Está en la página 1de 12

c c


Y
La piel constituye un órgano vital muy extenso que con sus múltiples
funciones contribuye a asegurar al cuerpo humano protección, salud y
vida en general. Su importancia no solo radica en su función protectora,
sino en un conjunto de procesos fisiológicos muy complejos.
Muchas enfermedades sistémicas se manifiestan a través de la piel y es
bien conocida la relación de trastornos psicológicos con las distintas
patologías de la piel (dermatosis).

Fisiológicamente este órgano se encarga de múltiples funciones vitales


para el cuerpo humano como son:
Y
‡ Regular la temperatura corporal.
‡ Almacenar agua y grasa.
‡ Es un órgano sensorial.
‡ Evita la pérdida de agua.
‡ Previene la entrada de bacterias.

A simple vista la superficie cutánea ofrece peculiaridades y características


diferentes en cada región anatómica haciendo de ella un conjunto
armónico y muy bien adaptado a sus funciones.
Si examinamos detenidamente cada cm2 de la piel humana,
encontraremos muchas variaciones y características bien marcadas. La
edad, el sexo, la raza, y el clima son algunos de los factores que modifican
el aspecto y constitución de la piel.
El espesor de la piel no es uniforme, varía según la región y la especie
considerada.
ºe modo general, es más gruesa en las regiones dorsales (espalda) que en
las ventrales, mayor en la cara lateral de los miembros que en la medial y
más en el extremo distal que en el proximal.

Es más espesa en la superficie de extensión de una articulación que en la


de flexión. En las uniones mucocutáneas (labios, párpados, ano, etc.) es
muy fina.
Es más delgada en las zonas recubiertas de pelo que en las áreas
desnudas y sometidas a rozamientos.
En las zonas expuestas a presiones y fricciones constantes, el grosor de la
piel aumenta (callosidades) y pueden desarrollarse en el espesor del tejido
subcutáneo bolsas sinoviales.
Estas bolsas son de tamaño variable, pero se hallan preferentemente en
relación con eminencias óseas.

Anatómicamente podemos dividir el espesor de la piel en tres grandes


capas: Epidermis, ºermis e Hipodermis (tejido celular subcutáneo).








   Es la capa más externa de la piel. Está formada por tejido
epitelial plano estrati-ficado queratinizado. Las células se denominan como
queratinocitos.
La epidermis está constituida por diversos estratos de células epiteliales.
Pero como el espesor de la epidermis no es constante, a veces no se
observan todos, o porque resultan imprecisos o porque no se han formado.
La epidermis presenta dos zonas bien diferenciadas: capa profunda y
capa superficial.

  Es la capa media de la piel y está compuesta por las siguientes


estructuras:
‡ Vasos sanguíneos.
‡ Vasos linfáticos.
‡ Folículos pilosos.
‡ Glándulas sudoríparas.
‡ Fibras de colágeno.
‡ Fibroblastos.
‡ Nervios.

La dermis mantiene su integridad estructural mediante las proteínas


colágeno y elastina principalmente, elaboradas por los fibroblastos.
Además es en esta capa de la piel donde se encuentran los receptores
nerviosos del dolor y del tacto.
La dermis también contiene las glándulas
sebáceas. Estas glándulas, que rodean y se vacían en los folículos pilosos y
poros, producen un aceite denominado sebo que lubrica la piel y el
cabello. Las glándulas sebáceas se encuentran mayormente en la piel del
rostro, la parte superior de la espalda, en los hombros y el pecho.
La mayor parte del tiempo, las glándulas sebáceas producen la cantidad
adecuada de sebo. A medida que el cuerpo de la persona comienza a
madurar y a desarrollarse durante la adolescencia, las hormonas estimulan
las glándulas sebáceas para que produzcan más sebo. Esto produce acné
cuando los poros se tapan por exceso de sebo y demasiadas células
muertas. Más adelante en la vida, estas glándulas producen menos sebo,
lo que contribuye a la sequedad de la piel.

    La capa subcutánea es la capa más profunda de la piel. Está


compuesta por una red de células de colágeno y grasa, que ayuda a
conservar el calor corporal y protege el cuerpo contra lesiones puesto que
amortigua los impactos. El tejido subcutáneo es predominantemente de
tejido conectivo laxo areolar.
Pero hay riendas de tejido conectivo denso, constituida por haces
dispersos y no gruesos de fibras colágenas y elásticas. Posiblemente
procedan de la cara inferior de la dermis. Estas fijan la hipodermis a las
fascias de músculos o al periostio de huesos subyacentes.
En la hipodermis existen dos tipos de glándulas productoras de sudor. Las
glándulas ecrinas están presentes en todo el cuerpo, aunque predominan
en la frente, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Al producir
sudor, estas glándulas ayudan a regular la temperatura corporal y los
productos de desecho se excretan a través de ellas.
El otro tipo de glándulas productoras de sudor, las glándulas apocrinas, se
desarrollan en la pubertad y se concentran en las axilas y la región púbica.
El sudor de las glándulas apocrinas es más espeso que el producido por las
glándulas ecrinas. Si bien este sudor es inodoro, cuando se mezcla con las
bacterias en la superficie de la piel puede causar olor corporal. Un adulto
sano, normal, secreta medio litro, aproximadamente de sudor diariamente,
aunque la cantidad podría aumentar por la actividad física, fiebre o
temperatura ambiental alta.
- L R ºE LA PIEL

Los factores que influyen en la coloración de la piel son los pigmentos


caroteno y melanina, y la sangre de los capilares. El caroteno es un
pigmento amarillento presente en el estrato córneo y en los adipocitos de
la dermis. La melanina, como habíamos planteado, es el pigmento más
importante de la piel. Su color varía desde el amarillo pardo hasta el negro
y se encuentra principalmente en la capa basal de la epidermis; es
sintetizada por células especializadas de la epidermis, denominadas
melanocitos. La melanina es un polímero denso de alto peso molecular e
insoluble, que se forma a partir de la tirosina.
La tirosina en presencia de una enzima aeróbica, la tirosinasa, se
transforma en dihidroxifenilanina (º PA) y de ésta a dopaquinona; la
conversión de estos aminoácidos constituye el paso inicial en la formación
de la melanina. En los cortes histológicos ordinarios los melanocitos se
presentan como células pequeñas entremezcladas con las células basales,
y en dichos cortes se identifican mejor cuando se incuban en una solución
de º PA. Aparecen como una malla discontinua de células dendríticas,
cuyas prolongaciones van a todas direcciones.
Al M/E los melanocitos no muestran desmosomas; poseen unos gránulos
pequeños denominados melanosomas, en los cuales se sintetiza la
melanina. Los melanosomas y su contenido migran a las prolongaciones
dendríticas y allí secretan hacia el exterior de la célula.
Los melanosomas, por su número, tamaño y patrón de distribución
funcionan absorbiendo luz ultravioleta y producen la pigmentación de la
piel. El grado de pigmentación varía en las diferentes regiones del cuerpo,
por lo que existen zonas de pigmentación más intensa, tales como axilas,
escroto, pene, labios mayores, pezón, areola y región perianal.
La exposición al sol intensifica la pigmentación melánica, por
oscurecimiento de la melanina existente y por incremento en la síntesis de
nueva melanina.
Existen también el déficit de melanina, albinismo, que es el resultado de la
incapacidad de los melanocitos para sintetizar melanina.
En la dermis aparecen algunas células que contienen melanina, los
cromatóforos; estos no producen el pigmento, sino que lo facilitan.
La cantidad de sangre que circula por la piel, su contenido de
hemoglobina y su grado oxigenación confieren a la piel un tinte que varía
entre el rojizo, rosado o violáceo, principalmente en individuos de piel
blanca.



El pelo humano consiste en el tallo piloso, que se proyecta desde la
superficie de la piel y la raíz, un bulbo blando y grueso en la base del
cabello incrustado en la piel. La raíz termina en el bulbo piloso. El bulbo
piloso se asienta en un hueco en forma de saco en la piel llamado folículo,
a partir del cual crece el cabello.

El pelo en la cabeza no está allí solo como decoración. Nos mantiene


abrigados preservando el calor (perdemos un 90% del calor del cuerpo a
través de la cabeza). El pelo en la nariz, las orejas y alrededor de los ojos
protege estas áreas sensibles del cuerpo contra el polvo y otras partículas
pequeñas. Las cejas y pestañas protegen los ojos al reducir la cantidad de
luz y partículas que penetran en los mismos. El vello fino que cubre el
cuerpo brinda calor y protege la piel. El cabello también protege al cuerpo
contra lesiones.

En la base del folículo se encuentra la papila, donde tiene lugar el


crecimiento real del cabello. La papila contiene una arteria que nutre la
raíz del cabello. A medida que las células se multiplican y producen
queratina para reforzar la estructura, son empujadas por el folículo a través
de la superficie de la piel como tallo piloso. -ada cabello tiene tres capas:
la médula en el centro, que es blanda; la corteza, que rodea a la médula
y es la parte principal del cabello y la cutícula, el plano externo más duro
que protege al tallo.
El cabello crece formando nuevas células en la base de la raíz. Estas
células se multiplican para formar un bastón de tejido en la piel. Estos
bastones de células se mueven hacia arriba a través de la piel, a medida
que las nuevas células se forman debajo de las mismas. A medida que se
desplazan hacia arriba, se los aparta de su provisión de nutrientes y
comienzan a formar una proteína dura llamada queratina en un proceso
llamado queratinización. A medida que se produce este proceso, las
células del cabello mueren. Las células muertas y la queratina forman el
tallo piloso.

-ada cabello crece aproximadamente 1/4 de pulgada (6 milímetros) por


mes, y continúa creciendo durante un máximo de 6 años. Luego el cabello
cae y otro crece en su lugar. El largo del cabello de una persona depende
de la duración de la fase de crecimiento del folículo. Los folículos
permanecen activos durante 2 a 6 años; descansando luego durante
aproximadamente 3 meses. Una persona se vuelve calva si los folículos del
cuero cabelludo mueren y no se produce cabello nuevo. El cabello grueso
nace de folículos grandes; los folículos angostos producen cabello fino.
El color del cabello de una persona está determinado por la cantidad y
distribución de la melanina en la corteza de cada cabello (la misma
melanina que existe en la epidermis). El cabello contiene también un
pigmento amarillo-rojizo; las personas con cabello rubio o pelirrojo sólo
tienen una pequeña cantidad de melanina en su cabello. El cabello se
vuelve gris cuando las personas envejecen, porque ya no se forma
pigmento.









ccc

Las glándulas sebáceas no existen en las palmas de las manos ni en las


plantas de los pies, y son numerosas en la cara y el cuero cabelludo. Se
consideran típicas glándulas holocrinas.
Generalmente las glándulas sebáceas forman parte integral del folículo
pilosebáceo y vacían su contenido en el canal folicular a través de un
corto conducto. Las glándulas sebáceas que no están asociadas con el
pelo vierten su secreción en la superficie.
Las glándulas sebáceas son andrógenodependientes y poseen células
productoras de lípidos. Las células más externas del acino glandular, las
basales, se apoyan sobre la lámina basal, similar a la epidérmica.
Las células germinativas de la glándula son pequeñas, aplana das o
cuboidales y densamente basófilas. A medida que se profundiza en el
acino las células se cargan de lípidos, aumentan de tamaño, sus núcleos
se distorsionan y desintegran; las células se rompen y forman el sebo, que
es el producto lipídico de las glándulas.
En el microscopio electrónico se diferencian tres tipos celulares: basales,
que contienen abundante RER, ribosomas libres, glucógeno, mitocondrias y
filamentos; parcialmente diferenciadas, con abundante REL y lípidos
cubiertos por membrana; y más diferenciadas, que muestran un núcleo de
forma irregular y citoplasma ocupado por lípidos que comprimen restos o
bridas citoplasmáticas.

cc
 c

Están situadas en la hipodermis y se localizan en casi toda la piel, excepto


en labios y tímpano. Son de dos tipos: apocrinas y ecrinas.
Las apocrinas están restringidas a las axilas, la región anogenital, la areola
mamaria y el conducto auditivo externo (glándulas ceruminosas) y a los
párpados (glándulas de Moll). Son estimuladas por las hormonas sexuales y
aparecen en la pubertad.
Estas glándulas son grandes, ramificadas, tubulares y se abren en la
porción superior del folículo piloso. Sus túbulos tienen un tipo único de
células secretorias eosinófilas cuboidales o cilíndricas, con el núcleo
redondeado y localizado hacia la base, y nucleolo prominente. Rodeando
a las células secretorias existen células mioepiteliales
Las glándulas sudoríparas apocrinas producen un líquido viscoso que
contiene cromógenos y proteínas. Responden a estímulos tales como el
miedo y el dolor; su secreción es inodora, pero se vuelve odorífera cuando
se combina con las bacterias cutáneas.
Las ecrinas abren directamente en la piel mediante un conducto tortuoso,
y se distribuyen por toda la superficie corporal excepto en los labios, el
glande, la superficie interna del prepucio y los labios menores. Son más
densas en las palmas de las manos y las planteas de los pies, donde sus
conductos se abren en las elevaciones como agujeritos.
En el túbulo glandular existen tres tipos de células: en la periferia del túbulo,
una capa de células mioepiteliales que se encuentran sobre una lámina
basal (las células mioepiteliales son células fusiformes dispuestas
paralelamente al túbulo), células secretorias, que pueden ser claras y
apoyarse sobre las mioepiteliales o sobre la lámina basal, y oscuras de
citoplasma basófilo. Las células claras contienen abundantes mitocondrias,
glucógeno y REL desarrollado; entre las células claras existen canalículos
que se abren a la luz del túbulo; las células oscuras están llenas de
vacuolas densas a los electrones que contienen mucina, y la superficie
luminal posee gran cantidad de microvellosidades. Además, se aprecia
que el conducto excretor posee doble fila de células y la luz está tapizada
por un material acidófilo. Las glándulas están inervadas por fibras nerviosas
simpáticas postganglionares, y responden también a estímulos colinérgicos
y a drogas adrenérgicas.
c

Las uñas son placas córneas rectangulares unidas al lecho ungueal, son
semitransparentes y muestran el color de los tejidos subyacentes ricos en
vasos sanguíneos. -erca del pliegue proximal se observa una zona
blanquecina semicircular denominada lúnula, la cual no es más que la
matriz que contiene células epiteliales empaquetadas desde donde la uña
crece. En la base de la matriz las células más profundas son cilíndricas y por
encima de ellas hay varias capas de células poliédricas. Ambos tipos
celulares poseen grandes núcleos y su citoplasma contiene tonofibrillas. A
medida que las células se aproximan a la superficie se hacen mayores
y se aplanan; contienen más tonofibrillas, pero no poseen queratohialina.
Las células córneas son planas. Al M/E la matriz se separa de la dermis por
una membrana basal. Las células de la matriz son similares a las basales
epidérmicas, son las células germinativas y, por tanto, son responsables del
crecimiento continuo de las uñas. Las células poliédricas contienen masas
proteicas fibrosas y amorfas insolubles denominadas queratina de la uña,
con un alto contenido de azufre que explica la alta estabilidad y su
resistencia química.
    ! "# $ %&

  
Los expertos médicos usan el término dermatitis para referirse a cualquier
inflamación (hinchazón, comezón y enrojecimiento) de la piel. Existen
varios tipos de dermatitis, incluyendo:
La dermatitis atópica también se conoce como eccema. Es una dermatitis
común, hereditaria, que provoca una erupción con picazón
fundamentalmente en la cara, el tronco, los brazos y las piernas. Suele
desarrollarse en la primera infancia, pero también puede aparecer
durante la infancia tardía. Podría estar asociada a trastornos alérgicos
como el asma.
Y
La     "" se produce cuando la piel entra en contacto
con una sustancia irritante. La causa más conocida de dermatitis por
contacto es la dermatitis por zumaque venenoso, pero hay muchas otras,
incluyendo agentes químicos en los detergentes para el lavado de ropa,
cosméticos y perfumes, y metales como el enchapado de níquel en la
hebilla de un cinturón.
Y
La    # ", una erupción aceitosa en el cuero cabelludo, el
rostro, pecho y la zona de la ingle, se debe a la producción excesiva de
sebo de las glándulas sebáceas. Este trastorno es común en niños
pequeños y adolescentes.

'"" #"    
Y
 ( ) El impétigo es una infección bacteriana que resulta en una
erupción con costra, de color miel, por lo general en el rostro, cerca de la
boca y la nariz.
Y
 %   La celulitis es una infección de la piel y tejido subcutáneo que
típicamente ocurre cuando se introducen bacterias a través de un
pinchazo, mordedura u otra lesión abierta en la piel. El área con celulitis
suele estar caliente, sensible al tacto y algo enrojecida.
Y
'""   "*"" " $ ' "*"" ". Estas dos clases de
bacterias son las principales causas de celulitis e impétigo. Algunos tipos de
estas bacterias también son responsables de erupciones típicas de la piel,
incluyendo erupciones asociadas con la escarlatina y el síndrome del
shock tóxico.



'"" '+) "    $ %&
Y
     &  Un ambiente cálido, húmedo, como el que se
encuentra en los pliegues de la piel en la zona del pañal de los bebés, es
perfecto para el crecimiento del hongo -  . Las infecciones de la piel
por hongos en niños mayores, adolescentes y adultos son poco comunes.
Y
'"" *   & La tiña es una infección fúngica que puede afectar la
piel, las uñas o el cuero cabelludo. El hongo  puede infectar la piel y
tejidos afines del cuerpo. El nombre médico para la tiña del cuero
cabelludo es tiña capitis; la tiña del cuerpo es llamada tiña corporis y la
tiña de las uñas se denomina tiña unguium. En el caso de la tiña corporis, el
hongo puede producir lesiones escamosas en forma de anillo en cualquier
parte del cuerpo.
Y
 &   ,    - Esta infección en los pies se debe a los mismos
tipos de hongos que causan las otras formas de tiña. El pie de atleta suele
producirse en los adolescentes y ocurre con más frecuencia durante
épocas de clima cálido.



   
Y
'"   . . Los parásitos (por lo general insectos o gusanos
diminutos) pueden alimentarse u horadar la piel, a menudo resultando en
una erupción con picazón. La sarna y los piojos son ejemplos de
infestaciones parasitarias. Ambas son contagiosas, lo que significa que es
posible contraerlas de otras personas.
Y
'"" /  . Muchos virus provocan erupciones características en la
piel, incluyendo el virus de la varicela que causa la varicela y culebrilla; el
herpes simple, que causa boqueras; el virus del papiloma, un virus que
causa verrugas y muchos otros.
Y
"( El acné es el trastorno de la piel más común en los adolescentes. Se
observa cierto grado de acné en el 85% de los adolescentes y casi todos
tienen el grano esporádico, espinillas o puntos blancos.

."    El cáncer de piel es poco común en niños y adolescentes,
pero los buenos hábitos de protección contra los rayos del sol durante
estos años pueden ayudar a prevenir el melanoma (una forma grave de
cáncer de piel que se disemina a otras partes del cuerpo) más adelante
en la vida, en especial entre personas de piel clara que se queman con
facilidad con el sol.
Además de estas enfermedades y trastornos, la piel puede lesionarse de
varias maneras. -ortes, raspones y lastimaduras menores pueden cicatrizar
rápidamente por sí mismas, pero otras lesiones, como cortes serios o
quemaduras, por ejemplo, requieren tratamiento médico.


  "%"# % $ "# 
Y
  & "  ! un tipo de tiña, es una infección fúngica que forma una
lesión escamosa, en forma de anillo en el cuero cabelludo. Es contagiosa y
común en niños en edad escolar.
Y
   "  es una zona de pérdida de cabello. La tiña es una causa
común de alopecia temporal en los niños. La alopecia también puede ser
causada por un trenzado apretado que tira de las raíces del cabello (a
esta afección se la denomina alopecia por tensión). Alopecia areata (en
la que el cabello de una persona se cae en parches redondos u ovales) es
una enfermedad menos frecuente que puede afectar a niños y
adolescentes.

También podría gustarte