P. 1
Lucas 12 35-40 El Siervo Vigilante

Lucas 12 35-40 El Siervo Vigilante

|Views: 5.517|Likes:
Publicado porIvan Yañez

More info:

Published by: Ivan Yañez on Sep 23, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/17/2015

pdf

text

original

El siervo infiel - www.mirad.cl contacto@mirad.

cl

Lucas 12 35-40 El siervo vigilante Luc 12:35 Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas; Ceñidos vuestros lomos aparece 3 veces en la Biblia: La primera vez aparece en Éxo 12:11 Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová. La Segunda vez en este versículo de Lucas. La tercera vez aparece en Efe 6:14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia. En el versículo de Éxodo, vemos lo que Dios quiere para nosotros (cuando no tenemos a Cristo en nuestra vida), quiere librarnos, nos recuerda lo que pasará cuando creamos en él, nos librará de la muerte, de juicio y de la condenación por la desobediencia (La plaga de la muerte de los primogénitos, debían comer la pascua y pintar el dintel de la casa con sangre de un corderito perfecto, sin mancha). Luego en Lucas vemos como Dios nos manda a que ahora estemos ceñidos, ahora estemos preparados, ahora estemos en una disposición de esperar a Cristo. En esta sección lo que realmente quiere decir es que sean de aquella clase de persona que nunca necesita que se le diga que se los ciña o que estén las lámparas encendidas, pues siempre vivirá en esta condición. En Efesios se nos dice como debe ser nuestra actitud cuando ya somos creyentes, que no debemos estar ociosos, que no debemos estar perezosos ni desprevenidos sino que debemos estar atentos, listos para partir cuando se toque la final trompeta. Según lo que nos dice Mat 6:22 La lámpara del cuerpo es el ojo. Una lámpara que está apagada mientras estamos lejos de Dios, ¿Cómo podemos darle brillo a nuestros ojos? Sal 27:1 Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Ya no debemos tener miedo a la oscuridad porque Dios ha traído la luz al mundo, la luz del evangelio, un destello en medio de la oscuridad que nos da vida, que nos da salvación, que nos da la vista para ver en donde estamos metidos y a donde debemos estar. Las lámparas encendidas nos dejar ver en la oscuridad, nos muestra la necesidad de luz en este mundo que está en tinieblas, estar con lámparas encendidas también nos hace pensar en estar velando, estar esperando a alguien que puede llegar en cualquier momento. Nuestro Salvador puede llegar en cualquier instante, ¿estamos listos? Estemos preparados tanto para la acción como en nuestra visibilidad, no podemos estar solo mirando o solo vestidos apropiadamente, necesitamos estar completamente listos y preparados. Luc 12:36 y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas, para que cuando llegue y llame, le abran en seguida. El ser sirvientes bueno es lo que Dios espera de nosotros, el estar a la espera de su Señor, estar aguardando su llegada para que no nos encuentre de ociosos o en acciones indebidas. El ejemplo más hermoso que podemos tener es cuando se nos dice en la Biblia que la Iglesia debe esperar como esposa ataviada a su esposo, debe espera lo vestida, arreglada, lista para su encuentro. ¿Qué sucede si cuando llegue mi Señor me encuentra en una fiesta o me encuentra robando o me encuentra gastando mi tiempo viendo el futbol o cometiendo un pecado? ¿Qué explicación daremos? Recordemos a Lot, un creyente que no daba frutos, que no estaba preparado, que no estaba velando, sino que se había dejado llevar por el mundo y convivía con el mundo y era parte del mundo y aun cuando Dios le hablaba no entendía la importancia de sus palabras, estaba muy adormecido con sus acciones mundanas. ¿Y qué es el mundo? Todo lo que nos rodea, en donde convivimos y que nos aleja la mirada de Dios y que nos quita el amor de Dios. Luc 12:37 Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles. Qué gran privilegio que siendo un buen siervo, fiel, constante, preparado, que vela por la llegada de su Señor, se le encuentre en sus labores atento a la llegada. El Señor se ceñirá, el Señor se arreglará para servirnos, para atendernos, Por: Iván Pablo Yáñez Fica ivanipyf@gmail.com

Página 1

El siervo infiel - www.mirad.cl contacto@mirad.cl para recompensarnos por nuestra acción. Y así es cuando Jesucristo venga por segunda vez, un mensaje de esperanza, de bienaventuranza, de bendiciones para los creyentes fieles, siervos constantes que esperan a su Señor. Nuestro deseo es que usted sea como aquel siervo fiel, que le puede recompensar en vez de castigar por sus acciones. Un ejemplo de un siervo fiel, que obedecía a Dios y que fue enaltecido, es José, que siendo solo un esclavo, una persona vendida por sus hermanos, llego a ser segundo después del faraón y si Dios puede hacer eso en la tierra, ¿Qué más en el cielo? Luc 12:38 Y aunque venga a la segunda vigilia, y aunque venga a la tercera vigilia, si los hallare así, bienaventurados son aquellos siervos. Los judíos dividían la noche en 3 vigilias: Primera vigilia, desde la puesta del sol hasta aproximadamente las 10 de la noche. Segunda vigilia desde las 10 PM hasta las 2 PM. Y la tercera vigilia desde las 2 PM hasta la salida del sol. Los romanos dividían la noche en 4 vigilias. Primera de 6 PM hasta las 9 PM Segunda de 9 PM hasta la medianoche. Tercera desde la medianoche hasta las 3 AM. Y la cuarta vigilia desde las 3 AM hasta las 6 AM. Cuántas veces hemos escuchado las blasfemias de que Dios no vendrá, de que Dios se ha demorado demasiado, de que Dios no nos escucha y no existe. Ciertamente Dios es paciente y no queriendo que nadie perezca aun los deja estar en el tiempo de la gracias, y así nosotros estando en la tierra podamos predicar la buenas nuevas de salvación, podamos dar las buenas noticias de la Gracia del Señor Jesús. Dios nos habla de muchas maneras en estos tiempos y en antiguos tiempos, no sabemos ni el día ni la hora en que Dios vendrá, pero si sabemos que está muy cercano y no podemos dejar pasar este día sin preocuparnos de nuestro estados espiritual. Dios nos ama, Dios nos da el tiempo, pero Dios también debe hacer justicia por los pecados cometidos contra Dios. Todo tiene su tiempo, y para nosotros en este mundo queda muy poco. Luc 12:39 Pero sabed esto, que si supiese el padre de familia a qué hora el ladrón había de venir, velaría ciertamente, y no dejaría minar su casa. ¿Cómo sería nuestro andar en el mundo si supiéramos cuando Cristo va a volver? De seguro, en una vida de pecado, de maldad, esperando hasta el último instante para pedir perdón y que Dios nos perdone. Pero no sería una conversión de corazón sino que una decisión fría y calculada, con un sentido de interés por su beneficio sin importar la Santa voluntad de Dios para nosotros. Lo que Dios quiere para nosotros es que andemos en un camino de justicia, de verdad, de santidad, alejado del pecado y cercano a sus caminos. Dios nos quiere como nuevas criaturas que se perfeccionan día a día para buscar la perfección en Dios. Luc 12:40 Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá. El Padre le está hablando en esta noche, por medio del Espíritu Santo y de las Escrituras para que usted pueda aceptar el sacrificio realizado por el Mesías esperado, no despreciemos aquella salvación tan grande, sino que seamos ejemplo para los demás y seamos luz en estas tinieblas y estemos trabajando y listos para partir a estar con Cristo por toda la eternidad. Dios nos ama y quiere premiarnos y no castigarnos, ¿Cuál es su decisión?

Por: Iván Pablo Yáñez Fica ivanipyf@gmail.com

Página 2

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->