P. 1
Ácidos nucleicos

Ácidos nucleicos

4.75

|Views: 26.055|Likes:
Publicado porbiologoroger

More info:

Published by: biologoroger on Oct 09, 2007
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/10/2013

pdf

text

original

INSTITUCIÓN EDUCATIVA PRIVADA “SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO”

Ácidos nucleicos De acuerdo a la composición química, los ácidos nucleicos se clasifican en ácido desoxirribonucleico (ADN) que se encuentra en el núcleo celular y algunos organelos, y en ácido ribonucleico (ARN) que actúa en el citoplasma. El conocimiento de la estructura de los ácidos nucleicos permitió la elucidación del código genético, la determinación del mecanismo y control de la síntesis de las proteínas y el mecanismo de transmisión de la información genética de la célula madre a las células hijas. A las unidades químicas que se unen para formar los ácidos nucleicos se les denominan nucleótidos y al polímero se le denomina polinucleótido o ácido nucleico. Los nucleótidos están formados por una base nitrogenada, un grupo fosfato y un azúcar; ribosa en caso de ARN y desoxirribosa en el caso de ADN. Las bases nitrogenadas son las que contienen la información genética y los azúcares y los fosfatos tienen una función estructural formando el esqueleto del polinucleótido. En el caso del ADN las bases son dos purinas y dos pirimidinas. Las purinas son A (Adenina) y G (Guanina). Las pirimidinas son T (Timina) y C (Citosina).

Los nucleótidos se unen para formar el polinucleótido por uniones fosfodiester entre el carbono 5' de un nucleótido y el carbono 3' del siguiente.

Enlace Fosfodiester en los Ácidos Nucleicos. El ADN está formado por dos cadenas muy largas de polinucleótidos unidas entre sí por puentes de hidrógeno específicos entre las bases de las dos cadenas. La base de una cadena que se une por los puentes de hidrógeno con la base de la otra cadena se dice que forman un par de bases. A se parea con T y G con C.

En el caso del ARN también son cuatro bases, dos purinas y dos pirimidinas. Las purinas son A y G y las pirimidinas son C y U (Uracilo).

Las bases se unen al carbono 1' del azúcar y el fosfato en el carbón 5' para formar el nucleótido.

Las dos cadenas se encuentran arregladas en una estructura helicoidal alrededor de un eje común por lo que recibe el nombre de doble hélice.

Las bases se encuentran acomodadas hacia el eje de la doble hélice, mientras que el azúcar y los fosfatos se encuentran orientados hacia el exterior de la molécula. Ácido ribonucleico (ARN) El ARN es un filamento de una sola cadena, no forma doble hélice. El filamento de ARN se puede enrollar sobre sí mismo mediante la formación de pares de bases en algunas secciones de la molécula. En el ARN (al igual que en el ADN) hay cuatro bases nitrogenadas: adenina, guanina derivados de la purina - citosina, y uracilo (en lugar de la timina del ADN) - derivados de la pirimidina - abreviadamente A, C, G y U. El ARN se diferencia químicamente del ADN por dos cosas: la molécula de azúcar del ARN contiene un átomo de oxígeno que falta en el ADN. Hay tres tipos de ARN:

Con estas bases, Watson y Crick propusieron el mecanismo de duplicación del ADN por medio del cual, las dos células hijas provenientes de una división celular contienen copias idénticas del ADN presente en la célula que se dividió. A la duplicación del ADN se le conoce con el nombre de replicación. El modelo de duplicación del ADN se dice que es semi-conservado, porque la mitad del ADN de un cromosoma, una cadena completa, proviene de la célula paterna y la otra mitad, la otra cadena, se sintetiza durante el proceso de replicación. Al proceso de copiado de la información genética contenida en el ADN cromosomal durante la síntesis del ARN m se le llama transcripción. Al proceso de lectura, en el ribosoma, de la información transportada por ARN m, durante la síntesis de proteína, se le conoce como traducción. La porción de ADN que contiene la información para codificar una proteína determinada se le da el nombre de gen y normalmente recibe el mismo nombre de la proteína que codifica, usando casi siempre, una abreviación de tres letras. El lenguaje utilizado para describir el proceso de dirección de la síntesis de proteínas por los genes del cromosoma refleja la interpretación de que se trata de un flujo de información. Cromosomas Desde el punto de vista de su composición los cromosomas están formados de DNA y proteínas, donde principalmente con las proteínas básicas llamadas histonas en una estructura llamada nucleosoma la cual es la unidad fundamental de "empaquetamiento" del ADN eucariótico la misma que en forma conjunta forma la llamada fibra de cromatina. Esta cromatina se encuentra de manera desenrrollada cuando la célula se encuentra en interfase, razón por la cual los cromosomas no están visibles; pero al momento del comienzo de la profase de la división celular esta fibra va sufriendo un superenrrollamiento que va progresivamente estructurando las dos cromátidas que forman un cromosoma mitótico metafásico. Gen Un gen es la unidad básica de herencia de los seres vivos. Desde el punto de vista molecular, un gen es una secuencia lineal de nucleótidos en la molécula de ADN (o ARN en el caso de algunos virus), que contiene la información necesaria para la síntesis de una macromolécula con función celular específica. La mayoría de los genes codifican proteínas, responsables de la mayor parte de las propiedades de un organismo. Actualmente se sabe que algunos genes codifican más de un polipéptido y que una proteína puede ser codificada por el conjunto de diferentes genes. ADN mitocondrial (ADNmt)

 

El ARN ribosómico (ARN r) que es el más abundante de las tres clases correspondiendo al 50% del total de ARN, se encuentra en los ribosomas celulares. El ARN de transferencia (ARN t) posee entre 73 y 90 nucleótidos, representa el 45% del total de ARN, su función es llevar aminoácidos a los ribosomas para incorporarlos a las proteínas. El ARN mensajero (ARN m), que posee en promedio 1000 o 1500 nucleótidos, corresponde aproximadamente al 5% del total de ARN, lleva una copia del código genético obtenida a partir de la secuencia de bases del ADN celular. Esta copia especifica la secuencia de aminoácidos de las proteínas.

Información genética La estructura de la doble hélice para el ADN fue originalmente propuesta por Watson y Crick en 1953, postulando que la secuencia en la cual se encuentran las bases a lo largo de la molécula de ADN es lo que contiene la información genética.

El ADN mitocondrial es el material genético de las mitocondrias, los orgánulos que generan energía para la célula, se reproducen por sí mismos semi-autonómicamente cuando la célula eucariota que ellos ocupan se divide. Este ADN, al igual que los ADN bacterianos, es una molécula bicatenaria, circular, cerrada, sin extremos. En los seres humanos tiene un tamaño de 16569 pares de bases. Cada mitocondria contiene entre 2 y 10 copias de la molécula de ADN. El número de genes en el ADN mitocondrial es de 37, frente a los 20000 - 25000 genes del ADN cromosómico nuclear humano. Cuando un espermatozoide fecunda un óvulo se desprende de su cola y de todo su material celular, excepto del núcleo que contiene toda la información hereditaria (ADN nuclear). Esto significa que también se desprende de las mitocondrias, con lo cual en el desarrollo del cigoto sólo intervendrán las mitocondrias contenidas en el óvulo. De ahí que todas las mitocondrias, y su ADN mitocondrial en concreto, se hereden únicamente por vía materna. Otra característica importante del ADN mitocondrial es que no se recombina. Ello implica que los únicos cambios que haya podido haber en el ADN mitocondrial se deben exclusivamente a mutaciones a lo largo de multitud de generaciones. Los cálculos estadísticos que se han realizado informan que, en los mamíferos y en concreto en el hombre, cada 10000 años aproximadamente surge una mutación en una de las bases del ADN mitocondrial (esto no es del todo cierto, aunque sí lo es para el fragmento que más mutaciones sufre, que consta de unos 500 pares de bases). Es decir, la diferencia entre una mujer que hubiera nacido hace 40.000 años y un descendiente directo por vía materna que viviera en la actualidad sería por término medio de 4 bases. De hecho, un estudio realizado en los ADN mitocondriales de los europeos asegura que todos los europeos provienen de siete mujeres, las siete hijas de Eva. La más antigua habría vivido hace 45.000 años y la más moderna hace unos 15.000 años. La Eva mitocondrial, la antepasada común más moderna de todos las seres humanos que hay en el mundo, se remontaría de este modo a unos 150.000 años. Eva mitocondrial habría sido una mujer africana, que según la teoría genetista, correspondería en la evolución humana al ancestro femenino que poseía las mitocondrias del cual descienden todas los mitocondrias de la población humana actual. Por ello, Eva mitocondrial correspondería a un único antepasado femenino de la que diverge toda la población actual de Homo sapiens (seres humanos); la cual vivió hace unos doscientos mil años, y cuyos descendientes se habrían extendido por todo el planeta desde hace unos ciento cincuenta mil años. Una comparación del ADN mitocondrial de distintas razas y regiones sugiere que todas las

secuencias de este ADN tienen envoltura molecular en una secuencia ancestral común. Asumiendo que este se obtiene sólo de la madre, estos hallazgos implicarían que todos los humanos vivos descienden en última instancia de una mujer, posiblemente una mujer prehumana. A esta mujer la llaman Eva mitocondrial y es el antepasado común a todos los seres humanos si seguimos la línea de las madres de cada persona, en el árbol genealógico de toda la humanidad. Basándose en la técnica de Reloj molecular, los investigadores creen que Eva vivió aproximadamente hace 150.000 años o como máximo 200.000 años. Esto sirve de sustento a la teoría que afirma que el ser humano (Homo sapiens) evolucionó en África hace unos 450.000 años aproximadamente. La ingeniería genética y sus aplicaciones La ingeniería genética es una técnica que manipula los genes. Puede alterar o introducir genes en el genoma de un ser vivo que carece de ellos. Las finalidades pueden ser diversas: en las plantas se intenta crear variedades mas resistentes al clima, plagas, con mayor poder nutritivo, de mayor tamaño, etc., en los animales se obtienen variedades ganaderas de mayor rendimiento, de más rápido crecimiento; en la especie humana se intentan curar determinadas enfermedades genéticas; es la llamada terapia génica; también se obtienen sustancias útiles para el hombre producidas por bacterias que se utilizan como fábricas de producción, una vez introducidos en ellas determinados genes; así se han obtenido la insulina, la hormona de crecimiento, el factor VIII de la coagulación sanguínea, algunos tipos de vacunas, etc. también se pretende utilizar a los microorganismos modificados genéticamente para que degraden determinados contaminantes como metales y plásticos. Todo comenzó cuando a principios de la década de los setenta del siglo XX, Paul Berg descubrió las enzimas de restricción. Actúan como auténticos bisturís genéticos que son capaces de cortar el ADN en puntos concretos y así separar los segmentos de ADN que interesan. De esta forma surgió la tecnología del ADN recombinante; se llama así al formado al intercalar un segmento de ADN extraño en un ADN receptor. En la actualidad se puede aislar un gen determinado mediante las enzimas de restricción, el ADN pasajero, y mediante un vector adecuado, introducirlo en bacterias. Estas al reproducirse, van aumentando el número de copias de ese gen. Este proceso de amplificación se denomina clonación del ADN. El vector puede ser un plásmido bacteriano o un virus. Los plásmidos son pequeños ADN circulares de doble hélice que se encuentran en el citoplasma de una bacteria. Son como microcromosomas que se multiplican autonómicamente. Portan determinados genes y en ellos se pueden

introducir genes pasajeros para que las bacterias los expresen. Además hay plásmidos que pueden introducir genes en células eucariotas. Los organismos eucarióticos (no bacterianos) desarrollados a partir de una célula en la que se han introducido genes extraños se denominan organismos transgénicos. La introducción de genes en células eucariotas es más difícil que en bacterias. Se conocen técnicas alternativas como son la microinyección (introducción de ADN mediante una microaguja y un micromanipulador) y el uso de una pistola que dispara microbalas de metal recubiertas de ADN. En las plantas se suele utilizar como vector un plásmido de una bacteria parásita que provoca tumores. La clonación El 23 de febrero de 1997 se produjo la clonación de la oveja Dolly. Era una oveja de seis meses que había sido clonada a partir de una célula tomada del tejido de la ubre de una oveja. La palabra clonación ha sido utilizada para describir el proceso mediante el cual una célula, o un grupo de células, de un organismo individual se utiliza para obtener un organismo completamente nuevo que es un clon del original. El individuo clonado es genéticamente idéntico a la célula u organismo ancestral del que se obtuvo, así como a cualquier otro clon obtenido del mismo ancestro. Los organismos que se reproducen asexualmente practican este proceso de clonación. Tal es el caso, por ejemplo, de las bacterias. La clonación en plantas es mucho más fácil que en animales. En estos, las células adultas tienen una capacidad de desarrollo muy restringida y ya está muy diferenciada. Por eso, el principal problema para clonar animales a partir de células adultas es reprogramar su material genético, es decir desdiferenciarlas, hacerlas embrionarias genéticamente hablando. Los científicos transplantan a un óvulo al que previamente se le ha extraído su núcleo, el núcleo de la célula adulta a clonar. Primero se hizo con ranas y luego con ratones, pero con un bajo porcentaje de éxito. El óvulo no fecundado está lleno de proteínas señalizadoras que quizá confundan al ADN del núcleo transplantado con el del espermatozoide y lo reprogramen. El hecho de que la célula donante se paralice en un estado G0, de hibernación, que se consigue proporcionándola escasez de nutrientes, facilita la acción de estas proteínas señalizadoras. De esta forma nació la oveja Dolly: a partir de la fusión de un óvulo no fecundado, libre de núcleo con una célula donante obtenida de la glándula mamaria de una oveja de seis años.

Genoma Humano Un consorcio internacional, formado por científicos de seis países, ha descifrado la secuencia completa del genoma humano (99,99%), o 'libro de la vida', dos años antes de lo previsto. Justo cuando se cumplen 50 años del descubrimiento de la estructura en hélice del Acido Desoxirribonucleico (ADN), 1953 - 2003. En el 2000, un equipo internacional anunció los primeros pasos para el desciframiento de los más de 30.000 genes que componen el ser humano. La finalización de esta secuencia de genes es esencial para el desarrollo de investigaciones en todo el mundo para conseguir avances médicos. El genoma humano es el material genético característico de la especie humana. En las células y en estado haploide se compone de 3.000 millones de bases presentes en los 23 cromosomas del núcleo celular, más las 16.569 bases del genoma mitocondrial presente en las mitocondrias. No obstante, para apreciar la verdadera magnitud del genoma humano se debe considerar también la variación presente en los 5.000 millones de miembros de la especie humana cuyo genoma difiere aproximadamente un 0,1-0,01% entre cada 2 individuos. El proyecto genoma ha supuesto un extraordinario desarrollo metodológico y la determinación de la secuencia de la mayoría de bases del genoma. La determinación de la

secuencia requirió, en una primera fase, la construcción de mapas genéticos y de mapas físicos con una resolución creciente, hasta llegar a genotecas ordenadas en forma de cóntigos. Los cóntigos son colecciones de clones que se solapan unos a otros y que cubren la mayor parte del genoma.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->