P. 1
El ruido, un agente contaminante en el aula

El ruido, un agente contaminante en el aula

|Views: 29|Likes:
Publicado poramormena1410
El ruido, un agente contaminante en el aula
El ruido, un agente contaminante en el aula

More info:

Published by: amormena1410 on Sep 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/10/2013

pdf

text

original

Facultad de Humanidades Escuela de Educación Biología - Química

EL RUIDO, UN AGENTE CONTAMINANTE EN EL AULA
Por Segundo Amador Bautista Díaz Estudiante de Biología - Química

Mundial de la Salud). En nuestro país, 85 decibeles es el límite permitido. Asimismo refiere el autor que las principales fuentes de contaminación acústica en la sociedad actual provienen de los vehículos de motor, que se calculan en casi un 80%; el 10% corresponde a las industrias; el 6% a ferrocarriles y el 4% a bares, locales públicos, discotecas, talleres industriales, etc. Payán (2004) señala que la presión del sonido es dañina a 75 decibeles, dolorosa a 120 decibeles y puede causar muerte si llega a 180 decibeles. Dentro de los efectos que refiere este autor se tiene: la hipertensión arterial, las afecciones digestivas, el stress, los trastornos de conducta. Por tanto es importante tener en cuenta al ruido, como factor que limita el buen rendimiento escolar en el proceso de enseñanza-aprendizaje. los

E
de la

l ruido es un factor que afecta, de manera negativa, niveles de concentración en sesión de clase estamos

los alumnos. Todos los que participamos comprometidos a superar este problema, de tal manera que, no sea perjudicial en el desarrollo del proceso de enseñanzaaprendizaje. Martínez (1999) afirma que en el aula de clase comunicación por el se altera la ruido que el

ocasionan caños de escape libre, otros agentes acústicos contaminantes.

ruido de tránsito, las maquinarias, entre

Michal (1992) afirma que el ruido se expresa en decibeles y se mide con un instrumento llamado Sonómetro. Los sonidos más débiles que se pueden escuchar oscilan entre los 0 - 10 decibeles; una conversación normal tiene unos 60 decibeles, el despegue de un avión genera 120 decibeles. Por otro lado Quevedo (2003) señala que muchos países soportan un nivel sonoro superior a 65 decibeles, límite aceptado por la O.M.S (Organización

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->