Está en la página 1de 119

Foro

La prostitución a debate

Documentación

La prostitución a debate 1
La prostitución a debate 2
Índice
Derechos laborales para las trabajadoras del sexo......................................................................... 5
Feminismo y prostitución .................................................................................................................... 11
Aspectos penales de la prostitución en España .............................................................................13
Políticas estatales en relación a la prostitución.............................................................................17
De prostitutas a trabajadoras del sexo ............................................................................................ 19
Propuestas de regulación y actuación .............................................................................................23
La emigración en la industria del sexo ............................................................................................27
El ejercicio voluntario de la prostitución entre adultos............................................................. 33
El debate sobre la prostitución ..........................................................................................................35
El Tribunal de la UE avaló en 2001 la prostitución como “actividad económica”..........................................................................................................................35
Sin cerrar los ojos, dando derechos..............................................................................................................................................................................................................................................35
El Gobierno rechaza que la Generalitat regule la prostitución por ser una práctica degradante......................................................................................37
Hetaira ante la posición del gobierno frente a la propuesta de regulación de la Generalitat.................................................................................................40
El Supremo dice que la prostitución no implica condiciones laborales indignas...............................................................................................................................40
Quién teme a las prostitutas..............................................................................................................................................................................................................................................................41
Manifiesto abolicionistas frente a la propuesta de la Generalitat..................................................................................................................................................................42
Manifiesto contra la explotación sexual de las mujeres...........................................................................................................................................................................................44
Por los derechos de las personas trabajadoras del sexo............................................................................................................................................................................................45
Madrid: cortes de tráfico y redadas policiales..................................................................................................................................................................................................................46
Comunicado sobre anuncios de contacto sexuales pagados en la prensa escrita ..............................................................................................................................47
Libros ........................................................................................................................................................ 49
Nosotras, las putas.....................................................................................................................................................................................................................................................................................49
El malestar de la sexualidad. Significados, mitos y sexualidades modernas.........................................................................................................................................49
El sexo no es un acto natural y otros ensayos....................................................................................................................................................................................................................49
El prisma de la prostitución...............................................................................................................................................................................................................................................................50
Retrato de intensos colores.................................................................................................................................................................................................................................................................50
La prostitución: el espejo oscuro....................................................................................................................................................................................................................................................50
La prostitución a debate. Por los derechos de las prostitutas.............................................................................................................................................................................51
Pasos (in)visibles de la prostitución...........................................................................................................................................................................................................................................51
Lucha contra la T. S. H. (Presentación) ..........................................................................................55
Una mirada crítica al plan español contra la trata.......................................................................63
Informe del Gobierno sobre el Plan Integral TSH .......................................................................69
Guardia Civil. Informe sobre TSH con fines de explotación sexual ......................................87
Hetaira ante el balance del Gobierno sobre el Plan Integral ..................................................115
Entrevista con Marta González........................................................................................................117

La prostitución a debate 3
La prostitución a debate 4
Derechos laborales para las trabajadoras del sexo
Cristina Garaizabal
Los planteamientos que subyacen a nuestro mayoría de trabajadoras son mujeres mientras
trabajo feminista tienen que ver con las que la mayoría de clientes son hombres, nos
polémicas que se han dado sobre este tema habla de que la prostitución es una
dentro del feminismo. Creo que todas consecuencia de la situación de subor-
partimos de una preocupación común: luchar dinación social y laboral de las mujeres en
contra la situación discriminatoria que sufren nuestras sociedades. Pero si nos quedamos en
las mujeres que ejercen la prostitución, en la este análisis superficial veremos a las
perspectiva de incorporar esta problemática a prostitutas como las que colaboran y refuer-
las preocupaciones feministas y crear así un zan el patriarcado o como las víctimas por
movimiento fuerte. Ahora bien en la forma de excelencia de él. Esta perspectiva nos impide
abordar el tema se han ido consolidando dos ver las estrategias de sobrevivencia que las
posiciones que, en estos momentos, difieren mujeres ponen en marcha, estrategias que les
en aspectos fundamentales. Voy a centrarme proporciona mayores ingresos y mayor
en explicar la posición de la que independencia económica que la que alcan-
parte Hetaira.
Para nosotras la prostitución
es una institución patriarcal, al
igual que también lo es el matri-
monio. Instituciones ambas que
tienen como función simbólica
principal el control social de la
sexualidad femenina así como
seguir manteniendo la situación
de dependencia y subordinación
de las mujeres. Ahora bien, una
cosa es hablar de la función
simbólica de la prostitución como
institución y otra muy diferente
derivar de ello que hay que acabar
con ella y para ello es necesario
reinsertar a todas las prostitutas,
independientemente de su volun-
tad. En primer lugar porque, mal
que nos pese, por mucho que
queramos abolirla de un plumazo o por real zaría en otros sectores laborales, en socie-
dades donde las mujeres ocupan los puestos
decreto esto no es posible. Experiencias como
de trabajo peor remunerados y más infor-
la de la URSS post-revolucionaria aboliendo
males del mercado laboral.
la familia nos demuestran lo pernicioso de
esas políticas que imponen por decreto Para nosotras la existencia de la
medidas determinadas por muy positivas que prostitución tiene que ver no sólo con los
puedan parecernos. Pero además, porque rasgos patriarcales de la sociedad sino
confundir nuestros ideales con la realidad y también con la pobreza, con las desigualdades
legislar en función de los primeros, sin tener económicas entre los países del norte y los del
en cuenta la situación concreta puede llevar a sur, con las sociedades mercantiles, etc.
males mayores como a lo largo de la
Concebimos a las prostitutas con toda su
exposición intentaré explicar.
dignidad y con capacidad para decidir sobre
Se podría argumentar que la prostitución sí mismas y sobre sus condiciones de vida,
y, fundamentalmente el hecho de que la aunque a veces lo tengan difícil. Son mujeres

La prostitución a debate 5
que intentan vivir en un mundo lleno de sultan especialmente molestas al no permitir
desigualdades de todo tipo (económicas, de que la sociedad ignore su existencia. En estos
género, étnicas, culturales, religiosas,…) bus- casos al estigma por ejercer la prostitución se
cando, dentro de las situaciones concretas le suma frecuentemente la marginación y la
que les han tocado vivir, cómo mejorar sus exclusión. Obligadas a vivir y a ejercer en
condiciones de existencia. barrios conflictivos, degradados, donde se
acumulan diferentes problemáticas y sectores
Una realidad muy diversa marginados y dónde las prostitutas se con-
La prostitución no es un todo homogéneo. vierten frecuentemente en los chivos expiatorios
Existen formas diferentes de ejercer la pros- sobre los que recaen frustraciones sociales
titución y de vivirla. La clase social, el nivel más amplias y que nada tienen que ver con
cultural, la edad, la apariencia física, la nacio- ellas.
nalidad, el origen étnico, el género (porque no
todas las personas que ejercen la prostitución Con todo esto lo que quiero resaltar es que
son mujeres, también lo hacen los hombres y existen situaciones muy diferentes en el
las mujeres transexuales) y otros muchos ejercicio de la prostitución y que estas
factores influyen en cómo se ejerce la diferencias conllevan problemáticas y
prostitución e incluso en cómo considera la vivencias muy diversas para quien ejerce. Por
sociedad a quien la ejerce. lo tanto, es imprescindible que la inter-
vención social y las propuestas políticas que
En general, prostituirse está considerado se elaboren para paliar algunos de los
socialmente como algo indigno porque la problemas que hoy padecen las prostitutas
sexualidad sigue sacralizada y magnificada en tengan en cuenta esta diversidad y no se
nuestras sociedades y, a pesar de que quien generalice sobre la base de estudios parciales
más quien menos vende algo para poder o se hable de sus problemas partiendo de
subsistir (por ejemplo: su capacidad de casos particulares o de sectores específicos de
trabajo, sus conocimientos, etc.), vender sexo prostitutas como si se tratara de un colectivo
se considera lo peor de lo peor, la mayor de las homogéneo.
indignidades. Pero también está claro que se
considera peor que sea una mujer quien lo Un último aspecto de esta diversidad es
haga (incluso a un hombre que vende actos cómo viven el estigma social, cómo responden
sexuales en el marco de la heterosexualidad a la consideración que recae sobre quién
ejerce la prostitución. Desde mi punto de
no se le llama prostituto sino que existen otros
vista estas vivencias están condicionadas
eufemismos, menos insultantes, para nom-
tanto por los factores antes mencionados
brarlo, por ejemplo gigoló), tampoco se con-
como por factores de tipo individual, entre los
sidera igual al hombre que se prostituye en el que destacaría las propias vivencias ante la
marco de la heterosexualidad que a quien lo sexualidad. Así, nos encontramos con pros-
hace en el de las relaciones homosexuales. Ni titutas que consideran el ejercicio de la
es igual ejercer la prostitución ocasional- prostitución como algo terrible y angustioso,
mente (amas de casa que alargan el sueldo, como un mal menor al que no queda más
estudiantes..) o hacer de ella el modo de remedio que adaptarse para sobrevivir. Pero
supervivencia exclusivo. Así mismo, la clase también existen otras que la ejercen de
social influye en los niveles de estigma o manera consciente y voluntaria, escogiendo
discriminación que sufren las prostitutas, no quedarse en ella porque consideran que
es lo mismo trabajar en La Ballesta que dentro de las oportunidades que tienen en
hacerlo para un sector más poderoso esta sociedad, la prostitución es la menos
económicamente, no digamos ya si de lo que mala o la más lucrativa.
se trata es de hablar de las altas esferas
sociales y de los eufemismos que existen para Dentro de esta diversidad merece un
hablar de las prostitutas de alto standing apartado especial la situación de las
(azafatas, señoritas de compañía, etc.). trabajadoras sexuales inmigrantes, pues fre-
cuentemente son mayoritarias entre las
Además, la doble moral existente hace que mujeres que ejercen su trabajo en la calle y
se estigmatice más a aquellas prostitutas que presentan formas de exclusión particulares
se dejan ver (prostitución callejera) ya que re- que vienen dadas por la intersección de tres

La prostitución a debate 6
categorías: son mujeres (con las dificultades clientela o los actos sexuales que venden.. Su
que eso tiene a la hora de buscar un puesto de situación la podemos comparar con la de los
trabajo en nuestro país, dado que la mayoría esclavos. Y, no nos engañemos, en el
de trabajos que se ofertan son para hombres), mantenimiento de esta realidad tan dramática
son inmigrantes (sufren las discriminaciones e injusta están implicados gobiernos, insti-
tuciones públicas y gente poderosa.
Esta realidad es intolerable y debe ser
perseguida con muchos más medios y más
ahínco de los que se emplean en la actualidad.
Es fundamental desenmascarar a los verda-
deros culpables, no basta con penalizar a
clientes y proxenetas de poca monta. Si este
tráfico de mujeres, niños y niñas se da y crece
cada día es porque existen poderosos
intereses económicos y políticos que lo
permiten y facilitan.
También en los últimos años estamos asis-
tiendo a un aumento considerable de la
inmigración a nuestro país. Los inmigrantes
en nuestro país se han convertido en mano de
obra barata y sobreexplotada. Entre las
posibilidades de trabajo que la gente inmi-
grante encuentra en nuestro país está, tam-
bién, la prostitución. Las personas que vienen
a trabajar en la industria del sexo son diversas
y restricciones de derechos ciudadanos que y aunque fundamentalmente sean mujeres -
favorece la Ley de extranjería) y ejercen el transexuales algunas-, también vienen hom-
trabajo sexual (con la arbitrariedad, alegali- bres y son personas de toda clase, de dife-
dad y falta de reconocimiento que este trabajo rentes edades, niveles culturales, etnias, paí-
tiene). ses, costumbres.. La mayoría de ellas saben a
lo que vienen aunque no tengan muy claras
Prostitución e inmigración las condiciones en las que van a desarrollar su
Existe el tráfico internacional de personas, trabajo ni cómo van a vivir aquí. Pero sólo una
fundamentalmente mujeres, destinado a minoría viene engañada.
mantenerlas en situaciones asimilables a la
esclavitud: personas que ni siquiera tienen la Una pequeña parte de este flujo migratorio
oportunidad de abandonar su lugar de trabajo entra en nuestro país en condiciones de
o residencia, aunque sea para mendigar, para legalidad. Dadas las condiciones restrictivas
buscarse la vida en la calle, aún a riesgo de que impone la Ley de Extranjería para regular
morir, pero en libertad. Este tráfico está la entrada y el acceso a la ciudadanía de las
dirigido a un mercado de trabajo clandestino personas extranjeras (especialmente de
que abarca todo tipo de actividades. Y no deje aquellas que vienen de los países del llamado
de ser preocupante que cuando se habla de tercer mundo) la mayoría de inmigrantes
ello sólo se piense en el que va dirigido a la entran en el país de manera ilegal, intentando
prostitución. burlar los obstáculos de todo tipo que ponen
los gobiernos europeos, incluido el español, a
Existen mafias que obligan a mujeres, la inmigración.
niños y niñas a prostituirse, en régimen de
esclavitud. Las fuerzan y obligan a trabajar Ante esta situación parece evidente que, la
bajo amenazas y chantajes, las mantienen en- mayoría de las veces, no van a conseguir
cerradas, sacándolas sólo para prostituirse entrar de manera individual sino que tienen
bajo una estrecha vigilancia, las maltratan si que recurrir a otros para conseguirlo. En
no hacen lo que se les ordena, no tienen ocasiones son familiares que ya están aquí los
libertad para moverse ni para escoger la que les facilitan el viaje; en otros casos, de

La prostitución a debate 7
manera excepcional, es gente solidaria que les tenido que pagar cantidades desorbitadas por
ayuda desinteresadamente. Pero la mayoría de ello. Ejercen la prostitución como forma de
las veces recurren a gentes que lo hacen a sobrevivencia económica. Ellas lo consideran
cambio de dinero. un trabajo, una actividad que les da un dinero
para vivir aquí e incluso para enviar una parte
Es la ley de la oferta y de la demanda,
a su país. En la mayoría de los casos, es un
sagrada en las sociedades capitalistas, la que
modo de vivir duro, que cuesta esfuerzo y
posibilita que esto se dé. Con frecuencia las
supone, demasiadas veces, aguantar penali-
cantidades que pagan por entrar aquí son
dades varias.
abusivas y les endeudan durante una larga
temporada. Son muchos los que se Pero, a pesar de estos sufrimientos,
aprovechan de esta situación. muchas prefieren seguir ejerciendo la
prostitución a trabajar en otra actividad y no
Pero, a no ser que consideremos mafiosos a
digamos ya a volver a su país. Entre otros
banqueros, patronos, mercaderes y tanta
motivos porque saben que, tal y como está la
gente que se aprovecha de las necesidades de
situación económica y el mercado laboral
las personas para acumular dinero, es
especialmente para las mujeres, las posi-
conveniente distinguir entre lo que son las
bilidades de encontrar otro trabajo no son
redes que posibilitan la entrada ilegal de emi-
muchas. Incluso, al no tener muchas de ellas
grantes de lo que son las mafias. El término
legalizada su situación aquí, no les parece que
mafia se refiere a aquellas estructuras
corran más riesgos en la prostitución (dada la
organizadas que extorsionan a las personas,
alegalidad que la rodea) que en cualquier otro
mediante chantaje, coacción y violencia, para
trabajo.
obligarles a hacer algo en contra de su
voluntad. Y esto, aunque se da en algunos La mayoría decide dedicarse a la
casos, no puede hacerse extensible a la forma prostitución (o a la industria del sexo)
como mayoritariamente entran los inmi- porque ganan más y no tienen que estar
grantes en nuestro país. aguantando a nadie que les diga lo que tienen
que hacer. La prostitución les permite una
La prostitución no es sinónimo de independencia económica y una libertad de la
esclavitud sexual que no gozarían con los otros trabajos a los
Cuando se habla de tráfico de mujeres, que podrían acceder en su situación.
niños y niñas se habla fundamentalmente de
Obviamente, esta decisión está condicio-
aquellas mujeres que llegan aquí para ejercer
nada, como todas las decisiones que los seres
la prostitución, sin diferenciar entre quien
humanos tomamos en la vida, por múltiples
viene por decisión propia a ello y quién ha
factores sociales, culturales y personales. No
venido engañada y chantajeada. Así mismo,
voy a entrar aquí en juzgar ni tan siquiera
tampoco se especifica al tratar este tema las
nombrar las múltiples motivaciones que
diferentes condiciones en las que se puede
pueden llevar a alguien a prostituirse. Creo
ejercer la prostitución o trabajar en la
que éstas son muy variadas y ciertamente las
industria del sexo. De manera que la mayoría
fundamentales son de orden económico, de
de las veces se habla indistintamente tanto de
supervivencia. Pero incluso creemos que
tráfico de mujeres como de la esclavitud
dentro de las diferentes formas de trabajar en
sexual, presuponiendo que todas las
el comercio sexual (prostitución de calle o en
inmigrantes han sido traídas aquí, de manera
lugares cerrados, sex-shops, saunas, industria
engañada, para trabajar como prostitutas en
pornográfica..) no es cierto que siempre las
unas condiciones de esclavitud.
inmigrantes estén en el escalón más bajo. Por
Por el contrario, la mayoría de mujeres el contrario, se mueven a todos los niveles y el
inmigrantes que vemos ejerciendo la comercio sexual les ofrece distintas
prostitución callejera o las que lo hacen en oportunidades que de otra forma no tendrían,
muchos locales que hay en las ciudades, ya que muchas de ellas gozan de un nivel
presentan una realidad muy diferente. Han cultural alto, como demuestran algunos
venido, en la mayoría de los casos, sabiendo a estudios sobre la industria del sexo (Laura
lo que venían, a través de redes que les han Agustin).
facilitado el viaje y la entrada, aunque hayan

La prostitución a debate 8
Por mucho que nos parezca un trabajo prostitución esto se ha hecho sin contar con
bastante duro, poco gratificante e incluso las trabajadoras y no desde el punto de vista
terrible para muchas personas, sobre todo de defensa de sus derechos sino más pero-
mujeres, creemos que es necesario respetar la cupados por: la participación del Estado en
decisión de quien no desea abandonar la las ganancias económicas que esta actividad
prostitución. Si dejamos de lado las valo- genera (impuestos especiales); la salud
raciones morales que cada cual tenga sobre la pública y en particular la de los clien-
sexualidad y el sexo, nos podemos dar cuenta tes(controles sanitarios obligatorios); los pro-
de que hay muchos trabajos míseros y que blemas de orden público (leyes de zonas que
causan daños irreparables en la salud establecen las zonas de tolerancia y los
(minería, por ejemplo) sin que dejemos por límites); el control de la población (registros
ello de plantearnos la necesidad de que se obligatorios para prostitutas para poder
realicen en las mejores condiciones posible, trabajar).
mientras no sea posible acabar con ellos. Y
Las diferentes formas de legislar la
desde luego a nadie se le ocurre pensar en que
prostitución son: abolicionismo, prohibicio-
se decrete su abolición y que las personas que
nismo y reglamentación.
trabajan en ellos deban ser reinsertadas
socialmente. Abolicionismo. No se castiga el ejercicio
de la prostitución pero sí se criminaliza todo
Para nosotras no es conveniente hablar de
lo que las rodea, con lo cual la trabajadora del
prostitución como sinónimo de esclavitud
sexo no puede trabajar y se empeoran
sexual. Si no tenemos en cuenta las decisiones
notablemente sus condiciones de trabajo.
que toman las prostitutas, si las victimizamos
Ejem. Suecia. Suele ser la filosofía que
pensando que siempre ejercen de manera
acompaña las medidas prohibicionistas.
obligada y forzada; si consideramos que son
personas sin capacidad de decisión.. todo ello Prohibicionismo. EEUU, Canadá, Tailan-
implica no romper con la idea patriarcal de dia, Inglaterra, Francia.. No es ilegal ser pros-
que las mujeres somos seres débiles e tituta pero está prohibido todo lo necesario
indefensos, necesitados de protección y para trabajar como tal. Corrupción, super-
tutelaje. Además, la experiencia demuestra explotación, no se pueden asociar ni juntar
que la puesta en práctica de políticas las prostitutas.
abolicionistas profundiza el abismo entre las
Reglamentación. Ecuador, Alemania,
prostitutas y el resto de la sociedad
Austria, Suiza.. No ponen la prostitución bajo
aumentando el estigma, la exclusión y la
los códigos mercantiles sino bajo el código
marginación social que muchas padecen.
penal y controlada por la policía estatal. Los
Desde una perspectiva feminista creemos problemas principales son: dificultad para
que no se trata tanto de discutir sobre organizarse por el control y estigmatización
porcentajes de prostitutas que ejercen de una que implican los registros obligatorios, la
u otra manera. De lo que se trata es de ilegalidad de aquellas que no se someten a las
dotarnos de un marco teórico que nos permita normativas legales, los impuestos especiales,
hacer análisis que sirvan para el empode- los controles sanitarios obligatorios, la falta
ramiento de las prostitutas, para que éstas se de reconocimiento de los derechos de las
sientan cada vez más como sujetos de su prostitutas que trabajan en locales que
propia vida y con derecho a mejorar las condi- dependen de otros, recorte del derecho a
ciones en las que se desarrolla su trabajo. moverse y trabajar dónde decidan.
Tolerancia o Despenalización. Nuestro
Diversas posibilidades legislativas sobre la
país.. El problema fundamental es la falta de
prostitución
reconocimiento y de derechos de las
Por lo que nosotras conocemos por
trabajadoras del sexo. Se toleran los locales de
nuestra pertenencia a la Red Internacional de
prostitución pero al no ser reconocidos, las
Defensa de los Derechos de las Prostitutas
trabajadoras no pueden exigir nada sobre las
existen diferentes políticas estatales en
condiciones de trabajo ni sobre los beneficios
relación a la prostitución. En general, en los
sociales que tienen el resto de trabajadores.
países donde se ha reglamentado la
La despenalización también puede ser

La prostitución a debate 9
utilizada para crear normativas municipales terio del Interior, a través de re-
que controlen y discriminen especialmente a gistros especiales de inmigrantes
las inmigrantes. donde consta todo.
• Esto repercute especialmente en
Algunos problemas de la Ley de Extranjería
las que trabajan en la prosti-
que afectan a las trabajadoras del sexo
tución pues implica una doble
inmigrantes
estigmatización.
• Existe una directriz europea para
penalizar más severamente la tra- • Se puede denegar un permiso, por
ta de personas, especialmente parte de Interior, sin necesidad de
aquella que se hace con fines de aducir los motivos. En el caso de
explotación sexual. ACSUR lo re- las trabajadoras del sexo las
coge en su informe que debido a arbitrariedades, moralinas y
esta directriz se modificó nuestro chantajes pueden darse mucho
C.P. para penalizar más severa- más que con otro sector de
mente la trata de personas con fi- inmigrantes.
nes de explotación sexual.
• Por otro lado, existe una
• Las personas que no tienen pape- sentencia del Tribunal Europeo
les no tienen tampoco derechos en la que se reconoce:
constitucionales como el de reu-
• El derecho de seis ciudadanas
nión, manifestación, etc…Esto nos
polacas y checas a establecerse en
afecta directamente en la auto-or-
la UE para ejercer la “prostitución
ganización
como actividad económica por
• Los permisos de residencia están cuenta propia” en Amsterdam.
en función de tener trabajo en
• La Prostitución como actividad
sectores en los que falte mano de
económica, susceptible de ser
obra autóctona. La prostitución
prestada por personas autóno-
no se considera un trabajo y el
mas” los únicos requisitos:
prejuicio de que todas vienen en-
gañadas por las mafias no favore- • No tener vinculo de subordina-
ce esta consideración en el caso ción.
de las inmigrantes. La reivindica- • Trabajar bajo responsabilidad
ción de ANELA está bien pero de- propia.
ja fuera a las que no tienen em-
pleador. En el caso de los trabaja- • Remuneración que la reciben ín
dores autónomos hay que de- ellas.
mostrar que se tienen recursos • Aunque algunos estados se mani-
económicos o dinero para montar festaron en contra por “inmo-
lo que sea. ralidad pública de la profesión”, el
• Si no se tienen papeles, 10 días Tribunal Europeo concluye que la
para irte voluntariamente o expu- prostitución es legal en casi todos
lsión forzada con penas de 10 los países y que no se puede
años sin poder volver. Todo lo mezclar la moralidad y la
relacionado con la inmigración legalidad.
depende directamente del Minis-

La prostitución a debate 10
Feminismo y prostitución
María Luisa Maqueda Abreu
El País. 01-04-2006
En estos últimos meses se ha abierto en Muchos empresarios de la industria del
nuestro país un intenso debate acerca de la sexo han sido condenados por la explotación
regulación de la prostitución. Parlamen- de sus empleadas al exigirles condiciones de
tarias/os, expertas/os y asociaciones de ejercicio de la prestación sexual incom-
mujeres pugnan por imponer sus puntos de patibles con la dignidad de cualquier tra-
vista acerca de la oportunidad de que el bajador, tales como la imposición de servicios
Estado reconozca derechos laborales y socia- sexuales no deseados o la ausencia de una
les a las trabajadoras del sexo. Es lo que ellas remuneración suficiente o de una jornada
reivindican desde hace décadas. “No hacemos laboral adecuada con los permisos y des-
daño a nadie, queremos ser legales”, era el cansos correspondientes. Se trata de evitar,
grito unánime que presidió una manifestación según la lógica argumentativa que ha acom-
masiva de prostitutas en la Barcelona de los pañado a esas sentencias, que “los más des-
años ochenta, cuando todavía su entorno protegidos deban cargar con las conse-
estaba prohibido y se castigaba a proxenetas, cuencias de su desprotección”. Un pragma-
rufianes y empleadores del mercado del sexo. tismo del que debiera contagiarse el actual
debate.
La ocasión parecía llegada cuando el
Código Penal de 1995 despenalizó todas las En cambio, una de las tesis preferentes es
actividades que favorecían el ejercicio de la que la prostitución libre no existe. ¿Cómo
prostitución libremente acordada entre explicar entonces esos movimientos sociales
adultos, haciendo desaparecer del texto legal de apoyo a las prostitutas, las propias
cualquier vestigio de abolicionismo. Una declaraciones de éstas, aquí y en otros países,
reforma que sus promotores, los gobernantes abiertamente favorables a la regulación de sus
del PSOE de entonces, justificaban con sobra- derechos y obligaciones, las crecientes mani-
das razones de defensa de la libertad sexual y festaciones de su ejercicio autónomo sin que
de superación de la hipocresía social acerca nadie les imponga régimen coactivo alguno?
de una práctica que se ejercía y se anunciaba a Siempre queda el hábil recurso de atribuirles

la luz del día. Pero se perdió esa oportunidad abusos sexuales en la infancia, trastornos
y, durante estos años, los únicos que se han cognitivos, déficit de socialización o situa-
acordado de salvaguardar los derechos de las ciones de angustiosa necesidad o dependencia
prostitutas han sido los tribunales penales para negarles su capacidad para decidir por sí
cuando han detectado abusos en sus rela- mismas, relegándolas a la condición de infra-
ciones laborales. sujetos. Es una vía perversa de condenarlas a
la invisibilidad social. Y si la realidad se

La prostitución a debate 11
impone y llega a demostrar que la ausencia de los sexos. O que renuncia a confiar al Estado y
libertad en la prostitución no es más que un al derecho la solución de todos sus problemas.
dogma, un presupuesto ideológico que los
Traduciendo ese ideario feminista al actual
escasos datos con que se cuenta desmienten,
debate acerca del futuro de la prostitución
entonces queda el recurso a la dignidad del
libremente acordada entre adultos, la pers-
género. La prostitución aun libre es degra-
pectiva es otra bien distinta. Lo que está en
dante para la mujer porque la convierte en
juego, en un momento tan decisivo como éste
instrumento de uso del hombre, rebajándola a
en que se discute su regulación legal, no es esa
la categoría de objeto y consolidando la
dignidad abstracta que confiere y supues-
inferioridad de la condición femenina en todo
tamente impone el género, sino la dignidad
el mundo.
concreta de las mujeres y hombres y travestis,
El viejo discurso de la inmoralidad deja por cierto- que libremente deciden ganarse la
paso al de la violencia de género. La Mujer (en vida con el trabajo del sexo y reivindican el
mayúscula) sustituye a las mujeres reales en reconocimiento de su existencia como sujetos
este imaginario feminista. El Estado, en con- de derechos. Criminalizando su entorno y sus
secuencia, no puede regular algo que es relaciones no se les protege, sino que se les
intrínsecamente degradante para la Mujer oculta en la subcultura de lo desviado,
(otra vez en mayúscula). No hay más que garantizando su victimización. La prohi-
adentrarse en la literatura feminista de los bición crea estigma, aislamiento y mayores
últimos años para comprobar que ésta no es la dosis de vulnerabilidad e indefensión para sus
voz unánime de las mujeres. Hay todo un supuestos beneficiarios.
sector del feminismo contemporáneo que
Pero, además, ¿cuál es la prostitución que
apuesta por la construcción de una identidad
se quiere abolir desde el Estado? ¿La callejera,
de la mujer como sujeto -no deficitario, no
la de los burdeles y los clubes, que son sus
sometido- en busca del reconocimiento y del
formas más visibles? ¿O se busca desmontar el
respeto de su alteridad y de la conquista de
mercado de la pornografía, las cabinas, las
espacios que garanticen su libertad y
líneas eróticas, los anuncios y reclamos de
autonomía personales. Que piensa que la
servicios relacionados con el sexo? ¿Dónde
insistencia en victimizar a la mujer en sus
fijar la línea de lo indigno y lo degradante?
relaciones con los hombres traduciendo cual-
Seguramente sería preferible reservar las
quiera de sus diferencias en pura dominación
fuerzas para intentar erradicar la prostitución
es una simplificación de las relaciones de
forzada, que es hoy una de las formas más
género. Que entiende que hay otras cons-
graves y persistentes de violencia de género.
trucciones sociales, entre las que se cuenta la
Para ello no se precisan nuevas leyes, que ya
sexualidad, que merecen ser repensadas en
hay bastantes; es suficiente con un buen uso
clave distinta al reduccionismo propio del
judicial y político de las que tenemos.
todo-poder de los hombres sobre las mujeres.
Favorecer la transparencia en el mercado de la
Que rehuye asumir el estatus de empresarias
prostitución y garantizar condiciones de
de la moral colectiva estableciendo lo que está
legalidad para quienes denuncien prácticas de
mal o bien en las complejas relaciones entre
explotación sexual puede ser un buen co-
mienzo.

La prostitución a debate 12
Aspectos penales de la prostitución en España
Extracto Informe del Defensor del Pueblo de Andalucía, 2.002
El vigente ordenamiento jurídico español Convención sobre la eliminación de todas las
no impone sanción administrativa o penal pa- formas de discriminación contra la mujer,
ra quienes ejercen la prostitución, aunque sí aprobada por la Asamblea de las Naciones
tipifica la conducta de quienes se benefician Unidas el 18 de Diciembre de 1979, que fue ra-
de la explotación sexual ajena. En todo caso, tificada por España el 18 de Diciembre de
la posición jurídica de la mujer prostituta no 1983. Su artículo 6º dispone que «las partes
ha sido siempre la misma a lo largo de nuestra adoptarán medidas apropiadas, incluso de ca-
historia. rácter legislativo, para suprimir todas las for-
mas de trata de mujeres y de explotación de la
Hasta mediados del siglo XX, la prostitu-
prostitución».
ción en España ha constituido una actividad
más o menos reglamentada, a la que se aplica- En ese tiempo, el Código Penal español, re-
ba una legislación higiénico sanitaria y poli- formado en 1963, declaraba sujeto activo del
cial o censal, especialmente diseñada para delito de prostitución a quien cooperara, pro-
controlar el ejercicio de la actividad que reali- tegiera o reclutara a personas para introducir-
zaban las prostitutas. La Administración dis- las, mediante engaño, coacción o abuso, en el
ponía de información oficial sobre el número ejercicio de la prostitución. Igualmente san-
de burdeles existentes en cada ciudad, y toda cionable resultaba la conducta de quienes fa-
mujer prostituta debía pasar revisiones sani- cilitaran la infraestructura necesaria (edifi-
tarias periódicas cuyos resultados quedaban cios y locales) para el ejercicio de la prostitu-
anotados en una “cartilla de sanidad”, la cual ción. Por último, tipificaba estas mismas con-
debía ser exhibida a petición de los clientes o ductas, sin necesidad de mediar engaño,
de la autoridad de turno. cuando el sujeto pasivo del delito resultara
ser un menor de edad.
Siguiendo la tendencia de países de nues-
tro entorno, España dio un primer paso hacía El Código Penal de
un sistema de corte abolicionista mediante la 1995, aprobado me-
aprobación del Decreto-Ley de 3 de Marzo de diante Ley Orgánica
1956 (BOE de 10 de Marzo) por el que queda- 10/1995 de 23 de No-
ban abolidas definitivamente las casas de to- viembre, abandona el
lerancia y se adoptaban otras medidas relati- tono moralista del tex-
vas a la prostitución. Según se declaraba en su to anterior pero, al
artículo 1º «velando por la dignidad de la mu- mismo tiempo, elimina
jer y en interés de la moral social se declara el castigo para el proxeneta minorista. Res-
tráfico ilícito la prostitución». Más tarde, me- pecto a éste último, las organizaciones pro
diante instrumento de 18 de Junio de 1962 abolicionistas califican la despenalización
(BOE núm.230 del año 1962) España se ad- como una infracción del Convenio de 1950, al
hirió al Convenio de 21 de Marzo de 1950 para que España se adhirió en 1962, ya que para
la represión de la trata de personas y de la ex- poder castigar a los explotadores se impone la
plotación de la prostitución ajena, formando carga de demostrar que las mujeres no habían
parte desde entonces del grupo de los de- prestado su consentimiento, cuando resulta
nominados países abolicionistas. evidente que, en la práctica, la prueba del
consentimiento es de difícil demostración da-
Nuestro país continuó avanzando en la
das las situaciones de presión y violencia en
búsqueda de instrumentos que hicieran posi-
que se encuentran las víctimas de estos deli-
ble la intervención pública ante el ejercicio de
tos.
estas actividades. Entre otros, destaca la
Por otro lado, el legislador del año 1995 no ción de la Ley Orgánica 11/1999 de 30 de Abril,
se ocupó del problema del emergente comer- por la que se modifican algunos de los artícu-
cio sexual internacional, cuestión que ha sido los del Título VIII, del Libro II del Código Pe-
finalmente incorporada mediante la aproba- nal (De los delitos contra la libertad sexual),

La prostitución a debate 13
que se refieren a la prostitución. De acuerdo En el segundo apartado el artículo 188 del
con esta regulación, las posibles víctimas del Código Penal dispone lo siguiente: «Será cas-
delito de prostitución serían los menores en tigado con las mismas penas el que directa o
general y las personas adultas que estén ejer- indirectamente favorezca la entrada, estancia
ciendo la prostitución contra su voluntad, es o salida del territorio nacional de personas,
decir, sin que haya mediado consentimiento con el propósito de su explotación sexual,
alguno. empleando violencia, intimidación o engaño,
o abusando de una situación de superioridad
Teniendo en cuenta el marco normativo
o de necesidad o vulnerabilidad de la vícti-
que se acaba de describir, podríamos afirmar
ma».
con Myriam Herrero Moreno que, ante el fe-
nómeno de la prostitución, nuestro sistema Se trata de un nuevo tipo introducido por
penal adopta una postura intermedia entre la la modificación operada por Ley Orgánica
total inhibición punitiva, propia de sistemas 11/1999, que tipifica la figura del favorecimien-
abolicionistas, y la prohibicionista, caracteri- to de la movilidad internacional de personas
zada por la sanción de terceros que se benefi- destinadas a la prostitución, por entenderla
cian de la prostitución ajena cuando no existe como actividad preparatoria de la efectiva ex-
el consentimiento de la víctima o cuando ésta plotación sexual.
es menor de edad o incapaz.
Respecto de los menores de
edad e incapaces, el Código Penal
tipifica la inducción, promoción,
favorecimiento o facilitación de
la prostitución de menor o inca-
paz, artículo 187, y la utilización
de menor o incapaz con fines o
en espectáculos exhibicionistas o
pornográficos, el comercio con
pornografía de menores o inca-
paces y la omisión de impedir la
continuación en la prostitución
de un menor o incapaz, artículo
189.
Por lo que se refiere a la pros-
titución de adultos, el artículo
188 contempla la regulación de
los delitos relacionados con la
prostitución y el favorecimiento
del tráfico internacional de per-
sonas con fines de explotación
sexual.
El precepto tipifica las si-
guientes conductas: Artículo 188.
«1. El que determine, em-
pleando violencia, intimidación o
engaño, o abusando de una situa-
ción de superioridad o de necesi- Continúa la regulación en los apartados 3,
dad o vulnerabilidad de la víctima, a persona 4 y 5 del artículo 188 con el siguiente texto:
mayor de edad a ejercer la prostitución o a
mantenerse en ella, será castigado con las pe- «3. Se impondrán además, las penas co-
nas de prisión de dos a cuatro años y multa de rrespondientes en su mitad superior y, ade-
doce a veinticuatro meses». más, la pena de inhabilitación absoluta de seis
a doce años, a los que realicen las conductas

La prostitución a debate 14
descritas en los apartados anteriores preva- Plenipotenciarios de las Naciones Unidas.
liéndose de su condición de autoridad públi- De acuerdo con este instrumento jurídico, las
ca, agente de ésta o funcionario público. actuaciones de la Corte Penal gozarán de ca-
rácter complementario de las jurisdicciones
4. Si las mencionadas conductas se realiza-
penales nacionales de los países firmantes (30
ren sobre persona menor de edad o incapaz,
hasta la fecha). La Corte Penal Internacional
para iniciarla o mantenerla en una situación
se constituye como institución de carácter
de prostitución se impondrá al responsable la
permanente, independiente y vinculada con el
pena superior en grado a la que corresponda
sistema de las Naciones Unidas con compe-
según los apartados anteriores.
tencia para intervenir sobre los crímenes más
5. Las penas señaladas se impondrán en graves de trascendencia para la Comunidad
sus respectivos casos sin perjuicio de las que Internacional en su conjunto.
correspondan por las agresiones o abusos
Entre otras competencias, asume la perse-
sexuales cometidos sobre la persona prosti-
cución de los denominados crímenes de lesa
tuida».
humanidad, entre los que se encuentran “la
El marco normativo penal se completa con violación, esclavitud sexual, prostitución for-
la aprobación de la Ley Orgánica 6/2000 de 4 zada, embarazo forzado, esterilización forza-
de Octubre, por la que se autoriza la ratifica- da y cualquier otra forma de violencia sexual
ción por España del Estatuto de la Corte Pe- de gravedad comparable».
nal Internacional (BOE nº 239, de 5 Octubre),
Hasta aquí la normativa penal vigente has-
Estatuto aprobado en Roma el 17 de Julio de
ta la fecha.
1998 por la Conferencia Diplomática de

La prostitución a debate 15
La prostitución a debate 16
Políticas estatales en relación a la prostitución
Cristina Garaizabal. Mugak
Extracto de la ponencia “Derechos laborales para las trabajadoras del sexo”, nº 23, segundo trimestre de 2003
Por lo que nosotras conocemos por nues- sario para trabajar como tal. Co-
tra pertenencia a la Red Internacional de De- rrupción, super-explotación, no
fensa de los Derechos de las Prostitutas exis- se pueden asociar ni juntar las
ten diferentes políticas estatales en relación a prostitutas.
la prostitución. En general, en los países don-
• Reglamentación (Ecuador, Ale-
de se ha reglamentado la prostitución esto se
mania, Austria, Suiza). No ponen
ha hecho sin contar con las trabajadoras y no
la prostitución bajo los códigos
desde el punto de vista de defensa de sus de-
mercantiles sino bajo el código
rechos sino más preocupados por:
penal y controlada por la policía
• la participación del Estado en las estatal. Los problemas principa-
ganancias económicas que esta les son: dificultad para organizar-
actividad genera (impuestos es- se por el control y es-
peciales) tigmatización que implican los
registros obligatorios, la ilegali-
• la salud pública y en particular la
dad de aquellas que no se some-
de los clientes(controles sanita-
ten a las normativas legales, los
rios obligatorios)
impuestos especiales, los contro-
• los problemas de orden público les sanitarios obligatorios, la falta
(leyes de zonas que establecen las de reconocimiento de los dere-
zonas de tolerancia y los límites) chos de las prostitutas que traba-
• el control de la población (regis- jan en locales que dependen de
tros obligatorios para prostitutas otros, recorte del derecho a mo-
para poder trabajar) verse y trabajar dónde decidan.

Las diferentes formas de legislar la prosti- • Tolerancia o Despenalización
tución son: (nuestro país). El problema fun-
damental es la falta de reconoci-
• Abolicionismo. No se castiga el miento y de derechos de las tra-
ejercicio de la prostitución pero sí bajadoras del sexo. Se toleran los
se criminaliza todo lo que las ro- locales de prostitución pero al no
dea, con lo cual la trabajadora del ser reconocidos, las trabajadoras
sexo no puede trabajar y se em- no pueden exigir nada sobre las
peoran notablemente sus condi- condiciones de trabajo ni sobre
ciones de trabajo. Ejem. Suecia. los beneficios sociales que tienen
Suele ser la filosofía que acompa- el resto de trabajadores. La des-
ña las medidas prohibicionistas. penalización también puede ser
• Prohibicionismo (EEUU, Cana- utilizada para crear normativas
dá, Tailandia, Inglaterra, Fran- municipales que controlen y dis-
cia). No es ilegal ser prostituta criminen especialmente a las in-
pero está prohibido todo lo nece- migrantes.

La prostitución a debate 17
La prostitución a debate 18
De prostitutas a trabajadoras del sexo
Mamen Briz
Miembro de Hetaira. Artículo publicado en el periódico Nuevo Mundo, mayo de 2006.
Si hay algo en lo que todo el
mundo se pone de acuerdo es en
calificar el tema de la prostitución
como un asunto complejo. La
complejidad y la falta de comuni-
cación con las personas implicadas
hace difícil encontrar buenas alter-
nativas.
En el Estado español la
prostitución, el ofrecer sexo a
cambio de dinero, no es ningún
delito. Tampoco es delito el com-
prar servicios sexuales, siempre y
cuando se trate de una relación en-
tre personas adultas donde exista
consentimiento mutuo. Sin embar-
go, quienes ejercen la prostitución
no tienen reconocidos derechos so-
ciales ni sindicales porque la
actividad no se entiende como eco- aún no se ha pronunciado, sin embargo, las
nómica. Se aleja así del dictamen del Tribunal corporaciones municipales están adoptando
de Luxemburgo que, en una sentencia en el medidas de diferente tipo (es el caso de
año 2001, definía la prostitución como Madrid, Barcelona, Valencia…), medidas que
actividad económica siempre y cuando se jamás son consensuadas o acordadas con las
ejerza por cuenta propia, asimilando a quienes protagonistas, las trabajadoras del sexo.
se dedican a ella a la categoría de trabajadoras
autónomas. La mirada que desprecia
Un primer paso para intentar frenar la
Existen disparidad de políticas –que van marginación a la que se ve expuesto este
desde la abolición hasta la legislación-en los colectivo (integrado por mujeres, tran-
distintos países de la Unión Europea. Suecia, sexuales femeninas y hombres) es el reco-
con un modelo abolicionista, persigue a los nocimiento de la prostitución como actividad
clientes de la prostitución y dificulta económica porque traería consigo derechos
enormemente la posibilidad de que las laborales y las alejaría algo más de la mirada
mujeres se ganen la vida de este modo; social que las desprecia por el hecho de ser
Alemania y Holanda optaron por la prostitutas. Las mujeres podrían organizar
legalización, cada una de ellas con sus mejor sus vidas, contar con unos ingresos que
ventajas y problemas; Italia, gracias a la les permitan acceder a una vivienda (de
acción del Comité por los Derechos Civiles de alquiler o en propiedad), solicitar préstamos a
las Prostitutas, es el país donde las mujeres entidades bancarias, cotizar a la Seguirdad
víctimas de tráfico de seres humanos cuentan Social, sindicarse, etcétera. Pero hablar de
con mayores garantías para denunciar a sus sexualidad sigue siendo incómodo en nues-
proxenetas. En el Estado español ha habido tras sociedades, más cuando las protagonistas
diferentes comisiones de estudio tanto en el de una sexualidad no controlada, y por tanto
Senado como en el Congreso, pero sin que se
transgresora de lo que se considera normal, son
haya alcanzado ningún acuerdo sobre qué
mujeres. Y aquí aparecen las primeras reti-
hacer con la prostitución. El Gobierno central
cencias.

La prostitución a debate 19
Con la normalización laboral sería mucho abuso más consecuencia de las estrictas leyes
más sencillo poder determinar dónde se están de extranjería europeas. En nuestro país
dando casos de coacciones y secuestros por cientos de mujeres son condenadas al
parte de las grandes mafias organizadas ostracismo, a las huidas y a las deportaciones
internacionalmente. La actual ley de testigos porque no pueden demostrar que se ganan la
protegidos ha de modificarse para que ofrezca vida con su cuerpo, que tienen un empleo, que
protección a las mujeres, no una contra- se mantienen así mismas, que no son delin-
prestación (ofreciendo datos que las fuerzas de cuentes, que nadie las obligó a ejercer… El
seguridad consideren relevante). La ayuda y el concepto de trabajadoras del sexo nos llega de
compromiso para con las víctimas de tráfico las experiencias asociativas y reivindicativas
de seres humanos ha de ser objetivo priori- que tienen lugar en Latinoamérica. Muchas
tario para todos los Gobiernos democráticos. mujeres huyen del término prostitutas y aban-
La desarticulación de redes no puede enmas- deran este otro porque se identifican mucho
cararse con las expulsiones masivas de muje- más con él y porque desean reivindicar
res que ejercen la prostitución en los clubs derechos en tanto trabajadoras.
pero que se encuentran en situación adminis- Hay quienes hablan de “sacar a las mujeres
trativa irregular en nuestro país, sin papeles. de la calle”, aún incluso en contra de la opi-
El panorama de la prostitución ha cambia- nión de las implicadas. Hay organizaciones,
do enormemente en el Estado español en los dotadas con muy pocos recursos, que ofrecen
últimos años y a día de hoy muchas de las ayudas de diferente tipo. Son las pequeñas
personas que ejercen son inmigrantes. Al no migajas que la sociedad ofrece a las prosti-
considerarse la prostitución como trabajo, tutas que deseen dejar de ser malas chicas. Pero
quienes la ejercen se quedaron al margen del muchas no desean caridad, desean derechos.
último proceso de regularización llevado a
cabo por el Gobierno socialista. Ni víctimas ni esclavas
Hetaira, una organización formada por
Las mujeres emigran porque quieren cam- prostitutas y no prostitutas, opta, desde su
biar de vida, porque no les gusta la que llevan, fundación hace ya 11 años, por defender los
porque no encuentran un trabajo que les derechos de quienes tienen intención de
permita vivir en buenas condiciones, porque seguir ejerciendo porque creemos que han de
quieren dejar atrás una relación sentimental poder hacerlo en las mejores condiciones
que no les satisface del todo, porque desean posibles. Optamos por situarnos del lado de
viajar o vivir en otro país diferente al suyo, quienes afirman: “Ni víctimas, ni esclavas,
porque quieren ganar dinero. Normalmente nosotras decidimos”, porque todas las per-
suelen ser las más atrevidas e inteligentes de sonas tenemos capacidad de decisión, abso-
las familias. Sin embargo se insiste en decir de lutamente todas, a pesar de estar
ellas que fueron engañadas (se les supone ni- condicionada por múltiples situaciones per-
ñas, tontas), coaccionadas (siempre víctimas), sonales (nivel económico, cultural, las ofertas
empujadas contra su voluntad (incapaces de de empleo..).
tomar decisiones por sí mismas).
Estar cerquita de las trabajadoras del sexo
No se suele contar que muchas mujeres ya de la zona centro, del polígono de Villaverde y
ejercían en sus países de origen, que desean de la Casa de Campo de Madrid, conocer su
despegarse de sus familias buscando más realidad, estar atentas a sus reivindicaciones,
libertad (libertad sexual también), que no velar por sus intereses, conseguir espacios
quieren casarse jóvenes como mandan sus donde darles voz, organizar manifestaciones,
tradiciones o desean estudiar y formarse.. denunciar actuaciones policiales abusivas y
Además son responsables y generosas y redadas indiscriminadas, ofrecer alternativas
quieren ganar dinero para sí mismas y para viables frente al vacío, debatir sobre la
enviar a sus familias. Para emprender el viaje diferente situación de hombres y mujeres en
cuentan con ahorros familiares o propios, con nuestra sociedad, elevar juntas nuestra
el préstamo de amigos y conocidos, o con los autoestima y compartir nuestras experiencias
prestamistas que les cobrarán intereses de vida (y también sexuales) y darnos cuenta
desorbitados, pero aceptados por ellas, un de que no somos tan distintas, disgustarnos

La prostitución a debate 20
con las políticas que no dejan capacidad para promover lazos de solidaridad y apoyo que
sobrevivir y reírnos por la simple alegría de sirvan para generar organización; mediar en
conocernos y re-conocernos las unas en las los conflictos; reforzar su capacidad de
otras. De esta forma de organizarse, de esta negociación con los clientes para conseguir su
forma de reivindicar, creando redes solidarias, autonomía y su autoafirmación como mujeres;
sabemos mucho las feministas porque las y promover la conciencia sobre los derechos
mujeres pasamos -y seguimos pasando a día de las prostitutas para influir en las políticas
de hoy- por una pelea similar. que se planteen a nivel institucional, político
o legal son nuestros grandes objetivos.
Facilitar atención asistencial y asesora-
miento jurídico, socio-sanitario o psicológico;

La prostitución a debate 21
La prostitución a debate 22
Propuestas de regulación y actuación
Hetaira

Creemos que una de las mayores violen- que les garantice vivir autónomamente y no
cias que se ejercen contra las prostitutas es la de la beneficencia como ocurre frecuentemen-
criminalización que se hace de ellas y del en- te.
torno en el que desarrollan su actividad, no
Pero nos parece imprescindible descrimi-
reconociéndola como un trabajo y negándoles
nalizar totalmente la prostitución y regla-
sus derechos, tanto como trabajadoras como
mentar las relaciones con terceras partes de
ciudadanas. Nos parece un derecho humano
acuerdo con los códigos de comercio ordina-
fundamental reconocer, en el caso de las pros-
rios, incluyéndose cláusulas especiales para
titutas, “el derecho a tomar decisiones eco-
impedir que se abuse de las prostitutas y se
nómicas en un clima libre de criminalización
las estigmatice. En este sentido se debería re-
y de control social de la sexualidad” Las pro-
conocer en los códigos comerciales la prosti-
puestas institucionales que se barajan en la
tución como trabajo teniendo en cuenta, co-
actualidad no tienen en cuenta los intereses y
mo mínimo, dos variables: autónoma (aque-
los derechos de las trabajadoras del sexo. Por
llas que trabajan por cuenta propia en solita-
el contrario son propuestas encaminadas a
rio en la calle o agrupándose con otras prosti-
controlar la prostitución desde el punto de
tutas en pisos compartidos) y asalariada
vista del orden público y defienden los inter-
(aquellas que trabajan en bares, clubs, saunas,
eses empresariales.
etc), aunque dentro de ésta segunda variable
Para Hetaira cualquier política que se des- existe quien trabaja con sueldos fijos o a por-
arrolle de cara a la prostitución debe contar centajes.
con la voz de las prostitutas. Una voz que no
Pero en última instancia la forma concreta
es única sino múltiple porque diversas son las
de reconocimiento legal debe contar con sus
realidades en las que ésta se ejerce. Cualquier
opiniones y debe tener siempre presente la
medida que se tome en este sentido debe con-
defensa de sus intereses pues son ellas la par-
tar con el apoyo de un sector mayoritario de
te más desfavorecida de este trabajo.
prostitutas.
Según la experiencia de otros Estados que
Partimos también de la importancia de
han desarrollado políticas concretas sobre la
que se sigan desarrollando e incluso aumen-
prostitución lo que sí podemos decir es que
tando todas aquellas medidas sociales que fa-
hay algunas formas de reglamentación de la
ciliten que quién quiera abandonar la prosti-
prostitución que no tienen en cuenta los in-
tución pueda hacerlo accediendo a un empleo

La prostitución a debate 23
tereses de las prostitutas y que implican una Así: Quien obliga a otra persona a prosti-
mayor discriminación de éstas. tuirse ya está considerado delito en él.
Así, consideramos que no es justo que se Ante los abusos o agresiones físicas, psí-
creen impuestos especiales tanto para las tra- quicas o sexuales ya existen, también el C.P.,
bajadoras como para los empresarios que se artículos que permiten su denuncia y castigo.
dedican a esta actividad. Los impuestos deben
Para los abusos económicos y las malas si-
ser equiparables a los de otros sectores labo-
tuaciones de trabajo son necesarias leyes la-
rales que se desarrollan en condiciones socia-
borales que defiendan los derechos de las tra-
les similares teniendo en cuenta las diferen-
bajadoras.
cias económicas que se dan dentro de la pros-
titución según dónde y cómo se ejerza ésta. Incluso, nos parece cuestionable la refor-
Gravar más la prostitución que otras activi- ma que se hizo del C.P., a poco de ser aproba-
dades similares conlleva a que el Estado se do éste, en el que se introducía en el artículo
convierta en un nuevo proxeneta de las pros- 180 un supuesto dedicado explícitamente a
titutas. castigar el proxenetismo, definiendo éste co-
mo “quien determine a alguien a ejercer la
Tampoco nos parece adecuado establecer
prostitución abusando de una situación de
controles sanitarios obligatorios para las
necesidad”.
prostitutas como forma de prevenir el SIDA y
las enfermedades de transmisión sexual. Pri- Desde nuestro punto de vista esta fórmula
mero, porque no sirven para nada. Se ha de- es excesivamente general e inconcreta de ma-
mostrado ampliamente que esta medida para nera que da pie a todo tipo de interpretacio-
lo único que sirve es para que los clientes se nes.
queden tranquilos y se nieguen rotundamente
Por lo que nosotras hemos podido consta-
a utilizar preservativos. Con lo que, si la pros-
tar, la mayoría de prostitutas no están de
tituta es infectada por un cliente (cosa bas-
acuerdo con penalizar el proxenetismo. Entre
tante más frecuente de lo que se cree) trans-
otras razones porque la figura del proxeneta
mitirá el virus a todos aquellos con los que
se define legalmente por el aprovechamiento
tenga relaciones hasta el siguiente control,
económico de la prostitución de otra persona,
con lo que la expansión del virus está garanti-
sin tener en cuenta la opinión de ésta. Pero,
zada. Hoy está más que demostrado que no
además, porque bajo esta figura se esconden
existen grupos de riesgo sino prácticas de
realidades muy diferentes: los compañeros
riesgo y prevenir esas prácticas es la única
sentimentales que pueden estar en paro, los
forma eficaz de frenar la expansión del virus.
hijos que estudian gracias al dinero que la
Pero además, obligar a las prostitutas a con-
madre saca con la prostitución, la otra prosti-
troles sanitarios es considerarlas grupo de
tuta vieja que cuida de los hijos pequeños y
riesgo y estigmatizarlas más de lo que ya es-
recibe un dinero por ello, los que venden café
tán. Y eso además de moralmente cuestiona-
o tabaco a las que se mueren de frío ejercien-
ble es totalmente ineficaz pues redunda en el
do en la calle, los empresarios y dueños de ba-
mito de que son las prostitutas las que conta- res, saunas o clubs y obviamente las redes
gian y no los clientes, mito que además de fal-
clandestinas de prostitución forzada.
so, reafirma la actitud de irresponsabilidad
ante este tema por parte de muchos hombres Además, hay que tener en cuenta que
que hacen del no ponerse el preservativo una cuando media una relación afectiva en la que
cuestión de masculinidad y de vigor sexual. las dependencias y el miedo a la soledad lleva
a muchas mujeres a transigir o aguantar cosas
A la luz de la experiencia de otros países,
que visto desde fuera nos parecen excesivas y
otro aspecto que a nosotras nos parece impor-
en ocasiones inaceptables, si no hay violencia
tante es que lo que se legisle sobre la prosti-
la solución, desde nuestro punto de vista, no
tución se de en el marco de las relaciones co-
pasa por meter en la cárcel al marido o com-
merciales (código mercantil, laboral..) y no en
pañero. Siempre hemos defendido que, en
el código penal. Para nosotras el actual Códi-
esos casos, es necesaria la autoafirmación de
go Penal es un instrumento más que suficien-
las mujeres para que no aguanten lo que con-
te para defender a las trabajadoras del sexo de
sideran que no deben aguantar. Y creemos
los abusos y las agresiones.
que ese baremo es válido para todas las muje-

La prostitución a debate 24
res, las prostitutas y las que no se dedican a la lle (ejemplo Montera), planteándose incluso,
prostitución. por parte de la asociación de vecinos, la regu-
lación en locales cerrados. De nuestra expe-
Tratar a estos compañeros sentimentales
riencia en la resolución de conflictos entre ve-
como proxenetas implica ponérselo más difí-
cindario y prostitutas en zonas de Madrid
cil y exigirles más a ellas que al resto de las
como Méndez Álvaro, La Casa de Campo o la
mujeres, cuando precisamente las prostitutas,
calle Montera, sabemos que la defensa y pues-
por el trabajo que realizan y por el estigma
ta en práctica de esto que decimos no está
social que sufren sienten más la soledad afec-
exento de conflicto y no somos partidarias de
tiva y tienen más dificultades para establecer
que las prostitutas, ni nadie, haga lo que le dé
relaciones amorosas satisfactorias.
la gana sin tener en cuenta a nadie ni a nada.
También nos parece fundamental que el Como antes decía los espacios públicos son
reconocimiento de la prostitución no impli- de todos los ciudadanos y su utilización no
que un recorte a la libertad de movimiento y está exenta de conflictos (por ejemplo, el bo-
de opciones que se dan dentro de ésta. En este tellón en Madrid). Pero estamos plenamente
sentido nos oponemos a los registros obliga- convencidas de que los Ayuntamientos no son
torios controlados por la policía o el Ministe- los únicos que tienen la facultad de establecer
rio del Interior. Y tampoco nos parece una so- cómo se utilizan éstos. Por el contrario, cree-
lución que se legalice la prostitución regulan- mos que el espacio público debe ser negocia-
do como debe ser ejercida (lugares, zonas, do por los diferentes agentes sociales en pie
horarios, etc) y se criminalice a todas aquellas de igualdad y no se puede partir siempre de
trabajadoras del sexo que no quieran o no que son las prostitutas (o los jóvenes, en el
puedan ejercer en esas condiciones. Es cierto caso del botellón) las que deben plegarse a la
que existen muchas prostitutas que prefieren voluntad del resto y cambiar de lugar de tra-
trabajar en lugares cerrados porque así se bajo.
sienten más seguras. Pero otras, prefieren
Por último, en cuanto a la regulación de las
captar la clientela en la calle, pues aunque
relaciones laborales cuando el trabajo sexual
implique mayores riesgos también suele im-
se ejerce interviniendo terceros, bien en régi-
plicar mayor libertad en el ejercicio, dado que
men asalariado, bien por porcentajes, creemos
los lugares cerrados están llevados por los
que, por las particularidades del trabajo, es
dueños que son los que imponen las condi-
imprescindible contemplar una serie de dere-
ciones de trabajo. Generalizar y obligar a que
chos para las trabajadoras y recortar las pre-
toda la prostitución se desarrolle en lugares
rrogativas de la patronal. Así, las licencias que
cerrados implica aumentar las discriminacio-
se concedan para montar locales de alterne
nes de aquellas prostitutas mayores o con una
deberán tener en cuenta: Permisos preferen-
apariencia física determinada que no se co-
tes para los locales autogestionados y coope-
rresponde con lo que se “lleva” en cada mo-
rativas de trabajadoras sexuales No conceder
mento.
licencias a los “trusts” ni a personas indivi-
Somos conscientes de que el ejercicio de la duales que tengan antecedentes penales No
prostitución en la calle es lo que plantea más permitir que la patronal imponga el tipo de
problemas y que muchos de los conflictos que prácticas sexuales o las condiciones de trato
se han dado en los últimos tiempos han sido, con los clientes.
precisamente, contra la prostitución en la ca-

La prostitución a debate 25
La prostitución a debate 26
La emigración en la industria del sexo
Colectivo Ioé y Laura Agustín
7 de enero del 2005
Fragmento de Mujeres migrantes ocupadas en servicios sexuales
Editorial: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. España, 2001.
Migrantes en los servicios sexuales catalogando a las mujeres migrantes que se de-
Muchos de los análisis sobre la configu- dicaron, ocasionalmente o de forma duradera, a
ración actual de la industria del sexo hacen la prostitución como “víctimas”. Los estudios de
énfasis en la importancia de la mano de Cristina Borderías (322), referidos a las migra-
obra inmigrante. Aparentemente, la impor- ciones internas que se dirigieron a Cataluña a
tancia de los flujos migratorios de mujeres mediados del siglo XX, indican que sólo una in-
vinculados al trabajo en los servicios sexua- terpretación androcéntrica del proceso migra-
les sería una gran novedad. Sin embargo, un torio impide ver que muchas mujeres rurales
análisis histórico mínimamente atento eran las que iniciaban, diseñaban y apoyaban las
permite afirmar que migraciones y servicios estrategias migratorias propias y de otros
sexuales configuran un vínculo clásico. Bas- miembros de la familia (incluso de los varones).
te citar ejemplos como la presencia de per- Por tanto, conviene partir del concepto de las
sonas itinerantes que ejercían alguna forma migrantes como “actoras” -agentes activos- de
de prostitución en la Europa medieval y que los procesos migratorios, personas que ponen
acompañaban en sus desplazamientos a en marcha estrategias combinando los recursos
otras personas en movimiento, como pere- que tienen a su alcance. En esta perspectiva, el
grinos y soldados, quienes necesitaban todo desempeño de “servicios sexuales” puede ser un
tipo de servicios: lavandería, comida, sexo, objetivo explícito, un instrumento ocasional o
etc. También son conocidos los fenómenos el producto de la marginación y los abusos.
ligados a las grandes migraciones internas
En la época actual en Europa el término mi-
producidos durante el siglo XX; en Inglate-
grante suele referirse sólo a personas del “tercer
rra, por ejemplo, a partir del declive de las
mundo” o de los países de Europa del Este y, de
grandes fábricas del norte muchos habitan-
modo más restrictivo aún, a irregulares y/o per-
tes del mismo viajaron al sur; una protago-
sonas pobres. Sin embargo, siguen existiendo
nista relata su experiencia durante los años
europeos occidentales que migran de país en
60 en Londres: “Muchas de las chicas eran
país, o dentro del suyo, para trabajar en la in-
norteñas que, como yo, habían hecho auto-
dustria del sexo en un lugar distinto al de ori-
stop a Londres con muchas esperanzas,
gen (323). También estos desplazamientos mi-
grandes sueños y poco más. Algunas se
gratorios suelen enfocarse caracterizando a las
habían escapado de hogares para niños y de
mujeres afectadas como víctimas; ésta es la ima-
padres locos que les pegaban o les violaban.
gen más difundida en los medios de comunica-
Eran ellas las que los medios y todos los
ción y es también la posición que adopta mu-
“expertos” llamaban “víctimas enfermas”.
chas organizaciones internacionales, que tradu-
No eran nada de eso; eran jóvenes que tení-
cen sin más desplazamiento por “tráfico”. Sin
an el valor para hacer algo para resolver sus
embargo, existen muchos estudios sobre esta
situaciones.. Se escapaban de sus casas y
cuestión (324) que muestran que gran parte de
pueblos y encontraban refugio en la indus-
las migrantes extranjeras que trabajan en la in-
tria del sexo. Puede parecer absurdo, pero
dustria sexual sabían que su trabajo en Europa
no lo es. Esas jóvenes escapadas, algunas
tendría algún aspecto relacionado con el sexo, si
con sólo catorce o quince años, eran inde-
no era directamente prostitución; por otra par-
pendientes; tenían control sobre sus vidas,
te, sí caben disonancias entre expectativas y
cuando en los lugares de donde venían no
realidad migratoria, puesto que antes de partir
tenían nada” (321).
no se sabe cuáles serán las condiciones laborales
En España, el fenómeno también es co- de esos futuros trabajos, que a menudo se des-
nocido. En todos estos casos no puede dar- empeñan de manera distinta de los trabajos
se cuenta de la complejidad del fenómeno sexuales en sus países. Incluso la migrante que

La prostitución a debate 27
ya ha trabajado en esta industria en su pro- gias utilizadas por prostitutas migrantes se
pio país no puede imaginarse fácilmente asemejan a las utilizadas por las que emigraron
cómo se sentirá en muchas situaciones la- para emplearse en el servicio doméstico y que
borales en Europa. Pero eso proviene no en ambos casos: “ni el tráfico de inmigrantes se
tanto del trabajo en sí, sino de otras cir- reduce a las grandes organizaciones criminales,
cunstancias, como la condición de migrante ni la emigración 'espontánea' (apoyada en las
“sin papeles” (documentos válidos) y/o la redes comunitarias) está siempre exenta de fi-
estigmatización del trabajo sexual entre los nes lucrativos, contribuyendo también a la ex-
europeos que no siempre coincide con lo vi- plotación y al negocio que supone.. la inmigra-
vido en su país de origen. Estas condiciones ción irregular de 'servidoras'“ (326).
no son fácilmente imaginables antes de via-
En su estudio, S. Altink comenta que la pa-
jar (325).
labra “víctima” se puede usar de manera jurídica
Muchas migrantes buscan activamente (por ejemplo, cuando te roban eres víctima) pe-
lugares de trabajo en el extranjero desde sus ro aplicada a las mujeres inmigrantes ocupadas
países; a la vez hay quienes se los buscan en la industria del sexo transmite otros matices
para vendérselos. En este grupo se incluyen que exigirían de éstas que sean castas e ignoran-
figuras como buscones, coyotes, empresa- tes; es decir, un concepto que ignora el sentido
rios, prestamistas, novios y novias turistas de responsabilidad que conduce a una mujer a
que les han conocido durante vacaciones, y migrar en busca de trabajo (327).
personas de sus propias redes de familiares
¿Por qué, entonces, este tratamiento reduc-
y de amigos. Por todo ello, no es tan sencillo
cionista? La sospecha recae, en el caso de las
encasillar los desplazamientos de las muje-
prostitutas, porque siempre se trata de manera
res migrantes para ocuparse en la industria
distinta el sector del sexo de las demás ocupa-
del sexo (hayan sido o no prostitutas en su
ciones y por el hecho de verse implicadas muje-
país de origen) como cuestión de “redes ma-
res inmigrantes. La vinculación entre inmigran-
fiosas” dedicadas al tráfico. Por supuesto
te, en cuanto categoría de extranjero, y la cate-
que existen situaciones de engaño total:
goría de género es clara al referirse al tema de la
existen casos de personas que nunca pensa-
discriminación social actual; son las dos catego-
ron en trabajar en servicios sexuales, y que
rías sociales más afectadas. Cuando coinciden
llegaron a países europeos con la expectati-
en un individuo ambas categorías mujer y ex-
va de otro empleo (generalmente en el ser-
tranjera o se ha desatendido su situación parti-
vicio doméstico o la hostelería) y fueron
cular o se la ha asociado a la del varón pero el
forzadas a ejercer la prostitución. Pero
resultado es la invisibilización social (328); por
también existe una amplia gama de matices
el contrario, cuando se les ha prestado atención,
acerca de lo que sabían sobre su futuro em-
surge la sospecha sobre su peligrosidad social o
pleo, tal como sucede con cualquier grupo
la desvalorización de sus proyectos migratorios
de migrantes y cualquier tipo de actividad,
(victimizándolas) (329). Al mismo tiempo que
puesto que las informaciones y expectativas
las fronteras de la U.E. se han blindado contra
en origen no suelen coincidir con las situa-
los inmigrantes pobres se ha levantando la nue-
ciones que se viven en el país de destino.
va frontera de género produciendo una triple
Por su lado, muchas situaciones están desvalorización de las mujeres inmigrantes: por
llenas de ambigüedad: por ejemplo, migran- género, etnia y situación económica (330).
tes que habían aceptado realizar ciertas Cuando se trata de transexuales la desvaloriza-
prácticas sexuales pero no otras, o que en- ción es aún más fuerte. En suma, el rápido cam-
tendían sus compromisos de modo distinto bio social que afecta al primer y tercer mundos
que los agentes que le facilitaron el viaje plantea “temores sobre el control de la mujer (..)
(por ejemplo, cuestiones laborales como el Las mujeres que son, o aspiran a ser, económi-
horario, la posibilidad de seleccionar a los camente independientes corren el riesgo de ser
clientes, etc). Por tanto, las cuestiones refe- acusadas de frivolidad moral o sexual. De esta
ridas al 'tráfico'se centran en conceptos de manera, desde una óptica androcéntrica, la mi-
difícil definición, como coerción, coacción, gración de la mujer a las ciudades no es aconse-
consentimiento u obligación. Un estudio jable” (331) y menos si se trata de una movilidad
reciente indica que muchas de las estrate- transnacional.

La prostitución a debate 28
La diversificación de los flujos de muje-
res que se ofertan (332) para ocuparse en la
industria del sexo a reclamos de la demanda
no ha de hacer olvidar que junto a ellos se
produce otro flujo, esta vez de la demanda
en sentido inverso a la búsqueda de relacio-
nes afectivas y sexuales en los países de ori-
gen a través del turismo sexual (333). En la
actualidad el turismo sexual (flujos de mi-
gración temporal de la demanda de servi-
cios sexuales) incluye a hombres y a muje-
res del primer mundo que acuden a lugares
considerados exóticos. El análisis tampoco
puede reducirse a flujos norte (demanda)-
sur (oferta) ni a la inversa, sino que hay
destinos de turismo sexual en Europa, por nexiones esporádicas o de un entramado sólido.
ejemplo Amsterdam y Praga, para personas
del norte (turistas ocasionales, ejecutivos El interés de una investigación de este tipo
en viaje de negocios, incluyendo a migran- es que, de comprobarse sus supuestos, más que
tes..) y del sur. Además los demandantes y un análisis en el ámbito de cada país, conven-
los ofertantes pueden ser varones, mujeres o dría pensar en una industria europea (sin res-
transexuales y la demanda puede llegar tringirla al espacio de la Unión Europea). La
desde otros trabajadores sexuales. oferta cruza fronteras nacionales con o sin per-
misos, sin detenerse porque un país sea miem-
Por lo tanto, ni los flujos de migrantes bro o no de la UE; para estos trabajadores el es-
para ocuparse en la prostitución (oferta) ni pacio europeo se presenta como un único ámbi-
los de la demanda de servicios sexuales to de actuación. En este flujo se insertan tanto
(también migrantes) son algo nuevo; en la inmigrantes procedentes de América Latina, Á-
actualidad, la novedad les viene a ambos del frica y Asia como también del Este europeo y de
carácter transnacional que adquiere en la países de la Unión Europea. Un elemento que
era de la globalización la industria del sexo. puede actuar como atracción de movimientos
transfronterizos de la clientela es la existencia
¿Industria nacional, o industria europea de “productos específicos” en determinadas zo-
del sexo? nas o países (por ejemplo, las vitrinas en
Según hemos visto, la configuración ac- Holanda o los Eros Centres en Alemania); por el
tual de la industria del sexo tiene un fuerte contrario, la especificidad de la oferta puede ac-
componente transnacional. En este contex- tuar en ciertos lugares como elemento de fideli-
to de transnacionalización cabe preguntar- zación de la clientela local.
se si, una vez llegadas a Europa, las perso-
nas migrantes que se ocupan en el sector En principio, podemos hablar de industria
conciben el conjunto del territorio como un europea del sexo en sentido figurado, en el
espacio total, a través del que viajan según mismo sentido en que se utiliza la noción de es-
las demandas y/o las informaciones que re- pacio migratorio europeo, aunque los flujos de
ciben de informantes o de compañeros de entrada y salida no se circunscriban sólo a este
trabajo de otros lugares. Es importante ámbito (por ejemplo, migrantes de países en
también tener en cuenta que la demanda se Europa tienen otros miembros del grupo fami-
moviliza entre países, que existe una circu- liar en terceros países, dando lugar a las deno-
lación en busca de servicios especializados minadas familias transnacionales). Además,
a través de las fronteras intraeuropeas. En el aunque exista cierta dinámica uniformizadora
mismo sentido vamos a tener en cuenta que en las formas organizativas de la industria del
la organización de los negocios del sexo sexo europea, no existe una completa homoge-
tiene una articulación transnacional euro- neidad de situaciones entre las trabajadoras de
pea con intercambio de gestores capitales origen inmigrante. Cada grupo social y/o cada
informaciones etc. y que se trata de co- grupo étnico-nacional conlleva determinaciones
específicas que se traducen en las estrategias

La prostitución a debate 29
laborales, tal como sucede en otras activi- Cifras de personas migrantes con ocupacio-
dades. Por otra parte, los contextos nacio- nes en la industria europea:
nales (situación económica general, política
Dada la problemática de lo “irregular” (cri-
migratoria, oportunidades laborales, situa-
minalización e indocumentación), lo informal y
ción de la demanda de servicios sexuales,
la estigmatización de la industria del sexo, cada
etc.) condicionan y modelan las posibilida-
proyecto de contar a prostitutas y prostitutos
des de inserción laboral de las trabajadoras
migrantes lo ha hecho de manera distinta, sea
del sexo de origen inmigrante.
de modo directo o a través de indicadores.
Una de las notas características de la es-
Por ejemplo, en un proyecto suizo se han te-
tructura del sector de los servicios sexuales
nido en cuenta los visados expedidos a mujeres
es la movilidad de los trabajadores y, en
de ciertas procedencias extranjeras (R. Domini-
parte, de la demanda. Si nos centramos en el
cana y Brasil, etc.) para trabajar como bailari-
lado de la oferta, los motivos son diversos:
nas, suponiendo que se ocuparían en el sector
van desde los más convencionales, que se
del sexo; en otro proyecto aleman se ha contado
encuentran en la mayoría de trabajos, como
estimando que el 75% de los extranjeros dedi-
por ejemplo ser despedido o estar trabajan-
cados a la prostitución son de América Latina y
do con empresarios dueños de varias sucur-
el Caribe. De todas maneras, resultan poco fia-
sales hasta motivos muy personales como
bles lo intentos de desglosar por nacionalidades
querer esquivar a algún cliente difícil o li-
o etnias a las personas que se encuentran en la
brarse de la vigilancia de la policía. Pero
industria en cualquier lugar y momento, ya que
además la trabajadora puede disponer de
es común la práctica de no decir la verdad sobre
información sobre nuevas demandas en
el origen nacional. Los comentarios que se
otros lugares o haber recibido alguna buena
hacen sobre la procedencia de los migrantes ca-
oferta en otra parte; incluso haber venido a
si siempre lo único que aportan es información
España bajo un acuerdo específico con al-
anecdótica y temporalmente muy circunscrita.
guien que luego sugeriera el cambio de sitio
o que el empresario esté metido en una red Por otro lado, los métodos de recuento varí-
controladora que mande a las mujeres a an sobre cuestiones de sexo; generalmente no
otros lugares sin consultarles. clarifican si se han incluido a los trabajadores
masculinos y cuando han citado cifras de muje-
Es preciso destacar que las mujeres mi-
res si se han incluido a las transexuales. Estos
grantes no tienen por qué ocupar necesa-
términos incluyen a personas que se visten, se
riamente niveles “bajos”, ni siquiera cuando
pintan, se hormonizan y/o se operan para modi-
son “irregulares”, en la industria del sexo.
ficar su apariencia; en algunos lugares se ha es-
Precisamente porque la industria en sí, en
timado que un tercio de las prostitutas migran-
sus aspectos relacionados con servicios
tes es de transexuales.
sexuales, funciona de manera “irregular”, un
migrante no regularizado tiene bastantes En concreto, un estudio del proyecto Tam-
oportunidades para trabajar en bares y clu- pep ofrece cifras de los porcentajes de migran-
bes, en pisos y en servicios de acompañan- tes entre los trabajadores sexuales de varios
tes caros y especiales; tampoco hay impe- países europeos. Son números que proceden de
dimento para que una migrante implante su los diversos proyectos nacionales participantes;
propio servicio, utilizando teléfonos móvi- éstos no han efectuado el recuento de la misma
les y/o sitios web colocados en Internet. manera y tampoco tienen el mismo tipo de con-
Basta con introducir en cualquier motor de tacto con la prostitución. Algunos, por ejemplo,
búsqueda de internet palabras claves como sólo conocen a trabajadores de la calle y otros a
“sexo, España, prostitución” para localizar personas que asisten a ciertos servicios sanita-
una serie de páginas en las que se venden rios; en otras ocasiones, además, los que recuen-
servicios sexuales; estas páginas ofrecen los tan no hablan todos los idiomas necesarios para
servicios de trabajadores extranjeros y ex- comunicarse con todos los migrantes y a menu-
tranjeras que trabajan en o se anuncian en do operan sólo en las ciudades grandes y no tie-
negocios de otros junto a los que que traba- nen datos comparativos de las mismas naciona-
jan por cuenta propia con sus propias pági- lidades/etnias con otras zonas del mismo país ni
nas electrónicas. con las de los países de origen. Sin embargo, el

La prostitución a debate 30
condicionante que más dificulta este tipo norte de Alemania y 32% en el sur, 68% en
de recuento por encuesta es el simple hecho Holanda y 45% en Bélgica. La cifra para España
de que hay un porcentaje alto que está en es del 50% pero la estimación, realizada por
movimiento de país en país europeo; con- Médicos del Mundo, se basa sólo en la situación
tarlos por país de manera estanca resulta de la prostitución callejera en Madrid y no refle-
entonces de utilidad muy limitada. Con las ja la variedad de situaciones existentes. Final-
reservas apuntadas, hemos de considerar las mente, hay que recordar que desde 1997, fecha
cifras que ofrece este informe: el porcentaje en que se realizó el último estudio de este tipo,
de inmigrantes entre los prostitutos y las las estimaciones sobre el porcentaje de migran-
prostitutas son: 90% en Italia, 25% en Sue- tes en la industria sexual han aumentado en to-
cia y Noruega, 85% en Austria, 62% en el dos los países europeos (334).

Notas
(*) Este capítulo ha sido elaborado conjuntamente con Laura Agustín, quien ha realizado también el traba-
jo de campo en Navarra. Laura Agustín estudia la industria del sexo a nivel internacional, ha participado en
muchos congresos académicos y de ONG, es miembro de la Alianza Global Contra el Tráfico, es especialista
en evalucación de programas educativos y de intervenciones con trabajadores del sexo y dirige una lista de
correo que reune a protagonistas de la problemática de América Latina y de Europa. E-mail:
laura@nodo50.org.
(321) ROBERTS, N., The Front Line, Grafton Books, Londres, 1986, pág. 56, traducción Laura Agustín.
(322) BORDERÍAS, C., 1993. “Emigración y trayectorias sociales femeninas”, en Historia Social, Nº 17,
UNED, Valencia, 1993, pág. 75-94.
(323) Por tanto, al referirnos a migrantes en ocupaciones sexuales deberíamos incluir a todos los colectivos,
ignorando las restricciones político-administrativas (comunitarias y no-comunitarias) o ideológicas (países
ricos-países pobres). No obstante, la problemática más compleja la presentan las personas no europeas, de-
bido a que, además de trabajar en un sector socialmente estigmatizado, proceden de culturas distintas a las
europeas; no tienen los papeles en regla para trabajar o los papeles que tienen no les autorizan para realizar
trabajos sexuales; algunas tienen grandes deudas pendientes; muchas no hablan los idiomas de los países
donde se encuentran, etc. Para adecuarnos al enfoque general del libro, nos centramos sólo en los migrantes
no comunitarios ocupados en la industria del sexo en España, como ámbito particular, y en Europa como
espacio de referencia.
(324) Los estudios realizados en muchos países y recientemente también en España muestran la variedad
de motivaciones y proyectos de las mujeres que han viajado para hacer trabajos sexuales. Ver, ALAI, Desilu-
sión en la tierra prometida, Latinoamericanas en Europa, ALAI/Red Aquí Nosotras, Quito, 1994; ALTINK,
S., Stolen Lives: Trading Women into Sex and Slavery, Scarlet Press, Londres, 1995; ANARFI, J.K., “Migra-
tions and Tourism. Ghanaian Women and Prostitution in Côte d'Ivoire”, en KEMPADOO, K. y DOEZEMA,
J. (eds.) Global Sex Workers: Rights Resistance, and Redefinition, Routledge, Nueva York, 1998; BRUSSA,
L., “Migrant Sex Workers in the Netherlands Speak Out” en Research for Sex Work Nº 3, 19, Vrije Univer-
siteit, Amsterdam, 2000; CAMPANI, G., “Women Migrants: From Marginal Subjects to Social Actors”, en
COHEN, R. (ed), The Cambridge Survey of World Migration, University of Cambridge, Cambridge, 1995;
CARCHEDI, F. et al, I Colori della notte. Migrazioni, sfruttamento sessuale, esperienze di intervento so-
ciale, Franco Angeli, Milán, 2000; FUNDACIÓN ESPERANZA, Tráfico de mujeres en el contexto interna-
cional: Memorias, F.E., Bogotá, 1998; GLOBAL SURVIVAL NETWORK, Crime and Servitude: An Exposé
of the Trafficking in Women for Prostitution forn the Newly Independent States, GSN, Washington DC.,
1997; KEMPADOO, K. y DOEZEMA, Jo. (eds.), Global Sex Workers, o.c.; LIM, L.L., The Sex Sector, o.c;
SKROBANEK , S. et al, Tráfico de mujeres, o.c.
(325) Alguien que conoce algún tipo de prostitución en su país (por ejemplo bailar con clientes en un bar y
acostarse con dos o tres durante una noche) no puede saber de antemano cómo se va a sentir mostrándose
desnudo en una “vitrina” de Amsterdam durante doce o catorce horas diarias, o estando de pie en el borde
de un camino en la Casa de Campo de Madrid.
(326) OSO, L. “Estrategias migratorias de las mujeres ecuatorianas y colombianas en situación irregular:
servicio doméstico y prostitución en Galicia y Pamplona”, ponencia en II Congreso sobre la Migración en
España, Madrid, octubre, 2000, pág. 20 (disco compacto).
(327) “Me duele, pero no me llame pobrecita, - dijo una mujer. Las víctimas también pueden ser muy fuertes
o harán cualquier cosa para vengarse por el daño que se les ha hecho y para crearse una vida mejor. Algunas
víctimas no buscan a la policía sino que empiezan a traficar por su cuenta, o se alían con los traficantes para
evitar represalias”, (traducción de Laura Agustín), ALTINK, S., Stolen Lives.. , o.c., pág. 2.

La prostitución a debate 31
(328) Como dicen las autoras siguientes, la situación de las mujeres migrantes necesita abordarse explican-
do por qué han estado ausentes durante tanto tiempo de la literatura sobre las migraciones. En suma,
habría que explorar los procesos que producen y reproducen las múltiples formas de marginalización y ex-
clusión de las mujeres migrantes en el sur de Europa, ver ANTHIAS, F. y LAZARIDIS, G. “Women on the
Move in Southern Europe” en Gender and Migration in Southern Europe, Berg, Oxford, 2000, pág. 1.
(329) La aprobación del proceso migratorio a la ciudad o a otro país cuando lo plantean jóvenes varones pa-
ra aprender un oficio o para ganar dinero se vuelve desaprobación cuando lo realiza una mujer. Esta discri-
minación que manifiesta el 'temor del varón' a perder el control sobre las mujeres y en particular, a que la
mujer se dedique a la prostitución en los “otros” lugares, ha sido confirmada en los estudios de
CALDWELL, J., African Rural Migration, Australian National University Press, Canberra, 1969.
(330) JULIANO, D., Las que saben. Subculturas de mujeres, Horas y horas, Madrid, 1998, pág. 103.
(331) MOORE, H.L., “La mujer y el trabajo asalariado: migración y proletarización”, en Antropología y fe-
minismo, Edics. Cátedra, Madrid, 1996, pág. 121.
(332) A comienzos del siglo XX una de las direcciones principales de los flujos de mujeres para ocuparse en
la prostitución era de Europa hacia las Américas, lo que dió lugar al pánico moral llamadola “trata de blan-
cas”. Hoy las direcciones de este flujo son muy diversas.
(333) El denominado turismo sexual refleja la disposición del europeo para viajar a espacios identificados
como más libres, 'naturales', primitivos o eróticos, relacionada con la disponibilidad de los “otros” tanto
hombres, mujeres, transexuales, niños y niñas.
(334) TAMPEP, Health, Migration and Sex Work: The Experience of Tampep, Mr A. De Graaf Stichting,
Amsterdam, 1999.

La prostitución a debate 32
El ejercicio voluntario de la prostitución entre
adultos
Manifiesto de Grupo de Estudios de Política Criminal

El Grupo de Estudios de Política Criminal chas personas mayoritariamente mujeres,
constituído desde 1989 por unos doscientos hay muchos hombres y transgéneros que
penalistas -profesores de universidad, jueces y se dedican a la prestación de servicios de
fiscales- se manifestó el mes de noviembre carácter sexual. El debate, por tanto, no
pasado a favor de la regulación del ejercicio puede ser monopolizado por un discurso
voluntario de la prostitución entre adultos. en clave de género.
2. La represión de todas las actividades
relacionadas con la prostitución ha
arrojado un balance histórico que sólo
puede ser calificado de lamentable pues,
en lugar de erradicar el fenómeno –como
pretendía-, lo ha ocultado provocando
una serie de efectos perniciosos tales
como la estigmatización, el aislamiento y
la indefensión de las personas que la
ejercen a las que se sitúa en condiciones
de máxima vulnerabilidad.
3. A nadie se oculta la hipocresía que
supone poner trabas a la regulación de la
prestación voluntaria de servicios
sexuales y permitir a cambio que la oferta
de esos mismos servicios genere cuan-
tiosos ingresos por publicidad a los me-
dios de comunicación que la anuncian,
Siguiendo las indicaciones de la OIT, que fomentando al mismo tiempo una acti-
reconoce la prostitución como una actividad vidad económica sumergida y descon-
económica que deber ser reconocida y regu- trolada que perjudica a todos.
lada en beneficio de quienes la ejercen y, 4. Por otra parte, debe reconocerse que la
tomando como apoyo una contundente situación de alegalidad en que se en-
doctrina de la jurisprudencia de nuestros cuentran quienes ejercen la prostitución
tribunales que repalda esa recomendación en condiciones de no reconocimiento
internacional de apoyo a los derechos de favorece su explotación por parte de
las/los trabajadoras/es del sexo, este grupo empresarios que no se creen obligados a
acordó manifestar lo siguiente: respetar sus derechos sociales y laborales
1. Es una realidad constatada en nuestro básicos, despojándolos de cualquier clase
país que miles de adultos volun- de responsabilidad legal. Es sabido, ade-
tariamente prestan servicios sexuales re- más, que la persecución del entorno de la
munerados. Es preciso que las autori- prostitución libremente ejercida y de
dades no desprecien este hecho, para cuya quienes se lucran con ella, perjudica la
comprobación ha de propiciarse un méto- necesaria transparencia de ese mercado
do de conocimiento razonable huyendo favoreciendo la proliferación de
de las aproximaciones morales, que ni organizaciones delictivas dedicadas a la
siquiera son hoy en día socialmente ma- trata de personas, en la medida en que
yoritarias y que intentan simplificar un fomenta el carácter clandestino de estas
fenómeno complejo y diverso. Tampoco actividades y desmotiva la denuncia de la
puede desconocerse que, aún siendo di- víctima. Ello sin perjuicio de nuestro

La prostitución a debate 33
convencimiento de la necesidad de miento de la dignidad humana como valor su-
luchar, de manera decidida y eficaz, cual- premo recogido en nuestra Constitución exi-
quier forma de actividad sexual forzada. ge el respeto a la voluntad de quien, siendo
mayor de edad, decide prestar servicios re-
A la vista de las recientes conclusiones
munerados de carácter sexual. Negar de plano
expresadas por la Comisión Mixta de los De-
la posibilidad de que esa opción sea válida
rechos de la Mujer del Congreso de los Dipu-
constituye un tratamiento paternalista de la
tados, este Grupo no puede más que mostrar
mujer (y del hombre) como personas incapa-
su repulsa ante la posición de quienes, desde
ces de tomar decisiones adultas. Supone rele-
la posición de un Estado que se autocalifica
garles, sin legitimidad alguna, a la condición
de social, acuerdan negar la ciudadanía labo-
de infrasujetos. Esta es una responsabilidad
ral a las personas que ejercen la prostitución
muy grave que una política criminal democrá-
impidiendo el reconocimiento de su existen-
tica no debería asumir.
cia como sujetos de derechos. El reconoci-
NOTA
El Grupo de Estudios de Política Criminal está integrado por un nutrido colectivo de catedráticos y profe-
sores titulares de Derecho Penal, magistrados, jueces y fiscales que, a partir de una primera reunión mante-
nida en Málaga en 1989 con motivo de la aprobación del Manifiesto por una nueva política sobre la droga,
decidieron constituirse en un grupo permanente de trabajo. Su página web es: http://www.gepc.es/.

La prostitución a debate 34
El debate sobre la prostitución

El Tribunal de la UE avaló en 2001 la prostitución como “actividad
económica”.
M. A. – Madrid
EL PAÍS - Sociedad - 28-09-2005
El 20 de noviembre de 2001, el Tribunal de Diferentes modelos Pese al criterio único
Justicia de la UE dictó en una sentencia que la de esta sentencia, en Europa conviven dife-
prostitución formaba parte de las “actividades rentes modelos legislativos. En España, la
económicas ejercidas de manera independien- prostitución no está legalizada ni penalizada.
te”, a condición de que fuera “por cuenta pro- El vacío legal ha sido llenado en los últimos
pia”. Las sentencias del Tribunal Europeo de años mediante decisiones judiciales. Una de
Justicia -que representa el poder judicial eu- ellas fue la que dictó el Tribunal Superior de
ropeo- son vinculantes y aplicables en todos Justicia de Andalucía en enero de 2004 que
los Estados de la UE y dada la primacía de la obligó a dar de alta en la Seguridad Social a
norma comunitaria sobre la nacional, este fa- las 12 prostitutas de un club de alterne tras
llo estableció un marco jurídico para futuras una visita de la Inspección de Trabajo. A pe-
regulaciones. sar de que el empresario del local había argu-
mentado que las mujeres “ejercían libremente
El tribunal europeo planteó, sin embargo,
la prostitución”, la sentencia señaló que “se
una serie de exigencias para avalar la prosti-
daban los requisitos de una relación laboral”.
tución como “actividad económica”: que el
servicio se prestase bajo responsabilidad pro- Otra decisión judicial fue la de la Sala de lo
pia, sin vínculos de subordinación y a cambio Social del Tribunal Supremo, a finales de
de una remuneración pagada íntegra y direc- 2004, que ordenó la inscripción en el registro
tamente. El origen de esta sentencia fue la de la Dirección General de Trabajo a una aso-
cuestión prejudicial de un juzgado holandés ciación de locales de alterne y prostitución
sobre la reclamación de Aldona Malgorzata “por cuenta propia”.
Jany y otras prostitutas de escaparate. Todas
A nivel normativo, la institución española
ellas eran polacas y checas, residían en Ams-
pionera en la materia fue el Ayuntamiento de
terdam, y se les había denegado el permiso de
Bilbao, que en 1998 aprobó una ordenanza
residencia para trabajar como prostitutas por
que reguló los locales de alterne. Cataluña se
cuenta propia, pese a existir en Holanda regu-
sumó a este modelo en 2002.
lación nacional y municipal de la prostitu-
ción.

Sin cerrar los ojos, dando derechos
Montserrat Tura
Consejera de Interior de la Generalitat de Catalunya
Artículo pubñlicado en la sección de Opinión de El País el 13-11-2005

Llegó desde Rusia con una promesa de bajo amenazas, con un proxeneta que la
trabajo bajo el brazo. El contrato lo firmó, secuestró y obligó a prostituirse durante me-

La prostitución a debate 35
ses en una angosta carretera. Internet le implica limitar; no hacerlo significa permitir
permitió conocer parajes que nada tenían que que el fenómeno siga yendo al alza, creciendo
ver con su Polonia natal y decidió pasar sus mientras cerramos los ojos. Se trata de poder
vacaciones en la Costa Brava. La red, acabar con situaciones como las que ya se
implacable, la maltrató, esclavizó y obligó a registran en algunas carreteras catalanas,
prostituirse. Quiso mejorar su calidad de vida donde en menos de dos kilómetros los
y se marchó de Rumania para trabajar en un Mossos han llegado a contabilizar 10
hotel costero: acabó hospitalizada tras tirarse prostitutas. Entre las finalidades de esta ley
por la ventana de un piso del que huía de destaca el proteger la salud y la seguridad de
compatriotas que la retenían contra su las profesionales del sexo. Es, de hecho, una
voluntad y obligaban a prostituirse tras sufrir prioridad irrenunciable. Adentrarse en un
vejaciones indescriptibles. En Bulgaria su bosque espeso, en plena noche, en el vehículo
futuro no era prometedor, algo que, pensó, sí de una persona de la que nadie te podrá
lo sería en España: resistió más de 100 metros proteger; subirse a la cabina de un camionero
arrastrada por un coche, arañando con su piel del que nada sabes son situaciones que
el arcén de la N-2, antes de dejar ir el bolso conforman una cotidianidad que debe erra-
con el jornal de toda una noche de sexo de dicarse. Acabar con la prostitución de
pago y cobrarse cientos de heridas de las que carretera es una obligación que los poderes
no cicatrizan nunca. públicos no podemos aplazar.
La realidad, algunas veces, supera la Las vemos cuando circulamos por carre-
ficción. Son cuatro historias reales, cuatro tera. Les prestamos una atención relativa y al
dramas personales que golpean la conciencia cruzar las miradas algunos pensamos en lo
de quien las conoce: cuatro titulares que duro que ha de ser aguantar el tipo en medio
ennegrecen con su tinta la vida de seres de la nada. Nos alejamos pero ellas permane-
humanos, como nosotros, y que conocemos cen allí, punteando con el seco rímel de su
gracias a operaciones policiales de des-
mantelación de redes de proxenetismo y
a la desesperación de sus propias prota-
gonistas. Desgraciadamente, ellas no son
las únicas.
Prevenir y promover la persecución
de todas las formas de tráfico y trata de
personas, la explotación sexual y la
prostitución forzosa es uno de los
propósitos de la actuación diaria de la
policía de la Generalitat, que preparará
una ley pionera en España que ha de
poder regular, en territorio catalán, los
servicios sexuales remunerados. La
aplicación del Derecho Civil catalán nos
permite garantizar la libre decisión de
quien presta el servicio, reconocerle sus
derechos y hacerle única titular de los
acuerdos con otros. Se trata de que las
prostitutas ejerzan su profesión con
libertad y garantías.
muda presencia nuestras carreteras. Nos
Conscientes de la controversia que suscita alejamos y las dejamos en compañía de peli-
cualquier intento de regulación y de que ésta
gros. Los relacionados con el tránsito son sólo
debe ceñirse a las competencias de la
algunos. En muchas ocasiones, las prostitutas
Generalitat, la ley quiere acabar con la actual
se encuentran en caminos cuyos accesos no
hipocresía de que al no figurar en ningún
tienen buena visibilidad: acceder y volver a
texto legal la prostitución, sencillamente, no
incorporarse a la vía entraña un riesgo
existe. Regular, importante es aclararlo,
evidente. Evidente y objetivo es, también, el

La prostitución a debate 36
peligro que existe cuando posibles clientes capié. Prohibir y sancionar la presencia de la
realizan maniobras bruscas para detener el prostitución en la vía pública implica regular
vehículo y poder contactar con ellas. el funcionamiento de las distintas moda-
lidades de locales y establecer un régimen
Asimismo, los informes de los Mossos
sancionador. El texto prevé que los esta-
d'Esquadra nos advierten de que la integridad
blecimientos, que nunca podrán estar en
de estas mujeres se ve continuamente en
comunidades de vecinos, estén expresamente
peligro por las coacciones y amenazas de sus
autorizados y dispongan de una licencia
proxenetas. Las agresiones físicas y sexuales
específica y no transmisible que tendrá una
consumadas tanto de proxenetas como de
validez muy limitada. Las prostitutas, por su
clientes forman parte, desgraciadamente, de
parte, podrán beneficiarse de derechos labo-
su cotidianidad laboral. Cotidianidad en la
rales, salariales y tendrán obligaciones tribu-
que también se registran robos con inti-
tarias como cualquier trabajador. Tendrán
midación y violencia, dada la vulnerabilidad
derecho, también, a ser atendidas de sus
que supone su presencia en lugares solitarios,
patologías específicas por el sistema de salud
así como detenciones ilegales y agresiones de
pública. Según la Encuesta de Salud y Hábitos
clientes y proxenetas de otras prostitutas.
Sexuales, uno de cada cuatro hombres de
Éste es el escenario real en el que trabajan, entre 18 y 49 años residente en España ha sido
hoy, algunas de las prostitutas en nuestro cliente de la prostitución alguna vez. Haga-
país. Acabar con él es uno de los objetivos, no mos, vista la demanda, que la oferta tenga las
el único, de la ley que prepara la Generalitat. condiciones necesarias y evitemos que siga
Existen otras prioridades; entre ellas, garan- proliferando la demanda cruel. No dejemos
tizar su dignidad y derechos, así como su más tiempo que la alegalidad en la que se
autonomía, capacidad de decisión y libertad encuentra la prostitución beneficie a unos y
ambulatoria; evitar su estigmatización, desa- condene a otros. Seamos valientes, como lo
rraigo y exclusión social; establecer controles son algunas de ellas cuando denuncian con
sanitarios adecuados, y evitar perturbaciones riesgo de sus vidas a sus esclavizadores
y molestias en el entorno social de las sabiendo que ningún derecho las asiste o se
comunidades cercanas a los establecimientos adentran en territorios desconocidos de la
donde se prestan estos servicios. mano de quien puede llegar a ser su verdugo.
El de los establecimientos es uno de los
aspectos en los que la ley hace mayor hin-

El Gobierno rechaza que la Generalitat regule la prostitución por ser una
práctica degradante
Charo Nogueira
El País el 04-02-2006
El propósito de la Generalitat de regular la plan específico para ello) y de mantener la
prostitución y limitar su ejercicio a los prostitución en la situación jurídica en que se
burdeles, plasmado en el borrador del encuentra, coinciden varias fuentes. En
anteproyecto de Ley de Limitación de Ser- España, donde se permite el ejercicio volun-
vicios Sexuales Remunerados choca con el tario, se penalizan el proxenetismo y el
planteamiento del Gobierno central. Éste es tráfico, que es un fenómeno creciente, según
partidario de combatir el tráfico de personas los expertos.
con fines de explotación sexual (ultima un
La consejera de Interior de la Generalitat, últimas semanas con responsables del Go-
Montserrat Tura, ha expuesto la iniciativa bierno y del partido y el grupo socialista. La
reguladora de ámbito catalán en varias última se celebró el pasado miércoles.
reuniones mantenidas en Madrid en las dos

La prostitución a debate 37
Por su parte, el Gobierno ha encargado al “Arrendar a un ser humano”
Instituto de la Mujer un informe sobre el En cuanto al contrato civil de
borrador de anteproyecto catalán. El texto, al arrendamientos de servicios entre la persona
que ha tenido acceso El País, señala que la que se prostituye y el cliente, previsto en el
iniciativa catalana “supondrá un retroceso en texto catalán, el informe advierte de que exis-
el camino hacia la igualdad real entre las ten “serias dudas” sobre su validez. “Un con-
mujeres y los hombres, puesto que no hay trato que tenga como causa la prestación
nada más desigual que la prostitución, y un voluntaria de servicios sexuales se considera
importante obstáculo para lograr una nulo, de acuerdo con el artículo 1.275 del
sociedad en que las mujeres puedan vivir Código Civil, puesto que tiene causa ilícita al
libres de la violencia de los hombres”. vulnerar el derecho a la dignidad de la
persona ya que la reduce a una mercancía más
Contra los tratados internacionales que se puede comprar, vender, arrendar y
El informe plantea ocho observaciones a la explotar sexualmente con total libertad”,
iniciativa de la Generalitat. La primera es la añade. Puntualiza que ese contrato “tiene una
incompatibilidad del proyecto con dos causa ilícita, el arrendamiento temporal del
tratados internacionales ratificados por cuerpo de un ser humano, normalmente del
España (estos textos forman parte del cuerpo de la mujer, a la que a cambio de
ordenamiento interno, según el artículo 96.1 dinero se la despoja de su condición de
de la Constitución, recuerda el informe). Se persona, reduciéndola a mero objeto de placer
trata del Convenio de Naciones Unidas para para el cliente”.
la Supresión de la Trata de Personas y de la
Prostitución (ratificado en 1962) y la Relación laboral
Convención sobre la Eliminación de todas las El Instituto de la Mujer también arremete
Formas de Discriminación contra la Mujer contra el contrato entre la persona que se
(ratificada en 1983). Ésta compromete a los prostituye y el titular del establecimiento
Estados firmantes a tomar “todas las medidas mercantil donde ejerce. “Contiene elementos
apropiadas para suprimir todas las formas de propios de una relación laboral entre
trata de mujeres y explotación de la empresario y trabajador/a, pues a él se
prostitución de la mujer”, según recoge el atribuye el control del cumplimiento de la
informe del Gobierno. jornada de trabajo”, advierte. “Los límites de
jornada y de horarios que se imponen a las
«Incompatible con la dignidad» personas que ejercen la prostitución
“El hecho de que España haya ratificado voluntaria resultan anómalos en personas que
estos dos convenios internacionales que ejercen una actividad por cuenta propia”.
consideran la prostitución como una práctica
incompatible con la dignidad y con el respeto Ejercicio sin papeles
de los derechos fundamentales de la persona El informe del Instituto de la Mujer critica
implica que la legislación española, tanto la el planteamiento que hace el texto catalán
estatal como la de las comunidades respecto a las personas inmigrantes sin pa-
autónomas, ha de respetar esos compromisos peles que ejercen esa ocupación. “Con esta ley
internacionales”, señala el análisis del Insti- se va a permitir a las personas inmigrantes
tuto de la Mujer. “En consecuencia”, prosigue que se encuentren en situación ilegal en
el informe, “el compromiso de los Estados España el ejercicio de la prostitución contra-
ratificantes no puede consistir en ningún caso viniendo con ello la legislación estatal vigente
en expandir, facilitar o profundizar el sistema en materia de extranjería”, advierte. “Esta
prostitucional”. posibilidad”, añade, “abocará a un importante
número de mujeres inmigrantes que carezcan
“Fundamenta la prostitución” de los preceptivos permisos de residencia y
El Instituto de la Mujer considera que el trabajo a dedicarse a la prostitución, ya que la
borrador de anteproyecto “regula para funda- administración de la comunidad autónoma
mentarla”. les permite, en esta situación, el ejercicio de
esta actividad y no les permite, en la misma

La prostitución a debate 38
situación, el ejercicio de otras actividades Puntualiza que el contenido de ese contrato
ajenas a la prostitución”. “de prestación sexual remunerada” debe “ser
acordado personalmente por quien presta los
El artículo 51 del borrador de la Gene-
servicios sexuales”. Ésta puede exigir el pago
ralitat señala: “Las administraciones pro-
previo, si bien “la remuneración pagada es
moverán el proceso de regularización de las
irrepetible en el caso de que no se haya
personas inmigrantes que presten servicios
empezado a realizar los servicios acordados”.
sexuales en Cataluña y, en su caso, la con-
cesión de la autorización de residencia tem- Las personas que ejerzan la prostitución
poral por motivos humanitarios”. Distintos deberán ser mayores de edad (igual que los
expertos han señalado que la mayor parte de clientes) y ejercer esa ocupación de forma
las personas que ejercen la prostitución en voluntaria. Podrán establecer “cualquier tipo
España son mujeres extranjeras, con fre- de contrato con terceras personas que cedan
cuencia en situación irregular (sin papeles). el uso de inmuebles y otros elementos
necesarios para realizar su actividad”. Este
Sin competencias sanitarias tipo de pactos deberán realizarse por escrito,
Sobre el reconocimiento del derecho a la “de conformidad con el modelo de contrato
asistencia sanitaria a las personas que se que se apruebe reglamentariamente”. Estos
prostituyen, el informe señala que ese contratos deberán inscribirse en un registro.
reconocimiento es “una competencia estatal”, Con este tipo de contratos se pretenden
del Instituto Nacional de la Seguridad Social. evitar situaciones de explotación al tiempo
“El hecho de que la asistencia sanitaria la que permite, de forma indirecta “la creación
presten las comunidades autónomas no de un censo”, según consta en los comentarios
significa que el reconocimiento de ese del borrador al que tuvo acceso este
derecho sea competencia suya”, afirma el periódico.
Instituto de la Mujer. En el mismo sentido se
Los contratos entre la persona que se
refiere a la concesión a las personas que se
prostituye y el titular del establecimiento no
prostituyen del derecho a las prestaciones
podrán tener como objeto la obligación de
familiares por hijos.
prestar un determinado o determinados
Cliente sin control sanitario servicios, la forma de prestarlo o la persona
que lo recibe. Las partes podrán pactar el
El informe critica que las obligaciones
pago por la utilización de las dependencias,
sanitarias (controles regulares) sólo afectan a
pero éste “no podrá ser un porcentaje del
quienes se prostituyen, y no a los clientes. “Si
precio pactado entre la persona prestadora y
esta ley pretendiera proteger la salud de las
la receptora del servicio”. También podrán
personas que ejercen la prostitución, se
acordar la prestación de servicios en distintos
trataría de controlar y examinar, también, la
establecimientos del mismo o distintos
salud de los clientes”, concluye.
municipios. La persona que se prostituye en
“Arrendamiento de servicios” entre un local “podrá decidir en cualquier momento
prostituta y cliente. abandonar el ejercicio de esta actividad sin
El anteproyecto de Ley de Limitación de que incurra en responsabilidad por incum-
Servicios Sexuales Remunerados de la plimiento.
Generalitat catalana, aún en fase de borrador, En el texto se establecen entre las
tiene como objetivo regular el ejercicio finalidades de la ley “prevenir y promover la
voluntario de la prostitución y limitarlo a los persecución de todas las formas de tráfico y
burdeles (véase El País del pasado 25 de trata de personas, la explotación sexual y la
enero). Establece, entre otras cosas, que “la prostitución forzosa”, “garantizar la dignidad
relación jurídica derivada del contrato o pacto y los derechos” de las personas que se pros-
entre la persona que demanda los servicios tituyen y “evitar las perturbaciones y mo-
sexuales y la persona que los presta se en- lestias a los ciudadanos” en el entorno próxi-
tiende que es de arrendamiento de servicios”. mo a los burdeles.

La prostitución a debate 39
Hetaira ante la posición del gobierno frente a la propuesta de
regulación de la Generalitat
Ante las declaraciones del Gobierno sobre los empresarios sin ningún derecho al
la propuesta de la Generalitat de Catalunya que acogerse para gozar de unas con-
de regular la prostitución el colectivo en De- diciones de trabajo similar es a las de
fensa de los Derechos de las Prostitutas otros trabajadores.
Hetaira, quiere manifestar:
3. La crítica que se hace al planteamien-
1. El informe del Instituto de la Mujer to de la ley catalana sobre las inmi-
sobre la abolicionista que rezuma grantes que ejercen la prostitución es
moralina y que contribuye a seguir de una demagogia indignante. El pro-
estigmatizando a las mujeres que blema no es que si esto se aprobara
ejercen la prostitución por decisión sería un reclamo para el ejercicio de la
propia al reducirlas a “una mercancía prostitución, sino lo contrario: exis-
que se puede comprar, vender, arren- ten muchas mujeres que tienen me-
dar y explotar sexualmente con total dios para vivir en nuestro país ejer-
libertad”, o planteando que “se las ciendo el trabajo sexual, pero que no
despoja de su condición de persona, pueden obtener sus papeles porque
reduciéndola a mero objeto de placer éste no es reconocido como una acti-
para el cliente”. Este tipo de conside- vidad lícita y legal.
raciones niega cualquier capacidad de
Que el Gobierno asuma sin más las posi-
decisión y negociación de las trabaja-
ciones del informe elaborado por el Instituto
doras del sexo sobre su actividad,
de la Mujer nos preocupa enormemente por-
considerando a éstas menores de
que implica hacerse eco de las ideas más ran-
edad que deben ser protegidas aun-
cias, moralistas y patriarcales. Y lo hace de la
que no quieran.
peor forma posible, desde posiciones “supues-
2. Así mismo, nos resulta sorprendente tamente” feministas, que castigan a la despro-
su crítica a los intentos que la ley que tección más absoluta a un importante número
está elaborando la consejera de Inter- de mujeres. No es ese el feminismo que de-
ior de la Generalitat hace de recortar seamos, que juzga y desestima la palabra de
las largas jornadas de trabajo de mu- las prostitutas, invalidando sus opiniones. No
chas prostitutas en los clubes. Una es el feminismo que busca la solidaridad “en-
iniciativa interesante dadas las con- tre todas las mujeres”. Así mismo, cerrar los
diciones de trabajo que muchas muje- ojos ante las discriminaciones que hoy sufren
res tienen en los locales de alterne. un número importante de mujeres que ejercen
Negar que existen estas situaciones el trabajo sexual, es colaborar a que estas dis-
deja a las trabajadoras en manos de criminaciones se sigan produciendo.

El Supremo dice que la prostitución no implica condiciones laborales
indignas
Una sentencia tercia en el debate sobre si cabe el trabajo sexual por cuenta ajena.
Mónica Ceberio Belaza - Madrid
EL PAÍS - Sociedad - 26-05-2009

¿Es posible explotar sexualmente a una trata de mujeres y prostitución no dan una
mujer y a la vez darle unas condiciones de respuesta clara y las sentencias de los jueces
trabajo “normales”? ¿Se puede hablar de rela- son a veces tan confusas como la propia legis-
ción laboral en estos casos? Las leyes sobre lación. El Tribunal Supremo hizo pública ayer

La prostitución a debate 40
una resolución que condena a tres personas to del segundo delito. La sentencia dice que
por tráfico ilegal de inmigrantes con fines de sus condiciones de trabajo, las multas por lle-
explotación sexual pero les absuelve de un gar tarde y por alzar la voz “están normal-
delito contra los derechos de los trabajadores mente sancionadas” en el mundo de la hoste-
porque las condiciones de las mujeres no eran lería y que las otras condiciones “resultan
“onerosas”. normales”.
El caso es el siguiente. Domingo Fernán- El Alto Tribunal afirma que “al margen de
dez y Gilda Borges regentaban dos clubes de razones de moralidad”, la prostitución por
alterne y prostitución en Vigo, el Mamba Negra cuenta ajena puede “ser considerada como
y el Skorpio. Tenían, además, una participación una actividad económica que, si se presta en
en el Sheraton, en Verín, gestionado por Ma- condiciones aceptables por el Estatuto de los
nuel Atanes. Traían chicas de Brasil para que Trabajadores, no puede ser incardinada en el
trabajaran como prostitutas en sus locales. delito 312 del Código Penal, que castiga a los
No había engaño en cuanto a la actividad que que ofrecen condiciones de trabajo engañosas
iban a desempeñar. Les pagaban el billete y o falsas o emplean a ciudadanos extranjeros
las aleccionaban para pasar la frontera como en condiciones que perjudiquen, supriman o
turistas. Una vez en España, les imponían las restrinjan los derechos que tuviesen recono-
normas de funcionamiento de los locales y fi- cidos por disposiciones legales, convenios co-
jaban los horarios y los precios de las copas y lectivos o contrato individual”.
los servicios sexuales. ¿Está el Supremo considerando que puede
Los clientes pagaban a los camareros. Al haber una relación laboral, aunque sea atípi-
final de la noche, se entregaba a las chicas su ca, en el ejercicio de la prostitución por cuen-
parte correspondiente, cuando la había. Du- ta ajena? No puede hacerlo de forma expresa
rante los primeros meses, los que tardaban en porque el Código Penal tipifica como delito el
pagar la deuda del viaje, las mujeres no cobra- proxenetismo incluso cuando la mujer lo con-
ban nada, y la cantidad que debían podía siente. Pero los magistrados hacen una decla-
acrecentarse por el sistema de multas instau- ración de principios cuando afirman que “la
rado por los dueños, que imponían sanciones cuestión de la prostitución voluntaria en con-
económicas por llegar tarde al trabajo, por diciones que no supongan coacción, engaño,
hablar alto, por dar el número de teléfono a violencia o sometimiento, bien por cuenta
los clientes y por salir sin permiso. Además, propia o dependiendo de un tercero que esta-
las prostitutas tenían la obligación de residir blece unas condiciones que no conculquen los
en los locales y abonar un precio por el aloja- derechos de los trabajadores, no puede sol-
miento y la comida. ventarse con enfoques morales o concepcio-
nes ético-sociológicas, ya que afectan a aspec-
La Audiencia Provincial de Pontevedra los tos de la voluntad [se entiende que la volun-
condenó a seis años de cárcel por tráfico ilegal tad de las mujeres] que no pueden ser coarta-
de personas con fines de explotación sexual y dos por el derecho sin mayores matizaciones”.
a dos y medio por un delito contra los dere-
chos de los trabajadores. El Supremo ahora ha
ratificado la primera pena pero les ha absuel-

Quién teme a las prostitutas
Antonio Cano Orellana
Doctor en Economía acore@us.es

La campaña publicitaria emprendida por plejo como éste. El propio lema utilizado ¿Tan
el Ayuntamiento de Sevilla, anticipo de la poco vales que tienes que pagar? La prostitu-
presentación del Plan Integral contra la Pros- ción existe porque tú la pagas.
titución, tal vez aliente más la polémica que la
discusión serena que merece un asunto com-

La prostitución a debate 41
El precio incluye: humillación, vejación, tiene lugar en diferentes espacios públicos,
violencia…, eligiendo al cliente como centro y sean éstos apropiados o no.
no a las propias trabajadoras del sexo, esta-
La prostitución no es algo nuevo. De hecho
blece ya un sesgo de partida que consagra una
se ha ganado la consideración de “oficio más
concepción insuficientemente contrastada y
viejo del mundo”. A lo largo de la historia se
regida exclusivamente por presupuestos ideo-
han buscado distintas maneras de regulación.
lógicos. La Delegación de la Mujer del Consis-
Las mancebías sevillanas del siglo XVI, por
torio sevillano reproduce como hecho argu-
ejemplo, eran concebidas como una respuesta
mental de la campaña uno de los postulados
racional a una práctica social, más o menos
más problemáticos del Informe de la Ponencia
extendida, que garantizaba un servicio segu-
sobre la Prostitución en Nuestro País (154/9),
ro, barato y discreto que reinstauraba la segu-
de la Comisión Mixta de los Derechos de la
ridad en las calles, el honor de las doncellas y
Mujer y de la Igualdad de Oportunidades.
el pudor colectivo (Poder y prostitución en
Sevilla, siglos XIV-XX; 1998). Siglos después
parece que permanezcamos anclados en los
preceptos inquisitoriales de una moral mal
entendida, que desprecia a las propias muje-
res.
Así lo denunció el Colectivo en Defensa de
los Derechos de las Prostitutas Hetaira en la
Comisión del Congreso al afirmar que: “Res-
petando las posiciones de cada cual en rela-
ción a la sexualidad no creemos que las femi-
nistas tengamos que ser las garantes de la mo-
ral pública, estableciendo lo que es política-
mente correcto en el campo de las relaciones
sexuales entre mujeres y hombres.. [éstas]
deben regirse por los mismos valores que el
Aquél que establece que la prostitución es resto de relaciones humanas: respeto, liber-
una forma de violencia de género y una prác- tad, solidaridad,… el que sean comerciales o
tica que atenta contra los derechos humanos no solo incumbe a quienes lo practican, cuan-
y que, en consecuencia, no se puede regular. do éstos son mayores de edad y lo deciden por
Este enfoque tiene, al menos, dos graves in- sí mismos.
convenientes. De un lado, al no regular esta
práctica perpetúa la indefensión de las prosti- Defender que siempre la prostitución
tutas, especialmente de las más vulnerables, atenta contra la dignidad de las mujeres tiene
negándoles, además, su capacidad para deci- el riesgo de caer en moralismos normativos
dir voluntariamente a qué dedicarse. De otro, que acaben coaccionando y limitando la capa-
no hace frente a los problemas de convivencia cidad de autodeterminación de las propias
que genera una actividad no regulada y que mujeres”.

Manifiesto abolicionistas frente a la propuesta de la Generalitat

HBLE. SR. PASQUAL MARGALL i MIRA, PRESIDENT DE LA GENERALITAT DE
CATALUNYA:
Los medios de comunicación han venido medios de comunicación el pasado día 27 de
haciéndose eco, de nuevo, de las iniciativas de septiembre de 2005, toman, por su reitera-
la Consejera de Interior Sra. Tura de iniciar ción, cada vez mayor consistencia y credibili-
un proceso de regularización de la prostitu- dad y representan un modelo de actuación in-
ción, o mejor dicho, de la industria del sexo en compatible e inaceptable, no sólo para el in-
Cataluña. Tales propósitos, ya filtrados a los alienable e irrenunciable derecho a la igual-

La prostitución a debate 42
dad entre hombres y mujeres sino para el con- Un Gobierno que incorpora como un fac-
junto de los ciudadanos por cuanto que la re- tor esencial de su programa el desarrollo y
gularización del mercado del sexo representa consolidación del derecho a la igualdad entre
per se un atentado contra los derechos huma- hombres y mujeres no puede desarrollar y
nos. desenvolver políticas que atacan y pervierten
ese derecho fundamental. Un Gobierno con
Las excusas o pretextos esgrimidos o ar-
pretensiones de igualdad no puede legislar,
gumentados por la Consejera de Interior, para
contra el sentir mayoritario de las mujeres y
dar amparo y cobertura a las decisiones de re-
sus organizaciones quienes representamos
glamentación de la prostitución, no se corres-
una parte esencial y numéricamente mayori-
ponden ni cohonestan con los efectos reales y
taria del grupo social, ni contra el resto de los
ciertos que tales decisiones provocarán y
ciudadanos, especialmente cuando el progra-
existen suficientes experiencias a nivel mun-
ma electoral, que ha sido presentado ante la
dial, y a nivel local, que avalan que la regla-
ciudadanía, y con base al cual se nos ha pedi-
mentación de la prostitución:
do el voto no contemplaba, en ningún mo-
FAVORECE la expansión del tráfico y de mento, semejante vulneración de los derechos
la prostitución. humanos de las mujeres.
RATIFICA modelos sociales de desiguales Por ello le pedimos y exhortamos, encare-
entre hombres y mujeres. cidamente, que pare las iniciativas de regla-
LEGITIMA las prácticas sociales de obje- mentación de la Prostitución que están siendo
tualización de las mujeres. Y constituye un auspiciadas desde su Gobierno, dar carta de
factor determinante que naturaleza a las mismas significarían abrir un
camino sin retorno hacia la consolidación de
DESARROLLA la industria del sexo, o lo una de las formas más perversas y contempo-
que es lo mismo l consolidación de una acti- ráneas de esclavitud del siglo XXI, consentir
vidad económica basada en la mercantiliza- tales iniciativas una connivencia que quebra-
ción y utilización del cuerpo de las mujeres, ría irreparablemente nuestra confianza.30 de
negocio que se abastece, necesaria e inexcu- enero de 2006
sablemente, de mujeres y niñas vulnerables y
en situación de exclusión social y económica.
Plataforma de Mujeres de Cataluña por la Abolición de la Prostitución, Lobby de Dones de Cataluña, Dones en Xarxa, Muje-
res Juristas Themis en Cataluña, Dones Periodistas de Cataluña, Dones Progresistes de Cataluña, Red Feminista Contra la
Violencia de Género, Comisión para la sociación para la Investigación de Malos Tratos, Fundación Mujeres Enclave Feminis-
ta, Apramp (Asociación para la prevención, reinserción y atención de la mujer prostituida), Plataforma G per l abolició de la
prostitució (Girona). Mujeres Juristas Themis ( Estatal). La Red Ciudadanas de Europa (RCE),,Plataforma por la Abolición
de la Prostitución: ALECRÍN, ASOCIACIÓN DE Asistencia A Mujeres Violadas De Cataluña, Asociación Clara Campoa-
mor, Asociación De Mujeres De La Noche Buscando, Asociación El Día, De Mujeres Separadas Y Divorciadas De Cataluña,
Asociación Villa Teresita, Feministas Ndependentes Galegas, Instituto Promoción Servicios Sociales Especializados, Plata-
forma 8 De Marzo De Sevilla, Asociación Somaly Mam, Afesip Spain, Acana De Sevilla, Ala Colega De Sevilla, Amama De
Sevilla, Amire De Sevilla, Amuvi De Sevilla, Área Federal De La Mujer De Iu, Área Provincial De La Mujer De IUde Sevilla,
Asociación Cultural De Mujeres Manuela Malasañaa De Madrid, Asociación De Antiguas Alumnas Del Colegio De San Luis
De Córdoba, Asociación Aurora De Valencia, Asociación De Lucha Contra Los Malos Tratos A Mujeres De Albacete, Aso-
ciación Española De Mujeres Profesionales De Los edios De Comunicación, Asociación De Mujeres Cantillaneras De Canti-
llana, Asociación De Mujeres Crmen Vendrel De Sevilla, Asociación De Mujeres “Ciudadanas”, Asociación De Mujeres Digo
Y Hago De astilblanco De Los Arroyos, Asociación Mujeres De Fuencarral Siglo Xxi De Madrid, Asociación De ujeres Doña
María De Sevilla, Asociación De Mujeres Juristas De Almería, Apma De Sevilla, Asociación De Mujeres “Mercedes De Veli-
lla” De Camas, Asociación De Mujeres Ocio Y Salud De Sevilla, Asociación De Mujeres Por La Paz, Asociación De Mujeres
Progresistas De Almería, Asociación De Mujeres Nerea De Morón De La Frontera, Asociación De Mujeres Por La Igualdad
De Sevilla, Asociación De Mujeres Profesionales De Los Medios De Comunicación De Sevilla, Asociación De Mujeres Sepa-
radas De Sevilla, Asociación De Mujeres Separadas Y Divorciadas “Consuelo Berges” De Cantabria, Asociación Mujer Y
Progreso De Madrid, Asociación Mujeres Opañel, Asociación De Mujeres Rosal Chacel De Sevilla, Asociación Solidaridad Y
Cooperación Canaria, Asociación De Viudas Virgen De La Aurora De Córdoba. Asociación De Mujeres Internacional Costa
Del Sol De Málaga, Asume De Sevilla, Biblioteca De Mujeres, De Madrid, Centro De Animación Sociocultural De Mujeres,
Asociacionn Ciudadanas De Sevilla, Consejo De La Mujer De La Comunidad De Madrid, Coordinadora Española Para El
Lobby Europeo De Mujeres, Coordinadora Del País Valenciá Para El Lobby Europeo De Mujeres, Donas De Nós De Lugo,
Eje Feminista Del Foro Social De Sevilla, Enclave Feminista, Federación De Asistencia A Mujeres Violadas, Federación De
Asociaciones De Mujeres Por La Igualdad De Sevilla, Federación Colega Andaluza De Asociaciones De Lesbianas, Gays, Bi-

La prostitución a debate 43
sexuales Y Transexuales, Federación De Asociaciones De Mujeres Distrito Este De Sevilla, Federación De Mujeres Progresis-
tas, Forum De Política Feminista De Granada, Fundación María Fulmen De Sevilla, Librería De Mujeres, Mujeres De Negro
De Sevilla, Mujeres Entre Mundos De Sevilla, Mujeres Porque Sí, Plataforma Andaluza De Apoyo Al Lobby Europeo De Mu-
jeres, Plataforma De Apoyo al Lobby Europeo De Mujeres De Castilla Y Leon, Red Europea De Mujeres Periodistas De Cata-
luña, Secretaría Federal De La Mujer De Pce, Unión De Mujeres Por Europa, Vindicación Feminista, Voluntariado De Ma-
dres Dominicanas, Hermanas De La Asunción De Sevilla, Asociación Nueva Vida De Castilblanco De Los Arroyos, Asocia-
ción De Iniciativas Solidarias “Alhucemas” De Morón De La Frontera, Asociación Vagalume Cáritas De Santiago De Com-
postela, Asamblea Local IU De Carmona, Asamblea IU Morón, Asociaciones Vecinales De Andalucía San Diego, Federación
Colegas, Foro Social De Sevilla.

Manifiesto contra la explotación sexual de las mujeres
Plataforma de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución
Tradicionalmente la prostitución ha sido • Que el mercado prostitucional inclu-
definida como una práctica femenina ye a todas las personas y actividades,
consistente en suministrar servicios sexuales que dentro y fuera de la legalidad,
a cambio de dinero. Sin embargo esta obtienen beneficios de la explotación
definición omite e invisilibiliza a los actores sexual de las mujeres: los proveedores
principales del sistema prostitucional: de espacios físicos como locales, pisos
prostituidores y proxenetas, sin cuya u hoteles para el uso sexual de las
participación no habría mujeres en situación mujeres; los proveedores de espacios
de prostitución. publicitarios para la oferta de cuerpos
femeninos en periódicos, revistas, y
Denunciamos:
otros medios ; los traficantes de muje-
• Que la tolerancia y aceptación social res y niñas que forman parte de las
hacia las prácticas masculinas de redes de control, vigilancia y extor-
compra de servicios sexuales, equi- sión de mujeres en los países de
vale a fortalecer los privilegios mas- destino.
culinos y, por tanto, a ratificar mode-
Por todo ello, expresamos nuestro rechazo
los y relaciones desiguales entre hom-
a cualquier política reglamentarista ya que
bres y mujeres.
ello equivale a legitimar y normalizar el uso
• Que la prostitución, en todos los de las mujeres como mercancía sexual, e
casos o circunstancias, representa instamos a los poderes públicos a:
una forma extrema de explotación y
• Reforzar las políticas de igualdad de
de violencia contra las mujeres y
oportunidades y a crear condiciones
significa nuestra reducción a la con-
laborales que eviten que las mujeres
dición de mercancías al servicio
sin recursos se vean abocadas a
sexual de los hombres.
formar parte de la población prosti-
• Que la prostitución constituye un tuida.
negocio cada vez más rentable y en
• Incrementar suficientemente los re-
expansión que se abastece de los
cursos destinados al desmantela-
cuerpos de mujeres y niñas que son
miento de las redes de prostitución
puestas en venta y en disposición de
que operan en nuestro país con
ser consumidas sexualmente por los
mujeres traficadas.
hombres.
• Que los prostituidores provocan con
su demanda la existencia de un
mercado organizado de mujeres y
niñas para su utilización como objeto
sexuales

La prostitución a debate 44
• Establecer políticas específicas de de las mujeres como mercancía sexual
integración e inserción laboral de las y obtener una repulsa social gene-
mujeres inmigrantes y, de protección ralizada hacia los hombres que usan
y acogimiento de las mujeres tra- los cuerpos de las mujeres prosti-
ficadas. tuidas para satisfacer sus apetencias
sexuales.
• Penalizar todas las modalidades de
proxenetismo, con penas propor- • Elaborar un código ético que disuada
cionadas a la gravedad de las acciones a los medios de comunicación de pu-
cometidas en cada una de ellas. blicitar el consumo sexual de mu-
jeres.
• Desalentar la demanda masculina,
promoviendo campañas que permitan
modificar la percepción social del uso

Por los derechos de las personas trabajadoras del sexo
Plataforma por los Derechos de las Personas Trabajadoras del Sexo
Madrid, marzo de 2006
El ejercicio de la prostitu-
ción, en nuestro país, no cons-
tituye un delito. Pero quienes
la ejercen, paradójicamente,
no tienen reconocidos sus de-
rechos. Más aún, en ciudades
como Madrid y Barcelona, es-
tán siendo acosadas y hosti-
gadas por Planes y Ordenan-
zas especiales de ambos
Ayuntamientos. A las prosti-
tutas que captan su clientela
en la calle y que son el sector
más vulnerable de ellas se les
están negando derechos ele-
mentales como el de circular
libremente o el respeto a su
dignidad, empeorando aún
más su situación.
La filtración del borrador
del proyecto para regular la
prostitución, impulsado por la Preocupadas ante esta situación, las per-
consejera de Interior de la Generalitat de Ca- sonas abajo firmantes exigimos:
talunya, ha provocado que el debate sobre es-
te tema se reactive. El documento elaborado • Que se reconozcan y se garanti-
por el Instituto de la Mujer oponiéndose a di- cen los derechos de todas las per-
cho proyecto desde las posiciones abolicionis- sonas que ejercen la prostitución,
tas más ideologizadas y poco realistas, así bien en la calle o en locales cerra-
como la iniciativa parlamentaria de una dipu- dos, especialmente el derecho a
tada de IU-IC-EV ha supuesto que el gobier- emigrar, a la libertad de movi-
no anuncie algunas medidas y la creación de mientos y a establecer sus pro-
una Comisión específica en el Congreso para pios negocios.
el estudio del tema.

La prostitución a debate 45
• Que se cuente con la voz de las los hay, para acabar con ellas, por
personas trabajadoras del sexo en encima de todo tipo de intereses
todas las medidas legislativas que creados. Exigimos que las accio-
se tomen en relación a la prosti- nes que se realicen pongan en
tución. primer término la protección de
las mujeres que denuncian y se
• Que se reconozca, como plantea
tomen de mutuo acuerdo con
una sentencia dictada en 2001 por
ellas desde el respeto a los dere-
el Tribunal de Justicia de Luxem-
chos humanos, sin criminalizar a
burgo, que la prostitución es una
las víctimas.
actividad económica legítima.
• Que se destinen recursos econó-
• Que no se establezcan controles
micos y materiales y alternativas
sanitarios obligatorios para las
de empleo reales y efectivas, a los
trabajadoras del sexo, porque,
que puedan acogerse voluntaria-
además de ineficaces, contribu-
mente aquellas personas que, por
yen a estigmatizar a las prostitu-
los motivos que sea, deciden
tas como grupos de riesgo.
abandonar el ejercicio de la pros-
• Que se creen espacios públicos, al titución.
estilo de los barrios rojos de algu-
• Que se reconozca y respete la
nas ciudades europeas, donde se
dignidad de las prostitutas y su
pueda ejercer libremente la pros-
capacidad de decidir, sin coac-
titución, en buenas condiciones
ciones, a qué quieren dedicarse y
de higiene, seguridad y tranquili-
cómo o con quién quieren esta-
dad. La ubicación de dichos ba-
blecer acuerdos comerciales.
rrios debe ser negociada con las
Consecuentemente, rechazamos
personas trabajadoras del sexo y
el “hostigamiento” a prostitutas y
los vecinos en pie de igualdad.
clientes que se está dando en
Que se persiga de manera feha-
Madrid, Barcelona y otras ciuda-
ciente a las mafias que obligan y
des del Estado español, ya que es-
fuerzan a mujeres a prostituirse y
tas medidas no sólo no reduce la
las explotan en régimen de escla-
demanda, sino que favorecen los
vitud. Es necesario acabar con la
tratos rápidos y clandestinos con
hipocresía de las pomposas decla-
el consiguiente empeoramiento
raciones públicas de rechazo y
de las condiciones de trabajo de
anatema de estas prácticas in-
las prostitutas.
humanas, internacionalmente or-
ganizadas y poner los medios, que

Madrid: cortes de tráfico y redadas policiales
Muchas de las mujeres están en la capital en situación irregular y se ven más acosadas
por la Policía que por las propias mafias
S. H. Madrid 09/09/2009
Público
En Madrid, en los últimos años, la solu- problema, ya que, simplemente, el negocio se
ción para erradicar la prostitución ha pasado ha trasladado de zona.
por cortes de tráfico, cámaras de videovigi-
Así ha pasado, por ejemplo, en la Casa de
lancia o redadas policiales en la zona de trán-
Campo, lugar de Madrid donde tradicional-
sito de mujeres y clientes. Algo que, a juicio
mente se ha concentrado la prostitución. El
de vecinos y de las asociaciones que trabajan
Ayuntamiento, por la presión vecinal, cerró
con las prostitutas, no ha solucionado el

La prostitución a debate 46
parte del parque a los coches en
2007 y, aunque algunas mujeres si-
guen ejerciendo allí la prostitución,
muchas de ellas terminaron des-
plazándose a la colonia Marconi,
en el polígono industrial de Villa-
verde. Entonces, los residentes de
esta zona empezaron también a pro-
testar y el Ayuntamiento barajó
otras medidas, que finalmente que-
daron en nada.
De nuevo la presión vecinal, esta
vez en la calle de Montera, consi-
guió en 2008 que el Ayuntamiento
instalara cámaras de videovigilancia.
Un año y medio después, el efecto Las ONG que ayudan a las prostitutas
en esta calle no ha sido el deseado y prostitu- también alertan de otro fenómeno: el de las
tas inmigrantes buscan a diario clientes apo- redadas policiales. Muchas de estas mujeres
yadas en las esquinas. “Las cámaras no di- están en Madrid en situación irregular y se
suaden a las mafias”, ha denunciado esta se- ven más acosadas por la Policía que por las
mana la asociación que engloba a los vecinos propias mafias.
de Montera.

Comunicado sobre anuncios de contacto sexuales pagados en la
prensa escrita
Plataforma Estatal por los Derechos de las Personas Trabajadoras del Sexo
11 de junio de 2008
Algunas organizaciones abolicionistas han actividades delictivas, como la trata, se des-
iniciado una campaña dirigida a los diarios arrollan en la clandestinidad y no suelen dar-
instándoles a que dejen de publicar los anun- se propaganda a través de anuncios en la
cios de prostitución. Se les culpa de estar “en- prensa. Y aunque entre las personas que se
riqueciéndose” de la industria del sexo y de anuncian en la prensa algunas puedan estar
no colaborar para acabar con la prostitución, trabajando en condiciones difíciles e injustas
ya que, afirman: “no es una opción libre, es laboralmente hablando, la solución no es
una explotación de género entre hombres y prohibir los anuncios sino diferenciar prosti-
mujeres”. Estas posiciones niegan la realidad: tución voluntaria de trata de seres humanos y
que hay mujeres, hombres y transexuales fe- legislar reconociendo la prostitución como un
meninas, que como personas trabajadoras, trabajo y, por tanto, dando derechos a las tra-
anuncian sus servicios autónomamente en la bajadoras del sexo.
prensa escrita y tras quienes no se encuentra
Consideramos que los medios de comuni-
ninguna mafia organizada.
cación no deberían utilizarse para cuestionar
Bajo nuestro punto de vista, son la policía el trabajo sexual libre y menos aún para reali-
y los jueces quienes deben impedir el negocio zar prohibiciones moralistas encubiertas, por
de las organizaciones mafiosas dedicadas a la parte de ciertos sectores con excusas ideoló-
trata de seres humanos (ya sea en prostitu- gicas de tintes feministas e igualitaristas.
ción, en servicio doméstico, en las industrias
Entendemos que la prensa escrita no es un
o en el campo). Pretender que esta labor sea
producto infantil y los menores han de estar
responsabilidad de la prensa parece desmesu-
acompañados para entender aspectos de difí-
rado. Especialmente cuando sabemos que las

La prostitución a debate 47
cil comprensión: guerras, hambruna, violen- citamos y agradecemos especialmente que
cia… Quienes demandan la retirada de los guarden respeto y tengan siempre en cuenta
anuncios de prostitución obvian el hecho de el derecho a la intimidad de quienes se prosti-
que las personas que se anuncian suelen tuyen, que decidan no publicar fotos robadas
hacerlo por decisión propia; que hay hombres o realizadas sin el consentimiento de quienes
que también ofrecen servicios sexuales; que aparecen en ellas y que no reproduzcan imá-
nadie preguntó a quienes se anuncian qué les genes de desmantelamiento de mafias -
parece tal decisión (continuarán anunciándo- cedidas por las fuerzas y cuerpos de seguri-
se de otro modo) y, obvian que entre los dad del Estado- en donde sea posible recono-
anuncios de contactos sexuales hay algunos cer a las mujeres, poniendo en grave riesgo su
en los que no media intercambio económico intimidad y la de sus familias.
alguno (¿o sólo preocupa el comercio sexual o
habrá que exigir también la retirada de éstos
Esperamos que esta campaña de censura no
últimos?).
tenga ningún eco en los medios de comunica-
Desde la Plataforma Estatal por los Dere- ción. Lo que está a debate va más allá de las
chos de las Personas Trabajadoras del Sexo concepciones que a cada cual le pueda mere-
entendemos que los medios de comunicación cer la prostitución: La libertad sexual y la li-
están ahí para difundir la realidad de manera bertad de expresión no pueden ser recortadas
respetuosa. Nosotras, como defensoras de las en sociedades democráticas por valoraciones
personas que ejercen la prostitución, les soli- morales particulares.

Forman parte de la Plataforma Estatal por los Derechos de las Personas Trabajadoras del Sexo las siguien-
tes organizaciones: Genera (Barcelona), Ámbit Prevenciò-Ambit Dona (Barcelona), El Lloc de la Dona (Barce-
lona), Licit (Barcelona), CATS (Murcia), Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Colectivo Lambda
(LGTB) de Valencia, Fundación Triángulo (Madrid), Transexualia (Madrid), Cogam (Madrid) y Colectivo
Hetaira (Madrid).

La prostitución a debate 48
Libros

Nosotras, las putas
Gail Pheterson (Compiladora), Margot St. James (Prefacio), Raquel Osborne (Prólogo)
torno a la prostitución que se basaría en dos
Este libro es una crónica del movimiento pilares fundamentales: la autorrepresentación
internacional, constituye su nucleo central los por parte de las prostitutas y las alianzas en-
dos congresos internacionales-mundiales, tre mujeres. Es en estos últimos años cuando
como se les denomina, que tuvieron lugar en estos asuntos «marginales» han comenzado a
1985 y 1986. Al mismo tiempo, pretende im- cobrar protagonismo. 316 pp.
pulsar el desarrollo de una nueva política en

El malestar de la sexualidad. Significados, mitos y sexualidades
modernas
Jeffrey Weeks
La pretensión de esta obra era la de neu- sexuales radicales.. está lleno de rigor y auda-
tralizar las formas de pensar y escribir sobre cia, y también de compromiso con unas ideas
sexualidad en las sociedades modernas, y el que, como él mismo formula en el prólogo de
resultado es realmente apasionante. Su reco- esta edición, fundamentan los valores éticos e
rrido sobre el pensamiento de los sexólogos intelectuales de este libro: la sexualidad no es
del XIX y del XX, sobre Freud, sobre los mo- un destino. 432 pp.
vimientos feministas, sobre los movimientos

El sexo no es un acto natural y otros ensayos
Leonore Tiefer
Este libro de ensayos de la sexóloga Leo- sas», «Biología sexual y el simbolismo de lo
nore Tiefer se halla integrado tanto por textos natural», y otras. Toda su obra constituye una
de divulgación como por trabajos y conferen- presentación vivaz y controvertida de las
cias profesionales sobre la construcción social fuerzas que en nuestra cultura conforman el
de la sexualidad. La base de Tiefer como sexó- sexo.
loga es extraordinariamente amplia e incluye
Esta obra representa una exploración del
investigaciones sobre la copulación de roedo-
sexo y de sus «expertos» de una manera abi-
res, la terapia sexual, la clasificación de dis-
garrada, original y penetrante. 370 pp.
funciones y el análisis feminista. Su talento y
su pasión resultan evidentes en ensayos como
«El beso», «Consejos sobre aflicciones amoro-

La prostitución a debate 49
El prisma de la prostitución
Gail Pheterson
Como un prisma, la dinámica de la prosti- ser resbaladizos, como consecuencia y reflejo
tución refleja y magnifica determinados mo- de una lógica política subyacente que subor-
delos sociales generalizados. Estos ensayos dina las mujeres a los hombres. Clave para esa
examinan esos modelos tanto dentro como lógica encontramos el estigma de puta, meca-
fuera del contexto del comercio sexual explí- nismo oficial y tradicional de control social
cito. La autora elabora una crítica intercultu- inextricable de otros elementos tan diversos
ral de las categorías “prostituta” y “prostitu- como la migración, la salud, la autonomía
ción” construidas desde la ciencia, la política sexual, el empleo y la libertad de expresión.
y la sociedad. En todos los niveles de análisis, 200 pp.
los términos y las categorías sociales resultan

Retrato de intensos colores
Carla Corso y Sandra Landi
«Del encuentro-choque entre un padre pa- nos dejen ejercerlo tranquilamente y tener
drone y una muchachita de voluntad férrea, ciertas garantías, sin estar continuamente en
decidida a conquistar su libertad, nace el des- el punto de mira de la policía y de la gente de-
tino de Carla, unido de esta forma a un pro- cente. Hemos tenido que despojarnos del rol
yecto de revancha y deserción». Con estas pa- de la desgraciada obligada a prostituirse. El
labras Dacia Maraini introduce la historia de hecho de que dijéramos: ‘lo hago porque lo he
Carla Corso que, en Retrato de intensos colo- decidido y quiero poder seguir haciéndolo’
res, recorre su propia vida de prostituta en la desató todos los demonios».
Italia de los últimos veinte años.
Sandra Lardi, que ha sabido estimular y
Amante del riesgo, contraria a cualquier valorar el talento narrativo de Carla, comenta
tipo de reglas y decidida a salir como fuese de que «hablar de prostitución produce incomo-
la miseria de sus orígenes, Carla podía contar didad. Mucha gente ha interiorizado el con-
tan sólo con ella misma. Por eso eligió cons- cepto de la prostituta corrupta, que se alterna
cientemente hacer la calle. «Te vendes porque con el de la prostituta víctima, pero Carla no
necesitas dinero» declara, añadiendo, en representa ninguno de estos modelos».
nombre del Comité a favor de los derechos ci- Radiante y exuberante, plena de coraje y de
viles de las prostitutas, fundado conjunta- autoironía, Carla evade los estereotipos del
mente con Pia Covre y del cual es presidenta: imaginario colectivo para contarnos la «cultu-
«A nosotras nos va bien este oficio. No que- ra de la calle». 236 pp.
remos trabajar en otro. Sólo queremos que

La prostitución: el espejo oscuro
Dolores Juliano
Las prostitutas están en nuestras calles y tos por parte del Estado, participación de
en los anuncios de la prensa, su trabajo mueve empresas hoteleras, bares y clubs) e ilegales
cantidades muy importantes de dinero, lo que (mafias, organizaciones de trata, proxenetas).
las coloca en el centro de las estrategias apro- Además, el comercio sexual, al menos a nivel
piativas de distintos actores legales (impues- simbólico, es un fenómeno social total, que

La prostitución a debate 50
abre posibilidades de entender otras relacio- lleva a la necesidad de analizar la construc-
nes sociales. La prostitución no es sólo una ción social de los roles femenino y masculino.
opción laboral entre otras posibles, sino que
es un ámbito de máxima estigmatización. Dolores Juliano es doctora en Antropolo-
Quizá el principal problema que plantea no se gía y ha sido profesora titular de la Universi-
refiera a qué hacen, o por qué lo hacen las dad de Barcelona hasta el 2001. Entre sus nu-
prostitutas, sino por qué existe tal nivel de merosas publicaciones merecen destacarse: El
rechazo social hacia esa actividad. Y aquí re- juego de las astucias. Mujer y construcción de
sulta forzoso recurrir a las construcciones so- mensajes sociales alternativos (1992) Educa-
ciales de género. Éste es el tema central de es- ción intercultural (1993); Chiapas: una rebe-
te libro: analizar desde una perspectiva femi- lión sin dogmas (1995); Las que saben.. Sub-
nista, la construcción de la estimación. Esto culturas de mujeres (1998); La causa saharaui
y mujeres (1998).

La prostitución a debate. Por los derechos de las prostitutas
Los textos que se incluyen en este volumen se corresponden con las ponencias presentadas en las
jornadas, organizadas por el colectivo Hetaira y celebradas en Madrid en mayo de 2004
El estigma de ser puta, los Pye Jacobson, Anne Coppel,
sueños de las inmigrantes, la Inés Sabanés, Ramiro García de
situación en otros países (Ale- Dios, Silvia Gay, Ana Fábregas,
mania, Holanda, Suecia y Margarita Carreras, María José
Francia), ideas para seguir tra- Barrera, Carolina Hernández,
bajando y la autoorganización Nancy Losada y Heidi Rueda.
de las trabajadoras del sexo
Y las palabras solidarias de
conformaron los distintos blo-
Pablo Sanz, Lucía Etxebarria,
ques temáticos.
Rosa Regàs, Eduardo Haro Tec-
Incluye trabajos de Dolores glen, Soledad Puértolas, Eduar-
Juliano, Raquel Osborne, Cris- do Mendicutti, Antón Reixa,
tina Garaizabal, Anne Souyris, Carlos Bardem, Eduardo Galea-
Ruth Mestre, Pilar Rodríguez, no, Francisco Cenamor, Ruth
Estefanía Acién, Nereida Laku- Toledano, Leopoldo Alas, Belén
ló, Juanita Rosina Henning, Reyes, Pamela Pérez, Rosa Mon-
Sietske Altink, tero y Fernando León de Aranoa.

Pasos (in)visibles de la prostitución
Arella, Celeste; Fernández Bessa, Cristina;
Nicolás Lazo, Gemma Y Vartabedian, Julieta

El tema de la prostitución está cada bles molestias que genera esta actividad
vez más presente en los debates políti- a los vecinos; se crean estrategias para
cos, sociales y mediáticos; se organizan desterrar a las trabajadoras sexuales del
protestas y manifestaciones a nivel euro- perímetro urbano y relegarlas a zonas
peo; se promueven acciones policiales casi desiertas o enclaustrarlas en clubes
dirigidas expresamente contra las posi- de alterne y se elaboran sofisticados –

La prostitución a debate 51
según lo creen– informes para evaluar la danos persiguiendo y sancionando aque-
situación de las mujeres que se prostitu- llas actividades que generen un malestar
yen. Por lo tanto, esta investigación co- o incomodidad. Evidentemente, el trabajo
mienza desde el momento que las auto- sexual en la calle es uno de los focos de
ras se preguntan: ¿Qué está sucediendo conflicto a desterrar por parte de esta
con el trabajo sexual? normativa.
¿Por qué todas las miradas están
centradas en él? ¿Y dónde está la voz de
las principales implicadas, las trabajado-
ras sexuales? La prostitución de nues-
tras ciudades ha sufrido numerosas
transformaciones en los últimos años. Al-
gunas han venido provocadas por la lle-
gada de mujeres migrantes que han op-
tado por ejercer la prostitución y han mo-
dificado, sobre todo, la visibilidad del fe-
nómeno. Quizá haya sido este hecho el
que haya despertado de su letargo un ya
viejo debate que en la actualidad ha ad-
quirido unas dimensiones considerables
en todos los ámbitos de la arena pública.
La elección por la prostitución que han
realizado y realizan algunas mujeres es
cuestionada desde diversos sectores que Esta Ordenanza es tan sólo un ejem-
articulan sus discursos con altas dosis de plo de la diversidad de mecanismos que
moralidad conservadora y de victimismo, se despliegan desde los ámbitos guber-
poniendo énfasis en la cuestión de la vio- namentales, policiales y sociales para
lencia. Desde un posicionamiento opues- apartar el trabajo sexual de las miradas
to, sin embargo, se intenta reconocer a la públicas. En vez de solucionar un su-
prostitución como trabajo sexual para puesto problema, agravan la fragilidad de
que estas mujeres tengan cobertura de los derechos de los sujetos implicados.
derechos y puedan trabajar en condicio-
Asimismo, este estudio indagará y
nes dignas y seguras. Otras visiones,
profundizará diferentes temas de discu-
que ponen principalmente el acento en
sión: los modelos jurídicos en torno a la
las molestias que genera la prostitución
prostitución; las redes y las políticas mi-
en la calle, tan sólo consideran cuestio-
gratorias que mediante una severa Nor-
nes relativas al orden público. Teniendo
mativa de Extranjería terminan exponien-
en cuenta este panorama, las autoras
do a las trabajadoras extranjeras a situa-
cuestionan qué intereses están en juego
ciones de gran vulnerabilidad; las repre-
en las políticas públicas que afectan la
sentaciones y las consecuencias que
prostitución y qué repercusiones concre-
surgen por trabajar en el espacio de la
tas tienen sobre las protagonistas de la
calle; el poderoso efecto de las estigma-
historia: las trabajadoras sexuales.
tizaciones y de la amenaza de ser llama-
Llevando a cabo el trabajo de campo da “puta”; y, finalmente, como elemento
en la ciudad de Barcelona, no se puede de reflexión central, los derechos huma-
dejar de mencionar que esta investiga- nos de las trabajadoras sexuales que es-
ción analizará las consecuencias de la tán siendo vulnerados.
implementación de la polémica Ordenan-
Las autoras, procedentes del ámbito
ça de mesures per fomentar i garantir la
de la Sociología del Derecho y de la An-
convivència ciutadana a l’espai públic de
tropología, llegarán a la conclusión gene-
Barcelona. La misma pretende promover
ral que “el Estado de Derecho no llega al
la defensa de los derechos de los ciuda-
ámbito del trabajo sexual. Hemos detec-

La prostitución a debate 52
tado que, al menos, son 25 los derechos ca, policial y social- que sean menos vi-
humanos de las trabajadoras del sexo sibles.
que en la ciudad de Barcelona son vulne-
Los pasos (in)visibles de la prostitu-
rados”. Mediante esta denuncia, com-
ción es fruto del deseo de escuchar las
prometida y crítica, se intenta visibilizar el
voces que intervienen en esta problemá-
estado de indefensión permanente al que
tica. Voces reales, en primera persona;
se expone, sobre todo, a las mujeres ex-
voces que llevan a cabo políticas prag-
tranjeras que trabajan en la calle. Se
máticas y persecutorias; voces que no
puede afirmar que este libro tiende un
callan el silencioso pero contundente es-
puente para acercar la prostitución con-
tigma que recae sobre las propias traba-
siderada como la más marginal y estig-
jadoras. Obra polifónica y crítica que
matizada a la mirada del público pero no
permite comprender, finalmente, que no
para victimizarla sino, por el contrario,
es la naturaleza del trabajo sexual en sí
para reconocer abiertamente que la vul-
lo que sitúa a las mujeres bajo condicio-
neración de sus derechos aumenta al in-
nes de explotación y dependencia, sino
tentar –mediante una clara gestión públi-
las normativas represivas que las conde-
nan a la clandestinidad.

La prostitución a debate 53
La prostitución a debate 54
Lucha contra la T. S. H. (Presentación)

La prostitución a debate 55
La prostitución a debate 56
La prostitución a debate 57
La prostitución a debate 58
La prostitución a debate 59
La prostitución a debate 60
La prostitución a debate 61
La prostitución a debate 62
Una mirada crítica al plan español contra la trata
Cristina Garaizabal.
Página Abierta, junio de 2009

La trata de seres humanos es un fenómeno humanos con fines de explotación. Aunque
que persiste en sociedades democráticas que hay diferentes valoraciones sobre este proto-
contemplan los derechos humanos como de- colo, todo el mundo coincide en que, a pesar
rechos fundamentales. En la actualidad pare- de relacionar en cierta forma la trata con la
ce que alcanza enormes dimensiones, tanto en vulneración de derechos humanos, pone más
número de personas como en el dinero que énfasis en el control migratorio.
mueve. Digo que parece, porque una de las di-
Y en el año 2005, el Consejo de Europa
ficultades que hay al abordar este asunto es la
aprueba un convenio –que ha sido firmado
falta de datos concretos, de estudios sobre
por el Gobierno español, pero aún no ratifica-
ello. Las cifras con las que nos podemos mo-
do– donde se define la trata de seres humanos
ver son las que da el Consejo de Europa, que
ya explícitamente como una violación grave
las extrae de la Organización Internacional
de los derechos humanos. La trata contenida
del Trabajo. Este organismo señala que en el
en este convenio es definida como «el reclu-
momento actual hay 2,5 millones de personas
tamiento, transporte, alojamiento, retención
que son víctimas de trata con fines diferentes
de personas recurriendo a la amenaza, o al uso
(1).
de la fuerza, o a otras formas de coerción, el
De este fenómeno de vulneración grave de secuestro, el engaño, el abuso de autoridad o
derechos humanos se han empezado a intere- de otra situación de vulnerabilidad, o el ofre-
sar muy tardíamente los Estados y las institu- cimiento de pagos o ventajas para obtener el
ciones internacionales tomando medidas le- consentimiento de una persona con vistas a
gislativas sobre ello(2).En 2000, Naciones su explotación». La trata, explica, «compren-
Unidas aprueba el llamado Protocolo de Pa- de, como mínimo, la explotación de la prosti-
lermo, un convenio contra la trata de seres tución de otras personas, u otras formas de

La prostitución a debate 63
explotación sexual, los trabajos o servicios Otro aspecto positivo es que diferencia en-
forzados, la esclavitud o las prácticas análo- tre trata y tráfico ilegal de inmigrantes. Una
gas a la esclavitud, la servidumbre o la extir- diferenciación que implica tres aspectos dis-
pación de órganos».Queda, pues, como se tintos. Por un lado, el consentimiento. Se su-
puede ver, resaltada la prostitución. Junto a pone que en el tráfico ilegal de personas, esas
ello, nos encontramos en esta definición con personas consideran las redes de entrada y de
un problema de interpretación del significado tráfico un mal menor que hay que pagar si
de “estado de vulnerabilidad”, que ha dado quieren entrar en este país, cosa diferente a lo
lugar a muchos debates. que implica la trata. La trata no es consentida,
los medios a través de los cuales se capta a la
No obstante, el convenio es un paso ade-
gente es mediante la coacción, el engaño o el
lante muy importante en la lucha contra la
abuso. Por otro lado, el tráfico ilegal se supo-
trata y está basado, esencialmente, en tres
ne que termina con la llegada de los traficados
principios: en prevenir la trata, proteger los
a su destino, mientras que el objetivo de la
derechos humanos de las víctimas y perseguir
trata es precisamente la explotación laboral
a los traficantes. De hecho, las recomendacio-
posterior para obtener beneficios económicos.
nes que se hacen en el convenio es que esto se
aplica a todos los tipos de trata, es decir, tan- Y el tercer elemento de diferenciación es
to la trata nacional o internacional, como los que el tráfico ilegal siempre es trasnacional,
hechos que están vinculados o no a la delin- desde un país a otro, lo que supone el cruce de
cuencia organizada. Se insiste también mucho fronteras, mientras que la trata puede produ-
en que se tiene que aplicar a todas las vícti- cirse en distintas zonas de un mismo país o
mas de trata, no solamente a las mujeres y ni- puede producirse, dentro de la UE, de unos
ñas con fines de explotación sexual, sino países a otros sin que medien fronteras (3).No
también a hombres, mujeres y hombres bioló- obstante, aunque esto es importante desde un
gicos y transexuales, a niños y niñas, etc.; y a punto de vista conceptual, la realidad es que
todas las formas de explotación. esta distinción no es tan evidente. Y muchas
veces nos encontramos con personas que han
Otro de los valores de este convenio es que
accedido voluntariamente a utilizar una red
pone los derechos humanos de las víctimas en
que les cobra un dinero concreto y que, mien-
primer plano. Eso implica, como ya se señaló
tras no paguen la deuda, les mantiene, en la
en el año 2002 por parte de un Alto Comisio-
práctica, secuestradas. Es decir, que la trata y
nado de la ONU para los Derechos Humanos,
el tráfico ilegal son dos realidades que se fun-
que debe cuidarse el que las medidas concre-
den en muchas ocasiones. Y, en ese
sentido, me parece que es muy im-
portante establecer unos indicado-
res claros en la identificación de
las víctimas precisamente para que
se puedan diferenciar estas dos si-
tuaciones. Unos identificadores
claros que deberían contemplar
como elemento muy prioritario,
por un lado, la falta de control que
estas personas tienen sobre su vi-
da, para determinar que verdade-
ramente hay trata; y, por otro, el
que esa explotación sea práctica-
mente en régimen de esclavitud o
de servidumbre, es decir, que esa
persona no tenga ninguna capaci-
dad de decidir no solo sobre las
tas contra la trata no conculquen los derechos
condiciones de trabajo, sino también sobre su
humanos, especialmente de las víctimas. Y es-
vida. La trata con fines de explotación sexual
to, en las leyes existentes, a veces no está así El Plan Integral contra la Trata de Seres
contemplado. Humanos con Fines de Explotación Sexual

La prostitución a debate 64
elaborado por el Gobierno y aprobado en el introducción y en algunas de las medidas de
Parlamento es un instrumento necesario que sensibilización que se proponen.
contempla una serie de medidas sociales, po-
La permanente asimilación de la prostitu-
liciales y legislativas que pueden ser positivas
ción con la trata de seres humanos lleva a que
para la protección y defensa de las víctimas de
se declare de manera explícita en la introduc-
trata, así como para la persecución de este de-
ción del Plan que la prostitución en sí ya su-
lito.
pone en la actualidad un atentado a los dere-
Entre ellas las más importantes son: la chos humanos (4). La idea de que “la configu-
coordinación internacional de los estamentos ración de la explotación sexual hoy requiere
judiciales y policiales; el decomiso de los bie- de la trata”, sobre todo cuando la prostitución
nes de las organizaciones mafiosas y la crea- la ejercen extranjeras, lleva a victimizar a las
ción de un fondo que luego pueda servir de trabajadoras del sexo inmigrantes, que siem-
ayuda a las propias víctimas; el aumento de pre son consideradas víctimas de trata. Se
los días de reflexión para que éstas decidan si niega, así, la capacidad de decisión de las mu-
denuncian (con los límites que luego desarro- jeres para ejercer la prostitución y se condena
llaré); las medidas de información a las vícti- expresamente a quienes defendemos esta ca-
mas, de servicios de atención, de asistencia ju- pacidad.
rídica y de protección integral (aunque, en
En consecuencia, a la hora de especificar
principio solo sean para las que han denun-
las medidas de sensibilización e información
ciado); las medidas legislativas y procedimen-
contra la trata de seres humanos con fines de
tales que tratan de perfeccionar los mecanis-
explotación sexual –más allá de algunas que
mos legales para la atención inmediata de las
apuntan a la trata en sí– especialmente se
víctimas, entre ellas la de que éstas puedan
contemplan, uno, la «realización de campañas
testificar antes del juicio y, por lo tanto, no
dirigidas a la sociedad sobre la vulneración de
tengan que encontrarse en la situación violen-
los derechos fundamentales de las mujeres
ta de estar presentes en él ante los tratan-
que ejercen la prostitución..»; dos, el control
tes…No obstante, el Plan presenta una serie
de los anuncios de contactos en los medios de
de deficiencias y unilateralidades que com-
comunicación, y tres, las campañas para in-
prometen gravemente su eficacia. En ello in-
tentar «evitar cualquier manifestación de tu-
fluyen, por un lado, la presencia muy visible
rismo sexual». Es decir, una serie de medidas
de un alto porcentaje de mujeres inmigrantes
en las que la trata queda subsumida y desapa-
que ejercen la prostitución y que frecuente-
rece en el fenómeno general de la prostitu-
mente es considerado homogéneamente víc-
ción. Desde mi punto de vista, esta línea, que
tima de los traficantes, permaneciendo invisi-
más parece el intento de abolir la prostitución
bles otros sectores en los que también se tra-
a través de las leyes contra la trata, además de
fica con personas, por ejemplo, el campo o los
ineficaz, va en contra de lo que establecen al-
talleres de confección clandestinos. Y por
gunas recomendaciones internacionales ela-
otro, las conclusiones de la Comisión Mixta
boradas al calor del Protocolo de Palermo,
Congreso-Senado para el estudio de la prosti-
que plantean que para combatir la trata de se-
tución de abril de 2007. En estas conclusio-
res humanos es necesario también regular los
nes se planteaba que no tenía sentido diferen-
diferentes sectores de la economía sumergida
ciar la prostitución coaccionada y la prostitu-
que pueden propiciar la explotación de la in-
ción voluntaria, ya que el fenómeno de la
migración. Si esta recomendación la aplica-
prostitución, y el del tráfico y la trata de mu-
mos a la trata con fines de explotación sexual,
jeres están absolutamente relacionados, al ser
lo consecuente sería regular laboralmente el
la prostitución voluntaria muy minoritaria o
ejercicio de la prostitución para poder perse-
prácticamente inexistente. Estos prejuicios,
guir eficazmente ésta, elaborando indicadores
basados fundamentalmente en la idea de que
que identifiquen claramente a las mujeres que
la prostitución es algo deleznable que no
se encuentran atrapadas en estas redes crimi-
puede ser ejercida por voluntad propia y no
nales, diferenciándolas de aquellas que la
en datos objetivos (las propias conclusiones
ejercen por decisión propia. Esta necesidad
reconocen que no existen estudios fiables que
aparece en el informe de la Unidad Técnica de
demuestren esta afirmación), recorren todo el
la Policía Criminológica de la Guardia Civil,
Plan y se manifiestan fundamentalmente en la

La prostitución a debate 65
de 2004, donde se plantea que «el ejercicio de inicial y no colocan a las personas objeto de
la prostitución no está claramente reconocido trata en el centro de atención ni se valoran las
como actividad laboral, por lo que la actua- estrategias a seguir en función del efecto que
ción policial contra la trata de seres humanos pueden tener sobre ellas.El Plan, al poner el
con fines de explotación sexual se complica, acento en el papel que pueden cumplir como
al no diferenciar prostitución voluntaria de testigos, no contempla de modo consecuente
prostitución forzada».También se plantea es- a las víctimas como personas que han sufrido
ta necesidad en un informe del Parlamento un grave atentado a sus derechos más funda-
Europeo de 2000, que dice: «El régimen de mentales, y que, por lo tanto, deben ser prote-
prohibición directa o indirecta de la prostitu- gidas y merecen una reparación por parte del
ción vigente en la mayoría de Estados miem- Estado., El artículo 12.6 del propio Convenio
bros ha aumentado el mercado clandestino europeo y la Declaración de la ONU de 1985
monopolizado por la delincuencia organizada sobre principios fundamentales de justicia
que expone a las personas implicadas, sobre para las víctimas de delito y abusos de poder,
todo a los inmigrantes, a la violencia y a la establecen que «una víctima en un delito es
marginación». Así mismo, Marta Requena, di- una víctima de delito siempre, independien-
rectora de la División de Lucha contra la Tra- temente de que colabore o no con la policía».
ta del Consejo de Europa, aseguraba en unas Aunque, ciertamente, el Convenio europeo en
jornadas organizadas recientemente por Pro- otros apartados es bastante ambiguo y deja
yecto Esperanza que «la penalización de los abiertas ambas posibilidades, es evidente que
clientes de las prostitutas en Suecia no ha mi- el Gobierno español ha optado por anteponer
nado la operatividad de las redes, mientras la persecución de las redes criminales a la de-
que la legalización en Holanda no ha signifi- fensa total de las víctimas, planteando la de-
cado un aumento de su actividad». No obs- nuncia y la colaboración con la policía como
tante, el Gobierno ha decidido hacer caso condición para poder acceder a las medidas
omiso a todas estas recomendaciones al no de asistencia y protección que el Plan con-
considerar que es el engaño, el secuestro, la templa.En correspondencia con ello, no se es-
coacción y la servidumbre que implica la trata tablecen mecanismos independientes de la
de seres humanos –tenga como finalidad la denuncia policial para la identificación de las
prostitución o cualquier otro sector laboral– víctimas, lo que implica que solo serán consi-
lo que constituye un atentado contra los de- deradas como tal aquellas que están dispues-
rechos humanos y no la prostitución en sí. tas a actuar como testigos, discriminando a
Consecuentemente con este planteamiento, el todas aquellas mujeres que no se ven con
plan del Gobierno está dirigido a combatir, de ánimo de denunciar. Según la letra del Plan, la
manera exclusiva, la trata con fines de explo- denuncia es la condición previa para poder
tación sexual. Esto implica dejar desasistidas acceder a las medidas sociales y legales que en
a las víctimas de trata que son explotadas en él se plantean (5). Y, aunque habrá que ver
régimen de servidumbre en otros sectores la- qué pasará en la práctica, plantear la protec-
borales como la agricultura, el servicio do- ción en función del proceso judicial implica
méstico, la construcción, la mendicidad, los una presión muy fuerte para las personas víc-
matrimonios forzosos, etc. Nuevamente, te- timas de trata, que a veces no pueden afrontar
niendo en cuenta las recomendaciones inter- el proceso judicial porque es el momento de
nacionales, se debería contemplar de manera mayor riesgo,No obstante, el Plan también
integrada todas las formas de trata de seres contempla un periodo de al menos 30 días
humanos. (frente a los 3 que existían antes) para decidir
si se denuncia o no. Periodo en el que es de
Los derechos humanos de las víctimas suponer, aunque no se especifica, que gozarán
El problema mayor del Plan es que no está de algunos servicios fundamentales de aten-
elaborado teniendo una perspectiva completa ción. Esta ampliación es un paso adelante pe-
de defensa de los derechos humanos. Aunque ro es insuficiente. Los protocolos para las víc-
en la declaración de intenciones se plantea la timas de hechos traumáticos consideran ne-
trata como una violación de los derechos fun- cesarios como mínimo 90 días para que pue-
damentales, las medidas propuestas no están dan recomponerse y estar en condiciones de
del todo en consonancia con esta declaración decidir qué es lo que quieren hacer. Desde mi

La prostitución a debate 66
punto de vista, la defensa de las víctimas im- de las fronteras para interceptar a las presun-
plicaría protección y derechos, independien- tas personas que pueden ser víctimas de trata,
temente de su colaboración con la justicia; en lugar de hacerlo sobre los sectores de la
implicaría mecanismos eficaces de detección economía sumergida más proclives a la explo-
de las víctimas a través de agentes sociales y tación laboral y a la servidumbre. Y, por últi-
no solo de la policía o la judicatura; implicaría mo, se vuelven en contra de las trabajadoras
permisos de residencia y de trabajo para las del sexo en general, ya que al final sucede lo
víctimas, y derecho de asilo; y potenciar tam- que está sucediendo en este país, y es que to-
bién –esto es importante– la autonomía y la das las inmigrantes trabajadoras del sexo son
capacidad de decisión de las víctimas. De consideradas víctimas de trata.El Plan pro-
hecho, algunas recomendaciones internacio- movido por el Gobierno no parece tener en
nales contemplan el principio de proporcio- cuenta estos “daños colaterales” y hace un
nalidad en las medidas, es decir, tener en hincapié en el control de fronteras y en las ví-
cuenta que las medidas restrictivas y represi- as policial y judicial. Así, de las cinco acciones
vas en la lucha contra la trata no redunden en que se proponen para la prevención y detec-
contra de los derechos, de la autonomía y de ción temprana, solamente una va encaminada
la libertad de las personas que son objeto de a un ámbito que no sea el policial, poniendo el
trata. Creo que la vía por la cual ha ido el Go- acento principalmente en interceptar en las
bierno deja muchos interrogantes en relación fronteras o en los países de origen a las perso-
con esto. nas que pueden ser objeto de trata, aunque se
prevea también la intensificación de las ins-
Una camino diferente al adoptado por el
pecciones policiales en lugares de riesgo en
Gobierno español es el que se lleva a cabo en
nuestro país. Desde mi punto de vista, esta
Italia y en Bélgica, países en los que ya existen
orientación, además de discriminatoria, difi-
mecanismos, con la participación de las ONG,
culta muchas veces la diferenciación entre
que permiten determinar el estatus de víctima
trata y tráfico ilegal de inmigrantes. Una dife-
de una persona a través de una serie de crite-
rencia muy importante en la práctica porque,
rios, independientes de la denuncia, antes de
mientras la primera es una grave violación de
que esa persona decida si quiere denunciar o
los derechos humanos (ya que implica coac-
no. De hecho, en Italia se contempla a los
ción y anular la capacidad de decisión de la
clientes de la prostitución como uno de los
persona sobre su vida), el tráfico ilegal es de-
agentes sociales importantes para detectar si
cidido por quien lo utiliza y considerado mu-
una mujer está en una situación de someti-
chas veces un mal menor para las personas
miento y es víctima, por lo tanto, de trata o, si
inmigrantes que quieren entrar en nuestro pa-
por el contrario, está ejerciendo la prostitu-
ís y no cumplen los requisitos que la Ley de
ción porque quiere.
Extranjería establece. Pero, además, el forta-
Así mismo, la evaluación de los riesgos a la lecimiento de los medios policiales para la de-
hora de la denuncia –insuficientemente con- tección temprana de víctimas potenciales en
siderados en el Plan– es algo importante que origen, en tránsito y en destino, aumentando
no sabemos cómo se concretará. En todo caso, el control policial en las fronteras, puede dejar
no poner los derechos de las víctimas en pri- indefensas a las víctimas de trata con origen
mer plano implica, como ha denunciado en países de la Unión Europea, es decir, a to-
GAATW (Alianza Global Contra la Trata de das las mujeres que vienen de los antiguos
Mujeres), que en ocasiones las medidas anti- países del Este.
trata provoquen una serie de “daños colatera-
les”, así llamados porque estas medidas se Mejora y desarrollo del Plan
acaban volviendo contra las personas que pre- Quedan, por otro lado, muchas dudas so-
tenden proteger. En primer lugar, contra las bre cómo se aplicarán y concretarán muchas
propias víctimas de trata, si no se evalúan medidas que en el Plan se formulan, quizá de
bien los riesgos que implica la denuncia o un modo lógico, de forma muy general. Entre
porque se discrimina a aquellas personas que estas están las relativas a asuntos como:
no denuncian. En segundo lugar, contra los
• La falta de indicadores para la detec-
inmigrantes en general, que ven recortados
ción de víctimas sin que medie deten-
sus derechos si se plantea un mayor control
ción.· La falta, también, de indicadores

La prostitución a debate 67
para diferenciar trata de tráfico ilegal, • No se habla tampoco de contemplar un
porque en la introducción del Plan se procedimiento urgente de asilo para los
recoge la diferencia que establece el casos de víctimas de trata, especialmen-
Convenio de Varsovia, pero luego en su te de las que están en tránsito o de
desarrollo no hay medidas concretas aquellas que corren riesgos importantes
que realmente permitan establecer esta si son repatriadas.
diferencia.· La concesión de permisos
• Habrá que ver también cómo se elabo-
de residencia y de trabajo que se consi-
ran los protocolos de asistencia a las
dera para las víctimas de trata que de-
víctimas, porque, entre otras cosas, es
nuncien son los que están contempla-
curioso que no se haga ninguna men-
dos en la Ley de Extranjería, que tienen
ción a protocolos ya existentes como,
un carácter excepcional y que quedan,
por ejemplo, los estándares mínimos de
digamos, al criterio del juez el que se
la Organización Mundial de Inmigra-
concedan o no. La reforma de la Ley de
ción.· No se establecen tampoco indi-
Extranjería debería contemplar que
cadores –aunque esto no es ninguna no-
existen normativas europeas que esta-
vedad en la actividad legislativa de
blecen claramente que se deberían
nuestro país– para la evaluación de la
conceder estos permisos de residencia y
eficacia de las medidas planteadas
de trabajo a las víctimas de trata. Para
quienes sostienen que esa asistencia in- • .Ni se menciona a GRETA, el Grupo de
condicional a las víctimas de trata abri- Expertos y Relatores Internacionales
ría una vía para falsas solicitudes y nos encargados por la Comisión Europea
llenaría de inmigrantes que se aprove- para velar por la puesta en práctica del
charían de esto, la realidad es que, por Convenio
ejemplo, la experiencia en Italia lo que
• Y una última duda es cómo se van a dis-
dice es que en 2004 se dieron 2.000
tribuir esos 44 millones de euros que la
permisos de residencia para víctimas de
ministra de Igualdad dijo que estaban
trata, frente a una población de 60 mi-
previstos para este Plan.
llones de habitantes.

(*) Ambos textos forman parte de las correspondientes intervenciones de Cristina Garaizabal y Marta
González realizadas en un acto celebrado en La Bóveda (Madrid) en febrero de 2009.
(1) La cantidad que corresponde a cada uno de estos fines es ya motivo de controversia. Por ejemplo, hay
quien dice que un 20% tiene como finalidad la industria del sexo, otros plantean que es un 42%. Yo me in-
clino a considerar más próxima esta última cifra, a la que sumaría entre un 32% y un 43% destinada a tra-
bajos forzosos. El resto de esas víctimas de trata estaría destinado a servidumbre, matrimonios forzados,
etc.
(2) Existe, no obstante, un antecedente: en el año 1949, el Consejo de Naciones Unidas decide aprobar una
resolución contra la trata de mujeres con fines de explotación sexual. Esta resolución estaba encaminada,
básicamente, a combatir la prostitución, y no solamente la prostitución forzada.
(3) Esta diferenciación es importante, porque todas las personas que trabajamos con gente inmigrante y,
por ejemplo, con trabajadoras sexuales inmigrantes sabemos que las formas de entrada en este país son muy
diversas y que muchas de ellas, la gran mayoría, sobre todo aquellas que no tienen los papeles en regla, han
entrado mediante redes de muy diferente tipo: redes familiares y amistosas, gente con ánimo de lucro.., pero
también personas que ha hecho una inmigración completamente autónoma.
(4) Se habla de que, según estimaciones policiales, el 90% de las mujeres que trabajan en la prostitución son
extranjeras, cosa que es real, pero se afirma –sin cifras ni datos que lo avalen– que un porcentaje muy signi-
ficativo de éstas estarían en manos de redes de trata de seres humanos.
(5) En una noticia aparecida en El País el 11 de mayo de 2009 sobre el desmantelamiento de una red de trata
de seres humanos con fines de explotación sexual debido a la denuncia de una de las víctimas se podía leer
que las mujeres inmigrantes que estaban en la misma situación irregular pero no habían denunciado fueron
deportadas a sus países de origen.

La prostitución a debate 68
Informe del Gobierno sobre el Plan Integral TSH

La prostitución a debate 69
La prostitución a debate 70
La prostitución a debate 71
La prostitución a debate 72
La prostitución a debate 73
La prostitución a debate 74
La prostitución a debate 75
La prostitución a debate 76
La prostitución a debate 77
La prostitución a debate 78
La prostitución a debate 79
La prostitución a debate 80
La prostitución a debate 81
La prostitución a debate 82
La prostitución a debate 83
La prostitución a debate 84
La prostitución a debate 85
La prostitución a debate 86
Guardia Civil. Informe sobre TSH con fines de
explotación sexual

La prostitución a debate 87
La prostitución a debate 88
La prostitución a debate 89
La prostitución a debate 90
La prostitución a debate 91
La prostitución a debate 92
La prostitución a debate 93
La prostitución a debate 94
La prostitución a debate 95
La prostitución a debate 96
La prostitución a debate 97
La prostitución a debate 98
La prostitución a debate 99
La prostitución a debate 100
La prostitución a debate 101
La prostitución a debate 102
La prostitución a debate 103
La prostitución a debate 104
La prostitución a debate 105
La prostitución a debate 106
La prostitución a debate 107
La prostitución a debate 108
La prostitución a debate 109
La prostitución a debate 110
La prostitución a debate 111
La prostitución a debate 112
La prostitución a debate 113
La prostitución a debate 114
Hetaira ante el balance del Gobierno sobre el
Plan Integral de Lucha contra la Trata de Seres
Humanos con Fines de Explotación Sexual
Madrid, 25 de marzo de 2010

Los ministerios de Interior e Igualdad afir- prostitución voluntaria (no forzada), en la
man en el balance sobre el primer año del práctica está deportando a quienes así lo de-
Plan Integral de Lucha contra la Trata de Se- claran ante los jueces. Una mujer nigeriana,
res Humanos con Fines de Explotación retenida en el centro de internamiento para
Sexual que las Fuerzas y Cuerpos de Seguri- extranjeros de Aluche (Madrid), fue deporta-
dad del Estado han “identificado” a 1.301 víc- da hace una semana sin que se escuchase el
timas, de ellas 443 son “víctimas de trata”. llamamiento de las ONG’s que entendían que
No aportan más datos sobre la situación de podría estarse ante un caso de trata de seres
estas personas: ¿cuántas de ellas son o han si- humanos. La mujer fue expulsada pese a la in-
do consideradas “testigos protegidos”?, ¿cuán- termediación del Defensor del Pueblo. En
tas se han acogido al periodo de “reflexión”?, consecuencia, Hetaira teme que también se
¿cuántas se encuentran acogidas en centros esté deportando a víctimas de trata al no exis-
especializados de ONG’s?, ¿cuántas han de- tir indicadores precisos para su identifica-
clarado ante la justicia?, ¿cuántas han sido in- ción.
demnizadas económicamente? ¿cuántas se
En la rueda de prensa ofrecida ayer por Al-
han visto beneficiadas por la concesión de
fredo Rubalcaba y Bibiana Aído descartaban
permisos de residencia? ¿cuántas se han visto
que 4.956 mujeres fueran esclavas sexuales.
beneficiadas por la concesión de permisos de
¿Qué son entonces, trabajadoras del sexo por
trabajo? ¿cuántas han sido acogidas en condi-
voluntad propia, abandonadas a su suerte por
ción de “asilo”? ¿cuántas han denunciado es-
la legislación actual y sometidas a unas con-
tar en situación de trata?
diciones laborales inaceptables, tal y como
Tampoco han aportado más información venimos planteando y denunciando desde
sobre las 858 personas restantes, a quienes hace años?
consideran víctimas de “explotación
El pasado mes de diciembre se reformó la
sexual” (según su propia definición: “aprove-
Ley de Extranjería, ahora en su artículo 59 bis
chamiento de la condición y circunstancias
concede un período de reflexión de “al menos,
sexuales de una persona en beneficio pro-
30 días” a las víctimas para que decidan si
pio”). ¿Qué ha ocurrido con estas personas?
quieren colaborar con la Policía. Durante este
¿han sido detenidas? ¿se encuentran en cen-
tiempo, tan sólo lo han solicitado 3 mujeres y
tros de internamiento para extranjeros? ¿han
no se les ha concedido a ninguna de ellas (se-
sido deportadas a sus países de origen?
gún informa el diario Público, 24 de marzo de
Afirman en su nota de prensa que el 50% 2010).
de extranjeras “atendidas” se encontraban en
Desde Hetaira nos preocupa la inexisten-
España en situación irregular. Es complicado
cia de indicadores objetivos para la identifica-
que las personas en situación de trata de seres
ción de víctimas de trata de seres humanos.
humanos se encuentren en situación adminis-
Las personas que se encuentran en los clubes
trativa “regular”. Por otro lado, quienes afir-
siguen siendo detenidas tras las redadas poli-
man que se encuentran trabajando en prosti-
ciales y, en este clima, es sumamente difícil
tución por voluntad propia es imposible que
que quienes se encuentran en situación de
puedan regularizar su situación mediante el
trata se atrevan a denunciar.
trabajo sexual, ya que la prostitución no es
reconocida como “actividad económica” El Plan Integral contra la Trata de Seres
(aunque así lo consideró en 2001 el Tribunal Humanos no establecía, ni establece indica-
de Justicia de Luxemburgo). El Gobierno es- dores precisos para la evaluación del mismo,
pañol que se niega a admitir la existencia de por lo tanto es difícil poder hacer una buena

La prostitución a debate 115
evaluación de la situación actual. Las declara- que tenga como primera preocupación la pro-
ciones que ayer hicieron los ministerios de tección y la reparación del daño que han su-
Igualdad y de Interior nos parecen vacías y frido quienes han sido víctimas de trata.
que no responden a una evaluación del Plan

La prostitución a debate 116
Entrevista con Marta González
Coordinadora de la ONG Proyecto Esperanza
El País. 22 de mayo de 2009. Sección Los Internautas preguntan.

Pregunta:- Hola Marta. Me ha impacta- res víctimas de la trata y otras que trabajan
do el hecho de que a estas mujeres explota- en defensa de los derechos de los inmigran-
das sólo se les de el permiso de residencia a tes y de mujeres víctimas de violencia en
cambio de información útil. Me imagino general hemos creado la Red Española Co-
que en la mayor parte de las veces no pue- ntra la Trata de Personas, en la que inten-
den aportar información relevante para la tamos aunar los esfuerzos de todas a favor
policía. A mí esto me parece horrible, es de las mujeres que han sufrido este delito.
como si se tratase de un chantaje a la vícti- www.redcontralatrata.org. Pero además
ma. ¿Cómo actuáis desde la ONG en estos apostamos por la coordinación con institu-
casos? Muchas gracias. ciones públicas como Policía Nacional,
Guardia Civil, Fiscalía de Extranjería y ser-
Respuesta.- Efectivamente, Anna, tocas
vicios sociales. Esto no siempre es fácil pero
uno de los puntos que nos parecen más gra-
es fundamental para poder ser eficaces en
ves, desde el Proyecto Esperanza trabaja-
nuestro trabajo.
mos, además de con las mujeres directa-
mente, formulando propuestas y recomen- P.- Me gustaría comentar otro aspecto
daciones al Gobierno sobre los cambios le- de este problema. Creo que en muchos ca-
gislativos y estructurales que creemos que sos de prostitución es muy difícil mantener
se deben llevar a cabo para proteger a las a la prostituta encerrada, porque tiene la
víctimas de trata. Este era uno de los cam- posibilidad de pedir ayuda a la autoridad a
bios que habíamos exigido al Gobierno para través de los clientes. Sin embargo, creo que
que fuera incluido en el Plan Integral contra hay otra realidad, y es que el mercado labo-
la Trata pero no se recogió. Por eso creemos ral es muy difícil en España y quizá cuando
que la labor de incidencia política sigue una mujer se acostumbra a obtener dinero
siendo fundamental en este aspecto. rápido no sea fácil convencerla de que se
busque la vida en otra cosa en trabajos de
P.- ¿Cómo puede luchar la sociedad es-
emigrantes a 700 euros al mes jornada par-
pañola contra esta horrible situación?.
tida. ¿Qué opina usted?
Nos parece fundamental en primer lugar
R.- Javier, cuando hablamos de trata de
visibilizar este problema y que como socie-
mujeres nos referimos siempre a que la mu-
dad tomemos conciencia de que hay muje-
jer está en situación de explotación, que es-
res muy cerca de nosotros/as que están
tá siendo coaccionada a veces a través de
siendo esclavizadas y explotadas. El segun-
violencia física pero otras muchas veces por
do paso fundamental creo que es exigir de
medio de amenazas y violencia psicológica,
nuestros representantes políticos que asu-
sobre todo respecto al daño que puede su-
man la responsabilidad que tienen de ga-
frir su familia en el país de origen. Además
rantizar la protección de los derechos
la mujer tiene miedo de pedir ayuda porque
humanos de todos y todas y que legislen de
no conoce sus derechos, muchas veces está
manera adecuada y destinen el presupuesto
en situación irregular y tiene mucha des-
necesario para ello.
confianza y desconoce nuestro idioma. En
P.- Hola Marta; después de leer los artí- algunos casos sí se atreven a pedir ayuda a
culos estos días parece que no hay mucha los clientes pero desgraciadamente en mu-
coordinación entre las fuerzas de seguridad, chos casos no obtienen ningún apoyo ni
¿existe esta coordinación entre organiza- ayuda por su parte.
ciones que se ocupan de este tema?
P.- Vuestra ONG ¿restringe su acción a
R.- Muchas de las ONGs que trabaja- España?¿protege a menores de edad?
mos específicamente en la atención a muje-

La prostitución a debate 117
R.- El Proyecto Esperanza ofrece sus re- explotación sexual, como una profesión
cursos de acogida y apoyo a mujeres vícti- ejercida libremente?
mas de la trata que se encuentran en Espa-
R.- Creo que es importante distinguir
ña, pero para desarrollar eficazmente esta
entre el ejercicio de la prostitución en gene-
labor trabajamos también en coordinación
ral y la trata de mujeres con fines de explo-
con ONGs de los países de origen de las
tación sexual o la prostitución coacti-
mujeres y con instituciones públicas. En
va/forzada. En nuestro trabajo nos encon-
principio trabajamos con mujeres mayores
tramos a veces con mujeres que están ejer-
de edad pero en algunos casos también
ciendo por decisión propia es decir que no
hemos atendido a menores en coordinación
tiene a nadie detrás que las esté extorsio-
con los órganos responsables de la protec-
nando. Sin embargo el tema de la libertad es
ción de menores de las diferentes Comuni-
muy complejo, en muchos casos si tuvieran
dades Autónomas.
otras posibilidades y alternativas reales de
P.-¿Qué estrategias son las más adecua- conseguir recursos económicos no estarían
das para reintegran en la sociedad a perso- ejerciendo.
nas que han ejercido la prostitución? ¿Cuá-
P.- Me gustaría saber tu opinión sobre
les son los principales problemas para con-
esta cuestión: cada vez que se desarticula
seguirlo?
una red de explotación sexual, surgen los
R.- Si queremos dar oportunidades re- típicos comentarios de "las chicas ya sabían
ales para que mujeres que están el ejercicio a lo que venían" ¿De verdad hay tantas mu-
de la prostitución puedan tener otras alter- jeres engañadas en este "negocio"? ¿por qué
nativas es fundamental tener en cuenta que no buscan ayuda para salir del infierno en el
casi en un 90 % de los casos estamos ante que viven? Creo que yo, si me viera en una
mujeres inmigrantes que en su mayoría no situación así, preferiría suicidarme antes de
tiene permiso de residencia ni de trabajo. ser explotada.... Muchas gracias y enhora-
Por eso regularizar su situación administra- buena por vuestra labor.
tiva es esencial como primer paso y sin em-
R.- Gracias Marifé. En este sentido es
bargo esto es lo que se queda siempre “en el
muy importante aclarar que muchas muje-
tintero” en los diferentes planes y estrate-
res que son víctimas de la trata vienen to-
gias que se aprueban por la Administración.
talmente engañadas respecto al tipo de ac-
P.- Si se legalizara la prostitución como tividad que van a tener que desarrollar en
una actividad económica más, ¿cree que España, pero muchas otras son engañadas
habría más posibilidad para conocer quién respecto a las condiciones reales en las que
la ejerce libremente y quién lo hace por co- se van a encontrar. Por ejemplo desconocen
acción de mafias o proxenetas? las deudas abusivas que les van a exigir y
que se van incrementando con el tiempo, la
R.- Sobre esto existe un gran debate con
falta de libertad y la violencia que van a su-
posiciones muy encontradas, por ejemplo
frir si no se someten en todo a los tratantes,
en la experiencia de Holanda se habla de
y en definitiva que no van a poder decidir
que la legalización de la prostitución ha
por sí mismas sobre su vida por que otras
permitido crear una apariencia de legalidad
personas que las tratan como una mercan-
bajo la cual sin embargo sigue habiendo
cía van a decidir por ellas.
muchas mujeres víctimas de la trata en si-
tuación de explotación. Por otro lado en el P.-¿Qué porcentaje de prostitución es
modelo sueco que ha abolido legalmente la libre y qué porcentaje explotación? Saludos.
prostitución y penalizado al cliente muchos
R.- Luís, planteas la “pregunta del mi-
expertos opinan que solo se consigue invi-
llón” ojala hubiera datos fiables en este sen-
sibilizar aún más el problema sacándolo de
tido. Realmente hoy por hoy no lo sabemos,
la calle para llevarlo a espacios cerrados e
en los pocos estudios y estadísticas que hay
inaccesibles.
se sigue mezclando y confundiendo la reali-
P.-¿Contempla usted la posibilidad de dad de la prostitución en general con la tra-
que exista prostitución sin tener asociada ta de personas con fines de explotación
sexual lo cual no favorece la claridad en ab-

La prostitución a debate 118
soluto. A esto se une la invisibilidad que ciones, independientemente de que denun-
rodea al fenómeno de la trata de personas cien o no.
como delito y la dificultad de detec-
P.- Estoy absolutamente a favor de que
tar/identificar a las víctimas.
la prostitución se legalice, creo que es la
P.-¿Qué motivos dio el gobierno para no única manera de evitar abusos. ¿Cuál es
recoger las propuestas y recomendaciones vuestra postura sobre este asunto? Muchas
que ustedes les dieron sobre los cambios le- gracias
gislativos y estructurales en relación a la
R.- El debate sobre cómo abordar legal-
obtención del permiso de residencia?
mente el fenómeno de la prostitución si
R.- Pues realmente no hemos tenido una abolir o regular es realmente complejo y si-
respuesta formal sobre las propuestas que gue abierto en nuestra sociedad. Por nues-
presentamos al borrador del Plan Integral tra parte, como organización especializada
contra la Trata de Seres Humanos con Fines en la atención a mujeres víctimas de la tra-
de Explotación Sexual junto a las otras or- ta, en lo que siempre queremos insistir es en
ganizaciones integrantes de la Red Españo- que ni la abolición legal ni la regulación
la Contra la Trata. Yo creo que refleja que se acaban por sí solas con el problema de la
sigue queriendo luchar contra la trata de trata, sus causas profundas y las conse-
personas más desde una perspectiva de lu- cuencias que tiene sobre las víctimas. Para
char contra la inmigración irregular y las luchar contra la trata proponemos una es-
redes criminales que desde una perspectiva trategia que una esfuerzas a nivel interna-
de protección de los derechos humanos de cional entre los países de origen tránsito y
las víctimas. Tenemos que avanzar en la lí- destino y entre todos los actores públicos y
nea de otros países de nuestro entorno y ga- privados que trabajan en el tema desde una
rantizar que el apoyo y la protección llegue perspectiva que tenga como eje central los
a todas las víctimas de este delito sin condi- derechos humanos.

La prostitución a debate 119