determinados fondos (f) que
subyacen de manera interrelacionada. En la investigación cualitativa la apariencia viene a ser el
“hecho”, es decir, lo que el investigador ve u observa (formas de conducta, formas de lenguaje,
hábitos, costumbres, relaciones sociales, decisiones que se toman, etc.) y los fondos son aquellos
fenómenos que encierran o están ocultos detrás de las conductas, del lenguaje, de los hábitos, etc. Al
investigador cualitativo le interesa lo que subyace en el fondo de la apariencia. Este fondo se conoce
interpretándose a través de la inducción, el análisis, la síntesis, la abstracción, etc. Por tanto, para
conocer el fondo se tiene que convivir con los portadores de los fondos, es decir, se tiene que convivir
con la comunidad.

ESQUEMA No. 8: Estructura de la investigación cualitativa

f
Donde: f A f
A= Apariencia
f = Fondo de la apariencia
f
Una variante del enfoque cualitativo es la investigación de contenido, aunque hay quienes la
consideran dentro de las investigaciones cuantitativas (vendría a ser la teoría del hecho). Nosotros lo
consideramos dentro del enfoque cualitativo por las siguientes razones:

- Los contenidos a investigarse son teorías científicas o ideologías que se pueden


interpretar de diversas maneras según el modelo mental del investigador. Los contenidos
son el resultado de la producción intelectual de las personas y, por tanto, tienen
conceptos, categorías, postulados, doctrinas, ideas, leyes, etc., que no se captan en el
sentido como fueron concebidos, ni son medibles objetivamente como sucede en las
investigaciones fácticas. Todo depende de la interpretación que se haga.

- Para entender adecuadamente lo que el autor o los autores quieren decir, es necesario
identificar los sentimientos, las costumbres o los hábitos que subyacen en los mensajes
escritos con la finalidad de entender mejor acerca de qué es lo que quieren o querían
decir. Hay que interpretar la naturaleza del contenido considerando los supuestos, los
conceptos, las categorías, las leyes y la teoría que todo ello genera.

- Aunque la investigación de contenido trabaja necesariamente con hipótesis desde el


diseño del proyecto de investigación, sin embargo estas hipótesis se consideran en
términos muy flexibles que pueden reformularse totalmente durante la elaboración del
informe de investigación.

La investigación de contenido, por su naturaleza especial, tiene una determinada estructura


que es necesario conocer y manejar. En toda investigación de contenido primero se debe identificar
el tema o la teoría (T), luego sus fundamentos, orígenes o fuentes (o), sus perspectivas o vigencia (p),
la crítica o cuestionamientos que tiene (c), es decir, las teorías contrarias existentes sobre el tema y,
finalmente, la nueva teoría o la alternativa teórica emergente o existente para sustituir el tema (a), es
decir, la nueva teoría que debe reemplazarlo.
Según el elemento o elementos que se tomen para efectos de la investigación se determinará
el tipo y nivel de investigación que se está emprendiendo. En el gráfico se muestra la relación
existente entre los elementos de la estructura temática.

ESQUEMA No. 9: Estructura temática

c
Leyenda:
T = Tema o teoría
o = Orígenes, fuentes, fundamentos
o T p
p = Perspectiva o vigencia de la teoría
c = Crítica existente contra el tema
a = Alternativa del tema a
Posición frente a los dos enfoques s
¿Cuál de los dos enfoques de la investigación es correcto? Ninguno de los dos enfoques es más
correcto que el otro. Ambos enfoques aportan en el desarrollo de la ciencia. El enfoque cuantitativo,
cuando afirma que el conocimiento es el reflejo directo de la realidad, cual si ésta fuese un espejo,
está dejando de lado el hecho de que nuestro cerebro es una especie de procesador fisiológico, muy
complejo, que dentro de sí tiene patrones o esquemas mentales desarrollados durante los años de
nuestra existencia. Por tanto, no es correcto afirmar que los conocimientos son el reflejo de la
realidad tal como ésta existe porque la mente humana asimila, acomoda, organiza y equilibra sus
esquemas durante el proceso de la interacción social y durante la interacción del hombre con la
naturaleza.
Hoy en día nadie puede sostener que el conocimiento es reflejo fiel (isomórfico) de la realidad
en nuestra mente, cual si fuésemos un espejo. Pero tampoco se puede afirmar que no existe una
realidad objetiva y concreta. Existe una realidad que se puede conocer directamente hasta lo que
nuestros sentidos nos permitan, inclusive con la ayuda de la tecnología y, existe una realidad, que
sólo podemos conocer en forma indirecta a través de la inferencia, el análisis, la interpretación, etc.
Son los métodos teóricos o cognoscitivos.
El enfoque cualitativo extremo afirma que los conocimientos son construidos por nuestra
mente, al margen de la realidad, en otras palabras, la mente es la que crea la realidad. Esto significa
caer en el idealismo puro. Los defensores extremistas de este enfoque creen que la realidad no
existe, que es la creación de la mente humana. Esto quiere decir que tampoco existe el ser humano
como realidad porque se supone que es la creación de otra mente, llegándose así a aceptar la
existencia de un ser sobrenatural que da pie a la religión y al idealismo puro. Es la posición extrema,
muy subjetiva, que siempre defendió el cura irlandés Berkeley, creador de la filosofía idealista.
Según Alvarado (2005: 17-31), la realidad no es una sola. Existen distintas realidades a las que
se puede clasificar u ordenar en dos clases. Una clase de realidad viene a ser aquella realidad que se
puede observar y medir con la intervención de nuestros sentidos. Inclusive se puede disponer de
instrumentos como el microscopio, el termómetro, la fotografía, etc. La otra realidad viene a ser
aquello que no se puede observar ni medir con la intervención de nuestros sentidos ni con aparatos
sofisticados, por ejemplo, la velocidad de la luz, los cambios del tiempo y del espacio en función de la
velocidad, el peso de la masa dentro de un contexto tiempo-espacio diferentes, etc. Dentro de esta
clase de realidades también se encuentran aquellas categorías que aparentemente los vemos o los
podemos medir, pero que sólo los conoceremos cabalmente mediante el análisis y la interpretación
holística. Son las categorías referidas a la sociedad y a la naturaleza social del hombre: costumbres,
religión, patriotismo, nacionalismo, etc.
El conocimiento humano es producto de su interacción social y de su interacción con el medio
natural. En este proceso que es histórico, el cerebro actúa como un procesador fisiológico complejo
que asimila, organiza y adapta los nuevos conocimientos provenientes de la realidad a través de los
cinco sentidos para enriquecer, consolidar o modificar los esquemas o modelos mentales que ya
tenemos. Aquí cabe señalar que el recién nacido no tiene ningún modelo mental, lo adquiere
paulatinamente durante los posteriores años de su existencia, en función del tipo de interacciones en
el cual se involucra.
A continuación se muestra un cuadro donde se identifican las diferencias existentes entre los
dos enfoques, que como dijimos, no tienen porque estar en contradicción, sino más bien, deben
complementarse. Inclusive se pueden realizar investigaciones mixtas (combinación entre cuantitativo
y cualitativo en un solo proyecto), a las que denomina Sampieri y otros (2006) como la triangulación.
Por tanto, el reflejo de la realidad por nuestro cerebro, cual si fuese un espejo, no tiene
sentido; y la afirmación de que nuestro cerebro crea una determinada realidad al margen de las
interacciones humanas y de éstas con la naturaleza es absurda.
Mao Zedong (1985: 161), en “Cinco Tesis Filosóficas”, dice lo siguiente: “¿De dónde provienen
las ideas correctas? ¿Caen del cielo? No. ¿Son innatas del cerebro? No. Sólo pueden provenir de la
práctica social, de las tres clases de práctica: La lucha por la producción, la lucha de clases y los
experimentos científicos de la sociedad”.
Más adelante, Mao Zedong (1985: 161) dice que “la existencia social de la gente determina
sus pensamientos. Una vez dominadas por las masas, las ideas correctas características de la clase
avanzada se convertirán en una fuerza material para transformar la sociedad y el mundo. En la
práctica social, la gente se enfrenta con toda clase de luchas y extrae ricas experiencias de sus éxitos
y fracasos (…)”.
CUADRO No. 4: Diferencias epistemológicas entre la investigación cuantitativa y cualitativa

CARACTERÍSTICAS INVESTIGACIÓN CUALITATIVA INVESTIGACIÓN


CUANTITATIVA
Percepción de la realidad. Subjetiva e incluyente. Objetiva y excluyente.

Razonamiento. Inductivo y genera hipótesis. Deductivo y contrasta hipótesis.

Finalidad. Exploración, descubrimiento y Comprobación, confirmación y


expansión. reducción.
Orientada. Al proceso. Al resultado.

Principio de verdad. Holística. Particularista.


Dinámica (provisoria). Estable (permanente).
Se construye. Predeterminada.
Centrada en diferencias. Centrada en similitudes.
Perspectiva del investigador. Desde adentro (próximo a los Desde afuera (al margen de los
datos). datos).
Causalidad. Interacción de factores. Antecedente específico.

Axiología. Valores dados y explícitos Libre de valores (neutra).

Punto fuerte. Validez (datos profundos y Fiabilidad (datos sólidos y


singulares). repetibles).
Validez. Sinceridad del informante. Significación estadística.

FUENTE: Teresa ICART ISERN (2001: 3-4)

Por consiguiente, la posición correcta que se debe asumir es que tanto lo cuantitativo así
como lo cualitativo, al margen de sus posiciones extremas, se complementan en la tarea de conocer
el mundo. Ninguno es más ni menos; cada cual sirve, según la naturaleza del problema que se aborda
para conocer mejor la realidad que nos rodea.

Algunos principios que deben guiar la tarea investigativa, considerando los dos enfoques,
son:

- La realidad objetiva existe y es cognoscible mediante el método de la investigación


científica. El método con el avance de la ciencia va mejorando y su aplicación nunca debe
ser mecánica.

- Ninguna investigación científica se puede realizar al margen de los conocimientos ya


existentes. Ninguna investigación se inicia de la nada porque significaría desechar todo lo
que se ha avanzado en materia del conocimiento científico.

- Ninguna investigación científica se puede iniciar si no se tiene previamente identificado el


problema, toda investigación empieza con la identificación del problema
correspondiente. Todo lo contrario es anticientífico. Además, todo problema de
investigación tiene una determinada estructura o naturaleza que nos señala el método y
el enfoque a seguirse.
- Todo análisis e interpretación de los datos, recogidos durante la investigación, se realiza
en función de un determinado marco teórico que se asume, así como en función del
problema que se quiere resolver y de acuerdo a los propósitos de la investigación; aunque
en las investigaciones cualitativas la teoría se toma como marco de referencia. Por
ejemplo, en la investigación de tipo etnográfico, no es cierto que se prescinda de una
determinada teoría para interpretar los datos recogidos. Si el investigador tiene que
interpretar los datos referidos a las costumbres, hábitos, creencias de una comunidad,
tiene que estar premunido, en primer lugar, acerca de qué significa cada uno de esos
términos; en segundo lugar, las conclusiones a las que arribe estarán teñidas de lo que él
considera que debe ser una comunidad respecto a sus costumbres, hábitos y creencias.
Todo esto significa la puesta en práctica de una determinada filosofía, posición teórica y,
es más, está condicionada, por el nivel de instrucción que el investigador tiene. Inclusive,
sus creencias personales y hasta sus prejuicios, expresados en sus esquemas mentales,
tiene mucho que ver con el tipo de interpretación que se haga. Todo esto no significa
desconocer la existencia de una realidad objetiva concreta. En este caso, el consenso de
la comunidad científica será la que determine la verdad relativa del conocimiento.

- Cada tipo de investigación tiene características peculiares que exigen un determinado


diseño. Es así que hay investigaciones, como en el caso de la etnográfica, que exige al
investigador involucrarse con la vida de un grupo humano; pero hay otras investigaciones,
como en las experimentales, que se puede ejecutar dentro de un laboratorio, en forma
individual, como es el caso de un experimento químico. Todo depende de qué problema
se quiere investigar y bajo qué teoría previa, que interiorizada en nuestra mente, nos
condiciona.

BIBLIOGRAFÍA
AGUIRRE BAZTÁN, Ángel (1995). Etnografía: Metodología cualitativa en la investigación
sociocultural. México: Alfaomega.

ALÍA MIRANDA, Francisco. (2005). Técnicas de investigación para historiadores. Madrid:


Síntesis S.A.

ALONSO, Carlos Javier. (2001). Historia básica de la ciencia. España: Universidad de


Navarra.

ALVARADO, Carlos. (2005). Epistemología. Lima: Mantaro.

ALVAREZ MAURICIO, Octavio. (2006). Método para optar el título profesional y los grados
de magíster y doctor. Lima: Megabyte.

ÁLVAREZ UNDURRAGA, Gabriel. (2003). Curso de investigación jurídica. Chile: Lexis


Nexis.

ANDER EGG, Ezequiel. (2003). Métodos y técnicas de investigación social (2ª ed.).
Argentina: Lumen.

APA. Estilo de redacción (5ª ed.). Internet.


ARISTÓTELES. (1985). Metafífica. Madrid: Sarpe.

AVILA, R.B. (1984). Introducción a la metodología de la investigación. Lima: Concytec.

BARRERA MORALES, Marcos Fidel y URTADO DE BARRERA, Jacqeline. (2002). Líneas


de investigación en investigación holística. Bogotá: Magisterio.

BERLIN, Isaiah. (1983). Conceptos y categorías. México: Fondo de Cultura Económica.

BERNAL GARCÍA, Manuel José y GARCÍA PACHECO, Dina Marcela. (2003). Metodología
de la investigación jurídica y sociojurídica. Colombia: Uniboyacá.

BRIONES, Guillermo. (1998). La investigación social y educativa (3ª ed.) Colombia: TM


Editores.

BUNGE, Mario. (1973). La investigación científica ((3ª ed.). Barcelona: Ariel.

BUNGE, Mario. (1989). Ciencia y desarrollo. Buenos Aires: siglo XX.

BUNGE, Mario. (1990). La ciencia, su método y su filosofía. Lima: Siglo XX.

BUNGE, Mario. (2000). Vigencia de la filosofía. Lima: UIGV.

BUNGE, Mario. (2007). Diccionario de filosofía (5ª ed.). Argentina: Siglo XXI.

BUNGE, Mario. (1995). Epistemología. Lima: Siglo XX.

CABALLERO ROMERO, Alejandro. (2006). Guías metodológicas para los planes y tesis de
maestría y doctorado. (2ª ed.). Lima: Alen Caro.

CARRASCO DIAZ, Sergio. (2005). Metodología de investigación científica. Lima: San


Marcos.

CARRILLO LANDEROS, Ramiro. (1991). Metodología y administración (3ª ed.) México:


Limusa S.A.

CASAS NAVARRO, Raymundo y MATTA ROJAS, Carlos. (2006). El método científico. Lima:
Mantaro.

CEA D’ANCONA. Ángeles. (1999). Metodología cuantitativa: estrategias y técnicas de


investigación social. (2ª ed.). Madrid-España: Síntesis S.A.

CHARAJA CUTIPA, Francisco. (2009). El MAPIC en la metodología de investigación. Puno:


Sagitario impresores.

COLÁS, P. (1997). Enfoques en la metodología cualitativa. En L. Buendía y otros, Métodos


de investigación en psicopedagogía. Madrid: Mc Graw Hill.

CORNEJO CUERVO, Rolando. (1995). Metodología de la investigación. Arequipa: UNSA.

CRISÓLOGO ARCE, Aurelio. (1991). La monografía y el informe de la tesis. Lima: Abedul.

CRISÓLOGO ARCE, Aurelio. (1994). Investigación científica (3ª ed.). Lima Abedul.
DAFT, Richard. (2004). Administración (6ª ed.). México: Thomson.

DEL BUSTO DUTHURBURU, José Antonio. (1988). La tesis universitaria (6ª ed.). Lima:
Rocarme S.A.

DELGADO, Juan Manuel y GUTIÉRREZ, Juan. (1994). Métodos y técnicas cualitativas de


investigación en ciencias sociales. Madrid: Síntesis S.A.

DIETERICH STEFFAN, Heinz. (2006). Nueva guía para la investigación científica. Lima:
Pedagógico San Marcos.

ENCINAS RAMÍREZ, Irma. (1987). Teoría y técnicas en la investigación educacional. Lima:


Ave S.A.

ESCOBEDO RIVERA, José. (2006). Investigación cuantitativa y cualitativa. Puno: Editorial


Universitaria, UNA-Puno.

FLORES BARBOSA, José. (1993). La investigación educacional. Lima: Desirée.

GONZALES MORALES, Alfredo y GALLARDO LÓPEZ, Teresita. (2007). Investigación


educativa. Arequipa: UNSA.

HERNÁNDEZ SAMPIERI, Roberto y otros. (2006). Metodología de la investigación. (4ª ed.).


Colombia: McGRAW-HILL.

HERNÁNDEZ SAMPIERI, Roberto y otros. (2007). Fundamentos de metodología de la


investigación. España: McGRAW-HILL.

HERNÁNDEZ, José: La elaboración de un artículo científico. Madrid: Universidad


Complutense, Facultad de Biología.

ICARTA ISERN, Teresa, FUENTELSAZ GALLEGO, Carmen y PULPÓN SEGURA, Anna.


(2001). Elaboración y presentación de un proyecto de investigación y una tesis. España:
Ediciones Universitat der Barcelona.

ISHIYAMA CERVANTES, Raúl. (2003). Pautas para la publicación de artículos científicos.


Lima: Universidad Peruana Cayetano Heredia.

KUHN, Thomas. (1995). La estructura de las revoluciones científicas. Bogotá: Presencia.

KONSTANTINOV, F.V. (1965). Fundamentos de la filosofía marxista. México: Grijaldo

LAKATOS, Imre. (1998). La metodología de los programas de investigación científica (3ª


ed.). Madrid-España: Alianza Editorial.

LAWRENCE, Manión y COHEN, Louis. (2002). Métodos de investigación educativa (2ª ed.).
Madrid: La Muralla S. A.

MARROQUIN PEÑA, Roberto y CAMPOS DÁVILA, José. (2007). Pedagogía de la


investigación científica. Lima: San Marcos.
MARTINEZ M., Miguel. (1999). La investigación cualitativa etnográfica en educación. México:
Trillas.

MAZZI HUAYCUCHO, Víctor. (2006). Epistemología. Lima: San Marcos.

MÉNDEZ ALVAREZ, Carlos Eduardo. (2001). Metodología, diseño y desarrollo del proceso
de investigación. (3ª ed.). Bogotá-Colombia: McGraw-Hill.

MENDEZ, Ignacio y otros. (1990). El protocolo de investigación (2ª ed.). México: Trillas

MICROSOFT ENCARTA. (2009). Diccionario enciclopédico. Microsoft Corporation

MOLESTINA, Carlos y otros. (1988). Fundamentos de comunicación científica y redacción


técnica. Costa Rica: IICA.

MOYA OBESO, Alberto. (1990). Investigación científica. Trujillo: Géminis Impresores S.A.

NAMAKFOROOSH, Mohammad. (2006). Metodología de la investigación (2ª ed.). México:


Limusa S. A.

OBLITAS GUADALUPE, Luis. (1987). Metodología de la investigación (2ª ed.). Lima: Caribe
S. A.

PALAU, Ives G. (1994). Manual de los medios didácticos. Lima Universo S. A.

PAZ SANDIN, Esteban. (2003). Investigación cualitativa en educación. España: McGraw-Hill.

PEREZ LEGOAS, Luis Alberto. (1989). Estadística básica. Lima: San Marcos.

PISCOYA HERMOSA, Luis. (1995). Investigación científica y educacional. (2ª ed.). Lima:
1995.

POPPER, Karl. (1962). La lógica de la investigación científica. Madrid: Tecnos.

PORTA, Luis. (2003). La investigación cualitativa: el análisis de contenido en la investigación


educativa. Argentina: Universidad Mar del Plata.

RAMOS SUYO, J.A. (2004). Elabore su tesis en derecho, pre y posgrado. Lima: San Marcos.

RÍOS FRANCO, Gonzalo. (1995). Investigación científica. Argentina: Nuevo Mundo.

RODRIGUEZ GOMEZ, Gregorio y otros. (1996). Metodología de la investigación cualitativa.


Ediciones ALJIBE.

RODRÍGUEZ SOSA, Miguel y RODRÍGUEZ RIVAS, Miguel. (1988). Teoría y diseño de la


investigación científica (2ª ed.). Lima: ea.

RODRÍGUEZ, Francisco y otros. (1984). Introducción a la metodología de las investigaciones


sociales. La Abana: Editora Política

SALKIND, Neil. (1999). Métodos de investigación (3ª ed.). México: Printice Hall.

SÁNCHEZ CARLESSI, Hugo y REYES MEZA, Carlos. (1998). Metodología y diseños en la


investigación educativa. (3ª ed.). Lima: Mantaro.
SIERRA BRAVO, Restituto. (1994). Tesis doctorales y trabajos de investigación científica.
Madrid: Paraninfo.

SIERRA BRAVO, Restituto. (2001). Técnicas de investigación social. (14ª ed.). España:
Thomson Learning.

SOLÍS ESPINOZA, Ciro. (2007). Inicio en epistemología. Lima: San Marcos.

SOLOMON, R.W. An extension of control-group. Psychologial bulletin. 46: 137-150, 1949.

SPRADLEY, J.P. (1980). Participant observation. Nueva York: Hoet, Rinehart and Winston.

STAKE, S.T. Investigación con estudio de casos. Madrid: Morata.

TAFUR PORTILLA, Raúl. (1994). Introducción a la investigación científica. Lima: Mantaro.

TAFUR PORTILLA, Raúl. (1995). La tesis universitaria. Lima: Mantaro.

TORRES BARDALES, Coloníbol. (2000). Metodología de la investigación científica. (7ª ed.).


Lima: UNMSM.

VALDERRAMA MENDOZA, Santiago. Pasos para elaborar proyectos y tesis de investigación


científica. Lima: San Marcos.

VARGAS JIMENEZ, Antonio. (2005). La investigación acción para el desarrollo educativo.


Lambayeque: Fachse.

WAYNE, Daniel. (1981). Estadística con aplicaciones a las ciencias sociales y a la


educación. México: Mc Graw-Hill.

WIERSMAN, W. (1999). Researech methods in education (7a. ed.). Bosto: Allyn and Bacon.

VIKIPEDIA, La Enciclopedia Libre (internet)

WITKER, Jorge. (1995). Investigación jurídica. México: McGraw-Hill.

ZEDONG, Mao. (1985). Cinco tesis filosóficas (3ra. ed.). China: Talleres Gráficos de
Lenguas Extranjeras.