Está en la página 1de 2

La fibra vegetal

La celulosa o fibra
vegetal es un tipo
especial de
carbohidrato que no
se absorbe (no pasa
del intestino a la
sangre), y por lo tanto
el organismo no la
puede utilizar como
fuente de energía.
Toda la que se ingiere,
es expulsada con las
heces. Esto determinó
que hasta hace unas
décadas, no se le
concediera ninguna Las manzanas son muy ricas en fibra vegetal.
importancia
fisiológica. Pero ahora
Con lo que obligan al intestino a
comprendemos la importancia de esa
realizar grandes esfuerzos para
fibra vegetal aparentemente inútil:
eliminarlas. Esto causa o agrava
Actúa como una auténtica escoba en
numerosos trastornos, como los
el intestino, absorbiendo toxinas y
divertículos intestinales, las
arrastrando sustancias nocivas como
hemorroides y hasta el cáncer de
los ácidos biliares precursores del
colon.
colesterol, entre otras, hasta formar
La celulosa (fibra vegetal), es
las heces.
exclusiva del reino vegetal. Ningún
La celulosa o fibra vegetal se hincha
alimento animal (carne, pescado,
con el agua, aumentando varias
leche o huevos) contiene celulosa. Así
veces su volumen. De esta forma da
pues, aunque no proporciona energía,
consistencia a las heces, y facilita su
ni pasa a la sangre, es un
tránsito por el colon hasta su
componente imprescindible en una
expulsión por el recto. Cuando la
dieta sana y equilibrada, ya que evita
dieta contiene poca celulosa por ser
el estreñimiento (ver pág. 165) y baja
pobre en fruta, cereales integrales y
el colesterol.
hortalizas, las heces son duras,
resecas y concentradas.

Los cereales debieran volver a ser,


como lo han sido durante toda la
historia, la base de la alimentación
humana. La mayor parte de la energía
que necesitamos debería provenir de
ellos. No ocurre así en la típica dieta
occidental a base de carne, productos
lácteos, conservas y alimentos
refinados industrialmente, en la que la
proporción de energía procedente de
los carbohidratos.
complejos no llega al 50%. Los Los cereales auténticamente
expertos en nutrición aconsejan un integrales tienen además la ventaja de
uso abundante de cerales, tanto en el incluir el germen del grano (rico en
desayuno (en forma de pan, de copos vitaminas B y E, y
o hervidos en papilla, etc.) como en la
comida principal del mediodía.