Adolescencia para Sigmund Freud

no dedica algún capítulo en sí a hablar específicamente de ella. de alguna u otra manera el concepto de adolescencia.‡ En la obra de Freud está presente. . podemos encontrar a lo largo de su obra que se refiere a la adolescencia . ‡ Si bien.

‡ Lo que lo lleva a plantear un caso de una chica de 18 años cuya familia mostraba antecedentes patológicos. en las páginas 112 y 113. . no exagera en interpretar signos en los síntomas. a propósito del apartado de Epicricis. explicita que aunque parezca.‡ Es así que en el Tomo II. en la nota al pie 46.

‡ La muchacha mostraba una histeria donde se manifestaban dos síntomas diferentes: Un tironeo y comezón en la parte inferior del rostro. ‡ Freud indaga acerca de sus síntomas y descubre que desde que le vinieron las reglas y durante años había padecido de Cephalea Adolescentium. . por lo que abandonó sus estudios. lo que le impidió actividades normales. además de un estiramiento convulsivo de los dedos de los pies.

‡ Su infructuosa y pueril actividad la llevó a un estallido de desesperación.‡ Su prognatismo la mortificó y dio en la idea de corregirlo ejercitándose durante 15 minutos extendiendo hacia abajo el labio superior sobre los dientes salidos. así que hizo calzarse por los zapatos más estrechos. ‡ Decía sentirse desdichada por falta de belleza y con pies muy grandes. Su padre nopermitió esta acción. haciéndola usar calzado cómodo. .

jugaba con sus dedos del pie al interior del zapato.‡ Cansada de la disposición de su padre. .

donde una histeria que tenga por fundamento traumas sexuales. una violencia traumática al abrirse para la joven vírgen o esposa el entendimiento de la vida sexual. uno halla impresiones de la época presexual no habiendo producido efectos sobre la niña. más tarde. en el mismo apartado de Epicrisis dice a propósito del caso de Katharina.‡ En las páginas 148 y 149 del mismo tomo. . como recuerdos.

de perturbación psquíquica. aprovechada con harta frecuencia.‡ La escisión de grupos psíquicos es por así decir. y de que los adolescentes no posean un conocimiento sexual con frecuencia mucho mayor del que se sospecharía en ellos y del que ellos mismos se atribuyen. y bien se comprende que su recepción del yo proporcione una ocasión. un proceso normal en el desarrollo de los adolescentes. . conciente. Además. en este lugar manifestaría la duda de que la escisión de la conciencia por ignorancia se puede diferenciar realmente de la producida por desautorización.

Freud nos hace mención de algo que denomina angustia de conciencia moral.‡ En el mismo Tomo. pero páginas adelante (221). . de las representaciones morales y el recuerdo de acciones propias o aun sólo de pensamientos que son inconciliables con las primeras. donde hay un conflicto entre los complejos firmes. inculcados.

que esta angustia surge de representaciones y sensaciones sexuales: la masturbación en adolescentes de sensibilidad moral. . la conciencia de la inclinación hacia un hombre extraño en señoras de severas costumbres.‡ Dice pues.

plenos de intereses intelectuales. antes de contraer la enfermedad. a menudo es notable la energía de su voluntad. . dotados.‡ Siguiendo en el Tomo II. en la página 250 Freud habla de cómo en los núcleos familiares histéricos en algún momento los integrantes se inclinarán a buscar esa predisposición más en una demasía que en un defecto. Donde los adolescentes que luego se volverán histéricos son las más de las veces. vivaces.

la estupidez. . Por cierto que no poseen con más abundancia que otras personas la capacidad para el juicio prudente. Pero es raro hallar entre ellos una inercia mental estulta y simple.‡ Entre ellos se cuentan aquellas muchachas que se levantan de noche para cultivar en secreto algún estudio que sus padres les han denegado por miedo al esfuerzo excesivo.

hablando Freud de ataques convulsivos con etiología puramente física sin intervención de lo psíquico. dice que vemos tantos adolescentes excitables sí. pero sanos. y que sólo contrajeron una histeria durante el desarrollo puberal. que no podemos menos que preguntarnos si este ceso no crea la predisposición allí donde ella no preexistía.‡ Para la página 253 del mismo tomo. ‡ De esto. .

en esa propiedad del sistema nervioso.‡ Donde además de el acrecentamiento del quantum de excitación. la maduración genésica afecta al sistema nervioso en su totalidad aumentando dondequiera la excitabilidad y rebajando las resistencias. ‡ En la observación de adolescentes no histéricos Freud se permitió lícito creer que aquella maduración produce la predisposición histérica en la medida en que ésta última consista justamente. .

Freud menciona en un ensayo sobre la neurosis de angustia menciona que un primer encuentro con el problema sexual puede provocar en niñas adolescentes una neurosis de angustia que de manera casi típica se combinan con una histeria. en la nota 10 de la página 167.‡ Pasando al Tomo III. .

propone que la ocasión a raíz de la cual estalla esa angustia virginal no corresponde precisamente al primer encuentro con la sexualidad. sino que en esas personas le precedió una vivencia sexual pasiva en la infancia. cuyo recuerdo fue despertado a raíz del primer encuentro. .‡ Más adelante. como suele hacer Freud.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful