Está en la página 1de 3
BRT Ce aC Es s Articulos HACIA EL 95 ANIVERSARIO DEL MUSEO DE SITIO DE LA ZONA ARQUEOLOGICA DE TEOTIHUACAN Jaime Delgado Rubio ‘Aurelio Pineda Guerrero El pasado 30 de noviembre de 2008, se colebré en Teotihuacan el décimo aniversrio de la reaperura {el Museo de Sitio dela Zona Arqueot6gica, en una sencilla pero emotiva ceremonia presidida por personalidad y autoridades del dmbito académico ¥ administratvo de Instituto Nacional de Antropo- Tote Historia, Alrespecto,es pertinent seflarqueel actual museo tiene su antecedente més temprano en un pequeio ‘Museo Comunizarobicado en os sububios de San Juan Teotihuacan, quiz como resultado del nombra- miento del sefior Lucas Oliva como Inspector de Monumentos Argueolésicos del Valle de Teo ‘huacan en 1899, debido Ia intensa actividad de si- ‘queo que ocurraenlaregin(A.GN;CM8;Exp. 52:1). [La funcin del inspector era la de vigil eimpedic ‘excavacionesotraslados de pezas anqueot6gieas sin permiso del gobierno, confisodndolas 0 adguirié dolas por compra o donacién,creando con ello un pequetio museo de acopio, que muy probablemente Sea el referido en Ia erica del diario: “EL Imper- iat” ensupublicacigin det II de septembre de 1911: Lo primero que se vist en un uburbio de San Juan Teothuacan (an tesde llegar aver os rabies de Bares ‘ela Prcmide del So), fue wn pegueio museo que tenfaobjetos recogidos de los alrededores.” Posteriormente,en 1910s inaugur el primer museo formal en el Sito Arquesldgico que constuyé el tentonees Inspector General de Monumentos Anqueoldgicos de México: Leopold Bates, quien imports de Europa las estructura de hier forjado 1 las columnas de bronce de estilo neoeisico con las que emlaba el estilo de los edificios civil de pafses como Francia e Inglaterra; al respecto vale la ‘pena citar lo siguiente: "Bl museo esid expléndidamente ‘nstadado, forma un gram cuadrittro con tna galeria de laminas sostenida por columnas de hero cubirta en el centro por un techo en forma de mansarda, con ‘risales opacos que dan paso a la luz ‘meridana. La instalacion etd compuesa ‘entorn por zécalaseubics de pled que sotienen las pleas de grandes dimensiones ‘enconradas en a soma arqueolgica." ‘Encerradosen mee vitrins de cristal _y acer se encuentran las pequeas pleas hotables.( Idem). Conviene recordar que cuando se inauguré este ‘museo,elentonces Presidente de I Replica, ene ‘Porfirio Diaz, teniaen mente su séptima ecleccién enel cargo, porlo queenel passe percibiade manera lara la decadencia de su mandato, aque enfrentaba fen eve momento ihuelgas obreras en Cananea y en AAdixeo, asf como levantamientos armados en “Acayacan y Nogales. En ese canteto, lacreaciGn de ‘un museo de sitio, asf como la presentaién de la recign descubiera Pirdmide det Sol, aunados Ia reivindicacién de Ia figura de Bento Judrez como née nacional su adversisio en el pastdo),formaian parte de su cuidadoso trabajo de ‘ingenieria ieolégica’(Guniérez Chong, 2000), Inaugurated io de "eothuscan con empl Bates aes) sto Sea (crea. 7 thle Blrecinoreferido se demolis en 1962, decisin que ain es amargamenteerticad por los pobladores de la region, quizé debido a que con éte, también se liming el "Jardin Japonés” que era un espacio recreativo comunitario que devoraba el acceso pri cipal. Hoy s6lo se evoca la escultura de Ia Cabeza de Serpiente de Quetzalesat, tlizads come fuente, asf como el eriadero de peces. En 1964, se construyé un nuevo museo muy cerca de Ta Ciudadea, que formé parte de la Unidad de Servicios al Visitante; un edificio vanguarisia para su €poca, construido por los arquitectos Pifia Messmacher, aj la dreccién del Dr. Ignacio Bernal, ‘enlun momento histérico en el que se percibia que la ‘ustodia, la proteccin y Ia difusin del patrimonio ‘arqueolégica podefan resulta rentables econSmi- ‘camente (istrumentalizacin de la culture; Arizpe; 1987-32). Desde entonces, es espacio fungi como lugar introductorio hacia el conjunto monumen- tal, ¥paulatinamente se convirti en el punto de parti obligado para el visitante que iniiaba el recorido porel sur dela Zona Arqueol6gica. En 1994, se inaugur6 el actual Museo de Sitio, ubicado muy cerca dela Pirimide del Sol, que fue isefado por el arquitecto Pedro Ramirez Vézquer, ¥¥ que fue pensado como un espacio para comple ‘mentar de manera conceptual y didéctica la in- formacién que el visitante tanto nacional como textranjero, percibe durante su recortidoporel centro cfvico ceremonial de la ciudad ancestral. Por su ubicacién intermedia en el creuito, se ha convertido ‘en un punto de visite obligatrio durant el record, sitwacin reflejada estadisticamenteen el perfil dl visitante Salvador Moreno; informacin personal), yA que de los cuatro millones de visitintes que ingresan anualmente 2 la zona monumental, tes nillones de ellos pasan por nuestro Museo de Sitio. Desde tal perspectiva, el actual Museo de Sitio, incluso con los eambios de espacio que hemos ocumentado, se destaca por su trayectoria de servicio ininterrumpido, pricticamente desde Ia Epoca postrevolucionaria hasta nuestros dias, situacién que lo ubica como: uno de los museos mds ‘aiguos y concurrdos del pats. No obstante que se hace patente el reconocimiento de su trayectoria educativa derivada de dicha Ans continua y servicio, el museo debe enfrentarcon decisinen un Futuroinmediato,los cambios de orden ‘éenico y museogréfico, entre los que destacan: la sctualizacién de los gréficos, Ia actualizacién temiica del montaje museogrfico, la habilitcion del sisteme de cizcuito cerrado, la instalacién 0 habilitcin de detectores de metales y de humo, el ‘mantenimiento del sistema de aire acondicionado, la renovacién del sistema de iluminacién, la construccign de una bodega para el mantenimiento de las colecsiones a asignacién de un presupuesto propio y quiz lo més importante: abrir ta discusion Sobre las retos que afromard en el fuuro, dada su ‘demanda e importancia como uno de los espacios ‘educativos mas importanes del pats, por lo que resulta indispensable que se actuaticen sus contenidos, silos propésitos esriban en hacer mds (fcientesentegrales las relacionesenre la sociedad (hil y las insitciones cultures BIBLIOGRAFIA (cir Grea ¢e Nat: 18, Be. 2) rae ers (W867) “Pas gud coment abo Aue 2 petmona cut acral su ener y rotsccén. olgl Mencano de Artropéiogos Sees Mie ating Yatisas Hoe acon eas ae (200) neces yt xd Manan. (ACU, FONE, El aaa, ea, Aan ease ana

También podría gustarte