Está en la página 1de 21

CRECIMIENTO INTEGRAL DE LA IGLESIA

(8 factores que desarrollan la capacidad de cosecha de las iglesias)

Dr. Erich W. Baumgartner


Instituto de Misión Mundial
Andrews University

1. La capacidad de cosecha de su iglesia

La iglesia de la cosecha
Después que Jesús resucitó de los muertos, se reunió con sus discípulos y les dijo: “Como
me envió el Padre, así también yo os envío” (Juan 20:21). Ser enviado significa participar
en una misión. La iglesia es misionera por naturaleza. La iglesia de Dios es la agencia
señalada para poner a la gente en contacto con la salvación de los hombres. Su misión es
traer sanidad a las naciones a través de Jesucristo. En este mundo despedazado por la guerra
anhelamos que esta misión se cumpla en forma más completa. Y recientemente se nos ha
recordado todo lo que queda por hacer.

Por esta razón, Jesús nos encomendó la tarea de ir y hacer discípulos entre todas las
naciones (Mateo 28:19, 20). Note usted que nuestra misión no es solamente predicar el
evangelio, sino también hacer discípulos. Esto significa atraer a las personas a una relación
de salvación con Cristo y a una relación responsable con una iglesia local viviente donde se
puedan desarrollar plenamente en su relación con él y lleguen a ser parte de su cuadrilla de
segadores.

Y eso es lo que es realmente la capacidad de cosecha: la capacidad de llegar hasta las


personas, de ayudarlas a desarrollarse como discípulos y convertirse en parte de esa
cuadrilla de segadores. Esa es la razón por la que Elena G. White dijo que “cada verdadero
discípulo nace en el reino de Dios como misionero” DTG 166). Nuestra misión no está
completa hasta que la persona ha entregado su vida a Cristo y se ha llegado a integrar a la
comunidad y misión de una iglesia.

¿Cuál es la capacidad de cosecha de sus iglesias?


¿Tienen la visión de la cosecha? Esta es una mala pregunta para dirigirla a una iglesia que
trabaja con entusiasmo. ¡Tiene la visión! Una vez que las iglesias tienen esa visión de la
cosecha, los dirigentes deben ayudar a las iglesias a ser específicas. ¿Qué debe hacerse para
alcanzar a la comunidad con el mensaje? La mayoría de las personas entran a la iglesia a
través de una conexión viviente con un miembro de iglesia que es amigo, vecino,
compañero de trabajo o familiar. La iglesia del Nuevo Testamento creció mayormente de
esa manera. En las nuevas comunidades debemos atender la exhortación a encontrar a ese
“hijo de paz” (Lucas 10:6) que frecuentemente se convierte en el eslabón clave en la cadena
de las relaciones (véase Hechos 16 y el comienzo de la iglesia de Filipos).

Otros pasos a tomar incluyen una mirada cuidadosa a la comunidad y la creación de un


modelo de ministerio con un propósito.
Observe su comunidad, analice y haga una lista del tipo de personas que la
componen y sus necesidades.

Observe la comunidad de su iglesia, analice sus puntos fuertes y sus


ministerios.

Piense ahora en formas de desarrollar una filosofía de ministerio que esté de


acuerdo con las necesidades actuales y anticipadas de la comunidad y los
recursos de servicio disponibles o potenciales.

PUNTO DE PARTIDA: Examine su situación particular.

Características de poblaciones
blanco y grupos de personas

Planes de acción
(Filosofía de ministerio)

Características de la iglesia
(cuadrilla de obreros), el pastor y
otros recursos

BLANCO: Seleccione combinaciones misioneras y de ministerio que sean viables, a


partir del campo total de alternativas.

Parte de esos planes locales son también las reuniones evangelísticas que promueven la
Asociación o Misión , Unión y la División. Todos estos planes y actividades son parte de
la capacidad de la iglesia para lograr la cosecha.

Desarrollo evolutivo de las personas


Pero a fin de que funcionen todos los buenos planes, es de suma importancia el paso
siguiente. Trate de imaginarse lo que le pasará a las personas una vez que entren a su
iglesia. Cómo se desarrollarán hasta convertirse en miembros completamente consagrados a
la iglesia de Cristo. Para ayudarlo a hacerlo, aplicaremos un modelo de desarrollo
evolutivo, que lo ayudará a visualizar los pasos en la jornada de una persona, desde su
contacto inicial con su iglesia, su crecimiento, hasta la integración completa dentro del
ministerio y misión de la iglesia.

Los pasos incluyen generalmente:

Formación de relaciones con no creyentes en la fase pre-evangelizadora


Asimilación
Evangelización
Bautismo y participación en el ministerio
Desarrollo en el liderazgo
Misión principal y equipos para plantar iglesias

Note usted que la asimilación ha tomado lugar intencionalmente antes de las actividades
formales de evangelización. Lo anterior asume que los miembros perciben su iglesia y
ministerio como algo para compartir con, e invitar a, antes que otros enfoques más formales
hacia la evangelización muevan a las personas a una decisión para unirse a la feligresía de
la iglesia.

La Escala Engel
Viggo Sogaard concibió primero un modelo útil de desarrollo evolutivo de la persona, con
ilustraciones del proceso de toma de decisiones por el que pasa cada una al hacerse
cristianas.

-10 Reconocimiento del “Dios Supremo”


-9 Conocimiento no efectivo del cristianismo
-8 Reconocimiento inicial de su necesidad
-7 Interés -aceptación del medio evangelizador (por ejemplo: folleto, amigo,
grupo pequeño, reuniones)
-6 Reconocimiento del evangelio
-5 Comprensión de las implicaciones
-4 Actitud positiva
-3 Reconocimiento del problema personal
-2 Desafío –decisión de actuar
-1 Arrepentirse –fe en Cristo

0 Ha nacido un nuevo discípulo

1 Evaluación posterior a la decisión


2 Bautismo e incorporación
Frutos personales
Crecimiento conceptual, descubrimiento de dones espirituales, crecimiento
social, mayordomía, uso de dones espirituales, testificación –reproducción,
etc.

Basado en James Engel: What’s Gone Wrong with the Harvest [En qué falló la cosecha]
(Zondervan).

Con frecuencia esperamos que la gente empiece en el paso -3 y se desplace rápidamente al


+2 y aún más allá. La vida es mucho más complicada que eso. Las etapas finales (no
numeradas) son aún menos secuenciales.
La iglesia que se mueve tras un propósito
Otra forma de visualizar el desarrollo evolutivo de personas que vienen al conocimiento de
Cristo y se convierten en miembros consagrados de una iglesia, es la ilustración en forma
de diamante del ministro bautista Rick Warren, de la Iglesia Comunitaria Saddleback, en
California.

Madurez
Para servir a Cristo 2 Para crecer en Cristo

Ministerio 3 1 Feligresía

Adoración

Para dar a conocer a Cristo Para conocer a Cristo


Misión

Evaluación de la capacidad de cosecha de su iglesia


¿Qué sucede si una iglesia es buena para mantener sus miembros, pero no tiene un buen
sistema de atraer nuevas personas? La capacidad de cosecha de esa iglesia se va de pique.
¿Qué sucede si la adoración de una iglesia se estanca y muere? Es posible que al principio
no suceda nada. La adoración no muere de la noche a la mañana. Pero eventualmente la
capacidad de la iglesia va a sufrir. Esa es la razón por la que Elena G. White habla mucho
acerca de la necesidad que tiene la iglesia de un reavivamiento y reforma. ¿Qué sucede
cuando una iglesia no puede retener a los miembros que ha ganado a través de la
evangelización y la obra misionera? Nuevamente, sufre la capacidad de cosecha de la
iglesia. La tragedia es que cada pecador que deja la iglesia porque ésta no está lista, es una
persona que se pierde para el cielo, y el cielo llora.

Por eso es tan importante para los dirigentes saber cómo evaluar la capacidad de cosecha de
las iglesias y cómo mejorarla. Las investigaciones muestran que en muchos casos algo se
puede hacer para mejorar la capacidad de cosecha de una iglesia, si la iglesia está dispuesta
a “ir al médico”. Funciona casi de la misma manera que una consulta médica. El médico
diagnostica y luego prescribe una cura o medicina. Cada paciente necesita una prescripción
diferente. Una de las falacias en la iglesia ha sido frecuentemente que se puede prescribir
un remedio para todas las enfermedades. Infortunadamente eso no trabaja muy bien.

Un instrumento que se ha desarrollado recientemente para diagnosticar la salud de una


iglesia, es una encuesta relativamente breve que proporciona un perfil de la salud actual de
la iglesia.
Encuesta sobre desarrollo natural de la iglesia (NCD) [DNI]
Fue creado por dos investigadores alemanes, Schwarz y Schalk, en la década de los
noventa, basados en una encuesta masiva sobre crecimiento de la iglesia aplicada a 1,000
iglesias en todo el mundo. Encontraron que aparte de las obvias diferencias de estilo,
denominación, herencia cultural y persuasión teológica, había ocho áreas de importancia
que caracterizaban a todas las iglesias. Pero aún más importante, encontraron que tanto las
iglesias florecientes como aquellas en declinación, en todo el mundo, diferían
significativamente en relación con el nivel de calidad en esas ocho áreas. Obviamente, las
iglesias no crecen solamente por esos ocho factores. Pero juntamente con nuestros propios
informes en cuanto a la feligresía ASD, la encuesta NCD provee una forma importante de
evaluar la salud de nuestra iglesia. Los autores de la encuesta han desarrollado también
métodos estratégicos para mejorar el más débil de los niveles de salud de una iglesia, el así
llamado factor mínimo.

Las ocho características básicas de una iglesia saludable, son:


• Liderazgo capacitador
• Ministerios según dones
• Espiritualidad contagiosa
• Estructuras funcionales
• Culto inspirador
• Células integrales ( Grupos Pequeños)
• Evangelismo según las necesidades
• Relaciones afectivas

2. Cómo desarrollar la capacidad de cosecha de su iglesia


La capacidad de cosecha depende de la salud de la iglesia. Se pueden describir algunas de
las dimensiones básicas de la salud de la iglesia como ocho características cualitativas:

CUADRO GENERAL
Liderazgo capacitador.
Dirigentes que ayudan a sus miembros a crecer hasta convertirse en consagrados seguidores
de Cristo y los capacitan para hacer su parte en cumplir la voluntad de Dios para su iglesia.

Ministerio según los dones


Miembros que reconocen los dones que Dios les ha dado y los desarrollan y
usan en diferentes ministerios de manera que la iglesia “crece y se edifica a sí
misma en amor”.

Espiritualidad contagiosa
Una conexión vital con Dios (personal y corporativa) que lleva a la
iglesia a la expectativa de que Dios actuará en forma poderosa cuando
cooperamos con él.

Estructuras funcionales
Estructuras de organización, sistemas, formas de trabajar, preferencias y
patrones de pensamiento que ayudan a la iglesia a cumplir sus propósitos
como tal.

Culto inspirador
Una experiencia compartida de la presencia de Dios entre su pueblo, que da
como resultado momentos de gozosa exaltación y momentos de quieta
reverencia y reflexión.

Células integrales (grupos pequeños)


Grupos de personas que usan sus dones espirituales personales para servirse
unos a otros y para servir a la comunidad y levantar dirigentes que apoyen el
crecimiento de la iglesia.

Evangelización según las necesidades


El cultivo de relaciones intencionales con personas todavía no creyentes, a
través de diferentes ministerios y relaciones auténticas, de manera que
puedan llegar a ser seguidores devotos de Cristo, que participan activamente
en la vida de la iglesia y de la comunidad.

Relaciones afectivas
Demostración práctica del amor que da como resultado la edificación de una
auténtica comunidad cristiana que es también atractiva para los de fuera.

PRINCIPIOS DE CRECIMIENTO

Estas cualidades se desarrollan mejor al utilizarse principios importantes que podemos


observar en el crecimiento de toda criatura viviente en la naturaleza (principios bióticos).

Interdependencia
La integración sistémica de los ocho factores de crecimiento, a fin de
incrementar la capacidad de cosecha de la iglesia. No puede prescindirse de
ninguno de los ocho.

Multiplicación
El potencial de todos los organismos vivientes para dar fruto y reproducirse a sí
mismos para lograr una cosecha aún mayor. Las iglesias saludables se reproducen en
discípulos e iglesias.

Transformación de energía
La conversión de obstáculos y resistencia (energía negativa) en escalones
para el cumplimiento del propósito divino.

Efectos múltiples
El uso sabio de los recursos para crear patrones de ministerio que se sostienen
a sí mismos y se reproducen infinitamente.

Simbiosis
Fomento de las relaciones que son mutuamente benéficas y complementarias
en la vida y ministerio de la iglesia.

Funcionalidad
La necesidad de evaluar todas las partes de la vida y ministerio de la iglesia,
de acuerdo a su contribución en el cumplimiento de los propósitos de la
iglesia de hacer más y mejores discípulos.

Adaptabilidad
La integración del mensaje y ministerio de la iglesia a los patrones culturales de
pensamiento, estilo de vida y comportamiento de la gente, pero manteniendo la
fe y la integridad del evangelio de Cristo.

Mientras que la salud de la iglesia puede ser evaluada por una encuesta diseñada
profesionalmente, los dirigentes pueden usar también las ocho características básicas como
guía para evaluar informalmente y mejorar la salud total de las iglesias en un distrito.
Existen ocho áreas básicas que necesitan atención constante para mantener saludable a una
iglesia o mejorar su capacidad de cosecha.

Liderazgo capacitador
¿Qué es? Un pastor y un equipo de dirigentes con la capacidad dada por
Dios de ejercer su influencia sobre una iglesia para que tenga la
visión de cumplir los propósitos de Dios en su comunidad local y
en el mundo. Se hace a través de una cuidadosa selección,
capacitación y lanzamiento de los miembros a un ministerio
apropiado que contribuya a la realización de la visión.

Pregunta clave ¿Enfoca su atención el equipo de dirigentes de la iglesia en ayudar


a las personas a comprender la visión misionera de la iglesia y las
motiva y capacita para que trabajen en pro de esa visión?

Posibles problemas Pérdida de control


Mala comprensión de las bases del liderazgo
Formas culturales de ejercer liderazgo
Ejemplos bíblicos Jetro, Pablo y Timoteo, Jesús y los apóstoles
2 Timoteo 2:2: “… esto encarga también a los hombres fieles que
sean idóneos para enseñar también a otros”.

Efesios 4:12: “… para la obra del ministerio”.

Espíritu de profecía “La mejor ayuda que los ministros le pueden dar a los miembros
de nuestras iglesias no es sermonearlos, sino planificar el trabajo
que harán. Dele a cada uno algo que hacer por los demás. Ayude
a todos a ver que como receptores de la gracia de Cristo, tienen
la obligación de trabajar por él. Y enséñenles a todos a trabajar.
Especialmente aquellos que son nuevos en la fe deben ser
instruidos para que se conviertan en obreros que trabajen en
conjunto con Dios”. (Testimonios para la iglesia [en inglés], tomo
6, p. 49).

Preguntas de
evaluación ¿Toman tiempo los dirigentes para ser habilitados por Dios?

¿Conocen los dirigentes sus propios dones y prioridades?

¿Encuentran personas en las actividades misioneras cuyos dones y


prioridades no corresponden a su tarea?

¿Invierten tiempo habilitando a dirigentes y miembros clave para


las actividades misioneras y otros ministerios?

¿Cuenta la iglesia con una declaración clara de su visión y


misión? ¿Cómo se le comunica a los miembros?

¿Cuenta la iglesia con un buen ambiente para capacitar a las


personas para el ministerio y para identificar intencionalmente y
reclutar dirigentes potenciales?

¿Se reúne el pastor por lo menos una vez al trimestre con los
dirigentes de varias áreas de ministerio?

Recursos Malphurs, Aubrey. Advanced Strategic Planning. [Planificación


estratégica avanzada]. Maker Books, 1999.
Maxwell, John. Developing the Leaders Around You [Desarrollo
de los dirigentes que le rodean]. Thomas Nelson, 1991.
Ministerio según los dones
¿Qué es? El ministerio según los dones se basa en la convicción de que el
Espíritu Santo le ha dado a cada cristiano dones y talentos. A
través de estos dones, Dios mismo determina en forma soberana
qué miembros deben asumir cuál ministerio. La responsabilidad
primordial de un dirigente es, por lo tanto, ayudar a la gente a
descubrir esos dones y a integrarlos dentro de ministerios
apropiados para la edificación del reino de Dios.

Pregunta clave ¿Están las tareas de la iglesia distribuidas de acuerdo con los
dones de sus miembros?

Posibles problemas Falta de comprensión de los dones

Preferencia por ciertos dones, descuidando otros

Falta de correspondencia entre el don y el ministerio

Proceso anual de nombramientos ASD

Referencias bíblicas 1 Pedro 4:10: “Cada uno según el don que ha recibido,
adminístrelo a los otros, como buenos dispensadores de las
diferentes gracias de Dios”.

Otros textos: Romanos 12; 1 Corintios 12:14; 1 Pedro 4:8-11.

Espíritu de profecía “[En la iglesia primitiva] se exhortaba a cada uno de los miembros
a que desempeñase bien su cometido, empleando útilmente los
talentos que se le hubiesen confiado”. Hechos de los apóstoles, pág.
75.

“Largo tiempo ha esperado Dios que el espíritu de servicio se


posesione de la iglesia entera, de suerte que cada miembro
trabaje por él según su capacidad”. (Hechos de los apóstoles, p.
91).

Véase también HE 75, SC 318, 9T, OE496, PV 263.

Aspectos de
evaluación Por lo menos el 75% de quienes asisten al servicio de adoración
han descubierto sus dones espirituales.

Por lo menos el 75% de aquellos miembros que han descubierto sus


dones espirituales participan en un ministerio de acuerdo a dichos
dones.
¿Está consciente la directiva de la iglesia, de los dones espirituales de
sus miembros?

Se alienta a la gente a dejar responsabilidades que no corresponden a


sus dones.

Tenemos descripciones escritas de trabajo para la mayoría de las


responsabilidades actuales y futuras.

Tenemos personas en la iglesia cuya responsabilidad principal


consiste en coordinar los dones con las tareas de la iglesia
(consejeros en cuanto a dones).

Recursos Wagner, C. Peter. Your Spiritual Gift Can Help Your Church Grow
[Sus dones espirituales pueden ayudar a su iglesia a crecer].
Ventura, CA: Regal, 1979.

Espiritualidad contagiosa
¿Qué es? La consistente, entusiasta y diaria consagración de fe viviente que
brota de un contacto íntimo con Cristo.

Pregunta clave ¿Se caracteriza la vida espiritual de los creyentes por una
experiencia de ferviente oración, entusiasmo, gozo y la expectativa
de que Dios actuará en forma poderosa?
Posibles
problemas Terminología inusual (Elena G. White habla de un espíritu
ardiente).

Temor a lo carismático.

Confundir espiritualidad con religiosidad.

Espiritualidad privada que no se preocupa por los perdidos.

Referencias
bíblicas Marcos 12:30: “Amarás, pues, al Señor tu Dios de todo tu corazón, y
de toda tu alma, y de toda tu mente, y de todas tus fuerzas”.

Mateo 9:35-38: (La compasión de Jesús por la gente a su


alrededor).

Otros textos: Juan 4:24; Romanos 12:11, 12; Efesios 6:10-20.


Espíritu de profecía “¿Quién posee nuestro corazón? ¿Con quién están nuestros
pensamientos? ¿De quién nos gusta hablar? ¿Para quién son
nuestros más ardientes afectos y nuestras mejores energías? Si
somos de Cristo, nuestros pensamientos están con él y le
dedicamos nuestras más gratas reflexiones. Le hemos entregado
todo lo que tenemos y somos. Anhelamos ser semejantes a él,
tener su espíritu, hacer su voluntad y agradarle en todo”. El
camino a Cristo, p. 58.

Véase también 7T 16, 5T 717, 2T 445, 5T 520.

Aspectos de
evaluación El pastor y los dirigentes de nuestra iglesia han diseñado un plan
acerca de cómo intensificar su vida espiritual personal.

Los dirigentes pasan días en ayuno, oración y escuchando la voz de


Dios.

Durante el sermón, se ilustra frecuentemente la importancia de la


oración, a través de ejemplos prácticos.

Se anima frecuentemente a los miembros de la iglesia a contar sus


experiencias personales durante el culto de adoración y en grupos
pequeños.

Nuestro equipo directivo se reúne regularmente a orar.

Hemos desarrollado en forma regular un ministerio de oración.

Hemos identificado a los miembros con el don de la oración y


creado posibilidades en que puedan ser empleados los miembros
con este don.

Nuestro equipo de oración recibe regularmente peticiones de


oración de la iglesia.

Hemos identificado a los miembros con el don de pastorear.

Hemos ayudado a los miembros que tienen el don de pastorear a


encontrar responsabilidades apropiadas en la iglesia.

Hemos iniciado un equipo de oración que ora por el pastor.

Los pastores y el equipo de dirigentes han preparado blancos de fe


para nuestra iglesia.
La importancia de la Biblia en nuestra vida diaria se explica e
ilustra frecuentemente en sermones o grupos pequeños.

Recursos Wagner, C. Peter. Prayer Shield [Escudo de oración]. Ventura,


CA: Regal Books, 1992.

Estructuras funcionales
¿Qué son? Los sistemas y estructuras de organización, las reglas escritas y
tácitas, las preferencias, los patrones de pensamiento, tradiciones y
reglamentos que le permiten a la iglesia cumplir con su mandato, que
es el de hacer más y mejores discípulos.

Pregunta clave Los diferentes programas y ministerios, los hábitos de la


organización, tradiciones y preferencias de la iglesia, ¿la están
ayudando, o inhibiendo para que sea una iglesia efectiva y cumpla
su propósito?

Referencias
bíblicas Hechos 15:28: “Que ha parecido bien al Espíritu Santo, y a
nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas
necesarias”.

Hechos 6: diáconos; Hechos 13: nuevo equipo misionero creado


para llegar a nuevas personas.

Espíritu de profecía “Satanás trabaja constantemente para que el servicio de Dios


degenere en rutina tediosa y pierda el poder para salvar las
almas. Mientras que la energía, seriedad y eficiencia de los
obreros se anula por los esfuerzos para hacer todo tan
sistemático, la labor agotadora que deben hacer nuestros
ministros para mantener en movimiento esta complicada
maquinaria requiere tanto tiempo, que se descuida la labor
espiritual. Y con tantas cosas en marcha, esta labor requiere de
tan gran cantidad de recursos que otras ramas de la obra se
marchitarán y morirán por falta de atención”. Testimonios para
la Iglesia (en inglés), tomo 4, p. 602.

Véase también: HA 262, FE 253, EV 331.


Aspectos de
evaluación Hemos evaluado en forma crítica todos los programas de la
iglesia a fin de entender su contribución a la misión de la misma y
su potencial para su multiplicación.

Hemos descubierto áreas fuertes sobre las que podemos edificar y


áreas débiles que necesitan ser corregidas.

Hemos desarrollado una declaración de misión y planes de


acción.

Todos los dirigentes de la iglesia trabajan en conjunto con un


aprendiz de dirigente.

Cada dirigente es responsable ante, y trabaja bajo, un supervisor o


instructor.

Hemos ayudado a nuestros miembros a descubrir sus dones


espirituales.

Se habla con frecuencia en nuestra iglesia del significado


espiritual de las dimensiones de organización de la misma.

Hemos hecho un plan total del desarrollo de la iglesia.

Proveemos instrucción permanente para quienes trabajan en un


ministerio que se basa en sus necesidades verdaderas.

Hemos desarrollado una tabla de organización que revela


claramente la estructura y áreas de responsabilidad dentro de la
iglesia.

Recursos McIntosch, Gary. One Size Doesn’t Fit All [Una sola talla no
sirve para todos]. Revell, 1999.
Schaller, Lyle E. Strategies for Change [Estrategias de cambio].
Abingdon: 1993.

Culto inspirador
¿Qué es? Un auténtico encuentro corporativo con el Dios viviente, y que se
percibe como una experiencia inspiradora. No se llega a él a
través del enfoque de un estilo particular de ministerio, sino a
través de la experiencia compartida de la presencia de Dios.
Pregunta clave ¿Guía el culto de adoración a las personas a una experiencia
compartida de la majestuosa presencia de Dios?

Posibles problemas Mala comprensión de lo que es adoración.

Trasplante no meditado de modelos y formatos inapropiados.

Preservación de programas monótonos y predecibles.

Referencias
bíblicas Salmos 122:1: “Yo me alegré con los que me decían: A la casa de
Jehová iremos”.

Otros textos: Salmos 150; 1 Tes. 5:16-19; Apocalipsis 4 y 5; 14:7;


1:5, 6; Efesios 5:19, 20; Éxodo 15.

Espíritu de profecía La religión práctica debe tener un lugar en cada discurso. ST, 16
de marzo de 1882. “Una piedad ardiente y activa debe
caracterizar a los adoradores”. Testimonios selectos, tomo 4, p.
146.

Todos deben trabajar hasta el máximo de su habilidad para


fortalecer la obra de la iglesia y hacer las reuniones tan llenas de
vida que los de afuera se sientan atraídos e interesados. 6T 85.

Véase también: PE 114, RH oct. 10, 1882, OE 174, 5T 609, 9T


143.

Aspectos de
evaluación Hemos examinado cuán bien nuestro estilo de adoración encaja en
nuestra iglesia, con nuestros visitantes regulares y con las
necesidades espirituales de aquellos que tratamos de alcanzar.
Hemos iniciado cambios donde ha sido necesario.

Hemos identificado a aquellos miembros que tienen dones que


pueden ser usados para preparar nuestros servicios de adoración.

Hemos desarrollado un plan para involucrar regularmente a más


voluntarios en el culto de adoración.

Hemos formado un equipo de adoración que regularmente


desarrolla y evalúa nuestros cultos de adoración.

Contamos con miembros con el don de la oración que oran


específicamente por nuestros servicios de la iglesia. Reciben
apropiada información de parte de nuestro equipo de adoración.
Cada parte del servicio ha sido evaluado (cantos, sermón, orden
de acomodo en los asientos, anuncios, etc.) para ver si se han
diseñado en forma creativa y emanan una atmósfera espiritual
positiva.

Recursos Arn, Charles. How to Start a New Church Service [Cómo iniciar
un nuevo servicio en la iglesia]. Baker, 1997.
Mittelberg, Mark. Building a Contagious Church [Construcción
de una iglesia contagiosa]. Zondervan, 2000.
Morgenthaler, Sally. Worship Evangelism [Evangelismo de
adoración]. Zondervan, 1999.
Webber, Robert E. Worship Is a Verb [Adoración es un verbo].
Waco, TX: Word Books, 1985.
Schaller, Lyle E. Strategies for Change [Estrategias de cambio].
Abingdon: 1993.

Células integrales
¿Qué son? Pequeñas comunidades de 8 a 12 personas en donde la gente
encuentra apoyo, seguridad y la oportunidad de compartir con
otros experiencias personales. Estas células atienden necesidades
individuales, a la vez que fomentan el crecimiento personal y la
obra misionera a favor de los que no pertenecen a la iglesia.
Levantan también nuevos dirigentes que facilitan la
multiplicación de pequeñas comunidades saludables.

Pregunta clave ¿Tiene esta iglesia una variedad de grupos que atienden las
necesidades de los miembros y de la comunidad?

Posibles problemas Dirigentes de grupo o de células mal preparados.

Fragmentación en grupos.

Apoyo indeciso e irregular por parte de la organización.

Referencias
bíblicas Hechos 2:42-47: “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles,
y en la comunión, y en el partimiento del pan, y en las oraciones”.

Otros textos en el Nuevo Testamento: Filemón 2.


Espíritu de profecía “La formación de pequeños grupos como base del esfuerzo
cristiano me ha sido presentada por uno que no puede errar…
Deben mantener su lazo de unión intacto, luchando juntos en
amor y unidad, animándose unos a otros a seguir adelante, cada
uno tomando valor y fuerza de la ayuda de los demás”.
Testimonios para la Iglesia (en inglés), tomo 7, pp. 21, 22.

Véase también: MM 301, SC 92.

Aspectos de
evaluación Se predica regularmente acerca de la importancia de los pequeños
grupos.

Los dirigentes de las células o grupos pequeños reciben instrucción


apropiada.

Por lo menos mensualmente hay una reunión de instrucción y para


compartir sus experiencias, de todos los dirigentes de los grupos.

Cada dirigente de grupo o célula ha reclutado a un aprendiz.

Se les ha enseñado a los dirigentes de grupo o célula a dirigir los


grupos para que se multipliquen.

Los dirigentes de grupo o célula tienen un instructor que se reúne con


ellos por lo menos una vez al trimestre para evaluar su ministerio y
planificar los pasos siguientes.

Actualmente hay más grupos o células, que hace seis meses.

Los dirigentes de grupo o célula reciben información acerca de


recursos sobre liderazgo.

Hemos verificado si los dirigentes poseen los dones apropiados para


su ministerio.

Los dirigentes de la iglesia están de acuerdo en que los grupos o


células con 12 o más participantes están listos para multiplicarse.

Recursos Burrill, Russell. The Revolutionized Church of the 21st.. Hart, 1997.
Cerna, Miguel A. The Power of Small Groups [El poder de los
grupos pequeños]. Publicadora El Camino, 1991.
Cox, David. Think Big. Think Small Groups [Piense en grande.
Piense en grupos pequeños]. S. England Conf. 1998.
George, Carl F. Prepare Your Church for the Future [Prepare a su
iglesia para el futuro]. Baker, 1996.
George, Carl y Warren Bird. Nine Keys to Effective Small Group
Leadership [Nueve claves para un efectivo liderazgo de grupos
pequeños]. Mansfield, PA: Kingdom Publ., 1997.
Hurston, Karen. Growing the World’s Largest Church [Para
desarrollar la iglesia más grande del mundo]. Chrism, 1994.
Neighbour, Ralph W. The Shepherd’s Guidebook: A Leader’s Guide
for the Cell Group Church [Guía del pastor: Una guía para el
dirigente de la iglesia de células o grupos]. Houston, TX: TOUCH
Publications, 1989.

Evangelismo según las necesidades


¿Qué es? Una testificación intencional que crea relaciones auténticas con
personas que todavía no son de la iglesia, al ser esta testificación
relevante para sus preguntas y necesidades. La evangelización es
entendida aquí no sólo como una acción, sino como una relación que
le permite a las personas desarrollarse plenamente en devotos
seguidores de Cristo.

Pregunta clave ¿Tienen como punto de partida los métodos de evangelismo de esta
iglesia, las necesidades de las personas a quien se trata de
evangelizar?

Posibles problemas Confundir las campañas con el plan total de Dios para el evangelismo

Descuidar el don de evangelismo

Proyección de dones

Descuido del “brazo derecho” del mensaje

Referencias
bíblicas 1 Cor. 9:22: “Me he hecho a los flacos flaco, por ganar a los flacos; a
todos me he hecho todo, para que de todo punto salve a algunos”.

Evangelismo: Hechos 1:8 (tarea para todos); Efe. 4:11 (don para
algunos).

Véase también Marcos 5:19; 1 Pedro 2:9, 10.

Espíritu de profecía “Sólo el método de Cristo será el que dará éxito para llegar a la
gente. El Salvador trataba con los hombres como quien deseaba
hacerles bien. Les mostraba simpatía, atendía a sus necesidades y se
ganaba su confianza. Entonces les decía: “Seguidme”. El ministerio
de curación, p. 102.

“Cada verdadero discípulo nace en el reino de Dios como misionero”. El Deseado


de todas las gentes, p. 166.

Véase también: SC 118, CH 501, HA 90.

Aspectos de
evaluación Nuestra iglesia cuenta con un director de evangelismo y obra
misionera.

Por lo menos el 60% de nuestros grupos pequeños han llevado a cabo


entrenamiento sobre evangelismo según los dones.

Hemos identificado el diez por ciento que tiene el don de


evangelismo. Éstos han encontrado ministerios donde pueden usar
sus dones.

Nuestros “evangelistas” están apoyados regularmente por


compañeros de oración.

Sabemos los nombres de nuestra “iglesia potencial”.

Hay miembros en nuestra iglesia que piensan constantemente en


nuevas y creativas formas de evangelización.

Tenemos un plan sobre cómo ayudar a integrar a cada nuevo creyente


en la iglesia.

Recursos Baumgartner, Erich. Passaport to Mission [Pasaporte para la


misión]. Institute of World Mission, 1999.
Kendrick, Graham. Prayerwalking [Caminata de oración]. Lake
Mary, FL: Creation House, 1993.
McIntosch, Gary y Glen Martin. Finding Them, Keeping Them
[Hallándolos y conservándolos]. Nashville, TN: Broadman Press,
1992.
Hunter, George III. How to Reach Secular People [Cómo alcanzar
gente secular]. Nashville, TN: Abingdon, 1992. Véase también:
Church for the Unchurched [Iglesia para los que no son de una
iglesia]. Nashville, TN: Abingdon, 1996.
Sahlin, Monte. Sharing Our Faith with Friends Without Losing
Either [Cómo compartir la fe con los amigos sin perder ambos].
Hagerstown, MD: Review and Herald, 1990.
Relaciones afectivas

¿Qué son? Una demostración práctica de una auténtica comunidad cristiana que
se revela en su cuidado y preocupación por los demás. Se traduce en
un alto “puntaje de amor” que es atractivo no solamente para los
miembros, sino también para personas fuera de la iglesia.

Pregunta clave ¿Reflejan auténticamente las relaciones en esta iglesia, amor, perdón,
transparencia, compasión, compañerismo, poder sanador y risas?

Posibles problemas Darle importancia sólo de palabra a la comunidad.

Referencias
bíblicas 1 Pedro 4:8: “Y sobre todo, tened entre vosotros ferviente amor,
porque el amor cubrirá multitud de pecados”.

Véase también Marcos, Juan 13:35; 1 Tes. 4:9, 1 Juan 3:11, 1 Juan 4:7, 8.

Espíritu de profecía “La religión de Cristo ablanda cuanto haya de duro y brusco en el
genio, y suaviza lo tosco y violento de los modales. Hace amables las
palabras y atrayente el porte. Aprendamos de Cristo a combinar un
alto sentido de la pureza e integridad con una disposición alegre. Un
cristiano bondadoso y cortés es el argumento más poderoso que se
pueda presentar en favor del cristianismo”. Obreros evangélicos, p.
128.

Véase también: HA 212, 213, DG 765.

Aspectos de
evaluación Se predican regularmente sermones sobre la importancia del amor en
la vida de la iglesia.

Enseñamos cómo se puede aprender el amor en la iglesia.

Hemos nombrado un director para el área de “relaciones afectivas”.

Hemos creado espacio durante el servicio de adoración para que la


gente dé a conocer cómo ha experimentado el afecto a través de
otros.

Hemos creado oportunidades cuyo blanco es hacer más profundas las


relaciones personales.

Prestamos cuidadosa atención a no abrumar tanto a nuestro personal


y voluntarios, a fin de que tengan tiempo de cultivar relaciones.
Hemos desarrollado estrategias para expresarles amor práctico a
quienes no son parte de nuestra iglesia.
Los dirigentes de nuestra iglesia son conocidos por alabar y alentar
siempre a los demás.

Animamos a los miembros a servir en la comunidad que nos rodea.

Los que trabajan en la iglesia reciben instrucción sobre cómo manejar


los conflictos en forma constructiva.

Recursos Smalley, Gary y Trent, John. The blessing [La bendición]. Nashville,
TN: Thomas Nelson, 1986.
Bilezikian, Gilbert. Community, 101. Reclaiming the Local Church
as Community of Oneness [Comunidad 101. Restituyendo a la iglesia
local a su condición de comunidad unidad]. Zondervan, 1997.
Augsburger, David. Caring enough to Confront [Importarle lo
suficiente como para confrontar]. Regal Books, 1981.

Materiales en relación con Desarrollo natural de la Iglesia


Disponibles en más de 20 idiomas y usados más y más ampliamente en las iglesias
adventistas de todo el mundo. Bob Folkenberg acaba de terminar una tesis doctoral creando
una versión adventista de implementación de la guía de implementación NCD.

Folkenberg, Robert, Health for the Harvest: Four Exhilerating Steps to Total
Congregational Health [Salud para la cosecha: cuatro pasos estimulantes para la salud total
de la congregación]. Berrien Springs, MI: NADEI, 2001.
Schwarz, Christian. The ABC’s of Natural Church Development [El ABC de
desarrollo natural de la iglesia]. Church Smart Resources, 1997.
Schwarz, Christian. Natural Church Development [Las 8 características básicas de una
iglesia saludable]. Church Smart Resources, 1996.
Schwarz, Christian y Christoph Schalk. Implementation Guide to Natural Church
Development [Guía de implementación de desarrollo natural de la iglesia]. Church
Smart Resources, 1998.

Propósito de la encuesta:
Evaluar la salud total de la iglesia al crear un perfil con ocho marcas.

Identificar la marca menor, el factor mínimo. Esta es la más débil de las ocho
características o cualidades medidas por la encuesta y que necesita atención
urgente. Funciona como una “grieta” por la que escapan preciosos recursos.

Crear el impulso climático para apoyar el proceso de transformación total.


Pasos después de la encuesta:
Llenar la Encuesta NCD (NADEI ha creado oficialmente una versión ASD
aprobada por Christian Schwarz y su representante en los Estados Unidos.
NADEI sirve también como centro de información para futuras investigaciones
ASD sobre asuntos NCD).

Determinar el factor mínimo.

Discutir los resultados con su instructor NCD.

Crear una comisión especial para estudiar este factor mínimo y determinar los
pasos prácticos que habrán de mejorar esta área de ministerio en la iglesia. Un
marco de tres a seis meses es el mejor para el efecto.

Nota: Al trabajar con este factor mínimo fijando blancos y poniendo en ejecución planes
para mejorar la marca, se crea un impulso climático a corto plazo (3 a 6
meses). Después de 6 a 12 meses, una nueva encuesta podría ayudar a mostrar
el progreso. Con frecuencia al trabajarse en un factor, se producirá un
impacto positivo en otros factores de salud, de manera que se incremente la
capacidad total de cosecha de la iglesia.

Uso de la encuesta como dirigente de la asociación


Si la iglesia muestra una marca promedio de 65, busque la ayuda de un
consultor que lo pueda entrenar e indicarle recursos en áreas específicas de
mejoramiento.

Si la iglesia obtuvo una marca promedio entre 30-65, necesita una visión más
clara de su misión y debe reenfocar sus objetivos y actividades.

Si la iglesia obtuvo una marca promedio más abajo de 30, necesita ayuda
externa. Su enfermedad necesita tal vez una intervención especial e intenso
apoyo externo para sobrevivir.

Las marcas promedio por debajo de 10-20 indican una situación problemática
que requiere tal vez un nuevo comienzo de la congregación, en consulta con la
asociación.

También podría gustarte