Está en la página 1de 95
Edgar Emilio Estigarribia nacié el 14 de setiembre de 1923 en Curuztt Cuatid (Ctes.). Luego de cursar sus estudios secundarios, partié de su pueblo hacia Rosario, donde integré diversos conjuntos, entre ellos "Los Hijos de Corrientes” en el afio 1943, junto a Emilio Chamorro y Tarragé Ros, destacandose como glosista y recitador. Mas tarde continué con Tarragé Ros, con el cual grab numerosos discos hasta la muerte de éste, siguiendo luego con “Los Reyes del Chamamé” ~ex conjunto de Tarragé Ros-, con el cual obtuvo cinco Discos de Oro y diversas distinciones en festivales nacionales, entre ellas, la Consagracién en Cosquin en 1982. Alterné sus actividades artisticas con tareas rurales, lo que le permiti6 conocer a fondo el peén de camipo y sys costumbres. Condujo varios programas folcliricos en diversas radios del interior. Casado con Zulema Aquino tuvo dos hijos, Juan Leonardo y Lilian Maria. Fallecié en Rosario el 25 de abril de 1989 y sus restos descansan en un mausoleo junto a Tarragé Ros en Curuzi Cuatia. Edgar E. Estigarribia INDICE Introduccion Presentacién Mi Ponchillo Colorado . Che roga Curuzt orilla Granja San Antonio El arriero Purajhei cangy Gato moro .. La Pulpera de Santa Lucia .. Tati mifio..... Raiil Albornoz Primer amor Caiiada Mala Quince Afios Caballo Bayo Recordando A Nélida Zenén Caminante y bohemio Soy Quebracho .. El tltimo de los Fontana Laca Tristeza Criolla Noches Correntinas Serenata Violetas Caraicho .. Con bastos o en pel Canto a Entre Rios . Lejano recuerdo.. Dos Razas G-4s0+8-4-8-—--y--P 06-30 s AG rirent bn as ey oot 31 aoe #32: 23 POF .33 rag 34 34 35 ~ OP Campo en llamas. Que triste esté el chamamé Maria Perugorria Alla en las tolderias El gauchillo alzad A Bella Vista Valseado Correntino wt Demaitema zumba lindo . °3F El toro ... . 38 Como recado a la vaca. . 38 Crece el rio .. Sollozo de un acordeén a8 9 . 40 41 Cafia con ruda 41 Fierro Punta .. 42 .42 Tus ojos 43 El carau.. 43 Tu recuerdo 44 Mujeres .... 44 Nuestro campo 245 Paiubrero... 45 Tres de Mayo . 46 Mi cabo de ciervo . 46 47 47 48 . 48 49 . 50 .51 .51 Voy camino a cualquier parte Mis pasos te encontraron Edgar E. Estigarribia Kilémetro 11 Apologia del Cl Esa tierra de Santiago. Por qué te fuiste ... 34 Nuestras costumbres 55 Como peludo de regalo Tiempo de esquila Por ahi cantaba Garay. Colonia Libertad El gauchillo herido Aquel viejo carro .. Aquellas Voces de Bronce. Mi muerte. La india maldita.. Corrientes Amimadre A Ernesto Montiel Galleta Collera La Sotera G-he0-5-.4-8---y-.-Po-e-8'Ca ss SG Trent in as El viejo camino El gauchillo alzado .. A Bella Vista... Valseado Correntino Demaitema zumba lindo EI toro .. Como recado a la vaca Creve el rio Sollozo de un Guayquiraré Orilla . Cafia con ruda Fierro Punta len .. Paiubrero Tres de Mayo Amor sublime Paso Vallejos .. 48 Siguiendo tu huella.. 49 Voy camino a cualquier parte. 50 Mis pasos te encontraron A Merceditas .. Edgar E. Estigarribia Kilémetro 11 51 Apologia del Chamamé Esa tierra de Santiago. Por qué te fuiste ... Nuestras costumbres. Como peludo de regalo Tiempo de esquila .. Por ahi cantaba Garay. Colonia Libertad El gauchillo herido Aquel viejo carro Aquellas Voces de Bronce Mi muerte... La india maldita.. Corrientes .. Amimadre A Emesto Montiel El Tero Tirador sin flecos La llorona Obrajero de mi pago Barrio Centenario . Estoy solo .. Te acuerdas bien amada Malvita .. Cachencho Federal La demencia del indi La ninfa del Yaguar' Omané el camba El canto dormido El Yaré.... Ladrillo Bayo Mi canto A Corrientes .. Chamamé Tierra de la Yer! La Creciente .. Galleta Collera .. La Sotera Glosas y Poestas Correntinas 81 81 82 ‘Nuestro Tango... 82 Entre bueyes no hay cornadas... 83 Mi ponchillo colorado 83 Prisionero 83 Las Comadres 84 Colorado... 84 El Taita Rivero 84 Amanecer Campero 85 Villa Constitucién 85 Los Hijos. 85 Correntino y buen amigo 86 Ald por Quinto Cuartel Con muchas amanecidas. Manos Brujas.. EI Barrio se ha dormido .. 88 La Vestido Celeste ... Perdiendo las calchas... Parrilla de alambre.. Al Centenario Algarrobo No pretendo ser zorzal Sununt los Remington Coli Cuando acampe el aguacero Amanecer Campero ... Tengo que volver a mi pueblo Edgar E. Estigarribia PRESENTACION Este libro es la taba que al azar yo lo arrojo, en la cancha de piedra de la critica humana. Por “parada” yo apuesto un plantel de mis versos, Contra el sano criterio de quien “cope la banca”. Este libro es la taba que por rustica y tosca, a de academia ni estilo, no posee la calza, ~" y de socio no cuenta con ningin prologuista, pues no soy ventajero pa‘ tirarla cargada. | Como todo novicio, como venga la arrojo, sin medir vuelta y media, ni distancia ni nada, voy confiando en la vuelta de este tiro carrete, pueda ser que este hueso, por pudor o decencia, al taparse el “zafado”, me descubra una suerte! Glosas y Poesias Correntinas LEJOS DE CURUZU Como un pufiado de flores blancas se van mis versos, para decirte cuanto te afioro mi Curuzi, y en ellos pongo las mil nostalgias del hijo ausente, que porel mundo va recordando tu cielo azul. Pero yo juro mi pueblo amado volver un dia, para ofrendarte la gloria pura de algin laurel, mas por si acaso caigo vencido, tenlo seguro, que antes que verme con mis harapos, te juro pueblo no he de volver. Hoy que el destino y la distancia de ti me alejan recién comprendo todo lo bello que en ti dejé: los dulces besos de la guaynita que tanto quise, y las caricias de aquella madre, que hoy mas que nunca quiero tener. Nunca olvidarme de ti podria, pueblo adorado, situ recuerdo brilla en mi mente como una luz; tanto te quiero y te idolatro que eres en mi vida, beso de novia, perdén de madre, mi Curuzi. Edgar E. Estigarribia CURUZUCUATENA ~ En dias lejanos Curuzucuatefia, se cruzé en mi vida tu extrafio mirar, y desde ese dia saben de mis penas, las cuchillas todas ‘del predio natal. i Curuzucuatefia: {Qué tienen tus ojos? Seran los fulgores del sol guarani? gO seran destellos de lunas indianas, tejiendo en las noches las glorias de Abril?. Lejos de tu lado, flor de esta provincia, =. dulce princesita que dio el litoral, un poeta dice su nostalgia inmensa, suefia en tu carifio, que nunca tendra. DESPEDIDA r En la tarde silente en que nos despedimos en el ultimo beso que a tus labios rsbé, un presagio de ausencia en tus ojos muy tristes, me anuncié que esa tarde, cuando fui a despedirte, te alejabas por siempre, para nunca volver. Glosas y Poesias Correntinas CHAMAME Danza india de mi tierra con rumor a pajonales. Son tus notas los baguales retozando en un tapé*, y sos llanto de una guaina sosteniendo a su querido que cayera mal herido, jpor tu culpa chamamé! * camino MI PONCHILLO COLORADO jOh, ponchillo colorado que en mi vida de tropero aguantaste el aguacero hecho carpa en mi recao. Poncho coli, agujereado por cicatrices, puntazos que te dejaran de paso, la punta de algiin facén. Pét cada tajo que Ilevas, es una herida que resta al cuerpo de este varén! Edgar E. Estigarribia CHE ROGA (MICASA) . co El viejo molino con sus bebederos, y el estanque verde por el totoral, que al cruzarlo el viento columpiaba apenas, los secos panales del kava alazan*1. Después de las Iluvias por los caminitos, mis plantas desnudas recorrian el flu*2, y en las manos flores de mil coloridos, cambiaba a mi madre por su cunut*3. Por montes y valles cruz mi bohemia, buscando la calma de algun pyharé*4, inutil anhelo de mi mente loca, ~ que en vano intentaba hallar un Edén. Volvi ya cansado de tantas penurias, sin ansias de gloria, sin sed de volar, y encontré la dicha que tanto byscaba, alla en las tibiezas del paterno hogar. *1: Avispa negra - *2: campo - *3: carifio-*4: poche Glosas y Poesias Correntinas CURUZU ORILLA Glosa compuesta para el chamamé homénimo Duermen tranquilas las calles alld en Curuzi orilla, los barrios del Centenario, Belgrano y Yagua Rincon. Solo se quiebra el silencio cuando detras de una reja, un mozo bien calavera le esta Ilorando a su amor. O bien detras de una puerta deshecha de hierro y lata, unacordeén se desata con polkas y chamamé, mientras viejas bolicheras mercando caiia y tabaco, usa el color de los trapos, segun sea el comité. y GRANJA SAN ANTONIO Glosa compuesta para el chamamé homénimo Es el mismo acordeén que tantas veces, dejo el centro del pueblo y sus barriadas, para inundarse de ese olor a chacra, derramando en la Granja San Antonio la siempre recordada serenata. Y es también la misma guaina, la de siempre, la que ansiosa esperaba la oracién, que le trajera por la calle ancha, desde el pueblo cercano hasta la chacra, Ja inconfundible voz de tu acordeén! Edgar E. Estigarribia EL ARRIERO Al viento libertario flotando su ponchillo, =~ en franca competencia con su pelo camba*1, hasta encontrar la tregua que al borde del camino, le brinda el techo amigo, del arbol Secular. Romantico y poeta del mas sublime estilo, no escribe sus poemas porque viven con él, aparte que su modo de hablar con las estrellas, le dio una lengua nueva dificil de entender. Las causas que lo impulsan, lo llevan en su centro, asu frente el camino en donde morira, y asus espaldas, ella, en la que sintetiza, la vida con sus luchas, la dicha y su penar. La noche a sus espaldas lo sigue permanente, en el cresp6n de luto de su pelo camba, de dia es una mancha sobre el camino blanco, yal rayo de la luna, es una sombra mas. Su noble parejero, raiz que lo alimenta, atandolo a este suelo del cual quiere escapar, que de no ser por él, seria el gaucho arriero, un pajaro hacia el cielo, en vuelo sideral. Hasta que alguna noche, sin luna y sin estrellas, Ja muerte que libera, le aquiete el corazén, y.libre en su Pegaso, su loca fantasia, lo Illeve hasta esa estrella, que estaba tan arriba, final de aquel camino, que tanto recorrid. “1B Glosas y Poesias Correntinas PURAHEY CANGY (CANTO TRISTE) Callados pasan por los senderos de mi memoria rememorando las dulces horas de ymaguaré*1 un amor puro, cunumi eteva que fue mi gloria, en los pasajes enamorados de mi nifiez. Amor lejano, cuyo recuerdo, al evocarte en un kaari*2, como una novia que recién llega, viene y me brinda su cunut*3. Novia distante de mis caricias, mi bien perdido, muerta querida en los albores de un coemba*s, como no tengo la dicha inmensa de estar contigo, al viento envio esta romanza ndevenguara*s. Tua, Nandeyara*s, guia este canto, hasta la estrella donde ella esta, dile que es mi alma que en verso llega a acompaiiarla en su soledad. *1:de antes - *3: aarifo - *5; para ti- *2: atardecer -*4: amanecer- *6: Dios Edgar _E. Estigarribia GATO MORO Glosa compuesta para el chamamé homénimo En la selva, custodiado por los fuertes fiandubaices, que semejan verdes techos, al cubrirlo el ysip6*1, semioculto y casi arisco, custodjando su tesoro, alli vive Gato Moro, el gaucho de Ituzaingé. Y en las noches veraniegas aprovechando la fresca, dejando pajal y estero se viene a la poblacién, donde cual hijo del viento, el romantico bandido, abre una humilde ventana y en un galope tendido se pierde en los malezales, con la guaina que robé. *1:enredadera, liana LA PULPERA DE SANTA LUCIA Glosa compuesta para el vals homénimo Fue en los tiempos heroicos del romance y la espada, cuando el afio 40 desangrado moria, unos ojos celestes y una boca escarlata, sobre dos opiniones se jugaban dos causas, unas veces la dama, y otras veces la patria, que encarné la pulpera de Santa Lucia, Cuantas veces la noche florecié en serenata y una rosa de sangre alumbré el nuevo dia, cuantos gauchos poetas tu belleza cantaron, y otros tantos de celos, por tu culpa pelearon, porque fuiste la reina en tu Santa Lucia. 1s Glosas y Poesias Correntinas TATU MINO ‘Tu blanco Rocinante no sentird en sus ancas, la lonja defensiva de tu “arreador colf”*1, portando tu boliche de ramos generales, tus pobres mercancias con frutos del pais. Los cueros de guasuncho, zorrino y comadrejas, junto a las pilas viejas y grasa de tey*2, felices convivian, metido en tus maletas, junto al aziicar, yerba y huevos de fiandi. Silencias con tu ausencia, el canto de un chingolo, el tranco de un tordillo alla en el callején, viviste humildemente como una pobre cosa, que tuvo que morirse para adquirir valor. *1: especie de rebenque corto *2: lagarto RAUL ALBORNOZ Del afio cuarenta y cinco, con Don Emilio Chamorro, contrabajista de fama, es Don Rati Albornoz. Y desde el afio cincuenta, integra con su instrumento El Conjunto de Tarragé. Nacié alla por Bella Vista, este noble correntino, y pronto siguid el camino que marcé su vocacién. y como es hombre derecho, amigo de los amigos, un chamamé correntino, le dedicé Tarragé! Edgar'E. Estigarribia PRIMER AMOR Oh guainita idolatrada que adoré en mi adolescencia, la qué amé con la vehemencia de mi suefio cunumi*1. Noviecita ya lejana, para quien teji mis versos, - enmi mente enamorada, y a quien brindo mis arpegios, porque fuiste cuando novia mi mas fiel cufiatai*2. *1: nifio - *2: seforita CANADA MALA Glosa compuesta para el chamamé homénimo En otros tiempos en tus parajes, vistosas garzas y caraune, eran adorno junto a las plantas, tus camalotes de flor rosada, Cafiada Mala Labougle Cue. YY cudntas veces de amanecidas, un dos hileras loré alla ité, y yo azorado en esta orilla, medio indeciso por la crecida, con mi cordiona igual te crucé! 0 Glosas y Poesias Correntinas PAJARO BOHEMIO Vagando por cien huellas mis pasos me alejaron, de aquel nidito tibio que amara en Taragui; 2 también hubo un carifio que qued6é abandonado, por culpa del destino que me impulso a partir. Vislumbraba una estrella en mis suefios juveniles, y en pos de esa quimera a encontrarla parti, tropiezos, desengafios desviaron mis impulsos, y hoy miro arrepentido que nada consegui. Destino de bohemio seguir vagando siempre, en pos de aquella estrella que nunca ha de alcanzar, con muchos desengajios, las alas ya cansadas, me encuentro ya vencido, sin ansias de volar. En vuelo alucinado, casi extenuado vengo, mis suefios tan ardientes que nunca consegui, fui un corazén volando, que fuertes vendavales, lo fueron azotando, haciéndolo sufrir. Marcado mi destino no encontraré sosiego, me quedan dos caminos que no podré evitar: La espina de algun tala, desangrara mis venas, o el fuego de algun astro, mis alas quemara. Edgar E. Estigarribia QUINCE ANOS Ha llegado el dia por ti tan ansiado del vestido largo que vas a estrenar. Ayer mocosita, hoy ya 15 afios, un clavel muy rojo te tiembla en tus labios y aunque eres nifia, te sientes mujer! Hoy eres la reina de todas las fiestas, la que se acapara todos los halagos, y ante esa torta de quince velitas, y frente a tus padres, y a tanta alegria Alcemos las copas... Feliz cumpleaiios! CABALLO BAYO Al bajar al Centenario, ni falta que me anunciaran, que todito el rancherio, tan solo por su relincho, sabia que yo llegaba.. Viejo bayo que nunca me dejaste en la estaqueada porque al quedarme sin plata recuperaba en tus patas, Jo que perdia en la taba! Glosas y Poesias Correntinas RECORDANDO Glosa compuesta para el chamamé *homénimo Lejanas tardes me vieron 3 dejar las calles del centro, para hundirme en el silencio trasnochado de aquel barrio. Y al llegar junto a la verja que la luna iluminaba, tu rostro que me esperaba con el ansia del encuentro. ANELIDA ARGENTINA ZENON ‘Yo que estaba tan solo, me senti acompafiado En la calma silente de aquel viejo hospital Milagrero destino, de una voz femenina, Que a través de la radio, me brindaba una amiga, Los recuerdos queridos de mi tierra natal. Sus perfumes de flores, me enviaba setiembre, enel grave profundo que traia su voz, que a un poeta dolido desperté del letargo, - Por tan solo un instante se produjo el milagro, de curar mis heridas, Argentina Zenon.... Edgar E. Estigarribia CAMINANTE Y BOHEMIO Caminante y bohemio de mi pueblo querido, tus callejas dormidas una noche dejé, y cual pajaro errante que no encuentra sosiego, ambulando sin rumbo, muchas lunas me vieron, recordarte con Ilanto porque te abandoné. ‘Yo que siempre he vivido afiorando mi pueblo, de las aves y montes me volvi confidente, de la pena tremenda que me agobia y tortura, s6lo saben las tardes y las noches sin lunas, que en silencio escucharon mi cantar a Corrientes. SOY QUEBRACHO Misangre es tan roja, y mucho mas antigua que vuestra sangre humana. Soy joven porque a poco burilaron mi forma. mi savia milenaria es sangre que ha ingerido muchisimas edades. Como las caracolas, que en sus concavidades por siempre aprisionaron el canto de las mares, los vientos me dejaron colgado en mis ramajes salvajes melodias que no las canta nadie. Yo también, caracola, siendo de viento y tierra Sé cantarle a las aguas, Allé en el misionero solar de los tupices, alla donde se juntan las tres naturalezas, el Iguazii, mi tronco salpicé con sus lagrimas. a Glosas y Poesias Correntinas EL ULTIMO DE LOS FONTANA Campanadas de las hachas, doblan por un fiandubay, y al caer ya para siempre, nun responso de muerte, lo despide un sapukay. Los quebrachos dan quebrachos, por mas renuevos que salgan, mas, los hijos de tus hijos, no seran todos Fontana. Ellos se iran terminando, el monte sigue creciendo, el arbol queda en Ia tierra, los hijos se nos van yendo. En cambio seran los mismos, el Nandubay y el Quebracho, no cambiaran su apellido, porque todos nacen machos. Cuando mas se afine el poste, més viruta habrd en el suelo, para que en colchén de astillas, dormite el futuro hachero. — Edgar, E.. Estigarribia Certero golpe de hacha, lo deguella al fiandubay, y al ruido de ramas rotas, lo abaraja un sapukay. Carne de nutria tata, o la “manta” de carpincho, que prepara en las “tres patas”, sobre un tizon encendido. * Y también estan los cuefos, en el boliche vendidos, que aunque le paguen virutas, ya alcanza para los vicios. Faltando carne o galleta, eso no es lo principal, habiendo tabaco y cafia, que importa, ya, lo demas. La muerte lo esta espiando, por el ojo de su hacha, bien sabe que en un descuido, se convertiraé en guadafia. Ayer corrié la noticia, se encontré un hacha mellada, y como cruz, bajo un poste, se fue en sangre, por la noche, el ultimo de los Fontana. Glosas y Poesias Correntinas LACAU Glosa compuesta para el chamamé homénimo Enlazada en sus notas trae esta danza la triste historia, de una gurisa que alla en mi pueblo, un desengafio tuvo de amor. Pobre guainita que desde entonces, por mal camino, buscaba alivio en la inconciencia que da el alcohol. N Dice la gente vecina al rancho donde ella vive, que en noches claras de luna nueva en su ranchito tan poriahu,*1 surge un canto triste y doliente que le inspira a un correntino, esta tonada tan dulce y bella, que el nombre lleva de La Cau *2 *I:pobre *2: borracha TRISTEZA CRIOLLA A uncostado del camino, vamos dejando lo nuestro Mientras que a lo extranjero, dejamos libre la huella. Mala costumbre del criollo, el de darse por entero, tomando cosas ajenas, vamos perdiendo lo nuestro, matando las tradiciones, nuestra mds sagrada herencia. NOCHES CORRENTINAS Corrientes... con sus noches, de lunas nacaradas, con la ardiente mirada de sus guainas pord. En una primavera fragante de naranjas, aun muchacho portefio, le ha inspirado este canto, cuyos versos ha trazado, al ritmo de este vals 4 Edgar E. Estigarribia SERENATA Tu, si una noche de luna de esas bien blancas, plateadas, sientes murmullos que vagan junto al portal de tu alcoba, no te sorprendas, y escucha, que aqui en tu lecho de ensuefio, es tu amante, tu bohemio, quien un instante te roba. Y mi guitarra que sabe de melodiosas tonadas, vendra a traerte, mi amada, en su lenguaje mejor, recuerdos de aquel instante que en mi mente quedé impreso, como el brindis de tu beso junto al pie de este balcén. VIOLETAS Papeles amarillentos, guardados de tantos afios. Viejos suefios enterrados, parecian sepultados, para siempre en el recuerdo. Pero ayer, justamente, al hallarlos otra vez, hallé un sobre con tu letra, y una marchita violeta, que ya nunca olvidaré! 25 GUlosas y Po es tas -Coreentinas A CARAICHO {Qué estampa para una foto la pinta de “Caraicho”!, le cruzan de oreja a oreja los bigotes retorcidos. Solingen marca Arbolito, el cuchillo esta teniendo, sabresale de la faja, slo la guampa de ciervo. Tirador de capivara*1 estrellado con remiendos, si habré rastrillado corrales, prendido a los “cuatro tientos”*2. Como damo en la bailanta, pea cat ndopenay*s; se arrastra en un zapateo, remonta en un sapukay*4 {Qué relumbre de rodajas al “chingar”con el pigtielo*s!, un chisperio de estrellas deja encendido en el suelo. Y no es fija en pasto bajo, que a este gente calavera, Je gusta comer la carne, de fiandu que otro bolea. Como es carancho curtido, no le hace nada el veneno. Tiene esa buena costumbre jle gusta comer lo ajeno! *1: carpincho - *2: lazo - *3: sin importarle nadie - *4: grito - *5: rodajas de las espuelas CON BASTOS O EN PELO La sotera del rebenque, le recorre el esqueleto, que el jinetear guasca al pecho, no es juguete pa’criatura. Las rodajas picotean, las verijas y el sobaco, que hasta el potro mas bellaco, se doblega con las puas! En la tabla del cogote, las rodajas le han escrito, Mucho tendrds que amacarte si el lujo quisieras darte de tirarlo al Oscar Rios Que no es fija pa’los bastos y en pelo tiene destreza, cuando le toca caer, ni se lastima los pies, jporque cae de cabeza! Edgar E. Estigarribia CANTO A ENTRE RIOS Zorzal soy de otro monte, que canta en otra lengua y quiero que tu tierra escuche mi cantar; y en selvas montieleras en labios de tu ceibo poder dejar el beso que envia la Iberd. a" Quiso naturaleza a tu suelo y al mio, como a dos buenos hijos, brindarles maternal, esa caricia fresca, esa caricia pura, pues besan con espuma, Parand y Uruguay. Tu Gualeguay tan manso que en tiempos de crecida, se vuelve tan bravio como la Yarard, al igual que tu pueblo gentil y laborioso, que se transforma en tigre por nuestra libertad. Allé el rfo Corrientes nos brinda su frescura, romance de agua pura cantando el naranjal, que en vez de separarnos, nos unen, nos hermanan, Guayquiraré, Basualdo, junto al Mocoreta. Y siendo tan iguales, debemos ser hermanos, esctichame este canto que hice para ti, que un hijo de Corrientes, de ti enamorado, te canta en castellano, te siente en Guarani. Y alguna chamarrita ardiendo en tus fogones, la misica entrerriana hard reverdecer, al enlazar su ritmo gentil y evocativo con el agreste ritmo de nuestro chamamé. a Glosas y Poesias Correntinas LEJANO RECUERDO Alla entre las selvas del terrufio amado, tu nombre adorado mil veces llamé, mis todo fue en vano, la selva callada, me explicé en silencio que tt ya no estabas, que te fuiste lejos, para no volver. No tuve la culpa de quererte tanto, el hondo martirio, s6lo es para mi, un recuerdo dulce, de a momentos grato, que aunque me entristecen, me traen de a ratos, la melanc6lia que me hace vivir. DOS RAZAS De algun antepasado circula por mis venas, la sangre primitiva del indio montaraz. Hay veces que me siento llamar desde Guarania, y en otras un Charria me empuja hacia las bravas cuchillas montieleras sobre el Carpinchori. Me siento correntino con alma entrerriana: en mi viven dos razas: Charriia y Guarani. Edgar E. Estigarribia EL VIEJO CAMINO Estén husmeando mis ojos horizontes de espinillos, en busca de“tu presencia - sobre aquel viejo camino. Que triste es recorrer sélo el viejo camino largo, cuando se hace una costumbre recorrerlo acompafiado. El recuerdo es una sombra de lo que uno ha vivido, es como seguir sus pasos en un camino de olvido. EL, con sus brazos de tierra te entregaba a mi impaciencia, pero luego te llevaba, por otras huellas de ausencia. Es intenso el sufrimiento porque tanto te he querido, cuando se alargue la ausencia seguro vendra el olvido. Glosas y Poesias Correntinas Si fueron tanto los pasos ci que te cruzaron'camino, * porque justamente a ella la trajiste a mi destino. Al final toda mi vida _ ha sido un camino largo, un trecho de margaritas otro de espinas y cardos. La he esperado tanto tiempo, quiz4 tan mucho no ha sido, y asi hubiera sido poco, es mucho lo que he sufrido. Cuanto mas tarde en venir mas deuda tendrds conmigo, yo prefiero tu verdad, aunque ella sea el olvido. Si yo tuve amaneceres sobre tu borde camino, también tuve noches negras, jestamos puestas, chamigo! Edgar E. Estigarribia EL REGRESO En la calma suave de noche serena cuajada de estrellas, doblando el recodo que lleva hasta el monte el viejo tapé, montando en su zaino, tarareando bajo, olvida su pena, un mencho que triste, formando compases sus viejas espuelas, nos deja en la noche, las notas alegres de algun chamamé. CAMPO EN LLAMAS Amarillean los pastos por la escasez de las lluvias, osamentas que blanquean y reses empantanadas, en esa siesta caliente por un descuido cualquiera, se inicia la quemazén sobre la tierra rajada. Voladora nube negra de cuervos y de caranchos, estan revolviendo el cielo sobre el humo del quemado, esperando que le arrojen su festin de apereaces, de culebras, lagartijas y zorrinos chamuscados. QUE TRISTE ESTA EL CHAMAME Tristeza por todas partes, ni alegrias en los bailes, el alma siempre enlutada por su inmenso padecer, desde que la guayna amada se alejara de su lado, hasta el viejo dos hileras, solloza desconsolado, porque su pena se ha vuelto tristeza en el chamamé. 31 Glosas y Poesias Correntinas MARIA PERUGORRIA Maria Perugorria, Maria de la Cuarta Loma, tu alma siempre esta alegre, tu corazén nunca llora. Calendarios sin otofio, Ropaje de las abuelas, alargan tus primaveras, con olor a naftalina, tu risa nunca se apaga resucitan en tu cuerpo, porque nacié con las fiestas. figura de dama antigua. Las fiestas grandes del pueblo Maria Perugorria, siempre te habrén de encontrar, _no vayas a entristecerme, tu cuerpo frente a una escoba, que si tu risa me alegra, tu suefio en el Club Social. tu pena puede dolerme. Matrona trapo de piso, Maria Perugorria, y de escoba en la vereda, Maria de la Cuarta Loma, en el club de los zaguanes, con alma de golondrina, estds sofiando tu fiesta. y coraz6n de paloma. LA CALANDRIA Plumaje de la calandria, sin gala, luz, ni color, pero en cambio en su garganta, atesora Suando canta un alma de ruisefior, La sabia naturaleza, ya que no le dio belleza, puso dulzura en su voz. 32 Edgar E.. Estigarribia POBRES MIS PADRES Cémo sigo viviendo mis amarguras, a la par que se mueren mis alegrias, quiero volver al tiempo de aquella infancia, para quedarme en nifio toda mi vida. | Pobres mis padres, pobres, porque lanzaron aun mundo de soledades a un nifio triste, menos mal que se fueron sin enterarse, que el suefio que ellos sofiaron hoy ya no existe. ELESPINILLO Ni envidia le tengo al ceibo ni al oro de los trigales, cuando con lluvia de trinos florecen mis espinillos copetes de cardenales! LAGUNA TOTORA Columpia la paja brava, amarillo el chororé, si hasta el pecho colorado, parece haber madrugado, despertando al albardén. Y al mojarse el coemba, con el rocio de la aurora, llora su luto el carau, en la Laguna Totora. 3B Glosas y Poestas. Correntinas EL CANGY (EL TRISTE) Glosa compuesta para el chamamé homénimo Siempre solo y taciturno con su carga de pesares, desde el dia que perdiera a su adorado mitai*1,- por las calles de mi pueblo, sin llevar un rumbo fijo, cruza triste y agobiado por la pérdida del hijo, aquel gaucho que en mi pueblo lo apodaron el cangy *I:nifto ALLA EN LAS TOLDERIAS Glosa compuesta para el chamamé homénimo Aturde el grito salvaje con relinchos de baguales, borrachos de alcohol y sangre un mal6n viene a saquear. Y se escucha por el Ilano como un rugido bramar, el grito “Morir cristiano, Chaicolé puede matar”. YY queda como recuerdo del paso de aquella indiada, tendal de cristianos muertos, trescientos ranchos ardiendo, y cien mujeres robadas. Edgar E£. Estigarribia EL GAUCHILLO . ALZADO Por culpa de un comisario, que me quiso basurear, vivo oculto en las malezas, pues al salir de una fiesta, lo tuve que pelear. Vela que él pretendia, Ja guaina que supe amar, y en yunta con la partida, a muerte me perseguia, pa‘ poderme desbancar. Asi fue que aquella noche, me topé con la partida, se crey6 “fija” el paisano, ami se me fue la mano, y aélse le fue la vida. Después que le di la muerte, monté sobre mi alazan, y apurdndome, al tranquito, me fui a esconder mi delito, en medio del malezal. 35 Glosas y Poesias Correntinas Anduve en los pajonales, como fiera perseguida; tuvo mis suerte el paisano, porque él se fue con el tajo, y a mi me quedé la herida. ~ Por culpa de aquella muerte, mucho tuve que penar, teniendo en las noches frias, por tinica compafiia, el grito del aguara*1. Pensar que los dos peleamos, para tener ese amor, y lo que es el destino, ninguno la conseguimos, quién sabe quien la llevé. Pero me queda el consuelo, yno he de lamentar, que si sufto andando alzado, me encuentro por bien pagado, con salvar la dignidad. Porque es cosa bien sabida, donde un correntino va, ni el respeto se le guarde, si saben que por cobarde, se entregé a la autoridad. 1: zorro Edgar _E. Estigarribia ABELLA VISTA Allé en Bella Vista donde mi alma bohemia dejé por sus callejas un troz0 de ilusién, que hoy Ileguen estos versos en alas de la brisa, como un tierno homenaje a esa ciudad querida, y aquellas callecitas de mi primer amor. VALSEADO CORRENTINO Valseado correntino que naciste en la enramada, cuando entonces te bailaban al estilo yma guaré, hoy de nuevo en estas notas te sacamos del olvido, pa‘ que bailen mis paisanos conservando el viejo estilo, y que en Corrientes no mueran las costumbres de ayer. DEMAITEMA ZUMBA LINDO Fuerte el zumbido quiebra la siesta, y es como el bajo de un acorde6n. De un palo hueco viene el sonido, lo va arrastrando desde su nido, negro y fornido el mamanga. Justo en la punta de esa tijera, que aguanta el rancho de Altamirano, con un zumbido de dos hileras, le va anunciando a la media siesta, jque se levante, que no es verano! “37 Glosas y Poesias Correntinas ELTORO Allé en campos de Corrientes, frente a un arisco rodeo, engreido un toro pampa, clava en la tierra sus guampas, insultandole a un overo. ( Se hace un claro junto al monte, inicidndose aquel duelo, hecho a embestidas y a guampas, y a pezufias que levantan, el polvo que va hacia el cielo. Cuando todo se diluye, como un saldo en la contienda, al morirse aquella tarde, queda una mancha de sangre, iy un pampa menos en la hacienda! COMO RECADO A LA VACA Quieren cambiar las costumbres, de los viejos domadores. Ya no usan tiradores, ni bombachas, ni alpargatas. Ahora usan mocasines y vaqueros tiro corto, que le quedan a esos mozos, jeomo recado a la vaca!. 38 Edgar E. Estigarribia CRECE EL RIO _La isla, me ha dado el rancho, el rio, nutria y pescado? Los tres éramos unidos, y ahora somos enemigos, porque me han desalojado. No cambio por mi canoa, vagon de ferrocarril. Ahora si estoy en la via, todas mis cosas perdidas, oh, destino afié memby. En cuanto bajen las aguas, que distinto para mi: de mi rancho, ni los postes, y amacando camalotes, la cuna de mi guri. Sime topo a la canoa, boca abajo entre las chilcas, he de jinetearlo al rio, castigando todo el tiro, para que deje por siempre, a sus malditas crecidas! Glosas y Poesias Correntinas SOLLOZO DE UN ACORDEON (A TARRAGO ROS) Los dedos invisibles de un duende amanecido, aun pufiado de teclas se acercan a jugar, y una acordeona blanca se Ilena de sonidos, como si descendiera de lo desconécido, el corazén del duefio para resucitar. Y asi van desfilando muy suave en el teclado, las dulces melodias que nunca morirén, siempre el comienzo surge la tierna “Madrecita”, y luego como un potro salvaje que relincha, retoza el “Gato Moro” pidiendo un sapukay*1. El concierto se extiende hasta la madrugada, hora en que el visitante se tiene que alejar, como no hallé en el cielo aquel blanco teclado, y es para el “Rey” un hijo que se crié en sus brazos, lo seguird buscando desde su soledad. Son varias las personas que vienen comentando, que sia la “verdulera”*2 la dejan sin guardar, en las noches serenas, segun Altamirano, se rompe aquel silencio, como si extrafia mano, muy suave en su teclado se pone a ejecutar. No te extrafies paisano si una noche cualquiera, tu acorde6n dos hileras se pone a rezongar. Es el propio “maestro” que llega de visita, y envuelto en el misterio que lo trajo a la cita, al Reino de los Cielos, de nuevo volvera. "I:grito *2: acordeén Edgar E. Estigarribia GUAYQUIRARO ORILLA “Cazando nutrias y capivaras, *1 entre guayabos y virar6,*2 he soportado muchas heladas, y cortaduras de pajas bravas, en tus orillas Guayquiraré. Mil peripecias por la provista, porque el boliche “jha mombiry”, *3 ndipoi galleta*s, pero arecoba *s manta ‘e carpincho y la guaripola, *s ya me remedian para vivir! *1; carpincho *2: drbol *3: queda lejos 4: no hay *5: tengo *6: cata CANA CON RUDA No hay primero de Agosto sino hay cafia con ruda. Asi la gente acostumbra en todito el litoral. Es la mejor medicina, pa’ vencer al mes mas bravo. Cuanto mas me esta curando, Siento que me voy picando, y ya dice la experiencia: gente cati: ndopenay. 4 Glosas y Poesias Correntinas FIERRO PUNTA En una cancha de taba, por un enojo cualquiera, surge un insulto atrevido, y ya en medio del gentio, se trenzan dos gentescuera. Ponchillo cubriendo el brazo, facones que se entrecruzan, y como un cuadro sombrio, cae un gente malherido, por la ley del Fierro Punta. Cuantas veces por tus notas cayé un hombre malherido ostentando como un premio que gané en un entrevero, un coagulo sangriento que en su pecho enrojecido, anuncia que un correntino, ha de morir sin remedio. CON MUCHAS AMANECIDAS Y quedard tu nombre prendido a los caminos, tu musica, tu estilo, tu estampa, tu amistad, alzamos tu bandera que ha quedado caida, y en muchas trasnochadas y en mil amanecidas, tu lucha seguiremos hasta la eternidad. Edgar E. Estigarribia TUS OJOS iD Son tus ojos, muchachita, grandotes y pedigiiefios, como para que un curuzucuateiio, se ponga en ellos a cantar. Ojos que saben de auroras, y encierran atardeceres, porque esperando quereres, han aprendido a sofiar. EL CARAU Carau era un mozo alegre que vivia con su madre trabajando en las estancias, cazando en el Ivera pero una noche en un baile, se enamoré ciegamente y al avisarle un vecino que su madre habia muerto, contesté tranquilamente: «No quiero dejar mi guaina, si hay tiempo para llorar!» Alla entre los esteros del campo correntino rodeado de pajales y plantas ipegiia atin vive la leyenda de aquel hijo bandido que el Yara por castigo lo transformé en Carau Y desde entonces, el Cardu, el patrén de los esteros, como no tuvo perdén, soporta la maldicién, vestido de luto entero. Glosas y Poesias Correntinas TU RECUERDO Tus pies pequefios dejaron su huella, en la rubia arena de aquel lago azul, donde un incansable artista bohemio, gentil y andariego llegara del Sur. Y alli en el hueco de tus manos blancas, el agua tan clara le diste a beber, y de la floresta sutiles fragancias, encantaban todo aquel atardecer. Y todo era gloria y todo era dicha, y todo dulzura y todo pasién, hasta que otra tarde de esas encantadas, se fue para siempre ese gran amor. El bohemio artista que vivid el romance, logro que tu imagen quedara en prisién, en las cuerdas tensas de su fiel guitarra, y en las notas tristes en esta cancién. MUJERES Las mujeres seductoras, « de los ojos ardorosos y los labios seductores, las morenas sofiadoras de la estirpe indolatina, @Sabes ti de dénde son? Son del propio corazon de mi tierra correntina! * 44 Edgar E. Estigarribia ‘NUESTRO CAMPO: Que belleza las mafianas de mi campo correntino con el silbar ululante del bravio pajonal, la quietud semiestancada del espejo lagunero, y copetes colorados columpiandose en des ceibos, conjuncién de sangre viva con la sangre vegetal. Melodias de calandrias le dan voz al espinillo, donde enciende su velita el copete cardenal, y se escucha desde lejos adhiriéndose a la orquesta, los zorzales colorados que han Ilegado hasta la fiesta, desde el fondo del silencio despertando el coemba.*1 iQué bullicio! Qué pureza, se respira alla en mi tierra todo cobra nueva vida hasta el seco fiandubay, si parece que natura le prestara sus colores, que el mezclarse con los trinos de sus pdjaros cantores reverdece el viejo arbol en su tumba vegetal *1: amanecer PAIHUBRERO Oh, Pai Hubre chamamé, que cada vez que te siento, me llevas el sentimiento a ese bravio lugar, aencontrarme como antes en ese rincén de ensuefio, por eso este mercedefio ya no te puede.olvidar! 45 Glosas y Poesias Correntinas TRES DE MAYO Tres de Mayo, mi provincia se viste toda de fiesta, porque ese dia festejan - el milagro de una cruz. * Que all cuando el Taragui : fund6 Vera y Aragon, de una inmensa quemazén. que iniciaron los salvajes, _ todo comenzé a quemarse, mas no logré el guaycurt,*1 quemar ese curuz,*2 que apenas llegé a tostarse. "1: tibu india *2: cruz MI CABO DE CIERVO Y por si alguno quisiera, probarme asi como soy, que salte, total estoy, dispuesto para cualquiera. Total el fierro con fierro seran de igual gallardura. No conocié melladura jamas mi “cabo de ciervo”. Que en cuestiones de cuchillo, al miedo no lo conozco. Que si el otro es puntiagudo, jEl mio tampoco es mocho! cry Edgar E. Estigarribia PUERTO MONTE CASEROS Rio Uruguay que cruel la Ilevaste, esa saltefia que yo quise tanto. " Monte Cageros de mi recuerdos, alla en tu puerto siempre la espero, porque no es justo vivir llorando. Saben tus barrios de mi tristeza, Guido, Florida y el Centenario, barrio Las Chilcas que tantas veces, oyé las noches como florecen en la acordeona de Altamirano. GUA PAGO TACUARITA Al llegar en mi alazan, al paraje Tacuarita, ni falta que me anunciaran, que todas las guaynas mozas, por el sonar de coscoja, sabjan que yo llegaba. Con mi flete en Tacuarita, no éramos muy atrasados, él ganaba las carreras, iy yo una guaina a mi lado! a7 Glosas y Poesias Correntinas AMOR SUBLIME ee Yo tengo una novia distinta de todas, de amor sacrosanto sublime inmortal, la novia que adoro de cabellos blancos, de manos rugosas, de consejos sanos, Ja nombran mis labios diciendo mama. Santa madrecita caudal de ternura, fuente inagotable del mas puro amor, un hijo entre tantos, huérfano en el mundo, lorando tu ausencia, sentido y profundo, te brinda este canto de recordaci6n. PASO VALLEJOS (Estigarribia - Altamirano) Hace ya tiempo que no te veo un puente nuevo te cruza ya. Paso Vallejos mil travesuras deje en tus aguas cuando criatura, aunque ya hombre “nde resarai”.*1 Cudntas crecidas vas aguantando, cuando desborda bravo el Timboi, culpas ajenas vamos pagando, y aunque prosiga siempre luchando, yo me desangro igual que vos. 1: te olvidé Edgar E. Estigarribia SIGUIENDO TU HUELLA MAESTRO Siguiendo tu huella prendido a tu sombra, querido maestro marchamos con vos. Y nos vas guiando por tu misma senda, y aunque estas ausente, casi sin presencia, nos estas llamando desde el acordedn. Sin claudicaciones, como tt lo hiciste, hasta el mismo instante en que Dios te llam6, no habrd un escenario en que no dejemos, una melodia que diga: Maestro: estamos presentes con vos, Tarragé. Aquella acordeona que cambiaba el centro por los callejones hasta un ventanal, desde alguna nube tendré su escenario, y desde la altura voleara en mis barrios, esa «Madrecita» que te hizo inmortal. Y cuando la vida nos cubra de sombras, y también nos Ilegue la actuaci6n final, nos reencontraremos como en otros tiempos, y habrdn serenatas en los instrumentos, por sialguna estrella nos quiera escuchar. Glosas y Poesias Correntinas VOY CAMINO A CUALQUIER PARTE Voy camino a cualquier parte, no importa hacia donde voy, teniendo un montado zaino cualquier rumbo sigo yo. No tengo guaina ni rancho que me aten a un lugar, el viento no tiene casa y de alli su libertad. No tiene guarida propia pero en todas entra él y yo como hago lo mismo no tengo por qué tener. Cualquier huella es mi camino cualquier arbol se hace rancho, pa‘que voy a echar raices, si quiero seguir andando. Soy duefio de todas partes, ya para qué quiero mas, si el pasto es para mi zaino para mi es la libertad. Edgar E. Estigarribia MIS PASOS TE ENCONTRARON Mis pasos te encgntraron en mi senda de espinas, yo te ofreci mis brazos para seguir los dos, y fuiste desde entonces en mi noche bohemia, un trozo.d€ poesia, la tierna compafiera, la musa a quien le canto mi eterna adoracién. MERCEDITAS Los campos santafesinos en tardes primaverales, vieron cruzar los trigales a una flor exquisita, ella eras ta, Merceditas, que con tu gracia y encanto, has inspirado este canto, donde un triste trovador, hoy te canta con amor, porque te ha querido tanto. KILOMETRO 11 Los campos te inspiraron también el rancherio, las calles de Corrientes que tanto amabas vos, formaron el bagaje de suefios ¢ ilusiones, para que el mundo entero aprecie los valores, de vos, Cocomarola, junto atu bandoneén. - st Glosas y Poesias Correntinas APOLOGIA DEL . CHAMAME« Chamamé hermano voy a evocarte, sangrando versos mi corazon. veré si puedo decir en ellos, el alma gaucha que te inspiré. Naciste guacho como alma en pena, fueron tus notas cangy *1 demas, pues “La llorona” con su tristeza, te dio las penas de los ava. *2 Musica errante fiemod che pena, *3 fue tu guarida mi mbaraca, *4 donde lloramos por nuestra prenda, que en brazo de otro haku pora. *s Sos el suspiro que en despedida, lanz6 una guaina a su cuimbae, *6 y el beso triste de la partida de aquel que nunca pens6 volver. 2 Edgar E. Estigarribia Sos la tristeza de abuelos viejos, que ven al nieto guacho y kyd, *7 hijo de su hija que fue engafiada, por un mocito de la ciudad. Sos la divisa que en votaciones cifie el ayura *8 de los ava, seda tendida de punta a punta, fiemoa tajo el paiio pyta. *9 Sos filo y punta de los cuchillos, de los facones, haimbé pord, *10 hiriente tajo que por la amada, silencia el canto de este cambé.*11 *I:triste ——*2:indio *3: “como mi pena” 4: guitarra *5: enamorarse ardientemente *6:hombre *7: sucio *8: cuello +9: “como el tajo rojo”*10: lindo *11; negro 3 Glosas y Poestias Correntinas ESA TIERRA DE SANTIAGO Con violin guitarra y bombo, retoza por las trincheras, un potro que se encabrita, cuando en la noche palpita, toda el alma santiaguefia. Mezclados al sortilegio de un ritmo de chacarera, se unen bajo la carpa, un ayer de vieja raza, con un hoy de patria nueva. Ahora que mi chamamé se desparramé en tu suelo, quiero guardar el latido. de uncoraz6n correntino, en unpecho santiaguefio. PORQUE TE FUISTE Porqué te fuiste, guaina querida, y te llevaste mi gran amor. Hoy solo, triste y desengafiado, busco olvidarme de aquel pasado, con estas notas del acordeén. Edgar E. Estigarribia * NUESTRAS COSTUMBRES Hay mucha gente pueblera que por seguir con la moda nuestra costumbre abandona y quedan con las de afuera. Alzo mi voz en protesta gritandole a todos esos, ya que creo justiciero que si aceptan lo extranjero, ique no desprecien lo nuestro! Se COMO PELUDO DE REGALO Andaba medio fundido me fue mal en el trabajo en la taba y la carrera también me pasé lo mismo pero el gente correntino no es hombre de andar llorando y aso de la madrugada tenia un marca borrada cabresteando de mi lazo que cay6 para mi rancho, como peludo de regalo 5 Glosas y Poesias Correntinas TIEMPO DE ESQUILA Ayer terminé la esquila y el temporal viene bravo. Ensillaré el doradillo, porque dicen que el tordillo, - es llamador para el rayo. Como es peligro el acero, no alzo chaira ni cuchillo, que en medio del temporal, me persiguen por demas, centellas y rayerios. Para no dejar ni un lote, ni estrellarme al espinillo, para llevar la majada, con rumbo al corral de ramas, me alumbro con refucilos. POR AHI CANTABA GARAY Siempre anduve en la desgracia en la taba sin ganar en las carreras, yehyma ahora si la suerte pinta, aeste gente ndopenay, le anda cerca un carifio, sino le pego, le arrimo, ipor ahi cantaba Garay! 56 Edgar E. Estigarribia COLONIA LIBERTAD Monte Caseros seccién tercera, mojan las aguas del Curuzii: la tierra arada que se desflora, mientras terminan con la isocas, *1 grandes bandadas de guira-hi. *2 Brillan las rejas de los arados, cruje las tierra cuando las muerde, y en poco tiempo la franja negra, en un milagro de sementera, se hace una tierna esperanza verde. Aesa gente coloniera, entremezclada a mi suelo, que después de la labor, aun le sobra el corazén, pa‘un chamamé bien rastrero. A Dios le pido que nunca olvide a la Colonia de Libertad: que siempre a tiempo mande las Iluvias, para que tenga esa gente rubia, asegurada la paz y el pan. ee y Poesias Correntinas LAINDIA MALDITA De mas de diez tribus Yasi es la reina, ae La amada soberbia del indio fiaré*1, Que por su belleza tantos pretendieron, Y solo pudieron hallar su traicién. La reina maldita que en sed de delirio, Pididle a su amado en prueba de amor, Que en regias bandejas de oro labrado, Traiga de su madre, el fiel corazén. Y segun leyendas antiguas y arcanas, Tanto amaba el indio a la cruel yasi, Que a las cuatro lunas le trajo el presente, Pero ya su amada con otro ocafii*2. Dejando de lado la extrema crudeza. Que habia en el alma de la infiel Yasi, Trataré si puedo, cantar la belleza, Por la cual un indio oyuca i sy*3 Arisca y salvaje te engendré natura, Belleza desnuda, nde cuad poré4, Los vientos te dieron el dulce gracejo, Que inspiré los versos de un poeta ava*s. Tus negros cabellos flotando sin vincha, Baguales sin cincha, tu espalda cubrié, Y solo frenaban alla en tu cintura, Calmadas sus furias porque icaneé*s. @ Edgar E£. Estigarribia Tus senos, palomas sedientas de arrullo, No oy6 niel murmullo de un pafio rozar. Naciendo pues virgen se criaron santas, La divina estampa de algo virginal. « Cifiendo collares tu cuello de diosa, Con piedras preciosas tu ayura*7 engarzé, Joyeles que a sangre conquisté el acero, Del bravo guerrero que fuera fiard. Tu mano no supo ni empuiiar la lanza, Pues para venganza fue orden tu voz, S6lo se ocuparon de alojar las flores, Que por tus amores un indio te did. Tus ojos tan negros envidia la aurora, Que regia atesora el oro camba*s, Ariscos se esconden buscando guarida, Temen ser heridos por otro mirar. Camina y su cuerpo parece de garza, Formando comparsa, su corte detras, Semeja una virgen saliendo del templo, A la que mis versos la hicieron deidad. 2: se escaps 4: te conoce bien 6: se cansé 8:negro Glosas y Poesias Correntinas CORRIENTES Corrientes con las selvas y extensos matorrales que oy6 en las noches claras surgir de la espesura, el grito de venganza que rugen los jaguares, cuando el viento Norte alla en los pajonales, activa en las fieras su indomita bravura. Corrientes, con la historia que en miiltiples jornadas, con Hornos, Madariaga, los Casco y los Berén, en ristre las tacuaras los vid la madrugada, en ofrenda sublime por salvar nuestra patria, manchar con sangre al polvo de Vence y Boquerén. Corrientes, del romance gestado a medianoche, cuando a la reja humilde se acerca el mbaraca*1, y el fiel enamorado a su guaina querida, tomandole la mano le jura por su vida, que todos sus amores seran ndevenguara*2. 1: guitarra 2: para ti A MI MADRE A ti las flores de mi poesia mi madre amada, ati las mieles que brindar suele mi ab fieé*1, y los sollozos que en estos versos te iran diciendo, que aunque distante de tu carifio seguiré siendo, el hijo ausente que nunca madre te olvidaré. I:lenguaje guarant, Edgar E. Estigarribia AERNESTO MONTIEL Qued6 el paraje Ombusito prendido de tu nifiez, que un librefio y correntino, no seré tan mal nacido, para olvidarlo después. Muchos han de recordar cuando en el ‘43, con tu acordeén anunciabas, que nacia Santa Ana, aquel de Isaco y Montiel. Ya con Emilio Chamorro junto a Isaco Abitbol, quedé marcado un Uestino: habran muchos correntinos, més ninguno como vos. Te fuiste Ernesto Montiel y enel cielo junto a Dios en su coro celestial cantar mi litoral, porque se fue tu acordeén. ELTERO Al dejar el rancherio, para volver a la estancia, porque ya la madrugada me iba trayendo cortito, no me ladraban los perros, porque ya me conocian, pero el tero con sus gritos, me descubria, chamigo! 6 Glosas y Poesias Correntinas TIRADOR SIN FLECOS De tanto arrastrarte por esos galpones de tanto enredarte con el “cuatro tientos”*1, ya fuiste perdiendo’el lujo de antes, filosas pezufias de los animales, te fueron dejando tirador sin flecos. Las mil cicatrices que hoy te acompafian y esa marca injusta que bandeé tu cuero, muestran a las claras que en tu larga vida hubo muchas penas y poca alegria, tan igual que el mencho que yo llevo adentro. azo. LA LLORONA Cuenta la gente en Corrientes, y esto no hay que dudar, que si algtin enamorado, va entonando “la llorona”, su suerte ya lo abandona, y sus notas con payé, s6lo le traen quebranto, porque “llorona” es el canto de aquella guaina engafiera que a nadie supo querer. Edgar E. Estigarribia OBRAJERO DE MI PAGO Zarzo, paredes y techo, todo hecho en capii, la caldera pal amargo, « parrilla para el asado, ‘ y ollita para mbaipy. Asi vive el obrajero su guaina con el guri. Ya nada mis le hace falta para que quiere la plata sino hay ad6nde ir. Hasta que llegue la noche de un sdbado musiquero, y reemplaza la cordiona al golpe que da el hachero. Entonces se prefia el monte de alcohol sudor y coraje, al surgir entre las ramas un sapukay del obraje. BARRIO CENTENARIO Viejo Barrio Centenario Primo del Yagué Rincén Sos en Curuzti Cuatia La flor que supo inspirar jE alma de Tarrago! or Glosas y-Poesias Correntinas ESTOY SOLO Estoy solo en la tarde dialogando muy dentro de mi mismo y muy lejano, hacia el fondo de mi alma adonde llega tan solo la tristeza de mi canto. . Un casi no me importa guia mis pasos llenandolo de ensuefio al universo, y llevo como sombra a todas partes esta locura azul de escribir versos. TE ACUERDAS BIEN AMADA Te acuerdas bien amada de aquel muchacho triste que fuera en otros tiempos de dicha tu cantor, hoy hasta ti se llega con estos pobres versos, para que tan siquiera le brindes con tu beso, el carifio que otrora para mi te falté. MALVITA Ingrata y bella Malvita, serds unica en mi vida, para que al verte perdida, tenga tanto padecer. O acaso tu indiferencia conmigo ha sido tan cruel, quitandome hasta el derecho, de que no guarde en mi pecho, amor para otra mujer. 6B Edgar E. Estigarribia CACHENCHO FEDERAL Como el Juan dei Gualeyan, ° Con alma de dos hileras, en lugar de un corazén, te late una verdulera Te llamé el pueblo, *Cachencho” y por ser de este lugar, para que no mueras chimbo, te bautiz6 Federal Un pueblo te ha puesto el nombre y te presté su apellido. Oh! Cachencho Federal, qué suerte tenés chamigo! Que se abracen a tu tierra, raices de fiandubay, para que cante Entre Rios, con Cachencho Federal. Nunca dejes de tocar, ni te cambiés de apellido, que al nombrarte Federal jte estoy nombrando Entre Rios! Glosas y Poeséias Correntinas LA DEMENCIA DEL INDIO Ya pasaron seis lunas sin que el indio mejore, ya los brujos dejaron sus ungiientos y dichos, y extenuadas cayeron mis de cien bailarinas, inmolando a sus dioses su brutal paganismo. Mas el mal inclemente de aquél vastago indiano, del soberbio cacique que domina el Bermejo, no doblega su fuerzas, al contrario parece, que estimulan y activan sacrificios y rezos. Las doscientas mujeres que bailaron desnudas, en un logro estupendo de lujuria y lascivia, no movieron ni un nervio ni excitaron siquiera, al que fuera el més diestro seductor de las indias. Todos culpan la causa de aquel mal imprevisto, a la ausencia de aquella castellana cautiva, que abusé las bondades del futuro cacique, para huir cierta noche de la tribu dormida. Edgar E. Estigarribia YY en raz6n més abunda esta tesis vertida, cuando el indio confiesa mientras suefia y delira, que el amaba una estrella que una noche de luna, se fugé de su cielo, de un lucero cautiva. Como el pdjaro ciego que en la vieja leyenda, fue a dejar sus dos ojos en la espina de un tala, vaga errante el enfermo visionado en sus suefios, las blancuras y formas de la adultera hispana. Y andar varias lunas por los montes tupidos, entre cardos y espinas lacerando sus carnes, sin cejar en su empefio mientras pueda su cuerpo, mantener en sus vasos desgarrados, la sangre. Hasta que alguna noche, una noche cualquiera, "una estrella se aquiete sobre el gran Parana, y en acceso de fiebre por coger esa estrella, el futuro cacique al hundirse con ella, quede preso en sus aguas para siempre jamds. n Glosas y Poesias Correntinas LA NINFA DEL YAGUARI Contabame mi abuelo que en tiempos ya lejanos, alla entre los esteros que inunda el Yaguari, nacié esta leyenda que hoy narran mis paisanos, en charlas temerosas rodeando el tatapy*1. El Yaguari es una perla que existe en mi llanura, Je siguen en su curso esteros, pajonales, brindandole al turista su bella galanura, y al 4vido nutriero sus pieles invernales. Alli entre esos esteros de hondo misticismo, en noches veraniegas parece despertar, la historia tan afieja de aquel hijo bandido, que al transformarse en ave se le llamé cardu*2. Alli entre esos esteros en engafiosa alfombra, es reina y soberana la inmunda yarara, y dicen los paisanos que alli es donde mora, Ja sierpe fabulosa que llaman Mbéi Yagua*s. Alli entre esos esteros en ese lugar mismo, rodeado por pajales y plantas ypegua*4, existe un pozo enorme que atin hasta la fecha, no pudo hombre alguno hallar profundidad. La cueva del demonio Ilaman a dicho pozo, tan profundo y oscuro que puedo comparar, al corazén perverso de la guaina mas mala, que en todo mi Corrientes no debe haber igual. Alli sobre su borde segun cuenta mi abuelo, en noches muy serenas solia aparecer, una guaina muy bella, de sidéreas blancuras, vestida toda en blanco como guira riré*s. n Edgar E. Estigarribia Luego las albas manos, gemelas yeruties*6, sepulta en la negrura de sus trenzas cambé, lo mismo que si fueran las alas de glgiin cisne, flotando entre tinieblas de densa oscuridad. Alli la ninfa blanca, la rosa guaraniana, se yergue en Su hermosura'y en dulce sonreir, lo llama a algtin paisano que ya muy tarde vuelve, del rancho de su amada, que oculta el Yaguari. Romintico y gallarde varén enamorado, el hijo de mi suelo se acerca hasta el brocal, y trémulos sus labios como exhalando un ruego, se rinde ante la imagen de la guaina irreal. Y unidos por un beso se pierden silenciosos, en las negras entrafias del pozo fantasmal, la cueva de la ninfa, donde segiin se dice, quien con ella penetre, no sale nunca mas. Y asi ... van varias novias que quedan esperando al mozo enamorado que no ha de volver mas, pues la doncella blanca, la ninfa desalmada, transforma a sus vasallos en aves ypegua. Con ello justifican los viejos lugarefios, Ja ausencia de los mozos que faltan del lugar, aunque algunos de ellos, quizds entre las rejas, hoy purgan la condena de su vida rapaz 1: fogén 2: ave tipica de los esteros de Corrientes 3: vibora con cabeza de perro 4: del agua 5: phjaro fantasmal ° 6; palomas B Glosas y Poesias Correntinas OMANO EL CAMBA (MURIO EL NEGRO) Cuando lejos el horizonte se bosqiieja en tonos rojos, y ya el sol se va ocultando dando paso al caarii*1, surge un mozo de la sombra, ata el zaino a la tranquera. y ala guayna que lo espera le murmura rojayhi*2. El amor hecho poema surge casto en este idilio, de esta yunta que se adora con ternura de guira*3, s6lo esperan el momento que el Pa’i los acollare, pa’ mudarse al rancho nuevo, obra y techo del camba**4, Con los pesos que en la esquila fue juntando uno por uno, ya que es mozo que no juega y le mete al yetapa*s, consiguié ahorrarse unos “nicles” que le alcanzan y le sobran, para ser ahora marido, y a mds tiempo ser taita. ‘Ya pag6 todas las cuentas que debia en el boliche, y otras tantas de su hermano, que saliera gente aigue*s, un muchacho calavera, de esos tantos vividores, que apuntalan mostradores esperando el “sirvase”. En la casa de su guayna*7 todos lo aman y respetan, porque a mas de ser honrado no le falta voluntad, s por eso que trabajo no le niegan los patrones, y ganando més en “changas”, no se emplea de mensual. Estos dias le encargaron capataz pa’ una tropeada, que quizds dure diez dias, pues se van al Mirifiay, y es por eso que al dejarle el pafiuelo a su querida, le juré que volveria pa’ Ilevarla hasta el altar. 4 Edgar E. Estigarribia A los cinco dias justo que partiera hacia el nordeste* cuando el cielo se esfumina en colores de arrebol, sudoroso y polvoriento Ilegé el zaino sin jinete, como anuncio de desgracia pa” la duefia de su amor. Cuando luego averiguaron con sus mismos compaiieros, que testigo de aquel hecho se apresuran a contar, dicen ellos, fue una noche en que todos dormitaban y cumplia con su ronda, pensativo, el capataz. El silencio de la noche fue rasgado por un grito, a la vez que un cuerpo herido quiso alzarse y se cay, luego un fuinebre silencio pronto roto por los vasos, de un caballo que galopa y un jinete que partié. Y aunque el manto de la noche lo escondiera al ventajero, nada pudo contra el grito que escucharon los paisanos, la venganza del finado que enrejara al asesino, fue juzgado por el grito y ese grito dijo: “hermano”. Oman6*s fue para siempre los suefios de aquella yunta, por eso viste de luto la prenda de aquél camba, vardn que tuvo en su contra la envidia y la guaripola*s, que dio coraje al hermano pa’ sepultarle el pufial. 2:te quiero 5 Glosas y Poesias Correntinas EL CANTO DORMIDO Yo llevo un canto dazmido que no sube a mi garganta. como es canto para nadie, que se muera en mis entrafias. Sia veces lo necesito, él se llega hasta mis labios; pero no pasa de alli, hay un secreto entre ambos. Lo dejo que esté dormido, no tengo que despertarlo, total cuando lo preciso, se viene cuando lo llamo. Pero es tan propio, tan mio, formamos un solo mazo, que llora cuando yo lloro y canta cuando yo canto. Quiza porque es canto triste no lo suelto de mis labios, yO no quiero que se enteren que por dentro estoy llorando. Edgar E. Estigarribia ELYARE Tiempos que ya nunca vuelven, te acordas bien Tarragé, empezar-de serenata, _ y luego en alguna chacra, una guayna y tu acordeén. Y a la vuelta de la farra parte del amanecer, para aliviar la resaca, ya en la ollita de tres patas, prendidos por el yaré! LADRILLO BAYO Estrellador pa’ los vidrios, saltarin para el trabajo, siempre busca el mostrador, porque le sobra la voz, para cantarle al fiado. Fastidioso en los boliches, como tabano en verano, cuando se afirmaa la copa, todo el cuerpo se hace boca, igual que ladrillo bayo. Glosas Vi Oe ERS COP M LAOS MICANTO Cuando mas honda es la pena, mas dulzura tiene el canto, en cada verso que escribo, hay un dolor madurado. La vida me da dolores yo los devuelvo hecho canto. Vida dame mas dolores que quiero seguir cantando! A CORRIENTES A ti Ciudad de Corrientes, aqui he venido a cantarte, y con mi voz a expresarte todo mi humilde sentir, deshojando en tu homenaje, como no tengo otra cosa, mi corazén y mis glosas ique hoy florecen para ti! CHAMAME Chamamé te pronostico + que nunca vas a morir. Y pa’que no exista duda, basta saber que en tu cuna, también nacié San Martin! Edgar E. Estigarribia TIERRA DE LA YERBA El Festival de la Yerba en Apéstoles, Misiones, engarce de rama verde sobre la tierra bermeja. Uniti que se va tostando ena canchada caliente, . descubertero empefiado por encontrar la simiente, para alfombrar de oro verde, a mi tierra misionera. Luego la mente afiebrada de algtin mensi tarifero, se hizo eco del delirio que trae la borrachera, y esa visién concebida, llegé hasta la rancheria, inundando los yerbales con su extrafia brujeria, cobriza Caa Yari, florecida en tus leyendas. LA CRECIENTE Mas de un mes que esta lloviendo ni esperanza de acampar, ya se me inunda la cueva, yen cuanto salte pa afuera, me espera la autoridad. Ni fuego para un cigarro, ni yerba para matear, el agua me va cercando, y en la resaca flotando me aguarda la yarard. Glosas y Poestas Correntinas GALLETA COLLERA Cuentan los menchos de estancia, y es cosa que sale cierta que de un solo manotén si agarrds de entre el montén una galleta collera, es seguro y comprobado que pronto has de acollararte. Si la galleta es crudona, te tocard una rubiona fiera, pero cogotuda. En cambio. si es quemadita ha de ser una negrita de esas bien morrocotudas! LA SOTERA Avos, Tito Quiroz, por noble y por generoso de esos que echan el resto, con un abrazo de hermano, te dedica Altamirano todo el calor de su aprecio. Tito Quiroz, buen amigo generoso y caserefio, igualito a la sotera, a veces castiga o peina, segun lo maneje el duefio. 80 Edgar E. Estigarribia ALPARGATA TUYA Ya terminé la semana, hoy sdbado, kaara, ahora si viene lo lindo total mafiana es domingo areké alpargatas pyajhu. Las viejas que antes tenia, tiré frente al almacén -con estas, que son nuevitas, ninguno el poncho me pisa, lindo itéma bailaré! LA DORMILONA En las bailantas del pago, alla por la Cuarta Loma, era por demas famosa, yo no sé si por mimosa, se hacia la dormilona. Los menchos malezaleros, toditos la pretendian, y ella cerrando Tos Ojos, se le echaba sobre el hombro, iy anadie correspondia! Glosas y Poestas Correntinas ACORDEONA BOLICHERA Como anda de mano en mano et se encuentra ya desinflada ya rotos los esquineros : ytiene tantos remiendos + que ni se le ve la marca Dicen que hace muchos afios alli tocé Tarragé también Ernesto Montiel, y suelen decir de él que fue el mejor acordeén. No importa que se atragante ya con notas apagadas si de noche en las bailantas te dejard alguna guaina un beso por la gauchada! NUESTRO TANGO Como el tango es argentino hay un zorzal junto a él, para que vibre su ritmo, le fue arrimando su trino un zorzal: Carlos Gardel. El tango, no es sélo tango pa’ bailarlo un compadrito, si todo mi litoral, conoce, porque un zorzal, s6lo canta en argentino. 2 Edgar E. Estigarribia ENTRE BUEYES NO HAY CORNADAS Entre bueyes no hay cornadas claro que se llevan-bien! el carancho con la iguana, segiin el refrdn lo explica: yararaces no se pican, y entre bueyes no hay cornadas! MI PONCHILLO COLORADO Y enese baile del pago, de esto, no hace mucho tiempo, por tu color fue, ponchillo, que me converti en gauchillo al castigar a un sargento! EL PRISIONERO Solo en una celda de prisionero, en pleno olvido, sin amor ni amigos, que lo vinieran a visitar; muy tristemente, con su guitarra un correntino maldice y llora, la suerte perra de su destino, mientras se escucha en su calabozo, cantar asi... Glosas y Poesias Correntinas LAS COMADRES Asi comentan las comadres, de las guainas bailarinas. Total si no son sus hijas, pueden arrancarle el cuero Pero acordate comadre, Que de un valseado como éste, justito a los nueve meses, Hubo bautismo en el pueblo! COLORADO Esta polca ligerona, que la Ilaman “Colorado”, fue divisa de un partido, que ostentaba ese color. Por su culpa en otros tiempos, muchas vidas se troncharon, sangrientamente luchando, bajo el emblema punz6. Con mi faja y mi pafiuelo, mas rojo que el tutid, -Yo no niego mi querencia, para eso mi procedencia, es Colorado,,..Taita! EL TAITA RIVERO Después que maté al contrario, el Taita José Rivero, monté sobre su alazén Puso su flete, al tranquito, y fue a esconder su delito, en medio del pajonal. Edgar E. Estigarribia AMANECER CAMPERO Es lindo el amanecer, Andando medio picao sentir el canto del gallo con una guaina a tu lado, y cuando suene en una vitrola, un chamamé bien campero, como muchito le gustaba aDonCristino Romero, ~ pegarle un dentro a la cancha y meterse en el entrevero! VILLA CONSTITUCION Entre todas las fiestas, que en mi tierra celebran, Siempre fue la carrera, la mejor diversién. Alli van los peones a probarse en la taba, mientras algiin gente kuéra, ya busca la dama, pa bailar esta pieza con guitarra y acordeén. LOS HIJOS Qué poco duran los hijos, acurrucados en la falda. Como un durazno maduro. bien pronto dejan la planta. Ellos se van con sus suefios, y llevan también los mios. Los de ellos recién empiezan, y los mios finalizan. 85 Glosas y Poestias Correntinas CORRENTINO Y BUEN AMIGO Para cantar a un amigo, * siempre me faltan palabras, 7 y aunque me sobren deseos no digo lo que yo quiero, s6lo me quedan las ganas! Y mas cuando ese amigo tiene la inmensa virtud de brindar su coraz6n, de llamarse Tarragé, y nacer en Curuzii! ALLA POR QUINTO CUARTEL Cémo olvidarte Victoria, si en épocas ya lejanas, yo fui cantor en tus barrios, artista en tus escenarios, y amante en tus serenatas! Por supuesto, no te plvido, si yo en el Quinto Cuartel, por bohemio y calavera, he tenido mil problemas, en cuestiones del querer! Edgar E. Estigarribia CON MUCHAS AMANECIDAS Nuestra vida esté en la noche y como es corto el tiron para poder alargarla jbasta que la mate el sol! ‘Nuestra vida esté en la noche, y nuestra muerte en el dia. Por eso todos nosotros, podemos mostrar el rostro, jmojado de amanecidas! MANOS BRUJAS Bienvenido Manos Brujas! que ambulaste eternamente. Porque a tus pasos bohemios no los detendré el silencio, ni este revés de la suerte! Porque sigues con nosotros, inseparable en las giras. Te acordas, Lugo Fernandez? En cuanto se armaba el baile, prendido de una gurisa. Y aunque ella se resistia, tan s6lo por cumplimiento -pero empezaba a aflojar, cuando entraban a tallar tus dedos en los seis tientos! 87 Glosas y Poesias Correntinas EL BARRIO SE HA DORMIDO EI barrio ‘se ha dormido sumido en el silencio, - bajo la clara luna de un mes primaveral. Y alli surge de pronto muy junto a sus paredes, este vals tan triste que oyera tantas veces, la novia que suspira detras del ventanal. « LA VESTIDO CELESTE Baguales rienda bocado atado frente al boliche mientras las calchas ya dicen que es domingo y hay reunién, asado, juego de tabas, acordeén de dos hileras y una vestido celeste que hace flamear la pollera al bailar este valseado como nadie lo bailé Luego queda un comentario que recorre aquel lugar, entre risas y entre chanzas: -Era celeste la guayna, desde hoy soy liberal! 8 Edgar £. Estigarribia PERDIENDO LAS CALCHAS Al caerse las bajeras, fue la cincha a las vegijas, y al arfastrarse el gateado dejaba por todos lados jdesparramadas las pilchas! Igualito en el boliche, después de unas cuantas cafias, con cinto y faja a la rastra de un lado sin alpargatas, iperdi toditas las calchas! PARRILLA DE ALAMBRE Si el carro va pa’ adelante, las leguas quedan atras. No es que sea pachorriento, elno tiene apuramiento, con su trote de tortuga, igual esta por llegar. Y prendido a la culate como arrastraro un cencerro, se escucha la serenta cuando chinga con la lata, parrilla y balde aguatero. 89 Glosas y Poesias Correntinas AL CENTENARIO ALGARROBO DE RUTA 127 Y conforma tu algarrobo al posarse un cardenal = una velita encendida, que es la lampara votiva, que te alumbra, Federal. « Ahora que te consagraste, corazén del Festival, demostra tu entrerriania, vamos, vamos todavia, Adelante, Federal! Los fuertes algarrobales del paisaje montielero, atin guardan en sus cuchillas, el coraje de Delfina, y la gloria del Supremo. Si fuiste tigre en la guerra y arado en tiempo de paz, debe florecer el canto que inunde tus escenarios entu honor mi Federal. Una brasita de fuego en un verde algarrobal, muestra que Pancho Ramirez, no ha muerto, porque atin existe, un corazén federal! Entre arpegios de guitarras, un acorde6n y un cantar, todo tu suelo Entre Rios florecerd con el trino jque te envia Federal! 0 Edgar E. Estigarribia NO PRETENDO SER ZORZAL No pretendo ser zorzal,_ apenas si soy chingolo, cuando a mi nadie me escucha, yo canto para mi sélo, Yo soy un hilo delgado que no aguanta un tirén fuerte. Soy como taba culera, sin esperanza de suerte. Yo soy un pobre pirincho que se mete a payador. Yo no tengo condicién, para charlarlo al «fierrito» pero a mas de un chingolito, ya lo hizo bolsa, este halcén. SUNUNU LOS REMINGTON COLi Pasando el Mocoret, ruta 126, alli vive un fiel gauchillo, tan noble, atento y cumplido, que hay muy pocos como él. Y nunca suelen faltar en yerras del carai, la pélvora, el estampido, al reventar de los tiros de su Remington coli. o1 Glosas y Poesias Correntinas CUANDO ACAMPE EL AGUACERO Lluvia mansa que no para me hace vivir en el barro, siempre mojada la lefia, mate amargo, humareda, y alumbrado con cien rayos! No tengo nada que hacer mas que sobar unos tientos, secar mi ropa mojada y esperar la madrugada a ver si cambia este tiempo. De dia con una pala, a fundir las vizcacheras, y de noche, mal dormido, me arrollo en el cojinillo, cuerpeandole a las goteras! AMANECER CAMPERO Despierta el campo dormido de la noche silenciosa. Van renaciendo las cosas, sé acerca el sol tempranero. Y al ir recobrando vida las creaciones de natura, surge pleno de hermosura nuestro Amanecer Campero. 2 Edgar. E. Estigarribia TENGO QUE VOLVER A MI PUEBLO Tengo que volver a mi pueblo antes de que sea tarde, para poder abrazarme, a los amigos que atin quedan. hay dos cruces que me esperan, en una ausencia de rezo, quiero entibiar con un beso aquellas dos flores secas. La vida se va acortando y un temor de llegar tarde, me va empujando a tus calles nutridas de eternidad, resucitando aquel nifio que murié hace tanto tiempo que hoy tan slo los recuerdos reviven un tiempo atras. Curuzu: si te canto desde lejos te estoy llorando en la ausencia, Por eso siento esta urgencia de abrazarte viejo pueblo, inundarme en el silencio, trasnochado de tus calles, escucharte en todas partes grillo azul de mis recuerdos. B Prélogo de la Primera Edicion Cuando decidi comenzar con la recopilacién de este libro, me movia el deseo no slo de reunir la mayorfa de los versos que mi padre habia grabado en tantos discos junto a Tarragé Ros y luego con su ex conjunto, tan familiares y conocidos por nuestra gente, sino“tambieén la posibilidad de que se conozca parte de sus poesias inéditas, recuperadas de viejos cuadernos hallados casualmente. Quiso Dios que en mi padre confluyeran dos grandes virtudes: una, la profunda y dulce gravedad de su inconfundible voz, y la otra, su gran sensibilidad que le permitia plasmar en versos sus conocimientos y vivencias. ~ Dentro de la poesia incursioné en dos estilos: por un lado, la glosa correntina composicién poética corta acompafiada siempre de un chamamé, con la que canté al mencho, hablandole en su mismo lenguaje, agreste y simple pero lleno de sentimiento; eso le valié un gran reconocimiento de la gente de nuestro litoral, de otras regiones y de numerosos seguidores, creando una verdadera escuela de recitado chamamecero. Por otra parte, también compuso poesias largas y poemas, teflejando en ellos sus sensibilidad, pasién y conocimiento de nuestras costumbres, haciendo alusién a la belleza de la mujer correntina, a las leyendas y a su pueblo amado, Curuzi Cuatia, del que partié siendo muy joven junto a Tarragé Ros en busca de nuevos horizontes, y al que nunca pudo olvidar. - Comparti con él sus tiltimos afios, ya afectado por una enfermedad incurable, viendo su lenta agonfa, pero demostrandome un dnimo y ansias de vivir, que lo hacia participar a pesar de todo, en programas de radios rosarinas, junto a Nélida Zenén, Noelia Schialvo, Isabel Mendoza y otros, quienes le trasmitian el reconocimiento y el recuerdo de la gente, brinddndole de ese modo una inmensa alegria que le ayudaba a mitigar su dolor. Lamentablemente ya no est entre osotros, pero si su obra, que no sera olvidada mientras algun pueblero lea un verso de este libro, o un mencho en el cargpo escuche su inconfundible voz por la radio, o una noche festivalera se inunde con la magia de su poesia repetida por alguno de sus seguidores. ~Fueron sus palabras: “No importa que me vaya, no todo estd perdido, el verso que yo escribo no morird jamds, él tiene vida propia, no morird conmigo, lo cantaré mi pueblo, cuando me haya dormido, y asi de su letargo vital despertard” Para mi ha sido un placer cada minuto que he dedicado a esta recopilacién, desde el encontrar una poesia nueva que de este modo salia a la luz, y que de otra manera se hubiera perdido - definitivamente, (como pasé con gran parte de su obra) hasta analizar y revisar sus poesias mds conocidas. No obstante no fue una tarea facil, ya que hubieron varios obstaculos, entre ellos la casi ilegible letra de mi padre y el mal estado de conservacién de sus borradores; pero la amabilidad de algunos amigos y a veces una feliz coincidencia, pusieron a mi disposicién la mayoria de las obras que presento en esta seleccién. Tuve la suerte de contar con el invalorable aporte de Don Hugo Ferreyra, glosista y gran amigo de mi padre, que contribuyé en grado sumo a la realizacién de este libro. A él, todo mi agradecimiento, lo mismo al Circulo de Residentes Correntinos en Rosario, y especialmente a su presidente el Dr. Julio C. Morini, por haber hecho posible la materializacién de este libro. También agradezco profundamente a todas las personas que me ayudaron de una u otra forma, entre ellos: Angelita Lescano, * Agueda Mansilla, Reyna Bermudez, Rubén Rodriguez, Juan Carlos Espindola y Eladio Romero. A todos, muchisimas gracias por permitirme concretar este “suefio” de mi padre. Juan Leonardo Estigarribia Rosario, Octubre de 1990 Charmane Te olebprcctan & ee ae e Sil Rofo

También podría gustarte