Está en la página 1de 10

INTRODUCCIÓN

El átomo es la unidad más pequeña posible de un elemento químico, que no se ha


podido observar aún por separado, pero gracias a muchas investigaciones a lo
largo de la historia se sabe de él. Toda materia está formada por átomos distintos,
si son de distintos elementos. A esta conclusión o teoría se ha llegado tras
muchos años de investigación, leyes y modelos de muchos científicos importantes
que se han basado en otros modelos, experiencias, etc. Que les han servido de
guía y ayuda.

Los avances de la teoría atómica se hicieron cada vez más rápidos a partir de los
siglos XVI y XVII tras la llegada de la ciencia experimental, pero todo empezó en la
antigua Grecia, ya que fue el primer pueblo que se interesó por la física y la
química. De hecho átomo significa en griego “no divisible”; Tras este primer interés
por los átomos surgieron otras teorías que finalmente han dado lugar a una única,
la que conocemos hoy en día.
NIELS BOHR

El físico danés Niels Bohr, de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, obtuvo
un premio Nobel de Física en 1922 por su primer modelo basado en la
cuantización de la energía, para realizarlo se Basó en lo siguientes:

• La teoría cuántica y la teoría de Planck.

• La teoría de Rutherford.

• Los espectros atómicos o de luz en los elementos gaseosos.

Pero oponiéndose al planteamiento de Maxwell, que decía que un electrón que


giraba en torno al núcleo radiaba continuamente energía electromagnética hasta
perder toda su fuerza y acabaría cayendo en el núcleo.

MODELO DE BOHR

Este modelo explica perfectamente el comportamiento de los electrones de


hidrógeno, ya que tiene solo 1 electrón y 1 protón. El modelo consistía en:

• El electrón tiene ciertos estados definidos según el movimiento y ocupan


determinadas órbitas.

• El electrón si está en la misma órbita no varía, pero si cambia a otra,


absorbe o desprende energía.

• Cuando el átomo tiene muy poca o ninguna energía, el electrón se


encuentra en la capa u órbita más cercana al núcleo.

• Los electrones pasan de una órbita a otra de manera consecutiva sin pasar
de 2 en 2.

• Cuando los electrones pasan de una órbita externa a otra inferior o más
cercana al núcleo la energía vuelve en forma de radiaciones.
MAX PLANCK

El físico alemán Max Kart Ernest Ludwig Planck del siglo XIX y XX premiado con
un premio Nobel de Física en 1918, formuló que la energía se radia en unidades
pequeñas separadas, denominadas cuantos.

LEY DE PLANCK

Establece que la energía de cada cuanto es igual a la frecuencia de la


radiación multiplicada por la constante universal.

Esta teoría fue un nacimiento de la mecánica cuántica que


posteriormente comenzó a construirse y a modificarse.

LOUIS VICTOR BROGLIE

Louis Víctor príncipe de Broglie era un físico francés que recibió el premio Nobel de
física en 1929, que en 1924,contribuyó de manera fundamental al desarrollo de la
teoría cuántica , porque trató de racionalizar la doble naturaleza de la materia y la
energía, comprobando que las dos están compuestas de corpúsculos y tienen
propiedades ondulatorias.

W. KARL HEISENBERG

Werner Karl Heidelberg fue un físico alemán del siglo XX que desarrolló un sistema de
mecánica cuántica y cuyo principio de incertidumbre ha ejercido una gran influencia en
la física y en la filosofía. Heisenberg desarrolló un importante avance en la teoría de la
estructura atómica. En 1925 comenzó a desarrollar un sistema de mecánica cuántica
llamada mecánica matricial en el que la formulación matemática se basa n las
frecuencias y amplitudes de las radiaciones absorbidas y emitidas por el átomo.
ERWIN SCHRÖDINGER

Físico austríaco, publicó en 1925 su famosa ecuación de ondas, que jugó un papel
crucial en el desarrollo de la mecánica cuántica. Profesor en las universidades de
Stuttgart, Zúrich, Berlín y Graz, abandonó Alemania en 1933 y se trasladó a EE UU,
donde fue profesor en Princeton. Sus trabajos en física teórica fueron de vital
importancia para el desarrollo de la mecánica cuántica y la mecánica ondulatoria y,
en particular, para la aplicación de dichas disciplinas al conocimiento de la estructura
atómica y nuclear. En 1933 compartió con P. Dirac el premio Nobel de física.

Fundador de la mecánica cuántica ondulatoria (1926). Formuló la ecuación de onda


para el átomo de hidrógeno (ecuación de ondas) que describe el comportamiento y la
energía de las partículas subatómicas. Esta ecuación incorpora tanto el
comportamiento de partícula, en términos de la masa m, como el de onda, en términos
de una función de onda Ψ, que depende de la ubicación del sistema en el espacio. el
cuadrado de la función de onda ψ2 nos da la probabilidad de encontrar el electrón en
un punto del espacio.

ÁTOMO ACTUAL

El modelo atómico actual fue desarrollado durante la década de 1920, sobre todo
por Schrödinger y Heisenberg.

Es un modelo de gran complejidad matemática, tanta que usándolo sólo se puede


resolver con exactitud el átomo de hidrógeno. Para resolver átomos distintos al de
hidrógeno se recurre a métodos aproximados.

De cualquier modo, el modelo atómico mecano-cuántico encaja muy bien con las
observaciones experimentales.

De este modelo sólo diremos que no se habla de órbitas, sino de orbitales. Un


orbital es una región del espacio en la que la probabilidad de encontrar al electrón
es máxima.
Los orbitales atómicos tienen distintas formas geométricas.

En la simulación que tienes a la derecha puedes elegir entre distintos tipos de


orbitales y observar su forma geométrica, se simula mediante una nube de puntos,
siendo la máxima probabilidad de encontrar al electrón en la zona en que la
densidad de la nube electrónica es máxima.

El átomo en la actualidad tras muchas investigaciones se ha llegado a la


conclusión que:

• Está compuesto por un núcleo y una corteza

• En el núcleo se encuentran los neutrones (son partículas nucleares sin


carga) y por protones (son partículas nucleares con carga positiva). Tienen la
misma masa.

• La corteza está constituida por electrones, estos giran en órbitas

• El tamaño del átomo está determinado por el movimiento de los electrones


alrededor del núcleo por las órbitas.

• En todos los átomos el número de protones es igual al número de


electrones. En la tabla periódica el número de electrones y protones está
determinado por el número atómico.

• A la suma de los neutrones y los protones se le denomina número másico.

Hay átomos de un mismo elemento que tiene algunas variables en el número


másico por lo que quiere decir que no se diferencia en el número de electrones y
protones, sino que se diferencian en el número de neutrones.
CONCLUSIONES

No se sabe a ciencia cierta cómo son los átomos porque, quizás, con el tiempo, se
obtengan nuevas teorías que demuestren cambios en los distintos tipos de átomos
actuales.

Los científicos empezaron a interesarse por el átomo tras la llegada de la ciencia


experimental donde empezaron a estudiar la posibilidad de llegar a saber la
estructura, carga eléctrica…

Todos los científicos han tenido que aguantar largos años estudiando los átomos
para poder formular leyes y teorías y haber realizado muchos experimentos.

Muchos científicos han empleado toda su vida a la ciencia y no han sido dados a
conocer. Muchos de ellos se han dado a conocer varios años después de su
muerte porque se han dado cuenta que crearon modelos que después han
resultado ser ciertos.
Determinación los 4 números cuánticos para un determinado electrón

Los 4 números cuánticos fundamentan la teoría ondulatoria de los átomos.


El número cuántico "n" representa el nivel de energía en donde está el electrón,
por lo que "n" toma valores de 1 a 7.
El número cuántico "l" representa el subnivel de energía y está relacionado
también con la forma de ese subnivel. Hay cuatro tipos de subniveles: "s", "p", "d" y
"f", por lo que "l" toma valores de 0 a n-1:
l = 0: Suborbital "s" ("forma circular") →s proviene de Sharp (agudo)
l = 1: Suborbital "p" ("forma semicircular achatada") →p proviene de principal
l = 2: Suborbital "d" ("forma lobular, con anillo nodal") →d proviene de difuse
(difuso)
l = 3: Suborbital "f" ("lobulares con nodos radiales") →f proviene de fundamental
l = 4: Suborbital "g"
l = 5: Suborbital "h"
El número cuántico "m" indica la orientación espacial del subnivel de energía, "(m =
-l,...,0,...,l)". Para cada valor de "l" hay 2"l"+1 valores de m.
Por último, el número cuántico "s" representa el "spin" es decir, para qué lado está
girando el electrón sobre su mismo eje. En cada orbital hay 2 electrones, por lo que
al estar juntos en un mismo orbital, un electrón gira hacia la derecha y otro hacia la
izquierda.
"s" toma valores de -1/2 (izquierda o antihorario) y +1/2 (derecha u horario)

Cómo el electrón diferencial es el que está en el nivel de más energía en un átomo


(el último), debes fijarte cuál es el átomo en cuestión, si tenés una tabla periódica
de los elementos decente, te va a decir cuál es la configuración de los últimos
niveles de energía de ese elemento y de ahí sacas los números cuánticos.
De todas formas, no es posible saber la posición y la velocidad exactas de un
electrón en un momento determinado, sin embargo, es posible describir donde se
encuentra. Esto se denomina principio de incertidumbre o de Heisenberg.

Números Cuánticos

Son cuatro (04) los números encargados de definir la función de onda (PSI) asociada a
cada electrón de un átomo: el principal, secundario, magnético y de Spin. Los tres (03)
primeros resultan de la ecuación de onda; y el último, de las observaciones realizadas de los
campos magnéticos generados por el mismo átomo.

Número cuántico principal

<> Es un criterio positivo, representado por la letra "n", indica los niveles energéticos
principales. Se encuentra relacionado con el tamaño. En la medida que su valor aumenta, el
nivel ocupa un volumen mayor y puede contener más electrones, y su contenido energético
es superior. Sus valores pueden ser desde 1 hasta infinito.

Número cuántico secundario

Representado por la letra "I", nos indica la forma que pueden tener el espacio donde se
encuentra el electrón. El valor que se le asigna depende del número principal; va desde cero
(0) hasta n-1.

Se ha conseguido que para dos (02) electrones que pertenecen al mismo nivel energético
(igual "n"), las diferencias en valores de "I", se expresan en diferencias de contenidos
energéticos, debido a esto reciben la denominación de subniveles de energía con un
aumento progresivo en la medida que "I" aumenta de valor.

I=0 I=1 I=2 I=3


Orbital s Orbital p Orbital d Orbital f
I=0 I=1 I=2 I=3 Comparación
Orbital < Orbital < Orbital < Orbital Desde el punto de
s p d f Vista energético

Número cuántico magnético

<> Representa las orientaciones que pueden asumir los diferentes orbitales frente a un
campo magnético; el símbolo utilizado es "m"; y los valores que tienen son los números
orbitales enteros que van desde -1 hasta +1. El números de valores que pueden tener "m"
indican el números de órbitas que puede contener un sub-nivel de energía.

Número cuántico de Spin

Tiene dos (02) valores permitidos +1/2 y -1/2. Estos valores representan el movimiento del
electrón, tipo de rotación sobre su eje, con dos (02) únicas posibilidades y opuestas entre sí,
hacía la derecha o hacía la izquierda. Cada uni de los orbitales puede contener dos (02)
electrones, uno con cada spin. De estar los dos (02), el momento magnético se anula, es
cero, esto sucede debido a lo apuesto.
La configuración electrónica del átomo de un elemento corresponde a
la ubicación de los electrones en los orbitales de los diferentes niveles de
energía. Aunque el modelo de Scrödinger es exacto sólo para el átomo de
hidrógeno, para otros átomos es aplicable el mismo modelo mediante
aproximaciones muy buenas.

La manera de mostrar cómo se distribuyen los electrones en un átomo, es a través


de la configuración electrónica. El orden en el que se van llenando los niveles
de energía es: 1s, 2s, 2p, 3s, 3p, 4s, 3d, 4p. El esquema de llenado de los
orbitales atómicos, lo podemos tener utilizando la regla de la diagonal, para ello
debes seguir atentamente la flecha del esquema comenzando en 1s; siguiendo la
flecha podrás ir completando los orbitales con los electrones en forma correcta.

Escribiendo configuraciones electrónicas

Para escribir la configuración electrónica de un átomo es necesario:

• Saber el número de electrones que el átomo tiene; basta


conocer el número atómico (Z) del átomo en la tabla periódica.
Recuerda que el número de electrones en un átomo neutro es igual al
número atómico (Z = p+).
• Ubicar los electrones en cada uno de los niveles de energía,
comenzando desde el nivel más cercano al núcleo (n = 1).
• Respetar la capacidad máxima de cada subnivel (s = 2e-, p =
6e-, d = 10e- y f = 14e-).