P. 1
División Regional de Argentina (roccatagliata)

División Regional de Argentina (roccatagliata)

4.5

|Views: 10.404|Likes:
Una división regional de la Argentina según el autor.
Una división regional de la Argentina según el autor.

More info:

Published by: daniel augusto romero on Jul 02, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/29/2015

pdf

text

original

División Regional de la Argentina1.

1.

La región metropolitana de Buenos Aires, una desproporcionada concentración

Si bien el Gran Buenos Aires es parte del frente fluvial industrial del Plata - Paraná se la ha destacado como una región urbana, en tanto los procesos de concentración política, económica y demográfica generan un particular comportamiento y alientan procesos espaciales característicos de las grandes aglomeraciones metropolitanas. Sus efectos sobre el resto del territorio argentino son base de controvertidas opiniones. A su vez el futuro de la región requiere de un esquema director que regule su desenvolvimiento y una autoridad que lo rija (En 1985 la provincia de Buenos Aires, por medio de la Gobernación, y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires acordaron crear el AMBA (Área metropolitana de Buenos Aires). Más tarde la Nación adhirió por medio del Ministerio del Interior). 2. La macro región pampeana

La macro región pampeana reconoce dos sub espacios diferenciados que, tratados en sí, constituyen verdaderos espacios regionales. El primero (2.1) es el eje urbano industrial del Plata - Paraná. Lo dominante es él lo constituyen la industrialización y la urbanización como procesos recíprocos espaciales que a partir de ciertas ventajas iniciales (accesibilidad) gestaron un modelo de crecimiento acumulativo y circular. Ello condujo a procesos de concentración urbana e industrial, complejidad en los servicios, centralización de las decisiones y del esquema de circulación. El fenómeno se sucede sin solución de continuidad desde el Gran La Plata. Hasta San Lorenzo y junto con el área metropolitana de Buenos Aires conforman una megalópolis en gestación. El segundo sub espacio (2.2) corresponde a la pampa agro ganadera, con industrias urbanas y portuarias. En este caso se trata de poner el acento en la organización agraria del espacio, producto de una agricultura predominantemente cerealera, con ganadería refinada y actividades asociadas, que se consolidó a partir del esquema agro portuario que la afectó y que incitó, aunque no en la medida de lo aguardado, a una suerte de integración agro industrial. La localización de las industrias fue y es urbana y portuaria y si bien se ha destacado como unidad regional el frente fluvial del Plata - Paraná no se lo puede dejar de asociar a la pampa agro ganadera con la que guarda estrecha relación. El fenómeno de las industrias urbanas y portuarias afectó, más allá del frente fluvial, a ciudades del frente marítimo como Bahía Blanca, modernamente a Mar del Plata y en menor escala a Quequén - Necochea. A su vez el interior de la región también sufrió el impacto desde Córdoba, verdadera metrópoli regional del espacio mediterráneo argentino, hasta Río Cuarto, San Francisco, Villa María, Pergamino, Olavarría, Tandil, etcétera. 3. Región agro - silvo - ganadera con frentes pioneros de ocupación del Nordeste y del Chaco

Existe una tendencia generalizada a denominar "Nordeste" a secas a la porción del espacio geográfico que polariza el núcleo bipolar Resistencia Corrientes. Si bien se acepta ese principio, en este caso se destacan como dominante regional las actividades agro - silvo ganaderas, caracterizadas por la agricultura subtropical, la explotación forestal y la forestación, y la ganadería de áreas subtropicales. El espacio regional muestra la presencia de frentes pioneros de ocupación que van modificando, en forma paulatina, la organización del espacio. Es cierto que los procesos que gestaron la ocupación fueron diferentes en ambas márgenes del Paraná; por ello se ha destacado el sub espacio chaqueño del mesopotámico septentrional. 4. Región de los paisajes heterogéneos con economía mixta del Noroeste argentino

Es por demás aceptada la región del Noroeste, aunque controvertidos sus límites como acaece con toda región geográfica. En el espacio que le concierne resultan relevantes tres hechos: la heterogeneidad de los paisajes, la variada base económica y la carga de la herencia histórica con su impronta cultural en la población. En el primer caso la complejidad natural muestra marcados contrastes, las Montañas y las llanuras, las altiplanicies desérticas y las sierras, los valles fértiles de climas diferenciados y los valles y bolsones secos. La selva subtropical montana se da la mano con los arenales y no es extraño encontrar que en este mosaico de paisajes naturales con sus variados recursos haya prosperado una economía mixta - agrícola y ganadera, minera y forestal, turística e industrial que reconoce sus antecedentes en períodos lejanos de la historia. A su vez
1

ROCCATAGLIATA, JUAN A. (coordinador) – LA ARGENTINA – Geografía general y los marcos regionales – Editorial Planeta – Año 1992 – páginas 438 a 441

conviven modos de vida diferentes, que incitaron, junto a las distintas producciones, a gestar un incesante tráfico e intercambio, para lo cual se prestó el dispositivo natural de valles y quebradas sobre los cuales el hombre trazó los modernos medios de circulación. La región desborda hacia el naciente con nuevas actividades, mientras coexisten la gran minería con la actividad pirquinera; el tallado manual de meta. Les con la acería moderna; la agricultura de subsistencia con los complejos agroindustriales; el riego en terrazas a partir de obras "caseras" con los grandes emprendimientos hidroeléctricos. Todo ello gesta una personalidad regional, enraizada aun más en la historia y en los valores culturales que atesora su población. 5. Región cuyana de los oasis agroindustriales y núcleos diversificados

La organización de espacio a partir de la agricultura bajo riego, con la presencia predominante de los viñedos, es el punto de partida para comprender a la región de Cuyo. Los oasis ricos, gestados al pie de la montaña, se nutren de los caudalosos ríos que de ella bajan y sin los cuales su existencia sería improbable. Este fenómeno genera una suerte de cohesión oeste - este por medio de los ríos entre la cordillera, la precordillera y la planicie que se dilata hacia el naciente. Ello produce una articulación entre espacios heterogéneos. En el contacto entre ambas se estructuran los oasis, en medio de los cuales surgieron las grandes ciudades. Estos oasis se articulan en el sentido norte-sur, dando así unidad funcional a espacios homogéneos. Si bien la agricultura, la industria asociada y los oasis prohijados por ella son los hechos significativos, en términos de organización de] espacio otras actividades se asocian con peso significativo: la minería, el petróleo, el turismo. Son los núcleos diversificados y asociados a ellas. En resumen, se trata de una región histórica, que en este caso abarcaría a San Luis, pero moldeada geográficamente a partir del espacio vitícola de los oasis y con rasgos acabados de funcionalidad por influencia de su jerarquizado sistema de ciudades. Los límites varían en función de la ponderación de cada uno de estos aspectos. 6. Región de los núcleos económicos fragmentados de las Sierras Pampeanas, con oasis pobres y economía de subsistencia.

Se trata de un espacio muy controvertido y que puede perder su unidad en la medida que porciones de 61 se adscriban funcionalmente a regiones colindantes. Pese a ello existe en todo el espacio diferenciado una uniformidad del marco natural con sus bases y limitaciones, las modalidades que asume la ocupación humana y el grado de desarrollo alcanzado. El paisaje serrano pampeano está compuesto por sierras, valles, llanos y bolsones, por los cuales los asentamientos humanos se muestran como núcleos económicos fragmentados con escasas interrelaciones y estrechamente ligados al medio. Los oasis, inversamente a lo acaecido en Cuyo, son "pobres"; pobres por sus menguados recursos hídricos, pobres por su escasa actividad económica en el límite de la subsistencia y pobres por las formas y calidades de vida de sus habitantes. Si bien algún asentamiento escapa, en parte, a este rígido esquema, La Rioja, Chilecito, San Fernando del Valle de Catamarca, etc., no alcanzan para borrar la imagen que preside la caracterización regional. Sin duda, desde una perspectiva histórica, cultural y funcional, ciertos sub espacios pueden adscribirse a regiones vecinas. La gravitación de Tucumán, Mendoza y Córdoba se hace notar en este sentido. 7. Patagonia, un medio duro, dominio de ovejas, con focos pioneros de ocupación e industrias promovidas.

Al Sur del Río Colorado se dilata la Patagonia, aunque el límite Norte puede extenderse en una franja de transfiguración que abarque el Sur de las provincias de Mendoza, La Pampa y Buenos Aires. . La característica de espacio de ocupación pionera es el sello característico, hecho gestado en un medio duro, dominio de ovejas. En verdad la extensión patagónica se encuentra dominada por las formas aterrazadas, secas y agrestes, barridas permanentemente por los vientos del oeste y que culmina al naciente con un litoral no muy articulado, de altos cantiles, amplias mareas y escasa accesibilidad. Los resplandecientes paisajes cordilleranos, al Oeste, no invalidan lo anterior, pues se trata de una pequeña faja y con ciertas discontinuidades. La Patagonia agreste y pastoril es "el dominio de las ovejas", con asentamientos dispersos. Sobre ese escenario aparecen los focos pioneros de ocupación, los grandes valles irrigados, las áreas petroleras, gasíferas o mineras; los focos turísticos, agrícolas o forestales y los puertos del dilatado litoral. En este caso también deben destacarse las ciudades, algunas de crecimiento sostenido - Neuquén, Bariloche, Trelew, Comodoro Rivadavia, etc., muy relacionadas con la industrialización moderna, producto de los regímenes de promoción, hecho que afectó singularmente a las de Tierra del Fuego. La Patagonia no tiene unidad funcional gestada por un armazón urbano. En este caso debe diferenciarse una Patagonia septentrional organizada alrededor de] Alto Valle del Río Negro con una estructura locacional más apropiada y una Patagonia meridional, minera y pastoril, con industrias promovidas y en donde las ciudades recién comienzan

a organizar tímidamente sus espacios circundantes. Todos lo indicados son hechos relevantes que afirman la regionalidad de la Patagonia, aunque ésta no resulte ser, en sentido estricto, una región de compleja organización.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->