Está en la página 1de 225

Departamento de Química Inorgánica

UNIVERSIDAD

Departamento de Química Inorgánica UNIVERSIDAD DE ALCALÁ Química Química General General Grupo B. Facultad de

DE ALCALÁ

Departamento de Química Inorgánica UNIVERSIDAD DE ALCALÁ Química Química General General Grupo B. Facultad de
Departamento de Química Inorgánica UNIVERSIDAD DE ALCALÁ Química Química General General Grupo B. Facultad de

Química Química

General General

Grupo B. Facultad de Farmacia

Curso 1993-94

Facultad de Farmacia. Universidad de Alcalá

3

INFORMACIÓN GENERAL

Departamento responsable de la asignatura: Química Inorgánica Profesor titular de la asignatura: Ernesto de Jesús Alcañiz (Química Inorgánica, módulo I, 885 46 03) Otras asignaturas a cargo del departamento de Química Inorgánica:

•Estructura de la materia y enlace y Fundamentos de química inorgánica (1º curso, licenciaturade Químicas)

• Química inorgánica (2º curso, licenciaturas de Químicas y de Farmacia)

• Ampliación de química inorgánica y Química de la coordinación (4º curso, licenciatura de Químicas)

• Química Organometálica (5º curso, licenciatura de Químicas)

• Varias asignaturas correspondientes a estudios de doctorado

Plantilla de personal docente e investigador: 1 Catedrático de Universidad, 7 Profesores Titulares de Universidad, 2 Profesores Ayudantes de Universidad y 8 Profesores Ayudantes de Escuela Universitaria, Becarios de Investigación. Plantilla de personal de administración y servicios: 1 Secretaria, 2 Técnicos de Laboratorio. Número total de alumnos/as de 1º y 2º ciclo (curso 1992/93): 1720. Presupuesto total procedente de la Universidad (año 1993): 6 626 526 pesetas.

Localización: Edificio de farmacia.

1ª Planta Laboratorios de Investigación y de Prácticas de 2º ciclo, Biblioteca y Secretaría del
1ª Planta
Laboratorios de
Investigación y
de Prácticas de 2º
ciclo, Biblioteca y
Secretaría del
departamento.
Química
Inorgánica II
Química
Inorgánica I
Aula
Secretaría
Magna
Hall
Aula
Aulas
informática
de 1º
Entrada
Entrada

Horario y período lectivo del curso

2ª Planta Laboratorio de
2ª Planta
Laboratorio de

Prácticas de

primer ciclo

Laboratorios

de

Investigación

Química Inorgánica III Decanato Sala de lectura
Química
Inorgánica III
Decanato
Sala de
lectura
 

Lunes

Martes

Miércoles

Jueves

Viernes

de

15

 

16

Geología

Geología

Geología

Seminario

Física

a

Geología

de

16

 

17

Biología

 

Biología

Biología

Seminario

a

Física

Biología

de

17

 

18

Física

Seminario

Química

Química

Química

a

Física

de

18

a

19

Química

Química

Matemáticas

Matemáticas

 

de

19

 

20

     

Seminario

 

a

Matemáticas

Sept.

Diciembre

Enero

Febrero

Marzo

Abril

Junio

Julio

Sept.

28

 

22

10 27

 

21

25

5

10

 

15

1 21

19–X

3–XII

Apertura

Fiesta de

de curso

Farmacia

Período lectivo

Exámenes

Otros

4

Química General. Grupo B. Curso 1993/94

ORGANIZACIÓN DE LA

Distribución de las horas lectivas

ASIGNA TURA

Curso teórico

Clases de exposición

3 horas semanales

82 horas

Clases de seminarios

1 hora semanal

25 horas

Clases de problemas

3/4 de hora semanales

22 horas

Curso de nomenclatura

Inorgánica

2, 3 y 4 de noviembre

3 horas

Orgánica

13, 14 y 15 de abril

3 horas

Curso práctico

8 sesiones de 4 horas (de 9 a 13 h)

32 horas

Grupos y profesores

Grupo B2–B3

Grupo B1

Fechas

Distribución aproximada A partir de apellidos de letra O Taquillas 1 a 31

Taquillas 32 a 62 Taquillas 63 a 99

Del 8/XI al 26/XI (lunes, martes y viernes) Del 29/XI al 22/XII (lunes, jueves y viernes)

Hasta apellidos de la letra N

Evaluación de la asignatura

Para aprobar la asignatura será necesario aprobar por separado cada una de las tres partes que la constituyen

(curso teórico, curso práctico y nomenclatura).

Curso teórico. La asignatura se divide en dos parciales, siendo necesario aprobar cada uno de los dos parciales

para obtener una evaluación positiva del curso teórico en junio.

• El primer parcial de la asignatura podrá aprobarse en el examen del primer parcial o en junio.

• El segundo parcial de la asignatura podrá aprobarse en el examen del segundo parcial o en junio.

• Quienes lo deseen, podrán presentarse en junio a parciales ya aprobados para mejorar la calificación.

Quienes después del examen de junio no hayan aprobado el curso teórico, podrán hacerlo en el examen de

septiembre, que abarcará toda la asignatura, sin diferenciación de parciales.

Exámenes

1º Parcial

2º Parcial

Final Junio

Final

Sept.

Física

1

de febrero

13

de junio

2

de julio

   

Geología

4

de febrero

16

de junio

4

de julio

 

Química G.

9

de febrero

20

de junio

7

de julio

 

A las 15 horas

Matemáticas

14

de febrero

25

de junio

11

de julio

 

Biología

17

de febrero

28

de junio

14

de julio

   

Curso de nomenclatura. Habrá una prueba de nomenclatura inorgánica y otra de nomenclatura orgánica. Cada

examen constará de 10 fórmulas de sustancias para nombrar y de 10 nombres para formular, admitiéndose un

máximo de dos fallos. Para cada tipo de nomenclatura habrá dos oportunidades durante el curso, además de las

de los exámenes finales de junio y de septiembre. El aprobado de cada parte se guarda hasta septiembre.

Exámenes de nomenclatura inorgánica: 24 de noviembre y 15 de diciembre (a las 14 horas).

Exámenes de nomenclatura orgánica: 4 de mayo y 25 de mayo (a las 14 horas).

Curso práctico. No es obligatorio para quienes lo hubieran aprobado en años anteriores. Los alumnos

procedentes de otra facultad podrán solicitar la convalidación de las prácticas, para lo que presentarán al profesor

un certificado de realización que incluya una copia del programa del curso práctico.

Es obligatoria la asistencia a todas las prácticas. En caso de falta justificada a una práctica, podrá

realizarse con posterioridad. Las normas de organización y evaluación del curso práctico se darán el día 3 de

noviembre. No hay ninguna posibilidad de realizar el curso práctico en un turno de tarde.

LAS FICHAS DEBEN ENTREGARSE ANTES DEL

14 DE OCTUBRE

Facultad de Farmacia. Universidad de Alcalá

5

EL CURSO TEÓRICO

Contenidos de la asignatura

1º Parcial

El átomo

Tema 1

La composición de la materia

7 horas

 

Tema 2

Química nuclear

5 horas

Tema 3

La estructura electrónica de los átomos

9 horas

 

Enlaces químicos

Tema 4

El enlace químico

10 horas

 

Tema 5

La forma de las moléculas

8 horas

 

Estados de

Tema 6

Los gases

5 horas

agregación de la

Tema 7

Los sólidos y los líquidos

7 horas

materia

Tema 8

Equilibrios entre sólido, líquido y gas

4 horas

 

Tema 9

Mezclas de sustancias. Disoluciones

9 horas

2º Parcial

Termoquímica,

Tema 10

Termoquímica y espontaneidad

7 horas

cinética y

Tema 11

Velocidades y mecanismos de las reacciones químicas

8 horas

equilibrio químico

Tema 12

Equilibrio químico

7 horas

 

Tema 13

Equilibrios entre ácidos y bases

9 horas

Tema 14

Equilibrios redox

7 horas

 

Química

Tema 15

Estructura electrónica y elementos químicos

6 horas

descriptiva

Tema 16

Reacciones inorgánicas

8 horas

 

Tema 17

Principios generales de química orgánica

4 horas

Tema 18

Reacciones orgánicas

8 horas

Libros de texto

En la lista se señalan con los libros de texto especialmente recomendados. Para cada libro se señala el número

total aproximado de ejemplares disponibles, al 1/IX/93, en la biblioteca y salas de lectura de la universidad. La

clave entre paréntesis es el número de clasificación asignado por la biblioteca, que permite su localización. Los

precios indicados son los aproximados de venta al público, al 1/IX/92.

1 P. W. Atkins, “Química General”, Omega, Barcelona, 1ª edición, 1992, 980 páginas, traducido de la 1ª edición

2

inglesa por J. M. Marco, J. Ayala, L. Borrell, F. I. Talens, C. Mans, ISBN 84-282-0892-1, 8240 pts. No hay

ejemplares en biblioteca.

R. E. Dickerson, H. B. Gray, M. Y. Darensbourg, D. J. Darensbourg, “Principios de Química”, Reverté, Barcelona,

3ª edición, 1989, 1002 páginas, traducido de la 4ª edición inglesa por J. Gálvez Flores y G. López López, ISBN

84-291-7175-4, 7070 pts. Hay 6 ejemplares en biblioteca de la 3ª edición y 35 de anteriores (54 DIC 075.8 (2ª y 3ª

ed.) y 54 GRA 075.8 (1ª ed.)). Disponible en la sala de lectura de farmacia.

3 K. W. Whitten, K. D. Gailey, R. E. Davis, “Química general”, McGraw–Hill, México, 3ª edición, 1992, 884 páginas,

4

traducido de la 3ª edición en lengua inglesa por M. T. Aguilar Ortega, ISBN 968-422-985-2, 6325 pts. No hay

ejemplares en biblioteca de la 3ª edición, pero hay 10 de anteriores (54 WHI 075.8). Disponible en la sala de

lectura de farmacia.

J. B. Russell, A. Larena, “Química”, McGraw–Hill, Madrid, 1ª edición, 1988, 980 páginas, traducido de la 1ª edición

inglesa (1980) por J. Arenas de la Rosa y T. Iriarte Martínez, ISBN 84-7615-183-7, 5785 pts. No hay ejemplares

en la biblioteca. El texto original de J. B. Russell ha sido ampliado por A. Larena con una parte de química

orgánica. Esta edición es más aconsejable que la citada a continuación, que es idéntica salvo que no contiene la

parte de química orgánica. Tened cuidado, si compráis el libro, de que sea la edición correcta (debe aparecer el

nombre de A. Larena y coincidir el número de páginas y el ISBN).

5 J. B. Russell, “Química”, McGraw–Hill, Madrid, 1ª edición, 1985, 747 páginas, traducido de la 1ª edición inglesa

(1980) por J. Arenas de la Rosa y T. Iriarte Martínez, ISBN 968-451-413-1 o 84-7615-132-2, 4092 pts. Hay 10

ejemplares en biblioteca (54 RUS 075.8). Disponible en la sala de lectura de farmacia. Es el anterior libro, pero sin

6

Química General. Grupo B. Curso 1993/94

la parte de química orgánica escrita por A. Larena.

6

W.

L. Masterton, E. J. Slowinski, C. L. Staniski, “Química General Superior”, McGraw–Hill–Interamericana, Madrid,

6ª edición, 1988, 890 páginas, traducido de la 6ª edición inglesa por M. Diaz Peña, J. A. Rodríguez Renuncio y J.

A.

Rodríguez Cheda, ISBN 84-7605-369-X. Hay 4 ejemplares en biblioteca de la 6ª edición y 10 ejemplares de

anteriores ediciones (54 MAS 075.8). Disponible en la sala de lectura de farmacia. Adecuado para seguir la

 

asignatura.

7

J.

E. Brady, G. E. Humiston, “Química Básica: principios y estructura”, Limusa, México, 2ª edición, 1980, 1009

páginas, traducido de la edición inglesa por M.C. Sangines Franchini y V. Segura Gutiérrez, ISBN 968-18-1205-0. Hay 21 ejemplares en biblioteca de la segunda edición y 2 de la primera (54 BRA 075.8). Disponible en la sala de

lectura de farmacia. Adecuado para seguir la asignatura.

8

B.

H. Mahan, “Química, Curso Universitario”, Addison–Wesley Iberoamericana, Argentina, 4ª edición, 1990, 950

páginas, traducido de la 4ª edición inglesa por M. I. Parchan, E. Baumgartner, C. Rotunno, ISBN 0-201-64419-3. No hay ejemplares en biblioteca de la 4ª edición, pero hay 21 de anteriores (54 MAH 075.8). Disponible en la sala

de lectura de farmacia. Adecuado para seguir la asignatura.

9

R.

J. Gillespie, D. A. Humphreys, N. C. Baird, E. A. Robinson, “Química”, Reverté, Barcelona, 1ª edición, 1990,

1140 páginas (2 volúmenes), traducido de la edición inglesa por A. Beltrán, ISBN 84-291-7183-5. Hay 1 ejemplar

en biblioteca (54 GIL 075.8). Muy bien ilustrado. Se aparta excesivamente del enfoque que seguiremos.

Otro material didáctico

Modelos moleculares. “Modelos Moleculares. Sistema orbit. Química orgánica e inorgánica. Caja Individual”, Cochranes of Oxford, Oxford, 3650 pts. en la librería de la Universidad. Recomendados para visualizar la geometría de las moléculas. Se puede adquirir una caja entre 3 o 4 personas. Tutoriales informatizados. “Tutoriales de química”, Universidad de San Diego, 14 pilas de Hypercard para ordenadores Apple Macintosh (con 1 MB o más de memoria), gratuitas. Tutoriales por ordenador orientados al autoaprendizaje de aspectos centrales de la química general. Por el momento, sólo están disponibles en inglés. Se facilitan a cambio de los discos flexibles correspondientes.

Biblioteca y librería del Campus

Sala de lectura de farmacia. Abierta de 9 a 20 horas. Préstamo de libros para uso en la sala de 9 a 15 horas. Biblioteca central de ciencias experimentales. Está en el edificio de Medicina y abre de 9 a 20 horas. Hay sala de lectura y préstamo de libros por un período máximo de 15 días. Librería (885 45 45). Está en el edificio de medicina. Abre de 9 a 19 horas (descuentos en torno al 10%).

LAS CLASES DE PROBLEMAS

Libros de Problemas

1

C. J. Willis, “Resolución de problemas de química general”, Reverté, Barcelona, 1985, 548 páginas, traducido de

2

la edición inglesa por F. Arce Vázquez, J. S. Casas Fernández y J. Sordo Rodríguez, ISBN 84-291-7526-1, 4400 pts. Hay 16 ejemplares en biblioteca (54 WIL 076.2). Disponible en la sala de lectura de farmacia. J. L. Rosenberg, L. M. Epstein, “Química general”, McGraw–Hill, Madrid, 7ª edición, 1991, 422 páginas, traducido

3

de la 7ª edición inglesa por A. Larena, ISBN 84-7615-593-X, 2500 pts. No hay ejemplares en biblioteca de la 7ª edición, pero hay 4 de anteriores (54 SCH 076.2). I. S. Butler, A. E. Grosser, “Problemas de química”, Reverté, Barcelona, 1986, 465 páginas, traducido de la edición inglesa por P. Royo Gracia, ISBN 84-291-7084-7, 3700 pts. Hay 23 ejemplares en biblioteca (54 BUT 076.2). Disponible en la sala de lectura de farmacia. Libro complementario del Dickerson.

Facultad de Farmacia. Universidad de Alcalá

7

4

M. J. Sienko, “Problemas de química”, Reverté, Barcelona, 1989, 380 páginas, traducido de la edición inglesa por

J. M. Salietti Vinué, ISBN 84-291-7490-7, 3300 pts. Hay 5 ejemplares en biblioteca (54 SIE 076.2). Disponible en

la sala de lectura de farmacia.

5 F. Bermejo, “Problemas de química general y sus fundamentos teóricos”, Editorial Dossat, Madrid, 6ª edición, 1985, 496 páginas, ISBN 84-237-0445-9. Hay 22 ejemplares en biblioteca (54 BER 076.2). Disponible en la sala de lectura de farmacia.

6 H. O. Daley, jr., R. F. O’Malley, “Problemas de química”, Reverté, Barcelona, 1990, traducido de la edición inglesa por J. Casabó Gispert, ISBN 84-291-7148-7. Hay 1 ejemplar en biblioteca (54 BER 076.2).

7 C. J. Nyman, G. B. King, “Problemas de química general y análisis cualitativo”, Editorial AC, Madrid, 1ª edición, 1979, 254 páginas, ISBN 84-7288-029-X. Hay 4 ejemplares en biblioteca (54 NY 076.2). Disponible en la sala de lectura de farmacia.

Normas generales para la resolución de problemas (Extraídas del libro de problemas de C. J. Willis)

1 ¡Razonar positivamente! El alumno ha de convencerse de que el problema puede resolverlo un estudiante que

tenga sus conocimientos. Evidentemente, si alguien se dice a sí mismo que el problema no tiene solución, se está complicando la vida. Es muy probable que aquello que preocupaba no intervenga en el cálculo, o pueda hallarse

a partir de la información de que se dispone.

2 Leer cuidadosamente la pregunta. Asombra saber los puntos que los estudiantes pierden en los exámenes por no haber leído la pregunta. No resulta útil buscar complicaciones calculando algo que no se pedía; además, no dan ningún punto por eso.

3 Recordar las definiciones. Si un químico escribe: «La disolución tenía una concentración 1,85 molar» está diciendo que cada litro contenía 1,85 moles de soluto. Para comprender la frase hay que entender los términos «disolución», «mol» y «soluto». Sin una comprensión inmediata de los términos fundamentales no cabeesperar resolver ningún problema.

4 Escribir una ecuación ajustada para cualquier reacción que se plantee. Para cualquier cálculo que implique una

reacción química, se escribirá su ecuación, la cual suministra un gran volumen de información. Pero hay que ase- gurarse de que la ecuación está ajustada, porque el no hacerlo llevará con frecuencia a una respuesta incorrecta.

5 Identificar lo que se pregunta. Se ha de releer la pregunta y determinar qué es lo que piden concretamente que se calcule. Se establecerá un símbolo para representar la magnitud a calcular. A veces el símbolo es evidente (V para volumen, T para temperatura, etc.). Otras veces se utilizarán símbolos generales como x, y, etc. Siempre se

escribirá de modo claro lo que significa cada símbolo.

6 Plantear una ecuación que permita calcular la incógnita. Evidentemente, esta etapa es clave en la resolución de

un problema, y lo único que puede ayudar a hacerlo correctamente es la práctica. Una técnica sencilla y a menudo útil para plantear una ecuación es invertir el problema. Muchos estudiantes calculan con suma facilidad, por ejemplo, la molaridad a partir de la concentración en gramos por litro y la masa molar, pero son incapaces de calcular la masa molar a partir de la concentración en gramos por litro y la molaridad. Sin embargo, si se piensa un sólo instante se comprende que ambos son el mismo problema. El primero se resuelve a partir de la relación Molaridad = concentración en gramos por litro/Masa molar, mientras que el segundo sólo precisa de la reordenación de la relación anterior: Masa Molar = concentración en gramos por litro/Molaridad.

7 Reducir el número de incógnitas de la ecuación. Si se llega a una ecuación con más de una incógnita será necesario buscar más información en los datos iniciales, en la ecuación química, etc.

8 Aplicar los valores numéricos de las constantes, etc., y efectuar las operaciones necesarias para resolver la

ecuación. Muchos problemas se complican al final debido a simples errores aritméticos, que, en gran parte, se deben a descuidos. Hay que conocer perfectamente las características de la calculadora usada y poner especial cuidado en las cifras significativas (ver siguiente apartado).

8

Química General. Grupo B. Curso 1993/94

9

Leer la respuesta. ¿Es razonable? Algunas veces no habrá forma de saber si la respuesta es correcta o errónea, pero muy a menudo se puede comprobar. Una masa molecular de 0,33 o un contenido en carbono del 170% son resultados imposibles. Es posible cerciorarse de si la respuesta concuerda con los datos iniciales o satisface la ecuación.

10

¡Leer la pregunta otra vez! ¿Se ha contestado por completo? ¿Se calculó realmente la magnitud que se pedía? ¿Había más de un apartado en el problema? ¿Se utilizaron todos los datos? (Si no se emplearon es necesario comprobar que no se necesitaban) ¿Se ha expresado la respuesta en las unidades apropiadas?¿Se han escrito

las unidades al lado de las respuestas numéricas?

Cifras significativas

Los números utilizados en química se dividen en exactos e inexactos. Números exactos son aquellos cuyos valo- res están fijados con precisión por definición (esto es, por acuerdo convencional entre los químicos). Por lo gene- ral tienen valores enteros. Por ejemplo, son números exactos los que relacionan dos cantidades dentro del mismo sistema de unidades: 1 m = 100 cm = 1000 mm = 1 10 10 Å. No existe error o incertidumbre en estos números. Los números inexactos proceden de medidas experimentales, que siempre introducen algún grado de error o incertidumbre. Algunas cantidades se conocen con gran exactitud, como la velocidad de la luz que es (2,99792458 ± 0,00000001) 10 8 m s 1 , pero siempre existe la posibilidad de que experimentos posteriores obliguen a cambiar un valor aceptado. En un trabajo muy exacto, se puede indicar los límites de error de una magnitud medida poniendo ±0,01, ±0,0002, etc., después del número. En un trabajo normal, se hace esto utilizando cifras significativas, esto es, por medio del número de dígitos que se utilizan al escribir un número. La elección del número de cifras significativas que se empleen estará basada en la estimación del máximo error probable de los datos iniciales sobre los que se basa el resultado. Escribir 3,6521 g (5 cifras significativas) implica 3,6521 ± 0,00005 g, es decir, que el valor verdadero está entre 3,65205 y 3,65215 g. Obviamente, si se ha determinado la masa en una balanza menos precisa, se indicará con menos cifras, tal como 3,65 g (3 cifras significativas). Nótese que la posición de la coma no tiene importancia en la determinación del número de cifras significativas. Los números 365, 36,5, 3,65, 0,365 y 0,0365 tienen todos 3 cifras significativas. Los ceros situados delante no son significativos, pero sí lo situados detrás: 0,3650 tiene 4 cifras significativas. El valor verdadero está entre 0,36405 y 0,36505. Puede presentarse cierta ambigüedad cuando se encuentran ceros al final de un número. ¿Se consideran cifras significativas o sirven meramente para fijar la posición de la coma? Así, la población de una ciudad se indica como 237 000. ¿Cómo se interpreta esto?¿Tres cifras significativas, cuatro, cinco o seis? Esta confusión se evita escribiendo el número en forma exponencial: 2,37 10 5 (tres cifras significativas), 2,370 10 5 (cuatro c. s.), etc. El trabajo con números inexactos ocasiona muchos problemas, especialmente con la introducción de calculadoras. Los pequeños números que se presentan con luces coloreadas parecen muy impresionantes, pero ¿significan algo en realidad? La regla básica es muy sencilla: El cálculo no puede dar un resultado que sea más exacto que los datos sobre los que se basa. Así, es fácil de ver en una calculadora que 1,731 × 1,14 = 1,97334, y aritméticamente esto es correcto; pero como cálculo científico práctico está equivocado, porque la respuesta conlleva mayor grado de exactitud que el que está justificado por los datos iniciales. Se debería escribir 1,97, con

sólo tres cifras significativas.

Cifras significativas en la adición y sustracción. La exactitud absoluta de la respuesta ha de estar relacionada

con la exactitud absoluta de cada uno de los números utilizados. Se puede deducir su error del error absoluto del menos exacto de éstos:

15,51 + 0,065 + 0,001 = 15,58

0,6631 + 0,04113 + 0,0223 = 0,7265

En el primer caso, el número menos exacto sobre una base absoluta es 15,51 (exacto hasta la segunda cifra

Facultad de Farmacia. Universidad de Alcalá

9

decimal), aunque los otros dos números tienen menos cifras significativas. El segundo ejemplo es similar. Nótese

la manera de «redondear» que se ha empleado. Las sumas dan 15,576 y 0,72653, respectivamente. Cuando

éstas se redondean al último dígito significativo, 15,576 es «redondeado por exceso» hasta 15,58 y 0,72653 es

«redondeado por defecto» hasta 0,7265. Si el dígito siguiente a la última cifra significativa es 5 o mayor, se

redondea por exceso; si es menor que 5, por defecto.

Cifras significativas en la multiplicación y división. Por lo general, la respuesta llevará igual número de cifras

significativas que el número más pequeño de cifras significativas presentes en los datos iniciales. Así, en el

ejemplo indicado al comienzo de esta sección, se debía escribir

1,731 × 1,14 = 1,97

(4 c.s.) (3 c.s.) (3 c.s.)

ó

1,731 × 1,146 = 1,984.

(4 c.s.) (4 c.s.)

(4 c.s.)

Lo mismo para la división:

1,731/1,14 = 1,52

8,7285 × 1,133 10 6 × 5,81/(47,36 × 8,99 10 4 ) = 1,35 10 3 .

1,731/1,146 = 1,510

El sentido común recomienda ligeras desviaciones de las reglas anteriores en ciertos casos:

99,3 × 1,079 = 107,1 porque el primer número está próximo a tener 4 cifras significativas (100,0).

103,8/1,108 = 93,7 por la razón contraria a la del caso anterior.

Cuando se efectúa un cálculo que exige varias etapas, cabe que a veces se introduzcan pequeños errores por

redondeo de los resultados intermedios. Por ejemplo:

6,62/(40,0 × 0,200) = 0,8275 = 0,828 (3 c.s.)

Pero si el mismo cálculo se hace por etapas:

6,62/40,0 = 0,1655 = 0,166 (3 c.s.)

0,166/0,200 = 0,830 (3 c.s.)

Obviamente la primera contestación (0,828) es la correcta. Este problema se evita empleando más cifras de las

significativas en los cálculos intermedios, y redondeando sólo las respuestas:

6,62/40,0 = 0,1655 = 0,166 (3 c.s.)

0,1655/0,200 = 0,828 (3 c.s.)

EL CURSO PRÁCTICO

Contenidos del curso práctico

Sesión 1

Práctica 1

Mechero Bunsen y trabajo del vidrio. Preparación de un frasco lavador

Sesión 2

Práctica 2

Disoluciones y filtración de precipitados. Preparación de disoluciones

Sesión 3

Práctica 3

Operaciones fundamentales

Práctica 4

Destilación

Sesión 4

Práctica 5

Comportamiento ácido–base

Sesión 5

Práctica 6

Efecto del ión común, otras reacciones de electrolitos

Sesión 6

Práctica 8

Oxidación–reducción

Sesión 7

Práctica 9

Valoraciones redox

Sesión 8

Práctica 10

Comportamiento de grupos funcionales

Práctica 11

Síntesis orgánica. Preparación de la aspirina

Material individual obligatorio:

• Bata, guantes y gafas de protección

• Cuaderno de laboratorio

Normas generales de funcionamiento

• Trapo y bayeta de limpieza

• Espátula, cerillas y tijeras

Las prácticas son individuales.

• La puntualidad y la asistencia a todas las prácticas es imprescindible.

• No se puede abandonar la sesión de prácticas sin permiso.

10

Química General. Grupo B. Curso 1993/94

• Antes de empezar la práctica, el profesor hará las indicaciones correspondientes para el buen desarrollo de la misma. El alumno debe leer previamente el guión que ha recibido para la práctica.

• Cada alumno elaborará un cuaderno de laboratorio que el profesor puede revisar en cualquier momento.

• Cada alumno es responsable de las consecuencias que acarree el incumplimiento de las normas de seguridad.

• Cada alumno debe trabajar en la mesa de trabajo asignada, de cuya limpieza es responsable.

• Además del material individual que se entrega al principio del curso, en algunas prácticas se facilitará material complementario que deberá ser depositado limpio en su sitio, una vez usado.

• Es obligatorio aprender el nombre de cada uno de los utensilios que se van a usar antes de empezar el curso (páginas 2–4 del guión de prácticas). Su desconocimiento puede suponer la no admisión en el curso práctico.

• Cada alumno recibirá una evaluación global del curso práctico, una vez finalizadas las sesiones programadas.

Guión de prácticas

Cada alumno recibe gratuitamente un guión de prácticas, que debe ser devuelto al finalizar el curso práctico. El guión de prácticas se puede comprar por 300 pts.

Cuaderno de laboratorio

El cuaderno es un instrumento de trabajo que debe llevarse al día. No deben emplearse hojas sueltas que puedan

perderse. El cuaderno de laboratorio sirve para tomar nota inmediata de todas las observaciones experimentales, de forma breve pero concisa y clara, por lo que no tiene sentido pasarlo a limpio. En él se anotará al menos:

• Toda la información previa de la que se disponga antes de empezar la práctica (incluyendo un resumen de las explicaciones dadas por el profesor).

• El material y reactivos que se van a necesitar para realizar la práctica.

• La ecuación ajustada de cada reacción, las cantidades utilizadas de cada reactivo, en masa/volumen y en moles, y, en su caso, las densidades y concentraciones.

• La versión del alumno del modo operativo, incluyendo el máximo número de observaciones experimentales, así como las características del material especial utilizado (montajes, etc) y todos los cálculos realizados.

• Cuando se preparare algún producto, su rendimiento, color y otras características.

• La interpretación de resultados, comentarios personales, contestación a las cuestiones, etc.

Normas básicas de seguridad

Ante cualquier problema, avisar inmediatamente al profesor.

Protección de los ojos

Es obligatorio utilizar gafas de seguridad. Se desaconseja utilizar lentillas. Cuando se caliente un tubo de ensayo, agitar bien y no apuntar a nadie. Al insertar tubos de vidrio en tapones, humedecer el tubo y el agujero con agua, protegerse las manos con un trapo y girar el vidrio mientras se introduce. El vidrio caliente no se distingue del frío. Debe descartarse el uso de vidrio agrietado. No gustar los productos. No pipetear nunca con la boca. Utilizar la campana de gases siempre que se trabaje con productos volátiles. No oler acercando la nariz a la boca del recipiente. Lavarse las manos a menudo, y siempre después de utilizar un reactivo nocivo y al dejar el laboratorio. Lavarse inmediatamente con agua abundante si se vierte una sustancia corrosiva sobre la piel

Cortes y quemaduras

Productos tóxicos

Facultad de Farmacia. Universidad de Alcalá

11

Está prohibido comer y beber en el laboratorio.

Eliminación de residuos Los residuos y productos sólidos no deben abandonarse sobre la mesa ni deben arrojarse al fregadero, sino únicamente a la basura. Las sustancias líquidas o las disoluciones pueden verterse al fregadero, pero diluyéndolas previamente, sobretodo si se trata de ácidos y de bases. Algunas sustancias, por sus características, deben seguir un tratamiento especial, por lo que no deberán verterse directamente en la basura o en el desagüe sino en el recipiente que se indique.

Vestimenta

Usar guantes de protección, bata y gafas de protección. Incendios Cerrar siempre el mechero Bunsen cuando no se utilice mediante la llave incorporada y la llave de paso de la mesa. No acercar ningún envase de reactivos cerca de una llama. No calentar en el mechero líquidos inflamables. Utilizar los extintores adecuados para apagar cualquier incendio. Transporte de reactivos Las botellas se transportan cogidas del fondo, nunca de la boca. Medios de seguridad Todos los alumnos tienen la obligación de saber donde está el extintor, el lavaojos, la ducha y la salida de emergencia más cercana.

El incumplimiento de cualquier norma de seguridad puede acarrear la inmediata expulsión del laboratorio. En concreto se prohibe explícitamente:

Cuidado con los tejidos sintéticos. Se recomienda usar bata de algodón.

• Hacer experiencias no autorizadas.

• Fumar, comer o beber en el laboratorio.

• La permanencia en el laboratorio de personas ajenas al curso práctico.

Limpieza

Para evitar rupturas de material y accidentes, es conveniente que sobre la mesa de trabajo sólo haya en cada momento el material imprescindible. Cualquier reactivo que se vierta debe recogerse y limpiarse al momento. En todo caso, al acabar la jornada, la mesa debe quedar completamente recogida y limpia. Cada día 2–3 personas se encargarán de comprobar que las mesas quedan completamente recogidas y de limpiar las áreas de uso común (balanzas, fregaderos y campanas de gases).

Evaluación

En la evaluación final se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

• el trabajo experimental: resultados obtenidos en las preparaciones, corrección de los análisis y valoraciones, empleo correcto del material, cumplimiento de las normas de seguridad y limpieza.

• el cuaderno de prácticas: claridad y exactitud de las anotaciones, cantidad y calidad de las observaciones, interpretación de los resultados.

• las cuestiones o ideas planteadas por el alumno y las respuestas dadas a las preguntas formuladas por el profesor. Por la naturaleza del curso práctico, es obligatorio asistir a todas sus sesiones. En el caso de falta justificada a una sesión, ésta podrá realizarse en otro momento.

© 1993, Ernesto de Jesús (texto y dibujos)

Impreso en papel reciclado

Realizado con ordenadores Apple Macintosh y con los programas Claris MacWriteII (procesador de textos), Aldus SuperPaint y CSC Chemdraw (dibujos), Kaleidagraph (gráficos), Expressionist (expresiones matemáticas), y Light Source Ofoto (fotografías).

Departamento de Química Inorgánica

UNIVERSIDAD

Departamento de Química Inorgánica UNIVERSIDAD DE ALCALÁ Grupo B. Facultad de Farmacia Curso 1993-94

DE ALCALÁ

Departamento de Química Inorgánica UNIVERSIDAD DE ALCALÁ Grupo B. Facultad de Farmacia Curso 1993-94
Departamento de Química Inorgánica UNIVERSIDAD DE ALCALÁ Grupo B. Facultad de Farmacia Curso 1993-94
Departamento de Química Inorgánica UNIVERSIDAD DE ALCALÁ Grupo B. Facultad de Farmacia Curso 1993-94
Departamento de Química Inorgánica UNIVERSIDAD DE ALCALÁ Grupo B. Facultad de Farmacia Curso 1993-94

Grupo B. Facultad de Farmacia

Curso 1993-94

2

Nomenclatura Inorgánica

Química General. Grupo B. Curso 1993/94

NOMENCLATURA DE QUIMICA INORGÁNICA

(Adaptado a las normas IUPAC 1990)

1 La tabla periódica La tabla periódica se divide en grupos que se numeran de la forma recogida en la tabla 1. Opcionalmente se pueden usar las letras s, p, d y f para distinguir los diferentes bloques de elementos. Se admiten los siguientes nombres colectivos para grupos de átomos: alcalinos (grupo 1, salvo H); alcalino-térreos (2, salvo Be y Mg); lantánidos y actínidos (3); calcógenos (16); halógenos (17); gases nobles (18); elementos de los grupos principales (1, 2, y 13 a 18); elementos de transición (3-11).

2 Electronegatividad Es la medida del poder de un átomo o de un grupo de átomos para atraer electrones. La ordenación por electronegatividad de los átomos con fines de nomenclatura y formulación se recoge en la tabla 2.

3 Número de oxidación El número o estado de oxidación de un átomo en una entidad molecular es un número positivo o negativo

que representa la carga que quedaría en el átomo dado si los pares electrónicos de cada enlace que forma se asignan al miembro más electronegativo del par de enlace. Convencionalmente se supone que:

a) El número de oxidación de un ión simple coincide con su carga.

b) En un elemento, el número de oxidación de los átomos es cero.

c) La suma de los números de oxidación de los átomos que constituyen un compuesto, multiplicados por los correspondientes subíndices, es cero.

d) El número de oxidación del hidrógeno es I cuando se combina con elementos no metálicos y –I con cuando se combina con elementos metálicos.

e) El número de oxidación del oxígeno es –II, salvo en peróxidos que es –I y en hiperóxidos que es –1/2.

Si mediante estas reglas se obtienen números de oxidación "extraños", puede que se trate de un peróxido, de un hiperóxido, o de un derivado tio. También es posible que se trate de un compuesto con átomos en dos estados de oxidación distintos (por ejemplo, Fe 3 O 4 = Fe II OFe III 2 O 3 ).

4 Nombres de los átomos En la tabla 3 se dan los nombres y símbolos de los átomos. El nombre de los átomos se escribe con

minúscula. Nótese que el W se denomina en castellano wolframio, aunque la literatura inglesa y la IUPAC utilizan tungsten. La IUPAC ha establecido un nombre sistemático y un símbolo de tres letras para los átomos con Z > 100 que no tengan nombre aprobado.

0 = nil

1 = un

2 = bi

3 = tri

4 = cuad (quad)

5 = pent

6 = hex

7 = sept

8 = oct

9 = enn

Por ejemplo, el átomo 104 tiene como símbolo Unq y se nombra Unnilcuadio. El símbolo de un átomo puede acompañarse de información complementaria, tal como se muestra:

número

másico X número de átomos

carga iónica

número atómico

Los isótopos de un átomo se distinguen añadiendo el número másico al nombre: 18 O se nombra oxígeno–18. Los isótopos del hidrógeno son los únicos que poseen un nombre especial: protio (hidrógeno–1), deuterio (hidrógeno–2) y tritio (hidrógeno–3), que puede usarse en sus respectivos compuestos. Para nombrar los compuestos de un elemento, se utiliza la raiz del nombre del átomo excepto para los casos señalados con † en la tabla 3.

Facultad de Farmacia. Universidad de Alcalá

Nomenclatura Inorgánica

3

5 Tipos de fórmula Fórmula empírica.La fórmula empírica se forma por la yuxtaposición de los símbolos atómicos conlos

apropiados subíndices para dar la expresión de la composición estequiométrica del compuesto en cuestión. Fórmula molecular. La fórmula molecular de un compuesto formado por moléculas discretas, es aquella que concuerda con la masa molecular relativa. Fórmula estructural. La fórmula estructural indica la secuencia y el ordenamiento espacial de los átomos en una molécula. El uso de la fórmula empírica o de la fórmula molecular se basa en los siguientes criterios:

• Para sustancias que no contienen moléculas discretas (redes iónicas, metálicas, polímeros, etc.) se emplea la fórmula empírica: NaCl, Cu

• Para las sustancias con moléculas de masa molecular relativa variable con la temperatura u otras condiciones se emplea la fórmula empírica (S en lugar de S 8 , P en lugar de P 4 ).

• Para las sustancias formadas por moléculas discretas se emplea la fórmula molecular: Cl 2 , Hg 2 Cl 2 .

6 Sustancias elementales

Son las sustancias formadas por un sólo elemento.

• Las sustancias de fórmula molecular definida se nombran añadiendo el prefijo numérico apropiado (tabla 4) al nombre del átomo.

Gases monoatómicos: Xe, Kr,…

xenon, criptón,…

 

H

hidrógeno atómico* o monohidrógeno

Gases

diatómicos:

Cl 2 , Br 2 , N 2

dicloro, dibromo, dinitrógeno,…

Sólidos discretos:

H 2

P 4

hidrógeno (molecular)* o dihidrógeno fósforo blanco* o tetrafósforo *Nombre vulgar.

• Las sustancias de fórmula molecular indefinida o infinita se nombran como el átomo.

Sólidos no discretos:

Zn x o Zn

cinc (metal).

7 Principales sistemas de nomenclatura inorgánica para sustancias compuestas

a) nomenclatura binaria (muy adecuada para sales y sustancias simples):

NaCl

cloruro de sodio

SiCl 4

tetracloruro de silicio

b) nomenclatura de coordinación (para compuestos formados por “coordinación” de ligandos en torno de un átomo central):

[Co(NO 2 ) 3 (NH 3 ) 3 ] SiCl 4

triaminotrinitrocobalto(III)

tetraclorosilicio

c) nomenclatura

sustitutiva. Procedente de la química orgánica, es muy adecuada paracompuestos

moleculares del hidrógeno con boro y con los elementos de los grupos 14 a 16. Para sus derivados, se toma como base el nombre sistemático del hidruro acabado en –ano (tabla 5).

CH 4

metano

CH 2 Cl 2 diclorometano (sustituidos 2H por 2Cl)

PH 3

fosfina o fosfano

PCl 3

triclorofosfano (sustituidos 3H por 3Cl)

SiH 4

silano

SiCl 4

tetraclorosilano (sustituidos 4H por 4Cl)

8 Nombres de los iones simples

Nombres de los aniones. El nombre de un anión se forma siguiendo las siguientes reglas:

a) para grupos homoatómicos, se añade a la raiz del nombre del átomo la terminación –uro y, si fuera necesario, se coloca un prefijo multiplicativo y se añade la carga iónica entre paréntesis.

4

Nomenclatura Inorgánica

Química General. Grupo B. Curso 1993/94

S

2

sulfuro

S 2 2

disulfuro(2–)

En la tabla 6 se incluyen algunos ejemplos, además de las excepciones a esta regla.

O 2 2

dióxido(2–) (nombre sistemático) o peróxido (nombre vulgar)

b) para grupos heteroatómicos, el nombre sistemático acaba en –ato (ver puntos 10 y 11.4.), aunque excepcionalmente acaba en -ito para en el nombre vulgar de algunos oxoaniones. La tabla 7 incluye los nombres de iones heteroatómicos que no acaban ni en -ato ni en -ito.

SO 4 2

sulfato

SO 3 2

sulfito

OH

hidróxido

Nombres de los cationes. El nombre de un catión se forma siguiendo las siguientes reglas:

a) El nombre de un catión formado por un sólo átomo es el mismo que el del átomo, añadiendo entre paréntesis después del nombre la carga apropiada con el signo más o el estado de oxidación.

Na +

ión sodio(1+) o ión sodio(I)*

Cr 3+

catión cromo(3+)

*La carga o el estado de oxidación se pueden omitir cuando no hay ambigüedad.

b) Los cationes de la tabla 8 tienen nombres que terminan en –onio. Se pueden considerar derivados de los hidruros neutros de la tabla 5 por adición de un H + .

NH 3

amoníaco

NH 4 +

amonio

c) Los cationes de la tabla 9 tienen nombres que terminan en –ilo. Su nombre procede del nombre vulgar de los oxoácidos correspondientes, tal como veremos más tarde.

d) El nombre de cationes menos simples se deduce de las reglas sistemáticas dadas en el punto 10.

9 Nomenclatura binaria Se aplica sobretodo a sustancias binarias, que son las formadas por dos clases de elementos, independientemente del número de átomos de cada clase: NaCl, N 2 O 4 , CaBr 2 . Fórmula. Primero se escribe el componente electropositivo seguido del componente electronegativo. El orden de electronegatividad, a efectos de nomenclatura, se da en la tabla 2.

NaCl

Ca 3 P 2

Fe 3 O 4

SiC

Nombre. El nombre se construye de la siguiente manera:

[Nombre del componente más electronegativo] de [Nombre del componente más electropositivo]

El nombre del componente más electronegativo es el que tendría si fuera un anión, mientras que el del componente más electropositivo es el que tendría si fuera un catión (ver punto 8). Proporciones. Las proporciones de los distintos átomos o grupos de átomos se indican en el nombre por alguno de los siguientes métodos:

a) Solamente para sustancias iónicas (elementos situados en los extremos de la tabla periódica):

Carga del catión entre paréntesis (sistema de Evans-Basset):

CaBr 2

bromuro de calcio(2+)

b) Preferentemente para sustancias muy polares (metal/no metal):

Estado de oxidación del componente más electropositivo entre paréntesis (sistema de Stock):

MnO 2

óxido de manganeso(IV)

c) Preferentemente para sustancias poco polares (no metal/no metal) Numerales griegos.

N 2 O 4

tetraóxido de dinitrógeno

Observaciones. • No usar nomenclaturas no sistemáticas del tipo –oso, –ico o anhídrido.

• Cuidado con peróxidos e hiperóxidos.

Na 2 O 2

peróxido de sodio

NaO 2

hiperóxido de sodio

• Binarios de hidrógeno: Notar la diferencia entre

HCl(gas)

cloruro de hidrógeno

Facultad de Farmacia. Universidad de Alcalá

Nomenclatura Inorgánica

5

HCl(acuoso) ácido clorhídrico o disolución acuosa de cloruro de hidrógeno

• Para los hidruros de los grupos 13-16, existen los nombres alternativos dados en la tabla 5.

Sustancias pseudobinarias. Son sustancias formadas por más de dos clases de elementos, pero que se pueden nombrar como sustancias binarias. El componente más electronegativo puede ser cualquiera de los de la tabla 7 y el componente más electronegativo puede ser cualquiera de los de las tablas 8, 9 y 10. Los grupos de las tablas 9 y 10 tiene nombres que terminan en –ilo, que proceden del nombre vulgar del oxoácido correspondiente (ver punto 10.4). Son agrupaciones que aparecen repetidamente en compuestos diferentes y que no siempre existen libres (el nombre radical se reserva para los que existen libres). La carga es la que tendrían si fueran iones, pero sólo los de la tabla 9 existen como tales iones.

NaNH 2 amiduro de sodio

NH 4 Cl cloruro de amonio

SOCl 2 cloruro de tionilo

10 Nomenclatura de coordinación Para sustancias menos simples se aplica la nomenclatura sistemática desarrollada inicialmente para compuestos de coordinación o complejos, aunque en ocasiones se conservan nombres no sistemáticos. La parte compleja de una sustancia puede ser catiónica, aniónica o neutra. Fórmula. La fórmula de la parte compleja se escribe siempre de la misma forma, independientemente de si es catiónica, aniónica o neutra:

[Átomo central(orden alfabético)|Ligandos aniónicos (orden alfabético)|Ligandos neutros (orden alfabético] Ejemplos:

[Fe(CN) 6 ] 3

[PtCl 4 (NH 3 ) 2 ]

[Al(OH)(H 2 O) 5 ] 2+

[PtBrCl(NO 2 )(NH 3 )] -

La parte compleja se escribe siempre entre corchetes. Los paréntesis, corchetes y llaves se usan en las fórmulas con las siguientes prioridades: [()], [{()}], [{{[()]}}],… La fórmula de algunos ligandos se puede representar mediante una abreviatura (tabla 11):

[Co(en) 3 ] 3+

en = etilenodiamina = NH 2 -CH 2 -CH 2 -NH 2

Nombre. a) Un complejo neutro se nombra de la siguiente forma [Nombres de los ligandos por orden alfabético|Nombre del átomo central (orden alfabético si varios)] El número de elementos de cada clase se indica como mono, di, tri, tetra,… en primera instancia y bis, tris, tetraquis (tetrakis),… cuando los anteriores ya hayan sido utilizados o haya posibilidad de error (tabla 4). Los ligandos no cambian su nombre con respecto a los grupos libres, excepto los de las tablas 12 (ligandos aniónicos) y 13 (ligandos neutros):

haluro

halo

óxido

oxo

El estado de oxidación del átomo central se indica por el sistema de Stock. Ejemplo:

[NiCl 2 (H 2 O) 4 ]

tetraaquodicloroniquel(II)

Los paréntesis, corchetes y llaves se usan en los nombres con las siguientes prioridades: {{{[()]}}}.

b) Un complejo catiónico se nombra de la misma forma que uno neutro. La carga se puede indicar tanto por el sistema de Stock en el que se indica el estado de oxidación del átomo central entre paréntesis, como por el sistema de Evans-Basset, en el que se indica la carga del ión. Por ejemplo:

[Co(NH 3 ) 6 ] 3+

hexaaminocobalto(III) o hexaaminocobalto(3+)

c) Un complejo aniónico se nombra de la misma forma que uno catiónico, pero añadiendo la terminación –ato a la raíz del nombre del átomo central. Por ejemplo:

[Fe(CN) 6 ] 3

hexacianoferrato(III) o hexacianoferrato(3–)

Sustancias iónicas. La fórmula de una sustancia iónica se escribe

6

Nomenclatura Inorgánica

Química General. Grupo B. Curso 1993/94

[Cationes (por orden alfabético, si hay varios)][Aniones(por orden alfabético, si hay varios)] Una sustancia iónica se nombra:

[Nombres de los aniones (orden alfabético)] de [Nombres de los cationes (orden alfabético)]. Si hay varios aniones o cationes, se nombran por orden alfabético, separándolos con un espacio.

Na 3 [Fe(CN) 6 ]

hexacianoferrato(III) de sodio

[Co(NH 3 ) 6 ]Cl 3

cloruro de hexaaminocobalto(III)

[Co(NH 3 ) 6 ][Fe(CN) 6 ] hexacianoferrato(III) de hexaaminocobalto(III)

[Co(NH 3 ) 6 ]ClSO 4

cloruro sulfato de hexaaminocobalto(III)

11 Estudio de compuestos por clases.

11.1 Ácidos binarios y pseudobinarios Se emplea la nomenclatura binaria (punto 9).

HCl

cloruro de hidrógeno

HCN

cianuro de hidrógeno

11.2 Ácidos derivados de aniones poliatómicos sin O ni S Se debe emplear exclusivamente la nomenclatura sistemática.

HAuCl 4

tetracloroaurato(1-) de hidrógeno

11.3 Oxoácidos Fórmula. La fórmula se escribe H a X b H c O d donde H a son hidrógenos ácidos, y H c son hidruros.

H HO P O OH
H
HO
P
O
OH

hidruro

hidrógeno ácido

PHO(OH) 2

H 2 PHO 3

ácido fosfónico

Nombre. Los nombres vulgares y la nomenclatura ácida (ver ejemplo) sólo deben emplearse para los

ácidos de la tabla 14. Los nombres vulgares no siguen una regla fija, por lo que es mejor aprendérselos. La tabla 15 recoge nombres vulgares que actualmente ya no son aceptados por la IUPAC pero que se usan todavía frecuentemente.

Nomenclatura H 2 SO 4

H 2 SO 3

Sistemática

tetraoxosulfato(VI) de hidrógeno

trioxosulfato(IV) de hidrógeno

Vulgar

ácido sulfúrico

ácido sulfuroso

Ácida

ácido tetraoxosulfúrico(VI)

ácido trioxosulfúrico(IV)

11.4 Derivados de los oxoácidos Por sustitución de O por O 2 , S, Se, Te, etc. o por sustitución parcial de OH por F, Cl, Br, etc. Se utiliza la nomenclatura sistemática de complejos de coordinación.

HSO 3 Cl

clorotrioxosulfato(VI) de hidrógeno

Es posible derivar el nombre del ácido a partir del nombre vulgar del oxoácido correspondiente anteponiendo el nombre del sustituyente, aunque ésto sólo está admitido para fósforo y arsénico.

H 3 PO 3 S

ácido tiofosfórico

trioxotiofosfato(V) de hidrógeno

Por sustitución total de OH por F, Cl, Br, etc a) En algunos casos, el compuesto resultante es uno de los descritos en compuestos pseudobinarios y que contienen grupos de la tabla 10, por lo que se puede emplear la nomenclatura allí expuesta. Alternativamente, se puede usar la nomenclatura sistemática de coordinación.

NO 2

F

Fluoruro de nitrilo

fluorodioxonitrógeno

UO 2

Cl 2

cloruro de uranilo(VI)

diclorodioxouranio(VI)

Puede observarse que el nombre de muchos de los grupos de la tabla 10 tiene su origen en el nombre vulgar del ácido correspondiente cambiando

–ico por –ilo

H 2 CO 3 ácido carbónico

CO carbonilo

Facultad de Farmacia. Universidad de Alcalá

Nomenclatura Inorgánica

7

–oso por –osilo

HNO 2

ácido nitroso

NO nitrosilo

b) Cuando el compuesto está basado en un metal de transición, se puede nombrar como un compuesto de coordinación (ver punto 10) o como una sal doble (ver punto 11.5).

MoCl 2

UCl 2

O 2

O 2

dicloruro dióxido de molibdeno(VI)

dicloruro dióxido de uranio(VI)

diclorodioxomolibdeno(VI)

diclorodioxouranio(VI)

Aniones procedentes de la total eliminación de los hidrógenos ácidos. El nombre del anión puede ser el sistemático (acabado siempre en –ato) o, si el ácido correspondiente tiene un nombre vulgar, el derivado de dicho nombre vulgar cambiando –ico por –ato y –oso por –ito.

NO 2

anión nitrito

anión dioxonitrato(III)

Aniones procedentes de la parcial eliminación de los hidrógenos ácidos. Se antepone el prefijo hidrogeno–, con el numeral correspondiente, delante del nombre del anión, considerando al hidrógeno como parte de éste.

HCO 3

anión hidrogenocarbonato

anión hidrogenotrioxocarbonato(IV)

11.5 Sales Una sal es un compuesto químico que consiste en una combinación de cationes y aniones (sin embargo,si el catión es un hidrógeno ácido, el compuesto se llama normalmente ácido). Sales simples. Cuando sólo hay presente una clase de catión y una clase de anión, se usa la nomenclatura para sustancias binarias.

NaCl

cloruro de sodio

Na 2 SO 4

sulfato de sodio

Sales ácidas. Son sales en las que hay además del hidrógeno ácido hay otro catión. El hidrógeno se considera en tales casos parte del anión y se señala con el prefijo hidrogeno–. Obsérvese que con fines de nomenclatura, los hidrógenos ácidos se consideran cationes cuando no hay otros cationes, pero parte del anión cuando hay otros cationes.

H

NaHSO 4 hidrogenotetraoxosulfato(VI) de sodio

2 SO 4

tetraoxosulfato(VI) de hidrógeno

H 2 S

NaHS hidrogenosulfuro de sodio

sulfuro de hidrógeno

Sales dobles, triples, etc. Se nombran como las sales simples, pero ordenando alfabéticamente los cationes o aniones. Aveces, el orden de cationes o aniones en la fórmula y el nombre puede ser diferente.

Ca 5 F(PO 4 ) 3 fluoruro tris(fosfato) de calcio

En las sales que contienen aniones óxido o hidróxido, éstos pueden nombrarse alternativamente colocando el prefijo oxi– o hidroxi–, respectivamente, delante del nombre del anión.

WCl 2 O 2

dicloruro dióxido de wolframio(VI)

dioxidicloruro de wolframio(VI)

MgCl(OH)

cloruro hidróxido de magnesio

hidroxicloruro de magnesio

11.6 Compuestos de coordinación (complejos) Para estos compuestos, se emplea únicamente la nomenclatura sistemática.

K[CrF 4 O]

tetrafluorooxocromato(V) de potasio

Na[B(NO 3 ) 4 ]

tetranitratoborato(III) de sodio

[CuCl 2 (NH 3 ) 2 ] bis(amino)diclorocobre(II)

[Pt(NH 3 ) 4 ][PtCl 4 ] tetracloroplatinato(II) de tetraaminoplatino(II)

[Zn(H 2 O) 6 ][SO 4 ] sulfato de hexaaquocinc(II)

8

Nomenclatura Inorgánica

Química General. Grupo B. Curso 1993/94

proporciones de cada especie de la forma que se muestra en el ejemplo siguiente:

FeSO 4 7H 2 O

sulfato de hierro(II)agua (1/7)

Las especies se citan en orden de número creciente (primero las menos numerosas), y, si aparecen en iguales números, por orden alfabético del primer símbolo de la fórmula. Sin embargo, el agua o los derivados del boro se colocan tradicionalmente al final.

Bibliografía

1 W. R. Peterson, “Formulación y nomenclatura de química inorgánica”, Edunsa, Barcelona, 5ª edición, 1983, 158 páginas, ISBN 84–85257–04–9.

2 IUPAC, “Nomenclature of inorganic chemistry”, Blacwell Scientific Publications, Oxford, 1990, 289 páginas, ISBN 0–632–02494–1.

3 B. P. Block, W. H. Powell, W. C. Fernelius, “Inorganic chemical nomenclature”, American Chemical Society, Washington, 1990, 210 páginas, ISBN 0–8412–1697–5.

4 Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, “Vocabulario Científico y Técnico”, Espasa Calpe, Madrid, 1990, 751 páginas, ISBN 84–239–5987–2.

TABLAS DE NOMENCLATURA INORGANICA

Tabla 1:

Numeración de las dieciocho columnas de una Tabla Periódica convencional en su forma larga.

1

2

 

3

4

 

5

 

6

 

7

 

8

 

9

 

10

   

11

   

12

 

13

 

14

 

15

16

 

17

18

IUPAC 1988

IA

IIA

IIIA

IVA

VA

VIA

VIIA

 

VIIIA

 

IB

IIB

IIIB

IVB

VB

VIB

VIIB

VIIIB

IUPAC 1970

IA

IIA

IIIB

IVB

VB

VIB

VIIB

VIIIB

IB

IIB

IIIA

IVA

VA

VIA

VIIA

VIIIA

Deming 1923

1

   

2

   

H

He

1

3

4

 

5

 

6

 

7

 

8

 

9

10

2

Li

Be

B

C

N

O

 

F

 

Ne

11

12

13

 

14

 

15

16

 

17

 

18

 

Na

Mg

Al

Si

P

 

S

Cl

Ar

3

19

20

21

22

 

23

 

24

 

25

 

26

 

27

 

28

   

29

   

30

 

31

 

32

 

33

34

 

35

 

36

 

K

Ca

Sc

Ti

V

Cr

Mn

Fe

Co

Ni

Cu

Zn

Ga

Ge

As

Se

Br

Kr

4

37

38

39

40

 

41

 

42

 

43

 

44

 

45

 

46

   

47

   

48

 

49

 

50

 

51

52

 

53

 

54

5

Rb

Sr

Y

Zr

Nb

Mo

Tc

Ru

Rh

Pd

Ag

Cd

In

Sn

Sb

Te

I

Xe

55

56

57-71

72

 

73

 

74

 

75

 

76

 

77

 

78

   

79

   

80

 

81

 

82

 

83

84

 

85

 

86

 

Cs

Ba

La-Lu

Hf

Ta

W

Re

Os

Ir

Pt

Au

Hg

Tl

Pb

Bi

Po

At

Rn

6

87

88

89-103

104

 

105

 

106

 

107

 

108

 

109

   

Fr

Ra

Ac-Lr

Db

Jl

Rf

Bh

Hn

Mt

7

 

57

 

58

59

   

60

61

 

62

 

63

   

64

   

65

   

66

 

67

68

 

69

 

70

 

71

   

La

Ce

Pr

Nd

Pm

Sm

Eu

Gd

Tb

Dy

Ho

Er

Tm

Yb

Lu

6

89

 

90

91

   

92

93

 

94

 

95

   

96

   

97

   

98

 

99

100

 

101

 

102

 

103

Ac Th Pa U Np Pu Am Cm Bk Cf Es Fm Md No Lr

Ac

Th

Pa

U

Np

Pu

Am

Cm

Bk

Cf

Es

Fm

Md

No

Lr

7

 

Elementos

Tabla 2: Orden de electronegatividad aplicado en nomenclatura inorgánica.

Electronegativos

H He Li Be B C N Ne Na Mg Al Si P Ar K
H
He
Li
Be
B
C
N
Ne
Na
Mg
Al
Si
P
Ar
K
Ca
Sc
Ti
V
Cr
Mn
Fe
Co
Ni
Cu
Zn
Ga
Ge
As
Kr
Rb
Sr
Y
Zr
Nb
Mo
Tc
Ru
Rh
Pd
Ag
Cd
In
Sn
Sb
Xe
Cs
Ba
La
Lu
Hf
Ta
W
Re
Os
Ir
Pt
Au
Hg
Tl
Pb
Bi
Rn
Fr
Ra
Ac
Lr
O F S Cl Se Br Te I Po At
O
F
S
Cl
Se
Br
Te
I
Po
At

Elementos

Electropositivos

Facultad de Farmacia. Universidad de Alcalá

Nomenclatura Inorgánica

9

Tabla 3:

Nombres, símbolos y números atómicos de los átomos [elementos]

 

Número

Nombre

Símbolo

atómico

Actinio

Ac

89

Aluminio

Al

13

Americio

Am

95

Antimonio (Stibium )

Sb

51

Argon

Ar

180

Arsénico

As

33

Astato

At

85

Azufre (Sulfur, Theion )

S

16

Bario

Ba

56

Berilio

Be

4

Berquelio

Bk

97

Bismuto

Bi

83

Bohrio

Bh

107

Boro

B

5

Bromo

Br

35

Cadmio

Cd

48

Calcio

Ca

20

Californio

Cf

98

Carbono

C

6

Cerio

Ce

58

Cesio

Cs

55

Cinc

Zn

30

Circonio

Zr

40

Cloro

Cl

17

Cobalto

Co

27

Cobre (Cuprum )

Cu

29

Criptón

Kr

36

Cromo

Cr

24

Curio

Cm

96

Disprosio

Dy

66

Dubnio

Db

104

Einstenio

Es

99

Erbio

Er

68

Escandio

Sc

21

Estaño (Stannum )

Sn

506

Estroncio

Sr

38

Europio

Eu

63

Fermio

Fm

100

Flúor

F

9

Fósforo

P

15

Francio

Fr

87

Gadolinio

Gd

64

Galio

Ga

31

Germanio

Ge

32

Hafnio

Hf

72

Hahnio

Hn

108

Helio

He

29

Hidrógeno*

H

1

Hierro (Ferrum )

Fe

26

Holmio

Ho

67

Indio

In

49

Iridio

Ir

77

Iterbio

Yb

70

Itrio

Y

39

Joliotio

Jl

105

Nombre

Lantano

Laurencio (Unniltrio) Litio Lutecio Magnesio Manganeso Meitnerio Mendelevio Mercurio Molibdeno Neodimio Neón Neptunio Niobio Níquel Nitrógeno Nobelio Oro (Aurum ) Osmio Oxígeno Paladio Plata (Argentum ) Platino Plomo (Plumbum ) Plutonio Polonio Potasio Praseodimio Promecio Protactinio Radio Radón

Renio

Rodio

Rubidio

Rutenio Rutherfordio Samario Selenio Silicio Sodio Talio Tántalo Tecnecio Teluro Terbio Titanio Torio Tulio Uranio Vanadio Wolframio (Tungsteno) Xenon Yodo (Iodo)

 

Número

Símbolo

atómico

La

57

Lr

103

Li

3

Lu

71

Mg

12

Mn

25

Mt

109

Md

101

Hg

80

Mo

42

Nd

60

Ne

10

Np

93

Nb

41

Ni

28

N

7

No

102

Au

79

Os

76

0

8

Pd

46

Ag

47

Pt

78

Pb

82

Pu

94

Po

84

K

19

Pr

59

Pm

61

Pa

91

Ra

88

Rn

86

Re

75

Rh

45

Rb

37

Ru

44

Rf

106

Sm

62

Se

34

Si

14

Na

11

Tl

81

Ta

73

Tc

43

Te

52

Tb

65

Ti

22

Th

90

Tm

69

U

92

V

23

W

74

Xe

54

I

53

* Los isótopos del hidrógeno 1 H, 2 H y 3 H se llaman protio, deuterio y tritio, respectivamente. Para deuterio y tritio, se pueden

usar los símbolos D y T, aunque son preferibles

La raiz para nombrar los compuestos de estos elementos procede del nombre latino indicado. De este nombre griego procede la raiz 'tio' para azufre. La raiz para nombrar los compuestos dobla la letra “r” inicial si se antepone un prefijo acabado en vocal.

2

H y

3

H.

10

Nomenclatura Inorgánica

Química General. Grupo B. Curso 1993/94

Tabla 4:

1

mono

2

di (bis)

3

tri (tris)

4

tetra (tetrakis)

5

penta (pentakis)

6

hexa (hexakis)

7

hepta (heptakis)

8

octa (octakis)

9

nona (nonakis)

10

deca (decakis)

Tabla 5:

BH 3

borano

CH 4

metano

SiH 4

 

silano

GeH 4

germano

SnH

4

estannano

PbH 4

 

plumbano

B

2 H 6

diborano

Si

2 H 6

disilano

Si

3 H 8

trisilano

Sn 2 H 6

diestannano

Prefijos numerales.

11

undeca

21

henicosa

60

hexaconta

12

dodeca

22

docosa

70

heptaconta

13

trideca

23

tricosa

80

octaconta

14

tetradeca

30

triaconta

90

nonaconta

15

pentadeca

31

hentriaconta

100

hecta

16

hexadeca

35

pentatriaconta

17

heptadeca

40

tetraconta

18

octadeca

48

octatetraconta

19

nonadeca

50

pentaconta

20

icosa

52

dopentaconta

agua* , ** sulfano selano telano polano

Nombres sistemáticos para compuestos binarios de hidrógeno (acabados en –ano).

NH 3

PH 3

AsH

SbH

BiH 3

3

3

2 H 4 2 H 2 2 H 4

N

N

P

As 2 H 4

azano, amoníaco* fosfano, fosfina* arsano, arsina* estibano, estibina* bismutano

diazano,

diazeno,

difosfano

diarsano

hidrazina*

diimida*

H 2 O H 2 S H 2 Se H 2 Te H 2 Po

H 2 S n H 2 S 5 H 2 Se 2 H 2 Te 2

polisulfano (n=2) pentasulfano diselano ditelano

* Nombres no sistemáticos.

** Nombre sistemático: oxidano.

Tabla 6:

Nombres de aniones monoatómicos y homoatómicos incluyendo las anomalías más importantes.

H

hidruro

1 H

proturo

2 H – , D deuteruro

F

Cl

Br

I

fluoruro

cloruro

bromuro

yoduro

triyoduro(1–)

I 3